Republica Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior Instituto Universitario de Tecnología de Yaracuy (I.U.T.

Y) San Felipe Yaracuy

Elaborado por: Floranny Rangel C.I: 19.955.696 Exp: 22339

INTRODUCCIÓN Cada día es más común observar que los clientes se interesan más por conocer el sistema de calidad del fabricante al momento de requerir sus productos; es una cuestión de confianza en el fabricante. La certificación de una empresa constituye un factor clave para el desarrollo de los intercambios comerciales, proporcionándole al comprador ciertos criterios, los cuales le darán la confianza, de que el producto adquirido satisface sus exigencias. La certificación está administrada por autoridades imparciales, que no están influenciadas por la industria o la imagen de una marca de fábrica. Estas autoridades evalúan los requisitos de calidad del producto (bien o servicio) por su aceptación, objetividad y beneficios esperados, basados en las aplicaciones de la Serie de Normas ISO-9000. Si el cliente adquiere confianza con la certificación de la empresa, el fabricante adoptará los sistemas de calidad correspondientes, los cuales estarán basados en las Normas ISO (9000), generando confianza en la capacidad y rentabilidad de la empresa para satisfacer las necesidades del mercado, creando una estructura eficiente de calidad y normalización. La planificación y la organización de la calidad es un elemento clave de la Gestión de la Calidad Total, es decir, es necesario que la empresa defina una política y unos objetivos de calidad, y que establezca una serie de procedimientos, rutinas y controles para ponerlos en marcha. Es decir, debe diseñar un SISTEMA DE GESTIÓN DE LA CALIDAD (SGC). El SGC está formado por todas las actividades y procesos que la organización realiza para gestionar la calidad. En muchos casos está únicamente en la cabeza de los dirigentes, sin ningún tipo de formalización, y sin documentos escritos que reflejen los procedimientos y controles que deben aplicarse en cada situación. Esta falta de formalización y sistematización hace que los miembros de la organización no siempre tengan claro que deben hacer, que se descuiden cuestiones importantes, y que exista gran variabilidad de los criterios aplicados en cada momento. La formalización del SGC, por lo tanto, es esencial para asegurar que todas las cuestiones importantes se tienen en cuenta, y que todo el mundo conoce sus

responsabilidades respecto a la calidad y sabe qué hacer en cada momento. Es decir, debe existir un SGC explícito y documentado, de forma que todos en la organización puedan conocerlo y aplicarlo. Pongamos un ejemplo. Una persona puede utilizar todos los días su vehículo para ir a trabajar y procura tomar una serie de precauciones para no tener accidentes. Estas precauciones están en su mente, pero nunca se ha parado a pensar si debería tomar otras, ni comprueba sistemáticamente que no se le olvida ninguna cada día. No puede decirse que esta persona no tenga un sistema de seguridad (tiene unos objetivos y lleva a cabo una serie de medidas para conseguirlo), pero el sistema no está claramente definido ni formalizado y, posiblemente, no cubre todos los aspectos que debería. La formalización de este sistema de calidad implicaría crear serie de documentos, manuales y registros donde queden especificados los objetivos que deben perseguirse, y lo que debe hacer el conductor en cada faceta de la conducción y en cada circunstancia para alcanzar estos objetivos. Un SGC debería experimentar este proceso de formalización. Sin embargo, muchas empresas encuentran difícil desarrollar un sistema de gestión de la calidad o no tienen recursos suficientes para hacerlo. Se preguntan ¿qué características debe reunir el sistema? ¿qué aspectos debe tener en cuenta? En este caso, resulta muy recomendable seguir algún estándar o modelo preestablecido. En este sentido, la familia de normas o estándares ISO9000 es la más popular.

CONCLUSIONES La serie de Normas ISO 9000 son un conjunto de enunciados, los cuales especifican que elementos deben integrar el Sistema de Gestión de la Calidad de una Organización y como deben funcionar en conjunto estos elementos para asegurar la calidad de los bienes y servicios que produce la Organización. Al hablar de Organización nos estamos refiriendo a una Empresa, Compañía o cualquier Estructura Organizada que genere o comercialice productos o servicios de algún tipo: La Organización podría ser una empresa que fabrica o vende electrodomésticos, un banco, una empresa de seguros, una empresa agropecuaria, etc. Las Normas ISO 9000 son generadas por la International Organization for Standardization, cuya sigla es ISO. Esta organización internacional está formada por los organismos de normalización de casi todos los países del mundo. Los organismos de normalización de cada país producen normas que se obtienen por consenso en reuniones donde asisten representantes de la industria y de organismos estatales. De la misma manera, las Normas ISO se obtienen por consenso entre los representantes de los organismos de normalización enviados por cada país La palabra Calidad se ha definido de muchas maneras, pero podemos decir que es el conjunto de características de un producto o servicio que le confieren la aptitud para satisfacer las necesidades del cliente. En primer lugar, es necesario definir que significa sistema. Formalmente sistema es un conjunto de elementos que están relacionados entre sí. Es decir, hablamos de sistema, no cuando tenemos un grupo de elementos que están juntos, sino cuando además están relacionados entre sí, trabajando todos en equipo. Entonces, Sistema de Gestión de la Calidad significa disponer de una serie de elementos como Procesos, Manual de la Calidad, Procedimientos de Inspección y Ensayo, Instrucciones de Trabajo, Plan de Capacitación, Registros de la Calidad, entre otros ., todo funcionando en equipo para producir bienes y servicios de la calidad requerida por los Clientes. Los elementos de un sistema de gestión de la calidad deben estar documentados por escrito.

Las Normas ISO 9000 no definen como debe ser el Sistema de Gestión de la Calidad de una organización, sino que fija requisitos mínimos que deben cumplir los sistemas de gestión de la calidad. Dentro de estos requisitos hay una amplia gama de posibilidades que permite a cada organización definir su propio sistema de gestión de la calidad, de acuerdo con sus características particulares. La familia de normas ISO 9000 representa el consenso internacional en buenas prácticas de gestión de la calidad. Se compone de estándares y guías relacionados con sistemas de gestión de calidad (SGC) y otras normas aplicables relacionadas, en ella se definen términos relacionados con la calidad y establece lineamientos generales para los Sistemas de Gestión de la Calidad Cada elemento del sistema debe ser puesto en funcionamiento, pero es muy importante que el Sistema de Gestión de la Calidad en su conjunto funcione como un todo organizado, para que se pueda garantizar la calidad de los productos y servicios que se producen.