You are on page 1of 13

POLIÉTICA 2008 - Año 1 Nº 4 pp.

58-69 La nacionalización del petróleo (1976) o la gran estafa Daniel Hernández El contexto internacional de nacionalización petrolera en 1976
La llamada nacionalización del petróleo, que entró en vigencia el 1º de enero de 1976, fue una de las mayores estafas en contra de la nación y el pueblo venezolanos. Hoy, desde una perspectiva histórica y con la experiencia de haber vivido un golpe de Estado y un criminal sabotaje contra la industria petrolera y el pueblo venezolano, promovidos por el imperialismo para apropiarse de nuestra principal riqueza nacional, podemos entender que aquella nacionalización no fue más que una negociación hábilmente desarrollada por el gobierno estadounidense, los monopolios petroleros y el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez. La negociación se inició en las postrimerías del primer gobierno de Caldera y cualquiera que hubiera ganado la contienda electoral de diciembre de 1973 hubiera llevado adelante tal nacionalización pues se trataba de los dictados y estrategias del imperialismo. No obstante tratarse de una negociación contraria a los intereses nacionales, se creó el marco adecuado para que dicha negociación fuera presentada por el gobierno de Pérez como genuino acto de recuperación de nuestra industria petrolera. En efecto, para la época el Sistema Capitalista Mundial (SCM) confrontaba una seria crisis, en particular EE. UU. a cuyos problemas económicos (crisis financiera, devaluación del dólar, recesión e inflación, déficit de balanza comercial y de pagos) se sumaban reveses políticos y militares como la derrota en la guerra de Vietnam (1959-1973). Además la nacionalización del petróleo acompañó un alza violenta en los precios del crudo que multiplicó por cuatro el ingreso nacional de un año para otro (1975-1976), lo cual embotó la conciencia del pueblo venezolano en medio de una borrachera por la abundancia de divisas. [Venezuela se convirtió en el primer consumidor mundial per cápita de whisky y champaña]. La crisis de EE. UU. fue manejada hábilmente para dar la sensación de que en ese marco de supuesta debilidad del imperialismo podía recuperarse nuestra riqueza petrolera. La propia experiencia histórica ayudaba a la creación de este espejismo. Por ejemplo, la gran crisis del capitalismo de la década de los años 30 produjo un aflojamiento real de los lazos de sujeción imperialista, con cierta independencia real del capital monopólico, situación que se mantuvo en buena medida durante la II Guerra Mundial. El análisis de dicha experiencia es vital para aprender lecciones necesarias a la hora de entender la evolución histórica de la industria petrolera e interpretar la actual coyuntura política y energética en el ámbito internacional. En el contexto de los años 70, y ante la crisis que lo afectaba el gobierno de EE. UU. utiliza una estrategia energética para su superación en base al aumento de

entre finales de 1973 y comienzo de 1975. asociado a una política supuestamente nacionalista por parte de la OPEP y particularmente de Venezuela. más dependientes de las importaciones del petróleo que EE.Año 1 Nº 4 pp. el Banco Mundial (BM). Un análisis de esa experiencia histórica nos dice que si bien la OPEP jugó a preservar sus intereses. a través de los cuales las elites de EE.POLIÉTICA 2008 . el precio del petróleo se disparó hasta 12 dólares el barril. EE. como potencia mundial y de sus corporaciones monopólicas energéticas. Para comprender esta coyuntura es necesaria una síntesis aunque esquemática de la evolución de la economía capitalista en el período 1945-1970. Sin embargo. . como potencia imperialista con intereses propios como nación interesada en contrarrestar la competencia comercial de Europa y Japón aumentando la estructura de costos en estos países. transformado en 1995 en la Organización Mundial del Comercio. El aumento de los precios del petróleo (1973-1975) Durante todo el período de postguerra los precios del petróleo se mantuvieron por debajo de 3 dólares. La motivación fundamental del alza de los precios del petróleo en aquel momento debe buscarse en los intereses de EE. UU. país que nacionalizaría su industria petrolera en 1976. El modelo de desarrollo económico y social de postguerra impulsado por EE. Después de la II Guerra Mundial. impone un sistema financiero internacional basado en el dólar y hecho a la medida de sus intereses. apoyado en su condición del principal país acreedor del mundo. a estas condiciones económicas suma el despliegue de su poderío militar a través de alianzas tipo OTAN y el establecimiento de bases militares alrededor del mundo. UU. exigía una fuente de energía barata. UU. UU. ha ejercido su dominio. ¿Qué factor determinó este violento incremento? Veamos el trasfondo escondido tras los aumentos de los precios del petróleo en esa coyuntura. desarrolla una economía interna con base en la industria automotriz y de electrodomésticos como industrias punta. UU.58-69 los precios del petróleo. UU. el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). Impone su hegemonía mediante la reconstrucción de Europa y Japón con sus capitales y monopolios extendiendo sus tentáculos a toda la economía global. emerge como la primera potencia imperialista capitalista. contando con una elevada productividad y competitividad. se convierte en cultura paradigmática que sirve de base al modelo de la “democracia política americana” cuyo patrón también ha sido impuesto a través de un conjunto de instituciones supranacionales tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI). su cultura. lo hizo dentro de una estrategia pactada de defensa de los intereses de EE. la Organización de Naciones Unidas ONU.

dependía en un 30% de petróleo importado. Ante el fracaso de las presiones institucionales. UU. resultaba antieconómico. para proyectos considerados estratégicos. y sus gobiernos empezaron a presionar por la conversión de sus activos en dólares en oro. el gobierno estadounidense puso en marcha el operativo petrolero. cualquier proyecto de investigación y desarrollo a gran escala de las nuevas fuentes de energía.UU. Europa y Japón se habían convertido en fuertes competidores de EE. reducción de la capacidad competitiva en los mercados internacionales y conflictos políticos-sociales en Europa y Japón que se vieron relegados a un segundo plano. Europa de un 60% y Japón de 100%. El segundo problema se refiere a la rentabildad de la inversión. y su economía presentó una doble situación de recesión y tendencias inflacionarias. tal inconveniente ha sido resuelto históricamente mediante el financia-miento gubernamental. a partir de la II Guerra Mundial. EE. Luego de un período relativamente largo de presiones infructuosas de EE. Un aumento de los precios del petróleo afectaba más a Japón y Europa que a EE. UU. EE. mecanismo institucionalizado en EE.58-69 A mediados de la década de los 70. A los precios del petróleo prevalecientes hasta comienzos de la década del 70. o de “seguridad nacional”.Año 1 Nº 4 pp. inflación interna. No obstante. tales como la devaluación del dólar el abandono del patrón oro y esfuerzos por reactivar su economía mediante un reacomodo productivo basado en una nueva división internacional del trabajo. UU. empezó a presentar problemas en su balanza comercial (sus importaciones eran superiores a sus exportaciones) y de pagos (la salida superaba el ingreso de capitales). UU. lo que permitiría que desde mediados de la década del 80.POLIÉTICA 2008 . el monto cuantioso de nuevas inversiones imposible de asumir individualmente por ninguna corporación privada. básicamente a partir de la intensa explotación de los trabajadores deseosos de superar el trauma de la guerra.. optó por recurrir a una estrategia anticrisis cuyo eje fue la “jugada petrolera”. UU. acompañada de medidas financieras y económicas. EE. Uno. A esta situación vino a sumarse el colapso del llamado campo socialista y la finalización de la “guerra fría”. UU. tanto por la menor incidencia de petróleo importado como por contar con un aparato productivo gigantesco. que EE. Por otra parte. el gobierno de EE. A mediados de la década de los 70. para obtener concesiones gratuitas en materia comercial y monetaria que le ayudasen a solucionar sus graves problemas económicos internos. Los resultados estuvieron siempre a la vista: bruscos desequilibrios de la balanza de pagos. . asumiera la hegemonía mundial de manera absoluta. dependía en un 30% de petróleo importado. el desarrollo de nuevas fuentes de energía petrolera presentaba dos problemas básicos para el imperialismo en aquel momento. Europa de un 60% y Japón de 100% Pero a finales de la década de los años 60. hacia Europa y Japón. UU. UU. tomando como base precios del petróleo por debajo de 3 dólares.

considerando el elevado monto de inversiones necesarias para acometer el ambicioso programa energético planteado. Buena parte de esta nacionalización pactada se explica por la necesidad de trasladarle el Estado venezolano las inversiones necesarias para la explotación de petróleos pesados. Uno de los elementos clave en el aumento de los precios del petróleo fue el incremento sustancial de las ganancias esperadas por las compañías petroleras como resultado directo de esos aumentos y de la especulación en dicho mercado... hay que considerar que el alza de los precios del petróleo en aquel momento tuvo un efecto “reanimador” para la golpeada economía estadounidense. por el aumento de los costos debido a la necesidad de aplicar técnicas especiales por tratarse de petróleos “secundarios”. Se consideraba en aquel momento. Y sin embargo el incremento de las ganancias llegó hasta el 500% para algunas compañías norteamericanas a mediados de los años 70. el alza de los precios del petróleo en aquel momento tuvo un efecto “reanimador” para la golpeada economía estadounidense. que se hicieron rentables a los nuevos precios petroleros. UU. El aumento de los precios del petróleo también estuvo dirigido a facilitar la reapertura. licuados de carbón. y la situación no ha variado sustancialmente desde entonces. “sus” reservas petrolíferas alcanzarían dimensiones gigantescas. Basta decir que la tasa de ganancia promedio para las compañías petroleras que operaban en Venezuela en aquel entonces se calculaban en 30% anual. Por último.58-69 Pero no sólo se trato de hacer rentable la explotación de petróleos pesados sino también de liberar a las corporaciones petroleras de las nuevas inversiones.Año 1 Nº 4 pp. Los nuevos precios del petróleo abrieron nuevos horizontes para la aplicación rentable de técnicas enteramente nuevas. sobre todo en territorio norteamericano. contabilizada históricamente por las elites de EE. que de cumplirse los planes energéticos de EE.POLIÉTICA 2008 . fuentes geotérmicas. considerando el elevado monto de inversiones necesarias para acometer el ambicioso programa energético Esto último ha variado sustancial-mente con la política soberana del gobierno bolivariano. contando con los yacimientos de Alaska y la faja del Orinoco. UU. hidrógeno. petróleos “secundarios” y “terciarios”. producto de la “jugada petrolera”. energía nuclear. como patrimonio propio. . de pozos considerados antieconómicos a los precios que rigieron hasta comienzo de los años 70. que abarcaba todos los campos energéticos tales como: energía solar. etc. consideradas en el “mundo de los negocios” obviamente como ganancias extraordinarias. dirigidas a la explotación de petróleos superpesados.

Estos desarrollos e inversiones terminan reactivando la economía estadounidense considerando la hegemonía de EE. el crecimiento del sector energético iba a terminar dinamizando la economía en su conjunto. y el predominio de sus monopolios que están en la base de la economía global. UU. • generalmente los aumentos del precio del petróleo han estado asociados al financiamiento del desarrollo de nuevas fuentes energéticas ante la creciente demanda energética mundial.58-69 El papel de los monopolios petroleros Del análisis histórico de las estrategias energéticas de las corporaciones petroleras y el gobierno estadounidense. consciente de que si bien el aumento de los precios del petróleo afectaba a otros sectores de la economía. Resulta ingenuo considerar que la potencia imperialista se sometiera mansamente al poderío de la OPEP o a gobiernos como los de Pérez. sacaron grandes beneficios explotando su imagen de gobiernos supuestamente nacionalista ante sus pueblos. entre ellos el de Venezuela. UU. UU. pues tiende a enfocarse el problema sin examinar las fisuras que existen entre los diversos sectores capitalistas al interior de la sociedad y la economía estadounidense.Año 1 Nº 4 pp. quienes llevaron adelante un inteligente plan para el aumento de precios del petróleo. iniciado el proceso de reestructuración de la economía que posteriormente . puede concluirse que: • las corporaciones petroleras jugaron un papel preponderante en las decisiones sobre el aumento de los precios del petróleo.POLIÉTICA 2008 . La experiencia histórica ha demostrado lo equivocado de estas tesis. UU. • el rol jugado por los altos precios del petróleo formó parte de la estrategia energética de EE. Este es un elemento al que aún hoy no suele prestársele la atención que requiere. Resulta claro que el “nacionalismo” árabe y el venezolano de la época fue apenas un subproducto de los apetitos de las petroleras y el gobierno de EE. el incremento de los precios del petróleo que posteriormente fue acompañado por la nacionalización. en el caso de Venezuela. Puede documentarse ampliamente cómo buena parte de los ingresos de la OPEP que se multiplicaron por diez de 1970 a 1975 fueron a parar fundamentalmente a la economía y al sistema financiero estadounidense (o al mercado del eurodólar) jugando un papel reactivador de la economía de EE. Si bien los gobiernos de la OPEP. Por otra parte. es claro que los responsables principales por los altos precios del petróleo fueron las compañías petroleras acompañadas de la presión del gobierno estadounidense. que desembocó en contrarrestar la competencia de Europa y Japón y que le permitió recomponer su hegemonía al interior del sistema capitalista. creó las bases para que andando el tiempo la industria petrolera se convirtiera en un “Estado dentro del Estado” hasta el punto de motivar un golpe de Estado.

Esta nueva modalidad consistió en lo fundamental en una variación de las formas jurídicas de propiedad de los intereses imperialistas. Estos nuevos mecanismos tuvieron que ver con una nueva fase de desarrollo del imperialismo en aquel momento. tecnología.Año 1 Nº 4 pp. de los canales de comercialización (Contratos de comercialización) y de los mecanismos de financiamiento. la llamada nacionalización del petróleo.— fue tan férreo que hacía innecesaria la propiedad sobre estas industrias. principalmente aquellas relacionadas con acero —de allí también la nacionalización del hierro en nuestro país en ese mismo momento—. Además de mantener y fortalecer su hegemonía mundial frente a Europa occidental. los que pasaron a ser activos en propiedad del Estado “nacionalizador”. La nacionalización del petróleo en Venezuela Visto el marco internacional que incidió en el aumento de los precios del petróleo. Japón y confrontar la amenaza soviética. Visto los intereses que motivaron la manipulación de los precios del petróleo. puede intuirse que la nacionalización no significó nunca un debilitamiento de los lazos de dependencia del país. que se adecuaba a las nuevas necesidades de su desarrollo y de su estrategia anticrisis. UU.58-69 conoceríamos como globalización. No es por casualidad la llegada al poder ni el papel que han jugado los Bush como voceros del sector energético cuya influencia en la orientación de la política exterior de EE. etc. es necesario analizar la otra cara de la “jugada petrolera” que involucró directamente al país.POLIÉTICA 2008 . el imperialismo a través de su gobierno y las corporaciones petroleras continuaron conservando el control sobre la “industria nacionalizada” (al estilo de un enclave colonial) mediante el control tecnológico (Contratos de servicios y asistencia técnica). sino por el contrario su reforzamiento. aluminio. Gobiernos enteramente sumisos garantizaban el manejo de la industria en función de los intereses monopólicos e imperialistas. para facilitar al . La “nacionalización” dio paso a una nueva forma de dominación del imperialismo. Su grado de dominación y control de las fuentes de riqueza a nivel mundial —en este caso la petrolera— y en todas sus esferas-producción. Es necesario señalar que en aquella coyuntura se van sentando las bases de la profundización del predominio que más tarde van a jugar las corporaciones petroleras y que incidirán en las disputas internas por el ejercicio de poder en los Estados Unidos. la jugada petrolera estuvo dirigida a financiar el proceso de reordenamiento mundial del sistema capitalista que trasladó algunas áreas productivas a los países de la periferia. comercio. podemos ver hoy con mayor claridad. así como del control sobre la estructura y las líneas de mando de la empresa que se mantuvieron intactos. Sin embargo.

Se partió siempre del supuesto de que las nuevas inversiones iban a ser mucho más costosas pues se trataba ahora de la explotación de petróleos pesados. ocho veces y medio el total de su inversión. lo que determinó: 1. La nacionalización pactada de la industria petrolera en Venezuela estuvo determinada por: • Cobrar a la nación por indemnización a precios inmensamente superiores a su valor real los activos de las corporaciones en instalaciones ubicadas dentro del territorio nacional. la comercialización.. las compañías obtuvieron cuatro veces y medio el total del monto de sus inversiones en el país. 4. amenaza permanente de paralización de la industria dado su carácter dependiente. sobre activos completamente descapitalizados. Estos activos pasarían automáticamente a la nación en 1983 por la Ley de reversión petrolera. 2.000 millones de Bs. Entre 1965 y 1975 con una inversión neta total en el orden de los 7 mil millones de Bs. Algunos cálculos de la época establecían que en los dos años previos a la nacionalización pactada. incrementar la transferencia de recursos hacia sus casas matrices y preservar sus activos financieros. Esto quiere decir que recuperaron en sólo 10 años.. quedó en manos de los monopolios ya que éstas detentan el dominio pleno del mercado mundial petrolero.000 millones de Bs. las empresas petroleras transnacionales lograron unas utilidades de casi 60. • El nuevo esquema determinó una total dependencia de la industria nacionalizada del imperialismo estadounidense y de su monopolios petroleros a través de contratos de asistencia técnica y de comercialización. que a corto plazo. las corporaciones y la “burguesía nacional” lo dice a las claras los siguientes elementos: Pago de indemnización por más de 5. (después de los impuestos).58-69 imperialismo una utilización más intensiva de las fuentes de energía y un saqueo más directo de las riquezas naturales de los llamados países subdesarrollados. la parte sustancial del negocio.POLIÉTICA 2008 . 5 años y por la Ley de reversión petrolera pasaban . pues tratándose de una industria nacional las inversiones correspondería realizarlas ahora al Estado. principalmente aquellas relacionadas con acero • Trasladar las nuevas inversiones al Estado venezolano. incremento de las ganancias de los consorcios productores de equipos petroleros por las grandes inversiones que habría que realizar. es decir. Que la nacionalización del petróleo fue un negocio redondo para el imperialismo. Por otra parte las empresas transnacionales tomaron las precauciones de descapitalizar sus instalaciones. 3.Año 1 Nº 4 pp. la jugada petrolera estuvo dirigida a financiar el proceso de reordenamiento mundial del sistema capitalista que trasladó algunas áreas productivas a los países de la periferia. desaparecieron las perspectivas de desarrollo de una tecnología independiente.

58-69 automáticamente a poder del Estado venezolano. el fisco nacional nunca percibió las supuestas ganancias que deberían ingresar al nacionalizarse el petróleo. A esto se agrega que las compañías nunca asumieron ninguna responsabilidad por ningún proceso adelantado bajo su dirección y que cualquier nuevo requerimiento tecnológico necesario se pagó a parte de acuerdo a un nuevo convenio. Igualmente. que eliminó cualquier posibilidad de desarrollo de una tecnología propia. Los . Alfonso Ravad. La importancia de los petróleos pesados era ya previsible ante la declinación mundial de las reservas de petróleos livianos y medianos y la nacionalización pactada apuntaba a posicionar las corporaciones en las mejores condiciones trasladando las inversiones al Estado venezolano. la tendencia de los costos fue constantemente creciente.. presidente de PDVSA. Trasladar las inversiones al Estado venezolano. En cambio. La declinación de las cuencas tradicionales y el incremento del consumo interno. acceso a la información. Además las compañías ya habían recuperado varias veces el valor de sus inversiones.POLIÉTICA 2008 . (mas de 16. Por otra parte la nacionalización vino atada a los contratos de servicios de asistencia técnica y de comercialización que se convirtieron en los mecanismos específicos a través de los cuales el imperialismo estadounidense y los monopolios petroleros siguieron ejerciendo su dominio sobre el petróleo venezolano.Año 1 Nº 4 pp. • Con respecto a la comercialización. control. trasladaba desde aquella el futuro de la industria petrolera a la explotación de la Faja del Orinoco. y más bien inició un proceso de reducción constante de su participación con respecto al nivel de 1974.000 millones de Bs. etc. Los textos originales de los Contratos de servicios otorgaban derechos absolutos a las compañías extranjeras de servicios —empresas de maletín creadas por las antiguas concesionarias— para ejercer todo tipo de vigilancia. afirmaba que para mantener el ritmo de producción de la industria petrolera se requería que las inversiones en los 10 años siguientes a la nacionalización alcanzaría el orden de los 80. Por el contrario. ahorrándose de paso cualquier riesgo.000 millones de dólares al cambio de la época). a partir de la nacionalización las compañías petroleras lejos de reducir sus ganancias las aumentaron. mientras se mantenía el control de la industria mediante los contratos de servicios. este ha sido un mecanismo que lejos de proveer de tecnología a la industria nacional lo que hace es canalizar hacia las corporaciones la tecnología que se produce a nivel nacional. Como se sabe hubo una tendencia alcista de las inversiones en los años posteriores a la nacionalización.

Esta situación continuó progresivamente hasta convertir a PDVSA en un “Estado dentro del Estado”. sino también por efecto de los descuentos y prebendas que siempre recibieron del Estado venezolano. Esto se explica por la inflación constante. como expresión formal de los intereses de toda la sociedad venezolana fue siendo constantemente desplazado por una elite tecnocrática que monopolizó las decisiones sobre la industria petrolera. descuentos especiales. UU. debilitar aún más la participación del Estado venezolano tanto en la participación del ingreso petrolero como en la dirección de la empresa e iniciar la privatización de la industria. El debilitamiento de la OPEP. En cambio. esta elite pasó a la ofensiva. rubros que engrosan las ganancias de las corporaciones internacionales del petróleo. Los monopolios petroleros extranjeros continuaron obteniendo grandes ganancias de la industria nacionalizada. el Estado estadounidense y las grandes corporaciones del petróleo. ideológicas y culturales para profundizar dichas estrategias. en cambio sí se redujo constantemente la participación del Estado venezolano en el ingreso fiscal petrolero. y más bien inició un proceso de reducción constante de su participación con respecto al nivel de 1974.58-69 monopolios petroleros extranjeros continuaron obteniendo grandes ganancias de la industria nacionalizada.POLIÉTICA 2008 . como “cabeza de playa” para derrocar el gobierno a través del paro y el sabotaje petrolero (20022003). no solamente derivadas del control hegemónico del mercado mundial. cuyo primer paso fue el proceso de “apertura petrolera” (al cual nos referiremos en una próxima edición). Fue en realidad un gran negocio entre el imperialismo estadounidense. las corporaciones petroleras y la “burguesía” venezolana que dio grandes ganancias a las primeras y aumentó la participación de esta última a cambio del más descarado y vergonzoso entreguismo. la reducción constante de los precios por la vía de inundar el mercado petrolero para crear las condiciones para la privatización de PDVSA pasaron a ser los objetivos de la elite meritocrática que en la práctica hegemonizó el control de la industria.. y por el incremento de costos. gastos operativos. La . Nunca se afectó en un nivel significativo las ganancias de las ex concesionarias. Así ya para 1980 producir un barril de petróleo costaba al Estado venezolano 74% más que en 1976. el fisco nacional nunca percibió las supuestas ganancias que deberían ingresar al nacionalizarse el petróleo. El advenimiento del neoliberalismo como paradigma social dominante creó las condiciones políticas. siempre bajo los dictados de las corporaciones petroleras internacionales y el gobierno de EE. etc. Ante la victoria electoral del presidente Chávez. la nacionalización pactada del petróleo no llegó a ser siquiera nacionalista. por el camino el Estado venezolano. no solamente derivadas del control hegemónico del mercado mundial Como puede observarse.Año 1 Nº 4 pp. Si en un comienzo la alianza para la jugada petrolera se estableció entre el Estado venezolano.

Es en el estudio de la nacionalización petrolera donde se encuentran las claves para la comprensión de la evolución posterior de la industria. La industria petrolera nacional es meramente una industria de extracción de crudos. En la práctica esta elite.58-69 “nacionalización” del petróleo nunca afectó el nivel de ganancias de los monopolios petroleros. que fueron adecuándose a los intereses imperialistas del gobierno de Estados Unidos. que llegó al extremo de desafiar el poder del Estado. Económicamente convirtió el sector petrolero “nacional” en una suerte de enclave imperialista en la economía venezolana. y contando con un cierto reparto populista de la parte minoritaria de la renta. intentando el derrocamiento del gobierno del presidente Chávez. pues el contenido de éste siempre fue la recuperación de las riquezas sociales para ponerlas al servicio del pueblo. las corporaciones petroleras. Su aporte al . es una gran abastecedora de las grandes corporaciones y del mercado norteamericano en particular. y llevadas a cabo por una elite antipatriótica y antinacional. Toda esta política fue reforzada por la ideología neoliberal que propugnó la privatización de la industria y que. los que constituyen el principal producto de la canasta de exportación del país. en el que tomaron cuerpo las modalidades más acabadas de la dominación imperialista. Políticamente su principal efecto fue la eliminación de la conciencia nacionalista y antiimperialista. política. esta produce casi totalmente para la exportación e importa casi totalmente todos los insumos y equipos que requiere para producir lo que exporta la vida económica. A manera de conclusiones La “nacionalización” del petróleo tuvo grandes implicaciones en Por el carácter dependiente de la economía nacional. por el contrario. social y cultural del país. bajo los gobiernos de la IV República. Recuperado el hierro y el petróleo. expropia al Estado y a la sociedad venezolana el ingreso petrolero.Año 1 Nº 4 pp.POLIÉTICA 2008 . las corporaciones siempre tuvieron el petróleo asegurado. como era de esperarse. se crearon las condiciones para el desarrollo de una cultura que se basó en el total desconocimiento del llamado “negocio petrolero” y en el simple usufructo de una menguada renta petrolera. no requirieron de ninguna inversión. de correr ningún riesgo ni asumir ninguna responsabilidad. condujo a las confrontaciones conocidas cuando el gobierno bolivariano intentó reorientar los destinos de la industria. Fue una de las más grandes estafas al pueblo y la sociedad venezolana. nuestras principales riquezas naturales. su proceso real de desnacionalización y la emergencia de una elite que institucionalizó una cultura meritocrática y de poder. y particularmente de la industria petrolera. Es decir.

ha servido básicamente para mantener la burocracia estatal. descuentos especiales. contratos de servicios. Por el carácter dependiente de la economía nacional.Año 1 Nº 4 pp. aluminio. La nacionalización pactada fue pues una jugada maestra en las que se sentaron las bases de la evolución posterior de la industria petrolera y es uno de los puntos de partida de estudio para comprender no sólo cómo llegamos al sabotaje petrolero. incremento de los costos. El gran reto sigue siendo superar la fragmentación intra e intersectorial y construir un sector energético que sirva de base a un modelo de desarrollo endógeno. En definitiva al sector petrolero se hizo más dependiente a partir de la nacionalización pactada y su desnacionalización y descapitalización se hizo cada vez más creciente. a su . pese a las relativas grandes reservas.) el petróleo venezolano no ha potenciado ninguna de estas áreas. por sólo mencionar algunos. a la experiencia acumulada no ha servido para potencializar un desarrollo económico endógeno. el petróleo venezolano. ni mucho menos una integración de este sector con toda la economía nacional dentro de una perspectiva socio-cultural del desarrollo alternativa al capital.58-69 desarrollo económico del país sólo se concreta en una renta que dadas las condiciones de dependencia del país. y particularmente de la industria petrolera. sigue siendo básicamente la misma. entre indemnización. A pesar de la existencia de otros elementos estratégicos para impulsar una vigorosa economía industrial (hierro. La dependencia de la industria petrolera “nacionalizada” se concretó en un primer momento a través de los contratos de asistencia técnica y comercialización principalmente. En cambio. Y si bien estas son características de los gobiernos orientados por el “Pacto de Punto fijo” la situación más allá de una distribución más social y de algunos intentos de desarrollo económico. Estos contratos establecieron las condiciones más onerosas para la nación la cual continuó pagando un lucro cesante a las ex concesionarias. sino lo que quizás es más importante aún. hasta el parosabotaje de 2002-2003 fueron cuantiosísimas las ganancias que obtuvieron en el período 1976-2003 las corporaciones petroleras extranjeras. Detrás de cada operadora nacional se siguió moviendo por muchos años una ex concesionaria multinacional que continuó absorbiendo ganancias a través de dichos contratos. como logramos diseñar una estrategia que convierta a la industria petrolera en la base de un sistema energético que. proceso de internacionalización. etc. cambios del patrón de refinamiento. armonioso e independiente. pasando por la apertura petrolera. esta produce casi totalmente para la exportación e importa casi totalmente todos los insumos y equipos que requiere para producir lo que exporta. el mantenimiento de una burguesía parasitaria y regresa por mil canales a los centros imperialistas nuevamente.POLIÉTICA 2008 . No ha sido posible ni una integración de un sector energético nacional.

asumida además por parte importante de los pueblos explotados del mundo. complejidad y elevados costos sociales no debe interpretarse como fatal debilitamiento económico o reducción de la capacidad de maniobra. se mantiene aunque dentro de un cuadro de dificultades que el imperialismo no vivía desde mediados de los años 80. La experiencia histórica enseña que. aún con su profundidad. UU. Como hemos visto.. Por ejemplo. Por otro lado es claro que podemos obtener algunas lecciones de la historia con respecto al comportamiento del imperialismo. debilitamientos sectoriales motivados por las contradicciones de diversos sectores económicos por la apropiación de la plusvalía. al menos en todo el período de la postguerra. pese a la magnitud de la crisis de aquel entonces.POLIÉTICA 2008 . UU. sea la base para el desarrollo de un modelo de desarrollo endógeno cómo base de construcción del socialismo. cambios en la hegemonía de la facción que ejerce el poder. Con toda la complejidad de la actual situación internacional en la que destaca la crisis del SCM. la resistencia de los pueblos afgano e iraquí. el debilitamiento del imperialismo capitalista por efectos de sus crisis recurrentes o los reacomodos que se dan a su interior por cambios de gobierno. la hegemonía de EE. Cambios reales en la correlación de fuerzas que debiliten la hegemonía de los sectores monopólicos a nivel interno de EE. No negamos las . no tiene porque producir necesariamente cambios significativos en la correlación de fuerzas a nivel mundial. tanto del gobierno de las grandes potencias. en los momentos de crisis la dominación imperialista sobre los países dependientes. como la lucha por el socialismo. La posibilidad de introducir cambios importantes en la correlación de fuerzas frente a la dominación imperialista dependerá siempre de la articulación de fuerzas políticas emancipadoras. lejos de aflojarse. Un corolario que puede concluirse del anterior análisis es el siguiente: la crisis del SCM. importante a la hora de evaluar la actual coyuntura política y energética. especialmente EE. o de los grandes consorcios monopólicos en su conjunto.58-69 vez. se refuerza.Año 1 Nº 4 pp. UU. sólo son posibles si se levanta una alternativa política integral. en sólo una década el imperialismo capitalista estadounidense salió fortalecido de la crisis iniciando un período de clara hegemonía que tan sólo se está agotando con la actual crisis del SCM. y la recuperación de las luchas en América Latina y otras regiones del mundo. La intensificación de la explotación y la profundización de la dominación política tienden a hacerse más fuertes pues forman parte de la estrategia anticrisis del imperio que siempre busca volcar sobre las espaldas de los pueblos los costos de la crisis. o que debiliten realmente la hegemonía global de este país.

POLIÉTICA 2008 . la lucha por el poder político y la definitiva abolición del capital. . Lo que afirmamos es que la crisis por sí misma no significa necesariamente avances para los pueblos. ni las posibilidades de avance de los pueblos del mundo. El factor determinante es el político.Año 1 Nº 4 pp. y en concreto. La experiencia histórica y el comportamiento del imperio en la coyuntura de los años 70 permiten afirmar esto sin lugar a dudas y aprender una importante lección de la historia.58-69 dificultades del sistema.