HELLEN KATHERINNE ARÉVALO MAURELLO CÓDIGO: 5033109 DERECHO ELECTORAL-IX SEMESTRE

DERECHO “PASADO VS FUTURO” CAPITULO II- LO QUE REALMENTE INTERESA EN LA LUCHA POR EL DERECHO. En el capitulo anterior se hablo de la lucha por el derecho pero de manera general. Ahora, el autor estudia la lucha legal por el derecho privado pues es en este campo donde se puede escapar de alguna u otra manera de la intromisión del público y también de los mismos hombres de la ley, en donde los bienes en cuestión merecen supremos sacrificios. Pero es aquí donde nace una pregunta: ¿Por qué luchar, no es mejor ceder? , al final de estas líneas me atreveré a responder esta pregunta. Cuando se trata de la lucha por el derecho privado, nos encontramos en la cuestión de lo mío y lo suyo, es decir, solo se busca calcular las ventajas materiales y prácticas, sumándole a esto las formalidades a que su acción está sometida, lo que provoca que su empleo se dificulte. Tiempo atrás en donde se presentaban situaciones similares, se hacía claramente resaltar el verdadero significado de la lucha pues esta lucha no era sólo por el valor material de la cosa sino que se defensa y la lucha iba más allá pues se defendía en la cosa el derecho de cada uno, su honor, su persona misma. Ahora bien, cuando a una persona se le lesiona un derecho, este tiene la posibilidad de actuar como mejor le parezca, debe decidir si enfrenta al adversario o cede ante él. Pero según el autor, la decisión que este individuo tome implica grandes sacrificios, pues si decide enfrentar a su adversario está sacrificando la paz y si cede, está dejando que se le vulnere su derecho. En la práctica, se ve que las personas con dinero son las que desisten, son las que ceden pero lo hacen porque lo que ceden no les representa a ellos perdidas, pues en últimas son personas que tienen una gran capacidad económica. Por otro lado, están las personas con recurso económicos limitados, estas personas son las que continúan con un proceso, pero en ocasiones no es el interés material atacado quien pone al individuo que recibe tal lesión en camino de reclamar una satisfacción, sino el dolor moral que le causa la injusticia de que ha sido víctima. La respuesta a la pregunta planteada en el primer párrafo de este ensayo: ¿Por qué luchar, no es mejor ceder? . No, no es mejor ceder porque cuando los individuos ceden ante la injusticia van en contra de la esencia del derecho; pues el derecho solo existe si realmente nos resistimos a las injusticias y luchamos contra ellas, pues es un deber de todos los individuos un deber del individuo consigo mismo y con la sociedad.