You are on page 1of 2

El alcoholismo en la adolescencia El alcohol es una droga muy integrada dentro de nuestra sociedad y vida cotidiana, de forma que consumirla

no produce un rechazo social, siempre y cuando se consuma dentro de unos límites. El alcoholismo en la adolescencia supone saltarse esos límites, comenzar a consumir alcohol en cualquier momento del día, en grandes cantidades y sin reparar en las consecuencias negativas. Nuestro equipo de psicólogos Bilbao cuenta con amplios conocimientos para aplicar las terapias adecuadas a cada individuo para combatir la adicción al alcohol en jóvenes En el caso de la adolescencia, muchas veces se niega sufrir alcoholismo puesto que no se bebe entre semana, sin embargo, sobrepasarse todos los fines de semana y comenzar a depender de ese hábito conlleva también un tipo de alcoholismo, ya que crea dependencia y adicción hacia ese tipo de bebida. Generalmente, las personas que acaban dependiendo, poco a poco empiezan a beber también entre semana, y sin ningún motivo aparente o buscando los motivos donde no los hay. Entre las causas del consumo de alcohol en jóvenes, las más comunes son: -Los adolescentes tienen la necesidad creciente de independencia y esto puede hacer que quieran desafiar los deseos o instrucciones de sus progenitores. -Ambientes familiares caóticos o con abuso de alcohol o drogas en madres o padres, y/o con un trastorno psiquiátrico. - Falta de vínculo afectivo en la familia. -La curiosidad o la necesidad de pertenencia a un grupo, el fracaso en la escuela e incluso hasta la presión social. -Incapacidad para manejar situaciones adversas (no saber decir no). -Tener amistades con personas de su edad que tienen problemas de conducta o legales. Muchas veces inciden los problemas familiares (malas relaciones dentro de la familia), sociales (necesidad de pertenecer a un grupo de iguales), escolares (problemas en la escuela que me llevan a beber para olvidar)... en la existencia del alcoholismo. Si no realizamos una adecuada tarea de prevención, las conductas de los hijos adolescentes podrían estar ligadas al consumo de bebidas alcohólicas. Los menores de edad no deben consumir alcohol por que afecta su salud como su desarrollo físico y psicológico. Los adolescentes están en proceso del desarrollo cerebral, es en esta etapa en que las últimas conexiones neuronales se realizan, las bebidas alcohólicas pueden causarle problemas en sus relaciones interpersonales con la familia y en el colegio.

Bajo rendimiento escolar.Efectos Fisiológicos del consumo en menores de edad: • Puede interferir en el desarrollo del cerebro. puesto que las causas por las que se llega a ser alcohólico son tan variadas y personales. . los deportes y otras actividades -Problemas de disciplina en la escuela -Apartarse de la familia y los amigos -Relación con un nuevo grupo de amigos y resistencia a presentárselos a los padres -Desaparición de alcohol en casa -Depresión y dificultades de desarrollo Ante una situación de alcoholismo. • Puede afectar el crecimiento y desarrollo sexual. Disminuye la calidad del sueño indispensable para su desarrollo. • Puede generar mayor susceptibilidad a enfermedades e infecciones. compañeros y maestros. Algunos signos que ponen en evidencia el alcoholismo en el adolescente: -El olor a alcohol -Cambios repentinos en el estado de ánimo o la actitud -Cambios en la asistencia a la escuela o en las calificaciones -Pérdida de interés en la escuela. Efectos Psicológicos del consumo en menores de edad: • • • • • • Afecta su rendimiento intelectual y capacidad de aprendizaje. Alteraciones de las relaciones con la familia. lo más aconsejable es contar con el apoyo de un profesional. Afecta su desarrollo verbal y motor. • Puede elevar la presión sanguínea y causar latidos irregulares. que no existen recetas compartidas por todos. la toma de decisiones y el auto control. Puede causar a futuro trastornos de depresión y ansiedad. afectando el juicio.