MOTIVO DE SERVICIO |PORCENTAJE |MOTIVO | |5 % |VIUDEZ | |70 % |NECESIDAD | |25 % |SOLTERIA | ESTUDIO PRELIMINAR TÉCNICO Se estima que se requerirán cosas básicas

como biberones, cobijas, juegos, etc. Para iniciar con operaciones se calcula un monto de inversión de $100 000 Además se requerirá de aproximadamente 15 camas, una sala de esparcimiento, juegos infantiles un área de aprendizaje y un área de comedor para los niños DESCRIPCIÓN DE LA MAQUINARIA, EQUIPO E INSTALACIONES Nosotros no contamos con maquinaria solo con material didáctico para trabajar con los pequeños y con 4 computadoras para poder llevar el registro necesario de que vaya necesitando nuestra empresa.

REQUERIMIENTOS DE MATERIA PRIMA ➢ Contamos con libros con dibujos esto para el aprendizaje de ellos ➢ Pliegos de papel china ➢ Cuadernos tamaño infantil ➢ Litros de resistol líquido ➢ Sopas de pasta para trabajar
En los tiempos modernos, con muchas mujeres incorporadas a la fuerza laboral, resulta imprescindible el contar con sitios seguros en donde dejar a los niños pequeños mientras la madre esté fuera de la casa. Es así como las guarderías infantiles se han constituido en un recurso básico, sobre todo cuando no se tiene la suerte de contar con una abuelita con capacidad y deseos de asumir esta gran responsabilidad: cuidar niños ajenos. Las guarderías infantiles vienen entonces a resolver un problema social importante, y cuando funcionan en forma óptima, son una ayuda muy valiosa para asegurarse que los niños estén seguros, con una nutrición apropiada, estimulados correctamente desde el punto de vista de su desarrollo y rodeados de cariño, favoreciéndose así su proceso de socialización. Pero todas estas ventajas pueden desaparecer cuando las cosas no se hacen bien, cuando quienes manejan las guarderías no lo hacen con un verdadero profesionalismo, y son incapaces, inmaduros o ignorantes.

Los problemas que se pueden presentar bajo estas condiciones son muy variados, y podemos clasificarlos en los siguientes grupos: 1. Agresión: la agresión puede tener muchas formas de expresión, desde la física hasta la sicológica. Ejemplos de ello sería el pegarle a un niño porque llora mucho, o dejarlo llorar en exceso sin prestarle ninguna atención, no darle de comer según su horario, o darle una comida inadecuada para su edad, tanto en cantidad como en calidad. Los ejemplos podrían ser muchos, por lo que es muy importante saber en manos de quienes dejamos a nuestros hijos. 2. Infecciones: sin lugar a dudas, las infecciones son más frecuentes y se transmiten con mayor facilidad en una guardería infantil que en la casa. Es por eso que un factor determinante de la calidad de una guardería son las medidas preventivas que se hayan tomado para evitar o disminuir su transmisión. Las formas más comunes de transmisión de las infecciones son a través de las heces y la boca o de las vías respiratorias. Es entonces muy importante el manejo apropiado de los pañales, el tener un sitio en donde cambiar a los niños que pueda limpiarse fácilmente y que esté lejos del lugar de preparación de los alimentos, el tener inodoros de tamaño adecuado para los niños, y sobre todo que el personal tenga una conciencia clara de la importancia que tiene el lavado de manos. Evitar las infecciones que se transmiten por las vías respiratorias es más difícil, pero como norma deberían separarse del grupo a los niños con cuadros gripales, e igualmente lavarnos las manos con frecuencia. Los juguetes de las guarderías tienen que ser lavables, evitando materiales como el peluche, lo mismo que el mobiliario. Las infecciones más comunes en las guarderías infantiles son las diarreas, las respiratorias, incluyendo las otitis, los problemas en la piel, la conjuntivitis, la varicela y la hepatitis A. 3. Accidentes: Las caídas, los golpes y a veces las quemaduras constituyen algunos de los riesgos que los niños tienen en las guarderías. Es importante tomar las medidas apropiadas para disminuir estos riesgos, y la observación de los padres en este rubro es fundamental. Pero así como debemos ser exigentes con las guarderías infantiles, los padres deben ser especialmente responsables en dos sentidos: los niños que asistan a una guardería deben tener TODAS las vacunas al día, incluyendo la de meningitis (Haemophilus influenzae tipo b), y no deben enviar niños enfermos a las guarderías, siendo además obligatorio el informarle al personal de la guardería de cualquier problema que el niño presente. Si todos asumimos nuestro rol y actuamos responsablemente, las guarderías infantiles pueden ser un excelente lugar para el desarrollo integral del niño.