You are on page 1of 2

Origen de las prácticas de cuidados.

Su influencia en la práctica de la enfermería

Resumen
Refleja la historia y la evolución, los avances, los cambios y la importancia que ha tenido la enfermería a lo largo de los siglos. El artículo parte del concepto inicial que se tenía en los primeros años de la mujer que auxilia, y que más tarde se identificará como auxiliar del médico a finales del siglo XIX hasta llegar a la profesión actual de los cuidados de enfermería. También se recalca las modificaciones que las mujeres aportaron al concepto de cuidado.

Comentario
En este artículo se realiza un recorrido por la historia de los cuidados, recogiendo la evolución desde sus inicios hasta la actualidad, a la vez que se analizan las etapas por las que ha pasado y los factores que han influido en su desarrollo. En primer lugar se define qué es el cuidado y se justifica la necesidad de que exista, para después asociarlo a la práctica de la mujer. Se hace una descripción del perfil de la mujer cuidadora en cada una de las etapas de la historia. Cuidar es permitir que la vida continúe y se desarrolle, luchar contra la muerte. Antes no se consideraba una profesión, sino que cualquier persona cuidaba a otra. A lo largo de la Historia se distinguen dos orientaciones que se complementan. Cuando aparece el concepto del MAL (lo que produce malestar), separado del BIEN, (todo aquello que hace vivir) es cuando una de estas orientaciones prevalece sobre la otra. La primera orientación pretende asegurar la continuidad de la vida y la supervivencia de la especie (obtención de alimentos, protección contra el frío y el calor, cuidar de mujeres de parto, de los niños, del fuego, de las plantas); y la organización de estas tareas da lugar a la división sexual del trabajo: los hombres cazan, y las mujeres organizan los productos vegetales. Cuidar ha sido y seguirá siendo mantener la vida asegurando la satisfacción de necesidades de los seres vivos. Los cuidados se centran en la mujer que da vida, cuidados corporales que se transmitían entre generaciones y que se aprendían con la experiencia y el descubrimiento. Sin embargo, las heridas de guerra, de caza, de pesca, o los cuidados que exigen una importante fuerza física serán cosa de hombres, los enfermeros del ejército. Los

cuando con los avances de la física y de la química el hospital se convierte en un lugar de exploración y tratamiento de la enfermedad con personas excluidas de la sociedad. surgen preguntas sobre lo bueno o lo malo. y nos enseña que comprender la historia de la mujer sanadora y de su evolución permite aprender el significado original de los cuidados hoy en día. el MAL. Se reflexiona sobre la relación paralela que existe entre la medicina y la enfermería. Pero hasta finales del siglo XIX los cuidados y tratamientos médicos eran muy superficiales y limitados. Los cuidados médicos se vuelven cada vez más específicos y cuidar se convierte en tratar la enfermedad. a través del acercamiento a la ciencia y la creación de su propio campo de conocimientos. cosas prohibidas y permitidas. quienes promueven lo BUENO y apartaban lo MALO. Como conclusión apuntar que este capítulo presenta el trayecto de los cuidados de enfermería en la historia. y cuándo fue el comienzo de ésta última. y además acudir a ellos era algo privilegiado.portadores de males eran alejados por los enfermeros laicos y más tarde se empezó a contar con mujeres entre el personal. Los mediadores de ello son el chamán y el sacerdote. Para el mantenimiento de la vida. es a principios del siglo XX cuando se logra separar el concepto de cuidados médicos con el papel de la mujerenfermera auxiliar del médico. cuya principal preocupación es buscar el foco del mal. comienza a desmarcarse de la medicina en busca de su propia identidad. A pesar del pobre debut de la enfermería. Y es entonces. Patricia Levitskiy de Miguel . A lo largo de la historia este sacerdote evoluciona en el médico. Entonces. y se rechaza la Muerte.