You are on page 1of 41

LA ESPAÑA PROFUNDA

El viaje Era un viaje esperado, muy esperado. No tanto por la atracción o exotismo de los lugares que íbamos a visitar como por la necesidad de escapar. Si el año anterior el 2011 apenas nos habíamos podido mover por la rotura del tobillo de mi hermana y luego por la necesidad de atender a la hermana de Amparo, este año el segundo problema seguía manteniéndonos amarrados. Todo eso nos había supuesto dejar viajes que teníamos planificados con amigos, así como la imposibilidad de plantearnos viaje alguno para el fin del invierno. La necesidad de escapar estaba ahí, pasando a segundo plano el a dónde. Amparo había estado en Hervás en un balneario y le había sorprendido la zona Por otro lado, la España profunda nos resultaba prácticamente desconocida. En nuestro entorno próximo e inmediato existen infinidad de enclaves interesantes, incluso es posible que más que otros que corremos a ver cuando estamos lejos. Pero tendemos a pensar que a esos entornos siempre tendremos tiempo de acceder cuando nos resulte más difícil acceder a los lugares cuya visita comporta más dificultad. Esa es posiblemente la razón de que no conozcamos la península o Europa. En esta ocasión la España Profunda y desconocida será nuestro destino. No obstante, no hemos podido aguantarnos y hemos decidido también fichar en nuestro querido txoko del sur, Cabo de Gata. Saldremos hacia el Este dejando las mayores latitudes para una nueva visita a Asturias, León y Galicia. La época no es mala, pues los días son largos y los lugares no están saturados de turistas, algo a lo que somos especialmente, es posible que exageradamente también, sensibles. El tiempo, debería ser acorde a la estación, pero como está revuelto, al igual que todo, me temo cualquier cosa y tendremos que llevar todo tipo de ropa. La extensión del viaje va a venir dada por cuándo pueda ponerse en marcha la chica que me acompaña, condicionada por reparaciones en su dentadura y por la necesidad de estar de vuelta a mediados de junio pues los txkis estarán de vacaciones. Vamos con la furgo y supongo que tendremos que acudir a campings por necesidades de higiene y electricidad tanto para rolletes de la cámara como para cargar los móviles.

08-05-2012 Zamora.

Llevamos ya tres días de viaje, pues acabamos saliendo el domingo seis de mayo.

Como le decía a Fermín, que no deja de tentarme con cruzar Asia, no se trata del “salir corriendo” que deseaba. Aunque tengo que reconocer que es algo. En todo caso, es lo que puedo hacer que después de un año anclado… Viajar era una de razones para adelantar la jubilación y estos años tengo que estar atento. Luego, salvo el de Berichitos que está asegurado, veremos qué viajes podemos hacer El domingo salimos a la mañana sin demasiadas prisas y a eso de las diez y media estábamos en Burgos. Conocía la ciudad de paso, pues alguna vez me había tocado hacer autoestop, pero de eso habían pasado cuarenta años. La Catedral, su exterior sobretodo, no nos defraudó. Es imponente. Luego pateamos los entornos próximos el paseo del Espolón, la Puerta que le da acceso, alguna otra plaza, la casa del Cordón y el entorno antiguo de la Ciudad. Realmente me pareció una ciudad muy provinciana. Saboreamos un menú, con callos y morros, y acudimos al Museo de la Evolución. Nos encantó. No fuimos al yacimiento, donde te lleva un autobús lanzadera, porque, siendo domingo, no era posible. Reemprendimos la marcha hasta Carrión de los Condes para instalarnos en un camping vacío y desastrado. Contemplamos una portada románica muy hermosa y otra Iglesia que merecía la pena. Nos

sorprendió la ingente cantidad de peregrinos. Estando en la Iglesia citada, el cura al final de la misa ofreció la bendición a los peregrinos y se acercaron más de cuarenta que fueron citando su nacionalidad. Sorprendente.

Por la mañana salimos por una carretera flanqueada por peregrinos para detenernos en Villalcázar de Sirga donde nos detuvimos para visitar la Iglesia de Santa María que perteneció a los Templarios. La gente todo esto de los templarios lo valora mucho. Yo, reconociendo ser un analfabeto en esta cuestión, no siento mucha ilusión ante ese mundillo que percibo con tinte militaroide, intransigente, reaccionario y ocultista.

Fromista es la joya del Románico. La Iglesia de San Martín es posiblemente la cucada mejor, o una de las mejores, que he visto en románico. Es realmente impresionante por los planos los canecillos las portadas los capiteles los ábsides, el interior y el conjunto. También visitamos a Santa María

que no tiene nada que ver y estaba en obras y San Pedro que está bien y guarda las pinturas del retablo de Santa María. San Martín, repito, impresionante. Tomamos la autopista que un lunes con cielo gris y frío estaba completamente desierta. En estos tiempos que corren te preguntas si realmente la red de autopistas del estado no responde más a intereses políticos o de pelotazos económicos que a una planificación racional en orden a la necesidad. Palencia la encontramos apocada y gris. Nos dimos de bruces con San Miguel. Nos sorprendió enormemente la Catedral. No es extraño que la denominen la Bella Desconocida. Es un templo impresionante de gran tamaño, no sé si no es la segunda de la península, y de extraña belleza. Cuenta con una cripta preciosa. Después dimos una vuelta por lo más céntrico y visitamos la de San Francisco, antes de comer en la Plaza Mayor un menú, en el que lógicamente no encontramos sorpresas, salvo una suculenta sopa de ajo que denominan castellana. Luego nos dirigimos a ver el Cristo de Otero. No nos gustó nada. En mi opinión, solicitando todos los perdones por falta de sensibilidad, una horterada. Fue una excursión poco satisfactoria. Sí fue satisfactoria en cambio la noticia en la radio del triunfo de Holland en el estado vecino. Proseguimos ruta hasta Tordesillas. Es un pueblo curioso, como todos éstos, lleno de historia. En él estuvo presa Juana la Loca y se firmó el Tratado de Tordesillas. También suena por la pelea de los antitaurinos ante la salvajada que consiste en, a modo de festejo, matar a lanzadas un toro.

Nos gustó mucho el templo de las Clarisas una chulada con numerosos elementos mudéjares. También visitamos la Casa del Tratado. Lo que más me gustó fue su preciosa plaza cuadrada que evoca los mercados medievales.

El Camping muy bien preparado no pudimos disfrutarlo por el mal tiempo que nos regaló copiosas borrascas durante la noche. En verano tiene que ser un lugar idóneo para detenerse. Está junto al puente, un asombroso el puente. Me pregunto si el puente está construido por ser este un enclave de importancia o si la importancia del enclave viene de la existencia del puente. También aparecen puentes en Burgos y Palencia, Toro y Zamora. Inducen a pensar en la importancia de éstos máxime en medioevo. Hoy por la mañana partido en dirección a Zamora. hemos

Nos hemos detenido en Toro. Hemos visitado el alcázar, la torre del reloj, la Plaza y toda la parte vieja. Hemos probado su vino. No me acaban de gustar, se me hacen un poco ásperos. Sin duda alguna la joya de Toro es la Colegiata. Realmente bonita, sobretodo, porque en su interior está otra cucada de excepción que no se puede dejar de ver, el Pórtico de la Majestad, una puerta policromada que puede dejar atónito a cualquiera. Tras una parada para fotografiar amarillos de colza, hemos llegado a Zamora. Zamora es una ciudad también pequeña y provinciana, cuya vida se

centra en torno a una plaza amplia de la que parte la calle central de la parte vieja que flanqueada por pequeñas iglesias románicas lleva hasta la Catedral y el Castillo. Desoyendo las indicaciones de la moza de turismo que nos ha recomendado buscar un lugar para comer fuera de la calle principal hemos entrado en el restaurante La Rua, porque nos hemos tentado de unas mollejas y un arroz a la zamorana en vasija de barro con oreja, embutido casero… Lo único auténtico era la vasija, lo demás no estaba mal, pero en ningún caso para

cobrar lo que nos han cobrado. Así que nunca más pisaremos el restaurante “La Rua”. Seguimos siendo tan ingenuos que pensamos que vamos a encontrar algo auténtico, cuando lo auténtico estará en algún lugar preciso que sólo un lugareño puede conocer, pero en ningún caso en todo lo que rodea el turismo que acaba siendo en el mejor de los casos un fraude y en el peor una estafa. Después de comer hemos visto la Catedral que está bien, sin más, salvo la cúpula impresionante por dentro y maravillosa por el exterior. También

sorprende una colección de tapices enormes y curiosos. Luego hemos descendido a ver unos molinos, situados a orillas del Duero para que funcionaran aprovechando la fuerza de la corriente. Hemos atravesado también el precioso puente sobre el mismo río.

Hemos ascendido de nuevo y hemos entrado, por joder, al Museo de la Semana Santa. Un sinfín de pasos con su parafernalia adjunta. Da la impresión de que proporciona turismo a la ciudad y está muy promocionado. La mayoría de los pasos eran menos antiguos que los de Iruña, pues mayoritariamente son posteriores a los años cincuenta. Es posible que se haya creado un sentido colectivo identitario de la Semana Santa en plan religioso y austero que a la gente le suponga. Puede ser. Tampoco esa realidad excluiría una promoción interesada. En todo caso, tiene que ser toda una experiencia la procesión silenciosa por esas calles con sus iglesias, de noche, con los pasos y los cucuruchos (que a mí siempre me provocan miedo, pues los identifico con intransigencia, Inquisición, Kukluxkan…). Mañana daremos otra vuelta a la ciudad y partiremos hacia los Arribes. Hoy dormiremos aquí en el camping. 09-05-2012 Arribes de Duero Estamos en la Ermita de Nuestra Señora del Castillo en tierras de Zamora al sur de Miranda de Douro y en término de Cozcurrita. Vamos a quedar en este lugar mágico y solitario a pasar la noche. Por la mañana hemos dado otra vuelta por Zamora. Hemos empezado por unos churros junto al mercado en el que hemos comprado entre otras cosas garbanzos de Fuentesauco. Es admirable la cantidad de oreja, morro, rabos de cuto, callos…, casquería en general, que se ve en el mercado. En Iruña, ni de chico cuando había todo un pasillo con mesas de mármol ocupado por las tripicalleras, había visto una bandeja de 60 x 40 hasta arriba de sonrosados morretes o rabitos de cerdo. Al final hemos tomado unas tapas de morros y oreja en el bar próximo al mercado que estaban de diez. Si algún día vuelvo ya sé dónde me alimentaré en esta ciudad.

En ruta hacia aquí, hemos pasado de la alfarería en Pereruela, pues tenemos el trastero lleno de cerámica muy bonita y solo haré una excepción con los platos de Segou. Habiendo comprobado que estaba cerrado el camping de Cibanal, hemos decidido pasar a Portugal y alcanzar Miranda do Douro para, esta misma tarde, hacer la ruta en barco por el Duero/Douro. Hemos compartido el barco con mocetes de instituto y una pareja de catalanes majetes. El viaje es chulo y merece la pena. Sucede que tenemos visto tanto y tan elegante que, sin querer, tendemos a comparar. Y claro, si comparamos el Duero con el Canal Ballenero o el de Beagle con sus glaciares cayendo al lado del carguero… Acabas valorando relativamente lo que ves, sin dejar por ello de entender que quienes van a tu lado alucinen. Hemos tenido la enorme suerte, enormemente injusta si nos comparamos con la inmensa mayoría de los habitantes de este mundo, de haber visto mucho. En relación a la fauna pasa algo por el estilo e, involuntariamente también, vuelas a Patagonia. Nos han señalado dónde suelen nadar la nutrias y nos han mostrado un nido de cigüeña negra, pero vacío. Al final de la excursión te invitan a un oporto y hacen una exhibición de cetrería, también menos vistosa que la que vi en Senda Viva. Lo más impresionante la miada del búho real. Una vez aquí hemos ido a ver el Mirador de Los Barrancos desde donde se tiene una vista bastante aparente del Duero en la profundidad. Esta Ermita nos ha parecido un lugar hermoso y seguro para pernoctar. Y aquí nos hemos quedado. Teníamos ganas de un poco de naturaleza, pues tal vez llevamos ya varios días de Iglesias o palacios y estábamos un poco saturados. Todo está bien, pero al final te quedas con unos poco hitos o cucadas que sobresalen. Curiosamente en éstos coincidíamos con la pareja de catalanes. Un aspecto que me supone, tanto o mas que la naturaleza, es la observación del comportamiento social. Lógicamente, en este sentido, un viaje por España no resulta tan sugerente como uno por África o Asia. Pero sí me han

llamado la atención un par de cosas. Por un lado me ha parecido que en general la gente no viste con tanto pijoterío, tan a la moda y a la última como en Iruña. Me ha parecido igualmente que la vida aquí ha tenido que ser extremadamente dura. También ha llamado mi atención el ambiente que se palapa en estas tierras, ambiente guerrero, de conquista, de castillo de yelmos sobre los escudos, de nombres de calles y plazas de condes, reyes o infantes, de reconquista, de guerra… Es algo que en nuestro entorno es menos perceptible. Es posible que las buenas relaciones de Eneko Arista con los Banu Casi y nuestra lejanía del frente anti musulmán, fomentado por la Iglesia y que otros aprovecharon, nos haya librado de tal ambiente.

10-05-2012 Salamanca Nos hemos despertado con el concierto de un millón de pájaros madrugadores. Una estudiosa de los Arribes nos ha dicho que el enclave donde hemos dormido, como otros rebautizados como Nuestra Señora del Castillo, eran en realidad puntos mágicos precristianos que la Iglesia se dedicó a cristianizar. La magia ha resultado agradable. De mañana hemos paseado nuevamente hasta el mirador. Luego, tras saludar a unos cerdos de bellota y a una cigüeña encaramada a un nido no demasiado alto, hemos aterrizado en Fermoselle. Nos habían hablado de este pueblo calificándolo de precioso… Realmente esta montado en una roca y esta bien, pero para nada la idea que nos habíamos hecho. Eso sí, calles a Mola y Sanjurjo y Plaza a Calvo Sotelo. Sí nos pareció bastante bien montada la Casa del Parque que merece la pena visitar. En estos pueblos da la impresión de que han soportado una vida extremadamente dura. Incluso hoy se ve a los ancianos más pobres que en otros lugares. No hay más que observar sus manos.

Nos hemos dirigido después a la presa más alta de España, la de Almendra. Inaugurada por Franco el 70, es impresionante. Hemos comido el menú en el bar de al lado. En el puente sobre el Tormes nos hemos detenido para hacer una andada. Nos habían augurado un paseo prometedor entre jaras, pero no era para tanto. Por la tarde hemos andado de mirador en mirador. No merece la pena acudir a todos, pues el trayecto es demasiado largo para la vista que luego se obtiene. Puesto a elegir, me decantaría como mirador por el de la Ermita del Castillo de Pereña y como lugar mágico, el Teso de San Cristóbal en Villariño. Pasando del Salto del Humus, porque, este año al menos, está seco; hemos enfilado hacia Salamanca. Aquí estamos en un camping que no está mal. Tiene la ventaja de contar a diez minutos con una parada de autobús urbano que te deja en la Gran Vía. Resulta cómodo no coger el coche. 11-05-2012 Salamanca Ya hemos dado un repaso a la ciudad. De mañana hemos ido a coger el 27, el autobús de Cabrerizos, que nos ha llevado a la Gran Vía. Allí mismo hemos accedido al Mercado de Abastos. Hemos dado una vuelta y hemos aprovechado para preguntar a un pescatero por un menú aparente en el entorno. Nos ha recomendado Cas Isidro en la calle Pozo Amarillo que parte de la Plaza en dirección Noreste.

La plaza sigue tan amplia y elegante, aunque la provisional instalación de la Feria del libro nos ha impedido su disfrute redondo. Tras asomarnos a la Casa de las Conchas, hemos accedido a la Universidad. Una visita guiada nos ha mostrado el aula magna diversas salas, el claustro y finalmente la torre que ofrece una buena visión de buena parte de la ciudad, de la catedral y del mismo edificio de la universidad.

Luego hemos pasado por el Patio de las Escuelas Menores y otro pequeño claustro antes de acceder a la Catedral Nueva que no nos ha llamado la atención- La Catedral Vieja, como en otra anterior visita, me ha gustado mucho. Posiblemente es porque no me dice nada el estilo herreriano, poco el renacentista y menos el plateresco.

Hemos comido en Casa Isidro un menú muy adecuado en relación calidad precio. Luego hemos visitado el Puente Romano, el Convento de San Esteban y El Claustro de las Dueñas. Finalmente hemos buscado el convento de unas monjas que velan continuamente el santísimo postradas con unos hábitos sorprendentes. Como despedida una cerveza en la Plaza antes de retomar el autobús. Hemos abandonado Salamanca que, siendo sábado, hemos cruzado limpiamente. Hemos tomado la ruta de Vecinos y Tamames para bordeando Peña Francia alcanzar la Alberca. Nos hemos informado en la Casa del Parque. Parece ser que aquí existen un pueblos con encanto una poquitas rutas, paseos mas bien cortitos y una GR (GR10 ValenciaLisboa) que atraviesa el parque. No existen rutas circulares o con empalmes de autobuses… Eso supone que no vamos a hacer caminatas como nos habíamos hecho a la idea. En primer lugar hemos dado una vuelta a La Alberca. Es un pueblo con bastante encanto. Sus

construcciones son muy peculiares, las casas, las calles el agua y una plaza muy bonita. No obstante al ser hoy sábado hay bastante turista y pierde bastante este pueblo que corre el riesgo de acabar siendo un paseo de turistas, pues Madrid está relativamente cerca. Luego nos hemos dirigido a Peña Francia. Es un lugar bonito por la vista. Igual entresemana merece la pena subir a pie, al menos el último tramo. Hoy no, estaba lleno de coches había una boda y pierde el encanto. La vista aunque había neblina se intuía espectacular. Aún y todo se veía el Pantano Gabriel y Galán, La Sierra de Béjar y hasta Gredos. También había arriba numerosas capillas donde supuestamente habían tenido lugar las apariciones a, supongo, pastorcitos. Después de comer en el descenso, hemos ido a Mogarraz. Al no estar turistizado como la Alberca acaba resultando un pueblo con bastante encanto. Hemos rajado con un indígena de lo más curioso. Había emigrado en los cincuenta a Alemania. A la vuelta había abierto con los ahorros un negocio en Gijón que dejó de serlo tras veinte años y tuvo que cerrar. Se había ido entonces a hacer fortuna a Brasil donde se había pegado otros veinte años. Nos han llamado la atención los aleccionadores bandos de la alcaldesa. Sabrosísimos. De Mogarraz hemos ido a Miranda del Castañar. Un pueblo también con encanto, pero distinto. Tienen un castillo a la entrada y una calle recta con callecitas en descenso a ambos lados. Finalmente nos hemos dirigido a Sotoserrano. También con encanto pero diferente. Hemos charlado con unos jubiletas enamorados de su pueblo. Nos han contado que en su niñez llevaban los cutos de todas las casas a pastar bellotas al monte y a la tarde a la vuelta soltaban los cutos en la plaza y todos corrían despavoridos, cada uno a su casa. De nuevo hemos recalado en la plaza de la Alberca para picar lago y echar una cerveza antes de dormir en el aparcamiento de la Casa del Parque que está muy bien. Estando en la plaza había un par de chavales del pueblo jugando en la plaza con un balón. Un viaje la pelota ha ido a dar a la mesa de al lado y le han

dicho que tuviese cuidado. Se ha vuelto el joven lugareño y con desparpajo les ha dicho que la plaza era de todos y que allí todos los días se jugaba al futbol. 13-05-2012 Candelario Unos chóferes que decidieron cenar en el aparcamiento y madrileños que habían ido el finde a presumir de coche en La Alberca no nos dejaron dormir hasta muy entrada la noche. Habiéndonos quedado con la sensación de no haber hecho un pateo en Sierra Francia hemos descendido hacia las Batuecas pensando en hacer alguna andada. Nada más bajar el puerto, hemos tomado el camino del monasterio y las pinturas rupestres. El monasterio está cerrado a visitantes y las pinturas no emocionan, al menso a nosotros. No obstante el paseo que acompaña al río sí que es bonito. Después de rescatar la furgo de una invasión de moteros, hemos ido a Río Malo, primer pueblo de las Hurdes. Nos ha sorprendido muy gratamente la estampa de un meandro del río que resulta un regalo. Habíamos pensado detenernos a comer en Río Malo, pero ha llegado de nuevo la invasión de moteros y nos hemos largado hasta Béjar. Tras comer ya tarde en Béjar nos hemos instalado en Candelario. Íbamos a quedarnos tranquilamente a ver el pueblo donde además coincidía un festejo popular, cuando Amparo ha llamado a un matrimonio que había conocido en el Balneario y supuestamente vivía en Guijuelo. Mala suerte, al día siguiente partían de mañana a Badajoz donde tenían abejas… Teníamos que ir ese mismo día. Bajamos el techo de la furgo y en marcha nuevamente pensando en ir a Guijuelo. Guijuelo no estaba tan lejos y por autovía. Nos pusimos en camino. Una vez allí nos indicaron por el móvil dónde estaba su pueblo. Estaba muy lejos y muy próximo a la Alberca de donde habíamos partido aquella misma mañana. Dudamos, pero al final decidimos ir.

Era una gente muy curiosa. Se dedicaban fundamentalmente a las abejas y la miel. Tenían muchísimas y en diversos y distantes lugares. Estaban en una cooperativa, exportaban al extranjero casi todo y ganaban una pasta gansa. Él estaba enamorado de las abejas y su mundo y ella había cerrado su tienda y le seguía. Además tenían un enorme huerto que él trabajaba… En resumen eran mayores que nosotros y el nivel de curro era brutal, exageradísimo. Su forma de ser, de vivir y todo era muy diferente. Sus hijos, que estaban allí, vivían en Madrid y eran policías nacionales. Parecían encantadores. Resultaba chocante un policía nacional con cara de seminarista haciendo cariños a una perrita diminuta con un lacito en la cabeza. Igual luego… Total que acabamos volviendo muy tarde y muy cansados de tanta carreterucha. Si les hubiésemos llamado antes… Pero como habían dicho que vivían en Guijuelo. Tengo la espaldita hecha polvo. Supongo que mi estado de ánimo no es el mejor, pero me parece que la razón fundamental es la mochila de la cámara que es una rompe-espaldas. De todas maneras a la vuelta he decidido comprarme una 5D Mark II con el 24-105 y será todo mi equipaje en la próxima. 14-5-2012 Candelario Hoy hemos hecho colada y Amparo se ha dado el tinte. Por la mañana hemos dedicado un buen rato a Candelario. Me ha parecido un pueblo encantador. Posiblemente el más bonito de todo este entorno, más bonito incluso que la Alberca. Hemos comprado en el matadero municipal algo de jamón y chorizo. Luego hemos puesto rumbo a Granadilla a orillas del pantano de Gabriel y Galán. Como era lunes estaba cerrado.

Por una carretera flanqueada de dehesas con encinas, salpicadas de vez en cuando de enormes pedruscos redondeados, hemos accedido a las ruinas de Cáparra. Me han gustado. Están bien preparadas y encontrar un reducto así en aquel lugar tiene su encanto. Evidencia la importancia de la Vía de la Plata. Luego hemos llegado a Hervás. Amparo me ha conducido a la Taberna de la Judería donde hemos saboreado una ensalada y bocadillo delicioso. El matrimonio que lo lleva me ha parecido muy majo. Luego hemos pateado la localidad, fundamentalmente el barrio judío. Es curioso plantearse cómo se daba la vida en armonía en esos entornos y cómo se va todo al traste porque vinieron los de la Iglesia diciendo que eran infieles, habían matado a Jesús y nos habían conquistado. Un 20% eran árabes venidos, pero llevaban viviendo allí 600 años. El otro 80% eran los indígenas que habían cambiado de religión. Y leña al mono y fuera o muerte y Santiago cierra España y el Imperio donde no se pone el sol y Viva Cristo Rey y Viva Franco y… No tenemos remedio. Han pasado otros 600 años y dicen que los negros están invadiendo Francia y que los palestinos están asesinando judíos. La carretera hacia el Jerte, además de estrecha, es preciosa. El Jerte me ha encantado. Es alucinante la enorme cantidad de cerezos. El Jerte es además un río saltarín y tentador. Las que tientan son unas pozas que están a una hora de Jerte que tienen una pinta… Han afilado los dientes a Amparo. El retorno lo hemos hecho por Barco de Avila y hemos dejado Béjar para verlo mañana antes de partir. También hemos concretado la cita con Alfonso y Mila en Cabo de Gata para el día 28. 16-05 2012 Monfragüe Ayer por la mañana tras duchar la furgo abandonamos Candelario. Nos detuvimos en Béjar. Entramos primero en Mercadona, pues Amparo quería comprar unas cremas. Hasta yo me compre una que si uso será la primera en mi vida. Lo cierto es que tengo la piel mjuy seca estos días y no le vendrá mal. Además es de Argán y, encima, tiene karité.

De Béjar, que ya habíamos visitado en una ocasión camino de Cádiz, vimos la calle principal y la Casa ducal. ¡Qué talento haberla convertido en Instituto! Vimos el barrio judío y las murallas. Compramos una almohada para la furgo y una chica nos condujo al mercado que francamente no merece la pena. Luego nos enfilamos hacia Ávila y en Barco de Ávila tomamos la

carretera comarcal que bordea por el norte la Sierra de Gredos. Nos detuvimos en Hoyos del Espino. El pueblo no llama la atención. Estaba todo cerrado. El Camping tampoco valía, aunque el entorno era bonito. Dormimos junto a unos holandeses pertrechados de prismáticos de gran calibre. Hoy hemos despertado pronto. Hacía mucho frío. Hemos desayunado casi de pie y al tajo. Éste consistía en alcanzar la Laguna Grande. A las 8:45, después de saludar unas cabras en el camino, abandonábamos la Plataforma y partíamos por una especie de amplísima calzada romana. La Via Claudia sería una senda al lado de esta obra cuya ejecución tiene que tener alguna explicación que no conocemos. Quiero suponer que su ejecución tuvo que deberse a que en algún tiempo alguno de aquellos reyes tan católicos, colocó sus golfillas en la Laguna Grande y tenían que llevarlo en

carro un par de veces a la semana. El camino es bonito y suave con no demasiado desnivel. Asciende primero para luego bajar hasta la laguna. Todo es piedra redondeada, teñida de un amarillo verdoso por los líquenes e iluminada por la nieve que ocupa los altos de este flanco norte de la sierra. Cuando se inicia el descenso y asoma el circo la vista es gratificante. Además, a nosotros nos saludaron las cabras. Tras un rato junto a la laguna hemos emprendido el regreso. El camino no se hace duro, salvo por que el tipo de piso. La bota ha de buscar la piedra en cada paso y acaba siendo pesado. De vuelta, hemos parado a picar algo y he conducido hasta el camping de Monfragüe. Aquí estamos muy cómodos, es un buen camping. Coincide que tenemos al lado una simpática pareja de ingleses que viven en Carboneras. 17-05-2012 Monfragüe De par de mañana, al parque. Hemos ido a Villareal de San Carlos. Hay tres rutas a pie y una en coche deteniéndose en sucesivos miradores. Optamos por empezar por los miradores y así ver cómo es el parque. Fundamentalmente, sin dejar de ser un entorno bonito, la atracción del parque son los pájaros. De ahí la enorme concentración de ornitólogos provistos de los más espectaculares pepinos de prismáticos con trípode incluido, al igual que cámaras con desorbitados teleobjetivos. Nos detenemos en los sucesivos miradores y lo que más llegamos a ver son buitres, mucho más lejos que como pueden observase en Arangoti o El Castillar.

En un mirador nos hemos enrollado con uno de los ornitólogos. Era un madrileño que desde hace años visita el parque un par de veces al año y tiene ya localizados los nidos. Tenía una camarita compacta con un adaptador al visor de su prolongado prismático. A través de éste hemos podido ver un alimoche en su nido con su cresta amarilla. Aseguraba que de no gastarse un mogollón de pasta, con los objetivos convencionales era imposible hacer algo decente por la distancia. Él mismo, ante nuestra demanda, nos ha indicado un hermoso alcornocal. Una vez fuera del parque por la carretera que se dirige a Navalmoral de la Mata, sale a la derecha una carreterita que está señalada como Ruta Rosa y anuncia Toril. Allí mismo, una vez fuera de la general y sin llegar a girar a la izquierda para seguir la Ruta Rosa, se deja el coche. Al frente aparece una puerta de hierro cerrada con cerrojo que se puede abrir y un cartelito que anuncia “Atención ganado bravo”. Sin hacer caso, pasar la barrera, cerrarla y seguir por una especie de pista. Aparece un precioso alcornocal con cutos negros paciendo en el paraíso. Hablando con el ornitólogo he sentido un fuerte malestar que me ha asustado. Andaba toda la mañana mal con el estómago. Hemos aparcado la furgo un poco más adelante, he provocado el vómito y he vuelto a vaciar el intestino. Repuesto, hemos vuelto a San Carlos para comer algo e iniciar la ruta amarilla que bordea el río Tiétar hasta uno de los miradores, pues también nos había dicho el pajarero que era la más agradable en la esta época. Tampoco la ruta ha resultado una maravilla, pues va prácticamente entre la carretera y el río. Posiblemente lo más bonito es el contacto con una vegetación que a nosotros nos resulta diferente y dos o tres fuentes. Lo mal trazado de la ruta, la falta de aire al ir encajonado y el calor excesivo, han conseguido que nos resultara poco gratificante la excursión. A Amparo le ha salvado del yuyu la Fuente de los tres Caños. Hemos cogido con gusto el camping. Así como el delicioso menú que sirven y que hemos saboreado junto a un pareja que ha resultado ser de Bilbo, él bombero y ella profesora, con una niña recién nacida. Parece que mi malestar ha pasado. Por un momento me ha dado miedo que se tratara de una piedra en el riñón, pues el malestar momentáneo que he

experimentado cuando estaba hablando con el ornitólogo era igualito al del cólico. Ha sido una imprudencia ponernos luego a hacer la ruta a pie, pues si me repite allí... No le ha comentado nada a Amparo que está enfrascada en el final de su libro sobre los números primos. Yo he releído, bueno aún estoy en ello, “Un día más con vida”. 18-05-2012 Monfragüe Hoy hemos vuelto al parque. No estábamos dispuestos a agobiarnos. A lo más que estábamos dispuestos era a acceder a pie al castillo. Nuestra sorpresa ha sido que se puede subir casi hasta el mismo en coche. El castillo consta de una torre pentagonal de origen árabe, una redonda que están reparando y una ermita con la virgen de Monfragüe. La torre pentagonal, sin que esté indicado, cuenta en su interior con una puerta y una escalera que da acceso a una terraza con una vista de 360º impresionante. Se observa la conjunción del Tiétar y el Tajo, el Tajo en su evolución hacia Portugal y un horizonte de dehesas infinitas. Una chulada. A la bajada hemos parado en los distintos miradores, como el Salto del Gitano, repletos de ornitólogos avezados que alucinan con los buitres, más si son negros, sienten un orgasmo al contemplar una cigüeña negra en la lejanía y les da un síncope si llegan a enfrentarse a un alimoche. Hemos comido a la sombra en la fuente del Francés y hemos contemplado el puente del Tajo y el cartel en memoria de los fusilados en el mismo lugar por los mismos de siempre. En San Carlos hemos tomado una cerveza y visto una exposición fotográfica sobre aves. Habíamos pensado visitar Plasencia, pero hemos decidido que vamos excesivamente veloces y poco relajados. Lo hemos dejado para mañana y hemos optado en volver al camping, hacer colada y descansar relajados.

20-05-2012 Cáceres Ayer de mañana abandonamos el agradable camping de Monfragüe para dirigirnos a Plasencia. Amparo hizo eficientemente su papel de cicerone. Dejamos la furgo en la Plaza del Sol y, por la puerta del mismo nombre, accedimos al recinto amurallado. Es una localidad admirable por su perímetro amurallado y su interior, no solo monumental, sino lleno de vida. Sus estrechas calles que recogen la vidilla de la ciudad resultan muy agradables. Visitamos la Catedral, algunas puertas y buena parte de la muralla, el Parador, el acueducto y la plaza. Llama la atención cómo han sabido modernizar el entorno del interior amurallado. Sorprende acceder a la ciudad por una puerta y encontrar allí vendedores de cerezas o espárragos trigueros exactamente igual a como se haría hace 400 años.

Nos aprovisionamos de jamón de bellota, chorizo, vino de pitarra y nos tomamos un buen vino de la tierra con una tapa de caracoles. Tomamos la carretera de Trujillo que atraviesa Monfragüe nuevamente y nos detuvimos a comer en la Fuente del Francés berenjenas rellenas y unos morritos que, recién cocinados, habíamos comprado en Plasencia antes de partir. El trayecto hacia Trujillo atraviesa dehesas infinitas y en ese paisaje precioso surgieron de repente unos morlacos imponentes a ambos lados de la carretera. Saltamos de la furgoneta para durante un buen rato observar en su medio a estos bichos imponentes. A primeras horas de la Tarde nos presentamos en Trujillo.

Nos sorprendió. Nos sorprendieron su amplísima plaza rodeada de casas señoriales, el entorno de calles entre palacios conventos, torres y escudos, su Iglesia, Santa María, con una hermosa torre accesible y su castillo con una amplia vista sobre las tierras que acabábamos de atravesar. Realmente Trujillo es una joya. Eso sí se respira, como en muchos de estos pueblos, un ambiente guerrero, de reconquista. Se respira al mismo tiempo cierto tufillo antiárabe cuando precisamente lo más valioso de lo

que tienen es en buena medida herencia de ese mundo, por más que los barrieran y repoblaran las localidades con los señores guerreros venidos del norte leonés y castellano. También se respira un tufillo de conquista posterior de lejanas tierras, pues por aquí surgieron de esas familias precisamente Herman Cortés, Orellana, Pizarro… Posiblemente serían los hijos trastos y rambos de esas familias okupas. Claro esa racha se mantiene y se acaba siendo franquista y hoy se sigue siendo fatxa y se carga la sanidad o la educación publica como el amigo Wert cuyo careto he visto en el País que he comprado y lo he tirado a la papelera sin leer pues se me mueven las tripas. En poco tiempo nos hemos presentado en Cáceres. Nos hemos dirigido a un área que dicen está bien con electricidad y demás, amén de próxima al centro. Sorprendentemente el área y sus alrededores petadísimos. Hemos ido al camping “Ciudad de Cáceres” que, aunque esta un poco apartado en un polígono al norte junto a la carretera de Salamanca, cuenta con autobús urbano al centro.

El Camping está bien y ofrece la novedad de un baño privado con lavabo ducha y sanitario en cada parcela. Hoy hemos ido al centro en el bus. En la plaza el olfato nos ha hecho evocar las mañanas sanfermineras evidenciando que había habido fiestorra. Así era. Se había celebrado el WOMAD, un festival en que se concentran buenos grupos de música. Nos han dicho que sólo restaba un desfile que partiría a la una. Nos ha dado pena que no nos hubiesen indicado nada en el camping, pues hubiésemos dado una vuelta la noche anterior. Dimos una vuelta por el entorno antiguo de Cáceres que realmente es una maravilla. Vimos sus calles, palacios, Iglesias y el museo etnográfico con su aljibe. Realmente es no un palacio o una iglesia, sino un entorno un conjunto y eso es lo más sorprendente. A la hora anunciada hemos acudido a la plaza y allí se ha formado el festejo que recogía unos dragones y demás con los niños que habían participado en las actividades. Acompañaba uno de los mejores grupos que precisamente había tocado la noche anterior, los Brassroots. Realmente impresionantes. Todos pero en especial el bajo, una pasada. Tras ellos ha ido Amparo embobada mientras yo me dedicaba sacarles fotos. A gusto. A última hora hemos paladeado un falafel y un cuscús en los tenderetes de los festivales que ocupaban el centro y hemos tomado un cafetón en la plaza que también es una maravilla. Ha empezado a jarrear, ha bajado la temperatura y hemos decidido volver al camping.

21-05-2012 Córdoba. De mañana hemos abandonado el camping de Cáceres que, con el de Monfragüe, será el más elegante que veremos. Aquí en el de Córdoba, un 50% más caro y mucho peor, lo echamos en falta. Éste sólo tiene de bueno la accesibilidad al centro en autobús. Hemos tomado la vía de la Plata en dirección sur. Inicialmente el paisaje era el mismo las dehesas interminables, aunque un poquito más amarilleados los suelos. Una vez rebasado Mérida, sin detenernos pues lo conocíamos, el paisaje cambia. Empiezan a menudear los olivos y las viñas y todo recuerda a Andalucía. Nos ha gustado mucho Zafra. Todas sus calles sus plazas, todo el encanto de sus casas y la blancura y estructura árabe nos han cautivado. Lo mismo puede evocar pueblos de Cádiz o de Almería como lugares de

alimentar.

Hispanoamérica. Posiblemente esa blancura y esas plazas Grande y Chica recuerdan más a los zocos que al ambiente guerrero de reconquista y conquista de Trujillo o Cáceres. En un restaurante que se puede recomendar, Restaurante Ramírez, hemos disfrutado del menú, cuando habitualmente éste simplemente sirve para

Posteriormente hemos tomado la carretera de Córdoba con la intención de quedarnos en el camping de Azuaga. Estaba cerrado hace un par de años y hemos continuado la ruta. Hemos pasado cerca de Zalamea y por Fuenteovejuna. Finalmente, tarde y cansados, hemos bajado de la sierra a la vega de Guadalquivir, a Córdoba. 23-05-2012 Embalse de la Breña, Almodóvar del Río, Córdoba. Ayer partimos de mañana en el bus al centro, a una plaza con la oficina de Información en lo que parece el ensanche de la ciudad que recoge la zona comercial. Inmediatamente a la Mezquita, que no catedral. Hemos disfrutado del patio de los naranjos, de cuyas flores el aroma he mantenido en mi memoria olfativa más de treinta años. Pero estaban en flor. El jardinero nos ha dicho que cuenta con más de ochenta naranjos, diez cipreses, cuatro palmeras y un cinamon. Nos ha explicado en qué consistía su curro y hemos aprendido también que las naranjas que son amargas las utilizan para mermelada y para

elaborar pólvora.

Una vez dentro, la conjunción entre la admiración del bosquecillo de columnas coronadas por arcadas sucesivas y la mala hostia por el brutal insulto al arte y a la historia al erigir semejante catedral en el interior de la mezquita cargándose buena parte de ésta. Pero el asunto se agravaba al ir notando progresivamente más patadas, y

más recientes, a la racionalidad a la estética a la historia y al respeto por el arte. Nos puede parece una burrada que erigieran semejante catedral en la mezquita. Pero en un ambiente belicoso de dominio a los infieles, de triunfo sobre el islam…. Aún puede uno llegar a explicárselo.

Pero que en la actualidad se haya cambiado el nombre a los folletos y no se le llame mezquita sino Catedral de Córdoba; que los guías dediquen una 30% de su explicación a la mezquita del 800 y un 70% a la catedral de 1600; que el audio que cobran dedique de veintisiete números, cuatro a la mezquita y el resto a la Catedral sus relicarios, sillerías, órganos, custodias, altares laterales… todo ello posterior a 1600; que hayan puesto unas vitrinas enormes que impiden la vista del entramado de columnas y que en ellas puedan verse objetos curiosos como una gigantesca y muy curiosa maquinaria de reloj de 1750 o un capitel propuesto para la reforma en 1920; es ya el colmo del insulto.

Realmente para hacer una mala baba increíble. Había una excursión de chicas musulmanas y me hubiese encantado entender la explicación que recibían por unas profesoras con pañuelito a la cabeza. Tuvimos ocasión de escuchar a un profe de instituto la explicación, nos quedamos con disimulo al

lado de los alumnos y al final me dieron ganas de darle un abrazo. Pero tampoco podemos ir soltando abrazos a la gente que simplemente es normal y funciona con un mínimo de racionalidad.

No obstante la mezquita tan hermosa… que aunque haga la misma mala hostia cuando vuelva a Córdoba la visitaré de nuevo. Espero que no. Espero que la justicia haya cumplido su papel y hayan desescriturado la Mezquita de los bienes que la Iglesia se ha ido apropiando indebidamente desde hace unos años.

Luego hemos dado una vuelta por las calles de la parte vieja que realmente son una chulada y… ¡A la feria! La Feria la montan atravesando el puente que esta junto a la mezquita, a 10 minutos a pie. Nos ha sorprendido, pues había cantidad de gente vestida de trajes típicos, que en las tiendas hemos visto valen hasta 500 eurakos. No gente que se le viese de pelas, sino toda la gente normal, de estamento social y de figura. Desde niñas hasta mujeres maduras de cincuenta o sesenta tacos con sus

voluminosos traseros y barrigas despidiendo alegría desde su vestimenta de lunares. Eso me ha en cantado. Luego hemos buscado en el Barrio Campo de la Verdad, junto a la Feria un bar que me había indicado Manolo y estaba cerrado. En otro henos picado algo. Hay que decir que lo referente a hostelería es mucho más barato que en nuestra tierra. Amen de las cañas que con tapa y todo son más baratas, ayer mismo en el bar citado pagamos por cuatro cañas, dos tapas de aceitunas en cantidad, dos tapas de setas, dos ensaladas una platitos de carne guisada en trocitos pequeños y con patatas fritas, 10€.

Vuelta a la parte vieja que recorrimos y admiramos nuevamente, sobre todo la judería que a la mañana no habíamos visitado. Vuelta a la feria que empezaba a estar ya a tope. Había un paseo central y un sinfín de casetas en el paseo central y en las bocacalles. Por ellas además de un trenillo, circulaban cordobeses a caballo, carretas ocupadas por mezclas de colores indecibles e infinidad de cordobeses unos vestidos otros no pero todos dispuestos a disfrutar. Presumen de que su Feria nada tienen que ver con la de Sevilla y que la suya es la auténtica, la primigenia y donde tienen cabida todo el mundo en

todas las casetas. Y eso es verdad. Puedes entrar en todas pedir tu bebida y tu comida donde quieres. La gente encantadora. Amparo disfrutó muchísimo con los bailes. Los que vimos eran sevillanas y no tenían nada que ver con la academia, pues bailaban todos vestidos o no y lo hacían con salero indecible. Como además es un baile tan afectivo y sensual, resulta muy agradable. También disfruté yo que comporto un notable rechazo al flamenco, pues me rebasaron tres o cuatro veces el cupo en el franquismo y luego, por si quedaba algo más, trabajé más de un año a menos de un metro de mi buen amigo Juanillo que se arrancaba por bulerías o cualquier palo a las 5:55 y no cerraba la boca hasta las 14:00. Llamamos a Ramón Jubera varias veces y quedamos para esta mañana en el Priorato que es donde tiene una de sus fincas, aunque él vive en Palma del Río. Así que esta mañana hemos salido en dirección a la gasolinera en la que habíamos quedado. Una vez allí hemos subido hasta la casa de su finca con la furgo. Allí estaban unos caseros que viven y Antonio, el experto que controla el cuidado de los olivos. La Finca es enorme y está en las estribaciones de Sierra Morena que caen sobre la vega del Guadalquivir. La extensión es muy grande. Cuenta con cinco pozos uno de hasta 180 m de los que bombean el agua a unas albercas de las que, una vez decantada el agua, riegan por goteo los olivos con un sistema de autocompensación que impide se rieguen los de abajo a costa de los de arriba. Nos han dado una vuelta larga en un Land Rover por todos los vericuetos de la finca explicándonos variedades, enfermedades y mogollón de cosas interesantes de los olivos. Luego Ramón nos ha invitado a comer a un pueblecito cercano y hemos tomado café a la orilla de un pantano. Hemos aprovechado para rajar de otros tiempos, de aquí, de allí y de su vida dedicada a la educación de adultos en Andalucía. Muy majo. Hemos estado muy a gusto.

Luego hemos venido a esta Camping en el Pantano de la Breña. Es un lugar bonito. El tipo que lo lleva ha resultado ser arquitecto y hemos hablado de Córdoba, de Medina Zahara donde iremos mañana y de la Mezquita. El lógicamente estaba muy mosqueado con el tratamiento que se le está dando. No sabíamos que todo radica en la reciente propiedad de la Iglesia que la inscribió a su nombre y controla todo, por encima de cualquier criterio de tipo histórico, cultural, artístico o sencillamente racional. Dia 22-05-2012 De mañana nos hemos dirigido a Madinat Zahara. Lo habíamos visitado hace más de treinta años y no tiene nada que ver con la actualidad. Justamente donde se aparca han montado un museo que hemos recorrido y que está pero que muy bien. Ellos mismos te ponen un autobús lanzadera hasta las ruinas. Realmente es espléndido lo que puede observarse y lo que puede uno imaginar una vez contempladas las infografías que presentan en el museo. No sé si tiene más chiste verlas antes o después de las ruinas; nosotros hemos optado por lo segundo por escapar del calor. Realmente se puede conseguir la percepción de que aquellos tipos en aquel momento preciso eran, como aseguran todas las fuentes históricas los capos de la cultura y el desarrollo posiblemente de todo el mundo. Sin duda debió tener gran influencia el carácter y las convicciones de Abderramán para que eso fuera así. La desgracia es que esa cultura no siguiera la cadencia de desarrollo porque los barbaros del norte, espoleados por los intransigentes de siempre, los cristianos, que hicieron de la religión un elemento de exclusión y de intransigencia, algo que ni en Córdoba, ni en nuestra tierra lo había sido hasta entonces, y fuesen interesadamente escuchados por aquellos bárbaros con un pelín de poder que aprovechándose de la intransigencia consiguieron acceder a poderes mucho más fuertes.

Luego hemos atravesado Córdoba una vez más sin detenernos para dirigirnos a Albanchez. Hemos acabado comiendo muy tarde en Bailen y pronto nos hemos presentado en Albanchez. Nuestra intención era pasar una noche en el camping para visitar a Virtudes y Lorenzo, pero el Camping estaba cerrado. Como su pueblo Huelma cae en dirección a Almería, la nuestra, hemos decidido ir y preguntar, pues no sabíamos nada de ellos. Dudábamos entre uno o dos años que los habíamos visto y eran tres. En ese tiempo Loren, dado su temperamento, bien podía haber sufrido un jamcuco. Una vez en Huelma nos han indicado donde vivían y nos hemos dado de bruces con Virtudes. Efectivamente a Lorenzo le había dado el yuyu. Seguían con el camping aunque sólo lo abren en verano y fundamentalmente para campamentos veraniegos de chavales. Él sigue con su corazoncito a tope. En el camping es dónde peor se pone y ella teme cómo pueda funcionar este próximo verano. Con ellos hemos dado una vuelta por el pueblo y nos hemos tomado unas cañas y una ”rosca”, especie de empanada. 23-05-2012 Nos quedamos a dormir junto a casa de Lorenzo y Virtudes en la misma acera. El sitio estaba bien pero tan cerca de la carretera que apenas hemos dormido. De mañana un cafelito con Lorenzo y ruta. Antes en el mismo Huelma hemos comprado aceite. Quisimos comprar a Ramón, pero nos regaló una garrafa y se empeñó en que primero lo probáramos y después le pidiésemos, si queríamos. Como queremos llevar para los hijos hemos comprado virgen extra primera prensada en frio, con todos los aromas… el más caro, a cuatro euros el litro. Hemos parado a tomar un cafetón con tostada en Guadix y bordeando Sierra Nevada hemos caído en Almería. Hemos recalado en el Camping de Garrofa. Esta junto al mar y es majico. Luego nos hemos ido en autobús a la ciudad, una ciudad que, con la infinidad de años que hemos estado en Almería, sólo habíamos visito en una ocasión y un momento.

Es una ciudad pequeña, pero está bien. Tiene un puerto que hace travesías diarias a Nador y Melilla y los miércoles a Oran. La ciudad es pequeña y sencilla. Hemos aprovechado para sacar dinero. Yo he probado en varios cajeros. Pretendía sacar 200€ ylos ladrones pretendían cobrarme 8€ de comisión. Txorizos. Sacaré en otro lugar. En la Plaza de la Constitución hay un curioso monumento a “Los Coloraos” que supuestamente lo habían elevado por cuestación popular, Franco se lo cargó y lo han vuelto a levantar. Unas tapas sabrosas y suculentas, un bocata y a la Alcazaba. Conocía su existencia, pero había sido en Medinat Zahara donde había sabido de la importancia y de ésta. Realmente sorprendente, muy sorprendente, y digna de visitarse. Nuevamente puedes percibir el deleite, el refinamiento y la cultura, frente al castillo guerrero que instalaron posteriormente en lo más alto. 26-05-2012 Garrofa. Estamos aún en el camping de Garrofa. Pensábamos habernos movido al área de Almerinar, pero no lo hemos hecho. Por si acaso no estaba en condiciones, hemos decidido verlo primero. Por otro lado también necesitamos descansar, lavar, leer tranquilamente… Tenemos la sensación de que vamos a excesiva marcha. Siempre ganamos al calendario y precisamente porque no nos relajamos en los sitios donde merece la pena hacerlo. Ayer me quedé a ver el partido Barça-Bilbo en la tele del camping. Estaba solo con una tele diminuta y encima el Barça desde el principio metiendo goles… me fui a la furgo y estuve escuchando en la radio la segunda parte. Tres cero. Aunque son mis favoritos, abusones. Como con Osasuna. Hoy hemos atravesado tranquilamente Elejido. Agua Dulce y luego hemos pateado

Es impresionante la enorme extensión de plástico. Te lleva a imaginar la gran cantidad de magrebíes y subsaharianos que tiene que mover como mano

de obra toda esta producción que a su vez tiene que requerir infinidad de servicios adicionales y un complejo sistema de distribución y comercialización. La localidad constituye un entorno curioso. De entrada se ve que prácticamente todo es de reciente creación y lo que no es la calle central de mala calidad. La calle central está repleta de Bancos, cafeterías y tiendas de marca. Ahí he conseguido sacar dinero sin que me atracaran. Los costados son calles mucho más pobretas con escasas tienduchas y pobladas casi por completo por la emigración fundamentalmente marroquí o magrebí. Lógicamente todo hombres. Los magrebíes se tienen que sentir como en casa en semejante entorno físico, pues no difiere absolutamente nada del norte de Marruecos y supongo de Argelia. Por otro lado, al estar muchos, se tienen que sentir muy bien, por más que esa misma situación pueda generar rechazos y brotes racistas. Supongo que a ningún españolito vaguete le hace gracia que venga un extranjero originario de un país pobre, no es lo mismo si se trata de un alemán o un italiano, se lo curre con esfuerzo y al cabo de unos años haya llegado a una situación mejor que la suya. En ese caso es fácil apuntarse a las llamadas xenófobas que pregonan que nos quitan el trabajo y el pan. Hemos dado unas vueltas, tomado algo en una tetería marroquí y hemos aprovechado para entrar al correo en un locutorio. Nos ha llamado la atención el precio, 0’50 €/hora. Tenía mogollón de correos y curiosamente sólo eran dos personales frente a unos sesenta rebotes de presentaciones, imágenes, chistes… Realmente me parece que estamos aprovechando mal la informática. Deberíamos dedicar un tiempo, al menos los jubiletas que podemos, a comunicar efectivamente con los amigos mediante el fabuloso avance del correo electrónico en vez de limitarnos a rebotar cosas que no están mal y en muchas ocasiones muy bien, pero no mejor que la comunicación y el cultivo de la amistad. Luego nos hemos ido a Almerinar. Se trata de un puerto deportivo muy grande con todo un complejo de veraneo de cierto nivel. No nos ha gustado el sitio. Pero el área que hemos ido a ver nos ha parecido una chulada. Es una hilera enorme de aparcamientos con su enchufe eléctrico y al final tienen sus duchas y aguas. Todo ello pegado a una playita. Hay que ir previamente a solicitarla a la torre del puerto deportivo y cobran 11€. El entorno turístico es muy horrendo, a mi gusto, pero si uno pasa por allí para descansar un día está muy bien. El camping de Garrofa donde estamos también esta bien y cuenta también con playita, aunque peor y cuesta 25€. Ahora mismo estamos aquí leyendo y escribiendo en la playa después de haber hecho la colada.

Esto de escribir estaría mucho mejor si llevase una libretita encima y anotara mil chorraditas que pasan desapercibidas. El alemán que siempre sonríe; una pareja de holandesas con dos chiquitines sonrientes que se mueven con una caravana enorme, el tipo del bar del camping con pintas de pirata hostelero cutre… No sé se trataría de dedicarse a escribir. Por otro lado sería lo que me faltaba dedicarme a las fotos a escribir… Amparo me echaría de la furgo a gorrazos, con razón. Bueno, mañana domingo, último día solitos, pues pasado, el lunes hemos quedado en la Isleta a las doce con Alfonso y Mila que bajan de Cabo de Palos. 27-05-2012 Estamos en Cabo de Gata. Finalmente hemos venido a aparcar aquí junto a los pescadores. Cuando atravesábamos Almería capital no hemos podido menos que descender a la playa. Precisamente por ser domingo estaba abarrotada. Es una playa inmensa y muy bien preparada. No hemos taradado mucho en entrar ya en nuestra querida tierra de Cabo de Gata. El pueblo sigue igual mucha gente al ser domingo y los txiringuitos a tope. La churrería Macarena al ser ya la tarde, cerrada. Hemos estado un buen rato en la playa. 28-05-2012 De mañana, nada más despertar, a la duchita de la playa que curiosamente está caliente. Luego como habíamos quedado en la Isleta hemos ido pausadamente. Este entorno acumula tal cantidad de recuerdos gratos de cuando veníamos con nuestros hijos, que es un deleite conducir despacito y dejar que los diferentes paisajes evoquen cálidos recuerdos. En la isleta hemos estado un rato mirando el mar y leyendo en las mesas que dan sobre el agua. Hemos ido al mirador donde Basilio me había dicho que existía un comedor para jubilados muy adecuado. Por casualidad los lunes cierran.

Luego hemos ascendido al montículo pegado a la isleta y que está poblado de gaviotas. A la vuelta, hemos encontrado a nuestros amigos. Una caña con tapilla en el bar del puerto y al camping. El camping de Escullos está realmente bien, tanto para acampar como en los bungalows o en una especie de tiendas que también tienen. Nosotros habíamos estado con la furgo, pero, para estar juntos cogimos entre los cuatro un bungalow. Al final nos salía más barato, o igual, que estar con nuestra furgo. Nos instalamos mínimamente y fuimos a comer a San José. Luego, por hacer algo, nos dirigimos al Playazo. Miramos desde el mirador de la Amatista y disfrutamos de la vista del oasis de Rodalquilar al superar la rasante. Hay en Cabo de gata unas cuantas rasantes que ofrecen panorámicas sorprendentes. La citada que muestra Rodalquilar tras el Mirador de la Amatista, la que muestra abajo las Hortichuleas viniendo de Fernán Pérez, la que muestra la plana de plástico cuando se va de San José a Nijar, la que muestra Cabo de Gata subiendo desde Monsul y su inversa que muestra Monsul y Genoveses desde la Torre de la Vela. La que muestra Genoveses desde el Molino cuando se va desde San José… Sigue igual el Playazo y es uno de los lugares que más recuerdos evoca en nosotros. Fuimos andando hasta el fondo derecho donde nos sumergíamos, de noche incluso vigilados por Amparo e Ilargi, y visitábamos en sus moradas alas morenas y los pulpos que se sabía sin peligro a nuestro lado. No sé si puede decirse que el Playazo es una playa hermosa, pues temo perder la objetividad ya que para mí es una maravilla. Es donde Ilargi salió como loca en busca de la pelota de tenis abandonada el año anterior. Fuimos a Rodalquilar y ascendimos hasta lo alto de los lavaderos de la mina. Han arreglado mucho pero también han eliminado. Bendigo la suerte que tuvimos de contar con un cicerone como Basilio cuando aún no estaba

completamente desmantelada. Han arreglado todo, cubierto los residuos… está muy bien. La próxima vez me daré una vuelta por las pistas de la mina… Acabamos visitando el bar Fidel, el del hijo, y allí saludamos a su padre que regentaba el Barecillo y ahora, por lo visto, disfruta viendo cómo salen adelante sus dos hijos con un negocio similar al suyo. Es un entorno que, precisamente por su exotismo y su mantenimiento alejado del machaque generalizado que ha sufrido absolutamente todo el Mediterráneo, es único. Nos sentimos afortunados de haber sabido disfrutar de ese enclave único del Mediterráneo. Si al enclave como tal le sumamos los recuerdos cálidos acumulados en la memoria, a nadie puede extrañar que un año tras otros necesitamos acudir a fichar a Cabo de Gata. 29-05-2012 Escullos El primer día, después de

mucho pensar que planes priorizar hemos decidido, al tener garantizado el tiempo, hacer la travesía Genoveses Monsul que nos parece la más atractiva. Es un día radiante y corre un poco el aire, es decir, un día idóneo para hacer este camino.

Nada más caer a la playita siguiente después de abandonar la vista del morrón de Genoveses, ha caído el primer baño. Hemos proseguido admirando los murallones y las formaciones de basalto. Luego hemos ascendido para, tras cruzar el Barronal, caer sobre

Monsul. No podemos observar, como el pasado año, sobre la arena la palabra INDIGNADOS en gigantescas letras, pero la belleza es tan extrema como siempre. A Alfonso le ha dado el habitual siroco y se ha empeñado en ir hasta la Torre de la Vela. No le hemos dejado ir más allá de la Playa de la Media Luna. Baños deliciosos y jamón de bellota con tomate. Vuelta y vuelta a admirar el trayecto. Cerveza fría en San José y al camping.

30-05-2012 Ha amanecido nublado o al menos con el sol velado. Nos hemos dedicado al turismo. Hemos bajado a la Palmera (Cala del Toro) que para mí también encierra todo un montón de recuerdos de buceos entre posidonias cuajadas de nacras hasta la laja donde invariablemente se asomaba a mirar un mero curiosón.

Luego hemos dado una vuelta por Agua Amarga donde sigue el área que aun no hemos probado y tiene bien buena apariencia. Otro siroco de Alfonso nos ha llevado a un lavadero de mineral en playa de Sorbas. Tapas y menú en Carboneras que esta muy arreglado y no tienen nada que ver con el Carboneras donde paramos unas vacaciones o donde acudíamos al mercadillo o a saludar a Chango en la playa o en la Cueva del Pájaro. Finalmente a la Playa de los Muertos. Tanto en la Palmera como en la de los Muertos, como siempre, recolección de piedras 31-06-2012 Escullos

Hoy también pateo o paseo. Abandonando el vehículo en Rodalquilar, hemos ido por la carretera de la Polacra hasta llegar al collado desde el que se baja al Carnaje.

El carnaje estaba bonito. Luego hemos emprendido el ascenso y seguido la ruta habitual, asomarnos al mirador, retroceder a retomar el camino y por éste hasta la especie de collado desde donde se baja a Rodalqiuilar por un lado y por el otro se puede elegir entre Piedras Blancas y Piedras Negras, que fue nuestra elección. El agua está fría como para bañarse, pero en la sombra de Piedras Negras hemos disfrutado contemplando el agitado mar que desaconsejaba el baño. La verdad es que a nosotros nos encanta el lugar, pero nuestros invitados no parecen vibrar, sobretodo Alfonso, de la misma manera.

Con todo el calorón caemos a Rodalquilar y, como todo está cerrado, recaemos en el Samambaya que lleva Mónica, siempre tan agradable. Saludamos a su padre que está allí, pero no a su hermana Verónica ni a su madre que también están con una gente. Con Mónica recordamos tiempos. Curioso.

Como aun no era tarde, dimos un garbeo por Campo Hermoso, con parada en el Rocío para tomar una tapita. De vuelta recalamos nuevamente en la Isleta. 01-06-2012 Hoy nos hemos dirigido a Cabo de Gata y en vehículo hemos subido a la Torre de la Vela. El día estaba un tanto tristón, pero no había niebla que impidiese ver unas pintadas tan insultantes para Zapatero que indignados Alfonso y Amparo se han dedicado a

desvirtuar.

De vuelta nos hemos detenido en los observatorios de aves donde apenas se veía nada, salvo en la lejanía. Luego de comer nos hemos quedado en la playa bajo un levante que allí resultaba abrasador. Tan abrasador que nos empujaba al agua, una agua heladora. Alfonso salió corriendo a la cálida ducha. Después a Nijar por la carretera que va de Los Nietos a cruzar la autovía. Sorprende el océano de plástico tras superar una rasante. Nijar sigue por un estilo, posiblemente un tanto parada en el tiempo. Parada en Campohermoso para saborear la tapita de El Rocío y vuelta.

02-06-2012. En marcha a Cabo de Palos. Con mucha pena por parte de Amparo y por parte mía, abandonamos nuestros queridos entornos que constituyen posiblemente la mejor joyita de las que restan en el Mediterráneo y de la que hemos tenido la suerte de disfrutar tantos años y éste una vez más. Hemos sido afortunados. Queda pendiente la travesía de las Negras a Agua Amarga. Alfonso y Mila acaban de estrenar casa en el mismo Cabo. Sin duda se encuentra en un entorno más hermoso que la anterior en el centro de la Manga. No obstante es un pueblo grande con mucha edificación. Su casa está situada en la zona próxima al faro entre y la sucesión de calitas que unen el puerto y el faro y el extremo sur de la playa de Levante. Posiblemente eso le concede una situación muy particular y ventajosa. Está muy bien. Cuenta también con la ventaja de tener cerca una buena pescadería donde puedes pillar un hermoso dentón, lubina… mogollón de pescado. Es por eso que fue lo primero que visitamos. Por la tarde dimos una vuelta por las calitas y el faro.

03-06-2012 Cabo de Palos

Es domingo y es obligada la visita al mercadillo. Es un mercadillo hermoso con cantidad de ambiente y buenas posibilidades de comprar productos frescos y a muy buen precio. También se puede adquirir todo tipo de mojamas. Igualmente hay mucho puesto de ropa y económicos. Visitamos la churrería y contemplamos cómo se ceba la policía con los negretes. He comprado un vestido para Aroa.

Hemos comido un pollo asado a las hierbas en el mercadillo y, tras un descanso, a pasear hasta Playa Paraíso que está en el Mar Menor. Nos ha gustado porque es tranquilita. Cuando esté fría la del Mediterráneo es una buena opción. Eso sí los entornos urbano-turísticos resultan bastante deprimentes. 04-06-2012 Hemos hecho algunas compras y hemos estado en la calita de abajo. El mar está picado y el agua más bien fresca. Se puede dar un baño con gusto pero no permanecer gran rato buceando. Necesita una semana más. 05-06-2012 Cabo de Palos.

Por la mañana hemos estado buceando un rato y hemos estado muy bien. En unos días el agua va a estar de lo más agradable. Se ven los mismos peces que en Almería. Después de comer hemos ido a una visita guiada que habíamos cogido por teléfono en las Minas de La Unión. Es un pueblo minero muy cercano que organiza visitas guiadas los fines de semana. Hemos tenido suerte pues había una visita de un instituto y nos han admitido con ellos. Se trata de una zona, como toda esta parte del Mediterráneo, que, incluso con anterioridad a los romanos, tenía fama minera, pues se ha explotado en todos los tiempos de una u otra manera. La explotación de esta mina se

abandonó no hace demasiados años y se trata de pozos más o menos profundos a los que se accede en horizontal o en vertical. Como se trata de una montaña prácticamente la extracción de material se hacia por mera gravedad. Sacaban diversos metales desde plata a manganeso. Las condiciones, como puede entenderse, eran terribles para aquella gente que en buena medida eran andaluces que poblaron esta zona y trajeron su cante. Se trabajaba prácticamente de sol a sol o hasta sacar un cupo de material. Las galerías y el lugar concreto de trabajo no era muy agobiante, nada que ver con una mina de carbón asturiana. Te suben en un trenecillo y la explicación está bien hecha. Luego hemos ido a la playa de Portman que es una enorme playa en medialuna que cubrieron completamente de escorias. Algo realmente de alucinar. Hay un plan de cierta recuperación, pero es tan enorme el problema que dudo se pueda llevar a cabo, dado el costo que supondría. 06-06-2012 Cabo de Palos Hoy tranquilidad. Hemos intentado bucear nuevamente, pero el mar estaba muy movido y también nosotros nos hemos tenido que mover a la Playa de Levante que estaba como un plato.