VIDA RELIGIOSA DE LOS MORISCOS

— Tki. MaestriiÍ Pozas. 12.JUNTA PARA AMPLIACIÓN DE HSTUDIOS B INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS VIDA RELIGIOSA DE LOS MORISCOS POR PEDRO LONGÁS PRESBÍTERO M A D R 1 1) Imprenta Ibérica.— K.i'ífono 3.854 I9Í5 .

Con licencia de la Autoridad eclesiástica. .

-1^ A MIS QUERIDOS MAESTROS D. MIGUEL ASÍN PALACIOS Homenaje de gkatitud por 8us enseñanzas. JULIÁN RIBERA TARRAGO Y D. .

.

ÍNDICE GENERAL Dedicatoria Abreviaturas Obras utilizadas o citadas por incidencia Fa bB ERKATA8 Introducción v xiii xvii XlX xxi PRELIMINARES monarcas españoles con los moriscos en materia religiosa (1492 1609) xxxiv Pertinacia de los moriscos en las prácticas mahometanas L Clases de moriscos lxiv Instrucción de los moriscos en la fe cristiana lxvi Conclusión lxxi Política de los CAPÍTULO PRIMERO DE LA PE De la fe 1 Artículos de la fe musulmana Mandamientos de la ley musulmana Profesión de fe musulmana 2 7 13 CAPÍTULO Purificación II PÜKIPIOACIÓ.S Y ABLUCIÓN 16 la práctica Días en que se obtenía mayor mérito por de la purificación 19 .

.. 74 .. en sustitución de la ablución con agua 19 27 27 28 CAPÍTULO III OKACíÓN: PARTE PRIMERA Oración: hu origen Lugar. 67 68 71 72 CAPITULO VI oración: parte cuarta Oraciones obligatorias por tradición: De las dos Pascuas {de Ramadán y de Carneros) .Págs.. Ablución especial (alguado) Condiciones del agua para la ablución Ablución sin agua (atayamum) Casos en los cuales se halla prescrita la ablución sin agua.33 37 CAPÍTULO IV oración: i'artb segunda Actos de que constan las cinco oraciones diarias Azoras o suras que se recitaban al orar 40 44 CAPÍTULO V oración: parte tercera Pregón o llamamiento a la oración Movimientos y actitudes del cuerpo 51 al orar 55 58 61 Oración del viernes Casos de exención El imam. Casos en que la oración debe repetirse Oración del enfermo : Oración del temeroso : 66 .. quiénes pueden ejercer oficio de tal Oficio del imam y de los fieles durante la oración. vestido y calzado ritual para Horas de la orar-ión 31 la oración .

84 90 • CAPÍTULO VIII oración: parte í^exta Plegarias (adoas) . IX Págs. . Plegaria para pedir a Dios el perdón de los pecados. Del eclipse del sol De rogar p r agua 75 77 77 De algüitri CAPÍTQLO Vil ORAC ón: parte quinta Oraciones voluntarias {anefilas) Otras oraciones de devoción durante el día: Al despertar por la mañana a la hora del alba Al vestirse Al salir de casa Al tiempo de ir a la mezquita Al principio y al fia de la comida Al tiempo de satisfacer necesidades corpóreas Oraciones de devoción para los distintos días de la 70 81 S¿ 82 83 83 83 semana Oraciones en los distintos meses del año musulmán. Letanía de los nombres de Dios 00 . 100 111 CAPÍTULO IX oración: partk séptima Oración de rogar por agua Plática para exhortar a las gentes antes de salir a gar por agua Rito de la oración de rogar por agua Plática o aljotba primera para pedir agua Plática segunda para pedir agua 123 ro- 125 131 134 146 151 Rogativas Rogativa primera .. . 158 . . . .

y su expiación Causas que invalidan el ayuno. llamada de la pedregada 158 165 176 CAPÍTULO X oración: parte octava Sermones Sermón o aljotba de 182 la Pascua de Carneros 186 CAPÍTULO XI DEL AYUNO Ayuno y su obligación Exenciones del ayuno. además del de Ra229 madán CAPÍTULO XII DE LA LIMOSNA Limo-na o azaque: su obligación.. 231 Clases de limosna Distribución del azaque Cuantía del azaque Limosna del numerario de oro y plata Limosna por razón de las joyas Limosna por razón de los ganados Limosna por razón de los camellos Limosna por razón de las vacas Jvimosna por razón de las frutas. 232 232 233 234 235 236 236 238 238 .Rogativa segunda Rogativa tercera Rogativa cuarta. Comida durante el Ramadán Oración de ofrecimiento del ayuno de 214 217 221 Ramadán » 223 226 228 229 Ayuno de devoción Ayuno por pena Días de ayuno durante el año.

.XI Limosna por razón de los panes Limosna del almacenista o acaparador Limosna del revendedor Exenciones de limosna Otras exenciones Limosna pascual : 239 240 241 242 242 m Limosna voluntaria 244 2í5 CAPÍTULO XIII DE LA PEREGRINACIÓN Peregrinación y sus ritos 250 CAPÍTULO XIV RITOS DEL NACIMIENTO Fadas Circuncisión 256 262 CAPÍTULO XV RlTuS DE LA CAZA Y DEGÜELLO DE ANIMALES ALIMENTOS LÍCITOS La caza y el degüello de animales Alimentos lícitos 264 267 CAPÍTULO XVI DEL MATKIMONIO Matrimonio Poligamia Fórmula de 271 la petición de mano Condiciones requeridas para la licitud 272 273 del matri274 275 277 monio Exhortación a los contrayentes Festejos que seguían a Ift celebrs^ción del matrimonio.

Glosario 305 311 Ind:ce a fabiíjt-co dk matekias 317 ...XI! FAgs.. CAPÍTULO XVII RITOS DE LA MUERTE Asistencia espiritual en Purificación del cadáver el artículo de la muerte 284 285 287 Amortajamiento Conducción al cementerio Oración por el difunto Enterramiento Carta de la muerte Sufragios post 288 289 293 295 300 mortem APÉNDICE Documentos .

Arch. Histórico de Simancas. ^= Alcorán. doc. Ar. Archivo. =aragonesismo. adíjuiridos hacia el año 1870 por el Sr. de Osma. Afénu. Debo te^timonia^ m Sfratitud máf» reconocida al Excmo. la Historia. Acad.:=declaración. Hr. iii. a. Dict. X ABREVIATURAS A.=Dictionary..=año.. Arch. BRAH=Biblioteca de la Real Academia de Col. Sánchez Rayón. prat. de documentos inéCorona de Aragón. .= Apéndice. decl. que {generosa y ííalantemente me ha franqueado los ricos fondos de este su (1) del Sr. Dictionnaire Dict. de D. Guillermo J. Bol. Conde de Valencia de Don Juao. Guillermo J. rtra^. pn aquel tiemi)0. Mar. D. entre ol British Museum y la col'cción del Sr.=^confer. Constituyóse este Archivo sobre la base de los papeles del Archivo Conde de Altamira. R Real Aca- demia de la Historia. = Colección o cfr. de la = Archives Marocaines. arab franQ. AHS=Archivo Alcor. Cor. de AHN=Archivo Histórico Nacional. hoy do Zabálburu.= Dictionnaire pratique arahe-francais. Los restantes papeles del Archivo de Altamira he repartieron. de la H¿storia=^ Boletín de la Bg=Breviar¿o cunní. ditos del Archivo de la C fr. AHp=Archivo Histórico particular Osma (1).

MIA=Manuscritos de la Inquisición de Aragón. de los heter. Glos.-=Supplément aux Dictionnaires árabes.=números.rzrpágina. sigs.. pers -I at. aux Dict.=siguientes. cit.=Hégira. MBCEH= V'anuscritos aljamiados de la Biblioteca del Centro de Estudios Históricos. proced. ob.=signatura antigua. y alj. MeHE=^ Memorial Histórico Español. Hég. ñoles. n. s.=Revista de Archivos. Bibliotecas y Museos. s. de la Bibl.=expediente.=folio. ár. leg. Pascual de Gayangos. sa.^^proceso.=:legajo. . ar. ps. s.=nota.=páginas. tol. Hist. asignatura.°=número.=ohr8í. ns. MIT=Manuscrito3 de la Inquisición de Toledo. s. s.^= Lexicón persico-latinum. pl.=lievue Africaine. de la Junta.=^Glosario..=Historia de los heterodoxos espa- Kasim. de la Biblioteca de la Universidad MCG=:Manuscritos aljamiados de la colección de D. esp.=procedencia. exp.ópoca. pr. n.=plural.=Kasimirski. p. Lex. MBUC=Manuscritos Central. MBN= Manuscritos aljamiados de la Biblioteca Nacional. Suppl.=. ép. Ms. MlV=Manuscritos de la Inquisición de Valencia. citada.XIV ed. =^ Manuscritos árabes y aljamiados de la Biblioteca de la Junta.=edición. RAfr. RABM.

v. UA=Universidad de V.=Véase.:=tomo.=traducción. tít. alj. Alcalá.=volumen.^sub voce.= Textos aljamiados.°=:vue]to. v. . t. Text. trad.XV 8.=título. vol.=tomo8. t8.

.

el I (Valencia. Catálogo de las causas contra la fe seguidas ante el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición de Toledo. 1608). 1638). . Idbvi. Archives Marocaines (Publication de la Mission scientifique du Maroc). t. Le Maroc d'aujourd'hui (Paris. BEAUasitüR (Marcblin). Leroux. Hondas. loEM. XXXIX (Barcelona. 1836). el BoRONAT Y Barr achina (Pascual). t. 1912).° 284 (Paris.tarí. en Revue Africaine. V. Textos árabes en dialecto vulgar de Larache (Madrid. árabe. los moris- Daumas (General). Abenmasarra y su escuela (Madrid. 1903). Colegio de Corpus Christi (Valencia. Paris. Danvila y Collado (Manuel). BERMÚufeZ üB Pedkaza (Francisüo). 1871). Sahih. Los moriscos y su expulsión (Valencia.OBRAS UTILIZADAS O CITADAS POR INCIDENCIA Alarcón Santón (Maximiliano). La expulsión de cos españoles (Madrid. Colccción de documeatos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón. Juan de Ribera y R. El B. 1889). Histovia eclesiástica. La femme n. españoles 1901). Antigüedad y excelencias de Granada (Madrid. 1913). Viajes de Ali Bey Abbassi. VI y XI. [Badía y Leblich (Don Domingo)]. Bo. t. 1914). BoFAKULL Y SARTORIO (FRANCISCO db). publicado por el Archivo Histórico Nacional (Madrid. Asín Palacios (Miuubi). 1904). II y vols. Dictionnaire pratique arábe-frangais (Alger. 1887). AuBíN (Eugéne). 1908). principios y progressos de la ciudad y religión católica de Granada (Granada.

1797). Valencia. Les traditions islamiques. of Islam (Lon- Jankk (Florencio). 1900).) Supplément aux Dictiomiaires árabes (Ley. Ar9obispo de Va lencia. Dictionnaire detaülé des noms des vétements diez les Árabes (Amsterdam. los moriscos de Es Mármol Carva. Gaspar Rkmir»» (Mariano). A. Condición social de paña (Madrid. en lengua arauíga y castellana. t. [Traducción]. Memorial Histórico Español. 1910). Discurso leído en dad literaria de Granada (Granada. 1845). Textos aljamiados (Zaragoza. GuADALAJARA Y Xavierr (F. Catechcses mystagogiccB pro adiienis ex secta Mahometana ad Parochos et Potestates (Madrid. 1857). 1888). 1586). 1566. t. Memorable ex- pulsión y justissimo destierro de los moriscos de España (Pamplona. xos españoles. L' lalam algerien en Van 1900 (AlgerMustapha. 1911). (Madrid.'. 1903-1914). en Bull. DozY (R. Marco de). DouTTÉ (Edmond). hisp. de. compvesta e impressa por mandado del Illustrissimo y Reueren dissimo Señor don Martin de Ayala. Joan Mey. 4 vo lúmenes (Paris. ÍIüGHhS (Thomas Patiiick).do de). Gil. le XVIc siécle Notes sur les espagno s en France depuis jusqu'au régné de Louis XIII. (1914).XYIil Doctrina christiana. 1881). a Dictionary don. I Historia de los heterodo(Madrid. 1613). Eguílaz y Yanguas (Leopoi. DozY (R. Má- horbz (J ). Reimpresión. Glosario etimológico de la Universi- las palabras españolas de origen oriental (Granada.tal laga. lb53). Historia de la rebelión y castigo de los moriscos del reino de Granada (ed. para la instruction de los nuevamente convertidos deste Reyno (Valencia. KaSjmikskí. V Menéndez Pelayo (Marcelino). HoüDAs (O. Le Koran (J^xis^ 1913). Ribera y Sánchez. Ma'j (Luis del). GuBRiiA DE Lorca (Pedro).). P. 1886). 1881). . 1835).

MiKKHOND. de Yúguf. Paño y Ruata ( Mari no de). II (Bonnee ad Rhenura. 1897).]> *»• IV. Torre y del Cerro (Antonio de la).^ lencia. 1878). 1912).XI í Menéndez Pidal (Ramón). VII (E. Bibliotecas y Museos. y Salmon (G. Taalabí (El). de Juan db VaLLEJO (Madrid. I de la Colección de estudios árabes (Zaragoza. Lexicon persico-latinum. Cairo. ERRATAS ADVERTIDAS PAgrina. [1. Coplas del peregrino de Puey Mangón. E. Mar.* ép. en el Boletín de la Real Academia de la Historia. Poema tercera ép. 1874). en Arch. t. Niño de Guevara (Don Fernanix»)? Constituciones del Arzobispado de Sevilla (Sevilla. VuLLERs (Ioannes Augustus). Ribera (JuliAn) y Asín (Miguel). Les tribus avahes de la vallée du Lekkcüs. . 1914). trad. ts. 1324 Hég. Historias de Insprofetas (ed. en la RABM.). Don Diego Hurtado de Mendoza no fué el autor de la Guerra de Granada. Torre (Lucas de). t. LXIV y LXV (Madrid. 1913). Revista de Archivos.. t.). 1798). Memorial de la vida de Fray Francisco Jiménez de Cisneros. Manuscritos árabes y aljamiados de la Biblioteca de la Junta (Madrid. El Qgar El-Kébir.). XiMÉNBZ (Fr. Rauzat Us-Safa {Bihle de Vlslam). Discurso de recepción en la Real Academia Española (Madrid. Lamairesse (Pari?. 1864). LHslamisme (Paris. Juan). Tassy (Garoin de). 1609). Saavedra (Eduardo db). 1894). Vida del Beato Juan de Ribera (Va- MiCHAux BtLLAiRE .

.

y álj. catálogo de eUa puede verse en Ribera y Asín. de la Junta (Madrid. en la biblioteca del Centro de Estudios Históricos cional. Pascual de Gayangos. hecho sobre tres colecciones de la manuscritos aljamiados: que posee la Junta para Ampliación de (1). Como el fin a que aspira este trabajo es el de vulgarizar el conocimiento de la vida musulmana.INTRODUCCIÓN Comprende este volumen un estudio de la vida religiosa de los moriscos. el estudio de las fuen- que sirvieron de base a los textos (1) ün Ms. de la Bibl. El análisis de estas dos últimas colecciones f aé hecho (2) por Saavedra en su Discurso de recepción en la Real Academia Española (Madrid. de la Biblioteca Na- y la colección de D. ár. que la Real Academia de la Historia guarda en su biblioteca (2). 1878). . he religiosa omitido de propósito tes árabes. la Estudios. 1912). tan sólo como era ésta practicada por los moriscos del siglo XVI.

sin embargo. pues no todas se conservan para aclarar algún pasaje oscuro de las cos. las di- versas manifestaciones de la vida religiosa morisca mediante su cotejo con las que en la actualidad aparecen en el norte de África.-cuando ha sido posible. y éstos. A menudo. por la misma razón indica- da. y el de los trabajos arabistas que tratan de la religión musulmana en general. suministrando que podrían servir a quien intei-tase realizar aquella comparación. semejante tarea se hallaría ex- puesta forzosamente a inevitables deficiencias. es de notar que no conservándose así materiales — como ya hemos dicho — de muchos de los textos las fuentes árabes aljamiados del pre- sente estudio. dejo de citar los textos del Alcorán y los . Debo también advertir que. Sólo obras aljamiadas. o de su práctica actual en los países islámi- he consultado aquéllas. no siendo mi intento llevar a cabo el delicado análisis crítico de las analogías y diferencias entre las prácticas religiosas de los moriscos y las de los muslimes en general. me he limitado en muchos casos a ofrecer al lector dichas prácticas en forma documental. y sólo en la forma fragmentaria de notas lo más breves posible. para ilustrar de vez en cuando.— XXII aljamiados.

por los moriscos ara(1) goneses (ya que de procedencia aragonesa son la mayor parte de las fuentes utilizadas en este libro). En el primer caso. doy la traducción de la palabra árabe correspondiente. El lector a especiales del dialecto aragonés. trabajo publícalo en la RABM. a que las fuen- aljamiadas aluden. que en vano se intentará hallarlas en diccionario o glosario alguno. y.. ni siquiera en los de voces arcaicas.XXIII hadices relativos a tes Mahoma. En el segundo. En general. en los cuales la sintaxis árabe ha dejado impresa la huella 1 de su quien interesen estas cuestiones el magistral estudio que a ellas ha dedicado D. tercera ép. influjo. palabras que. para el cual yo no tengo preparación. Ramón Menéndez Pidal. unas veces. La forma casuística en que se exponen las obligaciones religiosas de la vida musulmana en los libros aljamiados que a los moriscos servían de ri- El dialecto usado en estos mss. la conjetura racional. bien merecería un estudio detenido y metódico. y la familiarida adquirida en la lectura prolongada de los tgxtos. otras. Igual acontece con ciertos modismos. ps. t. puede consultar 276-809. basada en el contexto. palabras árabes romanceadas o usadas en forma que revela a las claras el influjo del dialecto araori- goné-. puede notarse que en su léxico entran. han sufrido tal corrupción en su estructura. Por lo que toca a la redacción. siendo evidentemente de gen latino.. Vil. 347-3G2. tue han servido para interpretarlos aproximativamente. en el Poema de Yú(}uf (Materiales para su estudio). he conservado bastante fielmente la misma de los textos aljamiados que aprovecho. 91-129. modificada sólo en cuanto ha sido necesario para que éstos resultasen inteligibles (1). .

y el seguido por los rituales moriscos que la literatura aljamiada nos ha transmitido.XXIV tuales. al serles proscrito su uso por las leyes del reino) aún se conserven suficientes mael . de esa literatura árabe aljamiada (nacida entre los moriscos. Fortuna ha sido que de los restos. trasciende a u vez a la exposición adoptada en este libro: se ha buscado la claridad posible. hanefi y hambali. poco propicio a las galas de la imaginación. a saber: malequi. en lo esencial. xafei. difícil de obtener. aun con evidente menoscabo de la elegancia en el estilo. ya como recurso a que apelaron en otras. ya porque iban dando al olvido en ciertas regiones la lengua árabe. por otra parte. de la vida religiosa de los árabes y demás pueblos cuya religión ha sido o es el islamismo: una sola es la fe mu- sulmana que aceptan los muslimes todos. Sabido es que primero do estos ritos fué el adoptado por los muslimes españoles. y una también es su liturgia. La vida religiosa de los moriscos no difería. si se atiende a la índole del asunto. no muy abundantes. así como en los mismos textos árabes i: que de fuentes les sirvieron. aunque diferenciada en ciertos pormenores por la variedad que en ella introducen los cuatro ritos ortodoxos.

tanto el celo de los moriscos pre<?ón. obligatorio La ablución ea la observancia de la ley musulmana. atendida su condición de sometidos a otro pueblo que profesaba religión distinta. aun habiendo recibido el bautismo y comenzado a profesar en apariencia la fe cristiana. 16-30). prescindiendo de ir lavando una por una las diferentes partes del cuerpo (V. infra. ante el temor de . 51-55). practicaban oración sin que precediera el era según la ley religiosa (V. mantenían viva e incólume en sus teriales el para reconstruir Las leves diferencias o pequeñas omisiones que los moriscos almas la creencia en el Islam. ps. véase en el Apénd. su cualidad de aparentemente con veri idos a la religión católica hacía que fuesen menos complicadas las prácticas religiosas. que a su libre ejercicio les fueron puestas. En una palabra. nada prueban en contra de su exaltado sentimiento religioso. introdujeron en la observancia de las ceremonias del culto mahometano. ps. 305-307. Las prescripciones legales relativas a la guerra santa no podían cumplirse por los moriscos.. A este propósito.^er vistos y denunciados a la Inquisición. cumplida con sólo zambullirse en el agua. cierto documento que revela con notable claridad. aun resalta más el profundo arraigo del Islam entre ellos (1).X3V religiosa que forzosamente cuadro de su vi'^a hubo de desenvolverse como entre sombras y de esquiva manera: no podía ser otra la conducta de quienes. que habían venido tradicionalmente observando.^9. como la simplificajción que las diversas prácticas de ésta hubieron de sufriri . y atendidas las trabas (1) A vece?.

La expulsión de Para la consulta drid. Danvila en la parte que interesaba para sus fines (1). empleado que fué del Cuerpo de Archiveros.XXVI En mi deseo de esclarecer las prácticas re- ligiosas a que los moriscos se entregaron. pero. 1903). citados la veracidad de los cristianos como testinos de cargo. eso no obstante. sos La importancia de estos proce- como fuente histórica consiste en que re- flejan con toda suerte de por menores la vida privada y las prácticas religiosas de los moriscos. he consultado también otras fuentes de no menor valor sición se histórico: tales son los proces s de moriscos que entre los fondos de Inquisi- guardan en el Archivo Histórico Nacional. ya que sus denuncias o acusaciones podían estar inspiradas en odios personales.— de los fondos de la Inquisición de Toledo sirve de guía el Catálogo de las causas contra la fe seguidas ante el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición de Toledo. . sus testimonios los moriscos españoles. del todo ajenos a motivos religiosos. y que ya fueron utilizados por el Sr. eiitado por D. oficial del Archivo Histórico Nacional. catalogó la mayor parte de los fondos a que se refiere el citado Catálogo. Francisco Fresca. Miguel Gó m^z del Campillo. publicado por el Archivo Histórico Nacional (Ma(1) Danvila. D. cuando denunciaban o acusaban a algún morisco de islamizante. Claro es que en casos particulares ca- brá dudar de viejos.

pues. he preferido utilizarlos sólo en forma denotas. para asegurar que las prácticas objeto de la acusación eran consideradas entonces en España como musulmanas. que en vano hubiera yo intentado reflejar con un arreglo. mas no ofreciendo éstos variedad substancial respecto de las reglas litúrgicas de los rituales. pero seleccio los nando más típicos teralmente ducir la — sin otra licencia que y transcribiéndolos la de intro- moderna puntuación ortográfica fiu de que ellos mismos dieran la más viva nota de realidad. eran reales y frecuentes. y qne. además.a XXVÍI conservan la fuerza probatoria. pero . el estudio de esos procesos viene a confirmar plenamente que el cuadro de vida religiosa que con amplitud nos descri- ben los rituales moriscos. poniendo al pie de cada artículo de la vida religiosa los respectivos casos llos que de aqueli- procesos he entresacado. Hubiera cabido hacer separadamente la exposición de la materia de este volumen conforme a los datos de los procesos. al menos. quizá más apto para satisfacer el — gasto literario. se desenvolvió prácticamente en la vida real durante todo el siglo XVI y hasta el momento mismo de la expulsión definitiva en 1600 y 1610. Así.

en las cuales aprovecho los datos que varios historiadores suministran acerca de la política que con los moriscos se siguió en materia religiosa. lo pintoresco del lenguaje y la es- pontaneidad con que se nos descubren las ideas y los sentimientos de los moriscos.XXVIII desprovisto del colorido que la sencillez en el relato. me Finalmente. lacionada con en la parte más conveniente y reel asunto de este volumen. . que exigen un especial estudio. los grados de tolerancia y represión por que pasaron desde las primeras resoluciones adoptadas por los Reyes Católicos hasta su expulsión definitiva. prestan a las declaraciones de los testigos y de los mismos procesados. En la búsqueda de datos para el presente he visto forjado a prescindir de los que se refieren a supersticiones. aunque frecuentemente aparecen mezclados con los de vida religiosa: su abundancia es tal. es decir. independiente trabajo del nuestro. a la exposición de la vida re- ligiosa preceden algunas advertencias pre- liminares. Y como la bibliografía histórica sobre moriscos es bastante copiosa falta de — no obstante la una Historia de carácter general sobre los mismos he procurado tan solo — utilizar.

la limosna y la peregrinación. V. Así. sin desdeñar las que. los títulos correspondientes a stos libros. entre los antiguos. encierran a la vez datos de inestimable valor para mi objeto: aquellos datos que los contemporáneos. comienzo por exponer las cinco obligaciones funda- mentales del Islam.XXIX aquellas obras que gozan de la expulsión e mayor autori- dad. Danvila y Boronat. Respecto de la distribución de las materias. lo mismo que sucede he servido también de algunos documentos inéque he podido allegar. Mármol. Se observará que la parte del trabajo dedicada a la oración es sumamente pero eso extensa. pudieron sorprender con su observación cuando los moriscos cumplían a dencia apologéticos en hurtadillas las obligaciones religiosas mu- sulmanas (1). escritas a raíz de informadas del tono y tencuyo ambiente se engendraron. en las de Janer. (1) Me ditos de interés. adopto laque parece imponer el cuadro déla vida religiosa musulmana. en relación a las demás. el ayuno. < . pero me inspiro principalmente en las obras de Guerra de Lorca. al principio de este volumen. a saber: la profesión de fe. no debe causar extrañeza. porque en los devocionarios moriscos. en la tabla de obras. entre los modernos. por su convivencia. la oración. Guadaiajaraj' Bermúdez de Pedraza.

del matrimonio y de la muerte. modernizado. todos los días. destinadas a ser recitadas.sermjón o aljotha de la llamada Pascua de Carneros. Finalmente. preparatorios de aqué la En parte consagrada a la oración he incluido las rogativas por agua. con ocasión de determinadas solemnidades. Al capítulo de la oración precede el de los ritos de la puri- ficación lia. del. las que consisten en actos. y ablución. entre las diversas partes del trabajo. unas. práctica de frecuente observancia entre los moriscos. se . en el decurso del año. Después de las cinco obligaciones religiosas indica- da noticia de ciertas prácticas. de carácter también religioso. ya obligatorias. y otras.XXX en nuestros devocionarios. por lo demás. es decir. ya voluntarias. publico una lista de las palabras técnicas de origen árabe (que en este das. en especial las que so celebraban con ocasión del nacimiento. sabido es que siempre exige menor extensión el relato de las prácticas propiamente tales. que aquellas otras que constan de palabras u oraciones en forma textual. el y texto. y no hubiera sido prudente cercenar la materia en aras de ana distri- bución más proporcionada al volumen. la mayor parte de su contenido se reduce a oraciones.

ya antiguos. no se hallan en el Diccionario de la Lengua Castellana por la Real x4ca demia Española.XXXI volumen aparecen) con pondiente. en la el significado corres- misma incluyo ciertos términos que. por ser dialectales. . ya modernos.

.

durante el mismo período. y como preparación para la más recta inteligencia de lo que constituye el fondo de la obra.PRELIMINARES Trato de ofrecer a los lectores. tanto granadinos como valencianos y aragoneses. no obstante las disposiciones restrictivas de libertad. adoptadas por Reyes y Prelados. sobre la persistencia de los moriscos. después. se- guidamente. según el relato que nos ofrecen sus contemporáneos. acerca de los diversos matices de condición social que cabe distinguir entre los mismos moriscos. en las páginas que siguen. a continuación. algunas consideraciones. en las prácticas musulmanas. sobre la ineficacia de los procedimientos em- . acerca de la política desarrollada con los moriscos por los monarcas españoles desde la toma de Gra- nada hasta la expulsión definitiva en los co- mienzos del siglo xvii. y la función fiscalizadora del Santo Oficio. a saber: en primer lugar.

Asunto es éste. y quizá se pensó que el transcurso del tiempo obligaría a imponer a los moros sometidos condiciones de vida menos benignas que aquellas -[ue en las mismas capitulaciones era forzoso reconocerles (1). el hecho de su expulsión de- monarcas españoles con los moriscos (1492 1609). y. Algunos años después de la toma de Granada (1492).XxXlV pleados para que aquellos se instruyesen en la fe verdadera y la abrazasen. se indican las razones que puedan explicar históricamente tanto su pertinacia en la fe mu- sulmana como finitiva. A los Reyes Caaquí las cláusulas de las capitulaciones de Graobjeto: «Otrosy que sean obligados sus altezas y sus des9endyentes de dexarles (1) He nada más importantes para nuestro . en el cual tal vez no se deliberó suficientemente al concertarse las capitulaciones de entrega de la ciudad granadina: urgía entonces incorporar a la corona de Castilla los restos del territorio nacional aún sojuzgados por el poder agareno. por fin. el celo evangelizador del cardenal Jiménez de Cisneros y del arzobispo granadino Talavera se ocupaPolítica de los — ba en atraer hacia la fe cristiana a los moros que vivían en el territorio conquistado.

con celo vebevyr en su ley y en su xarama y sus mezquitas y sus alcadys y todos sus almuédanos con sus torres y que les consientan dar bozes a sus almuédanos como solyan antes con sus costumbres. Dice así el do- cumento a que me «El refiero: Rey e la Reyna Lo que vos Ruy Díaz de MBndo9a haves de responder . El historiador Mármol así lo asegura en su obra (fo(1) lio 27). a fin de hacer más remoto el peligro de defección. y los que lo contrario hizyeren que JOS manden castigar. mas no se aviene con tal afirmación el testimonio de las instrucciones dadas por los mismos Reyes Católicos a Ruy Díaz de Mendoza. con encargo de transmitirlas al Arzobispo de Toledo y al Conde de Tendilla.«Otrosy que sus altezas y sus de&9endientes se obligan que non entre ningún xristiano en ninguna mezquita de los moros. a raíz de la sublevación ocurrida en el Albaicín de Granada (1499-1500). En ésta comenzaron a ser adoctrinados por Cis- neros y Talavera: por aquél. ps.» Cfr. si firme era su deseo de obtener mucho fruto en la conversión. en las cuales se revela que. 54 y 55. y sincero su espíritu de transigencia con aquellos moros que se dispusieran a hacerse cristianos. no eran menos firmes sus propósitos de evitar la íntima convivencia de los conversos y los moros. acabarían por aceptar de grado la verdadera fe (1).» .xjíxv tólicos ha sido atribuida la esperanza de los moros. Gaspar Remiro^ Discur^so leído en la Universidad de Granada. por la convivencia con el que elemen- to cristiano en la nueva situación. 52.» — «Iten <[ue todos los xristianos que se han tornado moros machos o henbras que non ose ningún xristiano hazerles mal ni deshonrrarlos y que non les pidan que se tornen xristianos y que el que lo hizyere que sea castigado salvo el que quizyere tornarse xristiano de su propia voluntad en presen9Ía de los moros y de los xristianos.

que nos escrivan el Ar9obispo de Toledo y ArQobispo de Granada. Conversión de los moriscos de Granada. los fazer.» MBUC. n. tít. inspirado en la prudencia y hasta resignado ante la lentitud con que pudieran realizarse las conversiones.» «Otrosí porque nos pare9e que ios que se convierten no están bien a bueltas de los moros por la ne9essidad que tienen de ser instruydos en las cosas de nuestra fe.XXXVI hemente. y la forma que se tuvo para que los moros del dicho Albaezín se diessen a nuestra mer9ed nos pare9ió muy bien. UA. por Talayera. lo que en ello havemos proveydo es que havemos mandado dar una nuestra carta patente por la qual perdonamos qualquier pena corporal y de fazienda a los que se ñzieren christianos. doc. Era que en los planes de Cisneal Ar9obispo de Toledo y al Conde que de su parte nos hablastes es lo si- y dezir de nuestra parte de Tendilla a guiente: lo «Assimismo todo lo otro que tizieron y provej^eron quando acahe9Íó lo del levantamiento del Albaezín. el mandemos castigar como veremos que se deva Por tanto. dezidles de nuestra parte que nos escrivan si les pare9e que se deve proveer que no bivan entre los moros. . y tanbién embiamos liun pesquisidor para que re9iba informagión de los que fueron culpados en lo susodicho.° 4: Minuta sin fecha. Y que por lo que toca al servÍ9¡o de Nuestro Señor y al augmento de nuestra santa fe cathólica. y cómo se deve proveer proced. para que no hagan daño a lo de la conversión. para que a los que no se fizieren christianos j fueren culpados. y el qué es su pare9er sobrello. como nuestro desseo es que en lo de la conversión se haga todo el fruto que se pudiere fazer. con mejor entendido celo. no siempre exento de precipitación en los procedimientos catequísticos.

28-44. .XXXVII ros la conversión entraba. que los que venían en su poder los trastava tan crudamente. y. 1913). publicado. como experto conocedor de la psicología de los moriscos. que se conformaba el nonbre con el fecho. mientras que Talavera penetraba en el fondo de los hechos. catedrático de Historia en la Universidad de Valencia.» (2) Ob. ci¿. Refiere Mármol (2) que en 1499 Cisneros V. 32-35 (Madrid.f 01. para lograr la conversión. Dice así en las ps. Y para que ansí los tuviesen presos y sienpre les pvedicasen y pusiesen en el camino de nuestra santa fee cathólica. Antonio de la Torre y del Cerro. juzgaba que era aun más interesante que el proponerles la fe el que la aceptasen con espíritu de adhesión sincera. por tanto.. dende á IlII á V días que estuviesen en su poder luego venían diziendo que querían ser christianos. 33-34: «Y algunos que estavan rebel- des y pertinaces en aquella su mala seta. por D. tenía su señoría señaladas y nonbradas ciertas personas para ello. ps. y que. qu^í por rezios o yncrédulos que estuviesen. a este propósito lo que refiere Juan de Vallejo en (1) su Memorial de la vida de Fray Francisco Jiménez de Cisneros. sino también como una medida de gobierno. como ideal en pro de la unidad de la fe católica. que se dezía León. en «special á vn capellán suyo. con prólogo muy estimable en bibliografía. no sólo relif^ioso. los raandava hazer prender y echar en cadenas y prisiones. convenía prescindir de aquellos medios a cuyo empleo fuese aneja la violencia en cualquiera de sus formas (1). hasta que ve- nían en conosQirniento ó de su voluntad pedían el agua del baptismo ó se volvían christianos.

tratando.XXXVIIl estuvo en Granada. entre las cuales se hallaba el Zegrí Azaator. Entretanto. uno de to. a los cuales hacían regalos. la moros ción masa general de la poblamora rechazaba todos los medios usados para lograr aquel fin y enviaban sus quejas al Sultán de Egipto. los principales moros del Albaicín. protestando de que en España se les quisiera hacer cristianos a la fuerza. en breve. el Sultán amenazó con obligar a hacerse musulmanes a todos los cristianos subditos de su Imperio.000 personas. en unión del Arzobispo. Mientras algunos miles de se convertían. Al efec- conversaban con los alfaquíes. ser labor de corto Islam. Los Reyes Católicos entonces dieron a elegir a los moros entre hacerse cristianos o pasarse a Berbería. No plazo la de la conversión. las conversiones eventuales co- . Cisneros aprovechó estas circunstancias para recoger gran número de obras arábigas que envió a la Universidad de Alcalá: juzgaba con acierto que el pasto literario fomentaba la adhesión de los moriscos a las prácticas del podía. de convertir a los moros. sin embargo. en un solo día llegaron a convertirse más de 3. contra lo estipulado. ni ésta. ser general.

Baza. En Abril de 1525. En 1518. el resto se convirtió y su ejemplo fué en breve imitado por los moros mudejares que vivían en Avila. dentro del cual deberían dejar de usar sus trajes. se concede a los moriscos un plazo de seis años. Aquel plazo. las cuales fueron cal- madas con el la presencia del Rey ir Católico en reino granadino.XXXIX existían con las luchas sangrientas: en 1500 hubo revueltas en Granada por motivo de la conversión. con los cuales. Dejóse a Berbería a los moros que no quisieron ser cristianos. a petición de los moriscos. el cual. se extendió hasta diez años más. Zamora y otras partes de Castilla. la suspende en el mismo año. Septiembre y Octubre del mismo año se convertían todos los moros de la Alpujarra y los de las ciudades de Almería. Carlos I había dispuesto la instrucción délos moriscos. sin duda.^ Juana la Loca. se había observado cierta conducta de tolerancia que ya no podía coexistir con las nuevas medidas de gobierno adoptadas. es reiterada aquella disposición por Carlos I. Por disposición de D. Toro. En 1501 surgen nuevas revueltas de moriscos. Guadix y otras muchas. mientras en los meses de Agosto. tanto de los ya bautizados como de . por benevolencia de gobierno.

del tamaño de media naranja. en Cédula de 4 de Abril. de (1) conformidad con la opinión sustentada por los Reales Consejos. que debían ser considerados como cristianos los moros que habían recibido el bautismo. . que no hiciesen señal para juntarse a la oración. se quitasen los bonetes e hincasen de rodillas. Convencido el Emperador de que las conversiones no eran sinceras. bestias. y no beudos ni locos». que. ganado ni otra mercancía. que fuesen señalados con medias lunas de paño azul en los sombreros. joyas. pena de ser esclavos de quien los prendiese.XL los que se hallasen por bautizar (1). que al so pasar el Santísimo por las calles^ o al toque de oración. que los señores o go- bernadores de los pueblos moriscos cerrasen las mezquitas. que no pudieran vender oro. plata. que no pudiesen trabajar en los días festivos declarados por la Iglesia. «por quanto al recebir el Baptismo estavan en su juycio natural. después de relatarse las diligencias eje- se adoptaban las siguientes resoluciones: prohibí áseles salir del lugar en que residían. trataba de agotar todos los recursos para seguir instru- El Emperador. declaraba. sedas. y cinco meses más tarde fué publicado un bando en cutadas para la conversión de los moriscos. y cuidasen por su parte de hacer cumplir las disposiciones que anteceden.

y que estuviesen bautizados para el ciembre. pero antes hicieron a Carlos I las peticiones siguientes: que la Inquisición no en sus haciendas y personas por espacio de cuarenta años. durante los cuales les tocase . alzados en armas. que nadie se opusiese a los mandatos del Emperador. y demás reinos y Al ver los moriscos la gravedad de las disposiciones adoptadas contra ellos. Muchos de los moris- cos de Valencia. bajo pena de excomunión mayor. pues. todos los de los señoríos de España. pidieron el bautismo. último día de de Ene- Diciembre de aquel año (1525). que los moros acudiesen sin réplica ni excusa a oír el sagrado Evangelio. se publicó un bando general en salir tiempo para el que monarca ordenaba que el los moros del el reino de Valencia saliesen ro de 1526. se dispusieron a la resistencia.XLl yendo a los moriscos en la verdadera fe. cas- tigar fuertemente las transgresiones en que aquéllos solían incurrir con cia mayor frecuen- y disponerse a adoptar la extrema resolución de expulsarlos cuando la ineficacia de las anteriores medidas se hubiera demostra- do. Pasados algunos días. se les señala- de España. Un edicto del pontífice Clemente VII mandaba. de ría 8 de Di- lo contrario.

habiendo presentado al Emperador tres regidores de Granada. viejos dispensasen los aplicando el resto a la fábrica de las demás nuevas iglesias. persuadido tal vez de que ya había empleado con ellos bastante la política de atracción y tolerancia. En el mismo año. y que se les dejase llevar armas. fueron nombrados por el Consejo Real visitadores eclesiásticos para toda 19. El Emperador no accedió a las pretensiones de los moriscos. No omitían. un memorial de agravios que los moriscos decían haber recibido de los curas y ministros de justicia eclesiástica y seglar. 1526. al dirigirse al Emperador. averiguados . que los que habían sido alfaquíes se sustentasen de las mandas de tierras y posesiones que los moros habían hecho por vía de limosna. tierra de Granada. dentro de los fines que se proponía. el poner de relieve la fidelidad que le habían demostrado en la lucha de las Comunidades. que por cuarenta años se matrimonios de moriscos entre parientes hasta el segundo grado. que los cristianos nuevos tuviesen sus cementerios especiales en los lugares de cristianos y nuevos. y.XLII no se les haría cambiar de traje ni de lengua. en nombre de la ciudad. y desde entonces fueron ya dominados por la fuerza.

.XLllI los hechos.» Bermúdbz dePbdkaza. y testamento se hagan ante chris- tianos viejos. una Junta de teólogos. resolvió respec- de los moriscos lo siguiente: que dejasen de usar la lengua arábiga. >Que los moriscos no hablassen algaravía. que no usasen las ceremonias de moros que solían celebrar. Estas órdenes fueron sus- el Alpu jarra se edificassen las igle para celebrar. . compues- ta de Arzobispos to y Obispos. Almería y Guadix se hagan colegios donde se dotrinen los niños.°-214. hijos de moriscos. y las escrituras de todos los contratos se hiziessen en ella. •Que en los lugares de Granada. sino la lengua castellana. »Que las moriscas no traigan almalafas ni sábanas. • Que la carne se degüelle por christianos viejos. >Que »Que los las cartas de dote módicos y cirujanos no corten prepucios. Historia eclesiástica. fol. de Grc^- nada. que no empleasen sobrenombres de moros. sino de christianos. 313 v. sino viejos. ni las christianas viejas anden tapadas. que tuviesen abiertas las puertas de sus casas en los días festivos y en los de viernes y sábados. su traje y los baños. >Que no se casen los moriscos con dispensación que no sea vista y aprobada por el Prelado. • Que no tengan nombres ni renombres de moros. >Que no traigan señales de moros ni en los vanos aya (1) «Mandóse que en sias necessarias christianos nuevos.. y otras disposiciones a igual tenor (1).

Por lo demás. en otros móviles que los diputados no se decidieron a exponer. tal vez porque entendían que tales móviles no bastaban a cohonestar su intervención ni su actitud de acentuada benevolencia hacia los moriscos: a sus ojos. hasta que estuvieran Sin duda. pidiéndole no pudiesen aquéllos tomar providencias contra los moriscos. Condición social de los moriscos de Espa- fia. los moriscos no estuvieron huérfanos de protección contra los procedimientos que con ellos empleaba el Tribunal del Santo Oficio en cumplimiento de los fines para que había sido instituido: los diputados de Aragón. mahometanos. en las Cortes celebradas en Monzón en 1528. tales quejas se inspiraban. cuyo cultivo se debía en gran parte (1) Jane». a petición de los moriscos. Kn 1530 son reiteradas aquellas órdenes. y de niicv^o quedó en suspenso su ejecución.XLIV pendidas por el Rey. por más que se portaran como suficien(1). el evitar la disminu- más que circunstancias y en la ción de sus rentas y la despoblación de sus campos. temente instruidos en la religión cristiana en la gravedad de las verdad de los hechos. . p. Cataluña y Valencia acudieron al Emperador en queja contra los ministros inferiores de aquel Tribunal. 51.

al limo. a juzgar por cierto documento. pagan otros pechos e imposÍ9Íones según que imponer. s. AHN. sienten mucho que la Inquisición castigue sus vasallos o en haziendas o en personas de donde an nacido muchas quexas injustas del Oiñ(}io y de los que en él están. Y tiénenlos tan fatigados con pechos y servicios. AHS). y como los señores no tienen otras rentas más principales de que puedan bivir y sustentar sus casas y estados. fecha en que terminaba el plazo de cuarenta años. mientras que el Emperador había de posponerlo a aun de mayor trascendencia del Estado (1). inquisidor de Zaragoza.XLV a los moriscos. Inquisidor General de los reinos y señoríos de España. y en ella se acordó reiterar las órdenes dictadas en 1526. Sr.» lo los señores quieren mía. era asunto capital. ^-227 (proced. a saber: obligación de hablar el castellano dentro do los Parece indudable que en los planes de los señores de (1) moriscos aragonei^es influían no poco interesadas miras. Dice así: «Los señores de moriscos deste reyno uí^an dellos y de sus haziendas como de esclavos. Arias Gallego. que algunos se atreven a dezir de desesperados que. celebróse en Madrid una Junta para tratar de la reforma otros intereses la de su vida. como pueden dezirlo algunos de los que allá fueron a tractar deste negc9Ío a que va el Fiscal. . durante el cual se suspendió la ejecución de las disposiciones adoptadas respecto de los moriscos. porque a más del ter9Ío o quarto que se dize les llevan de todo que cojen. pues pagan y son tratados como moros. cuya copia damos a continuación: es una carta enviada en 21 de Noviembre de 1553 por el licenciado D. que no es mucho que bivan como moros. y Rvdmo. gobernación en En 1566.

ps. llamaba lizares . prohibición de ceremonias musulmanas en las bodas. que las mujeres no vistiesen a la morisca. por medio de un imperdible. Dozy. Mármol. se adornaba con franjas bordadas que caían sobre alfiler o pecho. V. dexarían las almalafas y sávanas.. entrega de los litres bros arábigos al Presidente de la Audiencia Real de Granada. Almalafa era en Granada lo que en Marruecos se el (jljl). «Porque se entendió que. fol. era un manto que usaban las moriscas. y. de lino.. de lino y seda o de algodón y seda. y Eqdílaz. p. des noms des vétements. prohibición de los baños.XLVI años siguientes. Dict. podía ser de algodón. por último.» V. nulidad de los contratos hechos en lengua arábiga. tenía unos tres codos de ancho y ocho o nueve de largo. así en público como en secreto. algunas joyas en forma de anillo o de bucle. que tuviesen abiertas las puertas de las casas los viernes y días en que celebrasen bodas. como se avía hecho en el reyno de Aragón quando se quitó el traje a los moriscos del. leer o escribir el árabe.. Glos. 36. por no ^erder la costumbre (1) que tenían de andar con los rostros atapados por las calles. del árabe iiá&loJj. y prohibición de hablar. 33 y 401.. y se pondrían mantos y sombreros. que dejasen de usar nombres de moros.. a las cuales se sujetaban. cit. Almalafa. y que llevasen descubierta la cara (1). 211. y que los de seda y paño pudieran tan sólo ser usados por plazo de uno y dos años respectivamente. oh. que no pudieran hacerse en adelante trajes moriscos.

salir Como a la vez se orte- denase rritorio de la ciudad de Granada a los ella se moriscos procedentes de las alquerías del y que en habían avecindado. éste le encargó tratase del asunto con el cardenal E-!>pinosa. por su pobreza. a lo que siguió el descontento natural entre los moriscos. de los tres a los quince años. si bien sus gestiones no alcanzaron favorable éxito. Juan Enríquez cerca del Rey. alegando que muchos de ellos. protestaron aquéllos. Alonso de Orozco. se veían obligados a hacer aprender un oficio a sus hijos para ganarse el sustento. el cual manifes- tó ser asuntos resueltos en firme los contení- . Los curas de las iglesias avisaron al pueblo morisco haber llegado la fecha de tener que comenzar a dejar sus trajes. A favor de la pretensión de los moriscos intervino D. En 1 de Enero de 1567 fueron fin A de hacer más eficaz el pregonadas en Granada aquellas disposiciones. intervino por dos veces cer(ía de los moriscos el canónigo de San Salvador del Albaicín. a fin de enviarlos a el las escuelas donde aprendiesen castellano y la doctrina cristiana. y la obligación en que se hallaban de empadronar a todos sus hijos.XLVII cumplimiento de las órdenes que anteceden. y comenzó el derribo de los baños de la ciudad.

que me espantó. t. 28-47. estaba 'bien informa- do «por haber estado siete u ocho veces en Granada. ni siquiera en resumen. 461- 501. demás de que no vi a los sacerdotes tratar a aquella gente con la suavidad y manera que convenía para atraerlos a bien. ps. Alcaldes y otros Ministros de justicia». Citaremos un valioso testimonio. de la R. (1) atribución por D. Acad. al levantamiento de los moriscos granadinos. Lucas de Torre en en el Sabido es que recientemente se ha discutido esta un trabajo publicado Bol. personaje de la confianza de Felipe II y que. 557-596 (2) y t. LXIV. LXV. por ver el proceder de aquella gente. tan arrogantes y tan absolutos señores sobre los moriscos que me pareció que aquello no podía parar en bien. embajador de España en París.XLVIlí dos en la pragmática relativa a los moriscos. y toallí parecer de los del Consejo de aquella Audiencia. ampliamente narrado por Hurtado de Mendoza en la Guerra de Granada (1). agudizado más por las últimas disposiciones restrictivas. de la Historia. hombres de poca suerte. donde me escandalicé harto porque. y verdade- mado ramente todos los moriscos andaban como gente oprimida y de ruin ánimo e intención y vi muchas veces algunos cristianos nuevos. No intentamos aquí aludir. fué poderoso incentivo de aquellos sucesos (2). que también contribuye a esclarecer el por qué de la rebelión de los moriscos de las Alpujarras: es el de D. Julián Paz. metidos en oficios de justicia y administración de hacienda de S. Francés de Álava. ps. pues no interesa para nuestro objeto: bastará señalar que el sentimiento religioso. como dice D. 273-302. Hálleme en muchas iglesias en días de fiesta y otros. vi muchas veces volver los . He aquí sus palabras: «A mí se me antojS de ir a ver algunos lugares del Alpujarra. M.

no se decidió a decretar la expulsión. clérigos. entre la hostia cáliz. después de haber pulsado la opinión nacional. finalmente. 3B7-371. que me temblaban las carnes. í. aunque hubo un intento de ello en 1582. Archivo General de Simancas^ Catálogo IV. si mirar . Solicitada su atención y su actividad por las cuestiones exteriores. ps. ps. doctrinarlos. Cfr.. y aunque la mayor parte de las personas con quien yo platiqué y oí platicar desta manera en Granada atribuían la obstinación de los moriscos al permitirles el hábito morisco a sus mujeres y algunas ceremonias íhoriscas. en la cual no dejaría de influir la política del monarca francés Enrique IV. G84 685 (Madrid. que cierto me paresció mal camino de. después de haber consagrado. Paz (Julián). y salidos del oficio divino. andaban los clérigos por la villa con un imperio y una soberbia sobre los moriscos y una amenaza y riña tan continua. 1914). Quedaba reservado a Felipe III el decretar tal medida. para mí tengo que este tratamiento duro que arriba he dicho ha sido la parte principal de su rebelión». Secretaría de Estado (capitulaciones con Francia y negociaciones diplomáticas de los Embajadores de España en aquella Corte. seguido de una serie cronológica de éstos). en efecto. Hisp. a y el estaban de rodillas o no los moriscos y sus mujeres y decirles desde aquel paso horrendas palabras vituperosas y soberbias. que alentaba cuanto podía la insurrección de los moriscos (1). que. Notes sur les espagnols en France. con una indecencia y atrevimiento a Dios tan grande. (1) en DuU. Matiiorbz. 1914.XLIX Conocida es. parece que era muy contrario para hacerles perder la memoria y cariño de su secta. V. la política seguida por Felipe II respecto de los moriscos.

Dozy. Los moriscos granadinos. M. D. y Alcalde de su Casa y Corte. «vendimia». so pretexto de hacei^ la pasa dejaban transcurrir el tiempo sin oír Misa. poseían detrás de las sierras. dejando las casas en que habitaban la mayor parte del afio. Suppl. en la cual aparecía qi^e los moriscos de Granada. durante el cual. practicaban el ayuno durante el Ramadán y celebraban la Pascua ((de los alaceres o alercesy) (1) por todo el mes de Septiembre. del Consejo de S. y a los hijos que engendraban en dichos lugares les llamaban dichosos y bienaventurados. y. tiempo en que se hace la recolección de los frutos. El día de Año ^ (1) Del árabe jj^of. practicó una averiguación. — k raíz del ban- do de expulsión de los moriscos (9 Diciembre 1609). Dict. rodeadas de viñas. aux . Murcia y Jaén acostumbraban cincuncidar a sus hijos a poco de nacer.Pertinacia de los moriscos en la observancia de las prácticas mahometanas. V. moraban en otras que. entre bailes y zambras. en especial. ar. que guardaban todas las ceremonias propias de la religión musulmana. «otoño». en los cuales se presentaban ataviados con los más vistosos trajes y ricos aderezos de que disponían. Gregorio López Madera. y en donde.

No comían tocino. fol. aquí sus palabras: (1) Es decir. cit. rigo No arroja menos luz sobre la persistencia de las prácticas religiosas entre los moriscos granadinos el relato de otro historiador coetáneo: Bermúdez de Pedraza (4). y conforme a su rito. las abluciones y demás ceremonias de su religión. 98. cit. garañón o carnero: era el la de Carneros que se celebraba Dulhicha.. madre de Mahoma..LI Nuevo celebraban otra Pascua. He. ni encargaban se celebrase por sus difuntos. Al tiempo de morir. 123. Ob. ni oían Misa sino por fuerza. el (4) 238. V. llamada <^del Grañón^ (1). no requerían los auxilios espirituales de cléni religioso alguno. comían carne de oveja y se abstenían de la de todo animal que no hubiese sido degollado y muerto en dirección a la alquibla. después de haberle dado a luz (2). Practicaban. y comían trigo cocido con leche en memoria de haber sido esto lo primero que comió Amina. ni bebían vino. ni admitían la exis- tencia del Purgatorio. . ob. vestían trajes de moros y hablaban lengua arábiga (3). en cambio. (2) (3) día 10 del llamada Pascua mes musulmán de Sahih del Bojarí. No se encuentra esta tradición en Mármol. p. Jamás confesaban pecado mortal. fol.

y los viernes los guarda van mexor que los domingos. y. en llegando a casa. abusavan del buen tamiento. gran cari- ociosos. favorecíanlos mucho con mercedes y buen tratamiento. desseavan más el provecho espiritual de sus vassallos que el suyo temporal. todos trabajadores.LII «Los reyes. y. los retaxavan y ponían nombres de moros. trabajavan las fiesmás gusto que los otros días. haziendo sus ceremonias. Ivan dad con sus pobres. por su oveja y cabra. Aprendían las oraciones para casarse^ dos. Reconocióse brevemente que todas éstas eran obras muertas. sino hereges ocultos. y hazían la zalá. por su zalá y sus zambras. como tan católicos christianos. y aun en peñas. no se acordavan más deilas. la fe No eran mo- ros declarados. Atendían más a los ritos y ceremonias de su que a la ley de Christo nuestro señor. estando bien tratados de nuestros reyes que de los suyos. y menos con los Santos Sacramentos della. pocos a Missa de miedo de pagar la pena. Confessavan la quaresma de cumplimiento. tenían buenas obras momucha verdad en tratos y contratos. Las novias ivan por las bendi- en casa ciones a la Iglesia con vestidos de christianas presta- desnudavan y se vestían de moras. y sus con- . Labávanse. Eran christianos aparentes y moros verdaderos. pero era sembrar en arena. por tomar la cédula. suspirando por las ollas de Exypto. Desseavan ver a los moriscos constantes en la religión católica. se porque las examinavan los curas. en quien faltava rales^ y abundava el bautismo. y los recomendavan a los ministros de justicia. pero poca devoción con los domingos y fiestas de la Iglesia. en estando casa das. y. aunque fuesse en diziembre. celebrando la boda con instrumentos y canciones moriscas. y seta más más tra- aligerados de cargas y tributos. Bautiza van por cumplimiento los hijos^ y después tas a puerta cerrada con les labavan con agua caliente la Crisma y Olio Santo.

AHN. puesta encima de una (^alefa^ puesta la cara hazia el alquibla. 49. y los retaxavan y hazían moros. y comulgóle también. A un morisco apretado de la enfermeel dad fué a confessar pués le dixo. y aun los moriscos. celebrando públicamente las ceremonias musulmanas.» . cosa de grande daño para el reino. si lo pedía a la Iglesia El morisco.— YíVí el reino de Valencia. se sabría. después de haber sido bautizados. Enseñávanles su ley. dixo: «Pues ¿tres tormentos en un día: confessión. del más afligido Santo Olio. los moriscos seguían. 15. comunión y óleo?» En las alquerías y aldeas de el Alpuxarra y costa acogían turcos y moros de Berbería que hurtavan niños de noche. muy breves: lo que confessar antaño. A. como incompatibles con la fe cristiana que acababan de (1) Es decir. leg. vecino de Pinet: «Que habrá como un mes que éste fué a casa [de] Rafael Maymón. morisca.» Los moriscos valencianos. y como vio entrar a éste se íurbó. cura. que no MIV. gran útil y grangería. de Isabel Baney. el coDJanto de niños cristianos que habían sido robados. de Pedro Maimón. así en público como en secreto (2). del lugar (2) de Pinet [Valencia]. y tenía la cabe9a bañada en agua. con esto que con el mal. 1593.Lili fessiones eran confessar o^año. como ladrones de casa. labrador. para ellos. exp. y después. en una noche se passavan a Berbería con la infantería christiana (1). lo hazían mexor. y halló a la dicha su muger Ysabel que estava haziendo la sala. a pesar de haberles sido prohibido el celebrarlas. que havía hecho elguadoch. Pr. des- como le faltava otro sacramento por reci- bir. decl. y éste la vio que al9ava y bayxava la cabe9a. y éste la dixo que no tuviesse pena.

de cutio [es decir.LIV abrazar. De él se refiere que. 225. el cual. por su excesiva tolerancia con los moriscos. Apénd. AHN.. De Alonso Camardán. . singularmente. morisco valenciano. 49. de obligación. Caso verdaderamente singular es el de D. del latín cogentes] de la Iglesia se estava en su más (2) (3) días. La persistencia moriscos en sus prácticas mahometanas era frecuentemente favorecida por los mismos señores de los cuales dependían. y. y costumbre. p. en general.» MIV. fué sometido a proceso en 1569 por el Santo Oficio. degollaban sus reses po- niéndolas en dirección a la alqnibla. los deleg. molino trabaiando como continuamente]. t. I. exp. contraían matrimonio conforme a su ley su rito. (1) depuso uno de los testigos del proceso: «Que los domingos y días cohentes [es decir. vi- A. su expulsión. 307. 27. BoKONAT y Barrachina. el V. la ablución y el ayuno del Ramadán de los (3). despreciaban las prácticas cristianas. Solían circuncidar a sus hijos recién nacidos y les ponían nombres de moros. enterraban a sus difuntos según ejercían el proselitismo entre los crÍKstianos viejos (2). como colonos o vasallos. practicábanla oración. Los moriscos españoles y p. Sancho de Cardona^ almirante de Aragón. no guardaban los días festivos (1) y. 1582.

Pretendían los moriscos que en el citado lugar de Azaneta existía la sepultura de un moro santo. ]es reprochó que la tuvieran en estado tan ruinoso. en donde vio derribado un edificio que hasta entonces había servido de mezquita. muchos moriscos de los pue- (1) Aldea. en el dicho valle de Guada- lest. Sancho les sen. poblado do moriscos. y como le manifestasen no atreverse a reconstruirla por no contravenir las disposiciones prohibitivas del mo- narca. daba licencia para En consecuencia. llegó al lugar de Azaneta (1). y en el cual solían reunirse en ciertos días del año muchos moriscos a fin de cumplir las vigilias y ceremonias de su secta. de su propie- dad. los moriscos que le acomp?ñaban le respondieron que era una mezquita. él. y «como si fuera en Fez». pues él les mandó «que la labraello». provincia de Alicante. la mezquita fué reconstruida y rodeada de pórticos adecuados para ejecu- tar en su recinto las ceremonias de la ablu- ción y la oración musulmanas. . entonces. Al preguntar D.LV sitando el valle de Guadalest. D. hoy despoblada. a la cual desde antiguo acostum- braban concurrir con toda libertad. Sancho qué clase de edificio era aquél.

por estas señales. Sancho les estimulaba a ello y aun a rebelarse. notó éste el escán- dalo producido por la celebración pública de ceremonias mahometanas en la referida mezquita.comarcanos y aun de Granada. se limitó a señalar dentro del edificio algunas cruces de almagre. a fin de que. y de su habitual resilas . Y aconteció que. Al fin. en la visita pasto- ral realizada en nombre del Arzobispo de Va- lencia por cierto Prelado. los moriscos en general. la mezquita fué derribada por orden de Felipe II. en caso de alzamiento. Los moriscos. y. y que. como en las bodas y en la arraigada práctica de la circuncisión. persuadiéndoles que no estaban bien bautizados. que liacían el viaje descalzos. por entender que su autoridad no era suficiente para ordenar el derribo de la misma. Sancho. así en los ayunos de Ramadán y en las pascuas. sin embargo. Sancho. el referido D. «como si fuera en blos romería». lugar del señorío de D. no les faltarían armas. en número superior a veces a seiscientos. entre hombres y mujeres. entendiesen que en adelante debían abstenerse de cumplir en tal lugar toda ceremonia mahometana. y los justicias y criados de D. Aragón y Cataluña. En Bechí. continuaron practicando sus ceremonias.

331). 4.-En 1582 (IG de Julio). bautizados a la fuerza los moriscos de Valencia. Por lo que toca a los moriscos de Aragón.LVII dencia (provincia de Castellón). vivían turbados y temerosos desde que conocieron la expulsión de los de Valencia y vieron MIV. Al mismo D. .» AHp. a fin de que él declarase a éstos en libertad de vivir como q-uisiesen. — el diligente em- (1) el exp. a trueque de ser favorecidos en la conservación de sus costumbres. vivían los moriscos «como los moros en Argel». a y el de que éste recriminase ante Su Santidad Rey de España la índole de los procemoriscos valencianos dimientos seguidos en materia religiosa con los (1). leg. Inquisidor de Alcoy informaba al Inquisidor General en estos términos: <V. S. a juicio suyo. pues disponían hasta de un edificio públicamente destinado a celebrar en común la oración. era su propósito escribir al Sultán de Turquía. Los moriscos aragoneses. se espantaría de entender la utilidad que con medios justos e injustos sacan desta pobre gente [los señores temporales de los moriscos]. lima. envío 91. y que en el caso de no hallar sus intentos buena acogida de parte del fin Pontífice. y todo lo 9ufren ellos de muy buena gana. 50. Sancho se le atribuía el intento de enviar a Roma personas de calidad que informasen al Pontífice de haber sido. doc. AHN.

Hay que notar. Sr. sin embargo. marqués de Aytona para la expulsión de los moriscos. acerca de la situación de los moriscos aragoneses. En 1553 (11 de Octubre). fueron también los que mayor resistencia opusieron a la conversión y más se obstinaron en mantener las prácticas del culto mahometano. insempeño a sus hijos en . al el licenciado D. M. que los moris- cos aragoneses. informaba limo. nos ofrecen varios documentos. Arias Gallego. Diego Tavera. de toda suerte de injurias y amenazas. Elocuente testimonio de esta pertinacia de los moriscos aragoneses durante el siglo xvi hasta momento el mismo de la expulsión y en 1609. de la General Inquisición. los cuales hacían ostentación de sus creencias y prácticas mu- sulmanas menospreciando truían con creciente las cristianas.LVIII peño de los Inquisidores en prender a los más notables personajes de sus aljamas. ayunaban públicamente el Ramadán. presidente del Consejo de S. que en ciertos períodos ha- bían disfrutado de la tolerancia más que los de otras regiones. por parte de los cristianos viejos. y fueron objeto. inquisidor de Zaragoza. conforme señala- ba el rey Felipe III en su Instrucción al Virrey de x\ragón. D.

Asimismo. AUN. an ayunado públicamente.» MÍA. A más desto. están muy levantados pensando que remedio que ellos tienen que ha de venir.. procuran que los cristianos de natura sean moros como ellos. informando acerca de los moriscos de Aragón al limo. Gaspar de Quiroga. . las an hecho tan moras como elloF. y offenden a Dios a la descarada más que nunca. Estos moriscos. amenazándole con un cuchillo que lo mataría si no renegava. por lo cual se an castigado algunos y no faltan al presente. siendo casados con cristianas viejas.° 7 (proced. y no parando en esto. D. porque algunos. s. Sr..LIX SU propia fe islámica prosélitos entre los y pugnaban por hacer mismos cristianos viejos. AHS). a veces con medios harto violentos (1). Y el Roma* dam (sic) próxime pasado. M. Y están tan moros los chicos como loa viejos. y también se halla que ay otros que hazen vituperios quando en la yglesia al9au el Sancto Sacramento.. cardenal y arzobispo de Toledo e Inquisidor General en los reinos y señoríos de (1) S. inquisidores de Zaragoza. en 1582 (31 de Mayo). «El negocio de los convertidos deste reyno pasa adedespués que las armadas del Turel co acá. vemos que los hijos destos de poca edad están inatructos en su secta de manera que a ávido mochadlo morisco que hazía por fuerza renegar de Jesucristo a un otro mochacho cristiano viejo. A'221^ asoman por viene les n. los licenciados Francisco Gasea Salazar y Martín de Viilatoriel. ay algunos que se an raydo las crismas en ciertos ayuntamientos dellos en presencia de cierto morisco que les hazía officio de alfaquí. y es público que todos biven como moros. A más desto. que fué por el mes de Agosto. Y a ávido alguno que por hazer sacrificio a Mahoma a muerto en el campo a un niño cristiano viejo de natura. manifesta- lante.

que se entiende clara y manifiestamente las hazen por temor y sin devoción alguna. Y los que han sido relaxados a la justicia seglar han muerto sin demostración alguna de christianos. y era en cambio muy frecuente entre ellos hacer pviblica ostentación de fe musulmana. en las cosas que ex teriormente han de hazer para parecer christianos.» . tan remissos. Pascuas y otras fiestas que tenían siendo moros. Y parece ha hecho en ellos poco effecto el rigor que el Santo Officio ha usado en su castigo. El espíritu de intransigencia de los moris(1) «Con aver más de cinquenta y seis años que fueron recibidos al gremio de la Iglesia parece que están peores y más pertinaces aora que nunca. pues estando muchos dellos presos en sus cárceles. ayunaban los romadancs y hazían gala y otras ceremonias de moros. de pocos años a esta parte. y muchos dellos declaradcs moros pertinaces en su secta. viniendo así a pasar como mártires entre sus correligionarios (1). estériles todos los esfuerzos consagrados a su instrucción cris- no surtiendo tampoco efecto el rigor desplegado por la Inquisición. porque se vee claro que los que han nacido después. y. las ayunan y guardan públicamente.LX ban que habían resaltado tiana. pues no se podía citar un solo caso de conversión sincera al cristianismo. están tan enseñados y encaminados en las cosas de la secta de Mahoma como si tubieran alfaquís y mezquitas públicas. y aun se a dicho públicamente que a los que assí murieron les celebran fiestas como lo haze la Iglesia por los mártires. y se a visto y entendido que dello han recibido grandíssimo contento los otros. y quando caen sus romadanes. y aun ofrecer en ho- locausto la vida.

como tiene dicho. en presencia del dicho mossen Lagunas. y que allí avían determinado. y que por ser Mossen Lagunas. envío 8. ni haya dado demostraciones se sabe que verdaderas dello.LXI Aragón mantúvose vivo hasta los últimos momentos de su permanencia en el reino. se avía juntado el Consejo. Decl. ^-227 (proced. Constaren efecto. y los hechavan de aquel Rejno. en todos los tres días. doc. AHS). para tratar lo que devían de hazer. le avíau llamado. avían de hazer elguadoc y gala y rezar azoras de moros. a media noche.» ML4. que ayunasen los tres primeros días siguientes a la dicha Junta. Véase ahora el conjunto de prácticas ma«Con ser millares los que hasta oy se an reconciliado. y que se entregaron a la práctica de ayunos musulmanes para implorar de Dios que no prevaleciesen los planes muy que contra ellos fraguaban los cristianos (1). y que avían de ayunar sin comer ni vever en todo el día desde el amanecer asta la noche salida la estrella. 175. morisco. en su cassa.» AHp. y les avía dicho que los moriscos yban perdidos. y que. clérigo y vicario del dicho lugar de Rodea. persona de quien no se rebelan los moriscos más que si él propio lo fuesse. rogando a Dios que no diesse poder a los christianos contra ellos. que se Uamava Juan de Alfamén. de Pedro Farache. su vicario.°. y que. «nuevo converti(1) do» de la villa de Mediana: «Que avía vonido de Valen9ia un morisco de Fuentes que avía passado por allí. a. y que lo mismo sería de los de Aragón. que se mostraron eos de deprimidos al conocer la expulsión de los de Valencia. AHN. no aya alguno de quien seguramente se pueda dezir que está bien reduzido. y él avía venido y halládose con los demás moriscos del dicho lugar de Rodén en la dicha Junta. porque no lo supiessen los demás del lugar. . del dicho Moreno de Brea.

con hazer epí- logo de alganas de sus escandalosas heregías. que muchos no comían rábanos ni nabos ni zanahorias por antojárseles codas de puercos. Tenían tanto cuydado en lo primero. Marco de Guadalajara (l): «Concluyamos ritos lo este presente capítulo. sino que las hizo raxas. Aborrecían el Baptismo sagra do.. Llegó tan en su punto esta superstición del tocino. la bando los niños en basos y con aguas asquerosas No hazían caso del Sacramento de la Confirmación.. 132 y 158. Eran tan insipientes que llevavan de comer a las sepulturas de sus recientes difuntos.LXII hometanas observadas por los moriscos de Arao'ón. Dife rían el del Matrimonio hasta aver acavado el Romadán No pedían jamás el de la Extrema Unción. y de los christia nos viéndoselos recebir. que si acaso alguno dellos. Obedecían con puntualidad los preceptos del Alcorán. En cierto pueblo de España hizo su Rector untar con tocino unas higueras regaladas de cierto morisco hazendado: el qual.. mi patria. conforme las relata el P. tocava algún marranchón con ropa o capa. guardándola cada uno fielmente. » Manifestaron generalmente su apostasía en no comer tocino üi beber vino. cit. Tenían por cierto que cada uno se podía salvar en la ley de Christo. Hazían estos perros notable burla baldón y escarnio de los Sacramentos. por descuydo. bestiales y bárbaras supersticiones: lo qual pude recoger de que se leyó dellos en los Actos de Fe celebrados en (^arag09a. y si hallavan ocasión. hazían lo que la Iglesia mandava (si no podían escusarlo). judío y moro. no sólo dexó de coger el fruto.iol. . protestando interiormente que lo hazían for9ados. para que pas. y quemó. (1) Ob. con infernal yra. no se la bolviera a poner por la vida.

Ubecar. no tomavan agua bendita^ ni se santiguavan. animal ahogado. y &i alcauQavan por cabecera dos piedras bendecidas por sus alfaquíes. Eran. Por maravilla llevavan rosa- honravan los Santos. Hameth. Zarca. creyendo que con aque Has ceremonias se quitavan los pecados. es decir. Guardavan mal los días de fiesta [y] ayunos de la Iglesia. 295. carne morticina. Por maravilla davan señas les de christiano3 quando se morían. . y hazían llorar a los niños por inquietarlo todo. ni mordida de animal.. y si tenían ocassión en tales días. Tenían a mucha suerte enterrarse en tierra virgen. Aly. Ager. Zalema. se santigua van. como MuQa. Si entra van en las iglesias. haziendo visages. No comían sangre. Camila. dello. Homat. Fátima. Roxana. y por bien afortunados y dichosos los de moros.LXIII sassen la soledad en la sepultura con descanso. Sivilla. los ponían de lado. Oyendo la Missa era escándalo su descomposición. Zaara y y si davan algumanera que más parecía era de na aparencia irrisión que acto cathólico. inimicíssimos de la Cruz santíssima. bolviendo el rostro. No ción de la Sacratíssima Hostia.. ni los ojos. Axa. ba- xando rio. Hiahy. cosa prohibida por ley reli- giosa. p.. como el demonio. y a más de ser por fuerga y temores grandes. Tenían por fe y cosa averiguada que no salían las almas de los difuntos hasta estar bien atormentados en la sepultura por Muquir y Niqueri (1).. Tenían escrúpulo de pagar los diezmos y primicias Teníanse por desventurados los que se ponían nombres de santos.» (2) Lóase Monear y Naquir. ni nombravau el dulcíssi- mo nombre (1) de Jesús. Usavan de ciertos labatorios. echávase de ver su poca y fingida christiandad en la elevaotros a este tono. V. llamándolas Holgavahan (2) que quiere dezir carnes maldecidas. comían carne. Léase alharam.

. nombres. Los primeros vivían entre cristianos. Avila. públicamente confiesan que son cristia (1) Catecheses.** . Olmedo. atendiendo a su mayor o menor adhesión al Islam: «A la primera clase pertenecen aquellos que.— Entre los moriscos. tales eran todos los que salieron de Granada y se hallaban diseminados en territorio castellano. Hornachos. los de los reinos de Aragón y Valencia. ceremonias y ritos todos de aquella secta. etc. Otros moriscos eran vasallos de señores. V. tales. 20 v. conservan fielmente el traje.LXIV Clases de moriscos. El teólogo Guerra de Lorca (1) distribuye en cuatro clases a estos moriscos granadinos. ya también porque su oficio de trajineros les hacía más fácil la comunicación con sus correligiotían ellos. estaban menos vigilados. ves- en su mayoría. y. como narios. hablaban bien el castellano. después de haber recibido el bautismo. gr. lengua. aunque se avecin- dasen en lugares de señorío. fol. ya porque no vivían en lugares apartados y propios de moriscos. unos vivían libres sin reconocer vasallaje a señor alguno particular. aunque en la observancia de la ley musulmana eran tan moros como los del reino de Valencia.

Al segundo . pero la llaneza con que los señores expusieron sus razones denota. En el tercer grupo deben ser incluidos aquellos que por raza y origen proceden de Arabia o de África. los cuales.LXV nos. cómo en aquel . acerca de los cuales se halla establecido que sigan la fe del padre de mejor condición: en igual forma se ha provisto ya desde antiguo respecto de los hijos de padre cristiano y madre musulmana. por recuerdo de la antigua secta en que vivieron. en un memorial que abundaba en razones de justicia y buen sentido. como lo habían sido ya los de Valencia. aquellos que con facilidad renun- ciaron a toda clase de prácticas exteriores o preceptos.» Los moriscos de Aragón se distinguieron por su bien acreditada fidelidad al Rey y a los señores cuyas tierras cultivaban.. aparte de los interesados móviles que les pudieran guiar. como opuesta que era a sus disposiciones de gobierno. En verdad que el Rey no podía acceder a tal demanda. guardan por tradición familiar algunas ceremonias o ritos. no sé si grupo corresponden serán musulmanes en privado. Así. esforzándose por todos los medios en atemperar su conducta a la de los cristianos. de antepasados musulmanes. que exceptuase de la expulsión a los aragoneses. acudieran los diputados del reino al monarca. atreviéndose a suplicarle. En último lugar figuran aquellos que nacieron de matrimonio entre musulmán y cristiana vieja. no es de extrañar que al temer fundadamente breve que en habrían de ser expulsados.

pues aun quando eran moros. 9as. no hombres que se confrontan con los de Valencia y los estiman en poco: que arto más beneficio sería tratar con fundamenhablar. »Qiie como quien los conoce. tiene experiencia de que no sólo puede aver inconveniente. no indómitos ni alarbes en el dientes. insidiadores y centinelas de moros de Berbería.. aora que en todo les faltan las fuerno ay que desconfiar dellos. y quanto más necessario y provechosso sería acudir a esto proprio y peculiar de hombres españoles. no aviendo en él un solo christiano. cit. hábito y trato. y otras muy mayores que siempre que conviniere conferirlas se darán.° to de la redución de éstos. Instrucción de los moriscos en la fe cristiana. . nacidos y criados entre nosotros. quietos y obey con armas. a viendo sido el reyno de Aragón el que conquistó de paganos el reyno de Valencia. oh. Magestad a que. foL 126-128 v. como los de Valencia. quanto mayor necessidad ay de labrar la viña inculta destos. Magestad. »Pues si al christiano viejo. se den aora veyntn mil más.LXVI reino no se veía de hecho peligro alguno en la permanencia de los moriscos (1). y a nuestra habla y naturaleza. de quanto provecho es hazer misiones y institutos de personas que encaminan las almas. y huvo fuer9as para conservar lo ganado y extirpar los moros de su poderío. pero muy grandes utilidades dellos. —Una de las cuestiones que más solicita- «Y no descomponer con tan gran mutación dos rey(1) nos juntos. que ni quieren yr. como se ha conservado. f aeron tan dóciles. como ha dado cien mil españoles agarenos a los enemigos de Dios y de V. ni ay peligro en quedar por muchas razones de las dichas. por criarse en las montañas de España vemos ignorancias y defectos grandes. y ganarse aquel reyno. ni obligar a V. los que yr a Japón.» Ápud GuaDALAJARA.. trata y sabe lo que puede hazer dellos. para captivar los christianos..

así civiles como eclesiásticas. el inquisidor Licenciado Jiménez de (1) Reynoso informaba al Cardenal Presidente del Consejo de Inquisición acerca del proyecto de expulsión de los moriscos de Valencia y otros reinos. y. no veían justificado el proyecto de la expulsión. en estos términos: «Ni se perde- . hasta que estuviesen adoctrinados en la nueva fe.LXVll ron durante el siglo xvi y principios del xvil la atención de las autoridades. Otros. entre los cuales se contaban los más solícitos en catequizarlos. por tanto. Unos defendían la necesidad de observar con ellos cierta prudente tolerancia. por lo cual estimaban insuficientes cuantos medios en orden a a este fin eran puestos en juego. más aleccionados que los primeros por los hechos y desconfiando de la eficacia de la instrucción. acabaron por mostrarse decidi- dos partidarios del extrañamiento (1). También en esto. fué la relativa a la instrucción cristiana de los moriscos a raíz de haberles sido proscritas sus ceremonias mahometanas y sus costumbres de carácter mu- sulmán. cuando se deliberaba acerca de la expulsión definitiva de los moriscos. veían con- sumirse en vano sus esfuerzos evangélicos. Así ya en 1582. hubo de manifestarse la falta de unanimidad en las opiniones. a semejanza de lo que aconteció más tarde.

en fin. no saben la Doctrina porque no la quieren saber. A informes a Felipe III decía de los moriscos de la región valenciana: «No confiesan.LXVIII convendrá citar la opinión del B. no comen puerco. no obstante lo cual.» AHp. sino de general y proterva resolución de ser moros. y exponiendo las razones en que basaba su desconfianza respecto de la conversión sincera. Juan de Ribera. persistía en decir: «Hablando con propie- medios instrucción de los rá ninguna honrra. ni beben vino. ni hacen las demás cosas que los cristianos usan». y mostrándoles allí cada fiesta la Doctrina. no reciben la Extrema-Unción. no comulgan. Los Inquisidores saben que. Roma que moros son y moros an de ser en Verbería y en qualquier paite tít. como lo fueron sus padres y abuelos. que bien se sabe en aquí. después de aver tenido dos y años a éstos en reclusión.» el Y téngase muy bien en cuenta que Patriarca valenciano apuró que pudieran encaminar a la sus diocesanos moriscos. cuando en sus este propósito." . Moriscos. salen della sin saber palabra. añadía: «Esta infidelidad general no depen- de de falta de Doctrina. caja 2. que estubieren. y porque se pretres cian de no hazer cosa en que parezcan christianos.

debemos llamarlos. Vida del Beato Juan de Ribe(1) ra (Valencia. y aun hacerles preguntas sobre la fe. el D. ps. que se designase a éstos la iglesia. XiMÉN z (Fr. En las Constituciones del Arzobispado de Sevilla (2) (año 1604) se ordenaba hacer eu cada parroquia un padrón de todos los moriscos. habiéronse de dar. citaremos de ejemplo. Pa cual). sostenerse que la falta de instrucción religiosa fuese la causa de la perlos moriscos. y Boronat y Barrauhina (D. No puede. hechas el Ilustrissinao i i Reuerédissimo Señor Don Fernando Niño de Gueuara. Cardenal i Ar9obispo de la S. ps. sino moros» (1). (2) Constituciones del Ar(}obispado de Sevilla. Por vía las instrucciones que. espe- cialmente deputado para celebrar la Misa.LXIX dad. 1609). tinacia en que vivían en orden a su adoctrinamiento. se el recomendaba a los Párrocos nombramiento de un clérigo idóneo. al Ofertorio. no moriscos. la doctrina cristia- na. pues. 1798). cada morisco había de contribuir con la limosna de un maravedí para el sustento de V. 1904). ermita u hospital adonde habrían de acudir para oír Misa los domingos y demás días festivos. 85 180. Colegio de Cor- pus Christi (Valeac-ia. 444-473. Juan). Iglesia de Sevilla en la Synodo que celebro en Su Catedral año de 1604 (Sevilla. ordenadas por . Juan de Ribera y el R. enseñarles.

por fin. se supiesen la doctrina cristiana. etc.LXX dicho clérigo. se disponía que se designase un maestro. que cuidara de la instrucción primaria de los hijos de moriscos.. es indudable que la misión catequística no podía desarrollarse en la práctica sino expuesta a muchas dificultades. c¿¿. una de esas dificultades más graves la del idio- — (1) (2) 06. medio real y un real por las faltas de asistencia. Por lo demás. 20-21 v. hom- bre de bien. por razón del lenguaje. además del castigo que el Cura o Vicario podría imponer a los rebel- encargaba a los Párrocos la formación de un especial padrón de los moriscos cautivos. insuficiencia de textos adecuados para el adoctrinamiento (2).. se imponían multas de ocho maravedís. bajo pena de medio real por cada día en que dejasen de asistir (1). pero allí donde no existía.° Doctrina cristiana compuesta en Valencia para instruir a los moros se hallaba redactada con tales errores gramaticales y mal gusto. confesasen y des. nombrado por el Provisor. desde los cinco a los ocho años. a cuyos amos se recomendaba que cuidasen de que oyeran Misa. falta de personal idóneo. y. fol. Una . que difícilmente pudo servir de vehículo de fe y devoción cristiana al espíritu de los catecúmenos. como en Aragón.

sino que. La expulsión de los judíos en 1492 debió de producir en la opinión española cierto deseo de que se extendiera igual medida a los moros. — Más de un siglo transcurrió desde los primeros intentos de conversión hasta la expulsión definitiva de los moriscos en 1609. dogmas cristianos. tampoco se logró deseado. No estribaba. abandonasen su los y sus prácticas religiosas para sustituirlas sin- ceramente por Conclusión.LXXI ma — ya ban su el fruto que los moriscos aragoneses habla- dialecto romance. la de que los moriscos. Desde este momento ya no se contentaron los Reyes Católicos con ver implantada la unidad nacional en el terreno político. inspirados ellos y sus Consejos en el ideal de uniformar la vida social española y juzgando que la idea religiosa era el valladar que más honda separación estable- . ni era fácil empresa. en masa. En la misma fecha pasaba a ser del dominio cristiano el único baluarte se acogían los musulmanes peninsuíi que lares: el reino granadino venía a depender de los reinos cristianos unidos de Castilla y Aragón. pues. la dificultad de la conel versión en mayor o menor grado de adocfe trinamiento.

ofrecía mies abundante al celo evangélico de nuestros misioneros. Pero ya hemos visto que ni se adoptó de antemano tancias política una un plan. ni se siguió una política ñja.LXXII cía entre los diferentes elementos sociales. por no ignorar que a éstos . a los moros sublevados se les conminaba con la disyuntiva de abrazar la fe cristiana o emigrar de la Península. fe. La Inquisición ejer- cía sus funciones contra los moriscos con especial empeño. Un Nuevo Mundo. Las primeras conversiones de moros fue- ron inmediatamente seguidas de rebeliones. los moros so- tratando así de insel taurar también la unidad en terreno relise- En este plan fueron activamente cundados por el tribunal de la Inquisición. y por la preponderante influencia que Cisneros y otros Prelados vinieron a ejercer en los reales consejos. cuyo poder se acrecentó sobremanera. Parecía inaugurarse la era del en- grandecimiento de la monarquía española por medio de la propagación de la fe cristiana. pugnaron por extender entre metidos la verdadera gioso. Hubiera sido prudente adoptar en aquellas circuns- uniforme que perseverara en los reinados posteriores al de los Reyes Católicos durante todo el siglo xvi. recién descubierto por Colón.

Ni se olvide que en los espías moriscos encontraba poderoso auxilio la piratería de berberiscos y turcos. conveníales no crearse conflictos en el interior. con el mismo fin. y cuando los misioneros españoles recogían en América abundante fruto de sus tareas evangélicas. así se explica la política de transacción que con observaron Carlos V y Felipe II. hallándose envueltos en guerras ellos exteriores. en cuyo apoyo ar- mado confiaban a su vez aquéllos. el Concilio En 1545 se celebraba de Trento. en nuestra patria reuníanse frecuentemente Concilios pro- vinciales. el sentimiento religioso se exacerba. entre ellos corrían los pronósticos o jofores referentes a sus futuros alzamientos y victorias sobre log . Este mismo apoyo de los nobles en favor de los moriscos debió de pesar en los el ánimo de Reyes para no expulsarlos en masa. dentro de la patria ofrecíase con mayor relieve el espectáculo de la obstinación de los moriscos en permanecer adictos a sus prácticas tradicionales musul- manas. de quienes eran colonos. aparte de que. A mediados del siglo xvi.-XXI 1 frecuentemente les apoyaban los nobles. tan fecundo en salu- dables reformas en pro de la unidad y pureza de la fe.

sin con- además. claramente cuan violen- y expuesta a graves disturbios era ya la convivencia del elemento cristiano y el elemento musulmán en la época a que nos referimos. si recordamos la tranquilidad en que mudejata res y cristianos habían convivido en los rei- nos cristianos durante la Edad Media? Verosímil es que. pues. especialmente. apoyados los mudejares en la . la rebelión de los granadinos. vinieron a hacer más profundos los odios entre cristianos viejos tar. Los diversos movimientos de rebelión de moriscos. los casos aislados de asesinatos cometidos por los moriscos a impulsos de venganza personal. que se manifestaron durante el siglo XVI en varias regiones españolas. Muéstrase. y. y cristianos nuevos o moriscos. y en los cuales el odio religioso no dejaría de influir como estímulo malsano. con sus horribles matanzas.LXXIV cristianos. ¿Cómo explicarnos este cambio notable operado en la vida española? ¿A qué causas obedeció tamaña hostilidad entre ambos elementos? ¿No parece inexplicable. en la misma forma que de boca en boca correrían los romances de gesta de nuestros guerreros medievales entre el pueblo cristiano de la Reconquista española.

en que se hallarían los los moriscos. DI. por lo cual. Hernando de Talayera (1) han sido atribuidas estas palabras: «Para ser buenos cristianos éstos [los moriscos] y nosotros. que habían heredado como un tesoro. Tal esperanza debía aparecer a sus ojos robustecida por el hecho. no podían fácilmente resignarse a ver cambiada su Al arzobispo granadino Fr. La convicción misma. y que. ante las primeras restricciones de libertad en materia religiosa. abrigarían siempre la esperanza de que sus creencias religiosas. avían de tomar ellos de nuestra Fe y nosotros de sus buenas obras. Antigüedad y excelencias de Granada. de ser factible la convivencia entre elementos sociales de religión distinta. patrimonio de su alma. haríales ver siempre muy lejana la perspectiva de merecer y tener que cumplir alguna vez leyes restrictivas que viniesen a atacar la propiedad más sagrada. no podían aconsejase estar a merced de las disposiciones guberna- que adoptar a tivas la situación política Reyes y a sus Consejos. la de la fe. ya indicado.» Bkrmúdbz DH Pedraza.LXXV experiencia de aquella tradición. respecto de la rectitud y moralidad natural de sus actos. guardaban con fervoroso afán. fol. . como tal. elocuentemente pregonada por sus coetáneos y universalmente reconocida (1).

mas esto no trascendía sino rara vez al alma del morisco. del culto y celebrar todos los actos externos mahometano. Ellos ob- servaban con aparente diligencia. por vir- tud de la política seguida con ellos a partir de los Reyes Católicos.LXXVl cuando no ignoraban que a sus correligionarios antepasados les había sido dado mantener. sus aljamas y sus al- faquíes. En efecto: los moriscos pudie- ron aparentar más o menos hábilmente un cambio de religión. Nuevos factores habían complicado ahoMientras ios moros vivieal ra la cuestión. vinieron a hacerse comenzaron a que veían en. su religión. tolerancia. los preceptos del culto de la nueva fe que habían abrazado en lo que tenía de acto exter- . ron sometidos poder cristiano y disfru- tando de las libertades que en materia religiosa les fueran reconocidas. y el elemento cristiano los toleró. ellos a los traidores de su fe. mas cuando los moros. a la sombra de una amplia suerte. que además suspiraban vanamente por el entronizamiento de un poder musulmán en el mismo terricristianos sólo en apariencia^ ser odiados por los cristianos viejos torio patrio. no hubo motivo de disensiones. a fin de no ser denunciados como transgresores.

siempre que interiormente no se apartasen de su fe musulmana). no satisfechos aún con manifestar los moriscos su adhesión tradicional a la fe mahometana por un motivo de piedad natural. mostraban empeño más decidido cada día en que. tratasen también. los moriscos. llevados de su celo religioso. el morisco abominaba de las representaciones que el culto de la religión cristiana ofrecía a su adoración. y las sustituía. los cristianos viejos. Era. ade- más. practicasen como tales. dando así un nuevo dificulta- motivo de querella. con las que formaban el depósito del tradicional culto mahometano. en lo recóndito do su corazón. ufanados con la victoria obtenida sobre los moros en los campos de batalla tras luchas seculares. pues los moriscos eran cristianos por el bautismo. Existía.LXXVII no y material. por obra de su fantasía. de hacer prosélitos entre los cristianos viejos. pero en la intimidad de su conciencia. tras su aparente conversión. frecuente que. además. Fieles a que les per(si las prescripciones de su religión. Por el contrario. cual era el de ser la religión de sus padres. se- guían siendo sinceros musulmanes. mitía fingirse cristianos a ello les obliga- ban por la fuerza. otra razón que .

comenzando por instruirlos en la fe cristiana. surgió en ánimo de los Reyes la idea de la expul- sión (1). Si en todos los pueblos de la tierra. pues se ha visto . el no lograban su ñn. y lo poco que todo ello ha aprovechado. Cuando Prelados. de un modo peculiar acontece lo mismo en los pueblos musulmanes.LXXVIII ba la conversión de los moros. y cuando se pretendía arrebatarles aquéllas. Inquisidores y catequistas se convencieron de que. no obstante los esfuerzos realizados. deja sentir su influjo sobre las costumbres. Con ésta se evitaba a la vez el pe- «Entendido teneys lo que por tan largo discurso de (1) años he procurado la conversión deste reyno y del de Castilla. el sentimiento religio- muchas de las costumbres existentes entre los moros españoles derivaban de la cualidad mahometana de su religión. en los cuales todas las manifestaciones de la vida se hallan profunda- mente informadas por so. Frente al grave problema planteado. se pensó en convertir a los moros. más o menos fervorosamente profesada. y los editos de gracia qué seles concedieron. la religión. y las diligencias que se han hecho para instruyrlos en nuestra santa Fe. mostraban una viva repugnancia que argüía a las claras su ñrme adhesión a las creencias religiosas. así.

Apud Guada - LAJARA. dejando a la gracia de Dios el éxito salu- dable definitivo. parece justo pedir que sean libres y voluntarios los actos que han de conducirnos a abrazar la fe.LXXIX ligro de un enemigo doméstico. CÍt. antes ha crecido su obstinación. Ob. La función del catequista ha de limitarse a ilustrar el entendimiento y mover el corazón por medio de la persuasión y la caridad.» Real Carta de Felipe III al Virrey de Valencia acerca de la expulsión de los moriscos de este reino. frente a los que pudieran surgir en el exterior. 110. Pero no debieron ser éstos los motivos determinantes. pero no impuesta. el velar por la pureza de la fe conflictos y las tes el sustraer del contagio a los cristianos viejos — no en balde se extremaban también los medidas de rigor contra protestan- — debió todo de ser la idea capital que presilo diera al hecho de la expulsión definitiva. De expuesto se infiere como ense- ñanza que la religión debe ser propuesta. el proponer la fe y el adoctrinar en ella jamás han de violentar la voluntad de quien haya de aceptarla. Como el acto de creer debe ser voluntario y libre.Í0l. . Si Dios premia las obras buenas por lo que éstas tienen de voluntarias y libres. conviene asimismo que que ninguno se aya convertido..

proporcional a la intensidad de voluntad y pureza de intención hayan producido. . No afirmaremos. Nos basta señalar el ineficaces cuantos me. hecho de haber sido dios se pusieron en práctica.LXXX esos actos alcancen siempre el mayor gra- do posible de mérito. que con una política de suavidad y prudencia en la que los catcquesis se hubiera logrado la conversión sincera de los moriscos. sin embargo.

he juzgado conve- niente dar una ligera idea de la fe de tos los musulmana y mandamientos de esta Ley. a veces. la exposición de las obliga- ciones religiosas musulmanas. conforme a su voluntad soberana.CAPITULO PRIMERO De la Antes de comenzar fe. otorgándole al fin el galardón que sus obras merecieren. De la fe (1). el que hizo de la nada al hombre y le da la vida. En la fe. debe el hombre apoyar y cimentar todas sus obras y poner su más firme esperanza en Dios. r-13. de cuya piedad y poder jamás deberá desconfiar. -MCG. conforme a la misma. aunque se viere en muchas ocasiones víctima Bg. ps. BRAH. (1) t. y. 253 y sigs. 166y8ig. . V. le priva de ella. de redacción literal. que es clave y cimiento de extraordi- nario poder. fol.— La fe es una cosa que guía al hombre al conocimiento de Dios y a creer que él es el mayor de los bienes. publicado en el MeHE.s. tomando los texaljamiados como fuente exclusiva de informa- ción y hasta.

para que Dios las acepte. II. es y gobernador de todo. que crió el mundo de la nada. cual. con sólo poner en ellas nuestros ojos. — Trece son los y el principales artículos de la fe musulmana: Sentir con el corazón. Conviene asimismo que la fe en Dios se profese sin tergiversación alguna. Artículos de la fe I. decir con la lengua solo. III. por las obras que hizo y hace le podemos conocer. que siempre fué y será. que no hay semejante a él. encaminándolas al bien perdurable. ni engendró ni fué engendrado. y. excepto Dios. Tal es la creer y esperar en al y gobernador supremo. ni fué hijo. Excelso. y que se funde y robusla aunque en tezca en el corazón mediante buenas obras y sanas costumbres. que no hay otro Señor sino él.— aquel criador 2 fe: del infortunio. de donde nace para los musulmanes la obligación de seguir los usos y costumbres del bienaventurado profeta Mahoma. señor poderoso y a quien uno . El ángel de la muerte recibirá las almas de los que mueren. ni tuvo hijo. Morirán todas las criaturas. han de ser conformes a la Ley. Que Dios envió a aquel bienaventurado profeta Mahoraa con la santa y divina ley del Alcorán creado por la divina gracia. y éstos obtendrán el destino que Dios. y con ella revocó todas las otras leyes y apartó a las gentes de las dudas y errores en que vivían. musulmana. criador afirmar con la voluntad que Dios. vida presente no le podemos ver ni alcanzar. ni cosa alguna puede compararse a él. Las obras son testigos de la fe.

Si el hombre se hallare desprovisto de obras. en los bajos abismos del infierno. el día del juicio.nada 3 conforme a se le esconde. muy bien encerrado. su Profeta y su Ley. . Creer en la demanda de la fuesa. Si el hombre es bueno. del juicio: Ten presente la demanda Que de ti se ha de hacer: Pues es tan fuerte y amarga Y muy Triste larga. Mira y piensa en su estrechura y desconsolado. les tiene reservado sus obras. y el Alcorán. en las alturas. Y que serás sepultado Solo. quedando así en tinieblas. Y que darás larga cuenta De todo cuanto has obrado. darán cuenta en pú- blico. Mahoma. Mira aquella habitación-. Que se acerca su venida Y no ha de hacerse tardar. su Ley: su alma merece entonces la gloria y gracia del soberano. por mandado de Dios: Y Recapacita en la muerte piensa que ha de llegar. responderá diciendo que Dios es su Señor. su Profeta. dos ángeles. negará en la demanda y dudará en la respuesta. A no tener esperanza En nuestro amigo amado: (el profeta Mnhoma) Y. esto es. uno a la mano derecha y otro a la izquierda. que dos ángeles preguntarán al que muriere quién fué su Señor. hasta el día IV. hasta el día del juicio. pasada la demanda. de las cuales.

Negra y de grande mal. El primero que resucitará en la tierra será el bienaventurado pro- .Que me tiembla 4 corazón. Todos los seres vivientes morirán excepto Dios. El último que morirá será el ángel de la muerte. por mandato de un solo Señor todas las almas serán vueltas á sus cuerpos. encargado de recibir las almas. cuando suene la trompeta del juicio. Es el bueno visitado Por ángeles de la altura. y los buenos serán dignos de perseverar en la gloria sempiterna. Donde siempre habitarán En abundancia y placer. El malo la encuentra oscura. Por tanto. y tal cosa sucederá mundo. El primero que VI. Es tan estrecha y oscura el No hay en Que lo ella otro consuelo que tú hayas obrado. Y abundante en alacranes Porque pague su maldad. resucitará será el ángel de la trompeta. Desde allí ve el imperio Que es la casa del poder. Creer en la resurrección. a ti es conveniente Que vivas muy avisado. V. Y también es regalado Con paz y buenaventura. que siempre fué en el fin del y será. í con penas y fatigas Y con castigos el tal Se verá atormentado Al ver las llamas arder Donde ha de ser lanzado.

Aquel día será de dolor y de gemidos y tribulaciones sin cuento. . y cada individuo particularmente en presencia de todos. serán éstos enel VIL viados al eterno paraíso. donde darán cuenta de sus actos: Pues en el día del juicio. y en aquél establecerá Dios un campo inmenso. Creer en las plegarias de Mahoma. Los buenos verán el rostro del Señor aquel día. Entonces la tierra será fuego. y los malos a la izquierda. las gentes se refugiarán en medio del del fuego que mundo. Celda pueblo será allí juzgado por Dios con su profeta. Allí se nos dejará Sin hablar trescientos años. en cueros.feta el 5 invadida por Mahoma. huyendo comenzará por sus extremos. que rogará a su Señor y será escuchado. Hasta que se escuche el ruego De nuestro profeta amado. a fin de que el poder de Dios y su justicia resplandezcan en presencia de todos. por diversos y feos lugares. le pedirá que saque del infierno a los que. el profeta perfecto. VIH. en virtud de tal ruego. perteneciendo a su pueblo. en el cual hará Soberano llegar a todas las gentes del mundo a un extenso lugar. desnudos. Creer en el día del juicio. Que tan recia es su salida Y Y su m8l y su trabajo todos saldremos su fuerte alarido allí Porque Juntos. Los buenos se situarán a la derecha. y. A cada uno se le mostrará cuanto de bueno o malo hubiere hecho. al mediodía. creyeron en la unidad de Dios.

de deleites celestiales en la gloria sempiterna y de la visión de Dios. soberbios. serán llevados al paraíso por la misericordia y el poder de Dios que habrá ya tomado venganza de XI. pesaren más sus acciones buenas que sus maldades. X. Tales creyentes. donde les será dada satisfacción del bien que hicieron. los hombres serán salvos. en cambio. Creer que hay infierno para los malos y • blasfemos. en compañía del profeta Mahoma. que el infierno es un fuego frío y helado. de lo contrario. no le podrán pasar y caerán en el infierno. por él pasarán los bienaventurados con la celeridad del rayo. estarán en un lugar entre el paraíso y el infierno. por su falta de buenas obras. Serán pesados los méritos con los pecados. Allí los diablos atormentan a los malos con todos sus desatientos y penas sin fin. Creer que todos han de pasar por el puente del asirat (por el cual se entra en el cielo). hombres de poca fe y conciencia.6 — sus obras a IX. por virtud de un segundo ruego del bienaventura- do profeta Mahoma. ellos. XII. veneno y postema infernal con serpientes. los infieles y blasfemos. cumplidores de la Ley. quebrantadores de la Ley y malditos de Dios. . y en esto serán los primeros los que pertenecieron a la grey de Mahoraa. XIII. Creer que hay gloria para los bienaventu rados creyentes. los cuales disfrutarán. si pesaren por igual. El hombre ha de dar cuenta de Dios. y todo lo que hay en él es hedor. gusanos y fieras que muerden. ni si irán al paraíso ni al tormento. serán condenados. a todos los cuales más valiera no haber nacido.

t. Gon honor y acatamiento. Que es obligación Guando se llega a estrecha. Y. (1) Bf. V. BRAH. En cuanto a los mandamientos de la ley musulmana. Todos ellos han de ser Con fidelidad cumplidos. la . Guárdese con diligencia Y exacta fidelidad. Desearás el bien para tu prójimo como para — ti lo desees. 250 y sigs. sino también en versos que facilitasen al vulgo de los moriscos su recuerdo Son los sisólo . publicado en r-13. conviene advertir que eran conocidos. ps. pues. al ver con quien se razona. y sigs. plidas: y las cinco oraciones diarias la oración cum- Mantened.— MCG. guientes: —Adorarás solamente al Criador. fol. — Vivirás constantemente limpio con ablución y purificación. obedecer Los padres con humildad. no en la forma de breves preceptos expuestos en prosa. tarle por sin represen- medio de imágenes. aunque Y las cinco obligaciones Son deberes muy estrictos. — Obedecerás a tu padre y a tu sean infieles: madre. y honrarás a su escogido y bienaventurado profeta Mahoma. El primero. Quien tal cosa bien hiciese Bien gozaría su edad. edad. 166 el MeHE. .— — 7 Mandamientos de la ley musulmana (1).

No podrá ser remediado. Porque así nos fué mandado: Dar de nuestra propiedad. Que purifica los bienes Y da gozo al corazón. Para siempre encarcelado esquilmado de fatigas. ni fornicarás con criael tura alguna: De matar musüm te «guardes. — No matarás. Guárdate del adulterio. ni robarás. quien en ello cayere. Presta favor a los pobres Que sienten necesidad. En el infierno su albergue existirá. Donde Y — Pagarás la limosna legal (azaquej: Pagad también la limosna. Y la sed que en él se pasa. Que es pecado de tristeza. Que es deber de bendición. En la inscripción de Abraham Así se halló consignado triste. Que hace perder el amor Y acarrea gran pobreza: Así fué establecido Por Alá el ensalzado. . Quien lo ayuna como debe Sale del purificado.—No jurarás en vano nombre de tu Criador. — Ayunarás el mes santo de Ramadán: el Ayunar Ramadán Es un deber muy sagrado. Pues.

— Cumplirás con la peregrinación: Peregrinad a la Meca Con entera devoción. y. al pobre. hicieres. aun a costa de tus los bienes y persona.Según dice Mitiga por 9 calor la Escritura. sí el Del día de la apretura. sobre todo. Y Y visitad los lugares muy puro corazón con todo el cumplimiento. a no ser que fuere contra la Ley. Según nos ha demandado El que con poder bastante Está cierto. Con os halléis en estado de limpieza legal. pascuas con toda limpieza. juramento. sea pariente. — Hospedarás de buena voluntad al caminante y — No quebrantes voto. lo Sé fiel y no compres cosa alguna que juzgues procede de hurto. asegurado. habrás de restituirlo. promesa o si apuesta. — Honrarás a sabios (alimes)* — Defenderás tu Ley. extraño o infiel. el —No duermas con tu mujer. las y. pues te igualarías con éU — — . con devotas oraciones y con visitas a los sabios de la Ley y a los menesterosos. No cometas ni consientas el pecado. — Honrarás a tu vecino. sino cuando tú y ella — Honrarás día del viernes.

ni siquiera en cuestiones de derecho entre partes li- — tigantes. ni te —No del falsifiques pesos ni sirvas engaño y la traición. visítale. Que es regalo de los bienes. si muriere. provee a su entierro. — Cuando encontrares a algún — muslim. no seas codicio- con tu señor. pues no es lícito hablar mal. Mas es del alma apretura. ni lo que se ofre- ce a altar o a criatura. —No comas tocino ni carne mortecina ni sangre ni cosa dudosa ni mal degollada. so. — No bebas vino ni cosa que embriague: Guárdate también del vino Y de Y es acercarte a su olor. y. si enfermare. la Porque hace perder honra amargo su sabor. De suciedad demudado. sé sincero sé juez fiel. dale tu saludo y ayúdale en lo que fuere servicio del Criador. Te opondrás a cualquier muslim que intentare quebrantar algo de lo preceptuado en el Alcorán o en la Zuna. no menos- . El día del juicio sale El tal Negro. aun con verdad. muy triste y oscuro. Honra a los ricos. El que tuviere que hablar. hágalo siempre bien. ni seas usurero: Evita mucho la usura. — Cuando juzgues.— 10 medidas. y págale su derecho. aunque no sea muslim. muy avergonzado. Su ganancia y hermosura.

precies a los pobres. Vive entre los buenos. es contravenir a Alá Y es dañoso a la conciencia. te perjudique y pide perdón a aquel a quien hubieres dañado. ni entre — tirte de ello. apiádate de los menores que tú. Pues quien a aquéllos siguiese Será bienaventurado. guárdate de la envidia y de no te dejes llevar de hechiceros ni adivinos ni agoreros ni astrólogos ni sortílegos. Y de decir «Esto fué »0 será alguna maldad». no desees te lo ni pongas tus ojos en perdona a quien Guárdate del enemigo. Gasta un tercio de tus bienes. — No juegues a dados ni otras cosas vanas. Evita lo prohibido En el vestir y en comer. . obedece a tus superiores. — No vivas que reine en tierra de infieles. Y no olvides los profetas Que ejemplos nos han dejado. Huye de la soberbia. y más cuando te fuere posible. y hermánate con tus iguales: lo ajeno. Aunque vivas en pobreza Y flaqueza y menester. sé sufrido. y escucha sólo a tu Señor: Y guárdate de la Y de hablar mal en Que envidia ausencia. Sino siempre querer todo Con bondad y castidad. — No deleites con prohibido. ni en país en malos vecinos.11 la ira. sin arrepenla injusticia. ni seas compañero de malos muslimes.

usos ni costumbres de los cristianos. merecerías en el día del juicio el fuego del infierno. — Harás verdadera penitencia. pues los que cometen el pecado y los que lo consienten son igualmente pecadores: así tendrás satisfecho a Dios. así obtendrás la de salubienaventuraninfluir za perdurable. — Aprende la Ley y enséñala a — todo el mundo. Y. ni sus trajes o representaciones. Allí do solo estarás. guardarás las palabras y enseñanzas. — Redime al cautivo con viudii^ tus bienes. apacigua a los airados y ten satisfecho a Dios. usos. Impide con todas tus fuerzas la obra de los que a menudo desobedecen la Ley. si lo contrario hicieres. aconseja al te huérfano y a la Señor: pues asi asemejarás a tu Procura también guardarte De allegar a tu tesoro Lo de huérfanos pupilos. No emplees — el lenguaje. recerás perpetua alabanza. costumbres y trajes del bienaventu- — Cumplirás y . dejándote dable esperanza. 12 Pon paz entre las genaconseja a los que anduvieren en el error. Se te exigiría cuenta. con lo cual me- — Aborrece el mundo. a pecados infernales fin de que veas libre de [sic). — No seas de dos caras. al fin. ni te las los de los pecadores. Que.tes. de lo contrario. Y solitario en tu fuesa. es tristeza y lloro.

51). los cielos y la tierra. — La primera entre las cinco obligaciones religiosas de carácter el Islam existen es la profesión de fe. lo alto y lo bajo. Mahoma y Profesión de fe divino que en musulmana (1). y que por sí solo basta para constituir al musulmán en estado de gracia a la hora de la muerte.° 5228 (sa. Crió las cosas todas que en el mundo existen. . lo que hay en ellos y lo que existe entre ellos. De esta manera.rado 13 — de sus compañeros. no sólo va comprendida la fórmula de profesión de fe ya indicada. pero con carácter supererogatorio solían también recitar cierta plegaria. La profesión de fe consta sólo de las palabras «No hay otro Dios sino Alá y Mahoma es su profeta». He aquí la plegaria a que aludimos: «Sabe (ampárennos Dios y nuestro profeta). tal es la fórmula esencial que por sí sola bastaba para hacerse musulmán. que toda persona está obligada a saber que Dios (honrado es y noble) es uno en su reino. en la cual. entrarán en el paraíso. 17-20.acto esencial por excelencia para la conversión al mahometismo. Gg. todas las criaturas han sido formadas por su potestad. el trono y el escabel. Entre los moriscos existía la misma fórmula de profesión de fe con carácter obligatorio. que se considera como el . sino además la enumeración descriptiva de los atributos de la Divinidad. nada se (1) MBN. fol. n. serás en el día del juicio uno de aquellos que. sin ser sometidos a prueba.

mano derecha ni mano izquierda. hermosos son sus nombres. Todo lo abarca. Juzga como quiere sobre sus criaturas. ni quien prohiba lo que él ordena en su reino. a él incumbe juzgar y a él corresponde la alabanza. existió. no está sujeto al sueño ni al descuido en su velar. no hay quien se oponga a sus juicios. pues toda gracia suya es virtud y toda venganza suya es justicia. suyos son el reino y la riqueza. hace cuanto quiere. y no en lugar alguno. conoce lo ausente y lo presente. conoce lo que existe en la tierra y en la mar. en dónde fué ni cómo fué. pero no adquirió las propiedades del tiempo ni del lugar. ni miedo a pena alguna. y no se desprende una sola hoja sin que lo advierta. delante ni detrás. no es perceptible con los sentidos. a diferencia de toda otra cosa. No se dice cuándo fué. suya la honra y la duración eterna. universal ni particular. constantemente vela para proveer a la vida. de las cosas del cielo y de la tierra ninguna se le oculta. en él no existe obligación alguna ni codicia. ya verde. cuya existencia no le sea conocida. ni encima ni debajo. conoce y comprendió toda cosa en número. ya seco. sin su permisión. ni lo puede explicar la razón. no lo concibe la imaginación ni lo comprende la inteligencia. ni hay grano en la oscuridad de la tierra. otro superior . ni inteligible para el alma. No tiene esperanza de satisfacción. ni puede ser objeto propio de la imaginación ni de la razón. en relación a él no hay antes ni después.14 mueve no hay sobre las criaturas que él. fué señor del lugar y ordenó el tiempo. ni tiene copartícipe de su realeza. pues a todo alcanza su poder.

el que se manifiesta y el que se oculta.» .— no lo 15 - mientos. perciben las imaginaciones ni los pensaEn todo momento oye a quien le ruega. El conoce cuanto existe. el El es el primero y último.

fol. 2). dos formas de purificación designada propiamente con este mis(j4>4). Consiste la purificación [taJior] en lavar primera- mente y. ya para otros fines rituales. giosas musulmanas. como todos los musulmanes. fol. (1) MCG. después.° IV. (sa. consistía en el lavado total del otra. 50-54. 1 y ix. Gg. . fol. ds. 43-45. 132-133. 102 fol. la oración. fol. BRAH.-MBN. Conocida ya la primera de las obligaciones relife. lo que haya de sucio en todo el cuerpo. Incluye.CAPITULO PuBiPic ACIÓN .-MBCEH. cuerpo. 85). ir —Ablución . es decir. se limitaba al lavado de ciertos miem- mo nombre bros del cuerpo. Purifícación ritual: una. además. ponerse a orar. — Los moriscos distinguían. Gg. 4870 (sa. conviene explicar cómo se purifica el musulmán. n. llamada especialmente alguado o ablución (/9Ó9JI). (i). ya al disnes. o sea la profesión de pasa- remos a exponer la segunda de aquellas obligacio- Mas como ésta debía ser practicada en estado de limpieza legal. todos los actos las manos. y 5306 r-4 y r-13.

y. invocando a Dios. diciendo A la huogbar * [tres veces] «testigo me seas ante la cara de Alá».. se frotan tantas sobre el izquierdo. Se ponen de rrodillas en el artessa. toman agua tres be(jes. juntas las manos. Véase cómo se describe el acto de purificar el cuerpo. y allí meten las manos de palmas. hacían el agua y hechan otra limpia en un librillo. y esto hecho. y la hiz* Léase Alahu oghar = Jm) IMJi = Dioa es muy grande.— te 17 - de limpieza que constituyen la ablución propiamental {alguado)—áe la cual se tratará después en la misma forma en que debía practicarse antes de orar: a este efecto se introducen los dedos en el agua. para derramar. 2 . Si el hombre no alcanzare con sus manos a limpiar parte de su cuerpo. y la hechan por encima el onbro derecho. dispuesta de antemano en una vasija coloca- da a la vez el nombre de limpian las raíces de los cabey y llos. a quien no tuviere mujer ni esclava. pues si alguna quedare en él. o de la ayuda de la mujer o de la esclava quien las tuviere. otras tres sobre el lado derecho del cuerpo y otras la derecha. habría necesidad de repetir la oración que se hubiere hecho en tal estado de impureza. el agua sobre todo el cuerpo. se vierte el agua tres veces sobre la cabeza.. ponen la mano derecha sobre el hombro derecho. (1) en cierto proceso de morisco por la Inquisición de Valencia: «Se desnudan en cueros y ponen en una artessa con agua caliente y jabón y se laban todo el cuerpo. por fin. luego. y. y desta manera se laban todos los miembros. puede servirse para ello de un paño. le bastaría lanzar el agua sobre la parte del cuerpo que él no alcanzare a limpiar con la mano o con el paño (1). «a la usanza del Profeta». Habrá de quedar el cuerpo frotado por completo y limpio de toda mancha.

debía repetir. a ninguna de las cuales le fuese lícito descubrirse. to* man un palillo para alcan9ar.^ ép. y se vestían después camisas limpias disponiéndose para la oración. Si el de- jar la mancha obedeciere a olvido.» C. para bañarse. exp. y otras tres por el derecho (que an de ser nuebe). baño y la oración subsiguiente.]. y si no alcan9an. G-rbDiLLA. y. La purificación era obligatoria. con ninguno de los cuales le fuere lícito contraer matrimonio. echo esto. no habiendo lugar apartado apto para purificación frotando la cara muñecas. sólo se debería lavar aquella mancha y repetir la oración. AHN. t. miér- De dos moriscos que desempeñaban coles y viernes. para que ambas se alcan9en por las espaldas.— mancha en dicho. MIV. 49. se visten camisas y rropas limpias. . el oficio de alfaquíes en Cofrentes (Valencia) se lee que los viernes les lavaba una prima suya la cabeza con lejía y jabón «según costumbre de los alfaquíes». 27. los días primeros de Pas- cumple con la y las manos hasta las misma manera procederá el homhallare en compañía de muchas la ablución. La mujer. De la bre que solo se mujeres. y que además practicaban la purificación tres veces por semana. RABM. manos quierda por debajo del bra^o yzquierdo. La mujer que sola se hallare en compañía de muchos hombres. [i.y hechau el agua con entramas manos por el hombro yzquierdo otras tres be9es. conforme a la zuna: todos los viernes. y dicen como se alcan9an sus manos ambas: «Ansí alcance mi alma el alchanay>. leg. ps. el 18 — como hemos Quien a sabiendas o por torpeza dejare alguna su cuerpo. no habiendo lugar apartado. IV. P. Cerimonias de moros que hacen los moriscos. 165-6. no está obligada a desatar la trenza de sus cabellos. en los días lunes.

fol. r-19. medio y último de Racheb y Xabán.<» BRAH. n. ps. por hallarse en estado de salud corporal y de libertad. medio. En los días y noches expresados. 85-95 y xxxiu. que Dios le concedía entonces en atención a sus deseos. y 111. 250-252. conforme lo estableció Mahoma como h) obligación divina. El primer día de las dos pascuas. c) El día de Axura. e) Los días primero. por motivo de arrepentimiento. Los días primero. noveno. podía alcanzar mérito todo aquel que. Días en que se obtenía mayor mérito por la práctica de !a purificación (1). podía lícitamente omitir tal práctica. la de mitad del mes de Xabán. Los días primero.cua de Ramadán y de Carneros. Mas si temía algún peligro de denuncia. vigésimo séptimo y d) último de Ramadán. P gj Los días medio y último de Dulcada. sin perder por ello la recompensa. practicaba la purificación. la primera de Ramadán y la de alcadri (27 de Ramadán). 3. —Se ha indin. la dol primer viernes de Racheb. Los días en que es más meritoria la purificación son los siguientes: — a) Todos los viernes. xxviii. Ablución especial («alguado») (2). al entrar en la Meca. medio y último de Dulhicha.° (1) (2) MCG. . fol. Las noches en que la purificación era más meritoria son éstas: la de Axura. MBCEH.

No es de obligación. de practicar las cinco oraciones diarias que su ley religiosa le prescribe (1). en el momento mismo en que el musulmán se dispusiera a ir a la mezquita. singularmente. La costumbre tradicional {sunna) ha extendido la obligación a las Era obligatorio. ablución era asimismo indispensable requisito legal el Alcorán. se retrasare en acudir a la oración. conforme a la ley tradicional o zuna. así. (1) hacer ablución el viernes. . la cual. y los pies hasta los tobillos. Solía practicarse asimismo en la solemnidad de algunas Pascuas y antes de entrar en la Meca el peregrino. ha de preceder indefectiblemente a la oración. las manos hasta cabeza^ frotándola a la vez. Consiste la ablución en lavar diferentes partes del cuerpo. recitando a la vez varias oraciones: se- gún la ley religiosa.- 20 - cado anteriormente que de la purificación propiamente dicha forma parte la ablución especial {alguado). de obrar el bien por todos los medios a su alcance. la la ablu- ción la cara. no tendría validez. y no antes del alba. los cuales lícitamente pueden La aunque no hayan practicado ablución. debiendo repetir la ablución cuando. de lo contrario. el musulmán empieza a servir al Señor. Al comenzar el día. Es la primera práctica religiosa de todo musulmán al amanecer de cada día. debe formar intención de cumplir diligentemente los preceptos divinos. de la cual vamos a tratar ahora. con excepción de los muchachos y de los copistas alcoránicos. sino al comenzar el día. después de haberla ya practicado. sino simplemente de consejo. para tocar tocarlo. y. el practicar la ablución en el orden estricto de miembros que vamos a fijar. deben sor lavados en los codos.

y mediante aquél confío. es decir. se procede a limpiar las partes vergonzosas del cuerpo. Señor mío! Con tu auxilio me preservo de la suciedad y maldad de Satanás maldito. De estas prácticas las dos primeras son de obligación tradicional (sunna) en la ablución y en la purificación. > Antes de introducir las manos en la vasija. procurando que aquél esté en declive. ¡oh mi Señor!. inyectar de agua las narices y expelerla. diciendo a la ve2.- 21 - prácticas siguientes: enjuagar la boca. Su omisión por olvido no envuelve obligación de repetir el acto total a que acompañan. hay que lavarlas tres veces. y frotar las orejas. de un solo golpe de agua. y pueden realizarse a un tiempo. a la izquierda de ella se hallará el lugar que hayan de ocupar sus pies. Quien hubiere de tomar ablución se sitúa. de modo que las aguas empleadas durante la ablución no puedan caer en la vasija. en dirección a la alquibla.: «¡Señor! Limpia mis miembros de la fornicación. a ser posible. bien sea ablución. en que no se me represente ni se me aparezca. el lugar será el más limpio de que pueda disponerse. bien oración. en estos casos basta suplir lo omitido. que coloca a su derecha. . madera o latón. toma una vasija limpia. hasta dejarlas completamente limpias. Al comenzar la ablución se dice: «En el nombre de Dios clemente y misericordioso. de tierra. diciendo: «¡Oh Dios. ¡Oh Señor de todas las cosas!» A continuación.

¡Oh Señor de todas las cosas!» Después se lavan las manos. mis obras. y de aquella fea y mala casa en que moran los malos. frotándola muy bien a fin de que el agua llegue a la . dame fuerza para leer las palabras de tu «¡Sefior! «honrado» Alcorán y ejercitarme en la frecuente invocación de tu bendito nombre. por luenga que ésta sea. hasta dejarlas completamente limpias. hael agua penetre en ellas. frotándolas muy bien en el suelo o en otro sitio cualquiera. de la mentira. de las cosas feas y malas. que tú sabes lo que tras sí ocultan los ojos y lo que encubren los corazones.— 22 — y mi vientre de lo prohibido y sucio. con tu auxilio. mi corazón. comenzando por la parte superior de la frente hasta el extremo de la barba. y se las sacudirá hasta dejarlas limpias. mi lengua. de la soberbia y la vanidad. ¡oh mi Señor!. ¡Oh Señor de todas las cosas!» Se lavará con agua tres veces las narices. diciendo: ciendo que ruego que me des a oler los buenos olores de tu paraíso en compañía de los buenos. mi vista. de la infidelidad y la apostasia. espero que no me des a oler los malos olores del fuego. diciendo al mis- mo tiempo: Yo te ruego que me des gracia y me ayudes. sé contento de mí. ¡Oh Señor de todas las cosas!» «¡Señor! Yo te Se lavará después la cara tres veces.

¡Oh Señor de «Pídete En la misma forma se lavará el brazo izquierdo. el día del juicio. ni por detrás de mis costados. Se lavará a continuación el brazo derecho tres comenzando por la punta de los dedos has- ta el codo. el día en que ennegrezcas los rostros de tus enemigos y aborrecidos. y tregues mi carta todas las cosas!» como gracia que el día del juicio me en(1) en mi mano derecha. entreabriendo aquéllos. Después se reza la siguiente oración: «¡Señor! rostro con tu claridad. diciendo: «¡Señor! carta en mi No me entregues. mientras se lava la cara. y tomes de mí ligera y buena cuenta. no ennegrezcas mi rostro con tu oscuridad. se dirá: y viceversa. el día en Ruégote que hagas resplandecer mi que hagas resplan- decer los rostros de tus elegidos y bienaventurados. ¡Oh Señor de todas las cosas!» veces.— 23 — carne. ¡Oh Señor de todas las cosas!» Después La se limpiará y frotará la cabeza una (1) carta de la muerte. mi mano izquierda. debe formarse intención de ordenar aquella ablución a la oración que acto seguido haya de practicarse. . de que se tratará oportuna- mente.

después. entreabriendo los dedos. Entretanto se dirá: «¡Señor! Euégote que cubras con tu piedad mi cabeza y mi cuerpo. ¡Oh Señor de todas las cosas!» A continuación. se frotará las orejas una vez. y sé contento «¡Señor! Ruégote que me de mí. levantando de los pulsos las dos palmas. no era suficiente limpiarlas sobre la toca. a comenzar por el dedo meñique. si bien la omisión de esta circunstancia no obliga a repetir el acto. los extremos de los cabellos y el colodrillo. ¡Oh Señor de todas las cosas!» Se lavará el pie derecho hasta el tobillo. y entonces se separarán los dedos de ambas manos. las cuales se llevarán frotando la cabeza hasta que queden de nuevo apoyadas en los pulsos. de los modo que dedos penetren hasta el interior. envía sobre mí tus bendiciones. Entretanto se recita la si- guiente oración: des a oír los pregones y las buenas palabras de tu gloria en compañía de tus elegidos y bienaventurados. y cobíjame bajo tu sombra. para lo cual se derramará sobre ella el agua que se haya tomado en la mano. diciendo: . se apoyarán los extremos de las manos en la parte delantera de la cabeza y las llevará a continuación hasta la parte posterior de la misma. manta o alheña. el día en que no habrá más sombra que la tuya.24 vez.

se dirá: «¡Alabado sea Dios. los buenos y los limpios. y acepta mi penitencia. ¡Oh Señor de todas las cosas!» Cuando se haya acabado de tomar la ablución. de los que ensalzan mucho y cumplidamente tu Confieso que no .25 Ruégote que afiances mis pies sobre el que sobre éste resbalarán los pies para venir a caer en el fuego. Confieso que Mahoma es su siervo y mensajero. con las cuales te haya ofendido al pecar. el día en las cosas!» Se lavará a continuación el pie izquierdo en la misma forma que el derecho. ¡Oh Señor de todas » ¡Señor! asirat. yo te pido perdón y ante ti me arrepiento. ¡Oh mi Señor! Si he practicado obras maUs y feas. en la compañía de los agradecidos. pues. estando postrado o en pie. y así lo espero con tu auxilio. Señor de todas las cosas! hay más que un solo Dios y que no existe quien le iguale. de cara hacia la alquibla. oh mi Dios y Señor! Con tu alabanza te ensalzo y glorifico: no hay Señor sino tú. que tú eres quien perdona y acoge con piedad sin igual el arrepentimiento. ¡Señor! Ponme con tu poder entre los arrepentidos. ¡Cuan bendito eres. Perdóname. con la diferencia de el que se empezará por dedo pulgar. que no resbalen mis pies sobre el asirat el día en que sobre éste resbalarán para caer en el fuego los pies de los malos y renegados. y se dirá: «¡Señor! Ruégote.

° 5301 (sa. y a Mahoma (haga Dios salutación sobre él) por mensajero y profeta. Confieso que no existe más que un solo Dios y que no tiene copartícipe. en «¡Oh Dios mío! Concede tu recompensa a mis buenas obras. Señor de todas las cosas!» Cierto manuscrito la (1) nos ofrece una variante de estos términos: misma oración que antecede. relativas a la ablución. pues perdonas con misericordia. alu- en que un morisco fuere al río a bañarse. de una parte. . y no hay fuerza ni poder sino en Dios. y confieso que Mahoma es su siervo y su mensajero. y me complazco en tener a Dios por señor. En tal caso. Gg. y al Islam por religión. zambullir en el agua el cuerpo y la cabeza.— 26 - santo nombre y de los que elevan hasta ti sus plegarias a la mañana y a la tarde y en todas las horas del día y de la noche. n. con lo cual se atendía a los fines. y de otra. excelso e inmenso. haz que me emplee en tu servicio de suerte que sea acepto a tus ojos. como de la purificación. la intención de cumplir tal deber sagrado. ser visto de sus enemigos y que éstos le denunciasen a la Inquisición.» Los mismos rituales en que se hallan den al caso las prescrip- ciones que anteceden. tanto de la ablución propiamente tal. fol. al hacer sus abluciones y limpiar su cuerpo. ¡Alabado sea Dios. 180). y temiere. colócame entre los arrepentidos y los limpios de corazón y perdóname con tu poder. 2. bastaba. muéstrate indulgente por mis pecados. (1) MBN.

° ix. ni a mano ni en vasija que no ni calentarla al sol. consta por documentos que los moriscos de Valencia usaban de agua caliente para ción (2). 49.° lxii. 21.° MBCEH. cuando se carece de agua. AHN. y 1. gato. No era lícito emplear el agua que hubiesen tocado el infiel o quien hubiese denostado dos veces a sus padres. fuere limpia. la de fuentes. por excepción. pr. prefiriéndose la más caudalosa. de (3) Luisa Caminero. la de ríos y. 108. es decir. n. bes. fol. 45-46. sin sabor. A.— - 27 — Condiciones del agua para la ablución (Ij— Ha de ser limpia. . Los vivientes que suelen producirse dentro del agua no invalidaban ésta para la ablución. 1583. aljibes o estanques. cuando había pasado la corriente. 58. la ablu- Ablución sin agua («atayamum») (3).-MBN. lobo. cos. Ataya(sQoyiJI) es el acto de limpieza que se practica frotando con tierra u otra substancia conveniente. n. exp Diego de Ar(sa. fol. n. Se reputaba lícita el agua depositada en los aljiavenida de los ríos. y solía practi- mum (1) (2) MBCEH. leg. ni la que se hubiese mancillado por contacto de perro. fol. a falta de ésta.« xxriii. de MIV. 5306 Qg. zorra o algún ave carnicera. El uso de tierra para frotar la cara y las manos se encuentra admitido como lícito en la tradición o zuna. fol. Sin embargo. olor ni color. decl. tras la No debía hervirse el agua. 85). era licito usar el agua que por la crecida del río se hallase turbia y tuviese sabor y olor. n.

cuando existía alguna de las causas siguientes: (1) MBN. Después de haber puesto manos. Casos en los cuales se halla prescrita la ablución sin agua. . 52 v. como ceniza. de modo que éstos queden perfectamente abarcados al frotar. empezando por los extremos de los dedos hasta los codos. Gg. sino con cosa limpia o que las por tal sea tenida. a continuación se frota desde el codo hasta los extremos de los de dos.la tierra.° 5306 (sa. ni con tierra sucia de sangre. des- carse en esta forma: se extienden las «en el pués se levantan las manos y se frota con ellas la cara una vez. hiedra. fol. arena. Puede hacerse la ablución con tierra. de modo que la cara quede abarcada por las manos (si se deja de frotar parte de la cara. y con la derecha sobre la izquierda hasta los extremos de los dedos. pero no cortado ni arrancado. ii. salvado o paja. mata o árbol cuyas raíces estén en tierra. en sustitución de la ablución con agua (l). ni con tierra mezclada con otra materia. diciendo: 28 manos sobre nombre de Dios». ya no es válida la ablución y se debe también repetir la oración). ni con teja ni ladrillo. sobre la tierra. puede hacerse la ablución con la nieve. se frota la derecha con la izquierda. como yeso o cal. peña o con yerba. 85). No puede hacerse la ablución con materiales cocidos. Si la tierra estuviese cubierta de nieve y no se pudiere disponer de tierra. vino u orina. de nuevo.-^Podía hacerse en lugar poblado o en desierto y en los caminos.°-54.

o hubiere temor a las fieras o a quedarse solo por la marcha de los compañeros. ni se puede hallar. se teme de enemigos o de ladrones algún daño en la persona o en la hacienda. habiendo agua. si se hace la ablución con agua. ha de hacer la ablución. d) Quien estuviere enfermo o herido en alguna de las partes del cuerpo que han de ser objeto de ablución. se pase la hora de la oración. no te- niendo quien le acerque el agua. mientras se busca el agua. como el que padeciere vi • rucias o sarampión. habiendo peligro de sed p¿ira el que o para quien va con h) él. Cuando hay que comprar el agua y piden f) por ella más de lo que vale y suele costar.29 a) se Cuando no hay agua. Cuando. ya anihielo o nieve. se hiciere . ya sean personas. teme que se le pase la hora de la oración. sin poderla encontrar. y después frotar sobre los trapos o vendas que cubren la parte dolorida. falte luego para beber. está en lugar peligroso donde no cuando se hay fuego para ai calentar el agua. o teme que. deberá lavar lo que está sano. e) Cuando alguien se halle enfermo. y se teme enfermar ablución con agua. y. se teme que si se g) emplea en hacer ablución o purificación. En tiempo de frío. Cuando habiendo agua o siendo fácil enconb) trarla. c) Cuando alguien se halle enfermo o herido y no pudiere hacer ablución con agua por temerse que el agua pueda ser nociva. por razón de la enfermedad o la herida. males.

Cuando . se lavarán primero las partes vergonzosas del cuerpo y alguna otra suciedad del mismo. y después se hará ablución con tierra.i) 30 - ficiente se dispone de agua en cantidad insupara la ablución: en este caso.

la oración de la tarde. La oración de la noche fué practicada en un principio por Jonás. Oración: su origen (1). la cual consistía en cuatro inclinaciones. a Jacob. cuando descendió a la tierra y se hallaba dudando sobre la (1) MBCEH. y que. que hizo la oración del alba.CAPITULO Oración I III parte primbra. r.07. la oración de la puesta del sol. Refiere también la tradición musulmana que estas cinco oraciones fueron preceptuadas por Dios a Mahoma y a su pueblo en el momento de la ascensión del profeta a los cielos. A David le reveló Dios la oración del mediodla\ a Salomón. de la cual había hecho ya tres inclinaciones. y ya no pudo hacer la cuarta inclinación y acabó dando la salutación.° Lii. . A este propósito se refiere que se hallaba Jacob practicando la oración de la puesta del sol. fol. que debía recitarse en el último tercio del día.— Es creencia tradicional entre los musulmanes que el primero que practicó la oración fué Adán. D. cuando le fué presentada la túnica de su hijo José.

99. y le dijo: «Haz Se pregón. antes de la puesta y de la salida del sol. con lo cual quedó Mahoma aleccionado sobre la manera de practicar las cinco oraciones diarias. 44. Euégale con temor. los otros dos son las oraciones del mediodía y de la tarde. «Ensalza el nombre de Dios. y a los dos restantes les da todo el día. 130. adora su majestad suprema. ¡oh Mahoma!» Y éste hizo el pregón. <Haz la oración: ésta la injusticia. Igualmente descendió a las horas de las oraciones de la tarde. 113. durante la diversas horas del día. de la puesta del sol y de la noche. de la noche y del alba. El recuerdo de Dios es el los bienes»: aparta de la impureza y mejor de XXIX. la verdad por excelencia»: XX. a fin noche y en las de que tu corazón se conserve contento de sí mismo»: XX. 204. Ha sido comparada la oración a un vergel en donde hay cinco árboles. «Publica la gloria del Altísimo. con humildad y sin ostentación de palabras»: VII. «Celebra las alabanzas de tu Dios. de la puesta del sol. se el le apareció el án- gel Gabriel a la hora del mediodía. Sirve al Señor hasta el momento mismo en que acaben tus días»: XV. Los pasajes del Alcorán en que se funda el ca- rácter divino de la oración son los siguientes: «Conserva en tu corazón el recuerdo de Dios. .32 oración que debía practicar. a tres de los cuales no les da el sol en todo el día. Los tres primeros son las oraciones del alba. adelantó Gabriel e hizo la oración del mediodía.

al bienK VII. 236. 53 (1). el lugar más limpio y retirado de que pudiera disponerse. ción Lugar. fol. «Antes de comenzarla. GuaitRA. ya en desierto. (2) MBCEH. 139.plo que 33 - «Al orar. es decir. n. ya en poblado.-MBN. «Invocad 54. CathecheseSy . 26. besándolo antes de comenzar. «¡Oh hijos de Adán! Vestid vuestros mejores tra jes cuando vayáis al templo»: VII. El morisco. fol. Ordinariamente. 9. sobre todo la «Cumplid exactamente del mediodía»: II. durante la oración. su misericordia está siempre cerca de los que obran el Señor en público y en secreto. la oración. 27.° lxii. consagró al Señor. «Rogad a Dios coa temor y esperanza. 79. ayudado por Ismael. «¡Oh creyentes! Tened siempre presente el pensamiento de Dios: éste está lleno de bondad para vosotros»: XXXIII. 27. vuelve tu rostro hacia el antiguo tem- Abraham. Debía elegirse. 29. el tapiz o alfombra era de materia textil vegetal. Dondequiera que te halles dirige tus miradas hacia este santuario augusto»: II. Enjugaos la cabeza y los pies hasta los talones»: V. fol. LHslamisme. lo que entre nosotros se — (1) Cfr. lavaos el rostro y las manos hasta el codo. pero evitad la ostentación: él odia a los soberbios»: VII. p. 41-42. se colocaba sobre un tapiz o alfombra. Tassy. vestido y calzado ritual para la ora(2).° 19474. para practicar la oración. n.

y. las partes vergonzosas y las piernas..- 34 - llama estera. y era además laudable que cubriese desde el ombligo hasta las rodillas. y alhasera (jloaJl) entre los moriscos. Dice así el pasaje a que aludimos: «Rogándoos mucho de mis partes me merquéis en Borja o donde se halle una badana halel para facer ásala. aunque no se tina.ib. pieles de carnero) no elegante.. se equiparaba al varón en la obligación de cubrir las partes del cuerpo. su tío o primo. no había que usar de esta precaución con las ropas que hubieren estado en contacto del sol o el aire. y si se halla zurrada. barrio de Tarazona. era lícito apoyarlas sobre tapiz de materia vegetal. Text. E. de la tierra o la madera. y debía cuidarse de frotar con dos rociadas de agua la parte del mismo que más sucia se hallare. La mujer debía cubrir con su vestido todo su cuerpo. Para el riscos valencianos mismo fin. aunque El vestidO. alj. tanto basta para no dilatar. p. 134. Es obligatorio que el musulmán vista durante la oración traje honesto. menos la cara y las manos.. pues se les prohibía colocar las manos sobre ellas al postrarse. que quede blanca. en cambio. para luego. si era sirviente.» Gil. que estoy en grande necesidad dellá. por lo menos. de que también a veces se servían. si Y. . de la lluvia o el rocío. por lo menos debía ser limpio. pero también era lícito usar el tapiz de lino o algodón. la carta que Abdala [ben] Abdelmólic escribe des(1) de Tortoles. a un alfaquí. el del varón debía cubrir. los mousaban también zaleas {galefas o (1). solicitando el envío de una badana que lícitamente pudiera servir para la oración. y Sánch. que siempre debía ser preferido a las mantas de pelo. y esto sea lo más presto.

Era costumbre que la mujer se cubriera con una prenda larga. cuya manumisión había sido ya decidida por su señor. aunque de hecho no se hubiese realizado. sin embargo. podía practicarse la oración en estado de desnudez. en el momento de salir de la ablución. si era estrecha. si ésta era ancha. pues si era oscura la noche. solían veatir prendas más cortas que facilitasen los movimientos que acompañaban a la inclinación y la postración.-35era laudable que sólo descubriese su cabeza. sin inclinarse ni prosternarse. Aquel a quien después de haber comenzado a practicar la oración desnudo por falta de vestidura. El varón podía cubrirse con una sola prenda. Las moriscas ricas. suficiente a taparle la cabeza. es decir. entonces. a condición de hacerla cada uno a solas durante el día o en noches ^e luna clara. el tronco y los pies. de lino o de seda. ponían al frente un imam que dirigiese la oración. adornada con dibujos multicolores. tal vez por motivo de reverencia en atención a su desnudez. usaban también en vez de manto largo la prenda llamada alcandora. igual obligación correspondía sobre el particular a las esclavas. se le presentara ocasión de cubrirse. en la oración privada que a solas practicaban en el propio domicilio. inmediatamente de- . sujetábala al cuello y la ataba en sus extremos. bastaba que con ella se cubriera desde la cintura hasta las rodillas. En uno y otro caso se prescribía la obligación de permanecer de pie e inmóviles durante la oración. era lícito practicar oración en común aun hallándose desnudos. Á falta de vestidura con que cubrirse.

repitiendo seguidamente desde el principio la oración.36 bía hacerlo. hasta hacerle perder la crudeza. En el libro Cathecheses (fol 26). del teólogo Pedro (1) Guerra de Lorca. Durante las abluciones^ las moriscas ricas usaban cierto calzado de madera. era lícito usar de la ropa en la forma necesaria para evitar^ según los casos. Visten camisa que no les baja más abajo del . se meacionan ciertos pormenores referentes al traje morisco: «Iban [los moriscos] vestidos con trajes de lana y de lino. vestido o calzado de cuero crudo. El calzado podía ser de cuero y de lana. el excesivo calor o frío. o recoger el cabello para preservarse del calor. el cuero debía haber sido adobado convenientemente con agua. y le estaba prohibido practicarla con la oración. Quien durante la oración llevaba al costado espada o ballesta^ debía cubrirlas con parte de su vestidura. Durante mangas zaragüelles y toca (1). bien dispuestos así con el traje caracterís •tico de los iniciados para la celebración de las ceremonias de su secta. pues estaba prohibido usar. pero. ni levantar las no era lícito apretar el cinto. durante la oración. podía hacer oración vistiendo almaizar y toca. bastaba cualquier vestidura suficiente a cubrir las partes vergonzosas del cuerpo. en la oración privada. y vestir manto sin levantarse las mangas. al tiempo de comenzar la oración. al fuego o por otros medios. por la impureza legal del mismo. era muy laudable usar la vestidura más rica. En la oración en común o pública. El imán debía distinguirse de los demás por la pulcritud de su traje.

no se refería exclusivamente al acto misrio Horas de — de la oración. 5G. lo toman con presteza y no lo sujetan con atadura alguna. inojil atadura. desaparecía la oscuridad de la noche. . (í) MBCEH.37 El carácter obligatola oración (1).° lxii. do{?al» en P. 269-270. EguÍlaz. de Ja puesta del sol y de la noche. Hora adecuada para practicar la oración del alba es el tiempo comprendido entre la aurora y el sol saliente. «funis» en B. de Alcalá. en cuya parte superior se coloca una pluma blanca o colorada. 26 v. desde el cual hasta los talones se cubren con calzas de lino ceñidas al cuerpo por nieilio de un cordón que ellos en árabe llaman xareta *.. y según costumbre ancestral. se envuelven así en un manto de lino o alquicel (usando el vocablo de ellos) de gran vuelo. exp. \. componiendo admirable variedad de pinturas.» * De S^jMÍ. leg.. Así. punzan con agujas sus brazos y muslos y esparcen cierto polvo en los agujeros. Algunos de ellos. del mediodía. se anuncialas es- ba la claridad del nuevo día y se ocultaban ombligo. V.de la aljama. t. podía empezarse la oración al romper el alba y debía haberse ya practicado al salir el sol o mo momentos antes. 103. «cinta» en Cañes. ps. letras o símbolos en loor de su Dios y a fin de aparecer como más religiosos a los ojos de Mahoma.... Mnrtfn. a saber: del alba.. Su calzado. de madera o de cuero. y ii. si bien por graves motivos podía diferirse el cumplimiento de esta obligación. fol.*- MIV. sino además al tiempo adecuado en que había de recitarse cada una de ellas. de las cinco oraciones diarias. Cubren su cabeza con una blanca banda. fol. en MeHE. formada de multitud de ligaduras..—Bq. que dejan sin custodia alguna a la puerta. n ** xxviii. en demostración de mayor fervor religioso. (¡Jns. de la tarde. es decir rriente entre los moriscos — usando de la frase co— en el momento en que .

lanza». esto es. derecho y en postura regular. La oración de la tarde podía empezar a media tarde. segundo tiempo adecuado para comenzar esta misma oracionera «cuando la sombra de la persona que se situaba derecha hacia el sol. no era lícito practicar otra de devoción. y debía haber terminado como dicen los rituales en forma — . «cuando estando el hombre de pie. Inmediatamente después de haber practicado la oración del alba. por lo menos. podía ver el sol al levantar los ojos al cielo». la el oración debía haberse terminado «cuando la sombra que proyectaba la persona era igual a su estatura». el duplo de la estatura de la misma persona. esto es.38 trellas. estaba prohibido en aquel tiempo practicar oración de devoción. la que en días ante- riores no había practicado a su tiempo el morisco. pero se admitía recitar la oración de precepto retrasada. Laudable era aprovechar para la oración el primer tiempo. en cambio. medía en longitud. que no podía incoarse hasta que el sol estuviese algún tanto elevado sobre el horizonte. era lícito recitar oración obligatoria retrasada. Después de esta oración. «cintes que saliese la pestaña del sol». La oración de la tarde debía haber terminado «cuando la luz del sol adquiere su característico tono amarillento». La oración de la puesta del sol debía practicarse poco tiempo después de ocultarse el sol. «a la altura [aparente] de una La oración del mediodía podía comenzar desde momento en que el sol llegaba a la mitad de su curso por el firmamento y empezaba a declinar.

obligatoria por tradición o zuna. según los casos. o bien «cuando los arreboles del sol hacia Levante se van tor- nando blancos». aunque para las personas ocupadas en negocios se reputaba tiempo apto toda la noche. y debía haberse ya practicado al acabar el primer tercio de la noche. así. Después de la oración de la noche se practicaba otra. los el moriscos del lugar de Relleu. en reino de Valencia. con tal que no se entregasen al sueño sin hiiberla recitado. los rituales Tales son las prescripciones de mo- riscos respecto de las horas en que debían recitarse las cinco oraciones obligatorias de cada día. adquiriendo un tono ceniciento». al recogerse en sus domicilios. sólo por excepción. Sin duda alguna^ los moriscos se atuvieron escrupulosamente al cumplimiento de tal obligación. y a causa de la falta de tolerancia en que vivían. solían cumplir con todas sus oraciones en dos veces: a mediodía y a media noche. pudieron alterar las horas de sus oraciones y aun suprimir o abreviar éstas.39 expresiva y bella— «al desaparecer del firmamento el color rojizo que queda en él tras la puesta del sol. conforme se dirá más adelante. es decir. La oración de la noche podía comenzar. . a continuación del tiempo señalado como fin de la oración de la puesta del sol.

n. Haber practicado purificación.— S9. los requisitos 3. (1) b. obligatorias por derecho divino. MBGEH. de modo que el varón cubra sus partes deshonestas. rias Actos de que constan las cinco oraciones diaAntes de comenzar a expoaer los actos (1). 5. y la mujer los miembros todos de su cuerpo. conviene enumerar sólo a todas ellas. según ya se ha explicado. 4. 221-222.CAPITULO IV OrA-CIÓN: parte segunda. Haber practicado ablución. 273. y no también las oraciones obligatorias por derecho tradicional o zuna. de que constan cada una de las cinco oraciones — diarias. . fol. 1. p. 47-48 V. Hacer la oración levantado.— Tassy. sino que les son comunes. . Los requisitos aludidos son los once siguientes: Intención de cumplir la oración.° ix. en MeHE. y 52-53. 2. ps. salvo en caso de enfermedad. U islamisme. Usar de vestidos limpios y honestos.

que comienza «Alabado sea Dios. debía recitarse la oración siguiente llamada conut (<i^s que dice así: el corvando sericordia.. Decir «Alabado sea Dios . de Jos más largos.. con las manos levantadas a la altura y en la dirección de los hombros. en ti con- . en la dirección del templo de la i Caaba en 8. cia el Oriente. 9. Dar la salutación lo sea con vosotros». Situarse de cara a la alquibla. el capitulo primero del Alcorán. ha7. Esta invocado es considerada como el principio oficial y solemne de la oración. hasta tocar la tierra con la frente. de modo que las puntas de los dedos estuviesen a la altura de las orejas. «¡Oh Dios mío! Te pedimos tu asistencia y tu miCreemos firmemente en ti. 10. Cada una de estas inclinaciones o arracas (g«ijj|). del capítulo primero del Alcorán. consiste en hacer dos inclinaciones profundas. se realiza en- cuerpo hacia adelante hasta apoyar las manos sobre las rodillas.» y de otro capítulo. según diremos más adelante. Veamos ahora cuáles son los actos peculiares de cada una de las distintas oraciones del día. 11. la del alba. Inclinarse profundamente.. en voz alta.» o sea. en estas palabras: «La paz que es considerado como el ñn de la oración. Decir «Dios es muy grande». y va acompañada de la recitación. Antes de inclinarse en la segunda inclinación. La primera oración del día. la Meca. Prosternarse.— 41 — 6. es decir.

lo fuiste a Abraham y a su fami- como bendijiste y trataste con misericordia. grandezas. Concédetu santo perdón. y en dicha actitud recitaba la fór- mula de bendición. como lia. después.» A la recitación nación. do en tierra el de esta oración seguía la inclimusulmán se sentaba apoyancostado derecho (como más adelante el se explicará). tú que eres el me el único que puede perdonar los pecados. en estas palabras: «Las alabanzas son para Dios. Salud y paz a ti.» . ¡Oh Dios mío! Sé propicio a Mahoma y a su familia. tú que eres Ser bueno y misericordioso por excelencia. Dígnate perdonarme. justos y virtuosos! Confieso que no hay más Dios que Alá. no dejamos de reconocer tus beneficios. Nosotros abandonamos a quien de ti se aparta. Imploramos con instancias tu clemencia y tu conmiseración. en los dos mundos. y sólo a ti elevamos nuestras plegarias. y que Mahoma es su servidor y su profeta. Te dedicamos nuestras prosternaciones y nuestros homenaje?. Alabanzas. te tribu- tamos nuestras acciones de gracias. las oraciones y buenas acciones que practicamos son también para Dios. a Abraham y a su familia. Tememos los castigos que reservas a los infieles.— 42 — fiamos. ensalzamos tus atributos divinos. Nosotros no adoramos ¡oh Dios mío! sino a ti. ten piedad de mi. exaltaciones sean en ti y para ti. Confieso haber cometido indignamente traición contra mi alma. ¡oh profeta de Dios! ¡Sobre ti desciendan la misericordia y las bendiciones de Dios! ¡Salud y paz a nosotros y a todos los servidores de Dios.

. de modo .» La oración del mediodía consta de cuatro incli- naciones: a las dos primeras tación del capítulo I. . que no lo percibiese al oído el que al lado orase.. no tan en la oración del alba.. Acto seguido..— Por fin. acompañaba la reci- «Alabado sea líxvs^o Dios.. se aj oyaba de costado en tierra. Al fin de la segunda inclinación debía recitarse la fórmula de bendición. recitaba la fórmula de bendición y terminaba dando la salutación. La oración de la tarde se practicaba en la misma forma que la del mediodía.. daba la salu. y de otro capítulo.» y otro.. 43 «La paz daba la salutación. a continuación se inclinaba y se prosternaba. a continuación se practicaba la inclinación y la prosternación y se recitaba la fórmula de bendición. sin dar la salutación se levantíiba diciendo « Dios es muy grande» y practicaba otras dos inclinaciones. : como el que se recitaba ambos en voz baja. diciendo en voz baja el capítulo L «Alabado sea Dios.» solamente. se levantaba el musulmán y practicaba la tercera inclinación. Acto seguido. cuidando de que el capitulo del Alcorán que se recitase fuese más corto que el recitado en la oración del mediodía. diciendo: sea con vosotros. finalmente. en la misma forma que en la oración del alba.». y en esta actitud decía la fórmula de bendición y. leyendo en voz baja sólo el capítulo «Alabado sea Dios. tación. con sus prosternaciones..». La oración de la puesta del sol constaba de tres inclinaciones: en las dos primeras se leía en voz alta el capítulo «Alabado sea Dios.

por el contrario. las dos últimas inclinaciones. conforme a su juicio inescrutable para el hombre.. y se termila primera parte de esta oración recitando fórmula de bendición. de sólo el capítulo «Alabado sea Dios. Azoras o suras que se recitaban la oración solían al orar. del capítulo «Alabado sea Dios. creían asimismo que. quedaba aquélla reservada a la voluntad de Dios. era incierta la suerte de quien no hubiere cumplido tan sagrada obligación. pues. en voz alta. después se- naba la guía la inclinación y la prosternación. en voz baja. es decir. decía la fórmula de bendición y daba la salutación.— En leerse capítulos del Alcorán. acompañaba la lectura.. que iban acompañadas de la lectura. Acto seguido. Los capítulos o azoras cuya lectura era más frecuente son los que copiamos a continuación: .» y de otro capítulo.. después se inclinaba y se prosternaba. se levantaba el musulmán para practicar la segunda parte de la oración.».. los cuales aparecen indicados oportunamente al tratar de las distintas oraciones.— La oración 44 - de la noche constaba de cuatro incli- naciones: a las dos primeras. que podría castigarle o introducirle en el paraíso. no existiendo respecto del mismo promesa alguna. que se practicaban en la misma forma repetidas veces indicada. Era creencia de los moriscos que Dios había prometido el paraíso a todos los que hubieren cumplido siempre con toda exactitud las distintas oraciones de precepto durante el día sin menospreciar uno solo de sus actos.

y por motivo de envidia. 2. Aquel que rehuse creer en los signos de Dios experimentará cuan pronto está el Señor a pedir cuenta de las acciones humanas. colmado de beneficios. sino cuando han recibido la ciencia. estarán a la derecha del camino. Azora 16. 18. Cuantos si- guen las Escrituras no se han dividido entre sí. Di a los que han recibido las Escrituras lo y a los que las ignoran: ¿os entregáis a Dios? Si cen. . Señor del universo. 20. La religión de Dios es el Islam. A ti adoramos y tu auxilio imploramos. No [por el sendero] de aquellos contra los cuales te irritaste. el Poderoso. 4.Azora 45 7 versículos. 3. Di a los que disputarán contigo: me he abandonado enteramente a Dios. A los que no creen en los signos de Dios. Dios conoce a sus servidores. 5. misericordioso. tu misión no es otra que el predicar. el nombre de Dios clemente y misericor- Alabado sea Dios. Clemente. los ángeles y los hombres dotados de ciencia y de recto juicio repiten: no hay otro Dios sino él. ni de los que se desviaron [de tus preceptos]. Dios mismo es testigo de que no hay otro Dios sino él. 19. y. Por el sendero de aquellos a quienes has 6. 16-24. así como los que me siguen. 1. el Sabio. III. Soberano en el día del juicio. Condúcenos por el camino recto. si ha- presentan subterfugios. L— Dada en la Meca: En dioso. 7. 17.

3. en el cual toda alma recibirá el precio de sus obras y nadie será perjudicado? Azora LXXXVIL— ^¿ Altísimo. matan a sus profetas y a cuantos les predican la rectitud. Ellos han dicho para si: el fuego no nos alcanzará. y en todo ha estable- cido el equilibrio. ¿Qué sucederá cuando os congreguemos en aquel día de cuya existencia nadie duda. y que no tendrán defensores. ha criado. Que todo Que ha lo tu Señor el Altísimo. Sus mentiras los ciegan en sus creencias. Celebra el nombre de 2. En el nombre de Dios clemente y misericordioso. 21. Dada en la — Meca: 19 versículos. 5. Nosotros te enseñaremos a leer el Alcorán y nada de él olvidarás. Lo mismo que a todos aquellos cuyas obras en este mundo y en el otro se han perdido enteramente.46 - contra toda justicia. 1. hacia un solo ñn.'. 22. ¿No has visto a los que han recibido parte de las Escrituras [los judíos] cómo acuden al Libro de Dios para que él pronuncie en sus diferencias. pues él cono- . la ha reducido a heno desecado. Que ha hecho germinar la hierba de los fijado los destinos lo dirige pastos. 24. de todas las cosas. sino durante un pequeño número de dias. Excepto lo que Dios quiera. Y 6. y cómo después parte de ellos busca subterfugios y se aparta de lo establecido? 23. y todo 4. 7. anuncíales un castigo doloroso.

Temud. 11. Juro por el sol y su claridad. 6. 14. nombre de Dios clemente y misericordioso. 3. él. En los libros de Abraham y de Moisés. separado por su espíritu de rebe- . pues tus consejos son saluEl temeroso de Dios reflexionará en Sólo el reprobado se apartará de él. Pero vosotros preferís la vida de este mundo. Azora XCl. 9. cuando lo oculta. Y le ha inspirado su maldad y su piedad. Por el día. Quien la conserve pura será feliz. sículos. dables. 5. el 2. cielo y por su artífice. 19.— ce lo 8. 13. 16. ni vivirá en él.— Dada en la Meca: 15 ver18. 47 — que aparece en plena luz y lo que se oculta. 17. Por la luna^ cuando al sol sigue de cerca. Él no morirá en Dios. es mejor y más duradera la vida futura. 12. Dichoso aquel que se conserve puro. minos. 4. Nosotros te haremos fáciles nuestros caSé advertido. noche. la tierra y por quien la ha extendido a manera de un tapiz. Por el alma y por quien la ha formado. 8. Aquel que será expuesto al fuego terrible. cuando en él luce el sol en todo Por Por Por la el su resplandor. Quien la corrompa se perderá. 7. 10. Y no obstante. En 1. 9 10.— El soZ. Que repite el nombre de Dios y le ruega. 15. 11. Esto se encuentra en los libros antiguos.

la noche de los juicios 2. 48 — de mentira la misión ha calificado con (1). Azora XC Vil. — La asistencia. Tal es el significado de la palabra j^. 1. Díjoles Sálih. El no teme en manera alguna las conse- cuencias. 5. en esta noche (2) se creía que había sido revelado a Mahoma el Alcorán. Mas ellos lo trataron de impostor y matato- ron camella. 3 versículos.^. — Dada en la Meca: 6 versículos. En el nombre de Dios clemente y misericordioso. dejadla beber. Juicios inmutables de Dios. Cuando los más revoltosos se reunieron para matar 13. La noche de los juicios inmutables de Dios más que mil meses. para regular las cosas todas del universo. vale 4. la 15. Azora CX. . el apóstol de Dios: Es la ca- mella de Dios. pueblo de Arabia anteislámica.— — lión. En esta noche los ángeles y el espíritu [el ángel Gabriel] descienden al mundo. Nosotros enviamos el Alcorán en (2). La paz acompaña a esta noche hasta comen- zar la aurora. El Señor castigó su crimen y a dos alcanzó su castigo. y que en ella se resolvían para todo el año los asuntos todos (1) del universo. — Dada en la Meca: la Profeta enviado por Dios a los temudie. la camella. inmutables de Dios te ¿Quién hará conocer la significación y valor de esta noche? 3. con permisión de Dios. 14. la nota de Sálih 12.

2. 5. 3. — La unidad de Dios. De la maldad de las adivinas que soplan en los mismos nudos que ellas hacen.— 49 En 1. 5 versículos. el Di: Dios es uno. 3. Canta alabanzas de tu Señor e implora su perdón. Azora CXIV. 3. Azora CXIII. En 1. 3. Pongo mi confianza en el Señor de los hombres. . Ds los males que pueden sobrevenirme durante la noche sombría. No existe ser alguno que sea igual a él. el nombre de Dios clemente y misericordioso. Del perjuicio que causarme pueda el envidioso al hacerme objeto de su envidia. Pongo mi confianza en el Señor de la aurora. el nombre de Dios clemente y misericordioso. — Dada en la ^leca: 4 versículos. pues. 2. No ha engendrado^ ni ha sido engendrado. el Di: nombre de Dios clemente y misericordioso. En 1. A fin de que me libre de los males que pueden causarme los sores creados. — Dada en la Meca: En 1. Él es Señor cuya protección todos so- licitan. 2. 4. Cuando nos alcancen la asistencia de Dios y veas cómo las los la victoria. Y hombres ingresan por le- giones en la religión de Dios. él se complace en per- donar. Azora CXII. nombre de Dios clemente y misericordioso. en verdad. Losi hombres. — La aurora. Dtida en la Meca: el — 6 versículos.

Rey de los los 6. 5. desaparece. que sugiere los malos pensamientos. 4. Del dafio que causarme puedan hombres. y. El que inspira la maldad en los corazones de 2. A fin de que me preserve de las seducciones de Satanás. 3. logrado su intento. los genios y .50 hombres. Dios de los hombres. los hombres.

Gg. . La ley tradicional o zuna prescribía el pregón exterior y el interior. MBN. a la oración.° 5301 (sa. Antes de las oraciones voluntarias (ancfdas) no había pregón. 2 v.° 4870 (sa. fol. en MeHE.CAPITULO V Oración: parte tercera. Las mujeres estaban exentas de recitarlo en toda ocasión. n. antes de toda oración obligatoria. 05. Gg. o por musulmanes congregados con tal fin en lugar distinto de la mezquita. ~i?9. ps. Cuando por olvido se había omitido el recitar el (1) fol.-MBCKH. n. n. que se recitaba dentro de la mezquita como señal del comienzo de la oración. 270-272. 2) y t. 208-211. 180). que el musulmán practicaba en particular." xxviii. fols. BRAH. realizado prego- nero o almuédano (^s^^Jj) desde uno de los alminares o torres de la mezquita. Era llamado pregón exterior para distinguirlo del pregón interior o alicama (jujiill).°-MCG. aun obligatoria. TA y T-IO. — El los es el acto de convocar a por el musulmanes a la oración. hecha en la mezquita. Pregón o llamamiento a pregón o alidén (*^liá511) la oración (1). V. debía solamente preceder el pregón interior.

prohibido el recitarlo que los musulmanes formaban al desde las hileras tiempo de orar dentro de la mezquita. Hora conveniente para recitarlo. Repetía después estas mismas palabnis en voz alta. estaba. y la del interior a cargo de otra. si bien tampoco era obligatorio repetir ]a oración ya practicada. a fin de dar a los musulmanes el tiempo necesario. decía en voz alta y con todas sus fuerzas: «Dios es muy grande» {dos veces). 52 — no por eso era inválida la oración. en la cual se permitía que el pregón se hiciese con alguna mayor antelación. «Confieso que Mahoma es mensajero de Dios» {dos veces). y. Debía recitar el almuédano el pregón exterior situándose en lugar elevado de la torre de la mezquita o asomúa («««a-oJl). Debía encargarse de recitarlo quien poseyese voz potente y supiera recitar con corrección las palabras que lo constituían. introducía en su oído derecho el dedo índice de la mano derecha. excepto en la del alba. al levantarse. La recitación del pregón exterior podía estar a cargo de una persona. en la dirección del mihrab o sitio que en el interior ocupaba el imam. para que se dispusieran convenientemente a la oración. Luego decía en voz b¿ija: «Confieso que no hay más Dios que Alá» (dos veces). mas si se había omitido de propósito. se debía pedir a Dios perdón de la falta cometida. A continuación.pregón interior. añadía en el mismo . por tanto. seguidamente. era el tiempo que precedía inmediatamente a cada oración. Al comenzar el almuédano la recitación del pre- gón.

Ejemplo curioso de sustitución del almuédano nos lo suministra cierto proceso de un morisco valenciano. «Dios es veces).» el que oía las palabras del pregón. después de las palabras «Venid a la salvación».» En el pregón que precedía a la oración del alba. Tal fué la manera oficial y solemne de recitar el pregón los musulmanes mientras les fué permitido celebrar públicamente en las mezquitas las ceremonias de su culto mahometano. hablar y aun el contestar al saludo que cualquiera pudiera dirigirle. En él se refiere que en el lugar de Soto (1) residía. Podía lícitamente volverse hacia la derecha o la izquierda o hacia hi alquibla. vicronse obligados a prescindir de toda clase de ceremonias solemnes.53 tono de voz: «Venid a la oración». Cuando en esta materia les alcanzaron disposiciones prohibitivas. ambos en reino de Valencia. excelso y grande. el almuédano añadía: «La oración es mejor que el sueño» {dos veces)j y quien lo oía debía reponder: «Verdaderas y justas son tus palabras» {dos veces). Era opinión de algunos alfaquícs (otros la impugnaban) que quien iba de camino a caballo podía lícitamente recitar ambos pregones. le estaba prohibido comer. Dios se apiade de ti. salvación» {dos veces). muy «Venid a la grande» {dos «No hay más que un solo Dios. o bien: «Dices verdad. .» Mientras el almuédano recitaba el pregón. debía contestar diciendo: «No hay fuerza ni poder sino Todo en Dios. aunque fuese a mitad de pregón. como encai'gado de • (1" No sabemos si se trata del pueblo Sot de Chera o de el Sot de Ferrer. beber.

se ingeniaban para esquivar astutamente el cumplir las regias disposiciones prohibitivas. en la forma que las circunstancias les permitían.» (1) MIV. Preciso es reconocer que los moriscos. o pregón interior. con la sola diferencia de añadir. so color de tañer la corneta para que le llevasen los animales a la guardia. pr. El encargado de recitar el pregón interior debía situarse detrás del imam y a su izquierda. La alicama. de donde etimológicamente deriva alicama (jj«Ui5I|). 48. los actos de su culto religioso. AHN. y huían de ofrecer a los cristianos cualquier motivo de delación. en medio de su sencillez. sin dejar de celebrar. un mozo francés al mahometismo. leg. le es- timaban mucho. y para esto le daban dos escudos más» (1). constaba de las mismas palabras que el pregón exterior. exp. la fórmula característica de la convocación interior. expresada por las palabras « g^laJl ^tolá Jai = ha comenzado la oración». de las bestias del lugar. y cuando pronunciaba las palabras «Ha llegado el tiempo de la oración». de Pedro Alabori.54 la custodie! que se había convertido riscos del lugar. contestaban los fieles: «Manténgala Dios mientras existan el cielo y la tierra. . 6. confiaron plenamente en él y le contrataron para «que en el mes de Ramadán por las mañanas. fuese de casa en casa de los moriscos haciendo señal para que se levantasen a hacer el sohor [comida lícita nocturna durante el Ramadán] y la salla [oración] de la mañana. que. después de las palabras «Venid a la salvación». Los mo- como a correligionario.

85). fols. sino que dictan reglas. n. y los rituales que andaban en manos de los moriscos ya no se ciñen a ordenar simplemente si ha de hacerse en cada caso inclinación o prosternación. tu siervo y mensajero^ y concédele la merced de la estimación más perfecta. Cada una de estas actitudes va acompañada de la recitación de ciertas jaculatorias. Muy varias son las actitudes en que se coloca el que hace oración. de modo que las puntas de los dedos estuviesen a la altura de las orejas. la intercesión más distinguida y la dignidad más loable que jamás has prometido. se comenzaba a leer reposadamente. fol. Pregón. y en bajarlas después. -MBCEH. diciendo: «Dios es muy grande.» Movimientos y actitudes del cuerpo al orar (1). 120. pronunciando bien. Gg. y con mu- — (1) MBX. con harta nimiedad. Su rito consistía en levantar las I. solía «¡Oh Dios mío! ¡Señor de esta invocación perfecta y útil y de la oración escogida! Bendice a Mahoma. respecto de las posturas que han de adoptar los fieles durante la oración.« IV. manos a la altura y en hi dirección de los hombros. n. La tradición musulmana las ha impuesto con carácter obligatorio. ¡Oh infinitamente piadoso! ¡Oh Señor del universo. .- 55 el Después de haberse recitado añadirse la oración siguiente: pregón.<» 530C (sa.» Después de la lectura o recitación del pregón interior. 11-14. las palabras del Alcorán.

y reposando los instantes precisos para sosegarse de la incómoda postura en que se hallaba. o bien: «Ensalzado sea mi Señor el Inmenso. el fuego del infierno a la izquierda. y los costados se hallarán a la altura de la cabeza durante la inclinación. . apoyando en ella la frente. pudien- do decirse entonces: «Ensalzado sea Dios». sin adherirlos a los costados. Al inclinarse en la oración se — dice: «Dios es muy grande». provéeme de lo necesario y sé indulAlusión a los acgustiosos momentos del día del (1) jui- cio final.56 cha humildad. Durante la prosternación podía recitarse la siguiente oración hasta tres veces: «¡Ensalzado seas. II. pronunciando a la vez las palabras: «Dios escucha a quien le alaba». o también: «¡Oh Dios mío! Perdóname. la nariz. esto es. las rodillas y las III. Inclinación. y de que los codos no se apoyasen en la esterilla. ten misericordia de mí. las manos se colocarán sobre las rodillas.^ Luego se levanta la cabeza. las manos se extienden en dirección de las orejas o poco menos. dirígeme. mi Dios el Ilustre!». A continuación se dirá: «¡Oh Dios mío! ¡Señor nuestro! ¡Alabado seas!» Al pronunciar las palabras grande». se prosterna cada uno en la esterilla o alfombra dispuesta al efecto. como si aquella oración fuese la última y «como si el paraíso se hallase a la mano derecha. los pulgares de los pies se apoyan en tierra. y debajo de los pies el puente del asirat^ (1). se cuidaba de que los brazos estuviesen desunidos. — «Dios es muy puntas de los pies. Prosternación.

en atención a que. diciendo a la vez: «Dios es muy grande». y se apoyaba sobre la esterilla el costado izquierdo. . se hacía imposible apoyarlas manos sobre el suelo. menos el índice de la mano derecha. que los tomaban a su vez de los originales árabes de siglos anteriores. o bien: cado sea el Señor de las inteligencias y de los <. de modo que el pie izquierdo apareciese doblado.» continuación se levantaba la cabeza. como en la prosternación primera.57 ¡Ensalzado y santifigente conmigo». en tiempo de guerra. las manos se apoyaban sobre las rodillas. recostado en tierra sobre el lado izquierdo. espíritus. el tener que sujetar las riendas del caballo. esta última excepción no tendría aplicación en la época a que nuestro estudio se contrae. en significación de la unidad de Dios y en ademán de amenaza a Satanás. De la prosternación sobre la frente excusaban el dolor de cabeza. es decir. En la segunda inclinación se apoyaba el musulmán en la misma forma que en la primera. y el pie derecho extendido. que se levantaba al pronunciar las palabras «Confieso que no hay más que un solo Dios». apoyando la cara en la esterilla. y la planta de su pulgar apoyada en tierra. Las manos debían estar cerradas. Repetíase después la prosternación. pero la contienen los rituales A usados por los moriscos. correspondiéndose las de cada lado. la légaña^ y. y apoyadas la mano izquierda sobre la rodilla izquierda y la derecha sobre la rodilla derecha. para proceder a la lectura de las azoras correspondientes. siendo éstas cortas. Indudablemente.

V. en MeHE. Las doncellas no venían obligadas a acudir a la oración en la mezquita. 152. leg. pr. AHN. 295-297. El viernes es entre muslimes el dia especialmente consagrado al servicio de Dios mediante la oración y la práctica de otras buenas obras. Celebrábase la oración del viernes en el espacio de los adultos (1) MCG. y cualquiera otra ocupación que pudiese impedir el cum- plimiento de aquel deber sagrado: en el resto del día no se suspendía el trabajo. como el ayuno. pues en ésta se celebraba solemnemente la oración del viernes. debían presentarse muy cubiertas. y. -Bg. acompañada de sermón. de Pedro Alabori. sino cuando en aquélla existía un lugar apartado que se les reservaba.° t. — Por el espacio de tiempo que duraba la ceremo- nia estaba prohibido comprar o vender.— MIV. ps. . aun en ese caso. 141 y si^^s. formando entre todos compactas hileras en las que cuidaban de no dejar hueco alguno.58 los Oración del viernes (1). fol. exp. fol. 135. La oración de este día es especialmente acepta a los ojos de Dios y obligatoria para todo musulmán que no se halle imposibilitado de asistir por alguna de las causas legitimas que más abajo se enumerarán. morisco. la lectura del Alcorán y las limosnas. De aquí nacía la obligación moral de residir a distancia prudencial de la mezquita. 48. n.° xxviii. Tá. Situábanse en la mezquita los muchachos detrás y las mujeres detrás de los muchachos. vecino del arrabal de Segorbe. del cual se tratará en capítulo aparte. n. ii. BRAH — MBCEH.« iv. iii. 6. fols.

estando recostado en tierra. se hacían dos inclinaciones» en cada una de las cuales se leía el capítulo I del Alcorán «Alabado sea Dios» y el capítulo CXIII.». Constaba esta oración de diez inclinaciones (arracas). No está sujeto al sueño.'-tados a viva fuerza por los hayan sido musulmanes o que se hayan sometido a éstos sin lucha. Posee cuanto existe en los cielos y en la tierra.. II. aunque no mediase motivo o circunstancia que la hiciese necesaria como caso de obligación ritual. que comienza: «Di: busco refugio junto al Señor de la aurora» (éste varias veces). y tomaba en sus manos el bastón o jHc) (1) se recitaba el pregón en cayado (oc«2 voz alta en la dirección del pulpito. 148. debiendo preceder a ella la ablución.. sosteniendo en su mano un bastón. Arch. terminando con la salutación. . Mar. leía el musulmán una sola vez el capítulo «Alabado sea Dios.59 de tiempo coraprendido entre el mediodía y la tar- de. Acto seguido. No hay otro Dios sino él. vol. permanece al pie de la escalera. p. V. según que los países conqui.. y siete veces la oración del trono de Dios. el vivo que existe por sí mismo. en donde el ujier que acompaña al predicador a la cátedra sagrada el viernes. t. lí. En el momento en que el alfaquí subia al pulpito almimbar. a saber: ¡Oh Dios mío! ¡Dios único! No hay otro Dios sino él. ¿Quién puede interceder cerca » (1) En el mundo musulmán el existe el aún hoy la costum- bre de presentarse en en almimbar predicador con lanza mano o con bastón. las cuales se pra^iticaban en la forma o = siguiente: al principio. en este último caso se encuentra el Magreb. el Dios infinitamente piadoso.

El los conserva sin esfuerzo. «Di: Dios es uno». antes de levantarse. practicando ocho inclinaciones y dos salutaciones.. una de éstas al fin de la cuarta inclinación y la otra después de la última. patrón de los creyentes. que empieza: la gamos el «Cuando obtenayuda de Dios». El Señor lo conoce y entiende Dios es el todo. Al acabar la última salutación. No hagáis violencia a los hombres a causa de su fe. II. El diablo es el patrón de I03 incrédulos.. A cada una de las incliel musulmán y proseguía su al efecto naciones acompañaba la lectura del capítulo «Alabado sea Dios. Recitada la oración que antecede. El los conduce de la luz a las tinieblas. y capítulo CXIl. .» (1) Esta oríiciÓQ está tomada del Alcorán. y la del capítulo ex del Alcorán. Su trono sublime abraza los cielos y Ja tierra. se levantaba oración. El camino de la salvación es muy distinto del camino del error. El los condu- cirá de las tinieblas a la luz. una sola vez.— 60 — de él sin su voluntad? Conoce lo que existía antes que el mundo existiera y lo que existirá después. el Dios muy alto.». hasta precipitarlos en un fuego eterno» (1). debía decir ces: «ISlo el musulmán setenta ve- hay fuerza ni poder sino en Dios excelso y grande. hasta veinticin- co veces. 255-258. Quien abjurare el culto de los ídolos para abrazar la religión santa alcanzaría para sí un apoyo inconmovible. Los hombres no conocen de su majestad suprema sino aquello que él quiere comunicarles. El es el fvan Dios. también una sola vez.

h) La persona que. — De la asistencia a la ora- ción del viernes en la mezquita se hallaban exceptuadas por la Ley las ocho clases de personas siguientes: a) b) c) El enfermo. le El ciego que no tenía persona que guiase de la mano. por asuntos de importancia. hubiere tenido necesidcid de ausentarse. con ánimo de practicar la oración del viernes. Quien al dirigirse a la mezquita. la forma en que se celebró por algún tiempo la oración del . podía cumplir su oración inclinándose y prosternándose sobre el mismo lodo. hallar franco el tránsito hasta la mezquita. no hubiere podido restituirse al lugar de su residencia. Conocida es. hubieren notado su ausencia. salían de la mezquita primero todas las mujeres y. d) El caminante que se hallaba en despoblado. en días de lluvia. al salir de la mezquita. tual. los hombres. e) f) Las doncellas vírgenes que no habían alcanla zado g) edad ritual. La mujer en estado de impureza legal. El muchacho que no poseía aún la edad riEl anciano privado de fuerzas físicas.- 61 - Al acabar la ceremonia. y. cuyas huellas sobre la nariz y la frente del musulmán que en tales condiciones había orado. no lograba. por cuanto antecede. al tiempo de celebrarse la oración. fácilmente pudieran advertirse por los que. a continuación. por la abundancia de lodo. Casos de exención.

se añade tex- tualmente: «Esta oración cumple mucho para ago- ra a nosotros que estamos en tiempo y en tierra [en] que no podemos ir donde se hace oración del el imam. y así se reconoce en los rituales. seguir cumpliendo en lo substancial las prescripciones de la ley y la tradición viernes con te . al ser prohibida a moriscos por las autoridades cristianas la celebración pública de ceremonias mahometanas. se insisen recomendar la práctica de la misma oración de suerte que. cuando. a la vez. esta simplificación se debía. si bien introduciendo alguna simplificación en las circunstancias de lugar y tiempo. y. se hiciera por lo menos a la noche. en el caso de no ser posible celebrar las distintas oraciones del día a las horas rituales.» A renglón seguido.62 viernes en la mezquita. al tenor de lo que se halla establecido en los rituales. a las circunstancias. los los en recomendarles el más exacto cumplimiento de las mismas. Concedíase. a tal oración menos solemne. reconociéndosele igual mérito: a tal extremo habían llegado los moriscos en su empeño constante de aparecer pública y exteriormente como convertidos al catolicismo. al tratar de ella. Pero en éstos se hace notar también el hecho de que. pues. para los cuales era creencia común que Dios tenía prometido a quien la practicase tan alta recompensa como la ofrecida al que la celebraba en la mezquita y en compañía del imam. según se confirma plenamente por los frecuentes testimonios que he encontrado en los procesos de moriscos seguidos por la alfaquíes insistieron Inquisición. notable importancia entre los moriscos.

cristiano nuevo del arrabal de la ciudad de Segorbe. la del mediodía. después de haber practicado en sus casas respectivas la ablución ritual. Declaración prestada en Barcelona ante el Tribunal de la Inquisición por Francisco ^afar. La lectura del Alcorán constituía la base de la enseñanza en las citadas reuniones. sino que además eran adoctrinados en las ceremonias mahometanas por los alfaquíes. el cual se presentó sin haber sido llamado: «Francisco fafar. Presentábanse éstos. delante de sí. con'báculo en sus manos. con 63 - la cautela de esquivar siempre denuncias de sus enemigos en religión. antes que la oración de la noche. una mesa. Así dispuestos. los cuales no sólo practicaban la oración de precepto. en alguna casa particular. y aun con los regalos que los moriscos ricos les hacían. entre otras cosas . y. a fin de que adoctrinasen convenientemente a sus hijos en las creencias y prácticas del Islam. en ciertos lugares. daban su enseñanza a multitud de moriscos y veían recompensada su labor con determinado sueldo. que debía preceder al cumplimiento de la oración en tal día «aunque fuese preciso comprar el agua».. Era las (1) A. que constaba de cuatro inclinaciones. y el aposento en que éstas se celebraban servía a un tiempo de escuela de alfaquíes y de mezquita (1). A las mencionadas reuniones de los viernes por la noche acudían los moriscos de edad adulta. Debía asimismo practicarse. 1605. vestidos con roquetes bordados de seda y oro..musulmanas. conforme a la Ley. al pago del cual contribuía toda la aljama. sentados en sillas. Solían reunirse los moriscos a ese fin los viernes por la noche.

adonde el alfaquí Miguel les y toda la xama y consejo para la paga. «Unos con otros se enseñan. dixo que todos los viernes se juntavan él y muihos moriscos del arraval de Segorve en casa de la biuda Xararaba a la me- Gavany leja el Alcorán enseñava las 93remonias de Mahoma. alias P^yo? y gI otro Pedro Rasín. . se tratará especialmente en otro lugar. de igual manera que cuando se celebraba la oración en la mezquita. leg. n. y allí leen el Alcorán y responden los moriscos que aprenden por alfaquíe?. asistentes al acto. morisco. y una mesa delante. MIV. lo qual hazen agora a los muchachos siendo de ocho años.» Pr. y en lo público lo disimulan en quanto pueden. y para esto contribuyen dia noche. Y [a] las dichas Juntas y van los moriscos de edad adulta. porque enseñen a sus hijo muchos pre. '. Y dixo que sabe bien que todos los del arraval de Segorve son moros de secreto. y. y los moriscos ricos dan. y antes lo hazían ocho días después de nascidos» *.64 - obligatorio que el alfaquí dirigiese la palabra a los hortación sermón o exEstaba prohibido a los asistentes el hablar entre si después del sermón. 48. alias Clavos. un báculo como de Obispo. que traen bragas. De la práctica de la circuncisión. sin dejar vacíos.-entes fuera de las pa gas. y los encargan y castigan quando son muchachos. y todos debían situarse de modo que apareciesen ocupados los lugares de las distintas hileras. y porque retajan los hijos. y en el dicho arraval de Segorve hay otros dos moriscos que han enseñado para ser alfaquíes. y quando y van. el uno se llama Gerónymo Lupe. en la mano. pi'onunciando un (aZjfoíSa). Y los alfaquíes estavan vestidos con roquetes bordados de seda y oro. vecino del arrabal de Segorbe. porque no parlen ni digan al retor ni guardián qae hazen vida de moros. sentados en sillas. havian de haver hecho el guadoch en sus caGas. de Pedro Alabori. y que éste les ha vi^to casi a todos ellos hazer la salla y yr a la pré Hca que haze el alfaquí las noches de los viernes.° 6. * AHN.

Cuando el alfa- quí. A continuación. «Alabado sea Dios» y «Dios es muy grande». 59-GO. y decían todos a un tiempo. después. . las ps. ver- sículos 16-24. al lado derecho y al izquierdo. sin adelantarse nunca a él. y. V. el alfaquí recitala oración del ba el capítulo «Alabado sea Dios». el capítulo III del Alcorán. con- forme a (1) la práctica tradicional. los musulmanes hacían primero salutación hacia adelante al imam o alfaquí. mientos del alfaquí al inclinarse y al prosternarse. trono de Dios os uno». al acabar el acto.65 Inmediatamente después de haber entrado en aposento. debía cada solo el musulmán practicar por sí dos inclinaciones de oración. contestaban los demás: «¡Oh Señor nuestro! ¡Alabado seas!» Practicábase la oración conforme a las prescripciones rituales que ya conocemos. y una sola vez «No hay otro Dios sino Alá». «Di: Dios y los capítulos refugio junto al Señor de la aurora» el CXllI y CXIV. cada una de las jaculatorias «Ensalzado sea Dios». tres veces el capítulo CXII. vivos y difuntos. que hacía oficio de imam o director de la orapronunciaba las palabras «Dios escucha a quien le ensalza». Las oraciones voluntarias [anefilas) eran practicadas por cada uno en su propio domicilio. se volvía el imam o al- faquí de cara hacia los fieles. (1). cuidando mucho de seguir los movición. Después de la salutación. terminándose acto con una plegaria a Dios por los musulmanes todos. treinta y tres veces. «Di: busco y «Busco refu- gio junto al Señor de los hombres».

si. e) El que. . fueran éstas obligatorias o voluntarias. la celebraba en esf) los (l) MBN. 66 - imam. n.-MBCEH. aunque también éste podía dirigir la oración con licencia del dueño de la casa. respecto de que permaneciesen de pie.« 4870 (sa. en ninguna clase de oraciones. dirigiendo la ora- ción. d) ria. 2). El que practicaba para sí oración volunta- respecto de los que intentaban cumplir la ora- ción obligatoria. c) El joven de corta edad. ii." ni. No podían ejercer de imam. Tal oficio debía ser desempeñado por más inteligente y versado en la Ley musulmana. al disponerse a orar. las personas que se hallasen comprendidas en alguno de los casos siguientes: a) La mujer. quiénes pueden ejercer oficio de El imam es el musulmán que preside y diri- — ge la oración. sino en alguna casa particular. Debía el imam practicar la oración en estado de limpieza legal. a sabiendas. ll. era preferido el dueño al extraño. sólo hubiese practicado ablución con tierra (atayamum) respecto de los que habían hecho ablución con agua {al^ guado). Cuando la oración no se celebraba en la el alfaquí mezquita.— El tal (1). fol. El que tuviese que estar sentado. podía ser imam en oraciones voluntarias (anefilas). respecto do los versados en la lectura del Alcorán. en oraciones obligatorias. Gg. h) El lego. 153. fol.

— Cuando imam y de los fieles durante la el imam hacía oración en ora- voz y cuando aquél lo hacía en voz baja. y las mujeres detrás de los hom- Durante la formando hileras y ocupando la hilera inmediata al imam los más instruidos en la ley religiosa. debía colocarse debres. sólo su oración era nula. ceremonia. En la oración practicada en común por solas dos personas. lo mismo los fieles.° ix. 54. 115 y 161. Debía hacer el pregón interior el que más potente voz tuviese entre los fieles. por la estrechez del lugar era permitido que se situasen en hileras delante del imam los que detrás de él no cabían. Al comenzar el pregón. conforme a la prescripción del Profeta. n. situándose a la derecha del imam y algo detrás del mismo. fol. si obraba por olvido. todos trás del imam. el imam decía «Dios es muy grande». situábanse los hombres detrás del imam. almuédano decía cNo hay más Dios que Alá». Ofício del ción (1). n. Tanto los fieles como el imam usaban de capas y mantos largos. decían los fieles «No hay fuerza ni poder sino en Dios excelso y grande». la que hacía oficio de imam se situaba a la mano izquierda del simple fiel. Al acabar el pregón. fol. . Y cuando aquél decía: alta. si éste era mujer.° iii. callaban los fieles. cuando el almuédano decía «Venid a la salvación». leían también en voz baja los fieles.- 67 - tado de impureza. invalidaba su oración y la de los fieles que le acompañaban. y se cubrían la cabeza con tocas blancas. repetían el así como cuando (1) MBCEH.

pena de invalidar su oración.» Ninguno de los debía bajarse ni levantarse antes de hacerlo so el imam. el hablar durante la oración. Cuando el musulmán practicaba oración en privado debía decir: «Dios escucha a quien le alaba.« iv. debían contestar los demás: «¡Oh Señor nuestro! Alabado seas». nimias en extremo. el de omitir dos veces la fórmula «Dios es muy grande».» Cuando imam pronunciaba en la oración las palabras «Dios escucha a quien le alaba». en la parte que podríamos llamar litúrgica. son profusamente casuísticas. Casos en que la oración debe repetirse (2). n. . n. fol 128 129.«lj^y|) porqur. sino sólo pronunciar las palabras de la oración.° ix. Adviértese esto muy especialmente al examinar la multiplicidad de casos que admiten los tratadistas en orden a la obligación de reiterar alguno o todos los actos de que constan las oraciones obligatorias.una vez pronun- ciadas las expresadas palabras. como tales. tales como el de haber omitido la lectura del capítulo del Alcorán que suele recitarse después del capítulo I. (2) MBCEH. y el los fieles contes- taban: «Amén. y. 48-51. no es lícito hablar cosa alguna. Las prescripciones de la religión musulmana. el levantarse sin dar la saluta- (1) Recibe este nombre (s.— 68 la azora I «Alabado sea Dios». Tampoco debían anticiparse al mismo al recitar las palabras «Dios es muy grande» del fin del pregón {tacbira del alihram) (1). ¡Oh Señor mío! fieles Alabado seas. fol. el haber leído en secreto lo que debía leerse en voz alta.

para practicar la segunda inclinación. Si ocurrió al levantarse. a quien tal cosa ocurriere. hay que comenzarla de nuevo. cuando le sobreviene la hemorragia. si fué antes de hacer una inclinación {arraca) con sus dos prosternaciones {asachdas). de decir «Dios es muy grande». continuada después de lavar la sangre. Entre éstos se encuentra el de sobrevenir una hemorragia a cualquiera de los que asisten a la oración. quiénes opinan que pierde la oración su va- hecho de salir sangre al que la practica hallándose solo. pero prescindiendo de otros prolija. ción. Mas en el caso de que el muslim se hallare solo haciendo oración. hay divergencia de opiniones entre los doctores: quiénes sostienen que la oración. señalaremos tan sólo más frecuentes. no cabe continuar la oración. Igual precaución ha de guardar el simple fiel. no hay necesidad. si volviere antes de terminar la segunda inclinación. salir él de la mezquita. después de las prosternaciones. para que su oración. Conviene además señalar el tiempo en que puede ocurrir la hemorragia. continuada después de lavar la sangre. es válida. cuya validez sólo se pierde por el hecho de haber hablado en el intervalo. esto es. Si tcil ocurriere al imam. le sea válida. lavar la sangre y volver a continuar la oración.— cuya exposición seria los 69 — muchos casos. es válida la oración. al continuar la or¿ición. antes que el imam dijere las palabras «Dios escucha a quien le alaba». puede encargar de dirigir la oración a uno de los que se hallan presentes en ella. De conformidad con la tradición o zuna. lidez por el . después de haber lavado la sangre.

perdería el muslim su oración en el caso a que nos venimos refiriendo. por el contrario. se levantaba sin decir «Dios es muy grande». antes de levantar el imam su cabeza. se inclinaba y se prosternaba.70 No sólo por hablar. y suplir después en privado la parte de oración omitida: a este fin. o recitando la fórmula de bendición. Si. y vendría obligado a comenzarla de nuevo. no hubiere pronunciado las palabras «Dios es muy grande». h) Si el musulmán llegaba a la mezquita al tiempo de la oración del alba cuando el imam había practicado ya dos inclinaciones. se inclinaba y leía en voz alta el capítulo «Alabado sea Dios» y otro. debía . En esta misma forma había de suplirse el haber omitido una inclinación en la oración del viernes. e inclinarse. recitaba la fórmula de bendición y daba la salutación. sino también por detenerse a orinar o a limpiar la suciedad que advirtiere en su ropa. Otro de los casos frecuentes en que había de repetirle la oración era aquel en que el musulmán llegaba con retraso a la mezquita. y encontraba al imam inclinado en la primera inclinación de las dos de que constaba tal ajcto. no venía obligado a repetir esta parte de la oración. y se hallaba prosternado. debía decir inmediatamente «Dios es muy grande». prescindía de la salutación cuando la daba el imam. debía seguir a éste hasta el fin del acto. Si hacía esto antes de que el imam levantase su cabeza y pronunciase las palabras «Dios escucha a quien le alaba». La obligación variaba según los casos: a) Si el musulmán llegaba a la mezquita al tiempo de la oración del alba.

sentado. 298-299. siempre que huel fin inclinación. y. Oración del enfermo (1). vimientos siguientes: a) Si no podía inclinarse. ps. Si el la c) musulmán llegaba a la mezquita al tiempo de oración del mediodía en día viernes. el enfermo podía optar. por alguno de los actos o mo- podía sustituirla con tierra. V. aunque permaneciese de pie. al tenor de lo establecido antes las palabras «Dios es muy en el caso aiiterior.— seguir al 71 — del acto. se hallaba practicando la cuando el imam segunda y reforma ya indicada. por el estado de su salud. en MeHE. practicar el miento. . que debía preceder a la oración. debía seguir al imam hasta petir después en privado. Respecto de la práctica de la oración misma. si aun eso mismo le era difícil. hacer simplemente adeSi (1) iip.— El enfermo a quien. según lo permitiesen sus fuerzas. y suplir después en privado las dos inclinaciones con los actos que las acompañaban. pudiera perjudicar la ablución con agua. esto es. b) mismo movi- no podía inclinarse ni prosternarse. en la biere acompañado al imam en las tres posteriores. las cuatro inclinaciones que tal oración comprendía. po- día sentarse. pronunciando imam hasta el fin grande». debía humillarse de pie. el atayamum o ablución con conforme se ha indicado ya en el capítulo correspondiente. no debía suplir después sino ésta. debía humillarse bajando sus manos hasta las rodillas. t. Mas si el imam sólo había practicado una sola.

y. la de la puesta del sol y la de la noche. fol. d) a la hora conveniente de las mismas. t. el musulmán que a caballo fuese de camino podía lícitamente cumplir su oración del temeroso la — ción sin necesidad de apearse de la cabalgadura. como si es- tuviese recostado sobre su lado derecho. sin embargo. ii. por razón de fieras. cuidando. Al enfermo era permitido practicar simultáneamente la oración del mediodía y la de la tarde. Siempre que fuese posible. asimismo. el enfermo podía practicarla sobre el mismo lecho. de inclinar jar los ojos durante su oración. . cuidando de que fuese en dirección a la alquibla. y no cesando de humillarse con sus c) pestañas y cabeza. tanto si la se hallaba sentado. V. Mas si el estado de salud no permitía practicar la postración en tierra. Denominábase oraque se practicaba en ocasiones de peligro.— man 72 - de inclinarse y de prosternarse en la mejor el forma que pudiere. el rostro y bahallarefe- aunque no se La oración de rencia era sistía más breve que la ordinaria. \Q3. ojos. procurando inclinar más cuerpo al tiempo do la prosternación que al de inclinación. con lectura del capítulo «Alabado sea Dios» y de otra azora: sin (t) MBCEH. después de haberse puesto los rayos del sol. ladrones o enemigos. En tales circunstancias.~Bq. se de cara hacia la alquibla. el enfermo debía preferir el postrarse en tierra a postrarse sobre el lecho mismo o el escaño en que descansase. 289. pues con- en hacer dos inclinaciones. Oración del temeroso (1).« III. p. en MeHE.

. en nombre de todos. previsto en la ley islámica. personalmente. En tal situación.— embargo. por temor a éstos. 73 — lícito abreviar la oración de la Pr¿icticábase asimismo la oración del temeroso cuando los musulmanes se hallaban en frontera de enemigos y no se atrevían. el cual se encargaba de practicar. a abandonar su defensa. de la misma suerte que si todos. no era puesta del sol. la oración a las horas convenientes. hacía que todos disfrutasen del mérito anejo a la práctica de la oración. en- tre los allí se hallaban. consti- tuían imam que al más instruido en la ley religiosa. Lo extraer Jinario del caso. la hubiesen practicado.

fol. fol. Se comenzaba pronunciando siete veces las palabras ^ Dios es muy grande». 137. .-MBCEH.-^5. fol. 20-24... n.« 5306 (sa.CAPITULO VI Oración: parte cuarta. para terminar diciendo «Dios es muy grande» cinco veces.» y otro capítulo en voz alta. oración del alba. en MeHE. 85).^. V. IV. 193-195. sin contar la que se decía al tiempo de levantarse.— Ade- más de las oraciones que practicaban los moriscos como impuestas con carácter obligatorio por la ley divina (oraciones de dehdo). Oración de las dos Pascuas (de Ramadán y de Consistía en practicar a la hora de la Carneros). la de rogar por agua y la de algüitri. n. 292-295." xii. la del eclipse del sol. había otras cuya obligación venía consagrada por la tradición (oraciones de sunna): tales eran la oración de la Pascua de Ramadán. Seguidamente. nú- mero p. dos inclinaciones sin pregón ni aízcama previos. se leía — (1) INIBN. Oraciones obligatorias por tradición (1). se practicaba la inclinación y la prosternación. t. la do la Pascua de Carneros. se leía seguidamente el «Alabado sea Dios. Gg.

en la segunda parte del sermón. se recitaba la fórmula de la bendición en la forma anteriormente expuesta. ya en trigo. hasta la la oración de la tarde. que constaba de dos partes: en la primera. Conforme a la opinión de Alí. durante las cuales se recitaban algunos capítulos del Alcorán. sin que precediera pregón exterior ni alicama. se ponía de relieve la excelencia de los sacrificios de las víctimas. hora de . recordando a los musulmanes lo su- Abraham y su hijo Ismael (1).el 75 - se hacía de «Alabado sea Dios» y otro capítulo en voz alta. se ensalzaba a todos los discípulos y compañeros de Mahoma. en donde. nuevo inclinación y prosternación. como adelante más en la parte en que se trata verá se de los sermones. dicedido entre — (1) fué el hijo (2) Entre los musulmanes se cree que Ismael. si el eclipse acontecía después de la oración de la tarde y antes de la puesta del sol. y se daba la salutación. Consistía en practicar cuatro inclinaciones y cuatro prosternaciones. al acabar el ayuno de Ramadán. En la primera parte del sermón de la Pascua de Carneros. Debía celebrarse cuando se eclipsaba el sol en el tiempo que media desde su salida hasta el mediodía (2). Oración del eclipse del sol. que Abraham se dispuso a sacrificar.. se ponderaban las excelencias de la limosna. y no Isaac. era el sermón. y no. Acto seguido. que se satisfacía. Practicábase la oración en esta forma: el imam y todos los musulmanes del lugar (aljama) acudían a la mezquita. según otros. comenzaba la oración. ya en pan.

Seguía después una inclinación que se prolongaba un espacio de tiempo igual al que había transcurrido desde el comienzo de la oración hasta entonces. En la misma forma practicaba nueva inclinación.. que comienza «¡Oh hombres! Temed a vuestro Señor que os ha criado a todos de un solo individuo». y decía: «Dios escucha a quien le alaban. se leía capítulo «Alabado sea Dios.» Finalmente.. y en voz baja. debía seguir al imam en la oración hasta el fin. si lo sabía de memoria. y con él los fieles. con la fórmula de costumbre. Si alguno de los musulmanes llegaba a la mez- quita cuando había sido practicada la primera inclinación y a hora en que alcanzaba la segunda.. y no venía obligado a repetir por sí solo la parte de oración que no había alcanzado. leía el capítulo V que empieza: «¡Oh creyentes! Sed fieles a vuestros compromisos. levantaba el imam la cabeza.» y el capítulo III del Alcorán hasta el fin..— ciendo: «Dios es 76 el muy grande». Levantábase de nuevo. levantaba el imam la cabeza. se prosternaba dos veces. leía el «Alabado sea Dios. recitafórmula de bendición y terminaba con la sa- lutación... que leía hasta el fin. en voz baja si se sabía de memoria. Si no había al . éste.» y el capítulo IV del Alcorán. Repetíase la inclinación profunda tan prolongada como la anterior. leía el capítulo «Alabado sea Dios..»» y el capítulo II del Alcorán. y se prosternaba dos veces. y al levantarse. y decía: «Dios escucha a quien le alaba». se levantaba después diciendo «Dios escucha a quien ba la le alaba». se inclinaba de nuevo profundamente. si lo sabía de memoria.

» y el capítulo LXXXVíI del Alcorán. y repetir después por sí solo la parte de oración no cumplida. que empieza «Ensalza el nombre de tu Señor el Excelso.. De igual manera. -11primeras inclinaciones. Acto seguido.. sino individualmente... A estas dos inclinaciones se llamaba axefi (^xAAIl) o duplilas dos canzado ticar la tercera — — .. recitaba la fórmula de bendición y daba la salutación.». siendo de notar que sólo debía practicar dos inclinaciones. se leía el capítulo «Alabado sea Dios. conforme anteriormente se ha dicho. y en la segunda. Consistía en realizar tres inclinaciones: en la primera. hemos reservado para el capítulo en que se exponen las Rogativas por agua la descripción del rito con que debe practicarse esta oración y las solemnidades que la acompañan Oración de algüitri. el «Alabado sea Dios. pues la cuarta inclinación que en compañía del imam había practicado envolvía ya la tercera. En el caso de haber perdido las tres primeras inclinaciones. Oración de rogar por agua. se sentaba el que hacía oración. Como lo más esencial de esta oración consiste en las letanías o rogativas que en ella se recitan.. Hora apta para practicar esta oración era el tiempo que mediaba desde que terminaba la oración de la noche hasta la hora del alba.».. Debía hacerse no en común. debía pracy la cuarta a la vez que el imam.. debía repetirlas por sí inmediatamente después de haber dado el imam la salutación.» y el capítulo CIX que empieza: «¡Oh infieles!. la segunda inclinación practicada en compañía del imam dispensaba de la obligación de repetir la primera no cumplida..

el CXIIl: «Di: busco refugio junto al Señor de la aurora».. terminando con la saluel tación. quizá porque se creyese que tal oración era como el sello de todas las del día. y que sirviese para subsanar las deficiencias que inadvertidamente hubieran podido cometerse en las distintas oraciones obligatorias. que era la tercera inclinación (y por tanto impar j jS^Jl). Después de la oración de algüitri estaba prohibido practicar oraciones voluntarias.78 cación. sentábase después y decía la fórmula de bendición. CXII: «Di: Dios es uno». En el caso de haberse omitido la oración de algüitri después de la oración de la noche. en la cual se leía el capítulo «Alabado sea Dios. de lo contrario. y el CXIV: «Di: busco refugio junto al Señor de los hombres». podía recitarse a la mañana siguiente después de haber rayado el alba. si se calculaba que había tiempo suficiente para practicar tal oración y la del alba antes de salir el sol. para distinguirlas del algüitri propiamente dicho.». .. debía omitirse el algüitri.

ni desde la oración del alba hasta la salida del sol. y. nú- mero xxviii. y la tradición musulmanas. 20-24. después de haber dado la salutación.CAPITULO Oración: Oraciones voluntarías VII parte quinta. 85). «Alabado sea Dios» y «Dios (1) MBN. por tanto. fol. sin embargo. ni cuando el imam se hallare recitando la aljotba o sermón del viernes. al efecto. — Aun cuanno son ob- do las oraciones voluntarias. 111-114. de fijar las ocasiones en que pueden practicarse y las en que habrán de omitirse. como jeto de prescripción en la ley tales. comenzaba por recitar treinta y tres veces cada una de las jaculatorias «Glorificado sea Dios».-MBCEH. {anefilas) (1). fol. n. La recitación de oraciones voluntarias solía practicarse del modo siguiente: al fin de las ora- ciones obligatorias. pendientes de cumplimiento las oraciones obligatorias. no dejan éstas.° 530(3 (sa. por retraso. Gg. . se sentaba el musulmán y se dis- ponía a rogar a Dios. Así. ni entre la oración de la tarde y la de la puesta del sol. no era lícito practicarlas cuando estuvieren. ni después de la oración de algüitri.

Entre las anefilas u oraciones voluntarias se encuentran las dos inclinaciones de la aurora {alfachar) que debían practicarse después de rayar e alba.. dando salutación de dos en dos inclinaciones. suya la gloria. en la misma forma ya indicada. En sus manos está el bien..» Después de la oración del alba no cabía recitar oraciones voluntarias hasta la hora del mediodía. Asimismo. cuanto era su sí.» y el capítulo CXII del Alcorán «Di: Dios es uno.es 80 - muy grande»^ para cumplir la centena diciendo «No hay más que un solo Dios^ de cuya divinidad nadie participa.. por todos musulmanes.. y otras dos o cuatro después de la misma. El es omnipotente. aunque también podía practicarse diciendo solamente el «Alabado sea Dios. Suyo es el poderío.. seis u ocho inclinaciones con recitación del «Alabado sea Dios. y antes de la oración del alba... por los su mujer e hijos. en general. y. mas siempre debía cui- . por sus padres y hermanos. en que podían practicarse dos.. era laudable aumentar el número de inclinaciones antes y después de la oración del mediodía. en la misma hora podían suplirse las dos inclinaciones que solían preceder a la oración del alba. ¡Oh Señor nuestro! ¡Ben- dice a nuestro profeta deseo. cuatro. el morisco rogaba. por Mahoma y a su grey!» A continuación. cuando a su tiempo se hubieren omitido por uno u otro motivo. al apuntar el día. en la primera inclinación se leía el «Alabado sea Dios.» y lectura de un capítulo del Alcorán. Era también frecuente practicar dos o cuatro inclinaciones. antes de la oración del mediodía. El da la vida y la muerte.».

Otras oraciones de devoción durante el día: Al mañana a la hora del alba (1). en general. En las oraciones voluntarias. Como ya se ha indicado. Antes de la oración de la tarde podían hacerse dos o cuatro inclinaciones como oración voluntaria. más En las oraciones voluntarias que se practicaban durante el día debía leerse en voz baja. si bien por el hecho de leer en voz baja no quedaba invalidada la oración. T 13. «Alabado sea Dios. no era lícito practicar oraciones voluntarias en el tiempo comprendido enere la oración de la tarde y la de la puesta del sqI. pues suyo es el poder de la vida y la resurrección. cuatro o más inclinaciones después de la oración de la puesta del sol. y con despertar por la (1) MCG.— - 81 - darse de dar salutación después de cada dos inclinaciones. lo mismo que al axefí y al algiiitri. que nos resucita después de habernos dado muerte. Asimismo. era lícito practicar dos. fol. era el ser practicadas individualmente y no en común. y. no así en las oraciones obligatorias (de debdó). en toda oración de devoción podía comenzarse a leer la azora correspondiente del Alcorán diciendo: «En el nombre de Dios clemente y misericordioso». Carácter común a las oraciones voluntarias en general. BRAH. Antes y después de la oración de la noche podían hacerse como oración voluntaria dos^ cuatro o inclinaciones. 131 132. y en voz alta en las que se practicaban durante la noche. Hemos amanecido. .

y de todo daño que pudiéremos inferir a nuestro prójimo. pues en verdad no fué él del número de los infieles. la azora primera del Alcorán «Alabado sea Dios. y el bien que durante él podamos alcanzar.» hasta siete veces. fesión de fe Amanecemos haciendo Ja religión sincera pro- de Mahoma. 214-218. por recitar tal oración. y. fol. ¡Señor! Yo te pido que nos envies en este día todo bien.i práctica piadosa de los moriscos antes de salir de casa. — Al tiempo de formaba intención de cumplir mandamientos de Dios en el nuevo día. por lo cual. r-19. — Er. n... decir «Amén» catorce veces. ps. revestía aun siendo de devocióu. MBCEH. . 160. el rezar. Creíase que.— Dios. a continuación. Al salir de casa (2). cubrien- do con modestia las partes del cuerpo y procurando alejar de sí la tentación de aparecer ante las gentes como vanidoso en el vestir. se alcan- zaba extraordinario mérito y tal práctica^ se obtenía la protec- ción del Cielo durante aquel día. BRAH. ter obligatorio (1) (2) MCG. cierto carácpara todo aquel que se preciaba de profesar con verdadero fervor la religión del Islam. y del mal que durante él pudiera sobrevenirnos. y confío en que tu ayuda me preservará del mal de este día. Alabado y glori- ficado sea Dios.» Oración mental al vestirse vestirse. de la Ley de nuestro padre Abraham. 82 - nosotros ha amanecido asimismo el gobierno de Grande y poderoso es Dios. Te pido el bien de este día. de pudiéremos cometer. y confío en que tu ayuda nos preservará de todo mal que musulmana.« ni. el morisco los (i).

hacerlo lentamente y con sosiego.» de la comida (2). Amén. cuando advertían la omisión u olvido. decían al sentarse a la mesa: «En el nombre de Dios.» Al tiempo de satisfacer necesidades corpóreas (3). fol.'^-lSS. debían decirlas. 112. r-13. fol. y i). ps. n. al entrar. y. ¡Oh Señor! — Haz que entre con pureza de intención. BRAH. 12 v. MCG. Señor del mundo. Debía el musulmán.» «Alabado sea moriscos se disponían a comer en presencia de cristianos viejos. danos la gloria en el cielo. Al penetrar en el sitio en que se había de satisfacer necesidades corpóreas menores o mayores. BRAH.- 83 - Al tiempo de ir a la mezquita (i). fol. debía moverse primeramente el pie izquierdo. se decía: Dios. y haz también que salga con ella. y decían: «¡Señor Dios! Pues que nos das de tu gracia en el suelo. copiaban la misma fórmula que éstos empleaban para bendecir la Cuando los mesa. ¡oh Señor de todas las cosas! Confío en Dios. ¡Oh Dios mío! Ábreme las puertas de tus gracias y de tu misericordia. Al acabar la comida. decir: «En el nombre de Dios y conforme a la zuna del profeta Mahoma. Debía el (1) (2) (3) MCG. y el pie derecho al tiempo de salir de aquel lugar. clemente y misericordioso. 214-2Í8. r 19. aun a mitad de la comida. MBCEH. y sé para mí poderoso Al principio y al fin protector.<> iii. — Cuando los moriscos se disponían a comer. 134 v.» Cuando al principio de la comida se olvidaban de decir estas palabras. al encaminarse a la mezquita.° xiii.° .

frotábase la mano izquierda en la pared o en el suelo. y evitaban el orinar en piedra salobreña o donde soplase el viento. En el momento «Pido a Dios que me preserve de toda impureza legal y de Satanás maldito». el sólo en caso de necesidad se permitía orinar de pie. y preserva mi cuerpo de toda impureza. 143-156 v. «Alabado sea Dios que ha hecho salir de mí lo que me perjudicaba.» Una vez terminada la limpieza. por esta misma razón.° . y por medio de tres. ni tampoco se colocaban debiijo de árbol frutal encima de piedra. Durante la limpieza de la suciedad.° 53S0 (sa. el morisco decía: «¡Señor Dios! Limpia mi corazón de la infidelidad. y sin llevar consigo objeto alguno en que apareciese el nombre de Dios o mismo de entrar .— La piedad de los moriscos españoles. que se practicaba con la mano izquierda. al salir. Asimismo cuidaban de situarse de modo que no volviesen la cara o diesen la espalda al sol o a la luna. cinco o siete piedras. n. el decía: de Mahoma. Gg.— 84 - morisco penetrar con la cabeza descubierta. Su fondo común lo constituye la profesión de (l) MBN. Oraciones de devoción para los distintos días de la semana (1). no satisfecha todavía con la variedad de oraciones tanto obligatorias como voluntarias que hasta ahora quedan expuestas. 286j. había creado otras para ser recitadas en los distintos días de la semana. y. y hace que en mí se conserve lo que me es provechoso». a ñn de evitar el rociar de la orina y la impureza legal de sus sal- picaduras. fol.


fe

85

-

musulmana, siendo frecuentes, por otra parte,

las

alabanzas a Mahoma, las invocaciones del poder de Dios y de la riqueza de sus beneficio?^ el elogio del Alcorán como regla de fe, y la expresión
del temor al infierno y del deseo de disfrutar
el

gozo del paraíso.
aquí el texto de las distintas oraciones: Oración para el doiningo. «Alabado sea Dios, el Rey verdadero, noble Señor de la tierra y de cuanto en ella existe, el que sigue existiendo después de haber acabado de existir sus criaturas, do-

He

tado de infinito poderío.
Confieso que no hay Señor sino Dios, honrado y piadoso, único Señor que existe, sobremanera pia»

Mahoma es su siervo y su menmejor entre todos los hombres, a quien hizo acercarse a él en la noche de su ascensión al reino de su honra, haciéndole permanecer junto a él por largo tiempo; si próximos se hallan los dos arcos de las cejiis, más cerca estuvo aún Mahoma de la perfección, excelsitud y soberanía de Dios; y le concedió elevados honores, y le dio a beber de las aguas del Paraíso (haga Alá oración sobre él y sobre sus compañeros y secuaces mientras duren el sol y la luna girando en derredor del trono de su
doso; confieso que
sajero, el

poder).

Yo te pido que me guies y me guardes del fraude de todo engañador, y confío en que tu poder me preservará de quien se propusiere
^¡Señor Dios!

atentar contra
tu

raí; ponme bajo tu fuerte defensa y poderosa salvaguardia. ¡Oh, quien aparta de mí todo mal! Aparta de raí cuanto me inquieta de los hechos mundanos de esta vida y de la otra, y haz

-

86

-

que mis palabras y mis obras m) se desvíen del sendero de la verdad. ¡Oh amoroso y piadoso! Aparta de mí la angustia, y no me hagas sufrir más de lo que pueden sobrellevar mis fuerzas. ¡Oh mi Señor! Tú eres el verdadero Señor, como tal por todos leconocido, pues todo lo esclareces y en todo haces resplandecer la verdad. ¡Oh, quien todo lo abarca con su piedad! Guárdame con tu ojo, siempre vigilante, y dispénsame tu siempre bienhechora protección.

»¡Señor Dios!
si

Yo estoy

cierto de no ser destruido

tú rae asistes con tu poder. ¡Oh grande! ¡Oh es-

peranza de todo grande! ¡Oh paciente! Tú conoces mi necesidad y eres poderoso para remediarla con presteza. Siéndome, pues, necesario tu socorro, hazme la gracia de concedérmelo, ¡oh honrado! ¡Oh el más piadoso de los piadosos! ¡Oh el más franco de los francos! ¡Oh el más diligente de los que toman cuenta! Apiádate de raí y de todos los pecadores de la grey de tu profeta Mahoma. »No hay fuerza ni poder sino en Dios, excelso y grande.» Oración para el lunes. «Alabado sea Dios, el de la noble alabanza, el de la franqueza y las dádivas; sus gracias son cumplidas, infinita su grandeza, noble su piedad, y excelsas sus palabras; el que hace resucitar a sus criaturas después de la muerte; el que forma los nublados y las nubes cargadas de agua; el que rige el curso del firmamento y las estrellas. Confesamos que no hay otro Señor que Dios único, y que no tiene copartícipe, y que Mahoma es su siervo y su mensajero, enviado con las revelaciones y claras pruebas a su grey cuan-

,


do vivían en
el

87

-

engaño y adoraban a los ídolos. te pido que acrecientes mis bienes y que me emplees en tu servicio, y también te pido que hagas salutación sobre Mahoma, la cual
»¡Señor Dios!

Yo

sea perdurable en aquellos a quienes se extienda, y que estés contento de mí y de mi padre y madre

de suerte que merezcamos la bienaventuranza y que nos proporcione bienes y nos asegure el día del juicio y nos aposente en la casa de la honra.» Oración para el martes. «Alabado sea Dios, alto soberano en sus obras y en su voluntad, que delibera sus juicios y su ordenación, eterno en su soberanía y en su reino, excelso en perfecciones y bienes, que sin patrón da la figura a sus criaturas

y reparte

los alimentos sin pedir

ayuda

ni favor

y arregló las obras de la Creación sin que hubiese quien le ayudase, por la sola obra de su potestad soberana y su ciencia escrutadora.
»

distribuyó lo ordenado

Confieso que no

hay

otro Señor que Dios único,

que no tiene copartícipe, a fin de que este testimonio me sirva para conseguir su aclaración y su palabra y sea firme con él su razón. Y confieso que Mahoma es su siervo y su mensajero, enviado con la guía elocuente y con el Alcorán verdadero, a su grey ignorante, la cual adoraba a los ídolos, hacía imágenes y las servía como a señores, por donde desengañó al fuerte, alumbró al flaco, publicó la regla y ensalzó la guía de la verdad. »¡Señor Dios! Yo te tributo alabanzas por haberme criado hombre cumplido, y por haberme proporcionado seguro alimento', y por el bien que me has hecho. Pídote que me hagas merced de la bendición

88

de este día, y que hagas en él duraderos el gozo y la alegría, que apartes de mí en él todo mal y perdición, y que dirijas mis acciones, y seas contento de mí y de mi padre y de mi madre, y no nos castigues por nuestras malas obras, pues tú eres omnipotente.
>

Oración para

el

miércoles.

— «Alabado

sea Dios,

loado por sus perfecciones, ensalzado por su honra y su realeza, eterno en su señorío y en su
existencia, justo en sus juicios

y en su gobierno, que crió todas las cosas con su c'encia, y con su poderío proveyó de alimento a los vivos. » Confesamos que no hay Señor sino Dios solo, que no hay Señor sino él, y que no tiene copartícipe, a fin de que este testimonio nos obtenga el gozar de su inmutabilidad y su eternidad. Confesamos que Mahoma es su siervo y su mensajero, enviado con la verdad y puesto en el paraíso para regocijo de los temerosos, y para amenazar con el fuego a los que traspasan sus mandamientos. •s>¡Señor Dios! Yo te tributo alabanzas porque das el alimento de tus instrucciones y provees a tus siervos con la abundancia de tus perfecciones, y no te muestras avaro de tus gracias, y por lo que eres y por el vehemente deseo que nos has infundido en orden a codiciar tus perfecciones; te alabo por lo que has puesto en mí de tu firmeza. Sé contento de mí y de mi padre y de mi madre, así como estás contento de los buenos. Y defiéndeme a mí y a ellos del fuego y de su tormento, y no nos apremies a la hora de la cuenta, sino que ésta nos sea ligera; ni nos prives de tu cumplida recompensa.» Oración para el jueves.— «Alabado sea Dios, a

-

89

quien pertenecen las alabanzas todas, seflor de la tierra y del cielo, criador de las criaturas, ordenador de las noches y de los dias, que a toda cosa extiende su piedad y todo lo crió con su ciencia, extendiendo el bien a todas las cosas con su poderío, que a todo sobrepuja; las per-

fecciones de sus obras y el esplendor del mundo demuestran que él es hacedor de todo cuanto existe,

y que todos los seres creados son pregoneros

de su gloria.
^Confieso que no hay señor sino Dios solo, que no tiene copartícipe: testimonio preceptuado por la divina ley que no puede fallar; y confieso que Mahoma es su siervo y su mensajero bienaventu-

rado, su profeta escogido
sión^

y

purificado,

fiel

a su mi-

enviado para que fuese guía de las criaturas salvaguardia de sus derechos; que hizo mantey ner la religión verdadera y la creencia en la mansión de la bienaventuranza y guió por el camino recto a todos los hombres. ¡Señor Dios! Yo te tributo alabanzas por haberme criado, dado alimento y enseñado las verdaderas creencias. Pidote que te des por contento de mí, y de mi padre y de mi madre, pues tú te das por contento de los temerosos; y que me des alimento a mí, avecindándome con ellos en la vecindad de los profetas. Por tu piedad, ¡oh el más piadoso de
y>

los piadosos!»

Oración para

el

viernes,

— «Alabado

sea Dios,

franco y honrado, que nos crió con su ciencia, nos proveyó con sus gracias y nos procuró sus hermosos bienes. Confieso que no hay señor sino Dios
solo,

que no tiene copartícipe, y que

Mahoma

es


su siervo

90

-

y su mensajero escogido y purificado, y

elegido profeta.

^¡Señor Dios! Yo te pido el bien de este día y el que está después de él, y que me permitas hacer buenas obras, me favorezcas de suerte que obtenga recompensas, y te des por satisfecho de mí, y de mi padre y de mi madre, y que hagas bien a mi y a ellos, y que nos reunas a mí y a ellos en el paraíso glorioso.»

Oración para el sábado. «Alabado sea Dios, que escucha desde la excelsitud de su trono, el primero en antigüedad, que resucita los muertos, criador del sementero, regulador del tiempo, con
el

to

cual se unificaron el señorío y la eternidad, jusen su justicia y gobierno, que todo lo abarca con

su franqueza y sus donativos, y que con la muerte y el fin vence a todos los seres criados. Confieso

que no hay señor sino Dios solo, que no tiene copartícipe, y que Mahoma es su siervo y su mensajero, enviado con la revelación resplandeciente y con la razón que vence. Suplicóte, ¡Señor Dios!, que me hagas vivir con arrepentimiento acepto a tus ojos, pues eres omnipotente.»

Oraciones en los distintos meses del año muEn los rituales moriscos se exponen (1). las distintas solemnidades del año islámico, envolviendo en una misma exposición así las oraciones como las otras prácticas de ayunos y limosnas que a la vez se celebraban. Reservando el dar cuenta

sulmán

(1)

MBN,

n.° 5306 (sa.

Gg.

85),

fol.

1-14.-MBCEH,

n.° xxviii, fol. 114 v.**-141 v.°

de estas prácticas en
el

91

-

lugar correspondiente, pa-

que se recitaban en determinados días o solemnidades de los distintos meses, señalando al mismo tiempo el carácter, obligatorio o voluntario, con que eran recitadas
las oraciones

samos a describir

tradicionalmente.
el primer mes del año cómputo de los musulmanes, para el cual se tomó como punto de partida la huida de Mahoma desde la Meca a Medina (16 Julio 622 de J. C). Como indica su etimología, es el mes de las prohi1.®^

mes: Moharram. Es

en

el

biciones por excelencia; durante

él, los

creyentes

han de abstenerse de todo pecado, pues el cometido en este mes es mucho más grave a los ojos de Dios que el cometido en el resto del año, así como
no, onición,

toda buena obra que en forma de limosna, ayuetc., se practicare, es mucho más acepta a Dios y remunerada con mayor galardón,

que

la

practicada en

el resto del año.

El día 3 de este

mes era

Pciscua, es decir, fiesta,

y se celebraba con grande solemnidad. Día 10 (de Axura) (1). Creían los moriscos que
Se llama de axura {si9^)f según algunos comenporque en tal día Dios dispensó extraordinarias mercedes a diez profetas: perdonó su pecado a Adán, y a Noé; que pidió por los infieles; elevó a Enoc a lugar excelso, sauó de la lepra a Job, sacó a Jonás del vientre de la ballena, salvó a Abraham del fuego del rey Nemrod, devolvió la vista a Jacob, salvó a José cuando se hallaba en la cisterna, perdonó a David sus pecados y devolvió a Salomón el poderío de su reino. MBCEH, n° lv, fol. Gl v.°- Según otros comentaristas, los profetas y hechos a los cuales se alude, son: 1.°, Moisés, por haber sido salvado de las aguas; 2.°, Abraham; 3.°, Salomón, por haberle sido restituido su anillo; 4.°, Adán;
(1)

taristas,

en
él

92

obraba siempre Dios muchos milagros y maravillas, dispensando gracias y mercedes a los creyentes de la grey de Mahoma. Entre la hora del mediodía y la de la tarde, se practicaba oración de cuatro inclinaciones, previas la purificación y la ablución, leyendo en cada inclinación el capitulo I «Alabado sea Dios» una vez, y el capítulo

CXII «Di: Dios es uno», cincuenta veces, y se hacían dos salutaciones. 3.^^ mes: Rebi el i.° El día 12 era fiesta para los moriscos, porque en él había nacido el profeta Mahoma. Los rituales la recomiendan en estos términos: «Guardad este día como Pascua y servid a Dios en él cuanto podáis con buenas obras, y acrecentad en este día vuestras oraciones en favor de nuestro profeta Mahoma lo más posible, diciendo: «¡Oh Dios mío! Bendice a nuestro señor Mahoma y a su pueblo.» Y comenzad a practicar esta oración al anochecer hasta el siguiente día a las diez, y encended candelas cuantas podáis en las mezquitas y en vuestras casas en aquella noche, porque así serviréis a Dios, y por ello os dará cumplida recompensa, y alcanzaréis el amor y la protección del profeta Mahoma en este mundo y en el otro.> 7.° mes: Eacheb^ llamado mes de Dios. Durante él habían de practicarse treinta inclinaciones de oración (diez al principio, diez al medio y

5.", David; 6.°, Idrís o Enoc; 7.°, Job; 8.°, Jonás; 9.°, Noó, por haber sido preservado del diluvio; 10.*', .Jesús, por haberle preservado de ser crucificado por los judíos (según la creencia musulmana). Tal es la creencia de los marroquíes, según Moulieras. Doutté, L'Islam algerien, p. 97.

suyo es el imperio. dando la salutación después de cada dos inclinaciones. entre la puesta del sol y la no- che.». que comienza: «Di: ¡oh infieles!.». con las manos levantadas: «¡Oh Dios mío! Perdóname a mí y a mi familia.». setenta veces por la mañana y otras tantas por la tarde. Acabada la oración. leyendo en cada mes una se practicaban. tres veces el capítulo CIX del Alcorán. Asimismo. serviría de mérito en el día del juicio para obtener el paraíso... cender el capítulo doce veces. y añadiendo. y otras tantas CXII: «Di: Dios es uno».» una vez. A la práctica de las treinta inclinaciones antedichas iba aparejada la promesa de muy rico galardón.. se decía: «Alabado sea Dios....» En la noche del primer viernes de este mismo diez al fin del mes). etc.» una vez y el XCVII.. leyendo en cada el capítulo capítulo I «Alabado sea Dios.. señor del universo». se decía: «No hay más que un solo Dios que no tiene quien le iguale. fundada en el dicho de Mahoma.. y con las manos levantadas hacia el cielo. alcanzaba la misericordia de Dios quien todos los días de este mes pedía a Dios perdón por sus pecados. y otras tres veces el capítulo CXII: «Di: Dios es uno.. que comienza «Hemos hecho desel Alcorán. dando saluta- . pasando las manos por el rostro. y se imploraba de él el perdón de los pecados y el socorro de las necesidades.lo I 93 - una el capítu«Alabado sea Dios. diciendo: «Pido perdón a Dios y vuelvo a él por la penitencia».» Seguidamente. doce inclinaciones de oración. de que la lectura cien veces repetida del capítulo CXII «Di: Dios es uno» en todos los viernes de este mes. suya es la gloria.

leyendo en cada una de aquéllas el capítulo I «Alabado sea Dios» una vez y el capítulo CXII: «Di: Dios es uno» diez veces. y que. ten misericordia y lo pasa por alto que tú conoces. se hacía prosternación en la esterilla. pues ciertamente tú eres excelso y noble. prosternándose en la esterilla o alfombra. Creíase haber manifestado Matal oración le eran perdonados todos sus pecados.» Después. llamado mes del profeta Mahores de su grey. En noche que precedía al 15 de este mes se practicaba la oración del bien. en el día del podría interceder ante Dios por 70 pecadoademás de disfrutar otras recompensas cuya excelencia sólo Dios podía concebir. y. diciendo: «Bendice. se añadía: «¡Oh Señor! Perdona. y veinticinco veces el capítulo CXII del Alcorán: «Di: Dios es uno. se añadía: «¡Oh el Ser digno y puro por excelencia! ¡Señor de ángeles y de los espíritus!» Terminada la prosternación. 8. era devoción practicar oración de cuatro inclinaciones. después de lo cual se rogaba a Dios por las necesi- homa que a quien practicaba juicio.» Repetíase la prosterna- ción y la oración ya indicada otras setenta veces. la cual consistía en hacer cien inclinaciones con cincuenta salutaciones. dades particulares. ¡oh Dios mío!. se decía. al levantar la cabeza: «Dios es los muy grande».° mes: Xabán. ma. se hacia otra en honor del profeta Mahoma. leyenla . En la noche vigésima séptima del mes. al bienaventurado profeta Mahoma y a su pueblo». en cada una de las cuales se leía el capítulo I «Alabado sea Dios» una vez. y estando recostado en el suelo. Al acabar esta oración.94 ción de dos en dos inclinaciones.

° y 153. todas las oraciones voluntarias (2). fol. 102 v. lo mis- de axefi y la de algüitri^ y. la llamada aZ¿£c/'aa (¿^l¿¿51|?). (2) V. especialmente consagrado por los musulmanes a la penitencia y al ayuno. además de las obligatorias que se practicaban en la forma acostumbrada. el CXIII «Busco refugio junto al Señor de la aurora» y el capítulo CXIV^ «Busco refugio junto al Señor de los hombres*. 77-78. (3) . En este mes.— do entretanto capítulo el 95 I — «Alabado sea Dios». ps. en general. y una vez las palabras «No hay fuerza ni poder sino en Dios el excelso y noble». p. V. se levantaba la cabeza y se decía recostado: «Pido perdón a Dios» (o «Dios me guarde») cien veces. En la noche vigésima séptima del mes. que constaba de diez inclinaciones (arracas) con cinco salutaciones: cecapítulo CXII «Di: Dios e3 uno». conocida con el nombre de leila alcadri^ en la cuíil creían los moriscos— de conformidad con lo que losenseña el Alcorán. XCVII (3) — que Dios había rela mo que (1) MBCEH. eran muy frecuentes las oraciones voluntarias. Terminado esto.° ni. 9. el capítulo lebrábase esta práctica individualmente. era costumbre practicar.^ mes: Ramadán^ que también es conocido con el nombre de mes del pueblo del profeta Mahoma (1). n. después de la oración de la noche y antes de la de dlgüitri. a contar desde aquel en que había aparecido por la tarde la luna de Ramadán. En todos los días de este mes. 48. siete veces cada capítulo.

se recitaba la fórmula de bendición y se daba la salutación. «Di: Dio3 es uno». En la noche vigésima nona. a Adán. a Israfil. después de haber hecho ablución. a Eva y a todos les profetas».» y siete veces cada uno de los capítulos CIX. en cada una de las cuales se leía una vez el capítulo I «Alabado sea Dios». CXIII y CXIV.. Después de cada dos inclinaciones.. a los portadores del trono divino. Practicábase esta devoción en el primer tercio de la noche. ya cumpliendo oraciones obligatorias retrasadas.. y que en ella Señor decretos inmutables para el gobierno del mundo durante todo el año.96 velado a Lihro sagrado. ora siguiendo al alfaquí en la lectura alcoránica. durante la cual se decía: «En el nombre de Dios clemente y misericordioso. ex. y. se decía la fórmula de bendición y se daba la salutación. se hacía la prosternación. «Busco refugio junto al Señor de la aurora» y «Busco refugio junto al Señor de los hombres». CXII. Seguidamente. a Miguel. se practicaba oración de dos inclinaciones. ¡Oh Dios mío! Reel Mahoma también emitía el . cien veces el capítulo XCVII que empieza «Hemos hecho descender el Alcorán. que respectivamente comienzan: «Di: ¡Oh infieles!». ya haciendo oraciones voluntarias de dos inclinaciones en número indefinido. la oración voluntaria const¿iba de cuatro inclinaciones.» y veinticinco veces el capítulo CXII «Di: Dios es uno». acto seguido. era costumbre permanecer orando.. en cada una de las cuales se leía el «Alabado sea Dios. haber dicho «Ensalzado sea Dios» diez veces y recitado la oración «¡Oh Dios mío! Bendice a Gabriel. «Cuando alcancemos la ayuda de Dios y la victoria».

aveces. es decir. tú eres el perdón. 71. se rogaba al Se- ñor por las necesidades particulares. A continuación. En él debía hacerse la oíación especial. en honor tuyo.» 10. (1) . practicábase. pues. pue^?. La promulgación del Ramadán es lo más grande entre tus bendiciones. al siervo que no fué constante en adorarte. al siervo que no cumplió contigo la obligación del ayuno. La paz sea contigo.- 97 - cibe mi ayuno y ten misericordia de mí quebranto. y con tu alimento me desayuno. Por ti ayuno. y. según el rito ya explicado (1). la la alixfaa e ininedíatamente des- pués de oración llamada de la despedida de Ramadán^ mente idéntica a la de leila alcadrif anterior- descrita. hombres y mujeres. V. y se atiene. por razón del que ayuna. añadiendo.° mes: Xaual. propia de esta pascua. ¡Oh Señor del universo!» En la última noche del mes. p. Desde la publicación del Ramadán he obrado rectamente con quien cumple para ti los preceptos del Alcorán. a las prescripciones del presente mes. El Señor tenga misericordia de ti y de nosotros y de todos los muslimes y creyentes. vivos y muertos. además de ella. aquella en que aparecía la luna que señalaba el fin del ayuno y el comienzo de la Pascua de Ramadán. La paz sea contigo. por razón del perseverante en tu servicio. Concédeme. El día primero de este mes era la Pascua de Ramadán o ruptura del ayuno. y lo más excelente entre tus perfecciones. tu perdón y perdóname. la siguiente oración: «¡Oh Dios mío! En verdad. Dispensa.

ya a otra hora cualquiera. desde la oración del mediodía del 10 hasta la del alba del día 14. Es de notar que durante los tres días en los cuales se degollaban las víctimas.^ raes: Dulhicha. (1) V. ya se practicase a la hora conveniente. es decir. p3. como ya se ha explicado (1). era obligatorio decir tres veces «Dios es muy grande» después de cada una de las oraciones obligatorias por ley divina. 74-75. Estas oraciones de ambas Pascuas eran obligatorias por tradición. El día 10 era la Pascua de Carneros o de los Sacrificios. y en él se practicaba la oración del mediodía. en la misma forma que para la Pascua de Ramadán.los 98 - 12. .

por ejemplo.CAPITULO VIII Oración: PARTE SEXTA. adoa del arnés. Plegarias (adoas). Seguidamente publicamos el texto de cierta pie- . cuyo contenido común viene a ser la invocación de la piedad de Dios. debieron de ser recitadas. las conocidas con ios nombres peculiares de los siete alhaicales. Al texto de las mismas suele acompañar el comentario de los extraordinarios méritos que iban anejos al acto de recitarlas. — Abundan en los latorias de corta extensión. mismos devocionarios las jacuy en los manuales li- túrgicos para uso de los alfaquíes no faltan algu- nas plegarias que. En los devocionarios usados por los moriscos existen algunas plegarias. por su mayor amplitud y la relativa sublimidad de concepto que las caracteriza. a lo que parece. en las prácticas devotas de los alfaquíes y otras personas de mayor perfección religiosa que el común de los fieles. en lo cual se descubre frecuentemente el cai'ácter algún tanto supersticioso que las distinguía. adoa essahifa. tras la enumeración de los varios atributos divinos. etcétera.

n. en la cual se recuerdan las gracias con- Mahoma. — «/O/i Dios mío! Tú dijiste (y tu los pepalabra «Rogadme. Plegaria para pedir a Dios el perdón de cados (1). por las excelentei oraciones que a ti elevó después de su pecado. en virtud del es verdad): cual por obra de tus manos y le infundisy ante él se prosternaron tus ángeles. donaste su pecado. . a pesar de su extensión. 130-13S. que muestres tu piedad y bendición^ tu gracia y tu a. BíiAH.' te pido. por la gracia y amor que mostraste a Enoc. y por las buenas oraciones y servicios que te hizo. fol. por todo lo que antecede. padre de todos los hombres. porque ilustra bastante acerca de las creencias bíblicas de los moriscos. y que les protejas.° 17.- 100 - garia. y por tu mandato lo constituíste en morador de tu venturoso paraíso. y os responderé. y porque escuchaste su plegaria y te apiadaste de sus lágrimas y perlo criaste te tu espíritu. y vinos.* ¡Señor! Ruégete por la gracia y el amor que derramaste en Adán. cedidas por Dios a los personajes bíblicos y a se invocan la piedad y el perdón di- La insertamos íntegra. además de dar idea cumplida de sus prácticas devotas. ¡oh el de los piadosos. Señor del mundo!» «¡Oh Dios mío! Por la gracia que concediste a Noé. por lo cual salvaste del diluvio a él y a cuantos le acompañaban.nor en favor de Mahoma y más piadoso de los suyos. y por las alabanzas que te tributó estando en el arca. por las cuales lo honraste h^ista (t) MCG. ¡oh Señor!.

o f Islam.» que.— elevarlo al cuarto cielo 101 - por la gracia y amor que derramaste en Abraham. Dict. voz Nimrod. y que la hoguera quedó transformada en hierba aromática. y porque le prometiste (cu¡npliéndolo después) que de él saldrían doce príncipes que multiplica- como las estrellas del cielo y las arenas del mar. se convirtió en un viento odorífero. Era él veri dice y profeta. Hughes. ocupó llamada estación de Abraham o sitio el patriarca durante la construcción del templo de la Caaba en la Meca. de ídrís [Enoc]. blime. unos dos mil idólatras fueron consumidos por él. por las cuales lo salvaste del fuego de Nemrod (3). Los rabinos consideran a Nemrcd como el persegui(3) dor de Abraham. egün algunos escritores. y habiéndole prendido fuego. aunque aquél soplaba con tal fuerza que. ¡oh Dios y Sefíor mío!. ruégote. 434 . ardió con tal furia que nadie Fe atrevía a acercarse. no quemando el fuego sino las cuerdas con que Abraham fué atado. según tradición. y rellenado de gran cantidad de madera. . y por las buenas oraciones y alabanzas que te hizo entibe el rincón y el paramento (2). del cual fué preservado por el ángel Gabriel. que rían su linaje el Se lee en el Alcor. XIX. p. y por lo mucho que lo bendijiste. . tomándolo por amigo (1). Nosotros lo hemos elevado a un lugar su(1. de tu distinción. 57 y 53: «Habla también [dice Señor a Mahoma] en el Libro. salvándolo del degüello. Abraham fué atado y metido en una máquina (que se cree invención del diablo) que lo arrojó en medio del fuego. por orden de Nemrod. (2) Lugares de la . fué rodeado un largo espacio en Cusa. y por las prosternaciones que te hizo entre las dos peñas. que fué enviado en su auxilio. Añaden los comentaristas que habiendo el fuego perdido su calor por respeto a Abraham. y los comentaristas de Mahoma refieren que. por la gracia que concediste a Ismael.

y porque le sacaste de la cisterna y de la cárcel y lo hiciste señorear en tierras de Egipto. te pido. y por las buenas oraciones que éste te hizo cuando perdió a su hijo José. ¡Señor Dios!. por la merced que hiciste a sus oídos de oír tu palabra.!» «¡Oh Dios mío/ For la. ¡oh el más piadoso. con las cuales te tributó muchas alabanzas y en cuya virtud le mostraste tu piedad. hasta que por su plegaria le oíste. y de mi padre y de mi madre. y a sus ojos de ver la luz de tu grandeza. ¡oh sobremanera piadoso!. y le devolviste la vista. y lo salvaste lo mismo que a los de Israel en la mar. etc. por la gracia que concediste a Aarón. le ayudaste y le reuniste con su hijo después de ochenta años. alabanzas y servicios que te hicieron. rogándote con gran devoción y constancia hasta que rogando y llorando se cegaron sus ojos y se entristeció su corazón. que te apiades de nosotros y nos perdones por obra de tu inmenso poder. y de la grey toda de Mahoma. y por las buenas oraciones que te hizo en la Casa santa. por todas estas excelentes gracias y pruebas de amor que diste a todos estos profetas. y en la cárcel en que se halló por espacio de siete años. ruégete. y porque hablaste con él sin intérprete en el monte Sinaí. y por las oraciones. gracia que concediste a Jacob. ¡oh el más piadoso etc.!» «¡Señor Dios! Por las peticiones que te hizo José en la cisterna en que le habían lanzado sus hermanos. y te ruego que me perdones y te apiades de mí.102 perdones y me ayudes. ¡Señor Dios!. y que j me . se adelgazaron sus ojos y demacraron sus carnes. que ilumines mi corazón y cumplas mi ruego en tu servicio.

XXI. ¡oh el más piadoso ra del y ^ etcétera. como quien se halla sumido en el dolor y el pecado.. ¡Señor Dios!.. ^¡Señor Dios! Por la gracia que concediste a Day por las buenas obras y plegarias que te hizo a] cuando pecó [exponiendo Alcor. y pone en ellos su corazón y devoción. perdónanos nuestros pecados y a nuestro padre y madre.!» «¡Señor Dios! Ruégote por las buenas oraciones que te hizo Job (2) cuando lo sometiste a pruebas de dolor. etc. tres. y por ellas escuchaste sus gemidos y le quitaste su quebrunto. nes acerca de la duración de los sufrimientos de Job: unos asignan catorce años. 83: «Acuérdate de Job cuando exclamó a su Señor: He aquí la desgracia que me alcanza. más piadoso. etc. Hughes. y otros exactamente siete años. .» Difieren las tradicioAlcor. y dijiste en tu honrado Alcorán que. 143-144. Dict. voz Job. siete días. siete meses y siete días. otros. otros. of Islam. le hubieses hecho morar en el vientre del pez hasta el día del juicio (1). siete meses y siete horas y en este tiempo te hizo muchas buenas oraciones..» » 103 los ¡oh el al amparo de tu piedad en tu paraíso. 249. oye nuestras oracioues y apiádate de nuestros gemidos. mas tú eres el más compasivo de los compasivos. la muerte a Urías. p. ¡oh el más piadoso. y (1) (2) XXXVII. por las cuales lo sacaste a la anchu- mundo y a su espacio. a no haber sido él de los que elevaban hasta ti sus plegarias.! vid. treca. y estuvo enfermo siete años. ¡Señor Dios! apiádate de nosotros y perdónanos..! «¡Señor Dios! Por las gracias y alabanzas que te pongas tributó Jonás «fuera y dentro» de la angostura del vientre del pez.

etc.. ps. (pues tú eres el mejor de los dadores). 238-239. en las cuales te pidió que le dieses el señorío. 82. oye nuestras oraciones cumple nuestros ruegos. . perdona nuestros pecay dos y alivia naestra situación. los genios y los vien- ayúdanos. La palabra car ?i (cuer no) tiene asimismo la significación de extremidad. en atención a las cuales mandaste parcxr el sol en el firmamento hasta que hubo vencido a sus enemigos. ¡Seño?' Dios!. etc. perdónanos. Esta palabra es empleada en el Alcorán. I» «¡Señor Dios! Por la gracia. a fin de que por tu piedad nos empleemos en tu servicio. cuya historia se relata en el mismo pasa je. (1) (2) Alcor. y con la de Dulcarnain parece aludirse al conquistador macedonio.!» «¡Señor Dios! Pídote por las buenas oraciones que te hizo Josué. ¡oh más piadoso. para designar a Alejandro Magno. ¡oh el más piadoso. y por las buenas oraciones que te hizo Daniel cuando lo lanzaste en la cueva de los leones. y le diste a señorear las gentes. 155. señorío y sabiduría que otorgaste a Salomón y por las buenas oraciones que te hizo. Literalmente «poseedor de dos cuernos». y por las oraciones que te hizo Sálih cuando le sacaste a la camella de la peña viva (1). Le Koran.. por haber sometido el Oriente y el Occidente.— 104 le le el porque. XXYI. Elias y Dulcarnain (2) cuando iba conquistando el mundo de saliente a poniente para someterlo a tu sertos. al tributarte alabanzas. XVIII. y que éste a nadie sino a él correspondiese. y por todo lo que te rogaron Set. consolaste y ofreciste perdonarle su pecado. Abel. Kasim.

pues tú te complaces en escuchar las oraciones de los suplicantes » ídem. donde le vino el parto «cuando se vio en grande aprieto y miedo porque los judíos le querían matar*. dieron junto al tronco de palmera. 105 - y Aljádir (1). XIX. III. a quien se atribuye el haber encontrado la fuente de la vida. que te hizo en su oratorio y en la Casa santa y debajo de la palmera (5) [datilera^ según el texto aljamiado]. 33: «Zacarías se puso a rogar a Dios: concéleme una posteridad bendita. y por la gracia que concediste a (1) Aljádir.» . 37: «Los ángeles dijeron a María: Dios (4) te ha escogido. ^ XXr. IIl. Es un perso el naje misterioso. y por Lis buenas peticiones que éste te hizo en la Casa santa cuando criaba a María. bebido de sus aguas y adquirido así la inmortalidad. y por las buenas oraciones ría (4).» ídem. 74: «Hemos dado a Lot el poder y la sa- biduría: le salvamos de la ciudad que se entregaba a las abominaciones. XVÍII. es considerado por los no es contado en a los israelitas. él te ha elegido entre todas las mujeres del universo. y por la gracia que concediste a Maa quien nombraste. escogiste y honraste sobre todas las mujeres. (2) Alcor. 59-81. y por lo que te rogaron Lot (2) y Zacarías (3). 23: «Los dolores del parto la sorpren(5) (3) ¡Señor!. y haciendo que muriera sin pecado.» ídem. de quien se habla en el Alcor. y por lo cual el fin del por la gracia que otorgaste a Juan. te ha hecho inmune de toda mancha. Kasim. a quien diste la sabiduría siendo niño.. ya ya a los pueblos ele la Arabia.— vicio. Le Koran^ p. aunque número de los qae faeron enviados. a quien concediste la sabidu- y por las buenas peticiones y oraciones que te hizo debajo de las ondas del mar y fuera de ollas. mahometanos como profeta. le diste la vida que ha de durar hasta mundo. 238. ría..

querido. y porqu'j hacía Jesús^ por obra de y soplaba en ellas y volamismo poder resucitaba a los muertos. 43: «. su madre. hijos de Israel. ayúdanos y perdónanos nuestros peca dos. por permisión de Dio?.Jesús. y se prosternó en cierto sitio de su orato- tu poder. ¡Señor Dios!. y. 1: «Gloria a aquel que ha transportado. mejorado y ensalzado profeta Mahoma. ciertamente. sino que lo alzaste aún a más elevados honores y gracias. El les dirá: vivo. y por lo que te pidió y te rogó e hizo oración. (2) durante la noche. para hacerle ver nuestros milagros. y lo pusiste como jefe de los profetas y el principal de tus mensajeros. amado.» Según tradición musulmana. III.. y de tu espíritu se engendró sin corrupción de varón. ¡oh el más piadoso^ etc. diciendo: «Sé». formaré de barro la figura de un pájaro. y no lo mataron.!» «¡Señor Dios! Pídote por la gracia y amor que dispensaste a tu escogido. hecho y por hacer. Mahoma fué . para honra suj^a... aves de barro ban (1).» ídem. a su servidor desde el templo sagrado de la Meca al templo lejano de Jerusalén. y por todas las buenas oraciones que te hizo cuando se vio en miedo y tristeza al ser perseguido por los judíos. Dios lo oye y lo ve todo. cuyo recinto hemos bendecido. el pájaro será (1) Alcor. y en virtud de tu Jesús será su enviado para los vengo a vosotros acompañado de los signos del Señor. soplaré sobre él. y porque perdonaste su pecado. 106 — y luego inspiraste en María. con tu poder le ayudaste y lo pusiste en lugar elevado. al que escogiste sobre todos los hombres. y. XVII. y lo mejoraste con las oraciones en favor de los pecadores de su grey el día del juicio y con el grado de la altura (2).

. el ángel de la muerte. el encargado de «soplar en la bocina el soplo del miedo y de la muerte y el soplo de la resurrección». y en la honrada Casa de Meca. Cfr. (2) La grafía correcta es Azarail. con aquellas mismas te ruego con gran devoción. sintiendo gran temor hacia ti. y por la gracia que concediste a Grazarail (2). inclinados y prosternados. Colinas de la Meca. quebrantado mi corazón. y por las oraciones que te hacen en pie y encorvados. aunque mis peca- transportado a las regiones celestes por bre el ángel Gabriel so- uoa caballería llamada Borac. a quien honraste y distinguiste con el mensaje de tu revelación a los prorio. estoy para" do a tu puerta como triste mendigo. . p. que la tradición representa como un ser alado de figura de mujer. y a todos los ángeles de los cielos que te prestan servicio verdadero. y por la gracia que concediste a Israfil. situadas a unos 500 metros de Sic. perdónanos. y a fetas.107 y en la ciudad de Yatreb. y en el monte de Arafa. ¡oh el más piadoso. supra. y entre las dos colinas de Safa y Merua (1).0X1 todas las gracias que concediste a todos los profetas que te ro- garon. cuerpo de caballo (1) y cola de pavo. con lágrimas en los ojos. oraciones y alabanzas que elevan hasta ti todos estos ángeles.. y por la gracia que concediste al fiel Gabriel. et- cétera. encargado de recibir las almas. quejumbroso en presencia de su gran necesidad. 85.!» «¡Señor Dios! Pídete y ruégete por todas las plegarias. distancia una de otra. ¡oh sobremanera piadoso! ¡oh Dios !\ 0. los portadores de tu trono y a los ocho ángeles querubines santificados por ti y de ti muy amados.

tú. No hay otro grande sino tú. tú. el cautivo. ni tus gracias para rogar ni pedirte perdón con ellas. quien da. y yo. el flaco. y por tu sublimidad y tus gracias sin cuento. infra. el envilecido. y yo. y yo. ¡Perdóname^ Señor del mundo!» «¡Señor Dios! Ruégete por las cinco oraciones que a en los nombres. tú. tú eres el Hacedor. quien perdona. el pobre. ¡oh sobremanera piadoso! ¡oh Dios! Tú eres el piadoso grande. y por la gracia y bendición que concediste a las ciento catorce azoras de tu honrado Alcorán. perdóname. y yo. tú.— dos son grandes. y por el más cumplido y distinguido por obra de tu poder [el profeta Mahoma]. y por el más amado a ti. y tu nombre el más secreto. yo. así como a mi padre y a mi madre. señor. el y yo. y por el ensalzado en tu poder en su condición. tú. aquel que más amas y con el cual deseas que se te invoque y al que va aneja la satisfacción de lo que se pide. y colócanos en tu venturoso paraíso. el pecador. y por todos los buenos nombres (1) que te son propuesti se hacen en el día y en la noche. el rey. quien pide. no soy digno ni me pertenece nombrar con mi lengua tus santos nombres. <t¡Señor 108 - mucho más grande es tu piedad. y el rico. 111 y sigs.» «^¡Señorf Ruégete con todo lo que te rogaron los ciento veinte y cuatro mil profetas. el hecho. que hiciste superior a todas las criaturas. y yo. . tú. el servidor.» Dios! Vengo a ti arrepentido de todos mis pecados. el recio. tus cielos y en la tierra. el honrado. y por todos (1) Cfr. ps. y por tu nobleza. tú. y condúceme a lo que tienda a amarte y servirte. y yo.

!» «Con las mismas palabras que tolos estos te ruegan. en la mar y en la tierra te ruegan «rogarlas» grandes. en unión de los pecadores que temen tu pena y confían en tu perdón. y los del escabel de tu trono. y por todos los que te loan. y por ser sus súplicas justas y dignas de ser oídas en tu poder. que lo y por todos tus siervos de la tierra. y de tu trono. que en los alminares y en las rábidas^ en los montes y en los valles. los juntos y los castos. y sea defendido del fuego del infierno y de su castigo y del tormento de la fuesa y de la soledad del día del juicio. etc. en el soportan con sus cuellos. y que no me aqueje cosa alguna.!» «¡Oh Dios! Ruégete que purifiques mi corazón en tu servicio y obediencia. los [ángeles] portadores en la Tora. escuchas sus quejas. y por lo que revelaste a las gentes y lo que no les revelaste. ¡Sefior Dios! perdónanos. y del espanto del asirat y de todos los otros temores que me amenazan. hasta que yo no sienta placer sino en servirte y ensalzarte en todas mis obras. y por todos los nombres con los cuales te alaban todos los ángeles de los cielos. ¡oh el más piadosOj etc. ¡oh el más piadoso. que no caiga después en el descreimiento. queriendo que permanecie^se encerrado en el secreto.!» «¡Oh Dios! Pídete que me des buena creencia.— tos 109 - Evangelio. y perdonalos escogidos cercanos a ti. das y apiadadas. en los Salmos y en tu honrado Alcorán. te ruego que me perdones. ¡oh el más piadoso. por donde alcance tu honra y tu perdón. que sea mi corazón regocijado.de tu poder. y sea yo con- . etc. sino lo que tú me ordenaste.

y todo pensamiento pavoroso y toda angustia. presente y no ausente. ¡oh Dios!. mo)'! ^¡Oh Dios! ¡Oh S de la adversidad y de toda tristeza. ¡oh sobremanera piadoso!^ <í¡Oh Dios! Ya está seguro mi corazón de que no puede ser destruido estando tú conmigo. etc.!» .!» <f¡Oh Dios! el más pia- Pídete por el poder y el saber de tu gracia. vencedor y no vencido.!» «¡Oh Dios! Haz que sea el mejor de mi vida el día venturoso en que me presente a ti. ¡oh' el haz que sean verdaderas mis palabras. pon acierto en todos mis pensamientos y negocios.— tentó con lo que lio — y alcance con ello el ensalzamiento de tu honra en este mundo y en el otro. ¡oh doso^ etc.» Cercano y no alejado. pues tú eres el omnipotente y el disipador de la angustia. y la sacas de aqueoscuridad a la claridad y a la anchura del mun- do y de su espacio. Mi necesidad es muy grande. ¡oh el más piadoso^ etc.!» «¡Señor! Seguro está mi corazón de que no ha de des. y ella sea. me ser destruido siendo tú su defensor. y para ti es cosa muy pequeña y muy libre de cumplir. cualquiera que más piadoso^ etc. ¡Señor! Satisface mi petición y mi deseo en lo que atañe a tu servicio. y defiéndeme de todo pensamiento de este mundo y del otro. ¡oh el más piadoso. pidote que disipes la tristeza que hay en mí y la que habrá. Apiádate de mí con tu misericordia grande. ¡Señor! Tú eres mi confianza. pues conoces mi necesidad y eres poderoso para satisfacerla. con la cual haces que se engendre la cria- lla tura en el vientre de su madre.

n. 137). y sobre todos Señor de las gentes. pues tú eres el perdonador cumplido y piadoso. fol. a todos los muslimes «y muslimas». los temerosos. purificaciones. lo cual se explica por la semejanza de idea que existe entre los varios sinónimos árabes cuyos matices delicados (1) MBN. inclinaciones... y.« . 24-33 v. cétera. prostern aciones. Advertirá el lector que un mismo nombre se repite varias veces en la letanía. cada in- vocación va acompaiíada de una breve súplica en consonancia con el especial atributo de Dios que en cada una de aquéllas se invoca.» los buenos y mensajeros de Alá. perdónales lo que menoscabaron de tus derechos. así biste de tu profeta Mahoma.» «La salvación de Alá sea sobre nuestro caudillo Mahoma el honrado. plegarias. y que todo el que comprendiese su significado y los recitase de memoria entraría en el paraíso. Gg. que oyes €¡Scfior Dios! la oración.!» Perdónanos nuestros pecados y a nuestros padres y madres. el Letanía de los nombres de Dios fl). ¡oh el como las recimás piadoso et.— La oración llamada los nombres de Dios viene a ser una letanía que consta de cien invocaciones. sobre los suyos.111 ^¡Señor/ Recibe de nosotros nuestros ayunos y oraciones y alabanzas. lo mismo que a nosotros y a todos en general. vivos y muertos. Es tradición musulmana que Dios ordenó se le rogase con estos nombres.° 5223 (sa. en especial.

Aquel que los enumere. y apartando de mí. del «nombre máximo» representado por el moto abolengo. Dios es impar que ama lo impar.» «¡Oh clemente! ¡Oh piadoso de buenos y malos en te es- mundo! Ten piedad de mí concediéndome tus gracias y mercedes. ps. Ahenmasarra y su escuela. . de aquí que éstos hallaron para dar en castellano (que tampoco dominaban) la traducción fiel de los nombres de Dios. que Abuhoreira nos conserva en estas palabras: «Tiene Dios noventa y nueve nombres: cien menos uno. 155-158.» (1) Cfr. raísticos se buscando el penetrar el verdadero significado de cada uno de los noventa y nueve nombres. y. aunque el fijarlos en cíen derive de un hadiz. atribuido a Mahoma. Así^í.— apenas eran inteligibles la dificultad 112 — para los moriscos. Esta devoción de los nomhres de Dios tiene los re- nombres divinos son de origen cristiano como tema teológicomístico. y concédeme la gracia de la confirmación en tu servicio. de suerte que venga yo a ser aleccionado en tu presencia. sobre todo. cuanto es posible. «¡Oh Dios eterno! Gaíame con tu poder hacia ti.» el número de la centena. al cual fué atribuida es- pecial virtud mágica. entrará en Multitud de comentarios teológicoformaron sobre la base de este hadiz. no de otro modo que los an- tiguos egipcios cifraron en él los misterios de la magia (1). toda adversidad y todo temor respecto de ti. tal como se ofrecen en los originales árabes. Indudablemente^ paraíso.

y haz que mis obras sean las de los gloriosos en tu presencia. mantenedor! Pomoe bajo el señorío de tu Providencia. y gozar de la gloria de estar próximo mundo! Apiádate de mí.» Santifícame de mis tachas.» <í¡0h amparador! Ampárame en el día del mayor espanto.» «¡Oh glorioso! Ponme en tu gloria entre los humildes delante de ti. y presérvame.» «¡Ohformador! Haz que yo sea de las mejores criaturas. que ve y mira. y no permitas que jamás muestre yo soberbia para con tus siervos. perfecto! Colócame en la mundo.» «¡Oh criador! Haz que nazca en mi corazón la virtud de la obediencia.» <^¡0h grandísimo! Colócam3 entre los que se humillan a tu poderío. a a ti y de verte. a tu juicio y a tu sentencia. proximidad de la gloria y del reino inmenso en bienes y poderoso en obras.» «/O^ rey! ¡Oh rey de este mundo y del otro rey cumplido.» 113 «/O^ piadoso! ¡Oh piadoso de los buenos en el otro fin de que logre entrar en tu paraíso. sin faltar jamás a tu fe y a bu promesa. y que mis costumbres sean nobles y elevadas. y concédeme la gracia de que se acrecieninjuria. a ti te mi fe lo más posible. y limpíame de mis pecados y maldades.» <í¡Oh . de toda violencia y persecución.» ^<¡0h salvador! Sálvame de toda apariencia de <<¡0h santo! y haz que sea de aquellos que se acercarán con corazón puro. vicios y caídas. entre tus criaturas.» «¡Oh poderoso! Armoniza mi condición con las prescripciones de tu voluntad.

y no me envilezcas con seguir los pasos del diablo.» «¡Oh tú que deprimes y elevas! Haz que descienda hasta mí el ánimo para pedir tus gracias.» «¡Oh donado)'! Hazme cumplidas donaciones que me sirvan de medio para lograr la satisfacción de tus deseos.» «¡Oh conquistador! Ábreme las puertas de la bienaventuranza. saber provechoso y sustento lícito cumplido.» «¡Oh sustentador! Concédeme alimento. y presérvame de perder el justo temor de tu castigo. y elévame acercándome hasta ti y adscribiéndome a tu grey.» «¡Oh sabedor! Hazme conocer tu saber en el grado necesario para que quedes satisfecho de mí. y concédeme la luz necesaria para que yo reconozca tu soberanía. y asegúrame el premio reservado a los de buena voluntad. y sacia mi deseo con las gracias de tu consuelo. y colócame entre los que se .» «¡Oh honrador y envilecedor! Hónrame con la honra de la verdadera fe en un solo Dios. asi como también las consecuencias de mis descuidos y la vanidad de mis actos voluntarios.» '^¡OTi perdonador! Perdóname todos mis pecados grandes y pequeños.— 114 - «¡Oh modelador! Modélame en la forma más adecuada para tu servicio.» «¡Oh tú que acoges y te franqueas! Acógeme con tu protección contra la pirsecución de las reclamaciones de quienquiera.» «¡Oh tú que oyes! Dame a oír en tus piadosas nuevas quién es el bueno.» «¡Oh tu el de la gran fuerza! Pon delaute de mis ojos inmenso poder.

«¡Oh piadoso! Apiádate de mí en tu providencia y en tu sentencia.» «¡Oh conocedor de los secretos! Hazme conocer miá más secretos defectos. cuyit grandeza imaginar no pueden los sa más profundos pensadores! Concédeme poderoimaginación para elevarme hasta la morada de los elegidos.» guardan de <-<¡0h 115 - oír y de ver todo aquello que ha sido objeto de tu prohibición o de tu mandato.» <^¡0h juez! Ponme bajo la influencia de tu juicio y tú que ves! Haz que yo sepa de los juicios de tu ley excelsa.» «¡Oh sencillo! Aleccióname con doctrina de sencillez.» «¡Oh altísimo. y pedirte perdón de todos mis pecados.» «¡Oh per donador ! Feráónsime todos los yerros y pecados.» «/0/i grande.» <í¡Oh digno de gratitud! titud a la gracia . y hazme participar de tu honra perfecta y de tus gracias.» distinguir en reque huya de suerte ligión unos hechos de otros. de los que ocupan los grados más altos en la escala de la observancia de la Ley. con tu poder.» <í¡Oh tú que juzgas siempre conforme al derecho! Colócame entre los que mantienen la justicia en sus obras. siempre de todo pecado y de todo lo prohibido. a quien corresponden las imágenes de la honra y de la nobleza! Hazme. y agrégame a aquellos que han logrado satidfacertc en el grado más elevado del deseo. y que recuerde siempre tus bondades y tus gracias.» Haz que muestre mi graque me has hecho. y hazme conocer con perfección la fe verdíidera.

y dispénsame el honor de poder contemplar. «¡Oh honrado! Hazme de los honrados con tu obediencia y ta amor.» alimento de tu reconocimiento. tú que llevas el la cuenta de las ac- día del juicio y de la prueba! Básteme tu apoyo en toda suerte de pruebas. a cuya ciencia nada se oculta! Concédeme la ciencia que me conduzca a obrar tus el bien y a dejar de obrar el mal.» «¡Oh respondedor! Responde a quien te ruega con «¡Oh reconocedor! el Dame nombre santos.» «¡Oh omnisciente.» — «./OA guardador! Guárdame de ser víctima de los ejecutores de tus castigos.» . y ayúdame a ser obediente a ti en todos los instantes de mi aquello que en tu Libro me vida. junto a ti. y haz que cumpla todo has ordenado cumplir.» «. a cuya nobleza toda nobleza se rinde! el respeto hones- de tu temor y de tu nobleza. tu noble rostro en el paraíso.» en público y en seGobiérname gobernador! «¡Oh creto con la mejor de las providencias.» «jOh bastador^ cuya piedad y saber a todo alcanza! Concédeme de tu piedad la parte más cumplida y suficiente. y haz que yo sea de los que responden a tus mandatos y siguen a tus profetas. que me aparte de la desobediencia.» <i¡Oh contador.» ciones antea de llegar Haz que me conserve siempre en to «¡Oh noble.0/i 116 - grandísimo^ cuya grandeza sólo para él deja de ser motivo de vanagloria! Hazme que yo sea de los grandes dotados de más elevado poderío. y me preserve de tener que presentarme ante ti a dar cuenta de mis negligencias o mis olvidos.

» «¡Oh procurador! Haz que yo sea de aquellos que encomiendan a ti todas sus acciones.» «¡Oh alabado! Hazme de los que te alaban y se te muestran agradecidos. y apártame del mal de mi persona y de toda otra suerte de mal. y concédeme. y que me detenga en las estaciones de tus mandamientos.117 «¡Oh amoroso^ que gidos.» «¡Oh formador! Dame fuerza para cumplir la obediencia y el honor que te debo.» «¡Oh firme! Haz firme mi religión y fuerte mi adhesión a la fe. y cobíjame bajo la bandera . y haz que mantenga siempre tu derecho.» «¡Oh testigo! Haz que tema tu presencia^ y que me sirva de suficiente auxilio tu saber. mi esperanza en confesar la verdad del testimonio de tu unidad. e infunde también el amor hacia raí en los corazones de los creyentes.» «¡Oh verdadero! Asegura. para mí las imágenes j guardan en las arcas del corazón.» «¡Oh 7'esucitador! Resucita. en el día de la reiurrección. de modo que pueda esperar de ti el cumplimiento de la ley y de la justicia. y no permitas que yo funde en mi persona ni el pestañear del del bien que se ojo siquiera. cumplida y hermosa recompensa que me honre. los ama que moran junto a a sus amigos y a sus eleél! Infunde en mi cora- zón el amor hacia ti.» «¡Oh ahogado! Colócame bajo tu defensa.» «¡Oh honor oble por la idea que preside a tus obra3 y la grandeza de tu bondad! Concédeme el más elevado grado de honor que sea posible conceder a persona alguna.

y abrévame con el más dulce brevaje de tu amor.» «¡Oh vivo! Concédeme una vida limpia y buena.» «¡Oh honorable^ cuyas semblanzas son honorables y cuyos nombres son buenos! Concédeme el honorable y más vehemente deseo con que pueda elevarme a la corte más alta.» «¡Oh quien cuenta todas las cosas en número en comprensión y en cantidad! Hazme de los que cuentan tus nombres.» que resucitas y das la muerte! Resucita mi corazón. sintiendo su po^ breza.» «¡Oh rico! Dame la riqueza abundante y duradera de tu generosidad. de los mártires y de los buenos. de los juntos. a fin de que me presente «/O/i tú ante tu grandeza y tu sublimidad.» <i¡Oh tú que ni comes ni bebes! Concédeme el ali- .- 118 - de la alabanza en unión de los profetas. y se vuelven a tu puerta con verdadera y firme esperanza en ti.» «¡Oh tú que criaste las almas y las vuelves a los cuerpos! Hazme de aquellos que comienzan a practicar lo que tú amas.» «¡Oh mantenedor! Dame a conocer aquello que me aleje de preserve de todo daño y de todo escándalo. y mí toda pesadumbre. y hazme morir. confiando en que siempre se halla presente tu piedad.» «¡Oh uno! Úneme al reconocimiento de tu unidad con cuya presencia sea yo ayudado. a fin de que reconozca tu unidad y te conozca. y quede así convertida en cosa leve toda transgresión. y hazme donación cumplida en el conocimiento de tu ser. y los confiesan con valor en su número y en sus propiedades. con preferencia a lo que ellos aman y eligen.

y fuerza bastante para preservarme de ser arrastrado por las transgresiones de tu ley. para cumplir en todo con la obediencia que te debj. y decreta mi destino con el sello te revelas y te ocultas! Hermosea mis obras externas con las excelencias de tu religión. de los que son aleccionados delante de ti.» «¡Oh primero y último! Inscríbeme con tu poder de los que testifican tu unidad.» «¡Oh poderoso! Hazme.» lo mismo que me en de los «¡Oh tú que haces adelantar y retrasar! Adelántaunión de los adelantados que moran en la c isa de la paz.» «¡Oh poderoso! Asegúrame un poder santo y bueno. con lo cual se disipe toda oscuridad y aparezca esclarecida toda duda. con la presencia de tu po- der y con tu temor.» «¡Oh ahogado! Ampárame con tu dirección y hazde aquellos a quienes tú distingues y defiendes. y hazme de los que en todas sus obras manifiestan el ardoroso amor con que ansian servirte. y mis obras ocultas con la piedad que va aneja a «/O^ tú que tu reconocimiento.» entre los adelantado?. y no me coloques a zaga.119 mentó de tu servicio al cual vaya aparejado el con- tinuar en tu presencia. cuando están quietos.» me «¡Oh tú que concedes el arrepentimiento! Concéde- me como alimento que yo me arrepienta a ti con .» ^¡ Oh altísimo! Dame la gracia de presenciar tu excelsitud.» ^¡Oh honrado! Hazme honrado a tus ojos y temeroso de tu honra. en unión perdidos por causa de los pecados. de suerte que quedes contento y pagado de mi. cuando se mueven.

y condúceme por camino de las buenas palabras y de las buenas vengador! me obras. y concédeme notable y cumplida porción de tu misericordia.— 120 — arrepentimiento leal que me preserve de ser seducido y arrastrado por las culpas. y no me sometas a la prueba de tu justicia y tu equidad. «¡Oh rico! .» «¡Oh tú que apartas! Concédeme el apartarme de las cosas todas del mundo acercándome hacia ti. y concédeme como alimento. muestra conmigo tu piedad el día en que venga a tu presencia. en compañía de los creyentes.» <í¡Oh ciendo que el No tomes venganza de mí haalcance el pecado.» «/O^ el de la realeza! De tu poder espero preservarme del camino de la perdición » «¡Oh el de la nobleza y el de la honra! Defiéndeme del error y de la injusticia. de suerte que alcance el verme congregado delante de ti. el estar junto a y el Hazme rico en todo lo que necesito de honra y tus perfecciones. mirarte.» «¡Oh justiciero IR'dz que todas mis acciones se inspiren en la justicia.» «¡Oh tú que perdonas! Perdóname con piedad en este mundo y en el otro. y. en las dos casas. en gracia a tu piedad y tu hermosura. en gracia a tu bondad y tus perfecciones.» tu el día en que hemos de ti ser reunidos en tu presencia. y haz que mis obras se apoyen en tu honra y en tu gracia.» «¡Oh tú que congregas! Congrega cuanto tiende a destruir la uniformidad de mis acciones.» «/O^ indulgente! Muestra tu indulgencia conmigo en gracia a tus perfecciones y tu bondad.

y. de verme invadido por el pecado. porque aban.» «/O/i tú que guias! Condúceme hacia las buenas obras.» ^¡Oh tú que dañas y beneficias! Haz que yo sea de aquellos a quienes no daña este mundo para conseguir el otro. y haz que yo sea de aquellos siervos tuyos que siguen el camino de tu unidad y de tu conocimiento. con la hermosura de tu rostro.121 y hazme das en la gracia de que mis obras se apoyen to- ti.» «¡Oh criador de los cielos y de la tierra. sin modelo ni figura! Dame a conocer con lo más sutil de tu ciencia lo necesario para desechar toda duda.» «¡Oh heredero! Cuéntame entre los herederos de tus perfecciones en lugar honrado. raíso. así en la adversidad cpmo en la felicidad que me con«¡Oh paciente! cedas.» <i¡Oh tú que prohibes! Presérvame.lonan sus placeres y deseos al pensar en el provecho verdadero. del mal de los malos. y hermoséame con el más preclaro obrar.» «¡Oh perdurable f cuya duración no tiene principio ni fin! Concédeme la arte más cumplida del asiento de tu eternidad. y guárdame.» «¡Oh luz de los cielos y de la fierra^ que guia y encamina a los fieles! Concédeme que esa luz me sirva para caminar en compañía de tus siervos.» «¡Oh tú que encaminas! Encamíname hacia tu obediencia y tu amor. con la piedad de tu rostro. hazme de los herederos de tu pa. por tus perfecciones.» Dame paciencia para perseverar en tu obediencia y librarme de desobedecerte.» .

» «Dios es muy grande. Era costumbre. Recapacitad. «No hay otro Dios que Alá.» «Alabado sea Dios. 2). señor del universo. Ha amanecido.» rey.» «No hay fuerza ni poder sino en Dios. Jaculatorias o loas (tasbihes). después del estornudo. 159.» «Pido perdón a Dios. ¡Alabado sea Dios. y n. ¡Alabado sea Dios! Ha amanecido.°.° in. ¡oh vosotros los que tenéis ojos!: todo señorío pertenece a Dios solo. ° 4870 (sa. Gg.» Al amanecer (2). n MCG. Damos a conel texto de las jaculatorias o loas. BRAH. 160 v. n.« xxvjii. fol. y hemos amanecido con la potestad del excelso Rey soberano. 136. Mahoma es mensajero de Alá. fol. Al tiempo de estornuda}^ (1). fol. excelso y grande. «Ha amanecido. siendo de notar que las había especiales para detinuación — terminados días o solemnidades del año religioso lo mismo que para los actos o circunstancias de la vida diaria. pues. y que quien se hallaba presente contestase.^ de Ramaddn. diciendo: «Apiádese Dios de ti.» «Glorificado sea Dios. que dijese el que había estornudado: «Alabado sea Dios».- 122 — ^^ y les «Bendiga Dios a Mahoma el honrado y a su conceda la salvación más cumplida. El paraíso es mejor que el infierno. cuya recitación era más frecuente entre los moriscos. y parad mientes. Señor del universo!» En la noche 27 . T-13. — — — (1) (2) MBN.» «Alabado sea Dios. y en las Pascuas de Ramadán y de Carneros (3). a Dios el victorioso. 132-133.» musulmán. pues él perdona con misericordia. fol. (3) MBCEH. .

Esta oración solamente se practicaba entre los moriscos en caso de sequía pertinaz. era necesario preparar espiritualmente a los fieles. ya en un solo día.CAPITULO IX Oración: parte séptima. A este ñn. cada una de las veces. la víspera del día designado para hacer la oración. Tanto el ayuno como la limosna en esa ocasión eran prácticas prescritas. mas. se reservaba para el día tercero la celebración de la ceremonia. muchas veces durante el año. era obligatoria por tradición o zuna. y. 75-77 v. n. el imam exhortaba a las gentes a que al amanecer del día siguiente comenzasen por guardar el ayuno. ya durante dos o tres. La rogativa por agua podía celebrarse.^ xxx.° . en caso de necesidad. fol. como más meritorio aún era estimado que precediese un ayuno de tres días. según hicimos ya notar al exponer las diversas oraciones obligatorias. — como alternos. funda(1) MBCEH. según tradición. en este caso. Oración de rogar por agua (1). Como la ceremonia revestía extraordinaria solemnidad. entonces. así consecutivos. y ante grave peligro de que se perdieran los sementeros.

les contestó: «No es hoy. los caballos. sucesor de Abubéquer. en ocasión en que hallándose él sobre la cátedra sagrada amonestando a los fieles que se disponían a practicar la rogativa por agua. también separadamente. Las gentes amanecieron al día lo da en Aljatab (1) «el < siguiente ayunando » Referíase también por tradición entre los moriscos. que.» Las lágrimas gotsaban sobre su barba. . y como las gentes le dijesen que no dejara de invocar el nombre del Príncipe de los creyentes. les dijo: «¡Oh gentes! Amaneced mañana ayunando. según ordenaba.» Dios escu- (1) Segundo califa. pronunció la tradición la plática. y rogaron con él las gentes entre sollozos hasta el mediodía. sacó. «al regresar de España Muza ben Nosair a tierras del África. las vacas y los ganados.124 que se tenía como ordenado por Ornar bcn año en que el Seuor les probó con la sequía. y ayunasen y saliesen a rogar por agua.» Después. y dejó de invocar aquel día en su plática el nombre del Príncipe de los creyentes. y desde la puerta de la mezquita oíase la voz potente de Ornar que decía: ¡Señor Dios! Yo te pido perdón y me arrepiento delante ád ti. Después de haber hecho oración. halló a las gentes desoladas por Ja sequía y la esterilidad. día de tal cosa. para que el Señor nos conceda la gracia de apartar de nosotros la sequía. Y ordenó a los hombres que saliesen separadamente^ y lo mismo a los mancebos y a las mujeres. lloró Ornar y levantó sus manos sobre el almimbar o pulpito. y les mandó que hiciesen limosnas. y saldremos de mañana a rogar por agua.

había estado bien hecho. y vio en él lo que nadie jamás había visto. y vio en ella una amplia habitación. a causa de las acciones que los hombres co- meten.— 125 -- chó sus súplicas y presto les proveyó de agua en la medida de su necesidad. . Entró David con su gente en el alcázar.— «Dijo el Señor: Apa- rece la corrupción y la miseria en la tierra y en la mar. V. provista de cúpula. puesto que había servido para enternecer los corazones y excitarlos por la congoja a recitar con más intensa compunción He aquí el texto de la las oraciones >. en MeHE. de que experimenten los efectos de sus así. todas ellas eran de antiguos reyes que se habían enseñoreado de aquel alcázar. se arrepientan y vuelvan a Dios con buenas obras. MBCEH. sin nadie que habitase siquiera en sus cercanías. en el centro de aquéllas hallábase (1) t. y. con lo cual.« XXX. hasta que llegó a una casa construida de mármol. sometido el caso al examen de una'junta de sabios.°-143. a fin pecados. y anduvo de una parte a otra. cada una de las cuales tenía 40 codos de huga. Plática para exhortar a las gentes antes de salir a rogar por agua (l. ii..» » Cuéntase que andaba David con sus gentes por las montañas rogando por agua. 132 v. vacío de moradores. de altos muros. quedó aprobado el proceder de Muza ben Nosair. fol. ps. cuando llegaron a un alcázar muy fuerte. y resuelto que. Bg. en la cual había 400 fosas construidas de mármol. 291 292. miró. aunque no era de obligación.

entre vicios y deleites. Ahora nos en- contramos en estas angostas sepulturas. las muy años.000 caballos.000 caballo. nos comimos cuanto teníamos. viví en el mundo cuatro mil la vida.una 126 — los hijos amplia que contenía los restos de uno de de Adán. piedras preciosas y esmeraldas. y las mismas haciendas. por mí contados toda noches y los días. hijas de reyes. y como nada encontrasen. aljófar y topacios. ni nació en la tierra una sola hierba. que murió siendo rey.000 doncellas vírgenes. volviéronse hasta otros desfallecidos y sin provisiones. y al ver nos- nos- . perlas y corales. reuní una fortuna inlas fortunas juntas mensamente superior a los poderosos. en letras de oro. hice muchas dádivas. y llegamos a tener que vender lo que guardábamos en depósito. de todos mi ejército se componía de 100. jacintos. administré justi cía a los vasallos^ concedí valiosos donativos y viví en la hartura y la abundancia. que decía así: «Yo soy el rey Hixam. y enviamos a los esclavos y a los horros a que buscasen para nosotros provisiones a cuenta de diñe-. ros y doblas. hermosas como la luna en la noche del 14 [plenilunio]. violé 4. tanto por tanto y lo que excediese de lo señalado. y he aquí que en su cabecera había una inscripción. conquisté mil ciudades de fuertes murallas. me enseñoreé de lo que ninguno de los reyes que me precedieron había alcanzado a dominar. durante los cuales no cayó del cielo una sola gota de agua. de a todos caballeros barraganes y esforzados campeones. reiné cuatro mil años. cabalgué en 4. ello fué a causa de híiber transcurrido siete años de perdición para nosotros. vencí a mil ejércitos.

las gentes se pasmaron y callaron. cuando estuvieron delante de mí. Hicieron todo aquello. y. abandoné mi persona al juicio de Dios.» Al oír mis palabras. por causa de aquel juicio que de nosotros hacía el Señor de los cielos y la tierra y de todas las cosas. que sucedía. bajaron las poder volver respuesta. les dije: «¡Oh gente de armas! ¿Seréis tan poderosos que logréis alejar y apartar de mí los daños que me causa la sequía con esos vuestros arneses y valentía. y cuando vimos que se habían agotado nuestras vituallas y cuanto teníamos de qué disponer. y lanzas acicaladas.— otros aquello. las mortecinas que arrojadas se hallaban en los femarales. las criaturas hasta que se acabaron. Y al ver aquello. resignado a ser víctima de la adversidad. pues veía morir cada día a muchos de los nuestros. y sacad mis depósitos y mis haciendas. sin todos. cuando estuvo delante de mí.» Sacáronlo todo. sin poder volver respuesta por la turbación. y que se ciñesen cortantes espadas y que montasen sus ligeros caballos. dije a . cerramos nuestras ciudades y mandé a mis soldados que se juntasen delante de mí armados con cotas de malla y capacetes. les dije: «Compradme con todas estas haciendas provisión para solo un día o para sola una hora. al atravesar calles y cami- «Cuando vi lo la adversidad. y. luego. nos 127 — comimos las bestias hasta que después los cuerpos muertos y se consumieron. y arneses muy fuertes. con esos vuestros ligeros corceles y esas vuestras barraganías?» Y pasmáronse cabezas y callaron. y cómo me estrechaba mis tesoreros: «¡Oh tesoreros míos! Abrid mis tesoros.

iba vestida de seda. y en ella recostada una doncella hermosa como el sol. hija de Xidad y nieta de Ad. parecía hallarse dotada de vida. cuya brillantez era tal. creía sentir la impresión de que ella lo miraba. quien desee no nosotros. y le dijo: «La paz sea contiY le dijo un anciano que iba en go. a nosotros.» —Delante de ella había una inscripción con letras de oro. quien dirigía a ella sus ojos. su gente. y que jamás las gentes habían visto cosa más hermosa que ella. está confusa en logrado realizar la identificación de Forua. caíanse muertos de las congojas que el hambre y la sequía les causaban. que decía: «Yo soy Forua (V). ¡oh doncella!» su compañía: «¡Oh David! Sabe que ella está muerta. antiguo rey de Oriente y de Poniente (1). y vio que en él había una amplia habitación cubierta con cúpula. hasta que yo vine a morir con ellos. que parecía sonreírse. En medio de la habitación había una perla. y — (1) No he cuya grafía. largo tiempo sufrimos tal quebranto. y roientras hablaban los unos con los otros. en medio de la cual se hallaba una cama guarnecida de jacintos rojos. Quedó David maravillado a la vista de aquel portento. y cubría su cabeza una corona de oro. Lo .128 nos. y tome ejemplo de cuanto nos acaeció. Véanos. en el cual entró con su hueste. adeniás. que bastaba a ofuscar a quien la mirase. como nos engañó a ^Después salió del alcázar David co:.» le engañe el mundo. el texto aljamiado. yo dominé cuanto ellos dominaron. multitud de doncellas la acompañaban. pues. de suerte que. y anduvo por los desiertos hasta que llegó a otro alcázar mayor que el primero.

los horros y los cautivos. s v. ^d y siga. pondeel castigo de la sequía que Dios le impuso por su impiedad. de El Taalabí (edición Cairo. pues. en los cuales disfrutamos de toda clase de deleites y fuimos favorecidos de la abundancia. privándoles de la lluvia durante siete años? Helos. y pidieron socorro a Dios y gritaron todos a una voz con grandes gritos: «¡Oh nuestro Señor y nuestro defensor! Tú eres aquel que no juzgas sin razón. Ad. las doncellas. en que se narra una leyenda análoga a propósito del castigo impuesto por Dios a Xidad y su pueblo.- 129 - mandé cuanto elloa mandaron. En lo más angustioso de nuestra situación. table des raatiéres. en la Arabia anteislá- rando mica. causas perjuicio a estos pecadores. ni obras sin justicia.. CyV. ¿Cómo. el libro Historias de los profetas. cerramos nuestra ciudad y abandonamos nuestras personas al juicio del Señor de todas las cosas.). deseando lo que en tu mano está conceder. . y se situaron todos frente a la puerta de mi alcázar. pues. padre del pueblo de su nombre. habitamos en la seguridad que nos ofrecían nuestros alcázares. aquí parados en tu presencia. hasta que nos alcanzó el juicio del Señor de todas las cosas. al cual se alude repetidas veces en el Alcorán. 1324 Hóg.» ^ único seguro es que se trata de una reina descendiente do Ad. Tú eres aquel que jamás obliga a la persona a que haga más de lo que puede. y durante los cuales tuvimos que comernos los ganados y las bestias y aun las mortecinas que arrojan en \o^ femar ales hasta que todo se acabó. Le Koran. Al día si guíente^ salieron las huestes y las mujeres. Cfr.. Kasim. a lo cual siguieron siete años de perdición en que no cayó del cielo para nosotros una sola gota de agua. p.

y. el mentir. pero he establecido entre vosotros prohibiciones y habéis desobedecido mis mandatos. se nutren de hierbas y de cuanto brota de la tierra. único Señor que existe. a la manera de los animales.i^íOh nuestro lo 130 - Señor! Los niños pequeños viven de de los pechos de sus madres. ni me ha privado nadie de mi realeza. que 03 abstuvieseis de murmurar. la quinta. cuanto había en tu poder. que maman que no mataseis a nadie. diciendo: «No se han extinguido mis tesoros. por confiar con exceso en él. cianos de edad avanzada. por ventura. habéis vivido en el mundo y os habéis ensoberbecido con vuestras haciendas. la segunda. se oyó la voz de Dios que les gritaba. Los ancómo se alimentan de las mortecinas. pues lo he prohibido a mi persona. habéis olvidado la otra vida. que no cometieseis adulterio. Os impuse diez prohibiciones: la primera. a sufrir quebrantos hasta el día de la muerte y del juicio. yo no agravio a nadie. reinado en mi reino y andado entre malas acciones. la cuarta. la envidia. . y yo soy también quien las acabaré con la muerte y mi poderío. ¿No sabéis que yo os envié mi profeta y mi mensajero. velos la tercera. o ha cambiado [de lugar] el trono todo de tu majestad? »Y he aquí que. yo soy Dios. o te ha privado alguno de tu realeza. o se han extinguido tus tesoros. a fin de que no tuvieseis el día del juicio disculpa ni achaque contra mí? Y vosotros le desobedecisteis y lo lanzasteis de vuestros reinos. »/0/i nuestro Señor! ¿Hase acabado. Los jóvenes y los de mediana edad han huido a los montes y a los desiertos. que he criado todas las cosas. ni se ha mudado mi trono. tras esto. antes bien.

0A siervos! Todos vosotros camináis errados. guía y os guiaré. menos quien va guiado por mí. la octava.— la sexta. que no bebieseis vino. pedidme.* ». la décima. »¡0h mis siervos! Vosotros no sois capaces de alcanzarme con vuestro perjuicio. que no vayáis tras el logro. pues. yo os digo que he prohibido a mi persona la injusticia. y os proveeré. menos aquel a quien yo le doy de comer. ni de favorecerme con vuestro provecho. que os dé de comer. >¡0h siervos! Todos estáis desnudos. que no obecisteis los mandamientos y desmentisteis a mi mensajero. que no cometieseis sinr¿izón con nadie. »¡0h mis siervos! Si todos vosotros. le visto. pedidme. sinrazón ni agravios. que no dejéis de Y vosotros descreer. os he privado de la lluvia. se congregasen en un lugar. perdón y os perdonaré. pedidme. y todos a una voz me pidiesen. sin que por eso decreciesen en la más pequeña cantidad mis tesoros. y los genios. y yo os perdono todos lo^ pecados. yo las tengo . que os vista y »¡0h mis siervos! Vosotros erráis de noche y de día. No hagáis. y las personas que de vosotros dependen. »/0/¿ siervos! Todos estáis hambrientas. y pecáis. menos aquel a quien yo os vestiré. yo satisfaría a cada uno de ellos en su petición. pues. Pedidme. pues. 131 — la séptima. la novena. Empero. desde los primeros hasta los últimos. pues. pues. Y por haber hecho caso omiso de mis prescripciones y haberlas quebrantado. »/0/¿ siervos míos! Vuestras obras. y asimismo la prohibí a vosotros.

con su piedad. que eran como sitios poco reverentes. pues la cere- monia debía practicarse en despoblado y estaba prohibido hacerla en las calles o plazas. » mi cama y Amén. a nadie pute sino a su persona. Amén. hacia el campo. Amén. Presidiendo a los imam. Preserve Dios nuestros corazones y nuestros estómagos del mal del hambre. salían de la localidad procesio- nalmente. y todos caminaban a pie y en ac- . y brotaron de Ja tierra las hortalizas y las verduras. alabe a Dios por ello. en el silencio y el apartamiento de la vida ordinaria.132 escritas. en la madrugada del día en que iba a celebrarse la oración. hasta que se acabó mi plazo y llegué a morir de hambre. y se nutrieron de las hierbas y de cuanto producía la tierra mientras Dios quiso. y os recompensaré por ellas. y vine a este alcázar. y líbrenos. Después. de la esterilidad. la sequía y el infortunio. hubiere obrado contra aquello. si » Y im- Cuando las gentes purificaron sus intenciones y pecados y ensalzaron a Dios. Dios envióles la lluvia. el contemplar más de tenidos cerca las obras de Dios y cia en condiciones fieles iba el el excitarse a la peniten- más propicias. cual si en el campo se buscase.» Dispuestos ya espiritualmente ios fieles por la ex- hortación anterior. y pusiéronme como me veis. y nacieron las hierbas y los pastos. y quien hulo biere realizado buenas obras. La tierra es se arrepintieron de sus las piedras son mi cabecera. mandé que pusiesen esta inscripción delante de mí para que sirviese de predicación y ejemplo a las gentes.

133 — sosegadamente y con profundo tey ropaa nuevas de notable valor. junto al cual. se habían adelantado a los que iban en la procesión presidida por el imam. sólo vestían ropas usadas (traídas. por el contrario. viejas jáice el texto). Los fieles que. Arch. se encaminaba igualmente hacia la almosala. 2j7. Cuando habían llegado a la almosala (1) o paraje despoblado en que solían celebrar esta clase de oraciones. lugar elevado desde donde se pronuncia el sermón. congregaban todos los fieles. y como punto de mira de los fieles durante la oración. apoyándose en un cayado. XI. se encuentra una pequeña cátedra. Situado el imam Almosala o xarea es un oratorio al aire libre. si en ella existía algún muro o pared construida para el caso. del lado dol Este. hasta después de haber celebrado la ceremonia princi pal. podían practicar oraciones voluntarias en el momento de haber llegado a la almosala-. El imam. Hacían alto en su camino para practicar. que se (1) compone de un muro en el cual se encuentra fabricado.. y no las que acostumbraban usar durante la oración en la mezquita. por haber salido más de madrugada. cuando mor de Dios. o prescindiendo de éste. si tal era su voluntad. mar. no podían hacerlas los que iban en compañía del imam. a la derecha. para dar comienzo a la oración a la hora del mediodía. vol. formando hileras. ponían como lindero un se cayado u otro objeto análogo. si no había pared. ésta servía de lindero para formar las hileras. un mihrab corno el de las mezquitas. .— titud humilde. la oración del alba. Prescindiendo de afeites era llegada la hora. p. compuesta simplemente de una escalera y de una plataforma. y que sirve de almimbar o |)úlpito.

se levantaba el imam a la vez que los fieles. Practicaba seguidamente. se inclinaba y se prosternaba. dos inclinaciones (arracas).n. acto seguido. sin pregón alguno previo.134 de los fieles. fol. en la segunda. . fol. al verse heri- (1) t. estando de pie y de cara hacia la alquibla. en la primera. y. 82-109. El es quien castiga con el daño y la venganza. en unión de los fieles. n. decía la fórmula de bendición y daba la salutación. se levantaba el imam llevando en su mano derecha el cayado. ¡y desgraciados aquellos que.^'-ld. en el sitio destinado a la plática.«xxx. El imam. comenzaba diciendo «Dios es muy grande». (2) MBCEH. MBCEH. el «Alabado sea Dios» y el capítulo XCI: «Juro por el sol y su claridad> en la misma forma. por breve espacio de tiempo.° xxx. y en el momento mismo en que le decían que ya estaban formadas las hileras. y se sentaba frente a ellos. ps. — «¡Ala- bado sea Dios! Su perdón y sus gracias son siempre la esperanza del hombre. la cual era del tenor siguiente: — Plática primera para pedir agua (2). daba comienzo a la al frente Oración de rogar por agua (1). Tras ésta. y en esta actitud pronunciaba su primera aljotha o plática. en voz alta. 78 v.-Bg. V. leía el «Alabado sea Dios» y el capítulo LXXXVII del Alcorán: «Ensalza el nombre de tu Señor el Excelso». en MeHE. no existe otro señor sino él. aguardaba algunos instantes. 291-292. cuando los fieles habían ocupado sus asientos.

y cuando deja de concederlas con largueza. tu Señor es también quien castiga con dureza. él hace descender el alimento y la bendición conforme a su voluntad. bajo su protección están todos los seres y los cielos y la tierra. si después se arrepintiere y practicare buenas obras. el daño.135 dos por él! el castigo. descubre perdona él dirigen sus voces lastimeras los que yacen su. éstos caerían en la indiferencia y abandonarían su fe.» «Confesamos que no hay más que un solo Dios. las cuales derrama según su voluntad. no hay en ello asomos de escasez ni avaricia. Dice Dios: «Tu Señor es quien perdona las injurias de los hombres. ya que si Dios repartiese de continuo el alimento a sus siervos. Ensalcémosle por el esplendor de sus perfecciones y la continuidad de sus favores para con nosotros. a nadie sino a atiende la súplica del necesitado. que no tiene quien le iguale. las debilidades. es esencialmente piadoso asi. sus manos extienden el bien. por lo cual. aparta los quebrantos. ruegan a otro señor que no sea Él escucha las quejas. y las proveyó de alimento con los tesoros de su piedad. dispone las acciones y hace descender la lluvia. aunque sin desperdicio. pues con su gracia nos veremos libres de los tormentos de su ira y de su saña. Confesamos que Mahoma es su siervo y su men- . ahuyenta la adversidad. contesta a quien a él eleva sus plegarias. él crió las criaturas. y sus tesoros están todos llenos de bendiciones. como sabio proveedor de sus criaturas. de él puede esperar el perdón quien pecare por ignorancia. midos en el infortunio. no existe más salvación y apoyo que el suyo.

sin reflexión alguna. despojados de su verdor. conforme a lo prometido en la siguiente oración: «No los castigará Dios mientras tú estés con ellos. los que vosotros » Estos aráis y segáis. si no vuelve a ejercitar con vosotros su piedad el de las grandes perfecciones y el de las continuas mercedes. que.» Es profeta escogido y misericordioso para con su pueblo. pensad que los v¿iis a perder para siempre. Hase trocado para vosotros la holgura en opresión. os olvidáis de vuestro Dios. El impide que la lluvia descienda desde el cielo hasta vosotros. »¡Siervos de Dios! Despertad de vuestro sueño. el Señor ya nos dio su aviso. y . 136 — enviado por motivo de piedad hacia los homque él apartó de su pueblo el castigo. pues no leéis ni escucháis lo que dice el Señor en su honrado Al coran: «¡Oh cuántas ciudades hemos destruido por haberlas alcanzado nuestro castigo. y llorad a la vista de vuestra aflicción. que es ya muy prolongado.» »En verdad. a fin de que tomasen de ello ejemplo y escarmiento. absortos en hacer del mundo el objeto de vuestras diversiones. ya de noche. abandonando toda preocupación respecto de vuestra suerte futura. »Dice el Señor: «Estas son vuestras bestias de bres. no los castigará Dios si ellos piden perdón. y en escasez la abundancia de dones. ya cuando las gentes se hallaban en la siesta del mediodía. que es tan inmensa. vuestros sementeros. y de los cuales depende vuestra subsistencia.sajero. los árboles. y también prediqué acerca de los daños que podrían sobrevenir a los aviscidos y de buen juicio. aparecen secos.

no conocéis eso y tomáis de ello ejemplo?: ¿que no hay quien haga descender sobre vosotros las gracias y bendiciones sino sólo Dios? »Dice el Señor: '<Si el agua que acostumbráis beber se ocultase algún día en las entrañas de la tierra. y de cuya utilidad atendéis a vuestro sus- Dios os oprimiese con la sequía hambre os apretase. y pertento. ¿Seremos nosotros. no come ni bebe. es porque lo merecemos.- 137 - carga. no engendra ni fué engendrado. pues somos de Dios y a él hemos de ser tornados. nadie sino solo Dios podría hacerlo. y si tú nos castigas. los de las aguas escondidas. ¿quién pensáis que os surtiría de agua corriente?» En verdad. y en nuestras oraciones no sentimos la compunción ni el arrepentimiento necesarios para que sea desviada de nosotros la adversidad. y no nay ciesen los sementeros. no tiene quien le iguale. y abortasen las preñadas. tomaremos venganza contra ellos hundiéndolos a todos?» ¡Oh pueblo nuestro! ¿Quién nos defenderá ¿el castigo de Dios si nos alcanza? No tenemos amigo ni protector que nos defienda y salve. los de los corazones endurecidos. si muestras tu indulgencia »¡Señor nuestro! . los de las lágrimas heladas. por ventura. si el dieseis los favores de que depende vuestra subsis- tencia en el mundo. ¿qué señor sino Dios vendría con aquellos dones a remediar vuestra necesidad? ¿Cómo. de las cuales sacáis vestiduras y otros provechos. y se secasen o se consumiesen las carnes. de aquellos de quienes dijo el Señor: «Cuando exciten nuestra saña. El es único Señor por todos obedecido. Nosotros somos los de los sementeros perdidos. pues. > Sabed que si la esterilidad.

que vuestro Señor es piadoso con amor. por la piedad que tiene para con sus siervos: «¿Por qué. '^¡Siervos de Dios! Dios (su nobleza es sin par) dice en el Alcorán. pues. pues. gracia de ejercitar en favor nuestro tu bien y tus perfecciones.138 con nosotros. da alimento a tus animales y extiende tu piedad. a vuestro Señor. perdónanos. y reviva con tu lluvia tu pueblo que ya muere por la sequía. de agua abrevante que haga llegar a perfección los sementeros de los labradores. pues. exponiéndole vuestros deseos. ya que no cesas de perdonar. te hemos desobedecido. con la cual seamos socorriél es dos y abrevados. por el contrario. se endurecen sus corazones. (Repítese dos veces la misma oración . ¡oh todopoderoso! Dios! Abreva a> tus pueblos y apiádate de tus siervos. y que éstos se muestren asi agradecidos a tus favores bajo tu obediencia. y rogadle con puros co» ¡Señor . no se humillan. cuando les alcanza nuestro castigo. mostrad en su presencia vuestro arrepentimieny to. es porque nos dispensas merced. pues quien perdona. pues a todo se extiende tu poder. nuestros pecados. pedid perdón a vuestro Señor. envía sobre nosotros las nubes con la lluvia y la bendición. •»iOh gentes! Pedid perdón a vuestro Señor. haznos. porque Satanás les hace aparecer como hermoso y bueno cuanto ejecutan?» Humillaos. >^¡Señor Dios! Nosotros te pedimos perdón. no aplazada. sino que. Llevados de atrevimiento y torpeza.) •»¡Señor Dios! Ampáranos enviando sobre nos- otros lluvia abundante e inmediata.

Suya es la religión. yo he sido de los que te han agraviado. Pedidle que se apiade de vosotros.» que dijo Jonás cuando gritó en las obscuridades: «¡Oh Señor Dios! No hay Señor sino tú. de nosotros. nosotros somos los que te hemos agraviado.^ Decid vosotros así: {Repítese dos veces la frase anterior). te pedimos que te apiades de nosotros. » Bendito eres. y a ti nos arrepentimos. nuestro arre» Decid lo pentimiento. y confesamos ser pecadores. recibe. acogeos a él. perdónanos. y nos arrepentimos y te pedimos que nos perdones. lo adversidad: «¡Señor! que dijo Job. arrepentidos de vuestros pecados. pues. nosotros hemos cometido la sinrazón. . con humildad y temor. bendito eres. nosotros somos quienes te agraviamos. »Decid lo que dijo Noé cuando pidió a su señor que salvase a su hijo: «Señor. pues. y si no nos perdonas y te apiadas de nosotros.139 razones. apiádate. Descubre. seré de los perdidos.» (Re- pítese invocación dos veces más). y si tú no me perdonas. »Y decid tigo. »Decid lo que dijo vuestro padre Adán cuando hizo uso del fruto del árbol que le había sido vedado: «¡Señor nuestro! Hemos perjudicado a nuestras personas. y vosotros. líbrame de pedirte cosa que yo no sé si me conviene. y conocemos y confesamos que somos pecadores y nos arrepentimos. y te apiadas de mí. cuando le oprimió la A mí me ha alcanzado el casel y tú eres esta más piadoso de los piadosos. Bendito eres. seremos de los perdidos. y confesamos que somos desobedientes y nos arrepentimos de nuestros pecados y faltas. Bendito eres. pues.

Por eso envió a su escogido profeta. seremos aniquilados. que mi Señor está cerca. y a todos . ¡oh mites! »¡Sefior Dios! el del poder sin li- Tú dices (y tu dicho es verdadiíro): «Dios cria del agua toda bestia». — pues. y si no te apiadas de nosotros. »¡Señor Dios! Envía sobre nosotros las nubes por- tadoras de lluvia abundante.» Pedid. los lisiados y baldados y demás de nosotros que no pueden valerse de sus miembros. nuestro quebranto bre. pues. por eso os envió vuestro profeta.» Y dijo el enviado de Dios: «Arrepentios ante Dios y pedidle perdón. y tú nos has criado y has criado del agua toda cosa. vendremos a caer en el infortunio »¡Señor Dios! El pedir perdón es llave de los cielos. pide perdón ¡oh Mahoma! por tu pecado y por los creyentes todos. que yo me arrepiento a él y le pido perdón cada día setenta veces. 140 - y alivia nuestra pesadumy no nos alcances con tu castigo por nuestros pecados. ni por los engaños que a sabiendas cometemos. con lo cual la lluvia desciende a la tierra. y si no nos abrevas. ni por los pecados de los que de nosotros obramos mal. y apiádate de nosotros por nuestras criaturas y nuestros animales. pues. nuestros pecados. que tú eres quien él es quien responde a las plega- los perdona {se recita por tres veces). perdón a vuestro Señor. y por los vergonzantes. y arrepentios a él. y rias. per•»¡ Señor dónanos.. derrámanse por doquier las bendiciones y se ejecuta acción siempre acepta a los ojos de Dios.^ Nosotros te pedimos perdón. Dice el Señor: «Has de saber que no hay otro señor sino Dios. D¿f>s.

-

141

-

agua para su vida; concédenos lo que te pedimos, y apiádate de nosotros, que ya estaraos sedientos y aniquilados por la selos seres les es necesaria el

quía.

sustentas al pequeñuelo y das alimento al grande; sueldas el hueso quebrado,

^¡Señor nuestro!

que en prisión se halla cautivo; socorres pobre y remedias a los que sienten algún daño; nos haces vivir con tu alimento y nos provees por medio de tus mercedes; no apartes, pues, de nosotros tus repetidos dones, con los cuales quedan satisfechas las necesidades de tus criaturas. •»¡Siervos de Dios/ Acrecentad vuestras oraciones a Dios, postrándoos a él, con actos de humildad ante el Ser honrado y noble por excelencia; pues cuando el siervo se halla humillado y arrepentido de sus pecados, es cuando se halla más próximo a ver atendida su plegaria. »¡ Señor nuestro! ¿Qué cielo nos cobijará, y qué tierra nos sostendrá, si apartas de nosotros, airado, tu rostro? ¿Quién nos amparará, si tú nos desechas? ¿Quién nos dispensará favores, si tú nos privas de los tuyos? Nadie puede prohibir que tú des; nadie puede dar, si tú lo prohibes; el prohibir y el dar, todo es igual en relación a tu poder; si dejas de dar, no se acrecientan poco ni mucho por eso tus tesoros; ni menguan éstos por las mercedes que nos

y

libras al

al

otorgas.

»¡Señor Dios! Favorécenos con tus gracias antes de la perdición, y vuelve hacia nosotros con tu grandeza, así como no cesa de ser conocida tu grandeza y tu gracia, ¡oh conocido por las buenas

obras!

-

142

-

^¡Siervos de Dios! Pedid perdón a vuestro Señor

y arrepentios ante él; y os enviará las nubes con el agua, y os favorecerá en vuestra hacienda y en vuestros hijos, y os proveerá de verjeles y de ríos
caudalosos.
»¡Señor Dios! Nosotros te pedimos perdón; perdónanos, pues, nuestros pecados, que tú eres quien los perdona. (Repítese dos veces esta súplica.) ^¡Señor Dios! Envía presto las nubes que traigan la lluvia bienhechora a nuestros sementeros, ya

próximos a perderse, mientras nosotros quedamos desmayados y desconsolados por la magnitud de
nuestra desgracia.

Dispénsanos tus gracias, y no nos prives de los bienes que empezaste a dispensarnos; no se aparten de ti nuestras plegarias, ni vengamos a caer en la adversidad por obra tuya. ¡Oh
»//Se??or Z)éos.'

nuestra firmeza, nuestra confianza y nuestro sostén! No nos destruyas con los efectos que en nos-

produzcan los malos años, ni nos dejes perecer de hambre, ¡oh sohremanera piadoso! »¡0h gentes! Acercaos a vuestro Señor y beneficiad al pobre con vuestras limosnas, y haced las buenas obras que Mahoma recomendaba cuando decía: «¿Cuál de vosotros amará la propiedad de su heredero más que la suya?»; y contestaron: «¡Oh mensajero de Dios! Todos estimamos preferentemente nuestra propiedad.» Y les dijo: «Sabed, pues, que lo que aprovecha para la otra vida es vuestra propiedad, y que lo que se deja en este mundo, sin haberlo aprovechado para la otra vida, constituye la hacienda de vuestro heredero. Haced limosnas^ ¡oh siervos de Dios!, de los dones que el mismo
otros

-

143

Dios os hizo, y tened piedad de aquellas de sus criaturas que sienten hambre.» Por eso dijo el mensajero de Dios: «No hay dia en que no haya dos ángeles gritando debajo del trono de Dios: «La hacienda es de Dios, y los siervos son también de Dios; con el hambre de los pobres castiga Dios a los ricos, y no hay obra más meritoria que hartar a estómago hambriento.» Y por eso también dijo el Señor: «Dad de comer en día de hambre al huérfano, y al pobre en el tiempo de la carestía.» A este propósito dijo el Profeta: «Atended la súplica del pobre aunque no sea sino como una cabeza de ave lo que deis de limosna», y también: «Si no fuera por la limosna que dan al pobre, jamás gozarla de buena ventura aquel que lo despide.» Y dijo Jesús: «Los ángeles dejarán de cubrir por espacio de siete días la casa de aquel que despidiere al pobre sin limosna.» El mensajero de Alá dijo: «No hay siervo muslim que haga limosna (siempre que ésta tenga buen origen, pues Dios no recibe sino lo lícito), a quien el Señor no se la reciba en 3u diestra y se la multiplique, así como cada uno de vosotros procura multiplicar su propiedad: hasta la limosna en cantidad de un dátil llega a hacerse tan grande como la montaña de Ohod» (1). »Dijo el Profeta: «Cada uno de vosotros encontrará a su Señor sin velo ni intérprete intermediario. Después le dice: ¡Oh siervo! ¿No te di bienes? — Dice: Sí, Señor. ¿No envié a ti mensajero? Dice: Si, ¡oh mi Señor! —Y mira hacia su mano derecha, y no ve sino el fuego; y mira hacia la izquierda, y no

(1)

En

la Arabia, a tres millas de la

ciudad de Medina,

»

144

Tema, pues cada uno de vosotros aunque no sea producido sino con una corteza de dátil.» Y en cuanto a aquel que no hallare con que satisfacer su necesidad, ya refirió el
ve sino
el fuego. el fuego,

caudillo de los hombres que el Noble por excelen-

contemplar desde las alturas de su trono a «¡Oh siervos míos! Vosotros sois mis criaturas, y yo soy vuestro Señor, que os doy alimento por mi mano; por tanto, no os entristezcáis cuando yo os obligo por la penuria a acudir a mí; pedidme, pues, vuestro alimento y cuanto necesitéis, y yo remediaré vuestra necesidad; exponed cuál sea vuestra necesidad, y yo derramaré sobre vosotros vuestros alimentos. ¡Oh siervos míos! Empleaos en mi servicio y yo os proveeré; pensad en vuestros deberes para conmigo, y satisfaré vuestras necesidades; no oprimáis, para que yo no os oprima, ni causéis daño a nadie, para que yo no os castigue. La puerta de mi alimento está abierta encima de los siete cielos junto a mi trono, y no se cierra de noche ni de día. Yo hago descender el alimento para cada persona en proporción de su deseo y de su dádiva, de su limosna y de su gasto; lo acreciento en favor de aquel que lo reparte; y lo disminuyo para aquel que lo retiene en su poder. »Dijo el Profeta: «No hay día en que salga el sol, sin que sean enviados a los dos costados del sol dos ángeles que gritan, hasta ser oídos de cuantos habitan en la tierra (sólo los hombres y los genios desoyen estas voces), en esta forma «¡Oh gentes! Venid hacia vuestro Señor, y sabed que lo poco, que es bastante;, es mejor que lo mucho, que no harcia, al

las criaturas, les dijo:


ta.»

145


sin otra
al

Y

dijo

que en

el cielo

hay dos ángeles

misión que decir,

el

uno: «¡Señor Dios!

Da

que
tus

emplea sus bienes en servicio de Dios; reitérale

donaciones y multiplícaselas»; y dice el otro: «¡Señor Dios! Haz que la perdición caiga sobre quien retiene en su poder sus bienes, en vez de emplearlos en tu servicio.» »¡Sefior Dios! Colócanos entre los que hacen limosnas, y, por obra de tu poder, haznos firmes en tu servicio, ponnos en la compañía de tus piadosos escogidos y remedia nuestra escasez, ¡oh el más honrado de Jos honrados! »¡Sefio7' Dios! Haz que descienda sobre nosotros, de las nubes, agua abundante, con la cual revivan
se refrigeren nuestros sementeros, ya necesitados de lluvia; y extiende para bien nuestro las nubes cargadas sobre la tierra, sobre los llanos, los mon-

y

¡Oh quien tiene abierta de continuo paralas que piden^ y cuyas dádivas se conceden a cuantos las desean! ¡Oh el más honrado de los honrados! ¡Oh Señor de todas las cosas! Lo más excelente que predican los predicadores y con lo cual son oídos [de Dios] los que piden, es la palabra del Señor de todas las cosas. Y cuando sea leído el Alcorán, escuchad en silencio y seréis objeto de la piedad divina. Dios es aquel que envía los vientos y hace que las nubes se multipliquen y se extiendan en las corrientes de los vientos según su voluntad; y las desmenuza; y veréis la lluvia que sale de sus aberturas, y cómo socorre con ella a todo siervo suyo; y, entonces, ved cómo se alegran los mismos que antes de llover estaban destes

y

las huertas.

su puerta

confiados. Considerad, pues, la virtud de la piedad
10

»

146

de Dios, cómo revive la tierra después de estar muerta por la sequía; en ello hay un ejemplo, para que conozcan los siervos que de igual manera hará Dios revivir a los muertos el día del juicio, con agua que hará llover sobre la tierra desde debajo
del trono.
» Bendíganos Dios, a nosotros y a vosotros, y a unos y a otros nos aleccione con sus enseñanzas, y a todos nos dé cumplida recompensa, junta con la gracia de preservarnos de su castigo. »Esto digo por sermón a vosotros, y pido perdón a Dios para mí y para vosotros, ya que él es piadoso perdonador.

Al acabar la lectura de la precedente plática o
aljotha, sentábase el

imam

por breve espacio de

tiempo, y, transcurrido éste, se levantaba de nuevo y comenzaba a pronunciar o a leer la

Plática o «aljotba» segunda para pedir agua (1). «Alabado sea Dios, que, con su poderío, hice surlos vientos portadores de la hace resplandecer el relámpago y las nubes, y esparce éstas, después de haberse apretado entre sí. ¡Bendito es, bendito es! ¡Cuan grande es su saber, y cuan clara se muestra su potestad, cuando retine las nubes antes esparcidas, y las congrega momentáneamente, después de estar diseminadas por encima de las criaturas, y las sostiene en la corriente del viento con su amenazadora lluvia, como si, para vaciar su carga^ aguardasen la licen-

gir la

mañana, envía

lluvia,

(1)

MBCEH,

n.

147

cia de su Criador!; y no sabe el ángel encargado

de regir la nube si ha de descargai* sobre tal o cual pueblo, o sobre e3to3 o aquellos siervos, hasta que Dios, Señor de toda cosa, se lo hace conocer. » Confesamos que no hay más señor que sólo Dios, que no tiene aparcero; él es el Criador de las criaturas; el es quien castiga y salva, según su voluntad;
si quiere, tiene poder bastante para defendernos de las manos nocivas; las desgracias que nos acaecen, fruto son ie nuestras obras, y aun es

de leconocer cómo en ello muestra el Señor su in dulgencia para con nosotros; él nos perdone y se apiade de nosotros, ya que es el mejor de cuantos
se apiadan.
»

Confesamos que

Mahoma

es su siervo y su

men-

Alcorán y con la religión verdadera para demostrarla a todos y hacerla triunfar de todas las religiones, aunque pese a los
sajero, enviado con el
infieles.

Señor Dios! Haz oración sobre Mahoma, que tu oración es piedad en favor suyo, y muestra tu piedad con Miihoma y los suyos, y apiádate de ellos y bendícelos, así como hiciste oración por Abrahara y los suyos, y te apiadaste de ellos y los bendijiste, que tú eres ensalzado y honrado. ^¡Señor Dios! Haz que seamos de los que van por su camino, siguen su guía, conocen su tradición, observan sus prescripciones y han de beber de su balsa (1). *¡Señor Dios! Galardona por nosotros a los esco»j

Alusión al río o balsa del paraíso citado en Alco(1) rán, CVIII, 1.


gidos compañeros de

148

-

con las perfecciones con que premiaste a los buenos, ya que hicieron conocer a las gentes la ley de la religión, y la publicaron, la escucharon y la aceptaron y se apresuraron a ingresar en el'a. T>¡ Señor Dios! Así como nos preservaste de las adversidades que ellos sufrieron, y nos amaste con el mismo amor y perfección que a ellos tuviste, así mátanos al llegar la hora de nuestra muerte como a ellos, y no apartes de nosotros sus corazones, ¡oh él más piadoso de los piadosos! y>¡ Señor Dios! Perdona a los muslimes y creyentes todos, hombres y mujeres, a los vivos y a los muertos, y escudriña dentro de sus corazones las buenas obras, y considera sus acciones malas, teniendo a la vista los actos de obediencia y amor que realizaron. »¡ Señor Dios! Apiádate de los reyes pasados de los muslimes y de los primeros santos musulmanes, y de los jueces de los muslimes, y concédeles puesto elevado entre los que se hallan cerca de ti, y perdónalos, que tú eres el mejor de los perdonadores.
»¡Sefíor Dios!

Mahoma

Haz que

el

pueblo de
el

Mahoma

dis-

frute de bienestar perdurable, ¡oh
los

más piadoso de

piadosos!

Islam y a sus creyentes, los que en ella viven y la siguen, y lanza tu maldición sobre los que no creen en el Alcorán y sobre los que admiten la existencia de un copartícipe tuyo, los que desmienten a tu mensajero y no guardan tus prescripciones y traspasan tus mandamientos, y no creen en tu proal

y>¡Señor Dios!

Honra

y envilece

la infidelidad

y a

»¡Señor Dios! Derrama sobre nosotros tus per- fecciones. piedad hasta nosotros. pues. y en quién sino en ti tenemos nuestro apoyo? »¡Señor Dios! La adversidad ha alcanzado a las villas y ha dejado maltrechos los pueblos. y admiten otro señor además de ti. y extiende tu piedad. mejora. y apiádate de esta parada que hacemos delante de ti. y abreva a tus pueblos. soberbia ni vanidad.mesa ni 149 - cumplen con tu homenaje. ¡oh sobremanera * ¡Señor Dios! No hicimos esta salida por oi'gullo. por tanto. y apresúrate a concedernos lo que te tu pedimos. siempre cumplidas para todas las especies de tus criaturas. piadoso! . No hay otro Señor que tú. a fin de que contestes a nuestras súplicas y descubras nuestro quebranto. la suerte de los muslimes y alegra sus cora- zones. extiende. bendito eres y honrado: ¡tan lejos estás de lo que te atribuyen los infieles! »¡Señor Dios! No nos apartes ni nos dejes marchar de este lugar sin responder a nuestra rogativa y remediar nuestras necesidades y satisfacer cumplidamente nuestros deseos. apiádate de tus siervos y da alimento a tus animales. esperando ser preservados de tu saña y codiciando obtener tu piedad. y envía hacia nosotros una mirada compasiva. ¡oh piadoso siempre con los siervos! . ^¡Sefior Dios! No nos cados. y de nuestros actos de humildad. salimos en busca de tu satisfacción. ni por lo castigues por nuestros peque hacen aquellos que entre nos- otros se apartan del bien obrar. ¿A quién nos acogeremos sino a ti.

y no envies contra nosotros a quien carezca de piedad. Muchos de nosotros te desobedecemos. »¡ Señor Dios! 'í^osotros te rogamos como nos orde- nas. ni menoscabados con tu respuesta. responde. a nuestras súplicas como nos has prometido. ya que tú puedes hacerlo. que ya está muerta por la sequía. haz caso omiso de esto. ya que nunca es fallida tu promesa. f>¡Señor Dios! Concédenos lo que te pedimos y deseamos. pues eres omnipotente. y derrama en este año tus bendiciones sobre nuestros sementeros. y recibe nuestro arrepentimiento. ¡oh sobremanera piadoso! »¡Señor Dios! No nos castigues por lo que hemos obrado o cometido. ni privados de tu paraíso y de tu piedad. y>¡Señor Dios! Mejora nuestra suerte. ya que venimos arre•^ ¡Señor Dios! pentidos a tu presencia. haz que seamos fieles observantes de la religión.- 150 — ^ ¡Señor Diost Extiende hasta nosotros tu piedad. ¡oh sobremanera piadoso! '^ ¡Señor nuestro/ No desalientes nuestros corazo- . ni por lo que hemos pensado hacer y luego desistimos de ejecutar. y no permitas que hoy seamos desoídos en nuestra rogativa. » ¡Señor Dios! ¡Oh Señor nuestro! Haz que descienda sobre nosotros agua bendita del cielo. haznos objeto de tu misericordia. •»¡8eñor Dios! Apiádate de nosotros. pues. con la cual hagas revivir la tierra. y dirígenos una mirada que nos sea prenda de tu compasión y de tu perdón. cuando recibas nuestras almas. nuestras frutas y nuestros animales. ya que siempre lo acoges con piedad.

poniendo sus manos extendidas en la dirección de su rostro con las palmas hacia el suelo. y estoy levantado. se volvía de cara hacia la alquibla. »La salutación sea sobre los mensajeros.» Rogativas. Señor. ¡oh Señor nuestro!.— Inmediatamente después de haber acabado la lectura de la segunda plática o aljotba que antecede. vuestros mantos y vues- . y venga de parte tuya la piedad. ¡oh Señor nuestro/. el imam. volvía los extremos de su manto o capa de modo que sobre el hombro izquierdo cayese la parte del manto que cubría el hombro derecho. pues. los fieles. ni cargues contra nosotros el pecado ni su contumacia. como lo cargaste contra aquellos que vivieron antes que nosotros. señor de la honra. de espaldas al pueblo. volvían también sus mantos o arrideleSy siguiendo el ejemplo del imam. tú eres nuestro defensor. Bendito eres tú.151 nes después de habernos guiado. solía exhortarles a que se colocasen en la misma actitud. de las gentes infieles. de cara hacia (ari'idel). ni nos hagas soportar lo que no podemos^ sino sé indulgente con nosotros. que estaban sentados. y viceversa. y al tiempo de realizar tal movimiento. defiéndenos. ya que eres dadivoso Señor nuestro. concediéndonos con piedad tu perdón. señor de todas las cosas. Volved. que hasta aquel momento había permanecido levantado frente a los fieles. en estos términos: «¡Siervos de Dios! Yo he vuelto mi manto (arridel) y mis manos. no nos castigues si caemos en error u olvido. por tanto. la alquibla. y. y ala- bado sea Dios. y limpio y apartado de cuanto te atribuyen los infieles. pues. el cual.

permitiendo a los fieles situarse más desembarazadamente en la actitud suplicante en que habían de permanecer durante las rogativas. y multiplicad vuestras inclinaciones y humillaciones a él.152 manos. por pirte del imam y de los fieles. por prescripción del Profeta. quedaban desligadas de la obligación de volver sus mantos. y llorad hasta verter lágrimas. manos extendidas en la imam. sentados de cara ha- cia la alquibla. era llegado el momento de emprender desde la xarea o álmosala el regreso a la localidad. de pie y de comenzaba a recitar en voz el alta las rogativas. cara hacia la alquibla. solía ser de larga duración. por lo avanzado del día. sólo las de disponer a los mujeres. con corazón acongojado y arrepentido. pues nunca está más próxima a ser estras cuchada la súplica. hemos seleccionado tonas. Entre las varias rogativas que solían recitarse. los fieles.» El fin a que tendia esta breve exhortación era el fieles para la práctica de las rogativas que seguidamente iban a empezar: el vol ver los mantos en la forma indicada favorecía grandemente la libertad de los movimientos del cuerpo. con las misma forma que de éste. Inmediatamente después. y esforzaos en rogar a Dios que se apiade de vosotros. que cuando el hombre se vuelve humillado a Dios. repetían la^ palabras La recitación de las rogativas iba acomel pañada de grandes sollozos y otras manifestaciones de dolor y arrepentimiento. y sólo se daba por terminada cuando. imam. . si las más típicas y bien la prolijidad es característica menos monócomún a todas ellas.

«-124 v. o el mérito y virtudes de personajes celebrados en la tradición musulmana. ¡oh Dios!. ^¡Oli perdonador del pe- el de las gracias/ ¡oh Dios! »¡0h descubridor del quebranto! ¡oh el de las perfecciones! ¡oh Dios! »Perdona los pecados de los siervos pecadores que ya se han arrepentido de haber seguido el camino de la desobediencia. ¡oh Dios! Y apiádate de la súplica cuya respuesta aguardan (1) MBCEH. a la vez que la grandeza de la misericordia y piedad divinas. De las cuatro que insertamos. y observa los quebrantos que padecen a causa de la sequía. n. bien se pone de relieve la extrema necesidad de la lluvia. He aquí el texto de las rogativas a que aludimos: Rogativa primera cado! ¡oh (1). la última se recitaba para pedir a Dios que alejase de sus campos el azote del pedrisco.— - 153 — Las rogativas a que nos referimos eran especie de letanías. enlazándolas con alusiones a las creencias religiosas. los fenómenos naturales. significativas de arrepentimiento. ¡oh Dios! «Apiádate de sus lágrimas y de sus humillaciones y de las súplicas que elevan hasta ti. bien se describe en ellas las maravillas que la naturaleza ofrece a quien observa las cualidades o propiedades de los seres creados. 118 v. ora se alude a la virtud y al poder divinos en relación con los hechos de la Historia Sagrada.° xxx. pues tú eres quien los descubre. con sentidas y prolijas exclamaciones. fol. . en las cuales ora se invocan los atributos de Dios.

y. ¡oh Dios!.de ti. ¡oh Dios! ¡Cuántos jóvenes perdieron con vileza su apostura al ser heridos por la saeta del hambre! ¡Y cuánto pobre extranjero no dispone de habitación. pues de los árboles y de sus frutos. de los sementeros y de sus brotes. ¡oh Dios! y vida para cuantos en la tierra existen. y abreva a los pueblos en tal manera que vean ellos cómo llegan a perfección y madurez los sementeros que vieron brotar. piedad por el contrario. »La lluvia es socorro. la sequía viene a ser su perdición. ¡oh Dios! Llora por aquello la cria- . ¡oh ^ Dios! «Dispénsales la merced del agua «lloviente y goteante» con la cual hagas revivir los sementeros y los árboles. no encuentran leche en los pechos de sus madres. los que no creen. por efecto del hambre. pues no hay vida sin piedad. para producir pesar a sus enemigos. ¡oh mi Señor! para que les favorezcas en sus necesidades. ¡oh Dios!. como les has prometido en honra suya. se asemeja al enterrado! ¡Oh Dios! ¡Cuántos nobles fueron envilecidos por el hambre. y se les hace difícil y angustiosa su subsistencia. y ten piedad de ellos. ¡oh Dios!. 154 — pues tú eres quien responde a quien te ruega. ¡oh Dios! Por causa de la sequía sienten hambre todas estas criaturas. que les hizo descender desde su noble condición hasta la vileza! ¡Oh Dios! »Vemos a las criaturas que maman que. y de los ríos depende la subsistencia de aquéllos. ¡oh Dios! » Vuelve hacia ellos tus miradas. la lluvia que no se evita sino mediante > que abreve a las gentes. por causa del hambre.

cuando do tu parte no le favorezcas con tu piedad y tu lluvia? ¡Oh Dios! * Aparta.tura. por las criaturas pequeñas que no cometen pecados. ¡oh mi Señor!. 155 — y no hx puede acallar su madre. ¡oh Dios! »Ten piedad. ¡oh Dios! »¡0h Señor! Si no remedias y reparas los males que tus siervos padecen. atormentada con el hambre. y apiádate de sus humillaciones. están perdidos y acabados. ¡oh Dios! Apiádate de ellos. y por su llanto y su temor. ¿de quién recibirán socorro los animales aquejados por el hambre? ¡Oh Dios! »¿0 quién será el que les procure el sustento. ¡oh Dios! . apiádate de ellos por el profeta escogido. mientras tú impidas el descenso de la lluvia? ¡Oh ^ Dios! »¿0 quién prestará socorro al pobre cuando dice en sus palabras: ¡oh socorredor!. concediéndoles la lluvia. ¡oh mi Señor! de todas estas criaturas. que ya es muy triste su condición. ¡oh Dios! Apiádate de quienes de continuo te apiadaste. socórreme? ¡Oh Dios! »¿Y quién se apiadará del flaco. y pueden estar seguros de que tu saña se cier ne sobre ellos. y concédeles la gracia de extender sobre ellas el alimento. todos los quebrantos que tus siervos padecen. pues. ¡oh Dios! »¡0h Señor! Si tú no te apiadas de sus humillaciones por que te han desobedecido. y por quienes te hacemos oración o te nombramos en las jaculatorias de la peregrinación. ¡oh Dios!. »¡0h Señor! Si tú no te apiadas de ellos.

que ya sienten desconfianza por la ex . con la cual revivas y hagas reverdecer nuestros sementeros. aves que se lanzan volando por y de los animales que se hallan en sus pastos. perdonador del pecado! ¡oh de las gracias! ¡oh Dios! ^Apiádate de las las corrientes del viento. ¡oh Señor!.OM)/os/ > ¿Quién se apiadará de los niños. ¡oh Dios! les es »Y perdona. cuando el ham- bre los aqueje.156 que siempre produce su efecto es tu saña. ¡oh las villas Abreva a Dios! » Apiádate de la ¡oh Señor obedecido! ¡oh el humillación de quien te ruega. y de las viudas y los huérfanos por el hambre acosados? . cuando lagri- . ¡oh Señor!. tú les das alimento si no hallan pasto en la tierra. ¡oh piadoso! ¡oh Dios! »¡0h Señor! A las fieras.esiva duración de la sequía. los pecados. cuando se coloquen en sus majadas y no hallen qué pacer? ¡Oh Dios! »¿Quién se apiadará de los viejos. cuando griten a sus padres y madres. con la cual juzgas. revívelos. y el perdón que no falla Sc\ña »La es tu perdón. ¡oh Dios! »¡0h Rey del reino! ¡oh vencedor! ¡oh Señor obedecido! Responde hoy a nuestras súplicas. y éstos se quejen de hambre? /O/i Dios! »Apiádate de tus siervos. ¡oh Dios! »¿Quién se apiadará de los viejos. por los cuamerecido este quebranto que la sequía aca» rrea. ¡oh Dios! »¿Quién proveerá a los animales. ¡oh Dios! con abundante lluvia «lloviente y goteante».


meen

157

hambre fuerte? ¡Oh de producir honra, cesas como no piadoso! Así concédeles la merced de tu lluvia abundante, ¡oh
8U3 ojos, a causa del

Dios! Y recíbeles su arrepentimiento a todos ellos por sus pecados, ¡oh el que recibe el arrepentimiento!

«Abreva

la tierra,

excesiva duració.i, via, ¡oh hacedor de las mercedes! ¡oh Dios! » Responde a nuestras súplicas, y no alegres con nuestra desdicha a las gentes que no te conocen, ni
te

muerta ya por la sequía con su y concede la merced de tu llu-

ruegan, ¡oh Dios! Apiádate de chicos y de grandes y de los de larga vida, pues hoy no hay otro que se apiade sino
»

tú, ¡oh Dios!
» A nuestras criaturas les ha alcanzado el daño, y abrigan ya descimflanza; socórreles, ¡oh Señor del perdón! ¡oh Dios!

Apiádate de
Dios!

los

dos, flacos, desfallecidos, ¡oh

ancianos de largos años, decaíel de las mercedes! ¡oh

»Apiádate de las personas de alguna edad, y de jóvenes que te han desobedecido y no se avcrgüerzan de ti, y concédeles el perdón de parte
los

tuya, ¡oh Dios!

Perdona a

los

desobedientes pecadores que no

ti el perdón, ¡oh Dios!; y mira con indulgencia sus yerros y pecados, pues ellos de nadie sino de ti esperan la indulgencia. »Haz que descienda la lluvia, pues las gentes se hallan ya espantadas y atribuladas; y apiádate de

aguardan fuera de

tus siervos, ¡oh poderoso! ¡oh Dios!

Abreva

los

sementeros con agua abundante, que

Dios!

158

-

sea merced nacida de tu piedad, ¡oh piadoso! ¡oh

»Por los méritos de Mahoraa,

el

bres, no nos despidas sin otorgarnos

mejor de los homhoy tu merced

y tu lluvia, ¡oh piadoso! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh
Dios!»

Rogativa segunási {l).—«¡Sefior Dios! ¡oh Dios! Abrévanos, ¡oh Dios! » Apiádate de nosotros, ¡oh Dios! Nosotros te pedimos pery>¡ Señor Dios! ¡oh Dios! perdónanos, dón; pues, nuestros pecados, que tú no cesas de perdonarlos; envía, pues, las nubes sobre nosotros con la lluvia y abundancia de bendiciones, ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios!

Aunque es mucho lo que desobedecemos, no tengas en cuenta nuestras te desobediencias, ya que venimos hasta ti arrepentidos. Recibe, pues, nuestro arrepentimiento y abrévanos con agua bendita, abundante y limpia que haga buen provecho y dé buena digestión; que sea abundante y duradera; que riegue nuestros sementeros y nos sirva para bebería; que presto descie nda y nos provea de lo que necesitamos; que comience a caer y que aumente a medida que caiga; que nos sea provechosa y nos procure el consuelo de que carecemos, por el mérito de Mahoma, tu profeta escogido, y por sus diez honrados compañeros, ¡oh
^¡Señor Dios! ¡oh Dios! Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios!
^¡Señor Dios! Tú no haces descender del cielo la adversidad sino por los pecados, y no la apartas

(1)

MBCEH,

n.^ XXX, fol. 109-118 v.°

sino mediante tamos a ti con
los

159

la penitencia. Nosotros nos presen-

las

manos cargadas de pecados y

corazones llenos de arrepentimiento; y tú eres quien constantemente nos guardas; tú eres el pastor que no desamparas la oveja perdida ni dejas la perniquebrada en lugar desierto, pues ya se humilla a ti el pobre y el grande se hace cautivo tuyo, y las quejas suben hasta ti, y tú conoces los más ocultos secretos, ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ^¡Señor Dios! ¡oh Dios! Favorécenos con lluvia

abundante que pronto venga a socorrer los sementeros de los labradores, y que les presten favor y ayuda, para que vuelviin a tu obediencia; ¡oh el
de la fuerza inmensa! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios! »¡0h Dios mió! ¡oh Dios! La sequía ha causado
perjuicio a los pueblos

y ha empeorado

la situación

de los siervos. No nos aflijas, pues, con la carestía ni vuelvas a probarnos demasiado, ni nos entristezcas con la estrechez del tiempo, ni con la adversi dad, ni con los que nos tienen como enemigos suyos, ¡oh
el

de las buenas acciones!

¡el

que nunca cesa

de realizarlas! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios!

»¡0h Dios mió! ¡oh Dios! Nuestros pecados son grandes y muchos; mas tú eres mayor y más noble que no ellos; obra, pues, con nosotros según tú eres, no según nosotros merecemos; y socórrenos con la lluvia, antes de la perdición, y vuelve hacia nosotros con tus perfecciones, así como éstas no cesan de ser reconocidas como existentes en ti, ¡oh cono' cido por las buenas obras! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh
Dios!
i ¡Oh Dios mió! ¡oh Dios! A tu puerta están tus pobres necesitados; a tu puerta están los que te

cilentos, sin

160

flacos,

han desobedecido, desnudos, descalzos,

ma-

comer, hambrientos, llenos de confianza en tu piedad, ¡oh Señor nuestro! ¿Eii la piedad de quién tendremos esperanza, si no tenemos esperanza en tu piedad? ¿De quién esperaremos el perdón, si de ti no lo esperamos? ¿De quién confiare-

mos
nos

recibir alimento,
lo

si

no cc»nflamos en que tú
ali-

suministres?

¿En quién encontraremos

mento, si tú nos lo niegas? ¿Y a cuál perfección han de aspirar nuestros deseos, si tú nos privas de tus perfecciones? Tú eres aquel cuyos tesoros de alimento no decrecen; tú eres aquel que haces mercedes a tus siervos con tus perfecciones; ya te rogamos, ansiando recibir tus gracias y tus perfecciones. No nos hagas, pues, quedar desposeídos de tu piedad, ya que te pedimos que nos socorras,
siendo necesitados. Socórrenos, pues, ¡oh
el

más

honrado de
Dios!

los

honrados! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh

»Tú nos mandas que seamos indulgentes con quien nos injuria, y más propio es de ti que de nosotros el ser indulgente. Nosotros hemos perjudicado a nuestras personas. Sé, pues, indulgente con
nosotros y perdónanos.

»Nos mandas que no despidamos

al

pobre de

nuestras puertas. Henos, pues, aquí a nosotros, que

somos
lluvia

tus pobres, parados a tu puerta;

no despi-

das, pues, a los que te ruegan,

desposeídos de tu

y tu piedad. »No8 mandas que redimamos a los cautivos, y más propio es de ti que de nosotros el redimir. Henos, pues, aquí que somos tus cautivos y tus esclavos;
redime, pues, nuestras personas del fuego, ¡oh buen

-

161

-

Señor y buen defensor! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios! »¡0h Dios mío! ¡oh Dios! A tu puerta están los

que te suplican, y a ti acudimos a fin de que nos remedies y nos acojas; pues si tú nos desechas, ¿quién nos acogerá? Y si tú nos lo prohibes, ¿quién nos dará? ¿Qué cielo nos hará sombra y qué tierra
nos sostendrá,
si

tú te airas contra nosotros, o apar-

tas de nosotros tu noble cara, o nos privas de tus

conocidas perfecciones y de todas tus gracias? ¡Oh el de las grandes perfecciones! ¡oh Dios! ¡oh Dios!
¡oh Dios!

sumamente piadoso!

*¡0h Dios mío! ¡oh Dios! ¡oh Tnisericordioso! ¡oh ¡oh cercano a nosotros! ¡oh tú que respondes a las súplicas! Ya lloran los ojos, y se abrasan los corazones, y se consumen ios cueros con las carnes que recubren, y los pecadores se arrepienten de cuanto pecaron. Apiádate, pues, de las lágrimas de los que lloran, de
la

humildad de

los

humildes y del temor de

los

temerosos; y extiende sobre nosotros tu piedad con la bendición de tu lluvia y los vapores de tu bien,
¡oh
el

mejor de todas las cosas! ¡oh Dios! ¡oh Dios!

¡oh Dios!

Tu tierra está seca y popersonas de tus siervos están delante de ti con confianza, sus cuellos están humillados a ti; tu piedad con el obediente, lo mismo que con el desobediente, es inmensa, y tú eres quien cuida de mantener la duración de la vida de la persona
^¡Oh Dios mió! ¡oh Dios!
bre,

y

las

y la continuación de tu alimento, y quien hace merced de él sin ser su obligación, y quien lo guarda en los extremos de la tierra y en las diversas
11

la

162

la angostura de

regiones de la misma; sácalo, pues, al espacio y a

anchura de tu franqueza desde
lo

su estrechez, que tü eres quien escucha la súpli-

ca y quien todo
Dios!

puede, ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh

»¡0h Dios mío! Si tú nos desamparas y nos abandonas, ¿quién favorecerá a los viejos y a las criaturas? ¿Quién ayudará a los que tienen y a los que no tienen? ¿Quién salvará a los que sufren el quebranto

¿Quién se apiadará de las criatulos pechos de sus madres? Tú eres Dios, que los has criado y les das el alimento; obra, pues, el bien en favor nuestro y de ellos, y aparta de nosotros y de ellos el mal, ¡oh buen Señor y buen

y

la adversidad?

ras que

maman a

defensor! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios!

^¡Oh Dios mió! Ten en cuenta el miserable desque vivimos, y no que nos hayamos separado de los que profesan nuestra fe, pues esto es debido a que los que no siguen tu fe han cortado los lazos de comunicación que nos unían con nuestros hermanos, y nos han cerrado las puertas de tu piedad, y nos han estrechado lo mismo que a nuestierro en

tras familias e hijos otro que nos

palmo a palmo, de suerte que

no hallamos para nosotros otro defensor que tú, ni ayude sino tú, y a ti hemos abandonado todas nuestras acciones, cuyo remedio esperamos de ti, ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios! (1).
Alúdese en este párrafo a la especial situación en que (1) vivían los moriscos, forzados a convivir con los cristianos, a quienes vivían sometidos, incapacitados para comunicar libremente con sus correligionarios musulmanes del Norte de África, y sin la libertad necesaria para el ejercicio tranquilo de las ceremonias del culto mahometano.

^
gado hoy, humillados a

163

Ya
nos hemos congre-

^¡Oh Dios mió! ¡oh Dios!
tu

grandeza y parados a las puertas de tu piedad, aguardando que te apiades de nosotros, y, pidiéndote que nos abras, te suplicamos que nos abreves; abrévanos, pues, ¡oh el más piadoso de los piadosos! Y no alegres con
nuestra desdicha a nuestros enemigos, ¡oh el más honrado de los honrados!] y sé nuestro proveedor

y nuestro favorecedor en
cita tu defensa

el día de hoy, y ejeren nuestro favor, ¡oh Dios! ¡oh

Dios! ¡oh Dios!

»¡0h Dios mió! ¡oh Dios! Apiádate de las canas de estos ancianos arrepentidos a ti, y de estos niños que sufren en tu presencia, y de estas mujeres que

hoy se dirigen a ti; todos ellos vuelven a ti, y te piden y ardientemente desean que seas indulgente
con
los

ellos respecto
te

de sus pecados, ¡oh esperanza de

que

aman! ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios!
subsistir sin tu alimento.

»¡0h Dios mió! ¡oh Dios! Nosotros somos obra de
tus

manos y no podemos

No

destruyas, pues, tus pueblos por los pecados de

tus siervos. Por el contrario, en atención a las

gracias que de ti han disfrutado y como consecuencia de tu protección, abrévanos con agua

abundante, con la cual revivas a los pueblos y abreves a tus siervos, porque tú, Señor Dios, eres con tus siervos piadoso con amor, ¡oh Dios! ¡oh
Dios! ¡oh Dios!

»¡0h Dios mió! ¡oh Dios!
es

La

lluvia que te pedimos

muy poco en razón de tu nobleza, y no es cosa grande en relación a tu poder; no nos despidas sin concedernos la bendición del agua de tu lluvia, ni desposeídos de la piedad de la lluvia de tu cielo, y

164

perdona hoy a quien incurrió en tu desobediencia, después de conocer y entender la fuerza de tu castigo; pues tú eres Dios, fuera del cual no hay perfección sino mediante su poder, ¡oh Dios! ¡oh Dios!
¡oh Dios!
» ¡Oh Dios mió! ¡oh Dios! Nosotros te pedimos por la excelencia de la ciudad santa, por la casa santa (1) y los meses santos (2), por lo licito y lo prohibido, por los santuarios grandes y por «el rincón y el pa-

y por los ángeles honrados, envía sobre nosotros la descarga de las nubes con el agua, y haz llegar nuestros sementeros al fin de la perfección y cumplimiento de la granazón de sus espigas; y ruegue por nosotros nuestro profeta Mahoma; y
(3)

ramento»

atiende a las criaturas y a los huérfanos, a los animales y a los gusanos, y a quien no tiene pecado alguno entre los hombres y las generaciones, ¡oh
el

de la nobleza y

el

de la hornea! ¡oh Dios! ¡oh Dios!

¡oh Dios!

»¡0h Dios mió! ¡oh Dios! Haz bajar hasta nosotros agua de las nubes en cantidad abundante, con la cual revivas nuestros sementeros, porque éstos se hallan necesitados de la lluvia; y extiende a nosotros las nubes cargadas de agua, y abreva con ella la tierra y los llanos, los montes y las huertas,

¡oh quien tiene su puerta abierta para los que piden,

y cuyas dádivas son aplicadas a quienes
¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh Dios!
>:>¡0h

las desean,

Dios mío! ¡oh Dios! Abreva a tus siervos

(1)

(2)

La Meca y la Caaba, respectivamente. Moharram y Ramadán, especialmente.
V.
p. 101.

(3)

255-258. n.. 21 22: «Este Alcorán glo(3) rioso se halla escrito sobre una tabla cuidadosamente guardada». Se lee en el Alcor. y extiende villas.. y. que por ser de esmeralda. fol. o f Islam. daban el color azul al firmamento. 59-60.° lii.. cuya . (4). II. Según la cosmografía mítica de los musulmanes. ¡oh Dios!* Por Por el que abarca la montaña de Caf. 31 40.. miedo y espanto del día de la tribulasaber del cálamo divino. Con el mismo nombre se designa también el monte Cáucaso. pues tú eres sobre toda cosa poderoso... fol.. 496 y sigs. ción. Caf era el nombre de un círculo de montañas que circundaba la tierra.. 285. tu piedad y revive a tus ¡oh Dios!» muertas.. ( D la claridad del día. y n. el versículo del trono de Dios. Dict. y creían los musulmanes que Dios se servía para ello de un cálamo o caña.° xxx... Por Por Por Por Por Por Por el los I ó el principio del Alcorán. (3).... voz alluh (4) almahfud. apoyos del trono de Dios. traducción pueda verse en las ps.. MBCEH... habitadas por demonios y genios..— «/O/i Señor Dios! Nosotros te suplicamos y a nadie sino a lo ti dirigimos nuestras súplicas.165 y a tus pueblos y a tus animales. \ p. (2j.. rayos del sol. Tal nombre se da al asa je del Alcor. ¡oh Dios! ¡oh Dios! Rogativa tercera (1).. Hughes. Las palabras allnh almahfud se emplean en los hadi (1) (2) ees y en las obras teológicas musulmanas para designar la tabla en que se hallaban registrados los decretos de Dios en orden a las cosas creadas. la los obscuridad de la noche. LXXXV. V.

. Por las figuras de los genios.. (1) (2) Alcor. Por la proximidad de los ángeles.-lat... (1) Por las gotas de la lluvia.... Por la delgadez del puente del asirat. Por el principio de los hechos..... Por la espuma de los mares.... Por los que se durmieron en la cueva.... pers... Por la precisión de la balanza divina. Por la fortaleza del hierro. Por la creación del hombre.. de la fauna del Turquestán..^t.. Por los que sostienen el trono de Dios. Por las frutas de los árboles.. Por la voz del trueno.... Por la ordenación de la potestad... Por el ruido del agua.. p... Por las sonchobinas de los desiertos.... Por la altura del cielo.. La sonchobina ...... Lex.. Por el movimiento de los vientos. Por el alejamiento del fuego.. 328... Por el número de los ángeles.. XVIII... Por la bendición de la santidad.... (2). V. Por la fuerza de las montañas. es un animal algo mayor que un ratón. Por el temblor de los árboles. Por el resplandor del relámpago.. II.. Vullers. Por la peregrinación a la Caaba... Por la anchura de la tierra..- 166 - Por la claridad de la luna. Por los ríos del paraíso...

Por los días de la semana..... Por la obscuridad de los abismos. Por el calor del verano.. Por el mérito de la sabiduría.. 17. .. etc... Por los lenguajes de las aves. Por los meses del año.. Por la luz de las estrellas........ alquimia.. Por las vestiduras de Adán.. Por la corona de Eva. Por el cumplimiento de tu homenaje... Por los lenguajes de las gentes.. Nauzat-Us-Safa {Bible de l'Islam)^ trad. de E. Por los misterios de la muerte. Por la honra del juicio.... Por la revelación de los mensajeros...... Por la brillantez del sol saliente.. Por la excelencia de tus gracias. Por las arenas de la tierra... Por las obligaciones consignadas en el Alcorán. Set recibió de Dios 50 (1) páginas en las cuales se trataba de matemáticas. p.. Por el contenido de tu secreto... Por la firmeza de tu promesa. Por la multitud de tus nombres.. Por el frió del invierno. — 167 — Por el día de la resurrección. (1). Por los ojos cuando se duermen... teología..... Mirkiiond.. © \ o Según tradición musulmana..... Por la lobreguez del sol poniente. Por las cartas de Set.. Por la ascensión de Enoc al cielo. Lamairesse. filosofía..... Por las apariencias de la vida..

sabiduría de Locman... En el Alcor. (2). oh. la n. (1) (2) V. V. el sacrificio la la la la la la la de Ismael... O) (D 3» 2 (4). penitencia de David... camella de Sálih. 3 de la p. paciencia de Job. 165. con encargo de que la dejasen pacer en el campo. 11. la las la honra del Piadoso... 47-48.. Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por las vestiduras el de Abraham... La resplandeciente vestidura celestial con que el án- gel Gabriel vistió a Abraham cuando ^ éste se hallaba rodeado de fuego por orden de Nemrod. (4) Gozó de renombre entre los árabes por su sabiduría. realeza de Salomón. re(3) criminando a los temudies el que adorasen otras divinidades les entregó una camella para probar su sumisión a Dios.. 71. (1).. carnero de Isaac.. enseñanzas del Alcorán.. que contiene la tabla del cielo donde están trazados los decretos de Dios para el porel lo venir. VII. y fué uno de los delegados enviados al templo de la Meca en demanda de lluvia por los adíes...^ p. la potestad del Excelso.. 38..... que no debe confundirse con el citado en el Alcorán. XXXI.. las ps. .— 168 Por Por arca de Noé. De este personaje se habla en el Alcor. pueblo de la Arabia... tristeza de Jacob. Algunos comentaristas creen existió otro Locman.. Mlrküond. sin causarle el menor daño. que era víctima de la sequía. (3). túnica de José....... se lee que el profeta Sálih. extensión de la Tora. cit.

p. p... un profeta del número de los justos».. el mejor de los hombres. «Zacarías comenzó a rogar a Dios: ¡Señor!... ¡Gloria a ti!.. Por Mahoma. (2). Por la interpretación del Alcorán.. Por la virtud del Piadoso. casto.. V.. Alcor.. tú te complaces en escuchar las súplicas de los que te ruegan.. 105. 105. mientras oraba en el santuario: Dios te anuncia el nacimiento de Juan... (3) (4) V.. (1) he sido del número de los injustos»... 33-34. Por los milagros de Jesús.... Por la gloria del paraíso. ... Por el ardor del fuego..- 169 — Por las maravillas del Evangelio.. (4). XXI. Por las naturalezas de las criaturas. Por la multitud de las voces. Alegran... Por todos los profetas. Por la perfección de la fe. Por las vestiduras de Aarón. Por el saber de Aljádir.. Por las letras y lectura de los Salmos.. que confirmará la verdad del Verbo de Dios: será grande.... Por el hundimiento que produjo el diluvio. Sus ángeles le llamaron.. Por lo que hay sobre lo bajo. concéde(2) me una posteridad beniita.. III. ¡gloria a ti!. Por lo que hay sobre lo alto.. (3). (1).. Por la abundancia del alimento que Dios envia. 87.. 3« "" > I o ^ «No hay otro Dios sino tú.. Por el cayado de Moisés. Por la rogativa de Jonás...... Por la rogativa de Zacarías. Por la virtud de Juan.... Por la datilera de María...

.. Por la azora XXIV del Alcorán y tiene. El criador... lo que con- Por Caf y lo que rodea.. Tú eres el verdadero Dios.. Por Por (1) los oídos las que oyen. Por la muchedumbre de tus criaturas.. y lo V. Por tu noble realeza...... Por lo que existe en la corriente del viento... Por la virtud de la paciencia.. Por tu paciencia y tu mérito. Por los libros y lo que contienen....... Por las huríes y los mancebos.... Por la superabundancia de tus dones. Por el cálamo divino y lo que ha escrito. Por la excelencia de la honra....... manos y lo que cogen..... ... Por la justicia de los derechos. El que da alimento. Por los ojos y lo que miran.. 165.. Por la hermosura de los paraísos. El criador perfecto por excelencia. Por las oraciones de los ángeles.. (1). Por el mérito del saber.. Por las súplicas de las criaturas.... p. Por las pasadas generaciones ........170 Por la variedad de los lenguajes. Por lo que existe debajo de la tierra..... Por la perfección de tus obras.... El eterno en su nobleza. Por la tierra y cuanto sobre ella existe...

... Por las aves y sus maravillas... Por las nubes y lo que corren.. a fin de que no hubiese de nuevo en el mundo seres rebeldes que viniesen a ser castigados y condenados. Por el trueno y lo que con su ruido alaba a Dios.. conforme a la cual Dios ordenó al ángel Gabriel que recogiese sobre la superficie de la tierra un puñado de barro de diversos colores y propiedades.. en estos tres versículos. Al extender el ángel la mano sobre la tierra. y.— 171 — Por los pies y lo que andan. (1). mérito de Azarail y por Israñl el de la bo ciña. conociendo cuál era el intento de Gabriel. a la revelación del Alcorán a Mahoma. de las acciones. Por los vientos y lo que arrastran. Alcor. el .. Por los ángeles y lo que oran.. los cielos lo los profetas el principio y mensajeros..... Por las señales [milagros] y lo que significan....... como ya lo habían sido los genios. 4. la misión divina del la el fuerza del ángel Miguel... Por las súplicas de las criaturas.. Existe además cierta tradición musulmana. Por fin.. y se lo presentase. Volvióse el ángel hacia el Señor. primeramente. criaturas intermedias entre los ángeles y los hombres.. Por el relámpago y lo que relumbra. Por los mensajeros [profetas] y aquello a que fue-l ron enviados.. tembló ésta. ángel Grabriel. (1) Alúdese.. lo mismo que el ángel Gabriel... la revelación del Alcorán..... y las huríes de rasgados ojos. se dejó ablandar por las palabras de la tierra.. el cual envió entonces al arcángel Miguel. / o D o Por Por Por Por Por Por Por Por que cubren. Lili.... Este. le intimó a renunciar a él.

... ángel Azarail llevó a cabo la misión divina. Por la honra del Excelso. y... ps. Mirkhond.. depositó la mezcla entre Táif y la Meca.. (2). 95-96......... V.... los árboles los y demás plantas.. lo que brota de la tierra... A causa de la inílexibilidad que había mostrado. Azarail fué designado por Dios para ser el ángel de la muerte». los ojos que miran. (1) Alude al lugar excelso que ocupa Dios sobre los asien. ob. Por la excelencia de la noche de Ramadán]. Por los sacrificios que se ha tenido intención de hacer. cit. — 172 - Por lo que abarca tu saber. . Por los milagros y cuanto a ellos se asemeja. V. V.... \ ó Por la claridad y las pruebas.. (2) tos de los bienaventurados en el cielo. 107.. p. tu altura sobre los ¡suradas. es el encargado de sonar la trompeta el día de la resurrección. después de haberlos amasado juntos... 5. Por las obras meritorias publicadas. reunió sobre toda la superficie del globo UQ doble puñado de barro de propiedades y colores diversos..... a pesar de las súplicas de la tierra. alcadi'i [27 de Por Por Por Por Por Por Por la oposición entre la noche y el día. p. Israfil.... Por las promesas y juramentos.. hechos juzgados.. Por el mes de Ramadán. Por la promesa y la declaración. (1). igualmente.. Por la honra y el poderío. los juicios que absuelven. Las propiedades y colores diversos de las razas humanas corresponden a las délas diversas clases de barro o tierra.

.. — Por las 173 — paradas en la mezquita veneranda y en (1). Por la terminación de las obras. como se dirá en el lugar oportuno.. XXXVII.... Mozdálifa. Por el pedrisco y la lluvia. Por el resplandor de tu rostro. Son lugares santos para los musulmanes. Por la verdad y la demostración.. . los rin- Oratorio situado entre el monte Arafa y el sralle de (1) Mina. Por las ceremonias religiosas... número de los capítulos del Alcorán. (3) Alcor ... 101 y 107.. próximos a la Meca. en el monte de Mina y de Arafa.. porque en ellos se celebran algunos ritos de la peregrinación... Por las estrellas que se cuentan. Por la extensión del tiempo... la muy clemente y misericor- dioso» [azora LV]........ que llena cones de tu trono. ps.. Por la misión de Elias.. (2) V... (3).. Por el sol y la luna. Por la prohibición de los pecados. 123. f Por Por el el Eterno que no se olvida.. I Y 3< ó D ° ... (2). Por Safa y la estación de Ahraliam...... Por la ascensión de tu Profeta al cielo. azora de «El I Por Por las letras del Alcorán. Por las grandezas que se descubren. Por las plegarias de los buenos.. Por la salvación que nace de la indulgencia...... Por las alabanzas que a Dios tributan los ma4 res.

criaturas.. Por los ángeles próximos al trono de Dios. Por la claridad del Alcorán. Por la honra y la nobleza.... Por la aclaración del Alcorán... ti. Por la potestad del Piadoso.... respectivamente. Por la amargura y la penitencia.. la cual extiendes a toda No hay Señor El criar sino tú. Bendito eres y Por el Por el Alcorán.......... alto.. Por la embajada y lo que descendió del cielo. Por la grandeza vencedora. al y XXXVI del Alcorán. Por la grandeza del Piadoso. ..[ D Por las estrellas resplandecientes....... y el mandar todo es propio de Tahyellyás. Por la lectura del Alcorán. Por los lenguajes de las aves.. Por el espanto del día de la resurrección.. .... (1).. / principio de las azoras Estas palabras se encuentran.... Por los cielos y la tierra. © o Por Mahoma y Gabriel.. Por el señor Criador. tesoro de sabiduría.. cosa.. (1) XX . Por los horros y los cautivos..... Por su nobleza y su excelsitud. 174 - Por aquel orden que estableciste sobre todas tus Por tu piedad inmensa.... los comentaristas no han logrado descifrar su significado y por ello se les atribuye cierta virtud mística... Por el amedrentamiento del día del juicio. 1 .

p. (1) los sacrificios.. y los temporales con agua de bendición que ahuyente el daño. en ambos lugares. el el Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por Por las oraciones del día de Arafa. Meca y Medina. por (i/Señor Dios! el Nosotros te pedimos. 101.. por el mérito de Mahoma el escogido. »¡ Señor Dios! Por la excelencia «del rincón y el paramento» (4)........ el \ o D la oración obligatoria..175 Por Por espanto del día del estruendo.. los compañeros de Mahoma. Mahoma. | los ríos mérito de esta rogativa. (3). resplandor de las puertas del paraíso.. sus hechos dignos de alabanza. vaciándose del agua bienhechora.. las de (1)... el mejor de los hombres... prado nombrado. la obligación la excelencia el de la purificación... (4) V. Alusión a las oraciones practicadas durante la pere(2) grinación.. maravillosos del paraíso. por Mozdálifa y los santuarios. por El noveno del mes de Dulhicha. .. y cuantas calamidades se producen en la tierra o descienden del cielo. mérito de la guerra santa y por la obe diencia de los siervos [de Dios]. de la ablución... (3) Alude al panteón de Mahoma (íójj). (2). anterior a la fiesta de dentro de las ceremonias de la peregrinación. las almas de los profetas. la desolación y la esterilidad.. Mina y Mozdálifa.. y envíanos las nubes que ños abreven con su agua y su lluvia abundante... que apartes de nosotros la sequía y el quebranto....

. ¡Oh criador de las nubes con la lluvia abundante!. ¡Oh quien liberta de la prisión a los cautivos!. fol. ¡Oh quien da alimento a las aves y a las criaturas pequeñas!. ¡Oh aquel a quien el trueno murmura oraciones con miedo y temor!.... ¡Oh quien con su claridad llenó de resplandor el monte Sinaí!. y ruegue por nosotros Mahoraa. llamada de \a pedregada ¡Señor Dios! (i). . nosotros «las voces del nublo* fección nuestros sementeros. ¡Oh quien fué compañero de José en la cisterna!....... 39-45. ¡Oh criador del sol y la luna resplandecientes! . ¡oh Dios! ¡oh Díosl ¡oh Dios!» Rogativa cuarta. n. ¡Oh quien abre el cielo y hace descender la lluvia abundante! ¡Oh quien ampara con el alimento al grande lo mismo que al pequeño!..| sus grandezas 176 y haz llegar a per- y los ángeles honrados.. (1) MBCEH. ¡Oh quien suelda los huesos después de haberse quebrado! ..... ¡Oh quien hundió en las aguas a Faraón y a su poderoso ejército!....o xxx. ¡Oh defensor del amedrentado que demanda socorro!.. Tú eres el mayor de los poderosos...... ¡Oh quien no tiene copartícipe ni ministro.. ¡Oh quien envió el Alcorán para alegrar e instruir a las gentes!.. envía sobre .

. 12 al- . Oh quien a sí mismo se tituló sumamente pia- doso!. ¡Oh aquel cuya grandeza y poderío nadie ha canzado a describir!. y no hay ojos que puedan verle! .. ¡Señor Dios! Dios! Haz que descienda sobre nosotros agua limpia y abundante.. Oh aquel a quien se elevan las voces con sus alabanzas!.— Oh quien enriqueció el 177 — Islam con las invocacioel nes y alabanzas a Dios!.. ¡oh Dios! ¡oh Dios! ¡oh ¡Señor Dios! ¡oh Dios! Acepta nuestro arrepentimiento.ñ truir a las gentes! Oh quien salvó a Jonás del naufragio y de las tinieblas en que 3e hallaba!. Oh quien aparta el quebranto y gro!. grave peli- Oh quien responde en los menesterosos!. ¡oh Dios! ¡Oh quien posee benditos nombres y es objeto de nobles alabanzas! Perdónanos^ ¡oh Dios! ¡Oh quien a sí mismo se hizo único en la grandeza. ¡oh Dios! Perdónanos.. el quebranto! I a 3 las penalidades de Job el ) » Oh quien escogió a Mahoma para alegrar e ins...... y se elevó hasta su cielo!....... silencio a las súplicas de • I S- Oh tú que permites Oh quien permitió paciente!. y cuyo resplandor es la luz [del mundo]! Apiádate de nosotros^ ¡oh Dios! ¡Oh quien se cubrió con la grandeza.. ¡Oh quien se enalteció con su majestad....

¡Oh quien blandamente sujeta los vientos. (2). el sol ¡Oh quien sujetó y la luna.. ¡Oh quien no halla otro igual a sí mismo!. ¡Oh quien devolvió la vista a Jacob... ¡Oh quien se enalteció en su grandeza y su sublimidad!. n.. p. - 178 - ¡Oh quien dijo a los cielos y a la tierra: «venid a mí de grado o por fuerza».. Alcor.! . XXVIÍ... y fué indulgen a o3 te con él P ¡Oh quien salvó a Abraham del fuego.. ¡Oh quien se apiadó de Ismael.. cuando mujer de Urías. Alcor... y lo acogió y lo amparó!. y le hon-1 © ró con recompensas!. y le ayudó en su necesidad!... (3). ¡Oh quien se apiadó de José en su soledad.. (1). . y vinieron a él de grado^ obedientes! ¡Oh quien perdonó a David su yerro. 9-12. ¡Oh quien tomó a Moisés por interlocutor. desobedeció.... y lo redimió del degüello!.. después de su prolongado llorar!... que marchan bajo su gobierno!. 1.. y los conduce adonde quiere!.. ¡Oh quien por nadie puede ser ensalzado con dignas alabanzas!. (2) (3) 23-24.. V. 75. y XXXVIII. . y lo purificó y lo escogió!. ¡Oh quien salvó a Noé en el arca. cuando lo ... ¡Oh quien sacó a Jonás del vientre del pez. (1) Alude al se arrepintió de haber pecado con la perdón que Dios concedió a David.

(1) Quizá alude a Leila álcadri. Iblís (4) Oh quien envió a engañado por para quebranto del él!. (3). popular. ... (2).. el cual bre mis servidores.. crió el fuego [del infierno] para quien lo V sigue el apetito de su persona y desobe- a O' n 3 P comprende con su sabiduría.... y) de Homero!.. Es verdaderamente extraña (2) el esta invocación.. que nos abreve. noche ale- gre!. (3) V.. ps. se apartó tanto de las criaturas que no hay ojos que lo vean!. 95-96......— Oh quien Oh quien Oh quien dece!.. Señor Dios! Haz que descienda sobre nosotros el agua bendita. 100-101.. V. ps. sino exclusivo de los filósofos. noche del 27 del mes de Ramadán. no la le dice: «No tienes poder alguno so- tendrás sino sobre aquellos que te sigan y se extravíen». Oh quien se apiadó de Job.. después de haberlo sujetado a pruebas!. XV... Oh quien recibió la penitencia de Adán y lo guió!.. (1). que sepamos.. porque renombre del poeta griego Homero en el Islam no fué nunca. 179 - estableció la noche para reposo de sujetó a su resplandor la sus criaturas!.. Oh quien Oh aquel cuyas gracias nadie alcanza a com- prender!. (4) Nombre que se da en lo el Alcorán al ángel que se rebe- contra Dios. 42. Oh quien elevó a Enoc a lugar alto y lo escoquien todo lo Oh g conoce el libro gió!. Alcor.

¡Oh quien hace correr los ríos. g ¡Oh quien crió a Adán de lodo amasado. ¡Oh quien sujeta las naves en la testad!. la tierra y en la mar traza a todas las cosas su camino... 3 ¡Oh quien crió a las criaturas con designios que sólo él conoce!... XV... Alcor... ¡Oh quien tiene en el paraíso el fin de sus alabauzas!. el 32-35: ¿Por qué no estás tú con ternaré ante cilla los hombre que has criado de barro. lo es- ¡Oh quien formó del fuego al diablo.... ¡Oh quien hizo descender el Alcorán sobre su) Profeta y lo guió!.. y cogió!. os prosternaréis ante él adorándole. de la arcilla que se haya formado y le haya infundido mi «Dios le dijo entonces: ¡Oh Iblís! que se prosternan?— No me pros- espíritu. su ordenación y su jui ¡Oh quien en los sepulcros toma la cuenta a los muertos y se les aparece!.. — Dios le dijo: Sal. ¡Oh quien enriqueció el Islam con la oración y la limosna!. ¡Oh quien responde a la súplica del necesitado cuando le ruega!........ y se ensañó con él al tiempo de su desobediencia!. pues.. Cuando yo (2) hombre de barro.» Alcor... tú . (2)... de aquí. 28-29: «Acuérdate de que Dios dijo a los ángeles: He criado al lo amasa. cual a ninguno sino a él lo dio!. (1). (1) ^ XV.180 ¡Oh quien dio a Salomón un reino tal. llenos de agua por su ordenación!. de esta ar- que se amasa. mar con su po- ¡Oh quien en ció!.

.» La maldición pesará sobre ti hasta el día Es epíteto dado constantemente a Satanás... 47... conforme a la Abraham ahuyentó cierto día a pedradas al diablo que quería tentarle.. y en su orfandad lo acogió!. y apiádate de nosotros. 31. porjue. los de su obe-[ ju-| o ¡Oh quien salvó a José de la seducción en su ¡Oh quien recibió el arrepentimiento de la mu-j ^ jer de Faraón antes de su muerte!.. «¡Señor Dios! Haz bajar sobre nosotros de las nubes agua abundante de bendición. ¡Oh quien construyó la Meca para diencia y ventud!. ¡Oh quien constituyó al Islam como religión superior a todas las religiones!.. ^ ¡Oh quien escogió a Mahoraa para la misión de' Profeta.. servicio!. . ¡oh Dios/ ¡oh Dios! ¡oh Diosf^ eres lapidado *. XII... Kasim.... p. * tradición. también Alcor. Le Koran..— juicio!. V.. 181 — ¡Oh quien allanó la tierra con su potestad y su ¡Oh quien estableció la muerte para aquellos a quienes dio la vida!. del juicio.

fuerte o fuente. Pero si. debía pronunciarse el sermón en la más antigua. los moriscos. foso. I parte octava. debía haber sermón en las dos mezquitas. V. n. — En la liturgia musulmana el una solemnidad que precede a la ora- ción del viernes practicada en la mezquita. pá- ginas 295-296. cerca. y persona apta para celebrar en invierno y en verano las cinco oraciones diarias obligatorias. lOO. (1) MBCEH. en todo pueblo de doce o más vecinos. torre. cuando éstas perteneciesen a distinta aljama o concejo de muslimes. debía haber sermón el viernes a cargo del alfaquí.CAPITULO X Oración Sermones sermón Entre es (1). El almimbar era en la mezquita el pulpito o lugar destinado al predicador. las separaba algún río. de suerte que podía oírse en cualquiera de ellas el pregón recitado desde el alminar por el almuédano o pregonero de la otra. t. fol. en que hubiese mezquita dispuesta para el culto. valle.° iii. .-Bg. en MeHE. hallándose las mezquitas a corta distancia entre sí. Cuando dos mezquitas se hallaban situadas a corta distancia una de otra.

con tal que pudiesen. implorando de su piedad que los perdonase.- 183 — Tenían obligación de acudir al sermón todos los moradores de las cercanías. las ps. lap. esta misma hora ritual del sermón se adoptaba en la Pascua de Ramadán y en la de Carneros. volver a su casa antes de la puesta del sol. lo misrao que en todas las solemnidades del año y en el día en que se conmemoraba el nacimiento del profeta Mahoma (día 12 de Rebí el I. oraciones por el profeta Mahoma y recitación comentada de versículos del Alcorán que contuviesen alguna exhortación adecuada a las necesidades espirituales del pueblo. Solía comprender el sermón tres partes: alabanzas a Dios. al fin del sermón se humillaban todos a Dios. estaba prohibido practicar oraciones voluntarias en la mezquita. el sermón debía preceder a la oración de la noche. El sermón debía preceder a la oración del mediodía. por camino que ofreciese seguridad personal y siempre que el recorrido no excediese de dos leguas. había otros no litúrgicos. entre las once y las doce de la mañana. al acabar el acto. Durante el sermón. por tixnto."") (1). Pueden distinguirse. 92. Además del sermón ritual de todo viernes y del de las pascuas y solemnidades. 95-96. V. o después de él. dos clases de sermones: Morales llamados también exemplos y préa) " j (1) (2) V. . En la noche llamada de alcadri^ 27 del mes de Ramadán (2). semejantes a las pláticas u homilías en nuestra religión.

pagar el azaque proporcionado a los bienes que se poseían. 264. la Ribera y Asín: Ms. la exhortación al arrepentimiento. (2) . y alj. el hacer la profesión de fe. de la Bibl. 123-151. el describir el juicio de Dios y el invocar con humildad de corazón su piedad infinita. Veamos ahora cuál era el contenido del sermón de la Pascua de Carneros. abstenerse de comer y de beber por mortificación. acompañar los entierros. preservarse de la embriaguez y del uso del vino.^ — dicasj las 184 — en los cuales se exhortaba a la práctica de buenas obras en general. el exhortar al cumplimiento de sus preceptos. y otros actos análogos. así como en las dos Pascuas. hacer limosna a los pobres. ayunar de día y orar de noche. de las cuales se ha tratado especialmente (2). el aludir a las amarguras de la vida presente. reverenciar a los padres^ hacer dejación de los bienes terrenales. las ps. visitar a los enfermos. la enumeración de sus atributos. j Conocemos ya el texto de las áljothas o sermones que debían acompañar a las rogativas por agua. uno de los más clásicos en las fiestas religiosas musulmanas. describe los beneficios que el Señor dispensa a sus criaturas. Comienza el predicador con las alabanzas a Dios y la enumeración de sus atributos. a saber: permanecer largo tiempo en la mezquita. y eran distintos en cada mes y aun en cada viernes del año (1). Litúrgicos que debían pronunciarse los vierb) nes. y demás festividades: formaban su contenido las alabanzas a Dios. (1) ár. V. de la Junta p.

cómo se disponía a sacrificar a su hijo Ismael. luego un carnero. y señalando la excelencia de tal festividad en la liturgia islámica. de la guerra santa. fustiga el juramento falso. y. y cómo Abraham sacrificó primeramente un camello. de la limosna. censura el menosprecio. de la peregrinación a la Meca. la calumnia. es decir. luego. y a éstos la instrucción religiosa que deben proporcionar a sus hijos. determina el carácter de la obligación de la limosna en el dia de la mencionada Pascua. des- pués una vaca. «Dios es muy grande». relata la aparición de los ángeles a Abraham de parte de Dios. aludiendo a la forma en que lo realizó Mahoma con dos carneros. condena la traición. la vanagloria. el beber vino. aconseja a los casados el estimar mucho y prestar ayuda a sus mujeres. la cual lo encomendó a los más diligentes cuidados del padre.- 185 - misión profótica de Mahoma. reprueba asimismo el aprovecharse injustamente de los bienes de los huérfanos y el cometer adulterio. que había de celebrarse mediante el sacrificio de ciertos animales. y añade que éste fué bañado y perfumado por su madre Agar. «en el nombre de Dios». Seguidamente. para que hiciese un sacrificio en honor de su divino nombre. el casarse entre personas de estrecho parentesco. el comer carne mortecina y sangre o carne de puerco. recomienda a los hijos como obligación estrecha la más cumplida obediencia a los padres. el origen y carácter obligatorio de la oración. el degollar los animales sin pronunciar las palabras de ritual. por fin. cuenta la partida de Abraham . describe la manera de practicar ese mismo rito. exhorta a los fieles al mutuo amor que se deben.

°— V. Termina el sermón con las palabras con que el alfaquí invoca para sí y cuantos asisten al sermón la piedad de Dios. Descienden del monte Abraham e Ismael. (1) (2). del sermón de referencia: Sermón o aljotha de la Pascua de Carneros «Dios es muy grande {nueve veces). primero en figura de viejo de blanca barba.las ps. pues el Señor quedaba ya satisfecho de cómo Abraham se habia dispuesto a ejecutar su mandato. Agar les sale al se». para que sea degollado por Abraham en lugar de su hijo. y cómo en su camino (el diablo) (1) se les aparece. V. se humilla al sacrificio. hasta que comenzó a gritar «como si el monte les gritaanunciando a Ismael su próximo degüello. habría de nacer el profeta Mahoma.maldito Iblís 186 el e Ismael en cabalgadura. hijo de Abraham. hace que el puñal de que Abraham se servía no cortase. 100-148 v. doliéndose con amargura de no haberse despedido de su madre. el cual le relata la historia. ii. Agar no se tranquiliza hasta que el Señor viene a revelarle que del linaje de Ismael. las ps. resignado. modernizado. pero estimulando a su padre a cumplir la voluntad de Dios. el Señor.° XXV. He aquí el texto. Prosigue el relato en esta forma: Ismael. la madre estrecha entre sus brazos al hijo amado. 180 y 181. y da gracias a Dios por haber salvado la vida de su hijo. hasta que desciende el ángel Gabriel con un carnero. 74-75 y . sin lograr sus malvados intentos. fol. después en figura de ave. por ministerio de los ángeles. encuentro. (2) MBCEH.

y>Grande es en grandeza. y tan distinto de como lo representan aquellos que admiten la existencia de un copartícipe de su realeza! El fué rra. Nada opone a la piedad que Dios dispensa a las criaturas. y tan bendito es Dios. de la cual podrán disfrutar siempre. que constituyó a los ángeles como mensajeros. Criador del cielo otra vida. y conoce de vosotros lo que se manifiesta. Él es el Sabio por excelencia. y. » sólo soberbia son las pala- bras que salieron de sus labios. Dios es muy grande (tres veces). El es el Sabio por excelencia. y mentira. Tan bendito es el de la realeza y . Él conoce lo ausente y lo presente. a continuación. y para alegrar a los creyentes que obran bien y que obtendrán buena recompensa. pues él es omnipotente. que hizo descender el Libro en favor de su siervo Mahoma. y lo que se oculta entre secretos. que posee cuanto existe en cielos y en la tierra. se Todo aumenta en sus criaturas conforme a su voluntad. ni tampoco sus padres.í> 187 — Alabado sea DioSj que formó los cielos y la tiey la luz. Alabado sea Dios en la Alabado sea Dios. y nadie puede conceder aquello de lo cual él les priva. ¡Tan excelso es Dios. y para amenazar a aquellos que dijeron que tomó Dios hijo. estableció preceptos que vosotros desobedecisteis. las tinieblas quien os crió del lodo. los cuales nada saben sobre aquello. y sabe lo que imagináis. alzado para predicar la verdad de parte suya. El es quien existe en los cielos y en la tierra. no dijeron sino los Alabado sea Dios. » Alabado sea Dios. » y de la tie- rra. mañanas y tardes.

y dijeron: «Venimos por grado. pues tan bendito es Dios cuando anochece y cuando amanece. sabe y comprende. oye y ve. y hermoseó el cielo del mundo con las estrellas y el sol y la luna. que tú eres nuestro Señor. enriquece y empobrece. hace morir y vivir. tan bendito es el viviente eterno que nunca muere.188 tan bendito es el de la honra y el de la excelsitud. Dios es muy grande {tres cita los muertos. Alabado sea Dios. y de honra que sobrepuja toda cosa. veces). XLI. y puso las estrellas el del poderío. y nos humillamos a ti. y resucita a la tierra después de estar muerta. cuando éste era masa informe de humo [Alcor. 10] y dijo a él y a la tierra: «Venid a mí por grado o por fuerza». »Bendito es quien se instaló en el cielo. Suyas son las alabanzas en los cielos y en la tierra^ de noche y a la hora del mediodía. grandeza y tan bendito es Dios mañanas y tardes. »Tan bendito resu- ordena las horas. Señor de todas las cosas. hace reír y llorar. es quien escucha las voces. Tan bendito es el del gobierno que no se extingue. y conoce lo pasado y lo futuro Tan bendito es quien está apartado y cerca. como centinelas.» Y crió y ordenó los siete cielos en dos días.vivo. Obedecémoste cuando nos mandas. quien toma venganza de todo aquel que le desobedece. hace vivir al muerto y da la muerte al. viviente que no duerme y grande que no decrece. ordena y juzga.. el de la guarda alta. y así os resucitará de ella. Señor de la otra vida y de ésta. ¡Señor Dios! Yo confieso que tú » Grande es en . y reveló en cada cielo su mandamiento.

189 eres Dios. hagan. y limpia tus ropas y aparta de ti toda suciedad. bendito y grande. el enviado con la piedad y el castigo. de parte del Señor de las naciones. sin copartícipe. el mejor que pisó en la tierra y el mejor sobre quien descendió el Libro. ni semejante. Confesamos que Mahoma es tu mensajero y tu siervo. y sólo se satisface de sus siervos con el cumplimiento de estos . y de la más* honrada tribu en distinción. y le dijo: «¡Oh Mahoma! Levántate y amonesta a las gentes. Dios lo envió. {tres veces). » Dios. y no codicies el mundo y sufre por tu Señor. y del mejor linaje y de la más noble nación en nacimieito. fiel en tu revelación y en tu protección. e hizo que quedasen abatidas las artes de Satanás. aquel que es único Señor. ni igual. engrandece a tu Señor. Dios es muy grande y sin hijo. sin padre y sin mujer. el investido con los atributos de la verdad de la revelación. y el guardador de la pena del día del juicio. el espíritu fiel. A él se presentó Gabriel. El fué quien mandó romper los ídolos y las imágenes. él estableció obligaciones e impuso mandamientos. los sacrificios y la limosna. ¡Siervos de Dios! Apiádese y de vosotros Dios. y la oración del viernes. el mensajero del más honrado linaje. escogiéndolo de lo mejor de la hueste para defensa. el que conduce a su grey a la morada eterna y bienaventurada. y excitó a las gentes al servicio del Piadoso. El es el que prescribió la peregrinación y sus ritos. Grande es en engrandecimiento y tan bendito es mañanas y tardes. pues.» Con su ley revocó Dios todas las otras leyes. ni contrario. oración sobre él los de la tierra y los de los cielos.

y dijo el Profeta: «Cinco oraciones estableció el Señor como obligatorias durante el día y la noche. inclinaciones y prosternaciones. firmemente. quien no hubiere cumplido sus oraciones no puede abrigar aquella confianza. Dijo Dios: «Ya son bienaventurados aquellos creyentes que en sus oraciones se humillan con temor».» Cuéntase de Mahoma que dijo: «Los que dejan la oración es como si no tuvieran fe. hallándose en perfecta salud. de castigo o de piedad. en sus Escrituras . y así dijo en el Alcorán: «Mantened la oración en las distintas horas del día. no participa de las excelencias de la religión del Islam. y no quisiera ver que en vosotros quedase mancha alguna: así son las cinco oraciones cumplidas con sus abluciones. y quien se presentare con aquéllas bien cumplidas. ni pagaran la lila sus ángeles. de ingresar en el paraíso. tiene prometido el gíilardón. Dijo Dios: «Mantened la oración. creer en y en sus mensajeros. entre los cuales el primero es testificar unidad de Dios y reconocer su señorío. y su suerte. y no tuviere en contra suya obra alguna que deprimiese su mérito.» Dijo el Profeta que la práctica de las cinco oraciones diarias es semejante a un río de dulces aguas que pasase por la puerta de cada uno de vosotros cinco veces al día. pues el que deja la oración. así al exterior como en lo iny creerlo timo de vuestra conciencia.190 preceptos.» »¡Siervos de Dios! Dios ensalzó la oración sobre todas las demás obras que en servicio suyo se practican. reservada queda a la voluntad y juicio de Dios. y con la humildad que a tales actos debe acompañar. pues ésta es para los creyentes obligación estricta. de parte de Dios.

» Dios es muy grande {tres veces. 191 — no les aprovechará el atestiguar que no hay señor sino Dios. Socorred con limosnas a vuestros enfermos. y así dijo en su honrado Alcorán: «Si hacéis a Dios donación anticipada de vuestros bienes con buena voluntad. y el pecado. y su ciencia le concede una nobleza sin par. y acoged con espíritu de oración todo linaje de adversidades. conoce lo ausente y lo presente. y tan bendito es Dios^ mañanas y tardes. desconfía ahora de la piedad de Dios. pues. El letrero primero dice: « ¡Oh tú que estás señalado con la ira de Dios!» El segundo contiene estas palabras: «¡Oh tú que has menospreciado el derecho de Dios! » Y en el tercer letrero se lee: «Así como menospreciaste la obligación que Dios ha impuesto. de modo que . que son los bienes que Dios os ha concedido. en secreto la limosucí. y los ángeles los maldicen también mil veces en cada hora de oración. »Haced. Sacad de vuestros bienes. escritos con la saña de Dios el poderoso. lo necesario para satisfacer la obligación de la limosna que él también os impuso. él os los duplicará y os perdonará.» Cuéntase de Mahoma que dijo: «Dios castiga con la muerte a todo aquel que falta a la promesa de cumplir sus mandamientos y cae en ni existiese el Islam.mosna. pues Dios (bendito sea) os ha concedido los bienes en donación y préstamo.) » Grande es en grandeza. y el día del juicio habrá de presentarse el que dejó de cumplir la oración con tres letreros entre sus ojos. Dios priva del beneficio de la lluvia a todo el que deja de pagar la limosna. pues perdona con misericordia. pues Dios los maldice en este mundo y en el otro.

y hacedla de lo mejor de vuestros bienes. como el día en que lo parió su madre. y desde una peregrinación a otra le serían perdonados cuantos pecados hubiese co- metido: el paraíso es la sola recompensa condigna que se obtiene por la peregrinación realizada con limpieza. o en la peregrinación. y »Haced . ya dijo el Profeta que quien realizase la peregrinación sin pecar ni hacer maldad alguna durante la misma. quienes pudiereis hacer tal viaje. pues es derecho suyo. contentos de vender vuestras personas para la guerra santa. cumpliendo el Ramadán. es mejor que el mundo y cuanto en él existe». y vended vuestras personas a él. («con setenta redobles>>). concediéndoles el paraíso. muere mártir.- 192 — no sepa vuestra mano izquierda lo que reparte la derecha. pues es la ventura mayor que podéis apetecer. porque Dios no recibe sino lo bueno y lo lícito. la veneranda.» »Haced peregrinación a la Casa de Dios. que la limosna pública. Ellos guerrean por la causa de Dios. así en la Tora como en el Evangelio y en el Alcorán. y matan y los matan. que Dios rescata las personas y los bienes de sus fieles. quedaría limpio de sus pecados. pues. Ya dijo el Profeta: «Amanecer en la guerra por la causa de Dios. o atardecer en ella. y que aquélla desarmaba la ira del Poderoso y libraba del fuego eterno al siervo de Dios. ¿Quién puede cumplir su promesa. y también dijo: «Quien muere en servicio de guerra. Por eso ya dijo Mahoma que la limosna hecha en secreto era mejor. mejor que Dios? Estad. hasta setenta veces siete.» la guerra santa en servicio de Dios. mas la promesa de Dios es firme y verdadera.

y él es la fuente de la cual derivan los derechos de los padres. y de él se cuenta que dijo: «El que despierta al amanecer o se entrega por la noche al sueño. teniendo contentos a su padre y a su madre. ¡oh mensajero de Dios!» le objetó el Profeta: «¿Cómo. encuentra abiertas dos puertas del paraíso. pues.— también 193 — dijo: «Dios preserva del fuego eterno a todos aquellos cuyos pies se cubren de polvo en la guerra santa. que ha sido largo el tiempo que te han criado desde pequeño.» »Y le dijo: «Ea. y honrad al padre y a la madre. los has dejado?» »Y respondió: «Los he dejado llorando. vuelve a su compañía. » Grande es en grandeza.» Dios es muy grande {tres veces). mañanas y tardes. y que fueseis obedientes a vuestros padres. y quien al amanecer o por la noche se halla en aborrecimiento de ellos. y le dijo el Profeta: »¿Tienes padre y madre? »Y »Y contestó: «Sí.» »Y también dijo el Profeta que el desobedecer al padre y a la madre es uno de los pecados mortales. se le abren dos puertas en el fue13 . así como los has hecho llorar. pues. que yo os lo recompensaré. y las loores son a Dios muchas veces. Dijo Dios: «Sed agradecidos a raí y a vuestro padre y vuestra madre. y hazlos reír. Cuenta el Profeta que un hombre se le presentó con ánimo de ir en su compañía a la guerra santa. pues en Dios recae la gratitud que a ellos se tributa. Obedeced a Dios en todo aquello que él os ha impuesto como obligación. y tan bendito es Dios. y por ti han sufrido amarguras.» Y Dios ordenó que no adoraseis sino a él.

y condenado al castigo del fuego infernal». siervos de Dios. respondió: «Aunque sea un verdugo de aliaga o mimbrera. el día de hoy les haré sombra con mi sombra. y enseñadles el Libro de Dios y la tradición de su profeta Mahoma. el día en que no habrá otra sombra que . ayudaos en el bien y amaos por Dios. y que al serle preguntado al Profeta: «¡Oh mensajero de Dios!» ¿Y si el derecho fuere sobre «cosa poca»?. Cuéntase del Profeta que dijo: «Dirá Dios el día del juicio: ¿En dónde están los que se amaban? Pues por mi nobleza.— 194 — go del infierno. pues el juramento falso deja las casas yermas de moradores y de bienes. pues ya fué dicho que el instruir a los muchachos en el Libro de Dios destruye la saña del Poderoso. avezadlos de chicos y obligadlos a reconocer la fe. pues si un monte la hiciese a otro monte. priva de su derecho a un muslim. Dios conv rtiría en polvo menudo al monte que obró la mal dad.» »Y a vuestros hijos. aunque el padre o la madre le hayan hecho alguna sinrazón. Y guardaos de jurar en falso.» »Y no os envidiéis ni os aborrezcáis ni os sepa- recho que tiene éste le réis ni os deis la espalda. le instruya en el Libro cuando tiene uso de razón. y le dé buen ejemplo en público y en secreto. Refiérese de Mahoma que dijo: «¡Oh gentes! Guardaos de la maldad. con juramento falso. es privado del paraíso por Dios. y es además uno de los pecados mortales. hermanos. y sed. Y el de- el hijo sobre el padre es el de que ponga buen nombre cuando nace.» Y también se refiere que dijo el Profeta: «Aquel que. lo case cuando sea de edad conveniente.

y no le paga al loguero.. y si la quieres enderezar la quebra- . lo que ama para sí mismo. diciendo: estas son las maldades y engaños de fulano. Y no es lícito al muslim el negar la palabra a su hermano muslim. Mirad que vosotros sois cautivos enseñoreados. y tan bendito es Dios. y recibe el trabajo. y él cree lo que tú le dices. hasta que ama para su hermano. y las loores son a Dios muchas veces. mañanas y tardes. después. de aquel que vende al liberto y come de su precio.» • Haced buena compañía a vuestras mujeres. Guardaos de causar engaño. comete engaño. Cuéntase del Profeta que dijo: «Al engañador le levantarán el día del juicio un pendón en el cual se hallarán puestos sus engaños y falsías. pero tú le mientes». y la mayor de las falsedades es «que hablas con tu hermano el muslim y razonas con él. {tres veces) »D¿os es grande en grandeza. y de aquel que loga al trabajador. maldad o traición.» Y también dijo: «Fué criada la mujer de una costilla torcida [^tuerta ^). y. que ellas son en vuestros poderes medianeras y auxiliares. y ellas son como pobres flacos. Y dijo el Profeta: «Temed a Dios en dos flacos: la mujer y el huérfano. pues Dios no guía las artes de los falsos. Todo esto son propiedades de los malos. — la raía. «y el mejor de ellos es el que comienza a hacer el saludo». proporcionadles el sustento y el descanso necesarios.» Y también dijo el Profeta: «De tres [clases de personas] seré yo acusador en el día del juicio: del hombre que me obedece.» 195 - creyente a poseer la verdael creyente. Dios es muy grande Y no llega el dera fe. y honradlas con lo bueno. por más de tres días.

y el honrado es de buenas obras. y vosotros. y si se ausenta de ella. 196 - y si la dejas estar tal cual es. le obedece. guardaos de desobedecer. ellas vencen a los honrados. es grande a los ojos de Dios. pues la vergüenza guía a la honra y la honra conduce al paraíso. y tan bendito es Dios mañanas y . Dios es muy grande {tres veces). dice el texto]. y Dios aborrece a todo aquel que repudia sin razón. y si la manda.» Y Dios no puso cosa mas aborrecida para mí que el repudiar. pues. su mujer: «¡Oh Aixa! Yo haré de acusador en favor de toda mujer a quien haga sinrazón su marido. ¿Adonde. guarda su honra. Y dijo el Profeta a Aixa. Y procurad tener vergüenza. lo alegra. Grande es Dios en grandeza^ y las loores son a mo mandad a >^ Dios muchas veces.» Y también dijo: «El mejor de vosotros es el que es más bueno para sus mujeres. y has de servirte de ella. pues se os demandaría por ello en el día del juicio. huirá?» Y dijo: «A quien sufriese por causa de las malas costumbres de su mujer. aquella que cuando él la mira. que viene a ser un politeísmitigado [«descreencia chica». que quien es conceptuado pequeño en la estimación de las gentes.ras. y la mejor de las compañías es la mujer buena. y a ellas las vence el tiempo. Y guardaos de la vanagloria.» »Y no menosprecie ninguno de vosotros a ninguno de los muslimes. Y vuestros hermanos que guarden las cinco oraciones diarias.» Y dijo el Profeta: «Lo mejor que le es dado como alimento al creyente es la buena mujer. y cumplan la obligación de obedecer a Dios. y Dios será el juez. le será dado algo semejante a lo que fué dado a Job.

y juntó sus dos dedos. y decir. las hijas y todas las demás que en la Ley se notan (1). pues a los que comen los bienes de los huérfanos contra justicia.- 197 — tardes. Os está vedado el difamara las familias levantando calumnias. Y no comáis de los bienes propios de los huérfanos. causa de aborrecimiento y camino de perdición. . que no es sino maldad y fealdad. el casar con las madres.» Dios es muy grande {tres veces). sino en lo que sea de justicia. entro hermanos y sus ascendientes o descendientes. al degollar la res. Y dijo el Profeta: «Yo y el amparador del huérfano seremos en el paraíso como estos dos». entre parientes por afinidad y entre colactáneos. ¡Oh gentes! Guardaos de cometer adulterio. ^Grande es Dios en grandeza^ y las loores son a Dios muchas veces. Las des El matrimonio está prohibido por la ley musulmana (1) entre parientes ascendientes o descendientes en línea recta. y serán asados en el infierno. otra cosa que el nombre de Dios. aun en sus vientres se los comerá el fuego. por cada pelo [que toca] Dios le escribe una obra buena y le descuenta un pecado. Las de este mundo consisten: en verse privados de la bendición de sus bienes. Ya dijo el Profeta: «A toda costa debéis guardaros de cometer adulterio. el usar como alimento de la carne mortecina y de la sangre y la carne del puerco. que envuelve seis clases de deshonra: tres en Cite mundo y tres en el otro. las hermanas. en que desaparece la hermosura de su cara y es aborrecido en la estimación de las gentes. Y también dijo: «A quien pasa su mano frotando [por caricia] sobre la cabeza del huérfano. y tan bendito es Dios mañanas y tardes.

que es la madre de los vicios. Y absteneos también de beber vino. causa de la saña del Piadoso. incentivo de los pecados.— 198 — honras del otro mundo son: el aborrecimiento por parte de Dios. y de todo desacato y desobediencia a él. aromatizado con almizcle. En él debéis cumplir lo que está mandado por la tradición. Y absteneos de todo aquello que Dios os ha prohibido. y lo ha hecho Pascua y día de reunión para los muslimes. y a quien bebe vino en este mundo. Dios le dará a beber el néctar del paraíso. y el gentil no tiene religión. Dios le priva de él en el otro mundo. maldad capital. red de Satanás. perdición de las personas. derramar sangre corriente y hacer sacrificios perfectos. llave de la desobediencia. y para que se alegren los buenos. por él se menosprecian las obligaciones que Dios ha impuesto. y observar lo que está preceptuado. Ya dijo el Profeta: «Eq todo pueblo hay gentiles. la angustia que sufre al ser juzgado y su entrada en el fuego del infierno». y a quien del vino se abstiene. para que alabéis a Dios. y por eso las sujetó a vuestro dominio. y es el día en que se entrega la limosna. y como obligación en vuestra religión. sino que recibe vuestra voluntad. dar de comer al desnudo y al mendigo. y en el que se multiplican vuestras buenas obras y se amenguan vuestros pecados. esto es. y los gentiles de mi grey son los bebedores de vino.» »¡ Siervos de Dios! Dios ha santificado este vuestro día. pues ya dijo Dios que él no recibe la carne y la sangre de las víctimas. por la concesión que os ha hecho. y que arrastra a servir a los ídolos. . por él es uno arrastrado hacia lo prohibido.

a no ser que algún grave motivo se lo impidiere.199 sas.p. antes que el imam la suya. antes que el imam degüelle la suya. seguid camino distinto de aquel por donde vinisteis. ¡Señor Dios! Recíbela de mí. Dios es muy grande. aunque aquello es más meritorio. dando testi^¡Siervos de Dios! monio solemne de vuestra fe. os abstendréis de sacrificar que ten^^. tuerta. Cuando volváis ¿i vuestras cadespués de haber practicado la oración. que sea defectuosa de nacimiento.6. como la recibiste de tu amigo Abraham y de tu profeta Mahoma. Señor: esta víctima es tuya y para ti. No degollaréis vuestras victimas. . os situaréis de cara hacia la alquibla. Vuestras víctimas serán escogidas de entre las mejores que poseáis. pues ellas serán vuestras cabalgaduras al pasar el puente del asirat (1). lisiada o con algún otro defecto orgánico. es decir.» la (1) V. a fin de causar pesar a los incrédulos. evitando el atormentarlas.a tachas. muesa en sus orejas. puede también facultar a otra persona para el degüello de la víctima. pues Dios no recibe sino lo bueno [conforme a la Ley]. Al degollar vuestras víctimas. Quien tuviere victima que sacrificar. En el momento del degüello se dirá: «Dios es muy grande». pues él ha sido establecido por Dios como jefe vuestro en los actos religiosos. afilaréis vuestros cuchillos y os dispondréis a sacrificarlas con piedad y sin saña. comenzará por degollarla él mismo. Realizado el acto se dirá: «En el nombre de Dios. sin que por eso el sacrificio deje de ser lícito. y no sería válido el sacrificio de aquel que degollare su víctima.

y dejan en él de obtener méritos ignorando la cantidad que dejan! Es el día de la peregrinación mayor y el más excelente por los méritos que se alcanzan. andab-in en negro y pacían en negro (sic).» «Después del sacrificio. Dios es muy grande. y que no existe cosa más grande que sus preceptos. cuando dice: «Cuando hicimos conocer a Abraham el emplazamiento de . que miraban en negro. que no saben la cantidad de lo que alcanzan. esta victima es tuya y para ti. trayendo a Dios por testigo. en verdad. en manera alguna vendáis la carne ni la piel del animal sacrificado. pues.» 200 — Sábese que el Profeta hizo sacrificios «con dos hermosos carneros cornudos. comeréis parte de la carne de las víctimas. y llegue a ver que. dijo: «En el nombre de Dios. ¡Señor Dios! Esta víctima es por quien confiese que yo soy tu mensajero. Sabed. Dios no tiene copartícipe alguno de su grandeza. ¡Señor Dios! Esta es por Mahoma y los suyos. que este vuestro día es grande y es festividad memorable establecida por Dios en vuestra religión. y vueltos éstos de cara hacia la alquibla». y dijo: «En el nombre de Dios. y daréis de comer de ellas «al muy pobre y al mezquino necesitado». cuando honró vuestra Ley y distinguió con su ennoblecimiento a vuestro profeta Mahoma. ¡Oh cuántos alcanzan este día. pues hay en ello notable galardón y cumplida recompensa. a fin de que él sea confirmado en la verdad de lo que atestiguó. De su excelencia habla el Alcorán. Al degollar el primero. Dios e3 muy grande. siervos de Dios.» Después degolló el otro. sus pies apoyados sobre sus cuellos. como él confesó. santificadlo. y engrandecedlo.

» »Ya dijo Benabás (1): «Cuando quiso Dios (tan bendito es su nombre. bajo (1) cuya autoridad se narran muchas leyendas bíblicas. por inspiración mía. ni admitas copartícipe mío. compañero de Mahoma. Desciende hasta él y regocíjalo. ¡oh ángel de la muerte!. dije- ron los ángeles: «¡Oh nuestro Señor y nuestro procu- rador! ¿Para qué quieres tomar jos de amigo entre sin los hi- Adán. y el más dulce de ellos en habla. de todo valle hondo y de todas partes. si ellos son devastadores de la tierra. justa corruptores. en cosa alguna. por devoción. . y olió olor de almizcle en su aposento hasta que se Célebre tradicionista. y el más limpio de ellos en ropas. ¡oh Abraham!. Y era Abraham el más avisado de las gentes. y vendrán a ti los hombres. siendo tu amigo?» »Y le contestó Dios estas palabras: «Tú lo recibirás. la rodean y en ella practican inclinaciones y prosternaciones. y tú cuidarás de recibir su alma. derramadores de sangre causa?» »Y dijo Dios a los ángeles: «Yo sé lo que vos- otros no sabéis.» »Y dijo el ángel de la muerte: «¡Oh mi Señor y mi procurador! ¿Y quién amparará y se atreverá a recibir el alma de aquel siervo. y conserva pura mi casa para los que. él es nuestro Sefior y nuestro procurador) tomar por amigo a Abraham.- 201 -- la Casa santa. le dijimos: no abandones tu fe. y llama a las gentes a la peregrinación.» »Y descendió el ángel de la muerte en la más hermosa de las figuras de los hijos de Adán en cara y en gentileza y en buen olor.

» . Dime: ¿eres tú.- 202 - paró ante él el ángel de la muerte. a fin de que le muela el alimento con mis puños. y el «Me ha hecho entrar la fundó. apiádese Dios de ti. al cual dijo: «¿Quién te ha dado entrada en mi casa sin mi licencia?» »Dijo el ángel: la casa.» »Y repuso Abraham: «Verdad dices. pone en dispersión las aljamas. deja desiertas las casas y puebla los cementerios. y. el ángel de la muerte. o quién eres tú.» »Y dijo Abraham: «¿Quién es. y le traiga sobre mis hombros el agua para beber. ese amigo? Guíame a él. yo soy. es el señor de ella. ¡ohAbraham! Aquelquemeha criado a mí y te ha criado a ti. dijo al ángel: «¡Oh ángel de la muerte! ¿A qué vienes. cuando volvió en sí. y han temblado mis miembros. mensajero enviado de parte del Señor de todas las cosas. y se ha trabado mi lengua. y por qué a ello has sido enviado?» »Dijo el ángel: «He sido enviado para regocijar a un siervo a quien Dios quiere tomar por amigo. por ventura. pues que dices que te ha hecho entrar el señor de la casa. y se ha acurrucado mi piel?» »Y le dijo el ángel: «Yo soy el que destrona a los reyes. que de oír tus palabras se me ha cambiado el color.» el señor de que »Díjole Abraham: «Pues ¿cómo? ¿Acaso hay en mi casa otro dueño que yo?» »Dijo el ángel: «Sí. ¡oh Abraham!. y le sirva todos los días de mi vida. ¡oh ángel de la muerte!. y a qué has sido enviado.» »Y cayó Abraham como muerto.

» "En verdad. se le apareció el ser más bello que podían ver los ojos.» » Despertóse Abraham espantado. hasta que enñaqueció su cuerpo y se adelgazaron sus huesos. y des- . y le dijo: «¡Oh Abrahai:i! El Señor de las gentes te dice: levántate y hazme un Scicrificio en honor de mi nombre. »Y cierta noche. temblando. y el más rico en perfecciones. ¡oh Abraham!» »Y cayó Abraham postrado ante el Señor de to- das las cosas. porque has repartido como limosna alimentos. sin tomar cosa alguna de alimento ni cesar en el servicio de Dios. mientras dormía. y por ello te concederé recompensa el día del juicio. y lo recibiré de ti. al verme servidor del amigo del Señor de todas las cosas?» »Y le dijo el ángel: «Pues tú eres aquel amigo. oh «¡Glorificado sea Dios! ¿Y cómo no había de contentarme. y lo pondré como modelo a todas las generaciones. y fuese hacia donde se hallaban sus camellos. Abraham se había mantenido largo tiempo en oración durante la noche y ayunando de día. y has practicado la oración de noche. has hecho en público la salutación. mas ¿por qué he alcanzado este grado de honor. a fin de que se acreciente mi vecindad a ti y mi fe.Abraham?» »Dijo Abraham: 203 - »Dijo el ángel: «¿Ya te contentarías con eso. cuando la gente dormía. y dijo: «¡Oh Señor mío! ¡Oh mi procurador! Yo te lo agradezco. y cómo he obtenido tal dignidad?» »Y le contestó el Señor: «¡Oh Abraham! Has alcanzado esto de mí.

» » Despertóse Abraham temeroso y espantado.» » Despertóse Abraham amedrentado y tembloro- y fuese hacia donde se hallaban sus vacas. to concédeme esta noche el ver cuál es tu deseo. Después dijo: «¡Oh mi Señor! Este sacrificio que te he hecho. tomó un carnero. degolló una de éstas. ¡oh Abraham!» »Y dijo Abraham: «¡Oh mi Señor. y dio de comer su carne a los pobres y mezquinos. y lo recibiré y lo pondré como modelo a todas las generaciones. alimento a los pobres y mezquinos. mientras »Y le dijo el Señor: «¡Oh Abraham! Dios no te pide camellos. ¡oh Señor!.— pellejo uno de ellos. mi caudillo y mi procurador! ¿Con qué he de hacer sacrificio para ti. ^En la noche cuarta. si ya lo he hecho con los camellos y las vacas y los ganados? ¿Con qué quieres. dijo: «Si este házmelo conocer la tercera noche. ¿ha sido acepa tus ojos? Si no. que yo haga sacrificio que sea acepto a tus ojos?» »Y al llegar ésta. ñi vacas ni ganados. vio que le decían: «Hazme un sacrificio. pero te man- . y la dio para que sirviera de so. se le representó ensueños que le decían: «¡Oh Abraham! Hazme un sacrificio en honor de mi nombre. lo degolló. los 204 - y de su carne dio de comer a pobres y mezquinos. que le dijo: «¡Oh Abraham! El Señor de todas las cosas te dice: Hazme un sacrificio en honor de mi nombre. y por ello te concederé recompensa el se le apareció en sueños un mensajero día del juicio.* dormía Abraham. y sacrificio es acepto a tus ojos. mientras dormía Abrahara.» >La segunda noche.

entró al baño. Cfr. y quiero de ti. Suppl. (1) . a ñn de que vaya conmigo al lugar donde quiero hacer sacrificio. ¡oh Agar Es que mi corazón está grandemente poseído de amor hacia tu hijo. hojas de cierta especie de que en Oriente se emplean a modo de jabón. durante aquella noche. que duerma?» i »Díjole Abraham: «Calla. y yo te daré por ello recompensa en el día del juicio. 1. estuvo Abraham despierto y pensativo. y de un deseo vehemente. y le vistas con ropas limpias y nuevas.» ^Cuéntase que. y besando a su hijo tan amado. dijo: «¡Oh Abraham! ¿Qué es de ti esta noche. tomó Agar asu hijo Ismael. Y al • mis ojos. placer de hasta no dejarle reposar. Sacrifícalo en honor de mi nombre. t)41. ¡oh Agar!. con esto lavan a los muertos.205 da que degüelles a tu amado hijo Ismael. y estrechándolo contra su pecho ver aquello su ma dre Agar. Quizá derivado de jI^miJI. que no dejas a mi amado Ismael. y comenzó a lavarle la cabeza con alsidri (i) y alcanfor. DoZY. el descanso de tus entrañas.» »Y dijo »Y le dijo su madre: te mandado que «¡Oh hijo! Con esto lave tu padre Abraham.» me ha loto.» »Al amanecer del día. cuando los preparan para marchar desde este mundo al otro. y bañes su cabeza hasta dejarla bien lavada y limpia. que en la madrugada de mañana (si Dios quiere) entres a mi hijo Ismael al baño. el placer de tus ojos. lo a su madre su amado hijo Ismael: «Estoy viendo que lavas mi cabeza con alsidri y alcanfor.

«Después se apareció Iblís a Ismael. y les dijo: «¡Oh Abraham! ¿Adonde vas con tu hijo?» »Y contestó: «Voy adonde tengo necesidad de ir. el maldito. de comer y de beber. le harás sombra con esta cobertura. y cuando tenga hambre. Díjole Agar: «Toma.» »Y le dijo Abraham: «Pláceme. ropas de lana.» »Y le dijo: «¡Oh viejo! ¿Por ventura.» »Y díjole Iblís (maldígalo Dios): «Has de saber que tu padre intenta degollarte hoy. que te ha engañado Iblís. ¡oh enemigo de Dios!» Y volvióse Iblís. ¡oh Abraham!.» 206 te lo Y dijo Ismael: «Si es que mi padre ha man- dado. en figura de un viejo de blanca cabeza y barba. el maldito. Y cuando habían avanzado en su camino. y cabalgó en su cabalg idura. obligación tuya es obedecer su mandato. le darás de beber. se les apareció Iblís.» »Y dijo el viejo: «Por Alá. y cuando tenga sed mi hijo amado. y cuando le moleste el sol. ¡oh Agar!» »Marchó Abraham. y » Conoció le dijo: «Huye de mí. y le dijo: «¿Adonde va tu padre contigo?» »Y contestó Ismael: «Adonde tiene que ir por una necesidad que se le ha presentado. Entró después Abrahara en secreto a su aposento. e hizo cabalgar a su hijo detrás de él. por no haber logrado sus propósitos. y tú no vas sino a degollar a tu hijo. de las mejores de las ropas.» «Lavóle su cabeza hasta dejarla muy limpia.» Abraham que aquel viejo era Iblís. has visto tú . y tomó un puñal que colocó en su manga. maltraído y entristecido. le darás de comer. y le vistió con ropaa nuevas y limpias. y cobertura para su cabeza.

¡oh mancebo!. perdido. Aparecióse después por tercera vez a Ismael. que yo ^< soy contigo. y no desobedecerle.» »Y Dios inspiró a Ismael que dijese: «¡Oh viejo! Si es que Dios se lo ha ordenado. obligación suya es obedecer a su Señor en lo que le ha mandado. le dijo: «¡Oh mi amado hijo! ¿Por qué lloras?» »Y contestó Ismael: «¡Oh padre! ¿Y cómo no he de llorar. menospreciado. y sobre el monte serás derribado. «pues» el ave no . E Ismael lloró amargamente. Y volvió Abraham el rostro hacia su hijo.» »Y marchóse el enemigo de Dios.— 207 — algún padre que degüelle a su hijo sin razón alguna?» »Y dijo Iblís: Alega tu padre que Dios se lo ha ordenado. en ave que revoloteaba alrededor de la cabeza de Ismael. y que decía: «¡Oh cuan grande es mi dolor por ti. y con el puñal » Volvió después figura de serás degollado. cuando este viejo me ha hecho saber que quieres degollarme?» »Y le dijo: «¡Oh hijo! No tengas miedo. y cómo quiere degollarte tu padre el día de hoy!» «Y le dijo Ismael: «¿Por ventura has visto padre que degüelle a su hijo sin razón alguna?» »Y alejóse el enemigo de Dios. el enemigo de Dios.» »Y Dios dio a entender a Ismael sobre aquello.» Iblís. inspirándole que dijese a su padre Abraham: «¡Oh padre! Si es que el viejo miente. y. al ver que lloraba. y le dijo: «¡Oh Ismael! A la muerte te llevan. perdido. Iblís el maldito^ menospreciado.

diciendo: «¡Oh Ismael! El día de hoy serás degollado sobre mi.» me hacen saber que tú me hijo! quieres »A lo que respondió Abrahara: «¡Oh De las aves. Examina. Y cuando el sol comenzó a molestar al mancebo. XXXVII.» » Comenzó entonces Abraham a rogar y a humillarse a Dios y a hacer oración. aquello que tanto desea para mí la adorada de mi corazón » » Entonces Abraham dijo a su hijo Ismael: «He visto en el sueño que debo degollarte (1). cuando sea el día del juicio. con la más alta voz que pudo. y ellos degollar. y será derramada tu sangre en mí. . me alabaré contigo sobre los otros montes. Pero abandónate.208 miente. las hay mentirosas y verdaderas. considera. lo (1) Alcor. comenzó a gritarles. dijo éste a su padre: «¡Oh padre! Ya siento que me sofoca el calor del sol. al juicio de Dios. como si el monte les gritase. 101. si él quiere.. se apiadará de ti y de tu padre. pues bienaven- turado tú si vienes a ser sacrificio acepto a los ojos del Señor de todas las cosas.» »Y cuando Iblís el maldito desconfió de Abraham y de Ismael. y. lo que mejor te pareciere. «pues» el monte no miente^ que no hay en él pecado ni mérito. dijo Ismael a su padre: «Si es que el viejo y el ave mienten. puesto que te hallas en presencia de tu Señor. pues. y no pudo conseguir su propósito respecto de ellos. y sobre mis cuestas estará tu sepulcro. pues.» »Al oír estas palabras. ¡oh hijo!. y no veo que cumplas el encargo de mi madre.

y recibi- do su bendición. y habría hecho saludo de despedida con mi madre la piadosa. y la anEsto es gustia se apoderó de su ánimo. y nada es tu dolor de haber de separarte de tu padre y de tu madre. 102. y dijo: «¡Señor! Apiádate de mis canas y de mi hijo. antes de salir mi alma de la casa del mundo. y perdóname por lo que voy a hacer. y dijo a su padre: «Hubiéscsme hecho a saber aquello. que.» »Entonces Ismael dijo a su padre Abraham: «¡Oh padre! Haz lo que te ha sido mandado. pero ¡oh padre! acércate a mí para que te bese entre tus ojos. y apoya (1) Alcor. y reciba tu bendición.que te digo hijo! 209 - y acude animoso al sufrimiento.» »Y dijo Abraham: «¡Oh hijo! Yo temí decirte aquello. aún me encontrarás fuerte en el sufrir (1). ¡oh padre!. y hubiéramos sido contradictores y des- obedientes a mi Señor. ¡oh lo que me fué revelado en mis sueños. antes de salir mi alma de la casa del mundo.. la cual [a su vez] no te hubiera dejado venir conmigo.» ^>Entonces Ismael lloró amargamente. con el favor de Dios. A toda persona ha de alcanzar la muerte. aprieta mis espaldas. » Y tomó Abraham el puñal. XXXVII. 14 .» »Después lloró Abraham amargamente. dijo a su padre: «¡Oh padre! Grande amargura es la muerte. y cuando lo vio Ismael. porque tal vez lo hubieras dicho a tu ma- dre. y habría tendido mi cabeza debajo de sus pies. No obstante. y tú eres el primero que la debes sufrir y yo el postrero en ejecutarla. en comparación del dolor y tristeza que ellos sienten por ti.

y a mí me pide socorro. que yo soy el Piadoso por excelencia. y comenzó a degollar al fruto de su corazón y placer de su persona. socorredle.» «Después de haber desnudado de los vestidos su hijo Ismael. para que no me desli- ce ni te toquen las gotas que se rociarán de mi sangre. lo tendió sobre la garganta de Ismael. lo volvieron los ángeles y no cortaba.» »A1 tender Abrahara por segunda vez el cuchillo sobre la garganta de Ismael. y éste no cortaba. y gritaron los montes. y dijeron: «No conviene sino que a este semejante siervo lo tome Dios por amigo.» el suelo. y de haberse abandonado al juicio de Dios. Y dijeron los ángeles al ver aquello: «¡Oh nuestro Señor y nuestro procurador! ¿No ves lo que tu amigo y tu purificado Abraham hace con su hijo Abraham a Ismael?» »Y está a si dijo Dios: «¡Oh ángeles míos! Todo aquello mi vista. en este caso. Dios me privaría de parte del galardón. Cuando Abrahara tumbó a la tierra el cielo y había en ellos.» • Después dijo Ismael a su padre: «¡Oh padre! temblaron su hijo en con cuanto Cuando me hayas degollado. »Y le dijo a Abraham su dre! No tengas hijo Ismael: «¡Oh pamiedo. 8i él os pide socorro. los árboles y las alimañas y todo lo que había criado Dios y los ángeles honrados. amortájame en esta ropa y vé con mi túnica a mi madre. y hiere de punta con el pu- . »Y volvieron los ángeles el puñal. pues. a fin de que se consuele y descanse al conocer mi suerte. alzó su vista al cielo y asió el cuchillo. yo le socorreré.210 tus pies sobre mis hombros.

» »Y he aquí que Abraham hería de punta con el puñal. y no cortaba. y ejecuta lo que te ha sido me hallarás. ¡Oh mi Señor! Ayúdame y concédeme destino consolador y éxito saludable. dijo Dios: «Voceémosle. y entonces los ángeles entonaban desde el firmamento hasta encima del trono de Dios santificaciones. salutaciones. ¡Oh quien todo lo puede!» » Y cuando Abraham apoyó por cuarta vez el cuchillo. dijo a su padre: «¡Oh padre! ¿Quién fué contigo el día que te lanzaron en el fuego?» »Y le dijo su padre Abraham: «Mi Señor fué conmigo. y puso desde la parte inferior de la garganta do Ismael hasta su nariz una hoja de cobre. por cuarta vez envió Dios ángeles llorando y gritando. con el favor de Dios. admirados del sufrimiento de Abraham y de su aban- dono de Dios.» »Y dijo Ismael: «¡Oh padre! Déjame. así nosotros damos galardón al juicio »Y al . ni tomes venganza contra mí [por causa de] mi enemigo Iblís. ¡Oh Abraham! Ya has visto confirmado tu sueño. fuerte en el sufrir. ver Ismael que el puñal no cortaba. alabanzas y ennoblecimientos al Señor de todas las cosas. que tú ^11 - nal sobre mi garganta. y conociendo la santidad de Abraham. y no pruebes con este dolor a mi padre y a mi madre. y él se apiadará de mí por mi pequenez y por mis pocos años. que mi Señor hará conmigo lo que quiera.mandado. y a rogar y a humillarse a Dios. diciendo a la vez: «¡Oh mi Señor y mi procurador! Apiádate de mi flaqueza y mi niñez.» »Y volvió Ismael a llorar.

y comenzó a besarlo y a abra «Alabado sea Dios. gozoso y alegre.» »Y descendió Gabriel y dijo: «¡Oh Abraham! Dios ha dado a tu hijo por su pciciencia una oración. y vio un á ios buenos. cuanto había hecho en su favor. calo de. Señor de todas las cosas.» »Y Abr¿\ham zarlo. agradeciendo a Dios.» Y Gabriel el fiel.2lá descendió. y toma lo que está detrás de ti. y cuando ruegue con ella será respondido.mó y lo degolló. Dijo Dios: «Sacrifílo nombró Dios grana no ser por la piedad de Dios en favor de los hombres. después. volvió su rostro. he aquí que . carnero. »Abraham. lo to. por mandado de Dios. »Y dijo Ismael: «Un hombre con unas ropas Ismael sus ropas y blan- cas. sacrificio. No hay Señor sino él. ¡oh Abraham! Deja lo que está debajo de ti.» »Después bajó del monte Abraham con su hijo Ismael. y dijo: vistió a le des- ató sus ligaduras. Y cuando estuvo cerca de su casa. hubienin degollado las gentes a sus hijos hasta el día del juicio. halló desatado a su hijo y le preguntó quién lo había desatado. de olor de almizcle. con un hermoso carnero que había pacido en el paraíso cincuenta siglos. y dijo: «¡Oh Abraham! Ya lo ha recibido de ti.» Miró Abraham detrás de sí. aquel que nos ha salvado.» como noble Y Y sobremanera piadoso y misericordioso para sus criaturas. después de habernos sometido a pruebas. Y cuando volvió en sí.» »Y dijo Ismael: «¡Señor! Ruégete que perdones y coloques en el paraíso a todo siervo tuyo que no admita la existencia de copartícipe tuyo. cayó como muerto por lo que había visto.

que te ha salvado y ha desel daño. de estar medrosa. y congregúenos a mí y a vosotros bajo la enseña de nuestro profeta sas? viado Mahoma. Agar. el honrado. . él es el vivo. del daño doloroso. quedó contenta con el juicio de Dios (1). sin embargo. Y al ver a Ismael con el color cambiado. fruto de mi corazón! ¿Quería tu padre degollarte para satisfacer al Señor de todas las co- Alabado sea Dios. Suya es la religión. MiKKHOND. entonces. Señor de todas las cosas. aunque es más con cisa. Él es el perdonador piadoso. hombres y mujeres. no hay Señor sino él. pues.- 213 - Agar salía a su encuentro por el camino. con él os predico y pido perdón a Dios para mí y para vosotros y para todos los muslimes. V. ^Favorézcanos Dios a mí y a vosotros con el grande Alcorán y con las oraciones. hijo de Abraham. liauzat Us-Safa {Uible de V Islam). creyentes. lo estrechó contra su pecho y co/nenzó a besarlo. puramente. acerca del aacrificio de Is(1) mael por Abraham. después le dijo: «¡Oh mi amado hijo. pá- ginas 55-60. Después refirió Ismael a su madre Agar la historia de lo ocurrido. y Agar lloró amargamente. y líbrenos. Rogadle. » Alabado sea Dios.» Y no cesó Agcir. »Digo mi dicho éste. hasta que obtuvo de su Señor la seguridad de que nacería el profeta Mahoma del linaje de Ismael.» Del relato que antecede. conozco otra versión que conviene en lo fundamental con la que aquí se expone. por su piedad.

Tal obligación consiste esencialmente en abstenerse de comer y beber.CAPITULO Del ayuno. la profesión de fe y la oración.— Expuestas hasta aquí las dos primeras obligaciones religiosas musulmanas. Todo el que advierta el comienzo de tal mes. 303-305.-MBCEH. en el cual el Alcorán ha sido enviado del cielo para ser guía y luz de los hombres y regla de sus deberes. pasamos ahora a explicar la tercera de aquellas. donde se lee: «El mes de Ramadán. Se basa este precepto en el Alcorán. 40. V. noveno mes lunar del año islámico. fol. Gg. 181. II. a saber. 138-139. el ayuno durante el Ramadán.° iv. es decir. y en guardar continencia desde que raya el alba hasta que el sol se haya puesto «y los arreboles de Levante hayan adquirido en aquella hora su característico tono blanquecino». en MeHE. El que se encuentre enfermo o de viaje ayunará a continuación igual número de días. MBN. . ps. XI Ayuno y su obligación (1). n. t. es el tiempo destinado a la abstinencia.» (1) fol. ii.— 5^." 1870 (sa. deberá observar el precepto. 2).

bastaba el juicio de dos musulmanes. debían repetir aquel día. practicar alcofara (1).- 215 - De conformidad con esta ley. sucesivamente. . comenzaba la obligación del ayuno en el momento mismo en que era vista la luna de Ramadán. tanto obligatorio como (1) Es decir. peDÍtencia expintoria o de compensación. y por el testimonio de ambos pudiera ya comenzar oficialmente la obligación del ayuno. además. Cuando se ofrecía ¿ilguna duda sobre la aparición de la luna. de tal suerte. y. cuando llegaba a su noticia. que atestiguasen haber visto la luna de Ramadán. quien hallándose a solas viese la luna de Ramadán. se explicará como más adelaute. el ser vista por las gentes era el hecho que marcaba el comienzo del ayuno. éste obligaba ya a quienes hubiesen visto la luna antedicha. y no cesaba hasta que era vista la luna de Xaual. por si algún otro musulmán la había también visto. que si a sabiendas dejaban de ayunar. la del mes anterior). y comenzar el ayuno treinta días después de haber ésta aparecido. bastaba hacer el cómputo conforme a la luna de Xabán (es decir. y. para que todos los musulmanes se atuviesen a ello y comenzasen el ayuno. El testimonio citado obligaba desde luego a los habitantes del lugar en que se daba. Para la validez del ayuno. por no mostrarse claramente a la vista de todos. a los de los otros pueblos. Por la misma razón. debía manifestarlo al alfaquí. Si la luna de Ramadán no era vista en modo alguno. particu- larmente. Cuando la luna aparecía claramente. pues. por impedirlo las nubes. fieles observantes de su religión.

cuando la intención se formaba al principio de la noche víspera del ayuno. la intención continuaba siendo válida. Le Maroc. todo lo cual debía ser aplazado. además. Aubin. Como se comprende. sin embargo. Requisito necesario. o antes «si tuviere sueños de los que suelen acompañar a la pubertad». no se les hace cumplir el precepto los hijos de familia en todo su rigor. aunque fuese por causa La obligación del ayuno alcanzaba a todos los musulmanes. ejercicios de como las luchas y carreras de caballos. era el de hallarse en estado de sano juicio. pero debía renovarse siempre que se rompiese el ayuno. compras y celebrar casamientos. o antes si hubiere alcanzado la pubertad (1). sin necesidad. en Fez se acostumbra a festejar el día en que comienzan a practicar el ayuno de Ramadán. nada más conforme que el extender la materia del ayuno a todos (1) Aún hoy. en este segundo caso. El varón debía comenzar a ayunar a los diez y seis años. Durante el mismo mes de Ramadán estaba prohibido el practicar. Es también de notar que la intención formada al comenzar el mes era válida dulícita. la mujer. . a los catorce años. p. también se prohibían las posturas y juegos deshonestos.— 216 - voluntario. vispera del ayuno. el cual de hecho no les obliga hasta los diez y ocho años. siuo acomodado a la disposición física de los jóvenes. 328. era preciso formar intención. tiempo adecuado para formar intención era inmediatamente antes del alba o al principio de la noche. aunque el musulmán cometiese durante aquella noche alguno de los actos prohibidos por la ley del ayuno. es decir. rante todo él. reprobábase igualmente el realizar grcindes fuerza.

27 y primer jueves de Racheb. o de vinos. tol. y su expiación (1). quien. por el contrario. según hemos dicho." . como el nacimiento del Profeta. Así el hombre o mujer que estuvieran enfermo» en día en que el ayuno era obligatorio. o requerían consumo de fuerz.". sin haber omitido ninguna de las cosas de obligación. del mes de Ramadán obligatoria. La musulmana. como más adelante se expondrá al pormenor. Los días a que nos referimos eran los siete siguientes: 3 y 10 de Moharram. y 15 de Xabán. ley Exenciones del ayuno. Quien devotamente ayunaba el mes de Ramadán. creíase que entraba para siempre en el paraíso. Aunque era exclusiva práctica del ayuno como tía. lo mismo que el que negase los mandamientos diñor. también exis- con carácter de devoción tradicional. u obligaban a prescindir de la seriedad y revela rencia que debían reinar en aquel mes. enumera como casos más frecuentes de excepción los de enfermedad y viaje. en los cuales los Mahoma. podían dejar de ayunar y cumplir la obligación tan (1) MBCEH.- 2i7 - estos netos que. n/' m. en ciertos musulmanes ya conmemoraban hechos de notable importancia desde el punto de vista religioso. ya los consagraban al culto del Sedías y meses del año. 3. 92. 12 de Rebí el 1. lo quebrantaba comiendo a sabiendas y pretextando no hallarse obligado a ayunar.t físi- ca. 1HVÍ)7 v. era merecedor de la pena capital. al establecer el ayuno con carác- — ter obligatorio.

en el primero. la rompan. También en estos casos es de notar la tendencia. se basaba en el Alcorán. impuesta por la ley y conservada por la costumbre. y cumplir ésta al cesar el viaje. igualmente quien se hallaba de viaje cuyo recorrido fuese de 48 millas (16 leguas. En el segundo. donde se lee: «Aquellos que. la exención. sólo era lícita a condición de evitar durante el viaje todo acto que implicase transgresión de algún otro precepto legal. no era absoluta. además.218 pronto como cesase la enfermedad. 180. sobre todo cuando se preveía la imposibilidad de repetir el ayuno. en compensación del ayuno. Además de los dos casos principales que acabo de indicar. La obligación de la limosna al pobre. aunque el recorrido del viaje excediese de 48 millas. 11. se citan en los rituales de moriscos algunas otras exenciones del ayuno. podia dejar de ayunar en día de obligación. la conmutación o traslado del ayuno a día distinto de aquel en que el morisco se hallaba de viaje. pudioiido s portar la abstinencia. es una mera conmutación de días. a suplir la omisión legítima del ayuno con la práctica de la lifnosna. o desobediencia a Dios. tendrán como pena expiatoria el alimentar a un pobre. aproximadamente) o más.» Las exenciones a que me guientes: o) refiero son las si- El anciano de edad muy avanzada cuyas . fundadas en la condición social de la persona o en la imposibilidad física o moral para cuaiplir tal precepto. de lo contrario. como se ve. Aun en eitos dos casos. no era lícito dejar de ayunar.

en este caso. bien procesa- do por la Inquisición. Y si alguno de aquéllos muriere antes de cumplir tal obligación. P La mujer que. después del parto. estaba también excusado de ayunar. sin embargo. ya en calidad de penitente. d) El que se hallaba en la cárcel. como conmutación del ayuno. a semejanza del caso anterior. h) El musulmán que man- tenerse trabajando al servicio de algún cristiano. o en galeras. dar de comer a un pobre. debía . al criar a sus pechos al hijo. compensar el ayuno omitido. en este caso. y repetir además el ayuno al salir de aquella situación. advirtiere que. podía dejar de ayunar. enfermaba Ja criatura. deberían repetir el ayuno por sí mismos al cesar la imposibilidad en que se hallaren. y. en compensación. por si el esclavo moría antes de poder repetir el ayuno omitido. si disponían de medios suficientes. debían dar de comer a un pobre. Debía dar de comer a un pobre. Si Cato no les hubiere sido posible. El esclavo a quien sus amos no le permitían c) ayunar. por ayunar ella y debilitarse.fuerzas físicas no le 219 - permiten ayunar sin quebranto se hallare obligado a de su salud. y hallándose ya en estado de limpieza legal. debía. «confíe en la misericordia de Dios que conoce la situación en que se hallaba». porque tenía que comer a las horas de su amo. por si moría sin haber podido repetir el ayuno omitido. Aun en estos casos debían los moriscos. los amos. ya cautivo en casa de algún cristiano. e) La mujer en estado de preñez adelantada.

MBCEH. y después repítalo cuando pueda hacerlo. en el mes de Ramadán. y. en las relaciones sociales. Esto se traduce. coma por Jio verse en peligro [de denuncia]. . 96 v. u. tianos. se encontrare en necesidad inexcusable de ir de camino con algún cristiano (2). Y aunque sean muchos los días que vaya o esté con el cris(1) MBCEH. mas ha de comer lo menos posible. Pase su día adelante. el trato con los cris(2. y si esto no le fuere posible. y a que muchos de éstos eran arrieros de oficio. coma un poco y beba. a no ser que el cristiano fuese muy importuno. o en algún pueblo.°-97. sin causa legítima. ibidem. transcribo a continuación un caso práctico que. El pasaje a que aludo dice así (1): Caso. cuando la criatura estuviese libre de peligro en su salud." iii. excúsese con muy buenas palabras ante el cristiaao. fol. y sólo a fin de mantener su cuerpo. debió de ser frecuente. no quebrante el ayuno por razón del viaje. y para que no conozca que lo hace por el ayuno. A fin de dar idea más exacta de las simplificaciones que los moriscos se vieron obligados a introducir en el cumplimiento del ayuno. por su índole. acompaña durante cuarenta días a cristiano o cristiana. y no vuelva a comer más aquel día. «Si algún musulmán. si se atiende a que estrechamente convivían cristianos viejos y cristianos nuevos o moriscos. hasta un recorrido inferior a 16 leguas. llegue la hora de comer. D.220 dar de comer a un pobre.« III. cuando durante éste. cuanto se puede. Es considerado como infiel el musulmán que. no hartándose de comer ni de beber. en el hecho de esquivar. y repetir además el ayuno por sí misma.

221 — no se levante ni se acueste sino con intención de ayunar aquel día. 141-142. fol.— Muchos el ayuno por vir- tud de alguna acción que durante el tiempo del mismo se ejecutare. por razón ie la enfermedad." iv. pudiendo (1) MBCEH. >> Causas que invalidan el son los casos en que se invalida ayuno (1). o dar de comer a 60 pobres. y sólo se enumeran los más frecuentes u ordinarios. hiciese. al ser importunado. si comiere más diciendo que ya no le vale el ayuno. Si otra cosa hágalo así. durante el mes de Ramadán. o comiese más después por decir que ya no le vale aquel día. Asimismo el que comiere por miedo. liberar un cautivo. un almud de trigo y la cuarta parte de otro almud. por si se puede librar de la invitación del cristiano. debería alcafara. a saber: a) Quien. mas no lo haga sino con el fin de satisfacer su invitación y por guardar su persona. que hubiese dejado de ayunar. Y y se hartase de comer o de beber. y la de satisfacer por cada día de éstos. algunos días del citado mes. . Prescíndese aquí de exponer la mayor parte de ellos. bien puede comer. tragase el vómito. n. Otro caso frecuente era el de morir durante el mes de Ramadán algún morisco.tiíino. al vomitar o expectorar. La ley musulmana establece en este caso que el más cercano de los herederos del difunto asuma la obligación de ayunar tantos días cuantos fueren los omitidos. en concepto de li mosna a los pobres. 61 d(^be alcafara (expiación): dos meses de ayuno.

al acabar el Ramadán se debía repetir el ayuno del día en que se cohabitó. ora en ayunar sin interrupción alguna los dos meses siguientes al de Ramadán. propriam mulierem as- . La cohabitación con la propia mujer duranc) te el día en el mes de Ramadán. ora en dar de comer por una sola vez a 60 pobres. Cuando la mujer había obrado forzada por el marido. y ocho meses. que consiste. obligaba al marido y la mujer a ayunar otro día después del Ramadán. además. en tal caso. de aquí nacía la obligación. otra por su mujer. tempere jejunii. sino que. tan sólo en la cantidad necesaria para que penetrase en su interior. debía satisfacer dos alcafaras: una por sí mismo. Cuando la cohabitación se hubiese realizado. no dispensaba de la obligación de seguir ayunando el día en que se había traspasado el precepto. además. debía re- ayuno de aquel día. y cumplir. si no lo era. Qui.petir el b) 22^ - evitarlo. la aspirase por sus fosas hasta caer en la garganta e ingerirla en el estómago. el marido. debía también repetir el día. cuando se realizaba por error u olvido involuntario del precepto del ayuno. la obligación llamada alcafara. el musulmán debía ayunar en expia- ayuno de aquel ción durante cuatro meses consecutivos. según dijimos. jer era d) si la mumusulmana. Si hi transgresión había sido cometida a sabiendas. en vez de escupirla. de inyectar en sus narices el agifa. no con la propia mujer. sino con mujer ajena. al inyectar agua en las narices. o la flema. ora en libertar a un cautivo. impuesta por la zuna a quien ayunaba. su obligación quedaba cumplida con sólo repetir por sí el día del ayuno. Quien.

iterare deberet. también designa.°iv. de donde nació el verbo sahorar. II. quando delectatio notabilis oriatur. 140 Alcor. 1. la musulmana permite a sus adeptos comer el se dijo. Alcafa- ra per moduní expiationis etiam facienda.223 pexerit. equivalente a comer en Ramadán dentro del tiempo ritual. vel ei osculum dederit. etimológicamente. comer dudando si era o no la hora del alba. sólo la comida la madán. mas si la duda versaba acerca Ei que se decidía a MIV. sufficeret ut ablutio ritualis adimpleretur. la palabra . . mes de Ramadán. — Aunque. . ex qilo sensualia delectíitio scqucrctur jejuniuin illius diei quo tale una cum seminis cf fusione. pá(1) ginas 308-309. en el tiempo com- puesta del sol y el del día siguiente. V. Comida durante Según ya religión Ratnadán {saJior. debía asimismo repetir el ayuno después de Ramadán. si vero seminis abesset effusio.. peccatum commiserit. hasta el amanecer del momento «en hilo blanco de un hilo negro» (2). debía seguirse ayunando aquel mismo día. (2) n. leg. 183. fol. en MeHE. y repetir el ayuno otro que es posible distinguir un día después de Ramadán. es decir. en los manuscritos aljamiados que utilizo. sohor) (1). durante el únicamente durante prendido entre la la noche.va^o?' (j^a^ui) significa que se hacía durante el Rahora del alba.Bq. 49. AHN. t. la comida que ^e hacía al piincipio de la noche. Si por error involuntario en la apreciación de la hora legal se comía antes de ponerse el sol o después de haber rayado el alba. antes de MBCEH. cxp.

A la demostración del hecho convergen dos clases de testimonios: las prescripciones de los rituales usados por los alfaquíes. y antes del dicho tiempo todos comían y bebían y trayan de comer para todo el día. y no comían ni bebían en todo el día hasta la noche. pies. se lavavan de las manos a los codos. pasada la luna del ayuno. AHN. Proceso de Miguel Callosa. sabe que no comían en todo el día hasta la noche. también traen provisión para comer todo el día. y comían a sus horas con los christianos viejos. A. y. 18. boca. qu' es ayunar el Ramadán. qu' es albardero. aleando y baxando la cabera. exp. 1593. Declaración de su hija Jerónima JVlínguez. sastre.. transcribo seguida(1) mente: A. morisco. cristiano. que ellos dizen.to. y señaladamente estaba el dicho Callosa y otros que declaró. los quales. En el dicho tiempo del Ramadán. vecino del Real de Gandía: «Que en el dicho tiempo próxime passado dezían que era el ayuno de los moros. de pies. 49. vecino de Matet. como muestra. y trabajaban en el t'rapich del Real. 1582. Véanse las que. trabajando en dicho tiempo del ayuno. vecino de AnJilla: «Estando en casa su padre Francisco A^án de Matet. y se mudavan camisa limpia y luego se ponían en9ima de una estera. cara y narizes y todo el cuerpo.. diziendo: *Bismüiea {sic) alaalamin ara- Aíatet. aunque éste se hubiese puesdebía repetirse otro día el ayuno^ y además satisfacer alcafara. Los moriscos observaron estrictamente la obligación musulmana del ayuno. que bive en el dicho lugar de le vio hazer co^as de moros. y comen a sus horas como los christianos viejos.» MIV. . y las declaraciones contenidas en los procesos de moriscos seguidos por la Inquisición (1). vecina de Andilla. leg. casada con Jaime Mínguez. y sabe e vio que avía allí muchos moiiscos en el dicho tiempo del ayuno. y después arrodillados. 224 — de la puesta del sol. Proceso de Francisco AQán de Matet.

Ambas que l/^^ii^jJl **ÁoAjJ|| fclemento [y] misericordiofrases firman parto de la fútiha o primor capitulo del Alco- rán. antes de la salida del sol (1). y qu' ésta se lavó alguna vez. le sirven por años y los nombran los limosneros. AHN. y que persuadían a ó-ta que hiziese dicho guado y gala. al amanecer y antes de la oración del alba A este fin. y la for9avan a que lo hiziese. y que. y que. y que como se veya tan seca. otra. y ííon dos personas. se recifa en todas las oraciones. es decir. doc. al divisar las estrellas en el firmamento después de la puesta del sol. y que ayunase el dicho ayuno. a fin de que éstos se levantasen. comía de escondidas. casada y vecina de Gea de Albarracín: «Para hazer el dicho (. 61. AUN. y estonces passa adelante. A. y assí lo h'aze cada uno por su barrio. 16 . tenían en cada barrio personas encargadas de recorrer en la madrugada de la vecindad y golpear las puertas hasta que respondiesen los moradores. de Lope Geciri (a) el Royo morisco de Decl. leg. Véase también p. 54. 22. que tie nen este ofíicio. así. Las quales personas.ahor. y qu' ésta ayunaba algunos días. A la primera comida nocturna se disponían los moriscos tomando en la boca una pe- bin> *. ésta no se lavó más. dezía: ¿esto tengo yo de hazer?. tienen en cada barrio una persona diputada que anda por las ca(1) y Gea de Albarracín. de María del Geceri (a) la He rrera. morisca.— Hacían los 225 — moriscos dos comidas durante la noche: una. 1573. no os lavóys». 25. la dicha su madie le dezía: «si os laváis de mal cora9Ón. Quizk rahhi alalamin |^*^!l<Jl*Jl **4j| arrrí/tt»» «Señor del universo». leg 48. hiciesen la comida noclas casas turna del amanecer y practicasen la oración del alba a la hora conveniente. y no queriendo lavarse más vezes.» * MIV. sas golpeando para que se levanten. exp. y golpea a la puerta hasta que responde. Pr.» MIV. porque no se duerman. así. o corrup- ción de arraftwán so».

3'. 84). después de haberse cumplido la obligación del ayuno. «su conjunta». que asimismo le canciones. 159 v. . en especial. y exhortando con ellos a sus convecinos a que ayunasen el Uamadán. (2) n. n. fol. no sólo practicando las ceremonias de tal.M955 (sa. que me crió y formó y me dotó de vista. Así también.MBCEH. Había también personas que se ganaban la vida. Oración de ofrecimiento del ayuno de Ramadán (2). preparando de este modo el paladar para el acto de comer. fol. además. ¡Cuan bendito es Dios. crlíliaco í>e lee que vivía como moro. 149-150. AHN. dábanse gracias a Dios por tal beneficio y se invocaba su protección soberana en la forma en que nos lo muestra la siguiente plegaria: «Humillo mi rostro a Dios. MBN.^'-lGO.- 226 - quena cantidíid de sal. a fin de producir la secreción de la saliva. 27. Hemos notado ya que al ayuno de Ramadán debía preceder el formar intención por parte — de quien desease cumplir el precepto. cristiana nue- viejo de Cocentaina. quería decir: «Jentes: ayunad. que arrojaban después.» MIV. nombran- do en ellas a Mahoma.« 111. . tañendo en un laúd. acompañándole con ayudaba a cantar dichas un adufe o pandero. cantaba en lengua arábiga un cantar que. Eu (1) el proceso de Francisco Descalz. va. a la manera de los ciegos de nuestros días. 1G06. como solóys. leg. Gg. exp. este mes señalado. y enjuagándose con agua. iba de lugar en lugar en compañía de cierta persona. el mejor de los artífices! A. sino. en lengua castellana. 50. cantando cantares de moros. para qúo ganéys la gloria. cantando cantares de moros y exhortando con ellos al ayuno del Ramadán (1).

y haz que éste nos libre de nuestros pecados y de quien por ellos quisiere castigarnos. y perdónanos. ya que . pues. y Ya pasó el de tu alimento me el mantengo. y en él confiamos y confían los muslimes todos. que tu poder todo lo alcanza. los el Señor. ¡oh mi Señor!. entre bienaventurados del paraíso por obra de su pieél socorre presto a quien le ruega. pues. Amén. él tenga misericordia de nosotros. ^¡SeTior Dios! En ti tengo puesta mi esperanza. y a vosotros los que ayunáis. como se lee en el honrado Alcorán: «¡Oh siervos piadosos! Apiadaos.^ ¡Señor 227 iiü ayuno. en que tantos méritos alcanzan los siervos que sufren y muestran su piedad haciendo limosnas a los pobres durante él. pues él es el Piadoso por excelencia. ¡Oh cuántos lo han ayunado que no lo ayunarán jamás. ¡oh el Piadoso por excelencia!. de mí en el Ramadán. a ti me liumillo y me abandono. son y serán. y a todos los muslimes que han sido. y concé- deles completa salvación. y que nuestras obras durante él sean recibidas como buenas. cuyos ayunos son aceptos a Dios. y>¡Sefior Dios! mes de Ramadán. así como a nuestros padres y madres. ^Pónganos. >¡0h Señor del universo!» dad. »¡Señor Dios! elegido profeta Derrama tus bendiciones sobre tu Mahoma y sobre los suyos. contento. que tú salvas y perdonas con piedad. porque se lo impedirá la muerte!» »Sé. apiádate de mi Dios! Recibe flaqueza y perdóname mis pecados.

49. si lo hacía. . La visita de enfermos. V. invalidaba su novena y quedaba obligado a reiterarla. ps. (2) V. se sabe de dos moriscos de Cofrentes (Valencia) que hacían de alfaquíes y solían ayunar. exps 1 y 27 (a. alcanzaban tanto o más mérito que en el mes de Ramadán. 302 303. en MeHE. eran los denominados novenas. era creencia suya que. en los cuales el morisco se consagraba al servicio de Dios mediante la oración y el ayuno. ayunar seis días que llamaban blancos. Los alfaquíes moriscos acostumbraban ayunar por devoción algunos días entre semana durante todo el año. — Después de la pascua Raraadán solían algunos moriscos. ya que. Cuando por olvido o enfermedad suspendían al- (1) MIV.'22ñ Ayuno de devoción del raes de (1). -iip. por motivo de especial devoción. el acompañar cadáveres en su entierro y la cohabitación conyugal eran actos asimismo proscritos a los que practicaban la novena. tres días por semana en el resto del año (2). con tal práctica. 1582 y 1583). t. leg. p. además del Ramadán. Debía también abstenerse de entablar conversación con cualquiera. duraban éstas nueve días con sus noches. así. 18. ArtN. a renovar su purificación. y a comprar sus alimentos. si no hubiere quien se los llevase. permaneciendo en la mezquita sin poder lícitamente salir de ella sino con alguno de los tres fines siguientes: a satisfacer su necesidad de aguas mayores o menores. Como su nombre indica. Mas los actos que mejor caracterizan el ayuno voluntario.

el del medio y el de fin del mes. 1-14.° 630B (sa. Gg. como si común que. y quien Ercí durante él ayunare tres días por amor mío. tío o sobrino. porque no había purgado su pecado ni perdonádosele». exp. Imponíase como pena por crí- menes cia el de bestialidad. — Existía otra clase de ayu- no. o por hombres con los cuales la ley no le permitiese contraer matrimonio. también frecuente entre los moriscos la práctica del ayuno. fol. «iba derecho al infierno. había muerto en aquel plazo. le^j. bastábales suplir lo omitido. de Francisco cino de Algar (Valencia). AHN. le había sido perdonado su pecado.j 229 guno de los actos. Al tratar del ayuno de Ramadán — (1) Pr. durante la vigilia en la mezquita. llamado del algeberín {^^^\^]==los pacientes) que consistía en abstenerse de comer durante tres días con sus noches. estará en el paraíso tan junto a mí como 1 s dedos de la mano. Días de ayuno durante el año.» Ayuno por pena (1). 51.. según su creencia. 85). Tal devoción se fundaba. por su marido. por otras mujeres. y era creenpasados los tres días. 32. . hermano. (2) Hazán. como padre. ve- MBN. en tres jueves del mes deXabán. el primero. por devoción o voluntaria. atroces. y que. baile y MIV. La mujer debía estar acompañada. en aquellas palabras que se atribuyen a Mahoina:"«El mes de Xabán es mi -mes. n. si por el contrario. además del de Ramadán (2). Choví el Mayor. seguía con vida el reo.

1. así como los jueves todos del mismo. los tres del medio y los tres del fin del mes.mos para el 230 que reservába- se omitieron ciertos pormenores. El día 3 de este mes era día de ayuno y de gran fiesta. . I. a saber: mes: Moharram. Pas- cua del nacimiento del profeta Mahoma. acerca de la práctica del ayu- no. 8. había obligación de ayunar. 3. medio y fin del mes. además del mes de Ramadán. alcanza tanto mérito como 10. por devoción. este lugar. por devoción. y es creencia musulmana que quien ayuna en tal día.®'' tal como voluntario. durante todo como se exponen en los ritua- les moriscos."" mes: Racheb.° El día 12 de este mes.° mes: Xahán. El día 15 era de ayuno. tanto obligatorio año musulmán. en los cuales.«^ muy mes: Behí el i. tres a la mitad y tres al fin del mes. y también tres días al principio.000 mártires de los que muriesen en la guerra santa. también se ayunaba los tres primeros días. se ayunaba también los tres jueves del principio. por ser el primero de los siete días del año. — El día 10 (de Axura) es señalada. Había obligación de ayunar los días 3 y 27. ta el profeta Mahoma est¿iblecLÓ la fies- obligación del ayuno.

TjP. importa tratar ahora de la Limosna o azaque: su obligación.. si bien por ellos ha de satisfacerla su dueño.» Según los comentaristas (1). Su obligación es tan general. XIV. la profesión de fe.CAPITULO De XII la limosna. este pasaje debe interpretarse en (1) Kssivi. ya en numerario de oro o plata y en joyas. 36: «Di a mis servidores los creyentes que están obligados a cumplir la oración y a hacer limosna de los bienes que les otorgamos. p. . Su fundamento se halla en el Alcorán.— Es la ley ésta la cuarta de las obligaciones religiosas impuestas por musulmana. Koran. Expuestas hasta aquí las tres primeras obligaciones religiosas musulmanas. la oración y el ayuno. en secreto o en público. Jül. a saber. antes de que llegue el día en que ya no habrá tráfico ni amistad. que de ella no se eximen siquiera los cautivos. y debe satisfacerse en propor- ción de lo que cada muslim posee en concepto de propiedad. ya en ganados o en frutos de la tierra.

Al cumplimiento de esta última obli- gación piadosa contribuían colectivamente los individuos de cada uno de los pueblos y aljamas en la forma más conveniente. conforme a la equidad y el buen gobierno. fol. La persona pobre que no tenía de qué hacer limosna podía. ni encontrar¿i amigos que en favor suyo intercedan con eficacia. en el MeHE. entre los mudejares. 320. > Ciases de limosna. V. . sin exigencia alguna impuesta por la Ley. «Alabado sea Dios». n. recitar alguna de las siguientes jaculatorias: «Glorificado sea Dios». a que texto se refiere. el hombre culpable no podrá comprar cosa alguna para ofrecerla en expiación de sus faltas. Este régimen de administración parece que debió de seguir vigente entre los mo- (1) (2) MBCEH. n.. Distribución del azaque (2). en compensación. p. Quien las recitaba obtenía de Dios galardón más excelente que el que por la práctica de la limosna pudiera obtener el rico (1). «No hay otro Dios sino Alá». 189." xii.— Las cantidades recogidas como precedentes del azaque eran guardadas. encargados de su administración por el Rey o por algún caudillo.° VJii.232 el el - sentido de que.Además de esta limosna obligatoria (azaque)..-Bq. 20^. fo!. en el día del juicio fínal. en poder de moros muy fieles. MBCEH. t. «Dios es muy grande. existía otra voluntaria {asa- daca)j la cual se concedía a los pobres por motivo de piedad o caridad.

por lo y períodos que tuvieron cierdemás. y también para libereste punto tar cautivos. aun entre los parientes pobres de los donantes. entre los musulmanes.233 riscos. ni al cautivo que se libertaba a plazos^ ni a la sirviente cautiva. en mantener al Rey y a su séquito. en los lugares ta autonomía. y aun esos mismos pactos se modificaban frecuentemente. aunque fuesen musulmanes. Las limosnas voluntarias podían ser distribuidas libremente. debía ser distribuida entre musulmanes indigentes. ni a la mujer ni a los hijos o hijas. o a la cantidad de frutos que recolec- . dependían. Estaba prohibido entregarla a pobres que fuesen judíos. edificar escuelas o sustentar a los maestros de ellas encargados. ni el dueño podía otorgarla a sus propios cautivos. Cuantía del azaque. según se ha indicado. Debían ser empleadas las sumas del azaque en dos destinos: primero. o en beneficio de alcaides y justicias. a los bienes que cada uno poseía. de los cuales constase que practicaban fielmente las cinco oraciones obligatorias de cada día. la cuantía del azaque debía ser proporcionadn. cristianos o gentiles. pues muchas veces los lugares de moriscos formaban. Difícil es. o en obras de mezquitas. ni a la cautiva de la cual hubiese el dueño tenido hijos. tampoco podía darse al padre o a la madre. para estos fines económicos. destinada a los pobres. fuentes o pozos. como vasallos. La otra parte del azaque. de alfaquíes y almuédanos. pactos especiales ya con el Rey ya con los sefiores de quienes.— Aunque. sentar en una regla general.

en cada puéblese fijaba la cuantía de tal impuesto. la cuantía del azaque era. habiendo sido. t. del bestiar del dit loch [de Ella] solidos. Este tributo gravaba sobre el ganado. n.. equivalente al 2 por 100. CCCL XXXIX. Limosna del numerario de oro y plata Se cumplía la obligación religiosa (2).— tciba..» Bofarull: Col. 120 y 122. ya entre los mudejares españoles. era preciso reunir las monedas de oro y plata: si sumaban 10 doblas de oro y 100 dírhemes de plata. ps. Desde el punto de vista religioso. el cual. destinado a las necesidades del monarca. pre (1). el satisfacer. con carácter invariable todos los años y de una vez para siemo de provechos fué práctica constante. 234 - que de su profesión obtenía. y era evaluado en cada pueblo en proporción al número de cabezas. un verdadero impuesto. fol. Ar.» cascun any moros del dit loch [de Rey (2) troa. pasó a ser más tarde un nuevo tributo de carácter civil. doc. in.. 201. Arch. a aquella obligación mediante el pago de una cantidad alzada: asi. «ítem val latzaque quels Novel la] donen cascun any al Senyor solidos.. en un principio. de una vez y en común. de origen musulmán y de carácter religioso. CCC . Esta tasa se acomodaba a las diferentes materias imponibles en la forma que a continuación pormer} norizamos. por este concepto.. la cual debía consistir en la cuarta par(1) «Munta latzaque troa. MBCEH. de la limosna.« xii. en general. había obligación de satisfacer la limosna. conforme a la siguiente pauta: Para este cómputo. Cor.

— Como ta consideraban. y de un escudo de plata por cada 40 escudos. n. Limosna por razón de les se las joyas (1). para los efectos del pago de la limosna. Todos estos objetos.235 diezmo de cada cantidad de oro y de plata. por la plata en cantidad inferior a '200 dírhemes no te del existía obligación de limosna. estribos y vajillas tados mismo metal. las sillas de montar y frenos guarnecidos de oro o plata. o sea (I) el 2 ^ por 100. debía satisfacer en concepto de limosna a razón de media dobla por cada 20 doblas. repucomo superfinos y de uso vedado a los musulmanes por su religión." xn. debían pesarse. en concepto de limosna. debía satisfacerse la limosna a razón de una dobla por cada 40 doblas. «de peso de plata». En cantidad inferior a la indicada. y por los mismos se satisfacía. aun en solo medio dírhem a la indicada. así como las espuelas. MHCEH. Si la cantidad resultante era superior a la indicada. Asimismo debía satisfacerla quien poseyese 190 dírhemes «de peso» y una dobhi de oro. no existía obligación de limosna. Quien sóJo poseía plata y en cantidad superior a 200 dírhemes. no habría obligación de limosna. por razón de cantidad inferior. 20ó . Quien poseía 19 doblas de oro y 10 dírhemes. satisfacía la limosna a razón de plata. aunque sólo lo fuese en medio dírhera. fol. la del cuarta parte del diezmo. había de satisfacer 5 dírhemes. Quien sólo poseía oro.

fol.*^ 19. — La obligación de satisfacer limosna por razón del ga- nado existía. ps. 260-267. Limosna por razón de los camellos (2). Y de 400 reses en adelante. 4 debían darse de limosna. cíibras y ovejas. De 120 reses en adelante. Los rituales moriscos eran (1) (2) — MBCEH. Cuando el número de cabezas ascendía a 400. 3. . ya que no consta que poseyesen esta clase de animales. también habla obligación de limosna. T ii. las reses eran 14 y paría cada una dos corderos. machos y hembras. que había de consistir en una res primal o borrega. y hacía un año que se hallaban en poder de su dueño. se satisfacía de litnosna una res por cada centenar de las mismas. puesto que forma parte del cuerpo de doctrina musulmana acerca de la limosna. que era entregada viva a los pobres. subsistiría tal obligación. si siendo '20 las re¿es. En este caso.« xir. incluyendo en la cuenta las reses pequeñas y las grandes. Aunque es manifíesto que en la práctica no era aplicable entre los moriscos españoles la regla impuesta para satisfacer la limosna por razón de los camellos. de 200 en adelante. ya madura. pues no estaba si admitido degollarla y entregar su carne. parían y sumaban 40 cabezas. y no cabía dar de limosna un cordero. asimismo. no creo inoportuno consignarla. cuando el número de cabezas alcanzaba la cifra de 40. consistía la limosna en una res. había que satisfacer de limosna 2 re^es. 199 200 v.236 Limosna por razón de los ganados (1). así. MCG.

es decir.- 237 - copia de los empleiidos en Asia y en África. La obligación de limosna por razón de los camellos comenzaba a partir de la cantidad de cinco de éstos. y no como testimonio seguro de los he- chos históricos a que se refieren. En . donde el camello era animal doméstico." de camellos. estaba exento del azaque por ese concepto. tres o cuatro camellos. dos. cuadro siguiente se expresa la cuantía de la limosna proporcional al número de camellos: el N. Sirva esta aclaración para comprender que en aquéllos ciertas prescripciones sólo tienen interés como contenido doctrinal. que quien sólo poseía uno.

. La carga o algüisque se componía de 60 cuartales.^xii.000*. - 238 - Cantidad superior a 200. Limosna por razón de las vacas (1).200 almudes componían la carga. de cinco cargas (3).-°201 n. 199. los cuales equivalían a 20 de los usados común1. y ésta consistía en un novillo. y consistía en el (1) (2) MBCEH. debía satisfacerse como limosna un novillo por cada 30 vacas. la limosna debía ser una vaca de cuatro años En número superior al indicado. machos y hembras. — Cuando todas las vacas que eran propiedad del morisco. «aunque llegasen a 10. MBCEH. sin excluir las que se destinaban a la labranza. una de cuatro años Limosna por razón de las frutas (2). algüisque (sjuí^)) que aparece en los ma(3) nuscritos. . «ino que equivalía a carga de buey. pagaba a razón de un camello de tres años por cada cincuenta.« XII. por cada cuarenta. por lo menos. cada cuartal constaba de 4 almudes de los llamados «del La palabra mente en Aragón: Profeta». D.. . existía obligación de pagar limosna. grandes y pequeñas. 200 v. asno u otro animal cualquiera de los destinados al transporte. fol. y uno de dos años. fol. etimológicamente significa carga de camello. Cuando el número de vacas era más de 30 y menos de 41. —La obli- gación de satisfacer limosna por concepto de las frutas empezaba cuando la cantidad de éstas era. y por cada 40 vacas. sumaban 30. y el uso la perpetuó hasta tiempos en que ya no tenía sólo su primera significación.

y el de las olivas destinadas a pasas. como se dirá luego. fol. en concepto de limosna.° xii. 107-108.. n. por apreciadores de buena conciencia. las frutas limosna. no transformadas en vino. De te. La obligación de satisfacer limosna por concepto de los panes empezaba también a partir de la cantidad de cinco Cíirgas. se deducía la décima parte. la cebada y el centeno eran considerados como una sola especie para los efectos del pago de la limosna. era obli(1) MBCEH. esto es. y no destinadas a pasas llegaban a la cantidad de cinco cargas. precio. diezmo del Si las frutas se producían en tierra de secano o que se hubiese de regar a mano. los panes (1) —La palabra panes dosigna en los manuscritos aljamiados toda clase de cereales y legumbres que podían ser- Limosna por razón de vir de alimento al hombre o a las bestias. Otras frutas estaban exentas del azaque. cuan- do principiasen a madurar. Las frutas habían de ser apreciadas. sólo había que satisfacer. aceite. El trigo. . etc. uvas u en regadío. computando separadamente aquellas que hubieren de ser destinadas a pasas. medio diezmo.diezmo si 239 olivas. cultivadas emn dátiles. las olivas destinadas a la extracción de aceiera obligación satisfacer el diezmo en aceite. y el importe de su venta debía ser dado de si es decir. que si entre las tres clases de cereales sumaban cinco carcas o más.

a veinte doblas de oro o doscientos dírhemes de «peso de» plata. según se dijo (2). cumplía la obligación de la limosna satisfaciendo el. pues. 234. En cambio. azaque correspondiente. . Transcurrido. al acaparador o almacenista. Éste no estaba obligado al pago del azaque. 202-203. como de una sola especie. de lo que vendiere sobre esta cifra. por tanto. cuando alcanzaba esta suma la cantidad de artículos vendidos. deMBCEEI.— Con nombre de recardero ^q áe- signa en los manuscritos aljamiados a quien hacía acopio de determinados artículos y los guardaba en su poder hasta la fecha en que solían celebrarse las ferias o mercados: equivale. tñgueruelaj constituían. el 2 1/2 (1) (2) %• V. el año. a partir de la especie aparte. cada uno por tisfacía el diezmo. Las legumbreá eran consideradas. p.24(3 gatorio el el pagar la limosna. Limosna del almacenista o acaparador (reel cardero) (1). hasta pasado un año desde que comenzaba a ser propietario de las cosechas por él compradas. y de ellas había de satisfacerse el diezmo a partir de la canti- dad de cinco cargas. fol. lo mismo que el panizo y la sí. fuese poco o mucho. ésta consistía en diezmo de la cantidad de cada uno de los ce- reales. para el fin de la limosna.° xu. de suerte que por cada uno de ellos se sa- misma cantidad ya dicha. puesto que de éstas ya había satisfecho su azaque el vendedor. Es decir. el mijo. n.

por razón de que acopiaba y guardaba en depósito. puesto que ya había satisfecho la limosna al tiempo mismo de realizar el depósito. la cuarta parte del diezmo. a la cantidad que resultase. — Para conocer la cuantía de la limosna el vendedor ambudurante un mes del año.bíá Satisfacer. había éste de tasar. que tuviese en su poder. 2o3-201 v. Si la suma o total equivalía a doscientos dírhemes de plata o a veinte doblas de oro. producto de la reventa. para el acaparador. la de moneda. vo- (i). En la tasa de los artículos debía asimismo incluirse el importe de aquellas cantidades que al revendedor adeudase alguna persona rica. debía el acaparador satisfacer limosna. y agregar. rodero. por 241 o cada real de oro cada dírhem de plata. 2 %. fol. p. por las cuales sólo debía satisfacerse limosna. y a partir de cantidad superior a venía obligado a satisfacer lante. hasta que hubiese realizado el cobro. Tampoco era los artículos obligatorio. No. mas no el importe de las cantidades que personas pobres adeudasen. (1) (2) MBCEII. aunque en su poder los conservase durante veinte años o más. 234. de la cual se presumía el pago. el satisfacer limosna en años sucesivos. Limosna dealero) qu«:i del revendedor {rodeante. debía el revendedor satisfacer la limosna correspondiente a estas sumas (2). V. 16 . por razón de las cantidades que le adeudaran. Es n.° XII. después de haberlas recuperado el acreedor. cuanto poseyese de la mercancía que negociaba.° i/o Jecir.

en las guarniciones de los libros. la plata empleada. y. ciruelas. en general. Los caballos.° xii. algodón y seda. — la indicada. Exenciones de limosna tes conceptos: (1). MBCEH. e) Todos los frutos de los huertos: higos. membrillos. fol. manzanas. — No había obliga ción de satisfacer limosna por razón de los siguien- Los cautivos y sirvientes. a) h) f) La miel. 242 - debía satisfacer sólo la cuarta parte del diezmo de la misma. granadas. mulos y asnos. mientras permanecían en tal condición. melocotones. yeguas. estaban exentos del pago de limosna por razón de los sembrados. las joyas de oro o plata que están en poder de su dueño sólo para arreglarlas.°-205. 11. peras. . vi- — (1) (2) MBCEH. espadas guarnecidas. n. Sin embargo. fol. aljófar. quedaban sujetas al pago de limosna aquellas joyas de oro y plata que por su dueño habían sido hechas con el propósito de sustraer a la obligación del azaque las monedíxs de oro y plata. lino. c) Las joyas de vestir: perlas. los anillos de los hombres. melones. Los cautivos. ° XII. aunque se trate de las que debían pagar azaque. pepinos y cohombros.. 204 v. Estas joyas debían ser pesadas anualmente para satisfacer por ellas la cuarta parte del diezmo d) El azafrán (cultivado o silvestre). Otras exenciones (2). 207.

primeramente se htibía de pagar la limoma. y de las compras y ventas que realizasen. debían pagar el azaque o limosna por razón de los y frutas de la tierra. si la manumisión se había realizado antes que loá granos y las frutas hubiesen madurado y sido apreciados en cantidad gríinos equivalente o superior a cinco cargas. los bienes del cristiano quedaban sujetos al pago de limosna en la la hombre . ganados. dejaba pago de limosna el iiombre sembrados que no estuviesen segados. al levantar la cosecha. Si la muerte del libre acaecía después de haber sido segada mies o comenzado a madurar la fruta. debían satisfacer limosna por razón de las cosas que po- seyesen sujetas al pago. continuaban exentos del pago de limosna durante el primer año de su libertad. en este caso. parte que heredasen estaba.itidad llegaba a cinco cargas. si la ca. los he rederos hacían entre sí el reparto de lo sobrante. oro o plata que poseyesen. conforme a la ley común. Para los efectos del pago de limosna. Aun dentro del primer año. libre que. No estaban obligados al pago si eran rescatados después de la siega y de haber comenzado a madurar las frutas. sujeta al pago de limosna. por razón de su cuantía. Al alcanzar los cautivos su manumisión. Tal obligación alcanzaba a sus heal No estaba obligado rederos individualmente. al morir.- 243 - ñas. después de lo cual. el cristiano se equiparaba al cautivo: así como éste no estaba obligado a satisfacerla sino cuando había alcanzado su libertad. o frutas que no hubiesen comenzado a madurar. transcurrido éste. la si. tampoco el cristiano mientras no se convertía al islamismo.

al primer día de Pascua de Ramadán o pequeña Pascua. La deuda de esta limosna no prescribía. (1) Z?f .^ iii. sin embargo. v. qu3 era el momento de romper el ayuno. 319. como hemos di .° xii. 102 v. que todo musulmán debía satisfacerla por toda persona a quien tenía obligación de sustentar en su casa. de cebada o de dátiles: en cada luí:^ar se pagaba de aquel artículo cuyo consumo se hallaba más generalizado."- . Tiempo oportuno para satisfacer la limosna en este día era desde el alba hasta poco antes de ponerse el sjl. sin que le fuera lícito omitirla por quien hubiese nacido o fallecido el mismo día que para cumplirla se hallaba designado: este día era el de aZ^íra (j4áJls que quiere decir ruptura delayimo. Consistía ordinariamente en un cuartal de trigo. debe satisfacer al terminar el ayuno de Ramadán y comenzar la Pascua de este mis no nombre. fol. correspondiente. Los doctores musulmanes aconsejaban. n. n. es decir. que se hiciese la limosna de madrugada^ antes de la oración que en la xarea o almosala de bían los moriscos celebrar aquel mismo día.°-206. Limosna pascual (1). varón o hembra. V. libre o cautivo. 205 el MeHE. aunque hubiesen pasado varios años desde que había dejado de cumplirse tal obligación.ho. en MBCEH. p.— Es aquella que todo mu- sulmán. Tan rigurosa era la obligación de esta limosna.— 244 - misma forma que los bienes del cautivo. fol. t. día primero del raes de Xaual. un año después de la fecha de la conversión.

Debía asimismo el varón. y por las hijas hasta que contrajesen lo De conformidad con nupcias. Cla- ro es que esta última podía practicarse sin restric- ción alguna de cantidad y en cualquier tiempo. que se lla- maba asadaca cos. la limosna podía ser obligatoria y voluntaria. fol. mas no por los cautivos de su cautivo. no obstante. por los hijos varones durante su minoridad.° iii. Al ejercicio de esta limosna voluntaria. la época más propia. jefe de familia. . 95-96. el varón casado debía satisfacer también la limos na por su mujer. a no ser que también a él le sirviesen. practicaba la limosna. Algunas de aquellas exhortaciones aparecen encarnadas en relatos novelescos o ejemplos. por el padre y por la madre. sólo la mujer venía obligada a pagar la limosna por sus cautivos. más propios para conmover e impresionar las imaginaciones del vulgo.245 que ya hemos indicado. ni por los ca-itivos de su mujer. Limosna voluntaria (1). (wiíaoJlj. por sólo motivo de piedad. — Como ya se ha dicho. ni por la persona cuyos servicios tenía arrendados (la cual tampoco por si venía obligada a hacerlo). satisfa- cer esta limosna por loa cautivos que se hallaban bajo su dependencia. A con(1) MBCEH. aunque ésta fuese rica. mas si sólo a la mujer servían. n. invitaban piadosas exhor- taciones que son frecuentes en los rituales moris- en ellas se ponderaba el mérito que a los ojos de Dios contraía el musulmán que. Las fiestas eran. ni por el huérfano a quien prohijase.

» »Fué el musulmán a casa del alcalde.» »Y empezó el hombre a llorar. y le dijo a qué iba y quién lo enviaba. y dile que yo te envío a él para que repare tu necesidad. — tiiiuación insertamos 246 — una de estas narraciones que nos ha parecido reflejar más vivamente el valor espiritual que la limosna voluntaria tenía entre los moriscos. y dile que yo te envío a que repare tu necesidad. Y dijo el alcalde a sus criados que lo despidiesen. y contó cuál era el motivo de su visita. pues nada podía darle «Marchóse el hombre afligido y se presentó al alfaquí. y mandó a sus . al cual refirió cuanto le había acontecido. Dejáronle entrar. cuando un musulmán que ayunaba dijo: fué a ver al alfaquí y le «¡Oh alfaquí! Mañana es el día de la Pascua de Carneros y no tengo cosa alguna que comer. y que. y su necesidad. »Y díjole el alfaquí: «Ve a casa del cristiano Fulano. »Y »Y »Y dijo el alfaquí: «Sí.» dijo el cristiano: «Aguárdate». y había a la puerta un criado. ingenua e algún interés: (9 infantil. y dijo: «¡Oh alfaquí! ¿Me será acaso permitido recibir aquello del cristiano?» fuese a ver al cristiano. por su forma literaria. ofrece «Era un día de Arafa de Dulhicha). el cual entró y dijo a su amo que se hallaba a la puerta un hombre que quería hablar con él. y le refirió su necesidad. encamíname adonde satisfagan mi necesidad. y quién lo enviaba. y Dios te lo pague. ve a verle..» »Y le dijo el alfaquí: «Ve al alcalde.

ahora. Y díjole un ángel: «Este alcázar tan hermoso estaba reservado por Dios tu Señor para ti después de tu muerte. lo ha dado a un cristiano porque hizo ayer una limosna a Fulano. está reservado para ti. mientras tú vivas. y en él muchas huríes de las que pueblan el paraíso: y vio también otro alcázar lleno de fuego. por amor de Dios tu Señor. asimismo. a llamar al cristiano y le dijo: «¡Oh Fulano! envió y ¿Qué hiciste ayer? ¡Oh Fulano!» »Y dijo: «Nada. y ahora. y entonces le dijo lo que había dado de limosna a acinci hombre. ordenaré en mi testamento que mis hijos te den otro tanto.» » Despertóse el alcalde muy triste y acongojado.» »Y le repuso: «Por tu vida. así como la promesa que se le había hecho. y le dijo: «Toma esta limosna por amor de tu Señor Dios. »Y aquella noche vio en sueños el alcalde un alcázar de oro y de piedras preciosas. cuando muera. que yo te daré otro tanto. y. en el tiempo de esta Pascua.— hijos 247 - sacasen diez cuartales de harina y que le diesen un carnero. y. todos los años mientras yo viva. y márchate en buena hora. y diéronselo. en cambio. mientras tú no quisiste satisfacer su necesidad. y. . de todo lo cual quedó el alfaquí grandemente satisfecho. no me niegues la verdad». y echó él mano a su bolsa. y aquel alcázar de fuego y tormentos era para él. y después fué al alfaquí y le refirió lo sucedido. y dióle dos doblas de oro. y en él multitud de tormentos y castigos. > »Lleno de gozo marchó el hombre a su casa. y de hoy en un año vuelve a que le mi.

» siguió diciendo el alcalde: «¿Quieres todos »Y aún mis bienes. »Marchó a su casa el cristiano.» »Y le añadió el alcalde: «¿Quieres por ella todos mis bienes?» »Dij >: «No.» Y es refirió todo lo sucedido.» »Y Ve dijo su mujer: «¿Por qué no puedes vivir con nosotros?» »Y le dijo: «Porque yo me he hecho muslim. »Y se la dio y dijo: «Te aseguro por Alá que ha . Y díjole el alfaquí «Dame tu mano». y darme tu limosna?» » Y contestó: «No es mi voluntad venderla por ningún precio.» ~ »Y le dijo el 248 - alcalde: «¿Cuánto quieres por esa limosna?» »Dijo: «No la quiero vender. pues yo la he dado por servir a Dios. y murió. que se hiciese muslim.» »Repúsole el alcalde: «¿Quieres la mitad de mis bienes por ella?» »Dijo: «No. y fué condenado al fuego »Fuése al alfaquí del infierno. el cristiano. porque no puedo ya vivir con vosotros. >^Y dijo su mujer: v<Darae tu mano. y critas. y le refirió lo que había acaecido con el alcalde. tu Señor. y dijo a su mujer y a sus hijos: «Yo rae despido de vosotros. y mis hijos y a mi mismo. para que tú nos vendas en el mercado.» »Dió entonces un grito el alcalde. e hizose acostumbró a tomar su ablución y a purificarse y hacer las oraciones que están pres»Y le dijo el cristiano: le muslim.

» ¡Apiádese de ellos el Señor.249 cuarenta años que vivo contigo. y de nosotros y de todos los del pueblo de Mahoma.» . y siempre he sido musulmana. Amén.* »AlegTÓse grandemente de aquello el marido. sin que tú lo hayas advertido. y entonces se hicieron musulmanes todos los de la casa.

° 284. 213 216. p. n. sino también por las jeres. 1912. que posea medios suficientes para realizar el viaje a pie o a cación a la ballo (2). fol. La femrne árabe. por derivarse del Alcorán. (2) «La peregrinación a suelen ir la Meca es cumplida aún en Ma- muacompañadas de su padre. -Z^^. 321. de su hermano o de algún próximo pariente con el cual les esté rruecos. adulto. puede aquélla legalmente divorciarse y contraer de nuevo matrimonio con un hombre que esté dispuesto a acompañarla hasta la Meca. MBCEH. en lo esencial. RAfr. Las prácticas de la peregrinación son. páginas 114 y sigs.) mujer es .— La peregrinaMeca es la quinta y última de las obligaciones religiosas musulmanas.^ n. no sólo por los hombres. las mismas para hombres y mujeres. en el MeHE.» Daumas. Peregrinación y sus ritos (1). Si la casada y su marido no quiere acompañarla en el viaje de peregrinación. 89-90: «El primer templo consagrada a Dios es el de la Meca.** xii.CAPITULO De XIII la PEREaRINACIÓN. (París. Obliga una vez en la vida a todo musulmán. (1) t. las cuales prohibido por la ley religiosa el contraer matrimonio. III. V. El fundamento de esta obligación es de carácter divino.

debía practicar ablución y vestirse el traje de penitente. I. practicaba asimismo oración. En él fué donde se detuvo Abraham. morada donde resplandece la verdadera luz. Alquería a seis o siete millas de Medina. no es ya el Alcorán. sino la tradición o zuna la verdadera fuente de obligación. según la ley musulmana. (1) En loa textos que no podían realizar . ya voluntaria en c¿iso contrario. y seguidamente. ¡oh mi Sela aljamiados no se dice que los moriscos el viaje a la Moca hicieran. ya obligatoria. formaba intención de visitar Meca. de los cuales povlía usar libremente hasta que llegase al lugar conocido con el nombre de Alholaifa (2). En las circunstancias que acompañan al cumplimiento del precepto. p. y en el capítulo II. Al llegar aquí. debía aprovisionarse de víveres lícitos. y visitad el templo [de la Caaba] en honor de Dios. exclamando en voz alta: «líeme aquí. donativo alguno. Él ha venido a ser el asilo inviolable de los pueblos. Este lugar es fecundo en maravillas. 191. De conformidad con la tradición.251 templo bendito. a fin de cumplir válidamente el precepto. en compensación. en la (2) Arabia. todo musulmán que se disponía a realizar la peregrinación a la Meca. Si no podéis hacerlo. si la hora era adecuada. Todos los hombres que pueden hacer la peregrinación deben trasladarse a él para rendir homenaje al Eterno». se lee: «Cumplid la peregrinación a la Meca. 148). ofreced al menos un módico donativo* (1). se lee que en el Norte de África era frecuente que el imposibilitado de hacer el viaje deleítase a otro que hiciese por él la visita. Kn los Viajes de Ali Bey el Abhasi (t.

uniendo así este nuevo sacrificio a los ya realizados durante el largo viaje. No hay quien te iguale. tomó color negro perdiendo su traDSpareucia. o hacía ademán de tocarla y llevarse la mano a los labios al pasar junto a ella. la tocaba.ado por una de las hijas de A^án. en la dirección de su izquierda.» Recibía estíi piadosa jaculatoria el nombre de talbiya^ por comenzar con las palabras lahayca (4wJ)) Q^ie quiere decir «Heme aquí. después de las cuales daba siete vueltas Según la tradición arábiga. que se hallaba en pecado. es un jacinto transpa(1) rente bajado del cielo por el ángel Gabriel y entregado al patriarca Abraham. alrededor de la mezquita o Casa Santa de la Meca: las tres primeras vueltas a paso ligero. Besaba \íi jnedra negra (1). Alabado seas. o. . y las cuatro últimas al paso ordinario. Después de haber recitado la la jaculatoria que an- tecede. el peregrino practicaba oración de dos inclinaticar ablución. al conjunto de las prácticas antedichas con que el peregrino inauguraba su peregrinación. seguía su viaje el peregrino hasta llegar a Meca. por lo menos. y con el mismo nombre se designaba también al traje que vestía. que al ser ber. daba siete vueltas. Heme Tuyos son los honores^ las delicias y los reinos. también debía besar o tocar la puerta. Antes de entrar en la ciudad debía pracy era laudable que penetrase en la ciudad por el cerro más alto. Terminadas las vueltas en torno de la Casa Santa.252 ñor! ¡Heme aqui! No hay quien te iguale.» Llamábase alihram (s^jj^íJ)) aquí. ciones. Seguidamente.

Es creencia musulmana que Agar. Emprendíase la marcha por los peregrinos al salir del sol. nuestros primeros padres Adán y Eva. según la tradición musulmana. en cuya mezquita debían practicar seguidas las (1) Así se llamaba. en el cual se les declaraban los complejos ritos y ceremonias que habían de cumplir en los restantes días. hora en que rápidamente se trasladaban a Mozdálifa. volvían sus rostros en dirección a la Caaba y rogaban a Dios hasta la puesta del sol. se encontraron. Hacían alto en las estaciones o lugares que tenían algún piadoso recuerdo para los musulmanes. asistían los peregrinos a un sermón.imado «del abrevamiento» porque en él bebían los peregrinos el agua del pozo deZemzem.- 253 - alrededor de las colinas de Safa y Merua. Este. después de lo cual se dirigían al valle de Mina. era llamado de Arafa^ porque en él estaba preceptuado el visitar un monte así llamado y próximo a la ciudad (1). al mediodía. madre de Ismael. 9 de DulMcha. rrió esa distancia El día 7 del mes de Dulhicha^ esto es. reco- rogando a Dios que salvara la vida de su hijo cuando iba a ser sacrificado por su padr3 Abraham. situadas dentro del recinto mismo de la ciudad de la Meca y distantes 500 metros una de otra. osto al pie del es. después de haber andado erraatos y separados uno de otro por largo tiempo. tnonte del reconocimiento. a raíz de su pecado en el paraíso terrenal. las oraciones del mediodía y de la tarde. donde velaban hasta el amanecer del día siguiente. de la pere- grinación. y en el expresado lugar debían practicar en común. El día 8 era ll. porque mismo .

cidos como víctimas. pasaban la noche los peregrinos re- citando oraciones y jaculatorias.» A continuación regresaban al valle de Mina. Al lanzar cada piedra se había de decir: «Dios es muy grande. practicaban los peregrinos la oración del alba a la hora conveniente. en donde rogaban la cuesta». para lo cual se los desollaba y se les raía o esquilaba la cabeza. que pasaban en vela en «la mezquita veneranda». y que sobraba era repartida entre los pobres. vuelve a ser lícito para los peregrinos el uso de las cosas prohibidas durante la peregrinación. A momento. que la partir de este quien lo hubiese omitido por olvido o ignorancia. a esto llamaban los moriscos «rodeo de la dispersión». al Señor hasta poco antes de la salida del sol. dando alrededor de ésta siete vueltas en la misma forma que al comienzo de la peregrinación. habiéndolas guardado en su poder durante la noche anterior. Seguidamente. 10 de Dulhicha^ llamado «de la oblación o sacrificio». Dirigíanse después a «las piedras de en donde arrojaban sucesivamente sieanálogas «a las de las bodegas». se visita de nuevo la Caaba. a excepción de los perfumes y las relaciones sexuales. y se de- tenían en la «estación de la mezquita veneranda». debería volver desde su pueblo a repetir el viaje. situado entre oraciones de la puesta del sol y de la noche. y era tan esencial para el cumplimiento del precepto de la peregrinación. .254 dicho lugar. Los peregrinos comían de la carne de las víctimas sacrificadas. En el monte de Arafa y el valle de Mina. que cada uno debía llevar consigo. en donde sacrificaban los animales ofrete piedrecillas. Al día siguiente.

— 255 — Practicábase luego oración de dos inclinaciones. Aunque no es frecuente hallar. aljamia(1) dos de moriscos. 179-219 v.^ xiii Mh. A este trabajo. mas no debía dar por terminada su peregrinación sin despedirse antes de la Caaba. remitimos a los lectores que deseen conocer más ampliamente este capítulo de la vida religiosa musulmana. en donde solían permanecer los peregrinos por espacio de tres días. dr. Era potestativo del peregrino el permanecer en la Meca dos o tres días después de haber cumplido las ceremonias y prácticas que anteceden. las cuales fueron publicadas por D. se conserva seguro testimonio del Jiecho: las Coplas del peregrino de Fuey Mon(fol. lanzaba veintiuna piedrecillas. de ¡a Junta (p. 1 . Desde este momento. en la Colección de estudios árabes. al lanzar cada una de éstas. (Zaragoza. contenidas en el códice n. la ya expresada fórmula: «Dios es muy grande. di- ciendo. y alj. antes de la oración del mediodía. en el cual se utilizan también las obras europeas más importantes relativíis a la peregrinación a la Meca. lo que constituía el sello del cumplimiento del precepto (1). adquiere licitud para los peregrinos el uso de los perfumes y de las relaciones sexuales. alusiones a viajes realizados por éstos para cumplir el precepto de la | eregri nación. durante los cuales cada peregrino. y unos y otros volvían de nuevo al valle de Mina.» El adelantarse o retrasarse dos días en la vitita al valle de Mina no envolvía pecado. t. deberían ahora practicarlas.**) de los de la ¡Hbl. dón. Mariano de Paño y Iluata. 1897). Los peregrinos que al entrar en la Meca al comienzo de la peregrinación hubiesen onitido las vueltas alrededor de las colinas de Safa y Merua. entro los ms. 75).

595). 247-251. pues. fol. MBN.» Hado bueno que vos . pá- n. añadiendo: «Allí la creencia en las fadas (del latín fata). esp. — La ceremonia conocida con el nom- bre de fadas era la consagración de la criatura refin de colocarla bajo su salvaguardia y providencia.° liii. t. fol. fo!. Equivale.. en el MeHE. Gg. de los heter. se le había de conocer." iii. p.« 5306 (sa. n. V. al bautizo cris- cién nacida a Dios. 189. hecha por el padre a los oídos de la criatura. 61-62. fadas albas vos fadaron Que las mis fadas negras non se parten de mí tienen vuestras fadas fadado. (1) MBCEH. mientras a ésta se le imponía el nombre con que. Marcelino Menéndez y Pelayo {Hi.Bq. hasta como expresión proverbial: El día que vos nacistes. De esta práctica. conforme hace notar D. i. a tiano. I. como extravío de las creencias en la soel ciedad española de' siglo xiv. iba acompañada de la profesión de fe musulmana. habla \a Arcipreste de Hita en su Poema.st. n. ginas 38L-332. Fadas (1)..CAPITULO XIV Ritos del nacimiento. 85). durante su vida.

Era laudable raer luego el el cabello de la criatura y dar equivalente de su peso como limosna. a los cuales les dirán sus hijos: «¿Qué nombre nos pusisteis. Creíase entre ios moriscos que también los fetos serían resucitados en el día del juicio. Como reses lícitas para el sacrificio eran tenidos el camello. y que el Señor les contestaría: «Han sido condenados al fuego del infierno. sino con nuestro padre y madre. Iba acom- pañada una res. el carnero. en la mezquita. y dirían a Dios: «¡Oh Señor nuestro! ¿Quiénes son nuestros padres?». costumbre de paganos o infieles. mandará el Señor que se presenten el padre y la madre. de ésta se comía. la oveja. y hacíase a los siete días del naci- miento. oh nuestro padre y madreV» 17 . Era también obligatorio. no entraremos en el paraíso.» A lo cual objetarían las criaturas: «¡Oh Señor nuestro! Por tu honra y tu nobleza. y en él están. semejante a la que se sacrificaba en la Pascua llamada de Carneros que debía ser degollada por la mañana. Id vosotros al paraíso.» Entonces. cuidando de evitar el que tocase al recién nacido la sangre de la víctima. en plata u oro. en vez de untarla con la sangre de la víctima. nombre de muslim. poner al recién nacido. y en parte se daba de limosna. no contando el día en que nació. el buey. de tradicional origen. conforme a la tradición. Había de ser de un año y hadel sacrificio de ^ llarse sana. sin excluir los fetos. Admitíase como cosa lícita untar con ungüentos la cabeza de la criatura.- 257 - Esta práctica tenía carácter obligatorio. y eran quebrados sus huesos. la cabra y el macho cabrío.

en verdad no hubierais llegado a alcanzar la piedad del Señor. Debía hacerse del mediodía en que la res era a la misma hora degollada."" (1) (2) V. Eran 1. . Recitar junto a su oído derecho el pregón que precede a toda oración ('2)." Recitar la alicama a su oído izquierdo. expondremos ordenadamente cada uno cias que solían de los actos que constituían la ceremonia misma. 2. debía ser purificado su vientre.— Y ellos contestarán: 2S8 - ponderán las hoy de vosotros." S. 4. por ser hijo de tiano lo que su vientre encerraba.» Y rescriaturas: «Si nos hubiésemos olvidado Indicados ya en conjunto los actos y circunstanacompañar a la ceremonia de que tratamos. en la Practicar con la criatura la ablución y la forma ritual (1). hallándose en cinta. por ser de muslim aquella criatura. hallándose en cinta. ps. «No os pusimos nombre." los siguientes: purificación. y no otra parte alguna del cuerpo. Envolverla en pañales. cris- Mas si una cris- tiana moría. 16-26. debía ser purificado su cuerpo. aun a los fetos. una mujer musulmana que estuviese casada con un cristiano. como vosotros os olvidasteis de nosotros. pa.» Esta historieta refleja bien el carácter obligatorio que entre los moriscos tenia la imposición de nombre. Se observaba esto con a los casos siguientes: tal rigor. que se extendía Cuando moría. por relaciones con un musulmán. 51-55. V.

para su subsistencia. ponió entre los elegidos."" hombres. el capítulo XXXVI el Al- «Juro por el Alcorán que tú eres un mensajero.» y los capítulos CXIII y CXIV. Confírmalo en la fe y apártalo de la infidelidad y del error. y prepara su corazón de suerte. y a todos los presentes... que venga a ser fiel guardador del Alcorán. y provéele. y colócale entre que confiesan tu nombre. Señor de todas las cosas.. ¡Señor! Guárdale de Satanás. el de la nobleza y el de la honra. Haz que sea siervo arrepentido por obra de tu amor. entre los mártires y los temerosos y los siervos aiTcpentidos. pues tú eres Dios.» Recitar la siguiente oración: el «En so.. pues tú eres Dios. ¡Señor Dios! Dispensa también tu pieciad a los lectores y a los que escuchan la lectura. y haz con él bienaventurados a su padre y a su madre.». y únelo con los buenos y los bienaventurados y los de la grey del profeta Mahoma. que comienzan respectivamente: «Di: Yo busco refugio en el Señor de la aurora» y «Di: Yo busco refugio en el Seíior de los Q. ¡Señor Dios! nombre de Dios clemente y misericordioDa buena suerte a este recién nalos cido.. concédeles las gra- . Agrégalo a tus siervos los predestinados. el CXII «Di: Dios es uno. y colócanos por obra de tu piedad entre los elegidos. »¡0h tú que perdonas y amparas! Perdona a su padre y a su madre.. capítulo XCVII «Hemos hecho descender corán.— 5." 259 — alta de su Leer sobre el la parte más cabeza el capítulo I «Alabado sea Dios».»*. de alimentos lícitos. ¡Señor Dios! Inscríbelo en el mejor de los días entre los de la grey de Mahoma.

y en defacto de aquél. el padre reúne a sus parientes y los de su mujer. amigo morí co Valentín.» Los presentes contestaban: «Amén» (1) lio (2). Toma en sus brazos el padre a la criatura. a sus amigos y vecinos. los cum- plidores fieles de los preceptos contenidos en su sagrado grande. Hamet. los que se hallan presentes van repitiendo el 9. después de haber colocado en el^ suelo un brazalete a fin de que sea éste rociado con la sangre del carnero. Como hace notar Guerra de Lorca. con acompañamiento de música. Catecheses^ fo- 101 v. se bebe te y se toma el desayuno.» 7.» Esta ceremonia [tasmia o imposición de nombre) se (2) practica hoy en Alcázarquivir en la siguiente forma: A los ocho días del nacimiento y hora de las ocho de la mañana. es de: cir. y con cuál te llaman eu casa tus padres. excelso y Imponer a la criatura el nombre musulmán (1). el pariente más cercano. después de restregarse la frente: en la iglesia. Concédale Dios la suerte de los bienaventurados. y como tal se publica.°. di con cuál nombre eres llamado en la iglesia." nombre de la criatura.^ 8. A los cuaren- . rae llaman Juan. o por el nombre moro que tenían antes de su aparente conversión. creyentes en Dios: Seréis testigos el día del juicio cómo he hecho muslim a mi hijo.** »No hay fuerza ni poder sino en Dios. Recitar de nuevo pregón a su oido dere- cho. Después del sacrificio. dirá al punto. y le he puesto por nombre «Tal». al ser llamadop. contestaban indis- tintamente por el nombre cristiano que recibieron al ser bautizados. en dirección a la Meca. y en casa. e inmola un carnero conforme al rito. los moriscos.260 cias y recompensa que están prometidas a libro. y dice: «Hermanos míos muslimes. Entretanto. y añade el mismo autor: «Si dices: ea.

ya he le puede sacar de la casa paterna. a la que no asisten sino las mujeres parientes próximas. con alcohol debajo de los ojos. uno de los santos que más devotos titue entre los musulmanes de Fez. frecuentemente se le llama Mohámed. El-Qcar El-Kébir. Pasados cuarenta días.- 261 - ta días.. En la comarca marroquí del Lucus. se afeita a la criatura en derredor de la cabeza. se le viste con las más preciosas vestiduras y se le acuesta junto a su madre. que se come con alcuzcuz y que se distribuye entre los del lugar. Entre los pobres. y suele entonces ser presentado a Muley Edrís. La fiesta termina al mediodía y suele tener menos importancia que en las poblaciones mayores. Cuando éste es de familia rica. II. los amigos de la familia del recién nacido son invitados a una comida. Mar. 234. Por vez primera. 73. un tcdeb o un jerife sacrifica un carnero a intención del niño. en relación a se practica actualmente en Fez: que se practica en Alcázarquivir. Un . al cual se le hace una ofrenda y se le llevan cirios. V. tal fiesta suele diferirse hasta uno y varios meses después. en Arch. por rara excepción. VI. colocando a un tiempo a la cabecera del lecho bujías encendidas. Michaux-Bellaike y Salmón. ar los siete días del nacimiento el padre mata un carnero. operación que practica uno de los varones de la familia. y el niño es conocido con el nombre que por acuerdo tácito se le da. apenas se usa la ceremonia de inmolar un carnero. t. Mar. p. con ocasión de imponer nombre al recién nacido. en tal día se celebra una fiesta familiar. hacia las nueve de la mañana. V. es lavado entonces el niño. Les tribus árabes de vol. en Arch. a veces. hasta llega a suprimirse. la uallée du Lekkoüs. hijo de Fulana». La criatura no suele ser lavada sino un año después de su nacimiento.. cuando se considera preciso distinguirlo de los demás niños. expondremos brevemente cómo tEn la mañana del día séptimo después del nacimiento. p. se la lava alguna vez a los ocho días de haber nacido. se le pintan con alheña los pies y las manos. Michaux-Bellaire y Salmón. estas son las fadas de Fulano. lo Por ofrecer diferencia notable. pronunciando al degollar el animal las palabras «En el nombre de Dios.

dirigiesen su vista al prepucio de los niños y denunciasen los casos de circuncisión. 32. todo esto no obstante. fí bien los padres son libres para no conservarlo. su tía paterna. se le da el nombre de \rohámed. 57. en la RAfr. 7. fol. que. «Si es un niño. o algo más. p. DaUMAS. su tía materna. Requiya. año. .» V. Dicí.— Circuncisión (1). 51. hija de Mahoma. exp. la cual viene a cumplir con la niña los deberes y atenciones propios de la madrina entre nosotros. después del nacimiento. Entre los circuncisión moriscos españoles era practicada la como rito obligatorio y parte inte- grante de la observancia de la ley. Cumplido esto.— Guerra. leg. o f Islam. pero. Hallábase tan arraigada esta práctica entre los moriscos. en algunos los retajadores. 92 V ^'-HuGHBS. se la considera entre los musulmanes como obligatoria por tradición o zuna. se le da uno de estos tres: Fátima. En los manuscritos aljamiados no se alude a la forma en que se ejecutaba este rito. Los doctores musul- manes discuten acerca de si Mahoma fué o no circuncidado. 327. con intento de extirparla. p. puede después conocérsele en familia con el nombre de alguna amiga o de una mujer distinguida. procesos de moriscos seguidos por la Inquisición. y era llevada a cabo por los alfaquíes. Catecheses. n. 262 — —A esta práctica no se hace alusión alguna en el Alcorán. Le Maroc. Aubin. al y se ordenó a los pátiempo de conferir el bautismo.» Y. voz circumcision. Conviene también fijar la atención en los nombres que más comúamente suelen imponerse. AHN. las autoridades civiles establecieron penas contra rrocos que. La femme árabe. (1) MIV. el barbero afeita la cabeza del niño. Si es una niña.. Solía celebrarse con grandes fiestas y banquetes.° 284. p. María.

Cuando las familias no prestan su consentimiento. que los tiene como si fuesen sus hijos. el padre. o el que roba al niño. en Arch. se juntaban en ^ierta parte.. por considerarse como obra piadosa y digna de toda loa la de robar un niño para hacerlo circuncidar. a9Ían grandes fiestas y banquetes. y. p. y el dicho reo hÍ90 grande gasto a los alfaquíes y a *^tros 9Ínquenta y 9Ínco hombres que enton9es se retaxaron. de Francisco Hazán. II. el padre no asiste a la ceremonia. AHN. si bien los padres mismos prestan una colaboración indirecta de complicidad. 32. es preciso el robo de los niños para circuncidarlos. se celebra un convite al que asisten las mujeres que previamente han sido invitadas. en efecto. i. . cada una de las cuales aporta su obsequio. y acudían muchos. y a veces a los siete u ocho. los dichos alfaquíes los retaxaron. Mar. Hoy Michaüx-Bbllaikh y Salmón.— He aquí el texto a que se alude: dicho reo. 51. p. en Marruecos se practica la circuncisión a los tres años. Y cuando se a9Ían los retaxamientos. Chovi el Mayor. Cuando el niño ha sido robado.» Pr. (1) n. lleva a éste a la mezquita a son Je tambor y de gaita. con otros do9e alfaquíes que calla y encubre. Frecuentemente se ejecuta con toda sencillez y sin ceremonia alguna. 74. y. vecino de Algar el cómo seta de Mahoma y [Valencia]. el dicho reo llebó allí a retaxar dos hombres. V. en su casa. leg. que taubióu calla. porque el dicho reo y los demás alfaquíes les enseñaban y de9Ían retaxamiento era pre9Íso para la obserban^ia de la para irse al 9Íelo. y les tenían camas prevenidas para V. conforme a la costumbre establecida. en particular. ha9Íóndoles muchos regalos de comida. MIV. y sustentándolos tres días como hombre rico y que está cono9Ído por tal.sólo se 263 - hace notar que habiendo sido costumbre" en un principio el retajar a los niños a los ocho dias tal de nacer. El'Q<¿ar El-Kebir. «Iten. se introdujo más tarde el uso de diferir práctica hasta la edad de ocho años (1). a retaxar los moriscos. exp. que el curarlos después de retaxados. Al día siguiente. Cuando la operación va acompañada de soh'mnidad. 64. por su orden y mandado.

exp. 49. halco- La caza y el nea. AHN. 330-331. El cazador. ps. 1. pero en ambos casos debía ser degollada para que fuese (1) MBN. en MeHE. 63. los perros.-Z^9. presa de perros.-MIV. azores o águilas. decía: «En el nombre de Dios. b) La que caía herida por el cazador o presa de lícita. caza y degüello de animales. 85).CAPITULO XV e. Alimentos lícitos. y sólo se permitía a quien por ese medio se procuraba el sustento propio y de su familia. Dios es muy grande.« 5306 úa.» Ante todo era ilícito el cazar por mero pasatiempo. . degüello de animales (1). n. Gg. — Tampoco se sustraen al influjo de la religión algunos actos de la vida ordinaria tan vulgares como los que encabezan este epígrafe: el sentimiento religioso lo absorbe todo en la vida del musulmán. leg. t. al enviar hacia la caza el perro o el halcón. Era reputado lícito el comer la caza comprendida en alguno de los casos siguientes: a) La que caía muerta.itos de la. fol. V.

no se hubiese ocultado a la vista del cazador. podían ser comidos lícitamente. si éobrevivía-i. el despeñado. decl. comer la res que se encontrcise devorada por osos. era igualmente siem- pre que. lobos u otras fieras. El ganado. después de degollarla. morisco. Pr. veci(1) no do Teruel. antes de ser degollada. después de haber sido muerta con las saetas. el descornado y íieras. de Lorenzo Polo. en este caso. los animales comprendidos en estos casos: el que había sido ahogado con cuerda o por otro medio. aun degollados. era lícito comerla. d) La que se encontraba muerta y atravesada por la saeta. en general. parte comido de las El acto del degüello debía ser realizado exclusi- vamente por un musliui que se encontrase en estado de Innpieza legal mediante la ablución. Tampoco era lícito comer la caza hecha tasajo^ sin duda por el temor de que quien la preparase no hubiera observado todas las prescripciones antedichas sobre su licitud. después de degollados conforme al rito. y moría lícita. morisco. vecino de la nii-raa ciudad: «Iten asimesmo di^e y couüoaa qu' estando . pero no podían lícitamente ser comidos. a no ser que aún se encontrase viva y no le hubiesen sido reventados los intestinos. Las víctimas debían ser colocadas de cara al sol saliente (a la alquibla) al tiempo de ser sacrificadas (1). 1678-1583. el herido con lanza o de otro modo. El A.265 c) La que se cazaba con saeta o lanza. en cambio. debía también ser degollado. do Diego de Arcos. el que había sido en cuando no sobrevivían al golpe. No era lícito.

» MIV. vivía en la mesma casa de dicho Antón Polo. . y lo hacían en secreto a fin de evitar las denuncias ante la Inquisición. encaminar al 9Íelo para mirar la cara de Nuestro Señor Al lá. en secreto. una noche vio que el dicho Luis Caminero degollaba una cabra. el ganado que destinaban a su consumo (1). pronunciaba las palabras «En el nombre de Dios» y «Dios es muy grande». giraron la dicha cabra. tenían los moriscos carnicería distinta de la de los cristianos viejos. para lo cual encargaban a alguno de sus correligionarios la compra del ganado necesario para el consumo. en otras dehesas. y hasta criaban aparte. En otros lugares. que cosa es alquibla? Azia dónde la tengo de girar? Y el dicho Luis Caminero le respondió: al alquibla. AHN. mataban carne los cristianos viejos. en la una. cortando de un solo tajo el garganchón y los ligamentos del cuello.. ansí. exp. Así. donde disfrutaban de mayor tolerancia. de modo que la nuez quedase a la parte de la cabeza. F. No era considerado lícito píira la llando comida el animal que había sido dego- por el colodrillo Ponían los moriscos especial interés en surtirse de carne de animales que hubieran sido sacrificados conforme al rito. 49. leg. y vivían todos juntos. y dixo el dicho Luis Caminero a este confesante: girémosle azia el alquibla. atravesaba con éste el cuello del animal. de cobras y cabrones. al degollar los animales. y le adelantaban el dinero. y señaladamente. este confesante con el dicho Antón Polo. — 266 - morisco. y vio este confesante qu'el dicho Luis Caminero tenía carnÍQería y degollaba a costumbre y rito de moros para los moriscos de la calle y Andaguilla (?). Y este confesante le dixo: tío. y después de probar en la uña el corte del cuchillo. sabemos que en Belchite (Zaragoza) había dos (1) carnicerías. 1.

Alimentos (1). V. MÍA. el aceite y otras semejantes.° 2U7<) (sa. y para odres de cosas secas. MBN. remonias de moros se mandó que no tuviesen carnicería por y que fuese cristiano viejo el que matase la carne. . las plumas. (1) misma razón. las cerdas. Asimismo podía emplearse la lana. todo su empeño <en comer la carmano de convertido».- 267 - Debía ser preferido para la profesión de carnicero el morisco que supiese degollar bien conforme al rito y cumpliese fielmente la obligación de las cinco oraciones diarias. De las carnes mortecinas podía usarse en la siguiente forma: del cuero. G. t. los huesos o cuernos. despojos o productos de los animales. en MeHE. podía usarse como material para el calzado. 328-330. gatos.-. Ponían. ps. por la ne muerta de Á-221. AHN. de las zumosas. - /^(. n. AHS. mulos. pero importa además señalar los comestibles y bebidas que taxativamente estaban prohibidos por la ley. cuyo uso era lícito o ilícito.— Sabido es. después de adobado y curtido. y en presencia de algún clérigo u otra persona de confianza. que ya conocemos. raposas y otros semejantes. asnos. como caballos. Estaba terminantemente prohibido comer la c¿irne de bestias o alimañas. y porque mataban la carne con cesí. y en la otra los nuevos convertidos. como el aguamiel. y éstos tenían su ganado y sus dehesas aparte. 188). por tanto. que sólo era lícito comer la carne de los animales cuando éstos habían sido sacrificados conforme al rito. con exclusión. por lo que acabamos de exponer. proced. y las partes.

ni vianda que huy. así no era lícito mezclar licor de dátiles con el de pasas o con el arrope. «y den al que lo bebiere ochenta agotes. pero líquidos. empleada como ofrenda en las ceremonias de un culto no musulmán. después. dícese que el califa mandó azotar al musulmán. (1) segundo sucesor de Mahoma. no obstante lo dicho. lo mezcló con agua y lo vendió como bebida. si te e faltado. derribarle la casa y derramarle el mosto. sin que por ello muera». como tú. miel o cosa semejante (1). Tampoco era lícito usar como alimento el aceite o vianda en que hubiere caído cosa mortecina. y se cuenta que hubo un malicioso que hizo arrope en gran cantidad. todo aquello que puede tomarse «de animal en vida. gr. Debía cuidarse de no mezclar unos con otros los aun cuando todos fuesen lícitos separadamente. ni la carne de puerco. A las personas de débil complexión.» . v. y que. la res o biera sido ofrecida a altar. levantando las manos al cielo. y no para dar lugar a tales engaños y raalÍ9Ías. bien sabes. beba poco o beba mucho: assí mesmo los den al que lo oliere a sa- biendas». un ratón. Cuando esto se supo. ^ Se^ún tradicióa morisca. exclamó: «¡Señor Alah! Yo les di lugar que hiziesen arrope para su sustento. es decir. y el haberles enseñado. a hacer el arrope cociéndolo «hasta que hiciese hilo». el haber prohibido en Jerusalén a los musulmanes que bebiesen del mosto recién pisado. en cambio. beber los líquidos que por la ley estaban prohibidos.268 en general. Señor. y por vía de medica mentó. permitíaseles. atribuyese al califa Ornar. perdóname. Prohibido estaba también el beber vino y cualquier otra bebida que pudiera embriagar.. o éste con agua. No era lícito el arrope que se hacía del mosto comprado aun cristiano.

labrador.. leg. así hazemos nosotros: que no lo comemos». 3 el dicho Lope Almerique y la otra persona nunca lo quisieron bazer. Y después que avían guisado do comer aquellas personas.prat. Toda esta se cumplía (1) A. Bhaussikr. que el Dr. todo por guarda y (¿erimonia de la falsa secta de los moros.» (2) MIT. que el dicho Alonso Almerique. ni bevido ni heve vino. 179.-fraiiQ. V. por guarda y observanQÍa de la secta de los moros. Proceso de Lope Almerique. p. y conbi. y a otra persona a él muy conjuncta en parentesco. exp. lavan al dicho Lope Almerique que comiese así del to9Íno como de migas que guisaban. que estando 9enando 9ierta8 personas tocino conbidaron al dicho Lope Almerique. AHN. Y el dicho Lope Almerique respondía que comiesen en buen ora. puesta después en aceite hirviendo y conservada en una mezcla de aceite y de grasa. Zarate. De . 8. como alimento lo que ellos llamaban alhale (2). >Iten. por guarda y 9erimonia de la falsa secta de los moros. a que 9enasen con ellos. y guisava migas para él. nunca a comido ni come tocino. y la freguava muy mucho. Usaban. Dict. f^-k^^ carne de carnero salada. 154G. con la affición y creen9Ía que a tenido y tiene a la falsa ley de los moros. inquisidor. Y una de aquel 'as personas dixo al dicho Lope Almerique: «¿Por qué no 9enáis con nosotros? ¿Hazéislo por no comer to9Íno?» Y el dicho Lope Almerique dixo: «Como nuestros padres nunca comieron tc9Íno. Lo qual el dicho Lope Almerique dexó de comar. que 9iertas personas guisavan de comer to9Íno. el dicho Lope Almerique toma va la sartén. vecino de Bolañ s [Ciudad Real]: «Iten. Se emplea actualmente esta palabra en todo el Norte de África. arab.úñd aun en estos casos se prohibía quidos con otros. en cambio. <cr¡s- tiano nuevo de moro». 191. la mezcla de unos lí- legislación prohibitiva parece que con bastante exactitud: en los procesos de moriscos ante la Inquisición se ve claramente que no comían tocino ni bebían vino (1). »Iten. y no quería comer de lo que los otros guisavan con to9Íno.

describió así: «Es 270 - una carne que hacen los moros los manjares. hacen tasajos con cina. y si es magro. y lo guardan para comer entre año. derriten sebo. o se come con pan caliente por las mañanas. y después de frito. y se come en cualquier tiempo y días del año. sino por provisión de mantenimiento.» . como se comen para echar en todos las mantequillas. sal. cocido en tajadas^ después lo fríen en sartén. El alhale se hace de esta manera: que toman moros carne de cualquier res que sea. como nosotros tenemos el tocino y celos quitados los huesos. y allí se hiela. le echan sebo para lo freír. y después de seco. Dícese que este alhale no se hace por ceremonia de moros. y pénenlo a enjugar. como los cristianos tienen el tocino para echar en la olla. según la cantidad que quieren hacer: que sea dos partes más el sebo que la carne. lo hacen tajadas y lo cuecen y. y. y todo junto lo echan en una vasija.

a excepción de circunstancia de que fuesen los buenos musliel mes» dos testigos que. realizado al uso patrio entre los moriscos. Siendo. y no conforme a rito religioso. por lo cual. a saber: la fórmula del acto de petición de mano. según el relato que de él hizo el teólogo granadino Pedro Guerra de Lorca en su Cate- . en relación con el matrimonio. no es de extrañar que los rituales moriscos no contengan capítulo especial dedicado a tratar de tal materia. Matrimonio. en unión del algualí o ca- representante de la novia. las condiciones requeridas para la licitud del matrimonio y la amonestación que se hacía a los novios al tiempo de casarse. nos limitaremos a exponer las escasas particularidades que. por fin. intervenían en samiento. cos no iba — El matrimonio entre los moris- acompañado de ceremonia « religiosa al- guna y la sólo tenía carácter civil. tan sólo practicado el matrimonio según las exigencias de la costumbre.CAPITULO XVI Del matrimonio. pues. nos han conservado los mencionados rituales. describiremos la solemnidad del acto del matrimonio.

y tiene echa obligagión de dar a cada una de las dichas mugeres. y higo con ellas sus capítulos matrimoniales por manos de un alfaquí. véase el siguiente texto. en garroferales y fanegadas de tierra.^272 cheses y la noticia conservada en la declaración hecha por un cirujano de Valencia en el proceso de cierta morisca de Benisanó. junto a Liria. y alli les da lo ne^essario para su sustento. y a las dichas mugeres y alfaquí los calla y encubre porque no sean castigados. muriendo el dicho reo. los manuscritos aljamiados y los procesos seguidos por la Inquisición. vecino de Algar. de las tres que tiene. alusivo a un morisco valenciano: «Iten que está casado con tres mugeres teniendo por gierto que lo puede hager según la seta de Mahoma.leg. 32. valor de más de quinientos ducados. son parientas dentro del quarto grado» (1). según ya hemos dicho. sin embargo. Escasa luz arrojan sobre esta materia. MIV. Pr. de Francisco Hazán. único de esta clase que he logrado encontrar. con pacto de que. y para tener esclavas concubinas en liúmero indefinido. Poligamia. en contenplagión de matrimonio. inorÍRCO. (1) [Valencia]. 51. AHN. — Sabido es que la ley mahometana autoriza al musulmán para casar con cuatro mujeres legitimas. y las dos de ellas las tiene en casa de los padres y parientes de ellas porque esté encubierto su delicto. . y las dos mugeres. Es verosímil que no er¿in frecuentes entre los raoriscos los casos de poligamia. exp. ellas puedan pedir la dote ante el alfaquí referido en este capítulo.

lícitamente. otorgo a Fulana. Yo. con sus dice así: «Fulano: bien seáis venido con vuestros amigos «con eso y sin eso». y somos contentos de vuestra llegada. para esposa y mujer e igual compañía. hija de Fulano. El que responde lano. sino que aguardo vuestra buena respuesta.— Fórmula de del novio se dirigía. a casa del padre de la novia o a la de su alguali. y los presentes sean testigos de ello. y siguiendo la regla y zuna de nuestro profeta Mahoma. 273 - de mano (1). hijo de Fuamigos y parientes. Y no tengo más que decir. es. el nombre de Dios clemente y misericor- »Fulano de Tal: Aquí viene Fulano. a pediros a Fulana. r-9. igual tenor respondía el alguali o el padre de la mujer. repitiendo las mismas palabras antes citadas en presencia de dos testigos. con aquellos artículos y condiciones que Dios estableció para la unión entre hombres y mujeres. recibimos vuestro y buen amor y deseo. Fulano de Tal. a saber. (1) MCG. todos con buen amor y deseo.» A.— El padre en compañía de varios amigos y parientes. (según se acostumbra en la villa o lugar en que se hará el casamiento). BRAH. y pedía la mano de la futura esposa en los términos que nos revela la siguiente fórmula la petición notarial: «En dioso. y la otorga con toda cosa que lícitamente le corresponda. con trescientos sueldos de joyas y trescientos de dote. hija p¿irientes. . así los ausentes como los presentes. con lo cual se reputaba válido el casamiento.

para esposa y mujer e igual compañía. y. y la otorgo con toda cosa que lícitamente le corresponda. y siguien- do la regla y zuna de nuestro profeta Mahoma. fol. y los ángeles y los presentes sean testigos. es. entre las prometidas en su nombre por el alguali. el hermano.274 de Fulano. . 98 v. el heredero más cercano. el juez del lugar o la persona que mereciera la confianza de la doncella y fuese por ésta designada al efecto. n. era necesario que en él interviniesen el alguali y dos testigos valederos que fuesen buenos muslimes. Y no tengo más que decir.» Condiciones requeridas para la licitud del matrimonio (1). o no existiendo el padre. Deber del alguali era responder en la ceremonia por la mujer. con aquellos artículos y condiciones que Dios estableció para hombres y mujeres en el acto del casamiento. para Fulano. a falta de herederos. hijo de Fulano. a saber. A su vez. debía manifestar qué cosas no eran de su agrado. Requeríase también la dote pagadera dentro de — cierto plazo. si ésta era doncella. no habiendo hermano. La mujer viuda o no virgen delas por (1) MBCEH. sino que Dios lo cumpla para bien. con trescientos sueldos de joyas y trescientos de dote (según se acostumbra en la villa o lugar en que se hará el casamiento). Para que el casamiento fuese licito. ésta debía guardar silencio cuando eran de su agrado promesas que en su nombre hacía el alguali'^ el contrario. En cuanto al alguali^ debía serlo el padre de la doncella.° iii.

por medio de una exhortación. Estáis obligado a descargar vuestra conciencia. flaquezas y tentaciones que por vos hayan pasado.275 bía responder por le sí misma a las preguntas que se hicieren. cinco sueldos (un cuarto de dobla). informando al que mejor entiende las cosas de nuestra Ley y tradición. habíase introducido la costumbre de no satisfacerla hasta el tiempo de morir el marido. torpezas. para lo cual el alfaquí les ilustraba. . y rogándole que.— Antes de matrimonio. En cuanto al pago de la dote. y de los fines con que debían disponerse a abrazar el nuevo estado. como ministro de éstas. pero en cambio se debía entregar a la mujer. acerca de los impedimentos que acaso pudieran existir entre ellos. BRAH. aclare vuestros yerros. la celebración del Exhortación a los contrayentes (1). preparábase convenientemente a los contrayentes. T-8. He aquí el texto de la amonestación o exhortación que a tal fin se empleaba: <íEsta es la orden que se ha de decir a dos que se casan — Al hombre se le dice de esta manera: «Ha- béis de hacer propósito firme de decir verdad (porque a Dios nada se le oculta) de cuanto aquí se os pregunte en relación con la Ley y la zuna. antes de empezar a convivir con el esposo. cantidad que «según uso y costumbre» era estimada como señal del pago de la dote. y otros malos pensamientos. y si sabéis algunos defectos como son éstos: que esta mujer haya mamado de (1) MCG.

antes del «encerramiento». o dejarde hacer. . o por venganza de injurias que con ella o parientes suyos hayáis tenido. y que esto no lo hacéis por venganza. La mujer viuda no necesitaba de tal licencia. Y pues estáis a tiempo de sacudir de vos lo contrario dejando de hacer esto. aquel que no hay otro Dios sino él. que viva sea. y que no es hija de alguna mujer con quien vos dormisteis. si contestaba negativamente^ no podía proceder a casarse. y vuestros hijos no heredarán vuestro haber lícitamente y seréis aborrecidos de los buenos. se procedía a tomarles juramento en esta forma: «¿Qué? ¿Juráis por Alá. y que no habéis prestado juramento a otra mujer. rogaréis a Dios que os dé gracia. para contraer. pecadores contra vuestro Señor. sino por criar hijos y servir a Dios. en esta vida. y por las palabras que se contienen en el honrado Alcorán. la cual nunca negó lo a ningún arrepentido». y si no lo hacéis. como deseo carnal. Cuando los contrayentes afirmaban obrar conforme a su voluntad. y.~ la jii 276 sabéis misma leche que vos mamasteis. y que no casáis con esta mujer por días ni términos «aplazados» como son días. y preguntarle si. A la mujer se le debía exhortar en la misma forma que al varón. ni es vuestra voluntad casar con esta mujer con engaño o alguna mala voluntad. que de todo lo que os ha sido preguntado habéis dicho ver- tenía licencia de su padre o algualí. Estáis obligado a mantener y guardar todo lo preceptuado. de ser su marido. obráis contra la Ley y la zuna y no seréis legítimamente casados. meses o anos.

en donde. ya casada y no conocida aún por su esposo. en lo sustancial.** . He aquí el aludido relato (1): «La doncella.. se dirige a la casa de éste con los ojos cerrados y sin mover los pies. si mal juráis. el cual hace notar que. para describir los ritos y costumbres musulmanes. Alá os destruya y no os dé su gracia. ful. decíales el que se lo tomaba: «Si bien juráis. con lo cual se terminaba la celebración del matrimonio. leía el alguali el capítulo XXXVI del Alcorán. Alá es testigo y él 03 dé su gracia.».— En la imposibilidad de ofrecer otra clase de testimonios. se ha servido del • informe «de algunos piadosos sacerdotes y limosneros que en su misión de redimir cautivos llegaron. según costumbre del país. sentada sobre las manos unidas de dos jóvenes o parientes que la conducen. Seguidamente. que entre los mahometanos es" 'pañoles. Asimismo. que empieza: «Juro por el Alcorán. y creéis ser casados a honra y conforme a la zuna del profeta Mahoma?» Después que los contrayentes habian prestado juramento. damos el relato que de los festejos que se celebraban con ocasión de las bo das entre los moriscos.» „ 277 — dad? ¿Y os hacéis francas vuestras personas. pues. Catecheses. lo mismo que en Fez. hasta Argel». se observaban las prácticas descritas.. debe ser (1) GuKKRA. de igual manera. nos ha transmitido en la obra Catecheses el teólogo granadino Pedro Guerra de Lorca. 55-50 v. Festejos que seguían a la celebración del matrimonio.

basados en aquel siniestro acaecimiento. entretanto. Suponen. en efecto. en el que ha de sentarse durante algún tiempo. precediéndole grande cortejo de mujeres en medio del sonido de flautas. y trasladada al preparado tálamo. »Cuando ya ha ocupado su tálamo. después es conducida pomposamente a un aposento ricamente decorado con preciosos paños y asientos. para que todo derechamente acontezca. van siempre en busca de siniestros presagios que formar sobre el matrimonio celebrado. descansa algún tanto y se posesiona de su casa futura. llevados de sus aficiones a maravillas y augurios. y mientras a las mujeres allí presentes se les permite . sobre las nupcias celebradas. y sobre tal supuesto comienzan a formar presagios. por motivo de pudor hacia los presentes. cítaras y mandolinas. ni se le permite levantar los ojos ni tocar el suelo con sus pies. se sienta en compañía di todas las damas que la acompañan. y hasta la boda podría frustrarse. todo empeoraría desde aquel momento. y juzgando todo obra del hado inevitable. situado en lo más recóndito de la casa.— 278 - conducida la doncella para contraer matrimonio. y no dudan en afirmar que todo ha de suceder conforme a sus ciertos vaticinios. los varones se dirigen con el esposo a otro salón. conforme al rito arábigo. Conducida a casa del esposo. »Mas después de ser recibida a los acordes de la música. porque si entrase con el pie izquierdo. los árabes que en aquel momento se hallaría el pie izquierdo bajo la influencia de cierta constelación. cúbrese por sus propias manos con una blanca sábana. entra en ella con el pie derecho. y.

— ricos regalos. 18ij. así el hablar como el abrir los ojos. que los árabes llaman rnagi(1). que tienen pleno conocimiento de aquellos ritos. p. . «Verificados el saludo y la oblación. Textos árabes en dialecto vulgar s. Cfr. suele accederse a aquella piadosa petición respecto de aquéllos sólo. la felicitan por su votos. por lo cual. levantándose la sábana por la parte que cubre el rostro. v. de Larache {Glos. y. haciendo por su prosperidad y la de su esposo. tal oblación suele ser módica. para que en el momento oportuno (1) Quizá metátesis de matijas. y permaneciendo la esposa con los ojos cerrados. por madihas. pronuncia- ción granadina de i(&|:a« «mujer encargada do tocar cos. solicitan se les permita ver y contemplar el rostro de la desposada. por reverencia. a usanza del país. maestríis. especialmente los consanguíneos y afines. que la esposa transmite como regalo a las maestras para provecho suyo y como premio de su trabajo. son llamados los varones para que tas hagan oblación de dinero. Si acontece que los que han hecho oblación. es adornada de nuevo por las maestras con muy preciosos vestidos y jaique. » Inmediatamente después de verificada la oblación de todas aquellas cosas que corresponden a las mujeres. 279 — ¿icercarse a la esposa y ofrecerle toda suerte de misma se le prohibe. nuevo estado.). Mas a fin de evitar el más leve yerro en la observancia de tales ceremonias. es decir. tiene a ambos laa la esposa dos dos maestras. el pandero en las ceremonias nupciales> actualmente en Marrue- Alaucón Santón.

280
se levante a cenar con las mujeres,

aunque

sin

permiso para hablar. »Prepáranse espléndidamente dos cenas; una, diurna; otra, nocturna; ambas dispuestas para paladares arábigos, según costumbre de sus cocineros, pues mil platos se condimentan rodándolos con miel y uvas pasas; las carnes, rociadas sólo con aceite, no con grasa de cerdo, se cuecen acercándolas al fuego, breve espacio de tiempo; los alimentos preparados sin miel ni aceite, apenas se prueban por insulsos; y suelen colocarse al fuego tantas ollas cuantos son los comensales, a fin de que los manjares, condimentados con refinamiento, exciten el apetito y aun lo sacien. Servidas ya las carnes, se llevan a continuación a la mesa dulces cocidos con abundante queso, o con relleno de ciruelas o manzanas, además de pasteles y otros delicados manjares. En el centro de la mesa son colocados frecuentemente por los servidores, que se esmeran en satisfacer los gustos de cada paladar, pasteles de miel, racimos de uvas pasas e higos secos, a fin de evitar que los comensales aborrezcan los manjares antes preparados, o que éstos les pro-

duzcan náuseas.
»

Y, en verdad,

si los

mentado?! al estilo del país no diesen
del

alimentos servidos y condimargen a tan-

tas supersticiones, debían ser servidos a la

mesa Rey y no ser prohibidos jamás a estos comensales. Mas como es íntima su relación con el rito mahometano, no deben los párrocos tolerar su uso,
ni siquiera

en los convites nupciales. A fin, pues, de evitar con facilidad que sigan celebrándose tan gran número de ritos arábigos, o asistirán como

convidados
(si

281

-

sus prelados lo juzgasen licito), o vi-

sitarán la cocina con pretexto de informarse de los

manjares que han de servirse a la mesa. Y si éstos acomodasen a aquellos ritos, no los coman ellos ni permitan que los coman otros; y, así, conviertan por vía de pena su superstición en luto, tristeza y amargura. Por seguir la costumbre de Mahoma, que vanamente había prohibido el uso de la carne y la grasa de cerdo, comenzaron a aborrecer éstas, y no por otra causa. Los animales que han de ser condimentados y servidos a la mesa son degollados conforme a ritos supersticiosos, y son sacrificados puestos de cara al sol y profiriendo a la vez
se

ciertas palabras; los sacrificados por otro procedi-

miento son arrojados al estercolero, a fin de que nadie guste su carne. Por análoga prohibición no beben vino; por eso usan tales manjares que excitan a beber agua y son fáciles de digerir.
»Mas, quitada la mesa, volvamos a hablar de la esposa que queda por entregar al esposo, al acercarse la hora de la noche que va a empezar. Sin desplegar aún sus labios, desciende al lecho conyugal, y,

según costumbre, no se le permite llorar la pérdida de su virginidad ni exhalar un solo gemi-

marido en el momento de saltar al lecho. Al anunciiirse la luz del nuevo día, levántase el marido sin saludar a la esposa, tomando consigo un cántaro y una cesta para traer agua y alimentos, cosa que a él entonces incumbe. Al volver, golpea con una piedra la puerta cerrada de la habitación, hasta que la mujer responda y por vez primera le dirija la palabra con
do, sino recibir afectuosamente al

afecto conyugal, y, colocando en su lugar los

ali-

282

~

mentos y el agua, comience a gobernar su casa. »Acuden al punto las maestras, la felicitan por su cohabitación con el esposo, y ruegan al Dios (según creo) de Mahoma que le dé descendencia de él, y, cumpliendo su oficio, cortan al nivel del cuello los cabellos de la desposada que hasta aquel momento pendían por la espalda.» A completar la información que precede acerca
de los festejos nupciales contribuirá la inserción del siguiente pasaje de un proceso, en el cual se
describen costumbres de los moriscos valencianos
(i).

A. 1567. Pr. de Victoria Filomena, morisca, habitante (1) en Benisanó [Valencia], que había s-ido esclava del alcalde

Ronquillo; decl. del maestre José Torres, cirujano, habi-

tante en Valencia:

«Lo que ha passado e^ la villa de Benaguazil, deste Reyno de Valencia, sobre las b.das de un criado de don Joan de
es el [.szc] siguiente: Primeramente, el dicho nodespués de comer, que serían las tres horas, se fué al baño qu' está fuera de la villa un tiro de ballesta, poco más o menos; y él se mojó y se lavó, según dizen. Después, las mugeres y algunos hombres y muchachos de dentro la villa, con sones de trompetas y tabal, le fueron a sacar del baño con processión, y le truxeron basta la pla^a de dicha villa, y allí lo pusieron al novio encima de una tabla redonda, con su califa o bancal de tres pies, y muchas mugeres al derredor de la tabla con sillas o bancos de tres pies; y la una, le quitava al novio el sombrero; y otra, o la mesma, la cofia, y la madre del dicho novio le peynava y le hechava agua de azahar, según dizen, con pólvora d' espic [espliego] le polvorizava; y la muger del dicho don Joan le puso un cordón que le tomava la parte yzquierda del pezcue9o, y le tenía el dicho cordón en el lado drecho, y después le bolvieron la cofia y sombrero y le llevaron, como tengo dicho, a casa del dicho don Joan, adonde 9enaron y comieron un cal>rón o dos, los vio,

Benamir

283

-

quales dizen que los mataron al alquible, ygnoto a mí; y, de-?pués de 9enar, le llevaron al novio con lumbres y processión con trompetas [y] tabal a la pla9a; y en la dicha pla9a

havía una silla de barvero, enramada de laurel; y, allí, en asentaron al novio como si se oviese de affeytar, con sus tovajas y bacín, y le raparon la barba y el pescuezo; y después se quedó en la dicha silla, como lo he contado; y el barvero con agua de azahar 1' aroxava, y después venían de uno en uno, de dos en dos, los hombres; y quién le ponía en la frente o ojos, boca, cara, menudos reales onzenes, según la condición del hombre. Y desta manera passavan todos los que se hallavan allí, y después las mugeres ansi mismo; y, después, le llevaron a la casa de la novia, la qual estava assentada debaxo de un par de almohadas; a una parte, una muger con una lumbre encendida, y a la otra parte, otra. Y estava la novia que de pies ni de manos ni de ojos no se movía más que si fuera una piedra, ni se movió por todos los que entramos. Y dieron a bever en la dicha casa de la novia un bevrage, por amor de la serena [Velada], de miel, pimienta y agua. Y esto es lo que tengo entendido y visto. La casa estava entapÍ9ada de almohadas, de camisas, de tovajas y otras cosas semblantes. Y las otras mugeres, baylando, según su costumbre de moriscos.» MIV, leg. 51, exp. 13. AHN.
la silla

CAPITULO XVJI
Ritos de la muerte.

Para terminar la exposición de las prácticas mahometanas usadas por los moriscos, conocidas ya las que se realizan en circunstancias normales de la vida del musulmán, conviene describir ahora aquellas otras prácticas, de carácter también religioso, que en el artículo de la muerte, o después de
ésta,

debían realizarse.
el

Veamos, pues, cómo

morisco era asistido espi-

ritualmente en los últimos momentos de su vida;
purificado y dispuesto para el sepelio; la forma en que éste se practicaba, y el

cómo su cadáver era

tenor de las oraciones que debían recitarse en su-

ya en el acto mismo del enterramiento al borde de la tumba^ ya en las siete noches siguientes al día de la defunción, en el lugar que se designaba para practicar la oración en cofragio del difunto,

mún.
Asistencia espiritual en el artículo de la muerCuando un morisco enfermo era visitado (1). por sus relacionados, y éstos le preguntaban por el

te

(1)

MBCEH,

n.'* III, fol.

87-89 v.°

-

285

-

curso de su enfermedad, era laudable que el mo^
risco respondiese: «Al servicio de Dios».

En el artículo de la muerte debía ayudarse al morisco a proferir con frecuencia las p¿ilabras que encierran la profesión de fe, a saber: «No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su mensajero» (1).
Purificación del cadáver
to
(2).

— Desde el momen-

morisco expiraba, nadie podía tocar su cadáver sin haber pronunciado antes tres veces la invocación: ¡Señor Dios! Perdóname.» Obedecía esto a que se consideraba como lesralmente impuro el contacto del cuerpo muerto. Seguidamente era
el

en que

purificado éste, «bañándolo
el

como cuando

se

baña

vivo con su alguado».

A este fin,

era colocado en

para que el agua se escurriese por todo el cuerpo y éste quedase limpio, de tal manera que solía
alto

repetirse la limpieza hasta siete veces,

si

era nece-

(1)

Para evitar que
fe,

los moriscos recitasen en los últi-

mos momentos
profesión de

de su vida, cojno buenos musulmanes, esta

y que en

el

propio lecho se colocasen en aclos dos

titud de orar conforme al rito, ordenaban las autoridades

cristianas lo siguiente:

«Uno de
el

módicos ordenará

que

el

enfermo permanezca en
al cielo

eleve sus ojos

como

lecho en posición supina, y en señal de adoración a Dios, y en

sus peticiones, exprese con vehemente deseo su esperanza
cristiana de alcanzar en breve la gloria eterna; no sea que

apoyándose sobre el rostro, resulte adorador cierto de Mahoma. Pues los moro*!, cuiindo se hallan próximos a expirar, suelen apoyarse en el lecho de cara para llamar con el corazón y coa la palabra a Mahoma y a su demonio, a fin de q-ie los lleve a él, ya que no puede conducirles a las mansiones
celestiales.»
(2)

Gükura,

Catecheses, fol. 111 v.°
fol.

MBCEH,
t.

n." iii,

88-89 v.° y 158 v.*»— /?^^ en

el

MellH],

V, ps. 299-300.

-

2S6

sario. Seguía a esto lá purificación, frotando el cadáver en todas sus partes con hojas de parra o de níspero remojadas en agua; recitábase, entretanto,

sin cesar,' las

palabras «Dios es

muy

grande», o

también la jaculatoria «¡Señor! Perdónalo y apiádate de él», y contestaban «Amén» los que asistían al acto. Estaba prohibido cortar al difunto las uñas y los cabellos, lo mismo que circuncidarle. Sólo a la persona encargada de la purificación era lícito mirar el cadáver, cosa prohibida, como grave pecado, a las demás personas que presenciaban el acto. Por eso, durante la limpieza, una sá-

bana cubría el cadáver. En la operación intervenían hombres y mujeres: éstas para lavarlo; aquéllos para volverlo de un lado a otro. Nada se establece en la ley musulmana acerca de la persona que deba lavar el cadáver; en general, debía ejecutar esta operación quien mejor supiera practicarla conforme al
go, laudable que el
rito.

Era, sin embarla mujer, y la

marido lavase a

mujer al marido y al muchacho de corta edad. Al acabar la purificación, decía quien la había practicado: «¡Señor Dios! Perdóname», palabras que se proferían por tres veces como expiación por haber tocado el cadáver; debía asimismo recitarlas quien hubiese de amortajarlo, antes y después de esta operación, y también quien lo depositaba en el ataúd, lo conducía al cementerio o lo colocaba en la fosa. Una vez purificado el cadáver, recitábase en su
presencia la oración del trono de Dios
V.
ps. 69-60.

(1).

(1)

287

Amortajamiento (1).— Una vez parificado el cadáver y recitada la oración que hemos dicho, se procedía al amortajamiento, que se realizaba envolviendo el cuerpo en tres, cinco o siete lienzos en tiras, o en igual número de camisas. Los hombres eran amortajados por hombres, y las mujeres por mujeres. Estaba prohibido emplear para la mortaja tela de seda, así como el colocar dentro del ataúd oro o plata. Era costumbre perfumar con buenos olores las partes del cuerpo que, en el acto de la prosternación al orar, se apoyan en tierra. Cuidábase, por fin, de colocar el cadáver de cara hacia la alquibla, después de amortajado (2).

(1) (2)

Bq, en

Como

critas en el

el MeHE, t. V, p. 300. aclaración y confirmación de las prácticas destexto, se insertan seguidamente algunos orme{

nores,

tomados de cierta relación, sacada en 15G9 por

el in-

quisidor Dr. Zarate, de las ceremonias en uso entre los
ros.
e7i

moDe ella dijo el Sr. Saavedra en su Discurso derecepción la Academia Española, p. 104: «Al lado de muchas cosas

que

exactas contiene multitud de errores que manifiestan lo mal ei Dr. Zarate había estudiado la doctrina mahometa-

como interpretación, conserva, sin embargo, valor como testimonio de las costumbres religiosas de los moriscos. Dice así: «Cuando algún moro muere, lo primero que le hacen es lavarle todo el cuerpo y cabeza y pies con agua, y esto es por la ceremonia de la ablución, y por limpiarle los pecados. Luego le ponen una venda de
na.» Deficiente
cierto
lienzo,

que comienza del pescuezo y baja por

el

estómago y

por entre las piernas, y vuelve por la espaldas hasta meterla por la cabeza. Y esta venda se les pone, porque cuando en
el

otro

mundo

se levantasen

no apareciesen

al

descubierto

las partes vergonzosas.
los moros,

Y

esta ceremonia de la venda hacen

no por mandado del Alcorán, sino como por mandado y tradición de los letrados; y aunque se entierre sin

. Otras veces le lavan todo lo susodicho. y esto es ceremonia de moros.Conducción al 28^ la cementerio (1). no tiene pena. luego sus vergüenzas y la cara y oídos. como cuando eran vivos. (1) t. les pone. en lo posible. tía paterna o materna del difunto. Los que asistían a la conducción del cadáver debían ir delante de éste. y después les tocan una toca. Después visten al difunto unos zaragüelles y una camisa. Una vez en el cementerio.i una sábana sobre todo el cuerpo.-Bg. n. y esto e. Y no comen car. fol.— Terminada operación del amortajamiento. los más instruidos. y sin coserla.» MBN. y esto se llama ablución mayor. después. esta venda. «Dios es muy el grande». era llegado momento de practicar la oración por el difunto. y esto es también voluntario. y esto se llama ablución menor.í también voluntario. o bien las Tu palabras «No hay más Dios que Alá». tu gracia y tu misericordia nos libren de tu fuego y de tu temor». madre. y es ceremonia de moros y mandato de la ley." 5301 (sa. brazos y pies. 138). Estaba prohibida la asistencia a las mujeres. p. y todos con purificación previa. desde la casa del difunto hasta el cementerio. boca. más próximos al féretro. 300.n. V. sino revuelta por la cabeza y los pies. y las uñas de las manos y pies. MBN. en el MeHE.ne en una semana en la casa donde muere alguna persona. hermana. 6?. En la procesión de entierro. y esta ceremonia es voluntaria. Procurábase conducir. Gg. »E1 lavatorio del difunto se hace así: que primero le lavan sus manos. se iba recitando la siguiente oración: «¡Ensiilzado seas! ¡Ensalzado seas! ¡Oh Señor nuestro! indulgencia. 3. y. 180). excepto a la esposa. y más todo el cuerpo. y sin pena. narices.*»2076(sa. el cadáver de cara hacia la alquibla. se ixguardaba a la hora conveniente para llevarle a enterrar.

fol. excepto al salir y al ponerse el sol. n. es decir. sin embargo. V.*» n. el MeHE. las circunstancias de lugar y tiempo se modificaban según la libertad mayor o mc- menterio. h) Los condenados a muerte por la autoridad suprema. fuesen niños o adultos. t. los relacionados del difunto y los muslimes en general.Oración por el 280 - difunto (1). c) Los abortivos que al nacer no hubieren dado señal suficiente de vida. — Tenía esta oración carácter obligatorio. (1) MBN. si bien en estos mismos casos era lícito practicarla cuando se temiera la descompoal lugar sición del cadáver. 300- h) . 48-56 v. hombres o mujeres. En cuanto citarse. 302. en sufragio de éstos no podía practicar la oración el imam. sino tan sólo. y n. como era el chillar. fol. 74 251. oficialmente como tal. v. con las mismas ropas que vestían al caer muertos en el campo de batalla. el mero movimiento no era estimado como señal bastante.«-MBCEH. lv. ya se en que la oración debía ha insinuado que era el mismo el rece- borde de la sepultura. Hora adecuada para recitar esta oración lo eran todas las del día y de la noche. con carácter privado.° 19474. los cuales eran enterrados sin ablución ni mortaja previas.«— /?f en . pero en la práctica. debiendo practicarse cuatro veces por todos los muslimes difuntos. ps. fol.^ liii. los musulmanes comprendidos en al guno de los casos siguientes: a) Los que morían en la guerra santa. Exceptuábanse.

o quien hacía sus veces. el alfaquí. a la altura de sus hombros. El origen de esta tradición se hacía derivar del hecho deque.» Al recitar esta oración.290 ñor que a los moriscos se concedía en las distintas regiones: así. pues. podía recitarse en la misma casa del difunto o en otra cualquiera. el de asistir al entierro o conducción hasta el cementerio. situábase frente a los pechos. hombre o mujer. situado junto a la fosa. el Señor le contestó: «¡Oh Moisés! Q. se expresaba el nombre del difunto. la oración por el difunto se recitaba. todos los presentes levantaban sus manos. el de recitar la oración por el difunto. habiendo preguntado Moisés al Señor qué recompensa reservaba a quien hacía la oración por el difunto. y en tal actitud recitaban la siguiente oración: . como era de ley. Era notable la importancia que se concedía a esta oración. «para que lo escribiesen los ángeles». Si el difunto era hombre. aun después de haber sido ya enterrado el cadáver.uien tal oración hiciere. donde no existía semejante tolerancia. se situaba frente a la parte media del cadáver. y otro. Según tradicional creencia musulmana. otro. en presencia-del cadáver. al borde del sepulcro. se verá rodeado de ángeles hasta su muerte. Así. si era mujer. al mismo tiempo que el alfaquí. a cualquier hora del día o de la noche. allí donde los moriscos disfrutaban de relativa libertad. en las obras piadosas en favor del difunto podían obtenerse tres clases de mérito a los ojos de Dios: uno era el mérito de prestarse a purificar y amortajar el cadáver.

»¡0h Dios mío-! El (1) es siervo tuyo e hijo de tu siervo y de tu sierva. »¡0h Dios mió! Perdónalo y muestra con él tu pie- dad. . y tú lo resucitarás. en verdad. Y proporciónale casa mejor que su casa. y limpíalo de sus pecados.— «Dios es la vida 291 - muy y la grande. Tú conoces su secreto y la suerte que le está reservada. y mostraste tu piedad hacia ellos. compañía mejor que su compañía. pues. la potestad y las alabanzas. Suya es la grandeza. suyos el señorío. acrecienta su bondad. Alabado sea Dios. digno eres de toda alabanza y de toda glorificación. Báñalo con agua y con nieve. y apiádate de ellos. la »¡0h Dios mío! Presérvalo contra la prueba de tumba (2) y contra el castigo del infierno. Tú lo criaste y le proveíste de sustento. Alabado sea Dios. »/0/i Dios mío! Si es bueno. suya la sublimidad. En verdad. que da muerte. y mujer mejor que su mujer. que resucita a los muertos. Perdónalo y muestra tu generosidad en lo excelente del premio que le reserves y en lo espacioso del albergue que le depares. Venimos a rogarte en favor suyo: oye nuestras súplicas. p. así como bendijiste a Abraham y a los suyos. »/0A Dios mío! Bendice a Mahoma y a los suyos. en el refugio ti se hallan y la protección. 3. (2) V. Nosotros imploramos tu protección en su favor. como se limpia de la suciedad la ropa blanca. El es omnipotente. En (1) este lugar era donde debía citarse el nombre del difunto. tú le has dado la muerte.

en esta forma: «¡Oh Dios mió! Haz que este hijo sea para sus padres como un préstamo que te adelantan.. Él se halla necesitado de tu misericordia. no se decía «proporciónale marido mejor que su marido». y les sirva de crecida recompensa. Y agrégalo a nuestro profeta Mahoma. en la parte correspondiente a «proporciónale. ya que a ti se ha acogido. y no lo sometas en el sepulcro a prueba que él no pueda soportar. y el hombre puede tener muchas mujeres en el otro mundo». y tú eres hospitalario por excelencia. y en ella. la oración era misma. mutatis mutandis. ni nos sometas a prueba después de él. •»¡01i Dios mió! No nos vedes la recompensa que para él te pedimos.292 y si es malo. sino que se suprimían estas palabras. . y recíbelo como un tributo que te pagan. él tu indulgencia dejando de casti- '»¡0h Dios mió! Da firmeza a sus palabras cuando sea interrogado. V el difunto era una mujer. sé indulgente con él. Cuando la La oración por la criatura difunta sólo se modi- ficaba en parte. un tesoro que te confían. al ser pesadas en ella las acciones de sus padres. La razón es «porque no puede tener ninguna mujer en el otro mundo más de un marido.. un mensajero que te envían. y haz también que al peso de este mismo tributo desciendan los platillos de la balanza. mujer mejor que su mujer». y tú puedes mostrar con garle.

48 y 168. pues tú. a los hombres y a las mujeres.» Seguidamente se daba la salutación. (1) V. p. 2 v. on el MeHE. V. Y senos propicio cuando nos creyendo en el hallemos en tu presencia. 180). a los creyentes todos. ti. Enterramiento ción por (2). a la grey de Abrahara. — Una vez recitada la ora- el difunto. y concédele una habitación mejor que la suya. antepasado de los creyentes. se procedía al enterramiento. (2) t. P-.° 51301 {s^. Perdona asimismo a nuestros hijos y a los que nos precedieron en la fe del Islam. hombres y mujeres. haz también que mueran Islam. un pueblo mejor que el suyo. y ordena que en su compañía sea nuestro eterno descanso. ya vivos^ ya di- Dios miü! Perdona a los ven y a funtos. fol.Gy. y presérvalo de la prueba del sepulcro y del castigo del infierno. . MBN. y aquellos a muerte. »/0A Dios mío! Aquellos de nosotros a quienes des la vida. en verdad. a los muslimes todos. haz que vivan en la los cuales dea la fe.293 »/0/¿ Dios meo/ Agrégalo con Sálih (1). a los menores de edad y a los adultos.» Después de cada una de «/0/¿ las cuatro atachiras se recitaba la siguiente oración: los que de nosotros vique ya murieron. a los presentes y a los ausentes. muestra tu indulgencia con este muerto. :-302. conoces aquellos de nosotros que son tornadizos y los que perseveran.^-Zí^.

verosímilmente nacida de yerro o de equivocada interpretación de algún hecho aislado. 113).— Al tiempo de depositar 294 el la fosa. 23. . cristiano nueAlcudia en la Val de Uxó [Valencia]: «Que el suso dicho se a aliado muchas ve9es en entierros de moros. él ha sido fiel musulmán y no ha sido del número de los infieles. cerrando la fosa con losas o adobes.» MIV. no se hallase el musulmán desprovisto de dinero. Era costumbre enterrar al difunto boca arriba o de costado. ¡Oh Dios mío! Muestra con él tu hospitalidad. ya que tú eres el hospitalario por excelencia. ni los descubrimientos arqueológicos confirman la aseveración anterior. y no echándoles tierra encima. debía practicarse otra ceremonia religiosa de singular importancia: era la de depositar junto al cadáver la llamada A. a fin de que al resucitar del sepulcro y durante el largo camino que había de recorrer. 50. y siempre de cara hacia la alquibla (1). exp. AHN. a los quales a hecho soterrar el suso dicho con ceremonias de moros. la religión de nuestro padre Abraham. junto a la cabeza del difunto. Proceso de Jerónimo Checlín. que solían depositarse en la fosa. sino unas lossas con que cubren las se(1) vo de la pulturas. 1595. haciendo las huessas muy angostas para hecharlos de lado. Antes de consumar el enterriimiento. poniendo tanbién las mesmas huessas huecas. Ni los manuscritos aljamiados en que se trata de estas ceremonias.» Debía ser cavada la fosa en tierra virgen hasta la mitad de la altura de un hombre. o se viese obligado a mendigar. en su obra frecuentemente citada Catecheses (fol. y poniendo la cara a la alquibla. leg. se re- cadáver en citabrí la siguiente oración: «En el nombre de Dios. algunas monedas. Afirma Guerra de Lorca. y conforme a la ley del mensajero de Dios.

» MBCEH. Este segundo rito se permitía.°-69.° VIII. ya en su mortaja. con azafrán. Se creía que era de gran mérito para el muerto. V. La han de poner al muerto en la cabecera de la fuesa. en él se observa que en el acto del . podían esquivar la vigilancia. asimismo se pensaba que quien la leía en vida obtendría alta recompensa de parte de Dios en vida y en muerte. que Alá ya ve por qué se hace aquello. debajo de la cabeza o en el el sudario y la mesegundo caso. conforme agora tenemos el tiempo y la libertad. a la cabecera de jilla derecha. en el sepulcro y al tiempo de ser pesadas sus acciones en la balanza de la justicia divina (3). y le prestaba fortaleza para responder a los ángeles Monear y Naquir en el juicio a que el difunto había de ser sometido aquella misma noche (2). del Santo Oficio de Aragón. Escribíase esta carta en árabe. y se colocaba a todo muerto. hombre o mujer. fol. que le servía de descanso y aun de compañía en el sepulcro. en el la fosa. 3-4. en pergamino o papel. n. debajo de la tierra. de fecha próxima a la en que fueron expulsados los moriscos.° viir. ya fuera de ésta. Esta práctica no ofrecía a los moriscos los peligros (3) que otras de ser denunciados a la Inquisición. bajo tierra. por la facilidad con que. dada la sencillez del acto.° Esta disposición de los rituales se halla confirmada por el testimonio que del hecho nos conserva cierto doc. como menos expuesto a denuncias. foL 67 v. a veces entre (1) (2) MBCEH.- 295 - Carta de la muerte (1). 65 v. ps. — costado derecho. n. Por esto se lee en el preámbulo de la carta de la tnuerte: «Esta es la declaración de la carta de la muerte y su muy notable virtud para los muertos en sus mortajas o en sus <fuesas>. pero dentro do la misma fosa: en el primer caso.

y a confesar que Mahoma es tu siervo y mensajero. ante Fr. A fin de que el muerto que yacía en la sepultura pudiera hincarse de rodillas y responder al ser preguntado por los dos ángeles. y que tú eres Dios y no hay otro sino tú. que el Alcorán es lo que él reveló. que el Islam es lo que él prescribió como ley. proced. D. AHS. tít. y es verosímil que en tal momento depositase en la mortaja la carta de la muerte.° 2076 (sa. 138). prior de Alpartir y comisario del Santo Oficio: «Que crehe que tienen por muy 9Íerto que uno llamado Juan Lanpero. Dice así el doc. y que los nuebos conbertidos de Riela le obedezen por tal. Antonio López. la venia. él va y toca con la mano la ropa del difunto » MÍA. G. que lo que se dice es lo que él dijo. MBN. ^4-227. Decl. llamado Francisco Crespo. el enterramiento. AHN. vecino de Riela. después que el sacerdote a vendicido la sepultura. es alfaquí. 1609. a confesar que no existe otro Dios sino tú. yo me comprometí contigo. ve- zino de Riela. dejaban los moros las sepulturas huecas y cuidaban de no coser las mortajas en la cabeza y pies del difunto. Zaragoza: sobre moriscos. párroco o vicario de la localidad. y a visto que dicho Francisco Crespo. durante mi vida. y después de haber bendecido la sepultura sacerdote católico. porque todos le respectan y hazen y siendo un hombre ordinario. 9 de Setiembre. que la religión es a tus ojos como él definió. y a visto que éste y otro. de Miguel Moneva. acercábase al cadáver uno de los moriscos que hacían oficio de alfaquíes para tocarlo. . y les compone todas sus diferencias. »¡0h Dios mío! Ciertamente. son los que entierran quando mueren y echan en la sepultura. cri-s tiano viejo.- 296 - El texto de la carta decía así: «En el nombre de Dios misericordioso y compasivo. que no tienes copartícipe. aludido: A.

yo te pido que seas mi ayuda en toda tristeza. »¡0h Dios mío! Entrégame en el día del juicio la carta de la generosidad. y le salve) (1). líbrame del desamparo que he de sentir en el se- y de i'án. que apartes de mí todo mal y no me alejes del bien. . de Isaac y de Jacob de Jesús y de Mahoma. riqueza de los pobres y necesitados.la 297 - verdad evidente (dispense Dios a Mahoma la mejor de las mercedes. Séame también provechoso el ayuno del mes de Ramadán. mediante ella. Señor de los primeros y de los últimos. cárgame con ella en el momento de mi muerte^ y. ya sola. mi protector en mi destierro y mi amigo afable en la soledad de mi sepulcro. que escuchas la súplica de los extraviados y eres luz de los que te piden consejo. las tribus. tesoro de sabiduría! ¡Oh pulcro. y fortaleza del débil! ¡Oh tú. »¡0h Dios. mi compañero en mi soledad. ¡oh Señor!. que tienes presente todo secreto y que escuchas toda queja! ¡Oh tú. Aquí añaden los textos ei?ta frase cabalística *^owi4)^ (1) que se repite frecuentemente. Dios de Abraham y de Ismael. y del Alcotú. que no me confíes a persona alguna sino a ti solo. »¡0h Dios mío! En verdad. que conoces lo que está oculto y que descubres toda pena! ¡Oh tú. que das vida a los huesos aunque estén cariados! Yo te pido. »¡0h Dio3 mío! Séame provechoso a tus ojos el Islam y la fe. amparo de los temerosos. mi consolador en mis infortunios. ya acompañada de otras.

En verdad. ¡oh amparo de los pecadores! »iOh Dios mío! Séanme provechosas a tus ojos mis oraciones y limosnas. y mujer mejor que mi mujer. sé indulgente con mis pecados. del Asirat y de resbalar en él. »¡0h Dios mío! Defiéndeme del terror el día de la resurrección. al ser interrogado en aquello a lo que no alcancen mis fuerzas. »¡0h Dios mío! Pon en mis labios palabras de verdad. »¡0h Dios mío! Si he obrado bien. No hay . Señor del universo. ¡oh Señor!. »¡0h Dios mío! Sé conmigo lo mismo en el estado de mi prosperidad como en el de mi tribulación. »¡0h Dios mío! Concédeme en cambio una casa mejor que raí casa. compañía mejor que mi compañía.»¡0h Dios mío! Ayúdame contra mis enemigos y ensancha mi sepulcro. Y si he obrado mal. de la balanza de la justicia y de su precisión. acrecienta a tus ojos la bondad de mis acciones. »¡0h Dios mío! Dame seguridad en mis palabras. y de los espantos del mismo. en nada puede dañarte mi desobediencia ni favorecerte mi desgracia. y truécame en paraíso mi vida temporal y perecedera. ¡oh el más piadoso entre los piadosos! »¡0h Dios mío! Hazme pasar por el Asirat recto de tus fieles servidores. y reúneme con nuestro profeta Mahoma. »¡0h Dios mío! Ayúdame y guíame hacia el camino grande. «Alabado sea Dios. pues ciertamente. tú eres omnipotente.

se deposita al muerto en la fosa. Mar. uno de los parientes que se hallan presentes le ata los dedos pulgares con un lienzo. queda envuelto el cadáver. y. »Ya en el cementerio. en Arch. Durante el amortajamiento. las mismas ceremonias fúnebres anteriormente descritas: «En Alcázarquivir. Una hora antes de la conducción del cadáver. apo yado sobre su espalda. Las puertas de la estancia en que se halla el cadáver se entornan.h \ux-Bhillairk y Salmón. llegada ésta. II. Mi(. los parientes más próximos preparan un convite. Este es perfumado a continuación. acuden a la casa de éste y allí recitan algunas oraciones. proceden a lavar el cadáver. se reúnen en la calle los amigos y parientes en espera de la hora del entierro. coloca una venda bajo su mandíbula inferior para impe lir que se abra la boca. y cubierto con jaique y. cuando una persona acaba de expirar. o. para lo cual degüellan uno o dos carneros y distribuyen tri- . como en un saco. a veces. asiendo los dos extremos del sudario que ligan la cabe/. a falta de éstas. Cúbrese el cadáver con losas. con ligeras variante-.— 299 (1). «al ocurrir alguna defunción. y se arroja tierra en la fosa hasta formar un montículo coronado de piedras. 76. con el estandarte de la cofradía en que el difunto figuraba. y le cierra los ojos. fuerza ni poder sino en Dios^ excelso y grande» Véase a continuacióa cótno aún en la actualidad si(1) guen practicándole en Marruecos. en la cual. t. los tolba primero. El-Qgar El Kebir.» V. con tibias. según que el difunto sea varón o hembra. se coloca la parihuela cerca de la fosa preparada de antemano Los asistentes hacen la oración correspondiente a la hora en que el entierro se verifica. en una parihuela. »El acto del entierro coincide con alguna de estas tres oraciones: del mediodía. los mismos cuidan también del amortajamiento.. formando de una pieza de cotón blanco de 18 codos un traje bastamente cosido. dos hombres o dos mujeres. y una banda. En la comarca marroquí del Lucus. de la tardo o de la puesta del sol. es conducido el cadáver.ay loa pies. Entretanto. p. y después los cofrades del difunto. después.

cuyo mérito debía alma del difunto. (2) du Lekkoüs. recompensándoles mediante el pago de cinco a diez duros. Pr. fol.» V. porque el dicho Pere Alonso avía deprendido en Sevilla. Y porque era pequeña la casa. a fin de que de sufragio en el juicio a que era sometido en su sepulcro aquella misma noche. Asimismo. n. en Arch. y unos guardavan que ninguno pasase por allí que los viese. Vestido el cadáver. e yvan de noche donde se en9erravan. hizierou la gala por helios en casa de Pere Alonso. La familia del difunto encarga. Mar. — El día del entierro era costumbre hacer limosnas.Sufragios 'post 300 — mortem (1). y otros azían la gala sobre los muertos. MBCEH. el alfaquí lava al muerto. de Diego de Arcos. recibiendo por ello una o dos pesetas. solía hacerse lectura alcoránica durante las siete noches siguientes al día del entierro. Como más adecuado lugar ser aplicado por el le sirviera las go con que hacer alcuzcuz.i misma en que se hacía la lectura (2)..° 89-90. VI. pues se creía que el alma acudía a la fosa y aun a la estanci. 236. decl. de tela de algodón. morisco. Entre la defunción y el acto del entierro no suelen pasar más de tres o cuatro horas. formada con tallos de la flor del áloe. vecino de «cristiauo nuevo». Al cortejo fúnebre acompaña la aljama. Al regreso del cementerio se come el alcuzcuz. iii. de su tío Ferrando Alonso. en el convite toman parte todas aljamas de la población. a guisa de parihuelas. una agora que abla en los muertos siete noches después Albarracín: «Y todos juntos . 1582.. se mudaron a casa de Pedro Cabero que tiene una sala en lo baxo de su casa. o la entrega de un buey. de Gil Pérez. A. Cuando el cementerio está lejos. Les tribus árabes de la vallée (1. en sufragio del difunto. vecino de Teruel. a ve- él al alfaquí y lo's tolba. Se confecciona el sudario. p. se coloca el cadáver sobre una bestia de carga. vol. es colocado so- ces. la recitación de oraciones por bre una especie de escalera de mano. Michaux-Bellairb y Salmón.

tuuiendo lumbre toda la noche. que por ser reputado como tal hacía las veces de alfaquí. hasta el fin. 1. recitaba una oración en súplica de que Dios escuchase las oraciones anteriores y las recibiese como de mérito en favor del muerto. Al terminar. proseguía el encargado de la lectura alcoránica la de las demás azoras. última de las dedicadas a en sufragio del muerto. Y en9Íenden una candelica en cada esquina d(>l aposento.» MIV. que leerían en voz baja La lectura debía ser reposada. y a la izquierda los que no sabían leerla. comenzaba diciendo: «Alabado sea Dios». fueran viejos o jóvenes. se adelantaba el alfaquí a decir: «Amén». y una alhombra limpia para que el muerto haga la Qala. Y.exp. leg. les avezó este Pere Alonso a no entrar nadie estas siete noches en el aposento que murió ninguno. así. y ser acompañado por los demás. o en su defecto el más instruido de los presentes. el 301 se había recia presencia del ca- mismo en que el difunto tado la oración por Celebrábase el acto en esta forma: a la derecha del alfaquí se situaban todos los que sabían leer la oración por el difunto. y allí leyeron todos en arábigo. AHN. el alfaquí. lo que repetían después los demás.para ésta se elegía dáver. Al acabar de leer una de las azoras. De esta suerte. de- que el cuerpo está enterrado. En la la lectura alcoránica noche séptima. o quien hiciera sus veces. y designaba entre los presentes cuál de ellos había de leer en alta voz. poniendo un escabel con unos manteles limpios y encima una cuenca de agua para que se bañe el muerto. Los presentes contestaban: «Amén». 49. . cada uno lo que sabía. El alfaquí.

Se recomendaba. En esta noche última. lo mismo que siempre que practicaban oración en común. por sus padres y sus madres y por la grey toda de Mahoma. por Acostumbrábase dar a los lectores de la oración el muerto una comida «de cosas sumarias. por cierto. no cocida en olla».» Con esto terminaban las prácticas piadosas que las moriscos solían celebrar en las exequias por los difuntos. en la cual rogaba el alfaquí por todos los presentes. terminado el acto. al cual abrazaban por el hombro derecho y el izquierdo sucesivamente. Y al acabar la lectura hacían todos por el muerto oración de dos inclinaciones. . la sobriedad «porque aquél se llama el bocado amargo^ por ser la comida última que se come por aquel muerto en el mundo».» Los presentes contestaban: «La piedad de Dios sea contigo. así vivos como difuntos.302 bían todos asistir con purificación y ablución practicadas a tal fin. y con vosotros. después los demás. y con todos los alfaquíes y con todos los que leen los libros y con la grey toda de Mahoma. aunque no fuesen necesarias por otro motivo legal. y éstos se dirigían de uno en uno hacia el alfaquí. el levantábase primero alfaquí o quien hacía sus veces. El alfaquí decía: «La piedad de Dios sea conmigo.

r^ÉasriDiOE .A.

.

Respuesta que hizo el mufti de Oran a ciertas preguri' tas que [le] hicieron desde la Andalucía. formaréis intención de hacer la tacbira del alihram [v. como quien la oración. aunque sólo sea frotando las manos en la pared. sino a la in- ha de atender a vuestra actitud tención de vuestros corazones. Haced el atayamum [ablución sin agua]. pues Dios no exterior. aunque sea haciendo mercedes a los y aunque lo deis con vanagloria. p.•^^ DOCUMENTOS I 1563. está encogido sobre las brasas. Mantened señas. procurad dirigir la vista a la tierra o la piedra que os pudiera Si a la hora con intención de hacerlo. los que están encogidos sobre su religión. 68]. y si esto no fuera posible. a ir a adorar los ídolos de los cristianos. y os servirá como si fuese de día. os bañaréis en la o en el río. aunque lo hagáis por medio de pobres. y de cumplir vuestra servir. Pagad el azaque. A nuestros hermanos. Simplificación de los ritos musulmanes en caso de necesidad. hacedlo de noche. Mayo. y si esto os fuese prohibido. mar Para cumplir con la purificación. 3. de la oración se os obligase 20 .

apartando toda intención de cometer vicio. y que. Y si os obligan a casar con ellos vuestras mujeres. tuvieseis poder para ello. os casan con sus mujeres. que Jesús murió en la cruz. si y que obráis for- zados. Si os fuerzan a beber vino. comedio. tente que tal cosa está prohibida. denostadlo de pa'abra y amadlo a la vez con el corazón. mas vuestra intención se encaminará a Dios. Si os obligan a comer cerdo. balanza de la infidelidad y os es posible disimular. escribid a Sus (2). aunque no estéis situados de cara hacia la alquibla. hacedlo. bebedlo. Región de Marruecos. (2) el . al obrar forzados. purificando vuestra intención.~- 306 - oración. negando con el corazón lo que afirméis con vuestras palabras. Y todo cuanto os ocurra de trabajos. purificando la intención y pidiendo perdón a en la Dios. Si os dicen esto a El derecho canónico del Islam autoriza. Si os obligan al logro o usura. haced paSi ta. lo cambia- ríais (1). hacedlo así. lo mismo que respecto de cualquier otra cosa prohibida. (1) matrimonio con mujeres cristianas. a fin de ensalzarlo a lo alto de los cielos. atribuiréis honra que Dios quiso hacerle. y haremos cuanto esté de nuestra parte para resolver vuestras dudas. y vuestra mirada se dirigirá hacia los ídolos cuando los cristianos lo hagan. a la manera que hacen oración los que en la guerra se hallan frente al enemigo. pero no viceversa. en efecto. Si os colocan Y si os dicen que denostéis a Mahoma. estimadlo cosa lícipues ellos profesan una religión revelada. atribuyendo lo malo a Satanás o a Mahoma el judío. y reconociendo su ilicitud.

hoy del de- . cristiano viejo. En la audiencia de la tarde de la Sta. y le paresye que deve de tener veynte y yinco años. del qual fué resQivido juramento en forma. Fadrique Cornet. 22. MCG. so cargo del qual prometió degir verdad. y que le prendie(l) Ruán. y dixo llamarse Joan Pepí. le había persuadido A hacerse musulmán. Inquisidor D. y que guardará secreto. en casa de Melón de Cámara. que bive en Sct. un hombre.307 crito a 3 Al principio de Racheb. christiano nuebo. BRAH. fol. en probingia del Reyno de Francia (1). la Normandía. de su cárQel secreta. xMOrisco valenciano. estando en ella el Sr. antigua capital de partamento del Sena inferior. II 1605. a veynte y dos días del mes de Agosto [de] mil seis9Íentos y 9Ínco años. y de su aspecto paresQió tener más de treynta. ansí en esta audiencia como en las demás que con él se tubieren asta la determinagíón de su causa. pastor. francés de nación. La paz de Dios sea con todos los muslimes. r-13. InquisiQión de ValenQia. año de 910 de la Hégira. iniciándole en las prácticas mahometanas. por su mandado vino a ella. y éste dixo ser natural de la ^iudad de Roan. Agosto. Amén. de hedad que dixo que no savia que tantos años tenía. esde Mayo del año 1563. QUE declara extensamente cómo su amo Faquinet. 22 Retractación hecha ante la Inquisición de Valencia POR Juan Pepí.

. dixo lo siguiente contra este reo. christiano nuebo. Dixo que éste dirá enteramente la verdad porque desea salvarse y behe que ha pecado contra Dios Nuestro Sr. y siendo christiano no se salvaría. como persona simple que es. éste se determinó de ser moro y prometió al dicho Faquinet que éste sería moro. que le paresce a éste de ve de haver ocho meses poco más o menos. y como el dicho Faquinet hera moro y hagía vida de moro. y dándole la primera munición. y éste le hÍQo en esta forma: que se lavó pies. aunque a tiempos estava éste con unos y otros christianos nuebos. Offigio. Y que la es verdad que éste asentó en la giudad de Segorve. de manera que. persuadió a éste que fuese moro y hÍQiese vida de moro. y no . creyó que sería bien que éste fuese moro. se supo scusar y tener en la fe de Jesuchristo tres' y aunque éste más de años. y ser de casta y jeneraQión de christianos biejos. ve 9Íno del lugar de Sot. y que se podría salvar en la secta de los moros. porque haciéndolo ansí se salvaría. como tiene dicho. y ron en el declaró su jenealoxía. por aver hecho cosas de moro.308 término de Man9anera en Montes Blancos. naturales franceses de la Qíudad de Roan. y es el mayor de dos hermanos que hay de este nombre de Faquinet. manos y cabeca y partes bergoncosas. y el dicho Faquinet enseñó a éste que se labase y hiciese el guadoh en una fuente de Sot delante del dicho Faquinet. que guardava ganado del dicho su amo. y pide misericordia porque está muy arrepentiy jamás bolverá a bivir entre moriscos. Este testigo fué mandado prender siendo reo. que en be^es ha estado seis años. do. y que como éste tanto tienpo ha estado con el dicho Faquinet. sienpre se rretirava éste y se rrecoxía en la casa del dicho Faquinet. y ansí. y que ayer le pusieron preso en la cárgel secreta de este Sto. finalmente. por antes de Navidad próximo pasado. con Faquinet.

se fué éste a guardar el ganado. y después de hecha la gala. y quando éste hubo hecho las dichas tres be9es el guadoh y gala. tanbién a la sol. Y el día siguiente. y redando él en algaravía cosas de moros. y en la mesma forma. ni levantar a sí ni a otro falso testimonio. sino de ser buen christiano. y en la misma fuente. y porque no le paga van. sin dexar cosa alguna. luego éste adbirtió quán grande pecado havía hecho. higo éste ter9era . enseñándole el dicho Faquinet lo que havía de hager. misma hora del salir el vez y el dicho guadoh y gala. porque para el descargo de su con9Íen9Ía. y el Y tergero día. y éste después la besó tres beges porque ansí se lo enseñó el dicho Faquinet. y le pesó mucho de averio hecho. al^ó y bajó la cabe9a tres beges. y éste se puso en medio de la estera. lo diga todo enteramente. éste se detubo. Preguntado qué otras cosas y ceremonias de la secta de Mahoma ha hecho éste. que éste no las entendió. Y quando el dicho Faquinet se al^ava o bajava. dixo que éste desea enteramente descargar su con9Íen9Ía y pensar en ello. y primero la besó el dicho Faquinet. y buen despacho de su causa. y después de la la fuente bajo a9ía alear y bajar a éste. y trabajava de cobrar lo que el dicho su amo le devía para hirse a Roma y comfesar su pecado. y el dicho Faquinet dcQÍa algunas oragiones en algaravía. y rcQando él como tiene dicho en algaravía. que lo declare enteramente sin encubrir cosa ninguna. hÍQO en la mesma forma el guadoh y gala estando ansí mesmo presente el dicho Faquinet. y propuso éste de no haberlo más.309 degía éste palabras algunas porque no save ni entiende el dicho Faquinet traxo allí a capa una stera. la algaravía. al salir del sol. y de esta manera se podrá mejor usar con él de misericordia. y puesto acia donde sale el sol. pues ha comentado a comfesar. conbiene mucho que.

Y aviéndosele dicho que lo le piense bien esta noche. Y lo firmó el Sr. pero que como el dicho Faquinet por tan largo tienpo le persuadía a éste que fuese moro. y hirse al gielo. Secretario.. y ansí éste prometió al dicho Faquinet de ser moro y hÍQO como moro las dichas tres beges el guadoh y gala con ánimo de salvarse con las dichas Qcremonias. fué mandado bolver a su cárcel secreta.. bolvió en sí y le pesó de averio hecho. que con la secta de los moros éste se salvaría y se hiva al 9Íelo. preguntado. quando éste prometió de ser moro y hecho las tres veges que tiene confesado el guadoh y gala. AHN. Inquisidor el Dr. MIV. y si creyó éste que la dicha secta de moros hera buena y bastante para con ella salvar éste su alma. si savia que la secta de los moros y las dichas 9eremonias del guadoh y gala heran contrarias a la santa fe católica. dixo que bien savia éste que la secta de los moros y las geremonias del guadoh y gala heran contrarias a la ley de Jesu christo Nuestro Sr. . Fadrique Cornet. como persona que éste es simple creyó que la' dicha secta de los moros hera bastante para salbarse éste. porque cumple mucho de9ir enteramente la verdad. y propuso de ser christiano y de hir a Roma y de bivir y morir como christiano en la santa fe católica Y amonestado tro Sr. piense bien en su negogio que por reverenQÍa de Dios Nuesy diga enteramente la verdad para salvar a su alma. 310 dirá lo que se le acordare. Passó ante mí P.° Joan Vidal. y luego que las hubo hecho.

con relación a la ley del ayuno. la alcafara consistía en un cautivo o dar de ayunar dos meses seguidos. no aparecen en el Diccionario de la Lengua castellana. ¿jUáJ] Algeberin (Ayuno del)=ayuno que se imponía como pena. de la mujer en orden a la celebración del matrimonio. especialmente. es primero del mes de Xaual o Pascua de Ra- madán. y algunas otras españolas que. -^IríaJI (1) -4Zccr/ara= penitencia cumplida en expiación de los pe- cados. de la Real Academia Española. que se practicaba antes de la oración del alba. Al/itra=áísi. ^^Jj (1) Incluyo en él tó'!nicas de la vida religiosa buen número de palabras aljamiadas musulmana.»9Ó5l| ^Z^uaZí=representante leg^J de una persona. .GLOSARIO ^rfoa= oración. libertar a comer una sola vez a sesenta pobres. de dos inclinaciones. siendo dialectales. iÜaJI ^//'t/c/iarr^ oración voluntaria. o no figuran en él con la acepción que tienen en los textos que he utilizado: estas voces dialectales van señaladas con asterisco (*). j^Áll ^Z^waíio=ablución ritual. decir. el ^1] de la ruptura del ayuno de Ramadán. plegaria. ^j^loJl ^Zc7ia7ia= paraíso. .

y:dAyuJ) i4«aí2aca= limosna voluntaria. ^lá-i^l Aljotba= sermón o plática. iMíi^oJ) . sójs^l ^?¿^raw=traje que vestía el peregrino a la Meca. V. p 183. ^XoJl Al8Ídi'i=ho]síS de cierta especie de loto que en Oriente se emplean a modo de jabón. SJÚM3JI' Algüitri = oración obligatoria por tradición . en que se convocaba a la oración. situado fuera de la población. también se llamaba así (v. alhasera) la esterilla en que el musulmán apoyaba los pies durante la oración. de tres inclinaciones. JíxájJl Arridel=msLnto o capa. a«\a^\ Alidén=preg6n o llamamiento a la oración desde el al minar o torre de la mezquita. o de otro animal dedicaal transporte. de iOálill -orraca— acto de inclinarse en la oración. <>l!ajJl Asachda= Sicto de prosternarse en la oración. pero en sus inmediaciones. la de rogar por agua. que debía practicarse después de la oración de la noche te.niJ^JI -áZ/iaserc[= tapiz. jI^juJ) ilne/íZas= oraciones voluntarias o de devoción plural . y también. el conjunto de prácticas con que inauguraba la peregrinación. ^. ^. estera o alfombra en que el musulmán apoyaba los pies al orar. -4íf £c/'aa= pl. en que solían celebrarse ciertas fiestas religiosas o rogativas. castellano de ^Ir conjunto de diez inclinaciones de oración con (?) cinco salutaciones. n. jjjjo^l -4Zícarwa= pregón que se recitaba dentro de la mezquita después del pregón exterior. sJ^foJ) i4/7ia7e= especie de tasajo. entre ellas. jSaJl y antes de la del alba siguien- Alhaicales {Los siete)=títií[o de cierta plegaria. so^áJ) Almosala=\ig8iY.— do 312 - AígüÍ8que=QSírgSi de camello.«jj^íll Alimes =s3ihios.

vUoJ) Á8Írat=pRente estrechísimo por el cual se entra en el cielo. cae al infierno. ^ . Dulhicha==. si9^ i42. ípco^oJ] = Atacbira= a.lugares en que se deposita el estiércol o fiemo (vulgar este último en Aragón y Gra- nada). Qala=Y. guadoh=v. s^^Üi Qahor^y. Llamábase del alihram la que señalaba el comienzo de la ora- M ción. álguado. quien resbala en él. ü^^m}] Conut (Oración del)= plegaria que se recitaba en la oración del alba. acepción especial. alguado. (XÁuÜ) Axura—áí9. sahor.Qto de pronunciar las palabras y^6\ tacbira o atacbira Dios es muy grande.^ mes del año mahometano. Demanda de la /'wesa ajuicio a que dos ángeles. guadoch. ^«««:üJl Axefi=SiCto de practicar las dos primeras inclinaciones de las tres que constituían la oración de algüitri. *Femarale8 (arag.— 313 - -4 sa?a= oración.ora= capítulo o sura del Alcorán. gáa^^l *i^ada«=acto de consagrar a Dios la criatura recién na cida y de ponerle nombre. Qalefa8=zsile8LS o pieles de carnero.) . ásala. Es8ahifa=títxúo de cierta plegaria. (1) diferencia de Lo citamos por tomarse en esta Sunna (v. »>%J| 9S Elguadoch=v. *Debdo (1)= obligación por ley divina. 10 del mes de Moharram. 4|joJl i4somwa=torre de mezquita. sometían al difunto en su tumba. Ouado.este vocablo). Monear y Naquir. SjJ^^I ^¿cí?/amMm=ablución con tierra en sustitución de la ablución con agua.

Eacheb=7 . 05Ia del 27 Leila alcadri = noche mes de Ramadán. con la cual el peregrino a la Meca formaba Táleb.er mes. Salla=^Y. . ¿oZ6a= hombre versado en la ciencia musulmana. Hxia Tacbira del alihram= SiCto de pronunciar las palabras «Dios es muy grande» al fin del pregón que precedía a la oración. &&):&« mes del año islámico. precio para "^Loguero (arag trabajar. )= persona conducida por Maguas =mu]Gres encargadas de tocar el pandero en los festejos que acompañaban a la celebración del matrimonio entre ilfo^an*a»n= primer los moriscos.n3i o tradición religiosa musulmana.° mes. ^«)j&^1 iij^u^ Ta7io?-= purificación.''=4. Sunna=zu. jlic ^Pedregada (arag. «Heme ÜA^h aquí». intención de cumplir este precepto pl. vinhA del por ley religiosa. ^aj Rehi el i. *Redoble=SiCto de multiplicar una cantidad por un número. /IJ^ ^1^ !ras&¿/ies==íjaculator4as o alabanzas a Dios. rodeante. «n«j&« *Nublo (arag.)=nub]ado. j4)^ JaZ6í?/ci= piadosa jaculatoria que comenzaba por las palabras religioso. *Rodealero.)=pedrisco. rociero^ revendedor. ji^l ^jujj *i2ecardero= almacenista o acaparador.^=3. j9^^ ^a?iora?'= comer durante la noche en tiempo de ayuno. ^a/io?'= comida lícita nocturna durante el Ramadán y otros días de ayuno. sjg^l ^«^j Rehi el 2.^aZeí=cosa lícita 314 — jyaíiia= tradición referente a Mahoma.^ mes del año musulmán. 0crt2= bastón o cayado. ásala.

Xabán=8. almosala.^ mes del año islámico. vJt^Mí . ípuj^ Xaual=iO° mes del año mahometano. »^l43cui Xarea=^v.- 315 — al TVismía=acto de imponer nombre recién nacido.

.

214-217. 221-223. 228-229. además del de Ramadán. cuantía de ia. causas que lo invalidan. del revendedor. 232. 1-2. V. distribución de la. 27-28. de las frutas. 236. 229. profesión de. 2U-242. 242-244. por pena. 19-26. 2-6. casos en los cuales se halla prescrita. 28-30. de los pa7ies. Imam. y su expiación. que obliga durante Fe musulmana. Limosna pascual. 67-68. 234-235. de las joyas. 27. de las vacas. Alimentos lícitos. condiciones del la. días en el año. ritos del. 239-240. por devoción. quiénes pueden ejercer oficio de tal. 240-241. artículos de la. Limosna o azaque: su obligación. 265-267. 238. 226-227. exenciones de. 244-245. Caza. Ayuno: su obligación. 264-265. 229230. exenciones del. Letanía de loa nombres de Dios. 217-221. Circuncisión. 44-50. 235. Degüello de animales. 122. 267-270. Fadas. clases de.índice alfabético de materias Ablución especial (alguado). . 231-232. 232-233. 238-239. del numerario de oro y plata. oración de ofrecimiento del ayuno de Raraadán. Nacimiento. 13-15. su oficio y el de los fieles durante la oración. agua para Ablución sin agua {atayamum). Azoras o suras que se recitaban al orar. 111-122. 233-234. 262-263. ritos de la. 66-67. de los camellos. ritos de la. de los ganados. 236-238. del almacenista o acaparador. Jaculatorias o loas (tasbihes).

del trono de Dios. Oraciones diarias. fórmula de la petición de mano para el. del bien. lxví-lxxi. pregón o llamamiento a la. pertinacia. L-Lxiii. 74-76. 274275. 71-72. lugar. 288 enterramiento. de la noche). conducción al cementerio. 318 - Mandamientos de la Ley musulmana. casos la. 51-55. de la tarde. 40-44. xxxivXLix. casos de exención de la. Matrimonio. de la puesta del sol. en la observancia de las prácticas mahometanas. Oraciones obligatorias por tradición: de las Pascuas de Ra- Tnaddn y de Carneros. sufragios post mortem. instrucción en la fe cristiana. 284-285. del mediodía. actos de que constan las cinco (del alba. horas de la. 56. vestido y calzado para la. 287-288. Moriscos: política de los monarcas españoles con los. Nacimiento. 83. clases de. 77-78. 59- 60. de rogar por agua. Oración. 56-57. 79-81. ritos del {fadas). Nombres de Dios. 68-71. condiciones requeridas para la licitud del. inclinación en prosternación en la. asistencia espiritual en el artículo de la. Oración del viernes. 111-122. 285-286 amortajamiento. 275-277. oración por el difunto. purificación del cadáver. Oraciones voluntarias {anefilas). 277-283. al princiy al fin de la comida. 33 36. 123-125 y 133-135. % Muerte. al salir de casa. del cuerpo durante la. Ora&lón del temeroso. 61-65. 7-13. de los. 273-274. festejos que seguían a la celebración del. 83. 94. conclusión acerca de los. del eclipse del sol. 83-84. 300302. 55en que debe repetirse la. 271-272. ritos de la. 284-302. movimiento y actitudes 57. origen de la. lxxi-lxxx. letanía de los. 289-293 carta de la muerte. 37-39. Oraciones de devoción durante el día: al vestirse. Oración del enfermo. 58-61. lxiv-lxvi. 15-11'. pio . de los. 295 299. 72-73. 11. 245-249. 293-294. de algüitri. exhortación a los contrayentes. 82. 256-203. al tiempo de satisfacer necesidades corpóreas. 31-33. 82^ al tiempo de ir a la mezquita.— Limosna voluntaria.

del arnés. Plática primera para pedir agua. morisco valenciano. de 13-15. 182-184. ritos de la. Purificación. comida durante el. 19. 176-181. 10(^-111. Poligamia. 223-226. simplificación de Ion. 146-151. Peregrinación. 99. 95-96. 165-181. rito la. 16-19.97. 91-92. morales {exemplos y prédicas) y litúrgi eos. en Xabán. Sermones. Plegaria para pedir a Dios el Plegarias (adoas): de los siete alhaicales. US tercera. 307-310. Rogativas por agua. essahifa. . 305-307. iniciado por su amo. 1^)5. en las prácticas mahometanas. 55-56. dir agua. 84-90. días en que se obtenía mayor mérito por la práctica de la. su rito. 214-217. en Hacheb. en Bebí el í. 184-218. segunda. meses del año musulmán: en Mo- harram. 183-184. primera. 92-94. 134-146. 51-55. . segunda parí peperdón de los pecados. cuarta {de la pedregada). 94-95. Profesión de fe musulmana. ayuno de. 151-153. Ramadán. el de la Pascua de Carneros. Plática para exhortar a las gentes antes de salir a rogar por agua. en Xaual. 153-158. 272. en Mamadán.°. Ritos musulmanes. Pregón o llamamiento a la oración.— Oraciones en los distintos 319 - Oraciones para los distintos días de la semana. 92. 125-132. Retractación de un cristiano viejo. en Dulhicha^ 98. 250-255.

.

.

.

.

.

BP YJU L66 Longás Bartibás. Pedro Vida religiosa f PLEASE DO NOT REMOVE FROM THIS CARDS OR SLIPS POCKET UNIVERSITY OF TORONJO LIBRARY .

Related Interests