Caso Pedro Huilca: Otra gran farsa

Traficando con el cadáver de Pedro Huilca

Autor: Frank Keskleich Torres
LOS HECHOS El día 18 de diciembre de 1992, murió asesinado el sindicalista Pedro Huilca Tecse en la puerta de su domicilio. Tres días después del asesinato, Martha Flores Gutierrez (viuda de Huilca) dio su manifestación ante el fiscal Jorge Torres Calle. En esta denunció como presuntos autores a un señor Rocha secretario de Economia de la CGTP y a Teodulo Hernandez, subsecretario general de la CGTP. Semanas después en la sede de la DINCOTE y ante el mismo fiscal reconoció a uno de los autores materiales (senderista) del hecho que la policía había capturado previamente. Esta declaración sirvió como prueba para que el Ministerio Público formulara denuncia penal contra los implicados. El caso se cerró y durante cinco años la señora Flores Gutiérrez guardó silencio sobre el mismo. [1]

SORPRESIVO CAMBIO DE VERSIÓN En el año 1997 la señora Flores Gutierrez cambió su versión y denunció al Grupo Colina del asesinato de su esposo. Posteriormente en declaraciones a la Comisión de la Verdad y Reconciliación el día 22 de junio del 2002 ella al respecto dice lo siguiente: “(…) el año mil novecientos noventisiete, cuando ya tuvimos un abogado a raíz de los testimonios que apareció las cartas del señor Mesmer Carles Talledo y

Clemente Alayo, ex miembros del SIN, cuando el general Robles nos llama por teléfono para decirnos que había testimonios que habían aparecido, que quienes realmente habían sido los que habían cometido el crimen de mi esposo, eran miembros del SIN, nosotros nos apersonamos a su casa para ver si era cierto. Y efectivamente el contenido de las cartas de ese entonces, eran bien largas, narraba tanto que, inclusive estaban incluidos el atentado de canal Dos, el atentado de canal Trece, en fin otros, varios casos más. Inclusive la muerte de Saúl Cantoral. (…)” [2] En la demanda ante la CIDH en el caso 11.768 " PEDRO HUILCA TECSE" CONTRA LA REPÚBLICA DEL PERÚ” dice lo siguiente: “(…) la Comisión indicó que el 14 de abril de 1997 el General (r) Rodolfo Robles Espinoza, en una entrevista ante un medio de comunicación de televisión, exhibió una carta fechada el 22 de abril de 1994 en la cual el ex-agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) Mesmer Caries Talledo , condenado a cadena perpetua por el delito de traición a la patria, afirma que el homicidio de Pedro Huilca Tecse fue ejecutado por el grupo paramilitar Colina. Otra carta del mismo autor ratifica lo anterior y aduce como móvil político las actividades de Pedro Huilca Tecse relativas a la realización de paros nacionales para el año 1993. (…)” [3] Según el testimonio de la viuda de Huilca se puede concluir que su repentino cambio de versión fue debido a una llamada del General ® Rodolfo Robles que se basó en las cartas que enviaron los ex agentes Mesmer Carles Talledo y Clemente Alayo a los medios de prensa denunciando que el grupo Colina era responsable del asesinato de Pedro Huilca junto con otros atentados. EL CASO VA A LA COMISIÓN IDH

El 4 de junio de 1997, la Comisión Interamericana recibió la demanda presentada por Martha Flores Huatay viuda de Huilca y el abogado Aurelio Pastor Valdivieso en el cual acusaban al Grupo Colina de haber asesinado a Pedro Huillca el 18 de diciembre de 1992. El 25 de septiembre de 1998 la Comisión adoptó el Informe de Admisibilidad número 55/98, declarando admisible el caso e instando a las partes a que encuentren una “solución amistosa para el caso”. El 3 de octubre de 2001, el Estado manifestó que los hechos se encontraban aún en plena investigación fiscal. El 23 de octubre de 2003 la CIDH concluyó que el Estado peruano era responsable de la violación a los artículos 4 (derecho a la vida), 8 (garantías judiciales) y 25 (protección judicial) de la Convención Americana, en perjuicio del señor Pedro Huilca Tecse , de su pareja, Martha Flores Gutié rrez, de sus hijos y de su hijastro. El 13 de febrero del 2004 el Estado manifestó que ha impulsado investigaciones y diligencias desde los órganos jurisdiccionales competentes, encontrándose

procesados y bajo detención miembros de Sendero Luminoso, quienes habrían participado en el asesinato de Pedro Huilca Tecse . [4]

ALLANAMIENTO DE PERÚ ANTE LA CIDH

El 12 de marzo de 2004 la Comisión Interamericana presentó la demanda ante la Corte. El 7 de septiembre de 2004 el Estado presentó la contestación de la demanda en la cual se allanó completamente a la parte demandante, reconociendo su responsabilidad internacional y la obligación de reparación civil a la familia de Huillca. El 3 de marzo del 2005 la Corte Interamericana de Derechos Humanos conformada por el Presidente Sergio García Ramírez, el Secretario Pablo Saavedra Alessandri y los miembros Diego Garcia Sayán, Alirio Abreu Burelli, Oliver Jackman, Antonio A. Cancado Trindade, Cecilia Medina Quiroga y Manuel E. Ventura Robles aceptaron el allanamiento del Estado Peruano y fallaron indicando que “hay indicios suficientes para concluir que la ejecución extrajudicial del señor Pedro Huilca Tecse, tuvo una motivación política, producto de una operación encubierta de Inteligencia Militar y tolerada por diversas autoridades e institituciones nacionales” , asimismo ordena al Estado lo siguiente: Indemnizar con $270,000 a la familia Huilca (actualmente cancelado) Brindar atención y tratamiento psicológico a los familiares de la víctima Terminar investigaciones en trámite Erigir un busto en memoria del señor Pedro Huilca Tecse Acto público de reconocimiento de responsabilidad y desagravio. Publicación de la sentencia de la Corte en El Peruano. Establecimiento de una cátedra o curso de DDHH en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos que se denomine “Cátedra Pedro Huilca”. En la celebración oficial del 1 de mayo (día del trabajo), se recordará y se exaltará la labor del señor Pedro Huilca Tecse en favor del movimiento sindical del Perú. [5]

PRUEBAS SOBRE LA RESPONSABILIDAD DE SENDERO LUMINOSO EN EL CRIMEN:

En la edición Nº 625 de enero de 1993 en “El Diario” (vocero oficial de Sendero Luminoso ) se leyó lo siguiente: [6]

El 20 de marzo de 1998 Luis Arce Borja (vocero de Sendero en Europa) y Adolfo Olaechea Cahuas (responsable de Sendero en Inglaterra) en una entrevista a la periodista Marianella Muñoz, del programa de Cesar Hildebrant reconocieron la autoría intelectual y material de Sendero Luminoso en el asesinato a Huilca. [7] En el informe policial Nº 008 DI-DINCOTE de febrero de 1993 se demuestra con múltiples pruebas que Sendero es autor del crimen, i ncluso algunos senderistas capturados reconocieron la autoría del crimen ante la Policía, el Ministerio Público y el Consejo Supremo de Justicia Militar. Martha Flores Gutiérrez , viuda de Pedro Huilca en la sede policial y en presencia del fiscal Jorge Torres Calle reconoció a uno de los autores materiales (de Sendero Luminoso) del asesinato de su esposo. [8] El terrorista de Sendero Luminoso identificado con número 100054 declaró ante la Comisión de la Verdad el 20 de diciembre del 2001 que Sendero Luminoso fue autor del asesinato a Pedro Huilca:

Asimismo agregó que los miembros de Sendero Luminoso prefieren dejar que se piense que fue el Grupo Colina: [9]

El terrorista Oscar Ramirez Durand , camarada Feliciano , el 15 de julio del 2003 declaró ante la Sub Comisión Investigadora del Congreso de la República lo siguiente: [10]

En julio del 2003 la policía contra la corrupción emitió el informe de resultados sobre el caso, que coincidía con lo investigado por la DINCOTE en 1993, dándole la responsabilidad del asesinato a Sendero Luminoso , asimismo agregó “la viuda de Pedro Huilca ha alterado significativamente sus denuncias y declaraciones escritas sobre los acontecimientos acaecidos, lo cual le resta credibilidad a sus versiones”. [11]

¿Quiénes son CARLES MESMER TALLEDO Y CLEMENTE ALAYO? En octubre de 1992, la División Nacional contra el Terrorismo ( DINCOTE ) captura a la senderista Martha Huatay Ruiz, entre sus pertenencias se encontró un manuscrito que señalaba la labor de un infiltrado de Sendero Luminoso en la Dirección de Inteligencia del Ejército , al cual llamaban “El Centinela” , las investigaciones determinaron que el infiltrado era el Agente de Inteligencia Operativo (AIO) , Mesmer Carles Talledo, quien fue reclutado por Clemente Alayo para brindar información clasificada a Sendero Luminoso. Debido a esto, ambos fueron capturados por la DINCOTE y condenados por “Traición a la Patria”. Se les trasladó al penal de Yanamayo e n Puno para que cumplan su pena ahí. Con la información de la DINCOTE , el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN ) elaboró el Atestado Número 002 –SIN–08, del 3 de diciembre de 1992 –por delito de traición a la patria en agravio del Estado –, en cuya sección VII Anexos adjuntó la Nota de Información número 043/C , la cual dice lo siguiente:

Que a raíz de la captura de la terrorista Martha Huatay Ruiz por la DINCOTE se le encontró una serie de documentos del PCP –SL, entre ellos uno referido a las actividades de la DINTE, y otro de reglaje a personal de inteligencia militar, determinándose que el PCP–SL tenía un

colaborador al interior de la DINTE, bajo el pseudónimo de “El Centinela” Que el colaborador era el técnico de tercera AIO Mesmer Carles Talledo. que, con las evidencias obtenidas, se capturó e interrogó al citado AIO, quien aceptó ser “El Centinela” y que proporcionó un setenta por ciento de la documentación incautada a la terrorista Huatay Ruiz; Que entre la información que facilitó está la identificación del Destacamento Colina y diversos detalles sobre las actividades de inteligencia de la DINTE , así como mencionó que quien lo captó fue el suboficial de segunda AIO Clemente Alayo Calderón, alias “Henry Charriere”. [12] TESTIMONIOS CONTRADICTORIOS DE SUPUESTOS TESTIGOS:

1) Mesmer Carles Talledo: Entre 1993 y 1997 estos personajes enviaron varias cartas a distintos medios de comunicación, en las mismas afirmaban que existía un grupo ilegal en el Ejército que había realizado 28 supuestos actos terro ristas (entre ellos el atentado al canal 2, el atentado a Tarata, asesinato de los generales Velasco, Hoyos Rubios y de otros oficiales que aún continúan con vida a la fecha), el número 7 correspondía al asesinato de Pedro Huilca : [13]

El 23 de noviembre de 1997 el congresista Jorge del Castillo fue al penal de Yanamayo y lo grabó reiterando sus denuncias: [14]

El 29 de noviembre de 1997 el Presidente Fujimori indulta a Carles Mesmer Talledo. El 5 enero de 1998 Carles Talledo se presentó al Ministerio Público y aseguró que él no había escrito las cartas denunciando al grupo Colina. Dos

días después declara ante una subcomisión en el Congreso de la República y nuevamente se rectificó de todas sus denuncias indicando que en su vida de civil y de militar jamás supo la existencia de algún Grupo Colina, finalmente manifestó que escribió esas cartas para obtener un indulto. [15] 2) Clemente Alayo Calderón: El 20 de noviembre del 2000, Clemente Alayo Calderón, vuelve a escribir cartas denunciando que el asesinato de Pedro Huilca fue autoría del Grupo Colina. [16] Debido a esto la justicia lo cita nuevamente para que rinda sus declaraciones sobre el caso, sin embargo en tres declaraciones en tres momentos diferentes dice cosas bastante contradictorias: El 6 de febrero del 2001 ante la fiscal Flor de María Alba López, afirmó que el Mayor Martin Rivas lo citó en la plaza Dos de Mayo y que no acudió por haberse enterado que había un atentado contra su vida. Asimismo dijo que el técnico Pretell (fallecido) le confesó que Martin Rivas recibía órdenes directas del Presidente . [17] El 26 de julio del 2001 ante la jueza Victoria Sanchez Espinoza, titular del Quinto Juzgado Especial, manifestó que él se reunió con Santiago Martin Rivas en la Plaza Castilla en una camioneta color naranja, y que en esa ocasión se le dio la orden de asesinar a Huillca y se le pagó mil dólares. [18] Años después, el 10 de julio del 2003 ante la Sub Comisión Investigadora del Congreso de la República afirmó que Martin Rivas (ya no el técnico Pretell como en el 2001) le confesó que Fujimori era el que daba las órdenes para los actos delictivos , el mismo día dijo que fue Mesmer Carles Talledo el que le dijo que los operativos de inteligencia eran conocimiento de Fujimori y que él realizaba el pago de los mismos. [19]

3) Julio Chuqui Aguirre: El día 27 de febrero del 2002, Julio Chuqui Aguirre (integrante del Grupo Colina) envió una carta al Diario Correo en el que manifestaba: “Al ser capturado fui obligado a prestar declaraciones que no corresponden a la verdad, en donde se me indujo a que incrimine falsamente a una serie de personas sobre actos o acusaciones que nunca cometieron” además agregó: “fui obligado a hacer estas imputaciones para obtener beneficios en la Ley de Colaboración Eficaz” [20] Asimismo, en su manifestación a la Comisión de la Verdad en junio del 2003 dijo: “Desconozco que el grupo Colina o Inteligencia haya asesinado a Pedro Huilca Tecse.” [21] Reiterando su versión, el 3 de julio del 2003 ante los congresistas

Javier Diez Canseco, Heriberto Benitez y Ernesto Errera, miembros de una Comisión Investigadora del Congreso de la República manifestó: “No conozco la muerte de Pedro Huilca, yo en esa época me encontraba en Tacna cuando yo me entero”. [22] Sorprendentemente a pesar de estas claras declaraciones de Chuqui Aguirre sobre su desconocimiento respecto a la participación del Grupo Colina en el asesinato de Pedro Huilca, en la demanda ante la CIDH de este caso aparece en la página 47 como testigo a favor de la familia Huilca : [23]

¿Cómo es posible que a pesar que afirmó reiteradamente no saber sobre el caso lo citen como testigo en el mismo? CONCLUSIONES

El sindicalista Pedro Huilca murió asesinado por Sendero Luminoso el día 18 de diciembre de 1992, días después la Policía Nacional del Perú capturó a los responsables los cuales admitieron haber sido los autores materiales del delito, la misma viuda de Huilca reconoció a uno de ellos como culpable. Estos senderistas fueron sentenciados a prisión. Muchos otros senderistas como el Camarada Feliciano, Luis Arce Borja y Adolfo Olaechea confirmaron en su momento que el asesinato de Huilca fue autoría del grupo terrorista Sendero Luminoso , asimismo el vocero oficial senderista “El Diario” confirmó esa información. En el año 1997 la viuda de Pedro Huillca, Martha Flores Gutierrez denuncia que fue el Grupo Colina (agentes del Ejército de Perú) los que asesinaron a su esposo, para esto se basó en una llamada del General ® Rodolfo Robles que había recibido cartas de los agentes Mesmer Carles Talledo y Clemente Alayo, sentenciados por traición a la Patria debido a que se descubrió que filtraban secretos del Ejército al grupo terrorista Sendero Luminoso . El 4 de junio de 1997 enviaron la denuncia a la Comisión IDH la cual admitió la demanda. Durante el gobierno de Alejandro Toledo , el 7 de septiembre del 2004 el Estado se allanó completamente ante la demanda de la CIDH reconociendo su responsabilidad internacional en el caso y comprometiéndose a pagar una indemnización a la familia Huilca. Sin embargo, según la propia Policia Nacional que volvió a investigar el caso en el 2003 confirmó que Sendero Luminoso fue el autor del atentado. La CIDH , en la cual estaba el juez peruano Diego García Sayán , falló en base al allanamiento del Estado indicando que el Estado era culpable

de la ejecución extrajudicial a Pedro Huilca Tecse que fue por móviles políticos. Asimismo ordena que el Estado indemnice con 270,000 dólares a la familia Huilca (actualmente cancelado) y que en ceremonia pública reconozca su responsabilidad internacional y pida disculpas a la familia. Asimismo exige otros actos como erigir un busto en memoria de Pedro Huilca y establecimiento de un curso de DDHH en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos entre otros.

REFLEXIONES FINALES

Es increíble lo fácil que es estafar al Estado por miles de dólares denunciándolo ante la CIDH por crímenes que no cometió, solo basta con algunos testigos (no presenciales) que den testimonios contradictorios y políticos interesados en desprestigiar a un gobierno en particular. De esta manera las “víctimas” denuncian al Estado , el Estado se allana unilateralmente ante la CIDH a pesar de todas las pruebas que indicaban que no era responsable y finalmente la CIDH sentencia en contra del Estado ordenando una indemnización de miles de dólares a los supuestos agraviados. El negocio perfecto, todos ganan por supuesto excepto el país. Las supuestas víctimas ganan miles de dólares gratis solo por mentir, las ONG que los defienden ganan prestigio y fama internacional, así como generosas donaciones, los políticos oportunistas logran desprestigiar a un gobierno que detestaban acusándolo de crímenes que no cometió. Sin embargo, el Perú pierde, la justicia nacional pierde y principalmente la verdad pierde. Por cierto, el caso de Pedro Huilca no es el único en el que se acusa inocentes, va a la CIDH y gracias a una mentira el Estado regala miles de dólares, el Caso Leonor La Rosa es otro que podemos mencionar. Y no me sorprendería que mientras más se investiguen, se encuentren mas farsas en la cual se trafica con cadáveres y se lucra con la excusa de una tergiversada defensa de los DDHH.

BIBLIOGRAFÍA Y ENLACES
[1] Informe de la Co misión de la Verdad y Reconciliación. Tomo III, Capítulo III , 3.4 “Los Medios de Co municación” http://www.cverdad.org.pe/ifinal/pdf/TOM O%20III/ Cap.%202%20Los%20actores%20polIticos/2.3%20LA% 20DECADA%20DEL%2090.pdf [2] Audiencia Pública del 22 de junio de 2002 en la ciudad de Lima. Declaración de Flor de Maria Huilca Gut ierrez y Martha Flores Gutierrez. Co misión de la Verdad y Reconciliación. Lin k: http://www.cverdad.org.pe/apublicas/audiencias/trans_lima03f.php [3] Demanda en el caso de Pedro Huilca Tecse (Caso 11.768) contra la República del Perú. El Grupo Colina y los planes especiales de operaciones. Página 20, punto 59. Organización de los Estados Americanos, Co misión Interamericana de Derechos Hu manos. [4] Demanda en el caso de Pedro Huilca Tecse (Caso 11.768) contra la República del Perú. de los Estados Americanos, Co misión Interamericana de Derechos Humanos. [5] Caso Huilca Tecse Vs. Perú. Sentencia de 3 de marzo de 2005. Organización de los Estados Americanos, Corte Interamericana de Derechos Hu manos. [6] El Diario, N° 625, edición correspondiente a diciemb re 1992- enero 1993. [7] Programa de Cesar Hildebrant del 20 de marzo de 1998. [8] Atestado Policial Nro.008-D1-DINCOTE de febrero de 1993. [9] CVR. Testimonio 100054. Lima, 20 de d iciemb re del 2001. [10] Subcomisión investigadora de la denuncia constitucional N° 3 contra el ex p residente Alberto Fujimo ri por la presunta comisión del delito de homicidio calificad o en contra del ex dirigente sindical Pedro Crisólogo Huilca Tecse. Testimonio to mado el 15 de ju lio del 2003. [11] Informe de la Po licía Anticorrupción, julio del 2003. [12] Corte Suprema de Justicia de la República. Sala Penal Especial. Expediente Nº A V – 19 – 2001. Parte Segunda, Fundamentos de Hecho. Parte III capítulo II página 157. Lin k: http://spij.minjus.gob.pe/informacion/coyuntura/Sentencia_Fuji mori/P2C1_Prueba_penal.pdf [13] Informe Final en minoría de la Sub comisión Investigadora de las denuncias de Mesmer Carles Talledo, suscrito por el congresista Jorge del Castillo Gálvez. Congreso de la República. Pág. 12 [14] Informe Final en minoría de la Sub comisión Investigadora de las denuncias de Mesmer Carles Talledo, suscrito por el congresista Jorge del Castillo Gálvez. Congreso de la República. Pág. 26 – 27. [15] Demanda en el caso de Pedro Huilca Tecse (Caso 11.768) contra la República del Perú. El Grupo Colina y los planes especiales de operaciones. Página 22, punto 64. Organización de los Estados Americanos, Co misión Interamericana de Derechos Hu manos. [16] Carta de fecha 20 noviembre del 2000, escrita y firmada por Clemente Alayo Calderón Ex Agente de Inteligencia preso en el Penal de Yanamayo, identificado con TIP – NA 306745900. La misiva lleva por título ¡DETENER A LOS BUITRES DE LA GUERRA! [17] Congreso de la República. Subco misión investigadora de la denuncia Constitucional Nro. 130 y otra s, contra el ex presidente Alberto Fujimo ri por vio laciones a los derechos humanos. Pág. 115. [18] Co misión de la Verdad y Reconciliación, Info rme Final, pág. 25 [19] Co misión de la Verdad y Reconciliación, Info rme Final, pág. 8 [20] Diario Correo del 27 de febrero del 2002, Carta de Julio Chuqui Aguirre. [21] CVR. Un idad de Investigaciones Especiales. Lima, junio del 2003. Informe sobre la reunión de un miembro de la Co misión de la Verdad y Reconciliación con el testigo reservado. [22] Congreso de la República. Co misión investigadora encargada de cumplir las conclusiones y recomendaciones de las cinco ex co misiones investigadoras respecto al periodo del gobierno del ex Presidente Alberto Fujimori Fujimori. Lima, 3 de julio del 2003. Entrevista a Julio Chuq ui Aguirre. [23] Demanda en el caso de Pedro Huilca Tecse (Caso 11.768) contra la República del Perú. El Grupo Colina y los planes especiales de operaciones. Página 47, parte XI. Respaldo Probatorio. B - Prueba Testimonial y Pericial. Punto VI: “Ju lio Chuqu i Aguirre, ex integrante del Grupo Colina, quien se encuentra detenido (*) y ha reconocido que dicho Grupo participó de la ejecución de Pedro Huilca. Con el objeto de que declare sobre las acciones del referido Grupo y la participación del mis mo en la ejecución extra judicial de Pedro Huilca Tecse.” Organización de los Estados Americanos, Co misión Interamericana de Derechos Hu manos.