You are on page 1of 16

Universidad de Chile Senado Universitario

Documento Comisión Temática Nº 1 UNIVERSIDAD: RESPONSABLE INTRODUCCIÓN AL TEMA DEL ESTADO.Como una manera de contribuir al debate que pretende abrir el Encuentro Universitario, programado como un espacio de reflexión de nuestra comunidad que pueda contribuir al debate nacional sobre el tema de la educación, ha parecido conveniente presentar en una pocas líneas lo que se considera constituyen los principales aspectos a los que sería adecuado prestar atención a fin de no confundir este evento y tener un punto de inicio para el desarrollo del tema. Aunque a muchos pudiera parecer obvio lo que significa el Estado y no tengan dudas acerca de sus objetivos, es necesario reconocer que el tema es suficientemente complejo como para haber dado lugar a una extensa literatura al respecto y, a la vez, para ocupar un lugar bastante central en las diversas opciones políticas planteadas histórica y actualmente. Naturalmente no tenemos el tiempo ni la capacidad para participar en la extensa discusión teórica y política respecto al Estado, pero no podemos soslayar la necesidad de entregar un punteo básico sobre aspectos que resultan más pertinentes al análisis de sus relaciones con las funciones esenciales de nuestra universidad. ESTADO SUBSIDIARIO O ESTADO

los intereses generales. y aquí se suele hacer referencia a alguna especie de contrato social. la felicidad de los ciudadanos u otro semejante. algo hay que tratar de aclarar a fin de evitar que diferencias importantes respecto al sentido y alcance del Estado sólo den cuenta de confusiones semánticas. Es así como ciertas definiciones tienen un carácter formal. como es el caso del Estado. Otras hacen referencia a la materia de la cual está hecho. esto es. tal sería. Un tercer tipo de definiciones correspondería a aquellas que hacen referencia al agente de la creación del Estado. el monopolio de la fuerza física y la legitimidad.Difícil resulta hacer referencia a un término que tiene tantas connotaciones. entre los que se cuentan el territorio. .2 Polisemia del término Estado. En suma. El término Estado es definido de tantas maneras que es posible agrupar tales diferencias de acuerdo a cual es el aspecto que se releva en cada una de ellas. distinguiendo al efecto cuatro tipos. Una fórmula para ello consistiría en agrupar las definiciones de acuerdo a la teoría de las causas aristotélicas. esto es. estableciendo las características de la forma Estado. o a los requerimientos del capitalismo o al impulso de una determinada clase social. cuáles son sus elementos esenciales. Sin embargo. pero hay un elemento que es común a todas ellas y es que el Estado es la forma moderna de constitución de la voluntad política. como podría ser la burguesía. encontrándose aquí aquellas definiciones que resaltan el objetivo del bien común. Otras muchas definiciones apuntan a la finalidad que justifica la existencia del Estado. básicamente. pues quienes sustentan posiciones distintas pueden estar entendiendo lo que es el Estado de maneras diferentes y talvez al explicitarlo se disolvería la aparente diferencia de posiciones sustantivas o también es posible que ellas se aclaren. quien lo produce. la población y el Derecho. las definiciones de Estado son muchas.

Las confusiones corresponden muchas veces al manejo oportunista del discurso político contingente. la voluntad del todo social. e incluso llegan a confundirlo con el gobierno. etc. Sin embargo. Que algo sea público significa que involucra a un número significativo de personas. Lo público y lo estatal. La tendencia del lenguaje de sentido común. Que algo sea estatal significa que el Estado. es confundir el Estado con la burocracia o el aparato administrativo. Más allá de las diferencias en las definiciones del Estado hay un elemento que es común: el Estado constituye la voluntad de una comunidad política. La diferencia existe. las calamidades generalizadas. Desde estos equívocos es comprensible que se escape cada vez más el sentido de voluntad de la totalidad social que implica el Estado y que tienda más bien a considerarse como una burocracia dependiente del Gobierno de turno. esto resulta claramente insostenible cuando se hace nítido en toda teoría política la diferencia entre Jefe de Estado y Jefe de Gobierno y entre problemas de Estado y problemas de Gobierno. el mercado de bienes y servicios. asume que algo pertenece a toda la comunidad o que la realización de una determinada función es esencial para el logro de su objetivo de bien común y corresponde realizarla a través de personal y recursos de la administración del . como es el caso de un espectáculo público.3 El elemento central de toda definición de Estado: la voluntad.. para justificar posiciones opuestas a la mayor participación del Estado en la gestión de determinadas actividades. En la sociedad moderna el Estado es quien define la orientación de una totalidad social determinada y fija los límites de la acción de los individuos que la componen. del cual hacen muchas veces uso los medios de comunicación. políticos y hasta académicos. etc. la locomoción pública.Suele frecuentemente señalarse la diferencia entre lo público y lo estatal. pero se suelen presentar ciertas confusiones.

sino que pertenecen a toda la comunidad nacional. sino en el sentido estricto de que no tienen como dueño a una persona o corporación. pues corresponde por definición a un interés público. aun cuando existe un ámbito de lo público que regularmente estará tratando de incidir en la formación de esa voluntad política. Más allá o más acá del Estado no existe ninguna entidad que pueda asumir ese carácter de voluntad del todo social. voluntad del todo social que tiene el Estado y que le otorga el más profundo sentido al término público. por ejemplo. porque al pertenecer al Estado. pero hay que entender que lo público tiene varias acepciones que se prestan para confusiones. Las universidades estatales son públicas no sólo en el sentido genérico de que están abiertas a la participación del público en ellas o de que están autorizadas por la autoridad.4 Estado. sino que se enmarcan en las necesidades y orientaciones de esa totalidad social. . no persiguen el interés personal de una persona o corporación determinada ni pretenden difundir una determinada ideología política o religiosa. Precisamente por eso se hace necesario resaltar el carácter de voluntad política. aun cuando generan la grave confusión de llegar a afirmar que “las universidades privadas son públicas”. porque están abiertas al ingreso público de los estudiantes o porque han sido reconocidas válidamente por el Estado como universidades. Las universidades estatales son públicas. En tal sentido. Naturalmente. a la totalidad social. que todas las universidades son públicas. lo estatal aparece como lo público por antonomasia. Los problemas surgen precisamente cuando se juega confusamente con ambos términos y se llega a decir. La diferencia entre lo público y lo estatal existe. con lo cual desaparece el concepto de universidad privada y pretende borrarse su diferencia con las universidades estatales que son las designadas como públicas. tales afirmaciones sólo plantean una disputa semántica sobre términos que tienen una cierta valoración social.

No obstante. En el ámbito de las universidades también el fenómeno de la globalización produce consecuencias no siempre fáciles de evaluar. por lo tanto. Es innegable que hay transformaciones en las relaciones internacionales y que hay una gran permeabilidad de las fronteras en términos de economía y comunicaciones que conducen a una creciente homogenización cultural y una interdependencia económica en condiciones de una clara asimetría de poder. Se señala que la antigua noción de soberanía ya habría sido ampliamente superada por la interdependencia de las naciones y el creciente proceso de globalización.5 Estado y globalización. En cierto sentido se podría decir que los Estados nacionales han tenido que desplegar una mayor actividad precisamente para hacer frente a las oportunidades y problemas que genera la globalización. los Estados siguen siendo el centro de organización social y los únicos que cuentan con la capacidad de determinar orientaciones obligatorias en un conjunto social determinado. Lo cual también significa que han tenido que cambiar para adaptarse. evidentemente generan condiciones distintas para el funcionamiento de las universidades. orientadas a su respectiva población y a los problemas del respectivo país. No obstante.Que el Estado sea principio de totalidad social y que constituya la voluntad de esa totalidad suele ser cuestionado en nombre del proceso de trasformaciones producidas en las últimas décadas. etc. y más allá de especulaciones futurológicas. se han robustecido más que debilitado. el mayor flujo de académicos y estudiantes. y.. La mayor vinculación entre centros de educación superior a nivel mundial. El problema será cómo aprovechar las ventajas de la globalización y cómo enfrentar los problemas que ésta presenta. . el mayor intercambio de productos universitarios. en el mediano plazo las universidades seguirán siendo nacionales.

De la misma manera adoptará determinada orientación sobre los límites entre lo público y lo privado. Está claro que determinar quien define la voluntad política del Estado constituye un aspecto esencial en toda sociedad. la iniciativa legal popular.6 Principio de totalidad y formación de la voluntad de la totalidad. Desde el nacimiento del Estado. También se ha preconizado una mayor participación de la ciudadanía en la implementación de políticas públicas. Tal es el caso de la participación ciudadana.Que el Estado sea principio de totalidad social y voluntad de esa totalidad nada nos dice respecto de cómo se forma esta voluntad ni a qué clase. Naturalmente que el Estado sigue siendo quien define la orientación de una determinada sociedad y. se orientan muy claramente a establecer mecanismos de perfeccionamiento democrático que permitan mayor control y participación en la conformación de la voluntad política. por tanto. el desarrollo de la opinión pública. Los movimientos de reforma política. pero que muchas veces se ha entendido en la perspectiva de transferir a empresas económicas particulares la gestión de políticas públicas como negocio lucrativo. lo cual tiene como objetivo la participación de los usuarios de tales políticas públicas. la revocabilidad de los mandatos. y toda la discusión respecto a los regímenes políticos y sus posibles mejoramientos constituye un punto central en toda teoría política. a una camarilla militar o a los representantes elegidos democráticamente. entendido como aquello que considera pertinente . sector social o grupo expresa o beneficia. a un dictador. etc. las mayores oportunidades de referéndum. iniciados en el último tercio del siglo pasado. será quien defina el alcance de la llamada reforma política. la voluntad de totalidad de éste ha correspondido al monarca.

esto significa que la definición respecto de un modelo económico o un modelo de educación es una definición política. que sobreviven sólo en la medida en que se orientan también a una lógica de carácter empresarial privado. sino que el modelo neoliberal se impone estatalmente. De hecho. En el campo de la educación superior.7 mantener en la esfera de su actividad y aquello que entrega a la gestión particular. la imposición del modelo neoliberal sólo se logra a través de un papel muy activo del Estado. después del golpe militar de 1973 impusieron la finalidad de abandonar el llamado “Estado Interventor” del período precedente y formularon la doctrina del “Estado Subsidiario”. Voluntad política y delimitación de la actividad estatal o privada. Piénsese solamente en lo que significa el traspaso al empresariado de los inmensos recursos del sistema de pensiones que anteriormente manejaba el Estado.Si la voluntad del todo social es la voluntad del Estado. Esta definición significó un golpe casi mortal a las instituciones públicas de educación. el Estado. La autodefinición del Estado como Estado Subsidiario.Quienes tuvieron la oportunidad de formar la voluntad de la totalidad social. como voluntad del Estado. Con ello no sólo procedieron a la entrega de actividades . Con esto se quiere señalar que la adopción de un modelo de inspiración neoliberal no corresponde a una liberación de fuerzas civiles que rechazaron la imposición estatal. que ha sido adoptada de acuerdo a quien o quienes tuvieron la oportunidad de imponerse como voluntad de totalidad. la reforma realizada por el Gobierno Militar en 1980 restringe drásticamente la participación estatal y traslada esta función al ámbito del interés privado.

significa que el Estado sólo asume la realización de aquellas funciones de interés público que las empresas particulares no quieren o no pueden asumir. El principio de subsidiaridad significa que el Estado no se hace responsable de las necesidades generales de los ciudadanos. sino que estos deben buscar su satisfacción a través del mercado. Y otros en que tenía una presencia importante como en el caso del transporte y las comunicaciones. mientras el Estado sólo se orienta a prestar tales servicios para aquellos que no están en condiciones de pagarlos en el mercado. no asumirán la educación de quienes no pueden pagar por ella. Esto abarca muchos servicios anteriormente cubiertos fundamentalmente a través de la administración estatal. Naturalmente las empresas particulares. y la educación estatal subsidiaria para los pobres será entonces de inferior calidad. Si antes esos servicios eran responsabilidad del Estado y los particulares podían generar servicios privados para quienes pudieran demandarlos y pagarlos. la educación. (o. para quienes quisieran mantener y difundir determinadas creencias religiosas o de otro orden) ahora esos servicios tienen que ser comprados a empresas particulares y el Estado subsidiariamente atiende a los pobres. sino que el Estado se desprende de las responsabilidades que anteriormente había asumido en la prestación de servicios a la comunidad. en el caso de la educación. La ideología del Estado Subsidiario. dentro de esta misma ideología. En todos estos casos se entrega la gestión a particulares. A su vez el Estado.8 productivas a particulares. limita su capacidad de recaudar recursos. como es el caso de la salud pública. la previsión. que persiguen el lucro. La aplicación del principio de subsidiaridad cambia radicalmente el eje articulador de la atención de estas necesidades. (Sólo coyunturas . de manera que estos serán siempre escasos para la ejecución de políticas públicas.

A medida que se afianza la democracia. lo cual ha llevado a intentos de redefinición del ellas. conviene preguntarse cómo se forma ahora la voluntad política. Sin embargo. Al contrario. en la educación sólo se ha asistido a un constante diagnóstico sobre su deterioro y el impacto directo que esto tiene en la desigualdad social. se ha hecho cada vez más patente la existencia de graves problemas derivados del diseño privatizador de la políticas públicas. Sin embargo. como el alto precio del cobre. lo cual se critica por contravenir el principio de subsidiaridad) La persistencia del Estado Subsidiario en democracia. La formación de la voluntad estatal. lo cual no hace sino agravar la mala distribución del producto.A pesar de las expectativas que muchos tenían.9 excepcionales. el funcionamiento de la democracia política depende de . a pero ingresos ordinarios. La vigencia de la democracia representativa debería significar que es a través de ella que se genera la voluntad política. Tal es el caso de la salud y la preocupación actual por el sistema previsional. Cualquier demanda de equidad aparece así condicionada a mantener sin alteración tal modelo. permitirán que se generen mayores no recursos pueden para el Estado. se avanzó en la privatización de los servicios públicos y en la constante ideología de la transformación de servicios públicos en mercancía.Si se mantiene la definición de “Estado subsidiario” de los tiempos de Pinochet. extraordinarios destinarse gastos Paradojalmente tales mayores ingresos provienen del hecho de que todavía una parte importante de la producción del cobre esté en manos del Estado. El éxito de la “economía nacional” aparece siempre como la justificación de mantener e incluso profundizar el modelo. el retorno a la democracia no significó cambios sustanciales en la doctrina de la subsidiaridad estatal.

y que la entrega de estos al mercado se presenta en términos de indiscutible y como correspondiendo casi a una situación natural cuya modificación atentaría contra las bases mismas del orden y el progreso. abriendo la discusión respecto del papel que el Estado debería tener como responsable del bien común de los ciudadanos. asegurando su acceso equitativo a los servicios básicos. Estado y Universidad.10 las condiciones en que ésta se desenvuelve. Al respecto resulta claro que no se ha planteado ningún debate político serio respecto del papel del Estado en cuanto a su responsabilidad en los servicios públicos que demanda la comunidad. En cambio. Ello implica discutir hasta qué punto esto puede entregarse a la gestión de empresas particulares con mayor o menor control estatal o si ello corresponde a la gestión directa de la administración estatal constituida en el eje articulador de la satisfacción de esas necesidades públicas. con que ésta alcance una alta calidad equitativamente . Con respecto a la educación básica y media. al menos se tiene conciencia de los graves problemas existentes. Lo que quisiera plantearse aquí es precisamente la desacralización de la idea de subsidiariedad estatal.La ideología del Estado Subsidiario en el caso de las universidades es bastante explícita y generalmente asumida por quienes han participado en las propuestas y diseño correspondiente. En el caso que nos ocupa. la experiencia nacional e internacional parecieran estar mostrando que la gestión privada de servicios como la educación no garantiza distribuida. Especialmente relevante al respecto resulta establecer quien define las alternativas políticas que se someten a la decisión de los ciudadanos y cuáles son los temas políticos que se plantean. aunque la ideología y los intereses son un inmenso obstáculo para generar una política de educación pública que pueda enfrentarlos seriamente.

Más aún. Que tal capital humano se genere en universidades públicas o privadas resulta indiferente y tampoco importa mucho que el sistema universitario se inserte en un sistema educacional que reproduce la desigualdad. En consecuencia.11 respecto a las universidades se insiste en señalar como grandes logros la expansión de las matrículas y la diversificación de ofertas. al contado o mediante un crédito bancario. con funciones de investigación. La crisis de las universidades públicas no pareciera preocupar. está claro en la orientación de recursos para la investigación que el Estado tiende a desechar la noción de universidad compleja. . resulta claro que el estudiante debe pagar por sus estudios. Dentro de esta tendencia se pierde todo interés público en la educación y se supone que ésta se autorregula de acuerdo a los intereses privados en juego. inversión que se calcula respecto de los ingresos que se obtendrían posteriormente con el título profesional correspondiente. enfocando las políticas en términos de acreditación y transparencia del sistema. reduciéndola a la de formación de profesionales. A lo anterior se une la visión de que los estudios universitarios constituyen una inversión para quien los realiza. puesto que el interés de las autoridades estaría muy ligado a una visión de las universidades como centros de generación de “capital humano” de alto nivel. Con esto los estudios superiores quedan entregados al mercado de la oferta de las empresas universitarias privadas y la demanda de quienes quieran invertir en estudios para mejorar sus expectativas en el mercado laboral. Cada vez más los fondos de investigación pretenden desligar a los investigadores de las universidades para que estos se agrupen en centros independientes que pronto se puedan vincular con la empresa privada. haciendo funcional la educación respecto del sistema económico. docencia y extensión.

Al tenor de esta premisa podemos colegir conclusiones complementarias. Las definiciones del Estado y la Universidad de Chile.12 Está claro que esta perspectiva implica la abolición del derecho a la educación y la correspondiente obligación del Estado de proporcionarla. La investigación y el desarrollo de las artes y la cultura pasan a ser determinados de acuerdo a los intereses privados definidos por las oportunidades de lucro. “la universidad al servicio del país”. a un paulatino estadio institucional de corte netamente mercantil. acompañado por el consecuente fenómeno de los presupuestos universitarios orientados hacia el autofinanciamiento y con una proyección de la educación diseñada bajos los parámetros del negocio y “servicio-consumo” educativo. Sin embargo. son un reflejo del modelo. ha visto transformado su plan estratégico desde un sistema educacional inserto en una perspectiva de integración social.Cuando hablamos de la Casa de Bello. las condiciones de la Universidad de Chile y de las universidades en general responden al contexto político. lo que se verifica en temas como . contradicciones entre el proclamado rol “publico” y las potencialidades efectivas que tiene la institución en la actualidad. como centro de producción y difusión de conocimientos. Esto provoca. La primera dice relación con que la Universidad de Chile. son un espejo de aplicación del marco ideológico en el que se desenvuelven. constantes y retóricos son los discursos que se emiten en cada uno de nuestros espacios de debate o discusión universitarios. Bajo este panorama de interacción de ideas aparecen cada cierto tiempo esbozados conceptos como “el carácter público de nuestra universidad”. entre otros problemas. social y económico que vive la sociedad en la que se insertan y desarrollan. “la responsabilidad social”. es decir. que aunque parcial y problemática se proyectaba hacia la realización de un derecho abierto a toda la comunidad. “la misión” etc. y por lo tanto.

que existe una política feudal entre las escuelas y facultades. al ser nuestra institución privada en su quehacer. la subcontratación externa de la planta funcionaria. o pondremos la calidad enmarcada en una . podemos enorgullecernos al proclamar que. todavía somos los mejores. Más aún.13 la situación de docentes sólo contratados por algunas horas o que distraen su preocupación universitaria para realizar otras actividades para complementar remuneraciones. esto unido a los precarios espacios locales de dialogo y por sobre todas las cosas. la profunda carencia de un proyecto académico global generado democráticamente. bibliotecas. tecnologías especializadas. En esa perspectiva debemos redefinir lo que entendemos por calidad. donde prima la rentabilidad y la competitividad privilegiándose las áreas que son más “útiles” y “vendibles”. no basta sobrevivir y ser la mejor universidad. Tal posibilidad de proyecto académico global. En la actualidad. los desproporcionados aranceles “de mercado” que se cobran a los estudiantes. la falta de infraestructura gruesa (sillas. es decir. que corresponda al carácter público de nuestra universidad. baños. se distorsiona frente a las actuales condiciones.). Podemos decir todavía que somos la primera y mejor universidad del país. a pesar de todo lo que se ha hecho desde el régimen militar para reducir y menoscabar nuestra universidad. Ejemplos concretos abundan y cada miembro de la comunidad universitaria puede encontrarlos en su campo de actividad específico.) y calificada (laboratorios. Sin embargo. verificando si ésta será realizada en la concepción empresarial que tienen muchas universidades. ocurre que los programas académicos son parcelados. nuestra misión es ser la mejor universidad de todos los chilenos. salas etc. donde los acentos se ubican en la eficiencia en sentido duro y en competitividad en función de un producto a comercializar. etc. sistemas computacionales. sentido y comprendido por la comunidad universitaria en su conjunto.

sino que el Estado debe actuar directamente en ellas para garantizar que se cumplan los objetivos de equidad y desarrollo que se asocian modernamente a la idea de bien común. La mala calidad de la educación básica y media aparece muy relacionada con el retiro del Estado de la gestión de ésta a través de los procesos de privatización contemplados en la municipalización y la subvención a la educación privada. que impuso la idea del “Estado subsidiario” para reemplazar al que llamó “Estado interventor” que en los años sesenta y principios de los setenta había integrado a su administración no sólo los servicios de uso público. Solo si nos enfocamos en esta alternativa de misión institucional es que tiene sentido demandar “un nuevo trato con el Estado”. El caso de la educación es bastante claro al respecto.Han pasado ya largos años desde el fin del régimen militar. Aquí la propuesta de un “Estado Subsidiario”. Sin embargo. que se dedica fundamentalmente a tratar de organizar un sistema educacional sometido a los requerimientos del lucro y regulado por las leyes del mercado. está siendo fuertemente cuestionada. El deterioro de la .14 universidad solidaria con el país. sino que gran parte de las actividades económicas nacionales. de manera que el Estado se alejara de la administración directa de todo aquello que podía entregarse a la gestión privada orientada por el lucro. pues resulta patente en la actualidad que se presentan allí serios problemas que el modelo de privatización impuesto bajo el gobierno militar parece lejos de resolver. Se fue claramente de un extremo a otro. tratando ahora de privatizarlo todo. hace ya bastante tiempo que se hace evidente que ciertas actividades no pueden entregarse a la regulación según el lucro. preocupada de sus problemas y de su gente. La demanda por un Estado Responsable. que se inscriben dentro de la línea del “Estado subsidiario”.

se diluye en la mera expectativa de que se adecue a la demanda de preparación de mano de obra calificada que la economía requiere. Más aún. a menos que se crea en la mítica expectativa de la adecuación automática por el mercado. carece de la posibilidad de un diseño adecuado a los requerimientos reales. Chile aparece como uno de los países donde el Estado menos aporta al sistema universitario. En tales condiciones el Estado ya no puede seguir definiéndose como “subsidiario”. y que el sistema educacional. demostrando aquí una estricta aplicación del principio de subsidiariedad estatal. en vez de promover la movilidad social constituye un mecanismo de reproducción de tal desigualdad.15 educación universitaria. donde las universidades públicas subsisten difícilmente en su carácter de tales. menos notorio aún. desde la educación prebásica hasta la universitaria. la búsqueda de recursos privados para su subsistencia a menudo aparta el quehacer universitario de una orientación hacia las necesidades del país. Ante la gravedad de la situación de las universidades públicas y particularmente de la Universidad de Chile. se relaciona muy directamente con la emergencia de un sistema universitario fuertemente privatizado. En la actualidad ya parece suficientemente probado que el “Estado Subsidiario” genera una situación de desigualdad social cada vez más intolerable. de ser el centro desde el cual una sociedad se piensa a sí misma críticamente y desde el cual se da impuso a la creación de cultura. sino que parece necesario que se transforme en un . conocimientos especializados y arte. parece hacerse urgente un cambio en la política educacional y cultural. marginándola o relegándola a un lugar secundario frente a temas en los cuáles mucho puede aportar. incluso esa restringida función de capacitación laboral. La función de las universidades. A la vez. Al mismo tiempo este Estado entrega cada vez menos participación a su Universidad en la discusión y búsqueda de solución a los problemas nacionales.

16 “Estado Responsable”. Un Estado Responsable de la educación es aquél que no se limita a una supervigilancia del sistema ni a diseñar incentivos o disuasivos para encarrilar a las empresas privadas dedicadas al negocio. sino que asume como una función básica la implementación de un sistema que tenga como eje de su desarrollo una sólida educación pública en todos sus niveles. TEMAS DE ESTUDIO ¿Cuál es el papel del Estado respecto a la educación en Chile? ¿Qué ventajas y desventajas tiene la universidad estatal? ¿En qué se diferencia una universidad privada y una estatal? ¿Cómo afecta la globalización a la Universidad de Chile? ¿Cuál debiera ser la preocupación del Estado respecto a las universidades? ¿Cómo han cambiado las relaciones del Estado con la Universidad de Chile? ¿Qué responsabilidades tiene el Estado con la Universidad de Chile? ¿Qué responsabilidades tiene la Universidad de Chile con el Estado? .