You are on page 1of 2

     

|

1 2 3 4 5

Denunciar

características DEL PENSAMIENTO HUMANISTA Interés por lo clásico; el cual provocaba un interés e investigación filológica desde una perspectiva histórica en el acercamiento con otras culturas, existía una tendencia por el estudio de los idiomas clásicos; el griego y el latín, por eso el cultivo de la inteligencia, de la razón y del ser humano mismo. Había un sentido de reacción contra el materialismo medieval, prevalecía el deseo de la unidad política y religiosa de Europa bajo un solo poder político y religioso ambos separados. En la libertad de pensamiento la razón humana adquiere un valor supremo. En el optimismo medieval existe fe en el hombre la cual se desplaza de Dios, la idea de que merecía la pena pelear por la fama y la gloria en este mundo incita a realizar grandes hazañas y a emular las del pasado. Antropocéntricamente el humanismo le otorga al hombre un papel central en el universo, basando sus ideales éticos en necesidades e intereses humanos, no hay área que no quiera explorar, investigar, cuestionar y desafiar, el hombre es libre para eso. "la libertad no es una filosofía y ni siquiera es una idea: es un movimiento de la conciencia que nos lleva, en ciertos momentos a pronunciar dos monosílabos: si o no. En su brevedad instantánea, como a la luz del relámpago, se dibuja el signo contradictorio de la naturaleza humana" (Octavio Paz, La otra voz)(1) esto es por que todas las filosofías son creadas por el ser humano y no se puede comprender desde una perspectiva humana si incluimos nuestro ego individual, de la sociedad, de la familia y del mundo entero, aunque somos capaces de afectar la vida humana nuestro interés debe ser siempre en beneficio del ser humano. El equilibrio en la expresión; que debía ser clara y no conceptuosa ni recargada, ejemplo: "el estilo ninguna, escribo como hablo; solamente tengo cuidado de usar vocablos que signifiquen bien lo que quiero decir, y digolo cuanto más llanamente me es posible porque, a mi parecer en ninguna lengua está bien la afectación"( Juan de Valdez) el retorno a las fuentes primigenias del saber, la lectura de los clásicos en los textos originales y no a través de la opinión que dieron los "santos padres" y la religión católica. PENSAMIENTO HUMANISTA. CONCEPTO. El humanismo es un movimiento intelectual, filológico, filosófico y cultural europeo estrechamente ligado al Renacimiento cuyo origen se sitúa en el siglo XIV en la península Itálica. Humanista: Significaba propiamente lo que el término griego filantropía, amor hacia nuestros semejantes. En consecuencia el humanismo debía restaurar todas las disciplinas que ayudaran a un mejor conocimiento y comprensión de estos autores de la Antigüedad Clásica, a la que se consideraba un modelo de conocimiento más puro que el debilitado en la Edad Media, para recrear las escuelas de y por ello se desarrollaron extraordinariamente la gramática, la retórica, la literatura, la filosofía moral y la historia, ciencias ligadas estrechamente al espíritu humano, en el marco general de la filosofía. ORÍGENES DEL HUMANISMO. Empecemos reflexionando en el hecho de que, cuanto más nos remontamos en la historia hasta los orígenes de la humanidad, más nos vamos dando cuenta de la pérdida de la condición humana del ser humano, hasta que ésta se pierde, primero despreciado por la doctrina religiosa como la pura “prisión del alma”, y luego, en la Antigüedad, totalmente fundido con la naturaleza en calidad de cualquier otra especie animal, y en esa misma condición. No es pues casual, el que la primera forma de la filosofía entre los griegos, el hilozoísmo, no separase al ser humano como algo distinto a la naturaleza. La filosofía presocrática fue exclusivamente una “Filosofía de la Naturaleza”, y el ser humano estaba en ella como un elemento más de la misma. Fue con Sócrates, entonces, que el pensamiento humano empieza a separar de la naturaleza el fenómeno de lo relativo al ser humano. La célebre frase de éste: “Conócete a ti mismo”, como una forma de expresar: o algo más fino quizá en: , expresaba claramente esa intención.