You are on page 1of 11

UNIDAD 8 Desarrollo del sector público: A lo largo del siglo XX las funciones públicas se han ampliado y diversificado en materias

tales como salud, educación y demás servicios públicos. El Estado ha dejado de ser un mero guardián del buen desarrollo de la actividad económica, para convertirse en un verdadero agente económico. Con frecuencia el sector público ofrece ciertos bienes, los denominados bienes públicos. Un ejemplo típico de bien público es el servicio de defensa nacional, que la empresa privada no puede ofrecer y que proporciona el Estado. El sector público, asimismo, coordina y regula el mercado a la vez que establece la política económica tratando de alcanzar objetivos generales, como, por ejemplo, el crecimiento estable del producto nacional, el pleno empleo de los recursos y su eficiente asignación, la estabilidad de los precios y una justa distribución de la renta. Aquí cabe destacar que, con frecuencia, el sector público incurre en importantes déficit, tanto en el ámbito del Estado nacional como en el de las provincias. Además, el sector público establece el marco jurídico-institucional en el que se desarrolla la actividad económica. El sector público y la actividad económica: E l estado utiliza tres instrumentos o herramientas básicas para influir en la actividad económica privada: los impuestos, el gasto y la regulación, que lleva a los individuos a optar por determinadas actividades o a abstenerse de realizarlas.

1.

Los impuestos: Los impuestos se establecen sobre la renta y sobre los bienes y servicios. Por lo tanto, reducen la renta privada y el gasto privado; a su vez, son fuente de recursos para el público. Para hacer frente a los gastos públicos, esto es, a todos los programas y actividades llevados a cabo por el Estado, éste fija una serie de impuestos, y obtiene lo que falta pidiéndole prestado a los ciudadanos. Cuando el Estado determina los impuestos, está decidiendo la manera en que van a extraerse los recursos necesarios de los hogares y de las empresas para darles un fin público. De hecho, el dinero obtenido mediante impuestos es el instrumento a través del cual se transfieren recursos reales de los bienes privados a los bienes colectivos.

2.

Los gastos: Los gastos del Estado en ciertos bienes y servicios -como salud, educación o defensa-, junto con las transferencias, proporcionan recursos a los individuos. Las transferencias son los pagos que el sector público efectúa a las familias y que no surgen de la actividad económica corriente.

1

El gasto público comprende desde las compras de bienes y servicios por parte del sector público hasta los sueldos de los funcionarios públicos, la Seguridad Social y otras transferencias, y los intereses de la deuda. La interrelación entre los agentes económicos: el flujo circular de la renta: Los agentes económicos -o sea, las familias o economías domésticas, las empresas y el sector público- no viven aislados, sino que están permanentemente relacionados. Entre ellos existe un flujo de renta, es decir, un flujo continuo de bienes y servicios, y, como contraprestación, el pago de dinero y renta. El flujo circular de la renta es la corriente de bienes, servicios y de pagos entre las economías domésticas, las empresas y el sector público. Para analizar el flujo circular de la renta, primero nos centraremos en la relación entre las familias y las empresas. En este caso podemos distinguir dos bloques o tipos de transacciones. 1. El originado por la compra y venta de bienes y servicios: las economías domésticas demandan bienes y servicios a las empresas y pagan por ellos un precio determinado. 2. El generado por la compra y venta de los factores de producción: las empresas demandan los factores que les ofrecen las economías domésticas a cambio de unas rentas. La Macroeconomía y sus instrumentos: La Macroeconomía presenta una visión simplificada de la realidad, que permite explicar la conducta de los agentes y la evolución de las variables. La Macroeconomía estudia, pues, las variables económicas agregadas, como la producción de la economía en su conjunto -determinada producción agregada- o el precio promedio de todos los bienes, denominado nivel de precios. I La Macroeconomía estudia el funcionamiento de la economía en su conjunto. Los objetivos básicos de la macroeconomía : Los economistas evalúan cómo marcha la economía en función de una serie de objetivos, de los cuales los tres más relevantes son: 1. 2. 3. Alcanzar un elevado nivel y rápido crecimiento de la producción y del consumo Bajar la tasa de desempleo y aumentar el empleo Estabilizar el nivel de precios, esto es, controlar la inflación

También suele prestarse especial atención a otras cuestiones como: el déficit público (medido como la diferencia entre los gastos públicos y los ingresos públicos), el déficit exterior (expresado como el saldo de la balanza de pagos cuando las importaciones son mayores que las exportaciones) y el tipo de cambio. El origen del producto interno bruto (PIB): De los distintos agregados que recoge la contabilidad nacional, el más significativo es el producto interno bruto (PIB), ya que mide el valor monetario total de los bienes y servicios finales que produce un país en un año dado. El PIB es el valor total de todos los bienes y servicios finales generados en un país. Es igual a la suma de los valores monetarios del consumo, la inversión bruta, las compras de bienes y servicios por parte del Estado y las exportaciones netas de un país durante un año determinado.

2

El PIB de una economía simplificada: Toda economía está formada por muchas unidades independientes: millones de economías domésticas o familiares, millones de empresas y numerosos organismos y entidades públicos. Las economías domésticas, hogares o unidades de consumo deciden cuánto desean comprar y trabajar, mientras que las empresas o unidades de producción eligen cuánto producir y vender y cuántas personas van a contratar. Entre los hogares y las empresas se establece un doble intercambio global de producto o renta real (bienes finales producidos en un período) por renta monetaria, que da lugar al llamado flujo circular de la renta. El flujo circular refleja el doble intercambio global de bienes finales producidos en un período por renta monetaria. Con el objeto de presentar una primera visión del PIB, nos basaremos en una serie de supuestos simplificadores, que luego eliminaremos: • Omitimos el sector público, que no es una economía doméstica u hogar ni una empresa, si bien desempeña un papel muy relevante en la economía,

Consideramos que la economía no mantiene relaciones comerciales con resto de los países: suponemos que es una economía cerrada. • Suponemos que las empresas no invierten, ni realizan ventas a otras empresas.

De acuerdo con estos supuestos simplificadores, la figura describe el tipo de transacciones que se realizan en nuestra economía y como se genera el producto total. El producto nacional puede calcularse de dos formas distintas: como un flujo de productos y servicios de consumos finales o como un flujo de costos, ingresos totales o rentas de los factores que contribuyen a generar el producto. Por la parte superior de la Figura, el producto nacional se obtiene sumando el gasto total anual de los consumidores en bienes y servicios finales, es decir, los bienes comprados y utilizados en última instancia por los consumidores. En la parte inferior, el producto nacional se obtiene como el flujo de los costos o de los ingresos anuales o rentas, esto es, agregando el total de rentas pagadas

3

anualmente por las empresas a los propietarios de los factores: salarios, rentas de la tierra, intereses y beneficios, por su contribución a la producción. Los dos enfoques son idénticos, pues el beneficio, es decir, lo que queda de la venta del producto una vez pagados los costos, se incluye en el enfoque de los ingresos o costos. El beneficio o excedente es el residuo, que se ajusta automáticamente; para que los costos o ingresos (o rentas) coincidan con el valor de los bienes. El carácter residual de los beneficios (o del excedente de exportación) permite que el enfoque del flujo de productos y el enfoque del flujo de los ingresos o costos den exactamente el mismo PIB total. El problema de la doble contabilización: el valor agregado: Aparentemente, el método más directo para conocer el valor total de la producción de una economía, durante un período de tiempo determinado, sería saber qué han producido las empresas durante el año, calcular el valor de lo producido y sumar las cifras de todas las empresas. Este método, sin embargo, no puede utilizarse en la forma indicada, pues se contabilizarían varias veces algunas mercaderías. Ello se debe a que muchos productos atraviesan distintas etapas en el proceso de producción, de tal forma que se venden varias veces antes de llegar a manos del usuario final. Así por ejemplo, si al contabilizar el pan comprado por los consumidores, se considera también la harina utilizada para fabricar el pan, que es elaborada por el harinero, se contabilizaría la harina dos veces. Recuérdese, además que el producto nacional se había definido como la producción total de bienes y servicios finales, comprados por las economías domésticas para consumirlos, por lo que los bienes intermedios (los que se utilizan para producir otros bienes y que no son realmente bienes finales) deben excluirse. Los bienes intermedios, circulan dentro del recuadro de las "empresas". Según lo señalado, si bien el valor de la producción de una empresa se contabiliza por los ingresos totales que obtiene de sus ventas, la cifra que refleja el valor de las ventas no es verdaderamente representativa de lo que esa empresa ha incorporado a la producción, pues incluye el valor de compras de materias primas y bienes intermedios obtenidos de otras empresas. Para evitar la doble contabilización, se calcula el valor agregado en cada fase de la producción, restando del valor del producto de la fase en cuestión los costos materiales y bienes intermedios que no han sido producidos en esta fase, sino comprados a otras empresas, y que, por lo tanto, estarán ya incluidos en las cuentas de dichas empresas. El valor agregado es el valor de las ventas de una empresa menos el valor de las materias primas y otros bienes intermedios que utiliza para producir los bienes que vende. El flujo circular en una economía con sector público y sector externo: El flujo circular de una economía con sector público y relaciones con el exterior es la corriente de bienes y servicios y de pagos entre las empresas, las economías domésticas u hogares, el sector público y el resto del mundo. En este flujo circular de la renta, las entradas o adiciones al flujo circular son la inversión, el gasto público y las exportaciones, mientras que las salidas o detracciones son el ahorro, los impuestos y las importaciones. Una salida es toda renta que no se reintegra al flujo circular. Las entradas son adiciones a la renta que no provienen del gasto de los consumidores.

4

El PIB por el método del gasto: la demanda agregada: En la Tabla se exponen los principales componentes del PIB según métodos del producto o gasto y de los costos o rentas. En la columna izquierda aparecen los componentes del método del gasto: el consumo (C), inversión (I), el gasto público (G) y las exportaciones netas (XN). Estos elementos integran la demanda agregada. La columna de la derecha contiene los componentes del método de los ingresos de los costos o rentas, esto es, sueldos y salarios, intereses y otras rentas, beneficios y otras partidas. Para analizar la renta nacional, consideraremos los componentes del PIB según los costos o rentas. Ahora centraremos en los componentes según el enfoque del gasto, o sea, los en componentes de la demanda agregada. En este sentido, el PIB puede expresarse como sigue: por el método del gasto, el PIB es igual a la suma de todos los gastos en bienes y servicios realizados por los consumidores, las empresas, al sector público y el sector externo. El PIB obtenido como suma de los gastos en bienes y servicios es el producto interno bruto a precios de mercado (PIBpm) TABLA 10.1 El consumo privado (C): el gasto en bienes de consumo comprende el gasto en bienes perecederos y en bienes de consumo duradero por su importe total, y no incorpora el flujo de servicios por esos bienes a lo largo de su vida útil. El conusmo privado (C) es el que realiza el conjunto de los consumidores al comprar bienes y servicios. Así pues, el consumo es igual a la suma de todos los gastos destinados a satisfacer las necesidades corrientes de las economías domésticas. Por ejemplo, cuando un consumidor compra arroz para prepararse una paella en casa, el gasto se contabiliza como consumo privado, pues se trata de un final. Sin embargo, si el arroz es adquirido por el encargado de un restaurante para preparar distintos platos, el gasto no se contabiliza como consumo privado, pues se trata de un bien intermedio. Inversión (I): La inversión incluye el gasto en bienes no destinados a consumo inmediato. Así pues, la inversión o formación bruta de capital es el gasto que realizan fundamentalmente las empresas en bienes de capital, es decir, en los medios de producción que se emplean en los procesos productivos, y que se utilizarán como input o insumos en períodos siguientes (los bienes intermedios se usan como input en el mismo período). La inversión consiste en los aumentos de stock o fondos de edificios, equipo y existencias durante un año. Implica el sacrificio del consumo actual para aumentar el consumo futuro.

5

Las maquinarias, los equipos y los edificios de una empresa se consideran bienes finales, pues, aunque se utilizan como factores de producción, no son revendidos ni transformados posteriormente. Por ello, en el PIB se contabilizan como inversión. Si nos interesa tener un indicador del aumento del capital de la economía, debemos distinguir entre inversión bruta y neta, La inversión bruta (lB) no es un indicador apropiado, pues no se deduce la cantidad de capital que se ha gastado en el año. Entonces, para estimar la formación de capital en un año, medimos la inversión neta (IN), que viene dada por la inversión bruta menos el capital gastado en un año, esto es, la depreciación o amortización (D). IN = lB - D Cuando la sociedad dedica una parte de las posibilidades de producción a la formación de capital, y no al consumo, estos productos deben incluirse en el flujo del PIB. La inversión representa un aumento del stock de bienes de capital duradero, que incrementa las posibilidades de producción en el futuro. De los componentes de la demanda agregada, la inversión es el más versátil y, por lo tanto, suele ser el que experimenta mayores fluctuaciones a lo largo del ciclo económico. El gasto público (G): El sector público compra bienes de consumo y bienes de inversión, de modo que, para medir la contribución del Estado al PIB, basta añadir todas estas compras al flujo de consumo e inversión. El gasto público (G) es el realizado por el sector público en bienes y servicios, y comprende todos los gastos del sector público destinados a pagar la nómina de sus empleados más los costos de los bienes (rutas, ferrocarriles, etc.) y servicios (de consultaría, financieros, sanitarios, etc.) que compra al sector privado. Este gasto público de consumo e inversión es igual al aporte del sector público al PIB. Cuando un canal de televisión público adquiere bienes y servicios finales para su consumo, actúa como consumidor y se contabiliza en el PIB. Cuando compra bienes de capital, actúa como empresa, y el gasto forma parte del componente del PIB a precios de mercado. No todo el dinero que gasta el sector público se incluye en el PIB, ya que se excluyen los pagos de transferencias (TR), que son los pagos que hace el sector público a las economías domésticas sin contraprestación de servicios, básicamente pensiones y subsidios de desempleo netos de contribuciones de trabajadores y empresarios, y los intereses de la deuda pública. Estas transferencias no se incluyen en el PIB, pues se trata de una simple redistribución de renta y no de una compra de bienes y servicios. Las exportaciones netas (X - M = NX): Cuando se analiza el PIB de una economía abierta, hay que incluir el sector "resto del mundo". En este sentido, las partidas más significativas son las exportaciones de mercaderías y servicios, es decir, las ventas de bienes y servicios al exterior (X); las importaciones de mercaderías y servicios, es decir, las compras de bienes y servicios al exterior (M). Las exportaciones netas (XN) son la diferencia entre las exportaciones y las importaciones de bienes y servicios; esto es, las importaciones se tienen en cuenta como sumando negativo en el cálculo del PIB. Cuando una empresa vende sus productos a un país extranjero, tanto si son bienes intermedios como finales, se consideran bienes finales, puesto que, a pesar de ser bienes de producción, su transformación posterior no repercute en la economía del país de origen. La suma de todos los gastos en bienes y servicios realizados por los diferentes agentes económicos, es decir, los consumidores (C), las empresas (I), el sector público (G) y el sector externo (XN = X - M), es el PIB a precios de mercado (PIBpm).

6

PIBpm ≡ C + I + G + XN Esta macromagnitud también se conoce como demanda agregada, pues representa el gasto total realizado por los diferentes agentes económicos. El PIB por el método de los costos o del ingreso: Tal como se ha señalado, para calcular el PIB por el método del ingreso, renta o costos, hay que sumar los ingresos o rentas percibidas por las economías domésticas como contraprestación por aportar sus factores o recursos al proceso productivo, El PIB obtenido de la suma de estas rentas o ingresos se conoce como PIB al costo de los factores (PIBcf). Las rentas de las economías domésticas u hogares se agrupan en dos grandes categorías: 1) La remuneración de asalariados, esto es, los sueldos, los salarios y otras rentas del trabajo, 2) El excedente bruto de explotación, que incluye los intereses, los alquileres, los beneficios y otras rentas, Estas rentas corresponden al pago de diferentes factores productivos, como edificios, tierras, recursos financieros y trabajo de los empresarios, Sumando ambos conceptos obtenemos el PIB al costo de los factores (PIB cf), PIBcf = Remuneración asalariados + Excedente bruto de explotación PIBpm=PIBcf + los impuestos indirectos – subvenciones El PIB por el método del valor agregado o de la producción: Un método alternativo para calcular el PIB al costo de los factores parte del concepto de valor agregado antes presentado y de la distinción entre bienes intermedios y bienes finales. Según este método, el PIB se obtiene sumando el costo de producción de los bienes y servicios finales o, lo que es lo mismo, el valor agregado que generan todas las actividades productivas que se realizan en un país. El valor agregado es la diferencia entre el precio de venta de un bien, sin tener en cuenta los impuestos indirectos, y el costo de los bienes intermedios adquiridos para su producción. El PIB al costo de los factores puede expresarse como la suma del valor agregado IVA incorporado en cada etapa de la producción. PIBcf = VAA + VAb + VAc + ... VAn El PIB real y el PIB nominal: los índices de precios: Dado que el producto nacional se ha definido como el valor total de la corriente de bienes y servicios, equivale a decir que es el resultado de multiplicar una serie de cantidades (de bienes y servicios) por sus respectivos precios. Consecuentemente, podemos expresar el PIB a precios corrientes (en términos nominales) o a precios constantes (en términos reales), El PIB en pesos corrientes se medirá con los precios existentes cuando se realiza la producción, mientras que el PIB a precios constantes se medirá utilizando los precios de un año base específico. Dado que los precios de los distintos bienes varían en diferentes proporciones, se debe tratar de establecer la variación "general" de aquéllos. Para eso se recurre a los índices de precios. Los índices de precios se utilizan para "deflactar", es decir, para eliminar el efecto de la variación de los precios en los valores corrientes de las macromagnitudes o, en otras palabras, para pasar de magnitudes corrientes a magnitudes reales en términos constantes.

7

Los índices de precios son unas medidas ponderadas de los precios de cada período, en los que cada bien o servicio se valora de acuerdo con su "peso" o importancia en el producto total. Ejemplo: En la columna 1 el PIB de la economía argentina en miles de pesos corrientes, esto es, en pesos de cada año. La columna 2 contiene un indice de precios, en particular el denominado indice de precios implicitos, llamado también deflactor del PIB, pues se utiliza para deflactar el producto nacional, es decir para separar el efecto de los precios y obtener un conjunto de valores que permitan conocer la evolución real del producto nacional. En concreto dividiendo los valores de la columna 1 (PIBpm nominal) por los de la columna 2 (índices de precios implicitos) y multiplicando por 100, obtendremos el producto nacional en términos reales , que es lo que aparece en la columna tres (PIBpm real). El PIB nominal (Py) representa el valor monetario total de los bienes y servicios finales producidos en un año dado, con los precios de mercado de cada año. Para eliminar las variaciones de los precios, se calcula el PIB en precios constantes o PIB real (Yy) dividiendo el PIB nominal, por el “deflactor” del PIB: PIB real= PIB nominal/ deflactor del PIB = Py/P=y Del PIB a la renta disponible: Una ves presentado el PIB según los distintos enfoques del gasto, los ingresos y la producción, vamos a analizar algunos otros indicadores de la producción nacional y a deducir el concepto de renta nacional. El producto interno y el producto nacional: Utilizando las relaciones anteriores, expresaremos el valor de la renta nacional como suma de las retribuciones a todos los factores de producción. Previamente presentaremos los conceptos de producto interno y producto nacional. El producto interno representa el valor de los bienes producidos en un país. El producto nacional mide el valor de la producción obtenida por los factores nacionales situados en el país o en el extranjero. El producto nacional bruto (PNB) hace referencia al valor de la producción obtenida por los factores productivos nacionales situados en el país o en el extranjero, y se define como la suma del producto interno bruto (PIB) más las rentas de los residentes nacionales obtenidas por ellos en el extranjero (RRNJ menos las rentas de los residentes extranjeros obtenidas por ellos en territorio nacional (RRE). Por lo tanto: PNB = PIB + RRN - RRE El producto nacional bruto (PNB) es el valor monetario de todos los bienes y servicios finales que se producen durante un período de tiempo, utilizando factores de producción nacionales, independientemente de si dichos factores están localizados dentro o fuera de las fronteras del país de que se trate. Así pues, la diferencia entre el PIB y el PNB es el flujo de rentas con el exterior (RRN - RRE). El PNB es la producción que se obtiene con trabajo o capital propiedad de los residentes de un país, mientras que el PIB es el producto total que se obtiene con trabajo y capital situado dentro del país. Por consiguiente, una parte del producto total de la Argentina es producida en la fábrica de Ford de General Pacheco, provincia de Buenos Aires, que es propiedad de aquella compañía estadounidense. Los beneficios de

8

esta fábrica se incluyen en el PIB argentino, pero no en el PNB, pues son rentas de residentes extranjeros. Los bienes y servicios producidos por empresas argentinas situadas en otros países forman parte del PNB, pero no del PIB, mientras que los bienes y servicios producidos por empresas extranjeras que se encuentran en la Argentina no forman parte del cómputo del PNB, pero sí del PIB. El producto nacional bruto y el producto nacional neto: L a definición del PNB se incluye la inversión bruta, que es la Inversión neta más la depreciación; por lo tanto, un indicador más preciso del producto nacional sólo incluiría en la producción total la inversión neta. Haciendo un símil con la población, queda claro cuán importante es tener en cuenta la depreciación. Así, si quisiéramos medir el aumento de la población, no podríamos calcular simplemente el número de nacimientos (inversión bruta), pues eso exageraría la variación neta de la población. Para conocer el crecimiento de población, hay que restar el número de fallecidos (depreciación de capital). Paralelamente, si deseamos calcular el producto nacional neto (PNN), debeos restarle al PNB la depreciación o amortización (D): PNN= PNB- D El PNN es igual al producto final total, incluida la inversión neta, producido por aquellos factores pertenecientes al país, esto es, que tienen la nacionalidad a efectos económicos, dentro o fuera de las fronteras nacionales, durante un año. Macromagnitudes brutas y netas: Si del valor de los bienes y servicios finales generados en un país deducimos el valor de los bienes que se destinan a sustituir o reponer el capital fijo depreciado (las amortizaciones), obtenemos el producto nacional neto. No todos los bienes y servicios se usan para satisfacer necesidades de los consumidores; una parte se emplea en el mantenimiento y ampliación del capital físico: ésta es la amortización o depreciación. El valor neto de la producción que queda a disposición de los consumidores se conoce como renta nacional o renta nacional neta. La renta nacional: La renta nacional (RN) hace referencia a las rentas totales que reciben el trabajo, el capital y la tierra, y en esencia se calcula restando la depreciación y los impuestos indirectos del PIB. La renta nacional incluye, por lo tanto, los salarios, las rentas procedentes de los alquileres y otras propiedades, los intereses y los beneficios de las sociedades. La renta nacional es la suma de las remuneraciones pagadas a los factores de producción nacionales (sueldos, salarios, alquileres, intereses y beneficios) durante un período de tiempo. Para obtener la renta nacional neta (RNN) como suma de las retribuciones a todos los factores de la producción de la economía, basta con expresar el PNN al costo de los factores: RNN≡ PNNcf≡ PNBcf- D Sustituyendo en la anterior identidad el PNBcf por su valor, resulta: RNN ≡ PIBef + RNN - RRE - D La renta personal y la renta disponible: Tanto los responsables de la política económica como todos los individuos en general están interesados en conocer de cuántos pesos al año disponen los hogares para hacer frente a sus gastos. La variable que trata de responder a esta pregunta es la renta personal disponible. Para calcularla, hay que determinar las rentas de mercado y las transferencias que reciben los hogares, y restarles los impuestos sobre las personas.

9

La renta personal es igual a la parte de la renta nacional que, efectivamente, es obtenida por las personas. Se determina restando de la renta nacional los beneficios no distribuidos por las empresas, los impuestos sobre los beneficios y las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, y sumándole las transferencias que las personas reciben del Estado. Vamos a definir el concepto de renta personal (RP) como la renta nacional neta (RNN), menos los beneficios no distribuidos por las empresas (Bnd, menos los impuestos sobre los beneficios (Tb), menos las cotizaciones a la Seguridad Social (CSS), más las transferencias del Estado a las economías domésticas (TR). RP ≡ RNN- Bnd - Tb - CSS + TR Para acercamos al concepto de renta disponible por los hogares para hacer frente a sus gastos, debemos tener en cuenta los impuestos directos. En este sentido, la renta personal disponible (RPD) se define como la diferencia entre la renta personal y los impuestos directos (Td). RPD ≡ RP- Td La renta personal disponible (renta disponible) es la parte de la renta personal efectivamente disponible para el gasto o el ahorro. Se obtiene restando de la renta personal los impuestos directos pagados por las personas.

APÉNDICE:

10

La medición de la actividad económica Este apéndice tiene por objeto aclarar una serie de conceptos utilizados frecuentemente en el análisis económico, y que permiten medir y comparar las variables económicas. Medición de las variables económicas • Los índices de precios En una economía, de un año para otro, unos precios suben, otros bajan y otros permanecen constantes. Dado que existen millones de bienes y servicios, para analizar la evolución de los precios de la economía, debemos recurrir a una medida del nivel medio de precios, entendiendo por éste una media ponderada de los precios de los diferentes bienes y servicios de la economía. El índice de precios más utilizado es el índice de precios al consumidor (IPC). El IPC es publicado mensualmente por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (lNDEC), y se elabora a partir de un conjunto de bienes y servicios que se considera representativo de las compras de una familia media argentina. Dado que el IPC mide el costo de una canasta típica de bienes comprados por los consumidores (costo de vida), nos da una buena idea de cómo varían los precios de los bienes en general. Por ello, el IPC es uno de los índices básicos utilizados para medir la tasa de variación del nivel general de precios (inflación). • Magnitudes reales y nominales En Economía a menudo se hace referencia a la distinción entre magnitudes reales y magnitudes nominales, que resulta fundamental para comprender qué sucede en realidad cuando hay inflación. Así, se distingue entre salario real y nominal, según se tengan en cuenta o no las variaciones de los precios. A veces se distingue entre variables reales y nominales utilizando los términos unidades monetarias corrientes y unidades monetarias constantes. Si medimos las variables en unidades monetarias corrientes, utilizamos unidades del año en que se aplican. Las variables en unidades monetarias constantes ajustan las variables nominales para tener en cuenta las variaciones del nivel general de precios. Para analizar adecuadamente la evolución de la actividad económica a lo largo del tiempo, debe separarse la influencia de los precios sobre los valores de los agregados económicos. Los precios aparecen como variable puente entre las variables reales y las nominales, y son los índices de precios, por su capacidad para representar el nivel medio de precios, los que se utilizan para

realizar la deflación.

11