Oigo un Grito - Jorge H.

Jiménez Bernal
Oigo un grito que estremece, la montaña suplicando con las lágrimas del árbol, con la angustia del venado, con el miedo de las aguas, con el llanto de los pájaros! Y también siento a la gente, su parcela abandonando, expropiados de su tierra, de su mundo y su pasado; llegarán a las ciudades donde ya llegaron tantos. Y allá van los mercaderes, sus riquezas calculando, hablan con el Presidente, que fue quién mandó a llamarlos. “A la gente hay que decirle que el veneno no hace daño, y el apoyo lo compramos con dinero y con regalos! digan que del medio ambiente somos ángeles cuidando, y que todo lo que muera vamos a resucitarlo, con una locomotora en los páramos y llanos, que revienta dinamita y cianuro va regando! Mientras tanto ya la tierra por aquí la están comprando y por títulos mineros ¡media patria ya ofertaron! Y quien va a pagar el precio de tamaño descalabro, cuando el agua y el sustento no produzcan nuestros campos! Es la vida de los hijos la que estamos hoy salvando! al poder y la codicia los enfrento con mi canto! Ya se siente la violencia por el camino que andamos, pero es fácil dar la vuelta, si entre todos lo buscamos,, Para qué poner semillas de más guerra en nuestros campos. a la tierra yo bendigo, parte soy de su milagro, Es la madre y es la vida, y es el nido que habitamos! ¿Cómo no ver los desastres que tenemos casi a diario? Hoy le digo al congresista, dirigente y ciudadano Que la ley no es el billete, que el dinero no es el amo, Que juntemos nuestras voces, como pueblo soberano! Que esta tierra Pacha Mama, no está en venta, ¡qué carajo!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful