Debajo de la matica (Novela

)

P. Daniel Albarrán

Título Original:

Debajo de la matica
Autor: P. Daniel Albarrán Portada: P. Daniel Albarrán Depósito Legal: lf-08120098001019 ISBN: 978-980-12-3673-3 Escrita en Barcelona-Venezuela Enero-marzo 2009

1

Se acercaba ya la temporada del calor y los días comenzaban a sentirse realmente subidos en temperatura. Escasamente se habían dejado los días del mes de diciembre y a pesar de que habían estado bastante frescos, sobre todo por las tardes y en las noches, los días inmediatos, apenas se había comenzado el nuevo año, estaban bastantes calurosos. La gente de la ciudad se preparaba para los días de carnaval. Por lo menos a nivel del calor provocaba ya ir a la playa o al río. Los días festivos del mes de diciembre pertenecían al archivo de la historia y en un pasar fugaz muy pocos se habían quedado para llenarse de nostalgia. El tiempo pasaba como más de prisa. No había tiempo para los días vividos sino por vivir. Todo era rápido y la rapidez de las actividades hacía pensar inmediatamente en el carnaval. Ya estaba a las puertas y todo el trajinar envolvía el ambiente en esa rapidez para ir contra el tiempo en una actividad continua y sin descanso. Los que apenas se habían ido para comenzar un nuevo año ya se estaban preparando para volver a los días de fiestas, pero ya en otra perspectiva y dimensión. Los villancicos y la música de paz daban paso a los tambores, timbales y disfraces en un cambio de ritmo y melodía sin

debajo de la matica…

terminar la misma ejecución musical, sino en la misma interpretación del tiempo. Solo era cambio de indumentaria para bailar en la misma sala y con la misma orquesta que solo cambiaba el repertorio sin anuncios ni fanfarrias. Simplemente cambiaba y todos igualmente con la orquesta que era la que marcaba los estilos y las variedades. Cambiaban los ritmos y cambiaban los estilos y los que bailaban se ajustaban sin el menor disgusto al compás marcado y vivenciado. Todo era un fluir rápido y con rapidez. Así se hablaba. Rápido. También así se estaba viviendo. Apenas se terminaba lo que en instantes se había comenzado y ya se iniciaba lo inmediato sin dar la oportunidad de regodearse en lo recién vivido porque no había tiempo. Los que se daban esa oportunidad se quedaban estancados y pasaban a la lista de los conformistas y nostálgicos. El tiempo no estaba dando tiempo para esas comodidades o distracciones. Lo que venía era lo que era en un constante repetirse de ganar tiempo para vivir lo que venía. Así, en un sin cesar de cambios y madurez de pasos constantemente. Tal vez fatigoso para algunos, los nostálgicos y románticos, pero fascinante y enriquecedor para los atentos y activos del ya por el ya, en donde lo inmediato era y es la pauta y la medida de la inserción en todos los campos del existir, comenzando por el familiar y retornando por todos los caminos hacia lo familiar, igualmente. Generando ya pobreza o estancamiento o ya riqueza o madurez, dependiendo de la postura asumida y por asumir en la cadena del tiempo. Los tiempos que se estaban viviendo eran así. El tiempo llevaba a diferenciar radicalmente las posturas asumidas de manera personal con sus respectivas consecuencias. O se quedaba o se andaba. Si se andaba no había la más mínima oportunidad para la nostalgia o para el romanticismo de los tiempos pasados como los mejores. Si por comodidad o por cansancio se daba el chance de nostalgiarse y nostalgiar, se
5

debajo de la matica…

perdía el paso y se dejaba de andar. Recuperar el espacio perdido era retrasarse en el andar. Y andar era sinónimo a movimiento en todas las esferas del comportamiento humano, marcando con ello la constante apertura del tiempo en el tiempo existencial de cada uno. O se tenía o no se tenía esa condición. Y los tiempos modernos estaban llevando a esa constante pauta del movimiento sin pausa. Moverse porque sí, y porque si no, era el quedarse. Lo importante en todo caso de esa situación moderna y actual estaba en que las nuevas generaciones venían ya con ese potencial psicológico y social para enfrentarse y enfrentar un mundo en constante movimiento. Las cargas genéticas de las nuevas generaciones marcaban definitivamente esas nuevas características de la evolución del género humano. Los que no tenían esos nuevos elementos estaban destinados a la asistencia periódica del psiquiatra o a sesiones especiales de autoayuda para intentar comprender que se quedó atrasado en el constante andar de los tiempos modernos. Aún así no se alcanzaría el ritmo perdido en algún momento o se pasaría a enrolarse en la lista de los que no, porque la sociedad y los tiempos vividos estaban marcando que era el tiempo del constante cambio, en apertura sin fin. Estos elementos hacían más profunda las diferencias generacionales si no se había asimilado la rapidez de los tiempos que pasan y no vuelven sino para indicarnos que todo es movimiento. Tal vez volvía a tener razón el filósofo de la antigüedad al decir que todo es un constante devenir y que el agua del río no es la misma a pesar de ser el mismo río y el mismo cauce. Los tiempos modernos estaban marcados por esas realidades situacionales. No solamente modernos. Siempre ha sido así. La historia nos lo comprueba. O se andaba o se quedaba. Había que tomar partido. O se tenía esa disposición o no se tenía. En ese caso también cabía la posibilidad de cultivar
6

debajo de la matica…

ese elemento pero con la gran desventaja de llegar a los extremos precisamente por no poseerla naturalmente. Pero se trataba de adaptarse al eterno movimiento del andar de los tiempos modernos, aun en desventaja natural. Se convertía en una necesidad existencial. Los que entendían esa verdad psicológica y existencial ya lo habían entendido y lo seguían entendiendo sacando todas las ventajas que ya habían sacado de las circunstancias e igualmente las seguían sacando en las presentes y así en un circulo sin terminar. Los que solamente le habían sacado las ventajas a ciertos momentos y no permanecían en esa misma línea, ciertamente, eran los aprovechadores de turno generando con ello un mundo de desigualdades. Y el mundo estaba lleno de ellos. Pero aquellos que le habían sacado las ventajas a esos momentos y todavía seguían sacando a cada momento, aún adverso, son los que crean un mundo de justicia. De estos también el mundo estaba lleno. Y esa realidad social creaba y fomentaba las diferencias. La lucha de clases, en otros tiempos marcados por pensamientos filosóficos y por sistemas políticos, lamentablemente se evidenciaba en la práctica porque la naturaleza ya daba y quitaba los elementos indispensables y acumulados en la cadena sumatoria de toda la evolución. Y así cada vez entre generación y generación. Y hasta la naturaleza podría verse como caprichosa y selectiva. Volviéndose, entonces, una constante las diferencias y es cuando vuelve en el mismo círculo a repetirse la inevitable lucha de clases, entre los más aventajados y los menos, pero todo a nivel de condicionamiento psicológico con la lamentable repercusión social. Y no habrá mundo político real y concreto que en la práctica logre superar eso que la naturaleza hasta pareciera que fuera caprichosa. Y el mundo actual y moderno volvía otra vez, en ese círculo repetitivo, aún cuando filosóficamente se dijera que la
7

debajo de la matica…

historia no se repite… se demostraba otra y otra vez más, que lamentablemente sí se repite. En donde los errores de ayer en relación al propio género humano, que era la máxima de las conquistas, volvían a repetirse sin el menor grado de vergüenza del sentido de humanidad. Se andaba, sí. Pero, igualmente, se quedaba. Y aquí volvía a repetirse la demarcación de una diferencia a las que ya se tenían sumadas, prevaleciendo el poderío de la injusticia de la que ya la naturaleza pareciera caprichosa. Y en nada o en poco prevalecía el sentido y el respeto del valor del género humano, al que se pisoteaba más a capricho. Entonces, el capricho agrandaba más las diferencias para comprobar en la realidad que sólo predominaba justamente que se es diferente. También para recordar, lamentablemente, que el sueño de justicia social, no es más que un triste deseo del hombre que jamás logrará. No lo ha logrado antes. Tampoco ahora. Menos después porque las diferencias vuelven a ser la única señal que prevalece entre los hombres. Y triste era decirlo, del género humano. Pero los hechos lo evidenciaban. Esa diferencia tenía, entre otras maneras de definirse, como la primacía de la ambición, que no era otra verdad que la aplicación del fuerte sobre el débil, ayer, hoy y siempre. Volvía a repetirse la historia. Más aún: volvía a confirmarse en una constante confirmación.

8

2

-- Está haciendo mucho calor – fue la afirmación de Pedro Pablo, mientras iba conversando con Aníbal hacia la entrada de la puerta secundaria del cementerio de la ciudad. Ahí se reunían todos los días junto a otros cinco o seis más, casi de manera rutinaria a pasar parte del día. Se sentaban debajo de la matica que quedaba en el costado izquierdo saliendo del cementerio o derecho entrando. Esa puerta había pasado a ser la puerta secundaria del cementerio y en ocasiones muy especiales se abría, como el día de la madre o el primero y el dos de noviembre, días en que la asistencia al cementerio era considerable, y la puerta principal no era suficiente para permitir el acceso. El resto del tiempo, por lo general, esa puerta permanecía cerrada. Cuando hicieron la avenida del frente del cementerio hicieron una puerta para ir al campo santo, haciendo que la puerta que daba hacia la calle y que era la única hasta entonces pasara a ser la puerta de emergencia o secundaria. -- Un poco – dijo Aníbal acompasando su paso con el de Pedro Pablo con quien se reunía casi todos los días en la cita de siempre junto con otro grupo más, debajo de la matica. La alegría y el motivo de la reunión en la matica giraba alrededor de una o dos botellas de licor. No se iban hasta que no se acababan las botellas cada día. Algunas veces se iban temprano y otras dependiendo de la cantidad por consumir. Esta actividad repetida había convertido a ese pequeño grupo de ocho en alcohólicos. Sus caras enrojecidas por el licor los delataba y sus algarabías improvisadas los identificaba. Conversaban a gritos y muchas veces no se podían evitar

debajo de la matica…

algunas discusiones acaloradas llegando inclusive a los golpes en medio de griteríos por parte del resto. Algunas veces no pasaban de ser puras amenazas y de tanteos al aire con movimientos de brazos y los puños cerrados en actitud de pelea a distancia de contrincantes imaginarios. Muy pocas o raras veces eran peleas cuerpo a cuerpo, sino solo muestras de poderío con la voz y el grito más que con los hechos. El que llevaba ese día la botella de licor era como el jefe y el anfitrión del grupo. Era quien repartía con un vasito plástico a cada uno, una o tres veces, dependiendo de la cantidad de la bebida cada vez. Ya servida cada ronda el propietario de la botella colocaba en su frente el resto del contenido del licor en la botella. Así cada vez hasta que ya no quedaba nada. Entonces entre todos juntaban con lo que cada uno pudiese contribuir para la segunda o tercera botella. También los transeúntes eran abordados para colaborar con la siguiente botellita. La cantidad de los integrantes del grupo era variable. Algunos días llegaban a veinte. Otras a siete u ocho. También se juntaban una o dos mujeres. A una de ellas la llamaban “la comanche” y se hacía sentir su presencia o su ausencia por su manera de hablar y sus griteríos fuera de todo orden. Los que pasaban por el frente le tenían miedo por su desconsideración y toda falta de respeto. A ella eso le tenía sin preocupación y se comportaba sin ningún reparo. Al grupo le convenía en cierta manera que ella siempre estuviese ya que cuando se trataba de completar para la siguiente botella la encomendaban para pedir a los que pasaban por la calle. La comanche con su modo particular de hablar, con su timbre sonoro y su actitud un tanto agresiva lograba para dos o tres botellas más, pues los que pasaban preferían contribuir a seguir soportando sus maneras. Cuando ella estaba el grupo era mayor y la estadía debajo de la matica era hasta más tarde, a veces, hasta el anochecer. Ella
10

debajo de la matica…

garantizaba la velada con el licor. Ese día las discusiones y los griteríos también eran mayores. Pero el problema era también mayor porque quien repartía con el vasito era ella, la propia. Acompañaba cada nueva servida con gritos y groserías y hasta insultos. La soportaban porque el licor lo merecía.

11

3

-- ¡Choque esa! – dijeron algunos del grupo para recibir a Pedro Pablo y Aníbal quienes llegaban a la cita acostumbrada, a la vez que se levantaban a darles una palmotada en las manos en señal de camaradería y de bienvenida. Siempre lo hacían con el que trajera o llegara con la primera bebida. En esa mañana eran Pedro Pablo y Aníbal quienes la traían. Carcajadas iban y venían al igual que los saludos. El ambiente era festivo. En el grupo se encontraba de vez en cuando un hombre de tez morena suave, alto y delgado. Había sido boxeador en sus tiempos de joven y siempre hablaba de sus peleas con quien tuviera el tiempo suficiente para escucharlo. Se quejaba siempre de la última pelea y que había perdido con un ruso, según contaba, por decisión de los jueces. Eso le había llevado a tomar la decisión de no volver al cuadrilátero en medio de la decepción y de la injusticia. Así lo contaba él mismo. Era agradable y su caminar elegante. Su cara enrojecida mostraba los efectos de licor en su cuerpo. No se le veía en extremo tomado porque hasta en eso se cuidaba, aunque era evidente que era victima del alcohol. Su manera de hablar reflejaban buen gusto y cultivado en la conversación. Era agradable su estilo y manera y era muy respetado por todos los que se reunían. Casi nunca se le veía sentado en el suelo como el resto de los que asistían a la matica. Siempre estaba de pie o recostado con una pierna de soporte en la pared externa del cementerio, a un metro de la matica.

debajo de la matica…

La matica les daba sombra y era un sitio seguro para hacer tertulias en medio del sol arrasador de los días fuertes del calor.

13

4 Pedro Pablo era licenciado en filosofía e ingeniero electricista de profesión y con su porte era la autoridad del grupo. De cara redonda y bigote bien cuidado era de hablar pausado y gozaba de mucha simpatía. Vivía de la renta de unos negocios que poseía y que había dejado en manos de su hermano para que los administrara. De joven se había desempeñado en varios cargos en una empresa hasta llegar a ser el coordinador para una zona determinada del país. Se había caracterizado por su profesionalismo y por su dedicación. Había sido muy precavido en lo económico y había hecho algunas inversiones de las que vivía holgadamente. En sus tiempos de muchacho había leído de todo cuanto podía aún si no entendiera a plenitud todo lo que pasaba por sus manos. Esas lecturas le habían dado un potencial enorme como persona y le habían aportado un carácter de no creer sino por sus propios criterios a los que se aferraba, a veces, de manera obstinada. Sus conversaciones eran con conocimiento. Por eso representaba la autoridad y el respeto en todos los sitios. No hablaba por hablar si no tenía elementos convincentes para demostrar lo que decía, sobre todo en temas de importancia. En las conversaciones diarias y rutinarias procuraba hablar lo necesario. Pedro Pablo frecuentaba casi todos los días el grupo que se reunía debajo de la matica en el cementerio de la ciudad. Antes del mediodía regresaba a su casa. Sólo tomaba un vasito en la primera distribución y no aceptaba otra ronda. Se había generado entre el boxeador y Pedro Pablo una empatía muy natural. Casi siempre se les veía conversando aparte de cosas

debajo de la matica…

solo de ellos. Los demás del grupo a veces veían esa relación con cierta malicia y entre cosas por decir y dichas les lanzaban alguna que otra referencia de que no eran normales, sobre todo, cuando algunos ya estaban más que colorados por los varios vasitos de alcohol acumulados en un mismo día. El día en que el boxeador no asistía a la matica, Pedro Pablo, se quedaba hasta el mediodía como siempre conversando de generalidades con uno y otro del grupo e igual con no más de un vasito, y en la primera ronda. Las conversaciones entre los dos, Pedro Pablo y el boxeador, eran a veces de alto nivel. Cada un exponía lo que consideraba, aunque eran más las ideas de Pedro Pablo.

15

5

Las noticias giraban en torno a la invasión de Israel a la zona de Gaza, en el Medio Oriente. Iban ya veinte días de la ofensiva de Israel y nada parecía indicar que hubiese un cese al fuego. Las Instituciones creadas para hacer la paz se mantenían o al margen de los acontecimientos o eran ignoradas como en el caso de la ONU, aunque ésta tampoco se había mostrado muy decidida a actuar. De nada había servido la votación de catorce y una abstención por la solicitud a Israel de suspender los ataques. La mayoría aplastante era débil ante la abstención que era de una. Ni siquiera era un voto, solamente era una abstención, y eso anulaba las catorce que eran más que mayoría. Pero son las ironías de las diplomacias en la propia ONU. Los muertos por parte de Gaza pasaban los mil y más de cinco mil heridos. Los noticieros en la televisión eran desgarradores porque las noticias no lo eran menos. El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel de Escoto, había acusado a Israel de violar el derecho internacional y había especificado las violaciones cometidas: masacre colectiva, uso desproporcionado de la fuerza y los ataques a objetivos civiles como casas, mezquitas, universidades y escuelas. La resolución 1860 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas era burlada y totalmente ignorada por parte de Israel. Las bombas de fósforo blanco, o las Willy Pete, se veían caer una y otra vez en cada reporte de los noticieros. Israel alegaba que otros países la habían usado, en Irak por parte de los Estados Unidos, en el 2004, por ejemplo, y por lo

debajo de la matica…

tanto ellos también; y lo hacían sin el más mínimo sentido de humanidad o respeto por ella, violando así El Tratado de Ginebra de 1980, en donde se establece que el fósforo blanco no puede ser usado como arma de guerra en las áreas pobladas de civiles. De nada servían igualmente las declaraciones de la Human Rights Watch. Un representante de Israel declaraba que no le pedía a los demás países que le acompañaran en esa guerra, sino que le dejaran a ellos hacerla, que era su objetivo. Para comprobar que lo decían en serio, Israel, acertaba un ataque a la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) con una bomba de fósforo blanco, según comunicaban las noticias, sobre todo escritas. Ante esa confirmación el secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se había declarado “indignado” por el bombardeo israelí al Cuartel general de UNRWA en la ciudad de Gaza. Ban Ki-moon había hecho una nota de protesta a las autoridades de Israel, y a la que Ehud Barak, el Ministro de Defensa de Israel, había respondido que ese bombardeo había sido una equivocación y un error, además de recibir un ataque de Hamas desde esa sede. Y todo eso a pesar de haber recibido garantía de parte de Israel de que esa sede no sería atacada, según lo afirmaba el representante de la UNRWA en Gaza, John Ging. Ese edificio servía de lugar de acopio de medicina y de alimentos para los habitantes de Gaza, sin embargo, se había perdido cientos de toneladas de alimentos, provisiones médicas y material de emergencia, como colchones y frazadas, con ese bombardeo, según transmitían los noticieros, donde todo ardía en llamas. La harina para hacer el pan, por lo menos lo más mínimo y elemental de la alimentación, ardía en llamas. Volvía a repetirse en suelo de Gaza lo que escasos dos años antes había realizado cruelmente Israel en El Líbano. Se repetía y se volvía a repetir.
17

debajo de la matica…

Pedro Pablo seguía las noticias y lo tenían muy indignado, a la vez, que se auto-confirmaba lo que venía pensando desde hacía algún tiempo sobre los judíos de todos los tiempos, aun los de la Biblia, sobre todo los del Antiguo Testamento. No lograba entender cuando leía el paso de los judíos del Mar Rojo, que eran perseguidos por los egipcios y cuando el Mar Rojo se tragó a todo el ejército egipcio. No lograba entender lo de las siete plagas y mucho menos que el ángel de Yahveh pasara matando a los que no tenían la marca de sangre en el dintel de las puertas, porque no eran judíos. No lograba entender muchas cosas del Antiguo Testamento y las aplicaba a los momentos históricos recientes y se decía que hubiera sido bueno ver cómo definen los judíos los ataques actuales en contra de los países a quienes les han hecho la guerra. Con la invasión de El Líbano de dos años atrás, ¿cómo la llamarían y cómo la representarían para las futuras generaciones judías? En el caso del Antiguo Testamento, en los casos concretos de ataques a pueblos en guerra, habían utilizado la imagen del Mar Rojo, las siete plagas, Sansón, David-Goliat, y otras muchas imágenes fantásticas para representar lo avasalladora de la ofensiva de Israel en cada caso. ¿Y en los de ahora, de El Líbano y de Gaza, cuáles serán las imágenes que los judíos utilizarán para representar esos ataques? Eso tenía intrigado a Pedro Pablo y no entendía a Israel, ni al del Antiguo Testamento de las escrituras de Israel, el Tanaj, ni al de ahora. Independientemente de lo que se tratara en el famoso libro de Werner Keller, Y la Biblia tenía razón, donde se muestran las pruebas arqueológicas que sí existió el diluvio, por ejemplo. Pero no era lo que inquietaba a Pedro Pablo, si había pruebas de esto o aquello, sino lo que pudiese haber de fondo, tampoco en el fondo de lo que hubiese quedado del diluvio, sino en el fondo de intencionalidad en lo del diluvio.
18

debajo de la matica…

Pedro Pablo pensaba que así como la Biblia Catolica está dividida en dos, Antiguo y Nuevo Testamento, para diferenciar la continuidad de la Revelación en el caso del cristianismo; también hubiera sido muy interesante saber en cuántos y en cómo dividen los propios judíos su propia Biblia o Torah (Tanaj), sobre todo en la actualidad; o si los libros que continúan, ya no del Nuevo Testamento, porque son del cristianismo, siguen relatando todas esas historias de guerras de manera fantástica con imágenes de hombres hercúleos como Sansón u otras maneras como un mar que se traga al ejército enemigo o unas plagas que arrasan a sus contrarios sólo por ser contrarios y distintos. Pedro Pablo comprobaba con la lectura simple de los libros del Antiguo Testamento que no era otra cosa que una historia de guerras del propio pueblo de Israel que contaba con un aliado especial. Este aliado era Yahveh. Y el hecho de ese aliado lo confundía más. Se preguntaba, entre otras muchas cosas, que ¿será una manera de manipulación de los judíos ese recurso de ese aliado y están justificando todo lo que hacen y han hecho en el transcurso de su historia? ¿Podría admitirse esa mentira? La prueba era que ya se admitía. Nadie dudaba de todos esos hechos y se creía sin la menor duda, ni la más mínima, la historia de un Sansón (Jueces 14 y siguientes), de un Mar Rojo (Éxodo 14) y otras muchas representaciones de una monstruosidad en contra del género humano, en aras de la gran mentira de un pueblo escogido por Yahveh. Pedro Pablo tenía una amiga judía de nacimiento y convertida al cristianismo. Esta amiga le había regalado un ejemplar de la Biblia judía, en inglés, y comprobaba que llegaba hasta el segundo libro de las Crónicas con la proclamación de Ciro Rey de Persia y que en la Biblia Católica coinciden en la invitación a todos los judíos a ir a Jerusalén, donde el propio Rey edificaría una casa a Yahveh. Podía comparar Las Sagradas Escrituras de los judíos y la Biblia
19

debajo de la matica…

Católica sin entrar en detalles y comprobaba lo que había descubierto. Por lo menos el ejemplar que poseía en su biblioteca de la Biblia judía llegaba hasta el deseo y la invitación a los judíos de regresar a Jerusalén. ¿Será eso lo que leen al final de sus Escrituras los judíos y les marca cono anhelo y aspiración, en todos los tiempos y ahora más que nunca se les convertía en una posibilidad, desde 1948 con la creación del Nuevo Estado de Israel, Eretz Israel ("Tierra de Israel")? Ciertamente había cosas que tenían a Pedro Pablo muy intrigado. Las bombas lanzadas a blancos muy concretos y específicos en El Líbano y Gaza, también en Irak, ya que de manera disfrazada no era otra cosa que una invasión del mismo Israel bajo la figura de USA, ¿no sería la misma historia de un ángel de Yahveh que pasaba exterminando a todo aquel que no tuviese la marca de sangre en el dintel de las puertas, del capítulo 12 del Éxodo, porque no era judío? ¿No sería, al fin y al cabo, la misma historia de selección, ya no de Yahveh, sino la selección del propio Israel con métodos avanzados, tanto en ese tiempo para los de ese tiempo y los de ahora con los métodos y avances de ahora? ¿No será la misma historia y la misma realidad de la repetición de la maldad de un pueblo, definitivamente descarnado y sin el más mínimo sentido de humanidad? ¿No será el pueblo de Israel una negación de la misma humanidad? Eran muy subidas sus inquietudes y rayaban en una obstinación peligrosa para Pedro Pablo. Pero no se negaba el propio Pedro Pablo los beneficios de las grandes mentes del pueblo de Israel. Por un lado sabía que la medicina y sus adelantos se deben precisamente a los judíos, como también a nivel del pensamiento y tecnología. Los grandes filósofos y pensadores de la actualidad han sido judíos. Pasaban por su
20

debajo de la matica…

mentes un Freud, un Leibniz, un Marx, Maimónides, Spinoza y Buber, también un Albert Heinsteins de manera fugaz. Se detenía en la misma Biblia o la Torah y pensaba que todo era, sin duda, pura y elemental filosofía, sin descartar que era una visión teológica, por supuesto, aunque no hubiese una filosofía judaica propiamente dicha como escuela filosófica. Pero no se podía negar que los orígenes de la filosofía Judía se remontaba a la aparición de los primeros Profetas Bíblicos y de manera más evolucionada en el Libro de Job y en el Libro de la Sabiduría de Salomón. Sin negar mucho menos que lo marca la influencia helenista, es decir de los pensadores de Grecia y Atenas, como tampoco la de negarse que había testimonios anteriores de un pensamiento filosófico arcaico de la India, Egipto y Mesopotamia, antes que en Gecia, por supuesto. Recordaba de sus estudios y lecturas algunos pensadores judíos desde Filón de Alejandría, quien se distingue por su intento de conciliar la Torá con el pensamiento filosófico griego, especialmente el platónico, Isaac ben Salomón Israeli, Max Scheler, Erich Fromm con su famoso libro “El arte de amar” que había leído en sus tiempos de joven lector, Karl Raimund Popper, y sin dejar pasar a Ana Frank con su famoso diario en plena segunda guerra mundial. Recordaba haber leído en uno de los libros de Osho (fundación Osho) que qué sería del mundo si no hubiesen existido los tres judíos más grandes que ha tenido la historia: Jesús de Nazaret, Carlos Marx y Simon Freud. Y añadía a ese comentario una lista grande de los judíos benefactores de la humanidad. Los tres citados en el libro que se atribuye a Osho, porque Osho no escribió sino sus discípulos utilizando su nombre, han sido realmente grandes revolucionarios. Jesús de Nazareth con la religión del perdón, aunque propiamente no haya fundado religión alguna; Carlos Marx, quien ha sido el filósofo del siglo XIX de mayor repercusión en ámbitos como
21

debajo de la matica…

el social, el político y el económico; con su motivación filosófica Marx tuvo un carácter práctico: transformar la sociedad, limar las desigualdades y suprimir las injusticias. Y Simon Freud, que con su obra constituye una de las aportaciones modernas más relevantes para la comprensión de la naturaleza humana, sobre todo en lo concerniente al comportamiento humano con lo del inconsciente. O como dice un comentarista del libro de Paul Jonson, La historia de los Judíos, que no podemos imaginar cual habría sido el destino de la humanidad si los judíos nunca hubiesen existido como dice el autor, y cita al propio Paul Jonson al repetir que "todos los grandes descubrimientos conceptuales del intelecto parecen obvios e inevitables una vez revelados, pero se necesita un genio especial para formularlos por primera vez, los judíos tenían este don". Así desde el descubrimiento del monoteísmo hasta sus aportes en la creación y el desarrollo del capitalismo, el socialismo y el psicoanálisis, el genio judío se percibe en todos las manifestaciones artísticas, científicas y del pensamiento que se no puede negar su influencia en la formación del mundo moderno. Muchos nombres de pensadores y filósofos judíos pasaban por su recuerdo y no podía pasar por alto la influencia que había hecho en él el libro de Victor Frankl, con la idea de la logoterapia, que había leído en los últimos años, y del que había quedado fascinado. Sin dejar pasar por alto nombres de muchas mujeres judías desde Sara y Ruth a Rosa de Luxemburgo y Golda Meir., cono pequeños grandes aportes como el diario de Anna Frank, por ejemplo. En cuanto a la medicina igualmente era larguísima la lista de los aportes. En el mismo Pentateuco, sobre todo en el libro de Deuteronomio, ya el hecho de prohibir el cochino, era una práctica de salud impuesta con la autoridad religiosa como precepto. En cuanto a la eficiencia de la medicina estaba la
22

debajo de la matica…

novela del español Salvador Ruiz de la Fuente, El Hechicero del Gran Capitán, donde el autor demuestra que los Reyes Católicos acudían a médicos judíos, y que se podría colocar como un simple ejemplo de la influencia judía y de su profesionalismo. Respecto al cine no se podía negar la gran presencia judía, sobre todo como directores, desde la propia época de los nazis, tales como Billy Wilder, William Wyller, Fritz Lang, Ernst Lubistch, Otto Preminger, Douglas Sirk, entre otros. Y en la actualidad, nombres como Raphaël Nadjari, Woody Allen (Allan Stewart Konigsberg), Amos Gitai, Keren Yedaya, Ronit Elnabetz, Mel Brooks, Sidney Lumet, Paul Marzursky, Barry Levinson, Brian Singer, Darren Aronofsky, y Spielberg, para citar algunos. Sin descartar, igualmente, a tantos actores y actrices judíos que han influenciado en la cultura actual de todas las generaciones y culturas, con las series como “La niñera”, “hechizada”, “perdidos en el espacio”, “los picapiedras”, “Pinky y Cerebro”, entre otras. Y a nivel del cine es donde se podría llegar a cuestionar lo del holocausto porque algunos de hecho lo cuestionan, pues puede verse como manipulación judía de esos acontecimientos. Y aquí se podría aplicar la regla y práctica elementales de la aplicación del ejercicio del derecho cuando se dice que una es la verdad procesal y otra la verdad real. ¿Cuál es cuál en este caso? ¿Nos habrán lavado el cerebro los judíos con el séptimo arte, al respecto? Algunos historiadores dudaban de la existencia de la cámara de gas. ¿Sería una aplicación y una puesta en práctica del famoso y discutido panfleto titulado los protocolos de los sabios de Sión que justifarían los promos en la Rusia zarista y que no sería sino un proyecto de la dominación del mundo por parte de los judíos de todos los tiempos, y que desde la Segunda Guerra Mundial se había presentado la ocasión propicia para conseguirlo, para lo que el cine habría sido su
23

debajo de la matica…

gran instrumento para dominar, precisamente por el lavado de cerebro? ¿Lo de los protocolos de los sabios de Sión sería verdaderamente un mito, un invento atribuido a los judíos para perjudicarlos, o sería un descubrimiento de la verdadera y subyacente intención de los judíos de todos los tiempos? El cine parecería haber sido el gran instrumento de los judíos para doblegar al mundo a su favor… En la economía, ni qué decir. El propio Cristóbal Colón, gran visionario del momento al demostrar de hecho que la tierra era redonda y su encuentro con el Nuevo Mundo, también era judío. Según los historiadores, al menos seis judíos viajaron con Colón en esos viajes. Judíos convertidos al cristianismo, por supuesto, para evitar las sanciones de los Reyes por ser judíos. De entre estos judíos se dice que eran Rodrigo de Triana, Maestre Bernal y Luís De Torres. A nivel de tecnología llevan toda la delantera y el dominio, como por ejemplo, en el internet con el famoso buscador “google” con Sergey Brin y Larry Page, como los fundadores, dándole a esa tecnología de buscador en internet el nombre de “PageRank” (tomado de Larry Page). En su pagina web personal de la Universidad de Stanford, colgará en 1997 una presentacion que lo explica: “PageRank: Bringing Order to the Web”. Más tarde el llamado “BackRub” que después se transforma en google. También Yahoo con toda sus extensiones como msn que es de la misma familia, a pesar que hubo intentos de fusión en el 2007, con la famosa Yahoogle, a pesar de los intentos de compra de Yahoo por parte de Microsoft. ¿El internet y los servidores de correo electrónico son en realidad gratuitos? ¿No estará el mundo controlado por esos paquetes de navegación cibernáutica en aras de “free” (gratis y libres)? ¿Tanta generosidad y desprendimiento?
24

debajo de la matica…

Algunos llegan a considerar que el automóvil movido por gasolina fue invento judío por Abraham Schreiner, inventor de la gasolina, sustituyendo al motor de vapor; otros inventos más se les atribuyen a los judíos como la cerveza, el vino, el boomerang. La Enciclopedia Británica incluyen a los siguientes, entre otros, como los grandes inventores judíos: la Bomba Atómica en 1945 por J. Robert Oppenheimer, la fotografía instantánea en 1947 por Edwin Herbert Land, Denis Gabor, holografía, 1948; grabación de larga duración, 1948; control remoto de televisión, 1950; Edward Teller, la bomba termonuclear, 1952; Paul M. Zoll, marcapasos cardíacos, 1952; Gregory Pincus, anticonceptivos, principios de 1950; Charles Ginsburg, Vídeo-tape, 1950; Gordon Gould, Laser, 1958; Stanley N. Cohen, Ingeniería Genética, 1973; Jason Lanier, Realidad Virtual, 1989; Yisrael Galili, es mejor conocido por inventar el Galil rifle de asalto, también ayudó a crear la Uzi ametralladora; David Gestetner, inventor de la fotocopiadora; Otto Loewi descubrió la acetilcolina ayudado a mejorar la terapia médica.; Albert Einstein, mejor conocido por su teoría de la relatividad y, concretamente, la equivalencia masaenergía, expresada por la ecuación E = mc 2., recibió el Premio Nobel de Física por sus servicios de Física Teórica y especialmente por su descubrimiento de la ley del efecto fotoeléctrico. Y así muchos otros inventos e inventores llegando a la cantidad de 152, sin contar los de la actualidad, sin quitarles ningún mérito a los chinos, por supuesto, pues son ellos los grandes inventores de la historia. Pedro Pablo tenía muchas inquietudes respecto a los judíos de todos los tiempos y los clasificaba como una etnia humana muy especial. No sabía si realmente bendecida por Dios o Yahveh, o por la naturaleza. Aquí estaba el centro de todas sus inquietudes. Verdaderos genios en todos los campos, pero víctimas también se su propia genialidad. Juego
25

debajo de la matica…

doblemente peligroso. O como lo escribía María José Mesas García, en el 2004, al comentar el libro La historia de los Judíos, de Paul Johnson, que “en los momentos históricos actuales que todos estamos viviendo, estoy segura de que muchos de nosotros deseamos que este mismo "genio judío" del que han hecho gala a lo largo de toda su historia, les ayude a solucionar, con la mayor justicia posible, todas las situaciones conflictivas que se les vayan presentando, para que todos puedan alcanzar algún día el descanso y la paz que se merecen”. Pedro Pablo no sabía si la etnia judía era realmente bendecida por Dios o Yahveh, o por la naturaleza. Aquí estaba el centro de todas sus inquietudes. Llegaba hasta a cuestionarse el sentido de la tan llamada “revelación” y predilección de Dios exclusivamente al pueblo judío. ¿Será o no será? Tal vez lo de William Shakespeare en Hamlet sonaría interesante en su famoso “to be, or not to be”, pero en forma de pregunta, y en futuro posible, con el “will” de futuro en inglés en el medio, o delante o de primero o de último…incluyendo el morir del mismo poema del poeta inglés. Tal vez fuera la locura…no solamente para Hamlet, también para Pedro Pablo, con la diferencia de que éste era locamente cuerdo con todo lo que pensaba; o, tal vez, el mundo por entonces estaría cuerdamente loco… O ni uno, ni lo otro, sino todo lo contrario… Era ahí y esa la cuestión…

26

6

Los ataques en Gaza no cesaban. Las noticias en nada eran adelantadoras ni alentadoras para los palestinos de esa región. Era de imaginarse la situación desesperante vivida día tras días para sus habitantes en medio de bombardeos de todo tipo. La televisión transmitía la masacre, las que las transmitían, por supuesto. Habría que sumar la cantidad de palestinos muertos desde 1948 cuando se creara el nuevo Estado de Israel con el nombre de Tel-Aviv, al término de la segunda Guerra Mundial, hasta los últimos días. La cifra sería muy alta, tal vez más que la de los seis millones de judíos en la segunda Guerra Mundial, y que algunos historiadores estaban considerando la exactitud y verdad de esa cantidad, aún del propio holocausto como tal, y así algunos habían llegado a considerar que no hubo cámaras de gas y que sólo 300.000 judíos murieron de las 800.000 personas que perecieron en los campos de concentración nazis, en lugar de 6 millones de judíos. Así, autores como Paul Rassinier, en su libro “La Mentira de Ulises”, Harry Elmer Barnes, Willis Carto, James J. Martin, David Hoggan con su libro The Myth of the Six Million (El mito de los seis millones), Ernst Zündel, Frederick A. (Fred) Leuchter, Jr (Informe Leutcher), entre otros pues la lista es bastante extensa. Sin embargo, el negacionismo (llamado también "revisionismo del Holocausto", considerada como una corriente pseudocientífica o simplemente de “neonazis) en relación al Holocausto y a otros genocidios se considera una ofensa criminal, como se determina por el

debajo de la matica…

Consejo de Europa, del 7 de mayo de 1948 realizado en La Haya, y que según el Estatuto del Consejo de Europa éste tiene por finalidad la defensa de los derechos humanos, de la democracia pluralista y la preeminencia del derecho, sin dejar pasar por alto todo lo que se ha adelantado al respecto a nivel de cada nación, por supuesto. En la otra parte existen movimientos y asociaciones que son anti-negacionistas del holocausto, como The Nizkor Project, que también llegan a exageraciones al considerar que fueron 12 millones, en vez de 6 millones de judíos, las víctimas del holocausto. Pero a este punto también se ha adelantado bastante ya que opinar o negar el holocausto es considerado hoy por hoy como parte de la libertad de expresión, por lo menos en España, gracias a Pedro Varela, un aferrado negacionista del holocausto, aunque, sea en todo caso un asunto muy espinoso y controvertido, porque en Alemania es considerado un delito. Las razones que tienen los negacionistas para fundamentar sus posiciones frente al hecho del holocausto son, entre otras, que no hubo una política oficial, un plan o una intención clara para el exterminio de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial; que no murieron seis millones de judíos durante la guerra: esta es una cifra tremendamente exagerada y no corresponde con la realidad. Dudan que hubiesen muerto más de 800.000 personas en los campos de concentración, de entre las cuales aproximadamente 300.000 serían judíos. Aunque la cifra de 6.000.000 de asesinatos esta ampliamente documentada, entre otros, con el famoso Informe Korherr, realizado por Richard Korherr, estadístico en jefe de las SS, quien cita el número de pérdidas judías como mayor a los 2.454.000, solamente hacia fines de 1942, sin contar las muertes por causa de las duras condiciones en los guetos y en los campos de concentración. Que no existieron cámaras de gas en los campos de concentración (no se refieren aquí a las cámaras usadas en la desinsectación con
28

debajo de la matica…

el gas Zyklon B para la ropa, colchones, etc. cuya existencia es incuestionable, sino a las cámaras hechas, específica y funcionalmente con el propósito de asesinar personas) Entre otras afirmaciones se incluyen que la población judía en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial no era de 9.500.000 judíos sino que era menor a los cuatro millones, de los cuales aproximadamente un millón emigraron hacia lugares como Palestina, Estados Unidos, Argentina, Canadá, etc. y más de dos millones emigraron a la Unión Soviética, y sólo 300.000, aproximadamente, murieron en los campos de concentración. Que el constante bombardeo aliado causó rupturas a carreteras, puentes y vías férreas, las cuales suministraban alimentos y medicamentos a los diversos campos de trabajo, por esa razón la inanición y las epidemias de tifus exantemático transmitido por el piojo fueron factores decisivos para las bajas de judíos, no judíos y alemanes, sin incluir la vejez y la muerte natural. Que no existe, o al menos no se conserva, ningún documento nacionalsocialista que ordene, decrete o manifieste el asesinato en masa por parte de los nazis o que mencione siquiera las cámaras de gas. Que la “Solución Final al problema judío” no significaba la decisión de exterminar al pueblo judío, sino su desplazamiento y reubicación en la isla de Madagascar, y posteriormente en el este de Europa para el nuevo asentamiento del Estado de Israel. Que las historias del Holocausto son un mito creado inicialmente por los Aliados para satanizar a los alemanes. Los judíos difundieron este mito como parte de un complot con la intención de permitir la creación de un hogar nacional judío en Palestina y para continuar apoyando actualmente al Estado de Israel. Que las principales pruebas del genocidio se fundamentan en testimonios y no en pruebas materiales que demuestren el asesinato en masa. Que las evidencias materiales, como fotografías o el Diario de Ana Frank, son
29

debajo de la matica…

falsificaciones. Que los testimonios de los sobrevivientes están llenos de errores e inconsistencias por lo que no son confiables. Que las confesiones nazis sobre crímenes de guerra, como la de Rudolf Höss en los Juicios de Nüremberg, fueron extraídas bajo tortura. Que el trato de los nazis hacia los judíos no fue diferente al trato que daban los aliados a sus enemigos en la guerra. Que Adolfo Hitler y el nazismo son inocentes, al menos, del crimen de genocidio contra el pueblo judío. Por esos días las cosas estaban muy espinosas respecto al “holocausto” judío. Si no hubo cámaras de gas y hornos crematorios, entonces, no hubo “holocausto”, ya que en el sentido estricto de la palabra, holocausto es, en el ámbito religioso, el sacrificio de animales, cuyo cuerpo es completamente consumido por el fuego. En el caso de los judíos sería, en el caso de ser verdad, nada más que haber quemado a los judíos en las supuestas cámaras de gas; pero, si se negaba que hubiesen existido las cámaras de gas, entonces, no hubo holocausto. El tema estaba muy debatido por los que lo afirmaban y por los que lo negaban, fuese o no fuese castigado. Pero, la pregunta era ¿el holocausto en verdad existió o fue un invento de los judíos y sobre todo del cine para pasar a ser de victimas a dominadores? ¿Habría sido una obra más del “genio judío” para lograr el dominio que ya tenía? ¿Sería “el holocausto” un mito más a los muchos que ya se han inventado los judíos? Realmente muy complicada la situación al respecto. El otro problema era ¿si negar el holocausto era ser “antisemita” o “antijudío, y más aún, si ser antijudío era ya un pecado? En el caso de los judíos, si ésta había sido considerada un “holocausto” ¿cómo se podría calificar y llamar la actual que llevaba más de cincuenta años? Podría verse como una venganza de los judíos, pero la pregunta era ¿por qué no se vengaban de los alemanes y sus similares, como Rusia al
30

debajo de la matica…

comienzo, quienes habían sido sus verdugos? Ayer había sido El Líbano, ahora era Gaza. No se trataba de ser anti o pro, ya de los judíos de la Segunda Guerra Mundial, o ya de los árabes de los últimos acontecimientos. El hecho de ir en contra de los delitos de lesa humanidad involucraba todos los escenarios, tanto a los de ayer como a los de hoy. No por ir en contra de las acciones militares y antihumanas judías, significaba ser antisemita. Con esa palabra estaban más que manipulando al mundo entero. Significaba, entonces, que quien tomara partido en contra de esa masacre de ahora corría la amenaza cruel de la palabra antisemita, cuando los hechos evidenciaban lo que se veía, y no otra cosa distinta de la realidad que era un holocausto a todas vistas. Aun en la actualidad la palabra “holocausto” se estaba convirtiendo en una palabra para manipular. Y era evidente la manipulación. Tomar partido en contra de los agresores era pasar a ser anti-semita, porque los agresores eran definitivamente los judíos. La ironía de la historia y de los que la hacen como la que estaban haciendo. Aún así, Efraim Zadoff, autor de la Enciclopedia de la Shoá, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias, reflexionaba sobre el día Internacional del Holocausto y decía que "es importante que en cada lugar se muestre y se tenga presente la fecha, es positivo que se la recuerde, especialmente en los países árabes" y advertía a esa agencia que "quienes niegan la Shoah son perversos y tienen como único objetivo el de atacar a Israel. "La Shoah tanto, en el pasado como hoy sigue siendo una hecatombe, una tragedia, un desastre, el concepto de la mayor tragedia posible. El genocidio perpetrado contra los judíos no tiene parangón por la planificación, la industrialización y exterminio sistemático y recursos a disposición", manifestaba AJN, el historiador israelí Efraim Zadoff. Y a este respecto volvía a repetirse la pregunta, ¿y no era eso, acaso, lo que se
31

debajo de la matica…

estaba evidenciando en Gaza, ahora, y antes en El Líbano? ¿Entonces? ¿Holocausto para ellos y no holocausto de ellos o perpetrado por ellos, sino contra ellos? ¿No se podría aplicar aquello de “que lo es bueno para el pavo, es bueno para la pava? Lo novedosamente contradictorio y la peor ironía en el caso del holocausto judío por la Alemania Nazi es que algunos de los militares nazis eran judíos, como, Werner Goldberg (de apellido Werner, y que en 1939 se utilizó su retrato en un cartel de reclutamiento del ejército nazi. Una de las leyendas del cartel decía "El soldado alemán ideal"). Los historiadores aseguran que hasta 150.000 hombres de origen judío sirvieron en el ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Muchos eran oficiales. Dos mil de ellos se convirtieron en arios por un decreto firmado personalmente por Adolf Hitler y otros altos oficiales nazis según el libro "Hitler's Jewish Warriors" ("Los guerreros judíos de Hitler" ), de Bryan Mark Rigg, llevado a documental de cine dirigido por Heike Mundzeck. El mismo Fritz Scherwitz, judío, fue un comandante de las SS, o el propio Adolf Eichmann, también de la SS y que tenía parentesco judío, quien se refugia en Argetina con la falsa identidad de "Ricardo Klement"; en 1957 es descubierto por los servicios secretos de Israel (el Mossad), quienes tardan dos años en determinar la identidad del nazi, quien trabaja como mecánico en una fábrica; el 11 de mayo de 1960 lo secuestran en plena calle cuando Eichmann llega del trabajo y es enviado a Israel siete días más tarde. Allí se le somete a un polémico y largo juicio que finalizó el 15 de diciembre de 1961 y fue condenado a morir en la horca por Crímenes contra la Humanidad, sentencia que se cumple, unos minutos después de la medianoche, el 1 de junio de 1962 de madrugada. Otros judíos nazis eran el teniente Hugo Gutmann, Shlomo Perel (oculto bajo el nombre de Josef Perjell), según los estudios
32

debajo de la matica…

realizados por Bryan Mark Rigg, y según otras fuentes, Hans Sander, quien recibiera del propio Hitler un certificado de sangre alemana limpia que le permitió no sólo ser considerado ario, sino servir incluso en el Ejército alemán como oficial. También el teniente Ernst Prager, y algunos de ellos llegaron a alcanzar incluso puestos de mando de relevancia, por ejemplo, Ernst Bloch y Felix Bürkner fueron coroneles; Helmut Wilberg, general de la Luftwaffe; Paul Ascher, primer oficial de Estado mayor del almirante Lütjen en el famoso acorazado Bismarck; y los hermanos Johannes y Karl Zukertort, generales. Otros muchos casos como el de Helmut Schmidt, Paul-Ludwig Hirschfeld, Edgar Jacoby, Wilhelm von Helmolt, Werner Maltzahn. Algunos fueron condecorados varias veces por méritos. Hasta el extremo de creerse que el mismo Adolf Hitler tenía ascendencia judía pues se ha llegado a decir que el doctor Walter C. Langer, un psicólogo al servicio, simultáneamente, del Tercer Reich y la OSS estadounidense (organización precursora de la CIA), comunicó la existencia de un informe secreto policial anterior a la guerra en el que se decía que el padre de Hitler era hijo ilegítimo de Maria Anna Schicklgruber, cocinera al servicio del barón Rothschild en Viena. Al conocer su embarazo, en 1837, abandonó Viena dando a luz a Alois, el nombre registrado para el padre de Hitler. Al parecer cinco años después se casaría con un panadero de nombre Johann Georg Hiedler. Sin embargo, Alois conservó el apellido de su madre, Schicklgruber, casi hasta los cuarenta años, momento en que su tío Johann le ofreció legitimar su apellido. A merced de la escritura ilegible del párroco encargado del registro de nacimientos, Hiedler, se convirtió, intencionadamente o no, en Hitler. Este caso ha sido considerado ya un mito, sobre todo en Europa, atribuido a Fritz Thyssen. En todo caso basado en la ley judía que enfatiza la
33

debajo de la matica…

descendencia matrilinear, las autoridades judías aceptan al 100% a un persona judía con una madre judía. Lo más curioso e imposible de creer, pero cierto, es que en noviembre del 2008, ocho jóvenes judíos habían sido sentenciados a la cárcel en Israel por pertenecer a una violenta banda neonazi, porque querían celebrar el cumpleaños de Hitler en el Museo del Holocausto. El acta de acusación indicaba que los ocho adolescentes tenían previsto celebrar una ceremonia en el Museo del Holocausto (Yad Vashem) para celebrar el cumpleaños de Adolf Hitler y "jurarle fidelidad y prometer preservar la raza blanca hasta su última gota de sangre". En la sentencia, el juez Zvi Gurfinkel aseguraba que los jóvenes habían realizado "acciones horribles que ningún judío puede aceptar". Otros casos de neonazis judíos se habían estado dando en el mismo Tel Avi (Israel), como también en Petaj Tikva en la que desconocidos pintaran en una sinagoga cruces gamadas nazis y el nombre de Adolf Hitler. Pedro Pablo recordaba de sus tiempos de muchacho la lectura de la novela Éxodo, de León Uris, novela que había leído por recomendación de una amiga. Por esos mismos tiempos también había leído “Holocausto”, de Gerald Green, para completar la inquietud de la novela anterior. Y así recordaba un nombre clave de entre los judíos y era el de David Ben-Gurión (David Grün), quien fuera el primer Ministro de Israel. De esa misma novela recordaba palabras como “sionismo”, “ghetto” y otras para identificar propiamente a los judíos. El sionismo nace desde Theodor Herzl, y tenía como propósito la creación del Estado de Israel y no es otra cosa que "nacionalismo en la diáspora", es decir, el retorno de los judíos dispersos por el mundo desde el año 70 de nuestra era, hacia la tierra prometida. Pedro Pablo recordaba de esa novela el desengaño de los propios judíos a su regreso cuando en boca del propio Uris dice que ¿esa era la tal tierra prometida, en
34

debajo de la matica…

donde todo era desierto y lejanía?. Tal vez en los tiempos en que Uris había escrito esa novela, para la que había recogido vivencias de judíos que habían sido los pioneros, ya que los tiempos eran mejores para los judíos en la actualidad. El Sionismo toma su origen del Monte Sión, una montaña cerca de Jerusalén y hace referencia a la ciudad de David, y es uno de los términos para referirse en la propia Biblia a Jerusalén. Aunque a veces se utilizaba el término "sionismo" peyorativamente para justificar los ataques contra los judíos. Según los historiadores Walter Laqueur, Howard Sachar y Jack Fischel, entre otros, la etiqueta de "sionista" también se usaba como un eufemismo para los judíos, en general, por los defensores del antisemitismo; es decir, era una palabra para identificar a los judíos en la campaña anti-judía, en los famosos “progroms” que eran los ataques violentos, sobre todo en Rusia primero y después en Alemania y Polonia, contra los judíos, convirtiéndose en verdaderas masacres, como por ejemplo, la famosa Kristallnacht (la “noche de vidrios rotos”), en Alemania el 9 y 10 de noviembre de 1938, siendo este el primer acto de violencia masiva contra la comunidad judía alemana, en plena segunda Guerra Mundial. Aunque no solamente en plena guerra, sino después, como en el caso de Kielce, Polonia, en 1946, en la que una muchedumbre de residentes locales atacó judíos después que rumores falsos se difundieron que los judíos estaban usando la sangre de niños cristianos para rituales. La novela de León Uris era importante para Pedro Pablo porque le había dado los primeros elementos para comprender la realidad de la guerra en el Medio Oriente, que tiene sus orígenes en la resolución de la ONU en la creación del Nuevo Estado de Israel, de manera oficial con la Resolución 181 ya que en la declaración Balfour en 1917 se habían dado los primeros pasos.
35

debajo de la matica…

Theodor Herzl, el padre del sionismo en el mundo, sostenía que los judíos eran primordialmente un grupo nacional, como cualquier otra nacionalidad, y no un grupo religioso, como los musulmanes o los católicos y que, como tal, tenía derecho a crear su propio Estado en su territorio histórico, Eretz Israel, ("Tierra de Israel"), como la “tierra prometida”. La idea de volver al propio Medio Oriente fue creciendo con el tiempo y la idea de crear unas colonias como escapes de la Rusia zarista, por ejemplo, fueron perdiendo importancia, como en los casos que presentaban en la opción de crear ya en Argentina, Kenia o Africa Oriental Británica, este último conocido como «proyecto Uganda»; entonces, fue creciendo la convicción de la necesidad de crear el propio Estado judío en la propia Palestina, aunado a la creciente migración de jóvenes hacia ella, las llamadas Aliyá, término utilizado para llamar a la inmigración judía a la Tierra de Israel. La palabra aliyá significa "peregrinaje", por el efecto de la subida a Jerusalén durante los peregrinajes prescritos para las festividades de Pésaj, Shavuot y Sucot, fiestas recordatorias y conmemorativas de fechas importantes como la salida de Egipto (Pésaj) o la entrega de la Torá por parte de Dios a Moisés, en el Monte Sinaí (Shavuot); y la conmemoración del tiempo en el desierto con sus viscitudes, llamada «Fiesta de las Cabañas» o «de los Tabernáculos» (Sucot). El propio David Be-Gurión se instaló en Palestina con la finalidad de trabajar la tierra y aprender el hebreo, en la llamada segunda Aliyá, que fue probablemente la más importante e influyente de todas (olé (masculino) u olá (femenino); la acción inversa, la emigración desde Israel hacia otro territorio, o diáspora, se conoce por yeridá o "descenso". La segunda Aliyá se llevó a cabo entre 1904 y 1914, período durante el cual unos 40.000 judíos aproximadamente inmigraron a la Provincia Palestina del Imperio Otomano, en su
36

debajo de la matica…

mayoría provenientes de Rusia y Polonia. Con el propósito de trabajar la tierra y cultivarla crearon los famosos kibutz, siendo el primero el de Degania, en 1909, como una experiencia de comunidad del sionismo socialista, en los que entre otras se pretendía la centralidad del trabajo agrícola, la propiedad colectiva; el trabajo propio, es decir que para evitar la plusvalía, los miembros del kibutz debían ser los dueños de los medios de producción y también los que aportaran la fuerza de trabajo; salarios igualitarios, rotación de los puestos, decisiones democráticas, y Judaísmo secular cultural. Algunos ven en la creación de los kibutz la influencia de Leon Tolstoi, el novelista ruso autor de la novela “La guerra y la paz”, quien inspirara a Aarón David Gordon, el promotor principal de retorno a la tierra prometida y en cierta manera fundador de los famosos kibutz. La Segunda Aliyá fue determinante para crear un sistema de autodefensa, HaShomer (La Guardia), y se convirtió en el precedente para las futuras organizaciones de defensa del pueblo judío. De allí nace Haganah que sería creada en 1920, como organización paramilitar judía, cuyos miembros eran los propios integrantes de los kibutzim y moshavim, creados para defender sus territorios de los ataques árabes. Sin dejar de nombrar, por supuesto, la famosa declaración Balfour, que fue la declaración formal del gobierno británico publicada el 2 de noviembre de 1917 en el que el Reino Unido se declaraba favorable de la creación de un hogar nacional judío en el Mandato Británico de Palestina, con el consentimiento de los Estados Unidos de Norte América, por Arthur James Balfour, Secretario de Relaciones Exteriores británico. Parte del texto de la consabida y nombrada declaración decía: «El Gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este
37

debajo de la matica…

objetivo, quedando bien entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina ni los derechos y el estatuto político de que gocen los judíos en cualquier otro país.» Aunque, no fue sino después de 1930 que Gran Bretaña, volvería a replantear su apoyo al proyecto sionista, a raíz de los conflictos crecientes entre los árabes y los judíos. Pero ya se había aceptado la partición de Palestina en dos: un estado judío y el otro árabe, aceptado por los judíos, y como era lógico, rechazado por los árabes. Ahí habían comenzado todos los problemas. Ahora la pregunta era ¿por qué Gran Bretaña y qué tenía que ver Gran Bretaña en estos asuntos? Sin duda que el interés británico en el movimiento sionista estaba en el crecimiento de las empresas establecidas en las colonias británicas del sur de Asia a principios del siglo XIX, como se manifestaba en una carta del Vizconde de Palmerston, del año 1840 al sultán del Imperio Otomano, en la que le decía, que: “Sería muy importante para el sultán que sugiriese el retorno y establecimiento de los judíos en Palestina, debido a que las fortunas que ellos traerían consigo incrementarían los recursos de los dominios del sultán, y por otro lado, si los judíos vuelven bajo la invitación y el amparo del sultán, se podrían evitar futuros conflictos con Egipto y el resto de sus vecinos”. En esa misma carta Palmerston le sugiere “fervientemente” al sultán “que el gobierno turco invite a los judíos europeos a volver a Palestina”. Se le sumaba a estas fervientes sugerencias el hecho del dominio británico sobre el territorio otomano y en el año 1917 ocuparon Siria y Palestina para lograr con el Tratado de Sèvres, Francia, en el año 1920, la repartición del territorio otormano, en el que Mosul, Palestina y Transjordania pasaban a administración británica, entre otras reparticiones como a Francia, por ejemplo. Más tarde en la Conferencia de San Remo (Italia), celebrada por los "Aliados" de la Primera
38

debajo de la matica…

Guerra Mundial, se ratificaron y legalizaron los repartos territoriales previamente acordados entre Francia y el Reino Unido en el anterior Tratado de Versalles. De esa manera Palestina, que quedaba desligada de Siria en confirmación a los compromisos acordados en la Declaración Balfour, pasó a estar bajo mandato británico, al igual que Transjordania, que era separada artificialmente del resto del territorio. El territorio de Palestina incluía lo que más tarde sería el Estado de Israel, la franja de Gaza, Cisjordania, parte de los Altos del Golán y el Reino de Jordania. Ya Tel-Aviv había sido establecida en 1906 y fundada en 1909 y significa “La Colina de la Primavera”. No es sino hasta el 14 de mayo de 1948, cuando David Ben-Gurión, en Tel Aviv leyó la declaración de independencia del Estado de Israel, el mismo día en que finalizó el mandato Británico de Palestina, después de algunas reparticiones previas con Palestina y creado el conflicto árabe-israelí y haber sacado ventajas políticas y territoriales, por supuesto. Desde ahí se inician las confrontaciones pues siete Estados árabes comienzan la guerra contra Israel, siendo ellos Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Iraq, Arabia Saudita y Yemen, siendo así el comienzo de la Guerra de Independencia de Israel y el desastre de Palestina, como es llamado por los árabes palestinos, la Nakba. Era de suponer que los árabes no aceptarían la resolución 181 de la ONU. A Pedro Pablo le había impactado de manera bonita y orgullosa cuando en la novela de León Uris había visto que aparecía Venezuela firmando la resolución 181 de la ONU. De hecho, los países que firmaban a favor de la resolución eran Australia, Bélgica, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Costa Rica, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, Islandia, Liberia, Luxemburgo,
39

debajo de la matica…

Nueva Zelandia, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Suecia, Sudáfrica, URSS, Ucrania, Uruguay y Venezuela, que representaban el 58% del total. Como era de suponerse había países que se oponían, además de los países árabes, y eran Afganistán, Arabia Saudí, Cuba (bajo la presidencia de Ramón Grau San Martín), Egipto, Grecia, India, Irán, Iraq, Líbano, Pakistán, Siria, Turquía y Yemen, llegando al 23% de la totalidad. Los países que se abstuvieron fueron Argentina, Colombia, Chile, China, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Reino Unido y Yugoslavia, representado el 18%. El 25 de enero de 1949, aún sin haber concluido la guerra, tuvieron lugar las primeras elecciones al parlamento israelí, la Knéset, de las cuales Ben-Gurión surgió electo como Primer ministro, ocupando asimismo el cargo de ministro de Defensa. David Ben-Gurión con su espíritu visionario le llevó a abrir de par en par las puertas de la inmigración judía al nuevo estado, aun cuando no existían las condiciones para vivir, y es aquí donde se podría encuadrar de hecho la novela Éxodo, de León Uris, que no es otra cosa que la presentación de manera novelada la aplicación de la Ley del Retorno de 1950, que garantizaba a cualquier judío del mundo su derecho a inmigrar a Israel, establecerse allí y obtener casi sin trabas la ciudadanía israelí; se le sumaba a este hecho la resolución 194 de la ONU, en la que se resolvía la expulsión forzada de centenares de miles de palestinos y permitir a los refugiados que lo deseen regresar a sus hogares lo más pronto posible y vivir en paz con sus vecinos, y que se deben pagar indemnizaciones a título de compensación por los bienes de aquellos que decidan no regresar a sus hogares y por todos los bienes que hayan sido perdidos o dañado, en virtud de los principios del derecho internacional o en equidad, esta pérdida o este daño debe ser reparado por los gobiernos o autoridades responsables". Más
40

debajo de la matica…

tarde, el 10 de septiembre de 1952, David Ben-Gurión firmó con el Canciller de Alemania Occidental, Konrad Adenauer, un controvertido acuerdo de indemnizaciones y rentas alemanas, como retribución inicial y parcial por los bienes confiscados y por los trabajos forzados perpetrados por la Alemania nazi en contra de los judíos. Y así los judíos comenzaron a sacar provecho y entonces de victimas pasan a ser usuarios y benefactores, en donde la tan usada palabra “holocausto” no era otra cosa más que un recordatorio de la masacre judía en su propio beneficio. Tal vez la conciencia alemana de haber ido en contra de la humanidad, delitos de lesa humanidad, se convertía en el punto débil para Alemania y otros países y el punto fuerte para los judíos. Eso conllevaba la creación de un poderío económico con todo lo que esa realidad suponía: poderío militar del que es evidente en los actuales momentos de la historia. Los judíos han contado para ello, como material de propaganda subliminal, el cine y el arte en todas sus manifestaciones, logrando, así, ser los dominadores del mundo. El cine definitivamente les ha permitido extender ese sentimiento de compasión hacia los judíos y de rechazo hacia sus opresores, por ejemplo en las películas “La vida es bella”(dirigida por Roberto Benigni), las películas de Spielberg, con La lista de Schindler, sin dejar de nombrar sus producciones, como Poltergeist, Los Picapiedra, Casper, Men in Black, Deep Impact y La Máscara del Zorro, El mundo perdido: Parque Jurásico, Salvar al soldado Ryan, Inteligencia Artificial, La terminal, Tiburón, Indiana Jones (o en busca del arca perdida, y en su trama se describe la hazaña del arqueólogo Indiana al evitar que los nazis se vuelvan "invencibles"; para impedirlo, debe encontrar la legendaria Arca de la Alianza que las tropas, guiadas por su enemigo René Belloq, están buscando sigilosamente), y una lista larga, ya como director en unas, como guionista en otras, productor y
41

debajo de la matica…

actor; y sin poder pasar por alto también algunas series de dibujos animados de su autoría, como Las aventuras de los Tiny Toons, Fenomenoide, Pinky y Cerebro y Animaniacs. Parece vano citar esas producciones pero está latente la misma idea, de manera subliminal, logrado aparentemente en distracción como en el caso de la serie Pinky y Cerebro, en donde la idea es el dominio del mundo. ¿No es, acaso, la constante de esa serie cuando Pinky le pregunta a Cerebro que “qué haremos mañana”, y la respuesta de Cerebro: lo que siempre hacemos todos los días: “tratar de conquistar el mundo, Pinky”? Otras series o películas de autores judíos como Spiderman, los superhéroes (la lucha de los buenos contra los malos), Superman, creado Joe Shuster y Jerry Siegel; Batman, Bob Kane y Bill Finger; The Spirit, por Will Eisner; los cuatro fantásticos, Hulk, X-Men, creado por Jack Kirby; Capitán America, por Joe Simon y Stan Lee. Sobre estas creaciones de entretenimiento según Danny Fingeroth en su libro Disguised as Clark Kent: Jews, Comics and the Creation of the Superhero, dice que la propia figura del superhéroe tendría claros paralelismos con la típica caricatura del judío: un ser simultáneamente débil (en su “identidad secreta”) y capaz al mismo tiempo de controlar el mundo. La identidad secreta sería por tanto la forma en que los judíos reafirmaban su fuerza individual y su deseo desinteresado de hacer el bien, siempre, por supuesto, de un modo subconsciente. A un nivel metafórico más amplio, tendría también que ver con el deseo que todos tenemos de demostrar al mundo de que somos más de lo que parecemos. Algunos han llegado a encontrar mensaje subliminal en la propia “S” del traje de superman al hacer referencia a S de Sionismo, aunque Superman no es judío, según aclaraba la responsable de la exposición, Anne Hélène Hoog, en una exposición en el Museo de Arte e Historia del Judaísmo en París. En todo caso, ¿será esa la filosofía de
42

debajo de la matica…

comportamiento y el patrón de los judíos y transmitidas entre ellos y bien entendida por ellos mismos sin que no demos cuenta los que no somos judíos? Un judío, Yehuda Ribco, al contestarle una correspondencia a Carlos L. sobre una consulta sobre el nombre de Superman en la película del mismo nombre: “aunque no soy judío- decía la consulta de Carlos L. me despertó la curiosidad encontrarme con dos palabras, que quizá podrían ser nombres. La idea es que usted me ayude a aclarar de qué se trata o cuál es su significado: Kal-El y JorEl...Sólo sé que bíblicamente "El" significa Dios. - ¿qué influencia tuvo el judaísmo, si usted lo sabe por supuesto, en la creación de la historia y especialmente del personaje?”; y Yehuda Ribco, le respondía a Carlos L., analizando la película de Superman y la asociaba con la realidad judía y decía, entre cosas, que Superman no es otra cosa que un judío que vive en el exilio, la diáspora. Su patria fue destruida en un inmenso cataclismo. Su padre era un erudito que advirtió el inminente desastre, pero nadie lo tomó en cuenta, tal como aconteció con los profetas que anunciaron la caída de Israel y Yehudá pero no fueron escuchados. Ama a su patria de adopción pero no por eso desdeña su patria de origen. Trabajó la tierra pero escogió un ofició que lo vincula con las letras, tal como el pueblo judío era campestre pero siempre unido al Libro. Es un extranjero que cuando oculta su identidad es débil y apocado, pero cuando actúa de acuerdo a su esencia auténtica es súper poderoso. Está para servir al prójimo sin pedir nada a cambio. La justicia y el servicio son sus objetivos. Todos lo quieren pero nadie lo conoce realmente. Los villanos lo odian de corazón y no descansan en su afán para exterminarlo. Cuando está cerca de ciertos elementos que le son impuros, pierde su poder "especial". Es más fuerte que un tren, más rápido que una bala, salta los edificios más altos para servir a la noble causa. Solo podía hacer mucho bien, pero prefirió juntarse con otros como
43

debajo de la matica…

él para crear una verdadera Liga de la Justicia y así multiplicar en mucho el servicio que brindaba gratuitamente a su prójimo. Tuvo varios "copiones" pero ninguno es como él. Nació de la mente de un adolescente judío en 1933 y su meta era proteger a los indefensos, precisamente en la era del comienzo del auge de Hitler y su imperio del mal. Su nombre puede querer decir en hebreo "Todo es de Dios".El nombre de su padre puede querer decir en hebreo "Hoyo de Dios". Se salvó como Moshé de la destrucción, en un arca, en su casco espacial. O puede también equipararse a los Kindertransports, el salvataje de miles de niños judíos de zonas afectadas por los nazis que fueron refugiados en Gran Bretaña. Trajo de los cielos la redención de la tiranía, el mal, la injusticia, la opresión. A pesar de su doble identidad, es un hombre sincero, pues... ¿quién se atreve a usar sus calzones por fuera de sus ropas? Ese era el análisis que hacía Yehuda Ribco del contenido subliminal de la película de Superman. En la actualidad también directores como Alfred Gough y Miles Millar con las producciones como “La momia: la tumba del emperador Dragón”, “Smallville”, y un sin fin de producciones más. Sin embargo, no se podía descartar la posibilidad de andar buscando brujas donde no las hay, y de encontrar mensajes más allá, con doble intencionalidad; pero, tampoco se trataba de negar que también era posible. En cuanto a las películas de Woody Allen, a Pedro Pablo siempre le habían llamado la atención y se tenía una promesa de comprar todas sus películas en las ventas de cd. No había tenido la oportunidad de verlas todas y sentía la necesidad de hacerlo. Encontraba una relación que no sabía cómo explicar entre las películas de Woody Allen y Cantinflas e inclusive con Los Simpsons. Le fascinaba cómo Woody Allen presenta el psicoanálisis y todos los conflictos personales en sus películas y a pesar de ser muy serias encontraba en ellas
44

debajo de la matica…

mucho humor y una ironía inteligente. Tal vez en esto consistía la conexión que sin saberlo encontraba en ese triángulo: AllenCantinflas-Simpsons. Como también en la serie de Ally McBeall que encontraba tan fresca y profunda al mismo tiempo. Había una película que Pedro Pablo recordaba con mucho cariño, admiración y respeto por los judíos y sus costumbres y era “un violinista en el tejado” (Fiddler on the Roof), en donde el sonido del violín que toca el violinista en el tejado, cada vez en la misma película, expresaba la inestabilidad de los judíos en la Rusia zarista. Bellísima, sin la menor duda. Le fascinaba de esa película la canción “si yo fuera rico”, con la que disfrutaba un mundo, además de admirar la cultura judía. A Pedro Pablo le había llamado la atención casi al final de la novela Éxodo, de León Uris, el que el autor dijera, palabras más, palabras menos, que era sorprendente que toda esa masacre era obra de cristianos católicos, para diferenciar precisamente la etnia judía de los cristianos. Y esa afirmación le había sonado a cruel y también a reclamo, aunque pudiese verse como artimaña para dominar con el sentimiento de culpa. No dejaba de tener razón en esa crítica el autor de la novela. Es importante señalar a este punto la utilización de la palabra “etnia” aplicada en este caso a los judíos y sea válida ya que no se puede hoy por hoy hablar de raza judía o raza de tal o cual especificación, ya que la raza es una, la humana. Lo demás es tipificación en “etnias” y es muy valedero que sea esta anotación. El caso es que Pedro Pablo había quedado golpeado con la afirmación del novelista estadounidense de origen judío. Pero, no era otro recurso más del autor para indisponer religiones, a pesar de tener razón, por supuesto. Es importante precisar que los judíos fueron expulsados de su tierra de manera definitiva en el año 135 de nuestra era o después de Cristo. Ahora Pedro Pablo lograba entender un
45

debajo de la matica…

poco la diferencia de la Biblia judía que terminaba justamente con la proclamación de Ciro, Rey de Persia, con la que termina justamente la Biblia judía, y que no es otra cosa que la invitación a regresar a los judíos; luego, también estaban en una “expulsión” o dispersión; es decir, en una “diáspora”. También era necesario ubicar que los judíos han sufrido ya varas “diásporas” según se comprueba en la misma Biblia. Así el primer exilio o diáspora judía ocurrió en el año 606 a. C., cuando el rey de los babilonios, Nabucodonosor II, conquistó el Reino de Judá, destruyendo el primer templo y trasladando a los líderes judíos a Babilonia. Setenta años más tarde, el rey persa Ciro II el Grande permitió a los judíos retornar a la Tierra de Israel tras haber conquistado a los babilonios. Algunos se quedaron creando después la comunidad judía de Bagdad, hasta la creación del Nuevo Estado de Israel. El segundo exilio se produjo en el año 70 d.C. cuando el general romano Tito, futuro emperador, derrotó una revuelta judía, y destruyó el Segundo templo, y que según Josefo, el historiador judío, denunció que más de 1.000.000 de judíos fueron asesinados después de la toma de la ciudad de Jerusalén. Un mayor número de judíos fue expulsado después de que fuera aplastada la rebelión de Bar Kojba en el año 135 d.C. Los judíos, entonces, se dispersan por el mundo, pero un pequeño grupo se queda en la región de Yemen. Más tarde, en 638 d.C., los ejércitos musulmanes conquistaron la tierra de Israel, que pertenecía al Imperio Bizantino, y en 687 construyeron la Cúpula de la Roca donde había estado el Templo judío. En 1882 los yemenitas judíos se establecieron y crearon un nuevo suburbio de Jerusalén llamado Yemenite Village en Ofel, situado al sudeste de las murallas de la Ciudad Vieja en las laderas del Monte de los Olivos. Es importante señalar que si se considera la destrucción del templo de Jerusalén como la medida de cada diáspora, ciertamente, es, entonces, desde el
46

debajo de la matica…

año 70 después de Cristo, el punto histórico de la expulsión de los judíos. Sin embargo, es en el año 135 cuando los judíos fueron realmente expulsados y ya el templo había sido destruido por Tito, en el año 70. Los judíos que se dispersan, ya desde del 135, y las generaciones posteriores, por supuesto, son los que más tarde intentan volver a rescatar y crear un Estado propio en Palestina, sobre todo en Sión, y son las famosas Aliyá, lo que precisamente permite reagrupar a judíos en Palestina, como instrumento clave del sionismo en el mundo. Se cuentan las siguientes Aliyá con sus respetivos años: Primera Aliyá (1881 - 1903), Segunda Aliyá (1904 1914), Tercera Aliyá (1919 - 1923), Cuarta Aliyá (1924 1929), Quinta Aliyá (1929 - 1939). La suma de las Aliyá se llama “aliyot”. Las varias diásporas de los judíos, en conjunto, se llaman "Tfutzot". La segunda Aliyá está considerada como la más importante de todas pues en esa iba, entre otros, el propio David Ben-Gurión, y desde esa segunda se crea el primer diccionario del hebreo moderno, obra ésta de un miembro de la primera Aliyá pero que se hace realidad desde la segunda. Entre las grandes figuras del sionismo se cuentan, entre otros, a: Abraham Isaac Kook, Mordechai Anielewicz, David Ben-Gurión, Eliezer Ben Yehuda, Dov Ber Borojov, Max Brod, Nahum Goldmann, Theodor Herzl, Moses Hess, Moritz von Hirsch auf Gereuth, Zeev Jabotinsky, David Raziel, Shlomo Ben-Yosef, Uzi Narkis, Isaac Shamir, Charles Netter, Mordecai M. Noah, Leo Pinsker, Lionel Walter Rothschild, Abraham Stern, Joseph Trumpeldor, Otto Warburg, Jaim Weizmann, Albert Einstein, Menájem Beguin, Icchak Cukierman, Moshé Dayán, Simon Dubnow, Emma Lazarus, Isaac Rabin. En Venezuela, por ejemplo, la Unión Israelita de Caracas se había fundado en el año 1950, mientras en Israel se daban grandes pasos a nivel político, a apenas a dos años de la
47

debajo de la matica…

creación del Nuevo Estado de Israel en Tel-Aviv. Es importante señalar que se trataba de Tel-Aviv, como el Estado de Israel, y no Jerusalén que es políticamente Palestino, aunque haya judíos en Jerusalén(los que se habían quedado después del año 135 después de Cristo), porque tampoco se puede dejar pasar por alto que la meta y objetivo de Israel es llegar a la posesión de Jerusalén, sobre todo por lo del Templo y el muro de las lamentaciones y toda esa historia, y por la añoranza de la reconstrucción del templo. O sea que hacia allá van, tarde o temprano, porque esa es su meta completa; es decir, la reconstrucción, en este caso del tercer templo, pues ya van dos templos destruidos. Eso mismo lleva a ver los tipos de sionismos que existen aun dentro de los mismos judíos, como el Sionismo socialista, que tiene sus orígenes en la persecución de la Rusia zarista con los famosos “promos”, y rehusaron perpetuar la religión como una "mentalidad de la diáspora" entre el pueblo judío y establecieron las comunas rurales en Israel llamadas “kibutzim”, con características como una relación antagónica con el Judaísmo ortodoxo, de entre los que figuran Moisés Hess, Nahum Syrkin, Dov Ber Borojov y Aarón David Gordon, y figuras destacadas del movimiento incluyen a David Ben-Gurion y Berl Katznelson; El Sionismo revisionista, que cree en el asentamiento de la tierra y se opone al Sionismo socialista. Los revisionistas buscan mantener el tradicionalismo judío firme, como orgullo de la nación. Buscan volver al Estado judío de la antigüedad, como si el exilio no hubiera sucedido; Organización Sionista Mundial; Sionismo religioso, impulsado principalmente por el Rabino Kalisher, une los ideales de crear un Estado judío con la religión. Su ideología se resume en una frase: "El Pueblo de Israel, en la Tierra de Israel, según la Torá de Israel". Es decir regir un Estado con bases religiosas y asentarse en toda la Tierra de Israel, como lo marcaba el reinado de Salomón; y otros
48

debajo de la matica…

sionismos como el sionismo político, el sionismo religioso, el sionismo realizador, el sionismo sintético y el sionismo espiritual: propuesto por Ahad Haam, que proponía que se creara un centro espiritual en Palestina, era opuesto al de Herzl ya que separaba completamente la política de sus objetivos. Sin embargo, para algunos autores como Shlomo Sand, en su libro ¿Cuándo y cómo se inventó el pueblo judío?, sostiene que "el sionismo cambió la idea de Jerusalén, pues los lugares sagrados estaban considerados como lugares para añorar, de ninguna manera para vivir en ellos. Durante 2000 años, los judíos permanecieron lejos de Jerusalén no porque no pudiesen regresar, sino porque su religión les prohibía hacerlo hasta la llegada del mesías". Aun entre los mismos judíos hay división ya que el sionismo espiritual propone que todavía no es tiempo de regresar a la tierra prometida porque todavía no llega el Mesías esperado. Para esta llegada están preparando la famosa vaca roja (Pará Adumá) y con ello la reconstrucción del tercer templo, en la propia Jerusalén, inspirados en las Escrituras, sobre todo en Malaquías, Isaías ("Yo los traeré a mi monte sagrado y los haré felices en mi casa de oración. Yo aceptaré en mi altar sus holocaustos y sacrificios, porque mi casa será declarada casa de oración para todos los pueblos (Isaías 56:7)”). Lo de la vaca roja (Pará Adumá), o vaca bermeja, se basa en las mismas Escrituras, según Números 19:2-5, donde dice, que: "Esta es la ordenanza de la ley que Jehová ha prescrito, diciendo: Di a los hijos de Israel que te traigan una vaca bermeja (roja), perfecta, en la cual no haya falta, sobre la cual no se haya puesto yugo: Y la daréis á Eleazar el sacerdote, y él la sacará fuera del campo, y harála degollar en su presencia. Y tomará Eleazar el sacerdote de su sangre con su dedo, y rociará hacia la delantera del tabernáculo del testimonio con la sangre de ella siete veces; Y hará quemar
49

debajo de la matica…

la vaca ante sus ojos: su cuero y su carne y su sangre, con su estiércol, hará quemar." La construcción del tercer templo de Jerusalén la promueven organizaciones como The Temple Mount, Eretz Yisrael Faithful Movement, y Revava (iniciales de “Reviviendo el orgullo nacional y los valores judíos”). Pero hay un problema, pues la cima del monte está ocupada por dos construcciones sagradas musulmanas que deberían ser derribadas o trasladadas, ya que se hace imposible que existan las dos construcciones en el mismo lugar. O templo o mezquita. Es este uno de los grandes y graves problemas, tal vez, el de fondo de la guerra árabe-israelí. Problema religioso, además del territorial y geográfico, que es el que por los momentos pareciera ser. Las cosas van más allá. No solamente es un anhelo, sino que se están preparando hasta en la confección de los ornamentos que usarán los “cohanim”, casta descendiente de Aarón, sumo sacerdote en la época de Moisés. Y según otras aspiraciones harán una réplica del arpa de David, como también ya tienen una réplica de la Menorá (el candelabro de siete brazos). Y otros, como el autor del libro "The Ark Code", Barry Roffman, quien sostiene que el momento culmen de la Edad Mesiánica consistirá en el hallazgo del Arca de la Alianza una vez reconstruido el templo tras la señal inicial de la vaca roja. Dios les indicará cuándo será el momento de la construcción del tercer templo, a pesar de que ya ha habido intentos como en el año 2007, en el que “nuevo consejo del Sanhedrin”, grupos ultraortodoxos judíos intentaron sin éxito revivir literalmente el sacrifico de la Pascua judía mediante el sacrificio de un cordero en el mismo monte del Templo de Jerusalén. Esos mismos grupos llevaron también en otra oportunidad dos ovejas para el sacrificio, pero fueron desautorizados por los jefes judíos. Sin embargo, se espera que el sacrificio perfecto sea con una ternera roja, que
50

debajo de la matica…

ya tienen ubicada en una granja de Estados Unidos, en Mississipi. La ternera ya tiene nombre. Se llama Dikie. Al respecto, ¿podría ser esa la explicación del afán de ciertos científicos en la creación de clones de animales? En el año 2002, Silvia Cabib, escribió e ilustró un libro titulado El Libro de la Vaca Roja, libro infantil programado para los niños judíos de Jerusalén. Para los judíos, aún cuando resulte incomprensible según la lógica humana, se trata de un precepto divino. Así que, renunciar al razonamiento de uno y aceptar la superior sabiduría de Dios es la ley de la Torá entera, y debe abrazar todo el judaísmo; esa es la enseñanza. La mitzvá de la vaca roja, la cual ejemplifica la entrega total de la razón de uno y del yo de uno a la voluntad Divina, es así, la antítesis de la idolatría, que es el mayor pecado en la religión judía. Es mandato divino y el judío se somete al designio de Dios. Como los antiguos judíos en el Sinaí, el judío de la actualidad tiene que seguir esa misma línea y decir como ellos: “Naasé venishmá” (Nosotros haremos y entenderemos, Éxodo 24:7). Y según las mismas creencias judías, ha habido en toda la historia, solo nueve vacas rojas, desde que se dio el precepto por parte de Dios. La décima y última será preparada por el Rey Mashíaj, es decir, el Mesías que los judíos todavía están esperando. La novena vaca roja sacrificada fue en el segundo templo de Jerusalén, antes de su destrucción en el año 70 después de Cristo, y la primera vaca roja fue sacrificada por Moisés. La próxima será en el nuevo templo, el tercero, por el Mesías, y será lógicamente en Jerusalén. De allí el miedo de los palestinos ante toda tentativa de los judíos de quedarse con Jerusalén, sobre todo por el lugar donde se encuentra la mezquita de Al Aksa, el lugar donde según la tradición subió al cielo el profeta Mahoma. La mezquita está construida sobre las ruinas de los templos judíos que aparecen en la Biblia, como el de Salomón, ya que en el año 638 d.C., los ejércitos
51

debajo de la matica…

musulmanes conquistaron la tierra de Israel, que pertenecía al Imperio Bizantino, y en el año 687 construyeron la Cúpula de la Roca donde había estado el Templo judío. Los musulmanes ven en la Cúpula de la Roca el tercer lugar más sagrado para el Islam, ya que creen que desde la cima del Monte Moriah Mahoma ascendió al cielo. El edificio musulmán se construyó en tierra judía para demostrar que el Islam era la religión definitiva y para honrar la supuesta ascensión de Mahoma. Y esto crea un grave problema porque el mismo sitio y lugar es religioso para ambas etnias, pues los judíos ortodoxos, que están a favor de la construcción del Templo, no aceptarán la Cúpula de la Roca, por tanto, o bien el Islam derrota al judaísmo o bien Israel derrota al Islam. Y este es el problema del problema. Israel se basa en que es “el pueblo escogido”. En este punto era donde Pedro Pablo se atragantaba y no lograba entender todo lo que estaba viendo y considerando, porque no le parecía para nada lógico, ni lo de la vaca roja, ni mucho menos lo de pueblo escogido por Dios, por encima de cualquier otra etnia. Justamente ahí estaba la caja de Pandora para Pedro Pablo. Los judíos, ciertamente, son una etnia muy especial, sobre todo por su desarrollo mental e intelectual, pero lo de pueblo escogido por Dios, no le cuadraba por mucho que le diera vueltas al tema. La humanidad le estará agradecida a las grandes mentes judías, pues de hecho, casi todos los adelantos en todos los campos del saber y de la experiencia, han estado pisados y trillados por mentalidad judía; pero, eso de ser pueblo escogido era otro cantar. Así lo pensaba Pedro Pablo. Y en esas andaba. Era, entonces, cuando recordaba las palabras de Simon Freud, cuando afirmaba cuestionándose que ¿por qué tenía que ser un judío ateo, o sea él mismo, el que tenía que ser el fundador del psicoanálisis? Precisamente, porque era el problema religioso, principalmente el de los judíos, lo que estaba llevando al mundo a lo que lo estaba
52

debajo de la matica…

llevando. Pedro Pablo andaba y estaba inquieto sobre estas y otras muchas cosas más. Le inquietaba saber y suponer toda la tragedia humana en caso de una guerra y un nuevo holocausto, aunque esa palabra quisieran que se usara solo para hablar de la tragedia judía en la segunda guerra mundial, como si fuese derecho exclusivo de los judíos. Las cosas estaban tan complicadas y a punto de complicarse más, dijese lo que se dijese. Holocausto era holocausto, no sólo judío. Como iban las cosas, también era propio hablar de holocausto árabe; El Líbano y Gaza eran su comprobación. Lo más triste era que los judíos fundamentaban sus aspiraciones en las Sagradas Escrituras y eso desconcertaba mucho más a Pedro Pablo. Las profecías del libro de Daniel, de Ezequiel, de Isaías y otros como Deuteronomio, eran el sustento y la base de los judíos para sostener y mantener vivas sus aspiraciones. ¿Eso será ser escogidos? Pedro Pablo no lo entendía. ¿En verdad, escogidos o auto-escogidos, o auto-considerados escogidos? ¿Por Dios? ¿Cuál Dios? Imposible de toda imposibilidad. A Pedro Pablo eso le dolía en el alma pero encontraba muchas citas en las que se basaban los judíos para sostener que es un pueblo escogido; citas como la de Isaías y otras muchas más por la misma línea de promesa-esperanza. Así se leía en Isaías: “Porque Jehová tendrá piedad de Jacob, de nuevo escogerá a Israel y lo hará reposar en su tierra. A ellos se unirán extranjeros, que se agregarán a la familia de Jacob. 2 Los pueblos los tomarán y los llevarán a su lugar, y la casa de Israel los poseerá como siervos y criadas en la tierra de Jehová. Cautivarán así a los que los cautivaron y señorearán sobre los que los oprimieron” (Isaías 14:1-2). Pero las cosas se complicaban más de lo que ya pudiesen haber estado ya que según estudios científicos los judíos son "hermanos genéticos" de palestinos, sirios y libaneses. "Todos ellos comparten una línea genética común,
53

debajo de la matica…

que se extiende hacia atrás durante miles de años", afirman los investigadores en Proceedings, la revista de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos. "Judíos y árabes son realmente hijos de Abraham, y todos ellos han preservado sus raíces genéticas de Oriente Medio por más de 4.000 años", aseguraba Harry Ostrer, director del Programa de Genética Humana de la Universidad de Nueva York. Como para complicar más las cosas realmente. Aunque viéndolo bien todos los hombres son hermanos ya que si son hijos y criaturas del mismo Dios, no hay diferencias sino creadas lamentablemente por la propia religión y otras tipificaciones históricas. Sin embargo, hay que diferencia el “sionismo” del “judaísmo” ya que son dos cosas distintas. El sionismo es el movimiento político de crear el Estado de Israel en la famosa tierra prometida; mientras que judaísmo es la vivencia religiosa con toda la herencia y creencia judía. El judaísmo se refiere a la religión o creencias, la tradición y la cultura del pueblo judío. su práctica se basa en las enseñanzas contenidas en la Torá, también llamado Pentateuco, compuesto, como su nombre lo indica por cinco libros. la fe judía es la creencia en un Dios omnisciente, omnipotente y providente, que habría creado el universo y elegido al pueblo judío para revelarle la ley contenida en los Diez Mandamientos y las prescripciones rituales de los libros tercero y cuarto de la Torá. La Torá es la fuente primera de los siete preceptos morales básicos que obligan a todo ser humano como tal («Los siete preceptos de los hijos de Noé»; Génesis 9:1-7), y de los 613 preceptos religiosos que obligan a los judíos (613 mitzvot): 365 que imponen abstenerse de acción —uno por cada día del año— y 248 preceptos que obligan positivamente a hacer —uno por cada órgano del cuerpo—. Los preceptos bíblicos son comentados, explicados, ampliados e implementados por las
54

debajo de la matica…

diferentes exégesis que plasmaron por escrito las tradiciones orales: la Mishná y el conjunto en el que ésta está incluida: el Talmud.

55

7

En Venezuela, La Unión Israelita de Caracas editaba un periódico llamado “Nuevo Mundo de Israel”, semanario al servicio de la comunidad judía de Venezuela. En ese semanario, por los momentos de los ataques de Israel a Gaza, el año 2008-2009 colocaban las razones por las que Israel atacaba, y eran las palabras de la canciller israelí Tzipi Livni, donde se decía que Israel luchaba en contra del Gobierno de terror de Hamás en la Franja de Gaza, con el objetivo de transformar la situación de seguridad de Israel, y con ello el mundo se dividía entre negociadores y extremistas. Estos son días – decía la Canciller- en los que cada uno, en la región y en el mundo, elige de qué lado estar. El verdadero conflicto es entre los elementos más extremistas y los negociadores de la región. Hamás es una organización islámica extremista; una organización que desconoce la existencia de Israel y su derecho a estar aquí; una organización que vive transmitiendo el miedo y el odio; una organización que recibe apoyo de Irán y Siria, en dinero, armamento y entrenamiento; una organización terrorista. Hamás, que gobierna Gaza, se resiste a aceptar las tres condiciones: 1. Reconocimiento de Israel; 2. Renunciar al terror; y 3. Reconocimiento de los acuerdos previos. Mantenemos el poder en nuestras manos y eso es lo que estamos haciendo hoy. Israel es blanco de ataques, desde Gaza, desde los últimos ocho años. Hicimos todo para evitar el deterioro.Acordamos la tregua que fue violada por Hamás. Hamás es el responsable de violar la tregua y son responsables, también, aquellos que lo apoyan, lo ayudan y le brindan

debajo de la matica…

refugio. Hoy todos pagan el precio.Israel debe defenderse de cualquier intento de ser atacado en su soberanía, en la tranquilidad de sus pobladores y en la seguridad de sus ciudadanos. Hamás es una organización terrorista. Israel actúa contra Hamás y no contra su población. Israel reitera —a todo aquel que argumenta sobre la población— que se dirije al responsable directo de la situación, a Hamás, que lo tiene como rehén. Israel hizo todo para evitar este momento de acción, pero el tiempo llegó. Lo hacemos para lograr un cambio.Es cierto: las imágenes de televisión del mundo despiertan una opinión pública muy dura y contraria a Israel. Lo lamentamos. Es cierto que quien resuelve se encuentra influido por la opinión pública y la comunicación, a pesar de saber cuál es la verdad y cómo actuarían en una situación similar.La lucha es contra Hamás y sus socios.Cada uno debe optar. La elección no es entre los que apoyan a los árabes y los que apoyan a los judíos. El lado correcto es el del Estado de Israel junto a todos los elementos negociadores de la región, incluido el sector del público palestino y del mundo árabe, o el lado del terror extremo.No hay lado intermedio. La carta, ciertamente, era más larga pero era, más o menos, lo que transmitía al mundo, pero, sobre todo al ejército de Israel al que le agradecía su fidelidad a los propósitos y objetivos del ataque contra Gaza. Se trataba de optar, según las palabras de la Ministro de Israel. O se estaba a favor de Israel, con el consabido discurso de la paz, o se estaba en contra. Y estar en contra era declararse terrorista. Así, sin más. Pedro Pablo muy atento a estas noticias y a otras muchas había leído con atención las palabras de la Ministro judía y no podía dejar de quedar confundido. Casi se convierte en sionista, tampoco era que fuera un antisemita, pero se hallaba confundido con lo bien desarrollada de la carta.
57

8

Pedro Pablo conversaba todo este escenario, a su manera, con el boxeador debajo de la matica que quedaba al lado de la puerta secundaria del cementerio de la ciudad. Se les veía imbuidos en el tema. Aportaban los elementos que tenían a la mano. Las noticias sobre el Medio Oriente no paraban. En algunos periódicos regionales las noticias no pasaban de un cuarto de página cuando mucho y no ahondaban la problemática. Había que acudir a la televisión para buscar información que tampoco era gran cosa. Sólo las televisoras especializadas en noticias internacionales daban un poco más de información. Sin embargo, Pedro Pablo se las arreglaba para estar informado como lo estaba. Al boxeador le gustaba conversar con Pedro Pablo por el caudal de información que tenía. Por la otra parte, en contraparte de los judíos, estaban los árabes a quienes les hacían la guerra y quienes desde 1948, apenas proclamada la declaración del Nuevo Estado de Israel, un día antes de la extinción del mandato británico sobre Palestina, se habían declarado las hostilidades, como era de esperarse. Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Iraq, Arabia Saudita y Yemen, se oponían, comenzando así la Nakba, es decir, el desastre para los árabes. En el caso concreto de finales de diciembre de 2008 y principios de enero de 2009, la guerra contra Gaza, no era otra cosa que la no aceptación de los judíos de la victoria de Hamas (Movimiento de Resistencia Islámico), que es una organización nacionalista islamista sunní palestina que tiene como objeto el establecimiento de un estado islámico en la región histórica de Palestina, que comprende el Estado de

debajo de la matica…

Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza, con capital en Jerusalén. Hamás había sido fundada por el jeque Ahmed Yasín en 1987, durante el curso de la primera Intifada, emitiendo su primer comunicado en diciembre de 1987, en el que decía que la Intifada de nuestro pueblo rechaza la ocupación y sus presiones, la confiscación de la tierra, la construcción de asentamientos y la política de sometimiento de los sionistas. El Islam es la solución y la alternativa. Nuestro pueblo conoce el camino del sacrificio y el martirio. Haced que entiendan que la violencia no engendra más que violencia, que la muerte no trae más que muerte. Hamas se opone a los acuerdos de paz de Oslo y su objetivo en el corto plazo es el retiro israelí de los territorios ocupados. Hamas no reconoce el derecho de Israel a existir. Su objetivo a largo plazo es el establecimiento de un Estado islámico en la tierra originalmente conocida como Palestina, la mayoría de la cual está dentro de las fronteras de Israel desde su creación en 1948. La organización está formada por un ala política y otra militar. Tiene un número no determinado de miembros en un núcleo considerado "duro" y decenas de miles de seguidores entre los palestinos. Su ala política es la encargada de construir escuelas y hospitales en Cisjordania en la Franja de Gaza y en brindar ayuda a la comunidad en asuntos sociales o religiosos. Su ala militar, las brigadas Izzedine al-Qassam, es la encargada de los ataques contra Israel. El problema de Hamas a nivel internacional es que había sido declarada una organización terrorista por la Unión Europea, los Estados Unidos, Israel, Japón, Canadá y Australia. En parte porque las Brigadas de Izz ad-Din al-Qassam, que formaban parte de Hamás, realizabann ataques contra objetivos civiles mediante atentados. En el 2002, la organización humanitaria Human Rights Watch había acusado a Hamás de cometer crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.
59

debajo de la matica…

Ante esa clasificación y calificación Pedro Pablo se hallaba un poco más perturbado al mirar las noticias y al comprender, no del todo, pero al menos un poco, el desbalance de la situación, ya que consideraba que la defensa de los árabes era más que legítima. ¿Cómo calificaría la Human Rights Watch la situación actual de invasión y atropello de los judíos en el caso de la guerra 2008-2009 contra Gaza? A lo mejor los judíos habían estado de picnic en Gaza por esos días, y sonaba a ironía pura esa afirmación, pero ¿cómo se explicaba lo que se evidenciaba por esos días y que era denominada Operación Plomo Fundido, por parte de los judíos? Intifada, Intefadah o Intifadah significa "agitación”, levantamiento", y es el nombre popular de dos campañas de los palestinos de Cisjordania y la franja de Gaza contra el Estado de Israel y en defensa de los territorios árabes como sus territorios. La Primera Intifada empezó en 1987 con la famosa "Guerra de las piedras". De hecho cuando se ven o se veían las noticias en la televisión sobre el Medio Oriente, se veía la gran desproporción de los árabes atacando con piedras y palos a los tanques de guerra de los judíos, no solamente en ese año de 1987, sino siempre, aún en los últimos ataques, también en Gaza. La primera Intimada se cierra con los Acuerdos de Oslo, firmado entre Isaac Rabin, Bill Clinton y Yasser Arafat, el 13 de septiembre de 1993, a través del gobierno noruego. En ese acuerdo Cisjordania y Gaza fueron divididas en tres áreas, en las que el área A estaría bajo completo control palestino, el área B bajo control civil palestino y control militar judío, y el área C bajo total control israelí o judío. Con ello se daba cumplimiento a la resolución 242 del consejo de las Naciones Unidas, del 22 de noviembre del año 1967, en el que se pedía el retiro de las fuerzas armadas israelíes de territorios que ocuparon durante el reciente conflicto; la terminación de todas las situaciones de beligerancia o alegaciones de su existencia, y
60

debajo de la matica…

respeto y reconocimiento de la soberanía, integridad territorial e independencia política de todos los Estados de la zona y su derecho a vivir en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas y libres de amenazas o actos de fuerza. Se afirmaba en esa misma resolución la necesidad de: a) garantizar la libertad de navegación por las vías internacionales de navegación de la zona; b) lograr una solución justa del problema de los refugiados; c) garantizar la inviolabilidad territorial e independencia política de todos los Estados de la zona, adoptando medidas que incluyan la creación de zonas desmilitarizadas. La Segunda Intifada, o Intifada Al-Aqsa, se había iniciado a partir del 29 de septiembre de 2000 en los territorios palestinos hasta febrero del 2005, y se inició a raíz de una visita a ese lugar del entonces líder de la oposición israelí, Ariel Sharón, y originó una ola de protestas por todo el mundo musulmán. Haram Al-Sharif -El Noble Santuario-, es para el Islam su tercer lugar más sagrado después de La Meca y Medina, y para los palestinos el corazón espiritual de sus reivindicaciones políticas de un estado independiente.

61

9

Pedro Pablo y el boxeador se emocionaban conversando sobre la situación mundial, sobre todo, con las noticias del Medio Oriente. Las noticias eran que en Gaza estaba sucediendo realmente una masacre. Se anunciaba la retirada del ejército de Israel antes de la toma de posesión del nuevo presidente de USA que estaba por darse en esos mismos días. Llevaban a enterrar a un muerto en esa mañana. La Iglesia quedaba en todo el frente del cementerio por el lado de la puerta secundaria donde estaba la matica donde se reunía el grupo. Los estilos de los entierros eran variados y para todos los gustos. Cuando el muerto había sido de mal comportamiento y sobre todo joven lo llevaban con música. Lo curioso era que los que iban en la caminata fúnebre sabían las cualidades sociales que había tenido el que llevaban a enterrar, y con todo y todo, se sumaban a la fiesta que llevaban a la hora de su sepultura. Cuando era malandro o antisocial, como se solía clasificar a ese tipo de comportamiento, la fiesta musical era mejor que un carnaval de ciudad. La gente bailaba al muerto y el ataúd se movía al compás de la música. Si quienes llevaban al muerto eran mujeres la bailada era más variada y divertida. Muchas veces a esa algarabía la acompañaban con algunos tiros al aire en honor al muerto. La ciudad era un caos cuando había un entierro de esas condiciones. La ciudad estaba sometida a los caprichos de los entierros. Los que iban en carro en sus propias ocupaciones tenían que esperar hasta dos horas para poder avanzar ya que la ciudad y las calles colapsaban literalmente. Y sin poder hacer nada. La ciudad estaba bajo el

debajo de la matica…

poder de la gente de los barrios a la hora de los entierros. Los motorizados que acompañaban los entierros hacían sus exhibiciones de acrobacia subiendo las aceras y parando en una sola rueda sus motos haciendo el caballito, y todo era un estruendo de motores de todos los calibres y cilindradas. Nadie podía hacer nada sino esperar y pasar ratos realmente amargos, además de llegar tarde a los sitios a donde iba o a comprar o a cualquier otra actividad personal. Lo que se podía hacer era decir algunas palabrotas y darle duro al volante, pero, aún así la corte fúnebre que iba por todo el medio de la calle no avanzaba, sino que bailaban más llevando al muerto en hombros. Se le sumaba a ese espectáculo los autobuses interurbanos que eran una calamidad al atravesarse donde y como podían sin el más mínimo sentido del sentido común. La ciudad se convertía en un caos. Para los que no cambiaba en nada era para el grupo que estaba debajo de la matica ensimismado en su realidad. No iban para ningún lado. Ya estaban en él. No tenían apuro. Tampoco les convenía tenerlo porque eso significaría que se acabaría más rápido la botellita de turno. Así como iban siempre era bueno para ellos. La guerra en el Medio Oriente también los tenía sin cuidado, por lo menos, a la gran mayoría del grupo. Tampoco para Pedro Pablo y el boxeador, porque en nada iba a cambiar esa otra situación, aunque hablaran del tema. Mucho menos que en USA cambiasen de presidente y pusiesen a uno de más acá o a otro de más allá con tal o cual inclinación. Lo importante era que no le quitaran la matica donde se reunían y les daba sombra, como tampoco que les faltara la o las botellitas de cada día. Lo demás estaba pero no era de su incumbencia. Si venía la comanche, mejor, porque sería más prolongada la estadía debajo de la matica. Todo lo demás estaba muy bien.
63

debajo de la matica…

10 El cese al fuego en el Medio Oriente era un hecho. Quedaban las consecuencias. Gaza, destruida. Hamas proclamando la victoria con la resistencia a pesar de todo. Israel aparentemente vencedor pero vencido al mismo tiempo ya que la opinión pública estaba en su contra. Así, por ejemplo, Activistas israelíes de Derechos Humanos habían creado una página web en la que pedían la detención de altos cargos del Gobierno israelí, entre ellos del primer ministro, Ehud Olmert, de la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, y del ministro de Defensa, Ehud Barak, del Viceprimer ministro de Defensa Matan Vilnai, del Ministro Internacional de Seguridad, Avraham Dichter , Fuerzas Armadas Jefe de Estado Mayor Gabi Ashkenzi, por crímenes de guerra con motivo de la operación israelí en la Franja de Gaza. Asimismo, se pedía el arresto de fuerzas de los altos cargos de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF, por sus siglas en inglés). Los ataques y medidas tomadas por Israel en Gaza era considerada una violación de la Cuarta Convención de Ginebra. Los Convenios de Ginebra son el intento de normalizar el Derecho Internacional Humanitario, fruto de los esfuerzos de Jean Henri Dunant, premio Nobel de la paz en 1901, y son cuatro los Convenios: el de 1864, que comprende el Convenio de Ginebra para el mejoramiento de la suerte que corren los militares heridos en los ejércitos en campaña; el de 1906, que comprende el Convenio de Ginebra para el mejoramiento de la suerte de los militares heridos en los ejércitos en campaña; el de 1929, que comprende: Convenio de Ginebra para mejorar la suerte de los heridos y enfermos de los ejércitos en campaña y
64

debajo de la matica…

el Convenio de Ginebra relativo al trato de los prisioneros de guerra; el de 1949, que comprende 4 convenios aprobados por la Conferencia Diplomática para Elaborar Convenios Internacionales a proteger a las víctimas de la guerra. Entró en vigor el 21 de octubre de 1950 y contiene cuatro convenios, que son: el Convenio de Ginebra para aliviar la suerte que corren los heridos y enfermos de las Fuerzas Armadas en Campaña; el Convenio de Ginebra para aliviar la suerte que corren los heridos, los enfermos y los náufragos de las Fuerzas Armadas en el Mar; el Convenio de Ginebra relativo al trato debido a los prisioneros de guerra; y el Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra. En el año 1977, se anexan dos protocolos más a la Cuarta Convención de Ginebra: relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales (Protocolo I), y relativo a la protección de las víctimas de los conflictos armados sin carácter internacional (Protocolo II). Henri Dunant es el inspirador y creador en cierta manera con su libro "Recuerdo de Solferino" (sobre la batalla de Solferino, Italia), tanto de la Cruz Roja, en el año 1863, como del Primer Convenio de Ginebra. Sobre todo con este último se comprometían a proteger a los militares heridos en campaña, al carácter neutral y protección del personal Sanitario y de los hospitales militares, a la adopción del emblema de la Cruz Roja sobre fondo blanco como símbolo protector, al establecimiento de un comité permanente que se denominó "Comité Internacional de la Cruz Roja", y a la promoción internacional de Sociedades de Socorro. La Cruz Roja Internacional la componen las siguientes organizaciones humanitarias: el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR); la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y las 186 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. Y usan La Cruz Roja
65

debajo de la matica…

como emblema, junto con la Media Luna Roja y el Cristal Rojo sobre fondo blanco. Los judíos no se sentían cómodos al utilizar estos símbolos y quisieron utilizar la Estrella de David Roja, pero es un símbolo que no ha sido reconocido oficialmente por el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja), motivo por el que Israel no forma parte del Movimiento. El Cristal Rojo se aprobó como un tercer emblema, el 8 de diciembre de 2005, para evitar precisamente la disputa judía. Existió también como emblema del león y sol rojo propuesto por Persia, pero ya no se usa, sino la media luna roja. Las funciones de la Cruz Roja son, entre otras, la de servicio de asistencia extra-hospitalaria con ambulancias, campañas de recolección de ropa, juguetes y alimentos policlínica médica y odontología, apoyo en tareas domiciliarias a niños de distintas escuelas, donación de muletas, sillas de ruedas, etc., campañas de prevención, mensajes a familiares y mensajes de buena salud, reunificación de Familias, entrega de Socorros, búsqueda de Personas y solicitud de Medicamentos. Debe prevalecer el sentido de humanidad, de universalidad, de imparcialidad, de neutralidad, de independencia, entre otras características, como la del voluntariado, es decir, que no reciben dinero o sueldo alguno los que lo integran. Como curiosidad y como referencia puede hablarse también de la La Cruz Negra Anarquista (CNA), que es una organización a nivel mundial de grupos, autónomos e informales, que promueve la libertad de los presos políticos, anarquistas y no anarquistas. Esta organización humanitaria internacional además se propone la abolición de los sistemas penitenciarios apoyando diversas alternativas a las cárceles, como un sistema de indemnizaciones y compesaciones materiales o trabajos comunitarios. Su símbolo es una cruz negra con un puño cerrado hacia la parte superior horizontal de la cruz. Pero no cuenta ni entra en la Asociación Internacional de la Cruz Roja.
66

debajo de la matica…

El caso es que en Gaza el grado de destrucción es aterrador, según el delegado del CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja), Jérome Giraud. Lo de Gaza podría considerarse como un segundo holocausto. Los datos que reportaba de la OMS (Organización Mundial de la Salud) era de 1.300 muertos, de ellas 410 menores y 104 mujeres y han resultado heridas 5.300, de las cuales 1.855 son menores y 795 mujeres. En todo caso, los judíos no aceptaban ni reconocían el uso de armas prohibidas en esos ataques, como las bombas de fósforo blanco e inclusive bombas con uranio empobrecido. Así se desprendía de algunas noticias internacionales como la BBC de Londres que entrevistaba al portavoz de la cancillería israelí, Yigal Palmor, quien alegaba que se presentaran pruebas y ninguna institución internacional con credibilidad como el Comité Internacional de la Cruz Roja había dicho que hubiera pruebas; así que no las hay", afirmaba. Comenzaba a acusar por un lado y a desmentir por otra. Mientras tanto el presidente de USA cambiaba. Con toda seguridad cambiarían muchas cosas. Esa era la esperanza. Asimismo Israel se retiraba justo un día antes del cambio del presidente de USA. Eso dejaba en la palestra de la discusión muchas cosas.

67

11

Según las mismas palabras de la canciller israelí Tzipi Livni había que tomar partido, o a su favor o en contra. Si no se estaba a favor de Israel se era ya considerado un terrorista. Venezuela, sin embargo, había tomado partido y había expulsado al embajador israelí de Venezuela, Shlomo Cohén y a parte de su personal diplomático, mediante un comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores del 6 de enero de 2009. El comunicado señalaba que el “el pueblo de Venezuela manifiesta su solidaridad irrestricta con el heroico pueblo palestino, comulga en el dolor que embarga a miles de familias por la pérdida de seres queridos, y les tiende la mano al afirmar que el Gobierno venezolano no descansará hasta ver severamente castigados a los responsables de estos crímenes atroces”. Esta postura de Venezuela también había sido mantenida por el embajador de Venezuela ante la ONU, donde se ratificaba que "dada la utilización reiterada del terrorismo de Estado por parte de Israel y ante la renuencia de su Gobierno de acatar la Resolución 1860 del Consejo de Seguridad, Venezuela en concordancia con los principios de paz y solidaridad que guían su política exterior, ha decidido romper relaciones diplomáticas con Israel". Simultáneamente se colocaban en Venezuela indumentaria alusiva al mundo musulmán en señal de solidaridad, teniendo como consecuencia inmediata la división y las posturas encontradas, tanto de judíos, como es lógico, en el caso de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) que estimaba que la decisión del Gobierno venezolano había sido “desmedida, porque no tomaba en cuenta para nada la posición

debajo de la matica…

de Israel”; mientras que Hamás consideraba que la decisión de Venezuela había sido una “medida valiente” contra las “cobardes agresiones” israelíes. Por su parte, el jefe del Hezbolá chiíta libanés, Hassan Nasralá, también había llamado a los países árabes a seguir el ejemplo de Venezuela. Hezbolá significa "Partido de Dios", también escrito como Hizbullah o Hezbollah, y es una organización islamista libanesa pro-siria y pro-iraní, fundado en Irán en 1979 y en el Líbano en 1982 como respuesta a la ocupación israelí. Unos los considera terroristas y otros un grupo legítimo de resistencia. También un Obispo católico venezolano se había pronunciado al respecto y había hecho unas declaraciones a las que habían comentado la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) en su portal web, firmado por Sami Rozenbaum, lo siguiente: “con estupor hemos leído los comentarios hechos por monseñor Mario Moronta en el diario tachirense La Nación del pasado 21 de enero, donde calificó como "genocidio" y "crimen de lesa humanidad" la reciente acción militar de Israel contra el grupo terrorista Hamas en Gaza, y agregó que "no es destruyendo y haciendo genocidios como se arreglan los problemas". Israel, por su parte, Israel declaraba persona "non grata" a los dos diplomáticos que Venezuela tenía acreditados en el territorio bajo su control, y les había dado dos días de plazo para que salieran de Israel, según Yigal Palmor, portavoz de la cancillería israelí. La toma de postura de Venezuela había producido un escándalo mayúsculo, por lo menos a nivel interno. No solamente había tomado partido al tomar esa decisión diplomática, sino que había mandado ayuda humanitaria por dos veces a Gaza para los palestinos, en plena actividad bélica. Ese detalle es relevante porque era desafiar abiertamente a los judíos y a la comunidad internacional, porque era en plena actividad bélica. Bolivia también había hecho otro tanto, pero a
69

debajo de la matica…

nivel de diplomacia. Además de manifestaciones de calle en repudio al ataque de Israel a Gaza, como también algunas campañas de donación de sangre en solidaridad con pueblo palestino. En el caso de Venezuela obligaba a considerar las relaciones venezolano-israelí, que tenía su origen histórico con la creación del Comité Venezolano Pro Palestina, del año 1946, a favor del mundo hebreo en pro de la constitución de la República de Palestina, prometida por la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917. Después el canciller venezolano Aureliano Otáñez dio su consentimiento a Israel para que el embajador especial israelí ante el Gobierno de Brasil, general Antonio Shaltiel, fuera acreditado con el mismo carácter ante el Gobierno venezolano. Más tarde, el coronel Marcos Pérez Jiménez, Presidente de la República, recibió al general de brigada David Shantiel, quien en presencia de Aureliano Otánez, canciller de la República, hizo entrega de las credenciales que lo investían con el carácter de enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Israel ante nuestro Gobierno. Es en febrero de 1959 cuando Venezuela envía un representante diplomático a Israel: Rómulo Araujo. Más tarde, el primer embajador de Venezuela en Israel, Vicente Gerbasi, escribió un libro titulado Olivos de eternidad, dedicado a su experiencia israelí y traducido al hebreo por el Instituto Cultural Venezolano-Israelí. Los judíos habían llegado a tener programas de radio, como por ejemplo, Selecciones periodísticas, el programa Hora de Israel, el programa La hora cultural israelí-venezolana, programas que fueron transmitidos por la Radiodifusora Venezolana y Radio Rumbos y patrocinados por el Comité Pro Centro Venezolano-Israelí y la Agencia Judía. También programas en la radio con Amador Bendayán en programas como La Voz de la Philco, más tarde "El Bachiller y Bartolo"
70

debajo de la matica…

(formando pareja con el actor cubano Abel Barrios), "La Bodega de la esquina". Después en televisión, Amador Bendayán, tiene un programa llamado “The Amador News”, en Radio Caracas Televisión, y en el mismo canal, después, "Sábado Espectacular". Después, en Venevisión, Sábado Sensacional. También se establecieron convenios académicos entre el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y el Instituto Científico Weizmann de Israel; también con la fundación de becas Gran Mariscal de Ayacucho, Fedeagro (Federación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios) y la División de Cooperación Técnica Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores israelí. También se tradujeron al hebreo las obras escogidas de Simón Bolívar. En Venezuela la mayoría de la población judía venezolana vive en Caracas; también en Maracaibo, en Valencia, Mérida y Puerto La Cruz. Muchos judíos habían ejercido cargos importantes tanto en la cultura, ya educación, ya música, como en cargos políticos. Por ejemplo, Benjamin Scharifker, rector de la Universidad Simón Bolívar; Sofía Imber, gran periodista; Illan Chester, el mismo Amador Bendayán, Angel Rosemblat con su famosa colección de Buenas y malas palabras; y en política, Capriles Radonsky, entre otros. El caso es que Venezuela expulsaba al embajador judío de Venezuela, por una parte, y por otra, Venezuela-Teherán estrechaban relaciones a partir de los acontecimientos de la franja de Gaza, saliendo a relucir la idea de denunciar a Israel ante la Corte Penal Internacional por "los crímenes de lesa humanidad cometidos por sus líderes" durante las últimas tres semanas de ofensiva militar sobre Gaza. Podría verse esa acción como antisemitismo, pero se trataba de solidaridad con
71

debajo de la matica…

el sentido de humanidad, de la que Gaza era una prueba evidente de su antagónico. Pedro Pablo tenía algunos conocidos árabes y respetaba su cultura. También la cultura judía, a la que admiraba y en cierta manera quería, pero los acontecimientos que estaban sucediendo llevaban a tomar partido. No se podía cerrar los ojos a las noticias que se estaban viendo. No se trataba de comparar los acontecimientos sino de hacer prevalecer por sobre todas las cosas el valor de la persona humana, fuera de la etnia que fuera. Tampoco de ser xenófobo o discriminatorio o racista o antisemita o anti-árabe. Tampoco de pro y contra como polos opuestos, sino de ser firme. Se preguntaba sobre el sentido de la ONU y su vigencia. Por esos mismos día se celebraba el Día Internacional del Holocausto que se conmemora el 27 de enero en memoria de las víctimas del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial, según lo había establecido la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) el 1 de noviembre de 2005, con motivo del aniversario de la liberación del campo de exterminio de AuschwitzBirkenau.

72

12

Las cosas del mundo iban como iban. Más bien, retrocedían. Pero, también esa es una manera de ir o de andar. Y así estaban las cosas. USA estrenaba presidente y muchas cosas estaban pendientes y en un hilo de espera, para bien, se suponía. Muchos ansiaban castigos internacionales para quienes lo merecían y eso estaba por verse. La historia cambiaba o continuaba, en eso consistía el cambio, en la continuidad. A muchos personajes de la historia de los últimos siete años se les podría aplicar juicios de lesa humanidad o crimen contra la humanidad, que no son otra cosa que asesinato, exterminio, deportación o desplazamiento forzoso, encarcelación, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos u otros definidos expresamente, desaparición forzada, secuestro o cualequiera actos inhumanos que causen graves sufrimientos o atenten contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque. Ahí estaba Guantánamo, en Cuba que reunía todas esas violaciones, por ejemplo. Leso significa agraviado, lastimado, ofendido: de allí que crimen de lesa humanidad aluda a un crimen que ofende, agravia, injuria a la Humanidad en su conjunto. Y la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya, es un tribunal de justicia internacional permanente cuya misión es juzgar a las personas que han cometido crímenes de genocidio, de guerra y de lesa humanidad como la esclavitud, el apartheid, el exterminio, los

debajo de la matica…

asesinatos, las desapariciones forzadas, las torturas, los secuestros y el delito de agresión, entre otros. Tiene sus inicios, al menos como el primer intento de aplicar justicia y castigo, en 1919, una vez terminada la Primera Guerra Mundial, al intentar juzgar pero sin llegar a nada, al Káiser Guillermo II de Alemania por el crimen de agresión. Pero es en Núremberg, entre 1945-1949, al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando los aliados vencedores, por supuesto, aplicaron justicia a los colaboradores de Hitler, que fueron doce los que apresaron, basados en la Carta de Londres. Se aplicaron siete principios (los famosos principios de Núremberg), que consistían en que: 1) cualquier persona que cometa actos que constituyan un crimen bajo las leyes internacionales será responsable y por consiguiente sujeto a castigo. 2) El hecho de que las leyes internas no impongan castigo por un acto que constituya un crimen bajo las leyes internacionales no exime a la persona que cometió el acto de su responsabilidad bajo las leyes internacionales. 3) El hecho de que una persona que ha cometido un acto que constituye un crimen bajo las leyes internacionales sea Jefe del Estado o un oficial responsable del Gobierno no le exime de la responsabilidad bajo las leyes internacionales. 4) El hecho de que una persona actúe bajo las órdenes de su Gobierno o de un superior no le exime de la responsabilidad bajo las leyes internacionales, siempre que se demuestre que tenía posibilidad de actuar de otra forma. 5) Cualquier persona acusada de un crimen bajo las leyes internacionales tiene el derecho de un juicio justo ante la ley. 6) Los crímenes que se enumeran a partir de aquí son castigables como crímenes bajo las leyes internacionales: (a) Guerra de agresión: - La planificación, preparación, iniciación o comienzo de una guerra de agresión, o una guerra que viole los tratados internacionales, acuerdos o promesas; - La participación en un plan común o conspiración para el
74

debajo de la matica…

cumplimiento de cualquiera de los actos mencionados en el primero de estos artículos. (b) Crímenes de Guerra: Las violaciones de las leyes o costumbres de la guerra que incluyen, pero no están limitadas a, asesinato, trato inhumano o deportación como esclavos o para cualquier otro propósito de la población civil de un territorio ocupado, asesinato o trato inhumano a prisioneros de guerra, a personas sobre el mar, asesinato de rehenes, pillaje de la propiedad pública o privada, destrucción injustificada de ciudades, pueblos o villas, o la devastación no justificada por la necesidad militar. (c) Crímenes contra la humanidad: Asesinato, exterminio, esclavitud, deportación y cualquier otro acto inhumano contra la población civil, o persecución por motivos religiosos, raciales o políticos, cuando dichos actos o persecuciones se hacen en conexión con cualquier crimen contra la paz o en cualquier crimen de guerra. 7) La complicidad en la comisión de un crimen contra la paz, un crimen de guerra o un crimen contra la humanidad tal y como fueron expuestos en los Principios 6, es un crimen bajo las leyes internacionales. Pedro Pablo se rascaba la cabeza. Pedro Pablo miraba al cielo como pidiendo explicación. Pedro Pablo suspiraba anhelando que todos esos tratados se cumplieran. No quería pronunciar nombres o situaciones y se le caían las lágrimas al comprender lo que era evidente… Una vez más no se haría más que citar esos documentos y convenios y esperar para seguir esperando en no hacer, sino volver a citar otra vez los documentos y los convenios, y así en una rueda sin fin. Pedro Pablo volvía al planteamiento inicial y comprobaba con la lectura simple de los libros del Antiguo Testamento que no era otra cosa que una historia de guerras del propio pueblo de Israel que contaba con un aliado especial. Este aliado era Yahveh. Y el hecho de ese aliado lo confundía
75

debajo de la matica…

más. Se preguntaba, entre otras muchas cosas, que ¿será una manera de manipulación de los judíos ese recurso de ese aliado y están justificando todo lo que hacen y han hecho en el transcurso de su historia? ¿Podría admitirse esa mentira? La prueba era que ya se admitía. Nadie dudaba de todos esos hechos y se creía sin la menor duda, ni la más mínima, la historia de un Sansón (Jueces 14 y siguientes), de un Mar Rojo (Éxodo 14) y otras muchas representaciones de una monstruosidad en contra del género humano, en aras de la gran mentira de un pueblo escogido por Yahveh. Sin duda que Israel contaba con otros aliados más fuertes que Yahveh, sin por eso faltarle el respeto a Yahveh con su alianza y poderío, porque ¿en verdad era su aliado o una mentira con la que se ha engañado toda la vida al mundo? Pedro Pablo se rascaba la cabeza. No por eso entendía. Por eso volvía a rascarse la cabeza…

76

13

La noticia de esa mañana era sobre “la comanche” y todos los del grupo estaban asustados porque la comanche era verdaderamente agresiva, no sólo verbalmente. -- ¿Y dónde la tienen? – preguntó uno del grupo al comprender que había podido ser él. -- Está detenida en la policía – contestó otro del grupo, también asustado y aliviado. -- ¿Y el agraviado, dónde y cómo está? – preguntó con su elegancia típica el boxeador. Todavía no había llegado Pedro Pablo quien se hallaba ocupado por varios días en asuntos de un familiar enfermo. Tal vez no vendría tampoco esa mañana. -- En el centro médico y parece que se murió – contestó Aníbal. A este punto todos se asustaron al comprender que “la comanche” era de cuidado. El caso era que en la noche anterior “la comanche” había herido con una botella rota en el cuello a Alfredo, uno de los que nunca dejaba de asistir a la matica que quedaba al lado de la puerta secundaria del cementerio de la ciudad. En el periódico había salido una nota al respecto diciendo que un indigente había sido herido por una mujer para robarlo. Pero lo que se decía en el grupo era que parecía que Alfredo había querido robarle la botella y “la comanche” se había defendido con un pico de botella que ella misma había roto en el piso para casi degollarlo en defensa de su propiedad. Todos estaban sorprendidos y asustados. También los vecinos estaban asustados y se preparaban a tomar todas las precauciones de

debajo de la matica…

seguridad y resguardo cuando “la comanche” saliera porque no cabía la menor duda que realmente era muy peligrosa. Debajo de la matica se reunía el grupo de siempre. Al lado, sobre todo al mediodía, detrás de unas matas ornamentales de poca altura, como a unos dos o tres metros de la matica, se reunían también dos jóvenes todos los mediodías. El motivo ya no era la botella de licor, sino el fumar y el consumir droga. Uno de ellos trabajaba en una carpintería que quedaba a unos trescientos metros del cementerio por el lado contrario de la calle y entre doce y media a una y media iba siempre a darse su toquecito rutinario. Echaba una especie de semilla en un papel, lo mojaba con la lengua y lo enrollaba. Acto seguido lo encendía y aspiraba por varias veces sin verse que votara el humo. Enseguida le daba algunos ataques de tos. Así unas tres o cuatro veces hasta consumirse el cigarrillo improvisado para cada ocasión. Al comienzo iba con otro más. Después ya iba solo. Al cabo de algunos días ya no era solo al mediodía sino a cualquier hora. Se sabía que estaba ahí por los ataques de tos que le daban cada vez. Algunas veces se ponía a cantar en voz alta después de cada sesión y sentado en el suelo. Debajo de la matica también se reunían en un comienzo dos muchachas cerca de la cinco de la tarde. Venían de la zona sur de la ciudad y se dirigían hacia el norte, hacia la parte de la barriada de esa misma zona del cementerio de la ciudad. Parecería que vinieran del trabajo. Llegaban y miraban hacia todos los lados como para cerciorarse de algo, bajaban un bolso, de uno de ellas, y sacaban un pequeño envoltorio y hacían la misma operación que el muchacho que trabajaba en la carpintería. Y se compartían el cigarro después de entrecortar cada fumada. Duraban cerca de unos siete minutos. Apagaban el cigarro y lo que quedaba lo guardaban en el mismo bolso. Casi siempre la matica estaba sola a esa hora del día. Las muchachas se arreglaban después el cabello, se acomodaban
78

debajo de la matica…

sus bolsos en sus hombros y salían hacia la calle para continuar su camino hacia la parte norte, hacia la parte adentro del barrio. Todo como si nada. Así un día y también el otro. Aunque, últimamente ya lo hacía sólo una sola muchacha. La edad de cada una estaría entre los veinticuatro y veintiséis, no más. La matica daba para eso y albergaba a unos y a otros.

79

14 La noticia de “la comanche” siguió por algunos días. Alfredo ya estaba mejor y había regresado al grupo, aunque esta vez estaba muy callado y muy sometido a las decisiones del grupo. Alfredo sabía cortar el cabello y se había desempeñado como peluquero cuando trabajaba y algunas veces les cortaba el cabello a sus compañeros del grupo. Su edad no pasaría de los treinta y dos años y su caminar delataba que por algo había sido peluquero. Tenía unos gestos muy particulares y se rumoraba que tenía una amistad muy especial con Alberto, otro más del grupo. Dormían donde los tomara la noche, en la calle, debajo de la matica, o en el patio abierto de la Iglesia que quedaba en todo el frente del lateral de la puerta secundaria del cementerio de la ciudad. Era un poco mal expresado y desconsiderado con todos. Tal vez por eso los del grupo no se entristecieron mucho cuando lo de la noticia de “la comanche”, aunque sí se habían asustado porque “la comanche” era peligrosa. La comanche estuvo más de un mes detenida y al salir todos la evitaban. Ahora andaba sola y más callada. Ella ya sabía que le tenían miedo y se apartaban de ella pero igual seguía ebria sentada en las aceras con el que decían que era su esposo, de iguales condiciones. Pedro Pablo últimamente no había asistido a la matica. Tenía un familiar de un amigo delicado de salud y estaba dedicado a sus cuidados. El amigo era quien estaba pendiente de todos los requerimientos médicos y de chequeo y como su presencia daba bastante seguridad era quien se encargaba de darla en los momentos oportunos, como ese. El sobrino estaba

debajo de la matica…

atravesando unas crisis emocionales un poco desconcertantes. Apenas tenía once años de edad y según todos los estudios médicos y psicológicos parecía tener trastornos mentales. Se le habían hecho todos los estudios a nivel de cerebro y todo indicaba que estaba bien. Sin embargo, estaba presentando características propias de un niño autista. Se negaba a comer y a cualquier otra actividad y se quedaba en silencio hasta con movimientos repetitivos en un mismo lugar. La madre siempre estaba ocupada en su trabajo y llegaba cerca de las ocho o nueve de la noche y casi siempre no tenía tiempo para él. Todos atribuían sus males a esa carencia de afecto y de seguridad. Lamentablemente para ella y para el niño lo más importante era el trabajo. No le faltaba nada al niño en lo económico porque la madre ganaba bien, pero le estaba faltando lo más importante. Parecía tener trastornos emocionales difíciles de corregir porque no se habían dado en los momentos oportunos. Se había temido que se trataba de problemas neurológicos pero eran más allá de eso. Afecto. Los del grupo ignoraban esa realidad por parte de la familia de Pedro Pablo. Y le tenía sin cuidado. Solo importaba la botellita y la matica.

81

15

La cuestión que tenía a Pedro Pablo inquieto, además de lo de la salud del sobrino del amigo, y que era pasajera, era sobre la supuesta predilección de Dios hacia el pueblo judío. Encontraba en el Antiguo Testamento elementos de esa afirmación, como también elementos de una negación, como en los casos de las guerras y atrocidades del pueblo judío en contra de otras culturas. Aquí estaba la ambigüedad del pretendido hecho de ser escogidos por Dios. Dios era presentado como partidario de unos y contrario de otros. Y esto Pedro Pablo lo encontraba contradictorio. Se cuestionaba entonces todo lo que aparecía como historia de la historia del pueblo de Israel. La contradicción que encontraba estaba, por ejemplo, en que por salvar a un pueblo se sacrificara a otro pueblo. Se preguntaba, ¿si los demás pueblos era merecedores de no existir en aras de prevalecer la existencia del otro, entonces, para qué Dios creo a los otros pueblos, por qué no creó a uno solo, así, sin más? Gran contradicción. Lo más cruel de esa contradicción estaba en que hacían presentar a Dios como quien daba las órdenes directas a favor de Israel y en contra de los demás pueblos. Aun en la actualidad porque estén esperando “el aviso” de Dios para la reconstrucción del templo y el sacrificio de la vaca roja que les dirá cuándo. ¿Dios en verdad le habló a ese pueblo y a los otros no? ¿Los otros pueblos, como integrantes de seres creados a su imagen y semejanza y agrupados como pueblos, no eran su misma creación? ¿Significaba que los creó a todos de igual manera y facultades, y, ahora prefería a unos y a otros rechazaba, si no eran, acaso, obra del mismo Creador? La idea

debajo de la matica…

de la predilección de Dios por un pueblo no entraba en su línea de justicia humana. ¿O, Dios se había equivocado o todo eso era invento, precisamente de los judíos? Pedro Pablo se hallaba muy confundido. Creía en Dios. Pero en lo que ya no estaba creyendo era en Israel y en que fuese escogido con gran predilección por Dios. Eso ya era otro tema y muy delicado. Lo del Mar Rojo y el paso de los judíos “a pie enjuto” (sin mojarse los pies) y el mojarse todo el ejército egipcio hasta ahogarse y morir, en aras de salvar a uno y exterminar al otro, no le entraba por la lógica mental, ni en lo más mínimo. ¿Podría actuar Dios de esa manera? Según el relato del Antiguo Testamento, sí. Pero esa era la historia judía contada por judíos. ¿Sería esa la lógica teológica real? Si es la lógica teológica real, entonces, Dios estaba equivocado. Pero, si no es sino la lógica guerrerista de Israel, entonces, han engañado al mundo y de qué manera utilizando un aliado que no es su aliado, sino por la conveniencia para justificar una atrocidad, a las muchas habidas en su historia. ¿Se va a manifestar Dios, en caso de manifestarse, en contra de sí mismo y de su creación? A este punto Pedro Pablo recordaba la obra de Fiodor Dostoyevsky, Los hermanos Karamasov, en esos diálogos largos y sabrosos sobre Dios y se quedaba con la mirada distraída al pensar tantas cosas sobre Dios, y no sabía por fín en qué pensar. No llegaba jamás a dudar de su existencia porque se repetía con Voltaire y con Dostoyevsky que si no existe, entonces, hay que inventarlo para hacer de este mundo más humano y vivible, además de mantener presente la idea de la realidad impelente en lo creado que propone Xavier Zubiri. Pero si existe, no porque el hombre se lo haya inventado como necesidad explicativa de la existencia, sino porque es, ¿sería que Dios se parcializa como se ha parcializado como en la historia de Israel, tanto del Antiguo Testamento, como en los tiempos actuales? Aquí era donde Pedro Pablo tenía muchas
83

debajo de la matica…

inquietudes respecto a los judíos de todos los tiempos y los clasificaba como una etnia humana muy especial. No sabía si realmente bendecida por Dios o Yahveh, o por la naturaleza. Aquí estaba el centro de todas sus inquietudes. ¿Los judíos sabían lo adelantados que eran a nivel de pensamiento y de desarrollo de sus mentes y habían tomado la delantera para llegar a la idea de Dios, precisamente, para desde la experiencia de lo religioso y de la religión dominar las conciencias humanas? ¿Sería lo religioso un instrumento más, y el más purificado y fino para poder dominar las mentes, los pensamientos y los corazones de la raza humana, y los judíos habían llegado antes que otras culturas y civilizaciones a esas deducciones? A este punto Pedro Pablo recordaba el aporte de Teihard de Chardin de que ya el hombre logró su máximo desarrollo cerebral como estructura y que ahora le corresponde crecer en conciencia, que es el desarrollo al que tenderá en su proceso de evolución, y los judíos ya estarían en esa segunda fase en ventaja a las demás culturas. También recordaba a Simon Freud y su aporte y pensaba que la experiencia de la religión y lo religioso, tal vez no fuese tan descabellado y que todo eso obedecía a la famosa experiencia del complejo de Edipo (o el complejo de Electra, según Carl Jung), donde tiene su origen, y, entonces, el hombre, al sentirse incapaz de soportar su debilidad y su abandono frente a las exigencias de la naturaleza y de la sociedad, se refugia en una regresión infantil e inventa un Dios que le protege: se agarra a su padre, esta vez poderoso. La religión sería, para él, una neurosis obsesiva. Neurosis colectiva. A Pedro Pablo le había impresionado leer en uno de los tratados de Simon Freud que por qué tenía que ser un judío ateo el que tenía que ser el fundador del psicoanálisis, según las palabras del propio Freud. La religión es una proyección del hombre de su finitud.
84

debajo de la matica…

Con toda seguridad Pedro Pablo no entendería muy bien, ni siquiera bien, lo de Freud; pero al mirar los hechos que estaban aconteciendo y eran la continuación de toda la historia de Israel, tanto en el Antiguo Testamento, como en los momentos históricos presentes, no sabía si era mejor ser judío ateo que judío creyente. Él no era judío. Pero pensaba que para los judíos era mejor no ser creyentes porque toda esa historia de guerras era por asuntos religiosos y de fe. Lo de la vaca roja, lo del tercer templo de Jerusalén y su construcción, lo de la tierra prometida, y todas esas cosas, no eran sino por fe. Entonces llegaba a pensar que los judíos ortodoxos y peor aún los ultraortodoxos estaban haciendo mucho mal en aras de una supuesta predilección de Dios. ¿No serían los judíos creyentes, los ortodoxos y ultra, la negación de la misma humanidad en aras de una supuesta fidelidad a Yahveh, quien había firmado supuestamente un pacto con ellos? ¿Sería eso lógico y congruente o una mentira más a las muchas que ya existen al respecto? A este punto Pedro Pablo pensaba en la ruptura de Jesús de Nazareth con la parte dura de los judíos de su época y se alegraba al ver que Jesús de Nazareth proponía el perdón de las ofensas y la poca importancia del templo de su época y la poca importancia de los ritos y demás usanzas de sus contemporáneos. Pedro Pablo era creyente pero a veces encontraba en esa misma calificación una atadura. Tal vez el demasiado materialismo de los no creyentes o ateos era más humano que el espiritualismo de los más aferrados a principios religiosos. El caso del Israel de todos los tiempos evidenciaba que Pedro Pablo no estaba del todo equivocado. Pedro Pablo también recordaba algo de Carlos Marx, también judío y también ateo, quien había tomado de Feuerbach el materialismo y el ateísmo. Marx sostenía que la negación de Dios es indispensable para la construcción de un verdadero humanismo y que Dios no es sino fruto de la
85

debajo de la matica…

alienación del propio hombre, quien cree en un cielo irreal. La famosa frase que “la religión es el opio del pueblo” que era de Feuerbach y usaba Carlos Marx resonaba en el espíritu inquieto de Pedro Pablo por esos días en que veía lo que veía en la despiadada invasión de Israel en Gaza. Recordaba más o menos las ideas de Marx respecto a la religión y pensaba igual al pensar que la miseria religiosa, es, por una parte, la expresión de la miseria real y, por otra, la protesta contra ella. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación carente de espíritu. Es el opio del pueblo. Y esa idea de que la religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación carente de espíritu, se evidenciaba en las atrocidades contra la humanidad, tanto en El Líbano como en Gaza, o en los mismos mundos africanos, que no eran sino la práctica de la misma verdad, aunque en tierras que en apariencia no tenían nada que ver con el conflicto árabe-israelí, pero que eran la misma realidad, por caminos distintos, al fin y al cabo. Era cruel pero, tal vez, Marx tendría razón al pensar que la religión, en cuanto eco ideológico, es la "conciencia invertida de un mundo invertido"; es decir, que no es la conciencia la que determina la vida, sino la vida la que determina la conciencia. Y volvía a pensar en Chardin y se preguntaba, ¿será la conciencia y su desarrollo lo realmente evolucionado? Entonces, la evolución llegaría inevitablemente a un estado de involución, es decir, de retroceso. Quizás lo que en Erich Fromm se llamaría la biofilia y la necrofilia, como procesos naturalmente opuestos. Y eso lo entristecía. La historia de las grandes civilizaciones y de los grandes poderíos como Roma, Inglaterra, Alemania, y actualmente Estados Unidos de Norteamérica han llegado a un estado máximo de evolución, tanto en las conquistas sobre los derechos humanos, como en el dominio y en el poder; han llegado inevitablemente
86

debajo de la matica…

también a un estado de involución. Entonces, ¿evolucióninvolución irían juntos, como biofilia y necrofilia? Llegar a defender a como dé lugar todos los derechos de la persona humana, ciertamente, es el máximo de la evolución de la conciencia. Y tendría razón Chardin, pero también Jesús de Nazareth, que es el modelo de esa evolución. Y desde aquí se espera que todo sea en función del hombre por el hombre, prevaleciendo el hombre, es decir la dignidad de la criatura. Maravilloso. Pero el problema es que eso que es lo máximo se ha pisoteado y es, entonces, cuando ha sucedido la involución. Y todo eso en aras del poder. Luego se podría llegar a pensar que la piedra de tranca para el máximo de la evolución es el poder, pues el poder y su mantenimiento arrasa despiadadamente todo lo caminado en el crecimiento de la conciencia que es evolución. Entonces todos los mecanismos creados por el hombre para mantener vigente esos adelantos de la evolución es cuando deberían sobreponerse ante el más mínimo intento de su violación. Pero no es así. La ONU, lamentablemente era el ejemplo. Son famosos algunos judíos por su ateísmo, como Baruch Spinoza, Albert Einstein, Sigmund Freud, Emma Goldman, Jacques Derrida, Woody Allen (Allan Stewart Konigsberg), entre otros. Pero la pregunta era si sería mejor para los judíos ser ateos o creyentes. Los judíos ateos han hecho realmente muchas contribuciones a la humanidad. Pero la historia del Israel de la fe del Antiguo Testamento de todos los tiempos estaba, por otra parte, reafirmando que podrían ser la antítesis de la humanidad. Era muy duro pensarlo, pero los hechos eran los hechos. Menos mal que Abraham no sacrificó a su hijo Isaac, según se cuenta en los libros del Antiguo Testamento, porque eso hubiese significado que Yahveh necesitaría desde entonces sacrificios humanos. ¿Pero los necesitaría verdaderamente Yahveh o sería que ellos nos lo
87

debajo de la matica…

presentarían como requisito para agradar a Yahveh en contra de la misma humanidad? Menos mal que sólo era una vaca la que se ofrecía en sacrificio. ¿O, es al hombre, más bien, lo que se está sacrificando en aras de un supuesto pueblo escogido? ¿Dios sería antropófago o Israel, en ese caso? Menos mal que Abraham no sacrificó a su hijo Isaac. ¿O, sí? Pedro Pablo estaba realmente zambullido en asuntos muy delicados. Mucho de delicados. ¿Pero sería posible concebir la idea de un judío no creyente, si es precisamente, su fe lo que lo identifica como judío? ¿Se podría concebir la idea de un judío sin relación con la Torah? A tal punto algunos pensadores judíos llegaban a cuestionarse que si los mismos fundadores del sionismo como Ben Gurión y Golda Meir, los creadores del Estado de Israel en Tel-Aviv, a pesar de ser ateos, ¿podrían considerarse “judíos genuinos”? Clasificando como “judíos genuinos” a los creyentes fieles a la religión de Moisés, como la Torah. El mismo Woody Allen a pesar de ser ateo declarado también es considerado un judío genuino. ¿Entonces, qué identifica a un judío, su fe, o su sangre? Y en el caso de la invasión, ¿quiénes hacían la guerra, los sionistas porque buscaban volver a la tierra prometida, y eso no es pura fe y conservación de sus raíces étnicas, o los ortodoxos? ¿O los dos juntos, a la hora de la hora? ¿Y, entonces, sería imposible separar de un judío esas realidades porque, al fin y al cabo, es la misma cosa, disfrazada de ateísmo o disfrazada de fundamentalismo? No era nada fácil el mundo de preguntas que se hacía Pedro Pablo. Otro mundo de pensamientos que llegaban a la lógica de Pedro Pablo era el ¿por qué han expulsado a los judíos de todos los lados, siempre? ¿Por su fe? ¿Por sus prácticas? ¿Por su ingenio? ¿Por ser más adelantados en todos los aspectos del pensamiento humano? ¿Por ser escogidos por Dios o porque
88

debajo de la matica…

ellos escogieron a Dios a su manera y conveniencia y han llegado siempre a lo que han llegado, a manipular con fábulas, como muchas de las contadas en la Biblia, como preparadas y firmadas por el mismo Dios, su Dios, y no el Dios-Dios? Un hecho curioso en los mismos orígenes del pueblo de Israel es el mismo nombre de Israel que le es entregado que quiere decir "aquel que lucha con Dios", por lo menos es lo que dice el texto del Antiguo Testamento: Génesis 32, 25-31: “Y habiéndose quedado Jacob solo, estuvo luchando alguien con él hasta rayar el alba. Pero viendo que no le podía, le tocó en la articulación femoral, y se dislocó el fémur de Jacob mientras luchaba con aquél. Este le dijo: «Suéltame, que ha rayado el alba.» Jacob respondió: «No te suelto hasta que no me hayas bendecido.» Dijo el otro: «¿Cuál es tu nombre?» - «Jacob.» «En adelante no te llamarás Jacob sino Israel; porque has sido fuerte contra Dios y contra los hombres, y le has vencido.» Jacob le preguntó: «Dime por favor tu nombre.» - «¿ Para qué preguntas por mi nombre?» Y le bendijo allí mismo. Jacob llamó a aquel lugar Penuel, pues (se dijo): «He visto a Dios cara a cara, y tengo la vida salva.» ¿De cuál Dios hasta dominarlo, el Dios al que somete Israel, o al Dios-Dios? Se pudiese aplicar la máxima de si los votan de un solo lugar, el problema podría estar en el lugar donde estaban; pero, si los votan de todos a donde van, entonces, el problema ya no son los lugares, sino los que son votados de todos lados. ¿No sería eso un problema? ¿Y cuál sería el problema de los judíos de todos los tiempos que repiten siempre la misma historia de expulsados? Habría que inventarse una casa reformatorio muy especial, entonces, para este caso tan especial… ¿Será el judaísmo un problema? Porque, de hecho ningún otro pueblo a lo largo de la historia ha sido objeto de tantos pogroms, persecuciones y odios. ¿Y a qué se debe? ¿Será que esta etnia
89

debajo de la matica…

ha sufrido una evolución que no encontramos en ningún otro conjunto étnico-religioso? No lo comprendía Pedro Pablo… Para empezar la primera expulsión de los judíos podría considerarse la de Adán y Eva del Jardín del Edén, si se partía del hecho de que la Biblia, la Torah o Pentateuco es netamente judío. A este punto Pedro Pablo se reía a carcajadas porque lo veía como una broma y un chiste, pero se podría pensar de manera extremista que hasta de esas dimensiones primigenias de la fe, los judíos fueron expulsados. Ciertamente era exagerado verlo de esa manera, pero no dejaba de ser, en todo caso, hasta interesante. Algunos han llegado a considerar que para mantenerse firme en valores que no sabe realizar, abstractos y utópicos, el judío se siente insatisfecho frente a todo orden positivo existente y contesta cualquier autoridad. Allí donde va se convierte en fermento de disolución cada vez con mayor frecuencia, pues al no tener punto de referencia aparece la figura del judío separado de la sinagoga, crítico respecto a las propias creencias de su pueblo e insatisfecho con todo posible orden social. Si se encuentra en un país comunista, será un disidente, con el Gulag como destino. Si ha nacido en tierras de Occidente, alimentará grupos anarquistas, maoistas o trotskystas durante los años sesenta. O en Latinoamérica alimentaría la guerrilla para desestabilizar, como sostenían algunos pensadores y escritores. En todo caso eran afirmaciones comprometedoras pero la cuestión estaba en el ¿por qué los judíos son expulsados de todos los lugares siempre según su propia historia? Por algo habría de ser. El problema era saber en concreto qué era ese algo. La historia cuenta de expulsión de los judíos de Gran Bretaña, firmado por Eduardo I en 1290 y que según algunos historiadores aún se encuentra en vigencia, a pesar de que los judíos como otras minorías religiosas gozan de plena libertad
90

debajo de la matica…

de culto otorgada ya por primera vez por Edmond de Rothschild en 1858. En Francia expulsaron a los judíos en 1394; en 1492 los Reyes Católicos de España expulsaron de sus reinos a los judíos. Pero para hacer justicia a la historia también los musulmanes fueron expulsados de España, según datos, en 1609. En Portugal, en 1496 expulsaron a los judíos. También la Iglesia los expulsa de los Estados Pontificios con la bula Hebraeorum Gens, de fecha 26 de febrero de 1569, por el Papa Pío V. No es cuestión de entrar en detalles de la bula del Papa pues se caería en anacronismos históricos, aunque a todas-todas son hoy desmesuradas las medidas tomadas en ella. ¿Error? Los hechos son los hechos y éstos hacen la historia. Así, por ejemplo, antes de la reforma del Misal Romano hecha por Juan XXIII, en la 8ª intención de estas "Súplicas Solemnes", se oraba por los «pérfidos judíos» (¿oración judeofóbica?), aunque algunos sostenían que fue error de traducción del latín ya que lo en realidad, la expresión «oremus et pro perfidis Judaeis», traducida del latín significaba etimológicamente «recemos también por los judíos que no son fieles a nuestra fe». Esta corrección fue transmitida en circular por el Papa Juan XXIII en el año 1959 en su primera celebración como Papa de un Viernes Santo, y más tarde ratificada por el Papa Pablo VI, entrando en vigor en el nuevo misal, en el año 1970 (llamado “el Misal del Papa Pablo VI”). Es conocido también el encuentro entre el Papa Juan Pablo II y la comunidad judía a quienes llamó «nuestros hermanos mayores», en Roma el 13 de abril de 1986, y reiteró en su Catequesis en la audiencia general de los miércoles el 28 de abril de 1999. Pero sin olvidar los planteamientos e inquietudes Pedro Pablo llegaba hasta un límite para intentar comprender los hechos y se preguntaba ¿si sería Cristo, el Mesías aceptado por los cristianos y negado por los judíos, quienes solamente
91

debajo de la matica…

admiten como un profeta más a los muchos de la historia de Israel, la diferencia? ¿Jesús de Nazareth, primero, y después el Cristo, el Mesías sería la diferencia, tanto de fe y de práctica de vida? No se negaba tampoco los abruptos de la Iglesia en su historia, pero el caso que le tenía entrampado los pensamientos era la cuestión judía y su apego a la creencia de la tierra prometida con toda las consecuencias de esa fe. Se sorprendía al comprender sin la menor duda “el genio judío” y el beneficio para la humanidad de ello, pero también verificaba lo contrario con su negación de toda supremacía de la persona humana y sus conquistas en aras de sus propios intereses. Muy interesante resultaba para Pedro Pablo el pensar en encontrar material de estudio donde se analizara la psicología judía, teniendo en alta consideración que no se podía concebir igualmente la idea de un judío sin relación con la Torah, y así, entre otras cosas podía entresacar que los judíos de todos los tiempos, aún los pretendidos ateos, viven de acuerdo a dogmas incuestionables, son muy cerrados, ya que están subyugados a un conjunto de mitologías e historias fantásticas, y no pueden pensar por sí mismos, carecen de capacidad de elección y espontaneidad, ya que todo tiene que ser como y cuando la Torah lo dice; incluso hasta en lo que respecta a las relaciones íntimas. Y eso ya era un adelanto al tratar de comprender la psicología de los judíos, para comprender y tipificar ya una diferencia. Tal vez, no tendría razón, pero no andaba lejos, Pedro Pablo. Pedro Pablo estaba dando pasos agigantados sobre esta ultima posibilidad al cuestionarse sobre qué era lo que hace a los judíos diferentes, si en verdad es que lo sean, y aquí concordaba con la pregunta de muchos autores como Paul Johnson en su libro Una historia de los judíos (a history of the Jews) ¿La Torah y su estudio y meditación? ¿O algún método especial de leer y meditar la Torah? O como decía Paul Johnson en forma de pregunta, ¿en dónde está el poder de los
92

debajo de la matica…

judíos, que los hace diferentes y homogéneos, será en su capacidad de inmutarse o en su capacidad de adaptación, o en las dos? Parecía que Pedro Pablo estaba llegando a lo que quería en sus inquietudes y en sus profundidades; y en su reflexión y estudio meticuloso al respecto, había llegado a la idea del “dáat”, considerado como “el fundamento de los fundamentos y la columna vertebral sobre la que se reposa el Judaísmo”. ¿Qué sería el “dáat”, un método, un don, un ejercicio, un arte que se cultiva, una escuela, o algo más que todo eso, sin descartar nada y ninguno de todo lo dicho en la pregunta? Si es un don, ya se posee por naturaleza, ¿entonces, los judíos ya lo poseen en sus propios genes, de generación en generación enriqueciéndose más con toda la herencia evolutiva de más para más y así siempre? Si es un método, se puede, entonces aprender con formación y preparación, ¿y los judíos la enseñan a los suyos y en exclusividad? ¿Será el “dáat” lo que tipifica y diferencia a los judíos del resto de las etnias de la raza humana? ¿Qué es el “dáat”? ¿Es exclusivo de los judíos o los judíos han descubierto que es algo común a todo el género humano y ellos le han sabido sacar más partido y provecho que las demás etnias de la raza humana? Pedro Pablo no daba descanso a su alma y a sus inquietudes desde hacía buen tiempo y se adentraba más. Tal vez, sin saberlo eso que estaba haciendo era un ejercicio del “dáat” y en cierta manera se estaba beneficiando de lo que andaba buscando. Resonaba en Pedro Pablo el famoso mandamiento por el que le preguntó un letrado a Jesús de Nazareth sobre qué tenía que hacer para tener la vida eterna (poniendo a prueba a Jesús) y Jesús le había contestado que, «Escucha Israel, amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas, y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo», en continuidad con lo que se enseñaba en las escrituras judías; entonces, Pedro Pablo se
93

debajo de la matica…

preguntaba si eso no sería el “dáat”. Por supuesto que Pedro Pablo aplicaba ese mandamiento al caso de los judíos y al ver todas las atrocidades de la invasión en Gaza, según las noticias, comprobaba que la aplicación quedaba incompleta, porque faltaba el amar al prójimo como a uno mismo. Y, tal vez, sin estar en lo cierto, pero no lejos de ello, comprendía que se podía llegar al máximo de la madurez de la conciencia en su proceso de crecimiento, pero que de ahí a pasar al retroceso había una pequeña distancia; y, era, entonces, cuando se entraba al proceso inverso de la evolución; es decir, la involución. Tal vez, eso era lo que sucedía con los judíos de ahora y de todos los tiempos. Tal vez la frase utilizada para justificar el amor y el odio como sentimientos hermanados cobraría significado cuando se solía decir “que entre el amor y el odio, sólo hay un paso”; pero, sería admitir el antagonismo en un sentimiento y por consiguiente aceptar la división. Y el ser humano no es antagónico, a pesar de que se hubiese olvidado esa verdad psicológica. Por lo menos así lo sentía y lo pensaba Pedro Pablo. El dáat estaría en relación con la mente que tiene dos partes, una externa u ojo externo y la otra visión interior u ojo interno. El ojo externo se define mediante las palabras. El ojo interno es dáat-conocimiento, y capta las cosas tal como son sin ser medidas, probadas o expresadas. El dáat es una experiencia sin explicación. Tal vez la propia intuición. El dáat es interno, es el yo real y no se puede duplicar; mientras que lo externo puede ser duplicado. Dáat es una comunicación intima, y la Toráh llama al conocimiento ya que la mente interna y conocimiento están unidos entre sí. Dáat es el recipiente de la conciencia de una realidad trascendental. Tal vez dicho en palabras y experiencias de Freud, sería lo mismo a decir “inconsciente”, porque el inconsciente es lo objetivo, lo real, lo verdadero. Tal vez. Esto tenía a Pedro Pablo más que fascinado
94

debajo de la matica…

porque era para estarlo. Pero era más profundo de lo que ya estaba el asunto. Eso le llevaba a meterse en las profundidades de la espiritualidad judía y ver la alianza inseparable de la relación “Jojmá-Biná-Dáat”(según lo explicaba en un estudio hecho por el Rabino Jacob Immanuel Schochet) y que sería lo mismo que las tres facultades en el intelecto humano de Sabiduría, Entendimiento y Comprensión. Común a todo el género humano. Así, desde esa experiencia se dice y se experimenta que Jojmá se corresponde con el destello intuitivo de la iluminación intelectual: la idea original propiamente dicha. Es la idea seminal, el “pensamiento interior”, los detalles que aún no fueron diferenciados y externalizados; aún no fueron procesados y se encuentran intensamente concentrados en el destello intuitivo. Cuando se medita acerca de la idea, sus implicaciones y detalles resultarán revelados; la idea se entenderá. Los elementos individuales ocultos en el destello original entonces se externalizan y se tornan manifiestos en la mente. Esta es la facultad y el estado de Biná (entendimiento).Biná es realmente la expansión y elucidación de Jojmá, y ésta “se vuelve sabida únicamente mediante Biná”. La definición estándar de la facultad de Biná es “Entender o deducir una cuestión de otra”. Sin embargo, Jojmá y Biná por sí mismos son abstractos. El concepto está allí y es claro en la mente. Pero está sólo en la mente, internamente, mientras que externamente es inaudible e invisible. Por sí mismo, en la mente, no conduce a ninguna conclusión, no está plenamente concretado. El concepto, sabiduría y entendimiento, son un poder potencial que precisa ser concretado, pero todavía no lo fue. Además, Jojmá y Biná son dos facultades separadas: el destello intuitivo del conocimiento intelectual (Jojmá) puede estar allí, y así es con el poder de deducción (Biná), el poder de comprender este destello. Estos dos estados —la unión de Jojmá con Biná, y la implementación práctica del concepto
95

debajo de la matica…

informado— se logran mediante la facultad de Dáat. Dáat es “apego” o “unión”. Así, Dáat es el principio unificador que junta y combina las facultades de Jojmá y Biná. Este principio unificador se llama Dáat Elión, pues trasciende a Jojmá y Biná. Pero no es suficiente ya que no es sólo comprenderlo y entenderlo sino sentirlo y es lo que se sucede en el siguiente proceso de Dáat, que es la facultad de Dáat Tajtón. Es la plena preocupación con el concepto captado y entendido hasta lograr una intensa unión entre el intelecto y las emociones (Séjel y Midot) y llevar la idea a su lógica conclusión en la aplicación práctica. Es la profunda concentración interior entre devoción y sensibilización. Se capta, se comprende y se siente. Sería a decir en otras expresiones que sea una experiencia subjestiva, es decir, que involucra a toda la persona para generar el cambio necesario. En general dáat opera en dos niveles: El nivel superior conocido como dáat elión ("conocimiento supremo") o dáat haneelam ("el conocimiento oculto"), que sirve para asegurar la continuidad del nexo entre los dos poderes superiores del intelecto -jojmá y biná; y el nivel inferior referido como daat tajtón ("conocimiento inferior") o daat hamitpashet ("conocimiento que se extiende"), que sirve para conectar el intelecto como un todo con el reino de la emoción, lo que acrecienta la propia determinación, resolviendo actuar en concordancia con las verdades esenciales que uno a incorporado en la conciencia. En donde todo el ser queda involucrado: mente, corazón y acción, es decir, una experiencia totalmente envolvente. ¿Pero esa experiencia es exclusiva de los judíos? Parecería un poco a lo que dice Daniel Goleman en su libro Inteligencia social, del paso del camino bajo hacia el camino alto. Parecería lo que en la actualidad está diciendo la psicología en el proceso de sanación interior. Parecería. O incluso lo mismo de la logoterapia de Victor Frankl.
96

debajo de la matica…

Esto pareciera ser la clave para entender a los judíos de todos los tiempos, porque repitiendo esa experiencia de Sabiduría, Entendimiento y Comprensión en su experiencia religiosa se apegan indudablemente a la vivencia encarnada y visceral de la Torah. Esa es la diferencia. Se les desarrolla la intuición, pero la intuición hecha comprensión con la reflexión y hecha vida con el sentimiento. Pero con la propiedad de estar sin tierra y lejos de la tierra prometida que es su anhelo y aspiración, que es entre otras cosas transmitidas por la misma Torah. Pero con la nota específica de “escucha, Israel”. En el “escuchar”, aún cuando no se entienda, primero. Adentrarse en ese escuchar y repetirlo con el típico movimiento en la oración cuando oran los judíos, una y muchas veces. Eso va interiorizando e interiorizándose ayudado con el movimiento del cuerpo, que supone la mente y la disposición. En la repetición de la frase escogida, tal vez, sea el inicio del desarrollo de su profundidad y de su inteligencia en el estudio de la Torah y va dando una agudeza en el entendimiento y una certeza en el sentimiento, generando convicción personal y desarrollo mental. Tal vez, sea en ese movimiento cadencioso parte del método para aligerar y desarrollar la comprensión y la adhesión a la Torah, sea cualquiera el lugar donde se estudie o se lea, ya en el Muro de las Lamentaciones, o en cualquier otro lugar, ya por un Rabino, ya por el que la lea, Rabino o no. Este movimiento tiene sus razones: primero como precepto, ya que está escrito, que: "Todos mis huesos dirán: ''Oh el Eterno, ¿quién hay como Tú?..." (Salmos 35:10). Por lo tanto, al momento de compenetrarse en la comunicación con el Eterno, hasta los huesos (el cuerpo entero) quiere ponerse a alabar, de modo tal que el cuerpo salta, bailotea, se estremece en júbilo de glorificación. Después se trata de una disposición consciente ya que el reconocerse en Presencia del Eterno, voluntariamente abriéndose por completo ante Él, es algo que produce un
97

debajo de la matica…

escalofrío (en aquel que es sincero en su rezo), por lo cual el organismo tiene una necesidad (fisiológica) de descarga energética, que se traduce en el zarandeo corporal. El mecerse es rítmico, lo que induce a abstraerse de las interferencias, y concentrarse en el ritmo del rezo, de la comunicación con Dios. Es una especie de mantra corporal. Es un acto reflejo de descarga nerviosa, tal como los que intranquilamente brincan en cualquier otra circunstancia estresante. El movimiento mantiene a la persona apartada de la modorra, que es contraria a rezar con empeño y sentido. Además, por una razón práctica ya que en la antigüedad los libros eran escasos, por lo que muchas personas debían compartir el mismo libro, al mismo tiempo. Eso producía la necesidad de estar meciéndose constantemente, para aproximarse al libro para leer y alejarse para que otro pudiera acercarse. Con el paso de las generaciones, se impregnó el movimiento como costumbre atávica y desconectada de su primordial origen; es decir, se convirtió en costumbre y se hace instintivamente de manera natural en sus rezos, generando todo lo positivo que esa práctica conlleva. Y todo eso sumado a la maravillosa simbología de la Menorá, el candelabro de los siete brazos, es realmente admirable la espiritualidad de los judíos. Pero no es exclusivamente de los judíos ya que los mismos árabesmusulmanes también realizan esas prácticas religiosas al leer y estudiar el Corán o al orar, que consisten en recitaciones del Corán en árabe y una secuencia de movimientos: pararse, inclinarse, postrarse y sentarse. Todas las recitaciones y movimientos expresan sumisión, humildad, y homenaje a Dios. Las varias posturas que los musulmanes realizan durante las oraciones capturan el espíritu de sumisión; las palabras les recuerda su compromiso con Dios. Pero Pedro Pablo no se apartaba de sus inquietudes a pesar de su gran avance y volvía a preguntarse sobre la
98

debajo de la matica…

diferencia de un judío del resto de las etnias de la raza humana. Había avanzado mucho y creía en que la diferencia estaba en la práctica de la respuesta de Jesús al letrado y que era el recordatorio de las escrituras judías. Tal vez en eso consistía la diferencia radical y la clave de todos los logros del “genio judío”, pero también su inicio en el regreso en el paso de la involución; es decir, en el complemento de la respuesta, sin el que la respuesta y la práctica queda sin la conexión que es “el amar al prójimo”. Tal vez, los judíos de todos los tiempos se han aferrado a lo primero y han logrado lo que han logrado, pero, han sacrificado lo segundo. Y ahí podría estar la diferencia. En aras de un amor a Dios por sobre todas las cosas se haya olvidado que ese amor se concreta en el prójimo. Quizás esa sea la separación del resto de los judíos de Jesús de Nazareth. Y, tal vez, esa sea la razón de la ruptura. Al aceptar a Jesús, sólo con el cumplimiento de todo el precepto de la Torah, pero sin el complemento que lo explica, entonces, Jesús no pasa de ser un profeta más; mientras, que los que lo siguieron comprendiendo el complemento e intentando aplicarlo en la práctica fueron y son los que aceptan a Jesús de Nazareth, después de su muerte y resurrección como el Mesías, el enviado, el Cristo. Tal vez. Y Jesús de Nazareth se convierte en la evolución sin la involución y por consiguiente el modelo y prototipo de la humanidad, a la que tiende todo por fuerza evolutiva natural, sin negar su divinidad, que es la clave de su realidad. Tal vez. La clave la encontraba Pedro Pablo en la relación evolución-involución y el punto que unía o desunía era el ver a cada integrante del género humano como un hermano, no como un enemigo, así fuese en aras de un supuesto amor a Dios, porque es un complemento y no una parte solamente. ¿La evolución estaría en vez al otro como un hermano a pesar de ser contrario; y la involución sería ver al otro como el enemigo
99

debajo de la matica…

al que habría que arrasar, sin el menor cargo de conciencia por el dolor en contra de la humanidad? ¿Ahí estaría la clave de la evolución y de la involución, en donde el otro sería hermano (evolución) o enemigo (involución)? Tal vez… Y en estas andaba Pedro Pablo… ¿Prevalecería lo primero y nada de lo segundo? Más en esos días en que las cosas sobre Israel eran para poner a dudar muchas cosas sobre los judíos. Lo curioso era que en esos días la Menorá de los judíos había sufrido un pequeño cambio en su diseño. Normalmente la Menorá (distinto de la Janukiá, que tiene nueve brazos) tiene todos los siete brazos de igual tamaño y cada brazo sirve para colocar una vela o una luz. Pero el de esos días el brazo del centro no era para como candelabro para colocar allí una luz o una vela encendida, como debería ser lo lógico; sino, que aparecía la estrella de David, por lo menos en la Sinagoga de Colonia, Alemania. ¿Era un simple error o estaba significando un cambio de comportamiento? ¿Ya no sería Yahveh o Dios el centro de la alabanza, sino el reinado de un Estado del que el Rey David sería el prototipo a costa de lo que fuera, llevándose a quien fuera por delante? ¿Sería DavidGoliat otra vez o el Mar Rojo o las siete plagas de Egipto? ¿Estarían llegando al punto extremo y máximo de la evolución y estarían empezando el retroceso como siempre pudiese haber ocurrido con ese pueblo, ayer y siempre? ¿Y sería en ese descenso de involución cuando tienen que expulsarlos de todos los sitios porque lo que les importaría sería el culto a Dios, sin el complemento, que es el amor al prójimo, por distinto y diferente que sea? ¿En verdad eso ha sucedido siempre con los judíos en todos los tiempos, y eso mismo sucedió con el mismo Jesús de Nazareth a quien quitaron de en medio porque era comprometedor el amar al prójimo, y lo que tenía que prevalecer era el amor a Yahveh, y por eso la separación y el deslinde forzoso de un antiguo de un nuevo Testamentos?
100

debajo de la matica…

¿Entonces es el judaísmo una religión negadora de la persona humana en aras de una depurada y amputada fidelidad a un Dios antihumano? ¿No será eso una gran contradicción en sí mismo como religión? ¿Será que Dios es como se ha presentado en la historia guerrerista del pueblo de Israel y es su aliado, o habrá que separar lo que es revelación teológica en la propia Biblia de la historia de Israel que en nada se acercan sino para manipular al mundo como siempre lo han hecho? ¿Habría que quitarle a los judíos hasta la pretensión de ser el pueblo escogido por Dios y hacerles el favor de desdeizarlo para que no solamente queden desterrados sino también sin Dios, porque esos dos hechos le han hecho tanto daño, y desde esa realidad han hecho tanto daño siempre? ¿Dios habrá muerto ya para los judíos, como lo declarara Nietzche en su obra Así habló Zaratustra, declaración de un judío para los propios judíos? ¿Serán los judíos la proyección del famoso nihilismo promulgado por Nietzche, la negación de la idea de Dios y de todo sentido de trascendencia, y sería la aplicación del superhombre, idea y necesidad, propuesta por el mismo autor? ¿El binomio Dios-hombre no es necesario, sino DiosDios, por un lado, y por otro, hombre-hombre, y como Dios sería invención del hombre, lo que queda es el hombre por sobre todas las cosas, pero sin la relación y la referencia a Dios, de quien es el complemento y explicación? ¿Dios-hombre como complemento y explicación no aplicaría para la propia religión judía?¿Sería por eso que Jesús de Nazareth marcó la separación y la diferencia y les sacó en cara que el amor a Dios estaba incompleto si no se amaba al prójimo, al que había que perdonar hasta setenta veces siete, y amar y amar siempre hasta dar la vida por él y por la humanidad, aunque tampoco había que ocultar las atrocidades de los seguidores de Jesús en el transcurso de la historia? ¿La diferencia estaría en que para amar al prójimo, especialmente aún cuando fuese enemigo, hay
101

debajo de la matica…

que morir en el sentido teológico-existencial, al negarse las fuerzas primitivas animales de venganza y odio, para después resucitar en la paz y la convivencia, y eso justamente, era lo que les estaría faltando a los judíos de siempre? ¿Ahí estaría el todo del todo de la problemática de los judíos muy de fe y aún sin ella en la historia? El análisis era complicado, pero no por eso carente de sentido y de lógica. Más bien parecería acertado. Y era cuando Pedro Pablo sin comprender del todo llegaba a pensar que se necesitaría un Freud para tratar a los judíos y pudiesen sacar al plano consciente sus tabúes y frustraciones y buscar su sanación interior. No solamente a un Freud, sino también a un Víctor Frankl con su famosa logoterapia para buscar un proceso de salud mental para los judíos. Es decir, buscar a unos judíos declarados ateos para sanar al resto de los judíos declarados creyentes. También habría que apelar a la ayuda de un Woody Allen para que con sus conflictos ayudase al resto de los judíos. Tal vez, la misma ayuda del aporte de Daniel Goleman con su libro Inteligencia emocional, para llegar a lo de “la amígdala cerebral”, complementado, por supuesto con su otro libro de Inteligencia social, para hacer el paso necesario del camino bajo hacia el camino alto, de las sensaciones suprarrenales hasta la racionalización de esos instintos bajos y poder sanar el contenido acumulado en la amígdala cerebral, re-creando una situación nueva sobre la vieja acumulada en los recuerdos. ¿Tal vez les estaría faltando a los judíos “la amígdala cerebral” como dice Goleman , pues la función de la amígdala cerebral es ser la especialista en asuntos emocionales? Si la amígdala queda separada del resto del cerebro nos llevaría a una “ceguera afectiva” porque perderíamos toda capacidad de emociones frente a los acontecimientos. Y si eso sucede se pierde todo interés por la vida porque nos llevaría a perder toda capacidad de reconocer los sentimientos, así como todo sentimiento por los
102

debajo de la matica…

sentimientos. La amígdala actúa como depósito de la memoria emocional y tiene mucha importancia por sí misma; la vida sin amígdala cerebral es una vida sin significados personales. Sería una total apatía e indiferencia. Sin la amígdala nos quedaríamos impasibles y sin respuestas al afecto, como a las mismas pasiones, como el miedo y la furia (como en el caso de los animales a los que por experimento se les ha extirpado o cortada la amígdala). Hasta se perdería la capacidad de derramar una lágrima porque hay ausencia de emociones, y ni un abrazo tendría sentido y valor. La amígdala está en el centro de la acción de la emociones incluso mucho antes que el cerebro pensante (la neocorteza) está intentando tomar una decisión. ¿Sucedería eso con los judíos, sobre todo, ahora con lo de la invasión a Gaza? ¿Su evolución sería haber llegado al máximo de la conquista de la mente con su desarrollo por su método de oración, el “dáat” y esas experiencias, pero su máximo sería el inicio de su regreso, al carecer del más mínimo sentido de humanidad, o de carecer de la experiencia del otro como el prójimo, y tenía que sucederse, entonces, la ruptura del judío Jesús de Nazareth de los demás judíos? En caso de ser así, entonces, ya sería un problema de estructura cerebral congénito y habría que someter a todo judío o a terapia o a reconstrucción de “la amígdala cerebral”, y se necesitaría a muchos Freuds, por un lado, y a muchos neurólogos aún judíos, por otra parte. Muy complicada la cosa. O sea, que los judíos tienen mucho de inteligencia racional y poco de inteligencia emocional en caso de aplicarse en la comprobación lo que dijese Daniel Goleman, y que según los nuevos parámetros de la psicología la inteligencia consiste en saber dominar las reacciones viscerales o sistema límbico y llegar con la inteligencia cerebral dominarse para mejorar la convivencia social. En donde primero sea sentir y después
103

debajo de la matica…

pensar y eso sería lo mismo a cumplir el complemento del mandamiento de amar a Dios en el prójimo. Muy complicado. Pedro Pablo estaba en las que estaba y su avance no dejaba de ser un impacto e impactante. Y lo era. Y lo es. ¿O tendría razón Freud cuando en septiembre de 1932 le escribe una carta de contestación a Albert Einstein, diálogo entre físico y psicólogo (Einstein le dirige una carta a Freud fechada el 30 de julio de 1932, autorizado por la Liga de las Naciones y de su Instituto Internacional de Cooperación Intelectual en París) y donde le recuerda, preguntando sobre por qué la guerra, y que según su hipótesis de los instintos humanos son sólo de dos tipos: los que tratan de preservar y unir, con una deliberada ampliación de la concepción popular de "sexualidad", y los que tratan de destruir y matar y que se agrupan como instinto agresivo o destructivo? Es de suponer que esa consulta es antes de la creación de organizaciones a favor del hombre. Tal vez antes de la ONU, y otras en defensa de los derechos humanos. En esa misma carta Freud después de la sorpresa de que Einstein lo invitase a participar en el diálogo sobre qué podría hacerse para defender a los hombres de los estragos de la guerra y comprender después Freud que se trataba de un aporte desde la psicología, le contesta a Einstein que el origen está en la violencia o el poder del más fuerte para dominar o imponerse sobre el oponente, o matándolo o sometiéndolo a su voluntad, dando origen a la fuerza de los instrumentos para el poder como las armas. O sea la ley del más fuerte físicamente ya de los músculos ya de las armas y su perfeccionamiento para seguir manteniendo el poder y el sometimiento, y ya el sometimiento es, al fin y al cabo, la misma imposición de la fuerza. Es entonces cuando el débil busca organizarse y en la declaración de los derechos busca con el intelecto invertir la dominación pues en la unión está la fuerza (“L'union fait la force”) y es el derecho el que pasa a
104

debajo de la matica…

dominar venciendo la violencia, pero sigue siendo una violencia pronta a dirigirse contra cualquier individuo que le haga frente; trabaja con los mismos medios, persigue los mismos fines; la diferencia sólo reside, real y efectivamente, en que ya no es la violencia de un individuo la que se impone, sino la de la comunidad. Pero en esa unidad de la comunidad debe prevalecer – según el contenido de la carta – pues las circunstancias son simples mientras la comunidad se compone sólo de un número de individuos de igual potencia. Las leyes de esa asociación determinan entonces la medida en que el individuo debe renunciar a la libertad personal de aplicar su fuerza como violencia, a fin de que sea posible una convivencia segura. Hay un problema – según se desprende de la contestación de Freud – y es que el derecho puede entonces adecuarse poco a poco a las nuevas relaciones de poder, o, lo que es más frecuente, si la clase dominante no está dispuesta a dar razón de ese cambio, se llega a la sublevación, la guerra civil, esto es, a una cancelación temporaria del derecho y a nuevas confrontaciones de violencia tras cuyo desenlace se instituye un nuevo orden de derecho. Y en este punto Pedro Pablo se quedaba pensando en la razón de ser y de existir de la ONU, si es que fuese esa consulta antes de esa organización y la justificación para ella, y se cuestionaba si la ONU había hecho cambios o nada había cambiado desde la ONU o estaba simplemente de adorno para justificar la violencia del poder, ya no del derecho, sino del poder-poder. ¿O era la permanente psicológica de las dos fuerzas y pulsiones, la de la vida y la de la muerte, como si fuese un resorte; es decir, ya se llegó a todo el estiramiento y tiene que darse necesariamente el desestirarse, porque es natural que así sea? Entonces, la involución sería natural. Pedro Pablo se inquietaba más de lo que ya estaba y parecía no comprender lo que estaba casi comprendiendo, pero que no. Entonces,
105

debajo de la matica…

faltarían muchos Jesús de Nazareth con su precepto complementario de “amor al prójimo”, como la clave de todo, a pesar de todo y por sobre todo, independientemente de Iglesias o credos, sino en el más estricto apego al mensaje de Jesús, sin mediaciones e interferencias. Pedro Pablo volvía a rascarse la cabeza cuando se la rascaba ante estos acontecimientos…. Y quedaban vigentes las palabras de la carta de Einstein a Freud, ahora ya no de Freud a Einstein, sino lo que inquietaba al físico al preguntarle al psicólogo: “¿Cómo es que estos procedimientos logren despertar en los hombres tan salvaje entusiasmo, hasta llevarlos a sacrificar su vida? Sólo hay una contestación posible: porque el hombre tiene dentro de sí un apetito de odio y destrucción. En épocas normales esta pasión existe en estado latente, y únicamente emerge en circunstancias inusuales; pero es relativamente sencillo ponerla en juego y exaltarla hasta el poder de una psicosis colectiva. Aquí radica, tal vez, el quid de todo el complejo de factores que estamos considerando, un enigma que el experto en el conocimiento de las pulsiones humanas puede resolver”. Y esa era la consulta que hacía el físico al psicólogo, ambos judíos, uno sionista y el otro ateo; ambos inventores y científicos. A esas alturas Pedro Pablo no sabía a quién acudir, si al psicólogo o al físico, o seguir sus propios pensamientos….Hasta Daniel Goleman, autor que tanto le había marcado en su vida y que tanto bien le había hecho, también era judío. Tal vez habría que recomendarles a Freud y a Einstein que es posible el paso del camino bajo al camino alto, complementado por su colega Goleman, en un proceso del dominio de las reacciones límbicas o instintivas para llegar a la inteligencia emocional y por ende a la inteligencia social (visión mental y ceguera mental de las que habla en su libro Inteligencia social), y que no es otra cosa que la aplicación en la práctica del mensaje de Jesús de Nazareth, también judío…
106

debajo de la matica…

En todo caso, Freud tenía razón con su teoría del complejo de Edipo, y esta vez aplicada a sus hermanos judíos. El complejo de Edipo consiste entre otras cosas en el deseo del hijo de matar al padre. Y según los acontecimientos se estaba haciendo realidad ese complejo. La ONU es el padre de la creación del Estado de Israel, en Tel-Aviv, con la Resolución 181. Ante los acontecimientos de Gaza, del 2008-2009, el padre le había mandado al hijo hacer cese al fuego, y el hijo había matado al padre al no obedecerle ni en lo más mínimo y al decir que le dejara a él hacer lo que le correspondía hacer… Israel había atacado sin acatar las peticiones de la ONU algunos refugios de la misma ONU en Gaza… Las ironías… A este punto Pedro Pablo para cerciorarse repasaba sus dudas y para asegurarse de que todavía estuviesen con él, tomó el respectivo tomo de Dostoyevsky, del libro Los hermanos Karamasov, para repasar un diálogo interesante y que era:
— Solicito de nuevo que dejemos este tema —dijo PiotrAlejandrovitch —. Pero antes permítame contar otra anécdota sumamente típica e interesante, relacionada con Iván Fiodorovitch. Hace cinco días, en una reunión en la que predominaba el elemento femenino, manifestó con toda seriedad, en el curso de una discusión, que ninguna ley del mundo obliga a las personas a amar a sus semejantes, que ninguna ley natural impone al hombre el amor a la humanidad, que si el amor había reinado en la tierra no se debía a ninguna ley natural, sino a la creencia en la inmortalidad. Iván Fiodorovitch añadió que ésta era la única ley natural; de modo que si se destruye en el hombre la fe en su inmortalidad, no solamente desaparecerá en él el amor, sino también la energía necesaria para seguir viviendo en este mundo. Además, entonces no habría nada inmoral y todo, incluso la antropofagia, estaría autorizado. Y esto no es

107

debajo de la matica…

todo; terminó afirmando que, para el individuo que no cree en Dios ni en su propia inmortalidad, la ley moral de la naturaleza es el polo opuesto de la ley religiosa; que, en este caso, el egoísmo, incluso cuando alcanza un grado de perversidad, debe no sólo ser autorizado, sino reconocido como un desahogo necesario, lógico e incluso noble. Oída esta paradoja, pueden juzgar lo demás, señores; pueden formar juicio sobre lo que nuestro extravagante Iván Fiodorovitch se complace en proclamar, y acerca de sus intenciones eventuales. — ¿He entendido bien? — exclamó de súbito Dmitri Fiodorovitch—. «La maldad, para el ateo, no sólo está autorizada, sino que se considera como una manifestación natural necesaria y razonable. » ¿Es esto? — Exactamente —dijo el padre Paisius. — Lo tendré presente. Dicho esto, Dmitri Fiodorovitch enmudeció tan repentinamente como se había mezclado en la conversación. Todos le miraron con curiosidad. — ¿Es posible que vea usted así las consecuencias de la desaparición de la fe en la inmortalidad del alma? — preguntó de súbito el starets a Iván Fiodorovitch. — Sí, yo creo que no hay virtud sin inmortalidad. — Si piensa usted de ese modo, es feliz, o tal vez muy desgraciado. — ¿Por qué desgraciado? —preguntó Iván Fiodorovitch con una sonrisa. — Porque, según todas las apariencias, usted no cree en la inmortalidad del alma ni en nada de lo que se ha escrito sobre la Iglesia. — Tal vez tenga usted razón. Sin embargo, no he hablado en broma — manifestó Iván Fiodorovitch enrojeciendo ante esta singular declaración. — Cierto: usted no ha bromeado. Expone una idea que todavía no se ha resuelto en su corazón y que le tortura. También al mártir le gusta a veces recrearse en su

108

debajo de la matica…

desesperación. Por el momento, es la desesperación lo que le lleva a usted a distraerse con artículos y conversaciones de sociedad, sin creer en su propia dialéctica y sonriendo dolorosamente en su interior. Esa cuestión no está todavía resuelta en usted, y ello le atormenta porque reclama urgentemente una solución. — ¿Pero puede esa cuestión resolverse en mí, resolverse en un sentimiento positivo? —preguntó Iván Fiodorovitch con extraño acento y mirando al starets con una sonrisa inexplicable. — Si no se resuelve positivamente, tampoco se resolverá nunca en un sentido negativo. Usted conoce esta propiedad de su corazón. Esto es lo que le tortura. Pero dé gracias al Creador por haberle dotado de un corazón sublime, capaz de atormentarse de ese modo, de pensar en las cosas del cielo y de investigarlas, pues allí está nuestra morada. Que Dios le permita encontrar la solución aquí abajo y que bendiga sus caminos.

Pedro Pablo comprendía y no entendía; entendía y no comprendía, todo al mismo tiempo… ¿Entonces, todo era por falta de fe, o por mucha fe? ¿Fe en qué y en quién, por fin? ¿O sería que Dios habría muerto y tendría razón Nietzche al proponer al superhombre como el sustituto? ¿Habrá muerto la idea de todo sentido de trascendencia y ya no existen valores absolutos y hay que verse como enemigos a quienes hay que eliminar porque sí, en aras de un supuesto Dios, invento del genio humano, y ya se llegó la hora de desenmascarar esa invención porque no es más que una idea? Y como la moral tiene que ser sustituida por la verdad, según el propio Nietzche, y la verdad es que no existe sino el hombre… entonces, los judíos estarían y andarían en lo cierto… Y tendría sentido en el que en mucho amar a Dios sin la complementación que es el hombre, y su explicación connotativa, pues lo lógico, entonces,
109

debajo de la matica…

sería eliminar a Dios, para quedarse con el hombre definitivamente; e igualmente, quedaría faltando el complemento que ahora sería Dios…. Complicado para Pedro Pablo… Tal vez la propia Torre de Babel… O, tal vez, Babel en la Torre… A este punto Pedro Pablo se impresionaba y se iluminaba al comprender y mirar al pueblo de Israel con dos miradas especiales: una como la de una etnia, y la otra como una nación. En la parte de la etnia la veía como una cultura cargada de Dios toda ella; y como nación la veía como un poderío tal vez hercúleo a la que no se le podría hacer frente bajo ningún aspecto por su fuerza, y entonces, recordaba las palabras tal vez enigmáticas y videntes de un judío sobre su propio pueblo como Shlomo Sand en su libro Cuándo y cómo se inventó el pueblo judío quien decía que en la actualidad el sionismo conserva su carácter etnoreligioso y cree que eso destruirá el Estado de Israel, ya que una cuarta parte de los ciudadanos de Israel no son judíos, y el sionismo no reconoce a los "israelíes" no judíos y esto no puede continuar. Incluso si Israel sale de los territorios ocupados no habrá calma. Los árabes están viviendo en un Estado que dice que no es de ellos, en cuyo himno nacional se habla del "espíritu judío". Pedro Pablo se rascaba la cabeza…

110

16

Los días estaban lluviosos, sobre todo al caer la tarde. La ciudad se convertía en un hervidero de carros y el tráfico se hacía insoportable. Cada cual buscaba adelantar por donde le fuera posible y lo importante era llegar rápido a los hogares, y ese afán convertía a la ciudad en un enjambre de carros atravesados haciendo más difícil avanzar. Las luces de los semáforos estaban de adornos y por mucho que hubiesen colocado cronómetros regresivos en los semáforos para indicar el tiempo que faltaba para llegar a su turno en la luz verde o la luz roja para detenerse, de nada servía, ya que todos estaban atravesados, antes del semáforo, debajo del semáforo y después del semáforo. El gran error estaba, entre otros, en que los autobuses interurbanos atravesaban toda la ciudad y por sus tamaños eran demasiado grandes para el tráfico interno. Dos autobuses juntos congestionaban y detenían toda la ciudad. Hubiera sido más sano y lógico autobuses pequeños tipos busetas de pocos pasajeros, aun cuando hubiese más, pero hubiera sido una solución. Se le sumaba al tamaño de los autobuses lo atrevido y en cierta forma los abusos de los conductores de esos mismos autobuses. En el día, sobre todo al mediodía, o a las horas de fuerte movimiento vehicular se colocaban algunos fiscales de tránsito o policías viales para pretender mejorar la circulación, pero se empeoraba la situación, porque en vez de aligerar la entorpecía más, y a veces, con todo el descaro, al punto de llegar a esperar hasta

debajo de la matica…

diez minutos para poder cruzar el semáforo. Se deseaba, entonces, que no hubiese policías viales porque aumentaban el desastre y la calamidad para llegar o al trabajo o al hogar o al sitio al que se fuera en ese día. Los policías viales se empeñaban en darse el lujo de fomentar y provocar el desastre en la ciudad, a pesar del concierto desconcertante de las bocinas que generaban un estruendo musical nada armonioso, por lo menos para los que iban dentro de los automóviles. Era inevitable echar pestes del tránsito, de la ciudad, de las autoridades del gobierno, de las autoridades de tránsito, del que se atravesaba para adelantarse, del que venía o del que iba. Las autoridades viales en vez de colocar orden hacían todo lo contrario. Ya su presencia generaba desorden y se quería y deseaba que no estuviesen, pero estaban para fomentar la confusión del tránsito, y se daban el lujo de hacerlo, al punto de como si lo disfrutaran. Estaban vestidos y autorizados para ello porque no se les podía llamar la atención requiriendo que impusieran control pues alegarían que se le estaría faltando el respeto a la autoridad y habría que asumir las consecuencias de ese atrevimiento. Tal vez pertenecerían a la ONU o era su confirmación o sería un recordatorio de ella y su existencia. En esos mismos días se celebraban los días de carnaval. El fin de semana anterior para lunes y martes de carnaval ya era costumbre que todas las escuelas llevaran a sus alumnos a las comparsas de la ciudad. Los niños lo disfrutaban y también los padres porque revivían sus tiempos y volvían a vivirlo con la misma intensidad pero de gente grande. Los niños iban vestidos con múltiples disfraces dependiendo de la imagen y del personaje que estuviese de moda por esos días, ya de niño araña, ya de zorro, ya de chapulín colorado o cualquier otro disfraz. Los timbales y los sonidos de carnaval se oían por todas partes, sin dejar de lado los piticos que caracterizan las festividades de esos días. Algunos barrios se organizaban para
112

debajo de la matica…

realizar los concursos de las reinas y así poder celebrar en grande cerrando las calles y dificultando más el tránsito. En la ciudad el alcalde y el gobernador patrocinaban las comparsas y la ciudad se complicaba más ya que para dirigirse a cualquier sitio de la misma ciudad era un suplicio por las fiestas de esos días.

113

17
La salud del sobrino del amigo de Pedro Pablo era estable. Se trataba de problemas de salud mental, a pesar de sus apenas once años de edad. Lo habían llevado a todos los especialistas y en todos se encontraban los mismos resultados positivos. No era a nivel funcional orgánico. El cerebro y su estructura morfológica era de un niño normal. No se evidenciaba ninguna anormalidad a nivel de estructura y funcionamiento. El problema era más profundo y delicado, era a nivel emocional, era asunto de experiencia de familia, sobre todo de seguridad, en la que era determinante los años de la primera infancia y a la que no se podía regresar, ni para bien del propio niño, ni para tranquilidad de corazón y de conciencia de la propia madre en caso de querer sanar lo que el tiempo le había dado pero que en aras de hacer carrera y currículo laboral le había quitado. Había adquirido buenos puestos en el trabajo y logrado buenos ascensos y con ello buenas remuneraciones salariales, pero en aras del sacrificio de su hijo, la razón de todo. Ahora cuando quería volver sobre lo andado, no había nada que hacer sino lamentarse y echar pestes de su apego al trabajo. El niño le era el recordatorio de esa su abnegación y desapego al mismo tiempo. Muy exitosa y muy fracasada. El carro bonito y de última moda que le daba la seguridad en el entorno social y laboral era la envidia; pero el niño afectado era la realidad. Un tal vez o un quizás hubieran sido muy alentador para ella y su esposo en esas circunstancias porque entrarían en el mundo de las posibilidades futuribles; pero los hechos eran los hechos y no cabían los tal vez y los quizás porque la realidad era la que era sin futuribles sino con presentes que empañaban el futuro, tanto del niño, de ella y de

debajo de la matica…

su esposo, y de la familia y del matrimonio. Ese su futuro era real y ya no posibilidad. Si hubiera sido no cabía y no cambiaría la realidad. Lo que será y cómo será era lo que atormentaba a la familia. A veces el niño asumía comportamientos de niño autista, tal vez para enajenarse más de su propia realidad, y eso aumentaba la crisis familiar. Tal vez habría que psicoanalizar al niño y a la madre al mismo tiempo. O tal vez al esposo y a la madre en la misma sesión. Quizás un Freud no sería suficiente o un terapista solo tampoco. O a lo mejor el trabajo habría sido la excusa y el pretexto para no afrontar la realidad del matrimonio incluido en él al esposo y esa realidad. ¿O se trataría del complejo de Edipo en caso de serlo, ya no de una etnia, como la judía en caso de serlo, sino de una relación madre-hijo-esposo (papá), como adversarios y competidores? ¿Se trataría de la misma realidad en donde estaría faltando el complemento que explicaba y plenificaba la conexión; allá, Dios-hombre; aquí, trabajo-hijo? ¿El complemento no puede faltar, ni en uno ni en otro? Los hechos eran los hechos. ¿Y cómo se llamará en psicología, freudiana o no, el complejo contrario, ya no de Edipo, sino en el que la madre sacrifica al hijo en aras de su apariencia y éxito laboral, fútil y volátil como las circunstancias de estar en ese momento en el trabajo, y poco después no estarlo, sin cambiar en absoluto la producción laboral, para señalar que no se es indispensable, ni siquiera importante?

115

18
Las fiestas de carnaval habían invadido toda la ciudad y todo era comparsa y disfraces. Los sonidos de los tambores con silbidos de pitos conjugaban el son de los bailes en los que prevalecía el movimiento de las caderas de grandes y pequeños, especialmente en los del sexo femenino, aunque era la gran oportunidad para los de inclinación dudosa, especialmente en los de sexo masculino, quienes con el pretexto de zambas de carrozas y disfraces afloraban lo que reprimían durante el resto del año. El carnaval a estos últimos les daba como una especie de carta de ciudadanía y de aceptación y los convertía en los reyes de la emancipación so pretexto de estar en carnaval en donde se les permitía ser los anfitriones de una masa social que no paraba en reparos ni en prejuicios, tan pasajero y rápido como el parpadear para comprender que nada cambiaba en la ráfaga del tiempo, y confirmar y ahondar las tendencias naturales de todos y que se mostraban sin inhibiciones justo por esos días. Quizás a esa experiencia profunda sin saberlo de manera consciente se deba que muchos esperan con ansiedad esos días para desorbitar en el cosmos natural que nos marca pautas de comportamientos. Pedro Pablo no era la excepción. También había asistido a mirar las comparsas y a pesar de que sus dos hijos eran ya mayores de edad y no iban con él a esos espectáculos, había ido igualmente. Pedro Pablo había asistido con su mamá y habían disfrutado del ambiente festivo de esos días. Pero volviendo al tema que lo tenía enmentado por esos días había intentado ahondar más sobre el tema de los judíos y

debajo de la matica…

se valía para ello del libro de Erich Fromm (judío ortodoxo, psicólogo social, psicoanalista y humanista), titulado El humanismo judío, y le había llamado la atención desde un comienzo donde el autor valiéndose de la idea de Rashi, exponía que Dios había consultado a los ángeles, para insistir en la idea de que Dios no era autócrata, y que la Escritura nos enseña que el más grande "debería siempre consultar y recibir autorización del menor", y sobre todo la idea principal del pensamiento judío, de que el hombre, aunque es mortal y afligido por el conflicto entre sus aspectos divinos y terrenales, es un sistema abierto y puede desarrollarse hasta el punto de compartir el poder de Dios y su capacidad de creación. El hombre no es Dios, pero es como Dios, al ser creado a imagen y semejanza de Dios, según el relato del Génesis. Así El hombre se concibe como creado a semejanza de Dios, con capacidad para una evolución cuyos límites no están fijados y en una situación indefinida, incierta, abierta. Sólo existe certeza con respecto al pasado, y con respecto al futuro, la certeza de la muerte, como lo dijera en su libro el Arte de amar. . "Dios", observa un maestro jasídico- según Erich Fromm en El humanismo judío- "no dice que «era bueno» después de haber creado al hombre; "esto indica que mientras el ganado y todo lo otro estaba terminado después de haber sido "creado, el hombre no estaba terminado". Es el hombre mismo, guiado por la palabra de Dios, tal como está formulada en la Torá y los profetas, quien puede desarrollar su naturaleza inherente en el curso de la historia. La evolución del hombre consiste en la liberación de la tierra que como en el caso de Adán y Eva, sus ojos se abrieron luego que adquirieron el conocimiento del bien y del mal. Con este conocimiento se rompió la armonía originaria con la naturaleza. El hombre comienza el proceso de individuación y corta sus vínculos con la naturaleza. Así el hombre y la naturaleza se convierten en
117

debajo de la matica…

enemigos hasta que el hombre no sea totalmente humano; es decir, no es la historia de la "caída" del hombre, sino la de su despertar y, por consiguiente, señala el comienzo de su elevación. Para lograr esto es necesario que el hombre rompa los lazos maternos y paternos, que sea independiente, pues se trata del cumplimiento de lo que dice el mismo libro del Génesis en su capítulo 2, 24, donde dice que "por "tanto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola "carne", y en donde la independencia será la condición de su madurez. O en otras expresiones, es necesario romper la condición incestuosa del hombre, como el primer paso de su evolución. A este punto a Pedro Pablo le había impresionado cómo Erich Fromm exponía la idea de la sujeción y la obediencia pues ciertamente el hombre es débil y endeble, pero es también un sistema abierto que puede desarrollarse hasta alcanzar el punto en que es libre. Esas mismas ideas las expresaba Erich Fromm en su libro El arte de amar. El hombre necesita ser obediente a Dios hasta que pueda romper su fijación a los vínculos primarios y no someterse al hombre. Dios, en la literatura rabínica, es concebido como el supremo soberano y legislador. Es el rey que está por encima de los reyes, y aquellas leyes para las cuales la razón no puede encontrar explicación, tienen que cumplirse por el único motivo de que Dios las ha dictado. Y sin embargo, aunque esto es cierto en general, hay aserciones en la ley talmúdica y en la literatura judía posterior, que muestran una tendencia que habría de hacer al hombre completamente autónomo, aún hasta el punto de liberarse de Dios o, por lo menos, de tratar con Dios en términos de igualdad. El mero hecho de que el hombre se haya vuelto independiente y no necesite ya a Dios, el hecho de que Dios haya sido derrotado por el hombre, es precisamente lo que agrada a Dios. Con el mismo sentido dice el Talmud – sigue Fromm -: La naturaleza del "hombre mortal
118

debajo de la matica…

es tal que cuando ha sido conquistado es desdichado, pero cuando el único Santo es conquistado, se regocija" (Pesabim 119a). En verdad, ha quedado muy lejos aquel Dios que expulsó a Adán y Eva del paraíso porque temía que se convirtieran en dioses. Por eso fueron expulsados, según Fromm y su pensamiento judío ortodoxo. Pedro Pablo estaba sorprendido al comprender que no era banal las inquietudes que tenía sobre los judíos al llegar a superar a Dios, ya como idea, ya como fruto de su invención y que ahora ya se habían despojado de ese Dios porque ya no lo necesitaban. La lectura de Erich Fromm le daban la razón a Pedro Pablo cuando antes de su lectura se había preguntado si sería normal que el hombre hubiese matado la idea de Dios y si es natural que esa idea de la superación de Dios por el hombre era una necesidad histórica y existencial. Erich Fromm al presentar el estudio del humanismo judío le estaba dando la razón a Pedro Pablo, sobre todo en la parte en que Fromm justificaba el nacionalismo judío en contra del universalismo, obra ésta del cristianismo. Eso de que en el caso afirmativo Pedro Pablo estuviese buscando la aprobación o no de Erich Fromm u otro autor, pero lo que le era sorprendente era que por los caminos intelectuales en los que andaba le estaban indicando que sus inquietudes tenían fundamentos y no eran tan descabelladas sus ideas. Volvía entonces Pedro Pablo a sus inquietudes iniciales que ahora tomaban un matiz de sorpresa y asombro ante las coincidencias de los encuentros y los hallazgos y comprobaba que no andaba muy lejos de ciertas verdades ocultas y practicadas tan a la luz pública que resultarían en un grito desgarrador a favor de la humanidad y sus más altos valores. Esta última faceta remarcada por Erich Fromm pareciera definir y enmarcar la personalidad judía. Hay que independizarse de Dios, porque eso le agrada a Dios. Entonces
119

debajo de la matica…

parecería lógico y natural que Jacob venciera al ángel. ¿Sería ese el sentido implícito de ese relato? ¿No es eso lo mismo a decir de la muerte de Dios promulgada por Nietzsche? ¿Será esa la práctica actual de los judíos, en donde ya no hay Dios y su complemento, es decir el hombre como su reflejo, porque ya es en sí, Dios? ¿Habrá superado el hombre al propio Dios según la mentalidad judía? ¿O serán expresamente y propiamente los judíos quienes ya han superado a Dios, al que hay que superar porque eso le agrada a Dios? Realmente complicado el análisis a este punto. Ahí podría encontrarse una identificación y al mismo tiempo una diferenciación porque al ser expulsado del paraíso se comienza – según Fromm en la línea del judaísmo ordotoxo – la historia de la elevación del hombre. El cristianismo, por lo menos el presentado por Rossi de Francesco Gasperis, SJ., en su libro La roca que nos ha engendrado, nos habla precisamente que el paraíso no es otra cosa que el Jardín del Edén, es decir el mundo, en donde el hombre es colocado como huésped y coheredero y no dueño. Esa podría ser la diferencia. Al no ser dueño reconoce la autoridad y la propiedad del Creador. Dios ya no sería un competidor al que habría que vencer o superar, sino respetar su dimensión de Creador, y el hombre, al mismo tiempo reconocer su condición de criatura o huésped. Y Jesús de Nazareth es justamente quien nos recuerda con su vida y muerte en la cruz que es posible volver al Jardín del Edén siempre y cuando se respete esa condición de Creador-criatura. Tal vez por eso los judíos no acepten a Jesús de Nazareth porque entre otras cosas eso exige ver al prójimo como a un hermano y no como a un enemigo, muchos menos el propio Dios, a quien se le ve como un Padre en el caso del cristianismo. Un detalle interesante en Erich Fromm, ahora en su libro El arte de amar, era lo que el autor decía que después de
120

debajo de la matica…

haber comido Adán y Eva del fruto del "árbol del conocimiento del bien y del mal", después de haber desobedecido (el bien y el mal no existen si no hay libertad para desobedecer), después de haberse vuelto humanos al emanciparse de la originaria armonía animal con la naturaleza, es decir, después de su nacimiento como seres humanos, vieron "que estaban desnudos y tuvieron vergüenza". O sea, que después que el hombre y la mujer se hicieron conscientes de sí mismos y del otro, tuvieron conciencia de su separatidad, y de la diferencia entre ambos, en la medida en que pertenecían a sexos distintos. Pero, al reconocer su separatidad, siguen siendo desconocidos el uno para el otro, porque aún no han aprendido a amarse (como lo demuestra el hecho de que Adán se defiende, acusando a Eva, en lugar de tratar de defenderla). La conciencia de la separación humana -sin la reunión por el amor- es la fuente de la vergüenza. Es, al mismo tiempo, la fuente de la culpa y la angustia. El problema es cómo resuelve el hombre su separatidad, el ser distinto y el ser único y diferente. El problema es el problema del aislamiento del hombre de todos los tiempos. Para eso es necesario la unión con el grupo que es la forma predominante de superar el estado de separación. Se trata de una unión en la que el ser individual desaparece en gran medida, y cuya finalidad es la pertenencia al rebaño. Si soy como todos los demás, si no tengo sentimientos o pensamientos que me hagan diferente, si me adapto en las costumbres, las ropas, las ideas, al patrón del grupo, estoy salvado; salvado de la temible experiencia de la soledad. Es en el dar más que en el recibir, sin negar que en el dar ya se recibe, donde el hombre de todos los tiempos supera su experiencia de soledad y de separatidad por la experiencia del amor, precisamente. El amor es un arte y se puede cultivar como se cultiva cualquier arte y se requiere que haya disciplina, concentración y practicarlo, precisamente porque es
121

debajo de la matica…

un arte. A este punto Pedro Pablo no entendía y muchos más, no comprendía, al mirar todo lo que estaba mirando sobre la realidad de los judíos. Encontraba realmente muy inspirador lo que decía Erich Fromm en este último libro y lo relacionaba con las ideas anteriores del humanismo judío, y no encontraba mucha conexión práctica con la realidad que se estaba viviendo. ¿Dónde se conectaban la idea de que el hombre tenía que superar a Dios, cosa que a Dios le agradaba – según la manera de presentarlo Fromm en continuidad con el judaísmo ortodoxo – con la puesta en práctica del amor como un arte que se aprende, precisamente para vencer la separatidad y la soledad? Esa verdad o por lo menos esa manera de pensar justifica el descubrimiento del complejo de Edipo expuesto por Freud y del que separa justamente Erich Fromm. La diferencia entre los dos estaría en que el primero es ateo y el segundo es ortodoxo, y ambos judíos. Por lo menos Freud llega hasta el complejo de Edipo y a la religión como una vivencia psicológica de esa experiencia, mientras que Fromm siguiendo la línea ortodoxa mantiene que a Dios hay que superarlo porque eso le agrada al mismo Dios. A este punto la historieta que Pedro Pablo había encontrado en el libro de Fromm respecto a que a Dios se le puede superar e inclusive retar le era bastante revelador. Dice la historieta recopilada por el autor:
Sucedió una vez que hubo en Ucrania una gran carestía y los pobres no podían comprar pan. Los rabíes se reunieron en casa de Abuelo de Spol para una sesión del tribunal rabínico. El Rabí de Spol les dijo: Tengo una acusación contra Dios. Según la ley rabínica, el amo que compra un siervo judío durante un tiempo establecido (seis años o hasta el año del Jubileo), lo debe alimentar no sólo a él sino también a su familia. Ahora bien, el Señor nos compró en Egipto como

122

debajo de la matica…

siervos suyos, puesto que Él dice: «Para mí los hijos de Israel son siervos», y el profeta Ezequiel dijo que, aun en el exilio, Israel, es el esclavo de Dios. Por consiguiente, oh Señor, te pido que Tú te atengas a la ley, y alimentes a tus siervos con sus familias. Los diez jueces dieron sentencia en favor del Rabí de Spol. Pocos días después llegó un gran cargamento de granos desde Siberia, y los pobres pudieron comprar pan.

A este punto Pedro Pablo recordaba con una sonrisa de satisfacción la película un violinista en el tejado, en donde el personaje pelea y litiga con Dios en un estilo muy particular. Tal vez en esa misma película estaba implícita la idea de litigar con Dios y ganarle la disputa según el relato de la historieta del tribunal rabínico. Tal vez.

123

19
Para nada o en poco disminuía el afán de Pedro Pablo de encontrar respuesta a lo que lo tenía inquieto sobre esos días desde hacía bastante tiempo. La salud del sobrino del amigo no le preocupaba aunque se ocupaba en ello. Pero lo que lo tenía buscando para tener respuesta como en un acertijo o como en la armazón de un rompecabeza era la cuestión de los judíos. Se sorprendía cada vez más al adentrarse sobre el tema y se sumergía cada vez más en las profundidades que iba descubriendo. Ahora tenía la oportunidad de estudiar y leer el libro de Theodor Reik, titulado Psicoanalisis del Humor Judío, y parecía emocionarse irremediablemente. Y esta nueva lectura parecería que le iba a dar algunos elementos que estaba buscando para comprender justamente la psicología judía. Entre líneas lo que sacaba de manera inicial era que el autor después de analizar la obra de teatro "Los judíos", de Eugen Tschirikow, y no recordar de esa obra sino la parte humorística y no la problemática de los progroms que era lo evidente de la obra, dice que Jehová le ha prohibido al judío expresar sus experiencias trágicas en una forma que conmueva a un mundo hostil o, en el mejor de los casos, indiferente. Pero al conferirle al judío el don del humorismo, su Dios le otorgó el poder de hablar acerca de lo que sufre. Me parece – analiza Teodor Reik - que la transferencia emocional no está restringida a este caso particular, sino que tiene un significado general y se le puede seguir la pista hasta encontrar una pauta conocida. Esta transferencia efectiva moldea el humorismo judío y le concede una cualidad (que pasó casi completamente inadvertida y es

debajo de la matica…

por ello tanto más notable). Con frecuencia la vida es trágica, pero su angustia se refleja muy claramente en las bromas. No, no es casual que hayan cruzado por mi cerebro unas pocas frases humorísticas en lugar de las terribles escenas del pogrom descrito en la obra, porque son estas frases las que contienen la quintaesencia del drama. Aarón Frankel – el personaje principal de esa obra de teatro - murmura al pasar un comentario irónico y se encoge de hombros. No grita a voces su indignación ni embiste furioso y desesperado. Sin embargo, su humor sarcástico hiere con la precisión de una espada y esgrimido con la poderosa mano del odio. Es la misma ironía que castiga en las palabras de los profetas bíblicos y que se percibe en la prosa y la poesía de Heinrich Heine y en los libros de los escritores judíos hasta nuestros días – diserta Teodor Reik. Entre otros de los elementos que el autor desgrana en su libro está el que los judíos hacen chiste y humor desde la cotidianidad de su vida familiar y eso les hace entender entre ellos por su experiencia familiar universal a la que pertenecen todos los judíos, además del hebreo y el ídish, lenguas éstas que les permiten afianzar más esa comunicación que sólo les está favorecidas para ellos, sin descartar el hecho de que el humor judío supone ver y oír lo que se dice, pues como señala, que el poeta Nono, que vivió en la época de Teodosio, comparaba los gestos con el lenguaje y decía de las manos que son bocas y de los dedos que son voces. En algunas anécdotas judías los personajes confunden el significado de palabras alemanas o francesas con expresiones en ídish. Como consecuencia, estos errores sirven para demostrar con intención satírica la falta de educación o conocimientos de las personas que son blanco de la broma. El propio Theodor Reik en ese mismo libro dice que el ídish es esencialmente el idioma alemán medieval, con intercalación de palabras y frases eslavas, hebreas y arameas. El ídish es el idioma ideal para el
125

debajo de la matica…

humorismo judío y llama la atención que estos chistes sean narrados en una antigua lengua que en un tiempo fue alemana, y que los judíos mantuvieran una extraña lealtad al idioma del país que en una época consideraron su patria. Con frecuencia – dice Thodor Reik en su libro - el ingenio judío aprovecha esta aptitud políglota para lograr un efecto humorístico especial. Y analiza la palabra Shlemihls, que no es otra cosa que ser la víctima de su propia estupidez o simpleza, palabra utilizada por varios autores judíos y que se remonta a la misma Biblia en Números, 25, para preguntarse si ¿Los judíos son los Shlemihls entre las naciones? ¿Son, por así decirlo, la imagen colectiva de los Shlemihls? Cuando uno sigue su historia – dice - a lo largo de 4.000 años, siente la tentación de aceptar esta idea. ¿No parecería notarse acaso en su destino una secreta compulsión a repetirse? Se desplazan de un lugar a otro, de una nación a otra, y sus vicisitudes parecen seguir en todas partes el mismo curso. Son aceptados, trabajan para abrirse camino y muchos de ellos llegan a posiciones sociales elevadas, y hacen contribuciones notables y a veces extraordinarias a la civilización de las naciones que los han recibido y de todo el mundo. Entonces los alcanzan inevitablemente la expulsión, los pogroms y la aniquilación. Es como si estuviesen buscando los problemas y las tribulaciones, y los encontraran. Y esto no sólo vale para la historia sino también, para emplear una frase de Somerset Maugham, para el "eterno presente" de los judíos. Más adelante dice el autor que el antiguo enfoque teológico mencionaba su "misión" en el mundo. Nosotros preferimos – dice - decir que tuvieron y tienen una función definida como catalizadores dentro del proceso civilizador. Los judíos son los Shlemihls de la historia - continúa Theodor Reik - pero con una diferencia: se aferran a la indestructible esperanza de que no siempre serán las víctimas humilladas de un destino cruel, y de que finalmente se transformarán en vencedores vengados. Realidad
126

debajo de la matica…

esta que se descubren en los chistes judíos, según Theodor Reik, a pesar de que ha habido autores famosos que han negado que los judíos tuvieran sentido del humor como Ernest Renan, por ejemplo, olvidando como dice Reik que esos autores no vieron que al igual que la abundancia y la felicidad, la miseria también tiene su alegría. Por naturaleza los judíos llevan marcado en sí la experiencia de ser nómadas, además de la experiencia de la expulsión, comenzando desde Egipto, y esta experiencia traumática de su primera época, comparable a los hechos traumáticos de la etapa infantil de un individuo, como, por ejemplo, la separación forzada del niño respecto de su madre. Esta similitud se da tanto por la naturaleza del hecho como por sus consecuencias. A partir de entonces, el pueblo judío estuvo sometido a esa compulsión inconsciente de la repetición, a la ineludible tendencia a repetir la prueba de la migración. Son extranjeros en todos los lugares y deben resignarse a su suerte, y aceptarla como su destino particular, tal vez la del judío errante. La oscura compulsión de la repetición llegó a tener un poder tan irresistible que ahora las migraciones son voluntarias. En cierta oportunidad un conocidísimo dirigente sionista declaró que es más fácil liberar a los judíos del exilio que al exilio de los judíos. Pedro Pablo comprendía sus inquietudes y se alegraba al comprender al mismo tiempo que estaba en lo cierto cuando antes de la lectura del libro de Theodor Reik había pensado e intuido sobre que era necesario buscar muchos Freud para psicoanalizar al pueblo judío porque se trataba de un problema del inconsciente y que igualmente habría que buscar a muchos Goleman con su aporte de la amígdala cerebral para trabajar sobre esos recuerdos archivados en su depósito emocional. Lo bueno en todo caso es que todos esos adelantos sobre la mente eran dados por los propios judíos. No podían se otros los inventores sino de entre ellos mismos, tal vez, porque en el fondo se
127

debajo de la matica…

hallaban buscando, sin saberlo, las respuestas a todos esos conflictos acumulados en sus registros históricos mentales de su etnia. Interesante, sin duda. Un chiste recogido por el propio Theodor Reik al respecto ilustra esa realidad: “Un judío pidió en la agencia de viajes que lo asesorasen acerca del lugar adonde podía emigrar. Entre él y el empleado estudiaron las posibilidades que ofrecían varios países y descubrieron que el ingreso en cada uno de ellos estaba erizado de dificultades. En un país había que contar con cierta suma de dinero para poder entrar, en otro exigían un permiso de trabajo o un certificado de empleo. En otro país el pasaporte carecía de validez, o no querían inmigrantes, y siempre la misma historia. Mientras los hombres estudiaban los diversos países, hacían girar el globo terráqueo que estaba junto al escritorio. Por fin, el desesperado judío preguntó: -¿No tiene otro globo?” Y más adelante apunta la moraleja para los propios judíos que tiene en sí el chiste que es que los judíos no tienen patria, por lo menos, para esos tiempos, porque en la actualidad está Tel-Aviv, después de 1948 con la resolución 181 de la ONU. El caso es que Pedro Pablo con la lectura del libro de Theodor Reik se sorprendía al comprobar que sus intuiciones no eran simples apreciaciones sino que tenían su asidero y su fundamento. Su sorpresa estaba en que una vez más tenía razón y sus impresiones tenían demostración. Se alegraba por eso. Así recordaba nombres de algunos judíos famosos por sus chistes, como Los Hermanos Marx, Woody Allen, Danny Kaye, Jerry Lewis, Mel Brooks, Sacha Baron Cohen, Ben Stiller, Jerry Seinfield. En sus tiempos de niño había visto las morisquetas de Jerry Lewis con su comicidad típicamente americana y no la entendía. Ahora se hallaba necesitado de satisfacer su curiosidad con las películas de Woody Allen por quien sentía una admiración especial. Se añadía a la lista que
128

debajo de la matica…

Pedro Pablo tenía como humoristas judíos ciertamente la película Indian Jones a la que consideraba muy chistosa, sin negar el mensaje subliminal que en ella existe, como lo del arca perdida y esa historieta de toda la película. Pensaba en todas las historietas y series de televisión escritas, dirigidas y guiadas por judíos desde superman hasta Ally McBeall pasando por los picapiedras y se maravillaba de lo presente del humor judío, con su moraleja, en todos los tiempos. Volviendo sobre el genio judío y sobre algunas de las características que puedan definirlos era importante señalar lo que el mismo Freud decía en una carta a Max Graf, en la que decía “si usted no permite que su hijo crezca como judío, lo privará de esas fuentes de energía que no pueden ser reemplazadas por otra cosa”; y como señala Paul Jonson en su libro La historia de los judíos, citando al propio Freud, que los judíos han conservado su unidad gracias a las ideas y por ellas han sobrevivido hasta hoy, además de creer en la catedrocracia judía, en la función suprema de la mente de los judíos en la historia. Además hay que considerar de manera muy especial en su desarrollo mental la aplicación de La kabbalah, que es una de las principales corrientes de la mística judía, y su aplicación como método de estudio y de conocimiento. Tal vez en eso consista, en definitiva, la clave del genio judío… y su relación con el número, del que Albert Einstein podría ser como el modelo, al decir que el pensamiento intuitivo era esencial para la formulación de un gran concepto científico, destacando como muchos otros pensadores judíos, sobre todo Spinoza, el factor místico e intuitivo de la ciencia (y la interacción de tiempo y la materia), en donde el saber se adquiría mediante la formulación matemática, verificada por la astronomía; y así, por caminos paralelos Einstein era un continuador de los cabalistas judíos que buscaban seguir los números de manera intuitiva, mágica e
129

debajo de la matica…

inverificable, pero la diferencia y el paso aportado Einstein estaba en que se podían concebir mentalmente y desmostrar por el telescopio, haciendo que las leyes de macrocosmos y del microcosmos se redujeran a unas pocas páginas de ecuaciones, con la ley de la Relatividad. Pero toda esta búsqueda, según el propio Einstein, era peculiarmente judía, en cuanto estaba impulsada por la abrumadora necesidad de hallar una leyverdad global acerca del universo, una Torá científica, según lo analizaba y presentaba Paul Johnson en su libro La historia de los judíos, y que no era otra cosa más que lo que se había presentado antes cuando se había analizado igualmente lo del método de la oración de los judíos con lo de la Sabiduría, Entendimiento y Comprensión, en el método del “dáat”… :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: Por otra parte cabía preguntarse si esa promesa hecha a Abraham de la tierra prometida (?) era ya, hoy por hoy, un fiel cumplimiento de la imposición del genio judío sobre el resto del mundo, o si en verdad era un fiel cumplimiento teológico (?) de esa (?) promesa, o auto-promesa (?). Dice el texto bíblico:
Después de estos sucesos fue dirigida la palabra de Yahveh a Abram en visión, en estos términos: «No temas, Abram. Yo soy para ti un escudo. Tu premio será muy grande.» Dijo Abram: «Mi Señor, Yahveh, ¿qué me vas a dar, si me voy sin hijos...?.» Dijo Abram: «He aquí que no me has dado descendencia, y un criado de mi casa me va a heredar.» Mas he aquí que la palabra de Yahveh le dijo: «No te heredará ése, sino que te heredará uno que saldrá de tus entrañas.»

130

debajo de la matica…

Y sacándole afuera, le dijo: «Mira al cielo, y cuenta las estrellas, si puedes contarlas.» Y le dijo: «Así será tu descendencia.» Y creyó él en Yahveh, el cual se lo reputó por justicia. Y le dijo: «Yo soy Yahveh que te saqué de Ur de los caldeos, para darte esta tierra en propiedad.» El dijo: «Mi Señor, Yahveh, ¿en qué conoceré que ha de ser mía?» (Génesis 15, 1-8)

==================== El relator de la Organización de Naciones Unidas para los territorios ocupados palestinos, Richard Falk, denunciaba el 23 de marzo de 2009, que el gobierno israelí violó la Convención de Ginebra en la incursión militar que ejecutó contra la Franja de Gaza el pasado 27 de diciembre. Falk indicó que específicamente Israel violó el Protocolo Adicional uno de la Convención de Ginebra, que delimita las obligaciones de los combatientes para proteger a la sociedad civil bajo condiciones bélicas. Asimismo, el relator de la ONU para los territorios ocupados palestinos, Richard Falk, subrayó que existen indicios legales de que Israel cometió crímenes de guerra en Gaza y pide que se realice una investigación minuciosa. La organización Médicos por los Derechos Humanos (PHR) acusaba al ejército israelí de haber violado reiteradamente los principios éticos y de menospreciar la vida de los palestinos durante los 22 días de la reciente ofensiva en la franja de Gaza, mientras investigadores de la Organización de Naciones Unidas aseguraron que las violaciones incluyeron el uso de niños como escudos humanos…

131

20
Pedro Pablo tenía tiempo que no iba a su cita acostumbrada debajo de la matica. Algunos del grupo notaban su ausencia, sobre todo cuando en la mañana no había quien trajese la botellita correspondiente… Esa mañana traían un difunto, como muchos de todos los días. Iba toda la comitiva fúnebre acompañando al difunto que iba en el carro del servicio funerario… Todos iban con paso lento y caras tristes… En silencio… Junto a la carroza fúnebre con paso elegante y decidido como despidiendo y acompañando, iba el boxeador…