MEDIO SIGLO FORMANDO ARTISTAS

Con medio siglo de constante actividad, hoy sigue teniendo vigencia en la región norte, desde el lunes 15 de enero de 1962, encabezado por el maestro Pedro Azabache Bustamante; cuando en un ambiente del Teatro Municipal frente a sus alumnos con sus lienzos y caballetes, empieza a desarrollar este proyecto que luego se convertiría en la Escuela de Bellas Artes de Trujillo. En un primer momento formados dentro de las aulas de academia durante cinco años, guiados por las manos del maestro, inmersos, involucrados por las ganas de enseñar y aprender de las nuevas generaciones. Nunca renunciaron al compromiso asumido el día en que decidieron quedarse en nuestro medio plasmando con color las costumbres, el paisaje con sus diferentes variantes. Seguidores de los ideales del maestro que motivó e inculcó en sus discípulos el trascender a través del tiempo, graficando, modelando e interpretando formas del cotidiano vivir. La obra estaría incompleta sin la teoría y los conceptos auténticos, los fundamentos indispensables para lograr la armonía nunca se dejaran de aplicar. Para saber y explicar una buena composición se hace necesaria la reiteración de las bases sobre la cual se construyen los primeros trazos, un ejercicio que irá madurando, en la medida en que nuestros jóvenes discípulos modelen, coloreen, esculpan y graben sus propias imágenes. La técnica no nace de la noche a la mañana, se va forjando diariamente conjuntamente con la temática, con ambas tendremos asegurado el mensaje de nuestra obra. Sin esta metamorfosis no estuviéramos hoy hablando de nuestra Escuela: de nuestros alumnos, de los triunfos de nuestros egresados, observando las obras que se gestan dentro de los talleres, haciendo arte, caminando por el sendero de la inspiración, siendo los protagonistas de las artes plásticas en nuestro medio, los escogidos sobre los cuales recae la responsabilidad de la conducción de las diferentes asignaturas. Este grupo de jóvenes con talento emergen con sus obras de mejor factura, exponen al público ávido de conocer las nuevas composiciones, de la generación actual que se prepara en los talleres de la Escuela de Bellas Artes, en una fecha que será imborrable en la vida de los comprometidos con plástica trujillana. Participantes de todas las especialidades desde el dibujo de paisaje, hasta la interpretación personal. El desafío, la motivación, la materia, la búsqueda del lenguaje propio y la autenticidad, se convierten en la lucha constante por vencer, triunfar sin renunciar a la fortaleza que da la juventud. Impera la propia autorrealización, el emerger con el sello personal, en algunos casos representando el costumbrismo de su región, mientras otros van más allá de lo conocido, apuntando al arte conceptual. Se rigen por la iniciativa que le dicta su propia voz, dejando atrás las normas rígidas, el juego evolutivo será la fuente que no los dejara cruzarse de brazos. La semilla ya esta sembrada, la que se convertirá en el árbol frondoso cuyos frutos irán fuera de nuestras fronteras para convertirse en creadores del mundo. Prof. Manuel Miranda Parreño
Coordinador de Formación Artística

Trilce Marmanilo Morales

José Escobedo Rodríguez

Cinthya Rodríguez Obeso

José Venegas

Pool Reyes Lecca