La Luz – www.mirad.cl – contacto@mirad.cl La Luz ¿Qué es la Luz? ¿De dónde viene la luz?

¿Para qué sirve la luz? ¿Cuándo hay luz? La luz (del latín lux, lucis) es la clase de energía electromagnética radiante capaz de ser percibida por el ojo humano. En un sentido más amplio, el término luz incluye el rango entero de radiación conocido como el espectro electromagnético. La ciencia que estudia las principales formas de producir luz, así como su control y aplicaciones se denomina óptica. La luz la vemos desde el comienzo y hasta el fin de la Biblia. La luz nos da visión, nos da calor, nos da energía, nos da vida, y se puede ver en distintas formas, electricidad, fuego, sol y estrellas, y puede ser reflejada por objetos. Gen 1:3 Y dijo Dios: Sea la luz y fue la luz. Apc 22:5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. Propiedades de la luz: Gen 1:4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Si la luz viene de Dios y para él era buena, debe contener cosas que son similares a Dios y para ello analizaremos las propiedades de la Luz. Polarización: El fenómeno de la polarización se observa en unos cristales determinados que individualmente son transparentes. Sin embargo, si se colocan dos en serie, paralelos entre si y con uno girado un determinado ángulo con respecto al otro, la luz no puede atravesarlos. 1Jn 1:5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 1Jn 1:6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 1Jn 1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. 1Jn 2:8 Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra. 1Jn 2:9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. 1Jn 2:10 El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. 1Jn 2:11 Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos. Mat 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Mat 5:15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Mat 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. La polarización es un fenómeno muy común en este tiempo, las personas teniendo la posibilidad de ver la luz, tener la luz, sentir la luz, prefieren polarizarse y repeler la luz. Cuando queremos llegar a una persona con nuestro mensaje del evangelio una reacción muy común es decir que ya saben eso, o que creen a su modo o simplemente que no les interesa. Sin embargo no existe la polarización total, siempre hay algo de luz que atraviesa y aunque sea poco, podemos decir que igualmente les está llegado. Debemos ser insistentes al conversar con una persona porque no sabemos si realmente de a poco estamos haciendo un cambio en una persona. El Señor Jesucristo sabía esto y nos mando a ser luz en este mundo llenos de tinieblas, para poder alumbrar, su evangelio, su verdad, reflejarlo a Él. Por: Iván Yáñez Fica

Página 1

La Luz – www.mirad.cl – contacto@mirad.cl La polarización es un efecto que espiritualmente es algo negativo pero la luz tiene muchas propiedades que nos dan a conocer las cosas positivas de la luz y que ya las estudiaremos. Velocidad finita: La velocidad de la luz es aproximadamente 300.000 km/s. Entre la tierra y la luna un rayo de luz demora 1.2 segundos. Sal 139:7 ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Sal 139:8 Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Sal 139:9 Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar, Sal 139:10 Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra. Sal 139:11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Sal 139:12 Aun las tinieblas no encubren de ti, Y la noche resplandece como el día; Lo mismo te son las tinieblas que la luz. Para Aristóteles pensaba que la luz tenía una velocidad finita pero tenía que ser tan inmensa que era difícil de creerlo. Para nosotros la luz es algo muy veloz, algo inalcanzable con nuestras capacidades humanas pero aunque es tan grande no se compara con la velocidad de Dios. Dios puede estar en todas partes al mismo tiempo, nadie se puede esconder de Él. La omnipresencia de Dios es algo que sale de nuestras capacidades de entendimiento pero que demuestra su poder de Dios. Refracción: La refracción es el cambio brusco de dirección que sufre la luz al cambiar de medio. 1Ti 6:9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 1Ti 6:10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 1Ti 6:11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Nosotros los creyentes al observar que estamos en un medio denso en el cual podemos salir perjudicados, con ayuda del Espíritu Santo y con la luz de la Palabra podemos cambiar de dirección, si antes hacíamos algo que estaba mal y nos hacía daño, con el poder y ayuda de Dios podemos dejar esas cosas y seguir en otra dirección. El creyente tiene la capacidad de ir mejorando y santificándose en el tiempo si está en constante comunión con Dios. Propagación y difracción: Una de las propiedades de la luz más evidentes a simple vista es que se propaga en línea recta. Sin embargo, la luz no siempre se propaga en línea recta. Cuando la luz atraviesa un obstáculo puntiagudo o una abertura estrecha, el rayo se curva ligeramente. Hec 16:29 El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; Hec 16:30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Hec 16:31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. Dios nos busca como hijos y nos llega el mensaje directamente por medio de personas que pone en nuestro camino, pero además de llegar a nosotros, por nuestro cambio, por nuestra conducta, con nuestra manera de ser también llega a otras personas y es así como la luz no solo va en dirección recta sino que se desvía levemente para llegar también a las personas que nos rodean. El gran cambio realizado en nosotros puede ser transmitido y es visto a Por: Iván Yáñez Fica

Página 2

La Luz – www.mirad.cl – contacto@mirad.cl simple vista a las otras personas. Nosotros como luces en este mundo reflejamos aunque levemente la naturaleza de Dios. Interferencia: la luz se puede separar en distintos colores. Gal 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, Gal 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Efe 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Efe 6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Stg 3:12 Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce. De una sola luz podemos desprender una gama de colores, y así es como de nuestro Dios obtenemos muchas cosas que nos muestran más como Él es. De El obtenemos la vida, la salud, muchas bendiciones, nos da una armadura para defendernos, nos da un fruto del espíritu. Nos da tantas cosas buenas porque las escrituras dicen que Dios es como un Fuente de Agua Viva. De Él solo pueden salir cosas buenas. Reflexión y dispersión: Al incidir la luz en un cuerpo, la materia de la que está constituido retiene unos instantes su energía y a continuación la remite en todas las direcciones. Este fenómeno es denominado reflexión. Cuando la luz es reflejada difusa e irregularmente, el proceso se denomina dispersión. 1Co 13:12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. A través de la Biblia podemos ver a Dios, quizás de una forma borrosa o en una forma que puede ser entendida por nosotros pero aunque este limitado a nuestro idioma, a nuestras capacidades aun así es mucho más de lo que están en nuestras capacidades de dimensionar o comprender. Ahora podemos sentirlo y verlo a travez de un espejo pero luego lo veremos cara a cara y para esto falta muy poco. Dios nos dice que su venida esta cerca, que esta pronto y es eso lo que creemos y lo que esperamos. A través de la luz podemos ver a Dios de forma muy reducida, muy minimizada en comparación a lo que es realmente, pero nos hace asombrarnos de la grandeza de Dios y de lo magnifico que es El.

Por: Iván Yáñez Fica

Página 3