You are on page 1of 2

El catolicismo en China.

El cristianismo hizo su entrada oficial en China durante la dinastía Tang en el año 635 gracias a la misión de los monjes nestorianos No obstante, la presencia ‘católica’ como tal se puede decir que llegó por primera vez en el siglo XIII gracias a una misión realizada por Juan de Montecorvino, un franciscano italiano quien llegó a la capital Kambalik (actual Pekín) en 1294. Montecorvino inició la misión solo, trabajando de esta manera durante 11 años. Entre las obras de Montecorvino están la construcción de iglesias y el traducir el Nuevo Testamento y los Salmos al chino. Empero, fue el jesuita italiano Matteo Ricci en el siglo XVII quien instaló el catolicismo en China de una forma más asentada. Específicamente llegó a China junto a un grupo de misioneros católicos pertenecientes a la Sociedad de Jesus en el años 1600. Ricci escribió numerosos libros en chino que ayudaron a propagar el catolicismo. No sólo trajo a la corte imperial la religión sino también las ciencias de Europa. Ricci tradujo muchos de los trabajos científicos europeos, de ese modo se ganó la confianza de los gobernantes chinos quienes le dejaron predicar las enseñanzas del catolicismo. Ricci intentó convertir al catolicismo sobre todo a las clases más privilegiadas y cultas hasta su muerte en 1610. Además de los jesuitas, otros grupos misioneros como los franciscanos se instalaron en China. No obstante la presión para que los cristianos chinos abandonaran sus prácticas religiosas tradicionales, como los sacrificios y ceremonias ofrecidas a sus antepasados, produjo disgustos. Fue por eso que en 1705 el Papa Clemente XI envió a un delegado papal a China para estudiar la situación. Pero éste delegado papal, al no conocer en profundidad la realidad china, proclamó la orden de prohibir el culto a los antepasados el año 1707, lo que enfureció a los gobernantes chinos. Como consecuencia, en 1732 el emperador Yongzheng decidió prohibir el catolicismo en China. “controversia de los ritos” conflicto entre los misioneros jesuitas que
estaban en china, especialmente Ricci, y el vaticano. Los misioneros estaban a favor de respetar el culto a los antepasados como una expresión de la cultura china, el vaticano consideraba estas costumbres como idolatría contraria a la doctrina católica.

Medio siglo después, el Papa disolvió la Sociedad de Jesús en 1773. Así, después de 200 años de expansión en china, el catolicismo quedó nuevamente erradicado de tierras chinas. En el siglo XIX se da otro intento de asentar bases en territorio chino. Robert Morrison, un cristiano inglés, llegó a China y lo siguieron muchos católicos desde Europa y Norte de América. En 1911, China se precipitó a un período de guerras civiles. Esto hizo que algunos jefes de las partes que estaban en guerra buscaran apoyo de occidente, y a través de esa ayuda también algunas iglesias cristianas pudieron implantarse en China. Ya en la segunda Guerra Mundial, China tuvo que abrir las puertas a todas las religiones lo que impulsó el avance de catolicismo llegando en 1949 a superar los tres millones de católicos chinos. En 1949, cuando el partido comunista subió al poder en China, los grupos cristianos siguieron siendo tolerados porque tenían en su constitución un artículo a la libertad de religión. Pero esto se convirtió en solo apariencia, porque paulatinamente se generalizó la persecución de los grupos cristianos que no se adaptaban al modelo creado por el gobierno. Se restructuraron los grupos religiosos en organizaciones religiosas nacionales, creándose así la Iglesia católica Patriótica China. Durante la revolución cultural (1966 – 1976) todas las religiones fueron prohibidas y las actividades religiosas pasaron a ser practicadas en secreto. Pero después de la muerte de Mao Zedong, los nuevos líderes chinos ayudaron a que se diera un renacer de las religiones. Cinco religiones fueron oficialmente reconocidas: buddhismo, protestantismo,

. Esto hizo que las iglesias cristianas crecieran a gran velocidad. Como resultado de esto el catolicismo en china actualmente se encuentra separado en dos comunidades (una que sigue siendo fiel a Roma llamada Iglesia Católica clandestina. lo que produjo que el gobierno comunista se preocupara y tomara medidas para frenarlo. pero considera ilegal toda religión que opere en el país jurando lealtad a otro gobierno que no sea el chino. la República Popular China asegura que permite y garantiza la libertad de creencias y culto. y otra sujeta a los dictados del Partido Comunista de China llamada Asociación patriótica católica). Actualmente. comenzando una campaña en contra de las iglesias clandestinas. taoísmo e islam.catolicismo.