Literatura flamenca

Literatura flamenca, literatura creada en la región de Flandes y escrita en lengua flamenca. Hacia la segunda mitad del siglo XII, comenzó a desarrollarse una nueva lengua a partir de los numerosos dialectos existentes en Holanda y Flandes. El primer poeta flamenco fue Hendrik van Veldeke (hacia 1160-1200), nacido en las proximidades de Maastricht (hoy en Holanda), que escribió en dialecto franco. Su producción consistió en una traducción de la Eneida del poeta latino clásico Virgilio, algunos poemas de amor y una biografía de san Servacio. La poesía del siglo posterior, a pesar de haber sido escrita en varios dialectos, presenta como característica común una reacción contra los romances medievales. Triunfó una corriente didáctica, ejemplificada por los escritos de Jacob Van Maerlant. Sus obras moralizantes, muy conocidas en su tiempo, tocaban una gran cantidad de temas, como la historia natural, la Biblia y la historia. LA LUCHA DE LENGUAS Aunque muchos de los autores del siglo XVI intentaron hacer de su propio dialecto la base sobre la que se edificara una lengua más extendida, se llevaron a cabo también intentos para establecer una lengua holandesa común a la región. La literatura, sin embargo, fue perdiendo importancia paulatinamente, hasta finales del siglo XVIII, cuando —como reacción a la imposición, tras la ocupación del territorio en 1794, del francés como lengua oficial— comenzaron a aparecer signos de un resurgimiento de la literatura flamenca. Karel Broeckaert fue el primero que escribió en flamenco unos diálogos inspirados en los del inglés Joseph Addison. La poesía de Peter Joost de Borchgrave y las obras teatrales de Jan Baptist Hofman resultaron fundamentales dentro de este resurgimiento. USO LITERARIO DEL FLAMENCO En 1818, el erudito flamenco Jan Frans Willems estableció el valor de la lengua flamenca en su estudio Sobre la lengua y la literatura flamenca. Esta obra dio comienzo a una nueva tendencia promocionada por el gobierno, que le encargó preparar una edición de Le roman de Renart, poema del siglo XIII. A partir de 1839, la lengua se extendió rápidamente, ayudada por la obra de poetas como Karel Lodewijk Ledeganck, Theodor van Rijswick y Prudens van Duyse, y la de prosistas como Hendrik Conscience, que escribió más de un centenar de cuentos y novelas en flamenco.

obras de teatro. de la revista humanista Nieuw vlaams tijdschrift. fue un poeta romántico. autor de Pallieter (1916). El primero de ellos escribió novelas. 1871-1969). El estilo tradicional de la novela flamenca. Su contemporáneo Jan van Beers. fue quizá el mejor novelista del grupo de la revista Van nu en stacks y autor de cuentos que describen la vida rural. centrada en la vida campesina y en las pequeñas ciudades. y ensayos. pero. El segundo. muchas de las cuales. cuyo protagonista personaliza la particular alegría de vivir de los . como Los antros de Egipto (1952). El más importante de los poetas flamencos del siglo XIX fue el sacerdote Guido Gezelle. Numerosos novelistas posteriores a Conscience. probablemente el más interesante de los poetas expresionistas belgas posteriores a la I Guerra Mundial. en especial Virginie Loveling. contienen numerosos elementos autobiográficos y reflejan la ambigüedad de las posturas que los intelectuales europeos mantenían respecto a los Estados Unidos. Colaboró en la edición de Albrecht Dürer (1971). reaccionaron contra el idealismo rural que aquél había transmitido a través de algunas de sus obras. como Zelfportret of het galgaemaal (1966). LITERATURA FLAMENCA MODERNA La revista mensual Van nu en stacks. entre 1946 y 1967. se convirtió en el centro del primer movimiento literario que intentó contrarrestar el regionalismo flamenco. a excepción del Juramento solemne (1892) de Loveling. fue asimismo editor. entre los cuales se encontraba Marnix Gijsen (seudónimo de Jan-Albert Goris). La publicación Ruimte dio a conocer la obra de un grupo de jóvenes poetas expresionistas. el realismo que practicaban no poseía una gran solidez. Su influencia se prolongó hasta la década de 1960. sobrino de Guido Gezelle. como De vertraagde film (1921) y De man zonder lijf (1925). después de lo cual se dedicó fundamentalmente a la novela. En 1925 se publicó un libro que recogía gran parte de su producción poética. Streuvels. cuyos directos y sencillos poemas líricos sobre el sentimiento religioso y la vida en el campo apenas recibieron reconocimiento hasta después de su muerte. a través de las obras de Herman Teilinck y Stijn Streuvels (seudónimo de Frank Lateur. no perdió su popularidad.Este último fue el más importante de los novelistas en los comienzos de la literatura flamenca. fundada en 1893. conocido por el refinamiento y la sencillez de su poesía en flamenco. Su novela histórica El león de Flandes (1838) contribuyó de un modo muy significativo al resurgir del nacionalismo y del orgullo por la propia lengua. y encontró su máximo exponente en Felix Timmermans. de los cuales el más conocido es De vlaschaard (1907).

es una desoladora novela acerca de un hombre obsesionado con sus experiencias de guerra. poeta. La generación posterior a la II Guerra Mundial se inclinó más bien a la experimentación. rompieron con los moldes tradicionales y exploraron en sus obras la psicología y las situaciones sociales de los habitantes de las ciudades. en sus últimas novelas. reflexiona sobre el compromiso que implica toda experiencia vital. su punto de vista fue humanizándose y. como Asombro (1962). una exploración de la presencia del mal en el seno de una familia campesina. como Maurice Roelants y Gerard Walschap. Las primeras obras de Hugo Claus. autor teatral y novelista. Más adelante. Así. . Otros novelistas de la misma generación. como puede comprobarse en Los Metsiers (1951).flamencos. Los gorrones (1957). reflejan su actitud negativa hacia la vida. de Ward Ruyslinck.