¿Existirá el día del Juicio Final?

El Juicio Final es la prueba de la justicia infinita de Dios. ¿sabemos cuándo será? ¿debemos tener miedo?

Dios ha puesto en nosotros el deseo de vivir eternamente y por eso oímos hablar del Fin del mundo y lo vemos como el peor de todos los males del hombre. Nuestra naturaleza se rebela al pensar que el mundo tendrá un final, que nuestra vida misma tendrá un final, pues lo relacionamos con la separación de todo lo que amamos en esta tierra. Sin embargo, sabemos por la fe, que la muerte no es el final de todo, sino el principio de una nueva vida, en la cual viviremos eternamente felices o eternamente desgraciados de acuerdo con lo que hayamos hecho en nuestra vida temporal.
¿Existirá el día del Juicio Final?

El juicio particular

Al morir tendremos un juicio particular. Nos encontraremos ese día ante Jesucristo y ante nuestra vida: todos nuestros actos, palabras, pensamientos y omisiones estarán al descubierto. Suena dramático pero es real. Si te encuentras en gracia, tu eternidad feliz empezará en ese momento. Si mueres en una actitud de rechazo total y voluntario a Dios, en pecado mortal, entonces empezará para ti el castigo eterno, el infierno. El juicio final El juicio particular es diferente al Juicio final, que también existirá y que está descrito con exactitud por Jesucristo en Mt 23, 31-46. El Juicio Final se realizará al final de los tiempos, cuando venga Jesús por segunda vez a la Tierra, pero ahora de manera gloriosa, como Rey del mundo. Ese día, todos los hombres resucitaremos y seremos juzgados de acuerdo con nuestras obras. Hay muchos otros textos en la Biblia que nos hablan de esto: Dn 7, 10; Mt 3, 7-12;… Lo que sucederá ese día, de acuerdo con la narración de Jesucristo, será como un examen de aquello que nos caracteriza como personas humanas: nuestra capacidad de amar. En ese día saldrán a la luz todas nuestras acciones y se verá el amor hacia los demás que pusimos en cada una de ellas. Este amor será el que nos juzgará: "Venid benditos de mi Padre… porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber…" "Id malditos al fuego eterno… porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber…" Pensar en el fin del mundo y en el juicio final es algo que a simple vista no nos gusta, pues... eso de que se vayan a descubrir nuestros secretos enfrente de toda la humanidad, como que más bien nos asusta. Sin embargo, si reflexionamos un poco, descubriremos que no es tan terrible como parece: En primer lugar, hay que darnos cuenta de que, en el Juicio Final, no sólo se sabrá lo malo, sino que también todos nuestros méritos que sólo Dios y nosotros mismos conocemos, serán mostrados a todos. En segundo lugar, debemos pensar en la cantidad e veces que nos hemos quejado con razón, de que hay muchas injusticias en el mundo: personas que se enriquecen a costa del trabajo de otros, personas que mienten para destruir la vida de otros, culpables que permanecen sin castigo alguno. ¿Cómo pueden existir estas situaciones si Dios es justo? Dios conoce estas injusticias, pero las permite porque respeta la libertad del hombre. Pero, cuando se cumpla el tiempo, llegará el momento del Juicio y Dios nos dará a cada uno lo que justamente merecemos. Ese día se acabarán todas las injusticias.

¿Qué es el juicio particular? Inmediatamente después de la muerte tiene lugar el juicio particular, donde cada alma recibe el premio o castigo que sus obras merecen. Y se dirige al cielo o al infierno. 2. ¿De qué se nos juzgará? Dios nuestro Señor nos juzgará sobre:
o o o o

Las cosas buenas que hemos hecho, incluidos los buenos deseos. Las cosas buenas que hemos dejado de hacer (omisiones). Las cosas malas que hayamos hecho, incluidos los malos pensamientos. Las consecuencias de nuestros actos.

3. ¿Cuál será el criterio de medición? En su juicio, el Señor con su sabiduría infinita medirá nuestras acciones según se adaptaron a la voluntad divina, teniendo en cuenta los dones que cada uno ha recibido. 4. ¿Qué es el juicio final? Al llegar el fin del mundo, los cuerpos resucitarán (resurrección) unidos a sus almas para recibir conjuntamente el mismo premio o castigo que ya el alma había asumido. 5. ¿Por qué conviene que haya un juicio final? ¿No basta con el particular? La sentencia es la misma, pero conviene un juicio final para que las sentencias sean públicas, se vea cumplir la justicia divina y aumente la gloria de Dios. 6. ¿En el juicio final se sabrá todo? En el juicio final saldrán a la luz pública las obras buenas y malas de cada persona con sus consecuencias. Incluidas las omisiones u obras buenas que se dejaron de hacer.

Versiones religiosas del dia del Juicio Final
El Juicio Final según el Cristianismo]
Véase también: Escatología cristiana

Origen] Su origen se sitúa en la tradición de un Juicio Universal y "escatológico", es decir, al final de los tiempos. Su representación plástica debe su inspiración en el Libro del Apocalipsis, de Juan, aunque no hay acuerdo respecto de quién es el autor del Cuarto Evangelio y que sea el mismo autor del evangelio de Juan, sí parecen estar relacionados ambos textos en su interés por la ampliación de la mitología propia del cristianismo primitivo. Si el Evangelio de Juan, comienza con un principio en el Verbo, el Logos, en Ap,20,7-15, describe el Juicio Final, y la llegada de la Nueva Jerusalén. No obstante, la lectura del libro de la Revelación (apocalipsis) debe realizarse originariamente como la esperanza de un cristiano en la caída de Roma y en el final de la persecución contra los primeros cristianos, su inclusión en los libros canónicos, supuso el cambio de interpretación, pasando de ser profético a ser también alegórico. El tema de la representación del juicio final no se agotó con el Fresco de M.Ángel, en la Sixtina, si

bien puede considerarse como el más logrado de cuantos se realizaran hasta entonces y aún después. Doctrina] La doctrina del juicio final en el Cristianismo generalmente habla de un día en que cada hombre será juzgado según sus obras, sean buenas o malas, antes de la resurrección de todos los hombres después del Milenio. Este juicio se efectuara ante el gran trono blanco y seran juzgados cada uno segun sus obras y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego, este juicio es para condenacion y no para resolver si son culpables o no.

El Juicio Final en otras religiones relacionadas]
El Juicio Final según el Islam] En el Islam, el Día del Juicio es descrito en el Corán y el Hadith. El Juicio Final según La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) Una creencia sobre este tema fue explicado por Joseph Smith, fundador de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Según sus creencias "El Gran Padre del universo vela por toda la familia humana con paternal cuidado y consideración; y sin ninguno de estos sentimientos mezquinos que influyen en los ... hombres, ...es un sabio Legislador, y juzgará a todos los hombres, no de acuerdo con las estrechas y contraídas ideas de los hombres, sino 'lo que hubiere hecho por medio del cuerpo, ahora sea bueno o malo', sea que se hagan estas cosas en Inglaterra, América, España, Turquía o la India. Juzgará al hombre 'por lo que tiene, no por lo que no tiene', y los que hayan vivido sin ley, serán juzgados sin ley; y los que tuvieren una ley, serán juzgados por esa ley.... El (Gran Jehová) impartirá juicio y misericordia a todas las naciones de conformidad con lo que respectivamente merezcan: sus maneras de obtener inteligencia, las leyes por medio de las cuales se gobernaron, las facilidades que se les dieron para obtener información correcta y sus inescrutables propósitos con relación a la familia humana." (Joseph Smith, Doctrinal History of the Church Volume 4 p. 599, Abril de 1842.) En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cree que todos los muertos (quienes moran en el mundo de los espíritus) recibirán instrucciones y conocimiento, y la oportunidad de recibir las ordenanzas del evangelio si las desean, antes del juicio final y la resurrección.

El Juicio en otras religiones
Religiones que manejan el concepto de reencarnación como el Hinduismo, carecen de un Día del Juicio para toda la humanidad; pero la determinación de como un individuo nace de nuevo es un "juicio particular" sobre los méritos de la vida justamente vivida. El cristianismo es una religión monoteísta de origen judío que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios y el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, muriendo por los pecados del género humano, resucitando luego de ello.

Dentro de sus escritos sagrados, comparte con el judaísmo el Tanaj, llamado Antiguo Testamento por los cristianos. Por este motivo es considerada una religión abrahámica junto al Judaísmo y al Islam. Sus inicios datan del año 331 aproximadamente, cuando era considerada una secta judía al igual que otras creencias de la época.2 Desde que el cristianismo se convirtió en la religión oficial del Imperio Romano en el siglo IV, ha influído de manera significativa en la cultura occidental y en muchas otras culturas a través del mundo. En la actualidad posee más de 2.100 millones de adherentes,3 o cerca de un tercio de la población mundial, siendo la religión con más seguidores del mundo. La palabra "cristianismo" proviene del griego χριστιανους, christianóus, ‘cristiano’, la cual a su vez proviene del nombre propio Χριστός, Christós, traducción del hebreo "Mesías" que significa "Ungido". El origen del término se indica en el libro de Hechos de los Apóstoles:
«Después de esto, Bernabé fue a Tarso a buscar a Saulo, y cuando lo encontró, lo llevó a Antioquía. Allí estuvieron con la iglesia un año entero, enseñando a mucha gente. Fue en Antioquía donde por primera vez se les dio a los discípulos el nombre de cristianos»