You are on page 1of 2

En busca del ladrillo más ecológico

Publicado en: Desarrollo Sostenible, Reciclaje 25 Febrero de 2013 Ladrillos fabricados de residuos de papel, cenizas de carbón, restos de plásticos o incluso cáscaras de cacahuetes y lana de oveja. Así son los ladrillos ecológicos. Su uso reduce el gasto en energía y materias primas que requieren los ladrillos convencionales, ayudando así a construir casas más respetuosas con el medio ambiente.

Para conseguir este nuevo material, los desechos se mezclan con arcilla para la construcción y se exponen a un proceso de presión y extrusión mecánica. A esta mezcla, se añaden residuos orgánicos para reducir el tiempo de cocción, lo que supone un importante ahorro de combustible. Sus ventajas: son ligeros y de baja conductividad térmica, ofreciendo así una buena capacidad aislante. El reto de estos andaluces es aumentar la resistencia de este material e incorporar nuevos elementos como desechos de la industria cervecera, del aceite de oliva o del biodiesel. Estos investigadores no son los únicos que se estudian la fórmula para encontrar el ladrillo más respetuoso con el medio ambiente. El ingeniero Henry Liu preside la empresa Freight Pipeline cuyos ladrillos ‘Fly-Ash Brick’ están fabricados a partir de cenizas de centrales térmicas de carbón. Su gran ventaja es que sólo necesitan una temperatura de cocción de 60ºC los convencionales requieren hornos que alcancen unos 900ºC). Letonia y Lituania para producir hormigón ‘polimérico’ a partir de residuos plásticos como botellas o envases de yogur. Estos ladrillos tienen la misma apariencia que los de cemento pero con la ventaja de que absorben menos agua y resisten muy bien los cambios bruscos de temperatura. Proyectos que ayudan a nuestro Planeta y prometen tener mucho futuro.

y es un proceso demasiado sucio. así que nos interesa explorar mercados extranjeros. han logrado convertir residuos poliméricos termoplásticos en una sustancia aglutinante que podría mezclarse con otros materiales. 
 
 "Los ladrillos de hormigón polimérico tienen el mismo aspecto que los ladrillos comunes de cemento".Un grupo que cuenta con socios de España. por lo que ha fundado Partneris L. resultarán beneficiosos para el medio ambiente. señaló que este hormigón polimérico absorbe menos agua. y dar lugar a un hormigón polimérico sin cemento. para que le ayude a probar los productos creados con esta técnica y encontrar mercados. Nuestro socio español conoce bien los mercados". afirmó el Dr. Juris Balodis. pero se proponen aumentarla a entre treinta y sesenta ladrillos por minuto.. responsable del proyecto en el Centro Tecnológico de Letonia. empresa cementera española. ya que el procesamiento de residuos poliméricos podría ser una actividad económica rentable.V. no es rentable económicamente. En el proyecto participan también socios lituanos. como la arena. Balodis. Además. como el llamado "mobiliario urbano" y los bordillos de las aceras. 
 
 Ahora investigadores del Centro Tecnológico de Letonia y del Instituto de Mecánica de Polímeros de la Universidad de Letonia han dado con una solución. Los expertos calculan que el 25% de los residuos poliméricos no puede reciclarse. La velocidad actual es de tres ladrillos por minuto. 
 
 Ahora el Dr. "por lo que resiste muy bien las variaciones de temperaturas. Su empresa ha unido fuerzas con Hormigones Uniland. 
 
 "Letonia es un país pequeño. . 
 
 Hasta la fecha los socios del proyecto han aplicado esta tecnología en Letonia para fabricar ladrillos de hormigón polimérico para aceras y un tipo de hormigón ligero en Lituania. Puede funcionar bien en una amplia gama de productos. por ejemplo heladas". Se prevé que este material resultará beneficioso para el mercado europeo y los consumidores. En colaboración con Hormigones Uniland. ha desarrollado una tecnología para producir materiales de construcción de hormigón usando residuos poliméricos y rellenos inertes. por tres motivos principales: contiene mezclas de tipos diferentes de polímeros. Sin embargo. según los socios del proyecto. empresa spin-off que pretende crear nuevos materiales de construcción a partir de residuos poliméricos. las empresas de gestión de residuos y empresas que producen grandes volúmenes de desechos poliméricos. Los principales clientes serían. que posee la capacidad de producir dos millones de metros cúbicos de hormigón preparado al año. Balodis y su equipo están investigando cómo acelerar la producción de estos ladrillos. financiado por el programa EUREKA. 
 
 Los investigadores opinan que estos innovadores ladrillos serán más económicos que los ladrillos comunes. cartones y envases de yogurt. Letonia y Lituania asegura que está listo para lanzar al mercado una solución ecológica para la gestión de residuos de plástico. explicó el Dr. 
 
 Valdis Leitlands ha ayudado a diseñar esta técnica en el marco del proyecto y está convencido de su potencial comercial. 
 
 Cada día desechamos grandes cantidades de polímeros en forma de botellas de plástico. El proyecto SANDPLAST.