You are on page 1of 8

Cristianismo y aculturación en tiempos del Imperio Romano, Antig. crist.

(Murcia) VII, 1990

LOS SUEÑOS DE CONSTANTINO EN AUTORES PAGANOS Y CRISTIANOS

MANUEL J. RODRÍGUEZ GERVÁS

Historia Antigua, Universidad de Salamanca

SUMMARY The purpose of this comparative study of the narrations of the dreams and celestial visions of Constantine as recorded in the Panegyric VII and X and in the writings of Lactantius and Eusebius of Caesarea is the search for the similarities and differences that these present. In Panegyric VII the site where Constantine had his vision is situated in Gallia, probably in the far north, in a temple dedicated to Apollo whose characteristics the author tries to identify in this study. The panegyric X, delivered in the year 321, mentions that, when his army was ready to depart from the Gallia and return to Italy, celestial armies appeared before the Emperor. Around 313, Lactantius mentions the vision by Constantine of a labarum, whose form the author tries to identify, presenting the arguments defended by the historians: this vision is located near the Milvius bridge. Eusebius of Caesarea, in the Vita Constantini, chapters 28 and 29, narrates two apparently différents visions, one of which is similar to the one described by Lactantius. It's generally said that there are no great differences between the Christian and pagan authors but they do differ at the moment they set forth their ideas. The similarities that appear can be explained on the ground of the rhetorical and aulical methods.

El estudio de los sueños-visiones de Constantino ha conducido a una larga e irresoluble polémica sobre la personalidad político-religiosa de este emperador. La actitud de los historiadores no es unánime: mientras unos lo consideran un hombre sinceramente religioso, otros, 143

231 ss. 1950. Paris. credo. empereur chrétien d'après récents historiens». El último grupo tiene como investigadores destacados a PIGANIOL. 1950. 2 LACTANCIO: Sobre la muerte de los perseguidores. J. 1982. 99. le Doyen Eliche. excelente Intr. A. El tipo de visión no está claramente señalado. 1972 (2 ed.. El objetivo es encontrar las divergencias y las posibles semejanzas del material onírico antes enunciado.. 45 y ss. los datos son muy numerosos. REA. 21. VII. y SESTON. 1969. p. t. Sabemos que Constantino se dirige a la frontera renana para hacer frente a una «agitación» bárbara (21.: «Constantin. no tan afirmativa como la segunda. pp.) KERESZTES. quae tricenum singulae ferunt omen annorum. de acuerdo con esta interpretación se encuentran PIGANIOL.: «Die constantiniche Frage».: Le Bas-Empire. La idea politica es defendida desde BURCKARDT. VI. pp. sin embargo. intentaba. N. El informe presentado por VOGT.: «Der Glaube Konstantins des Grossen» en Sitzungsberichte der preussischen Akademie der Wissenschaft. Latomus. Oxford. 288 ss. p. JuUian lanzó la hipótesis. J. 133 ss. pp. 5 JULLIAN. Estudios más recientes son el los de BAYNES. a la vez de un estado de la cuestión. Roma. 1952. ofrecerte unas coronas de laurel de las que cada una te trae el presagio de treinta años. 1937. X Congresso Internazionale di Scienze Storiche. en el camino se entera que ha sido atajado el peligro y se desvía hacia el templo de Apolo. La visión pagana del 310 (Paneg.. Entre los primeros.: L'Empire Chrétien {325-395). p.. pp. H.»''. 1953. IX. 1. entre el lago Lemán y 144 .: Del paganismo al cristianismo. Sólo se afirma que Constantino vio a Apolo. y notas de R. acompañado de la Victoria. V ü . Montpellier. 2. 2 1 . BLE. Teja. BENOIT. Nada se nos dice sobre las circunstancias inmediatas de la aparición. 1950. 4-5) dice: «Pues imagino viste. DIMAIO.: «La mort de Maximian d'après le paneégyrique de 310 et la vision de Constantin au temple d'Apollon». debatir la famosa tesis de Grégoire y sus discípulos sobre la autenticidad de la Vita Constantini. A. A. E. vidisti. pp. hasta GREGORIE. 109-112. 263 y ss.: «La Conversion de Constantin.: El judaismo y el cristianismo antiguo. a great Christian Monarch and Apostle. traduce. El lugar donde se desarrolla el acontecimiento podría damos cierta luz sobre el sueño. Amsterdam. J. n. J. W. tampoco aquí.por el contrario. LU. M. VII.. cerca de Neufcháteu. Etat de la Question». de que el templo podía estar enclavado en Grand. pp. Relazione. con los textos cristianos de Lactancio^ y Eusebio de Cesarea'. pp.. que con su artículo «La conversion de Constantin». destaca DELARULLE. Historia.. E. HATT. ZEUGE. A.. a tu protector Apolo. N: «Ambiguitas Constantiniana: The Caeleste Signum Dei of Constantine the Great».. pp. Paris.. es el término empleado por dos veces: la primera. 234 y ss. t.: «La vision de Constantin au sanctuaire de Grand et l'origine celtique du labarum». en los Vosgos^ En dicho lugar se hallaba un templo dedicado a Apolo Granas 1 Para un primer acercamiento al problema y una buena síntesis véase SIMON. LVIII. pp. Paris. 431. sino comparar los sueños de Constantino en autores paganos. 4 Paneg. 4-5: Vidisti enim.: «L'état actuel de la question constantinienne». 1981. 1947.. 54. 1955. p. C. Contrarios a ellos LIETZMANN. la época de Constantino el Grande. H. Apollinem tuum comitante Victoria coronas tihi laureas offerentem. 99 ss. 2-3).: Constantine. seguida por varios investigadores. 1988. Y en verdad ¿por qué digo «creo»? tu viste al dios y te reconociste bajo los rasgos de aquel. panegíricos VIP y X-. El análisis que pretendemos llevar a cabo no quiere entrar en este viejo debate.: Constantine the Great and the Christian Church. en medio de estas dos posturas se encuentran quienes defienden su evolución religiosa y sincretista'. al utilizarse en este último caso una correctio. 3 EUSEBIO: Vida de Constantino. traducción del texto recogido por CHASTAGNOL. ZOTOV. F. 377-343. si es mientras duerme o por el contrario es una visión diurna. RUB 1930-31.. J. M. 107. Constantine. tienden a verlo como un espíritu maquiavélico. R. En este punto se acaban las pistas para localizar el lugar donde está situado dicho templo. Madrid. XXIX. provoco una catarata de estudios. J. C : Histoire de la Gaule. 333 ss. Byzantion. 80. escasos historiadores modernos. GALLETIER. que lo localiza en Suiza. Et immo quid dico «credo»? Vidisti teque in illius specie recognouisli. y a =PALENQUE. Etudes médiévales offertes à M.

Bull. 55. Paris.. Roy. roy. 11 Esta es la opinión de ZEILLER. pp. p.: «Constantine's pagan Vision. Etat de la question». 113 y ss. C. La acción de Apolo es clara. P. L.. una serie de cuestiones en este panegírico son irresolubles. B. 1974. 139. Cohen.: Les cuites paiens dans l'Empire Romain.: La Théologie. en sí mismo.: «Sur la vision de Constantin». se utilizaba para provocar sueños premonitorios.: «Constantin's pagan vision». 1900 BOUCHE-LECLERQ. Sol Invictus: MOREAU. ya que. 1968.. entre ellas está el lugar donde se desarrolló la visión. en creer que nos hallamos ante un Apolo nicéforo. en presencia de la Victoria. el Rin superior. THEVENOT. 381.: «La conversion de Constantin. Latomus. Los personajes presentes son: Apolo. Bruselas. Para SAYLOR RODGERS.. n. 1953. 1907.. 271. pp. Mélanges F.. Cumont. J. 317 ss. 1879-82.1. a veces. Aunque esta representación sea corriente en las monedas de la época'^. para ORGELS.. J.: «Les cheveux de Constantin». como demuestran un par de inscripciones. 267 ss. 1948. 145 . N. la Victoria y los laureles no intentan representar otra cosa que no sea el triunfo. pp.: Op. o una deidad gala^ Es sabido que el culto a Apolo en Galia revista unas peculiaridades propias. 3. G. 12 GAGÉ. 51.: De Incubatione. 5. Seston. 10 SAYLOR-RODGERS. W. 549. the empereor and his Genius». p. C : «Constantiniana». Leipzig. J. p. p. Byzantion. es un culto compuesto por fieles en su gran mayoría galos y por sacerdotes de origen local'. Apollo-Sol: ORGELS. 433. Paris.: «La premier vision de Constantin (310) et le temple d'Apollon à Nîmes». BLE. Melanges d'histoire ancienne offerts à W. 1963. 322 ss. 261. basta con ojear la bibliografía más sumaria para damos cuenta de las versiones antagónicas Por lo que respecta a la Victoria parece improbable. B. 271 ss. el dios sol Sol Invictas. 1975. p.que era muy popular en la Galia y cuyas virtudes curativas habían hecho acudir a Caracalla*. pp. 9. J. lettr.: «La première vision de Constantin (310) et le temple d'ApoUonà Nimes». el mismo Caracalla visitó este lugar para conseguir su curación.. Madrid. pero no únicamente. 1975. B. la Victoria y el propio Constantino. REA. 1980. Acad.: Los Thaumata de Sofronia. más bien la Victoria estaría al lado de Constantino para simbolizar los éxitos militares. Belgique. y III. J.: Histoire de la Divination dans l'Antiquité. así lo cuenta DION CASIO. LIGOTA. por la vaguedad del texto. VRIES. el templo estaría situado en Nimes. 1936. 15. Contribución al estudio de la incubatio cristiana. p. XXXIV. de Belgique: Bull. Además en este templo.. S. unas coronas de laurel. entrega a Constantino. E. de: La religion des celtes. 54.: «Quelques remarques sur la vision de Constantin». A. Q.: «La vision de Constantin au sanctuaire de Grand et l'origine celtique du labarum». Sin embargo estos tres elementos centrales no tienen un carácter unívoco y es por ello por lo que no se ponen de acuerdo los investigadores. MAcCORMACK. L. 79 y ss. J. Byzantion. (nota 3). 8 SAYLOR RODGERS. 1980. p. I. de manera distinta opina DELARUELLE. 182. Acad. 177 ss. que portaría en su mano una estatua de la victoria". P. Ello permite suponer que tendría unas características más galas que romanas.. XLIII. J. Lettr. Paris.. 1940. 1950. Constantinopolis. 9 TOUTAIN. 1948. pp. Apollo: SESTON. Desgraciadamente los datos para señalar inequívocamente esta población no son suficientes y con ello el tipo de sueño-visión que pudo tener. REA. 260. moral et pol. L. p. Paris. El significado. 6 Este templo era famoso en la Galia y a él iban los enfermos para curarse. 176 ss. pp. 1975. no creemos que la escena fuera de esa manera. pp.: Divinités et sanctuaries de la Gaule. p. pero no nos permite afirmar a que dios concreto se refiere la visión.: «Roma. J. 7 DEUBNER. Histor. 26. E. 26. 34.: «La vision païenne de 310 et les origines du chrisme constantinien». LXXVII. Deidad gala: HATT. JWI. 307 ss. p. sobre la incubado cristiana véase FERNÁNDEZ MARCOS. tenía lugar el rito de incubadorelacionado con prácticas curatorias. Cit. queda en mera conjetura. Paris. Si éste fuera el sitio elegido podríamos pensar que Constantino pudo someterse a esta práctica rito y recibir un sueño de las características expuestas anteriormente. 1953. VI. es sencillo: Apolo. LEGALE. scienc. 69. En primer lugar nos encontramos con el dios Apolo ¿pero cuál de ellos?: el Apolo galoromano.

4.. Tampoco se ponen de acuerdo los historiadores al intentar compararlo con la señal que se le aparece a Constantino en la batalla contra Majencio y que recoge Lactancio'*. «una puesta en escena de los sacerdotes del templo»'*. de la nobleza provincial gala. 3) MACCORMACK.. 753 ss.. pp.:Op. AC. en su misma familia o en el ámbito profesional. p. J. }. Grégoire. Op. 20 Paneg. 19 GALLETIER. A. es la entrega a Constantino de laureles no sólo como símbolo de triunfos conseguidos sino.». Vol.: Panégyriques Latins. Conseguida a través de la aceptación de los sacerdotes de Apolo y. Crispo y Constantino. 299. 17 JONES. más bien. tendría unas reminiscencias claramente galas". Etud. 2) y con mayor claridad en el del 310 (VII. nombrados para tal cargo en el 317. de tal modo que los treinta años expresados vendrían a significar el deseo de que su reinado fuera largo.: «La mort de Maximian. MH. también. Se ha querido ver en esta frase. Según la Crónica de Próspero de Aquitania una hija de Nazario se llamaba Eunomia y era cristiana. X. con el cristianismo (19). pp. X. J. usurpers. 16 Véase n. d'hist. Sería. A. La utilidad del sueño es indudable. El término expresado para definir este tipo de visión es visos. M. 22 En el panegírico del 307 aparece divinizado por primera vez (VI. Geneve.: Essays on Religion and the Ancient World. 1. Por eso no estamos muy de acuerdo con E.: The «Panegyrici Latini»: Emperors. p. D. 18 GALLETIER. 1972 vol. 432 Constantino encontraría un Júpiter encabalgado céltico acompañado de un genio alado o de una victoria. pp. 7.: Art and Ceremony in Late Antiquity. 14. Galletier cuando afirma que esta escena sería no tanto una invención del rétor sino. politiques. y por otra su padre. pp. 1.El tercer aspecto que ha provocado una mayor discusión.: «L'Expression de la divinité dans les Panégyriques Latins».: «le statue de Constantin et le signe de la croix».: Op.. II. hace necesaria una justificación ideológica. pp. 14. 242 ss. de quien se suponía que estuvo en contacto. el divino Constancio (14. E. 1973). Cit. Cit. S.n 14 GRÉGOIRE. 78 ss. En ningún momento se expresa que Constantino tuviera tal sueño. H. pp.. por el contrario se quiere marcar el carácter impersonal y objetivo de tal acontecimiento: «Finalmente corre de boca en boca por todas las Galias que se dejaron ver unos ejércitos que afirmaban haber sido enviados por los dioses»^". BÉRANGER. (reimpr. dueño de la Galia pero con una escasa legitimidad constitucional". También lo menciona Ausonio al lado de Agricio y de Patera en una obra consagrada al primero de éstos. 14. and the History of the Western Provinces. El panegírico del año 321 tiene como autor a Nazario. una de las maneras de expresar la teología de la victoria". 1970. 136. La situación difícil por la que atravesaba Constantino. SAYLOR RODGERS. como dice H. G. J. quien dice que todo hace creer que es el mismo Nazario de quien San Jerónimo afirma que gozaba en esta época de fama de elocuente. H. B. 6) La escena se completa con la minuciosa descripción del ejército celeste: «Llameaba no sé qué temible fuego en sus escudos resplandecientes y sus armas celestiales brillaban con una luz 13 GAGÉ. sin embargo. Constantino petimus. orador de Burdeos. Cit. 147 ss. colleagues. en consecuencia. «Buscamos a Constantino y venimos a ayudar a Constantino»^'. 107 y ss. El discurso se pronunció en las fiestas de quinquennalia en Roma delante de los Cesares. Oxford. 1. 36 y 38. Constantino imus auxilio.7« ore denique est omnium Galliarum exercitus uisos qui se diuinitus missos prae se ferebant. p. en Principatus. 21 Paneg. E. II. 15 HATT. 134 ss. 27. 1932. p. Para otros.: The Later Roman Empire. como deseo de futuras glorias: «Te traen el presagio de treinta años de reinado» dice el rétor. 146 . Los personajes que aparecen son: por una parte Constantino. y que guarda relación con la Victoria misma.. una transposición sobre el plano divino de la costumbre oficial de los «vota»'". NOCK.

aterradora»". 146. más en concreto —así lo expresa Lactancio— junto al Puente Milvio. M. New York.) donde se afirma «no fue entonces la primera vez que se te enviaban ejércitos celestes». 22. 1969. TEJA. TEJA. D. BRUUN. se cree que en un llanura existente al NE. 16 y ss. p. como su título indica. 24 GALLETIER.: «Ancient Systems of Dream-Clasification».. y que el mismo Lactancio repite en Divinae Institutiones (1. S. El De mortibus persecutorum de Lactancio fue escrito hacia el 313. hemos utilizado también la de J. 1986 (4 ed.. Esta llamada al sujeto durmiente se encuentra en diversas culturas de la antigüedad El lugar donde se localiza la visión es en las proximidades de Roma. p. Gagé siguiendo a Heiland. Parece claro. P. Teja. pp. Oxford.» en The Conflict Between paganism and Christianity in the fourth Century».: «Studies in Constantinian Chronology* en Numismatic Notes and Monography. coincidiendo con la muerte de Diocleciano". 147 . de F. 29 TEJA. R. 1. J. sin embargo tiene ciertos elementos diferenciadores que la hacen ser más bien una obra histórica con una finalidad apologética^'.: «La vision de Constantin Liquidée». 2. 1953. y continua en el 313.. que durante esta campaña existió un ambiente sobrenatural. 27 y 40. 30 BARNES. 27 Aparte de la edición en castellano ya mencionada de R.. imitando. 26 GRÉGOIRE. p. pp. 1939. observamos una línea progresiva que comienza en el panegírico del 310. 345 afirma que este tema es banal y está en los orígenes de la historiografía romana. ¿cuál es su origen? Si seguimos el rastro en los documentos paganos. 29-46. 155 s.: «Constantiniana». 694. H. E. 69 ss.: Op. Cit. pp. 73. R. panegíricos y arco de Constantino en Roma. 24.3951. p. 1. 3: Flagrabant uerendum nescio quid umhones corusci et caelestium armorum lux terribilis ardebat. T. 389 ss. R. 1938. La obra. así lo atestiguan tanto las fuentes cristianas como las paganas. 1961. pp. L. R. hitita y egipcia antigua —por supuesto en la griega— la gran mayoría son sueños divinos en que se aparece un dios y comunica al oyente un sencillo mensaje. REA. A. pp. T. París. pp. p. Véase también HANSON. B. J. London. I.. 20. anteriores o al menos contemporáneos a la obra de los autores cristianos. 1984. pp. 25 Instictu diuinitatis. El suceso. MOMIGLIANO. n.: Op.: Op. KESSELS.: Los griegos y lo irracional. I. 109 afirma que en la literatura asirla. Studi e Testi.427. n. Moreau. Cit.. Mnemosyne. pp. Cit. 49. a pesar de que el autor no lo enuncia. 27 ha reunido una serie de textos latinos con una fórmula similar.. El sueño comienza de una manera habitual en la descripción de un sueño-visión. 1954. el castigo divino de aquellos emperadores que persiguen a los cristianos'".: «Divine Insinuation in the «Panegyrici Latini»». 33). 1963. 3 ss. debió ser por la noche ya que Constantino se hallaba durmiendo.: «Lactantius and Constantine».. Pensamos que al margen del posible conocimiento de Nazario sobre el De mortibus persecutorum. El Arco de Triunfo del 315 también expresa la misma inspiración divina^'. H. R. XXXV. DODDS. II..). Early Chistianity and the Roman Empire.: Op. pp. Historia. D.: Op. 40 y s. 6 y 19. IV. p. Il. 14. El acontecimiento tiene lugar en el momento en que la armada de Constantino abandona la Galia para dirigirse a Italia a enfrentarse con Majencio^". SAYLOR RODGERS. La ayuda divina a Constantino se encuentra repetidamente en este panegírico (2. es un documento de primer orden para conocer los años de la tetrarquía y los primeros de Constantino^^ Aunque se puede enmarcar en el género apologético. a su vez. El objetivo de la obra es claro se trata de un texto propagandístico destinado a demostrar.: «Dreams and Visionin the Graeco-Roman World and Early Christianity*.: «Chronologie Constantinienne». n. 28 BARNES. PALENQUE. y después de haber consultado a astrólogos de 23 X. unas veces prediciendo el futuro y otras pidiendo culto. 2. D. Byzantion. S. ANRW. Cit.: «Pagan and Chistian Historiography in the Fourth Century A. 23. A. existe una tradición pagana que hace hincapié en los aspectos «milagreros» de Constantino^'*. E. a la griega. Cit. 94. 1986. a pesar de su escasa imparcialidad. commonitus in quiete. 31 CAVALIERI.

36 Vease la amplia bibliografía de CAVALIERI. Cumont. 38 CORSARIO. 39 HATT. ed. Catania.. afirma que cuando Constantino se convierte al cristianismo en el 312 son éstos una insignificante minoría. Leiden. En 32 PALANQUE. 65 ss. I. pp. 133 ss. A. sino simplemente en aquellas tropas más cercanas a éP". pp. Oxford. entre otras cosas por el poco probable conocimiento de Lactancio sobre este tipo de simbologia^'. se encuentra el buen emperador que defiende esta religión y a su vez recibe el apoyo de Dios. pp. Bruxelas. más teniendo en cuenta que la formación del ejército estaba compuesto en su mayoría por paganos". 33. permitiría una mayor penetración ideológica que la cruz monogramática. aquellos que consideran que Lactancio se refiere a la cruz monogramática. «Triumph of Christianity: Religion as an Instrument of Control». 427-436. 91-96.: Op. La interpretación propuesta es triple: los que opinan que se refiere al crisma clásico. 35 Lactancio. 34 Sería grabado únicamente en los soldados de la guardia imperial. pp. p. sin embargo a favor del crisma clásico hay que anotar por una parte que se han encontrado monedas con este signo desde el 315 en la ceca de Pavia y desde el 317 en la de Siscia.. 44. M.: Lactaniana. CAVALIERI. J. 1950. por lo que no sería de extrañar que racionalizara y plasmara esta imagen en un símbolo determinado. Puede ser que hubiera un mayor número de cristianos en esos destacamentos. R. SESTON. El aspecto más discutido del sueño ha sido descifrar el enunciado de Lactancio en relación al signo cristiano. debemos suponer que no en todos los que formaban parte de su ejército. 67 ss.: Paris. el valor sincretista del crisma. Él escribe: «haciendo girar la letra X con su extremidad superior curvada en círculo»''.. No se comenta si en él hubo algún elemento visual acompañando al mensaje conocido o. simplemente. 9. pero no hay información suficiente para poderlo asegurar. de F.. L.: The Later. Si esto fuera cierto. se vería fuertemente impresionado ante este signo celeste. De Mort. al estar compuesto por la X de los «vota pública».: «La vision de Constantin au sanctuaire de Grand et l'origine celtique du Labarum». 1988. Persec. En el fondo de estas explicaciones subyace un aspecto ideológico de mayor alcance. lanzó la hipótesis de que hacia el 10 de octubre del 312 tuvo lugar una conjunción astral y visible claramente desde la Vía Flaminia. véase también el reciente trabajo de CLEVE. y finalmente hay quienes piensan que es un signo céltico. la rueda. Cit. Kobenhaun-Koln. Etudes Médiévales offertes a M.. La reacción de Constantino al aviso divino es grabar «el nombre de Cristo en los escudos». J. camino que debió seguir Constantino". 5: transversa X littera summo capite circumflexo. 1970. en Forms of Control and subordination in antiquity. 37 JONES. ya de por sí excitado ante una próxima conflagración. La función del sueño es demostrar que frente al enemigo del cristianismo. 8. Latomus. la actitud religiosa de Constantino y su discutida conversión al cristianismo.: «La vision païenne de 310 et les origines du chrisme constantinien» en Melang. le Dayen Eliche. 1954. simbolizando al rayo'*. 1936. Las interpretaciones actuales tienden a creer que Lactancio hace referencia a la cruz monogramática. 390 ss. el estado mental del emperador. en esto seguimos a H. 1963. pp. de F. El sueño es bastante impreciso en cuanto a describir los términos en que se apareció Dios. Además. MOREAU. J.. Cit. 148 . Montpellier.: Op. J. Majencio. New York.Estrasburgo. pp. Grégoire. W. 1953. pp. T. siendo esta indeterminación del signo más eficaz de ser reconocido por todos'l Menor aceptación ha tenido la comparación con el simbolismo celta. H.: «Constantin Empereur Chrétien». 530 ss. se dejó oír la voz de Dios advirtiéndole qué tenía que hacer'^. R. Sull De mortibus persecutorum.

como testigos. J.este sentido existe cierta analogía con los panegiristas que alaban a Constantino por su defensa de la Res publica. nos hallamos ante una visión. Cirilo de Jerusalem a Constancio de quien dice que es superior a Constantino. de F. H. más aún que el sol. también..: «Ensebio n'est pas l'auteur de la «Vita Constantini» dans sa forme actuelle et Constantin n'est pas converti». con él se ha visto la misma cruz en el Cielo de Jerusalem. 341 ss. no está de acuerdo con H. Sin embargo creemos que el ambiente de visiones que envuelven al primer emperador cristiano no necesitaba un lugar originario de donde hacer partir su leyenda. Quien pone como uno de los principales argumentos para negar la paternidad de Eusebio. tanto en autores paganos como en cristianos*. sin embargo es una versión algo libre.: «Zur Geschitche des Authentizitatsproblems der Vita Constantini». M. Grégoire. no deja tampoco lugar a dudas. aunque la finalidad de unos y otros no es la misma. 1962. ¿Podía haber recibido Eusebio información del panegirista del 321 que había contado un prodigio en estas tierras?. pp. capítulo 29. utiliza como argumento la carta de S. pudiera ser. pero no se determina con exactitud. 88 y s. 2. Por esta visión. pp.: Op. Lo mismo PIGANIOL.: «Zum Problem der Vita Constantini». una diferencia con los anteriores sueños en relación a los personajes presentes. 21. 234 ss. Klio. en los capítulos 28 y 29. A.: «L'état actuelle de la question constantinienne 1930-1940». con estas palabras: con esta vencerás.: Op. Byzantion. tanto por la descripción como por el término empleados. p. 51 ss. p. 149 . Cit. 1975. p.. pp. 1902. Observamos que.. además de Constantino se hallan implicados. 561 ss. Byzantion.: Op. E. Cit. I.1938. A. La descripción de la escena. La descripción del prodigio. 1950. 187 ss. pp. 13. CHASTAGNOL. Historia. n. DRAKE.: Le Bas-Empire. 14. El panegírico de Nazario habla de un fenómeno visto por habitantes galos. Grégoire y hace un amplio estado de la cuestión. 110. completa el suceso: «Constantino se preguntaba que podía ser aquella visión cuando. 1969. quedaron trastornados de sorpresa. Historia. A. HEIKEL. Cit. Hemos seguido la traducción que hace DELARUELLE. 82 ss. y BENOIT. La Vita Constantini de Eusebio de Cesarea es la descripción más detallada de un sueñovisión de Constantino. 1-148. CAVALIERI. sin embargo parece que en la actualidad se tiende a no discutir su autoría'". ya que si con éste se ha sacado de la tierra la cruz del salvador. 7. tanto Constantino como su ejército. A. 1955. A. el Cristo de Dios se le apareció 40 EUSEBIO: Vita Constantini. Como es sabido su veracidad ha sido puesta en duda desde el artículo de H. por su parte. circunstancia que no aparece en los anteriores sueños. 41 GRÉGOIRE. de: Op. WINKELMANN. el sol comienza a declinar. F.. que recoge los capítulos del 27 al 32. 42 CAVALIERI. La visión de Constantino se narra. se supone que se desarrolla en la Galia. F. 8 ss. pp. Cit. y 72 ss. antes de la campaña contra Majencio"^. MOREAU. los soldados de su ejército. Berkeley. La segunda parte de la narración. él y todos sus soldados que le acompañaban en el itinerario y habían asistido al prodigio».. fundamentalmente.: In Praise of Constantine: A Historical Study and New Translation of Eusebius'Tricennial Orations. Los Angeles. recogida por SIMON. El lugar donde tiene lugar el acontecimiento no se señala. Thaumata. mientras que la Vida de Constantino en su redacción definitiva es posterior. Ello es nuevo ya que en ningún momento aparecen testigos presenciales tan concretos en los sueños de Constantino.. p. H. pp. Cit. no presenta excesivas diferencias con respecto al mismo acontecimiento contado por Lactancio. pp. También la traducción de CHASTAGNOL. El capítulo 28 dice: «En mitad del día. el ha visto por sus propios ojos —el mismo lo afirma— el signo de la cruz brillando luminosamente en medio del cielo. pp. IV. Paris. que la visión no aparece en la Historia Eclesiástica. en la noche siguiente.. 109 y ss.. 246.: Op.: GCS. 1. El vocablo utilizado es Theamati que indica claramente una contemplación sobrenatural. A.. p. Existe. «la vision de Constantin liquidée. Sin embargo la reacción de los testigos de la visión es de sorpresa.1939.

sin embargo. y HANSON. COSTA. S. Constantino aparece sólo. 30 al 32.. el que está durmiendo. 1973. 43 CAVALIERI. Por otra parte existe una funcionalidad distinta. sino que en algunos casos se complementa. por ella tu vencerás. y le ordena hacer emblemas militares sobre el modelo del signo visto en el cielo. J. 24 ss. P. la ayuda de un oráculo para mterpretar el signo. Por el contrario las semejanzas que existen entre los documentos paganos y cristianos analizados. Cit. mientras los cristianos enmarcan el sueño dentro de una concepción general que pretende demostrar la necesidad histórica del cristianismo. sí en cambio. pp. el discurso de Nazario entraría dentro de la calificación de sugestión colectiva.: Op. 44 MESSEGUER.421 ss. Los parágrafos 30 y 31 narran. 150 .durante un sueño con este mismo signo que le había sido mostrado en el cielo. La similitud con el de de Mortibus Persecutorum es incuestionable. 245 ss. desconocido en los anteriores sueños. Aunque es opinión común que no hubo grandes diferencias entre los sueños cristianos y paganos. Dios le ordena colocar el signo de la cruz en los escudos de los soldados. respectivamente. 1. en este caso concreto sacerdotes cristianos. los panegiristas. no tienen ninguna semejanza ni con Lactancio ni con los textos galos. Hasta tal punto que si bien podemos hablar de sueño personal en el primer panegírico. 12 ss. la construcción del signo en oro y piedras preciosas y la descripción del «labarum» que difiere sustancialmente del «apologista». mientras que la escena anterior es calificada defasma.. para emplearlos en combate como arma de victoria». Madrid. Observamos en ambos capítulos que tanto la visión como el sueño se componen de elementos auditivos y visuales: en el capítulo 28 a la imagen de la cruz se añaden touto nika. F. Tampoco coinciden excesivos elementos en los autores paganos con relación a los cristianos. sin embargo en este estudio se observan ciertas peculiaridades.. p. señal del cielo. El resto de los capítulos. pp. hipnanti. ya que aparece no en forma de X sino en la de cruz'".: Religione e politica nell'Imperio Romano. utilizan los sueños dentro de un esquema más coyuntural. a diferencia del capítulo anterior. ello permitiría clasificar la visión como alegórica al ser necesario ciertas explicaciones para su completa compresión. en este caso el sueño tiene como finalidad fundamental justificar la política imperial de Constantino. pp. Cit. creemos que están más en relación con los métodos retóricos y áulicos que con la tipología onírica propiamente.: El secreto de los sueños. En el capítulo 32 se añade un elemento novedoso. prodigio. ya que ambos responden a esquemas tipológicos que no varían en la antigüedad"''. En primer lugar apenas existe trasvase de información onírica en los sueños de los panegiristas entre sí. Sin embargo en Lactancio y Eusebio la información no sólo se asemeja. 1956. No se manifiesta ningún tipo de reacción y. Torino. de: Op. Aquí la aparición de Dios tiene lugar durante un sueño. G. en el 29 se le indica que haga emblemas militares en los escudos.