You are on page 1of 50

Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES, POSIBILIDADES Y LÍMITES

Ana Canales Viver

STOCKING JR., G. W. (1993) “La magia del etnógrafo. El trabajo de campo en la antropología británica desde Tylor a Malinowski”, a H. M. Velasco, F. J. García Castaño & A. Díaz de Rada (Eds.): Lecturas de antropología para educadores. Madrid, Trotta, pp. 43-93. Situar la aventura trobriandesa de Malinowski en el contexto de primitivo trabajo de campo británico, y mostrar como su éxito, y su auto mitificación, contribuyo a otorgarle esa especial autoridad que le reconoce la tradición antropológica moderna. Los antropólogos a veces hablan de sí mismos con términos que tradicionalmente se aplican a los grupos tribales de las sociedades folk. Como estas sociedades son entidades que el discurso profesional más riguroso tiene como problemáticas, uno duda a la hora de sugerir que una comunidad investigadora haya asumido alguna de las características de su tema de estudio. Hay semejanzas, especialmente en relación a lo que podría contemplarse como la experiencia constitutiva de la antropología social y cultural: en un sentido múltiple, puesto que distingue a la disciplina, cualifica a sus investigadores y crea el cuerpo primario de sus datos empíricos . Incluso en un tiempo en el que empieza a ser cada vez más difícil llevarlo a cabo en los términos tradicionales, el trabajo de campo por observación participante, preferiblemente en un grupo social de relaciones cara a cara bien diferente del de los investigadores, es la señal distintiva de la antropología social y cultural. Como ritual central de la tribu, el trabajo de campo es materia de una considerable elaboración mítica. Aunque hay versiones variantes del mito fundacional en las diferentes tradiciones nacionales antropológicas, hay una que es tan ampliamente conocida, que no requiere historia, incluso para los no antropólogos. Su héroe es naturalmente el científico polaco B. Malinowski; su lugar como héroe cultural mítico del método antropológico fue confirmado una vez más. 1. En la asociación británica: del sillón al campo Situación del método antropológico antes de que el héroe cultural apareciera en escena: Los titanes evolucionistas, sentados en sus sillones, acumulaban datos etnográficos a partir de los informes de viaje para documentar esa visión que tenían acerca de los estadios de la creación de las formas culturales humanas. Los principales y primeros enunciados de la antropología evolucionista se basaban esencialmente en este tipo de información, pero también estos antropólogos se preocupaban seriamente por comprobar la cantidad y calidad de los datos empíricos. Notes and Queries 1870: guía que se hizo “con el ánimo de promover una cuidadosa observación antropológica por parte de los viajeros y de capacitar a quienes no son antropólogos para proporcionar el tipo de información que es deseable en un estudio científico de antropología realizado en casa”. Los antropólogos estaban en realidad siguiendo las huellas de otros científicos de la etapa victoriana. Pero hacia 1883 los acontecimientos se habían precipitado de tal forma que los componentes empíricos y teóricos de la investigación antropológica tendían a aproximarse.

1

Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES, POSIBILIDADES Y LÍMITES

Ana Canales Viver

Tylor acometió la empresa de establecer un Comité “con el propósito de investigar y publicar informes sobre caracteres físicos, lenguas, y condiciones industriales y sociales de las tribus noroccidentales del Dominio de Canadá”. El Comité comenzó preparando una “ circular de investigación” para uso de oficiales, misioneros, viajeros y otros, “proclives a poseer y obtener valiosa información”. Motivada por el primer cuestionario de la Asociación Británica, ya dado a la imprenta, la nueva Circular del Comité estaba profusamente cargada de apreciaciones de orientación teórica, con las que especialmente Tylor había embellecido su sección de Notes and Queries. Los datos así obtenidos iban a ser editados y sintetizados por Horatio Hale. 2. De los misioneros a los científicos y académicos naturalistas El Comité para las Tribus Noroccidentales de Canadá fue solo uno más entre los que formo la Asociación Británica en los años que van de 1880 a 1890 con objeto de realizar investigación antropológica empírica tanto en el imperio colonial como en el Reino Unido. Las personas que iban a servir como agentes de Hale en el campo: El primer hombre elegido fue un misionero: el reverendo E.F. Wilson. Fue pronto remplazado por Franz Boas: su incorporación a este trabajo marca el comienzo de una fase importante en el desarrollo del método etnográfico británico: la recolección de datos a cargo de científicos naturalistas con formación académica que se definían a sí mismos como antropólogos y a los que también importaban los planteamientos y la evaluación de la investigación antropológica. El paso de Wilson a Boas simboliza un más profundo, largo y bastante complejo cambio en la actitud antropológica hacia los misioneros etnógrafos. En la era pre-evolucionista, James Cowles Pritchard (otro especulativo de sillón) había expresado sus preferencias por la información recogida por los misioneros antes que por los “naturalistas” pues estos hacían solo una breve visita y nunca llegaban a aprender las lenguas nativas. La centralidad de la creencia religiosa en el paradigma evolucionista tendía, sin embargo, a levantar sospechas sobre los datos recopilados por aquellos cuyo compromiso primario era la extirpación de la “superstición pagana”. El comentario de Tylor en Notes and Queries apuntaba en esa dirección, la de intentar facilitar la observación cuidadosa de la religión salvaje a personas cuyos prejuicios pudieran predisponerles a distorsionarla. Tendrían que pasar dos generaciones de antropólogos, cuando entro en la arena etnográfica un cuerpo de investigadores ya formados académicamente en antropología, para que se estableciera la moderna oposición entre misioneros y etnógrafos forjada en los talleres de Boas y de Malinowski. Muchos de los primeros científicos naturalistas y antropólogos británicos mantuvieron aun una relación etnográfica de trabajo con misioneros. Sin embargo, esta generación intermedia contribuyo significativamente a la emergencia de un método etnográfico al que sus practicantes considerarían característicamente “antropológico”.

2

Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES, POSIBILIDADES Y LÍMITES

Ana Canales Viver

En la primera fase de este proceso, la figura clave fue Alfred Cort Haddon y su línea fue seguida, hasta cierto punto, por otro etnógrafo y naturalista, Walter Baldwin Spencer. Ambos comenzaron sus carreras como zoólogos, y acabaron interesándose por los datos etnográficos a partir de un trabajo de campo en zoología. 3. Haddon y el Estrecho de Torres Haddon 1888 expedición científica: investigación zoológica / colecciona curiosidades para los museos. Tiempo libre: etnografía. Su preocupación etnológica sistemática fue la cultura material: el origen y distribución de aquellas “curiosidades” que él había estado recogiendo. Registro un considerable conjunto de datos etnográficos generales. En el contexto de la reorientación etnográfica que ya se evidenciaba en la Asociación Británica, los datos de Haddon tuvieron interés para los antropólogos relevantes. Para Haddon, “antropología” era un término que aun tenía el englobante significado que había adquirido en la tradición anglo-americana del siglo XIX y que era esperable que tuviera para un naturalista de campo, alguien para quien la conducta, los gritos y las características físicas de los animales formaban parte de un único síndrome de observación. Ansioso por introducir los métodos de la psicología experimental con objeto de “captar con precisión las capacidades mentales y sensoriales de los pueblos primitivos”, Haddon adopto como modelo las grandes expediciones marítimas, exploradoras y multidisciplinares del siglo XIX. Y para ello busco “la cooperación de un equipo de colegas, cada uno con alguna cualificación especial” de forma que pudieran dividirse el trabajo de la investigación antropológica: uno dedicado a hacer mediciones físicas, otro a las pruebas psicológicas, otro al análisis lingüístico, otro a la sociología, etc. Acabo con tres psicólogos experimentales: W.H.R. Rivers, psicología experimental, propuso su discípulo Charles Myers y uno de sus estudiantes William McDougall (lingüista); un alumno de Haddon de la licenciatura de antropología y como especialista en medicina nativa Charles Seligman. Los miembros de la expedición llegaron en abril de 1898 al Estrecho de Torres. Tomando como base esta investigación apresurada, hecha enteramente en ingles pidgin, estaban previstos seis extensos volúmenes de datos etnográficos. Gran parte de su etnografía era de segunda mano. Utilizo profusamente los informes de misioneros y de viajeros, e igualmente los materiales proporcionados por comerciantes y empleados del gobierno, tanto los obtenidos en el mismo lugar como los provenientes de su posterior y extensa correspondencia etnográfica. Produjeron un importante volumen de datos a partir de episodios etnográficos relativamente breves. En muchos puntos ponían de manifiesto una considerable inteligencia y sensibilidad hacia los problemas del método etnográfico, si bien había una cierta distancia entre el Estrecho de Torres y el trabajo de campo según el modo antropológico clásico.

3

Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES, POSIBILIDADES Y LÍMITES

Ana Canales Viver

4. Observando en Australia, directamente, la Edad de Piedra El estilo de la etnografía de Spencer esta mucho más próximo a la antropología social posterior. Pero, lo mismo que el de Haddon, se desarrollo como desviación de la investigación zoológica. Expedición Hom al desierto de Australia central como zoólogo. Luego, Spencer escribía desde Melbourne planteando preguntas evolucionistas sobre las clases matrimoniales y Gillen, un informante maestro de escuela contestaba con los datos etnográficos obtenidos. Gillen llego a manipular la información: insistió y amago una ceremonia entre diferentes clanes, a la cual Spencer asistiría después de 3 meses. Durante la espera, Spencer vivió en o cerca del campamento arunta, observando las ceremonias, y discutiendo con los nativos (en pidgin o en el arunta limitado de Gillen). Sus actitudes racistas y sus presupuestos teóricos evolucionistas no les impidieron lograr un considerable grado de identificación empática. Cuando terminaron las ceremonias, Spencer y Gillen habían recogido una cantidad de detalles etnográficos sobre la vida ritual de los nativos tan rica que no podía compararse con la obtenida anteriormente por los antropólogos de sillón. Pero a pesar de la teoría evolucionista en la que había sido concebida y en la cual fue recibida, la monografía de 1899 era reconociblemente moderna en su estilo etnográfico. Mas que desenvolverse con las categorías del Notes and Queries o de cualquier otro cuestionario de salón, la monografía fue el foco de referencia de una elaboración cultural totalizadora. Llegaba cuando la teoría evolucionista estaba ya casi en decadencia y ofrecía datos sobre el totemismo que entraban en conflicto con presupuestos asumidos, de modo que tuvo un gran impacto. Malinowski sugirió en 1913 que la mitad de la teoría antropológica posterior se había basado en ella y casi toda, salvo una decima parte, había sido influida por ella. Malinowski tampoco dudo en reconocer un estilo etnográfico que estaba más próximo al suyo que el de Haddon. Sin embargo, su status como innovación etnográfica, y quizás un modelo alternativo: el del equipo etnográfico, quedo comprometido, pues Spencer fracaso en obtener una continuidad académica significativa. Fue para Frazer un de los “hombres sobre el terreno”. Frazer nunca abandono su sillón, pero fue un gran animador del trabajo de campo antropológico. Dijo que los esfuerzos de los que hacían trabajo de campo superarían a sus propias sugerencias teóricas. Pero al insistir tanto en que había una completa separación entre etnografía y teoría, que “regular y correctamente” debería ser dejada como labor del etnólogo comparativista”, se situaba en contra de la emergente tradición de universitarios que trabajaban en el campo y su estilo hermético le impidió tener seguidores entre la academia antropológica. En el proceso generador de mitos de la antropología británica, las relaciones de linaje juegan un papel mucho más poderoso que el que podrían tener en la estructura académica institucional y pluralista de América.

4

Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES, POSIBILIDADES Y LÍMITES

Ana Canales Viver

5. El “estudio intensivo de las áreas limitadas” antes de la gran guerra Aunque los primeros volúmenes del Estrecho de Torres contenían datos de psicología fisiológica, organización social y totemismo que serian significativos para las discusiones teóricas contemporáneas, los datos empíricos recogidos representaron menos que la expedición misma como símbolo de la empresa etnográfica que estableció la reputación del grupo. A su vuelta, Haddon se preocupo enormemente de hacer propaganda del “trabajo de campo” en su sentido más antropológico. Hablaba de la imperiosa necesidad para “nuestra cenicienta ciencia” de disponer de “investigaciones frescas en el campo” realizadas por hombres formados como “antropólogos de campo”. En contra de los “recopiladores rápidos”, subrayaba la urgente necesidad de no recolectar simplemente “especímenes”, sino de tomarse tiempo en “obtener del nativo con paciente simpatía” el significado más profundo del material recopilado. Sugería que “siempre debería haber dos o tres hombres, bien preparados, haciendo trabajo de campo”, cuya financiación debía correr a cuenta de un consejo internacional que asentara prioridades de investigación: El estudio intensivo de áreas limitadas. Este estudio venia de la zoología y se interesaba por el estudio de “provincias biológicas”. Su proyecto de realizar una expedición en barco a Melanesia tenía como objetivo clarificar la distribución y variación de las formas en una región, con énfasis particular en las formas y áreas de transición. Su meta antropológica ultima era aun el conocimiento de la “naturaleza, origen y distribución de las razas y pueblos” de una región particular y el esclarecimiento de su posición en el desarrollo evolutivo. Aun así, las tendencias se dirigían inequívocamente hacia una etnografía más focalizada, global e intensiva, y hacia una diferenciación entre trabajo “extensivo” y trabajo “intensivo”. Haddon no fue el único de los miembros de la expedición al Estrecho de Torres que contribuyo a dar fama a la “escuela de Cambridge”. Después del Estrecho de Torres, Seligman y Rivers llegaron a ser los antropólogos de campo líderes de su generación en Gran Bretaña. Aunque gran parte de su trabajo fue del tipo “extensivo”, ambos cumplieron con el papel de formar a una emergente generación de trabajadores de campo cuyo trabajo se oriento hacia un modo cada vez más “intensivo”. En Oxford, los tres miembros de la expedición prestaron servicios ocasionalmente como mentores etnográficos informales de varios trabajadores de campo, reclutados para la antropológica por Marett y sus colegas en el Comité de Antropología establecido en 1905. Malinowski fue miembro de este grupo de la Primera Guerra Mundial y, de hecho, el último de ellos en ir al campo. Radcliffe Brown fue el primero. En su caso, el modelo de la expedición al Estrecho de Torres estaba aún vigente, pero con todas las funciones de la tarea científica dividida atribuidas a un único investigador. Expansión trabajo de campo según el modelo de estudio intensivo: En los años que quedaban antes del comienzo de la guerra, más de media docena de jóvenes antropólogos dejaron las universidades inglesas para irse al campo. Cuando en otoño de 1914

5

Venia de la psicología experimental. para situar en contexto el éxito de Malinowski. en un conjunto de propuestas suficientemente explicitas de lo que tal trabajo implicaba. Rivers y el método “concreto” Sin embargo. Por lo que puede uno inferir de sus representaciones fotográficas y de sus largas cartas a Haddon desde el campo. Cuando la transformación de la estrategia de investigación en mito metodológico puede darse por concluida. la vísperas de la partida al campo de Malinowski. Aunque las notas de campo de algunos de ellos dicen mucho de una práctica metodológica extremadamente sensible y reflexiva. Hasta 1921 estuvo considerando la posibilidad de volver a Polonia y solo con la ayuda de Seligman y una buena subvención para su salario pudo por fin establecerse en la Escuela de Economía de Londres. el trabajo de campo fue para la antropología “lo que la sangre de los mártires para la Iglesia católica”. podemos hablar con cierta seguridad de lo que el estudio intensivo intento ser. sus primeras monografías no les presentan como etnógrafos con intención de innovar. Landtman concebía su método primariamente como un trabajo en estrecha colaboración con informantes individuales (y pagados). con el estallido de la Gran Guerra. Si estos otros primeros estudios “intensivos” no han conseguido figurar con mayor relevancia en la historia-mito de la antropología británica es quizás en parte por incidentes biográficos y circunstancias institucionales. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Malinowski partió hacia la costa sudeste papúa para realizar la recolección extensiva al estilo “Estrecho de Torres”. Factor económico del reconocimiento académico: Incluso Malinowski tuvo problemas para encontrar un lugar en la vida académica. sino Rivers. puesto que la persona que mas hizo por definirlo lo expuso. Si bien es cierto que solo conocemos indirectamente la practica etnográfica de los iniciados de la Escuela de Cambridge en ese tiempo. otros seguidores estaban o habían hecho lo mismo. 6. no debe quedarse todo en carreras retrasadas o institucionalmente marginales. Poseía una imaginación explicativa desinhibida y fue bastante capaz de perseguir un puñado de hipótesis más allá de los limites a los que el método riguroso podía 6 . Aunque aprendió algo de kiwai y escribió un pequeño ensayo de perspectiva sobre la naturaleza del pidgin como lengua por derecho propio. Pero aunque registraba datos de observación. es necesario contemplar más de cerca la evolución del estudio intensivo. y estaba muy interesado en los problemas del método. Así pudo decirse que. Esta persona no fue Haddon. la situación etnográfica de Landtman se parece más o menos a la de Malinowski en las Trobriand.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. la mayoría de los pasajes citados en su monografía deja en claro que él trabajo principalmente en esa lengua. En la remembranza de estos etnógrafos académicos de la generación de Malinowski. Malinowski ya había sucedido a Haddon y a Rivers como líder exponente del “estudio intensivo de áreas limitadas”. Lo que más se acerca a Los Argonautas de Malinowski es la descripción con amplias notas redactada por Landtman. una de las areas metodológicamente mas explicitas de las ciencias humanas. ya hacía cinco años que Los Argonautas había sido publicado.

Incluso después de haber sustituido su primer “punto de vista de evolucionista crudo” por el “análisis etnológico histórico de la cultura”. Aparentemente su modelo consistía en la investigación sobre la herencia humana tal y como la había realizado el polifacético psicólogo estadístico Galton. Rivers dirigió su atención inevitablemente hacia el aspecto sistemático de los términos nativos que estaba excluyendo. Su método concreto proporciono a Malinowski. Su meta original de recoger genealogías era casi la misma que la que había motivado previamente las Inquiries into Human Faculty de Galton: “descubrir. Por un lado. se las apañaba para convencerse a sí mismo de que estaba tratando con “cuerpos de datos secos incapaces de recibir la influencia de un sesgo. En el contexto de la sofisticación alcanzada posteriormente ante las ambigüedades del parentesco social y biológico.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. las contribuciones metodológicas de Rivers tienden a ser subsumidas dentro de una concepción más bien estrecha del “método genealógico” que desarrollo en el Estrecho de Torres. que tendían a oscurecer las relaciones biológicas “reales”. Se aseguraba de que los términos eran usados en su sentido “real” y “apropiado” en ingles (es decir. A pesar de reconocer a veces las dificultades que implicaba lograr una traducción exacta. mediante el uso de diversas pruebas psicológicas y fisiológicas. Rivers se comprometió con la idea de que la estructura social elemental de cualquier grupo se revelaría sistemáticamente en su terminología de parentesco. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver arrastrarle. En la memoria de la disciplina. el ejemplo de una metodología etnográfica cabal. Le había causado más impresión haber encontrado un área de la conducta humana donde el “principio de determinismo se aplica con un rigor y precisión igual al de cualquiera de las ciencias exactas”. como si todo lo que hubiera aportado fuera un conveniente instrumento para recopilar datos de parentesco. Aunque en un principio el método genealógico requería la exclusión de las categorías nativas de parentesco. como en cualquier disciplina que pueda imaginarse”. como a muchos otros. proporcionaba la base para una aproximación científica a la reconstrucción de la historia de las formas sociales. continuo creyendo que su método proporcionaba la base para reconstrucciones confiables de las principales secuencias históricas del desarrollo social humano. y el problemático carácter de una exposición etnográfica como esta. Además. porque el mismo conjunto de relaciones podía ser obtenido en ocasiones separadas e incluso por diferentes observadores de diferentes informantes respecto a las mismas o relacionadas genealogías. consciente o inconsciente. si quienes estaban muy relacionados se parecían en sus reacciones”. a Rivers el método le parecía autocorrector contra el error o incluso contra el engaño deliberado. la imagen de la etnografía en proceso de Rivers dada para nosotros por Haddon está cerca de hacernos sonreír. la elaboración que hizo Rivers del método genealógico ofrecía una aproximación 7 . Quién sabe qué significado tendrá “real” o “apropiado” en la semántica del inglés pidgin aplicada a las categorías de parentesco mabuaig? Sin embargo. Nos interesa su contribución algo paradójica al desarrollo del método etnográfico. en su sentido biológico) y de que no se referían a algún pariente clasificatorio o adoptivo. puesto que “cada detalle” de los sistemas de relación podía ser vinculado con alguna anterior “condición social que surgiera de la regulación del matrimonio y las relaciones sexuales” .

de la magia y la religión. había caracterizado a los mejores misioneros etnógrafos. Además de ser útil para conseguir datos sociológicos. Incluso era posible “formular leyes que regulan la vida de la gente. también podría detectar hasta donde las leyes sociales explicitas “eran de hecho seguidas en la práctica”. Rivers tendía a ver el método genealógico “concreto” como la solución a casi todos los problemas etnográficos. un tipo de “herramienta metodológica rápida” por la que los observadores con formación científica. pero su breve introducción metodológica sugiere que tenía la intención de realizar un “estudio intensivo”. Pero no está de más notar que algunos de los puntos que interpretaba como característicos de un pensamiento salvaje concreto se debían mas al léxico que a una supuesta deficiencia cognitiva y sugería que “en verdad no puede esperarse que el nativo aprecie con propiedad los términos abstractos de la lengua de los que le visitan. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver inequívocamente positivista. “sin ningún conocimiento previo de la lengua y con interpretes subordinados”. No solo el observador científico podría reseñar las leyes sociales de un grupo particular. podía usarse en el estudio de las migraciones. 1902: Planeo una estancia de solo 6 meses y trabajo con interpretes. capacitaba al observador para “estudiar problemas abstractos. la antropología física e incluso de la lingüística. la demografía. No hay duda de que la seguridad despreocupada de Rivers en el poder del pensamiento positivista estaba afianzada en los presupuestos etnocentricos tradicionales sobre la evolución de la capacidad para el pensamiento abstracto y en los estudios de psicología experimental que habían realizado sobre estos temas. y ciertamente no con la claridad y la precisión que tienen para una mente formada por una civilización más compleja”. Y lo más importante. aunque en realidad cualquiera de las muchas variedades del método “extensivo” también pudiera hacerlo. También era evidente respecto al trabajo de campo al modo de Rivers que podía obtenerse una gran cantidad de datos en un espacio de tiempo relativamente corto. por medio de hechos concretos. que podría capacitar al observador científico para lograr un conocimiento análogo más empático. en los cuales son maestros”. implicaba una gran sensibilidad hacia las dificultades de la traducción cultural y la necesidad de un estudio intensivo de larga estancia para superarlas. en los cuales las ideas de los salvajes son vagas. extensivamente detallado y profundamente penetrante que. Se esforzó en obtener tantos informes de 8 . incluso hasta el punto de rastrear la estructura básica de la sociedad indígena. podrían “en un tiempo relativamente corto” recoger información que habría permanecido oculta para la mayoría de los residentes europeos establecidos durante mucho tiempo. Gran parte de su informe sobre la ceremonia toda se basaba en narraciones obtenidas de informantes en sesiones “publicas” o “privadas”. Proporcionaba una trama en la que todos los miembros de un grupo local podían ser situados en su lugar y a la que podía sumarse un amplio rango de información etnográfica relativa a la “condición social de cada persona incluida en las genealogías”.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES.” El impulso de la experiencia de Rivers hacia un estilo etnográfico algo diferente. en un tiempo. que en último termino quizás no era menos científico. Pero había otros aspectos de su experiencia etnográfica que llevaban hacia un “estudio intensivo” más sofisticado y largo. leyes que probablemente ellos nunca se han planteado a sí mismos.

Aunque la naturaleza del “pensamiento de pueblos de cultura inferior” fuera aun invocada para justificar la primera regla del método de Rivers (lo abstracto siempre debe ser captado a través de lo concreto). excluyendo “completamente la influencia de categorías civilizadas”. se le permitió ser testigo de una de las ceremonias toda más sagradas. probablemente de mucho mayor interés que lo que uno supone. La pieza central de todo el volumen. puede ser vista como una sistematización programática de la experiencia etnográfica de la Escuela de Cambridge. Haddon y Myers. La revisión del Notes and Queries de 1912 Cuando la Asociación Británica decidió crear un comité para preparar una edición revisada del Notes and Queries un año después de la publicación de The Todas. aun cuando significara un cambio en el programa de trabajo del investigador. De forma similar.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. debía prestarse una atención especial a la información otorgada voluntariamente. pero se le animaba a derrochar “simpatía y tacto” para obtener sus datos. lo compusieron Rivers. También se ocupo de observar los acontecimientos por sí mismo y. Si bien es verdad que Rivers daba especial preeminencia al método genealógico.” El investigador de Rivers aun era entonces mas “inquisidor” que “observador”. Un sentimiento de crisis de la teoría evolucionista era evidente en Gran Bretaña ya a mediados de los 90. había sugerido la necesidad de “apretar la tuerca lógica”. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver corroboración independiente como pudo y pago solo por la disponibilidad del tiempo de un informante y no por temas particulares de información. ahora ponía mayor énfasis en el problema de las diferencias entre categorías: “los términos nativos deben ser usados siempre que haya la mínima posibilidad de una diferencia entre categorías” y “debe adoptarse la mayor de las cautelas al obtener información por medio de preguntas directas. que pudieran “suministrar la información que se requiere para un estudio científico de un país”. exponía ahora una justificación en términos diferentes: capacitar al investigador para “usar el instrumento principal que la gente misma usa al tratar sus problemas sociales”. y permitirle estudiar “la formación y naturaleza de sus clasificaciones sociales”. puesto que es probable que tales preguntas sugieran inevitablemente alguna categoría civilizada”. y más tarde. 9 . cuando Tylor. y no a antropólogos. en 1912. el “informe general del método” redactado por Rivers. 7. al menos en una ocasión. después de su publicación. Muchas secciones aun reflejaban las “viejas listas de preguntas de encabezamiento” en vez de una forma narrativa. El investigador como primer deber tenía que “adquirir tan completamente como le fuera posible” un conocimiento de esa lengua. El libro estaba aun dedicado ostensiblemente a “viajeros”. Sugerir que la nueva orientación etnográfica incorporada al Notes and Queries de 1912 reflejaba con claridad la experiencia de campo de una nueva prole de etnógrafos y académicos no es decir que no estuviera relacionada con los desarrollos de la teoría antropológica. Seligman. Y se convirtió en un nuevo punto de partida. La distinción entre el “estudio intensivo” y el “extensivo” estaba aquí enunciada en términos lingüísticos. respondiendo a la crítica de Boas al “Método comparativo de la antropología”. El investigador debía reconocer que “el nativo también tiene algo que decir.

Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Eso. por el cual llega a conocer a cada miembro de la comunidad personalmente. pues su materia era indivisible. puesto que habiendo sido forjados por nosotros para hacernos comprender lo salvaje. Indicaba que la labor de la etnografía debería ser indivisa. En una cultura ruda. que son precisamente perjudiciales. educación. el “método concreto” no era simplemente un medio de captar aquellas abstracciones que el salvaje no podía articular. preferiblemente con formación especial o experiencia en los “métodos exactos de otras ciencias”. porque les faltaba formación apropiada y porque sus ocupaciones les obligaban a entrar en conflicto con las ideas y costumbres nativas. los dominios que los hombres civilizados designan como política. fue exactamente lo que Malinowski hizo en las Trobriand. Urgía establecer que la obra etnográfica debía ser realizada por un único investigador “trabajando en solitario”. puesto que para alcanzar “la meta de la antropología. precisamente el tipo de transformación mítica que Malinowski imprimió. El observador no debe preguntar “por qué” sino “qué”. Rivers insistió sin embargo en la especialización del rol mismo de etnógrafo. enfocando su atención hacia el rito en todos sus complejos detalles concretos “y al mismo tiempo dejando fuera del alcance de la mano nuestros propios conceptos teológicos y nuestros conceptos antropológicos. Y finalmente. y. enseñarnos la historia de la humanidad”. un correspondiente cambio en la concepción del rol del etnógrafo. pasando de la cubierta del barco de la misión o de la veranda de la estación al centro mismo del poblado. El programa de Rivers lo ejecuto Malinowski. requería no solo ejecutar el programa sino incorporarse a la vida de la gente. y estudia cada rasgo de la vida y la costumbre con detalles concretos y por medio de la lengua vernácula”. a la vez. es decir. arte y tecnología eran interdependientes e inseparables y de eso se seguía que “la especialización en la recolección de datos etnográficos debía ser evitada a toda costa”. Implicaba un cambio en el locus primario de la investigación. Rivers creía ahora que era mejor que la etnografía la realizaran “trabajadores privados”. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Crisis de los antropólogos de sillón y del etnocentrismo /evolucionismo: Exhortación a que el etnógrafo recopilara datos desde “el punto de vista” de la gente primitiva. religión. el bullicio de la actividad del poblado solo podría tener un interés mediato. Tales eran los requisitos del “estudio intensivo” que Rivers definía como aquel “en el que el trabajador vive durante un año o más en el seno de una comunidad de unas cuatrocientas o quinientas personas y estudia cada detalle de su vida y cultura. el que va de inquisidor a participante “de algún modo” en la vida del poblado. Rivers perfilo y refino la concepción de estudio intensivo que había emergido en la obra de la Escuela de Cambridge. sin contentarse con obtener información de tipo general. que habían llegado a ser tenidas como algo más que un punto problemáticas. 10 . sino un medio de recopilar “hechos concretos” no contaminados por las abstracciones evolucionistas europeas. haciendo sin embargo algo más que asumir las nuevas Notes and Queries en el campo y seguir sus instrucciones. y no un interés intrínseco. “el esquema real de los temas debe ser formado por el observador mismo atendiendo a las condiciones sociales de una tribu determinada”. “sin adiciones propias”. no le permiten a él comprenderse a sí mismo”. También se necesitaba un cambio en la orientación teórica. puede sugerir alguien. porque los oficiales del gobierno y los misioneros disponían de poco tiempo tras atender a sus tareas y deberes ordinarios. En este contexto pues.

Llevando la tradición de la especulación de sillón más allá de los límites propios de la Escuela de Cambridge. Malinowski pensaba que la interpretación de Durkheim estaba constreñida por la “ausencia completa en nuestra información etnográfica de cualquier intento por conectar los datos del folklore con los datos de la sociología” o de la “creencia social” con la “función social” (conducta real). 1914: En su introducción al campo. Malinowski había servido como aprendiz de antropólogo de sillón. Pero desde un punto de vista metodológico y teórico más general. a la que consideraba una filosofía cerrada que hipostasia una “mente colectiva” metafísica y olvida las actividades de los individuos humanos reales. Malinowski: desde el museo británico a Mailu Antes de las Trobriand. Malinowski muestra un interés notable por definir las categorías analíticas y no “tomarlas prestadas directamente de nuestra propia sociedad. Pero la teoría evolucionista misma aun no había sido puesta en cuestión. Sus primeras obras aun se encuentran dentro del horizonte general de los presupuestos evolucionistas. Para conseguirlo. Entonces Malinowski llego a Inglaterra y se hizo alumno de Seligman y Westermark. Venia de la física y la química. Había elegido a Frazer como “pieza maestra” del estilo literario ingles y su más convincente reconocimiento se refleja en el aprecio que tenia por la representación impulsora que Frazer había hecho de la experiencia exótica. En Mailu. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver 8. vuelve a la historia en un sentido técnico y profesional. Tampoco hay duda sobre la orientación sustantiva y teórica en la que el lazo con la antropología frazeriana es evidente. pero genéricamente humana. diseñada por Seligman. Una de sus consecuencias fue un vivo sentido general de urgencia etnográfica. 11 . las diferencias son bastante claras. 1910: En ese tiempo. Malinowski pronto empezó a estar insatisfecho: “1) no les puedo observar lo suficiente y 2) no hablo su lengua”. pero hay otra que refleja el desplazamiento del interés por los orígenes últimos por el cambio y el desarrollo diacrónico a largo plazo hacia problemas más específicamente históricos o puramente sincrónicos. de modo que el futuro trabajo de campo pueda ser enfocado hacia temas clave. dentro de un paisaje vívidamente recreado – la ratio escena/acto que influyo en el “núcleo imaginativo” de la obra de Frazer y se hizo después evidente en Los Argonautas de Malinowski. movido por la opinión ya reseñada de las categorías etnográficas aceptadas eran algo inadecuadas y de que lo que verdaderamente se necesitaba era un nuevo cuerpo de datos no sospechosos de lastres teóricos. tratando a las fuentes etnográficas por medio de reglas estrictas de crítica histórica y analizando testimonios en conflicto.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. la antropología de Malinowski puede ser vista como un retoño de La rama dorada.” Y esta mas sistemáticamente preocupado por el desarrollo de un método riguroso que pueda evaluar la evidencia etnográfica. Rivers acabo enseguida anunciando su “conversión” a una perspectiva difusionista “histórica” (1911) y Radcliffe-Brown ya había comenzado la reelaboración durkheimiana de sus datos de Andaman le llevo a apartarse casi completamente de los problemas diacrónicos. Este mismo enfoque hacia el campo es evidente en su visión ya algo crítica de la sociología de Durkheim. Desde un punto de vista literario. se estaba agudizando el debilitamiento teórico en la antropología británica. Frazer defendía su cuestionario frente al “método concreto”.

las notas de campo de Malinowski están ricamente documentadas con materiales de observación propia. fue su periodo más productivo en Mailu. A diferencia del Notes and Queries.” Esencia de un estilo de trabajo de campo significativamente diferente del que aparecía formalizado en el Notes and Queries de Rivers. Es evidente el intento de penetrar en la creencia nativa y la insistencia en la inadecuación de los “hechos puros” no interpretados. Sabemos también que aun estaba bajo la influencia metodológica de Rivers: “Mi propósito era desarrollar el principio de “método genealógico” dentro de un esquema más amplio y más ambicioso. subordinándola a reglas generales”. a diferencia de las islas del Estrecho de Torres. al que iba a denominar el “método de la documentación objetiva””. Aquí podían ser directamente observadas. “Mi experiencia me indica que preguntar directamente a los nativos sobre una costumbre o una creencia nunca abre su actitud mental tanto como lo hace la discusión de hechos conectados con la observación directa de una costumbre o con un acontecimiento concreto en el que ambas partes estén materialmente implicadas . En esta ocasión. Malinowski aun no era capaz de “seguir con facilidad las conversaciones entre los nativos”. Malinowski era un trabajador de campo agresivamente interactivo. les violenta con aparentes contradicciones. Pero el estilo etnográfico de Malinowski parece haber generado también un extenso y abigarrado cuerpo de datos. comparadas con muchas otras islas y áreas de la costa de Nueva Guinea. Esta aproximación parece haber conducido a Malinowski a un planteamiento erróneo. 12 . Otra conclusión fue que él debía vivir en el poblado. como él dice. y por implicación. casi todos registrados en lenguaje nativo. que contienen una desproporcionada cantidad de material de segunda mano derivado de fuentes impresas o de correspondencia con “hombres residentes en el lugar”. reconstruidas a base de datos fragmentarios supervivientes o recreadas por gente engatusada expresamente para realizar ceremonias hacía un tiempo desaparecidas. Insiste en que “el trabajo de campo consiste sola y exclusivamente en la interpretación de la caótica realidad social. él mismo se ve obligado a enfrentarse a ella. y a su debido tiempo. y con las de Rivers. Estudio intensivo de un área muy reducida: un poblado. pone en cuestión las creencias que los nativos toman como incuestionables. les empuja. Cuando la ausencia del misionero local le dejo “casi solo con los nativos”. Este era aparentemente uno de aquellos casos donde se daba una estrecha “adecuación” entre el etnógrafo y el tema. En las Trobriand. sugiere posibilidades alternativas. estaban relativamente no aculturadas. que tienden a tener el carácter esquemático que se puede esperar del “método concreto”. defiende el uso de preguntas expresas en determinadas circunstancias. para la realización de la tarea. “contra la barrera metafísica. En marcado contraste con las notas etnográficas de Haddon. Los Trobriand: de Rider Haggard a Conrad Las Trobriand.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. del “método concreto” de Rivers . POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Malinowski tomo conciencia clara del potencial etnográfico que tenía una implicación más directa y volvió resuelto a “comenzar una nueva vida”. estas cosas no tenían que ser recogidas de las memorias de los viejos. 9.

creencias incorporadas en instituciones. es cierto que Malinowski obtuvo más información por los dos últimos que por el primero. ritos y mitos. La solución de Malinowski fue distinguir por un lado “ideas o dogmas sociales”. fue característica de todas las prescripciones metodológicas que hizo Malinowski posteriormente. En parte. aunque esta vez no se asentó en el mismo poblado. tal distinción entre idea cultural y opinión individual. Baloma es un tratado sobre la relación del individuo con la creencia colectiva. pudo haber ayudado también a consolidar más estrechamente su relación con informantes trobriandeses. sino más bien una mezcla algo agitada de principios en conflicto”. En el interim evoluciono su manera de entender las demandas del “estudio intensivo”. y el que sin duda no tuviera que pasear con las manos a la espalda cuando pasaba por delante de la puerta del vecino. Es evidente a través de sus etnografías que gran parte 13 . lo que se manifiesta también en algunas de las fantasías que pueden leerse en el diario. ver y conversar). así como de sus escritos etnográficos más teóricamente orientados. las opiniones o interpretaciones que pueden ofrecer individuos. y en particular el problema de la variación del informante. e incluso es posible que en algunos aspectos distorsionase su forma de ver las cosas. el jefe del poblado. Aunque aparentemente privilegiaba un dominio de las costumbres o de las instituciones allí donde la creencia nativa era homogénea. grupos de especialistas o incluso la mayoría de los miembros de una comunidad. Pero podría argüirse que. que se convierte en una relación problemática de comprender. por otro lado. Los puntos fundamentales parecen ser el modo de interacción y la calidad de las relaciones que fue capaz de establecer. costumbres. Si en la actividad de un trabajador de campo distinguimos modos diferentes (participación. dio tremenda importancia al conflicto entre la regla cultural y el impulso individual. A Malinowski. la paridad social. porque en la sociedad salvaje “no hay un esquema lógico consistente. “la conducta general de los nativos hacia el objeto de una creencia”. Malinowski volvió a las Trobriand a finales de octubre de 1917. el que a cambio de media ración de tabaco por día se le permitiera plantar su tienda en la zona central restringida de Omarakana. Pero en una sociedad estratificada como la de las Trobriand. desde el punto de vista de la obtención de información. lo que aparentemente se entendía como una connotación de alto rango. La comitiva de Malinowski invoca. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Desde el punto de vista del contenido. pudo haberle abierto mas aspectos de la vida Trobriand que cualquier otro status que ya ostentara. El hecho de que volviera es en sí mismo metodológicamente significativo. El retorno de Malinowski a la misma zona después de haber estado ausente un largo periodo de tiempo. observación e interrogación / actuar. que anteriormente se había reducido a insignificante. Eran escasas las relaciones de “paridad social” que se han sugerido como condición de la observación participante. y por otro aun. Visto metodológicamente. Había gastado mucho tiempo repasando todo su material con el fin de crear un “temario condensado” que abriría “varias series de nuevas preguntas” a las que ahora necesitaba dar respuesta. que “asumidas y expresadas en la conducta” estaban absolutamente estandarizadas.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. la participación es en alguna medida un fenómeno contextual. es en sí misma una noción más bien equivocada. es un intento de tratar de un modo general los problemas planteados por una cantidad masiva de información. en efecto. frecuentemente presentada como distinción entre “las reglas y regularidades” y la conducta real. imágenes del “señorío” colonial.

el segundo diario de las Trobriand revela a un Malinowski en frecuente debate con Rivers. Relaciones con los nativos: tenían en común con casi todas las relaciones establecidas en el curso de un trabajo etnográfico la inherente ambigüedad y asimetría que las caracteriza. no solo por su metodología “concreta. Tuvo que contentarse con simples preguntas y respuestas. su más profundo modo esencial de pensar”. sino también por la perspectiva histórica con la que interpretaba los datos”. sino en los acontecimientos que suceden en una situación etnográfica contemporánea. quien estaba deseando dejar de lado los problemas psicológicos. pero su ideal metodológico. alguien situado aparte de ellos por muchas razones. siempre fue el discutir con uno o varios informantes de una actividad o acontecimiento vividos y comprendidos mutua y diferentemente. A diferencia de Rivers. Pero es claro que debió ser visto como un europeo de tipo especial. la psicología social de Malinowski estaba fundamentada no en una secuencia diacrónica hipotética. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver de la información la obtenía en el contexto de los acontecimientos que observaba y de las ceremonias a las que “asistía”. Reacciones de los trobriandeses hacia su persona: Sin duda. Si la History of Melanesian Society era el resultado de pasar de la evolución a la historia. Acontecimientos y ceremonias: cuidadosamente elegidos por Malinowski por implicar un cierto grado de participación. en la mente de los trobriandeses debió seguir siendo un europeo. Malinowski estaba todavía bajo la influencia de Rivers. conseguido en la práctica en numerosas ocasiones. en contraste. Había muchas situaciones en las que su participación era en efecto muy limitada. sus metas…. Malinowski se los estaba planteando: no rechazo la historia completamente. como la identidad nacional en transformación. En el contexto de este contraste entre el estudio extensivo realizado sobre una superficie etnográfica y la profundización en los significados psicológicos más hondos. lo que Malinowski considero un estilo de trabajo de indudable inferior calidad. frustración y agresión. Propósitos etnográficos últimos: En el diario de Mailu. aunque de la lectura de su diario se puede inferir que la información provenía en su mayor parte de sesiones con informantes tomados de uno en uno. observados de cerca por un método que debía convencer más profundamente de lo que el de Rivers lo había hecho. Solo así pudo “integrar las conductas y los significados nativos”. pero es claro que los problemas psicológicos eran “la esencia más profunda de sus investigaciones”: “descubrir las pasiones básicas del nativo. Pero a diferencia de los evolucionistas. Pensaba que la documentación concreta y la recolección de textos eran componentes esenciales de un estilo correcto. epítetos raciales explícitos… válvula de escape de sentimientos que Malinowski era incapaz o no deseaba expresar en sus relaciones diarias. El diario: tono constante de soledad. está implicado algo que debería ser tomado como la proclamación de su última ambición antropológica. los motivos de su conducta. Malinowski insistía en la importancia fundamental de la “amistad personal para alentar confidencias espontaneas o la repetición de una conversación intima”.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. algunas de ellas más bien sutiles y paradójicas. 14 . Su diario indica que el siempre se quedaba en la playa cuando los nativos emprendían una expedición Kula. entonces las aproximaciones diacrónicas en la investigación etnológica quedaban en una posición bastante problemática.

su método es menos cuestión de reglas desmenuzadas que de un estilo total personal. Al ser corregido. la introducción de Malinowski ofrece poca cosa que Rivers no hubiera propuesto ya en el Notes and Queries. y la creación de un corpus inscriptionum de la opinión y el decir de los nativos que ilustre las “formas típicas de pensar y sentir”. subrayan todas el rol constructivo que tienen en la generación de problemas para el etnógrafo. de ese modo. Como si se tratase de “una contribución experimental a la ciencia física o química”. Estos últimos están agrupados bajo tres rubricas. el medio por el que se es capaz de observar de forma natural una cultura desde dentro para. Los Argonautas como mito euhemeristico Se halla una clave del método de la etnografía de Malinowski. El problema estaba en “como convencer a mis lectores” de que la información etnográfica que se les ofrecía era “un conocimiento objetivamente adquirido” y no simplemente “una noc ión subjetivamente formada”. llevar un “diario etnográfico”. ha de “aprender a comportarse”. el conocimiento de los “principios. No obstante. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver 10. Ha de cortar del todo con la compañía de los hombres blancos. con el fin de poner “la carne y sangre” al “esqueleto” de la constitución tribal. y así dejara de “ser un elemento perturbador de la vida tribal”. no solo en el sentido de registro de datos etnográficos en el campo. hacer “cuadros sinópticos” y un catalogo preliminar de resultados. Sus aportaciones metodológicas aparentemente más innovadoras. entre “la escoria despreciable de los pequeños pedazos de información. en los dos sentidos. Su problema en realidad no era tanto contar a sus lectores como realizar la última tarea adivinatoria. y buscar “con naturalidad” la sociedad de nativos y no a “sus compañeros naturales”.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. desiguales incluso en su credibilidad”. una tarea que el análisis científico deja al arte literario. En el capitulo introductorio de los Argonautas. la cuestión fundamental estaba en ser “absolutamente sincero” respecto al método que uno había seguido. Podemos suponerle consciencia de que el etnógrafo era en último término un artesano literario: la manera en que él constituye su autoridad puede ser contemplada como el prototipo de autoridad de toda la etnografía moderna. y las “ideas finales del conocimiento”. Tomara parte “en cualquier acontecimiento” de la vida del poblado. Malinowski era muy consciente del vacío que había entre “los materiales en bruto de la información y la autorizada presentación final de los resultados”. Malinowski agrupa los “principios del método” bajo tres principales epígrafes: “las condiciones adecuadas del trabajo etnográfico”. su relación con la vida y darse cuenta de la visión que él tiene de su mundo”. de aquí y de allá. “captar el punto de vista del nativo. Vista en términos de los cánones metodológicos específicos. caóticos. 15 . Pero lo realmente critico esta en colocar a este “cazador activo” en una determinada situación. sino convencerles de que eso podía ocurrir y de que él lo hizo. y la aplicación de “métodos especiales de recopilación. La soledad llegara a ser la condición sine qua non del conocimiento etnográfico. dados sus repetidos “fallos de etiqueta”. manipulación y fijación de la evidencia”. comprometiéndose en “una interacción natural” con ellos sin depender tanto de “informantes pagados y generalmente aburridos”. metas y resultados del estudio científico moderno”. sino en el sentido de su posterior representación en forma de monografía publicada. Su propia experiencia de la experiencia del nativo debía llegar a ser también la experiencia del lector.

Por el mismo diario sabemos que su recuento del tiempo no es verificable. Introducidos por el excursus metodológico de apertura que Malinowski formula de esta forma tan ambiguamente autobiográfica. que interviene. Aunque el libro se organiza en torno a su aventura y en alguna ocasión son tratados como “héroes homéricos”. son ejemplos de la vida actual en las Trobriand. esencialmente atemporal. no estuvo tanto tiempo en el campo como lo sugiere Los Argonautas. precisamente. Las etnografías anteriores habían descrito la conducta reconstruida como si en la práctica fuera real y las prácticas posteriores no emularon la forma narrativa de los Argonautas. Su etnografía tiene esencialmente una estructura narrativa. Esto es. Una cierta vaguedad en lo que se refiere a la localización de los acontecimientos en el tiempo es. haciéndonos participes de la autoridad de su experiencia legitimada. También lo es que el momento mitopoetico se pueble de personajes de significación arquetípica. Malinowski sugiere que no siempre era fácil “distinguir entre lo que es mera ficción mitopoetica y lo que es extraído de la experiencia real”. en esencia. el autor nos anima no solo a compartir sus “tribulaciones” etnográficas sino a seguirle más allá. todo lo que el estilo narrativo de Malinowski conlleva: los capítulos comienzan con algunas referencias relativas a una acción o situación presente. pues en general. la identificación del lector que Malinowski apela explícitamente. empleando lo que un crítico ha llamado una “síntesis de agencia”. la magia y el lenguaje del Kula. Su actitud hacia ellos suele ser la de una “gentil ironía”. Incluso para un lector atento es difícil darse cuenta por la narración inserta en el libro que Malinowski nunca viajo con ninguna expedición kula. un aspecto del proceso de construcción de un mito. de hecho no son los héroes de los relatos de Malinowski. Construcción del mito: Algo estaba pasando en esta escena etnográfica primordial que acompaña a la recreación narrativa de la experiencia real. Acompañados de Malinowski. la mitología. Al hacer al lector testigo de los acontecimientos que se suceden en el Kula. Mas importante aun es quizás un rasgo que podría llamarse la “ecuación autor/ lector”. para explicar detalles etnográficos concretos o para proporcionar glosas más extensas sobre la sociología. Es cierto que hay a veces contrastes entre el “hoy” y el “antiguamente” y varios capítulos de hecho acaban con especulaciones de carácter histórico difusionista. es claro que a veces disuelve esa distinción. cuando es necesario. Dramatis personae de los Argonautas: los más numerosos y evidentemente centrales de su informe son los nativos. lo que caracterizaría a gran parte de la 16 . Malinowski escribe fundamentalmente en voz activa y en presente.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. por supuesto. induce a la convicción de que. a acompañar a los trobriandeses en sus “empresas peligrosas y difíciles”. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver La importancia de la viveza y el colorido en las descripciones de la vida: Emplea en todo su libro la “ratio escena/ acto” de Frazer con el fin de que el lector se sitúe imaginativamente dentro del ambiente físico de los acontecimientos que Malinowski reconstruye. y a pesar del candor metodológico que profesaba. Los Argonautas valido el contexto temporal en el que la etnografía moderna se sitúa normalmente: ese vago momento. que llamamos el “presente etnográfico”. hemos seguido a los trobriandeses a través de un evento épico que periódicamente focaliza todas las energías de su existencia. Sin embargo.

La descripción fue solo el motivo que le impulso a convertirla en prescripción. las sumisiones sociales. No era “una explicación satisfactoria para un científico. Algunos eran claramente arquetipos de experiencias penosas que Malinowski había tenido con gente real. “la casta menor de mentes entumecidas” que en el pasado lo “habían hecho todo mal con los nativos”. Marcándole aparte de todos los otros europeos. Primera persona del singular. contribuye al mito euhemeristico de validación. de la sustentación de la moral. capital por su heroica singularidad: el etnógrafo. Malinowski había hablado explícitamente en su diario de la “revolución” que deseaba “hacer en la antropología social”: al 17 . En este contexto. Él deseaba hacer al aprendiz de etnógrafo “consciente de que tenemos de entrada un método para abordar” todas “las dificultades iniciales que son muy difíciles de superar”.” En este contexto. Malinowski se interesa no solo por el problema de la autoridad del autor (cómo convencer a mis lectores). POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver etnografía moderna: el etnógrafo no solo es capaz de compartir su visión del mundo. Incluso aunque el esfuerzo autogenerador de su vigoro ego se lo hubiera permitido. deseaba legitimar el estilo de trabajo de campo en el que ese novicio se iba a embarcar. Tales fenómenos estaban también ocultos para el segundo grupo de personajes. estilo y contenido. que entra en el campo “paralizado por el miedo a todo tipo de trampas y barreras. la codificación de la creencia. fotografías de la “tienda del etnógrafo” que confirman iconográficamente la identidad del etnógrafo. realidad o santidad”.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. la certificación de la “eficacia del ritual”. el problema no era tanto enumerar principios de método.” La expresión. sino al Jasón europeo que vuelve con el vellocino de oro de conocimientos etnográficos. contada a satisfacción de los profundos deseos religiosos. las aseveraciones e incluso los requisitos prácticos. que se aventuro hasta allí solo e hizo de su soledad el instrumento de su conocimiento divinizador. la introducción metodológica ha afirmado sus poderes adivinatorios. implicación y proposición. sino una resurrección narrativa de una realidad primordial. cada aspecto de Los Argonautas: estructura y argumento. En contraste con estos dos conjuntos de personajes hay un tercero. Desde esta perspectiva. puede llevarnos también al corazón de la oscuridad. todo se ponía “en juego cuando el rito. Funciones pragmática y legitimadora: Mito era a la vez “una garantía. sino convencerles de que la tarea se podía hacer. una carta magna y frecuentemente incluso una guía práctica para las actividades con las que está conectado”. Y aun mas. sus propósitos prescriptivos que tanta confianza inspiran no hubieran servido para camuflar sus propias frustraciones y fracasos. garantía de antigüedad. omisión e inclusión. que es puesto aparte. Incluso etnógrafos anteriores al método concreto de Rivers son por implicación vapuleados por haber cometido el error de no haber bajado de la terraza. Los Argonautas es en sí mismo un mito euhemeristico que diviniza no a sus evidentes héroes trobriandeses. parece claro que en realidad la introducción a Los Argonautas nunca pretendió ser una verdadera descripción de la experiencia de trabajo de campo de Malinowski. la ceremonia o una regla social o moral pide justificación. Nadie más que el. el realce. Para estos etnógrafos novicios. anécdota y precepto. sino que conoce cosas que ellos nunca sabrán y saca a la luz fenómenos que “han permanecido ocultos incluso para aquellos a los que les han ocurrido”. sino también por la situación del etnógrafo que comienza.

Fue un hombre de gran ambición y no mediano talento empresarial que fue capaz de convertirse en el portavoz de una revolución metodológica. las cambiantes 18 . POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver redactar Los Argonautas tuvo que ser más o menos consciente de que estaba proporcionando una carta magna mítica para el ritual central de esa ciencia (el trabajo de campo). Pero cuando aparecieron publicados sus diarios. Y del mismo modo que en la psicología primitiva el mito funcionaba “especialmente donde hay una tensión sociológica”. la función de la magia consistía en “tender puentes sobre las lagunas e imperfecciones en aquellas actividades altamente importantes aun no completamente dominadas por el hombre.” El vacio entre las prescripciones metodológicas específicas del trabajo de campo y las metas vagamente definidas del conocimiento etnográfico tenía que ser completado por lo que Malinowski había llamado “la magia del etnógrafo”. tanto para la antropología como para la comunidad académica e intelectual no antropológica. viajar es el método ideal de la investigación antropológica”. El estilo del trabajo de campo que él valido era menos cuestión de prescripciones concretas que de situarse en una posición en la que poder tener un tipo muy determinado de experiencia. Pese a esta ingenua confianza pública en que todo iba a marchar bien una vez que los antropólogos abandonaran el “estrecho gabinete del teórico” y bajaran de “la terraza del edificio de la misión” hasta el “aire abierto del campo antropológico”. Los jóvenes etnógrafos. Los informes etnográficos iniciales de ese grupo eran grises publicaciones institucionales. Durante casi 4 décadas la carta magna de Malinowski desempeño la función de sostener la empresa etnográfica. Haddon. ayudando a varias generaciones de aspirantes a etnógrafo a “salir adelante con el trabajo”. La mítica carta magna de Malinowski y la etnografía moderna El reconocimiento de sus contemporáneos: Malinowski consiguió validar la autoridad de su método tanto ante sus lectores como ante los aprendices de etnógrafo. Aun así. Como Malinowski había sugerido. y podemos suponer que también la sintieron aquellos que siguieron sus huellas. escasa discusión en torno al método propuesto por Malinowski. es claro que a veces Malinowski sentía esa tensión. alabo el libro considerándolo “el modelo de investigación e interpretación etnológica” que “estaba llamado a ser una guía de gran valor para futuros trabajadores de campo”. Malinowski no solo proporciono validez a su propio trabajo de campo sino al de la “antropología moderna”.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. que actuaba de portavoz de la Escuela de Cambridge. se medían a sí mismos por el patrón Malinowski. Que iba a servir como tal lo refleja el hecho de que ninguna otra obra del grupo de la preguerra publicada anteriormente prestaba tan explícita y extensa atención al método etnográfico (y no al interpretativo). tanto de Inglaterra como de la escuela americana. en la psicología antropológica funcionaba especialmente donde había una tensión epistemológica. 11. cuyo nivel manifiesto de autoconsciencia metodológica en cierta ocasión se prestó a recibir el revelador comentario preliminar de Marett: “En efecto. Al igual que en las situaciones que aparecían en la magia Trobriand. podría darse alguna que fuera inicialmente amenazadora y tal vez peligrosa y en la que “el azar o los accidentes” determinaran el éxito o el fracaso.

aunque engañosamente inocente. frase: “la magia del etnógrafo”.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver circunstancias coloniales habían alterado fundamentalmente la situación del etnógrafo y en el contexto de un prolongado malestar epistemológico ha parecido necesario a muchos antropólogos examinar mas sistemáticamente todo lo que se contiene casualmente en esa encantadora. 19 .

En etnografía hay. una descripción exacta de los aparatos utilizados. su propio cronista e historiador. pero cada investigador debe poner al lector en conocimiento de las condiciones en que se realizó el experimento o las observaciones. a un tiempo. y muchos autores no se ocupan de esclarecer sus métodos. como en el comportamiento y los recuerdos de seres vivientes. por otra parte. de fácil accesibilidad pero también resultan sumamente evasivas y complejas. el nivel de trato personal que el autor tiene con los hechos que describe y hacerse una idea de en qué condiciones obtuvo la información de los indígenas.19-42. El etnógrafo es. En etnografía. Barcelona. ya que no radican tanto en documentos de tipo estable. (1973)*1922+ “Introducción: objeto.Navegación y comercio en los mares del sur: el kula Este sistema comercial. Los resultados de una investigación científica. donde la necesidad de dar clara cuenta de cada uno de los datos es quizás más acuciante. el lapso de tiempo que le ha sido dedicado y el grado de aproximación con que se hizo cada medida. el pasado no ha sido por desgracia prodigo en tales exactitudes. las deducciones del autor basadas en su sentido común y capacidad de penetración psicológica. se trata de un fenómeno de considerable importancia teórica. lo que son los resultados de la observación directa y las exposiciones e interpretaciones del indígena y. En las ciencias menos exactas. pp. y ellos mismos tienen plena consciencia de su gran importancia. II. Una fuente etnográfica tiene valor científico incuestionable siempre que podamos hacer una clara distinción entre. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver MALINOWSKI. de un vistazo. a Los argonautas del Pacífico occidental. pues. a menudo. cualquiera que sea su rama del saber. B. La descripción narrativa etnográfica La metodología etnográfica en sí misma I. materiales. sin duda. es el objeto del estudio que me propongo desarrollar en el presente volumen.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Parece afectar profundamente la vida tribal de los indígenas que viven dentro de su campo de acción. la manera en que fueron encauzadas las observaciones. método y finalidad de esta investigación”. esto no puede hacerse de forma tan rigurosa. deben presentarse de forma absolutamente limpia y sincera: No sin especificar al detalle todas las condiciones del experimento. su número. por una parte. el Kula. De tal forma que el lector pueda estimar con precisión. ya que sus ideas. sus fuentes son. deseos y vanidades están estrechamente ligados al Kula. Península.El método en etnografía Descripción de los métodos seguidos para recoger el material etnográfico. sino que discurren sobre datos y conclusiones que surgen ante nuestros ojos sin la menor explicación: vagas generalizaciones. Ninguna descripción de las circunstancias en las cuales se efectuaron las observaciones y como se compiló la información. ambiciones. sin recibir jamás ninguna información sobre que pruebas fácticas han conducido a tales conclusiones. una enorme distancia entre el 20 .

Datos superficiales del folklore. se tiene la desagradable impresión de que nunca se conseguirá completamente la libre comunicación con los indígenas. III. fue todavía más desanimadora que todo lo demás. opiniones que repugnan a quien busca la objetividad y se esfuerza por tener una visión científica de las cosas. el escaso valor conferido a lo que para él es un tesoro científico. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver material bruto de la información y la exposición final y teorizada de los resultados. fueron la tónica general que encontré entre los residentes blancos.El trabajo de campo Su compañero blanco tiene su propia forma rutinaria de tratar a los indígenas y no entiende nada. es decir la autonomía y las peculiaridades culturales y mentales de los indígenas. antes de adquirir soltura en formular las preguntas y entender las contestaciones. La información que recibí por boca de algunos residentes blancos del distrito. sino entre los indígenas Utilizar cierto número de métodos precisos en orden a recoger. Sabía que el mejor remedio era ir recogiendo datos concretos (censo del poblado. de cara a mi trabajo. Un breve bosquejo de las tribulaciones de un etnógrafo. como etnógrafo. se les aproximaría. notas de la genealogía. el autentico cuadro de la vida tribal? Solo obtendremos resultados satisfactorios si aplicamos paciente y sistemáticamente cierto número de reglas de sentido común y los principios científicos demostrados. planos y registro de los términos de parentesco): material muerto que no permitía avanzar en la comprensión de la mentalidad y el verdadero comportamiento del indígena. La costumbre de tratar con superioridad y suficiencia lo que para el etnólogo es realmente serio. No habituados a formular sus pensamientos con algún grado de coherencia y precisión. Los principios metodológicos pueden agruparse bajo tres epígrafes principales: Albergar propósitos estrictamente científicos y conocer las normas y los criterios de la etnografía moderna Colocarse en buenas condiciones para su trabajo. es decir. no vivir con otros blancos.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. además de prejuicios y opiniones tendenciosas inevitables en el hombre práctico medio. tal y como yo las he vivido. ya que no conseguí sacarles a mis interlocutores ninguna interpretación sobre estos puntos. la magia del etnógrafo que le permite captar el espíritu de los indígenas. puede ser mas esclarecedor que una larga discusión abstracta. Cual es pues. manejar y establecer sus pruebas. ni le importa mucho la manera en que uno. ni pude captar lo que llamaríamos el sentido de la vida tribal. Debe tenerse en cuenta que el pidgin-english es un instrumento muy imperfecto para expresar las ideas y que. 21 . encima mutilados por el uso forzado del pidgin-english. Primer contacto en una atmosfera de mutua cordialidad. lo más importante de todo. esos tópicos tan frecuentes en los textos de los amateurs.

V. están demasiado excitados para mostrase reticentes y demasiado interesados para que su imaginación se prive de suministrar toda clase de detalles. adquirí el sentido de las buenas y malas maneras indígenas. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver IV. Las peleas. Tener una buena preparación teórica y estar al tanto de los datos más recientes no es lo mismo que estar cargado de “ideas preconcebidas”. no tardaron en señalarme. lo cual solo es realmente posible si se acampa en su mismo poblado.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. o discutiendo sus costumbres. El etnógrafo tiene que inspirarse en los últimos resultados de los estudios científicos. pero siempre significativos. Su vida en el poblado toma pronto un curso natural mucho más en armonía con la vida que le rodea.Métodos activos de investigación El etnógrafo debe ser un cazador activo: métodos más activos para la búsqueda de documentación etnográfica. la cocina y las comidas. Tomarse interés personal por los chismes y por el desenvolvimiento de los pequeños incidentes pueblerinos. viendo como cuida sus huertos. una molestia o mal necesario. Si alguien emprende una expedición. se marcha a dar un paseo solitario y a la vuelta busca espontáneamente la sociedad de los indígenas.Condiciones adecuadas para el trabajo etnográfico Lo fundamental es apartarse de la compañía de otros blancos y permanecer con los indígenas en un contacto tan estrecho como se pueda. al verme constantemente todos los días. como empecé a sentirme de verdad en contacto con los indígenas. esta vez por contraste con la soledad. en sus principios y en sus objetivos. A través de este trato natural se aprende a conocer el ambiente y a familiarizarse con sus costumbres y creencias mucho mejor que si estuviera atendido por un informador pagado y a menudo sin interés. las escenas familiares. Pero si uno está solo en un poblado. a saber gozar de su compañía y a participar en alguno de sus juegos y diversiones. sin posibilidad de satisfacer este deseo. Ver detalles íntimos de la vida familiar. decidido a probar determinadas 22 . Dado que el indígena no es un compañero moral para el hombre blanco. formaban parte de la atmosfera de mi vida diaria tanto como de la suya. hasta cierto punto. También cometí faltas de cortesía que los indígenas. es natural que apetezca la compañía de alguien como nosotros. bastante familiarizados conmigo. las bromas. Autentico contacto con ellos. Tuve que aprender a comportarme y. dejaron de interesarse. el aseo. alarmarse o autocontrolarse por mi presencia. y esta es ciertamente la condición previa para poder llevar a cabo con éxito cualquier trabajo de campo. Acabaron por considerarme como parte integrante de la vida. a la vez que yo deje de ser un elemento disturbador de la vida tribal que me proponía estudiar. los sucesos en general triviales y a veces dramáticos. con la atenuante de las reparticiones de tabaco. Y es necesario insistir en que siempre que ocurre algo dramático o importante hay que investigarlo en el mismo momento en que sucede. después de haber estado trabajando con él durante varias horas. porque entonces los indígenas no pueden dejar de comentar lo que pasa. Cualquier cosa que sucediese me cogía cerca y no había ninguna posibilidad de que nada escapase a mi atención. Y fue gracias a esto. Debe tenerse en cuenta que los indígenas. o dejándole que cuente anécdotas de su folklore.

bajo el control de lazos de parentesco y clan sumamente complejos. y de hecho se ejercen por separado en las investigaciones reales. y lo que llama la atención por ser sorprendente y fuera de lo acostumbrado. del clan y de la familia. La estructura. en toda su integridad y bajo todas sus facetas. La posición de la moderna etnografía se distingue de la respuesta de la autoridad colonial. Importancia de aplicar concepciones más profundas y desechar las que son superficiales y engañosas. mejor equipado estará para su trabajo. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver hipótesis. Al mismo tiempo. En este primer lugar debe determinarse el esqueleto de la vida tribal: obligación de hacer un estudio completo de los fenómenos. Con sus cuadros de términos de parentesco. La ciencia moderna demuestra que sus instituciones sociales tienen una organización bien definida. además. En consecuencia. cuanto más se acostumbre a amoldar sus teorías a los hechos y a ver los datos como capaces de configurar una teoría. la cultura tribal debe ser el foco de interés de la investigación. Las ideas preconcebidas son perniciosas en todo trabajo científico. y nos presenta el cuadro de los indígenas sometidos a normas de comportamiento y buenas maneras frente a las que en comparación. llevándolos a nuevos resultados). pero las conjeturas son el don principal de un pensador científico. sus genealogías. no hace falta decir que su trabajo no tendrá ningún valor. (También el análisis psicológico de los pensadores alemanes. sin hacer ninguna diferencia entre lo que es un lugar común carente de atractivo o normal. las leyes y normas que todo fenómeno cultural conlleva. Durkheim y otros han inspirado a los investigadores de campo. el ideal primordial y básico del trabajo etnográfico de campo es dar un esquema claro y coherente de la estructura social y destacar. Les vemos enredados en una malla de deberes. que se gobiernan con autoridad. prueba la existencia de una organización fuerte y extensa. comunal y de parentesco. Desde luego. en cuyo caso uno puede buscar en si mismo los estímulos. mapas. Cuantos más problemas se plantee sobre la marcha. El etnógrafo de campo tiene que dominar con seriedad y rigor. ley y orden. de entre el cumulo de hechos irrelevantes. La Etnografía ha introducido ley y orden en un dominio que parecía caótico y caprichoso. planos y diagramas. tanto en sus relaciones publicas como en las privadas. 23 .El investigador de campo se orienta a partir de la teoría. y tales conjeturas le son posibles al observador solo gracias a sus estudios teóricos. funciones y privilegios que corresponden a una elevada organización tribal. el conjunto completo de los fenómenos en cada uno de los aspectos de la cultura tribal estudiada. La comprensión de los sistemas clasificatorios por lazos de parentesco ha abierto el camino de las investigaciones modernas sobre la sociología de los indígenas en trabajos de campo debidos a la escuela de Cambridge. la vida cortesana de Versalles era libre y fácil. Pero estas dos funciones son diferentes. No delimitar el campo de la investigación de forma artificial.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. la ley y el orden se aúnan en un conjunto coherente. y los trabajos teóricos de Frazer. estando estas últimas. y es incapaz de cambiar en cualquier momento sus puntos de vista y de desecharlos de buena gana bajo el peso de las evidencias. nos enseña la composición de la tribu. se puede ser pensador teórico e investigador al mismo tiempo. tanto en el tiempo como en las condiciones de trabajo.

las conclusiones resultan de un simple proceso de inducción. La información sobre un fenómeno tan complejo y con tantas ramificaciones no se puede conseguir. y toda la tradición tribal. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver VI. hasta que empezaba a redactar un corto esbozo preliminar de las conclusiones. la solución consiste en recoger datos concretos de pruebas testimoniales y forjar sus propias deducciones y generalizaciones. y toda esta charla contiene buena cantidad de puntos de vista precisos y de censuras morales. cuanto más claro tenga el investigador su plan mental mayor será su éxito. de expresiones de indignación. sin una interacción constante del esfuerzo constructivo y la observación empírica. Aunque no podemos preguntarle al indígena sobre las reglas generales abstractas. que debe abarcar una serie de hechos lo más amplia posible. a la vez que evidencia el mecanismo social que desencadena el crimen cometido. en que la mentalidad científicamente preparada dirigirá la investigación a través de líneas relevantes y hacia objetivos que tengan importancia real. si podemos plantearle cuestiones sobre como trataría casos concretos. La recogida de datos concretos sobre una amplia gama de hechos es uno de los puntos esenciales del método empírico. Para el etnógrafo. y en esta búsqueda de casos. todo claro y resuelto. dando pie a que el indígena pueda opinar y facilitar toda clase de información. debe reconstruir la anatomía de su cultura y describir la estructura de la sociedad. a su vez. Y segundo. Este enriquecimiento reciproco de la obra constructiva y la observación me pareció muy fecundo y creo que fue imprescindible para que mi trabajo progresara. debe 24 . todo lo que es fijo y permanente. les hace tomar partido. A partir de este material. primero. me indicaban donde residían los nuevos problemas y me arrastraban a posteriores trabajos. Esta carta mental debe transformarse en algo real. Es necesario agotar lo más posible la totalidad de los casos disponibles. El objeto de la preparación científica es proveer al investigador empírico de una especie de mapa mental que le permita orientarse y seguir su camino. Un caso real provoca una ola de discusiones. Solo entonces podía apreciar las enormes deficiencias que. Las normas de las instituciones indígenas son el resultado automático de la interacción entre las fuerzas mentales de la tradición y las condiciones materiales del medio ambiente. en que el estudioso completara mucho mas el trabajo y extremara la minuciosidad con procedimientos sistemáticos y metódicos. Contarle un suceso real. esta incrustada en el más escurridizo de los materiales: el ser humano. con un cierto nivel de exactitud y en toda su extensión. Muy a menudo. Pero tampoco se encuentran estas leyes claramente explicitas en la mente o la memoria de los hombres. Pero no hay un código escrito o explicito de cualquier otra forma.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. un problema parecía bien delimitado. El tratamiento científico se diferencia del que solo es de sentido común. Sería inútil intentar preguntarle a un indígena en términos sociológicos abstractos. toda la estructura de la sociedad.La estructura tribal y la anatomía de su cultura Consideraciones más especificas sobre el método: El etnógrafo tiene el deber de destacar todas las reglas y normas de la vida tribal.

Es necesario pues. un plan. Método: “el método de documentación estadística a partir del ejemplo concreto”. cuáles han sido sus observaciones directas y cuales las informaciones indirectas que sostienen su descripción. El método de verter la información. de la estructura tribal. Si el investigador de campo adopta las condiciones de vida descritas con anterioridad. las ocasionales oleadas de agitación ante una fiesta. en la medida de lo posible. lo más amplia posible. Proporciona cierto número de datos comprobados y los presenta en su forma natural de asociación.La vida indígena Ciertos exponentes del trabajo científico. enriquecer el estudio observando la manera en que se practican las costumbres. en primer lugar. VII. y el cumulo de vivencias de la autentica vida indígena rellena pronto el esqueleto de las reconstrucciones abstractas. en qué circunstancias y a qué nivel de exactitud llegue a conocer cada hecho concreto. cual es el verdadero comportamiento de los indígenas sometidos a los preceptos tan exactamente formulados por el etnógrafo y las muchas excepciones que casi siempre se dan en todos los fenómenos sociológicos. en el sentido más amplio de la palabra. a las propias pruebas del etnógrafo. Procedimiento de seguir casos reales conectados y traspasarlos luego a un cuadro sinóptico. en gráficos o cuadros sinópticos debe aplicarse. nos proporcionan un excelente esqueleto. La ayuda que prestan tales documentos (cuadros sinópticos) y tales estudios de los hechos reales permite exponer las líneas directrices del entramado de la cultura indígena. por asi decirlo. Viviendo en el poblado sin otra preocupación que no sea observar la vida indígena. sinceridad de la observación imparcial y desprejuiciada. de sus manifestaciones concretas. Plasticidad y viveza. que nunca se ajusta rígidamente a ninguna norma. un cuadro sinóptico exhaustivo de los casos. en especial los que han venido a llamarse “trabajos de prospección”. susceptibles de ser preguntadas en concreto al informador indígena. conseguirá una posición mucho más ventajosa que la de ningún otro blanco residente para mantener un verdadero contacto con los indígenas. No podemos percibir ni imaginar las realidades de la vida humana. pero carecen por completo de vida. una ceremonia o cualquier suceso inesperado. y la estructura de la sociedad.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. se tienen ejemplos de las creencias tal y como son vividas en realidad. aclarando como. Honradez metodológica: El procedimiento de presentar los datos en forma concreta y tabulada debe aplicarse. 25 . las ceremonias y las transacciones. Primer punto crucial del método: Cada fenómeno debe ser estudiado desde la perspectiva. A la hora de determinar los preceptos y normas de las costumbres indígenas y reducirlos a una formula precisa. se presencian una y otra vez el desenvolvimiento cotidiano. Le permite al investigador formularse preguntas abstractas. a todos los aspectos de la vida indígena. el flujo rutinario de la vida diaria. prácticamente. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver materializarse en un diagrama. esta gran precisión es extraña a la vida real. Una genealogía no es más que un cuadro sinóptico de cierto número de relaciones de parentesco conectadas entre si. y procediendo a un examen exhaustivo de los ejemplos que se especifiquen.

las que se dan entre miembros de distintas tribus. de las relaciones. Esta faceta es distinta de la estructura legal. el comportamiento es un hecho. pero desde la perspectiva personal de lo que la familia verdaderamente representa para nosotros. cuando se estudian los actos sobresalientes de la vida tribal. en realidad. producirá resultados de valor incomparable. Que podamos heredar de tal persona. los deberes económicos y legales. Todos estos hechos pueden y deben ser científicamente formulados y consignados. Pero también en este caso. y para cualquier problema teórico. los regalos ceremoniales o las muestras de respeto. El comportamiento social refleja la estructura de la sociedad: Ningún aspecto. más allá. la ecuación personal del observador interviene con mucho más peso que en la recolección de datos etnográficos cristalizados. Pues ciertas peculiaridades sutiles solo 26 . cristalizada y establecida. Esta es la razón por la que el trabajo de observadores científicamente cualificados. Los mas sólidos vínculos del grupo social. Es indudable que tanto desde el punto de vista sociológico como psicológico. la forma y el tipo de comportamiento que se observan en la celebración de un acto tienen la mayor importancia. limitándose a un recuento superficial. un hecho relevante. y se debe observar. sino que tienen que ser observados en su plena realidad: los imponderables de la vida real. una vez se encauce hacia el estudio de estos aspectos íntimos. deben proporcionarse los detalles y la tónica del comportamiento. Es importante también que este trabajo de recogida y fijación de impresiones se comience lo antes posible en el curso del trabajo sobre un distrito. pero es necesario que se haga profundizando en la actitud mental que estos detalles reflejan y no. y necesita estudiarse y exponerse en sí misma. las obligaciones. son percibidos con menos intensidad por el individuo que los cumple. esta faceta intima se refleja en los típicos detalles del trato. Es más. Del mismo modo. Teoría: Estos imponderables son parte de la verdadera sustancia del edificio social y sujetan los innumerables hilos mantenedores de la cohesión familiar. como acostumbran a hacer los observadores no preparados. incluso en las que existen entre los simples miembros de una misma tribu o. en la clase de comportamiento que adoptan unos individuos frente a otros. ya sean determinados ritos. En todas las relaciones sociales externas al marco familiar. aunque igualmente importantes para el investigador.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. estos son los hechos que sociológicamente conforman la definición de familia y de vida en familia. en este método practico de observación y recopilación de estos imponderables de la vida real y del comportamiento en el campo de trabajo. intimo o legal. que tengamos que ir al entierro de tal otra. del clan y de la comunidad de aldea. quedan en general muy relegados a un segundo término. debemos poner el mayor empeño en que los hechos hablen por sí mismos. Sin duda. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Hay toda una serie de fenómenos de gran importancia que no pueden recogerse mediante interrogatorios ni con el análisis de documentos. debe pasarse por alto. sean estas hostiles o amistosas.

con su cuerpo viviente. se estereotipan en concordancia con las instituciones en las cuales viven. Ante una ceremonia u otro tipo de acontecimientos tribales. según se comporten los nativos de forma rutinaria. Le permitirá “situar” el acto en sus propias coordenadas dentro de la vida tribal. por tanto. solo se perciben conociendo mejor las condiciones locales. es decir. sería el instrumento ideal para esta clase de estudios. una peculiaridad étnica de tal sociedad. Ante todo. con la influencia de la tradición y el folklore. quede bien sentado que aquí vamos a estudiar formas estereotipadas de pensar y de sentir. o alteren por completo sus comportamientos. y con el verdadero vehículo del pensamiento. El etnógrafo debería imaginarse a si mismo en medio de una asamblea de seres humanos que se divierten o se comportan de una forma determinada.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. podríamos enunciar el tercer precepto del trabajo de campo de la siguiente manera: descubrir las formas típicas de pensar y sentir que corresponden a las instituciones y a la cultura de una comunidad determinada. El etnógrafo puede dar un paso adelante en esta dirección si aprende la 27 .Concepciones. dejando de percibirse tan pronto como se hacen familiares. o sea. llevado a cabo de forma sistemática a lo largo del trabajo sobre un distrito. las opiniones y la forma de expresarse del indígena. distinguirá si es excepcional o corriente. es necesario. y formular los resultados de la forma más convincente. Dentro de este marco. el etnógrafo también anotara de forma precisa las acciones de los actores y espectadores. tener en cuenta la mentalidad: las concepciones. junto a los datos de la vida diaria y el comportamiento habitual que. por así decirlo. Otras. por el contrario. psicológicos y profesionales-. conviene que el etnógrafo intervenga el mismo en lo que está ocurriendo. suministrar el contorno verbal del pensamiento indígena con la máxima precisión posible. Enriquecerá sus notas con buena cantidad de material sugestivo y de confianza. Y también podrá aportarle todo esto al lector de forma clara y convincente. En esta clase de trabajo. sentimientos y móviles están modelados y condicionados por la cultura en que se encuentran y constituyen. VIII. Junto a los grandes rasgos de la estructura tribal y los datos culturales esquematizados que forman el esqueleto. Es esto posible? No son estas predisposiciones subjetivas demasiado informes y escurridizas? El problema de los medios prácticos para superar algunas de las dificultades que presenta. Recoger los términos indígenas de clasificación. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver llaman la atención mientras son nuevas. el lenguaje. Debemos hacer un esfuerzo por recogerlos y estudiarlos. Un diario etnográfico.sociológicos. opiniones y formas de expresión Tercero y último propósito del trabajo de campo científico: Ultimo tipo de fenómenos que deben tomarse en cuenta con objeto de proporcionar un cuadro completo y adecuado de la cultura indígena. sus estados mentales reciben un sello particular. De este modo podrá precisar los dos extremos entre los que oscila la normalidad. Así pues. Solamente me interesa lo que sienten y piensan en tanto que miembros de una comunidad determinada. todavía. Estas ideas.

No solo me será útil a mí mismo. su posición ante la vida. desdeñar la recompensa más grande que podemos esperar obtener del estudio del hombre. Por último acaba escribiendo exclusivamente en esta lengua. nos permita aclarar nuestra propia naturaleza. de manera que. sin tomar conciencia del porque el hombre vive y en qué reside su felicidad es. Dentro de este entramado hay que insertar los imponderables de la vida real y el tipo de comportamiento. IX. exponente de la mentalidad indígena.Resumen de la argumentación La meta del trabajo antropológico debe alcanzarse a través de 3 vías: La organización de la tribu y la anatomía de su cultura debe recogerse en un esquema preciso y claro. Una colección de informes. datos del folklore y formulas mágicas se agrupan en el corpus inscriptionum. costumbres o códigos. 28 . Estos datos se consiguen gracias a la observación minuciosa y detallada. o estudiar el comportamiento y la mentalidad del hombre. le quitaba todas las inflexiones. Quizá comprenderemos mejor la mentalidad humana y eso nos arrastre por caminos nunca antes hollados. empecé a apuntar ciertas frases importantes tal y como me las decían en el habla indígena. distintos códigos morales y legales que recompensan sus virtudes y castigan sus faltas. De este modo. en forma de una especie de diario etnográfico. la traducción despojaba al texto de todas sus características significativas. poco a poco. Quizá la comprensión de la naturaleza humana.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. posible a partir de un estrecho contacto con la vida indígena. en mi opinión. diferentes costumbres gracias a las cuales satisface sus aspiraciones. expresiones típicas. narraciones características. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver lengua indígena y la utiliza como instrumento de investigación. comprender su visión de su mundo. puedan encontrar matices que escapen a mi atención. El método de documentación concreta estadística es el medio que permite construir tal esquema. En cada cultura se encuentran distintas instituciones que le sirven al hombre para conseguir sus intereses vitales. llegar a captar el punto de vista del indígena. estaba adquiriendo al mismo tiempo un abundante material lingüístico y una colección de documentos etnográficos que creo necesario reproducir tal y como fueron tomados. bajo una forma lejana y extraña. A menudo. - - La meta es. en resumen. por su mayor agudeza y habilidad para interpretarlo. Estudiar estas instituciones. sino a todos aquellos que.

C. con gran dedicación. y en los años 17-18. (1990)*1967+ “Bajo la mosquitera”. un vínculo definido como “relación”. Más bien se trata de un cuadro mental cuyas estereotipadas figuras están a mil kilómetros de distancia. Un cierto tipo de relación identificadora es el núcleo de una investigación de campo efectiva. “lograba identificarse plenamente con los pueblos con los que vivía”. fatigosa y póstuma obra un último ídolo. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver GEERTZ. y por tanto falsa. revelan al antropólogo sus pensamientos y sus sentimientos más íntimos. un ídolo que el mismo había contribuido a crear: el del investigador de campo con una gran identificación con los indígenas. 29 . Marett pensaba que era capaz de entrar en el corazón del buen salvaje. emocional e intelectual. ni en la descripción de sus actividades diarias ni en el testimonio del impacto personal que esas actividades tuvieron sobre él. sobre todo porque esa imagen ha sido tan autocongratulatoria: Para una disciplina que se autodesprecia siempre que no posee amplitud de miras. por lo que estos a cambio. Parece como si todo lo loca e inmediato en los Mares del Sur estuviera emocionalmente detrás de los bastidores y fuera solo un útil objeto de observación o una insignificante fuente de irritación. “Un diario en el estricto sentido de la palabra”: escrito en polaco. si se toma seriamente. Este diario sugiere que Malinowski trabajo. la habilidad para impulsar a hablar a un informante. cuyos sentimientos de solidaridad hacia los pueblos con los que vivía eran muy limitados. en su mayor parte. por una parte. El valor del ejemplo embarazoso de Malinowski consiste en que. Malinowski era un investigador de campo incomparable. un egoísta. un hombre de quien su contemporáneo oceanista R. en vez de un hombre de sentimientos católicos y de gran generosidad. R. El antropólogo “comprende a los nativos”. El diario no consiste. con sinceridad y detalladamente sobre lo que desea saber el antropólogo es lo que distingue en etnografía a una persona dotada de talento de un incompetente. cuando estaba terminando su famosa expedición en las Trobriand. Malinowski destruyo en esta tosca. por otra. apreciando esa comprensión. A la vez que Malinowski perfeccionaba esa especie de investigación de campo intensiva. Poseía “una habilidad lingüística inusual. Negativo para la imagen antropológica de sí mismo. cuando estaba en Nueva Guinea en su primera expedición. un tremendo poder para el contacto personal y una gran energía”. Revista de Occidente 105:132-146. un quisquilloso. resulta difícil defender el lado sentimental de la relación basada en la simbiosis de antropólogo e informante en un único universo moral. también se consolidaba la noción de que el éxito de tal investigación dependía de la creación de un vínculo especial de comprensión entre el antropólogo y el informante. durante más de 3 años.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. y vivió con una intensa pasión. un narcisista hipocondriaco. petrificadas en actitudes atemporales a las que observa obsesivamente con un autodesprecio ansioso. es muy desagradable descubrir que su investigador de campo arquetípico fue. durante los años 14-15. Claro que esta concepción tan poco sofisticada de esa relación es sentimental y autocomplaciente.

lo hacen con bagajes culturales diferentes. parecen ahora. Cada una de sus obras importantes es una enorme enciclopedia de datos sobre cada uno de los argumentos referidos al tema general. La psicología está llena de generalizaciones. era. concreta. Sus logros consisten en haber recogido un testimonio fiel. y no digamos sus actitudes ante la vida. Ergo: trabaja!” La etnografía. una estable ambigüedad ética. son completamente diferentes. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Realmente. la interpretación falsamente económica del comercio primitivo. Lo que saco a Malinowski de su oscuro mundo de obsesiones edipicas y de autoconmiseracion y le permitió entrar en la vida cotidiana de las Trobriand no fue una compasión universal sino una creencia casi calvinista en una capacidad de trabajo purificadora: “Debo concentrar mis ambiciones y mi trabajo en algún objetivo. desprovisto de los exotismos psicológicos que habrían llenado la obra de cualquier otro estudioso. e incluso sobre argumentos que no tienen ninguna relación. Lo que le salvo también fue una increíble capacidad de trabajo. las ideas y las emociones son simples tipificaciones. detallada. los primeros pasos débiles hacia una adecuada conceptualización de la cultura. y voluminosa. Fuerte impulso espiritual” “Preservar la intrínseca personalidad esencial ante todas las dificultades y vicisitudes: nunca debo sacrificar los principios morales o el trabajo esencial al “ponerse en pose”. sus necesidades. el estudio de la extensión de los lazos familiares en la organización social. Sus intereses. No son miembros de una misma comunidad. 30 . la teoría familiar de la magia. una simplificación dogmatica que ha causado más daño que beneficio. como cabe esperar. totalizadora hasta llegar casi a la indiscriminación. El individuo aparece solo momentáneamente y casi como una imagen sospechosa de algunos rasgos generales de la mentalidad trobriandesa. No se evidencia en ninguna de sus obras que hubiera encontrado la forma de comprender los sentimientos del indígena. no siéndolo. y el sistema de las “representaciones sociales. siendo indulgentes. Cuando las dos partes se encuentran. Debo organizar el material lingüístico y recoger documentos. la teoría contextual del lenguaje. la relación entre un antropólogo y el pueblo al que estudia es inevitable y radicalmente asimétrica. esa expiatoria aproximación al trabajo producido. Las relaciones entre ambas partes están caracterizadas por una tensión moral. El más noble de los antropólogos afronta el problema como Malinowski lo afronto: buscando la manera de entrar en una forma de vida no solo diferente sino también incompatible con su propia vida. vivo y realmente conmovedor de una forma primitiva de vivir. con expectativas diferentes y con propósitos diferentes. Es este amplio corpus de material lo que constituye su merito. Mi objetivo principal debe ser ahora: trabajo. El resto –la teoría biológica del funcionalismo.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. sus posibilidades. encontrar un modo mejor de estudiar la vida de las mujeres. y. ni siquiera los del menos tímido.

lo consiguió mediante la laboriosidad. como tú y yo. dignos y conscientes de toda la literatura antropológica: son hombres. incluso alejado emocionalmente de esos seres. Resistió en la lucha inflexiblemente. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver En sus obras etnográficas los trobriandeses están. hablando con ellos. gracias a una transformación misteriosa realizada por la ciencia.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Malinowski insiste siempre. entre los nativos más inteligentes. o sea la intuición sobre la vida en las Trobriand. 31 . Lo logro indirectamente. Aislado. reflexionando con ellos. Lo que Malinowski no pudo conseguir mediante el contacto humano. lucho por comprenderlos observándolos pacientemente.

las metáforas que emplea. originados. Las decisiones que toma la etnógrafa a la hora de encarar el proceso de escritura: qué voces se oirán en su trabajo. cual es su propia voz y que relaciones se establecen entre su voz y las de sus colaboradores / informantes. 1. las bases que han guiado el trabajo de campo previo y la negociación que el etnógrafo hace para dar coherencia a su labor mediadora entre los procesos culturales que pretende analizar. como en su relación con el otro (y la crisis de representación de la antropología –la critica posmoderna). tanto en la conceptualización del trabajo de campo. así como los estereotipos que perpetua. cual es su propia voz y que relaciones se establecen entre su voz y las de sus colaboradores / informantes. Problemas que surgen del paso del trabajo de campo a la elaboración de una monografía etnográfica. Fue decisiva la 32 .Ejemplo de un trabajo de campo de la autora en la Republica Dominicana La escritura de una monografía etnográfica plantea muchos problemas que tienen que ver con la creación del sujeto de estudio. (2003) “Voces y escritura: la reflexividad en el texto etnográfico”. las relaciones de poder que entran en juego.Cambios que ha habido en la antropología en los últimos treinta años 2. Revista de Dialectología y Tradiciones Populares LVIII (1): 71-84. Las voces que aparecen están estrechamente relacionadas con las que se silencian: voz y silencio (o invisibilidad) son elementos que hay que tener en cuenta al encarar el proceso de escritura. Deconstrucción de las monografías más emblemáticas de la disciplina. como aparecen esas voces. por los trabajos teóricos dedicados al tema. Seminario sobre el acto de escritura que implica la producción de monografías etnográficas: se parte de los intentos experimentales que ya habían tenido lugar dentro de la antropología. 1984. A la vez que tuvo lugar esta crisis de representación.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver SANCHEZ CARRETERO. Nunca antes se había criticado con un análisis textual tan sofisticado el hecho de que se asumiera que las etnografías eran “espejos transparentes de la cultura” y se fue analizando la forma en que se construye el discurso del antropólogo. como aparecerán esas voces. Serie de cambios que ha habido en la antropología en los últimos treinta años. en parte. Forma en la que el etnógrafo decide qué voces se oirán en su trabajo.Se ilustra la necesidad de introducir reflexivamente el yo de la etnógrafa en las monografías 3. ilustrando la necesidad de introducir reflexivamente la participación del etnógrafo en la elaboración de su sujeto de estudio con un ejemplo de mi trabajo de campo en la Republica Dominicana. aunque muchas veces este proceso de selección no se realiza de forma explícita en el producto final. C. El estatus del antropólogo como autor hace tiempo que se ha venido poniendo de manifiesto. su forma de acceder a las fuentes que le permitirán conocer / participar de dichos procesos y el análisis de los mismos. las monografías intentaban experimentar con nuevas formas de escritura y la práctica del trabajo de campo también sufrió importantes cambios.

En el campo concreto de los estudios de folklore: Han cambiado drásticamente desde los primeros “recolectores de curiosidades” que con carácter amateur se dedicaban a la recogida de textos motivados por una búsqueda romántica de un pasado idealizado. donde el nativo se hallaba en un medio controlado de limites definidos. pasándola por alto con una pretendida neutralidad en un discurso que intenta describir las cosas “exactamente como son”. Esta preocupación metodológica. tanto para los investigadores que desarrollaban su trabajo en instituciones académicas. “auto. El proceso de escritura y de creación del texto final. El trabajo de campo se caracterizaba tradicionalmente por la estancia prolongada de un investigador en una comunidad pequeña con la que no compartía la misma cultura. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver influencia del libro editado por G.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES.adoración”. “los etnógrafos deben admitir la reflexividad de sus actividades” Edmund Leach 1987 Esta reflexividad se halla en varios niveles: desde la presencia del investigador durante su trabajo de campo a las reacciones de los informantes o la influencia de las lecturas en las orientaciones teóricas del investigador. como para los que lo hacían como actividad de ocio. implica el comienzo del giro reflexivo. “Observers observed” (1983) y su posterior obra “The etnographer’s magic” (1992). También ha habido críticas al giro reflexivo: “narcisista”. La observación participante implica entenderse con una variedad de personas. Hasta mediados del XX. La aceptación por parte del etnógrafo de que existe una negociación y una construcción de su yo durante el trabajo de campo. con su consiguiente reflejo en la monografía etnográfica. Pero en la actualidad no se pueden seguir manteniendo estas premisas y los límites claramente marcados a la hora de confrontar al otro se han ido difuminando. La interacción del yo del etnógrafo es una parte esencial en el trabajo de campo y no se puede pretender engañar al lector. interfiriendo de forma mínima en la recopilación de datos. Idea de “laboratorio natural”. Stocking. 33 . si bien no tiene por qué ser el centro de la monografía. lleva consigo una serie de elecciones que dependen de los intereses del etnógrafo. Estas críticas tienen su base en la nostalgia de un único paradigma. no puede obviarse después de la crisis de representación sufrida por la antropología. Las particularidades de los informantes se suelen perder o se generalizan en las monografías que presentan al grupo estudiado bajo la autoridad suprema del autor. la finalidad era la recogida de textos. donde analiza el trabajo de campo como el rito de paso para llegar a ser antropólogo. La presencia explicita del como se ha negociado el yo en el trabajo de campo es un elemento de las monografías que incorporan la reflexividad. “las verdades parciales” pueden ayudar a asumir el carácter incompleto de las etnografías. y señala “Los Argonautas” como la carta fundacional. El arquetipo del antropólogo construido a partir de Malinowski correspondería al hombre blanco que pasa un año o más entre “nativos”.

Dedica su artículo “El trabajo etnográfico entre grupos de minorías” 1977 a las relaciones de poder que se negocian en las dimensiones performativas del encuentro etnográfico. abogando por el respeto a cada uno de los informantes con sus particularidades. Señala los problemas que encuentra cuando los anglo-americanos estudian la cultura de los mexicano-americanos: estos investigadores suelen: Reflejar estereotipos que tienen sobre los mexicano-americanos los pertenecientes a la cultura dominante No están familiarizados con el uso del folklore como herramienta en luchas sociales y políticas No se dan cuenta de las múltiples maneras en las que se pueden comunicar diferentes significados. el investigador ya se ha planteado. y cuestiones metodológicas y prácticas. estos materiales se utilizan para dar autenticidad al texto que se produce demostrando que el etnógrafo ha estado allí. rechazar la idea de comunidad como algo estático y homogéneo en donde las personas son vistas como unidades intercambiables. “qué permisos hay que pedir”. Se reconoció el propio encuentro etnográfico como una performance. performativos y de uso que realizaban personas concretas. Voy a ahondar en los objetos de los que se parte para escribir textos etnográficos: en gran medida. Desarrolló el concepto de frontera como lugar de convergencia. De la recogida de textos desarticulados a dar una mayor importancia a los procesos creativos. una de ellas sería que los discursos de nuestros colaboradores pueden surgir de nuestras propias motivaciones. prestando especial atención a la base social y la creación diferencial de las identidades. pero pueden dar pie a un análisis en sí mismos. conflicto y creatividad cultural. lo que no implica que no se puedan sacar conclusiones generalizadas.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. El cambio de paradigma quedo plasmado. con la publicación del libro “Toward new perspectives in folklore” que sintetizaba los nuevos puntos de vista. aspectos de contenido. Al entender el folklore como proceso. en EEUU. Ejemplo a las discusiones sobre el antropólogo “en casa”: Américo Paredes. como “qué problema queremos analizar”. o “como vamos a iniciar los contactos”. 34 . por supuesto. en 1972. se daba paso a todo tipo de aspectos políticos. El encuentro etnográfico es un acto comunicativo mucho más complejo de lo que admitimos y hay múltiples dimensiones de las interacciones que se producen. pionero en los estudios de minorías en los EEUU. de invención de la tradición y la comercialización de la cultura. También tienen función de ilustrar lo que se describe y analiza. por ejemplo “como vamos a escoger nuestros colaboradores”. centrándose en las tensiones culturales que él observaba desde su experiencia de haber crecido en la frontera entre México y Texas. por ejemplo. para mejorar el método etnográfico. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver A partir de los 60 los estudiosos del folklore empezaron a centrar su atención en el contexto y estos cambios en el trabajo de campo supusieron que el papel del investigador variara de “recolector” a “observador participante”. Sugiere. Antes de comenzar el proyecto etnográfico.

se discute que se puede realizar trabajo antropológico “en casa”. Cuadernos de notas. El yo del autor. cartas. periódicos). Diarios personales: finalidad de catarsis. suelen ser las principales en su escritura. A la hora de repasar las fuentes en las que el etnógrafo basa su análisis. Tampoco. documentos de gobierno. o “traducción”. Otro nivel textual estaría formado por los materiales que genera el etnógrafo a partir de todo tipo de fuentes secundarias y que va influyendo en la forma de observar y escribir los cuadernos de campo (y también genera más notas mentales). transformar experiencias en textos. es decir.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. desde hace 30 años. Aparece en la introducción para 35 . todo tipo de materiales de archivos. por tanto. diarios. dejando lo personal para el diario. se suele pasar por alto las notas mentales que se van entremezclando con los diferentes materiales etnográficos. Todos estos tipos de fuentes escritas que genera el etnógrafo pueden hacerse sobre los textos escritos por los otros (materiales de archivo. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Se suelen dividir entre los que se consiguen durante el trabajo de campo y los que se gestan en la mesa de trabajo. En el cuaderno de campo se produce el paso de las notas tomadas in situ mediante el proceso que Geertz llama “inscripción”. son una pieza clave para entender nuestro trabajo. la mayoría de las monografías etnográficas optaban por un narrador omnisciente. las mentales van cambiando y durante toda la vida del etnógrafo. nuestras notas mentales. internet. Anotaciones in-situ: servirán para fijar observaciones. Lo que me interesa señalar es su base textual: qué tipo de anotaciones son más útiles? Cuando se deben escribir? Limitan el análisis de lo observado? Se deben separar drásticamente las anotaciones sobre lo observado y las ideas del observador? Textos que produce el etnógrafo: cuadernos de notas. cuaderno de campo y todo tipo de notas y observaciones Textos escritos por “los otros”: cartas. incluso. para que interactúen con sus “notas mentales”. periódicos. en el sentido de traducir una cultura en términos de otra. Objetos de la cultura material del lugar Grabaciones de audio/video Fotografías Nosotros mismos. es decir. o “textualización”. no implica necesariamente un cambio de lugar. Sin embargo. análisis de discursos públicos. lectura de periódicos. documentos de instituciones. diarios. Los cuadernos de campo están escritos para el propio etnógrafo. etc. obras de ficción. solo se usaba en contadas ocasiones para dar autoridad al texto. Hasta finales de los 70. sino un cambio de actitud hacia lo que se observa. antes del giro reflexivo. Mientras que las notas que se escriben permanecen estáticas. El trabajo de campo ha dejado de ser un fetiche y ha incorporado también el trabajo en archivos. El trabajo de campo. diario.

El yo reflexivo del etnógrafo echa por tierra la idea del observador como “maquina impersonal”. y a veces enfrentadas a él. pero el lector se puede dar cuenta del acto de ventrilocuismo. pero luego se diluye y. poniéndole una cara. Por último. que tiene capacidad de actuar. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver explicar las circunstancias del trabajo de campo. De una voz única en los estudios clásicos. las representaciones y las interpretaciones teóricas del trabajo etnográfico. Al alejarse de una pretendida objetividad. múltiples perspectivas en dialogo con la voz del autor. vuele a salir a la superficie en el epilogo. justificar que se ha estado allí. y es el yo el que al final da cuenta de los datos. O puede ser apropiada por el autor. individualizar. por lo tanto los mensajes del otro ven la luz. con la gente que colabora en el estudio que uno realiza. También se defiende un uso creativo del presente como mecanismo para preservar la realidad del encuentro etnográfico. Las personas que participan en investigaciones etnográficas se benefician mas cuando su propio “yo” ha sido integrado en el modelo de investigación. Para hacer referencia a la forma en la que las voces aparecen en el texto etnográfico. a veces se alude a metáforas como la de la traducción: traducir una cultura en términos de otra. un nombre. pero su voz se silencia. puesto que el yo del investigador es el que entra en las negociaciones (o no). Después de este repaso por los materiales a partir de los cuales se comienza/continua la parte interpretativa que se desarrollara en la monografía. Se incluye como un elemento del contexto. sino por su solidez como autor. en los que las palabras de los informantes se transcribían para ponerlas al servicio de la narración principal. El propósito suele ser justificar la autenticidad de lo que se cuenta. ya que es un ataque directo al positivismo. se paso a la aparición de múltiples voces.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. para que el lector reconozca que esos mensajes vienen de una fuente determinada. La subjetividad inherente al trabajo de campo y a la antropología como disciplina occidental: Las nociones de reflexividad se ven como una amenaza para los cánones de la disciplina. o que menos moleste? 36 . Tiempo verbal: El presente etnográfico ha sido ampliamente criticado como medio de distanciamiento del otro y de falsa objetividad. social e históricamente involucrados con lo que pretendemos conocer. llega la parte más problemática: hasta que punto incluir la reflexividad de la que hemos venido hablando? Como escoger la forma de narrar que mejor describa. de vez en cuando. de ser agente. sin que se analicen las particularidades de creación del sujeto de estudio. Incluso ventrilocuismo: tanto la voz como los mensajes que quiere transmitir el autor se proyectan en el otro. Al etnógrafo no se le cree por la precisión y extensión de sus descripciones. reconociendo su complejidad y las prácticas culturales que lleva implícito. Pero también la voz del otro se puede silenciar completamente. el “yo” del etnógrafo tiene relevancia en todas las dimensiones de su investigación: el círculo hermenéutico en el cual todos estamos personal. Parece que el otro habla de forma autónoma. también se puede personificar.

entenderemos la importancia de no eliminar el video que se estaba grabando como un elemento más de la performance. La reflexividad nos fuerza a pensar en las consecuencias de nuestras relaciones con otros. “Al insertar el yo del etnógrafo como sujeto posicionado. tomar esta opción. Al día siguiente me reuní con Dolores y algunos participantes para ver el video con ellos y grabar sus comentarios y explicaciones. es decir. En una de las reuniones de vudú dominicano a las que asistí. por la honestidad que debemos a los lectores. tanto si son en condiciones de reciprocidad. Polifonía que supone el encuentro etnográfico. Búsqueda de un equilibrio en la continua negociación entre la propia voz y la de los otros. Si analizamos lo ocurrido desde los diferentes niveles de público que asistieron (aunque sea en diferido) a la hora santa. Las decisiones que tomamos a la hora de encarar la escritura y las actitudes que tenemos (conscientes o no) reflejan unas relaciones de poder que hay que explicar como parte de la monografía etnográfica. la portadora de misterios y encargada de ese centro.” Serie de consideraciones éticas que es necesario tener en cuenta. Sin embargo. empezó a contar historias dirigidas a la etnógrafa. 37 . La etnógrafa quería conservar imágenes de la respuesta de los asistentes. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Reitero la necesidad de introducir reflexivamente mi propio yo. Recordatorio de la importancia de incorporar la reflexividad en las monografías etnográficas. la etnógrafa podría analizar la narración de la vida de Santa Marta y su performance en un centro de vudú dominicano dejando fuera el papel jugado por la cámara y los futuros públicos del video. no incorporar elementos reflexivos y omitir el “yo” de la etnógrafa en el proceso de escritura. estamos obligados a hacer frente a las responsabilidades morales y políticas de nuestras acciones.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Dolores. Dolores estaba muy interesada en verse como Santa Marta y explico que fue una falta de respeto hacia la santa el dejar de enfocarla ya que “ella es lo más importante en la hora santa”. por lo que comencé a girarme para sacar a todos los participantes del evento. asimetría o de explotación potencial. eliminaría de un plumazo la riqueza de niveles performativos que entran en juego en la historia de Santa Marta. en concreto al video de la etnógrafa. Santa Marta se ofendió y no continúo hasta que yo pedí disculpas. Para entender la actuación de Santa Marta (Dolores) hay que tener presente el público implícito que supone la grabación de un video. Ejemplo de una de las grabaciones de video que realice en el suroeste de la Republica Dominicana. En este caso.

Del compromiso al desprendimiento. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver RAMOS. Cada vez más se perciben reacciones negativas a los etnógrafos. tanto en relación con las tendencias teóricas como con los compromisos políticos.La era del compromiso Durante 2 décadas. cuyo trabajo es visto por los indígenas como una apropiación indebida de los conocimientos nativos para propósitos ajenos. Finales del siglo XX: cambio drástico en la etnografía brasilera. (1997) 38 . algunos indígenas en Brasil vienen provocando una reflexión creciente sobre la ética y la política de la investigación etnográfica.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Pretendo examinar ese cambio en las condiciones de producción de la etnografía indígena en Brasil. y también. Contribuyeron también al clima de desdén que condujo a ciertos profesionales a la exageración. era defender los derechos indígenas contra las tendencias homogeneizadoras de las políticas étnicas nacionales e internacionales. Nuevo momento en el trabajo etnográfico. Hay que revisar el papel de los etnógrafos tradicionales como una manera de abrirle espacio a las auto-etnografías. Se trata de cambiar la posición del etnógrafo académico de actor principal a actor secundario en la producción etnográfica. Lejos de ser una abdicación del compromiso. Examino los conceptos de compromiso y desprendimiento en el trabajo antropológico en relación con el surgimiento de las auto-etnografías indígenas. R. negando el valor de estudiar lo local y lo distante. De sujetos de investigación a investigadores. como el concepto de cultura. (2007) “¿Hay lugar aún para el trabajo de campo etnográfico? Revista Colombiana de Antropología 43:231-261. Mi visión cambio sustancialmente al observar a investigadores jóvenes frustrados por situaciones de campo poco amistosas. precisamente. Defender tales ideas. teniendo en cuenta a los pueblos nativos. Defender el derecho a ser diferente significaba defender la virtud de ciertos conceptos antropológicos creados. para enfatizar el valor de la diversidad humana. por parte de los antropólogos anglosajones: necesidad del compromiso político en el trabajo etnográfico. 1. “Quien establece la frontera entre lo que es importante y lo que es trivial?” (Herzfeld) “Hay una convergencia sospechosa entre el rechazo a tomar en serio el detalle etnográfico y la homogeneidad prescrita por ideologías nacionalistas”. A pesar de un perceptible aire de familia en el modo latinoamericano de hacer antropología. mi perplejidad al observarlo. ese desprendimiento implica un tipo de liberación de las manías de grandeza que han nublado la vista de los etnógrafos para ver el vigor de la voluntad indígena por conquistar su capacidad de acción plena. A. existen ciertas diferencias de acento antropológico que subrayan la diversidad de experiencias históricas y perspectivas teóricas.

ya excesivamente hinchada. Por lo que los antropólogos acaban adoptando el estudio de “fenómenos importantes” en sociedades “complejas”. que alimenta el complejo de superioridad de occidente. esos antropólogos se arriesgan a anular la importancia política y moral de la diversidad cultural (uno de los más importantes valores de la antropología). no entran en ese club. debe ser tomado no como una categoría sustantiva. merece atención antropológica. retrato de los Yanomami por Chagnon 1968. sino como un concepto analítico aplicable en cualquier lugar. exotismo y esencialismo han sido blancos de la crítica y la deconstrucción. no tanto por convicción de que toda forma de humanidad. alteridad.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. sino como un tipo de arrepentimiento avergonzado por el exceso de atención atávico que la antropología ha dado a lo “pequeño y remoto”. Sin embargo. Es preciso abandonar el viejo cano etnográfico. Algunos críticos consideran que el desinterés de la profesión por cuestiones más amplias puede tener origen en la imaginación colonial que habría dado origen a la antropología. Con esto. Hay que dudar de la pertinencia de algunas críticas al concepto de cultura. En su esfuerzo por crear un campo para el propagado “empoderamiento” nativo. El centro de sus objeciones es el canon malinowskiano de escritura etnográfica o. Al contrario. Dan prioridad a fenómenos macro e impersonales. el estereotipo que se creó sobre este en las últimas décadas del siglo veinte. desde nuestros vecinos hasta nuestras antípodas. de occidente como dueño de la verdad.es confirmar forzosamente el exotismo de “los primitivos”. El concepto antropológico “otro” no se refiere necesariamente a una sustancia. Estudiar apenas lo que es “importante” -y los pueblos en las márgenes del mundo occidental. Se teme que el modo canónico de presentarla transforme a la antropología en un “discurso de alteridad que amplía la distancia entre los “otros” y “nosotros”. el trabajo antropológico solo es políticamente correcto cuando se dedica a los meandros de la dominación occidental sobre 39 . a veces. De manera semejante. Es decir. por lo menos. algunos sociólogos y politólogos brasileros desprecian. incluyendo a las manifestaciones occidentales. Se afirma que al retratar una cultura como autocontenida los etnógrafos la perjudican. al tiempo que se suprime el compromiso mutuo y el rompimiento político y de perspectivas de las culturas de observadores y observados”. casi por definición. La incomodidad que autores manifiestan con la tendencia antropológica de “alterizar” es comprensible: los productos de la etnografía contribuyen al envilecimiento de los pueblos no occidentales a los ojos de los centros de poder: ejemplo. los antropólogos terminan por agudizar el gusto por lo exótico. los estudios antropológicos por su tendencia a favorecer lo “popular” y lo “cotidiano” en detrimento de una teorización más impasible y elevada. ya existen ejemplos de análisis comparativos. a una esencia inherente a los habitantes de las márgenes del mundo. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Los conceptos de cultura. No obstante. negar que haya diferencias culturales significativas es correr el riesgo de inflar aun más la imagen.

el paternalismo y la sujeción cultural de los pueblos indígenas le deben mucho a esos abusos verbales y escritos. En sí mismos. Modelos reducidos y éticamente dudosos como este parecen ser la moneda corriente cuando el impresionismo occidental decide retratar a los indios de carne y hueso. Detrás de esta concepción esta la vieja. El sentido de la diferencia debe ser mantenido si queremos desestabilizar la arrogancia de la Metrópoli y decir basta a la perpetuación de la idea de que el Otro es un eterno desvalido. Evitar la trampa de producir estos artefactos de exotismo negativo: “Si fuera posible presentar adecuadamente la totalidad de una cultura. la que tiene el potencial de neutralizar dicho exotismo al hacer inteligible lo inescrutable y recóndito o. Un relato etnográfico superficial. cuando ese antropólogo exhibe al mundo sus “agonías de opresión”. Podemos tener como meta alcanzar el máximo posible de agudeza etnográfica. donde quiera que se encuentre. En su esmero por salvar a los “primitivos” del estigma de inferioridad acaban minimizando las especificidades culturales como si fueran proclamas de esa inferioridad. 1936. despertar la conciencia de lo que no podemos alcanzar. es la buena etnografía. estudiarlos en sí mismos equivaldría a depreciarlos. simplificada y muy distorsionada. hay 40 . al contrario. Alimentar el gusto por lo exótico es tratar a la alteridad como irreducible a la comprensión humana.” (Bateson. extravagante o arbitrario al lector. un chiste o comentario jocoso o chocante son algunos ejemplos de contextos que generan exotismo ultrajante. esos pueblos serian incapaces de producir cualquier interés que no sea en el registro del exotismo. en realidad. De hecho. para relacionarse con las diferencias culturales de un modo que no sea el de la desigualdad: ser diferente es ser inferior. canoníca o no. 1958: I) El caso yanomami ilustra este asunto: su imagen pública circulo por el mundo de manera reducida. y tal vez imposible de erradicar. combinar la familiaridad con el extrañamiento. Lo que produjo fue un simulacro grotesco de una realidad extraordinariamente compleja. todos los detalles serian naturales y razonables como lo son para los nativos que viven sus vidas en esa cultura. La intolerancia étnica. Siempre que la Metrópoli es desnudada etnográficamente como lo han sido los márgenes. Parecería que dependen del antropólogo para hacerse visibles e importantes políticamente. enfatizando cada aspecto exactamente como es enfatizado por la propia cultura. una conferencia pública inconsecuente. cuando. al menos.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. abarcar el mundo entero del Otro y continuar manteniendo el sentido de las diferencias seria una contradicción de términos. De otro modo. Parece que los antropólogos no logran liberarse de ese grillete. ningún detalle parecería extraño. incapacidad de occidente. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver pueblos nativos o marginados. Prefieren descartar el estudio de las especificidades culturales como si ellas fueran responsables de la producción del exotismo degradante. es decir. mostrando poca semejanza con la sofisticación cultural con que ese pueblo ha agraciado la etnografía.

POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver la posibilidad de que el significado del poder sea reexaminado. a ser coetáneos con el tiempo del etnógrafo. en pro de los pueblos indígenas. ahora percibo estas cuestiones bajo otro prisma. 1982). sino también la necesidad de generar un conocimiento estratégico que pueda contribuir a la defensa de los derechos indígenas. no apenas sobre sus especificidades culturales. puede contribuir mucho a mantener lo exótico dentro de los limites de las diferencias legitimas. 2. y aun mas de la justicia en demostrar la legitimidad de ser Otro. Sería bueno que aprendiéramos de pueblos nativos no occidentales. El compromiso político estaba a la orden del día y la etnografía estaba al servicio de la justicia étnica. Ejemplo: los Kayapo del Brasil central ilustran bien este fenómeno en rápida expansión. Del compromiso al desprendimiento (desapego. contrapuestos y limitados por mas maquinaciones simbólicas” (Foster. “si los procesos culturales actúan dialécticamente. desasimiento de las cosas) Relaciones interétnicas en el proceso de construirse. Una etnografía seria. los etnógrafos que trabajaban en América Latina eran unánimes en combinar la investigación con la militancia. Existe también el otro lado del exotismo en los movimientos sociales de pueblos indígenas que objetivan su cultura con el propósito de proteger su alteridad contra la presión homogeneizante de los estados nacionales. 41 . que se construye de manera sensible y ética. de que la investigación etnográfica tiene un fuerte atractivo político. El compromiso político se volvió claramente un elemento constituyente y explicito de la relación etnográfica. Es posible practicar la etnografía sin corroerse en sentimientos de culpa. se espera que los significados sociales que lo exótico hace proliferar sean controlados. independientemente de estar o no consciente del mismo. Desafío de la profesión en este comienzo de milenio. pero que tiene el poder de transformar el curso de los acontecimientos. que respeta la alteridad y rechaza la banalización. ingenuas o inoperantes. muchas veces vistas por los antropólogos como cuestionables.Desprendimiento Convencida en el valor de las etnografías. Los pequeños y remotos están creciendo y se acercan: En las ultimas 3 décadas. Los temas de investigación pasaron a contemplar no solo los intereses del etnógrafo. que no niega a sus sujetos el derecho a la contemporaneidad.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Ese potencial de generar dudas sobre verdades establecidas debería ser el principal objetivo de la antropología repatriada. progresivamente. debido a las recientemente identificadas reacciones indígenas al trabajo de los antropólogos. Detrás de la historia procesual siempre hay un proceso dialectico que trabaja en sordina. De forma que los indígenas tuvieran consciencia. sino también sobre sus estrategias. muchas veces sin ser notado. y también del valor ético del compromiso político.

Probablemente. estipular las condiciones y normas para actividades de investigación y afirmarse como sujetos políticos. Hoy en día. En cuanto a hablar por los nativos. ya fueran ellas bienes de intercambio. un puñado de tabaco es suficiente para que el antropólogo sea admitido en un paraíso etnográfico. Programas de educación intercultural: creciente interés de los indígenas en la escritura de autoetnografías. El etnógrafo proyecta una manera de “ser blanco” que no tiene precedentes ni nexo para los indígenas.” 42 . como la poliginia o el chamanismo. pero el antropólogo. están en el proceso de apropiarse también del producto principal de los etnógrafos. los indígenas acaban por reorientar el proyecto de investigación para atender sus propios intereses. “La semilla del extrañamiento puede ser plantada por misioneros y otros agentes de cambio. de las etnografías. después de apropiarse del papel de actores políticos. no está excluido de este proceso. como condición para hacer sus investigaciones. En los 90 la nueva generación de etnógrafos empezó a sentir claramente la presión para ajustarse a las demandas locales. inicialmente asociada con los misioneros protestantes que residían en sus aldeas. Provoco un sutil proceso de auto curiosidad. Comienza una nueva era en la que los pueblos indígenas en Brasil y en otros lugares. Nunca más. ya hace mucho que varias experiencias con el activismo indígena pusieron fin a ese habito prolongado de los antropólogos. si es que algún día lo fue. La etnógrafa también llegaba a estimular los hábitos condenados por los misioneros. Demandas muchas veces exorbitantes de recursos disponibles a aquellos que son. Para ellos fue relativamente fácil hacer la conexión entre la escritura y el poder. vistos y asumidos durante mucho tiempo como los sustitutos naturales de los indígenas. acostumbrados a considerar el campo como una base de investigación abierta e incuestionable. o sea. Los antropólogos vieron a sus sujetos indígenas tomar para sí la tarea de defender sus propios derechos. La escritura. proyectos para captación de recursos o ayuda en diversas actividades. el “extrañador” por excelencia. El propio respeto y la emulación que demuestra por las costumbres locales pasan a ser una fuete de cuestionamiento para sus anfitriones. estudiantes. Cambiaron los registros. en su afán por correr el velo de lo implícito. dudando de lo que se tiene como verdadero. los actores y los motivos. preguntando lo impreguntable. este tipo de restricción a la total libertad de investigación hace parte integrante del quehacer etnográfico entre pueblos indígenas. era uno de los rasgos distintivos de los blancos. empezaron a percibir que ya no tenían el control de la situación. ya que el hecho de poner marcas en un pedazo de papel era capaz de producir consecuencias espectaculares. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Cambio: Los antropólogos. utensilios. El impacto de la investigación etnográfica sobre nuestros sujetos de estudio es mucho mayor de lo que pensamos o estamos dispuestos a admitir.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. en su mayoría.

Hasta ahora han escapado de la colonización de consciencia. para buena parte de la población yanomami todos estos elementos parecen extraños y lejanos de su experiencia inmediata. cada vez más. Cuando la comisión pro-Yanomami se creo. No obstante. como con una gran preocupación por la conducta ética en actividades de investigación. Las escuelas siguen los moldes de la educación intercultural establecida por el estado brasilero y. los yanomami en Brasil crearon su asociación destinada a promover sus lenguas y cultura. una vez que el proyecto original este consolidado. El fortalecimiento cultural y político que proviene del dominio de la escritura. por ejemplo. exigiendo respeto por sus derechos. aun cuando tímido todavía. ya sea en relación con la salud o las invasiones de tierras. los afectaba. cuan ético es el propio acto de la investigación etnográfica? 43 . su mayor aliado. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Obtener instrucción por medio de un proceso intenso de preguntas y respuestas al estilo etnográfico parece haber sido una gran novedad para los yanomami. la salud ha sido objeto de atención especial. en 2004.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Preocupaciones: Cómo reaccionaran los sujetos de investigación a los escritos etnográficos? Sera que eventuales reacciones negativas pondrán fin a investigaciones futuras? Los etnógrafos tienen el derecho moral de desnudar la vida de las personas? A fin de cuentas. Trece años después de la demarcación oficial de su territorio. Incorporaron tambien algunos conceptos antropológicos como dispositivos para dar sentido al nuevo orden de las relaciones interétnicas que. El pueblo Yanomami logro escapar de la degradación material y de la humillación social que satura a la historia del contacto interétnico en las Américas. sus fundadores propusieron que la expectativa de vida de la organización dependería del grado de preparación de los yanomami para enfrentar presiones externas. en el uso que los yanomami hacen de cartas colectivas dirigidas a las autoridades estatales. En defensa de las etnografías: El siglo XX marco a la antropología tanto con serios abusos de orden ético. La comisión pro-Yanomami. con mayor o menor empeño por parte del estado. Por ejemplo. prevé su propio cierre en un futuro próximo. No hay razón para pensar que la investigación etnográfica localizada llegue a suprimir el “compromiso mutuo”. tales como las actividades de espionaje estadounidense en América Latina y en el sudeste asiático. se ha manifestado. y a dirigir sus intereses propios del modo más autónomo posible. los yanomami están dominando la técnica de la escritura y ya sienten sus primeros efectos como instrumento político. Algunos jóvenes han desarrollado un gusto especial por la investigación y han asumido la tarea de obtener de sus padres y abuelos el conocimiento erudito sobre el universo yanomami. Finalmente. la ardua batalla por sus derechos territoriales contra los fuertes intereses nacionales y regionales tiene algo de abstracto para un pueblo que toma a la tierra como un hecho incuestionable.

vienen convenciendo a los indígenas que. Las normas brasileras para obtener permiso para hacer trabajo de campo en áreas indígenas incluyen la necesidad de aceptación del proyecto por parte de las comunidades involucradas. Ejemplos actuales muestran cuales pueden ser los papeles de los etnógrafos en el futuro. Con frecuencia. de la que se ha hecho tanto alarde. ha habido un rico periodo de producción literaria por parte de los desana y de los tariana. por ejemplo. incidentes en el campo acarrean malentendidos que. más temprano o más tarde. Pidieron la asesoría de su etnógrafa y activista de vieja data. El conocimiento generado por la investigación de campo y puesto en práctica en ciertas acciones políticas. con la posibilidad de que todas esas preguntas puedan volverse ociosas. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver El aumento de la conciencia crítica por parte de los pueblos indígenas culmina. indígenas llamaron la atención de los antropólogos acerca de su dudosa ética profesional y su falta de compromiso con sus sujetos de investigación. comienza a fructificar para aquellos. así. Casos como este ilustran los papeles que los antropólogos pueden desempeñar en una era en la que los sujetos de investigación podrán mantener a distancia a los etnógrafos como parte de su proceso de autoafirmación y fortalecimiento sociopolítico. Ese movimiento tiene por objeto aprehender la sustancia de la etnografía descartando. 44 . propiciaron esa inversión. Esto pone en sus manos el destino del investigador. De una posición de investigadora principal con sus proyectos propios. de los antropólogos. hay un poder insospechable para crear imágenes y alteridades etnográficas. Durante muchos años. sus sujetos de investigación. Antagonismo. si observamos principalmente la experiencia de EEUU. ella paso al papel de actriz de reparto en una producción de sus sujetos de investigación. que al final. detrás de la curiosidad aparentemente inocente.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. al etnógrafo. quien asumió la organización y edición de los siete volúmenes. La relación dialógica entre observador y observado. la voluntad de ponderar y analizar esas nuevas coyunturas para viejas estructuras que se desvelan frente a sus ojos susceptibles. en realidad. sin sentido o irritante de los investigadores. que recibieron recursos para publicar una serie de libros sobre su mitología. no por medio de la “magia del etnógrafo”. En el Vaupés. son potencialmente productivos y provocan en el antropólogo. Que será del investigador de campo tradicional cuando los pueblos completen el proceso de apropiación del saber etnográfico y se lancen hacia un proyecto de autoetnografias? La capacidad de autopreservación de los hábitos académicos parece haber protegido a los antropólogos de ser expuestos a tales desafíos. sino por una nueva forma de erudición. en el tiempo adecuado cuando la polvareda se asienta. La inversión intelectual de toda una vida. pero casi siempre desprovista de soporte social en los autores posmodernos. puede materializarse como una producción conjunta en la que al etnógrafo convencional no le cabe más el papel principal. si posible.

Durante un tiempo. La búsqueda por repatriar la identidad cultural. Numerosas imágenes etnográficas distorsionadas de los pueblos indígenas fueron hechas con la buena intención de protegerlos de juicios ofensivos sobre algunas costumbres que desagradaban a la sociedad dominante. Es como si desde el punto de vista nativo la etnografía fuera muy importante como para dejársela a los etnógrafos. por otra. que involucraba a los indígenas en cuestiones de derechos humanos. De hecho. los indígenas brasileros todavía prefieren trabajar con los antropólogos cuando necesitan un colaborador político. la consciencia antropológica se aparta gradualmente de las convenciones etnográficas y militantes. resulto en una relación algo ambigua entre los etnógrafos y sus sujetos de investigación. Podría ser por respeto y aprecio por el hecho de que el compromiso etnográfico en investigación no pasa cuentas de cobro? O porque perciben la capacidad que tiene los 45 . Sin embargo. La etnografía podrá sobrevivir sin los etnógrafos convencionales? Los antropólogos estarían de acuerdo en desempeñar el papel de actores de reparto? La tradición académica en Brasil. que se inicio con el acto político de la autorepresentación. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Los antropólogos activistas harían bien en abandonar la fantasía de que su buena voluntad redentora es un salvoconducto automático contra el rechazo nativo. Cultivar la imagen del indio hiperreal es un viejo hábito que ciertamente tardara en morir. relativamente larga y establecida. Los pueblos indígenas actúan ahora con la urgencia de asumir la producción de etnografías como un capital simbólico. cuya inteligibilidad es necesario buscar en la historia reciente de las relaciones interétnicas y no en la contingencia personal de los desencuentros etnográficos. la mayoría adhirió al compromiso político que ha caracterizado al estudio de las relaciones interétnicas en el país. en la mejor de las hipótesis se permite que actúen como asesores en la política interétnica. no es imposible que la benevolencia antropológica se incline más hacia la sociedad dominante que hacia el pueblo estudiado. en varias esferas. Por un lado. transmitir la lógica indígena a un público no indígena sin la mediación del antropólogo puede ser una tarea muy difícil.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. el peso de la autoridad académica no ha pasado desapercibido para los anfitriones de las investigaciones. Hoy en día. se completa cuando la producción etnográfica sea apropiada debidamente por ellos mismos. los antropólogos fueron vistos como un recurso. No obstante. Esos intentos por sanear a las culturas nativas son tan insultantes como los casos en que ellas son denigradas. El lado oscuro de los obstáculos que dificultan la investigación se debe reconocer como un fenómeno mucho más profundo. En el orden inverso del compromiso indígena con la autoafirmación.

las ganas de actuar en pro de su integridad étnica y política. y que tal vez no nos quiera involucrados en proyectos tan íntimamente ligados a sus propias identidades y autodeterminación”? Irónicamente. Por un lado. contribuyendo a dignificar el lado practico de la profesión que. Por tanto. Desde el punto de vista de los pueblos indígenas hay una clara convergencia de intereses en su nueva actitud para con el legado de los antropólogos. con su activismo. pero principalmente los que actúan en la esfera de los derechos humanos. inteligibilidad y significado inmediato en las propias manos. promotores por excelencia del distanciamiento y emisarios de la autocuriosidad. Autodefensa y autorepresentación caminan juntas cuando los indígenas se dan cuenta de que el conocimiento es poder y que la escritura es una tecnología poderosa para acumular conocimiento. la complicidad es una condición necesaria. “Estamos en la cúspide de una tercera era. fue visto como antropología de segunda clase al ser llamada “antropología aplicada” o “antropología de acción”. por mucho tiempo. el conocimiento etnográfico y la acción política parecen totalizar un paquete de tipo cargo cult secular a punto de ser rescatado de manos de los occidentales y de ser transmitido a los actores nativos que ocupan el escenario interétnico. pero no suficiente. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver etnógrafos de propagar su imagen en los centros de poder? Quizá la combinación de todos esos y otros factores hizo brotar una nueva relación en el campo.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. Por otra parte. para establecer una colaboración etnográfica. 46 . en contraste con aquellos que no comparten la intimidad etnográfica. fragmentada y muchas veces distorsionada. Ambos aspectos han tenido consecuencias profundas para el futuro de la antropología. primero. en esta tendencia nativa emergente los etnógrafos. Porque dejar en manos extranjeras la sabiduría de su mundo? De forma incompleta. cuando dicho conocimiento puede alcanzar niveles incomparables de profundidad. Lo que fue enaltecido como complicidad: Si la complicidad subraya el vínculo creado con la interacción prolongada en el trabajo de campo. al dar ejemplo por escudriñar mundos culturales y después actuar en su defensa. en la cual el pueblo con que trabajamos comienza a preocuparse por nuestra participación. ella silencia los términos de la coproducción entre el etnógrafo académico y el etnógrafo “nativo”. Los antropólogos en general. podríamos concebir esa nueva asociación como una colaboración. los antropólogos abrieron nuevas líneas de investigación. son los principales responsables del boom actual de la conciencia cultural y la afirmación política indígena. “Las autoetnografias no podrían satisfacer una alteridad sin exotismo? Juntos. Si pudiéramos poner entre paréntesis la diferencia de poder que siempre existe entre el etnógrafo académico y el pueblo estudiado. deben tener en mente la doble influencia de su trabajo etnográfico. despiertan en sus sujetos de investigación.

En la fase actual de conciencia étnica. Autoetnografia. Tanto la etnografía nativa como la etnografía metonímica siguen el canon antropológico metropolitano. Lo que tienen en común: la pequeña o ninguna distancia entre observador y observado. y se le trata como si fuera una invasión para la cual. con su énfasis en la base teórica y en la búsqueda del conocimiento por el conocimiento. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Por ejemplo. Si hacer etnografías tuviera como consecuencia la transmisión de los conocimientos necesarios para que los sujetos desarrollen sus propias investigaciones. aun así se amoldan a la “división fundacional entre Yo y Otro que organiza el trabajo de campo clásico y produce como un miembro virtual de la disciplina al antropólogo nativo. sino también confluencia de la praxis con la teoría antropológica. De la magia de Malinowski a la sabiduría de Boas: No solo salida del antropólogo del escenario del activismo. Es posible que la cuestión de autoría. 47 . son fundidas e infiltradas en los idiomas indígenas para crear autorepresentación con el fin de intervenir en los modos de comprensión metropolitanos”.” Las autoetnografías no muestran ningún compromiso perceptible con el lado académico de la antropología y tal vez nunca lo hagan si persiste la tendencia a rechazar cualquier emulación por los hábitos intelectuales de occidente.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. entonces no hay por qué suponer que la investigación etnográfica sea apenas una prerrogativa de occidente. no “etnografía nativa” o “etnografía metonímica” (el igual investigando lo igual). A pesar del interés de los pueblos indígenas por etnografiar a occidente. cuenta con un consentimiento previo adecuadamente informado. Es de esperarse que haya grandes diferencias en la selección de tópicos. Las autoetnografías. lo que moldea la observación y el análisis de manera distinta a las etnografías académicas. con todas las complicaciones resultantes de la era electrónica. la transformación del concepto de cultura. las autoetnografias parecen dirigirse a la instrumentalización de los recursos étnicos para ser incluidos en contextos de política interétnica. tan importante para los investigadores occidentales. Aun cuando los antropólogos nativos se rebelen contra el estado de invisibilidad al que la metrópoli los relega. de un artefacto conceptual académico a un icono del fortalecimiento étnico y de la autodeterminación. No es por azar que la producción etnográfica tradicional está bajo sospecha y vigilancia. Es poco probable que las autoetnografias se basen en las etnografías tradicionales pues la apropiación “nativa” de la producción etnográfica tiene una razón claramente diferente. las autoetnografias seguirían el mismo rumbo político y no académico. “en diferentes grados. pueda desempeñar un papel menor en el escenario político de las autoetnografías. Orientación intelectual especifica de la primera expresión. estilos y público. raramente. que difiere mucho de las otras dos. Su interés en la autorepresentación es más político que académico.

Observar a los observados en el acto de observarnos puede ser una conclusión gratificante para la larga narrativa que la antropología viene componiendo sobre la Alteridad. La antropología está saturada de “hechos etnográficos” acumulados durante 9 décadas. sino también al escrutinio interno y externo. en general. los meritos y los peligros del relativismo. No fueron pocos los etnógrafos que incomprensiblemente ajenos a la metamorfosis histórica que transformo a sus “informantes” en astutos autores políticos. la acumulación de datos continuara alimentando el tipo de imaginación antropológica ocupada eternamente en tejer filigranas mentales a la “pensée sauvage”? “El análisis cultural. no apenas al trabajo de la historia. todas las principales metas nobles de la antropología ya fueron alcanzadas. En los nativos. Si la manera malinowskiana de hacer etnografías minimizaba el transito intelectual entre observador y observado. muy acentuada en el auge de la rebelión posmoderna. el guion antropológico creado por Boas dejo abierta esa posibilidad. el hecho de observar a sus observadores ha provocado el deseo de asumir el control de ese precioso instrumento de agencia y poder.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. El espectro de las culturas aisladas no es más que un ejemplo de racionalización secundaria “sobrecargado de valor emocional”. 2 factores responsables de la pérdida de la hegemonía etnográfica y de la sensación de malestar que aflige la profesión: La caída del “objeto de investigación”. 48 . A pesar de todo. Retratar otras culturas. La etnografía podrá volverse ajena a nuestro entrenamiento y a nuestras expectativas. Es evidente que la etnografía indigenista llama menos la atención que otros asuntos. Modo neoboesiano de modelar el campo.” 1999. es muy posible que la etnografía este en vías de ser transferida hacia sus sujetos tradicionales. Siguiendo la herencia legada por Boas. exceso de aprovechamiento decreciente. El “nativo” comienza ahora a desvelar la fórmula secreta de aquella magia. no es más la opción principal. incluso con talento. Boas concibió un sentido de cultura totalmente abierto. Con esa reserva en las manos. pero no necesariamente por consenso: la universalidad y primacía de la cultura. baluarte imaginado de la inmanencia: incomodidad. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver El canon malinowskiano de investigación etnográfica dejo de ser viable y hasta necesario. y el abismo entre el sujeto cognoscente y el objeto cognoscible no constaba de su propuesta profesional. no puede ser más un fin en si mismo. se vieron tomados por sorpresa cuando supieron que para sus anfitriones de otrora sus preciosos proyectos de investigación y sus propias personas no tenían el menor interés. el elogio y el orgullo de la diversidad humana. En casi un siglo. la etnografía produjo un extraordinario acervo etnográfico resultante del esfuerzo continuo y creciente de recolección de datos del mundo entero.

Es el reconocimiento último de que. productores de conocimiento antropológico. esos otros están afirmándose como agentes plenos. Compromiso: renunciar no solo al estatus de la autoridad etnográfica. de forma que o ocupen nuestros “otros” tradicionales. por fin. 49 . la ética del desprendimiento es en sí mismo un potente acto de compromiso. sino también a décadas de tratar las heridas de la sumisión de los pueblos indígenas. pues requiere del etnógrafo que se salga del escenario. POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver Por consiguiente.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. en términos del activismo y del trabajo etnográfico.

POSIBILIDADES Y LÍMITES Ana Canales Viver HEIDER. K. G. 50 . (1988) “The Rashomon Effect: When Ethnographers Disagree”.Dossier 2: EL TRABAJO DE CAMPO EN ANTROPOLOGÍA: ORIGENES. American Anthropologist 90 (1):73-81.