You are on page 1of 6

A ñ o I.

MADRID 2 4 DE NOVIEMBRE DE1867.

Núm. 47,

REVISTA

fiACBTA MUSICAL
SEMANARIO DE CRITICA. LITERATURA. HISTORIA. BIOGRAFÍA Y BIBIMRAFIA DE LA lüSICA,
PRECIOS DE SUSCRICION. PUNTOS DE SUSCRICION. SE PUBLICA TODOS L O S DOMINGOS.
pfs. . MADRID.—REBÍCCION y ADMIHISTRÍCIOR, colle Ancha de San Bernardo, núm. 9 PROVINCIAS.—En casa de nuestros corresponsales y principales librerías, Tres meses Un año EN AMÉRICA Y I Un trimestre ESTRANJERO. . | Un año

Í

Un mes

8 reales. 21 80 2 7

DIRECTOR: D .

JOSÉ PARADA Y BARRETO.

de la melodía inspirada, pues en ella entra el cálculo ó la previa apreciación de lo que se vá á hacer, lo cual no sucede con aquella otra, en la que casi todo lo hace el DÉLA HELODI* SENTIDA Ó PENSADA, por José Parada t/'Barreío. —CONCIERTOS EN EL sentimiento, el instinto ó el genio del compositor. Es CONSERVATORIO, por J. V. /?.—THOMAS BBITTON (el Músico Carbonero.J—NOTA DE LOS PAPELES DE MÚSICA QUE CONTIENE EL ARCHIVO DE L A CATEDRAL DE ALBARuna especie de melodía, cuya formación podría muy bien RACiN.—DICCIONARIO TÉCNICO, HISTÓRICO V BIOGRÁFICO DE LA MÚSICA.—ANUNCIOS. someterse á reglas fijas y por demás exactas. Ya heñios dicho en otra ocasión, que los intervalos melódicos tienen, cada uno de por sí, cierta espresion propia que los distingue unos de otros, y aunque esta distinción no sea DE LA M E L O D Í A SENTIDA O PENSADA. del todo exacta, se puede, sin embargo, tomar comopunto de partida, ya que no pueda servir como de base La melodía verdadera, aquella que nos seduce al á lo que vamos á decir. punto, que nos halaga y cautiva el oido, y que nos conLa música tiene, sin duda, una tendencia marcada mueve agradablemente, captándose todas nuestras sim- á la repetición ó insistencia sobre un mismo rasgo, m o patías, es, sin duda, la melodía inspirada, aquella que tivo ó idea, y esto se observa, no solamente en la e s nace de ese sentimiento interior, que nos hace cantar tructura y desarrollo de las piezas ya formadas, sino espontáneamente, produciendo aires y motivos descono- también en los elementos mas simples y en las combinacidos, sin reminiscencia de ninguna clase, sin parecido á ciones mas sencillas del arte. Y esta insistencia es tan ningún otro canto, y con el sello de la originalidad y de esencial, cuanto que, estando encarnada en la naturala novedad, que tan fácilmente se echa ver en aquellos leza misma de la música, es ella la que dá á esta todo su aires que son hijos legítimos y verdaderos de la inspi- colorido, toda su espresion y todo su carácter. ración. Pero no hay duda que la melodía puede también No es posible, ni se concibe verdaderamente, una concebirse, pensarse ó sentirse en la mente antes de pieza de música en donde no haya algo repetido, y esta trasladarla al papel, ó antes de hacerla oir con la voz ó repetición se entiende, no solamente de aquellos trozos con el instrumento, y esto constituye verdaderamente que se oyen una ó mas veces, sino de los detalles que una facultad particular, por medio de la cual el artista contienen ó de que están formados estos mismos trozos. puede en determinados casos formar una melodía, va- Verdad es que no habiendo mas que doce sonidos, y puliéndose de medios que son, hasta cierto punto, ajenos diéndose marcar el número de intervalos que con ellos á la inspiración.—Esto puede dar lugar á una cierta cla- pueden formarse, número que no es de ningún modo se de melodía, que podría muy bien ser llamada melo- escesivo, claro es que todo cuanto se haga ó se pueda día pensada ó sentida, puesto que, presentándose en hacer, no será otra cosa, sino repetir estos mismos i n nuestra imaginación sin necesidad de cantar ni de acomtervalos. pañarnos con ningún instrumento, la sentimos realmen¡Pero qué variedad tan infinita, dimanada de tan te dentro de nosotros mismos, por medio de cierta aprecortos elementos, como al parecer ofrece el arte!... ¿Y ciación que hacemos en nuestro interior de los sonidos de dónde proviene esta variedad? ¿Cuál es su causa? El y de sus efectos, sin oírlos. Melodías verdaderamente ritmo, no puede ser otra; esa segunda alma de la músibellas y de mucha espresion se suelen obtener á veces de ca, esa fuerza impulsiva y elástica que hace á la meloeste modo; pero siempre quedan muy inferiores á las día, ya alegre ó animada, ya lánguida ó suave, ya triste emanadas de una inspiración espontánea, secundada por ó melancólica, ya enérgica y arrebatadora. k-^fi^ el apoyo que siempre presta al artista el acompañamienUna melodía diáfana, pura, espresiva en alto grado to de un instrumento. y con todas las condiciones necesarias para que nos conEsta clase de melodía se diferencia y dista bastante mueva y nos haga sentir la sublime poesía y la magia SUMATVIO.

cuanto por el Óhlen. JOSÉ PARADA Y BARRETO. de la misma forma ó estructura del acorde. Por eso hemos hablado de las dos maneras diversas de impresionar que tiene la música. vamos á hacer una indicación. pues oir música ú ocuparse de ella sin reflexionar algo y sin cierto recogimiento interior que nos predisponga á sentir las emociones que es capaz de hacernos esperimentar. Porque ni la melodía que hemos llamado sentida ó pensada. espresion que puede variar de diversos modos. un canto que tenga carácter. Todo lo que sea aclarar y poner de manifiesto ciertos principios y doctrinas pertenecientes á la música. los cuales no son otra cosa sino diseños melódicos. practicada constantemente por todos los hombres de genio. s© presta á que con sus notas se puedan formar una multitud de rasgos melódicos. no hay duda de que se obtendrá un canto dimanado ó estraido del mismo acompañamiento. y contribuye á su formación aún mas qué el entusiasmo ó la inspiración del artista. no muy inspirados por cierto. á nuestro modo de ver. Antes de dar cuenta de los dos conciertos veriflcados en esta semana en el Conservatorio. para quienes la música no es otra cosa mas que un pasatiempo frivolo. y es'estrayéndola. no podrá por menos que resultar. Peío eí procedimiento es ingenkísó y merece conocerse. y nos seduce y atrae pof ñíredío' m la« emociones que esperimentamos en el corSzon y en el alma al oir cierta clase de música. El primero es hijo de la inspiración. hijos de la esperiencia y del sentimiento musical. pues. En la música pueden considerarse dos bases esenciales ó dos modos diversos de impresionar: el uno que trae su origen del sentimiento del artista. ni presenta tampoco á la vista la ornamentación necesaria. y del cual podía resultar muy bien un canto que agrade y cautive nuestro oido. aunque con paciencia y atención no seria tal vez muy difícil ajustar las palabras á una melodía formada de este modo. aunque no sea mas que como recurso del compositor. y á los que algunos han dado el nombre de bordado. con sus cuatro ó cinco sonidos' nada nsas. á medida que se le cambie dicho ritmo. darlo á conocer bajo su aspecto mas legítimo y verdadero. puede en ciertos casos no ser hija de una inspiración espontánea. estrecho é incómodo. no tanto por la espresion.REVISTA encantadora del arte. como ya dejamos indicado. basta elegió un intervalo melódico cualquiera. que principian en Keyser y Gluck. digámoslo así. en el que la Sociedad de Conciertos viene celebrando sus interesantes sesiones desde el primer año de su fundación. ha sido un verdadero contratiempo para el arle músicoespañol. es ilustrar el arte. se principiará á formar el canto. este intervalo. Este proceder. procurantío (Jue en el curso de la frase los sonidos no den mas srilóé que los de la distancia elegida. obrando de este modo. Pero siempre es bueno conocer estos artificios. ú. que en muchos casos es el mas cierto y seguro guia. el segundo nos cautiva. no podrá tal vez obtenerse por los medios que vamos á indicar. pues sabido es que á cádá intervalo melódicb puede atribuírsele una espresibh peculiar. por si pudiera ser atendida. Como que este intervalo es lino mismo. por demás reducido. seria y solemnemente.oir las esplicaciones que sobre ella nos hagan. sacados del mismo acompañamiento. cuando se presenta bajo su aspecto serio. el segundo representa verdaderam^ente la escuela alemana pura. unidas ó ligadas cotí otraíside paso. El primero puede decirse que procede del genio. Y haciendo esto con una sucesión de acordes ya dispuesta de antemano. y si hija de un arreglo ó cálculo anterior hecho en la imaginación. ya pof medio de la variación del ritmo. en vista de lo muy urgente y necesario que es el que en Madrid haya un salón de conciertos con todas las condiciones precisa* é indispensables. menos en aquellbó iu^apeg en que el capricho ó el sentimiento del compositor coloque el salto del intervalo. y concluyen en Haydn y Beethoven. pueden dar nunca los resultados de aquellos procedimientos naturales. marchando siempt« boi' grados diatónicos ó cromáticos. doctrinas que no todas las personas están en el caso de pensar en ellas. que de por sí es solemne y grandiosa cuando se ejecuta con talento y esmero. al arte de la músic». Elegido. CONCIERTOS ÉN EL CONSERVATORIO. porque á veces hay que hacer uso de ellos y emplearlos con ventaja. formen ma canturía ttias ó menos carSd^izad» é espíesivav Se comprende qm esfe modo» dé cofiM>^ííer aa ^ttede tener aplica^iart ai (íanto aeompaBSüdo áe la letra. ni el boato ó lujo de arquitectura que se observa en otros lugares destinados á solemnidades artísticas ó literarias. la verdadera manera de componer y la verdadera escuela. porque el pensamiento ó el cálculo entra en ella. una frase de carácter ó una melodía de cierta espresion.—La música es un arte que. y como que debe tratarse también ée no darlt) áiempre con el mismo ritmo. en vez de una melodía cuyo acompañamiento haya sido formado según el giro y la marcha de los intervalos melódicos. Para formar una melodía de este género. y abrir al mismo tiempo los ojos á aquellas personas. y constituye el clasicismo de esas obras inmortales. la simetría y la concordancia de sus intervalos melódicos. exige todos los requisitos y circunstancias propias de aquellos actos de mayor solemnidad. consiste en escribir antes el acompañamiento y entresacar de este mismo aquella notas reales que. ni tiene condiciones acústicas'. empleado en Alemania por algunos compositores. la música. no queda ya mas que el salón pequeño del Conservatorio. Otro modo hay también de formar la melodía sentida ó pensada. cuanto por el plaéetf iiíde«ible' que esperimenta nuestPo ©ido con la mezcla y variedad de los sonidos musicales. pero sí se podrá formar. A esta especie de melodía es á la quiS herhos llamado melodía pensada ó sentida. que no dá lugar á consideraciones ni reflexiones de ningún género. y que está encarnado en las obras que datan desde Pasiello y Cimarosa hasta Bellini y Donizeti. á causa del incendio. según su clase y él ritmo en que se emplee. no perdiendo de vista el procedimiento que vamos á esplicar. como quien oye llover. ni de fijarse en el significado ni en la importancia que tienen. ni la manera alemana. y con el aspecto y el decorado lujoso. que es. y si estos actos tienen lugar ordinariamente en locales lujosos y espaciosos. ya por medio de las notas estrañas ó de paso con que se liguen unas notas feaíeé del acorde con otras. pues no debe ignorarse que un solo acorde. lá Variedad. y el otro que dimana esclusivamente de la combinación sonora. artístico y elegante qué corresponde á los lugares ó sitios en donde Se rinde culto. y cuyo colorido sea capaz de agradarnos y de hacernos sentir la grata impresión de una sonoridad lógica y ordenada. particularmente cuando se procura hacer uso de ciertos accesorios ó adornos del acompañamiento. es oiría.—Es* te salón. requiere también que el lugar en donde se . todos diferente» unos dé otros. no tanto por esto mismo. Después del magniflco salón* cuya pérdida. y también por que la melodía. aun cuando los sonidos que lo fofmen iseáa diferentes. Y es precisamente esto último lo que se necesita para gustar y apreciar debidamente las bellezas del arte. que tenga Uh eárábter ó espresion determinada. siendo la base y el fundamento de toda espresion musical.

por el Sr. deslumhró al público con la agilidad y brillantez de su manera de ejecutar. se mostrarla mucho mas satisfecha estando en consonancia la belleza de la música. con el brillo. fué ejecutado con tal exactitud. de Vieuxtemps. Zabalza. no siendo otra cosa mas sino una serie de pasajes caprichosos y difíciles. espresando con toda pureza de estilo el carácter de esta música. con acompañamiento de arpa por la señorita Roaldés (Puig). Dúo de la Favorita. á propósito. obras que fueron interpretadas por los Sres.—El alumbrado es escaso. llamado Thomas Britton. por la señorila Roaldes y el Sr. y en el que tomaron parte los señores Monasterio.en un reducido establo. Tarantela para violin. para violin. Monasterio (Vieuxtemps). en el dúo de arpa y piano de Guillermo Teí/. la sonata en fa (obra 4i) de Mozart. Grande fué la concurrencia que ha asistido á los dos conciertos dados esta semana en el modesto y reducido local de que acabamos de hablar. cual se puede ver en la mas insignificante tienda de peluquería. carece verdaderamente de fondo y de forma. Su padre lo puso. y en el otro unas ventanas cuadradas.—Se le veía de cuando en cuando detenerse en las hbrerías y en los puestos de libros viejos. hasta que poco á poco se fué esparciendo el rumor por todo Londres de que Britton el carbonero era un excelente músico. Todas estas piezas fueron muy aplaudidas. Bajo el reinado de . También la señorita Roaldés. arrancando nutridos y bien merecidos aplausos. que de seguro en cualquier café de Madrid se ven mucho mejores. Bien conocemos que la penuria por que atraviesa el Conservatorio impide el que pueda atenderse por ahora á mejorar el mobiliario del establecimiento. haciendo resaltar todos los detalles. (EL MÚSICO CARBONERO). compuesta y ejecutada por el Sr. Ovejero y Compta (Gounod). de mozo ó aprendiz en una carbonería de Londres. y de ejecución complicada y muy espuesta. Zabalza. y está construido. como siempre.—Cuando Britton salió de su aprendizaje. en la Taraníeía para violin. por cumplir con nuestro deber de críticos. que tocaba varios instrumentos en sus ratos de ocio. que no para cautivar y seducir al oído. cantada por la señorita Araus. mas bien para hacer patente la gran ejecución y ligereza de dedos de un pianista . Ovejero y Compta. por los pasajes rápidos de octavas que contiene!. que es de agradecer y admirar en estos tiempos que corremos. y prodigó nutridos aplausos y entusiastas bravos á todos los miembros de la sociedad. Lestan Pió. y con la facilidad y desembarazo con que subyuga y domina las mas arduas é intrincadas dificultades de su instrumento. armonium y piano. la hacemos notar. en un principio.enel Northamptonshire. que como todas las fantasías para piano. y por demás sencillos y modestos los candelabros ó reverberos que lo producen. debido principalmente á la influencia de un hombre estraordinario. por los señores Monasterio. en la sonata que tocó con el Sr. que cautivó por completo toda la atención del público. manifleste no desdiga de lo elevado y sublime de este arte. que . colocada en uno de los costados laterales. arrancó también unánimes aplausos é impresionó al auditorio por la impetuosidad de los acordes y la fuerza y vehemencia de los giros de esta composición. Ovejero y algunos discípulos del establecimiento. cuyos infinitos recursos conoce y desarrolla este violinista escepcional con el esquisito tacto y maestría que le distingue en el empleo del colorido de los matices y de la sonoridad pura y despejada que saca de su mágico instrumento. Compta. Por las mañanas s« levantaba al rayar el día y salía con un saco al hombro. á manera de los grandes salones de conciertos que se ven en el estranjero. después de haber oído música tan perfectamente ejecutada. mirar con atención. aunque con un objeto distinto. R. cuyo aspecto y decorado se aviene perfectamente con las exigencias del arte. por los señores Monasterio. naturalidad y verdad de espresion. dio muestras de un talento y de una maestría esquisita. V. El lunes por la noche se verificó en el mismo local otro concierto vocal é instrumental. en los que tan abandonado se vé el instrumento que con tanto éxito cultiva esta distinguida artista. si bien notamos algún pequeño á insignificante descuido. y que poseía la colección tal vez mas rica de música antigua conocida en Inglaterra. este concierto fué también brillante y animado. Romero. Pepusch y otros compositores y diletanttis notables de aquella época procuraron visitar su biblioteca. á nuestro modo ver. no presenta tampoco otra particularidad.—La gran Fantasía de la Africana. es. por la señorila Esteban (Rossini). Recitativo y romanza de Luisa Miller.-—EsKe hombre singular nació el año 1654 en Higham. y la concurrencia salió en estremo complacida y satisfecha por el esmero y conciencia con que fueron ejecutadas todas las piezas. siendo.—Además de que no deberla llamarse tal salón.—El cuarteto de Mendelssohn fué interpretado con suma corrección. Monasterio. y acentuando la música con la precisión y exactitud que requieren las obras de este género. y en el cual la escogida concurrencia que asiste ahora á este. y el público admiró la gran maestría y esquisito gusto del eminente clarinetista Sr. se estableció por sí mismo . el mejor de todos ellos el Paraninfo de la Universidad. y conducido con el aplomo y la seguridad propia de artistas de la talla de los que componen la Sociedad de Cuartetos. corridas por medio de una separación de lienzo.inauguró sus tareas el domingo con la primera sesión de esta temporada.—Por último. El Sr. El señor Guelvenzu. Castellano y Guelvenzu. Garraya (Verdi). compuesta y ejecutada al piano por el Sr. por el Sr. y allí vivía en la (estrechez de un hombre de la mas baja y humilde condición. sin mas adornos que un ribete de papel común. el discernimiento y buen gusto del carbonero al .—El primero de estos conciertos fué debido á la Sociedad de Cuartetos.Cádos II. y el cuarteto en mi menor (obra 44) de Mendelssohn. á la región de artista estraordinario y maestrq consumado en el manejo de su instrumento. armonium y piano. de la manera mas concienzuda y esmerada. en la que se ejecutaron el cuarteto en sol (obra 76) de Haydn. se mostró también digno intérprete de esta joya del arte clásico-aleman. pregonando por las calles de Londres su negra mercancía. meditación poética. el lujo y lo espléndido del local.—El trio de laíSerenata para violin. que se abre para hacer una de ambas piezas. pero sí creemos que la dirección podría gestionar algo para que los conciertos y solemnidades musicales tuviesen lugar en un local mas espacioso. Monasterio. ejecutado en compañía del Sr. Romero. por su tamaño y por su aspecto. i. puesto que está formado de dos clases del Conservatorio. Haendel. mas elegante y mas bello que el indicado salón. pieza diflcilisima. poco digno de las solemnidades musicales que allí tienen lugar. Muchos años se pasaron de este modo. Monasterio. Zabalza.— Creemos que en Madrid no faltarían locales que reuniesen estas circunstancias. partituras ya olvidadas y viejos manuscritos. Pérez.Y GACETA MUSICAL. estrecha y prosaica puerta. como no podía por menos. que impresionaron profundamente al auditorio. Garraya (Donizzetli). que dijo de un modo admirable la fantasía sobre motivos de Beatrice di Tenda. y haciendo oirconsu instrumento perfeccionado acentos tiernos y patéticos. Romero (Parra). por la señorita Araus y el Sr. ojear algunos y comprar á veces obras antiguas de música. en realidad. y quedaron en estremo admirados al notar la rareza de las obras. y del modo magistral y grandioso que el público madrileño conoce ya en estos distinguidos artistas. sino la de una baja. por el Sr. Monasterio se elevó. en donde puso un puesto de carbón. que con un objeto filantrópico habían organizado varios profesores del Conservatorio. la música instrumental había tomado en Inglaterra cierto desarrollo. THOMAS BRITTOIV. y en la segunda mitad del siglo XVH. habiéndose ejecutado las siguientes piezas: Dúo de arpa y piano de Guillermo Tell.—La sesión fué brillante. Zabalza (Rossini). sin embargo. Gran fantasía de L'Africana. cosa que aunque en nada desvirtúa el gran mérito de este artista. Zabalza. conocido bajo el nombre del Músico Carbonero. lo serio del acto y la hermosura y atavio de las damas. Trio de'la Serenata. L'lnmorlalita.—El Sr. Fantasía de clarinete sobre motivos de Beatrice di Tenda. Cavatina de la Semíramis.—El salón en donde se dan ahora los conciertos en el Conservatorio. y el público salió complacido.

á cinco.— Dos de Mateo. Uno de Medina.—Dos de Ximeno.—Este hombre.—ídem de Navarro. Lebavit.—Dilexit.—Una sociedad de sabios anticuarios. en medio de todo. Uno de Just.—Uno de D.—ídem de Barrachina. á seis y siete. Doce Dominus Adayubandum.—ídem de Teixidor y Latorre. y que se habla empeñado en hallar la piedra filosofal.—Dilexit. á cinco y á seis. á seis y ocho. Uno á cuatro y á cinco. liot» de loa papeles de música que contiene el archivo de la catedral de Albarracin.—Britton contaba entonces sesenta años.—Cuatro de Teixidor y Latorre. dejó oir con un acento lúgubre y lejano. á cuatro. hija de la célebre y simpática Lola Montes. Confltebor y Magníficat. á seis y á siete. á seis y ocho. y la estension de los conocimientos que poseia acerca del arte.—Ídem á cinco y á ocho. que habla tenido la prudencia y el buen sentido de no abandonar su oficio.—ídem á seis y ocho. Bi«n pronto su casa llegó á ser un punto de reunión de los principales artistas y aficionados de Londres. que estaba dotado de un buen instinto. á seis. de Quilon.—No obstante el tiempo que consagraba á las esperiencias del alquimista. á cinco. piensa dedicarse á la carrera del canto. cuarta baja. á siete. á siete. de Ximeno. hasta el punto de haberse visto obligado á darlos en un local mas cómodo y espacioso.—Uno de Gómez.—Tres de Teixidor y Latorre. Dilexit. pues leia con gran facilidad los mas antiguos manuscritos.—ídem á siete. el uno del maestro Montón y el otro de Ximeno Los diez restantes á cinco. aguardando ya el último instante de su vida.—ídem á cinco y seis.—Diez de Teixidor y Latorre. que durante las sesiones de esta sociedad.—Dos de Navarro. Uno de Espona.—ídem con órgano obligado á cuatro y ocho.—Tres de Ximeno.—Uno de Quílon. escuchaba atentamente los avisos de sus colegas. que tal vez traiga algún proyecto nuevo con que poner en movimiento al . cuarta baja. á seis.—Uno de Fuentes. á cuatro.—Dos de Montón. de Fuentes. de Gaya.—Tres de Teixidor y Latorre. Salmos de difuntos. dos de Gaya. Confitebor y Magníficat. otro de Lázaro.—ídem de Gonzalo. Cuando al día siguiente se encontraban al honrado artesano con su saco de carbón al hombro. uno de Orlell y tres de Teixidor y Latorre. cuando un intruso mal intencionado. poco á poco dominar por la locura de su amigo. las siguientes palabras: •Thomas Britton. de Lázaro.—ídem á seis con órgano obligado de quinto tono. á siete. llegaba Britton en su traje de carbonero. de Mateo.—Tres de Barrachina. de Donnini. Dos de Gaya. que se mezcla en todo. en un granero ó desván. LcBtatus sum. é instigado por este. Beatus Vir. José Murciano.—Siete de Teixidor y Latorre. pues sus conciertos continuaron cada vez mas animados.—Dos de Lázaro.REVISTA haber adquirido aquellos libros. y allí se llegaron á ejecutar piezas de música clásica.—ídem á siete y ocho con violines. fué la causa de su muerte. indicaban que podría llegar á una edad muy avanzada.—ídem á seis. á cinco. (Se eontinuará. á seis. de Ximeno. á cinco.—Dos de Palacios. seis y siete.-Dos de Martínez.—Tres de Marco. Tres de Gaya. los mas orgullosos le saludaban. Zaudates. á cinco y á siete. inventor de la música del porvenir. á cuatro. de Palacios.—Dos de Ximeno.—Uno de Palacios. pero el daño estaba ya causado.) La ópera Romeo y Julieta. á cuatro y ocho. de Barrachina. á cuatro con violims. el célebre Ricardo Wagner.—ídem de Lázaro.—ídem de García.—Pero Britton. á cinco y seis.— Uno de Fuentes. Confltebor y Magníficat.—Dos de Gonzalo.—Ídem de Acuñía.—Uno de Escorihuela. de Montón. á siete. la pureza de sus costumbres y su fuerte constitución.—Dos sin autor. y que sin duda tenia penetración y talento. de don José Aleóla.—Habla ligado estrecha amistad con un sabio que profesaba la ciencia de la alquimia. á ocho. ae ha puesto en escena en el teatro de Dresde con un éxito muy mediano. bajo la dirección del mismo Britton. á seis.—Tres de Montón. Todos procuraron tranquilizarle.—Dos de Marco. La señorita Elisa Montes. Sucedía con frecuencia. fué tal la impresión que recibió al oir estas palabras. pues. á cinco. con violines y ór¿ano obligado.—Uno de Navarro. entre los que figuraban algunos literatos de mucha fama. á cuatro y ocho. Pero una mistificación indigna.—Tres á cinco.—Uno de Just. Credidis. el uno á dúo y el otro á cinco. haciéndole conocer la farsa de que había sido objeto. ó sea una broma pesada y de mal género. de Marco. del maestro Gounod. á cinco. construyó un laboratorio químico. á seis.— Uno de Gómez. á ocho. y hasta damas de la corte ricamente ataviadas. de Barrachina. á tres.—ídem de Argoni.— Cinco de Ximeno. en donde espiró á los pocos dias. á ocho. con orquesta. á cinco y ocho. que como ya dijimos en otro ocasión.—Dos de Quilon. y su sobriedad.—Dos de Ximeno. dos de ellos sin autor. y se marchaba otra vez con su saco al hombro á cumplir con su clientela carbonífera. Britton se dejó. con bajón y chirimía.—Dilexit.—Otro de García.—Uno de Gómez. Dos. á cinco y siete.—ídem á seis.—ídem de Barrachina. otro á solo y otro á seis. y penetraba en la asamblea. que son el honor de la historia musical de Inglaterra.—ídem de Lázaro. con violines y órgano obligado. á cuatro.—Britton. á cinco. Ha llegado á París el autor del Tannhauser.—Dos de Gonzalvo. era crédulo y sencillo: hallábase un dia en uno de los conciertos que se daban en su casa. dejaba á la puerta su saco y su medida del carbón. que no se desdeñaban en atravesar el puesto de carbón y subir por una estrecha escalerilla de madera. á cuatro.—Poco á poco llegó Britton á ser un paleógrafo distinguido.—ídem á cinco de sexto tono. uno de D. á cuatro y ocho. Dixit Dominus. á seis. de Ximeno. Latides. de Teixidor. que tenian lugar de dia.—De profundis con bajones. á cinco. á seis y ocho. á seis y ocho.—La moda. y los mas nobles se le acercaban y le estrechaban la mano.—ídem sin autor.—Cuatro de Just. construido encima del establo. á cinco. Andrés Sambor.—Tres de Teixidor y Latorre. dos de ellos á ocho. ventrílocuo y bromista indigno de haber sido admitido en estas bellas reuniones. á cuatro. encomienda tu alma á Dios. á cinco.—ídem á cinco. gentiles-hombres.— Tres de Navarro. á seis. á cuatro.—Tres de Marco. tuvo una debilidad. como la tenemos todos en este mundo. de Martínez. á cinco y seis. y que parecía sobrenatural.—La venta de su biblioteca musical y arqueológica produjo una suma considerable. á cuatro con órgano obligado.—Cuatro de Palacios. que por mucho tiempo no tuvieron rivales en Londres. á ocho. con violiaes. en donde hacia de viva voz algunas comunicaciones. á seis. que tu última hora ha sonado ya. con violines á cinco y ocho. Lebavit. á seis.-Uno de Gómez. llegó á ser el juez arbitro del arte musical en Inglaterra. á cinco y á siete. de Gaya. y contarlo en el número de sus miembros.—Uno de Gonzalo. sin embargo. uno á dúo. tuvo á gran honor admitirlo en su seno. á cinco con órgano obligado. á seis.—Dos de Gaya. que cayó de rodillas y se puso en ferviente oración.-"Tres de Barrachina. de Montón. y sus conciertos llegaron á tener tal importancia. sin autor. á cinco y ocho. Magníficat. y el pobre Britton fué conducido á su techo. hombres de letras. hará su primera aparición en la escena en el teatro del Odeon de París.« No obstante el despejo de la imaginación de nuestro carbonero.—Uno de Mateo. á cinco. atrajo poco á poco á la humilde mansión del carbonero los personajes mas ricos de Londres. no por esto abandonó sus costumbres artísticas.—ídem á cinco. pregonando por las calles de Londres. para tener el privilegio de asistir á los conciertos que se daban en casa de Britton.

de donado me llegaban obras con los nombres de Auber. si no un animal monstruoso. de Saint-Georges. Soriano ha sabido ya emplear en otras obras.sa en estos términos:—-Esta obra fué concebida y ejecuta• da bajo el imperio de la emulación. pues el emperador de Austria ha nombrado á la ex«cantante condesa de Bocen.— Bueno es que las mujeres vayan ya tomando alguna parte en las profesiones y ejercicios propios de los hombres. Nuestro querido amigo el Sr. sonidos diabólicos. y cuyo titulo es: España artística é industrial en la Esposícion de 1867. 25a ros teatros de Italia y del vecino imperio. Tal vez mañana puede que descubra alguno una música clásica de pueblo.—Su posición oficial y el alto rango que ocupa en la política del imperio. que aturde y anonada á los que tienen la desgracia de oir tanta habanera golpeada. el Kdltor. El maestro Pinzuti ha terminado una ópera nueva. y los Sres. »le ha hecho la promesa solemne de conducirla al altar.—Este personaje. después de la titulada Un Jour de bonheur. no vendría del todo mal á ciertos pianistas de baja estofa. puestas en escena en los prime. y que ayuden mas á estos en los trabajos y penurias de esta vida. tituladas Sanfelice y Orio Soranzo. se espre. y la villa de Montiucon se prepara á aplaudir una ópera de su composición. Bonifazio deGeremei. y no á una mujer apenas descendida de las ta• blas. de Meyerbeer • y de Halevy. 26. letra de M. El príncipe Poniatowski. y romper sus plumas los compositores presentes y los que aspiran á serlo. es además autor de algunas otras operas de mérito. dispuesta de otro modo. como los anteriores. Morini y Rossi-Galli. cuenta entre sus habitantes de la calle de Saint-Píerre un sobrino del gran Paganini.' Pero hoy me hallo muy lejos de atribuir á esta • obra una importancia particular. D. dice. Es curiosa la siguiente descripción que ha hecho del piano uno de los embajadores del Japón. no le han impedido. cuyos ensayos han comenzado hice ya un mes. es carnicero y se ocupa en cocer y rellenar los intestinos de carnero. cuyos individuos pertenecen todos al sexo femenino. Ei sonido de su voz es bastante agradable—Esta descripción. se ha casado recientemente con la señorita Oswald. para desposar así á una simple y • modesta joven. habiendo dado al teatro de la Opera en 1860 Fierre de Mediéis. Ha llevado los retratos de sus augustos pa• dres á la morada de su elegida. Este descendiente auténtico del ilustre napolitano. autor de la ópera Don Desiderio. ha dado su • palabra con una solemnidad estraordinaria á la joven artista. que obtuvo un gran éxito. sacan sonidos armónicos de un animal monstruoso que tiene cuatro piernas. nacido en Roma el año 1816. piezas en un acto. escitada por las jóvenes «impresiones de que estaban llenas las óperas heroicas de Spon• tiní. que creemos hade sirdegran utilidad é importancia para nuestra patria. 1867. relativas al próximo casamiento del archiduque Enrique de Austria. letra de D. Pero el bueno del carnicero es también músico. B . • objeto de su amor. las señoras Spezia y Torricelli. cuyo título es II mercante de Venecia. la Sposa d'Abido y Esmeralda. Mery. Rafael Hernando ha compuesto una gran Misa votiva. Durante la temporada de carnaval. intendente del teatro popular de Munich. á lo menos un mueble insoportable. Al hablar Ricardo Wagner en una de sus obras de su ópera titulada Rienzi. D. y tanta polka martilleada como hace brotar de sus manos ciegas é inexpertas. Una mujer se sienta delante. Mariano Soriano Fuertes está terminando una obra. En los Estados-Unidos parece se ha organizado una banda militar. como Gíovanni da Procida. habiendo llamado á los autores á la escena. que será ejecutada hoy domingo en la iglesia del Real Colegio de Nuestra Señora de Loreto. que son de un-blanco mate. N Ú M . y Lambertazzi. Hasta ahora no sabíamos nosotros que había una música clásica de esta corte. y en 1865 L-Aventurier y Autravers dumur. y haciendo cosquillas al animal en la cola y dándole golpecitos en los dientes. FLOB BAJA. los cuales no se presentaron por hallarse ausentes del teatro. Henrí Conscience. En el teatro del Príncipe Alfonso de Málaga se puso úllimamente en escena la Norma. El domingo último se estrenó en el teatro de los Bufos Madrileños el saínete en dos actos. el continuar la carrera de compositor. Haexi• gído á su futura que abandonase la escena y viviese algún tiem»po retirada en la casa paterna. dos óperas nuevas del maestro Ruiz. . «Este principe. ópeía en cuatro a c tos. ha escrito un iíbreto de ópera en lengua flamenca. El célebre escritor flamenco. habiéndose distinguida) en la ejecución de esta obra inmortal. que sobre el arte me han dominado »mas tarde.—IMPRENTA D E SANTOS LARXÉ. que fueron favorablemente acogidas por el público. de Florencia. La Correspondencia dice que el salón pequeño del Conservatoiio continúa siendo este año.—Si la música no tuviera otro porvenir que el que le ha abierto el llamado Ante-Cristo de la múaica. y cuyo titulo es de Pelgrin in de Woesteny (el Peregrino en el desierto). Nuestro querido amigo el Sr. que es sin duda la mejor que ha compuesto. titulada l'Ombre. de Auber. venidos hace poco á Euroropa. porque ella no marca todavía •de una manera clara ninguna de las fases esenciales del desar• roUo de las ¡deas nuevas. mundo musical.» Mejor hubiera sido que no hubiese dado á conocer ninguna de esas fases esenciales. dice la Crónica de Francfort. Ruy-Blas. en Francia. El conde de Steppelberg.Y GACETA MUSICAL. en la función que los artistas músicos dedican á su patrona Santa Cecilia. La nobleza se ha enriquecido con este motivo de una con• desa más. Soriano presentar á grandes rasgos la historia del trabajo en nuestra patria.—Nobleza obliga. se fijó desde aquella época en esta capital. sencillo y ameno que el Sr. su ministro plenipotenciario en París. ha seguido á la vez la carrera diplomática y la de compositor. El compositor Flotow se halla en estos momentos en París para dar principio á los ensayos de su nueva ópera. la cual se pondrá en escena en el teatro déla Opera-cómica. asi como su tío se ocupaba en sacar de las cuerdas formadas de estos mismos intestinos. valiéndose de aquel lenguaje puro. José Picón y música de D. lié aquí algunas particularidades románticas y sentimentales. Malek-Adel. y con eso hubiese ganado mas el arte y su reputación de compositor. el punto de reunión de los profesores y alicionados á la música clásica de esta corte. bien podrían cerrarse ya todos los conservatorios de Europa. La villa de Montiucon. al teatro de la Opera Cómica. que hacen del piano.—Nombrado en 1848 por el gran duque de Toscana. y ante tan venerables imágenes. estridentes y fantásticos. titulado Los enemigos domésticos. Emilio Arríeta. una de las coristas de dicho teatro. M A D R I D . le obliga á cantar. y el género brillante de la Grande Opera de París.—-Los europeos. M. Kslava. El público aplaudió é hizo repetir diferentes piezas de música. que deberá ser puesto en música por el compositor de Gante M. se cantarán en el teatro de la Pérgola. puesta últimamente en el teatro Italiano de París. habiéndosele concedidodespues la naturalización francesa y el titulo de senador por el emperador de los franceses. Por todo lo no firmado. sin embargo.—En ella se propone el Sr.

gran forma.000 El cajón y embalaje para los números 1 y 2 es de 140 rs. 7 octavas.000 5. confirmando aun mas su importancia nuestros mismos fabricantes y almacenistas? Las dos especialidades que principalmente abrazamos.500 5. Estas obras. plegaria á solo. son MÚSICA Y PIANOS. hacemos condiciones escepcionales. colocándonos con esta distinción al nivel de las primeras casas francesas. La señalada distinción obtenida por nuestra casa en el gran certamen donde las artes reunidas se han disputado palmo á palmo la supremacía. forman el cuarto tomo de la publicación de obras selectas del mismo autor. calle de San Bernardo. belleza de sonido y perfecto mecanismo repetidor Piano vertical. cnerdas oblicuas.—RESPONSABILIDAD CINCO ANOS.REVISTA ESPOSICION UNIVERSAL r>Anis. Madrid. FETIS. HERZ. siendo de nuestra cuenta cualquier avería. cuerdas verticales. MEDALLA DE 1. Piano derecho con teclado movible. á pesar de su baratura. número 9 . á razón de cuyo total hemos satisfecho este primer trimestre.—FABRICACIÓN DE PRIMER ORDEN. nos ha asignado tan alta cuota. con id 16 8 16 50 28 PROrKSOR PIANISTA. REALES. máquina y materiales todo lo mejor que se conoce • Piano derecho. barraje de hierro. dirigirse á la redacción de este periódico. con la Cantiga de Alfonso el Sabio y \oa motetes números 4.' CLASE. buen sonido y mecanismo Piano vertical. Para más pormenores. PRECIOS FIJOS. KASTNER. 4 y 5. También los remitimos á provincias. En la primera. buen sonido y mecanismo de primera clase Todos los pianos de nuestra fábrica son de 3 cuerdas. Se necesita un Joven pianista con destino á una de las principales capitales de Andalucía. modelo elegante.. ESLAVA. 6. 5 y 6 al Santísimo. Tres motetes á voces y órgano Misa en la. y mecanismo repetidor in^ mejorable. los damos con pequeñísimas utilidades. y para el 3. cuerdas verticales. OBRAS DEL MAESTRO ESLAVA QUE SE HAN PUBLICADO EN PARTICIÓN. gran sonido. fabrica ni almacén alguno de Madrid 3. con la portada corresBondiente. caja cilindrica. con la asignación de SO rs. 9. al hacer el reparto de la contribución. 64 céntimos. Hé aquí la tarifa: MODELOS. diarios. al cual pertenecemos.395 rs. PLEYEL. <jue dudamos pague (en concepto de música y pianos). gran forma. publicadas anteriormente. calle» de San Bernardo. ¿Qué estraño que el público y profesores manifiesten predilección por nuestra casa. HANSLIK. El jurado de la Esposicion universal. inglesas y alemanas. teclados de marfll y caja de palo santo. núm. F»FIEOIOS Reales. con orquesta Libera me. El precio del tomo entero. es 120 reales. compuesto de los grandes fabricantes y artistas ERARD. nos ha creído dignos de tan alta recompensa. pero el porte de la del comprador. con objeto de que sus ventas se multipliquen. cuando artistas eminentes la han dado el primer rango. FIJOS. con cuarteto de cuerda . y que posea un regular repertorio de música de baile.. 1 2 3 4 5 Piano dereeho. No es esto solo. SCHIEDMAYER. THOMAS y GEVAERT. El gremio de fabricantes de pianos y almacenistas de música. es el título mas legítimo de nuestra superioridad y la recompensa mas agradable para un artista. con el objeto de tocar en una sociedad cuatro horas todas las noches. 120. .200 4. Christns faetas. caja cilindrica. y en los pianos.800 4. á voces y orquesta El penitente. GRAN D E PUIS \ m\ DjE B. sin duda reconociendo esta superioridad.