You are on page 1of 3

MAQUINABILIDAD Andrés Paz Millor La maquinabilidad es una propiedad de los materiales que permite comparar la facilidad con que

pueden ser mecanizados por arranque de viruta que es un fragmento de material residual con forma de lámina curvada o espiral que se suele considerar residuo en algunas industrias pero que tiene alguna aplicación. Los materiales con mejor maquinabilidad requieren potencias y fuerzas de corte reducidas, con un desgaste lento de los filos de las herramientas de corte y pueden mecanizarse obteniendo superficies menos rugosas y, en general, con un mejor acabado. Además, otro factor que indica una buena maquinabilidad de un material es la posibilidad de poder controlar fácilmente la longitud de la viruta resultante. Las virutas largas y delgadas pueden enredarse e interferir en las operaciones de corte. Los factores que suelen mejorar la resistencia de los materiales a menudo degradan su maquinabilidad. Por lo tanto, para una mecanización económica, los ingenieros se enfrentan al reto de mejorar la maquinabilidad sin perjudicar la resistencia del material. Es difícil establecer relaciones que definan cuantitativamente la maquinabilidad de un material, pues las operaciones de mecanizado tienen una naturaleza compleja. En algunos casos, la dureza y la resistencia del material se consideran como los principales factores a evaluar. Los materiales duros son generalmente más difíciles de mecanizar pues requieren una fuerza mayor para cortarlos. Sobre estos factores influyen propiedades del material como su composición química, conductividad térmica y su estructura microscópica. A veces, sobre todo para los no metales, estos factores auxiliares son más importantes. Por ejemplo, los materiales blandos como los plásticos pueden ser difíciles de mecanizar a causa de su mala conductividad térmica. Hay muchos factores que afectan a la maquinabilidad, pero no hay un consenso en la forma de cuantificarla. En lugar de ello, a menudo la maquinabilidad se evalúa caso por caso y las pruebas se adaptan a las necesidades específicas de una fábrica. Las medidas más comunes para efectuar una comparación de maquinabilidad son la vida de la herramienta, el acabado superficial, la temperatura de corte, el consumo de energía y la producción de viruta. Existen tablas y gráficos que proporcionan una referencia para comparar la maquinabilidad de materiales diferentes, pero son necesariamente imprecisas debido a la multitud de variables de proceso y otros factores externos que pueden tener una influencia significativa. Estas tablas suelen medir la maquinabilidad en términos de velocidad de corte para una determinada vida útil de la herramienta. Por ejemplo, la maquinabilidad relativa podría darse como:

Donde VC60 es la velocidad de corte para una vida útil de la herramienta de 60 minutos. Siendo 1 la práctica y 2 la teórica. Las pruebas de maquinabilidad más conocidas fueron las llevadas a cabo por Frederick W. Taylor y dieron lugar a lo que se conoce como

5% de azufre confiere al cobre las mismas propiedades que el teluro. proporcionando una maquinabilidad comparable a la de los latones con plomo. Aleación Cobre-Plomo: Un contenido de plomo de 0. mejoran las características de la fundición por que la hacen menos quebradiza en caliente. por lo tanto como referencia para comparar la maquinabilidad de los distintos aceros de herramienta se toma W.5 a 1 % confiere al cobre una maquinabilidad elevada aunque un poco inferior a la de los Cu-Te y Cu-S. Maquinabilidad en aleaciones de alumnio La mayor parte de las aleaciones están basadas en sistemas de aluminio-cobre o aluminiosilicio. a los que se le asigna el índice 100. la que contiene 8% de cobre ha sido usada por mucho tiempo como la aleación para fines generales. Entre estas aleaciones se encuentran: Aleación Cobre-Teluro: Se obtienen por adición de 0.3 a 0. por ser prácticamente insolubles en el cobre. facilitando la rotura de la viruta. debido a la volatilización del teluro durante la soldadura.3 a 0. El teluro es casi insoluble en el cobre a temperatura ordinaria y forma teluros que precipitan en los bordes de grano. la microestructura del acero y la cantidad de carburos presentes. la adición de zinc. como la plata. La maquinabilidad disminuye al aumentar el contenido de carbón y aleantes. Maquinabilidad del acero Los factores que influyen en la maquinabilidad de los aceros de herramientas son la dureza en el estado de recocido. La adición de teluro aumenta la temperatura de recristalización.7% de Te a cobres tenaces o OFHC. El acero de herramienta que presenta mayor índice de Maquinabilidad (el tipo W) tiene un índice aproximadamente igual al 30%. además de excelentes condiciones de resistencia mecánica y ductilidad. Aleación Cobre-Azufre: Una adición de 0. Entre las aleaciones aluminio-cobre. corrosión y maquinabilidad. Se pueden soldar con soldadura fuerte o blanda pero no al arco. Su conductividad eléctrica es de 94 a 98% IACS. Se emplea en piezas mecanizadas de formas complicadas o de precisión que al mismo tiempo deben tener una alta conductividad eléctrica o térmica. es decir. . siendo la transformación de la aleación más sencilla y barata que con teluro. Las aleaciones de aluminio-magnesio son superiores a casi todas las otras aleaciones de fundición de aluminio en cuanto a resistencia. retiene la acritud durante el calentamiento. por lo cual todas aquellas piezas fundidas tiene ha ser realizadas mediante este proceso ya que el acabado final puede ser dado con procesos de arranque de viruta. Maquinabilidad de aleaciones de cobre Dentro del grupo de aleaciones de cobre de fácil maquinabilidad se incluyen las aleaciones con elementos que. mejora su maquinabilidad. facilitan la rotura de la viruta. y las mecánicas son similares a las del cobre sin alear. pero de forma más intensa. mejorada por una gran maquinabilidad. con adiciones para mejorar las características de fundición o de servicio. aunque las adiciones de silicio y hierro.ecuación de Taylor que relaciona la velocidad de corte con la vida de la herramienta VTn = C Habitualmente se toma como referencia el acero AISI 1112 al que se le da la calificación de 100. Esta aleación se emplea sobre todo en Maquinabilidad en fundiciones Fundicion nodular: Tiene una importante dureza.

a no ser que se empleen herramientas especiales con mayor ángulo de salida que el acostumbrado para el acero.El aluminio puro y las aleaciones de aluminio-manganeso son duros para maquinar.htm .obtesol.utp.co/admec/ecuacion_de_taylor.com/otro-articulos/fundicion-nodular504283.es/index2. Las herramientas duras de carburo cementado son esenciales para el aluminio-silicio.html “Universidad Tecnológica de Pereira”http://www.articuloz.co/~publio17/aluminio. Las aleaciones que contienen cobre y las forjadas tratadas térmicamente tienen buena maquinabilidad.es http://farojas.htm “Obtesol” http://www.edu.uniandes.wikipedia. BIBLIOGRAFIA: “Wikipedia” http://www.edu.php?option=com_content&do_pdf=1&id=163 “Directorio de articulos gratis” http://www.