You are on page 1of 194

Convenio de colaboración entre la Secretaría de Estado de Medio Rural y Agua (Dirección General del Agua) del Ministerio de Medio

Ambiente y Medio Rural y Marino y el CEDEX para la realización de asistencia técnica, investigación y desarrollo tecnológico en materia de infraestructuras hidráulicas Ficha descriptiva nº13 “Normativa de obras hidráulicas”

Guía Técnica sobre Depósitos de regulación

Borrador

Madrid, septiembre de 2008

ÍNDICE GENERAL

1 Introducción ................................................................................................. 7 2 Tipología ..................................................................................................... 11 3 Componentes de los depósitos................................................................... 17 4 Diseño.......................................................................................................... 65 5 Consideraciones Constructivas............................................................... 123 6 Aseguramiento de la calidad................................................................... 143 7 Explotación............................................................................................... 161

Abreviaturas y acrónimos.......................................................................... 177 Simbología ................................................................................................... 179 Referencias Bibliográficas.......................................................................... 183 Normativa citada en el texto ...................................................................... 185

.

............................4.........................ÍNDICE DETALLADO 1 Introducción ......3...........1.................. 15 2...............2................................................................................................................2 Formas desarrollables.....................................................................2 Atendiendo a su función ........... 12 2......... 14 2........................................................................................................................... 11 2.....4................... 13 2...................1 Reguladores de caudal..................3 Normativa de aplicación ..............................................................................5........2 Semienterrados .......... 11 2...................................2 De cola o de equilibrio o terminales o en derivación ............4 Elevados .......4 Definiciones ...................1 Construidos in situ.................5........................... 12 2............................ 15 2...1....... 11 2..........................................................................................................................2 Prefabricados ...1 Objeto........1 Prismáticos . 14 2....................................1..............1 Atendiendo a su posición respecto al terreno.4 Atendiendo a su procedimiento constructivo . 13 2..............2 Ámbito de aplicación .............3 Atendiendo a su relación con la red .................................................. 13 2.... 7 1......2 Reguladores de presión ...............................................1............................3 Superficiales ....................3 De seguridad del servicio ................................................1 Enterrados....................................................................................................................................................... 7 1.............................1 Principales o de cabecera o en serie ............5 Atendiendo a su geometría..........3 Formas no desarrollables................ 7 1.................................................................... 14 2.................................. 16 .....................................................................2....... 8 2 Tipología ................ 13 2.......... 7 1... 13 2............... 14 2...................................................2............................................................. 13 2................. 12 2....................5.. 16 2......................3...............................................................

..........................................................1...............2....6.................4........................ 33 3.........................1..............................3...................................................3......5 Desagüe de fondo ..........2....................................3 Salida de agua.................................3...............................2 Entrada de agua .......3..........6 Aireación e iluminación ................1....2 Vaso....................................................................................2...... 33 3...............4 Cubierta ........................................ 45 3.........2.................3......................5 Juntas ...1..................2 Depósitos elevados.........3 Tabiques-guía ....................................... 40 3........3...................2..........3.............................................................................6............................................................................... 29 3...................................6 Juntas ..........................3... 32 3............................................. Juntas entre elementos prefabricados ................................. Ventosas .................... 22 3.3.5 Cubierta ... 47 3.............1................. 24 3... Válvulas de compuerta.................. Válvulas antirretorno o de retención....... Válvulas de cierre................................................................... 39 3............1...............................................3 Elementos complementarios ............3............. 20 3................. Juntas de retracción ...2 Muros divisorios..6....2........1...... 50 ...................................... Juntas de hormigonado ..................................................... 26 3....2.....................................3...................................3. 32 3................... 17 3............2.................... 33 3.............................................................1 Depósitos enterrados.............1.................................................. Juntas de dilatación .............................................2................1....................3......... 34 3.......1 Muros de recinto........................ 38 3.................1..................6......4 Aliviaderos .....2. 18 3............................................3 Solera.....3..................................................................................1 Cimentación..... 33 3..........1.........................1 Soporte...........1........................................................................ 26 3............................3.3........................... 37 3........3.......................................................................4 Solera................. Válvulas de cierre o seccionamiento .......................... 31 3... 30 3............................................... 34 3............2.....1.......2................. 36 3.............................. semienterrados o superficiales...............3................................................................ Válvulas de mariposa .................2.................................. 43 3.................................. 46 3. 42 3..........................................3 Componentes de los depósitos......... 40 3.................................. 27 3.......................... 21 3.........................2.................................. Válvulas de control de llenado .........1...................1.......... 17 3....7 Cámara de llaves .....................1................

............... Hormigón.......................................4......3..............1.............................2 Datos geotécnicos...................................58 3........ Drenaje en solera ....................4 Altura de agua ......3............................................................57 3. 65 4..............................................6.....................3..................................................5.....................8 Drenaje ................... 59 3..............................2..............4 Capacidad del depósito .................................................................................5............................................................................... 75 4..........1 Vaso y solera .......................................................................... Indicadores de nivel......................55 3..............4....................2 Hormigón pretensado ...............10............3...............5..........................55 3....................................10....8....... Hormigón.10...........8.. Drenaje en cubierta ................... 65 4....................................... 70 4.....1 Datos topográficos................10.................. Pasamuros......................... 66 4................................1 Requisitos generales.............3....................................................52 3.................................4...................................3....................... 55 3......3.....10.............2......3....4................................................................... Instalaciones eléctricas .........3.... Accesos a la parcela..........................................................................3.57 3........................10........9 Accesos al vaso .............................................11 Elementos complementarios en depósitos elevados..................2 Volumen para averías..............1.2 Cubierta ........ 78 4.........................................................................................3........5...... Acero .. 72 4...........................4 Impermeabilización....................................................... 51 3.5.....10.......51 3............. 65 4........................ Instalaciones de toma de muestras . 60 3....................................................................10 Elementos auxiliares.....2....................................2.................. 59 3......2............................1.... Aislamiento térmico.....1................................................................................................................................1...........56 3........1.....4....................81 ................... 52 3...3..... 73 4................ Aparatos de aforo................................ 63 4 Diseño...........1 Hormigón armado.....3..3..................................80 4....................3 Geometría........... 77 4............................................5 Materiales................78 4........................................5.......................................................7...........................................................................2...............................3 Volumen para incendios..................................58 3.................... 77 4...............................................4.........................4. 80 4......................................................... 74 4.......... 69 4.........................3...........................................................................................1 Volumen de regulación .......2 Emplazamiento......

........... 131 5..... 86 4................ 91 4.. Acciones.. Coeficientes de seguridad...1.......................................2........6..........................2 Almacenamiento............................................ Armado..............5............1...1...........6............4......6.....2...... 134 5.................6 Diseño estructural .2....................................... 110 4.. 135 5.........................3..................................3...................2.....................................................................................................................................................2.... 136 5.....6..................................................................................4..................................................1.................................. 88 4.........2...6......... Acero...................................1............ Solicitación...............................................................................5 Cuantías y esquemas de armado.......1.....6......................1... Generalidades ..... 112 4........... 84 4......2....2.......3....................6......................1........................................................ 111 4.............4.....1..... 123 5....... 119 5 Consideraciones Constructivas........................4.........3.......2.... Hormigón bombeado.......6...3.............1 Transporte.......................................1....................................... Depósitos rectangulares.. Modelos planos ...... Parámetros de cálculo.... Hormigonado....................................1....................2.....3............... 136 5... Frente a estados límite últimos ............ 92 4..............................................................6..........2..........2..1...................2................................3................................. 93 4.......... 113 4.................................2.................. 137 ..............1.......................................................4.........3 Manipulación de elementos prefabricados ...................1 Comprobación estructural .......... 123 5............ 134 5.................................6...... 99 4............... 101 4.....................................1........5.......6.... 95 4...................................3 Cálculo sísmico de depósitos..3.............................1................................................................................................ Compactación ............ Modelos espaciales....................... 129 5.........6.............................. 82 4.............4 Modelización para el cálculo..1................................4.... 130 5........................ 111 4..........6.................................................................1...6.................4.............2..1.. Encofrado ................. Cálculo de esfuerzos y desplazamientos................................................ 95 4.......... Depósitos circulares ......... 125 5........ Curado............ Hormigón vertido.......1...................3...2 Ejecución de depósitos........................................................................ 123 5.........1..........3...................................................2............4.... almacenamiento y manipulación de materiales . Frente a estados límite de servicio.................6.............................2........... 128 5......5..................1.. 103 4..................6..................1......................2 Dimensionamiento................... 86 4...........................1 Transporte....................6....................3..... 116 4..........................6.............................2...................... Combinación de acciones ....... Hormigón proyectado .....

5.2.1.4. Tolerancias ....................................................................................................138

5.3 Sistemas constructivos ........................................................................ 138 5.3.1 Construcción de abajo a arriba ..................................................... 138 5.3.2 Construcción invertida ................................................................. 139 5.3.3 Otras consideraciones en la construcción de depósitos ................ 139 5.4 Consideraciones medioambientales .................................................... 140 6 Aseguramiento de la calidad................................................................... 143 6.1 Conceptos básicos ............................................................................... 143 6.2 Control de calidad de la construcción ................................................. 144 6.3 Control de la calidad de la fabricación de elementos prefabricados..................................................................................... 145 6.4 Control de calidad de recepción.......................................................... 145 6.4.1 Control de movimientos ............................................................... 147 6.4.2 Ensayos de estanquidad................................................................ 152
6.4.2.1. Estanquidad en muros y solera del depósito ..................................................152 6.4.2.2. Estanquidad en cubierta del depósito.............................................................154 6.4.2.3. Estimación del caudal filtrado por fisuras......................................................155

6.4.3 Limpieza y desinfección............................................................... 157 6.4.4 Calidad del agua ........................................................................... 158 6.4.5 Correcto funcionamiento de los aparatos y equipamientos .......... 158 7 Explotación............................................................................................... 161 7.1 Vigilancia ............................................................................................ 162 7.2 Medidas de seguridad y protección..................................................... 162 7.3 Control y medición.............................................................................. 163 7.4 Inspección y mantenimiento ............................................................... 164 7.5 Limpieza y desinfección ..................................................................... 167 7.6 Calidad del agua.................................................................................. 171 7.7 Manual de funcionamiento.................................................................. 174 7.8 Reparaciones ....................................................................................... 175

7.8.1 Corrosión ...................................................................................... 176 7.8.2 Estanquidad .................................................................................. 176

Abreviaturas y acrónimos.......................................................................... 177 Simbología ................................................................................................... 179 Referencias Bibliográficas.......................................................................... 183 Normativa citada en el texto ...................................................................... 185

INTRODUCCIÓN

7

1 INTRODUCCIÓN
1.1 OBJETO 1.2 ÁMBITO DE APLICACIÓN
Esta Guía Técnica es de aplicación a todos los depósitos, cubiertos y no presurizados, de abastecimiento o riego de nueva construcción y, siempre que sea posible, a las reparaciones y rehabilitaciones de los existentes.

1.3 NORMATIVA DE APLICACIÓN
Con carácter general se recomienda tener en cuenta lo dispuesto en las normas UNE-EN 1.508 sobre requisitos para sistemas y componentes para el almacenamiento de agua para abastecimiento y UNE-EN 805 en la que se establecen unas especificaciones para redes de abastecimiento exteriores a los edificios y sus componentes. Para asegurar la calidad del agua se tendrá en cuenta lo dispuesto en el RD 140/2003 por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, y en la ORDEN SCO/3719/2005 sobre sustancias para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano. En lo relativo a la construcción de depósitos in situ, deberá tenerse en cuenta lo especificado en la Instrucción Española de Hormigón Estructural (EHE-08), que abarca tanto el proyecto como la construcción, y en la legislación y normas vigentes (Eurocódigos. Bases de cálculo de estructuras; Eurocódigo 1: Acciones en estructuras; Eurocódigo 2: Proyecto de estructuras de hormigón; Eurocódigo 7: Proyecto geotécnico; Eurocódigo 8: Disposiciones para el proyecto de estructuras sismorresistentes; Norma de Construcción Sismorresistente: parte general y edificación (NCSE-02); y Código Técnico de la Edificación (CTE)).

vertido y vaciado propios.670. Ambos Reales Decretos han sido parcialmente modificados por el RD 2.Cubierta Elemento del depósito que cierra el vaso del mismo por su parte superior. así como los de limpieza y desagüe. a cuyo efecto será de aplicación lo establecido en el Estudio de Seguridad y Salud del Proyecto y en el correspondiente Plan de Seguridad y Salud de Obra.4 DEFINICIONES .Demanda de agua Cantidad estimada de agua requerida por unidad de tiempo.177/2004. En el ámbito específico de los depósitos prefabricados. Como ejemplo puede citarse la norma prEN 13. Éstas últimas. En dicho contexto. es también recomendable seguir las instrucciones y especificaciones de las normas. . menos desarrolladas.Capacidad Volumen total del (de los) compartimento(s) que puede(n) ser utilizado(s) para la explotación de un depósito. se recomienda tener en consideración lo especificado en la norma inglesa BS 8. Debe prestarse especial atención a la seguridad e higiene en el trabajo. . . es de aplicación la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.007. se encuentran en fase de borrador.8 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN La normativa europea distingue entre normas de proyecto (Eurocódigos) y de construcción. siempre y cuando sea compatible con la reglamentación española y europea aplicable. 1. . que puede operar de manera independiente a otros compartimentos del mismo depósito. Asimismo.Cámara de llaves Pequeña habitación o arqueta en donde se agrupan todos los elementos de entrada y salida de agua. así como lo establecido en el RD 1627/1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción y en el RD 486/1997 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo. salida.Compartimento o sector Parte cerrada de un depósito con dispositivos de entrada. .

Juntas de dilatación Sistema de unión capaz de permitir movimientos de la estructura debido a cambios de condiciones térmicas o del propio material.INTRODUCCIÓN 9 .Rehabilitación Trabajo necesario para reformar o mejorar un depósito.Juntas de hormigonado Unión generada por las características del proceso constructivo.Juntas de retracción Sistema de unión capaz de permitir movimientos de la estructura debidos a la pérdida de agua del hormigón durante el fraguado.Rebosaderos o aliviaderos Estructura dispuestas para eliminar el exceso de agua por encima de un nivel máximo. . .Desagües de fondo Bocas de toma colocadas en el punto más bajo de la solera para permitir el vaciado del depósito. . .Depósito Dispositivo destinado al almacenamiento de agua. . .Juntas de estanquidad Sistema de unión que garantiza la ausencia de fugas en dicha unión. . . . . .Estanquidad Característica que evita el paso del agua a través de la estructura por encima de los límites permitidos.Muros de recinto o exteriores Paredes generalmente verticales periféricos del depósito.Muros divisorios Paredes verticales en el interior del depósito que dividen a éste en dos o más compartimentos.

permite controlar el paso del agua.Reparación Trabajo necesario para solucionar un defecto de un depósito y restablecer unas condiciones de explotación satisfactorias. . evitar su retroceso. etc. . instalado entre los tubos. .10 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN .Tuberías de entrada y salida Conductos por donde el agua pasa al depósito o sale de él hacia la red de distribución respectivamente. reducir su presión.Válvula Elemento hidromecánico que.Respiraderos Aberturas realizadas en los muros de cerramiento o en la cubierta del depósito para facilitar la entrada y salida de aire.Vaso Parte del depósito en la que se almacena el agua. evitando zonas de estancamiento. .Solera o fondo Elemento que cierra el vaso del depósito por su parte inferior. dar seguridad a la red.Tabiques-guía Tabiques construidos en el interior del depósito con el fin de asegurar una circulación de agua. . . . Está compuesto de uno o varios compartimentos.

Se emplean preferentemente cuando existe terreno con una cota adecuada para el funcionamiento de la red de distribución y de fácil excavación.1 Enterrados Los depósitos enterrados están construidos completamente bajo el nivel del terreno. los depósitos pueden clasificarse en enterrados. Los depósitos enterrados tienen como principal ventaja el conservar el agua al abrigo de las variaciones de temperatura y una perfecta adaptación al entorno (su impacto visual es prácticamente nulo. que serán siempre visibles desde el exterior). especialmente en caso de depósito vacío. 2. siempre y cuando éstos sean compatibles entre sí (instalaciones deportivas. pueden sufrir subpresiones considerables. parques infantiles. de su topografía y del impacto ambiental generado. excepto algunos elementos como ventilación y acceso. .1 ATENDIENDO A SU POSICIÓN RESPECTO AL TERRENO Atendiendo a su posición respecto al terreno. de la constitución geológica del terreno donde hayan de construirse.1. Además. Tienen. Según el nivel freático de la zona.). el inconveniente de exigir importantes excavaciones tanto para el propio depósito como para todas sus instalaciones de conexión con la red de distribución y la conducción de abastecimiento y la dificultad de control de posibles filtraciones. por el contrario. en general. La elección de uno u otro tipo dependerá. puede emplearse la cubierta para algún tipo de uso distinto a los directamente relacionados con la explotación del abastecimiento. semienterrados.TIPOLOGÍA 11 2 TIPOLOGÍA 2. superficiales y elevados. que en otras tipologías puede hacerse mediante una simple inspección visual. etc.

Se emplean cuando no es posible hallar una cota adecuada para situar el depósito enterrado. Se emplean generalmente cuando el terreno es duro o no conviene perder altura. Permite un acceso más fácil a las instalaciones del propio depósito que en el caso de depósitos enterrados.1.1.12 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 2. pues por su propia concepción son vistos desde puntos muy lejanos. apoyados directamente en él. El aspecto estético es de singular importancia.2 Semienterrados Los depósitos semienterrados tienen parte de su estructura bajo el nivel del terreno y parte de ella sobre éste.3 Superficiales Los depósitos superficiales están construidos sobre el nivel del suelo. su camuflaje con el entorno no es tan efectivo como en los depósitos enterrados. pero son más fáciles de vigilar y conservar y la instalación y conservación de las tuberías de entrada. Los depósitos superficiales resisten peor que los enterrados o semienterrados la influencia de la temperatura ambiente. 2. salida y desagües se facilita y abarata. Los depósitos semienterrados suelen darse en terrenos con pendiente. 2.1. . Al quedar vista parte del depósito.4 Elevados Los depósitos elevados son aquellos cuya solera está por encima del nivel del suelo y se sustentan mediante una estructura. Se intentará buscar su integración en el paisaje. semienterrado o en superficie. en los que una solución enterrada implicaría grandes excavaciones con fuertes taludes. Se emplean preferentemente cuando la altura topográfica respecto al punto de alimentación es suficiente y el terreno presenta una dificultad de excavación de tipo medio.

para evitar presiones inadecuadas en la red. Suelen tener una capacidad inferior a 20 m3.2 ATENDIENDO A SU FUNCIÓN 2. 2. casi siempre en zonas planas. 2.2 Reguladores de presión Los depósitos de regulación de presión o de carga sirven para garantizar la presión mínima necesaria en cada punto de la red de distribución. teniendo en cuenta las pérdidas de carga en los conductos y elementos accesorios. Se suelen ubicar al final de los bombeos. Pueden tener volúmenes muy variados.1 Principales o de cabecera o en serie Por este tipo de depósitos.1 Reguladores de caudal Los depósitos de regulación del caudal sirven para compensar en un tiempo determinado los caudales de aportaciones y consumos. 2.2.2. Otra posibilidad sería combinar un depósito elevado con un depósito regulador mediante un bombeo. ya que en los depósitos elevados. Deben mantener una cota en el nivel del agua suficiente para alcanzar las cotas de los puntos a suministrar.TIPOLOGÍA 13 Este tipo de depósitos suele ser frecuente en pequeños municipios. también llamados en cabeza o alimentadores. la presión que otorgan por cota suele primar respecto al volumen de regulación.3. pasa todo el caudal de suministro antes de entrar en la red de distribución a través de una tubería situada en la parte baja del vaso.3 ATENDIENDO A SU RELACIÓN CON LA RED 2. . tales como averías en la aportación o consumos extraordinarios por incendios. 2.2.3 De seguridad del servicio Los depósitos de seguridad del servicio deben aportar los volúmenes de agua necesarios para cubrir emergencias.

para evitar el retroceso de agua por la tubería de llenado.3). acero inoxidable.4. Este tipo de depósito es la solución más adecuada cuando la función principal del mismo es mantener una garantía de suministro y una determinada presión.).3. etc.3.2 De cola o de equilibrio o terminales o en derivación Son depósitos que sólo abastecen a una zona. Para capacidades de almacenamiento mayores de 1. tanto armado como pretensado. 2. 2. lo normal será disponer de depósitos construidos in situ. se deberá recurrir a la colocación de válvulas de retención (ver apartado 3.2. Normalmente el bombeo verterá por encima de aquel nivel máximo.2 Prefabricados Los depósitos prefabricados suelen ser de los siguientes materiales. dependiendo de las pérdidas de carga en la red suministrada por el depósito principal. se necesitará un bombeo hasta el nivel más alto del vaso.4 ATENDIENDO A SU PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO 2. si bien podrán admitirse otros materiales (fábrica de ladrillo. Pueden estar situados en el extremo de la red y recibir únicamente el agua sobrante o en otro punto de aquella con la finalidad de regular las presiones en los momentos de gran consumo. 2.4. que tiene las funciones de entrada y salida del agua.000 m3. El depósito se conecta a la red mediante una sola tubería que acomete al fondo del vaso. En el caso de que esto no sea posible. También se consideran depósitos construidos in situ aquellos realizados en obra que contienen algún tipo de elemento prefabricado. si bien pueden admitirse otros: .1 Construidos in situ Los depósitos construidos in situ normalmente serán de hormigón estructural.14 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Si el agua no tiene presión o cota para acceder a él. tales como muros o placas de cubierta.

5 ATENDIENDO A SU GEOMETRÍA 2.1 Prismáticos La forma más habitual en planta es la rectangular. pues uno de sus lados quedará como tabique divisorio y la ampliación será fácil y económica. 2. su utilidad queda restringida a demandas reducidas tales como pequeñas poblaciones. siendo n el número de compartimentos. Esquema de la disposición de compartimentos en un depósitos rectangular .5. etc. etc. si bien también se pueden adoptar otras como hexágonos. granjas. octógonos. Conviene tomar como relación de lados 1/n. por ser la que produce el perímetro mínimo a igualdad de superficie. Fig 1. fábricas.TIPOLOGÍA Acero Fundición Hormigón Plástico 15 En general. Los rectangulares son más aconsejables si se prevé una futura ampliación.

los esferoides y los toroides. Rara vez se puede utilizar hormigón armado para su construcción. la dificultad de efectuar su cubierta mediante una bóveda cupular. excepto para las cúpulas. La forma esférica es la que tiene menor superficie a igualdad de volumen. pueden producirse momentos flectores en la superficie esférica.16 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Para grandes depósitos superficiales. 2. la dificultad de ampliación y la carestía de los encofrados (caso de tratarse de depósitos de hormigón armado).3 Formas no desarrollables Las formas no desarrollables más empleadas son las esferas. sin embargo la dificultad de su construcción puede suponer un incremento mayor de coste que la economía lograda por la menor superficie de las paredes.2 Formas desarrollables Las formas desarrollables más empleadas en depósitos son las cilíndricas y las troncocónicas. 2.5. La forma troncocónica tiene la ventaja de tener mayor volumen que la cilíndrica a igualdad de superficie.5. pero tiene el inconveniente de que al apoyarse sobre una línea o varios puntos. Una desventaja de este tipo de formas es el tener que recurrir a encofrados curvos. Su uso más habitual es en el caso de los vasos de los depósitos elevados por su buen comportamiento estructural y por constar habitualmente de un sólo compartimento. hace que la forma más adecuada sea la rectangular. . que encarecen la obra.

Cada compartimento de agua dispondrá de los conductos de entrada y salida.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 17 3 COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 3.6. respectivamente: Muros de recinto Muros divisorios Tabiques-guía Solera Cubierta Juntas . se proporcionará saneamiento subterráneo y perimetral.1. debiendo cumplir cada uno de ellos lo especificado para los mismos en los apartados 3. semienterrados o superficiales son los siguientes. las válvulas y los elementos auxiliares necesarios para su correcto funcionamiento. los vertederos y los dispositivos de vaciado.1 DEPÓSITOS ENTERRADOS.1. Los componentes más frecuentemente empleados en los depósitos enterrados.1 a 3. SEMIENTERRADOS O SUPERFICIALES Se dispondrán al menos dos compartimentos para permitir interrumpir el servicio de uno de ellos para proceder a su limpieza o reparación sin suspender el suministro. Se dotará a todos los depósitos de una instalación en by-pass para conectar los conductos de entrada y salida en caso de que sea necesario dejar fuera de servicio el depósito. Si fuera necesario.

1 Muros de recinto Son las paredes. La sección puede ser trapecial o rectangular.18 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 3.1. al menos en parte. el empuje del agua en el interior del depósito. generalmente verticales.6). con pedraplén o ligero terraplén por fuera. que cierran el vaso del depósito en todo su perímetro. Aunque no sea indispensable. que pueda dar lugar a grietas. Los muros deberán disponer de un tacón al pie. Los encuentros entre muros se suelen acartelar. recomendándose el hormigón armado. en la parte que sobresalgan de la superficie. Fotografía 1 Vista de un muro de recinto Una atención especial debe ser dedicada a las juntas de hormigonado en el pie de los paramentos verticales (ver apartado 3. Podrán construirse empleando materiales adecuados. en ocasiones.1. es necesario empalmar las barras en la sección). que compense. sí es conveniente proteger el exterior de estos muros armados de recinto. fundamentalmente para hacer sitio a la armadura de una zona en la que resulta inevitable que confluyan gran cantidad de barras (con el problema añadido de que. para evitar la excesiva diferencia de temperaturas entre la cara interior y exterior. . hacia el exterior del depósito.

tanto para depósitos prismáticos como cilíndricos (que. Los muros de recinto podrán construirse mediante el ensamblaje de paneles planos prefabricados. de espesor prácticamente uniforme. . En ocasiones se dispone en cabeza una armadura en espera para conectar la cubierta. se comprime contra los aledaños mediante un sistema exterior de pretensado. capaz de recoger todos los empujes del agua de forma independiente. aproximan la forma mediante una poligonal). Suelen disponer de contrafuertes por el lado exterior (ver Fig 2). Cada panel. En la actualidad compiten en el mercado dos sistemas básicos: Ménsulas. en este caso.4). Sistema en ménsula - Placas: Se utilizan en depósitos cilíndricos. Fig 2. Se utilizan tanto para depósitos prismáticos como cilíndricos.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 19 Los paramentos interiores de estos muros de cierre deberán tratarse adecuadamente para evitar posibles problemas de durabilidad del hormigón debidos a las continuas variaciones del nivel de agua en el interior del depósito (ver apartado 3. sin contrafuertes. Cada panel funciona como una ménsula estructural.

Donde haya varios depósitos haciendo el mismo servicio. El menor plazo de construcción. los depósitos deberán contar al menos con un tabique o muro divisorio que permita interrumpir el servicio de uno de los sectores o compartimentos para proceder a su limpieza o reparación sin suspender el suministro. que insertan el pilar prefabricado en un cáliz de la zapata.2 Muros divisorios Como norma general. también son posibles sistemas intermedios. .1. el menor coste de producción y la facilidad de modulación de los elementos prefabricados. pueden eliminarse los muros divisorios en ellos. Fig 3. ha favorecido el desarrollo de este método constructivo. El papel estructural de estas placas se limita a transmitir el empuje del agua al pretensado perimetral (ver Fig 3). El sistema es parecido al que utilizan muchos fabricantes en edificación. Sistema de placas Naturalmente.20 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Los paneles trabajan de forma idéntica a como lo hacen las lamas de madera que forman un tonel. 3. rellenando la junta con grout. en cuyo hormigonado se deja un canal en el que inserta el panel. En ocasiones los paneles en ménsula se empotran en la zapata.

En los muros divisorios se dejarán unos huecos de interconexión entre cámaras. 3. cuadrados de 0. Éstos pueden construirse de hormigón ligeramente armado con espesores mínimos. Si se garantiza una velocidad media de circulación superior a 0. siempre que el mantenimiento pueda programarse sin interferencia con la explotación de la red. Fotografía 2 Tabique-guía .COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 21 Excepcionalmente. sino que en todo momento están sometidos a los mismos empujes por ambos lados del agua que los envuelve. cuya cota más alta coincida con el Nivel Máximo Normal del depósito. cuando la capacidad del depósito sea inferior a 100 m3. En los pequeños pueden hacerse de fábrica y resistiendo solamente por gravedad. Los muros divisorios de los depósitos grandes y medianos serán normalmente de hormigón armado.3 Tabiques-guía En los depósitos en los que convenga que el agua siga un recorrido determinado para evitar estancamientos.50 m de lado. se evitan sedimentaciones de sólidos y partículas floculadas. que ya no son divisorios.1. se podrá disponer un único compartimento.15 m/s. podrá recurrirse a tabiques-guía. El objeto de estos tabiques-guía es dar una circulación permanente al flujo de agua.

la circulación del agua está garantizada.20 a 0. . Esta pendiente. con espesores variables de 0. Es uno de los elementos más delicados de los depósitos.3.22 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN La conveniencia o no de disponer tabiques-guía para favorecer la circulación permanente dependerá en muchos casos de los tiempos de renovación del agua.4 Solera La solera es el fondo del vaso del depósito que lo cierra por la parte inferior. La solera deberá hacerse siempre con pendiente hacia un punto para poder realizar el vaciado y la limpieza por medio del oportuno desagüe. La pendiente tendrá valores comprendidos entre el 0. En terrenos estables las soleras se construirán de hormigón armado. En terrenos inestables habrá que prever una solera rígida soportada por las cimentaciones. no siendo necesario disponer tabiques-guía.1). Para evitar el empuje del terreno debido al nivel freático cuando el depósito esté vacío y para el control de filtraciones. disponiéndose también estas juntas entre la zapata de los muros y la solera. El espesor de la solera para depósitos. lo habitual será hacerlo hacia el centro o hacia el anillo central donde se dispone la cámara de llaves. La solera se hormigonará en losas de dimensiones máximas de 10 × 10 m con juntas a tope. no será inferior a 20 cm si es de hormigón.8. 3. siendo recomendable no bajar de los 30 cm. en el caso de depósitos prismáticos de planta rectangular.1. por razón de impermeabilidad. En el caso de ser de planta circular. En aquellos depósitos en los que el agua se renueve diariamente. Si es necesario. hay que colocar bajo la solera un lecho de hormigón drenante o una capa de grava de 0.50 m de espesor y dotarla de drenes espaciados unos 4 m y con pendiente hacia los muros exteriores. En caso contrario habrá que estudiar si con disponer las entradas y salidas opuestas se consiguen evitar zonas sin circulación o si es necesaria la construcción de estos tabiques-guía. se dispondrán en la solera canaletas que ayuden a desaguar el depósito (ver Fotografía 3). por fuera de los cuales se recogerán el agua en unas arquetas que sirvan para el control de filtraciones (ver apartado 3. sobre todo cuando las alturas de agua sobrepasan los 3 m.5 y el 1. deberá hacerse en dos planos hacia la diagonal que pasa por el desagüe (ver Fig 4).40 m.0 %.20 a 0.

Para evitar los charcos de agua en el momento de los trabajos de limpieza. Esquema de la pendiente de la solera de un depósito prismático Las tolerancias de acabado dependerán del revestimiento utilizado. los huecos medidos .COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 23 Fotografía 3 Canaleta interior de un depósito Fig 4.

y normalmente llenos de agua.6. las oscilaciones de temperatura no son grandes. Estructura de cubierta isostática a base de placas prefabricadas entre hileras de jácenas que descansan biapoyadas sobre pilares . Fig 5. incluso del agua de lluvia.0% para la evacuación de las aguas pluviales.0%. protegiéndolos de la entrada de objetos del exterior.1. descansando sobre una estructura auxiliar de jácenas y pilares. cualquiera que sea su planta.1.0 al 2. normalmente serán planas con pendientes mínimas del 1.5 Cubierta Las cubiertas de los depósitos de agua tienen la función de cerrarlos superiormente. 3. Pueden tener diversas formas pero predominan las cubiertas planas constituidas por losas de 20 a 30 cm de canto.24 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN bajo un listón de 4 metros no deben sobrepasar los 5 mm para una pendiente del 1. Aunque en los depósitos cubiertos. Las cubiertas de los depósitos. cuando la superficie sea grande será forzoso dejar juntas de dilatación (ver apartado 3.2).

). a su vez salvan la distancia entre una cuadrícula regular de pilares. Dado que no es fácil independizar la cubierta de los muros en cuanto a dilataciones habrá que colocar algún dispositivo para facilitar el libre juego de las dilataciones entre ambos elementos. En el diseño de las cubiertas se deberán prever los detalles necesarios para la ejecución de la unión con el alzado del muro (ver apartado 3. bien por si mismo o bien indirectamente a través de pesticidas o abonos. Deben preverse drenajes para evitar que el agua caída directamente sobre la cubierta pase al depósito a través de las grietas que pudieran producirse en ésta. de forma que el único hormigón colocado in situ es el de la capa de compresión.2 de la EHE-08. Resulta frecuente encontrar soluciones completas (pilares. Fotografía 4 Ejecución de cubierta con losas alveolares Esta disposición permite salvar de forma económica luces del orden de 10 m. Esta capa de tierra podrá aprovecharse para realizar algún tipo de sembrado siempre que no perjudique a la estructura del depósito ni sea susceptible de perturbar la calidad del agua. en forma idéntica a los forjados de edificación. siempre que las cargas sobre la cubierta no sean excesivas (tráfico. vigas y losas) prefabricadas. normalmente. son cada vez más frecuentes las basadas en placas alveolares (ver Fotografía 4). dentro de éstas. Las soluciones más habituales son las prefabricadas y. Las placas apoyan sobre vigas que. rellenos de tierras. al menos 0. . etc.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 25 Las cubiertas se plantean.40 m de espesor para hacer frente a los cambios de temperatura.1.6). Para su diseño se debe tener en cuenta lo especificado en el artículo 59. Sobre las cubiertas podrá haber una capa de tierra o grava de.

La experiencia indica que: La disposición de juntas en una pieza de hormigón armado en una zona no sujeta a esfuerzos cortantes importantes.6 Juntas La tendencia actual es a reducir el número de juntas. En depósitos prismáticos de planta rectangular con dimensiones de hasta 10 x 10 m2 (500 m3 de capacidad si se consideran 5 m de lámina de agua) se puede llegar a diseñar sin juntas. teniendo en cuenta que los muros de recinto trabajan como placas triempotradas. zonas en las que se concentran en general esfuerzos de flexión y de cortantes importantes. 3. la capacidad a cortante de la pieza quedará reducida de manera importante. Juntas de hormigonado Se tendrá en cuenta lo especificado en la EHE-08 y en concreto en el artículo 71. el comportamiento de la pieza es similar a una pieza monolítica si la superficie de la junta se ha dejado con rugosidad natural.4.26 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Durante la construcción habrá que evitar los posibles empujes producidos por variaciones de temperatura o sobrecargas accidentales para impedir derrumbamientos. - En el caso de las juntas de hormigonado en el arranque de los muros desde la cimentación. .6.1. de todo tipo y en todo tipo de construcción.5.1. Es importante asegurar la adherencia entre el hormigón nuevo y el antiguo. Si la junta está sometida a flexión y corte. no afecta de forma notable al momento de rotura de la pieza ni a su rigidez. 3. pero de ancho admisible. se producen fisuras de flexión. De lo contrario. Cuando se ejecuta la junta de trabajo perpendicular a la directriz de la pieza. se aconseja que se comprueben siempre a esfuerzo rasante.1. dejando los áridos al descubierto y se limpiará la junta de toda suciedad o árido que haya quedado suelto con aspiradoras o chorro de agua. Para ello la EHE-08 indica que se retirará la capa superficial de mortero.

y después de un tiempo puede volver a caer a la junta. Fig 6. independientemente de las deformaciones causadas por las cargas directas de trabajo. Un detalle delicado es siempre la unión entre solera y muros. se pueden utilizar pequeños encofrados a base de chapa desplegada que facilitan la colocación de la banda de estanquidad (ver Fig 6).6.2. Esquema de ejecución de junta de hormigonado con tacón 3. experimenta cambios volumétricos debidos a acciones de . Para asegurar la impermeabilidad del depósito. Juntas de dilatación El hormigón. Como esto representa un grave problema de ejecución.1. realizando un vibrado y un curado cuidadoso en esa zona. Se debe tener en cuenta que el chorro de aire utilizado en piezas horizontales no es correcto. En esta unión puede realizarse un pequeño tacón para que la banda de estanquidad no interfiera con la armadura superior de la losa. ya que el aire lanza el polvo a la atmósfera.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 27 Cantidades pequeñas de polvo pueden reducir notablemente la adherencia. La resistencia de la junta será buena si se realiza una correcta compactación del hormigón más reciente en la zona de la junta. las juntas de hormigonado deberán disponer de bandas de estanquidad. Se recomienda humedecer la superficie del hormigón antiguo y verter el nuevo cuando el antiguo empiece a estar seco.

Las juntas de dilatación permiten solucionar el problema porque facilitan y localizan los movimientos del hormigón. A veces llevan incorporadas unos elementos hidroexpansivos en los extremos que. y en caso de tracciones. Una buena ejecución evitará problemas en el futuro y reparaciones complicadas. . por ejemplo) que tienen un buen comportamiento elástico y admiten grandes deformaciones. No son completamente lisas (presentan irregularidades que mejoran la adherencia con el hormigón). se expanden al entrar el contacto con el agua y sellan la posible fuga. debido a la agresividad del ambiente. La estanquidad de las juntas de dilatación depende fundamentalmente de su colocación. etc. las fisuras en el hormigón son peligrosas vías de penetración de agentes corrosivos. Ejemplo de colocación de junta de estanquidad y dilatación sujeta mediante grapas metálicas ancladas a la armadura. cambios térmicos. mientras que la falta de vibrado del hormigón conduce a la formación de oquedades alrededor de las juntas. Para estas juntas se utilizan materiales de tipo plástico (PVC. Las deficiencias en los anclajes pueden llegar a permitir que se doble o mueva una junta durante el hormigonado. por exigencias de funcionalidad. En los depósitos. las juntas de dilatación tendrán que ser completamente estancas. provocar fisuras. Fig 7. tras terminarse los efectos del retardador de fraguado incorporado al hormigón. Además. de la firmeza con que se hayan atado a las armaduras circundantes y del vibrado del hormigón que las rodea. pero deben distribuirse correctamente en el depósito y analizar su influencia en el comportamiento estructural del mismo. deformaciones plásticas.28 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN tipo indirecto como retracción. Coartar estos movimientos puede producir esfuerzos no deseados en el hormigón.

Surgen una serie de fisuras características en muros y soleras con cierto grosor. La Fig 8 muestra algunas soluciones comunes para las juntas de dilatación en soleras. y si hay cambio de altura de la pared del depósito. es también recomendado que la junta se extienda al cimiento.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 29 El espaciamiento de las juntas de dilatación en la solera y en los muros no será superior a 12 m si es hormigón armado y 5 m si es sin armar. También se deben disponer juntas en los cambios de dirección en planta. Se debe a la disminución de volumen. Juntas de retracción En el hormigón se distinguen dos fenómenos de retracción: Retracción inicial (aparece entre la edad de 1 día a 3 semanas).6. Como norma general no se deben distanciar más de 20 m. Juntas en la solera 3. cambio de tipo de suelo o nivel de plano de cimentación. Retracción del hormigón endurecido. El hormigón de limpieza hace que la cimentación tenga los acortamientos por retracción y contracción térmica coartados. Fig 8. El espaciamiento de las juntas de retracción en la solera y en los muros no será superior a 12 m si es hormigón armado y 5 m si es sin armar. . Este tipo de movimiento ocasiona fisuras cuando el elemento o la estructura se encuentra coartado en sus movimientos (estructuras hiperestáticas).1. En estos últimos casos.3.

En el sistema de placas. un machihembrado (junta seca).4. Por todo ello. en consecuencia. Detalle de junta de retracción 3. cada panel se podría deformar de forma distinta a los aledaños. Las juntas constituyen uno de los aspectos más delicados del sistema de prefabricación. En el sistema en ménsula la junta no transmite esfuerzos entre paneles (cada uno trabaja con independencia de los aledaños). La Fig 9 muestra un detalle típico de junta de retracción. aunque sometidos a las mismas cargas. Fig 9. se disponen juntas húmedas (se materializan mediante el relleno con mortero) que incorporan un cosido de la armadura según indica la Fig 10. al menos. las inevitables diferencias entre los paneles implican diferencias de rigidez y. es siempre necesario establecer algún tipo de conexión mecánica con cierta capacidad.1. De no existir tal conexión.6. Al moverse los paneles se somete al sellante a una deformación que normalmente no será capaz de acomodar. Juntas entre elementos prefabricados Se tendrá en cuenta lo especificado en el artículo 59 de la EHE-08. como la junta ha de transmitir esfuerzos.30 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Estas juntas. ya que condicionan los siguientes aspectos de la obra: Estructurales. ya que. es habitual que en los lados de los paneles exista. en cualquier caso deberán respetar los requisitos de impermeabilidad disponiendo de bandas de estanquidad. . de desplazamiento.

- 3. constituyen uno de los tajos más costosos de una obra prefabricada. Relativos básicamente a la estanquidad.2 DEPÓSITOS ELEVADOS Los depósitos elevados pueden ser: Metálicos sobre apoyos de fábrica De hormigón armado sobre fábrica De hormigón armado sobre estructura armada Especiales sobre estructuras urbanas Los depósitos elevados son generalmente cilíndricos y de un solo compartimento. En el caso de juntas húmedas. más o menos alejadas del . debe asegurarse que el mortero de relleno sea del tipo de “retracción controlada”. Para mantener las condiciones de estanquidad es necesario disponer en el caso de juntas secas de sellantes específicos.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 31 Fig 10. alineación de los paneles. etc. Pero pueden tener varios para servir zonas urbanas a diferentes niveles. al objeto de evitar que la retracción lo despegue de los paneles. La preparación de las juntas.. enhebrado de las armaduras de conexión y relleno del mortero (en el caso de las juntas secas la disposición del sellante). Económicos. Junta húmeda - Funcionales. Normalmente las torres de agua no tienen más que un piso.

2. debiendo cumplir cada uno de ellos lo especificado para los mismos en los apartados 3. . Las exigencias cada vez mayores del urbanismo. respectivamente: Soporte Vaso Solera Cubierta Juntas 3. con las consiguientes ventajas estructurales. Los componentes más frecuentemente empleados en los depósitos elevados son los siguientes. obligan a cuidar la silueta de los depósitos. En este caso.2.2.2 Vaso Los vasos de los depósitos elevados pueden adoptar las siguientes formas.5. y sobre todo la necesidad creciente de recurrir a depósitos elevados que proporcionen presión suficiente. tratándolos como conjuntos artísticos urbanos. obligando en depósitos de hormigón a encofrados de costes elevados. Su mayor desventaja reside en los aspectos constructivos. grupos elevadores automáticos permiten regular las alturas en cada cuba según las necesidades del consumo.1 a 3.1 Soporte 3. lo cual se refleja en menores espesores.2. si bien la más frecuente es la cilíndrica: Forma esférica Presenta la menor área de paredes para un volumen determinado y tiene la ventaja de que toda ella está sometida a esfuerzos de compresión y tensión simples. Forma cilíndrica Las paredes están sometidas a esfuerzos de tensión simple. pero con la desventaja del encofrado para depósitos de hormigón.32 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN depósito. el crecimiento de las urbes invadiendo los emplazamientos de los depósitos.

10.2. con proyectar la solera plana con el espesor necesario para trabajar como placa de hormigón. debiendo cumplir cada uno de ellos lo especificado para los mismos en los apartados 3. En depósitos pequeños será suficiente. octogonales.2. o con nervios vigas si es metálico. será normalmente plana o esférica.3 Solera La solera que cierra el vaso por la parte inferior. Lo más usual. 3. Otras formas prismáticas que reducen los momentos por empuje de agua son aquellas que tienden a la forma cilíndrica con bases hexagonales. se reducen considerablemente los costes por encofrado.3.3. etc. respectivamente: Cimentación Entrada de agua Salida de agua Aliviaderos Desagüe de fondo .4 Cubierta En general. Sin embargo.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS Forma paralelepipédica 33 Debido a sus formas rectas producen momentos que obligan a espesores y refuerzos mayores. con concavidad hacia arriba o hacia abajo.5 Juntas 3. 3.3 ELEMENTOS COMPLEMENTARIOS Los elementos complementarios más frecuentemente empleados en los depósitos son los siguientes. esférica. cónica.1 a 3.2. en la mayoría de los casos. podrá ser plana. tórica o una combinación de ellas. 3. en general. será la forma esférica.

las conducciones de entrada por gravedad deben desembocar a una cota ligeramente superior a la máxima prevista para el agua dentro del depósito para evitar el retroceso del agua por ellas.34 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Aireación e iluminación Cámara de llaves Drenaje Accesos al vaso Elementos auxiliares: ƒ ƒ ƒ ƒ ƒ ƒ ƒ Pasamuros Aislamiento térmico Aparatos de aforo Indicadores de nivel Instalaciones de toma de muestras Instalaciones eléctricas Accesos a la parcela - 3. por el contrario. de mayor canto que la solera. 3. pudiendo provocar deslizamientos. suele resultar más económico cimentar los muros sobre zapatas corridas. los esfuerzos que se producen en el mismo y de forma que no se produzcan asientos. requerir pilotes. En el caso de que la . Se deberá tener en cuenta la transmisión de esfuerzos de cimentación al suelo. de forma que no afecte a terrenos colindantes.2 Entrada de agua Se dispondrá al menos una entrada de agua por cada sector o compartimento en que se divida el depósito.3. En depósitos de pequeño volumen es normal cimentarlos sobre una losa de espesor constante que ocupa toda la planta y en la que se empotran los muros. Como norma general. y en casos. En depósitos grandes. por las posibles actuaciones sobre ellos y la consiguiente influencia en la cimentación. Podrá ser mediante zapatas aisladas o continuas.3.1 Cimentación La cimentación se calculará de acuerdo con las características del suelo.

La entrada del agua se deberá efectuar lo más alejada posible de la toma o salida. Si fuera conveniente aumentar este movimiento. para forzar una circulación continua del agua.3) que impida el retroceso del agua por la tubería de entrada. Este elemento amortiguador podrá consistir en una cubeta. habría que recurrir a tabiques-guía que obliguen al agua a seguir un camino sinuoso (ver apartado 3. Fotografía 5 Vertedero de entrada al depósito desde un canal Cuando la entrada de agua al depósito se realice por la parte inferior. impidiendo su estancamiento.3.3. En el caso de que la conducción sea un canal. se deberá colocar en la conducción de entrada una válvula de retención (ver apartado 3. para evitar posibles erosiones de la solera. se colocará una estructura adecuada para el vertido.2). salvo que la tubería de entrada y salida sean la misma. Se recomienda disponer un elemento amortiguador en la zona de entrada al depósito. realizar derivaciones y conexiones entre sectores y tener un mejor control del llenado del . Para poder aislar cada sector o compartimento del depósito.3). un dado de hormigón o un vertedero (ver Fotografía 5). En caso de impulsión y entrada superior. En este caso sería necesario la colocación de ventosas en dicha conducción (ver apartado 3.3.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 35 conducción sea una tubería. se terminará con un codo que evite la proyección hacia arriba del líquido. habitualmente se adosará el tubo de entrada a un pilar o se sujetará al forjado.1.2.

7). 3. excepcionalmente 300 mm. que se situará dentro de la cámara de llaves.3. Válvulas de cierre o seccionamiento En cada entrada de agua al depósito se deberá colocar una válvula de cierre que permita aislar el sector para poder realizar labores de mantenimiento. . se deberán prever instalaciones de toma de muestras que estarán igualmente situadas en la cámara de llaves. En el caso de que la entrada de agua se realice a través de un canal.1.6). Se recomienda que las válvulas sean de compuerta para diámetros menores o iguales a 250 mm. Fig 11.3. y de mariposa para diámetros mayores de 250 mm. Asimismo se incorporará una conducción de by-pass para garantizar la continuidad del suministro aunque el depósito quede fuera de servicio. Esquema de la entrada de agua en un depósito Con el fin de extraer muestras para realizar análisis de la calidad del agua (ver apartado 7. la tubería de entrada de cada compartimento dispondrá de un grifo. vaciado y limpieza.36 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN mismo se dispondrán válvulas y un medidor de caudales en cada entrada que se instalarán dentro de la cámara de llaves (ver apartado 3.2.

La sección de paso debe ser como mínimo el 90% de la correspondiente al DN de la válvula.074-2.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 37 Fotografía 6 Tubería de entrada de agua al depósito con válvula tipo mariposa 3. La parte inferior del interior del cuerpo. Válvulas de compuerta Las válvulas de compuerta deben cumplir con los requisitos de funcionamiento que figuran en la norma UNE-EN 1.1.3. Están constituidas básicamente por un cuerpo. .2. debe ser posible sustituir o reparar los elementos de estanquidad del mecanismo de maniobra estando la conducción en servicio. debiendo mantenerse en la reducción de sección perfiles circulares sin que existan aristas o resaltos. sin necesidad de desmontar la válvula ni el obturador. de forma que una vez abierta la válvula no haya obstáculo alguno en la sección de paso del agua.1. El diseño de las válvulas de compuerta debe ser tal que sea posible desmontar y retirar el obturador sin necesidad de separar el cuerpo de la válvula de la tubería. en general. tapa. no debe tener acanaladuras. obturador. husillo o vástago y mecanismo de maniobra. ni huecos donde puedan depositarse sólidos arrastrados por el agua. Asimismo.

074-2. En diámetros superiores sólo son aceptables válvulas de materiales metálicos. asimismo. En el caso de válvulas con dos semiejes. mediante bridas o con tornillos pasantes (unión tipo Wafer o Sandwich). El obturador. básicamente. 3. habitualmente. Las válvulas deben instalarse con el eje o semiejes en posición horizontal. Se recomienda que siempre dispongan de un indicador de posición del obturador que permita. En el caso de emplear materiales metálicos. el carrete permite acomodar la conducción a la nueva situación. deben montarse de forma que éstos queden aguas arriba en relación a la mariposa. puede ser excéntrico o estar situado en el plano de simetría del obturador. Los carretes de desmontaje permiten variar su longitud apretando más o menos los tornillos de que están dotados. En el primer caso (válvulas de materiales plásticos) es de aplicación lo indicado en la norma UNE-EN 1. Están constituidas. un obturador circular (lenteja o mariposa) y un mecanismo de maniobra. por un cuerpo.452-4 y en el segundo (válvulas de materiales metálicos) las posibilidades son múltiples. registros o arquetas suele utilizarse la unión mediante bridas.3. En relación con los materiales constitutivos de las válvulas de compuerta. La unión de las válvulas se realiza. La unión con bridas es desmontable gracias a los carretes de desmontaje. además deben ser conformes a lo especificado en la norma UNE-EN 593. que puede ser hueco o macizo.38 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN La unión de las válvulas se realiza habitualmente mediante bridas. en todo momento. El eje de giro puede ser único o constar de dos partes o semiejes y. de manera que cuando se sustituye una válvula por otra de longitud diferente.1. intercalando un carrete de anclaje por un lado y un carrete de desmontaje por el otro. Válvulas de mariposa Las válvulas de mariposa deben cumplir con los requisitos de funcionamiento que figuran en la norma UNE-EN 1. En el caso de unión con bridas. En instalaciones a la intemperie o las que se alojen en cámaras. por lo general. ésta se efectúa por lo general intercalando un carrete de anclaje por un lado y un carrete de .2. debe ser tal que las perturbaciones que produzca en el flujo del agua sean mínimas. en diámetros inferiores a 160 mm podrían ser bien PVC-U o bien materiales metálicos.2. Las maniobras de apertura y cierre se realizan por medio de un mecanismo de desmultiplicación. conocer la situación del mismo.

en general. de boya o flotador u obturadores. se recomienda disponer un by pass que incluya una válvula de compuerta con diámetro aproximado 1/4 del de la válvula de mariposa.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 39 desmontaje por el otro. El obturador o lenteja. por su parte. de acero fundido o de fundición dúctil y los cojinetes sobre los que gira el eje.3.2. En relación con los materiales constitutivos de las válvulas de mariposa. Debe también recordarse que las válvulas de mariposa. y para evitar la pérdida de agua por el aliviadero. los tubos de llegada deberán estar provistos de válvulas automáticas. 3. En el caso de depósitos elevados deberá combinarse esta misma disposición del flotador con un relé de arranque y otro de parada. Las uniones tipo Wafer ensartan la válvula mediante tornillos pasantes roscados a los tubos contiguos. de bronce o politetrafluoretileno (teflón) sobre base de bronce. Válvulas de control de llenado Las válvulas de control deben cumplir con los requisitos de funcionamiento que figuran en la norma UNE-EN 1. mediante telemando. El cuerpo de las válvulas debe ser. a fin de evitar el gasto innecesario de energía cuando se llena. regular la entrada de agua en función de la altura de agua en el depósito. Las válvulas motorizadas permiten. para cualquier diámetro.2.074-5. el cual estará normalmente abierto y cuya finalidad es la de equilibrar presiones y evitar la cavitación en las operaciones de apertura y cierre de la mariposa. si así lo acepta el proyecto de la tubería en particular. Las válvulas de boya se colocarán sólo en diámetros iguales o inferiores a 250 mm. Para diámetros superiores se colocarán obturadores sustituyendo a las válvulas de boya. en diámetros superiores a 250 mm sólo son aceptables válvulas de materiales metálicos. . aún en su posición de apertura total. siempre producen una pérdida de carga localizada. que cierren la entrada de agua al quedar lleno el depósito.000 mm). de fundición dúctil. Cuando la válvula de mariposa sea de gran diámetro (DN>1. de fundición gris. En todos los depósitos que no se alimenten directamente con agua proveniente de un bombeo. de acero moldeado o. circunstancia ésta que no sucede con las válvulas de compuerta. se recomienda sea de acero inoxidable.

por un cuerpo y un elemento de cierre (clapeta) unidos mediante un eje de giro o de traslación. básicamente. Estas válvulas admiten diferentes diseños. o en lugar de este elemento disponer un disco desplazable en un eje centrado con el de la tubería. de fundición gris. El eje de giro puede estar situado en la periferia de la clapeta o atravesar ésta.074-3.2. la válvula debe estar dotada de contrapeso exterior que podrá estar acompañado de amortiguadores. se deberá colocar en la conducción de entrada una válvula de retención que impida el retroceso del agua por la tubería de entrada. El cuerpo de la válvula debe estar dotado de una tapa sujeta con tornillos que permita la sustitución de la clapeta o la reparación de los cojinetes.5 y 2. salvo que la tubería de entrada y salida sean la misma. En general. la unión de las válvulas a la tubería se realiza mediante bridas. la clapeta. En este caso sería necesario la colocación de ventosas en dicha conducción.3. La clapeta se recomienda sea de fundición dúctil o acero inoxidable y los cojinetes del eje de giro de bronce. Están constituidas.0 veces la sección del tubo.40 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 3. La superficie total de los agujeros del colador debería estar comprendida entre 1. podrá quedar en un plano normal o inclinado en relación al eje de la tubería. Si el tamaño de la válvula u otras características así lo aconsejan. si expresamente lo acepta el proyecto de la tubería en particular. Cuando la entrada de agua al depósito se realice por la parte inferior. Válvulas antirretorno o de retención Las válvulas antirretorno deben cumplir con los requisitos de funcionamiento que figuran en la norma UNE-EN 1. el cuerpo de las mismas ha de ser de fundición dúctil. La salida de agua del depósito se hará mediante un tubo embebido bien en la solera.3 Salida de agua Se dispondrá al menos una salida de agua por cada sector o compartimento en que se divida el depósito. bien en el muro de recinto provisto de un filtro-colador.3.3. lo que se puede conseguir mediante una campana en el extremo del tubo o una corona de radio superior al del tubo (ver Fotografía 7). en general. 3. acero moldeado o. . En cuanto a los materiales constitutivos de estas válvulas. en posición de cierre. u otras disposiciones. pudiendo ser la misma de una pieza o partida. Por ejemplo.

Esto puede evitarse fácilmente efectuando la toma con las disposiciones de la Fig 12. para evitar la entrada de cualquier objeto que pudiera atascar las bombas. La colocación del filtro-colador será especialmente importante en el caso de un posterior bombeo. Asimismo es conveniente que la salida esté formada por dos tuberías. La conducción de salida deberá situarse a una cierta altura sobre la solera del depósito (aproximadamente de 20 a 30 cm). la tubería de salida de cada compartimento dispondrá de un grifo. de un tamaño de lado de celda de unos 2 ó 3 cm. Es interesante que la conducción de salida y del desagüe de fondo se intercomuniquen posteriormente para permitir el aprovechamiento del volumen de agua situado por debajo de la primera. caso de no encontrarse en el punto más bajo del depósito.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 41 Fotografía 7 Ejemplo de filtro-colador de una toma de agua El filtro-colador podrá consistir simplemente en una malla de acero galvanizado tipo trámex. Con el fin de extraer muestras para realizar análisis de la calidad del agua (ver apartado 7. de manera que si una de ellas sufre una avería la otra pueda ser empleada. en el caso de que haya posibilidad de los mismos y si no existe filtrado previo. que se situará dentro de la cámara de llaves. para evitar que entren sedimentos.6). Un problema que plantea la anterior disposición de la conducción de salida es que un volumen de agua importante queda constantemente sin utilizar. .

42 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Fig 12.3. Válvulas de cierre En la salida del agua del depósito hacia la tubería de distribución e inmediatamente después del pasamuros.1. sin piezas intermedias. .3. Disposiciones de la conducción de salida con rebajes 3. se colocarán válvulas de cierre para poder aislar dicha tubería.

1 y 3.3. respectivamente.2. Fig 13.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 43 Las válvulas de cierre se recomiendan de compuerta para diámetros menores o iguales a 250 mm. sobre las que actúa el flotador.2. Ventosas Las válvulas de expulsión y/o admisión de aire deben cumplir con los requisitos de funcionamiento que figuran en la norma UNE-EN 1. Ejemplo de salida de agua de un depósito 3. excepcionalmente 300 mm y de mariposa para diámetros mayores de 250 mm. las cuales accionan las válvulas de cierre de los orificios de entrada y salida del aire. por un juego de palancas.1. Están constituidas.3. . Las características de las válvulas de compuerta y de mariposa serán las indicadas en los apartados 3.074-4.3.2. básicamente. algunas veces. flotadores esféricos o cilíndricos y. por un cuerpo. En la salida de agua del depósito se colocarán ventosas cuyo diámetro mínimo será de 80 mm y se calcularán con amplitud en función de la sección de la tubería.3.1.2. Las ventosas se situarán después de la válvula de cierre.

articulados o guiados. en las ventosas de cilindro debe ser de acero inoxidable. de los cuales uno debe ser acero inoxidable. si así lo acepta el proyecto en particular de la tubería. fijándose sus dimensiones de forma que se garantice su resistencia. en general. no disponga de una válvula de obturación destinada a tal fin. y el otro un material elastomérico. Se recomienda instalar junto a las ventosas una pequeña válvula de compuerta. en caso de existir. al objeto de poder seleccionar la válvula a emplear en cada caso. el diseño adoptado. También pueden utilizarse otros tipos de asiento tales como elastómero-latón estirado. el cuerpo de las mismas ha de ser de fundición dúctil o. En cuanto a los materiales constitutivos de las ventosas. . Las palancas. El cierre de la salida de aire se realiza por contacto de dos materiales.44 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Las ventosas admiten diferentes diseños. La conexión de la ventosa a la tubería se realiza. y justificándose. Las primeras tratan de evitar el aplastamiento de la tubería por la presión atmosférica exterior cuando la tubería se vacía. elastómero-bronce o elastómero-elastómero. de bola o de asiento. disponiendo a tal efecto orificios y toberas de salida de aire proporcionados a tal fin. así como los materiales constitutivos de estas válvulas. con los cálculos y ensayos oportunos. de fundición gris. Debe tenerse en cuenta en el diseño que el golpe de ariete que se produce al cerrarse automáticamente la ventosa debe limitarse. Los flotadores. si actúan como obturadores. en su interior. pudiendo disponerse libres. Las válvulas de admisión de aire deben tener las dimensiones suficientes para introducir el caudal de aire que requiera la tubería al menos en las operaciones de vaciado. Las ventosas de admisión de aire tienen finalidades y características completamente diferentes a las de expulsión de aire. deben ser de acero revestidos de material elastomérico y en caso contrario de acero inoxidable. Para cada tipo de válvula resulta necesario conocer la curva de capacidades de aireación correspondientes a cada diámetro y orificio de admisión/expulsión de aire. mediante bridas. cuando la propia ventosa. que permita desmontar la ventosa para su reparación o sustitución. Las segundas (también conocidas como purgadores) tratan de eliminar lentamente el aire evitando el golpe de ariete que se produce por parada brusca de la columna líquida. se recomienda que sean de bronce o acero inoxidable. Especial atención hay que prestar al dimensionamiento de estas válvulas de admisión en el caso de tuberías flexibles.

deberá ir provisto de rejilla inoxidable que impida la entrada de elementos extraños en el depósito. El agua que pasa por los aliviaderos se recogerá. contenidos en el muro divisorio del depósito. Si se trata de un tubo. Los aliviaderos se colocarán de forma que la toma se encuentre a la altura del nivel máximo que pueda alcanzar el agua en el depósito. es decir. . metálicas o de hormigón) que se precisen embebidas en los muros del depósito. en las tuberías que se conectan con las de desagüe en la cámara de llaves.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 45 3.3. mediante el oportuno abocinamiento en caso necesario. aguas abajo de la válvula de cierre. y sirviendo a la vez a los dos compartimentos que éste crea. En estas tuberías de aliviaderos no se precisa llave alguna.4 Aliviaderos Los aliviaderos en los depósitos se disponen para eliminar el exceso de agua que llega a los mismos. Fotografía 8 Aliviaderos de labio Los aliviaderos de tubo constan del número de tuberías (normalmente de materiales plásticos. ejecutados en el muro de recinto de cada depósito. Pueden ser de dos tipos: de labio y de tubo. Se llaman de labio aquellos que se colocan en los muros de los depósitos. o dobles. pues la salida ha de estar siempre libre (ver Fig 14). Estos aliviaderos podrán ser sencillos. Actúan como aliviaderos corrientes de pared gruesa sin velocidad inicial.

vertiendo en ella a una altura mínima de 80 cm por encima del nivel máximo del agua. Fig 14. protegida la boca con rejilla inoxidable. o en un curso de agua o arroyo próximo en caso contrario. Si el vertido se realiza a la red de saneamiento. nunca deberá conectarse directamente. habrán de dar salida al agua y arrastres que se originen. Su material será inoxidable. Desagüe de fondo El diámetro de los desagües de fondo se calculará considerando los siguientes factores: la capacidad del depósito. Han de estar dotados de una rejilla o chapa perforada que evite la obstrucción y con un diseño que impida el retroceso. al abrir la válvula correspondiente. hacia las que han de confluir todas las pendientes de la misma. En el caso de que la red de saneamiento sea separativa. aunque se recomienda que se calculen para que sean capaces de evacuar el doble del caudal que llega por la conducción de entrada con el compartimento lleno. los desagües se deberán conectar a la red de pluviales.46 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN El aliviadero de cada compartimento tendrá las dimensiones adecuadas para permitir el libre escape del exceso de agua y normalmente permitirá la evacuación del máximo caudal entrante que pueda llegar al depósito.5 Desagüe de fondo Los desagües de fondo son bocas de toma colocadas en el punto más bajo de la solera. teniendo en cuenta la normativa vigente en cada caso. De esas bocas partirán las tuberías que. 3.3. sino a través de una arqueta sifónica que impida una línea de comunicación directa entre depósito y la red de alcantarillado. Estos desagües deberán verter a la red de saneamiento si el depósito está emplazado en un casco urbano. el tiempo en el que se desea vaciar el depósito y .

Además. separados cada 2 m y pintados de negro interiormente. Tabla 1 Diámetros de los desagües de fondo en función de la capacidad del depósito Volumen < 5.1.3. excepcionalmente 300 mm y de mariposa para diámetros mayores de 250 mm (ver apartados 3. Lo esencial de estos respiraderos es que. de forma que no entre luz al interior del depósito (ver Fig 15).2. . que no sea fácil arrojar nada desde el exterior. permitan el paso del aire pero sin que sea posible la entrada de polvo. Dicha válvula se colocará inmediatamente después del pasamuros. recomendando válvula de compuerta para diámetros iguales o menores de 250 mm. impurezas.000 m3 > 5. teniendo sección pequeña.6 Aireación e iluminación Cuando el nivel de agua en un depósito varía. por ejemplo) de hasta 200 mm de diámetro.3.3.1. se pueden disponer en la parte superior de los muros de cerramiento. dependiendo del sentido del movimiento. Si la velocidad del agua en la tubería de desagüe es alta puede ser necesario tomar precauciones en el punto de vertido para evitar erosiones incontroladas.000 m3 Diámetro 200 mm 300 mm Como mínimo se recomienda que el diámetro de la tubería de desagüe sea de 150 mm. insectos.1 y 3. Y sobre todo. con rejilla de material inoxidable. agujeros de aireación a base de tubos (PVC. 3.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 47 la capacidad de evacuación del medio receptor. En el caso de depósitos pequeños.2). para la entrada o salida de aire y para tener en cuenta las evaporaciones de gas cloro. En el desagüe de fondo se dispondrá una válvula de cierre de diámetro igual a la tubería de desagüe. etc. el fuerte ambiente de cloro que se da en el interior de un depósito también exige una adecuada aireación o ventilación. agua externa. éste aspira o expulsa aire.2. Unos valores aproximados pueden ser los indicados en la Tabla 1.

48 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Fig 15. una centrada y otra a unos 30 cm del borde. . A tal efecto. o bien utilizar tubos en U invertida. en los que se dispondrán dos ventanas. Fotografía 9 Rejillas de ventilación También se pueden disponer en la cubierta del depósito chimeneas de ventilación construidas de manera que no puedan llegar a aquel cuerpos extraños. separados de la cubierta del depósito no menos de 30 cm (ver Fig 16). se pueden dotar de un sombrerete protector y de una rejilla de malla espesa. protegidos también con rejillas o telas metálicas. para permitir la ventilación natural se podrán disponer ventanas inoxidables rectangulares de dimensiones 40 x 30 cm aproximadamente y separadas unos 4 m. excepto en los de las esquinas. aprovechando el hueco que quede entre los muros y la cubierta. o bien disponer una ventilación lateral en la coronación del muro mediante rejillas continuas. Elemento de aireación En depósitos de tamaño mayor. centradas en cada módulo del muro.

Fig 17. éste debería disponerse según se indica en la Fig 17. Para que la renovación del aire sea lo más completa posible. se recurrirá a una ventilación forzada. Esquema de aireación de un depósito La iluminación natural debe eliminarse totalmente en el interior del depósito ya que el exceso de luz puede contribuir al desarrollo de algas con el consiguiente empeoramiento de la calidad del agua.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 49 Fig 16. se pueden dejar unos huecos en la cubierta. Para evitar tener que recurrir a iluminación artificial o para minimizarla en las labores de limpieza o mantenimiento. A fin de que no caigan al agua las impurezas que excepcionalmente entren en el respiradero. Tubo en U en la cubierta de un depósito Sólo en el caso de que la ventilación natural no sea posible. conviene que la distancia del nivel máximo del agua a la parte inferior de la cubierta sea la menor posible pero no inferior a 50 cm para evitar los efectos de la posible alta concentración de cloro. . de forma que estén normalmente cerrados excepto cuando sea necesario tener luz natural.

Se dispondrán las válvulas y tuberías de forma que puedan comunicarse directamente la conducción de entrada del depósito y la de distribución.50 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 3. de forma que la temperatura de las paredes del interior no descienda por debajo del punto de rocío de la atmósfera. aparatos de control de calidad. funcionando en by-pass. a distancias tales que permitan la montura y sustitución sin grandes dificultades y con espacio suficiente para el movimiento de útiles y herramientas. Las puertas exteriores deberán ser sólidas. es decir. siempre que sea posible y la topografía local lo permita. las paredes exteriores deberán estar recubiertas de placas de aislamiento térmico inorgánicas y estancas al vapor. . ésta estará también dotada de cerradura de seguridad. Cuando se construyan depósitos destinados a ser ampliados posteriormente con otros adyacentes. estancas a las impurezas. elementos de limpieza. y si es posible. evitando las piezas de reducción. a fin de poder dejar fuera de servicio el depósito si fuera preciso. No debe ser utilizado ningún material de aislamiento de tipo orgánico. de material inoxidable y disponer de cierre de seguridad. entre sí y con respecto a las paredes y el fondo de la cámara. Los proyectos de estas cámaras deberán hacerse previendo las uniones de forma que se reduzcan al mínimo las válvulas y piezas de enlace. Incluso pueden diseñarse solidarias a nivel estructural con el depósito. así como para el cambio de cada una de las válvulas sin aislar las demás tuberías. En caso de que el acceso se haga a través de una tapa. Para evitar la condensación en la cámara de llaves. tomas eléctricas. válvulas y piezas especiales que se precisen para los respectivos enlaces. Las puertas deberán estar aisladas térmicamente. aparatos de medición. todos los elementos de entrada y salida de agua. etc. insensibles a los efectos de la intemperie y del agua de condensación. de forma que sea factible con el mínimo número de modificaciones de la misma. Deberán abrirse hacia el exterior y sus medidas adaptadas a los elementos más grandes de las conducciones a instalar. Las tuberías deberán colocarse. desagüe. elementos de cloración. tendrá que preverse en la cámara de llaves lo necesario para el servicio de ampliación.3. arquetas de recogida de filtraciones. Las cámaras de llaves se suelen adosar al perímetro externo en coincidencia con los muros divisorios para el mejor aprovechamiento de llaves y desagües.7 Cámara de llaves Los depósitos tendrán en una cámara denominada de llaves.

50 m de espesor y dotarla de drenes de 150 mm de diámetro mínimo espaciados unos 4 m y con pendiente hacia los muros exteriores. El diámetro mínimo del tubo de salida será de 200 mm.8 Drenaje El agua de lluvia.20 a 0. Asimismo. Deberá disponerse una arqueta de recogida por cada dren que se coloque para. así como el agua de filtración del depósito deben ser evacuadas convenientemente. localizar los puntos de fuga. Para evitar el empuje del terreno debido al nivel freático cuando el depósito esté vacío y para el control de filtraciones. así como instalar puentes-grúa que faciliten el montaje y desmontaje de las piezas. por fuera de los cuales se recogerán el agua en unas arquetas que sirvan para el control de filtraciones.3. En presencia de materiales finos habrá que estudiar la necesidad de colocar geotextiles entre el terreno y la grava u hormigón poroso y/o alrededor del tubo drenante. que confluyan en un tubo de salida que a su vez vierta a alguna arqueta exterior. Toda cámara de llaves deberá disponer de un desagüe mediante pendientes en el suelo. si es posible. 3.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 51 En depósitos enterrados la entrada a la cámara de llaves se hará bien al aire libre. bien a través de una caseta. 3. hay que colocar bajo la solera un lecho de hormigón drenante o una capa de grava de 0.3. Se deberá dotar a la cámara de llaves de iluminación natural. . Las ventanas para la iluminación natural no serán accesibles y se dotarán de enrejado o mallado de seguridad. Drenaje en solera Los drenajes son indispensables para anular los efectos de la presión bajo la solera cuando el depósito está vacío y para controlar la estanquidad. en caso de detectarse filtraciones. habrá que disponer tubos drenantes debajo de todas las juntas de la solera.1.8. sobre todo en el caso de tubos drenantes bajo juntas. Las dimensiones de las puertas interiores deberán ser determinadas en función de las exigencias de montaje. o iluminación artificial en caso contrario.

Estos tubos verterán en un tubo de recogida que a su vez conducirá el agua hasta una arqueta cercana. bastará con dar una pendiente del 1 al 2% a la misma. Detalle de la barandilla lateral de protección En depósitos superficiales y en el caso de no acceder a través de la cámara de llaves. desde el exterior o desde la cubierta (preferentemente en depósitos pequeños). Drenaje en cubierta En la cubierta. Si el depósito tiene dimensiones grandes. puede ser recomendable facilitar la limpieza y mantenimiento de su interior mediante accesos holgados.2. . Fotografía 10 Rampas de acceso a los compartimentos del depósito y arranque del muro divisorio. como rampas de descenso capaces de resistir el peso de un vehículo. recogiendo el agua en el punto más bajo mediante una conducción que vierta a una arqueta cercana.3. en caso de existir capa de tierra. en el momento de la construcción de los accesos. En el caso de que no exista capa de tierra en la cubierta. se dispondrá una tapa inoxidable con cerradura. que dé acceso a una escalera o rampa para el acceso al interior del depósito. para evitar el almacenamiento del agua de lluvia y que ésta pase al depósito a través de las grietas que pudieran producirse. 3. Habrá que tener en cuenta la maniobrabilidad de los aparatos que se utilizarán para la limpieza y el mantenimiento.3.8.9 Accesos al vaso Se podrá acceder al vaso desde la cámara de llaves. habrá que disponer un sistema de drenaje mediante tubos de 60 mm de diámetro y pendientes del 1 al 2 % situados cada 2 m.52 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 3. en la cubierta del vaso.

Fotografía 12 Escalera de acceso con barandilla de material inoxidable También se dispondrán accesos en la cubierta con tapa inoxidable con cerradura con su correspondiente escalera en las zonas de boyas y de desagües de fondo. Para evitar el acceso a personas no autorizadas.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 53 Fotografía 11 Acceso al vaso mediante tapa de acero inoxidable El acceso a la cubierta por el exterior del depósito será también a través de escalera con barandilla de material inoxidable y si su altura es superior a los 3 m y vertical. hasta una altura de 2 m. con protección contra caídas (tubo de hombre). es aconsejable disponer algún dispositivo de bloqueo de la escalera o de recogida de la misma. .

etc. Con este último sistema. Fotografía 13 Depósito elevado . golpes en la cabeza. se pueden evitar posibles accidentes por caída accidental de la tapa (aplastamientos de extremidades. El sistema de cierre de las tapas podrá ser mediante bisagras a un lado o mediante un sistema de guías de forma que sean correderas. o por dentro a través de escaleras verticales dentro de tubos de hombre que perforan el fondo del vaso y superan el nivel máximo. si existe espacio suficiente. el acceso a la parte superior del vaso se puede conseguir mediante escalerillas exteriores que deberán contar con las medidas de protección necesarias.54 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Las dimensiones de las tapas serán como mínimo de 60 cm de diámetro o de 60 x 60 cm.) En caso de depósitos elevados.

pero permitir el posterior trabajo de unión con las conducciones. La amplitud de esta abertura deberá ser un compromiso entre la disminución de resistencias de la sección y la conveniencia de una mayor dimensión para pasar determinadas piezas como pueden ser válvulas. ventilación. debido a los problemas de estanquidad que conllevan. conforme a la BS 8.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 55 Cuando el soporte del vaso sea tubular. en los muros se colocarán barandillas de protección. en la cámara de llaves y en las .10.10.3. tubos. Ser lo más cortos posibles. tramos de escalera. Por ello. 3.3.2. Se recomienda el uso de escaleras de hormigón o de material inoxidable. la escalera de acceso podrá quedar en su interior. Terminar en bridas o con posibilidad de soldar cabos cortos embridados. Las aberturas de acceso constituyen normalmente un problema estructural importante. etc. suponen aberturas de entidad suficiente como para requerir el detallado de refuerzos locales de ejecución compleja). etc.007. Pasamuros Aunque desde el punto de vista estructural las aberturas destinadas al paso de conducciones. en los pasos de conducciones a través de los muros del depósito se deben colocar unos pasamuros que cumplan las siguientes características: Impermeabilidad de la unión. Si por razones técnicas o bien de espacio las escaleras de acceso deben estar ancladas en sentido vertical. Sólo se podrán utilizar escaleras portátiles para los depósitos con poca profundidad. no son importantes. En este caso será necesario un acceso al interior del soporte a la altura del suelo. Igualmente.1. 3. ganándose en protección y en estética. instalaciones.3.10 Elementos auxiliares 3. Aislamiento térmico El agua acumulada en los depósitos debe ser protegida tanto contra el recalentamiento como contra el hielo. Las dimensiones habituales (900 x 600 mm. ya que interrumpen el flujo de esfuerzos del elemento en el que se practican. No es aconsejable montar pates en el muro. Las huellas de las escaleras deberán tener una ligera pendiente negativa y antideslizante. desde el punto de vista práctico representan un problema de relativa importancia.

1).56 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN partes accesibles de los depósitos de agua. así como detectar fugas importantes. para evitar los efectos debidos a las variaciones de temperatura se recomienda colocar sobre la cubierta una capa de tierra o grava de aproximadamente 40 cm de espesor.10.3. El aislamiento térmico debe ser suficiente para que la temperatura del agua en el interior del depósito no varíe en más de 1 ºC. de forma que la temperatura de las paredes del interior no descienda por debajo del punto de rocío de la atmósfera. En depósitos superficiales o semienterrados y en caso de condiciones meteorológicas extremas. Para evitar la condensación en la cámara de llaves. al mismo tiempo que se protegen las paredes con terraplenes (ver apartado 3. se debe evitar la formación de condensación. las paredes exteriores deberán estar recubiertas de placas de aislamiento térmico inorgánicas y estancas al vapor.1. Fotografía 14 Aparato de aforo instalado en una tubería . En depósitos elevados el aislamiento se puede conseguir mediante una cámara de aire que rodee el depósito. lo que permite prever y planificar la evolución del servicio.3. Aparatos de aforo Los aparatos de aforo tienen por finalidad llevar un control de los caudales entrantes y salientes. 3.

5.10. - 3. Dotados de trasmisiones eléctricas para que las indicaciones de nivel sean registradas en el lugar que convenga. las tuberías de entrada y salida de cada compartimento dispondrán de unos grifos. De tipo hidráulico. Indicadores de nivel Los indicadores de nivel. En el caso de que la entrada de agua se realice a través de un canal. los siguientes tipos de indicadores de nivel. electromagnéticos y ultrasónicos. Si la entrada de agua se realiza en lámina libre. deberán medir también.4. . 3. Podrán utilizarse. se deberán prever instalaciones de toma de muestras que estarán igualmente situadas en la cámara de llaves.6). para poder detectar posibles fugas. los puntos de máximo y mínimo nivel recomendables para que se puedan maniobrar oportunamente las bombas. el contador de llegada puede sustituirse por un vertedero con limnígrafo registrador o un medidor tipo Parshall o similar. Instalaciones de toma de muestras Con el fin de extraer muestras para realizar análisis de la calidad del agua (ver apartado 7. una transmisión por cable y un indicador que señale el nivel en una escala graduada colocada en la cámara de llaves. Los tipos de contadores más empleados son los de velocidad.3.3. indispensables para conocer el volumen de agua en todo momento. en caso de elevaciones de agua. que deberán ir instalados en puntos donde no haya oscilación de la lámina libre o en los que se tomen las medidas adecuadas para evitarlo: A base de un simple flotador. como norma general. que pueden colocarse lateralmente al depósito y dar directamente las alturas de agua.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 57 El aparato de aforo o contador debe colocarse en la tubería de llegada del agua y en la tubería de salida. que se situarán dentro de la cámara de llaves.10.

7. que reúnan condiciones de seguridad adecuadas.20 m. . pero garantizando en cualquier caso una altura mínima total de 2. siendo como mínimo de 4 m de anchura. se podrán colocar postes de ángulo con sus correspondientes tornapuntas. Donde se produzcan ángulos. Dicho vallado se construirá con murete de obra de fábrica de 0. El vallado de la parcela dispondrá de una puerta de acceso con cerradura capaz de permitir la entrada de vehículos de grandes dimensiones.10. Se deberá proporcionar energía permanente y de emergencia. se colocarán macizos de hormigón con postes anclados para la posterior colocación del cerramiento.58 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 3. Instalaciones eléctricas Las instalaciones eléctricas se realizarán de acuerdo con lo que se establece en el Reglamento electrotécnico para Baja Tensión para locales húmedos y mojados.6. 3. incluyendo iluminación adecuada y tomas de corriente. a fin de evitar deformaciones y arranques tanto de los mismos como del cerramiento.10.3. de altura variable según la orografía del terreno.60 m de altura sobre el que se montarán postes y cerramientos. Fotografía 15 Valla de cerramiento y acceso a un depósito semienterrado En las zonas donde no se pueda efectuar la construcción del citado murete. Accesos a la parcela La parcela será tal que permita el acceso al depósito a través de un camino con posibilidad de aparcamiento y media vuelta.3. La distancia entre postes se asignará según la altura del citado cerramiento.

adaptados a sus especiales características y con la disposición que se muestra en la figura siguiente: Fig 18. Esquema de un depósito elevado 3. de forma que se impida cualquier contaminación por aguas superficiales o subterráneas.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 59 En los depósitos con grupo de elevación se instalará un sistema de alarma conectado con el centro de control de la red. 3.4 IMPERMEABILIZACIÓN Los depósitos de un sistema de distribución de agua deben ser totalmente impermeables respecto al exterior.11 Elementos complementarios en depósitos elevados Los depósitos elevados presentan los mismos elementos complementarios que los de otras tipologías.3. .

que podría derivar en la formación de coqueras. 3. de manera natural por la estructura misma Mediante el tratamiento superficial de la masa de hormigón Mediante la disposición de revestimientos impermeables adheridos Mediante membranas bituminosas En lo que sigue se describe brevemente cada caso.4. en todos los planos en los que se produzca tal efecto se dispondrá armadura de cosido destinada a controlar la abertura de la posible fisura. Requiere un proyecto y ejecución cuidados.60 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN La impermeabilidad respecto al agua contenida en el interior del depósito no es tan grave y se limita a un problema de funcionalidad. Se dispondrán las cuantías mínimas necesarias. la estanquidad se puede conseguir por alguno de los siguientes medios: Mediante las propias paredes del vaso. atendiendo a la separación mínima entre barras de forma que se evite el cribado de la masa. Mediante las propias paredes del vaso Constituye la primera y fundamental barrera al paso del agua.6.1 Vaso y solera En el caso de depósitos de hormigón armado. en general. dirigidos a minimizar los efectos de la fisuración.2.2. y mediante barras del menor diámetro y separación compatibles con la correcta puesta en obra del hormigón. - - . los huecos rectangulares con esquinas y. Se trata también de la más eficaz en la práctica. conforme al apartado 4. Para evitar las aristas vivas conviene redondear todos los encuentros haciendo medias cañas con un radio mínimo de 10 cm (ver Fotografía 16). Con carácter general. Se cuidará el detalle de las zonas de mayor densidad de armado. Para ello se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones: Se evitarán en lo posible los encuentros de superficies en ángulo. todas las formas que supongan un efecto de concentración de tensiones que derive en la formación de fisuras.

las cuales probablemente se sellarían con el simple paso del agua. Se vigilará especialmente el curado de cada elemento. En el caso de geometrías complejas. en lo que se refiere a la estanquidad del depósito su eficacia es dudosa. Pueden requerir la . de la porosidad del hormigón.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 61 Fotografía 16 Detalles de los encuentros redondeados en el interior de un de pósito - Se cuidarán los recubrimientos. ya que no pueden sellar más que las fisuras de menor tamaño. No obstante. Los productos se aplican con brocha o mediante cualquier sistema de proyección. - - Mediante el tratamiento superficial de la masa de hormigón Consiste el la aplicación superficial de productos líquidos cuya penetración en la masa depende de la naturaleza de los propios productos. ya que las del interior nunca deberían serlo) hacia el interior de las paredes. tanto en su especificación como en su ejecución. ello puede exigir el uso de aditivos (plastificantes. Pueden ser útiles para evitar la penetración parcial de aguas agresivas (que. fundamentalmente) que permitan reducir la relación agua-cemento manteniendo la docilidad. Estos productos reaccionan con los componentes del hormigón formando cristales insolubles que saturan los capilares de la estructura. etc. Se especificarán los hormigones de forma que se minimice el valor total de la retracción. para lo que será necesaria la utilización de separadores a las distancias adecuadas. siempre conforme a las instrucciones del fabricante. en todo caso serían las del exterior del depósito. con el consiguiente problema de durabilidad si alcanzan las armaduras.

especialmente cuando se aplican capas de gran espesor. lo que se tendrá que considerar en la programación del trabajo ya que dilata los plazos de ejecución por la necesidad de establecer tiempos de espera para el correcto secado de cada capa.) que normalmente se presentan separados en dos componentes que se mezclan en el momento en que se aplican y que se disponen en capas de espesor reducido (de 0.5 a 5 mm).62 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN aplicación de varias capas. En ocasiones. que para algunos productos pueden ser del orden de 1 mm) y previa preparación de la superficie de hormigón. Normalmente se trata de morteros preparados comerciales. epoxy. Para asegurar una correcta adherencia es necesario que las superficies se encuentren secas (condición innecesaria en el caso de los morteros hidráulicos o los tratamientos superficiales). Mediante la disposición de revestimientos impermeables adheridos Consisten básicamente en la colocación de morteros adheridos a la superficie de hormigón de los siguientes tipos: Morteros hidráulicos. han de aplicarse en condiciones adecuadas de ventilación. Para espesores superiores a 25 mm no es normal el uso de morteros preparados. el fabricante recomienda el armado mediante mallas metálicas o de plástico. lo que puede constituir un inconveniente grave. Constituye el sistema más adecuado a los casos en que existe una fisuración previa . que pueden incluir componentes hidrófugos. etc. vinilo. Además. Las capas de mortero carecen de la flexibilidad necesaria para acomodar la abertura de las fisuras existentes o las de nueva creación. Morteros sintéticos. En este caso es frecuente la aplicación de bandas de rotura de adherencia sobre la fisura. utilizándose en su lugar morteros convencionales mezclados in situ. Mediante membranas bituminosas Que pueden adherirse a la estructura o ser totalmente independientes. por tanto. Se aplican en capas (salvo en el caso de los espesores mínimos. Morteros preparados formados a base de resinas (poliéster. No se deberían. aplicar hasta que el hormigón haya desarrollado la mayor parte de la retracción (ante la posibilidad de que surjan nuevas fisuras) ni antes del tratamiento de las fisuras existentes.

Diferencia entre pendiente real y nominal . En el caso de las cubiertas basadas en elementos prefabricados pretensados es normal que la propia contraflecha del elemento baste para asegurar el mantenimiento de la pendiente. con lámina intermedia impermeable. incluso peligrosos.COMPONENTES DE LOS DEPÓSITOS 63 de importancia. la flecha total a tiempo infinito no anula la pendiente ya que ello podría derivar en encharcamientos que siempre resultan inconvenientes y. Ha de tenerse siempre en cuenta (ver Fig 19) que tal pendiente corresponde al valor mínimo real. Es necesario asegurar que. Fig 19. diferente al nominal. En tal caso sería necesario considerar las posibles cargas debidas a la acumulación de agua en un proceso iterativo de cálculo. Constituye la solución más utilizada para la impermeabilización de las paredes exteriores de los depósitos enterrados.4. pero ello no exime de su comprobación. en ocasiones. las cubiertas planas han de tener una pendiente del 1 al 2 % para dar salida al agua. bajo la combinación cuasi-permanente de cargas. y estar dotadas de dos capas de mortero de cemento.2 Cubierta Exteriormente. 3. Algunas normas prescriben la consideración de estos efectos cuando las pendientes nominales son inferiores al 3%.

otra capa de mortero de grosor similar a la primera y una capa de gravas de 5 a 10 cm. es fundamental una buena ejecución de los detalles constructivos de la impermeabilización en los remates. geotextil. En cualquier caso. geotextil. Ejemplo 1 . Interiormente se recomienda dejar el acabado en hormigón bruto o aplicar los mismos tratamientos utilizados para el vaso y la solera (ver apartado 0). lámina impermeable soldada. entregas a canaletas. en capas más delgadas. etc.64 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Un ejemplo de impermeabilización podría ser el conjunto formado por una capa de mortero de regularización de 2 a 3 cm de espesor.

El coste global de la construcción. los siguientes: Es preferible que la alimentación del depósito se efectúe por gravedad.DISEÑO 65 4 DISEÑO 4. Estos factores son. los siguientes: La seguridad del abastecimiento y de la calidad del agua Los depósitos deberán diseñarse.1 REQUISITOS GENERALES Los factores a considerar en el diseño de los depósitos serán. dada su mayor economía.2 EMPLAZAMIENTO La elección del emplazamiento más adecuado para un depósito de distribución se obtiene tras la consideración de un conjunto de factores que muy a menudo son contrapuestos entre sí. construirse y explotarse para prevenir la contaminación u otros cambios químicos. El depósito deberá estar lo suficientemente elevado como para asegurar en todo momento y en todos los puntos de la red presión suficiente teniendo en cuenta las pérdidas de carga. físicos o biológicos. Además. se deberá buscar la máxima uniformidad de presiones en toda la zona abastecida. Esta condición puede cumplirse sólo en ocasiones y en terrenos accidentados. que sean perjudiciales para la calidad del agua. en general. entre otros. pues en terrenos llanos es necesario recurrir al bombeo. explotación y mantenimiento La integración en el sistema de abastecimiento de agua El planeamiento de la ciudad y el paisaje 4. - .

En el caso de un depósito único el mejor emplazamiento será aquel que reduce al mínimo la longitud de la red. Todo depósito deberá situarse por encima del nivel del alcantarillado. estando siempre tapado y dotado de un desagüe que permita su vaciado total. Hay que considerar el entorno del depósito y valorar el impacto ambiental que pueda producir. Una condición fundamental del depósito es la estanquidad. como mínimo. para prever tanto incrementos de consumo como estrechamientos. La cimentación debe estar perfectamente adaptada al terreno sobre el que se asienta. por incrustación de las canalizaciones. .1 Datos topográficos Al elegir el punto en el que debe ubicarse un depósito es preciso atender a que la red de distribución sea lo más económica posible y a la obtención de la máxima uniformidad de presiones en toda la zona abastecida. con un mínimo sobre la cubierta del edificio a abastecer en la posición más desfavorable de 5 m. Este factor puede hacer que se deseche una zona por exigir una cimentación cuyo sobrecoste sea demasiado elevado. La cota del depósito dependerá de si es alimentador o de equilibrio. la altura de los depósitos sobre el centro de la misma puede fijarse en 20-40 m. la altura sobre el centro debe oscilar entre 50 y 60 m). En poblaciones con desniveles prudenciales o con construcciones altas. En los depósitos alimentadores se puede establecer una cota mínima y otra máxima para su ubicación: El límite mínimo viene fijado por la necesidad de que con diámetros de tubería a emplear en la red se consigan cargas mínimas en la población del orden de 0.66 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Es conveniente elevar el depósito algo por encima de la cota estrictamente necesaria.4 MPa (15 a 40 m. lo que se conseguirá si se sitúa el depósito en el baricentro de la misma. En el caso de poblaciones llanas y de construcciones bajas.1 RD 140/2003). por lo que cualquier fisura provocada en los cimientos constituye un problema que debe evitarse. limpieza y desinfección (artículo 11.3 a 0. En el caso de que las circunstancias locales impidan que se cumpla este requisito se elegirá la elevación del terreno más próxima a dicho punto de los que rodean la población. por lo que será necesario tener en cuenta tanto la geomorfología como las características geotécnicas del suelo.2. - 4. según sea el carácter de las construcciones.

para servir zonas determinadas. los cuales se enlazan convenientemente entre sí.DISEÑO - 67 La cota máxima aconsejada será aquella que no produzca en la red presiones superiores a 0.7 MPa (160 m o 16 atmósferas) con el fin de evitar averías. Otra posibilidad para evitar este problema es la colocación de válvulas reductoras de presión para servir por pisos. bien por gravedad si así es el abastecimiento. si son redes independientes dentro la misma conducción general. . Esta solución no es aconsejable dentro de una misma red. pero sí. Líneas de carga para diferentes emplazamientos del depósito La ubicación del depósito en C permite aprovechar la elevación del terreno para lograr. bien por tuberías de impulsión. con menor elevación de la torre y/o menores diámetros de las tuberías. Ejemplo 2 Los esquemas de la Fig 20 muestran las líneas de carga estática y dinámica para dos posibles alternativas de ubicación del depósito. iguales presiones residuales. Es recomendable que las cargas estáticas sobre la red no excedan de 60 m. Esto obliga en muchas poblaciones de grandes desniveles a construir varios depósitos a cortas distancias. Fig 20.

la pérdida de carga sigue aumentando.68 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN En ciudades de desarrollo longitudinal puede ser conveniente construir dos depósitos: uno en cabeza o alimentador y el otro en cola o de equilibrio. de gran capacidad. contiguo al anterior. al final de la conducción. construyendo dos depósitos: uno de regulación. o los que fuesen necesarios. para evitar bruscos descensos de presión en la red. Si el consumo de agua sigue aumentando. lo recomendable sería disponer de un depósito compensador de carga. si el trazado urbano lo permite. y otro elevado. En el caso de que la población a servir se extienda en las dos laderas de una vaguada. aprovechando al máximo su capacidad. la pérdida de carga en el conducto de conexión de ambos depósitos aumenta. Fig 21. y el depósito de cola se convertirá en suministrador de parte de la población. pasando a ser un depósito de consumo. puede llegarse a una solución que armonice la posición céntrica del depósito elevado y la economía. lo más práctico podrá ser construir el depósito elevado en el centro. actuando en este caso. pasando por una situación en la que la curva de presiones pasa por la cota de lámina de agua del depósito de cola. Ambos depósitos estarán comunicados por una conducción que pueda servir de suministro de agua a la población. En el caso de precisarse una elevación de aguas. En este caso. pero a medida que el consumo en la población aumenta. como alimentador y de equilibrio. en la ladera opuesta. Depósitos de cabecera y de cola En el caso de ciudades llanas. al cual se eleve el agua desde el inferior. momento en que ya no recibe agua del depósito de cabecera. la capacidad del elevado podría reducirse a la mínima. El límite de suministro de ambos depósitos quedará fijado por el punto de igual presión donde se cortan las líneas de presión dinámica de ambos depósitos (ver Fig 21). . 15-20% del regulador. En condiciones de bajo consumo. subterráneo o superficial. el depósito de cabeza alimenta al de cola.

DISEÑO 69 Para los casos en los que a una impulsión le suceda un tramo de conducción por gravedad.2 Datos geotécnicos Las características geotécnicas del terreno donde se ubique el depósito se han de tener siempre en cuenta debido a su influencia en el diseño estructural. El tipo de construcción se clasifica en DB SE-C en cinco grupos que van desde los edificios más simples. drenaje de aguas pluviales. conviene disponer de un depósito regulador al final de dicha impulsión. En concreto. presencia de compuestos químicos que puedan atacar la cimentación. Este informe. La intensidad del reconocimiento del terreno depende de la importancia de la estructura y de la complejidad del terreno en el emplazamiento. Homogeneidad del terreno en cuanto a litología y capacidad portante para evitar asientos diferenciales. el Código clasifica de forma independiente la importancia de la construcción y el tipo de terreno. etc. posibilidad de descalces en terrenos de capas alternantes en relación a la pendiente del terreno. que deberá ser visado por el colegio profesional que corresponda. situación exacta del nivel piezométrico del agua y evaluación de su posible variación respecto a la cota de la cimentación. Pendientes del terreno. ya que sus resultados pueden condicionar el desarrollo del mismo. b) Geotécnicos. Para realizar el estudio geotécnico se tendrá en cuenta. 4. como mínimo.2. se ejecutará ya en las fases iniciales de proyecto. El resultado del estudio geotécnico se plasmará en el correspondiente informe. hasta los conjuntos . Tanto el Código Técnico como el Eurocódigo establecen una clasificación previa conforme a ambos criterios que determina el alcance del reconocimiento del terreno. inundabilidad y erosionabilidad del terreno. Su capacidad debe ser la necesaria para la regulación diaria y se determinará en función de los regímenes de caudales aportados por la elevación y desaguados por la conducción. que designa como C-0. el contenido del apartado 3 del Documento Básico de Seguridad Estructural Cimientos (DB SE-C) del Código Técnico de la Edificación (CTE). taludes. Los factores que van a influir en la elección del emplazamiento del depósito son: a) Geomorfológicos.

la cilíndrica.3 GEOMETRÍA La forma geométrica que se adopte en el proyecto de un depósito de agua tendrá consecuencias directas sobre varios aspectos: el coste económico. que pueden consistir en sondeos mecánicos o en pruebas continuas de penetración. En depósitos simples sin compartimentos interiores la geometría más adecuada tanto desde el punto de vista estructural como constructivo. designados como T-1 a T-3. Partiendo de la capacidad del depósito y de una altura razonable de lámina máxima de agua. y la profundidad orientativa de los mismos. la estética. colapsables. ligados a aspectos como el emplazamiento. que designa como C-4. etc. en los que normalmente se cimentaría superficialmente. su funcionalidad como instalación. que condiciona la legislación local o medio ambiental aplicable. Los depósitos deberían.1).70 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN singulares. ya que es necesaria la existencia de más de un compartimento para que las tareas de mantenimiento del depósito no interrumpan el servicio. es. la dificultad constructiva. No sólo optimiza el volumen almacenado sino que induce una distribución de esfuerzos adecuada y permite una ejecución relativamente simple. el número mínimo de puntos de reconocimiento será de 3 y se reflejarán en un plano. clasificarse en este último grupo. etc. No es posible facilitar en este sentido muchas ideas de aplicación universal. la geometría interior habitual consiste en una trama regular de compartimentos que se intentan aproximar a la forma cuadrada. rellenos. 4. se deduce la superficie a abarcar. . etc. Con carácter general. los medios disponibles para la ejecución. hasta los que presentan especiales dificultades (suelos expansivos. En el caso de geometría exterior cilíndrica. El tipo de terreno se clasifica en tres grupos (DB SE-C). En función del tipo de construcción y grupo de terreno el CTE especifica la distancia máxima entre puntos de reconocimiento.). monumentales o de más de 20 plantas.5. por su responsabilidad. La disposición de un solo compartimento es desaconsejable desde el punto de vista de la explotación del abastecimiento. que mejora la relación área/perímetro (ver apartado 2. el uso. La geometría de un depósito depende hoy en día de múltiples factores. que comprenden desde los terrenos más favorables. en planimetría y altimetría. con carácter general.

cuando se trata de depósitos superficiales de importantes dimensiones.2. normalmente. En alzado la solución más económica es. Precisamente es este caso el único en el que se plantea como competitiva la solución metálica frente al hormigón armado.6.4).DISEÑO 71 Los compartimentos formados por paredes radiales no tienen sentido. La distribución de esfuerzos resulta similar en ambos casos (predominan los esfuerzos de flexión frente a los de membrana) pero la ejecución es más simple en la rectangular. los argumentos basados en la facilidad de ejecución y asociados al coste del encofrado pierden sentido. en los depósitos de pequeña entidad no se justifica en modo alguno el coste del encofrado a medida que requeriría la solución cilíndrica. En el mismo sentido.5.3 y 3. no menor de 30 cm por razones constructivas. en este tipo de soluciones es frecuente encontrar paneles de geometría compleja. especialmente en las esquinas (ver apartado 3. 2. Sin embargo. la más simple y que facilita la ejecución: paredes rectas de espesor constante.5. ya que entonces ni el conjunto del depósito ni cada una de sus células presentan una simetría central que justifique una distribución de esfuerzos favorable. de varios compartimentos o de uno sólo pero con la previsión de ampliarlo en el futuro.3). es aconsejable la forma en planta rectangular frente a la circular. La estructura tiene por misión soportar el vaso. en cuya cara exterior se disponen contrafuertes de canto variable que constituyen soluciones normalizadas en su geometría (se utiliza el mismo molde para un amplio rango de alturas y únicamente se modifica el armado). Algo diferente es el caso de los depósitos elevados.1. los cuales constan de dos partes claramente diferenciadas: estructura y vaso. lugar donde se almacena el agua. . También debe considerarse la posibilidad de adoptar tabiques-guía en el interior de los grandes depósitos para evitar el estancamiento del agua. Así. ya que se pueden utilizar encofrados comerciales.1. Este último suele adquirir la forma de las superficies de revolución por su buen comportamiento estructural y normalmente consta de un sólo compartimento (ver apartados 2. Si el depósito se construye mediante elementos prefabricados.

pues se pueden acumular sedimentos que pueden perjudicar su calidad. Un depósito debe permitir almacenar el agua sobrante cuando el caudal de consumo sea menor que el de abastecimiento y aportar la diferencia entre ambos en caso contrario. dentro de unos márgenes aceptables. Se denomina capacidad media normal a la necesaria para hacer frente. Cuando se habla de capacidad de un depósito debe entenderse capacidad útil. a la así requerida. Otros factores a considerar son los siguientes: Tiempo estimado para reparar la rotura de una conducción aguas arriba Fallo de la bomba o un corte en la alimentación de la misma Existencia de otras fuentes alternativas de suministro Existencia de conducción simple o doble hacia el depósito y su longitud Grado de supervisión y control a distancia Relación entre punta horaria y caudal medio horario Especificaciones relativas al suministro a industrias. protección contra incendios y otras circunstancias particulares . se define capacidad máxima de un depósito como aquella que cubre riesgos extraordinarios de una grave avería. como ocurre con las tomas de manantial. mientras que la conducción de salida debe dimensionarse para el caudal punta previsto. Para determinar la capacidad mínima de un depósito es preciso. No conviene tomar el agua en ellos muy cerca del fondo. ante todo. o el paro de la elevación Proporcionar un suplemento extraordinario de agua en caso de incendio Por último.72 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 4.4 CAPACIDAD DEL DEPÓSITO La conducción de entrada de agua al depósito se puede dimensionar para un caudal medio. a las siguientes condiciones: Ser mayor que la capacidad mínima o de regulación Atender las necesidades de la población en caso de reparaciones o averías que exijan el corte de la conducción. como suele ocurrir cuando el agua se eleva con bombas. Se denomina capacidad mínima o de regulación. disponer de datos seguros acerca de la variación del consumo durante el día de máximo gasto y precisar si el caudal se aporta al depósito continua y uniformemente durante las 24 horas. o sólo durante un cierto número de horas.

4. La máxima diferencia será la capacidad teórica necesaria a disponer. En cualquier caso. Aproximadamente. Tabla 2 Capacidad aproximada de un depósito en función del número de habitantes Habitantes <6. Partiendo de los caudales afluentes y efluentes.000 6000-12. incluyendo un volumen de reserva para incendios. pueden establecerse los caudales a aportar al depósito. del día de máximo consumo en el período de validez del diseño del depósito. Para el cálculo de la capacidad de un depósito se debe partir de una curva de consumo que sea acorde con las condiciones del lugar y las costumbres de la población. La capacidad calculada de esta forma representará un mínimo que es suficiente para el equilibrio entre alimentación y consumo durante 24 horas. . la capacidad de un depósito en función del número de habitantes es la indicada en la Tabla 2. Además si hay estación de bombeo se precisa fijar el caudal que elevan y el tiempo que trabajan las bombas. Para el estudio de la capacidad de regulación del depósito es imprescindible conocer o fijar como hipótesis la variación del consumo diario y estacional. Los cálculos pueden ordenarse en un gráfico. así como el régimen de alimentación del depósito. y con carácter meramente orientativo.000 Capacidad c 2/3 c ½c ¼c 4.000 >250. la capacidad no deberá ser nunca inferior a la necesaria para 12 horas.1 Volumen de regulación Ateniéndose únicamente a la función reguladora de suministro y de acuerdo con las dotaciones establecidas para el año de previsiones de proyecto. siendo c el consumo medio diario previsto.000 12.DISEÑO 73 Estos factores actuarán introduciendo un coeficiente de seguridad. que mayore o minore la capacidad del depósito.000-250. se calcularán las diferencias en cada intervalo considerado. Sin embargo es aconsejable que el volumen del depósito sea igual al consumo en 24 horas para garantizar el suministro en caso de fallo en el sistema de alimentación.

74 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Calcular el volumen de regulación de un depósito. Ejemplo 3 Fig 22. Cálculo gráfico del volumen de regulación de un depósito En este caso el volumen teórico resulta ser diez veces el caudal horario medio de aportación (10·a).2 Volumen para averías Para garantizar el suministro en caso de avería. 4. sin suspender el suministro de agua. el depósito deberá contar con un almacenamiento equivalente al tiempo preciso para reparar la avería. conociendo gráficamente sus leyes de aportaciones y consumos y considerando que “a” sea el caudal horario medio de aportación.4. .

4. En zonas residenciales es aconsejable adoptar 11 l/s por hidrante. Se recomienda que los caudales a suministrar en caso de incendio.000 habitantes. con una reserva complementaria en el depósito de 3. vendrá dado por la fórmula: Qi = 64 ⋅ P ⋅ 1 − 0. con un servicio de conservación más elemental.3 Volumen para incendios La reserva de agua para incendios debe preverse en el fondo del depósito. en pequeñas poblaciones. por lo que en este caso. el caudal a suministrar para incendios. En cada caso concreto. sean los indicados en la Tabla 3. se adoptará un caudal de 126 a 504 l/s. la capacidad suplementaria de reserva a adoptar dependerá del coeficiente de seguridad que quiera darse a la instalación. por cada 100.01 ⋅ P Siendo: Qi P Caudal a suministrar para incendios (l/s) Población (miles de habitantes) ( ) En la Tabla 3 se considera un caudal por hidrante de 16 l/s. el técnico competente estimará los volúmenes precisos en el depósito para garantizar el suministro de agua. en cualquier caso. contando con las presumibles averías. En la práctica se admite que en redes pequeñas se disponga de una reserva para incendios de 120 m3. Se recomienda. que esta reserva no sea inferior a 60 m3. así como la separación entre hidrantes. se necesitará prever una reserva más amplia.8 a 18. Para poblaciones mayores de 200. En una ciudad grande es de esperar una mayor rapidez en la reparación de averías. 4.DISEÑO 75 En caso de cualquier anomalía en el abastecimiento. De forma aproximada. el coeficiente de seguridad se podrá disminuir al mínimo. Por el contrario.000 habitantes. bajo la toma de agua. La reserva para este fin puede llegar a considerarse un 25% del consumo máximo diario previsto. siendo necesario en cualquier caso superar los 8 l/s. .2 miles de m3. en continuo y con la duración prevista en la Tabla 3.

440 6. Zonas de ciudades antiguas de interés histórico.4 13. Área C: Zonas modernas rodeadas de comercios cerrados o al aire libre.217 7.000 40.453 24.5 22. Granjas aisladas.9 1. pueden ser calculados según lo indicados en la Tabla 4.150 11.207 12. con edificios elevados provistos de muros cortafuego.5 125 Área E 90 2.000 1.220 9.150 10.0 200 Área A: Áreas portuarias antiguas de alta densidad.969 17. Edificios residenciales poco elevados.5 70 Área B 270 0.1 27.702 14.000 3.948 27.629 4.712 9.000 33.0 100 Área D 120 1.0 18.8 8.797 3.290 9. J.7 80 Área C 180 1. así como la separación entre hidrantes.900 7.000 6.720 Volumen de reserva (miles de m3) 0.4 11.8 5.601 6.76 0. con medidas de seguridad adecuadas.510 5.000 3. Viviendas unifamiliares aisladas y poco elevadas. Galán) Caudal de incendio Cobertura media servida por Distancia media entre (m3/h) hidrante de 60 m3/h (Ha) hidrantes (m) Área A 360 0.000 200.360 8.8 3.464 19.4 Alternativamente. Barrios comerciales y de oficinas en calles estrechas.000 27.000 13.9 3.422 2.052 2. los caudales a suministrar en caso de incendio. Tabla 4 Caudales para incendios (Bernis y F.0 140 Área F 60 4.0 11. Riesgo .1 8.150 11.000 75.7 6.76 1.7 16. Pequeños barrios industriales. Conjuntos industriales próximos a barrios de alta densidad de edificación.900 7.000 55.500 2. Grandes barrios comerciales.958 22.460 4.76 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Tabla 3 Caudales para incendios (AWWA) Población 1.8 25.000 150. Área F: Zonas rurales.474 13. Área D: Edificios de estructura incombustible en construcción de edificación cerrada en calles importantes.2 20.150 11.443 29.0 9.000 10.360 7. Área E: Construcciones aisladas con un máximo de cuatro pisos.220 10.580 5. Zonas residenciales modernas de edificación abierta o cerrada con una ocupación del 50% del suelo.000 Caudal (l/s) 63 79 95 111 126 142 157 189 220 252 283 315 346 378 441 504 567 630 693 756 (m3/día) 907 1.484 8.000 22.938 Duración del incendio (h) 4 5 6 7 8 9 10 10 10 10 10 10 10 10 10 10 10 10 10 10 Cobertura por hidrante (m2) 11. Almacenes de productos con poder calorífico elevado.220 10. constituidos por edificios elevados con estructura incombustible. barrios comerciales o de negocios en calles estrechas y edificios elevados.979 11.290 8.000 120.000 4. Grandes bloques de apartamentos con medidas adecuadas contra incendios. Comercio al por menor y pequeñas industrias.000 5.000 95. Área B: Comercios sin protección y estructuras adecuadas contra el fuego.120 4.000 17.

6). 4. . reglamentación de carácter obligatorio aprobada por RD 1247/2008. están regulados en España por la Instrucción de Hormigón Estructural (EHE-08). Como normas adicionales pueden consultarse los Eurocódigos de hormigón en sus partes general y específica de depósitos.4 Altura de agua Una altura muy grande de agua en los depósitos obliga a los muros a ser más resistentes. Tabla 5 Altura de agua recomendable Capacidad útil (m3) Hasta 500 > 500 a 1.DISEÑO 77 4. complica los trabajos de limpieza y provoca durante la explotación variaciones excesivas de presión en la zona de distribución. habitualmente a base de chapa de acero inoxidable. o de cualquier otra estructura de hormigón armado o pretensado.5 MATERIALES Para todas las superficies en contacto con el agua se utilizarán materiales que cumplan los requisitos de ensayo adecuados y que no provoquen que el agua deje de cumplir los requisitos contemplados en las Directivas de la UE o en los Reglamentos adecuados (ver apartado 7.000 > 1. de 18 de julio (BOE nº 203. naturalmente.000 Altura de agua recomendable (m) 3a4 4a5 5a6 Esta altura se entiende que es la media. Los factores anteriores implican un calado máximo de 6 m en los grandes depósitos y de entre 3 y 5 m para los pequeños y medianos (ver Tabla 5). el material de uso más frecuente es el hormigón estructural. tanto armado como pretensado. Aunque en depósitos de pequeña capacidad se utilizan con cierta frecuencia soluciones metálicas (limitadas. a las paredes). pues las soleras han de tener inclinaciones de cierta importancia hacia los desagües.4. hay más facilidad para las fugas como consecuencia del aumento de presión. El proyecto y la construcción de depósitos. de 22 de agosto de 2008). Se protegerán todas las partes metálicas vulnerables a la corrosión. Las superficies interiores deberán ser lo más lisas y libres de poros posible.

1. Resistencia característica especificada.1. La EHE-08 en sus artículos 26º. responde a la siguiente notación según se indica en el artículo 39. Hormigón Los materiales básicos que componen el hormigón son: cemento. expresada en N/mm2. . etc. Los materiales empleados en la elaboración del hormigón armado in situ o prefabricado son el hormigón propiamente dicho y el acero.78 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 4. agua y áridos. En un principio los depósitos de hormigón armado se construían de forma convencional (hormigón in situ). para las soluciones prefabricadas se suelen especificar valores superiores. 27º y 28º se refiere respectivamente a cada uno de ellos. así como el más utilizado para el resto de elementos. se recomienda la utilización de los siguientes valores normalizados: 25. En el caso del hormigón armado.5. 30. 35. entre 30 y 40 N/mm2.1 Hormigón armado El hormigón armado es el material de uso exclusivo en la construcción de la solera y la cimentación.5. 45 y 50. pilares. tabiques. 4. esfuerzos frente a los que la resistencia a compresión del hormigón y a tracción del acero se combinan de forma efectiva. La designación del hormigón armado como material. pero progresivamente se ha ido adoptando un mayor número de soluciones prefabricadas tanto en la cubierta como en las paredes.2 de la EHE-08: HA-R/C/TM/A Donde: HA R Indicativo del tipo de hormigón: HA para hormigón armado. El empleo del hormigón armado se justifica fundamentalmente en elementos que trabajan a compresión o a flexión. Para los hormigones vertidos in situ es normal especificar valores de resistencia entre 25 y 35 N/mm2. 40. con las características que se especifican en los siguientes apartados.

1. En el caso de las cimentaciones y depósitos enterrados la agresividad puede venir dada por la naturaleza del terreno (por ejemplo. Es una medida de la docilidad de la masa de hormigón en el momento del vertido. ya que no son necesarias y pueden incluso resultar contraproducentes si se obtienen en base a dosificaciones ricas en cemento que tienden a multiplicar los problemas de fisuración. en casos extremos. La idea es que en ningún caso esas distancias sean tan pequeñas como para que se produzca el cribado de los áridos con la consiguiente segregación de la masa. de acuerdo con el artículo 8. A Designación del ambiente en lo que se refiere a la agresividad potencial. en los que la masa puede rellenar fácilmente el encofrado (zapatas y soleras del depósito) es normal prescribir una consistencia seca o plástica. TM Tamaño máximo del árido en mm.DISEÑO 79 En depósitos no se justifica. En el caso de zapatas o soleras es deseable especificar tamaños máximos (hasta 40 mm) superiores a los que se especificarían en elementos de geometría o armado más complejo (20 mm).2. Varía según la serie Seca. definido en el artículo 28. Para los elementos de gran dimensión y geometría simple. entre armaduras y encofrado y. de la EHE-08. Blanda y Fluida.5 de la EHE-08. si tiene un alto contenido en yesos). Plástica. Queda condicionado por las distancias entre armaduras. normalmente. En el caso de los depósitos es normal definir ambientes distintos para la cimentación y para las paredes. En el caso de depósitos próximos a la costa la agresividad vendrá dada por la presencia de cloruros (que también se pueden presentar en depósitos destinados a estaciones de tratamiento). el empleo de altas resistencias (45 y 50 N/mm2. . por la dimensión del molde.3. especialmente en las soluciones in situ). C Letra indicativa de la consistencia tal y como se define en el artículo 31. de la EHE-08.

4. se empleará la calidad más alta.2 Hormigón pretensado El hormigón armado no resulta la solución idónea en el caso de depósitos circulares. La “B” es el símbolo que en Europa designa los aceros de armaduras. La elección de una u otra calidad dependerá básicamente del factor condicionante del dimensionamiento: si tal factor es la resistencia. colocación. Conforme al artículo 32 de la EHE-08. su uso no se justifica ni siquiera en los depósitos situados en zonas de alta sismicidad. en el artículo 69. La precompresión de la sección. lo que no es muy frecuente en el caso de depósitos. constituye una solución eficaz en este caso.1.80 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 4. La armadura pasiva más común es la que adopta la forma de barras de sección circular y cuya superficie presenta unas corrugas destinadas a mejorar la adherencia con el hormigón. anclaje. las barras se sirven en dos calidades designadas B400S ó B500S. el pretensado es la misma solución que desde hace muchos siglos se utiliza en la elaboración de toneles: las lamas de madera se pretensan mediante flejes metálicos que las comprimen. En el caso de depósitos. Acero En elementos de hormigón armado se dispone la denominada “armadura pasiva”. La EHE-08 contempla igualmente las calidades SD correspondientes a aceros soldables de alta ductilidad. sometidos básicamente a esfuerzos circunferenciales de tracción. de forma que la tracción inducida por la presión de agua se limite a reducir el nivel de compresión previo de la sección. La EHE-08 especifica en el artículo 33 las condiciones exigidas a las armaduras pasivas.5. Se trata de aceros destinados a estructuras situadas en zonas sísmicas.2. debido a la nula aportación resistente del mismo.5. así como las instrucciones para su cálculo. doblado. expresado en N/mm2 y la “S” indica únicamente que se trata de acero soldable. En definitiva. la cifra hace referencia al valor garantizado del límite elástico del material. que es aquella que se somete a un tesado. frente a la “armadura activa” empleada para pretensar el hormigón. . etc.

destinado a proteger la armadura. responde a la siguiente notación según se indica en el artículo 39. vigas de puente. con las características que se especifican en los siguientes apartados. En las primeras el hormigón se vierte después de tesar las armaduras entre anclajes provisionales. etc. en los cuales se introducen las armaduras activas.2 de la EHE-08: HP-R/C/TM/A . Realizada esta operación se pueden rellenar las vainas con mortero (postensado adherente) o no. que se tesan con la ayuda de gatos hidráulicos mediante sistemas normalizados. La solución más frecuente consiste en dejar embebidos en las piezas unos conductos metálicos denominados “vainas”. La designación del hormigón pretensado como material. Se trata del procedimiento habitual en soluciones prefabricadas (viguetas de forjados.DISEÑO 81 El uso de paneles prefabricados en todo tipo de depósitos (tanto de planta rectangular como circular) obliga a utilizar soluciones pretensadas que garanticen la estanquidad.2. agua y áridos. Los materiales empleados en la confección del hormigón pretensado para fabricación in situ o prefabricado son el hormigón propiamente dicho y el acero. La EHE en sus artículos 26.1. 4. “gunitado”.5. En el caso de las armaduras postensadas la carga de tesado se aplica sobre la pieza ya formada. Hormigón Los materiales básicos que componen el hormigón son: cemento. 27 y 28 se refiere respectivamente a cada uno de estos componentes. Tradicionalmente se distingue entre soluciones pretensadas y postensadas. paneles. Una vez que el hormigón adquiere la resistencia necesaria se liberan los anclajes y la armadura transfiere su carga al hormigón.). La última fase del proceso consiste en la simple proyección de una capa de mortero. En el caso particular de depósitos cilíndricos es posible la utilización de un sistema específico de tesado que consiste en enrollar la armadura en torno a la estructura en una trayectoria helicoidal mediante una maquinaria automática que la tesa al mismo tiempo.

sobre un eje ideal común. C Letra indicativa de la consistencia (ver apartado 4. que es aquella que se somete a un tesado. que normalmente se suministra en rollo. típicos de soluciones postensadas. Cuando el proyecto supone la existencia de detalles de geometría compleja.1).82 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Donde: HP R Indicativo del tipo de hormigón: HP en el caso de hormigón pretensado. solución común en el pasado.1). Designación del ambiente en lo que se refiere a la agresividad potencial (ver apartado 4.2.1.5. liso o grafilado. induce problemas de fisuración). Cordón: producto formado por un número de alambres arrollados helicoidalmente. En la EHE-08 en su artículo 34 define los siguientes productos de acero para armaduras activas: Alambre: producto de sección maciza. Acero En elementos de hormigón pretensado se dispone la denominada “armadura activa”.1.5. con el mismo paso y el mismo sentido de torsión.5. . se justifica el empleo de hormigones más dóciles. Barra: producto de sección maciza que se suministra solamente en forma de elementos rectilíneos. frente a la “armadura pasiva” utilizada en el hormigón armado. a los que resulta más fácil el acceso a todos los puntos del molde.5. TM A Tamaño máximo del árido en mm (ver apartado 4. La mayor docilidad requiere normalmente el uso de aditivos (el simple aumento de la relación agua/cemento.1. se justifica el empleo de hormigones de mayor resistencia que en el caso del hormigón armado (30 N/mm2). En elementos con función resistente se prohíbe la utilización de hormigones de consistencia líquida.2. Resistencia característica.1). En este caso. expresada en N/mm2 (ver apartado 4. 4.1).1.5.

se suministran en forma de productos rectos. Se sirven alambres en cuatro calidades: 1570.094 regula la geometría de estas grafilas.3 de la EHE-08) se designan de la siguiente forma conforme a la UNE 36. que pueden ser de dos tipos (I1 ó I2) en función de la profundidad. los cordones de 2 ó 3 alambres se designan en España con el término “torzales”. La UNE 36. seis de los cuales se enrollan alrededor del séptimo. que puede ir de 3 a 10. La característica distintiva fundamental es que tanto los alambres como los cordones se suministran en rollos mientras que las barras. de mayor sección. Indica que se trata de un alambre grafilado. Los más habituales son el 1770 y el 1860. Q C D I1 La elección de la calidad dependerá básicamente de la disponibilidad de cada producto. 1770 y 1860. Valor mínimo de la carga unitaria máxima del acero. En casos singulares se disponen barras de alto límite elástico. Indica que se trata de un alambre trefilado. Tradicionalmente. 1670. Diámetro en milímetros.5 de la EHE-08) pueden ser de 2. pero es siempre recomendable consultar con los fabricantes las condiciones de suministro. Los cordones (artículo 34. conforme a la norma de designación simbólica de aceros UNE-EN 10.027. expresada en N/mm2. de trazado recto y que ocupa la parte central de la sección.094: Y Q C D I1 Donde: Y Símbolo que en Europa designa a todos los aceros de pretensar. Los cordones de 7 alambres. No obstante.DISEÑO 83 Las armaduras activas más comunes son las formadas a partir de alambres y cordones. se utilizan en el pretensado de elementos de mayor responsabilidad. 3 ó 7 alambres. . para cada calidad del acero se limitan los diámetros disponibles. La información concreta sobre las características y condiciones de uso ha de ser facilitada por el suministrador. y se utilizan para el pretensado de elementos de forjado (viguetas y placas alveolares). Los alambres (artículo 34. Las barras para pretensado se producen en un reducido número de fábricas y responden a procedimientos específicos de tesado.

sólo la segunda opción sería razonable ya que. se estaría introduciendo en el acero una deformación de tan sólo 5·10-4. introducir grandes alargamientos en la armadura) para minimizar las pérdidas de tensión debidas a la fluencia del hormigón. La cifra que la indica el número de alambres que se enrollan (2. en el segundo caso se perdería el mismo alargamiento (la deformación diferida del hormigón sería la misma) pero ello representaría un porcentaje mucho menor del inicial. de la carga total. 3 ó 7).84 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Se designan de la siguiente forma: Y Q S7 DN I Donde: Los dos primeros términos tienen idéntico significado que en el caso de los alambres. en teoría. etc. colocación. Naturalmente. lo que es igual. introducir tesando 100 mm2 de armadura a 100 N/mm2 o 10 mm2 a 1000 N/mm2. Ello es debido a la necesidad de tesar el acero a tensiones muy elevadas (o. I La característica distintiva de estos aceros es el elevado valor del límite elástico. Este diámetro no guarda relación alguna con el área de la sección y ni siquiera responde. esto es. S DN Indica que se trata de un cordón trefilado. en el caso de los cordones de tres alambres a ninguna dimensión que se pueda medir. en el artículo 70. La EHE-08 específica las condiciones exigidas a las armaduras (artículo 35). Los cordones se pueden fabricar a partir de alambres grafilados o no dependiendo del uso al que se destinan (si se utilizan en un postensado no adherente no es necesario utilizar grafilados). la misma fuerza de pretensado se podría. En efecto. Diámetro nominal en milímetros. Indica que se trata de un cordón formado a partir de alambre grafilado. anclaje. No obstante.6 DISEÑO ESTRUCTURAL El proyecto estructural de un depósito se reflejará en la correspondiente documentación. así como las instrucciones para su cálculo. 4. en el primer caso. la cual se ajustará en forma y contenido a lo especificado en . que se iría perdiendo con el tiempo debido a la fluencia del hormigón.

En particular. detallando los criterios de comprobación de seguridad y funcionalidad (normativa considerada. en el proyecto estructural de un depósito son necesarios los siguientes documentos: Memoria.3 de la NCSE-02 obliga a reflejar en la Memoria de la Estructura la consideración de la acción sísmica por parte del Proyectista. describirán la geometría general y la particular de cada elemento y detallarán los esquemas generales de armado. etc. de los empalmes.).DISEÑO 85 la reglamentación básica de construcción (Capítulo 2: “Documentación” del Documento Básico de Seguridad Estructural (DB-SE) del CTE y Anejo 20º: “Lista de comprobación para el control del proyecto” de la EHE-08). vida útil. el grado de permeabilidad asumido.). que deben acordarse previamente al proyecto y quedar explícitamente reflejados en la documentación correspondiente. solicitaciones. Deben describir la estructura con la precisión suficiente para la construcción. el Artículo 1. responden a criterios no sólo técnicos sino también funcionales y económicos. situaciones de proyecto. Algunos de los parámetros de proyecto. por ejemplo. el nivel de llenado de cada compartimento. La documentación se redactará de forma tal que permita la ejecución de la estructura sin necesidad de aclaración complementaria alguna. como el grado de permeabilidad admitido para el depósito. acciones y sus combinaciones. combinaciones de acciones. En concreto. En este último sentido resulta muy importante la declaración explícita en la documentación de proyecto de las situaciones de dimensionamiento. deberán quedar completamente . Un apartado de la memoria consistirá en el anejo de cálculo. etc. los valores de estos últimos y su contraste con los prescritos por la normativa aplicable en cada caso. la revisión por terceros de todas las comprobaciones estructurales y un uso adecuado a las hipótesis asumidas en proyecto. incluso en aquellos casos en los que por situarse el depósito en zonas de baja sismicidad no sea necesaria comprobación de cálculo alguna. longitudes de anclaje. la posición de las barras. de forma que el usuario pueda comprender las limitaciones relativas a. En concreto. en el que se describirán los modelos estructurales adoptados en la evaluación de los esfuerzos y deformaciones. geometría de los conductos. En el caso de sismo. detalles específicos de pretensado (refuerzos locales de confinamiento. En este documento se justifica la solución estructural adoptada. etc. Planos.

las características de los materiales y elementos constructivos. de las prescritas por la UNE-EN 1. el proceso de hormigonado (con especial atención a las juntas.990. tolerancias dimensionales y cualquier otro aspecto técnico determinante.1. la NCSE-02 declara explícitamente los depósitos de agua como “construcciones de importancia especial”. - 4.6. los coeficientes de seguridad adoptados y las modalidades de control previstas. la NCSE-02 aumenta en un 30% el valor de la aceleración de cálculo. fundamentales en los depósitos). En particular. el proceso constructivo a seguir. para depósitos es normal considerar una vida útil de 100 años. explícitamente o por referencia a la normativa de aplicación.1 Comprobación estructural 4. mientras que en este caso se suele fijar un período de 50 años.1. detallando la disposición de cimbras y encofrados. etc. básicamente) y accidentales (explosiones e impactos) debe mayorarse respecto al contenido en las normas habituales de acciones. Un aspecto específico de los depósitos en lo que a la comprobación estructural se refiere es que ha de preverse una vida útil superior a la que normalmente se adopta en edificación.990. En el caso de emplear elementos prefabricados. Así. estructuras de ingeniería civil. parciales. etc. Indica los precios de cada unidad de obra. Describirá. La consecuencia práctica de lo anterior es que el valor de las acciones variables ambientales (viento y nieve. Recoge. - Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares. correspondiente a la categoría 5.6.86 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN definidos los elementos prefabricados que se empleen y sus sistemas de conexión. se incorporarán al Pliego sus especificaciones técnicas y el procedimiento de montaje. Generalidades La comprobación estructural de los depósitos se realiza conforme a los principios de proyecto que rigen para cualquier otra estructura y que vienen recogidos en. Para el resto de acciones ambientales la diferencia es menor. el proceso de tesado. contemplará explícitamente el coste del control de calidad. cuando la singularidad de la obra lo requiera. En el mismo sentido. En cada plano figurarán las características resistentes de los materiales. Presupuesto. tipos de control. entre otras reglamentaciones. los plazos y procedimientos de desencofrado y descimbrado. el DB-SE del CTE o la UNE-EN 1. En el caso de sismo. . mediciones. dirigidas al caso de edificios.

puesto que normalmente se limitan al peso propio. esta situación no condicionará el dimensionamiento).DISEÑO 87 Para el viento pueden adoptarse los coeficientes prescritos por la tabla D. Una situación transitoria especialmente destacable es la correspondiente a la prueba de carga del depósito. acopio. empujes del terreno en los depósitos enterrados. por ejemplo.00 200 1. normalmente por encima del nivel normal de operación. .1 del DBSE (Acciones en edificación).1. las correspondientes al vaciado o llenado de todos y cada uno de los compartimentos.90 20 0.6. ver apartado 4.3. Situaciones transitorias: se refieren a condiciones acotadas temporalmente como la construcción. actúan de forma distinta a aquella para la que han sido proyectados (los paneles de pared. Situaciones accidentales: como explosiones. situaciones tan aparentemente simples como las que corresponden al desmoldeo. por lo que. impacto de vehículos contra la estructura.95 50 1. transporte y puesta en obra. por lo que es necesario comprobar la seguridad de la estructura frente a esta situación (si bien en la comprobación se utilizarán coeficientes de seguridad menores. aunque las acciones correspondientes no son importantes. Tabla 6 Corrección de la velocidad básica en función del periodo de servicio Periodo de retorno (años) Coeficiente corrector 1 0. que se realiza a efectos de comprobar básicamente su comportamiento en servicio pero que implica el llenado hasta el nivel máximo posible del depósito.78 5 0. etc. que se colocarán en posición vertical. en la que su resistencia aún no se ha desarrollado. los períodos de mantenimiento. normalmente. En el caso de los elementos prefabricados resultan determinantes en muchos casos. En efecto.41 2 0. variaciones térmicas.85 10 0. pérdida de apoyo en cimentación por arrastre de suelos. se moldean y en ocasiones se acopian y transportan en horizontal) y a una edad temprana del hormigón.08 Los depósitos deben ser comprobados en cada una de las situaciones de proyecto habituales: Situaciones permanentes: las que se pueden presentar como consecuencia del uso a lo largo de la vida útil del depósito. Serían. etc. etc.

Evidentemente.6. Ejemplos claros son las patologías frecuentemente relacionadas en la literatura técnica y referidas a situaciones de asiento diferencial por diferencias en el espesor de los rellenos. Para los elementos de hormigón armado se considerará un peso específico de 25 kN/m3. La estabilidad del suelo.6. Estados límite de servicio.). Asientos diferenciales de la cimentación. 4.6. correspondientes a servicio y últimos: Estados límite últimos.2. especificadas en la norma EN 1991-4. lo cierto es que la acción sísmica también exige.1.88 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Situaciones sísmicas: aunque tradicionalmente el sismo se ha venido considerado una acción accidental. Conforme a la clasificación convencional se consideran: Cargas permanentes. una comprobación en servicio. relacionados básicamente con el colapso total o parcial (ver apartado 4. Acciones Las acciones a considerar en el proyecto de un depósito son las de tipo general. en la mayor parte de los casos. Peso de todos los elementos impermeabilización. en cambio. en general. el estricto seguimiento de las normas no es condición suficiente para el correcto comportamiento de la estructura. Se designan con el término general “G”: Peso propio de los elementos estructurales. - Para cada situación de proyecto se comprobarán los estados límite habituales. etc. se sigue comprobando. en tensiones admisibles. ver apartado 4.1). En este caso no se mayoran las cargas ni se minoran las resistencias). Se .2. El formato más habitual de comprobación de la seguridad o estados límite últimos es el de factores parciales (se comparan los esfuerzos correspondientes al valor de las acciones mayorado por un coeficiente mayor que la unidad con las resistencias divididas por un coeficiente también superior a la unidad). de entre los cuales el más importante es el que se refiere a la pérdida de estanquidad (y ello no sólo por la evidente pérdida de funcionalidad sino también por los problemas de durabilidad asociados. no estructurales (equipos. Los datos a utilizar en el cálculo para cargas y sobrecargas serán los que figuran en el DB SE-AE del CTE.2).2.

tradicionalmente. . losas de cimentación o zapatas corridas. Mientras que las acciones transmitidas por la superestructura se pueden definir con cierta precisión y. normalmente. La retracción del hormigón es la más importante de las acciones reológicas en el caso de elementos de grandes dimensiones. Aunque se trata de esfuerzos internos auto-equilibrados que. modifican la distribución de rigideces. en la práctica pueden llegar a alterar la distribución de los esfuerzos resultantes de las cargas exteriores. limitar el efecto de las primeras fases de la retracción. al menos. pérdidas diferidas de tesado). se introducen complicaciones importantes de ejecución que conviene estudiar previamente y que se refieren a la necesidad de encofrar las juntas con medios eficaces (capaces de soportar la presión del hormigón fresco. se debería recomendar ya desde el proyecto la adopción de las precauciones constructivas necesarias para. Adicionalmente.DISEÑO 89 trata de situaciones relativamente frecuentes debido a la necesidad de construir depósitos en laderas y condicionados por un presupuesto muy acotado. de dotar a la junta resultante de una adecuada rugosidad y de permitir el paso fácil de las armaduras). Efectos reológicos de los materiales (retracción del hormigón. En el mismo sentido cabría señalar la necesidad de contemplar situaciones como las propiciadas por fugas incontroladas del líquido con la consiguiente variación del nivel freático o el arrastre de finos del relleno. no dan lugar a especiales problemas en su evaluación tanto las acciones reológicas como las ejercidas por el terreno son siempre de más difícil cuantificación. En lo que a la ejecución se refiere. ya que. Pretensado (con sus pérdidas). a través la fisuración inducida. Se suele designar con el término general “P”. En el caso de hormigonado por fases (en forma de damero en el caso de losas o de tramos alternos en el caso de zapatas corridas). no se consideran en el dimensionamiento. pueden llegar a condicionar la durabilidad de la estructura si no se cuida el armado y la ejecución.

si existe. En los depósitos protegidos. ya que la succión puede superar el peso propio. Dependen de la zona geográfica en la que se encuentra ubicado el depósito. éstos pueden ser omitidos si se aísla el depósito o si de demuestra que no introducen problemas de fatiga o de plasticidad cíclica. - Cargas accidentales. Cargas de mantenimiento.90 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN En depósitos parcial o totalmente enterrados: el empuje del terreno eventuales presiones hidrostáticas del agua en terrenos saturados eventuales subpresiones sobre la solera de fondo - Cargas variables. por ejemplo). nieve. en general. Adicionalmente a los coeficientes de presión de tipo general prescritos por el Código Técnico de la Edificación. al menos localmente. Se designan con el término general “Qv”: Cargas ambientales (viento. En el caso de la carga por nieve se adopta normalmente un valor mínimo de 40 Kg/cm2 aunque el depósito esté en una zona donde no nieve. temperatura). Peso y empuje del líquido contenido. Impacto de vehículos. bien sea por rellenos de tierras o por recubrimientos exteriores. Se designan con el término general “A”: - . de manera que las variaciones de temperatura no sean superiores a ±10 ºC. se utilizarán los especificados por la EN 1. los incrementos de empuje debido a posibles acciones en superficie (cargas de tráfico en viales aledaños al depósito. Sobrecargas complementarias de anclajes y empujes hidrodinámicos de tuberías. La posible subpresión debida a vaciados rápidos (en depósitos no ventilados). Las cargas de viento pueden llegar a condicionar los detalles de anclaje de la cubierta. En lo que se refiere a los efectos térmicos. En el caso de depósitos enterrados.991. de considerar la acción por temperatura. puede prescindirse.

Coeficientes de seguridad Los valores de los coeficientes de minoración de resistencias y de mayoración de acciones dependen del material y de la situación comprobada. como es normal hoy en día y adecuado a los planteamientos modernos de seguridad.0 En lo que respecta a los coeficientes de mayoración de acciones. que se muestran en la Tabla 8.15 1.00 * γ P = 1.6. se calcula en rotura.50 - γ Qv = 0.a de la EHE-08) TIPO DE ACCIÓN Permanente Pretensado Permanente de valor no constante Variable Accidental Situación persistente o transitoria Efecto favorable Efecto desfavorable γ G = 1. se adoptarán los prescritos por la EN 1991-4. Tabla 8 Coeficientes parciales de seguridad para las acciones. Este planteamiento puede ser arriesgado ya que supone un menor margen de seguridad en la estructura en la realización de la prueba de llenado si. compatibles con la EHE-08.00 - γ Qv = 1.00 Las acciones correspondientes al peso y empuje del agua en las situaciones permanentes se mayorarán con un coeficiente de valor 1.00 * γ Qv = 0.00 γ A = 1.DISEÑO 91 4. .00 γ A = 1.00 γ Q v = 1.15 1. Para los coeficientes de minoración de las propiedades de los materiales. Tabla 7 Coeficientes parciales de seguridad de los materiales para Estados Límite Últimos ( Tabla 15.0 Acero activo (γs) 1. Se recomienda tomar un coeficiente de seguridad de rotura o resistencia del terreno de 2. este valor se puede reducir a la unidad.00 * γ P = 1.1.3 Acero Pasivo (γs) 1.00 γ G = 1.1.50 * γ P = 1.00 γ G = 1.00 γ G = 1.2. según la EN 1991-4.00 γ P = 1. los valores dados por la EHE-08 son los relacionados en la Tabla 7. aplicables para la evaluación de los Estados Límite de Servicio (Tabla 12. Para la situación transitoria correspondiente al llenado de prueba.35 Situación accidental Efecto favorable Efecto desfavorable γ G = 1.3.00 γ G = 1.3 de la EHE-08) Situaciones de Proyecto Permanentes y transitorias Accidentales Hormigón (γc) 1.00 γ G = 1.00 γ G = 1.5 1.

6. la combinación a aplicar será: En las comprobaciones ante estados límite de servicio se utilizan tres combinaciones: Característica: Frecuente: Cuasi-Permanente: Los Términos G. P y Q corresponden a los valores de las acciones permanentes. Adicionalmente. . En comprobaciones de estados límite últimos la combinación correspondiente a las situaciones permanentes y transitorias. tal y como se ha indicado en los párrafos precedentes.92 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 4. de pretensado y variables. se tendrán en cuenta las indicaciones específicas de la EN 1991-4. Combinación de acciones Se adoptarán las prescritas con carácter general por la UNE-EN 1990-1.4. es: Y la combinación correspondiente a las situaciones accidentales es: En caso de sismo.1.

en el DB SE del CTE. pero la estimación de estos esfuerzos no es fácil sin la ayuda de procedimientos numéricos. 93 Los coeficientes Ψ se conocen como coeficientes de acompañamiento o. 4.1. Salvo en algunos casos elementales. frecuente y cuasi-permanente. Fig 23. Cálculo de esfuerzos y desplazamientos La comprobación estructural de los depósitos requiere. la ayuda de programas informáticos para la evaluación numérica de los esfuerzos y desplazamientos. normalmente. Esquema de la pared de un depósito Naturalmente.5. normalmente limitados a depósitos no compartimentados.6. resultar estables bajo la solicitación fundamental de la presión hidrostática.DISEÑO Los γ son coeficientes de mayoración. más concretamente. Su valor viene dado. de combinación. los esfuerzos locales asociados a la forma resultan determinantes en el dimensionamiento. Para restablecer la continuidad geométrica en las esquinas es necesario el concurso de esfuerzos cortantes y de membrana así como momentos flectores de eje vertical (ver Fig 25). entre otras. este planteamiento prescinde de cualquier condición de compatibilidad de desplazamientos y sólo sería coherente con la deformada que muestra la Fig 24. Las paredes resultantes estarían armadas únicamente en vertical (frente a momentos de eje horizontal). esfuerzos que requieren armadura horizontal. Es evidente que las paredes de un depósito rectangular podrían proyectarse como simples ménsulas empotradas en la cimentación (ver Fig 23) y consecuentemente. .

Deformada de un depósito rectangular sin tener en cuenta condiciones de compatibilidad de movimientos Fig 25. sería el simple producto de la presión a cada altura por el radio del depósito (ver Fig 26).94 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Fig 24. El dimensionamiento frente a presión hidrostática podría basarse en la fórmula clásica de tubos y la capacidad necesaria de la armadura. . perimetral en este caso. Deformada de un depósito rectangular teniendo en cuenta condiciones de compatibilidad de movimientos En el caso de los depósitos circulares sería posible establecer idénticas consideraciones.

métodos que. por ejemplo.DISEÑO 95 De nuevo estaríamos ante una estructura teóricamente estable pero que no guardaría la necesaria compatibilidad con. es obvio que el modelo de tubos no contempla más acciones que las axil-simétricas. . p Fc p Fc Fig 26. Suelo: Para realizar la comprobación del suelo. Por otra parte. solera y cubierta del depósito. lo que excluye solicitaciones tan importantes como la sísmica o la del gradiente térmico. 4.6.1.6.1. Esquema de cálculo de un depósito circular En resumen.6. el dimensionamiento correcto de un depósito exige la evaluación ajustada de los esfuerzos asociados no sólo al equilibrio frente a las cargas actuantes. deberían seguirse reglamentos tradicionales en el diseño de cimentaciones.4. deberían incluso contemplar el carácter no lineal del material.6. paredes. Frente a estados límite últimos Las comprobaciones han de extenderse al suelo.997 en todas sus partes.1.2. 4.4 se obtienen los esfuerzos y deformaciones del depósito bajo la acción de las cargas definidas en el punto 4. tales como el DB SE-C del CTE y la UNE-ENV 1. la coacción que supone la cimentación. en el extremo.6.2 Dimensionamiento El objetivo del dimensionamiento es ajustar la geometría y el armado comprobando el cumplimiento de todas las condiciones de seguridad y servicio.2 en las combinaciones reseñadas en el apartado 4. Mediante los modelos de cálculo definidos en el apartado 4. sino también los que resultan de la necesaria compatibilidad de desplazamientos. esfuerzos éstos de difícil evaluación si no es con la ayuda de métodos numéricos. cimentación.

96 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN La primera comprobación respecto al suelo se refiere al colapso bajo las cargas transmitidas por la cimentación. colapso que exige la formación de un mecanismo de rotura del suelo (ver Fig 27). Existen también correlaciones entre resistencia y ensayos simples de comportamiento. pero otro efecto igualmente evidente es el incremento de la reacción en cabeza. La seguridad frente a este fallo se establece mediante la comparación de las tensiones transmitidas al terreno (obtenidas a partir de las cargas características. Fig 27. La rigidez del suelo puede tener gran importancia cuando la estructura del depósito presenta alguna hiperestaticidad. En efecto. y ello pese a la evidente inconsistencia que supone valorar mediante un único parámetro efectos tan independientes como son la resistencia y la rigidez. Ello tiene dos consecuencias indeseables: . la tensión admisible engloba tanto la idea de resistencia frente al colapso como la de prevención de desplazamientos excesivos. el efecto evidente es la relajación del momento en la base. sin mayorar) con la carga admisible por éste. cuyo valor cae rápidamente con el giro. Fallo del suelo El valor de la tensión admisible del terreno se determina en función de la experiencia previa en el comportamiento de suelos similares a los del emplazamiento. facilitada por el informe geotécnico. siempre dentro de un amplio rango de variabilidad y dependiendo del tipo de suelo. En realidad. si en la pared de un depósito rectangular sujeta en cabeza por la cubierta (ver Fig 28) se produce alguna rotación apreciable de la zapata.

de la zapata (pz) y del agua (pw). tanto en lo que se refiere al vuelco como al deslizamiento. En primer lugar habrá que analizar la estabilidad del conjunto. El momento estabilizante. Son comprobaciones tan elementales como la que refleja la Fig 29. dado por el peso de la pared (pf). tales como el DB SE-C del CTE y la UNE-ENV 1. Giro de la zapata Cimentación y solera: Para realizar la comprobación de la cimentación y solera. en un valor que tradicionalmente se ha fijado en 1. . referida al vuelco. por ejemplo. deberían seguirse reglamentos tradicionales en el diseño de cimentaciones.8.DISEÑO - 97 Si la zapata opuesta gira menos (debido. - Fig 28. a cualquier diferencia local del suelo) se pierde la simetría y el incremento de reacción sobre la cubierta ya no se equilibra automáticamente.997 en todas sus partes. debido al empuje horizontal (Eh). deberá superar al desestabilizante. Las comprobaciones en la cimentación y la solera son las habituales en muros y estructuras similares. El fallo ante la reacción en la cubierta es frágil.

se desarrolla un análisis pormenorizado. de J. considerar el efecto estabilizante de las tierras sobre la puntera (la parte de la zapata que sobresale de la pared por el exterior) puesto que es difícil asegurar su altura a lo largo de la vida del depósito. se realiza conforme a la EHE-08 y los Eurocódigos. En el caso de las paredes de hormigón es habitual que el armado venga determinado por las condiciones de cuantía mínima y de control de la fisuración. Comprobación a vuelco En lo que se refiere al dimensionamiento de la propia cimentación como estructura. Calavera Ruiz. Fig 29. por ejemplo. que la reacción del terreno sobre la zapata se concentra en su extremo. en lo que al dimensionamiento se refiere. Paredes y cubiertas: No presentan. por ejemplo.98 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Evidentemente. Tampoco se debería contar con el empuje pasivo de las tierras en la testa de la puntera ya que normalmente se emplearán rellenos no controlados. se trata de una simple estimación de las condiciones reales de estabilidad (supone. especial singularidad. lo que exigiría valores infinitos de rigidez y resistencia del suelo) cuya justificación se basa en la experiencia y requiere aceptar ciertos convenios. En “Cálculo de estructuras de cimentación”. . No se debería.

6. Tabla 10 Condiciones de fisuración Clase 0 1 2 3 Condiciones de fisuración Únicamente se exigen las condiciones generales de fisuración aplicables a estructuras de hormigón Se limita la abertura de las fisuras pasantes. La UNE-EN 1. Tabla 9 Clases de estanquidad Clase 0 1 2 3 Condiciones de estanquidad Se acepta la filtración controlada Se limita la filtración a cantidades mínimas. A cada clase le corresponden unas condiciones mínimas de fisuración.2. que queda condicionada por la fisuración. es la relativa a la estanquidad. la posible alarma social causada por la aparición de filtraciones. Se admite la existencia de humedades o manchas superficiales Filtraciones mínimas que no produzcan señales exteriores Sin filtración Se entiende por filtración controlada la que no supone pérdida apreciable de la funcionalidad del depósito. etc. Frente a estados límite de servicio La comprobación fundamental de un depósito. en lo que a los estados límite de servicio se refiere.2. que valorarán aspectos tales como el coste. La clase de cada depósito se especificará en la documentación de proyecto y responderá al acuerdo entre la propiedad y el autor del proyecto.DISEÑO 99 4. Básicamente se limita la anchura máxima de fisura en función del ambiente. el coste de una impermeabilización adicional.992-3 clasifica las condiciones de estanquidad conforme a cuatro clases (ver Tabla 9). . Para las restantes se aplican las condiciones generales aplicables a estructuras de hormigón No se permite la existencia de fisuras pasantes Se requiere el empleo de medios especiales como sistemas de contención o aplicación de pretensado Las condiciones generales de fisuración son las relacionadas en el capítulo correspondiente de la EHE-08. según se indica en la Tabla 10. expresadas en términos de proyecto.

992-3 particulariza las condiciones generales de control de fisuración prescritas por la norma UNE-ENV 1. Tamaño máximo de la fisura en función de la esbeltez de la pared Para los depósitos de Clase 2 no se admite ya la existencia de fisuras pasantes. al menos en condiciones normales (depósitos en los que no se producen variaciones frecuentes de las solicitaciones). En concreto. limita tanto el diámetro de las barras como la separación (ver Fig 31 y Fig 32). exigiéndose incluso que la distribución de esfuerzos en las paredes asegure la existencia de compresiones que eviten la continuidad de la fisura (la profundidad mínima del bloque comprimido será la mayor entre 50 mm o el 20% del espesor de pared).6.992-1-1. ya que los esfuerzos de membrana en las paredes son casi siempre de tracción.100 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Las fisuras pasantes de tamaño limitado tienden a sellarse rápidamente.25 TAMAÑO MÁXIMO DE LA FISURA 0. La norma EN 1. y supuestas las condiciones generales de cuantía mínima prescritas por esta última (ver apartado 4. 0.15 0. En la práctica esta condición requiere ya la introducción de pretensados u otras medidas especiales. .05 0 0 5 10 15 20 25 30 35 Esbeltez de la pared 40 45 50 Fig 30. Es por ello que en depósitos de clase 1 se admite su formación y únicamente se acota su abertura en función de la relación entre la altura del agua y el espesor de las paredes (lo que.2 Abertura (mm) 0. en la Fig 30 se llama “esbeltez de la pared”).5).1 0.

Diámetro de las barras (mm) Tensión en la armadura (N/mm2) Fig 31.3 Cálculo sísmico de depósitos El carácter singular del proyecto sísmico de los depósitos hace necesaria una consideración normativa específica. el Eurocódigo les dedica una de sus partes.998-4. la UNE-ENV 1. Condiciones de fisuración Separación entre las barras (mm) Tensión en la armadura (N/mm2) Fig 32. .DISEÑO 101 El objetivo último es dividir la armadura necesaria en el mayor número posible de barras del menor diámetro. lo que conduce a la aparición de mayor número de fisuras pero de menor abertura.6. Así. Condiciones de fisuración 4.

por simple facilidad. resulta coherente con un cálculo igualmente elástico). y su reflejo en el cálculo como el factor de comportamiento. etc. que tendrían en este caso un carácter local (referido a las penetraciones. No debería. pierden por tanto importancia en un proyecto basado en el comportamiento elástico global (que en este caso.) y sin reflejo importante en cálculo (esto es. El proyecto sísmico de los depósitos presenta algunas características básicas que lo diferencian del que se aplica a otro tipo de estructuras: Concepto de seguridad La distinción habitual entre estados límite últimos y de servicio no es tan evidente en el caso de los depósitos como en otros tipos de construcciones. por ejemplo. en los depósitos no es habitualmente posible hacer uso del rango plástico de comportamiento. el Artículo 1. que precisamente en ese momento necesitará de esa función más que en cualquier otro.3 de la NCSE-02 obliga a reflejar en la Memoria de la Estructura la consideración de la acción sísmica por parte del Proyectista. Ello vacía de sentido la estrategia habitual en el proyecto sismorresistente.102 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN En el caso de sismo. en régimen elástico). por tanto. incluso en aquellos casos en los que por situarse el depósito en zonas de baja sismicidad no sea necesaria comprobación de cálculo alguna. y al contrario de lo habitual. puede acarrear daños graves a la comunidad. sin que ello permita la utilización de factores de comportamiento elevados). medida. El concepto de ductilidad. ya que ello supondría en la mayoría de los casos la pérdida de estanquidad y la consiguiente violación de un estado límite último. Ello no exime de las necesarias comprobaciones de ductilidad. Comportamiento Mientras que en las estructuras convencionales se supone un comportamiento plástico ante sismo (y ello pese a que el cálculo se realice. interfases. ser considerada esa pérdida de estanquidad como un simple estado límite de servicio sino más bien como un estado límite último. . como la imposibilidad de mantener la estanquidad. dirigida a asegurar la formación de un mecanismo plástico estable capaz de disipar energía de forma controlada. La pérdida de funcionalidad de un depósito tras el sismo.

También es habitual el fallo en las interfases y penetraciones debido al desplazamiento diferencial causado por las diferencias de rigidez. Las más conocidas son las causadas por la ola que se forma en superficie y que puede desbordar las paredes del depósito o impactar contra la cubierta en su movimiento. no ha sido objeto del pertinente análisis en fase de proyecto. tipo Elementos Finitos. Modelos continuos Si en las estructuras convencionales como los pórticos de edificación. La descripción de estos métodos queda forzosamente fuera del alcance de esta Guía. sobre los que se aplica un tipo específico de análisis. etc. Solicitación La solicitación sísmica se establece a través de una función denominada “espectro de respuesta”. en el caso de los depósitos esto no es posible en la mayoría de los casos.3.6. que no sólo no sigue en su movimiento a la estructura que la contiene sino que además.DISEÑO Modos de fallo 103 Los depósitos pueden fallar en formas específicas. en los depósitos la parte fundamental de la masa está constituida por el agua. es posible simplificar el comportamiento ante sismo de forma que se pueda analizar mediante modelos discretos. 4. los puentes. provocando el fallo local ante una solicitación que. se desplaza de forma compleja. el análisis sísmico de los depósitos se desarrolla normalmente mediante modelos numéricos.1. Se trata (ver Fig 33) de una relación entre el período de la . bien dinámico (normalmente la integración directa de registros simulados de terremotos) bien estático equivalente (el método de los espectros de respuesta es el más conocido). y ello debido básicamente a dos problemas específicos: Interacción depósito-agua Mientras que en las estructuras convencionales las masas fundamentales permanecen unidas a la estructura. Complicación El cálculo de los depósitos frente a sismo resulta más complejo que el de otras estructuras. Como consecuencia de todo ello. la cual a su vez constituye una parte importante de la masa movilizada por el terremoto.. en muchos casos.

104 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN construcción en cada modo de vibración (abscisas) y una magnitud denominada “pseudo-aceleración” o. porque. La normativa suele completar la representación de la función con una primera rama que arranca de la aceleración del suelo (unidad en la Fig 33. En cada rama la aceleración. el proyectista podrá utilizar. edificios de gran altura. La forma de esta función queda definida por tres ramas: . en el caso de depósitos parece clara la necesidad de abandonar la NCSE-02 para seguir cualquier otra normativa que contemple esta última rama de caída. como es habitual. meseta de amplificación máxima o de aceleración constante. El párrafo fue redactado pensando precisamente en aquellas construcciones flexibles. Se ha citado la UNE-ENV 1. En efecto. .Una última rama. para períodos altos (a partir de TC). . . la propia norma señala: “Para algunas estructuras y modos de vibración con períodos superiores a 4 segundos.Una segunda rama. más comúnmente. siempre que lo justifique. de velocidad constante.Una primera rama. valores espectrales menores de los predichos por las expresiones anteriores”. la representación del espectro se simplifica omitiendo la rama de desplazamiento constante. la velocidad o el desplazamiento de la estructura son múltiplos de los valores correspondientes del movimiento del suelo. Naturalmente. con períodos altos (grandes depósitos. para períodos medios (entre TB y TC). que en la Fig 33 es la situada entre los períodos TA y TB.998-4 pero también se puede seguir el espectro indicado en la Norma de Construcción Sismorresistente: Puentes (NCSP-07). designada como de desplazamiento constante. los espectros se suelen representar normalizados a este valor). “aceleración espectral” (ordenadas). En el caso concreto de la NCSE-02. Cabe señalar que el espectro propuesto por la NCSE-02 no es el más adecuado para depósitos.…) en los que la solicitación inducida por el espectro normativo quedaba muy sobrevalorada al no incluir en éste la rama de desplazamiento constante (rama en la que la aceleración cae con el cuadrado del período y no simplemente con el propio período) que otras normas como la UNE-ENV 1998-4 sí incluyen.

por tanto.5 PERIODO 2 2. diferencias que pretende recoger la aceleración básica. El mapa divide el territorio en función de la primera de las variables que determinan la carga de sismo: la aceleración básica. parámetros determinados por el emplazamiento del depósito. Este tipo de terremotos suele dar lugar a registros muy diferentes de los habituales no sólo en cuanto a duración y amplitud. la posibilidad de que se produzcan terremotos cuyo epicentro se sitúe próximo al depósito.5 VALOR ESPECTRAL 2 1. El emplazamiento del depósito determina igualmente la proximidad a fallas activas y.5 1 TA TB 0. Se trata de una representación convencional de la severidad de la acción sísmica que condensa aspectos fundamentales como el valor de la aceleración horizontal máxima esperable en suelo duro o la duración del terremoto.5 1 1.5 3 Fig 33.DISEÑO 3 105 ESPECTRO TIPO 1 EUROCÓDIGO 2.5 TC 0 0. Espectro de respuesta ante una solicitación sísmica La forma concreta del espectro a aplicar depende de los valores asignados a los períodos que limitan cada rama (TA a TC) y de la escala de las ordenadas. Este aspecto queda recogido en España por la NCSE-02 mediante el mapa de peligrosidad sísmica (ver Fig 34). su configuración y la distribución de masas: Emplazamiento del depósito La sismicidad del emplazamiento constituye el primer parámetro en la definición de la solicitación de sismo. las condiciones geotécnicas del suelo en que se apoya. Este efecto no puede . sino también en el contenido en frecuencias.

o de amplificación del terreno. En todas las regiones en las que se especifique para la aceleración básica un valor inferior a 0.106 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN quedar recogido en una única variable y se incluye de forma indirecta en la función que constituye la representación más conocida de la acción sísmica: el espectro de respuesta. Fig 34. cuya forma se modifica en función del parámetro K de contribución (ver Fig 34). Este efecto queda recogido por los coeficientes S. . La acción del terremoto queda igualmente condicionada por las características geotécnicas del terreno de cimentación. Mapa de peligrosidad sísmica (NCSE-02) - Condiciones geotécnicas del suelo La aceleración básica se pondera en función de la importancia de la construcción mediante el coeficiente ρ R o de riesgo.04·g será innecesaria la comprobación frente a sismo. y Ct.

45 Fig 35. La Fig 35 muestra la variación del factor en función de la aceleración básica y el tipo de terreno.6 2. suelo cementado o granular muy denso Roca muy fracturada.25 0.2 0. es decir.1 0. Tabla 11 Clasificación del terreno según la NCSE-02 Tipo de Terreno Tipo I Tipo II Tipo III Tipo IV Descripción Roca compacta.3 Aceleración básica (% de g) 0. 2 FACTOR S 1. de la aceleración básica.0 1. a la del Eurocódigo).05 0. suelos granulares densos o cohesivos duros Suelo granular de compacidad media .5 Valor 1 0.35 0. o suelo cohesivo de consistencia firme a muy firme Suelo granular suelto. que amplifican la aceleración (para bajas amplitudes llegan a duplicarla) en una forma que depende de la amplitud de la sacudida.3 1. por lo demás.0 . Factor “S” de amplificación El factor Ct se obtiene a partir de la clasificación previa del terreno.4 0.DISEÑO 107 El coeficiente S recoge el efecto de los estratos blandos de suelo. según la Tabla 11. o cohesivo blando Coeficiente “Ct” 1.15 Suelo Tipo I Suelo Tipo II Suelo Tipo III Suelo Tipo IV 0.5 0 0 0. que reproduce la clasificación del terreno según la NCSE-02 vigente (similar.

calculado en función de la geometría y materiales del depósito. este efecto no puede quedar recogido en una única variable y se incluye en el espectro de respuesta.5 3 PERIODO (s) Fig 36. del que la Fig 36 muestra un ejemplo. Espectro elástico - Configuración del depósito Determina en último término la acción del sismo sobre el depósito.5 1 1. modificando su forma (trasladando la rama de caída hacia valores más altos del período.4 Suelo Tipo IV 0.1 Suelo Tipo I 0 0.2 ab g 0.108 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Con todo. .6 ESPECTRO ELÁSTICO 0. el efecto fundamental del terreno de cimentación es el actuar como filtro que elimina algunas de las frecuencias que contiene el registro sísmico y amplifica otras. lo que en la práctica supone mayores solicitaciones para los depósitos normales. Esta dependencia se establece a través del espectro de respuesta. En el caso de los terremotos próximos. ya que el valor de las cargas equivalentes es función directa de la frecuencia de vibración en cada modo. situados justo en esa rama).5 ACELERACIÓN (%g) 0. La Fig 36 muestra el espectro de la NCSE-02 para los cuatro tipos de terreno en un emplazamiento de sismicidad media (15% de la gravedad).3 0. 0.5 2 2.

se comprende la importancia de una correcta evaluación de las mismas.5 3 Fig 37. la realidad es que toda la normativa de proyecto sigue planteando la acción de sismo mediante un conjunto de fuerzas que se suponen equivalentes en relación a los esfuerzos introducidos en la estructura y que resultan del simple producto de un término en unidades de aceleración (la ordenada del espectro para cada modo) por las masas movilizadas. Espectro tipo 2 - Distribución de masas Aunque todos los planteamientos modernos tienden a sustituir la clásica definición en fuerzas de la acción sísmica por una definición en desplazamientos.5 1 1.DISEÑO ESPECTRO TIPO 2 109 5 4 VALOR ESPECTRAL 3 2 TC 1 0 0.5 PERIODO 2 2. no se suele tratar con una amplitud acorde a su importancia. Como. Se trata de un aspecto fundamental que. los valores del espectro también dependen de los de las masas consideradas (a través del período estimado). por otra parte. . sin embargo.

en los cálculos en estado límite de servicio. el amortiguamiento relativo al contenido del depósito. ello implica la necesidad de utilizar como solicitación la correspondiente al espectro elástico.5%.3. La UNE-ENV 1. el agua.998-4 lo limite al 20%) queda condicionada al tipo de suelo. Mientras que la primera se supone solidaria a las paredes del depósito. en torno al 0. La posibilidad de utilizar el amortiguamiento por radiación del suelo. las masas impulsiva y convectiva (ver Fig 38).2. . En estado límite último sólo se permite utilizar algún valor superior cuando es posible identificar con precisión las zonas disipativas y cuantificar la ductilidad de cada una de ellas. de valor muy superior (aunque la UNE-ENV 1. sin ningún tipo de reducción. Amortiguamiento El amortiguamiento estructural se limita al 5% del valor crítico en las comprobaciones ante estados límite últimos y al 2% en las de servicio. Esquema de las partes convectiva e inductiva de un depósito 4.Factor de comportamiento No cabe utilizar valores de ductilidad superiores a la unidad. En la práctica.110 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN En los depósitos de líquidos se consideran. Parte convectiva Parte impulsiva Fig 38. utilizar el valor 1. la segunda se mueve respecto a ellas.998-4 permite. es muy bajo. en forma simplificada.5 que se asocia en cualquier estructura a la sobre-resistencia de los elementos que la componen. Parámetros de cálculo .6. Por último. dos tipos de masas asociadas a estos últimos.

Las posibilidades que ofrecen en este sentido los programas informáticos actualmente disponibles en el mercado son muy amplias. así como sus anclajes y detalles constructivos. pero únicamente pueden representar el comportamiento de secciones típicas. de elementos finitos.6. hasta los de mayor orden. Los elementos pueden ser desde los más simples. Fig 39. aplicable al conjunto. 4. triangulares. 4. elementos finitos planos (representando condiciones de tensión o deformación plana) o elementos finitos axilsimétricos. por ejemplo. deberán asegurar un comportamiento acorde con las hipótesis de cálculo.DISEÑO 111 En forma simplificada es posible obtener un valor ponderado. Modelo plano de barras .1.6.4. por lo que conviene señalar las características básicas de cada tipo de modelización. Modelos planos Pueden representar una sección concreta del depósito o de alguno de sus elementos y pueden basarse en modelos tipo barra. Son útiles para el predimensionamiento y para estimar un armado global. Los modelos de barras (ver Fig 39) son los más simples. Los elementos que se empleen realmente el la construcción del depósito.4 Modelización para el cálculo La forma habitual en la que hoy en día se estiman los esfuerzos y desplazamientos en depósitos es mediante modelos numéricos. deducido conforme a la Parte 6 del Eurocódigo.

Los modelos de elementos planos axilsimétricos (Fig 40) modelizan con precisión el comportamiento de las secciones de los depósitos con simetría respecto al eje. Modelización mediante elementos tipo placa .4.112 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Los modelos de barras también pueden representar el comportamiento de depósitos de geometría y cargas axilsimétricos. Fig 41.2. Modelo axilsimétrico de elementos planos 4.6. Se pueden utilizar tanto para depósitos rectangulares como cilíndricos (ver Fig 41). Modelos espaciales Los más comunes son los que utilizan elementos de tipo placa. Fig 40.

Este tipo de planteamientos básicos resulta útil también para evaluar configuraciones alternativas. En el caso de los depósitos rectangulares es normal.DISEÑO 113 Son los modelos más flexibles.6. Modelo simplificado de la sección . 4. además una rápida comprensión del comportamiento estructural gracias al uso de post-procesadores gráficos que proporcionan una representación clara del flujo de esfuerzos en cada caso de carga. permitiendo la modelización de todo tipo de geometrías y cargas. resulta útil disponer de algunos modelos conceptuales simples que permitan tanto la comprobación rápida de un esquema de armado como la forma de fisuración.4. como se indicó en el punto 4. Depósitos rectangulares Con independencia de lo anterior. la posibilidad de anclar la cabeza de las paredes a la cubierta del depósito frente a la solución de apoyo simple de la cubierta sobre las paredes.6. Se supone (ver Fig 42) una tira de ancho unidad sobre la que se obtienen los esfuerzos conforme a los planteamientos básicos de la teoría de estructuras (ver Fig 43a). predimensionar las paredes a partir de un modelo simple de vigas.5. por ejemplo. Permiten.1. En ocasiones se plantea. Fig 42.3. Ello reduce drásticamente los momentos en la base (Fig 43b) pero exige un detalle cuidadoso de la unión entre la cabeza de las paredes y la propia cubierta porque no es fácil materializar uniones que transmitan únicamente cortante y no flector.

Anclaje en la cubierta El análisis de elementos de carácter bidimensional mediante modelos simplificados unidimensionales obliga a modificar. conforme a la Fig 42 se modeliza la pared del depósito tendría una rigidez de valor: E⋅I = E⋅ e3 12 Donde: E I e Módulo de elasticidad Momento de inercia Espesor de la viga Naturalmente. al menos en teoría (en la práctica las diferencias son reducidas) el valor de la rigidez de la sección. En definitiva. En efecto. . al utilizar modelos de barras se debería tomar la precaución de multiplicar el módulo elástico del material por el factor 1 . la placa muestra una rigidez “D” de valor: D= ( E ⋅e3 1 −ν 2 ⋅12 ) Donde e es el espesor de la pared y ν es el módulo de Poisson. la barra de ancho unidad con la que. lo que supone 1 −ν 2 incrementos que no superan el 5%. esta deformación no se puede desarrollar en un elemento bidimensional.114 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Fig 43. por lo que su comportamiento es más rígido. Frente a la rigidez a flexión “E·I” de la viga.

algunos autores señalan la posibilidad de utilizar los modelos clásicos de placas. ya que. como una placa sustentada en sus bordes (Fig 44). las condiciones en los bordes laterales y de cimentación no corresponden a las situaciones extremas de giro libre o coartado (apoyo libre o empotrado). Modelos de placas apoyadas en el contorno Este tipo de aproximaciones no se justifica en la actualidad. Ello permite utilizar las soluciones tabuladas de cualquiera de los manuales clásicos de cálculo de placas. según este esquema. ejemplo. sino a valores intermedios de rigidez no contemplados en tablas. de contemplar la pared completa del depósito.DISEÑO 115 Por último. El problema surge al considerar las condiciones de contorno a flexión. ya que conllevan un esfuerzo de cálculo incluso superior al que requeriría una modelización convencional mediante cualquier programa comercial de elementos finitos y no aportan resultados mas ajustados. Fig 44. salvo casos singulares extremadamente infrecuentes (por. depósitos de planta cuadrada). . Se trataría. o de sus compartimentos.

Estas tensiones derivan. Esquema de “gajos” Por geometría elemental. Fig 45. evidentemente. Una evolución muy útil de este mismo modelo de comportamiento es el de viga flotante.6.116 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 4. de la deformación circunferencial (ver Fig 46) del depósito. son las tensiones circunferenciales entre tales gajos.1. por tanto. facilitando la separación de cada “gajo” respecto al aledaño. Depósitos circulares En el caso de solicitaciones simétricas respecto al eje. el modelo más simple de análisis es el de esfuerzos en cilindros sometidos a presión interior (ver apartado 4. ese alargamiento circunferencial vale: ξ= (R + u) ⋅θ − R ⋅θ u = R ⋅θ R Donde: R u θ Radio de la circunferencia Movimiento radial Ángulo de giro Fc = E ⋅ ξ ⋅ e Y.4.5).6. Suponiendo el depósito cilíndrico de la Fig 45. lo único que impide que las paredes se separen en planos meridionales de rotura como los que muestra la figura.4. la fuerza circunferencial (por unidad de altura) será: Donde: E e Módulo de elasticidad Espesor .

Componente radial de los esfuerzos circunferenciales (FR) En resumen.DISEÑO 117 Fig 46. Deformación radial Las fuerzas circunferenciales sobre el gajo dan una componente radial (Fig 47) de valor: FR = 2 ⋅ Fc ⋅ θ 2 E ⋅ e ⋅θ ⋅u R Esto es: FR = 2 ⋅ E ⋅ ξ ⋅ e ⋅ ϑ 2 = θ/2 θ Fig 47. comprobamos que un movimiento radial del gajo de valor “u” da lugar a una fuerza sobre el mismo de valor: .

por tanto el módulo de balasto K S = E ⋅ e .118 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN FR = E ⋅ e ⋅θ ⋅u R Esto permite sustituir la acción de los gajos aledaños al considerado por un E ⋅ e ⋅ θ . Así. Fig 49. muelle de elasticidad k= R Fig 48. según muestra la Fig 48. con la única diferencia del valor numérico asignado al módulo de balasto. entonces sería θ = 1 y. en el que bastaría con introducir en cada nudo un muelle de rigidez el producto del módulo de balasto por la mitad de la longitud de cada barra que concurre en el nudo (ver Fig 49). Discretización de la pared . si se piensa en un gajo de ancho (desarrollado) unidad. Modelo de viga sobre apoyo flexible El modelo así formulado sería en todo idéntico al de viga sobre apoyo elástico. R2 R El lado práctico del modelo es que resulta muy fácil desarrollarlo con la ayuda de cualquier programa elemental de cálculo matricial.

En el caso de cantos importantes. Han de cuidarse especialmente los detalles de anclaje y solape. aquella que proporciona a la sección una resistencia de cálculo (minorada) superior a los esfuerzos (también de cálculo.DISEÑO 119 4. En la Tabla 12 se indican los valores de las cuantías geométricas mínimas que. Se trata de una condición de seguridad común a cualquier otra estructura de hormigón armado.3. que requieran el hormigonado en tongadas diferenciadas (no es normal disponer más de dos) siempre es conveniente disponer una capa de armado mínimo en la superficie de cada tongada.3 y 42. La necesaria para asegurar la ductilidad de la sección.5 Cuantías y esquemas de armado La cuantía de armadura a disponer en cada sección del depósito será siempre la mayor de: La que resulte del dimensionamiento de la sección. . siempre que dichos valores resulten más exigentes que los señalados en los artículos 42. el cumplimiento de las condiciones de separación entre barras. en función del acero utilizado.2. que en el caso concreto de los depósitos se refieren fundamentalmente a la estanquidad. tanto en lo que respecta a las posiciones en que se sitúan como a las longitudes de las barras (tomando en consideración las tolerancias) y muy especialmente. de la EHE08. es decir. a la falta de la atención requerida. los esquemas de armado proyectados y ejecutados deberán responder a las hipótesis del modelo de cálculo utilizado en el diseño del depósito. mayorados) que actúan sobre ella en cada combinación de acciones. en cualquier caso.6. Los detalles constituyen una de las causas más habituales de patología debido.3. En depósitos de hormigón. es decir. básicamente. La necesaria para asegurar las condiciones de servicio.3.4. 42. deben disponerse en los diferentes tipos de elementos estructurales. - - En lo que se refiere al armado es necesario insistir en la conveniencia de respetar las cuantías geométricas mínimas.

0 4.8 3. Esta cuantía se aplica estrictamente en los nervios y no en las zonas macizadas.7 3.4 Nervios Forjados unidireccionales Armadura de reparto perpendicular a los nervios (3) Armadura de reparto paralela a los nervios (3) Vigas (4) 0. (4) Cuantía mínima correspondiente a la cara de tracción. En el caso de muros con espesores superiores a 50 cm. dos armaduras activas o pasivas longitudinales simétricas respecto al plano medio vertical. Para muros vistos por ambas caras debe disponerse el 50% en cada cara.0 2. con la armadura horizontal interrumpida. longitudinal y transversal repartida en las dos caras. En el caso en que se dispongan juntas verticales de contracción a distancias no superiores a 7.9 Muros (5) Armadura horizontal Armadura vertical (1) Cuantía mínima de cada una de las armaduras.0 1.3. Se recomienda disponer en la cara opuesta una armadura mínima igual al 30% de la consignada.5. se considerará un área efectiva de espesor máximo 50 cm distribuidos en 25 cm a cada cara. la armadura activa podrá tenerse en cuenta en relación con el cumplimiento de las cuantías geométricas mínimas sólo en el caso de las armaduras pretesas que actúen antes de que se desarrolle cualquier tipo de deformación térmica o reológica.120 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Tabla 12 Cuantías geométricas mínimas. las cuantías geométricas horizontales mínimas pueden reducirse al 2‰.5 m.0 1.5 m de altura del fuste del muro y siempre que esta distancia no sea menor que la mitad de la altura del muro podrá reducirse la cuantía horizontal a un 2‰. Se recomienda disponer en la cara opuesta una armadura mínima igual al 30% de la consignada. referidas a la sección total de hormigón(6) (Tabla 42. se adoptará la mitad de estos valores en cada dirección dispuestos en la cara inferior. Para losas de cimentación y zapatas armadas.0 1. La armadura mínima horizontal deberá repartirse en ambas caras.6 2. (5) La cuantía mínima vertical es la correspondiente a la cara de tracción.3. (3) Cuantía mínima referida al espesor de la capa de compresión hormigonada in situ.0 1.8 3.1 4.3 4. en tanto por 1000. de la EHE-08.2 0. .5. (2) Cuantía mínima referida a una sección rectangular de ancho bw y canto el del forjado de acuerdo con la Figura 42. al menos. Todas las viguetas deben tener en la cabeza inferior. de la EHE-08) Tipo de acero Tipo de elemento estructural Aceros con fy= 400 N/mm Pilares Losas (1) (2) 2 Aceros con fy= 500 N/mm2 4. ignorando la zona central que queda entre estas capas superficiales.2 0. (6) En el caso de elementos pretensados. A partir de los 2.

aproximadamente 722 kN. lo que exige 8 cm2 de armadura B400S. En definitiva. lo que exigiría aumentar el número de barras en la misma proporción. equivalente a tan sólo cuatro barras de 16 mm de diámetro por metro de altura. a modo de ejemplo. un depósito circular. los esfuerzos circunferenciales de membrana se representan en la Fig 50 (se admite condición de llenado y. la plastificación de la armadura en las fisuras conduciría a la abertura incontrolada de las mismas. ya que. 5 4 Altura (m) 3 2 1 0 ESFUERZOS CIRCUNFERENCIALES 0 50 100 150 200 Axil (kN/m) 250 300 Fig 50. de 25 m de diámetro. . se comprueba cómo el armado queda en muchas ocasiones condicionado por los valores mínimos de cuantía. Sea. Sin embargo. Esfuerzos circunferenciales en la pared Para mantener las condiciones de estanquidad sería incluso necesario aumentar la cuantía. en caso contrario. por tanto. la resistencia media a la tracción circunferencial de la sección de hormigón (que suponemos con una resistencia característica de 30 N/mm2) sería casi tres veces superior. γ=1). que tendían a aumentar los espesores de las paredes al objeto de reducir la armadura. 5 m de altura y 25 cm de pared.DISEÑO 121 Ejemplo 4 Es muy frecuente que las condiciones de ductilidad y de servicio condicionen el armado final del depósito. Se comprueba que el esfuerzo máximo ronda los 275 kN. Ello cuestiona incluso algunas de las reglas clásicas de armado. Supuesto lleno de agua.

.

conforme a las vigentes normas de tráfico. En el caso particular de los tubos. 5. el piso y los laterales de la caja estén exentos de protuberancias o bordes rígidos o agudos que puedan dañar los materiales.4. disponiendo para ello cunas de madera o .CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS 123 5 CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS En el presente capítulo se establecen una serie de recomendaciones en lo que se refiere a las condiciones que. El transporte del hormigón a obra o de los materiales constitutivos. de la EHE08. apilándolos de forma que no queden en contacto unos con otros.1. Si el transporte incluye tubos de distinto diámetro.1 TRANSPORTE. con carácter general.1 Transporte Las operaciones de transporte de los materiales deben hacerse. debe evitarse rodarlos sobre piedras. deberá cumplir lo establecido en el artículo 71. 5. es preciso colocarlos en sentido decreciente de los diámetros a partir del fondo. no dejándolos nunca caer. no debiendo admitir cargas adicionales sobre los tubos que puedan producir deformaciones excesivas en los mismos y garantizando la inmovilidad de los tubos. en su caso. en caso de fabricarse en la misma. debiendo depositarse en el suelo sin brusquedades. Debe cuidarse que en los camiones o en el medio en el que se realice el transporte a obra. almacenamiento y manipulación de todos los componentes que integran un depósito deben hacerse sin que ninguno de estos elementos sufra golpes o rozaduras. ALMACENAMIENTO Y MANIPULACIÓN DE MATERIALES Las operaciones de transporte. deben seguirse para la construcción de un depósito hasta su puesta en servicio.

O también. los de PRFV o los de acero se pueden fabricar en longitudes superiores a 12 metros. Por ejemplo. para no dañar los mecanismos de accionamiento manual o mecánico que la válvula pueda llevar. una de las razones por la que los tubos de hormigón son de 2. Las válvulas deben enviarse limpias. deben transportarse conforme a las indicaciones del fabricante. El transporte de conducciones. Todas las válvulas deben ser embaladas de forma que durante el transporte quede garantizada la imposibilidad de golpes y daños en estos elementos. en general. Los paneles y pilares prefabricados. pero serían más difícilmente transportables a obra. o cerrado si se trata de metal. e incluso plantearse la contratación de transportes especiales si fuera necesario. todos los elementos prefabricados de gran volumen. y con el fin de evitar daños en las piezas y riesgos personales y en los vehículos utilizados. tales configuraciones de apoyo deben quedar explícitamente recogidas en la documentación de proyecto (normalmente se incluye un plano con esquemas e instrucciones de transporte e izado). de cara a la elección del vehículo a utilizar. En los tubos de hormigón el transporte a obra no debe iniciarse hasta que el hormigón haya alcanzado la resistencia necesaria. así como su eventual maniobra. Los tubos con uniones de enchufe o embocadura termoconformada y extremo liso deben colocarse con los extremos alternados. capacidad de maniobra.40 m de longitud es que así permiten el almacenamiento a lo ancho de la caja de un camión. En cualquier caso. si el asiento es elástico.. en ocasiones. especial atención debe prestarse a todo ello en el caso de los tubos flexibles. Se prestará especial atención durante el transporte y la manipulación. por ejemplo. que habrá comprobado la seguridad de cada elemento ante las solicitaciones inducidas en las distintas configuraciones de apoyo. los tubos de PE. es un condicionante para las longitudes de fabricación. etc. se deberán tener en cuenta las condiciones de acceso de la obra en cuanto a pendientes. se .124 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN elementos elásticos. Las válvulas de compuerta es recomendable que se envíen con el elemento de cierre en posición abierto. radios de acuerdo. con todos sus elementos protegidos y los orificios externos tapados mediante tapas de plástico de forma que se evite la introducción de elementos extraños. En las de mariposa el obturador debe ir en posición ligeramente abierta. debiendo evitarse roces y esfuerzos superiores a los que la válvula ha de soportar. de tal modo que los enchufes no queden en contacto con los tubos inferiores. así como. Naturalmente. En el transporte de elementos prefabricados se deben tener en cuenta las dimensiones de las piezas transportadas.

deberá cumplir con lo establecido en los artículos 26. adiciones y armaduras. si se dispone de una solera rígida y se garantizan las debidas condiciones de seguridad. en ningún caso.2 Almacenamiento El almacenamiento de los materiales constitutivos del hormigón. habitualmente. en caso de fabricarse en la propia obra. En el transporte de las armaduras se deben guardar ciertas precauciones para evitar daños (doblados. El número de hileras superpuestas en los acopios y la disposición de las mismas (piramidal o prismática) debe ser tal que ninguno de los tubos apilados sufra daños y cuando la manipulación sea manual. excederse de alturas de 3 metros. en particular. sujetos mediante calzos de madera u otros dispositivos que garanticen su inmovilidad.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS 125 acondicionarán adecuadamente los caminos internos y de acceso a la propia obra. Los tubos de hormigón. siempre que no se ocasionen daños en sus boquillas al colocarlos en esta posición.1. pueden almacenarse en posición vertical. en cualquier caso. El acopio de los tubos en obra se hace. 27. áridos. la altura máxima debe ser inferior al alcance que en condiciones de seguridad tenga el personal que realice el trabajo. no debiendo prolongarse innecesariamente y. hay que procurar la adecuada protección frente a posibles daños externos. sin riesgo de que piedras u otros salientes puedan dañarlos. respectivamente. Cuando haya tubos que se almacenen sobre el terreno debe comprobarse que éste es lo suficientemente resistente para soportar las cargas que se le transmitan y lo suficientemente liso para que éstos se apoyen en toda su longitud. en posición horizontal. sin embargo. 28. debe evitarse que sufran secados excesivos o fríos intensos. . para los cementos. agua. suciedad. 5. Se debe tratar de tener las condiciones óptimas para realizar correctamente las tareas de descarga del material. especialmente de los anillos elastoméricos y las válvulas. evitando el golpeo entre las mismas. procurando realizar el transporte hasta el punto más próximo del lugar donde la pieza va a ser instalada. y minimizando las tareas de transporte interno dentro de la propia obra. El tiempo de almacenamiento debe restringirse al mínimo posible. En los tubos de hormigón. polvo) que comprometan la adherencia y la resistencia de las mismas. los cuales hay que situarlos en lugar cerrado y protegidos de la luz solar y de temperaturas elevadas. desdoblados) y para evitar el contacto con productos (óxidos. facilitando el izado equilibrado de las piezas. maniobrando con suavidad. En la Tabla 13 se adjuntan unos valores recomendados para las alturas máximas de apilamiento. no debiendo. 30 y 69-70 de la EHE-08.

Para las operaciones de almacenamiento de los tubos de acero pueden seguirse. teniendo en cuenta las siguientes precauciones: Las juntas deben mantenerse limpias sin permanecer expuestas a la intemperie hasta el momento de su utilización. lámparas de vapor de mercurio. El acopio de las juntas elastoméricas debe realizarse en locales cerrados. La temperatura de almacenaje debe estar comprendida entre 10 ºC y 25 ºC.100 1. Los anillos de elastómero deben protegerse de la luz. material eléctrico de alta tensión u otro tipo de equipos que puedan producir chispas o descargas eléctricas silenciosas.126 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Tabla 13 Alturas máximas de almacenamiento (número de hileras) de los tubos Fundición Hormigón PRFV PVC-U PE/PP 16 5 12 10 11 5 7 6 9 5 4 4 7 5 3 3 5 4 4 2 3 5 4 3 2 3 4 3 3 2 3 3 2 2 1 3 3 2 2 1 2 2 1 2 1 2 2 1 2 2 2 1 2 2 1 1 1 2 1 1 1 1 100 200 300 400 500 600 700 DN 800 900 1. las especificaciones de la norma API 5LW. Deben protegerse de los gases .000 1. circulación. por ejemplo. Deben protegerse del aire en almacenándolas en envases cerrados. en particular.500 Los tubos de PVC-U y de PE no deben estar en contacto con combustibles y disolventes. almacenándose en contenedores opacos.200 1. envolviéndolas y - Las juntas no deben almacenarse en locales con equipos capaces de generar ozono. Se debe procurar que estén protegidos de la luz solar y que su superficie no alcance temperaturas superiores a 45 ó 50 ºC.400 > 1. en especial de la radiación solar directa y de las radiaciones artificiales con un elevado porcentaje de ultravioletas.

suciedad. Fig 51. en especial disolventes. etc. pilares. desdoblados) y para evitar el contacto con productos (óxidos. Las juntas han de almacenarse libres de tensión. En el caso de los prefabricados de menor volumen (viguetas. vigas de gran dimensión. ni con metales. ya que pueden producir ozono por vía fotoquímica. Por ejemplo. normalmente. Muy frecuentemente éstos se montan directamente desde el camión en su emplazamiento definitivo. Los prefabricados de gran volumen (paneles. Cuando se acopian elementos en altura es importante mantener la continuidad de los apoyos en vertical para evitar sobre-esfuerzos en las viguetas o placas. en cambio. : Acopio de prefabricados . sí es frecuente el acopio en obra. En estos casos es importante depositarlos sobre durmientes (normalmente de madera) bien nivelados sobre una superficie resistente. - En el suministro y almacenamiento de las armaduras se deben guardar ciertas precauciones para evitar daños (doblados. compresión u otra deformación. No deben estar en contacto tampoco con materiales líquidos o semisólidos. aceites y grasas. polvo) que comprometan la adherencia y la resistencia de las mismas. no deberían estar suspendidas por ninguna parte de su circunferencia. no es operativo el acopio en obra. placas alveolares.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS 127 de combustión y los vapores orgánicos.…).) requieren unas condiciones de apoyo tan estrictas que.

de modo que. evitando que el tubo quede apoyado sobre puntos aislados. enganchando para ello las bocas del tubo. En el caso de tubos de hormigón armado de grandes dimensiones u otros elementos prefabricados de gran volumen. por el contrario. debe comenzarse. en la práctica.128 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 5. si bien. siendo recomendable. no deben ser admisibles dispositivos formados por cables desnudos ni cadenas en contacto con el tubo. una especificación adecuada al uso. simplemente. La descarga debe hacerse. En los tubos de PVC-U cuando se manejen con temperaturas inferiores a 0 ºC debe prestarse especial atención a todas estas operaciones. cerca del lugar donde deban ser colocados. igualmente. La descarga mediante estrobos. cuando se transporten unos dentro de otros. En cualquier caso.1. en general. Debe evitarse. La suspensión del tubo por un extremo y la descarga por lanzamiento no deben hacerse nunca. . máxime si los tubos tienen revestimientos exteriores. para diámetros reducidos pueden emplearse medios manuales. a los que anclar los ganchos o argollas de manipulación. por los del interior. el uso de bragas de cinta ancha recubiertas de caucho. como es lógico. la rodadura o el arrastre de los tubos sobre el terreno. ésta debe realizarse sólo sobre superficies preparadas a tal efecto de forma que no se ocasionen desperfectos en el tubo. todos los prefabricados de gran volumen.3 Manipulación de elementos prefabricados Las operaciones de carga y descarga de tubos deben realizarse de tal manera que los distintos elementos no se golpeen entre sí o contra el suelo. embebidos en la masa durante el hormigonado. En general. suelen disponer de herrajes metálicos. Estos elementos. a ser posible. La descarga de los tubos de materiales plásticos. y. o procedimientos de suspensión a base de ventosas. Si la dirección de obra admite la rodadura. éstos deberán incluir los elementos necesarios en el prefabricado para su correcta manipulación. En estos casos es muy importante utilizar exclusivamente estos herrajes durante todo el proceso de transporte y puesta en obra Cuando no se dispone de estos herrajes es aún más importante la especificación por parte del fabricante de las condiciones de manipulación. Se trata de elementos comercializados por casas especializadas que cuentan con los correspondientes certificados de capacidad. sí es una práctica admisible. las operaciones de carga y descarga de los tubos hay que realizarlas mediante equipos mecánicos. no requieren mayor comprobación de proyecto sino. evitando que sufran golpes.

deberán atenderse puntos como: - . Explotación. Aislamiento ante acciones exteriores. Cálculo de las estructuras resistentes del depósito. En cuanto a la configuración. Impermeabilización suficiente del vaso en cuanto a los materiales y espesores utilizados. Implantación adecuada en el paisaje. Ventilación adecuada.2 EJECUCIÓN DE DEPÓSITOS Los aspectos constructivos a analizar se referirán a la estabilidad. Pendiente en solera. - En cuanto a la impermeabilidad. Definición de la carga portante del terreno. debe garantizarse la imposibilidad de alterar la calidad del agua retenida en el vaso y la imposibilidad de pérdida de volumen de agua. Establecimiento de juntas de dilatación y constructivas. Deberá cuidarse: Seguridad de la cimentación ante asientos o movimientos. Organización lógica de acuerdo con una circulación constante del agua y las operaciones previstas. Drenaje del terreno que permita controlar las posibles fugas del depósito en funcionamiento y drenaje para evitar subpresiones por elevación del nivel freático. Economía de la explotación. En cuanto a la estabilidad debe prestarse atención a: Homogeneidad y resistencia del terreno sobre el que se construye el depósito.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS 129 5. impermeabilidad y configuración. Equipamiento técnico y de control adecuados. Acondicionamiento del terreno previo a la cimentación. Aislamiento térmico.

Estructura sencilla y funcional. Fig 52. Se deben considerar los efectos del viento. - 5. Ajustar la estructura y materiales a la zona de implantación. no menor del 2 % del peso total del encofrado más el hormigón contenido. debe tener una cierta rigidez que asegure un buen aspecto de la pieza final y que las tolerancias dimensionales no se superen. Adicionalmente.50 kN/m lineal en el borde superior del encofrado para asegurar el arriostramiento. pueden adoptarse 2. Sobrecarga de utilización vertical. Depende de los medios de construcción utilizados.1. para que no quede condicionada la durabilidad de la pieza. En los encofrados del muro se debe adoptar una acción de 1. Además. se debe considerar una acción horizontal de 1. cuidando la vegetación y plantaciones de las zonas próximas. evitando fugas de lechada o de fracciones de fino del hormigón fresco.50 kN/m lineal de borde de estructura. Se calcula en función del peso específico de los materiales empleados y de las indicaciones del DB SE-AE del CTE.1. evitando impactos en el paisaje. Cuidar la estética de los depósitos.2.50 kN/m2.130 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Posibilidad de ampliación. Encofrado El encofrado utilizado debe asegurar la estanquidad. Si se usan medios no pesados. Sobrecarga de utilización horizontal. Sobrecarga de utilización horizontal . al encofrado se le deben exigir ciertas condiciones de resistencia ya que son estructuras provisionales sometidas a acciones importantes en algunos casos. Estas acciones son fundamentalmente de cuatro tipos: Peso propio. Además.

En las operaciones de vertido y compactación del hormigón se deberán evitar los posibles desplazamientos de las armaduras.2. el aluminio (su utilización se limita al caso de encofrados permanentes decorativos. muros. En la norma UNE 36.831 se proponen unos criterios de atado de las armaduras que son los siguientes: . Armado La elaboración de la ferralla comprende el enderezado.2. ya que dependen de una gran cantidad de factores. el sistema de encofrado debe asegurar facilidad de montaje y manipulación en relación con los medios disponibles. el acero.831 y la UNE-EN ISO 17.3. la temperatura y el nivel de energía de vibración. El encofrado debe asegurar la ausencia de coacciones frente a las variaciones dimensionales de la pieza de hormigón. de la velocidad de hormigonado. Además. debido a la transferencia de la fuerza de pretensado a la pieza. utilizando tratamientos superficiales para proteger el aluminio del ataque del hormigón fresco) y el hormigón. Esta característica es especialmente importante en el caso de las piezas pretensadas.) en función de la altura del mismo. atándolas entre sí. También debe garantizar la protección térmica suficiente para evitar la disipación del calor de hidratación. El doblado de las armaduras se realizará teniendo en cuenta lo indicado en el artículo 69.4 de la EHE-08. losas.1.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS - 131 Empujes del hormigón fresco. Para calcularlos. La EHE-08 normaliza todas estas actividades adoptando la norma UNE 36. pilares. etc. Los materiales más utilizados en los encofrados son la madera. que define la acción del hormigón fresco en diferentes casos (vigas. 5. se puede seguir la Guía ACI 347. Son complicados de evaluar. retracción hidráulica y a la contracción térmica. facilidad de desmoldeo evitando daños en la superficie del hormigón y facilitar el curado. corte y doblado de la misma. para evitar fisuraciones producidas por coacciones al libre movimiento de la pieza por acortamientos debidos al asentamiento plástico. Posteriormente se atan y sueldan las armaduras para finalmente colocarlas en obra. mediante alambres o puntos de soldadura. aprovechando en cada caso las ventajas que se derivan de las características propias del material elegido y de las necesidades requeridas en cada situación.660.

Los estribos múltiples formados por estribos simples deben atarse entre sí. Fig 53. Cuando las barras de la armadura principal tengan un diámetro igual o inferior a 12 mm. Si se emplea malla electrosoldada para formar los estribos o armadura simplemente de sujeción de estribos. los cruces atados no deben distanciarse más de 50 diámetros. la armadura principal debe atarse en las esquinas a una distancia no mayor de 50 veces el diámetro de la armadura principal. Criterio de atado de armaduras en pilares y vigas .132 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN - Losas y placas: Deben atarse todos los cruces de barras del perímetro del panel de la armadura. Criterio de atado de armaduras en losas y placas - Pilares y vigas: Debe atarse cada cruce de esquina de los estribos con la armadura principal. Las otras barras diferentes de las de esquina deben atarse a éstos a distancias no superiores a cincuenta veces el diámetro de la barra. se sujetan en el resto del panel los cruces de las barras de forma alternativa. disponiéndose también de forma alternativa. Cuando dicho diámetro sea superior a 12 mm. Fig 54.

Por diferentes motivos (longitud insuficiente de las barras. Criterio de atado de las armaduras en muros Finalmente. Para realizar el empalme de estas barras hay diferentes métodos. Para el empalme por solapo de un grupo de barras se seguirá lo dispuesto en el artículo 66. Otro método de empalme de armaduras permitido es el empalme por soldadura (artículo 66.660.6. Para garantizar estos recubrimientos se utilizan separadores y calzos (artículo 37. Por un lado la EHE nos permite realizar el empalme de las barras mediante empalme por solapo de las mismas (artículo 66. siempre y cuando se realice según la norma UNE-EN ISO 17.3 de la EHE.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS Muros: Se atan las barras en intersecciones alternadas. Las distancias máximas a las que se deben colocar los separadores vienen recogidas en el artículo 69. tipo de elemento y calidad del hormigón. se deben colocar unos recubrimientos concretos (artículo 37.8.2. En el caso de disponer de mallas electrosoldadas se tendrá en cuenta lo dispuesto en el artículo 66.2.4 de la EHE-08) en función de la clase de exposición (artículo 8.2. por ejemplo).6.6.6.5 de la EHE). . 133 Fig 55. Para garantizar la durabilidad de la estructura de hormigón.2 de la EHE). las armaduras se deben colocar en su posición definitiva teniendo cuidado de que no entren en contacto con ninguna sustancia utilizada en la fase de encofrado que perjudique la adherencia de las barras.5 de la EHE-08).6 de la EHE).2 de la EHE-08).4 de la EHE.2 de la EHE-08. hay que ejecutar empalmes de armaduras (artículo 66.

granulometrías discontinuas. Para la puesta en obra del hormigón se tendrá en cuenta lo dispuesto en el artículo 71. tamaños de árido limitados y adición de plastificantes. El prefabricado permite obtener hormigones muy compactos y consecuentemente muy impermeables. que pueden reducirse permitiendo el uso de diámetros más pequeños. Las distancias entre barras. Esta selección es muy importante en el caso de que se utilicen hormigones de consistencia muy fluida o muy seca.2. medios de transporte y vertido directo al molde.134 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Cuando las barras sean de diámetro mayor que 32 mm o haya falta de espacio en piezas fuertemente armadas. medios de vibrado de gran potencia (en el caso de los paneles. o bajo condiciones que contribuyan a un rápido fraguado del hormigón. Los elementos prefabricados se producen en plantas que disponen de central propia de fabricación de hormigón. instalaciones de curado (en ocasiones utilizando ambientes saturados). para evitar la segregación. etc. Hormigonado La colocación del hormigón requiere una correcta selección de medios y equipos en el manejo del mismo. especialmente en lo que se refiere a: Los recubrimientos de la armadura. Hormigón vertido La EHE exige que el tiempo máximo transcurrido entre la adición de agua al cemento y la colocación del hormigón sea de una hora y media. taller de preparación de la ferralla. partiendo de relaciones agua-cemento bajas. el tiempo . En tiempo caluroso.3. En el caso de los elementos prefabricados es más sencillo asegurar la geometría.2.6.6 de la EHE). Todo ello supone una ventaja importante que permite al proyectista disponer de armados más complejos que los que serían razonables en una obra in situ o prescribir hormigones de prestaciones difícilmente alcanzables en ella. mesas vibrantes). 5.3.1.5 de la EHE-08. Aspecto igualmente importante de cara a la fisuración. 5.1. aspecto fundamental de cara a la fisuración de la pieza (la propia norma EHE reconoce este aspecto). un tamaño máximo de árido muy grande. los esfuerzos entre barras se deben transmitir por empalme mecánico (artículo 66.1. o mezclas poco dóciles.

aumenten el tiempo de fraguado (artículo 69. colocando pantallas para dirigir la corriente de hormigón cuando sea necesario. por lo que. En el vertido se deben tomar las medidas necesarias para evitar la segregación. una vez que se hayan revisado las armaduras ya colocadas en su posición definitiva. y teniendo especial cuidado en elementos de gran altura. .1.2. verter el hormigón en vertical mejor que en ángulo. por ejemplo. si es necesario. En el vertido y colocación del hormigón. El hormigón no deberá encontrar restricciones hasta la posición de colocación en el encofrado.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS 135 límite deberá ser inferior. como por ejemplo. De este tipo de vertido se derivan ciertas ventajas como son la velocidad de trabajo. aumento de la producción y se asegura un hormigonado continuo.3.2. Otra precaución que se debe tomar es que el hormigón se debe depositar cerca de o en la misma posición final en el interior del encofrado. 5. En ningún caso se tolerará la colocación en obra de hormigón con indicios de principio de fraguado.7 de la EHE). No se efectuará el hormigonado en tanto no se obtenga la conformidad de la Dirección de Obra. de una forma lenta. El hormigonado de cada elemento se realizará de acuerdo con un plan previamente establecido en el que deberán tenerse en cuenta las deformaciones previsibles de encofrados y cimbras. Se cuidará que no se produzca segregación en el vertido. incluso cuando estas operaciones se realicen de un modo continuo mediante conducciones apropiadas. con movimientos suaves de los equipos. a menos que se adopten medidas especiales que. sin perjudicar la calidad del hormigón. No se colocarán en obra capas o tongadas de hormigón cuyo espesor sea superior al que permita una compactación completa. se utilizarán los medios necesarios para conducir el hormigón hasta el fondo del encofrado para que no caiga libremente sobre la armadura. se adoptarán las debidas precauciones para evitar la disgregación de la mezcla.2. Hormigón bombeado El hormigón bombeado se debe utilizar cuando la mezcla reúna las características de un hormigón que se pueda colocar por este sistema (cantidad mínima de cemento y curva granulométrica determinada de los agregados).

4. existan dificultades de acceso. La compactación se debe realizar en todas las zonas de la pieza hormigonada. El vibrador se debe introducir verticalmente y penetrar hasta el fondo de la tongada más 15 cm en la tongada anterior.487-1 y UNE-EN 14. especialmente en los fondos y junto a los encofrados. Según lo dispuesto en la EHE. para mejorar la ductilidad.3. Al hormigón proyectado se le pueden incorporar ciertos productos añadidos para mejorar ciertas características como pueden ser fibras.1. adherencias y costes.3. La utilización de vibradores de molde o encofrado deberá ser objeto de estudio. Debe procurarse que la longitud del vibrador sea la necesaria para llegar a todas las zonas.136 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 5. por vía seca y por vía húmeda. el método preferible es el vibrado interno. El proceso de compactación deberá prolongarse hasta que refluya la pasta a la superficie y deje de salir aire. siendo los morteros de función estructural permanente los tipo H/MP III. pero que pueden alterar significativamente otras propiedades.2. esquinas y vértices.3. En general. Las normas UNE-EN 14. como la permeabilidad. de forma que la vibración que se transmita a través del encofrado sea la . por ejemplo. la compactación de los hormigones en obra se realizará mediante procedimientos adecuados a la consistencia de las mezclas y de manera tal que se eliminen los huecos y se obtenga un perfecto cerrado de la masa.487-2 establecen los diferentes tipos de hormigones y morteros proyectados. 5. Cuando se utilicen vibradores de superficie el espesor de la capa después de compactada no será mayor de 20 centímetros.2. Compactación Una inadecuada compactación del hormigón en obra puede conducir a defectos que no se detectan en los ensayos de control del valor de la resistencia a compresión del hormigón. sin que llegue a producirse segregación. o se pretendan hormigonar espesores muy pequeños. Hormigón proyectado El hormigón proyectado se utiliza en las situaciones en las que los encofrados sean complicados de elaborar.1. para eliminar los huecos y coqueras. Existen dos formas de aplicación. pero siempre sin llegar a tocar los paramentos de estos con el propio equipo compactador. con las que se obtienen diferentes grados de rendimiento.

paja. El curado podrá realizarse manteniendo húmedas las superficies de los elementos de hormigón. Estos métodos consisten en retener la humedad a través de la aplicación de láminas de plástico. nebulización. etc. Tabla 14 Tipo de compactación en función de la consistencia del hormigón (EHE-98) Consistencia Seca Plástica Blanda Fluida Tipo de compactación Vibrado enérgico Vibrado normal Vibrado normal o picado con barra Picado con barra 5. sino en minimizar la evaporación del agua de amasado. arena. El curado se puede realizar en sus diferentes fases (inicial. El momento de empezar a aplicar el curado es cuando la superficie del hormigón empieza a secarse.5. Cada uno de los parámetros del curado se debe elegir en función del tipo y clase del cemento.1.2. mediante riego directo que no produzca deslavado. que no consisten en aportar agua.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS 137 adecuada para producir una correcta compactación. aspersión. previniendo la pérdida de humedad del hormigón y en caso necesario. reductores de la evaporación y compuestos filmógenos. evitando la formación de huecos y capas de menor resistencia. algodón. Se tendrá en cuenta lo dispuesto en el artículo 71. que es el método más eficaz. Esto es cuando el agua de exudación se evapora a una velocidad mayor que el agua que sube por difusión (proceso mucho más lento que la evaporación en la superficie). mediante inundación. En la Tabla 14 se indican los tipos de compactación en función de la consistencia de la mezcla. El agua empleada en estas operaciones deberá poseer las cualidades exigidas en el artículo 27 de la EHE-08.6 de la EHE-08.3. Curado Se deben tomar las medidas necesarias para permitir la hidratación del cemento. . etc. o materiales de cubrición saturados como arpilleras. suministrar la humedad necesaria y mantener la temperatura idónea en las primeras edades del hormigón. de la temperatura y grado de humedad del ambiente. intermedia y final) con agua. Además existen otros métodos.

3. 5. por ejemplo) se procederá con arreglo a las normas de buena práctica propias de dichas técnicas. Las tolerancias de colocación de las armaduras pasivas quedan establecidas en la UNE 36. Tolerancias Las tolerancias de ejecución serán las especificadas en el Anejo 11 de la EHE08. Los condicionantes del entorno del depósito determinarán si el método de excavación ha de ser en talud o entre pantallas. siendo la siguiente: Ejecución de muro continuo de pantallas Excavación entre pantallas Ejecución de cimentaciones: solera y zapatas de pilares .831. y finalmente la ejecución de la cubierta. y por tanto consiste en la excavación a cielo abierto. La secuencia constructiva es la siguiente: Excavación con formación de taludes Ejecución de cimentaciones: solera y zapatas de muros y pilares Ejecución de muros y pilares Ejecución de forjado de cubierta b) Si por lo contrario la excavación es entre pantallas la secuencia constructiva se altera.1 Construcción de abajo a arriba El método de abajo a arriba es el método constructivo tradicional. el levantamiento de muros y pilares.4.1.2. a) Si la excavación es en talud supone una mayor ocupación de la obra.138 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Si el curado se realiza empleando técnicas especiales (curado al vapor. de ejecución secuencial de cimientos hacia arriba. 5. la formación de la solera.3 SISTEMAS CONSTRUCTIVOS Existen dos métodos básicos de construcción de depósitos que condicionan los procesos constructivos de cada elemento: construcción de abajo a arriba y construcción invertida. previa autorización de la Dirección de Obra. 5.

según se ha descrito en el punto anterior.2 Construcción invertida La construcción de depósitos de abajo a arriba.3. El método de construcción invertido permite reducir el período de afección de las obras en la mayor parte de la superficie. Es imprescindible el seguimiento constante topográfico durante la ejecución. este hecho supone un coste excesivo por la gran ocupación de la superficie y el peligro que origina. La secuencia constructiva en este caso es: Ejecución de muro continuo de pantallas Ejecución de pilares mediante módulos de pantallas o mediante pilotes Ejecución de cubierta Excavación bajo cubierta Ejecución de solera 5.3. la posible afección a todos ellos y la propuesta de desvíos o modificaciones de las líneas afectadas.3 Otras consideraciones en la construcción de depósitos En las obras de construcción de los depósitos y sus obras de entrada y de salida existen una serie de generalidades que se han de tener en cuenta para su correcta ejecución. En la planificación de las obras se han de programar también los desvíos de tráfico necesarios en las distintas etapas de la obra. en zonas urbanas principalmente. . tanto para su replanteo como para comprobar las exigencias de las cotas del proyecto. obliga a mantener durante largos períodos de tiempo un gran volumen de excavación abierto. modificación o apeos necesarios. Dado que son obras de gran ocupación es necesario comprobar la presencia de servicios y estructuras diversas y plantear con cuidado su desvío. En muchas ocasiones. no sólo de los viales sino también de los accesos a propiedades particulares. El proyecto contendrá la definición y los planos de los servicios existentes y de los proyectados en la zona de su ubicación.CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS Ejecución de pilares Ejecución de forjado de cubierta 139 5.

). deben ser comprobados a su recepción. tanto en fase de excavación como en fase de ejecución (parques. ventilaciones (ya sean enterradas o en torres). Es muy importante que los estudios medioambientales que incorporen los proyectos de depósitos sean profundos. con carácter general. verificando la correcta gestión de los residuos excedentes de la obra. debiendo quedar éstas exentas de materiales residuales.4 CONSIDERACIONES MEDIOAMBIENTALES Durante la construcción de los depósitos deben adoptarse las medidas necesarias para minimizar los impactos que las obras puedan originar en el medioambiente. a una limpieza de todas las zonas afectadas. además de vigilar las afecciones a la vía pública. las afecciones previstas y previendo siempre medidas correctoras para las mismas. acondicionamiento y relleno o con fines de construcción). . se han de plantear con cuidado todas las interacciones con la superficie: cámara de válvulas o edificio de entrada a ella. conocedor de este tipo de materiales. Los elementos prefabricados que entren en obra. en cualquier caso. bien mediante su depósito en vertedero autorizado o. A tal efecto la programación de los trabajos debe realizarse teniendo presente la consideración anterior. en los casos que la naturaleza de los residuos lo permita. cuantificando. En zonas urbanas hay que tener mucho cuidado con la contaminación acústica y por polvo. etc. aceras para paso de peatones. Asimismo antes de la terminación de la obra debe procederse. Se verificará. 5. Hay que garantizar el acceso de maquinaria tanto durante la ejecución de la obra como para su futura explotación. de manera que los terrenos ocupados temporalmente para el almacenamiento de materiales se limiten a los estrictamente necesarios. viales. además. así como la evaluación de las cargas sobre la cubierta. estudiando siempre soluciones alternativas. rigurosos y detallados en su contenido. que las piezas no hayan sufrido ningún daño y que están claramente identificadas. La recepción debe hacerse por personal adecuado. de acuerdo con la legislación vigente.140 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Habida cuenta de que son estructuras que con frecuencia quedan enterradas. aunque previamente hayan sido inspeccionados en fábrica. su reutilización o valoración (restauración. tapas de salida y extracción de equipos.

CONSIDERACIONES CONSTRUCTIVAS 141 Tras finalizar su vida útil. y siempre en la medida de lo posible. conforme a la legislación vigente. . debe procurarse el máximo reciclaje de materiales.

.

Estos ensayos. para verificar si ésta alcanza el nivel de calidad exigido en el proyecto. . por tanto. de Industria. en su artículo 8.ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD 143 6 ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD En este capítulo se analizan aquellas actividades que deben realizarse para garantizar los requisitos de calidad exigidos en el presente documento. básicamente. en la realización de determinados ensayos (la Ley 21/1992. Estas actividades consisten. constructor y suministrador o fabricante que realiza un control sobre las actividades o materiales aportados por él a la construcción (control interno) y de la Administración. durante y después de la ejecución de una obra. con los equipos adecuados. Ensayo de tipo o de prestación. 6. Propiedad o Dirección Obra que realiza asimismo un control independiente (control externo). La eficacia del control de calidad es el resultado de la acción conjunta del proyectista. no se realizan más que una vez en tanto no cambie la concepción del elemento a ensayar (a veces a estos ensayos se los conoce también como ensayos de homologación). pudiendo distinguirse entre (norma UNE-EN 805): 1.1 CONCEPTOS BÁSICOS Se entiende por aseguramiento de la calidad al conjunto de actividades que se desarrollan antes. El realizado exclusivamente sobre un componente representativo del diseño y proceso de fabricación. de una o más propiedades de un producto. proceso o servicio de acuerdo con un procedimiento especificado”). para verificar la conformidad de la producción con los requisitos especificados. define éstos como la “operación consistente en el examen o comprobación. tanto para la fabricación como para la construcción de todos y cada uno de los componentes que integran un depósito.

A los efectos de esta Guía Técnica el aseguramiento de la calidad se divide en: a) Control de calidad de la construcción. 6. En el caso de que los componentes estén en posesión de la marca de calidad de producto o certificado de conformidad AENOR o de otra similar de cualquier estado miembro de la UE o de algún Organismo internacional de reconocido prestigio. para verificar la conformidad de la producción con los requisitos especificados. en lo relativo a la construcción del depósito. sean exigidos para la concesión de la mencionada marca.2 CONTROL DE CALIDAD DE LA CONSTRUCCIÓN Se realizará teniendo en cuenta las prescripciones establecidas en el Título 8º de la EHE-08. Ensayo de producción. c) Control de calidad de la recepción. El realizado periódicamente sobre los distintos componentes durante el proceso de fabricación. al objeto de comprobar que se cumple lo establecido en el proyecto. de acuerdo con lo especificado en esta Guía Técnica. . El realizado periódicamente sobre los distintos componentes una vez recibidos en obra. Es el control de calidad a realizar previamente al suministro (en fábrica. 3. para el caso de depósitos construidos a partir de elementos prefabricados o que los contengan. para comprobar que se cumple lo establecido en el proyecto. b) Control de calidad de la fabricación (o previo al suministro). debiendo realizarse cuantos otros adicionales se exijan en el presente documento. bien directamente o por medio de terceros. de acuerdo con los ensayos de recepción especificados por la presente Guía Técnica. por tanto). Es el control de calidad a realizar por la dirección de obra. Ensayo de recepción. Este control se realiza tanto mediante ensayos de producción como de tipo de los indicados anteriormente. para verificar la conformidad de los mismos con los requisitos especificados. puede eximirse la realización de los ensayos del control de fabricación que. sobre todo tipo de componentes prefabricados.144 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 2. La Dirección de Obra deberá efectuar las comprobaciones de control suficientes que le permitan asumir la conformidad de la estructura en relación con los requisitos básicos para los que ha sido concebida y proyectada. figurando en esta Guía Técnica.

indefectiblemente. El control de calidad se realizará. así como mediciones con el depósito vacío y con el depósito lleno. que requieren comprobaciones específicas de tipo funcional además de otras de tipo estructural más habituales en otras obras. junto con las exigencias de explotación de la red de abastecimiento a la hora de llenar o vaciar el depósito. a fin de resolver dudas o explicar las singularidades del depósito.ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD El control de calidad de la construcción se divide comúnmente en: Control de Proyecto Control de Materiales Control de Ejecución 145 DE LA CALIDAD DE LA FABRICACIÓN DE ELEMENTOS PREFABRICADOS Se realizará teniendo en cuenta las prescripciones establecidas en los artículos 79 y 91de la EHE-08. lo más experimentado posible en depósitos. 6. es importante poner a su disposición tanto la documentación del proyecto y obra como al personal técnico responsable durante ambas fases.4 CONTROL DE CALIDAD DE RECEPCIÓN El control de calidad de la estructura terminada para su posterior recepción deberá ser realizado por personal técnico cualificado. Si el personal que realice el control de calidad en la recepción no hubiese estado involucrado en las fases de proyecto y construcción.3 CONTROL 6. sobre los siguientes aspectos: Estructural: control de movimientos y fisuración Funcional: estanquidad y funcionamiento de equipos Higiénico: limpieza y desinfección del depósito y control de calidad del agua Los tres aspectos pueden contemplarse en una única inspección que. La duración de las pruebas de estanquidad. debido a lo singular de este tipo de estructuras. al menos. pueden prolongar el ensayo a lo largo de varias semanas. deberá llevar aparejada el llenado total de todos los compartimentos que conforman el depósito. .

146

GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN

Para evitar en lo posible el desperdicio de agua, resulta muy recomendable estudiar detenidamente el protocolo de llenado y vaciado de los vasos, de tal modo que resulte compatible con las pautas de consumo de la población abastecida. En el caso de depósitos con vasos múltiple puede emplearse la misma masa de agua para el llenado sucesivo de los distintos vasos. Se recomiendan las siguientes fases de la prueba de llenado, ordenadas cronológicamente: a) Recopilación y estudio de la documentación. Tanto del proyecto original como de sus modificados y planos de obra, en los que se determinarán las dimensiones, materiales empleados, singularidades del terreno y de la ejecución, disposición de juntas, red de drenaje, detalles constructivos, conducciones, valvulería, etc. También deben recabarse en esta fase los datos sobre la capacidad de la red de abastecimiento para llenar el depósito y para absorber el vaciado de agua almacenada. b) Bases de cálculo estructural y resultados teóricos sobre movimientos previsibles, asientos, filtración inicial y filtración permanente. En el caso de depósitos enterrados o semienterrados, empujes del terreno considerados. Conviene tabular los movimientos calculados para los distintos niveles de llenado del depósito (ver apartado 4.6.1.5). c) Primera inspección del depósito. En una primera visita se comprobará la concordancia entre planos y ejecución, especialmente en los detalles constructivos. También se buscará la localización idónea para los equipos de medida y la existencia de fisuras o roturas que puedan llamar la atención. En esta fase se comprobará el estado de limpieza y desinfección de las instalaciones y el correcto funcionamiento de todos los equipos. d) Descripción de la prueba y equipos. En esta fase deben estudiarse los protocolos de llenado y vaciado, optimizándose el uso del agua con arreglo a la explotación de la red de abastecimiento. También se deben describir los equipos a utilizar, su sensibilidad a factores externos, su modo de empleo y los cálculos a realizar para la obtención de movimientos. Se realizarán planos y esquemas con la localización de los aparatos de medida y ejemplos de toma de datos y tratamiento de los mismos. e) Protocolo de seguridad. Si se previesen daños aguas abajo en caso de rotura accidental del depósito durante la prueba, deberá comunicarse a los servicios de protección civil a fin de elaborar un protocolo de seguridad. Las fechas de la prueba y la duración de las mismas se definirán en esta fase. También se definirán los movimientos máximos admisibles durante el

ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD

147

llenado, que estarán basados en los calculados en la fase b, y el protocolo de interrupción de la prueba de llenado. f) Registros durante la prueba. Se registrarán datos previos al llenado, durante el llenado, durante las fases de estabilización y comprobación de estanquidad, durante el vaciado y después del vaciado completo del vaso. Los parámetros a medir son los correspondientes a : movimientos de muros apertura de juntas y fisuras niveles de agua en los vasos caudales recogidos por la red de drenaje aparición de humedades y filtraciones temperatura del aire, condiciones atmosféricas y registro de fecha y hora

Los registros durante el día se harán de manera continuada, si bien por la noche se podrá admitir un registro de datos cada 3 horas. g) Inspección tras la prueba. Una vez finalizada la prueba, se comprobará que tanto el depósito como sus instalaciones no hayan sufrido daños y que la calidad del agua no se haya visto afectada. También deben registrarse los movimientos no recuperados en inclinación de muros y apertura de juntas. h) Elaboración del informe. Los datos obtenidos durante la prueba se analizarán para comprobar si los movimientos resultantes son admisibles y si se asemejan a los calculados previamente. Se redactará un informe completo que reúna todos los apartados anteriores, indicando los eventuales problemas detectados y su posible solución, así como una evaluación final del comportamiento estructural y funcional del depósito. En caso de no pasar la prueba satisfactoriamente, en el informe se indicarán posibles soluciones y se propondrá una nueva prueba de llenado tras las reparaciones. 6.4.1 Control de movimientos Los equipos de medida de movimientos se basarán principalmente en clinómetros y extensómetros, aunque pueden instalarse otros equipos como bandas extensométricas (cuando se prevean tensiones significativas en el hormigón), cross-

148

GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN

hole o inclinómetros de torpedo (cuando se haya previsto la inclusión de los tubos o vainas necesarios durante la ejecución del depósito). Existen otros equipos basados en ultrasonidos, impacto eco o georradar para detectar defectos en las paredes y soleras, cuya finalidad está más enfocada al campo del control de calidad de la construcción que al el de la respuesta estructural en la prueba de llenado. Para el control de los movimientos, tanto los debidos a efectos térmicos como los provocados por la carga de agua, se pueden emplear equipos portátiles o fijos. Este último caso sólo se justifica en aquellos depósitos en los que se prevean problemas de comportamiento que aconsejen la instalación permanente de un sistema de auscultación.

Fotografía 17

Extensómetro manual en junta de dilatación

Fotografía 18

Bases extensométricas para control de junta y gran fisura

juntas entre bloques y las fisuras importantes detectadas en la inspección previa del depósito deberán monitorizarse mediante la instalación de bases extensométricas a ambos lados de la discontinuidad. Base clinométrica próxima a coronación (izquierda) . Las mediciones de las juntas tras el vaciado del depósito se compararán con las registradas antes del primer llenado para detectar posibles asientos u otros movimientos irrecuperables tras la prueba de carga. se puede considerar que ha asentado totalmente tras la prueba de llenado. Fotografía 19 Clinómetro portátil sobre base próxima a coronación (derecha). se recomienda dejarlas instaladas en el depósito tras la prueba de llenado para detectar fácilmente si el depósito sigue teniendo asientos después de cada ciclo de llenado y vaciado o si. por el contrario.ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD 149 Las juntas de dilatación. Dado el bajo coste de las bases de extensometría.

150

GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN

Debido a la gran rigidez de las paredes, las inclinaciones producidas por la flexión del muro son muy pequeñas, por lo que los aparatos de medida deberán tener precisiones de al menos 0,01º. Para recoger los mayores movimientos, los aparatos de medida deben colocarse en las proximidades de la coronación de los muros, o a la cota de máxima inclinación de la deformada en el caso de depósitos con efecto membrana o con una cubierta que arriostre los muros. Siempre que sea posible se colocarán además bases de clinómetro al pie del muro en la misma vertical que la base próxima a coronación, lo que permitirá distinguir entre movimientos de giro de la zapata o estructura de sustentación (giros registrados en la base inferior) y los debidos a flexión del muro, obtenidos a partir de la diferencia de inclinaciones en coronación y a pie de muro. En el caso de depósitos semienterrados, resulta inviable la instalación de bases de clinómetro al pie de los muros perimetrales salvo en la zona de cámara de válvulas, donde los muros no suelen presentar libertad de flexión. En estos casos se estudiará detenidamente con el clinómetro de coronación la variación de la ley de movimientos a partir del punto en que el nivel del depósito alcance el nivel del terreno circundante, para comprobar si los empujes del terreno corresponden a las bases de cálculo. A la hora de situar los equipos de medición para el control de flexiones se tendrán en cuenta las posibles coacciones a los movimientos producidos por la proximidad de elementos más rígidos, como esquinas o encuentros con muros divisorios. Por el mismo motivo se deberán estudiar especialmente los ciclos de apertura y cierre de aquellas juntas que se encuentren próximas a elementos de distinta rigidez. Como los movimientos debidos a las variaciones térmicas pueden tener magnitudes comparables a los debidos a la carga hidrostática, resulta necesario realizar varios registros con el depósito vacío durante al menos un ciclo de 24 horas para deducir las leyes de movimientos (flexión de muros y apertura de juntas) en función de la temperatura. Estas mediciones deben realizarse en todas las bases situadas alrededor del depósito, para tener en cuenta las distintas condiciones de insolación y ejecución. Para disminuir en lo posible el riesgo de rotura del depósito durante la prueba de llenado, conviene tener tabuladas las deformaciones calculadas antes del ensayo tanto para los ciclos térmicos como para los distintos niveles de agua en el vaso. Esto permitirá detectar de manera inmediata movimientos que, por resultar muy superiores a los calculados, puedan poner en peligro la integridad de la estructura y poder así detener el ensayo antes de llenar completamente el depósito.

ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD

151

A diferencia de otras estructuras, la prueba de carga de un depósito supone la aplicación del 100% de la carga máxima lo que, unido a que la certidumbre de las sobrecargas podría suponer una disminución del coeficiente de mayoración de las mismas durante su diseño, hace que este tipo de pruebas resulte más peligroso en depósitos que en otro tipo de estructuras. La velocidad de llenado no deberá superar los 2 m cada 24 horas, y el llenado deberá hacerse en lo posible a velocidad constante. Si el depósito se encuentra semienterrado y el movimiento de los muros debido a los primeros metros de llenado puede suponerse despreciable frente a la flexión total, se podrá acelerar el llenado de esos primeros metros del depósito. Una vez lleno el depósito, se procederá al registro de movimientos debidos a oscilaciones térmicas durante varios días para ajustar fielmente una ley de comportamiento térmico de la estructura, aprovechando la fase de estabilización y de comprobación de fugas del ensayo de estanquidad, que puede prolongarse durante varias semanas. Las leyes de movimientos debidas a los ciclos térmicos que se obtengan con las mediciones en vacío servirán para distinguir a grandes rasgos qué fracción de los movimientos registrados durante el llenado se deben a la carga hidrostática. Los movimientos debidos a los ciclos térmicos registrados con el depósito lleno durante varios días consecutivos, aprovechando el ensayo de estanquidad, servirán para calcular con mayor precisión una ley de comportamiento térmico en cada sensor que permita distinguir con mayor fidelidad los movimientos debidos a la carga hidrostática durante la fase de análisis de los datos. Tras el vaciado del depósito, se registrarán las deformaciones permanentes debidas a los asientos y giros que la estructura haya sufrido durante el estado de máxima carga a que se ha visto sometido por primera vez. La recuperación de la deformación del hormigón pasadas 24 horas desde la retirada de la sobrecarga puede suponerse del 75% en el caso de estructuras de hormigón armado y del 80% para las estructuras de hormigón pretensado. Si las deformaciones sufridas son superiores a las máximas admisibles calculadas antes del ensayo, se propondrá un estudio de las posibles soluciones estructurales, así como la realización de una nueva prueba de llenado que podrá obviar las pruebas de estanquidad si éstas resultasen satisfactorias en la primera prueba.

152

GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN

6.4.2 Ensayos de estanquidad Pese a no existir una normativa española a este respecto, en esta Guía se recoge un procedimiento basado en la norma inglesa BS 8.007, de común aceptación para los ensayos de estanquidad tanto de muros y soleras como de la cubierta del depósito. Para evitar el desperdicio de agua, es conveniente que los vasos, cubierta y demás instalaciones reúnan antes del llenado las condiciones de limpieza y desinfección que aseguren la calidad del agua almacenada durante la prueba, lo que se comprobará antes del llenado. 6.4.2.1. Estanquidad en muros y solera del depósito Previamente a la finalización de la construcción se deberá: Asegurar que los dispositivos adecuados de evacuación del agua están disponibles. Limpiar cuidadosamente las superficies interiores. Aislar y asegurar todas las conducciones de entrada y salida. Llenar despacio el compartimento con agua hasta el nivel de lleno total. Permitir un período de absorción donde sea apropiado, para conseguir la saturación de las superficies mojadas y si fuera necesario, llenar con agua al final de dicho período. Medir y registrar el nivel de agua al comienzo del ensayo mediante un punto de referencia fijo. Observar y medir el caudal en el saneamiento subterráneo. Medir el nivel de agua a intervalos durante la ejecución del ensayo. Hacer un seguimiento del estado de las superficies exteriores, incluyendo las paredes divisorias, para detectar pérdidas. Al final de período de ensayo medir el nivel final del agua. Calcular las pérdidas de agua. Completar el informe del ensayo.

El procedimiento de ensayo será el siguiente: -

Para la realización de esta prueba, el llenado del vaso se realizará a una velocidad no superior a los 2 m de lámina de agua cada 24 horas, salvo los casos

ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD 153 indicados en el apartado 6. También se indicará si las fisuras registradas durante el llenado y la fase de estabilización se han sellado o si. Rotura de juntas o fallos en la ejecución del sellado o unión de las mismas.2 mm.8. por el contrario. La evaporación depende principalmente de las condiciones de temperatura y humedad.4.3. Esta primera fase de absorción tendrá una duración comprendida entre una semana. y tres semanas. Una vez finalizada la fase de absorción inicial. Si se detectan problemas de estanquidad durante la prueba. se mantendrá el depósito lleno durante un periodo de tiempo suficiente en el que se controlará la velocidad de vaciado del mismo. en los que se registrará el nivel del depósito y las filtraciones recogidas por la red de drenaje.1 mm. conviene estudiar detenidamente su origen. . para anchura máxima de fisura mayor o igual a 0. se mantendrá el depósito lleno sin aportación adicional de agua durante al menos 7 días más. podrán restarse las pérdidas de agua debidas a la evaporación. y el descenso en la lámina de agua debido a la evaporación puede ser considerable incluso en depósitos cerrados. debiendo detenerse el ensayo si las filtraciones resultasen peligrosas para la integridad de la estructura. se registrarán detalladamente la eventual aparición de humedades y flujos de agua a través de fisuras. aportándose el agua consumida.1). siguen provocando filtraciones. el descenso de la lámina de agua debido a las filtraciones que se recojan durante esta segunda fase no debe superar los siguientes límites: 1/500 de la capacidad total del vaso estudiado 10 mm de descenso absoluto de la lámina de agua Para ajustar en lo posible la cifra real de pérdidas por filtración. que puede ser alguno de los siguientes: Fisuración del hormigón por ausencia de juntas. Para distinguir entre las pérdidas debidas a la absorción inicial de la superficie de hormigón y a fisuras autosellantes del resto de las filtraciones existentes.1. Salvo especificaciones particulares fijadas por el Pliego de Condiciones del depósito. para aquellos depósitos calculados con una anchura máxima de fisura inferior a 0. Durante la fase de llenado y posteriores. Durante esta fase de estabilización se registrarán los caudales filtrados recogidos por la red de drenaje bajo solera (ver apartado 3. Las pérdidas imputables a la evaporación pueden calcularse mediante fórmulas empíricas de contrastada fiabilidad o mediante la instalación de evaporímetros flotantes dentro del depósito.

disgregación de materiales. cuando exista. Mojar o inundar la cubierta. Separación del revestimiento. Realizar los ajustes temporales para conseguir la profundidad de agua necesaria en la cubierta. Las reparaciones de fisuras. 6. El material empleado ha de tener la flexibilidad adecuada. realizar previsiones temporales para sellar cualquier pérdida en la cubierta.154 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN - Problemas durante el hormigonado. como discontinuidades.2.4. Estanquidad en cubierta del depósito Previamente a la realización el ensayo se deberá: Asegurarse de que el compartimento esté vacío de agua. juntas. Problemas puntuales en el sellado de los huecos de sujeción del encofrado. se puede suponer que se ha producido la rotura de algún elemento debido a la carga hidrostática.4. etc. no reaccionar con el agua y ser compatible con el posterior uso del agua almacenada según lo indicado en el apartado del control de calidad del agua (ver apartado 6. bien por discontinuidad en el hormigón o por fallo en una junta. que se encontrará por debajo de la cota de la lámina de agua.2. deberán efectuarse desde la cara en contacto con el agua. Corrosión de armaduras. Si se trata de una cubierta plana.4). que puede igualmente requerir una primera fase de estabilización. Fallos de la lámina de impermeabilización. etc. se propondrá una solución que asegure la estanquidad del depósito y se realizará otro ensayo tras la ejecución de los trabajos de impermeabilización. Un repentino aumento de los caudales recogidos por la red de drenaje de la solera al pasar de cierto nivel de llenado puede indicar un fallo puntual de impermeabilización existente a esa altura del depósito. aparición de coqueras. El procedimiento de ensayo será el siguiente: - . En caso de no resultar favorable la prueba. Porosidad del hormigón. Si los caudales drenados no disminuyen sensiblemente tras bajar el nivel de agua al nivel previo.

Observar la parte inferior de la cubierta para detectar las pérdidas. en función del tamaño y características de las fisuras y la geometría de las paredes del depósito. Así. aunque . deberá proponerse una solución de impermeabilización de la cubierta y repetirse el ensayo de estanquidad en las zonas afectadas una vez efectuadas las reparaciones. 155 La cubierta del depósito deberá ser impermeable para evitar la contaminación del agua almacenada por la lluvia y los arrastres de la suciedad acumulada en la misma. Unas pérdidas generalizadas mayores. el caudal filtrado a través de una fisura viene dado por la siguiente ecuación: Q= Donde: Q kca k η 3 weff LC Δp e Caudal filtrado (m3/s) Coeficiente adimensional que evalúa la capacidad autosellante de las fisuras. Su valor es de 1/50. para detectar eventuales filtraciones.2. se procederá al regado por aspersión durante al menos 6 horas. 6. Cuando la geometría de la cubierta impida su inundación. Siempre que sea posible. conviene realizar una estimación de pérdidas de agua a través de fisuras para las fases de estabilización y control de fugas del ensayo de estanquidad.4. Estimación del caudal filtrado por fisuras Del mismo modo que resulta recomendable conocer de antemano las deformaciones previstas para los muros durante la prueba de llenado. lo que implicaría un fallo en la calidad de la construcción. Completar el informe del ensayo. una vez descartadas las fugas por juntas o unión entre solera y muro. pueden indicar la existencia de familias de fisuras de mayor entidad que las previstas en el proyecto. Si apareciesen filtraciones. goteras o manchas de humedad en la cara inferior de la cubierta o en el contacto de ésta con los muros perimetrales durante el ensayo de estanquidad o inmediatamente después. En el Eurocódigo 2 figura una fórmula que evalúa las pérdidas de agua a través de las fisuras.ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD Se mojará echando agua por aspersión sobre el área completa.3. se deberá comprobar la estanquidad de la cubierta inundándola con una lámina de agua de al menos 25 mm durante no menos de 24 horas.

con los siguientes valores: η = 0.156 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN puede considerarse que tiende a 0 con el paso del tiempo para fisuras autosellantes con weff ≤ 0.2 mm. η Viscosidad dinámica del agua.15 0.25 Abertura de fisura (mm) 0. ambas expresadas en metros. variable con la temperatura. deducida de la siguiente expresión: weff = 2( w1 ⋅ w0 ) 2 /( w1 + w0 ) [ ] 1/ 3 Siendo w0 la abertura de fisura en la cara exterior del elemento y w1 la abertura de fisura en la cara interior.10 0.0010 kg/m3 para T = 20 ºC η = 0. A continuación se incluye un diagrama del tamaño máximo de fisura admisible por el EC-2 para la clase 1 en función de la esbeltez del muro: TAMAÑO MÁXIMO DE FISURAS EN CLASE 1 (EC-2) 0.20 0. Lc Dp Longitud de fisura (m) Diferencia media de presión a través del elemento (Pa) Espesor del elemento (m) e La hipótesis de fisuras no autosellantes sólo tendría lugar en depósitos clasificados a efectos de fisuración por el Eurocódigo 2 como clase 0 y en aquellos de clase 1 con deformaciones de sección superiores a 150 microdeformaciones (m10-6/m).0009 kg/m3 para T = 25 ºC η = 0.05 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 Esbeltez del muro .0012 kg/m3 para T = 15 ºC weff Abertura efectiva de fisura (m).

el caudal total filtrado por las fisuras será el siguiente: Qt = 0.5 m.1)2 / (0. Tras los ajustes pertinentes. una vez descontada el agua evaporada y la absorción inicial..5 m de muro. Estos valores a su vez podrán compararse con los recogidos por la red de drenaje en solera.2+0.022 · [2(25+15) / 1. considerando una temperatura del agua de 20 ºC y que no se produce autosellado. altura de 6 m y 45 cm de espesor de muro en el que se han detectado familias de fisuras verticales de 0.2·10-5 m3/s = 0. considerando una variación lineal en los 6 m de altura del depósito.45] = 2.1 mm en la exterior espaciadas cada 1.2 mm de anchura en la cara interior y 0.000143 · 6 · [30. luego D p = 30. Solución: La abertura efectiva de fisura sería weff = [2(0.4. conviene que antes de la misma se proceda a la limpieza y desinfección del depósito y de sus instalaciones para asegurar la calidad del agua almacenada.00014 m Como no se produce autosellado.c.0010] · 0.a.17 l/s Los resultados teóricos de fugas por fisuras se pueden comparar con los descensos reales de la lámina de agua registrados durante la fase de estabilización y la fase posterior del ensayo de estanquidad. 6.000 Pa El caudal filtrado por una sola fisura será: Q = [(1/50) / 0. se toma el valor de kca = 1/50 La viscosidad dinámica del agua será de η = 0.5] = 1.14 mm = 0.2·0.3 Limpieza y desinfección Para evitar el desperdicio del agua empleada en la prueba de llenado del depósito.000 / 0. que se calculará como diferencia entre caudales perdidos al inicio y al final de la fase de estabilización.1)]1/3 = 0. Ejemplo 6 .ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD 157 Calcular las pérdidas de agua en un depósito rectangular de 25 m de lado mayor y 15 de lado menor. los registros de los caudales drenados a lo largo de ambas fases servirán para estimar el porcentaje de fisuras en las que se haya producido el autosellado durante las semanas que dure el ensayo.022 l/s Como se estima una fisura cada 1.0010 kg/m3 La presión media será de 3 m.

Se deberán cumplir los requisitos especificados por la normativa vigente (ver apartado 7. se tomarán muestras para un análisis bacteriológico.5. Limnímetros. aprovechando para ello las fases de estabilización y control de filtraciones del ensayo de estanquidad.158 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN La limpieza y desinfección se realizará de acuerdo con lo indicado en el apartado 7.5 Correcto funcionamiento de los aparatos y equipamientos Antes de efectuar el llenado del depósito. 6. Actuación manual.4 Calidad del agua Después de completar el llenado y pasado un período especificado por el diseñador. motorizada y remota. Se realizarán análisis de calidad del agua almacenada una vez que el depósito esté lleno.4. bombas y conducciones.4.6). Para poder derivar a la red de abastecimiento el agua almacenada durante la prueba de llenado. No deberán verse afectados por el contacto con el agua y sus productos disueltos. . Eventualmente se añadirán los agentes potabilizadores necesarios. resistencia mecánica. deberá asegurarse previamente que las condiciones de limpieza y desinfección de depósito son suficientes para asegurar la calidad del agua almacenada y su compatibilidad con los usos posteriores. tales como: Valvulería. Deberán tener características de adherencia al soporte. como tampoco deberán alterar las características organolépticas del agua. Equipos de limpieza. Sistemas de transmisión de datos y de telemando. caudalímetros y otros equipos de medición. En caso de tener que efectuar reparaciones tras la prueba de llenado. - 6. módulo de elasticidad y coeficiente de dilatación adecuados. los materiales empleados deberán cumplir las siguientes cualidades: Pertenecer a la lista de materiales admitidos por Sanidad para estar en contacto con el agua destinada a abastecimiento. se comprobará el correcto funcionamiento de todos los aparatos y equipos del depósito. desinfección y de análisis de calidad del agua.

ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD -

159

Iluminación, cuadros de control y sistemas de suministro eléctrico normal y de emergencia. Equipos de ventilación. Equipos de vigilancia de las instalaciones. Accesibilidad a los distintos espacios y elementos de seguridad en dichos accesos.

Aprovechando el llenado del depósito, se podrán calibrar los limnímetros de los distintos vasos, tanto en vacío como con los vasos completamente llenos. Para el calibrado de los limnímetros con los vasos llenos, se aprovecharán las fases de estabilización y de control de filtraciones del ensayo de estanquidad, en las que el nivel del vaso se encontrará durante varias semanas al borde del aliviadero o muy próximo al mismo.

EXPLOTACIÓN

161

7 EXPLOTACIÓN
Con el fin de garantizar un abastecimiento de agua adecuado y evitar efectos perjudiciales para la salud pública y el medio ambiente, los depósitos deberán estar sistemáticamente vigilados, inspeccionados, mantenidos y limpiados durante su vida útil. Todo el personal que realice trabajos en depósitos deberá ser instruido en la necesidad de mantener un alto grado de limpieza, higiene y seguridad. Por ejemplo, antes de entrar en un depósito se deberá requerir que el personal limpie su calzado en un recipiente con una fuerte solución desinfectante. Para conservar la calidad del agua deberá evitarse cualquier tipo de contaminación en el depósito y evitar cualquier cambio por modificación de la temperatura, por aparición y desarrollo de microorganismos, o por establecimiento de zonas muertas sin circulación del agua. Para ello se prestará especial atención a: El diseño de las entradas de agua (ver apartado 3.3.2). El diseño de los accesos al vaso (ver apartado 3.3.9). El diseño de los sistemas de aireación e iluminación (ver apartado 3.3.6). El aislamiento térmico (ver apartado 3.3.10.1). Utilización de materiales adecuados para estar en contacto el agua (ver apartado 7.6). Circulación adecuada del agua en el interior del depósito mediante el establecimiento de tabiques direccionales (ver apartado 3.1.3) y disposición adecuada de la entrada y salida de agua.

la cámara de válvulas y todo el equipo funcional se diseñará teniendo en cuenta la seguridad del personal y la facilidad de explotación. el vallado de la parcela donde estén ubicados.6). Las medidas de seguridad y protección en los depósitos deberán incluir.162 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN 7. el caudal de entrada. . disposición de las ventanas y aparatos de alumbrado. equipos eléctricos e instrumentos de elevación. el personal deberá ser informado de los riesgos y las precauciones a tomar. Un depósito debe ser diseñado de forma que se excluya en lo posible cualquier riesgo de accidente durante los trabajos de mantenimiento. En particular. la colocación de puertas con cerradura o candado y la dotación de un sistema de alarma conectado al centro de control que convenga. La explotación del depósito podrá requerir la recopilación y verificación regular de datos tales como los niveles de los compartimentos. se tendrá especial cuidado en el diseño de escaleras. Los depósitos deberán vigilarse y controlarse. limpieza y mantenimiento de cada compartimento independientemente. el caudal de salida. plataformas. en cumplimiento de todos los requisitos relevantes sobre la salud (ver apartado 7. así como la continua exposición del agua a la luz del día (ver apartado 3. las presiones y los caudales del drenaje.6). El acceso a los depósitos estará restringido y controlado.3. Como regla general. entre otras. Se deberán proporcionar instalaciones para permitir la vigilancia.2 MEDIDAS DE SEGURIDAD Y PROTECCIÓN Antes de comenzar cualquier trabajo en un depósito se deberá realizar un control para verificar que el equipamiento de seguridad está disponible y que todo el personal lleva la indumentaria de protección adecuada.1 VIGILANCIA La vigilancia de los depósitos deberá incluir el análisis periódico de muestras de agua. 7. Los emplazamientos de los depósitos tendrán accesos adecuados para las visitas rutinarias y los trabajos de reparación.4). Para ello se podrán instalar elementos de inspección visual del agua en cada compartimento. El acceso a los compartimentos de agua. Se deberá evitar la entrada de agua externa u otros contaminantes (ver apartado 3.

la frecuencia variará entre un dato quincenal y un dato bimensual. para el caso de los aforos de filtraciones recogidas por la red de drenaje perimetral. El control del depósito durante la explotación estará basado fundamentalmente en el registro y comprobación de los datos de nivel del depósito y de filtraciones recogidas por la red de drenaje.4) o de las inspecciones (ver apartado 7. pues tienen un coste muy reducido. por el contrario. la frecuencia variará entre un dato mensual y un dato semestral. para el caso de medición de giros con clinómetro. Así. En caso de grandes depósitos o de estructuras en las que se hubiesen detectado problemas de movimientos. se deberá tener autorización especial del explotador. para facilitar la comparación de las mediciones con los registros anteriores. el control durante la explotación también conllevará el registro de los mismos y su comparación con las tablas. movimientos esperables en función del nivel de agua en el depósito. la gravedad del problema y la facilidad para realizar dicha medición. la frecuencia variará entre un dato semanal y un dato bimensual. las bases extensométricas situadas a ambos lados de las juntas de dilatación se dejarán permanentemente fijadas a la estructura. en su caso. Para ello se contará con tablas o gráficos que indiquen la magnitud de las filtraciones y.4).3 CONTROL Y MEDICIÓN A diferencia del control de calidad en la recepción (ver apartado 6. En el caso de medición de apertura de juntas de dilatación. Los ábacos empleados para el control de movimientos del depósito durante la explotación deben provenir de los cálculos estructurales del depósito. En aquellos depósitos en los que se hubiesen detectado problemas de movimientos excesivos conviene dejar permanentemente fijadas a la estructura las bases de los sensores que se empleen para el registro de movimientos (principalmente bases extensométricas y clinométricas). .EXPLOTACIÓN 163 Para acceder al depósito. Si los movimientos registrados durante la prueba de llenado fueran superiores a los calculados en el proyecto. es recomendable que el control habitual del depósito se lleve a cabo por el personal encargado de la explotación. en el ábaco se indicará la magnitud a partir de la cual los sucesivos registros de movimientos pueden indicar fallo de la estructura o. mientras que. En cualquier caso. La frecuencia de las mediciones dependerá de la importancia del depósito. contrastados con los movimientos reales detectados durante la prueba de llenado del depósito. 7. la estabilización de la estructura tras un cierto número de ciclos de llenado.

5 m sobre solera. sus partes y equipamientos.8 m de altura sobre solera.164 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Ejemplo 8 A continuación se incluye un ejemplo de curva de movimientos esperados en función del nivel de llenado del depósito. En este caso se refiere a giros medidos por un inclinómetro situado a 40 cm de la coronación del muro en un depósito de 11. provoca un comportamiento diferente del muro en el momento en que el nivel de agua supera la cota del terreno. Ejemplo de curva de movimientos esperados en función del nivel de llenado del depósito 7. La existencia de tierras alrededor del muro hasta una altura de 8. como mínimo: Comprobaciones periódicas para confirmar el correcto funcionamiento de todas las partes y equipamientos mientras están en servicio.4 INSPECCIÓN Y MANTENIMIENTO La inspección de los depósitos deberá incluir. . Paradas periódicas e inventariado del servicio para comprobar las condiciones internas de los compartimentos de agua. Fig 56. lo que se ha representado mediante curvas logarítmicas diferenciadas.

el posible agarrotamiento del eje. Instrumentos de medida Medios de transmisión de información . - El hielo podría. etc. válvulas. bloqueo de clapetas. Los programas de rutina y de prevención del mantenimiento se deberán considerar para cada depósito. incluyendo todos sus componentes (bombas. tapas. Instalaciones: se realizarán visitas periódicas para comprobar el estado de las instalaciones de todo tipo que forman parte del depósito.). Como mínimo se realizarán visitas periódicas a los siguientes elementos: Estructura: independientemente del tipo de depósito deberán observarse regularmente los siguientes aspectos: Fisuración Formación de hielo Corrosión Envejecimiento de materiales de sellado Aspecto de paramentos exteriores Elementos de cierre: se verificará regularmente el buen estado de puertas de acceso. Conducciones: es conveniente vigilar de cerca su comportamiento en caso de frío intenso. obstruir una conducción de alimentación o de distribución si el caudal nocturno es débil.EXPLOTACIÓN 165 Si en cualquier momento se detectase algún defecto. rotura de membrana. Valvulería: las válvulas deberán maniobrarse mensualmente siempre y cuando dichas válvulas no hayan sido accionadas. sobre todo en los depósitos elevados. se deberá considerar la retirada del servicio del depósito para una inspección. Deberán comprobarse los flotadores de las válvulas de boya. etc. como son: Escaleras Plataformas Aparatos de alumbrado. ventanas. etc. equipamiento eléctrico. Equipos eléctricos Instrumentos de elevación.

De hecho. a pesar de las consideraciones de tipo económico.apertura de fisuras (debidas al trabajo a flexión vertical). sino también para el propio hormigón. también mejoran algo la impermeabilidad del depósito. Es conveniente prever este fenómeno y tomar las oportunas medidas. deberán ser reparados necesariamente. A pesar de dimensionar bajo el correspondiente Estado Límite de Servicio de Fisuración y adoptar recubrimientos amplios. y mejor aún si lo hace compartiendo el punto de vista del encargado de estas tareas. la corrosión de las armaduras es también un grave problema. además de aumentar la durabilidad. Un modo de solventar el anterior problema es la aplicación de revestimientos interiores que. Por ejemplo. sobre todo si tan sólo interesa el rendimiento económico a corto plazo. el ambiente es extraordinariamente agresivo. y otros elementos del depósito. revisando continuamente instalaciones. especialmente en el interior del depósito. un aspecto algo “incómodo” en la explotación de una red de distribución. Es fundamental que el proyectista conozca los problemas de durabilidad y manutención relacionados con el tipo de obra que diseña. todo error en la ejecución de la obra de un depósito de agua es susceptible de acabar siendo un problema de mantenimiento. en general. Sin embargo. un depósito de agua no se termina únicamente con su construcción y puesta en servicio inicial.166 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Los defectos detectados como resultado de una inspección rutinaria o cualquier otra. elementos de maniobra. Ya desde su concepción se tiene que pensar en el mantenimiento que puede necesitar a lo largo de los años. que además se deteriora por los continuos cambios de nivel de agua. Éste se puede reducir notablemente si se toman ciertas precauciones en fase de proyecto y si se cuida la ejecución de los detalles constructivos durante la obra. En el caso del hormigón armado. y no sólo para las armaduras. más aún si se encuentran en un ambiente húmedo como puede ser la cámara de llaves o el propio interior del depósito. Será más necesario emplearlos sobre los paramentos interiores de los muros que sobre la solera ya que los primeros sufren más del binomio variación de nivel de agua . . instrumentos de control. los elementos metálicos son siempre vulnerables a la corrosión. En ese sentido. A pesar de la buena ejecución de un depósito de agua. suele haber una serie de problemas de mantenimiento comunes. de cierre. una instalación en buen estado será siempre más eficaz y duradera. El tema del mantenimiento es.

materias orgánicas. La limpieza deberá tener una función de desincrustación y desinfección. con productos que cumplan lo señalado en el apartado 7. carbonatos. Entre las ventajas que aportan. canalizaciones e instalación en general.5 LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN El gestor deberá vigilar de forma regular la situación de la estructura. seguida de un aclarado con agua (artículo 11. organismos vivos. etc. Antes del comienzo de las operaciones. para impedir la entrada no autorizada. La limpieza comprenderá. para eliminar los posibles depósitos producidos en paredes y solera (hierro.6. Las herramientas. todo el personal contratado para dichos trabajos deberá cumplir los requisitos técnicos y sanitarios que dispone el RD 202/2000 (artículo 15 RD 140/2003). sílice.). Tales elementos deberán guardarse separados de los equipos utilizados para otros fines y preferiblemente identificados con un código de color. la instrumentación y otros equipos estarán exentos de contaminación. Cada año o cada dos años se recomienda la limpieza de los vasos en contacto con el agua. elementos de cierre. Esta limpieza anual o bianual será tanto más recomendable cuando se utilicen para el tratamiento del agua productos como hierro o manganeso. no deben interaccionar con el agua. Consecuentemente. el bloqueo de la ventilación y la caída de objetos sobre el personal que esté trabajando en el interior del depósito. y entre otros requisitos como su adherencia y durabilidad. valvulería. aluminio. Todos los puntos de acceso abiertos deberán estar continua y adecuadamente vigilados. cabe citar que no favorecen la formación de microorganismos al disminuir la porosidad superficial y que facilitan extraordinariamente las operaciones de limpieza.4 RD 140/2003). como norma general. 7. Puesto que la entrada a un depósito puede constituir un contacto directo con el agua. a no ser que se pueda adoptar una disposición alternativa satisfactoria. deberá comprobarse que se dispone de los equipos de seguridad adecuados y que todo el personal tiene las prendas de vestir de protección correctas. las siguientes fases: . realizando de forma periódica la limpieza de los mismos. calcio.EXPLOTACIÓN 167 En caso de que fuera necesario este tipo de protecciones deberán cumplir las disposiciones que la normativa sanitaria establece para los depósitos de agua potable (ver apartado 7. antes de su uso.6).

así como la de todos los elementos eliminados de incrustaciones. En cualquier caso. Los efluentes o residuos resultantes del proceso de limpieza se deberán evacuar de manera segura y ecológica después de su empleo. Se deberán limpiar todas las superficies interiores por aspersión con agua potable. la facilidad de utilización y la probabilidad de accidentes para el personal o el medio ambiente. El depósito se deberá llenar después hasta el nivel de agua especificado con agua potable. para evitar daños al medio ambiente y al personal. con la presión adecuada para eliminar y arrastrar concreciones e incrustaciones debidas a la acción de microorganismos y productos químicos. A continuación se realizará un lavado con agua a presión hasta que se observe el agua limpia.168 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Aislamiento y vaciado del vaso Eliminación de las sedimentaciones e incrustaciones La eliminación de los restos de lodos y sedimentos se podrá realizar por rastrillado y barrido. Se deberán lavar todas las superficies internas del depósito y los conductos asociados a dicho depósito con desinfectante y posteriormente enjuagar con agua potable. . el explotador deberá especificar qué productos son adecuados. pero cuando sea necesario su empleo. El residuo de desinfectante deberá ser inferior o igual al que se encuentra normalmente en el agua potable que abastece el depósito. revestimiento o restos de obras de reparación. - - Análisis de la estructura y su reparación Desinfección con productos derivados del cloro Puesta en servicio La elección del desinfectante se deberá realizar teniendo en cuenta el tiempo de contacto que se necesita y las características de la calidad del agua. El proyectista o el explotador deberá especificar la concentración de la solución de desinfectante y el tiempo de contacto mínimo y máximo si lo hubiera. se tendrán en cuenta factores como la vida útil. Los agentes químicos se deberán emplear lo mínimo posible. El desinfectante deberá ser evacuado del depósito y se eliminará con prudencia. Las condiciones de limpieza deberán ser tales que no se cause ningún daño a las superficies del depósito. empleando un agente neutralizador adecuado cuando sea necesario. El método de desinfección no debe causar ningún perjuicio a las superficies del depósito.

Posteriormente el depósito se llenará hasta el máximo. el cloro residual libre en el depósito será reducido a una concentración adecuada para la distribución (no más de 2 mg/l) vaciando completamente el depósito y volviéndolo a llenar con agua potable o por medio de la combinación de tiempo adicional y mezcla de agua potable. b) Agua y cloro se añadirán al depósito de forma que la solución contenga inicialmente 50 mg/l de cloro y llene aproximadamente el 5% del volumen total del depósito. - Método dinámico utilizando agua potable con adición de desinfectante. Después del período de retención.EXPLOTACIÓN Están permitidos los métodos de desinfección siguientes: - 169 Método por lavado (enjuagado) con agua potable sin adición de desinfectante. de forma que sujeta a los tests bacteriológicos la calidad del agua sea adecuada para servirla por el sistema de distribución. permaneciendo en el depósito un período no inferior a 6 horas. con adición de desinfectante. En caso de tener que ser descargada el agua clorada serán inspeccionadas las condiciones ambientales y si existiese alguna cuestión por la que el cloro descargado pueda causar daño se aplicará un agente reductor para neutralizar el cloro que quede en el agua. Método estático utilizando agua potable. Los métodos dinámicos de limpieza difícilmente consiguen desprender los sedimentos incrustados. Podrá realizarse de dos formas diferentes: a) Llenar el depósito hasta la cota del aliviadero con agua potable y añadir suficiente cloro para proporcionar no menos de 10 mg/l de cloro residual al final del período de retención. El volumen de la solución de cloro de 50 mg/l será tal que después que la solución haya sido mezclada con agua y el depósito lleno durante 24 horas. fluyendo agua potable dentro del agua altamente clorada y permanecerá lleno por un período no inferior a 24 horas. quede un cloro residual inferior a 2 mg/l. que corresponderá a 6 horas cuando el agua haya sido tratada con cloro gas o 24 horas cuando el agua haya sido mezclada con hipoclorito sódico o hipoclorito cálcico. . teniendo una baja concentración de cloro. con o sin inyección de aire.

170 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Método por aplicación directa del desinfectante sobre las superficies del depósito que vayan a estar en contacto con el agua. dihidratado . incluyendo los canales de entrada y desagües y cualquier tubería que esté separada y por la cual vaya a pasar agua con cloro en una cantidad inferior a 10 mg/l. anhidro Dicloroisocianurato de sodio. Las superficies tratadas deberán permanecer en contacto con la solución de cloro al menos 30 minutos. Tabla 15 Sustancias destinadas a la desinfección de superficies y equipos que están en contacto con el agua (ORDEN SCO/3719/2005) Nombre Dióxido de cloro Hipoclorito de calcio Hipoclorito de sodio Peróxido de hidrógeno Peroxodisulfato de sodio (Persulfato de sodio) Peroxomonosulfato de potasio (Monopersulfato de potasio) Sulfato de cobre Nota: En situaciones de emergencia. En la Tabla 15 y el la Tabla 16 se indican detalles de los productos químicos recomendados para la desinfección de depósitos de agua potable. se añadirá cloro al agua a medida que se vaya llenando el depósito mediante una solución de 20 mg/l que asegure una concentración final de al menos 2 mg/l de cloro tras 24 horas. deberá asegurarse que la solución de agua potable y desinfectante no pueda filtrarse en la red de abastecimiento de agua potable en servicio. Las tuberías que actúan como rebosadero no necesitarán ser desinfectadas. Por último. siempre y cuando no se disponga de los biocidas anteriores. Dicha solución deberá cubrir todas las superficies a ser tratadas. teniendo en cuenta. las condiciones de uso establecidas en la ORDEN: Ácido tricloroisocianúrico (sincloseno) Dicloroisocianurato de sodio. Se aplicará una solución de 200 mg/l de cloro útil con cepillos adecuados o con un equipo pulverizador. previa autorización de uso por la autoridad sanitaria competente. se podrán utilizar los siguientes compuestos. - En todo caso. al igual que para las anteriores sustancia.

y en la ORDEN SCO/3719/2005 sobre sustancias para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano. 7. Se recomienda leer las instrucciones del fabricante. Antes de la puesta en servicio del depósito y después de completar el llenado. la manipulación y utilización de todos estos desinfectantes puede ser peligroso. .3.6 CALIDAD DEL AGUA Para la toma de muestras.7). deberá vaciarse el depósito y repetir la etapa de desinfección. deberán preverse unas trampillas en la cubiertas que permitan realizar estas labores o bien disponer grifos tanto en las entradas como en las salidas de agua (ver apartado 3. cuyo contenido pasa a resumirse a continuación.EXPLOTACIÓN 171 Tabla 16 Concentraciones máximas recomendadas y agentes neutralizantes de los productos químicos recomendados para la desinfección de depósitos de agua potable (UNEEN 805) Desinfectante (en solución) Cloro gas (Cl2) Hipoclorito de sodio (NaClO) Hipoclorito de calcio (Ca(ClO)2) Permanganato potásico (KMnO4) Peróxido de hidrógeno (H2O2) Dióxido de cloro (ClO2) Concentración máxima recomendada (mg/l) 50 50 50 50 150 50 Agentes neutralizantes Dióxido de azufre (SO2) Tiosulfato de sodio (Na2S2O3) Dióxido de azufre (SO2) Tiosulfato de sodio (Na2S2O3) Dióxido de azufre (SO2) Tiosulfato de sodio (Na2S2O3) Dióxido de azufre (SO2) Tiosulfato de sodio (Na2S2O3) Sulfato y hierro (FeSO4) Tiosulfato de sodio (Na2S2O3) Sulfito de sodio (Na2SO3) Sulfito de calcio (Ca2SO3) Tiosulfato de sodio (Na2S2O3) El almacenamiento. Para asegurar la calidad del agua se tendrá en cuenta lo dispuesto en el RD 140/2003 por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano. Si las muestras no cumplen los requisitos. se deberán tomar muestras para un análisis bacteriológico.

por normativa específica (Preámbulo). en una cantidad o concentración que pueda suponer un riesgo para la salud humana. Se considerará que un agua de consumo humano es salubre y limpia cuando no contiene ningún tipo de microorganismo. Cualquier sustancia o preparado que se añada al agua de consumo humano deberá cumplir con la norma UNE-EN correspondiente para cada producto y vigente en cada momento. la autoridad sanitaria realizará un informe basado en la inspección y en la valoración y seguimiento. sin comprometer en ningún momento la eficacia de la desinfección (artículo 10). .1). La entidad pública o privada responsable de la construcción del depósito deberá instalar las medidas de protección y señalizar de forma visible. estando siempre tapado y dotado de un desagüe que permita su vaciado total. En estos casos.1). limpieza y desinfección (artículo 11.172 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Las sustancias utilizadas en los productos de construcción y en las instalaciones interiores del depósito se regularán. con el fin de que no se contamine o empeore la calidad del agua almacenada. sin perjuicio de lo previsto en el RD 140/2003.2). En todo proyecto de construcción de un nuevo depósito de la red distribución o remodelación de uno existente.1). para su identificación como punto de almacenamiento de agua para el abastecimiento.1). Todo depósito deberá situarse por encima del nivel del alcantarillado. A la puesta en funcionamiento de la nueva instalación. Los municipios son los responsables de asegurar que el agua suministrada a través de la red de distribución sea apta para el consumo en el punto de entrega al consumidor (artículo 4. los subproductos derivados de la desinfección deberán tener los niveles más bajos posibles. la autoridad sanitaria elaborará un informe sanitario vinculante. antes de dos meses tras la presentación de la documentación por parte del gestor (artículo 13. El agua de consumo humano distribuida al consumidor por depósitos deberá ser desinfectada. El gestor mantendrá estas medidas de protección (artículo 11. y cumpla con los requisitos especificados en las partes A y B del Anexo I del RD 140/2003 (artículo 5). El Ministerio de Sanidad y Consumo actualizará la relación que figura en el anexo II del RD 140/2003 mediante desarrollo normativo (artículo 9. parásito o sustancia.

En este protocolo deberá incluirse todo lo relacionado con el control de la calidad del agua de consumo humano y el control sobre el abastecimiento.1). El personal que trabaje en el abastecimiento en tareas en contacto directo con agua de consumo humano deberá cumplir los requisitos técnicos y sanitarios que dispone el RD 202/2000 (artículo 15).2).2). y deberá estar a disposición de la autoridad sanitaria y en concordancia con el Programa Autonómico de vigilancia sanitaria del agua de consumo humano (artículo 18. de los resultados analíticos realizados por el gestor. . Los productos que estén en contacto con el agua de consumo humano. en su caso.5).3). Cada gestor del abastecimiento o parte del mismo elaborará un protocolo de autocontrol y gestión del abastecimiento. no transmitirán al agua de consumo humano sustancias o propiedades que contaminen o empeoren su calidad y supongan un incumplimiento de los requisitos especificados en el anexo I del RD 140/2003 o un riesgo para la salud de la población abastecida (artículo 14. por lo dispuesto en el RD 363/1995 o en el RD 1. de los parámetros que ésta señale (artículo 13.2): Autocontrol del agua de consumo humano Vigilancia sanitaria Control del agua en grifo del consumidor El autocontrol de la calidad del agua de consumo humano es responsabilidad del gestor de cada una de las partes del abastecimiento (artículo 18. en cada abastecimiento se controlarán los parámetros fijados en el anexo I del RD 140/2003.1).1). Como norma general.EXPLOTACIÓN 173 durante el tiempo que crea conveniente. El control de la calidad del agua de consumo humano engloba los siguientes apartados (artículo 17.078/1993 (artículo 14. Los puntos de muestreo para el autocontrol serán representativos y se fijarán por el gestor con la supervisión de la autoridad sanitaria (artículo 18. Para los productos de construcción las autorizaciones para el uso e instalación de los mismos estarán sujetas a las disposiciones que regulará la Comisión Interministerial de Productos de Construcción (CIPC) y. Cuando la autoridad sanitaria lo disponga se controlarán aquellos parámetros o contaminantes que se sospeche puedan estar presentes en el agua de consumo humano y suponer un riesgo para la salud de los consumidores (artículo 17. por ellos mismos o por las prácticas de instalación que se utilicen.

174 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Ante la sospecha de un riesgo para la salud de la población. la autoridad sanitaria podrá solicitar al gestor los muestreos complementarios que crea oportunos para salvaguardar la salud de la población (artículo 18. Se deberán guardar los registros de las inspecciones de todo el trabajo de mantenimiento durante un período de tiempo especificado por el explotador. el municipio. el titular de la actividad o la autoridad sanitaria. Cualquier incumplimiento detectado en la calidad del agua de consumo humano. 7. Si ocurriesen alteraciones significativas durante la vida útil del depósito. deberá ser confirmado.6). se deberá actualizar el manual de funcionamiento. Procedimientos para poner el depósito fuera de servicio. Esta confirmación se realizará. El examen organoléptico se realizará al menos dos veces por semana y siempre y cuando no se realice otro tipo de análisis en ese período. El contenido mínimo del manual será el siguiente: Diseños generales de las instalaciones y limitaciones de carga. Medidas especiales en caso de urgencia y/o incendios importantes en la zona de distribución. . por el gestor.7 MANUAL DE FUNCIONAMIENTO Se deberá proporcionar un manual de funcionamiento para cada depósito.1). Instrucciones para la limpieza y desinfección antes de la nueva puesta en servicio. cuando sea necesario. con la toma de una muestra de agua antes de las 24 horas de haberse detectado el incumplimiento (artículo 27. velará para que el gestor incremente la frecuencia de muestreo para aquellos parámetros que ésta considere oportunos (artículo 21. La autoridad sanitaria. La frecuencia de muestreo del desinfectante residual podrá incrementarse cuando la autoridad sanitaria lo estime necesario. el cual deberá incluir todas las instrucciones y procedimientos a seguir. cuando juzgue que pudiera existir un riesgo para la salud de la población.1). La frecuencia mínima de muestreo para el análisis de control y el análisis completo se llevarán a cabo según lo especificado en el anexo V del RD 140/2003.

Deberá tenerse en cuenta el futuro del depósito con todo el sistema de distribución. los compartimentos de agua que se hayan desconectado del servicio para permitir que se lleven a acabo los trabajos de reparación y rehabilitación deberán ser limpiados. Antes de volver a poner un depósito en servicio. desinfectados y después puestos en servicio (ver apartado 7. Para realizar las reparaciones. . incluyendo la desconexión de todas las conducciones del sistema de distribución. Si es necesario que un depósito esté en funcionamiento mientras se llevan a cabo los trabajos de reparación y rehabilitación. los productos utilizados deberán reunir las siguientes cualidades: Estar entre los materiales admitidos por Sanidad para estar en contacto con el agua (ver apartado 7. se identificará la causa de cualquier defecto. etc. se deberán tomar las medidas para restablecer unas condiciones aceptables o dejar el depósito fuera de servicio.6). Informes de las inspecciones. - 7. Buena adherencia al soporte. Protocolo de autocontrol (ver apartado 7. se deberá realizar un estudio con el fin de identificar los problemas y comparar el estado del depósito con los requisitos para un nuevo depósito. el mantenimiento y cualquier evento inusual. los revestimientos. se deberá prestar especial atención para asegurar que no se contamina el agua de dicho depósito.6). Se deberá tomar en consideración la mejora de un depósito hasta lograr los requisitos para un depósito nuevo si es económica y técnicamente posible. Detalles de los materiales empleados en las juntas.EXPLOTACIÓN Instrucciones para el funcionamiento de válvulas y mantenimiento. 175 Instrucciones para el mantenimiento de todos los componentes restantes del depósito incluyendo el equipamiento eléctrico e hidráulico y los dispositivos de transición.8 REPARACIONES Si un depósito no está bien preparado para su propósito. Antes de efectuar los trabajos de reparación o de rehabilitación de un depósito. Donde sea posible.5). los recubrimientos.

No deben ser tóxicos al contacto con el agua ni que altere sus características organolépticas.2 Estanquidad . incluso en capa delgada. Sin reacción al contacto con el agua y el soporte.1 Corrosión 7.8.8. Impermeabilidad al agua.176 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Resistencia mecánica al menos igual a la del soporte. Coeficiente de dilatación equivalente a la del soporte. muy superior (revestimientos flexibles). - 7. Resistencia. Sin alteración por agentes exteriores y productos disueltos en el agua. Módulo de elasticidad equivalente a la del soporte (enlucidos) o por el contrario.

ABREVIATURAS Y ACRÓNIMOS 177 ABREVIATURAS Y ACRÓNIMOS AEAS AENOR ACI API AWWA CEDEX CEN CEH CTE DN DB SE DB SE-AE DB SE-C DGOH DOUE EC EHE Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamientos Asociación Española de Normalización American Concrete Institute American Petroleum Institute American Water Works Association Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas Comité Europeo de Normalización Centro de Estudios Hidrográficos Código Técnico de la Edificación Diámetro Nominal Documento Básico de Seguridad Estructural del Código Técnico de la Edificación Documento Básico de Seguridad Estructural Acciones en la Edificación del Código Técnico de la Edificación Documento Básico de Seguridad Estructural Cimientos del Código Técnico de la Edificación Dirección General de Obras Hidráulicas Diario Oficial de la Unión Europea Eurocódigo Instrucción Española de Hormigón Estructural .

transposición de norma EN Norma UNE experimental elaborada por el CEN por encargo de la Comisión Europea Construcción Sismorresistente: Parte general y Norma de Construcción Sismorresistente: Puentes .178 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN HA HP INTEMAC MF MCYT MOPT MMA MVIV NCSE NCSP PE PP PRFV PVC PVC-U REBT RD RDL SCO UE UNE UNE-EN UNE-ENV Hormigón Armado Hormigón Pretensado Instituto Técnico de Materiales y Construcciones Ministerio de Fomento Ministerio de Ciencia y Tecnología Ministerio de Obras Públicas y Transportes Ministerio de Medio Ambiente Ministerio de Vivienda Norma de edificación Polietileno Polipropileno Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio Poli(cloruro de Vinilo) Poli(cloruro de Vinilo) no Plastificado Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión Real Decreto Real Decreto Legislativo S anidad y Consumo Unión Europea Una Norma Española Norma UNE.

SIMBOLOGÍA 179 SIMBOLOGÍA a ab b c e g h k kca p pf pz pw u weff w0 w1 Caudal horario medio de aportación a un depósito Aceleración básica del sismo Ancho Consumo medio diario previsto Espesor Aceleración de la gravedad Altura Constante de rigidez Coeficiente capacidad autosellante de las fisuras Presión Peso de la pared Peso de la zapata Peso del agua Movimiento radial Abertura efectiva de fisura Abertura fisura en la cara exterior del elemento Abertura fisura en la cara interior del elemento .

180 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Acciones accidentales Capacidad del depósito Coeficiente de clasificación del terreno según la NCSE-02 Rigidez de una placa Módulo de elasticidad o de Young Empuje horizontal Fuerza circunferencial Fuerza radial Acciones permanentes Acciones permanentes de valor no constante Momento de inercia Parámetro de contribución de la acción sísmica Módulo de balasto Longitud de fisura Población Caudal Caudal a suministrar para incendios Caudal total Acciones variables Radio Coeficiente de amplificación del terreno Período de la solicitación sísmica en A Período de la solicitación sísmica en B Período de la solicitación sísmica en C A C Ct D E Eh Fc FR G G* I K KS Lc P Q Qi Qt Qv R S TA TB TC .

SIMBOLOGÍA 181 η θ Viscosidad dinámica del agua Ángulo de giro Alargamiento circunferencial Densidad Coeficiente de riesgo para el cálculo de la aceleración básica de un sismo Módulo de Poisson Diferencia de presión ξ ρ ρR υ Δp .

.

Abastecimiento de agua. Arocha Ravelo. Directrices para el proyecto de redes colectivas de riego por aspersión. Watertight Concrete Construction. Normas para el abastecimiento de agua. 2000. S. García-Badell Lapetra. 1996. Ediciones Vega. 2000.1990. 2002. Normas para redes de reutilización. Abastecimiento y distribución de agua. Madrid. Abastecimientos de agua. AEAS. H. Escolá. Londres. Redes de distribución. Martín. Editorial Técnica Bellisco. Editorial Técnica Bellisco. Ayarza.C. 2007. 2004. A. Infraestructura y planeamiento. Madrid. García-Badell Dufou. 2004. Curso de especialización sobre depósitos. F. Canal de Isabel II. R. 2004. Madrid. Cement and Concrete Association. Hernández Muñoz. R. Instalaciones urbanas. J. J. Cálculo de estructuras de cimentación. INTEMAC. Depósitos de agua potable. Madrid. INTEMAC. Recomendaciones sobre depósitos de agua potable. ACI-347. 2007. B. Calavera Ruiz. J. DGOH (CEH). . Canal de Isabel II. Madrid. 2001. 1990. INTEMAC. 1978. A. Depósitos de agua elevados. tanques y balsas (proyecto y ejecución). Flos Llambí.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 183 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ACI. Arizmendi Barnes L. Depósitos y silos paso a paso. J. Madrid. Calavera Ruiz. Guía para el diseño y construcción de cimbras. Salamanca. Muros de contención y muros de sótano. Deacon.

. W. Norma de Construcción Sismorresistente: Puentes.000 m3 de capacidad. 2003. Pozo. 2002. 2006. L. F. MF. Madrid. Pürschel. 2002. MVIV. Manual de sistemas de McGraw Hill. Editorial Técnica Bellisco. Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión. MF. Diseño de depósitos de agua desde 100 m3 a 40. MOPT. Madrid. 2007. Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para la ejecución de obras hidráulicas. Yges Gómez. 1991. Madrid.1989-1992. CTE. Editorial Mays L. (del) Depósitos cilíndricos circulares. Norma de Construcción Sismorresistente: parte general y edificación. EHE-08. Madrid. NCSP-07. Madrid. 1982. 2008. Código Técnico de la Edificación.184 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN distribución de agua. NCSE02. MCYT. La captación y el almacenamiento del agua potable. Madrid. Madrid. Instrucción Española de Hormigón Estructural. MF. REBT. Editorial Urmo. W.

de 8 de noviembre. de 16 de junio. de 11 de febrero. así como normas elaboradas por distintos Organismos de normalización. por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano (BOE nº 45. tanto nacionales como internacionales. las cuales figuran detalladas con su descriptor completo. de 10 de noviembre de 1995) Ley 30/2007. de Prevención de Riesgos Laborales (BOE nº 269. de 7 de febrero.NORMATIVA CITADA EN EL TEXTO 185 NORMATIVA CITADA EN EL TEXTO Se adjunta a continuación la relación completa de normativa utilizada en la elaboración de esta Guía Técnica. por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas (BOE nº 148. de 23 de julio de 1992) Ley 31/1995. de 25 de febrero de 2000) . de 21 de febrero de 2003) RD 202/2000. Órdenes Ministeriales) como de la Unión Europea. Se trata tanto de legislación nacional (Leyes. de 31 de octubre de 2007) RDL 2/2000. de Industria (BOE nº 176. de 21 de junio de 2000) RD 140/2003. de 16 de julio. por el que se establecen las normas relativas a los manipuladores de alimentos (BOE nº 48. Legislación nacional Ley 21/1992. de Contratos del Sector Público (BOE nº 261. de 30 de octubre. Reales Decretos.

186 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN RD 314/2006. por el que se aprueba el Reglamento sobre notificación de sustancias nuevas y clasificación. relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y de salud que deben aplicarse en las obras de construcción temporales o móviles (octava Directiva específica con . de 14 de abril. de 23 de abril de 1997) RD 1. de 24 de octubre. por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción (BOE nº 256. de 9 de septiembre de 1993) RD 1098/2001.078/1993. de 2 de julio. de 31 de diciembre. envasado y etiquetado de sustancias peligrosas (BOE nº 133.Cimientos RD 363/1995. Seguridad Estructural . de 17 de marzo. de 12 de octubre. de 10 de marzo. por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación Documento Básico SE-AE. por el que se aprueba el Pliego de Cláusulas Administrativas Generales para la Contratación de obras del Estado (BOE de 16 de febrero de 1971) ORDEN SCO/3719/2005. sobre sustancias para el tratamiento del agua destinada a la producción de agua de consumo humano (BOE nº 287. de 24 de junio de 1992. por el que se aprueba el reglamento sobre clasificación. por el que se aprueba el Reglamento General de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas (BOE nº 257.Acciones en la edificación Documento Básico SE-C. por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo (BOE nº 97. de 1 de diciembre de 2005) Legislación de la Unión Europea Directiva 92/57/CEE del Consejo. envasado y etiquetado de preparados peligrosos (BOE nº 216. de 25 de octubre de 1997) Decreto 3854/70. Seguridad Estructural . de 5 de junio de 1995) RD 486/1997. de 21 de noviembre. de 26 de octubre de 2001) RD 1627/1997.

Especificaciones para redes exteriores a los edificios y sus componentes Válvulas para el suministro de agua. Su página web es www. Tolerancias. Formas preferentes de armado Especificación para la ejecución de uniones soldadas de barras para hormigón estructural En teoría está sustituida por la UNE-EN ISO 17.094 36.NORMATIVA CITADA EN EL TEXTO 187 arreglo al apartado 1 del artículo 16 de la Directiva 89/391/CEE) (DOUE n° L 245 de 26 de agosto de 1992) Normas UNE Las normas UNE (Una Norma Española) son las elaboradas por AENOR (Asociación Española de Normalización).es.aenor. pero la EHE-08 sigue haciendo referencia a ella ¿por qué? 36.074 Válvulas industriales. Corte. estando avalada su experiencia por los miles de productos y empresas normalizados y certificados.832 Normas UNE-EN Las normas UNE-EN son aquellas normas elaboradas por AENOR que son traducción directa de la norma EN correspondiente.660.831 Alambres y cordones de acero para armaduras de hormigón pretensado Armaduras pasivas de acero para hormigón estructural. Las normas UNE-EN referidas en este documento son las siguientes: 593 805 1. Requisitos de aptitud al uso y ensayos de verificación apropiados Parte 2: Válvulas de seccionamiento Parte 3: Válvulas antirretorno . doblado y colocación de barras y mallas. que es el único Organismo normalizador reconocido en España para la elaboración de normas en el campo de la calidad industrial. Las normas UNE utilizadas en la elaboración de esta Guía Técnica son las siguientes: 36. Válvulas metálicas de mariposa Abastecimiento de agua.

992 Eurocódigo 2: Proyecto de estructuras de hormigón Parte 1: Reglas generales y reglas para edificación Parte 3: Depósitos y estructuras de contención 10.487 Hormigón proyectado Parte 1: Definiciones.990 1.188 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Parte 4: Purgadoras y ventosas Parte 5: Válvulas de control 1.027 Sistemas de designación de aceros Parte 1: Designación simbólica Parte 2: Designación numérica 14.452 Sistemas de canalización en materiales plásticos para conducción de agua.991 1. Poli(cloruro de vinilo) no plastificado (PVC-U) Parte 4: Válvulas y equipo auxiliar Abastecimiento de agua. Acciones térmicas 1. Pesos específicos.660 Soldeo. pesos propios y sobrecargas de uso en edificios Parte 1-3: Acciones generales. especificaciones y conformidad Parte 2: Ejecución Normas UNE-EN ISO 17.508 1. Cargas de nieve Parte 1-4: Acciones generales. Requisitos para sistemas y componentes para el almacenamiento de agua Eurocódigos. Soldeo de armaduras de acero Parte 1: Uniones soldadas que soportan carga Parte 2: Uniones soldadas que no soportan carga . Acciones de viento Parte 1-5: Acciones generales. Bases de cálculo de estructuras Eurocódigo 1: Acciones en estructuras Parte 1-1: Acciones generales.

997 Eurocódigo 7: Proyecto geotécnico Parte 1: Reglas generales Parte 2: Proyecto asistido por ensayos de laboratorio Parte 3: Proyecto asistido por ensayos de campo 1. voto formal.).998 Eurocódigo 8: Disposiciones para el proyecto de estructuras sismorresistentes Parte 1-1: Reglas generales. depósitos y tuberías Normas europeas EN 1. habiéndose utilizado los siguientes en la redacción de este documento: 13. Según los casos se encuentran más o menos desarrollados (encuesta. encuesta definitiva.992 Eurocódigo 1: Acciones en estructuras Parte 4: Silos y depósitos Eurocódigo 2: Proyecto de estructuras de hormigón Parte 1-1: Reglas generales y reglas para edificación 1. Acciones sísmicas y requisitos generales de las estructuras Parte 4: Silos.NORMATIVA CITADA EN EL TEXTO 189 Normas europeas UNE-ENV Norma UNE experimental elaborada por el CEN por encargo de la Comisión Europea.670 Ejecución de estructuras de hormigón . son proyectos o borradores de futuras normas europeas EN (y por tanto también UNE-EN).992 Eurocódigo 2: Proyecto de estructuras de hormigón Parte 3: Depósitos y estructuras de contención Proyectos de normas europeas prEN Como su propio nombre indica. etc. 1.991 1.

api. RP 5LW Recommended Practice for Transportation of Line Pipe on Barges and Marine Vessels Normas BS Las normas BS son las elaboradas por BSI (British Standards Institution). Su página web es www. que es el Organismo de normalización reconocido en el Reino Unido.org.007 Code of practice for design of concrete structures for retaining aqueous liquids .com y las normas BS utilizadas en el presente texto han sido las siguientes: 8.190 GUÍA TÉCNICA SOBRE DEPÓSITOS DE REGULACIÓN Normas API Normas y recomendaciones editadas por el American Petroleum Institute (API).bsi-global. Su página web es www.