El alza en el precio de los alimentos o como nos quitan el pan de la boca

Si hay algo que nosotros como pobladores de esforzado trabajo e injustas remuneraciones, tenemos claro cuando se nos habla de indicadores y cifras económicas , es que el costo de vida sube día a día y nuestros sueldos se mantienen de forma paupérrima, uno de los costos más notorios es el de los alimentos lo cual se refleja mensualmente en indicadores económicos como el IPC (índice de precios al consumidor) según estos cálculos la canasta básica de alimentos tubo una variación del 3,4 % respecto al mes anterior y en donde los alimentos que mas suben son el pan, 23,1%, la carne de vacuno, 12,0 %, las papas, 8,3% y la leche, 6,2% llegando el precio de la canasta básica de alimentos para el mes de octubre un valor de $ 39.425 pesos por persona. Si consideramos que en promedio una familia en chile se compone de 4 personas necesitaríamos $ 157.700 para poder alimentarlos en las mínimas condiciones nutricionales. En el caso de familias de escasos recursos para alimentar a estas cuatro personas se habla que reciben aproximadamente $ 250.000 líquidos, entre sueldos mínimos, algún bono y otros ingresos, por lo cual debiesen destinar el 63, 8 % de su sueldo en alimentos para cumplir con estos estándares mínimos de nutrición. Pero cuanto de lo que pagamos en alimentos va al estado, según nuestra legislación mediante la figura de impuestos debe ser el 19 % ,el famoso IVA, si seguimos el ejemplo de los $ 157.700 que se gastarían en alimentos estaríamos pagando al estado aproximadamente $ 30.000, por lo cual si por esta canasta básica no se pagara IVA según nuestro ejemplo gastaríamos estaríamos $ 127.700. Dependiendo de los ingresos esto puede tener un impacto mayor y si a eso le agregamos que el precio de los alimentos sigue subiendo seguiremos menoscabando las condiciones económicas de los mas pobres. Como respuesta a esto cada cierto tiempo algún iluminado del gobierno de turno dirá que para apalear estas alzas se dará algún bono de alimentos a los sectores más pobres no logrando así solucionar el problema de fondo si no cubrirlo para una próxima encuesta que resulte más favorable. Ya sabemos que los bonos no sirven para enfrentar estas alzas, ya que estos no van "al bolsillo de todos" y tampoco alivian el gasto entonces ¿qué solución asoma como la más práctica para enfrentar esta problemática? Diversas organizaciones ciudadanas e incluso algunos parlamentarios están hablando de enfrentar la solución por el lado del IVA este impuesto que como vimos anteriormente es significativo y que va parar al estado, en chile ese impuesto es parejo para la compra de todo tipo de bienes.

Agrupaciones como la CONADECUS (Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios) vienen hablando desde hace un tiempo de implementar en chile un IVA diferenciado para los alimentos de canasta básica es decir que en vez de pagar un 19 % se pague un impuesto de un 5 % para los alimentos de la canasta básica como en algunos países europeos, situación que constantemente ah sido rechazada tanto por los gobiernos de concertación como por el actual gobierno y ni pensar en eliminar este impuesto, según los datos de la CONADECUS el Estado es el único que se beneficia con esta situación, a través de la recaudación fiscal del IVA. Cuando el kilo de pan costaba $750, el fisco recibía $400 millones de dólares. Ahora el kilo de pan cuesta $1.100, con lo que se recaudarán unos $700 millones de dólares, estas ganancias que se podrían reemplazar con el aumento de impuesto a las grandes empresas y a si liberar a las personas de esta carga tributaria. En relación específica al PAN este es uno de los alimentos más consumidos se habla de que en promedio en chile se consumen 100 kilos por habitante al año, y sectores de menos recursos consumen entre 150 y 200 de kilos de pan al año. Por lo cual se desprende como el aumento del precio del pan "castiga más fuertemente a los hogares más pobres", por lo que la eliminación del IVA favorece directamente a la gente con menos recursos”. Finalmente según datos de la CONADECUS , está demostrado que en Chile el aumento del precio del pan no disminuye su consumo, pues ante el alza del costo de la vida los consumidores modestos tienden a transformarlo en su alimento básico, e incluso aumentan su adquisición para defenderse del aumento de otros productos de consumo como lácteos, carne, verduras y fruta.