You are on page 1of 3

La Tragedia Griega Ayer y Hoy

Bajo la magia de lo dionisíaco no sólo se renueva la alianza entre los seres humanos: también la naturaleza enajenada, hostil o subyugada celebra su fiesta de reconciliación con su hijo perdido, el hombre. El Origen de la Tragedia - Federico Nietzsche

La cultura occidental se ha desarrollado desde el inicio de su existencia desde la influencia de los griegos; esta cultura que fue el epicentro del pensamiento y la concepción de las estructuras de medio mundo, ha definido las disciplinas y ha determinado las configuraciones del pensamiento y las organizaciones o articulaciones del mundo occidental. Entre otras, la tragedia es una forma de entender el mundo y su funcionamiento, una estructura que define muchos de los aspectos que nos gobiernan hoy en día y de hecho han estado presente desde la Grecia clásica. Desde una percepción bipolar de la realidad, donde aspectos apolíneos y dionisiacos en conjunto definen al ser humano en su complejidad, encarnado realidades naturales y de fantasía. La realidad que vivimos hoy en día, principalmente en nexo con la actualidad económica y política en Europa y Grecia en el contexto occidental, tiene un vínculo y una razón desde la tragedia y su origen en la Grecia clásica; (¿Cómo la realidad occidental actual y más específicamente griega, se relaciona con la tragedia y la Grecia clásica?). La tragedia tiene dos dimensiones que contrastan y ejecutan en conjunto la realidad del ser humano y la estructura de sus sociedades, una conjunción que da referencia al comportamiento natural de la vida, lo apolíneo y lo dionisiaco que muestran dos lados de una misma realidad dual, como ya lo planteo Nietzsche con objeto de denotar esa concepcion de un orden divino. “… su existencia entera, con toda su belleza y moderación, descansaba sobre un velado substrato de sufrimiento y de conocimiento, substrato que volvía a serle puesto al descubierto por lo dionisíaco. ¡Y he aquí que Apolo no podía vivir sin Dioniso!...” El origen de la tragedia (pg18)- Federico Nietzsche

“… Es propio de los mercados de inversión organizados que. quien demuestra el conocimiento de la situación por parte de las autoridades competentes y la soberbia de la decisión solo impulsada por el ánimo del desarrollo económico desmedido. se derrumben con fuerza violenta. porque no teníamos un nivel de integración política y económica que pudiera sostener la moneda. esto no ha cambiado” . es a su vez un razonamiento de un orden cíclico. El punto anterior es otro factor decisivo en la relación con la realidad trágica.Esta dualidad de la tragedia está dada en las estructuras del pensamiento occidental. los cuales están condenados al fracaso. por el devenir del auge a la depresión. pero también existe esa realidad de decadencia y el ocaso. Como dice Ansgar Belke del instituto alemán de investigación económica. buscando un desarrollo ambicioso impulsado por la arrogancia de una nación desequilibrada e inestable. las acciones europeas pero más agudamente griegas fueron algunos de los causales más influyentes en el desplome que tubo esta nación. los patrones conductuales intensos que sostienen los griegos con respecto al gasto mas allá de sus posibilidades. los ciclos económicos determinaron nuevamente la caída después de un auge respecto a sus políticas de gasto. donde existe el esplendor y la gloria. la cual está supeditada y condicionada por los ciclos económicos que la han dominado históricamente. situación ya anunciada desde tiempo atrás. cuando el desencanto se cierne sobre uno demasiado optimista y con demanda sobrecargada. tal como lo plantea Jonh Maynard keynes quien fue el postulador de esta tesis. “Las primeras señales de alarma sonaron antes del lanzamiento del euro en 1999. es entonces una relación que hace referencia a la tragedia ya que la economía en si esta determinadas por las contracciones y expansiones. y aun catastrófica… El auge es una situación tal que el exceso de optimismo triunfa sobre una tasa de interés que mirada en frío parece ser excesivo…” Teoría General de la ocupación el interés y el dineroJonh Maynard keynes Es el caso europeo y más específicamente el griego. muchos economistas se opusieron a una creación prematura. Esta directriz cíclica condiciona aspectos actuales como la economía. en oposición con otros que basan su desarrollo en la perfección y la utopía. antes de su incorporación la el euro. la tragedia es un esquema que ostenta la competencia de su realidad.

ya en el fondo como caracteriza a la tragedia resta emerger y erigirse ante las circunstancias. En Grecia esta es la condición de impasse y dificultad en la que se encuentra sumergida. donde los actores se enfrentan a situaciones impulsados por Dionisio. En consecuencia esta nación caracterizada por su historia de esplendores y decadencias tiene hoy un nuevo destino dado por sus actuaciones presunciosas. sus emociones pasionales y arrogantes. Sin embargo se encuentra en una posición de inestabilidad e inseguridad.Es entonces una tragedia clásica. y son llevados a su destino y posterior castigo. coyuntura que da el destino ya trágico y premeditado hasta la actualidad y hacia el futuro. dualidad al respecto de su estadía en la moneda única europea y la vuelta al Drachma. .