You are on page 1of 2

El destino no es algo que haga parte solamente de la vida de los síquicos, videntes, médiums, etc.

por muy raro que parezca probablemente no hay una persona que no haya sido víctima de este.la cosa es cierta el destino es la fuerza desconocida de la que se cree que actúa de forma inevitable sobre las personas y los acontecimientos. Tarde o temprano en algún momento de nuestras vidas nos preguntamos acerca de este tema como una de las dudas más grandes de la humanidad. Una de las cuestiones más importantes e interesantes es definir el destino. ¿Qué es el destino? A veces nos hacemos una idea errada sobre lo que es el destino, el destino es el futuro de cada uno de nosotros; el futuro será de acuerdo a las decisiones que elijamos a lo largo de nuestra vida y la manera en la que ocurran las cosas a nuestro alrededor; este es un tema que ha generado mucha controversia, al creer en el destino nos surgen diversas dudas sobre el nivel de libertad que poseemos debido a que la gente dice que la libertad del individuo no puede modificar su destino. Actualmente estamos rodeados de supersticiones, de personas temerosas de actuar y decidir en muchas ocasiones porque no saben cómo eso repercutirá en su futuro, porque tal vez la decisión que tomaran no es lo que el destino tiene para ellos, hay que vivir la vida,mientras estemos apegados a este tipo de supersticiones no vamos a llegar a ningún lado por ende es mejor hacerse a una idea de que no existe el destino, el destino lo hacemos nosotros mismos al saber manejar nuestra libertad para tomar las mejores decisiones que contribuyan a nuestro crecimiento y tener así un buen futuro La vida de cada uno está en nuestras propias manos, nosotros tenemos varias opciones si elegimos una u otra es porque así lo decidimos por ende estamos haciendo uso de nuestra libertad porque no hay ningún factor externo que nos obligue a hacerlo. El destino es una anulación de la libertad, las personas por el simple hecho de ser seres humanos somos libres, hay que tener claro que o se es libre o se posee un destino; O eres lo suficientemente autónomo de tomar las riendas de tu vida y elegir tus propias decisiones o quieres creer que tu destino no es elegido por ti mismo simplemente para quitarte la responsabilidad de asumir más adelante las consecuencias de tus actos. Otra manera de respaldar nuestra libertad en la toma de decisiones es que Dios nos da el libre albedrio que consiste en que nosotros los seres humanos tenemos el poder de elegir y tomar nuestras propias decisiones, Dios nos ha dado esta capacidad de elegir para al final darnos cuenta si nuestras acciones nos llevaron a un bien o a un mal es decir que nosotros controlamos nuestro futuro. Para concluir me gustaría decir que toda causa tiene un efecto pero las causas las decidimos nosotros, somos los artífices de nuestro destino nuestra vida seguirá el rumbo que nosotros elijamos, tenemos que pensar que si todo estuviera escrito o premeditado no tendríamos la necesidad de tomar decisiones en algún momento de nuestras vidas. Nuestro destino se escribe con el paso del tiempo experiencias que vivimos, cual es nuestro destino? La única manera en que podemos definir nuestro destino seria generalizándolo todos nacemos, crecemos y morimos.