Solo hace falta mencionar algunos versículos como Apocalipsis 6:9-11 y a Lucas 16:19-31 para darse cuenta del error de interpretar

Eclesiastés 9:5 como algunos enseñan. Eclesiastés 9:5 “Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.”

a) "Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben..." Un dato importante es que en el libro de Eclesiastés encontramos 28 veces la expresión "debajo del sol" y 4 veces la expresión "debajo del cielo". De modo que trata con los problemas de la vida desde el punto de vista del hombres. El versiculo que sigue (v6) del mismo capitulo dice "...nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol". Los muertos ya no tienen nada que ver con todo lo que ocurre aquí abajo.es decir l os muertos nada saben de lo que pasa "debajo del sol" (aqui en la tierra) pero SI SABEN lo que esta pasando en el lugar donde ellos estan, sea en el paraíso o en el infierno, así como el rico y lázaro estaban consientes después de su muerte.

Esta idea es apoyada anteriormente en el mismo libro "Asimismo aborrecí todo mi trabajo que había hecho debajo del sol, el cual tendré que dejar a otro que vendrá después de mí. Y ¿quién sabe si será sabio o necio el que se enseñoreará de todo mi trabajo en que yo me afané y en que ocupé debajo del sol mi sabiduría? Esto también es vanidad.(Eclesiastes 2:18-19)"(Esto tambien contradice la creencia de la reencarnacion)

b) "...nada saben, ni tienen más paga; pues su memoria es puesta en olvido..." Cuando dice que "su memoria es puesta en olvido" está haciendo referencia al que "no tienen mas paga" ya que esta ultima frase quiere decir que los muertos no recibiran ninguna recompensa en la tierra despues de muertos, ni siquiera el ser recordados o reconocidos eternamente pues tarde o temprano se olvidaran de ellos. Esta interpretación se apoya por el mismo autor en otras áreas del mismo libro, como: "No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después" (Eclesiastés 1:11, RVA), "No hay memoria de las cosas primeras ni tampoco de las postreras que sucederán; no habrá memoria de ellas entre los que vendrán después" (Eclesiastés 1:11 LBLA). También en: "Porque ni del sabio ni del necio habrá memoria para siempre; pues en los días venideros ya todo será olvidado, y también morirá el sabio como el necio" (Eclesiastés 2:16, RVA). Esta es la misma idea en: "Esto vi también: que los impíos sepultados vinieron aún en memoria; mas los que partieron del lugar santo, fueron luego puestos en olvido en la ciudad donde con rectitud habían obrado. Esto también es vanidad" (Ecl. 8:10, énfasis míos). "Asimismo aborrecí todo mi trabajo que había hecho debajo del sol, el cual tendré que dejar a otro que vendrá después de mí. Y ¿quién sabe si será sabio o necio el que se enseñoreará de todo mi trabajo en que yo me afané y en que ocupé debajo del sol mi sabiduría? Esto también es vanidad.(Eclesiastes 2:18-19)"

Después de morir, el alma y espíritu no saben lo que seguirá pasando en la tierra porque ya no estarán ahí, sino en el cielo o en el infierno. Aquí algunos versículos !
Apocalipsis 6:9-11 6:9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. 6:10 Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? 6:11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. Lucas 16:19-31 16:19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 16:20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 16:21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 16:22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 16:23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 16:24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 16:25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 16:26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 16:27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 16:28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 16:29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 16:30 El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 16:31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. Filipenses 1:21-25 1:21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. 1:22 Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. 1:23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; 1:24 pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros. 1:25 Y confiado en esto, sé que quedaré, que aún permaneceré con todos vosotros, para vuestro provecho y gozo de la fe,