You are on page 1of 11

En estas condiciones, las expectativas asociadas a la educación en centros penitenciarios crecen a medida que somos cada vez más

conscientes de que el sistema penitenciario afronta uno de sus principales objetivos, el de la "reinserción/rehabilitación" del delincuente, de manera muy desigual: - para unos, la educación en el medio penitenciario es una preocupación específica de los países industrializados que disponen de recursos capaces de añadir programas educativos a los servicios que ya se ofrecen en estos centros, mientras muchos otros países ni siquiera pueden ofrecer los servicios básicos. - para otros pocos, la educación debe humanizar y mejorar las condiciones de la reclusión, - para algunos, se trata de una exigencia que sólo podrá atenderse cuando se resuelvan otros problemas más urgentes tanto fuera (desarrollo, guerras, hambrunas) como dentro del centro penitenciario (seguridad, alimentación, sanidad). Para las Naciones Unidas, la educación (en los centros penitenciarios) es un derecho que se encuentra enmarcado en la perspectiva de la educación para todos y a lo largo de toda la vida. No se trata de una educación especial sino de la continuidad de la educación formal, no formal e informal de una persona confinada de forma transitoria en un lugar específico. 1. Partes implicadas
1.1.

Los reclusos

En todo el mundo hay más de diez millones de reclusos. De ellos, una escasa minoría son mujeres (en 150 países, representan menos del 7%). No existen datos precisos acerca de los bebés encarcelados junto con sus madres, pero algunos permanecen en el centro penitenciario hasta cumplir los tres o cuatro

El personal penitenciario . profesionales y familiares durante la reclusión y como preparación de la salida.3. la población reclusa y el sistema institucional. 1. Esto ayudaría a clarificar sus expectativas y su grado de implicación en la educación en el centro penitenciario. organizaciones sindicales. Los responsables políticos Desde hace algunos años.4. Las Administraciones han publicado recomendaciones sobre la organización de la educación en los centros penitenciarios. los extranjeros constituyen entre el 20 y el 83% de la población reclusa. Los nuevos profesores / educadores / formadores deben promover la educación entre “iguales” y trabajar sobre el terreno para comprender mejor el recorrido judicial. en las que a menudo se inspiran los países que legislan sobre esta materia. 1. a la vez que aplican políticas educativas. 1. muchos de ellos han abandonado la escuela prematuramente o no han podido acceder o concluir la educación formal básica. El nivel escolar de los reclusos es por lo general bajo. sociales.años. culturales. En 30 países. algunos gobiernos llevan a cabo una evaluación de sus programas educativos en centros penitenciarios y están adoptando un nuevo enfoque menos represivo y más humanista. iglesias y a veces de las fuerzas armadas.2. Los profesores / educadores/ formadores El perfil de los profesores/ educadores/ formadores es variado: proceden (por libre elección o por nombramiento) de los ministerios de educación o de asuntos sociales o bien son miembros de organizaciones no gubernamentales.

Una problemática paradójica y contradictoria En el centro penitenciario se aprende a desaprender: se aprende a vivir sin dinero. administrar justicia. 2. 2. 3. 2.La educación en el centro penitenciario abarca la educación permanente de los reclusos. Hay que plantearse por tanto la construcción de nuevos centros penitenciarios. Proceso y motivaciones En el momento de la entrada. que debe garantizar la continuidad y la coherencia de responsabilidad sobre la delincuencia: primero debe evitarla y después. la diversidad…) deben seguir revalorizándose. la estancia en el centro penitenciario y la salida. El contexto de la educación Una problemática que atañe a la responsabilidad intrínseca del Estado La organización de la educación en centros penitenciarios compete al Estado. a perder la intimidad. sus modalidades. a no exigir nada. debe evaluarse el aprendizaje formal e informal así como la experiencia con la que cuenta el recluso. sin decidir cómo organizar el tiempo y el espacio.2.1. La educación en el centro penitenciario no se limita a la transmisión o reproducción de conocimientos sino que consiste en un aprendizaje permanente de la ciudadanía. 2. 2. de sus familias y también de los agentes penitenciarios y del conjunto de profesionales. es necesario colaborar con las organizaciones de cooperación internacional para preparar el regreso al país de origen. .4. en caso de fracasar. organizar la pena. El trabajo y la formación continua de los agentes (en el ámbito de la realidad sociocultural. Una problemática internacional Si se establece la repatriación como pena.3. Una problemática que integra a las familias Padres e hijos compartirían lo que han aprendido. a trabajar por un salario inexistente. a vivir sin afecto.

El proyecto no será presentado como un proyecto escolar e incluirá incentivos al estudio: asignaciones. Este balance global de competencias recogerá las aptitudes. planificación de horarios y ventajas diversas. La educación no formal (teatro. 4. la experiencia y el aprendizaje. Equipos multidisciplinarios crearán herramientas que motiven al recluso a adoptar una actitud curiosa antes de proponerle cursos formales. de esta forma. también debe poder aplicarse a los reclusos que estudian. nunca deberá concederse un indulto en función de los resultados escolares o como resultado de una evaluación pedagógica. Materias La educación en el centro penitenciario reconoce al individuo en su totalidad y no en su única definición de delincuente y recluso. cine. la reducción del tiempo de encarcelamiento. no formal e informal no tiene por finalidad la reeducación de unos por otros: reeducar implica que el primer intento educativo ha fracasado y que se puede (¿quién?) reconstruir una nueva personalidad negando la anterior y partiendo de cero. Algunos países comparan el estudio con una actividad profesional. . El proceso continuo de aprendizaje formal. En este marco. Las actividades educativas deben beneficiarse de la misma categoría que las demás actividades. escritura) debe ser reconocida como una educación de pleno derecho y los alumnos también deben poder beneficiarse de eventuales indultos. expresión. prevista para los reclusos que trabajan. primas de fomento.

3. Educación básica y alfabetización Muchos reclusos no disponen de herramientas básicas (educación básica. sociedad civil. incluso el placer de aprender. Educación profesional La educación profesional no puede plantearse desde cero.4. etc. escribir o calcular es un derecho de todos y el actual Decenio de las Naciones Unidas para al alfabetización así como el programa LIFE (iniciativa de alfabetización para la capacitación) deben integrar la alfabetización de los reclusos en sus programas de trabajo tanto en el ámbito regional como internacional. para su organización es necesario contar con una educación básica y una educación no formal previas. 4. también debe permitir al recluso descubrir qué aptitudes . alfabetización). pintura o escritura. La presentación de trabajos preparados por el recluso.2. Leer. constituye una posibilidad de contacto fundamental con el exterior (familias. no puede limitarse al aprendizaje de un oficio. La educación profesional. 4. ya sean de teatro.1.). Educación no formal La educación no formal suele ser el primer paso para recuperar el hábito de estudiar. Los responsables de las decisiones políticas y los responsables de administraciones penitenciarias deben reconocer el carácter educativo de las sesiones de educación no formal. amigos. a menudo considerada como un elemento esencial de los dispositivos de formación (¿porque se percibe como algo de utilidad inmediata?).

Los talleres son insuficientes para los cientos de reclusos y algunas formaciones no se imparten por motivos de seguridad evidentes. Esta formación en el puesto de trabajo no debe confundirse con la formación profesional. estos expedientes permiten a los educadores/formadores del centro donde ha sido internado el recluso conocer su recorrido. Lograr que se reconozcan la experiencia y formación adquiridas implica fomentar la demanda de educación. profesionales y humanas necesita desarrollar. El expediente pedagógico debe constituir una herramienta de trabajo para ambas partes (del educador/formador y del recluso) con vistas a una reinserción prometedora y duradera. Los conocimientos que cada alumno vuelva a adquirir serán registrados en su expediente pedagógico. nivel de formación y los progresos y dificultades del momento. e incluso la valoración. . El expediente pedagógico Debe fomentarse la utilización de expedientes pedagógicos individuales. Además de un proceso de ordenamiento burocrático. El reconocimiento de la experiencia adquirida El reconocimiento de la experiencia y del aprendizaje adquirido. 4. es un elemento clave del trabajo educativo en el centro penitenciario. este aspecto es sobre todo un enfoque pedagógico. aunque algunos oficios tradicionales tengan perspectivas de futuro. La formación profesional (especialmente de las mujeres) no debe ser de tipo tradicional.4. El reconocimiento. 4. organización del trabajo y de actitudes sociales.de formación. La formación profesional no es habitual en los centros penitenciarios. de la adquisición de experiencia y aprendizaje deben ir de la mano del reaprendizaje de actitudes y costumbres sociales.5.

La formación de formadores La presencia de profesores en el interior del centro penitenciario es una garantía de la democracia. Las . formación y la percepción de su trabajo varían en función de si son voluntarios. La educación sobre la cultura Las bibliotecas podrían desempeñar un papel esencial en la organización de la educación permanente en centros penitenciarios. 4. Es necesario definir la formación mínima indispensable para trabajar como educador / formador en centros penitenciarios. sino también como espacios culturales y de apoyo a la formación.7. si son miembros eclesiásticos o incluso militares.6. La formación de agentes penitenciarios La formación inicial y permanente de agentes penitenciarios difiere de un país a otro.4. Su motivación. La privatización de la educación en centros penitenciarios limitará el trabajo del profesor / educador / formador a la divulgación de conocimientos adaptados de utilidad directa para el mercado laboral. sino resaltar que la formación permanente de uno favorecerá la formación permanente del otro. La deontología profesional de los educadores/formadores/profesores y su categoría profesional deben estar claras.8. incluso de un centro a otro. 4. Queda pendiente desarrollar una pedagogía de la biblioteca. La “multiplicación” de estos espacios culturales debe convertirse en un factor educativo. si están destinados en comisión de servicio por un ministerio. El factor de la formación de los agentes afecta a la formación de los reclusos. no sólo como servicio de distribución de libros y de consejos. No es necesario oponer ni enfrentar las necesidades de formación de estas dos categorías.

vínculos culturales con el exterior. ya que transmiten estereotipos que interpelan el mundo educativo: violencia para resolver las dificultades. uso colectivo de jeringuillas. pérdida de . Deben estudiarse los programas de televisión preferidos de los reclusos. Estas enfermedades existían antes del encarcelamiento (asociadas a veces a la pertenencia a ciertos entornos peligrosos o a la pobreza) y la propia prisión provoca o agrava algunas enfermedades: falta de higiene. Debería existir una coordinación interministerial a escala nacional para facilitar la integración de las acciones educativas.10. 4. etc. La educación sobre la salud y el deporte Los reclusos a menudo tienen problemas de salud. superpoblación. Algunos padecen enfermedades mentales. pérdida de intimidad. trastornos de la conducta. culturales. sueños.. acceso a dinero. superpoblación. fugas. descifrar la cultura ambiental. animar las bibliotecas o crear herramientas de comunicación es devolverle al ocio su papel de educación permanente. Algunos padecen enfermedades mentales. aislamiento. insalubridad. sentimientos de angustia o de rebeldía.. relaciones sexuales sin protección. insalubridad. 4. modelos femeninos y masculinos. pérdida de referencias. necesidad de héroes. La educación sobre la salud y el deporte Los reclusos a menudo tienen problemas de salud.asociaciones profesionales de bibliotecarios deben ser capaces de asociarse a la reflexión. sanitarias. Estas enfermedades existían antes del encarcelamiento (asociadas a veces a la pertenencia a ciertos entornos peligrosos o a la pobreza) y la propia prisión provoca o agrava algunas enfermedades: falta de higiene. Aprender a ver la televisión.9.

más que cursos de formación. y de hombres. La alfabetización. relaciones sexuales sin protección. La educación de las familias La reclusión en un emplazamiento lejano al lugar de residencia de la familia impide la organización de estos momentos.. uso colectivo de jeringuillas. A veces se plantea la cuestión de la cooperación de antiguos reclusos en determinadas actividades educativas.11. la gestión del dinero y la autonomía deberían ser los ejes principales de la educación en los centros penitenciarios de mujeres. La educación de las mujeres Los programas educativos para las mujeres suelen ser rudimentarios y se desarrollan en talleres que. La educación de las mujeres debe abarcar todo el campo de la educación formal y no formal.referencias. Las asociaciones familiares . sentimientos de angustia o de rebeldía. y no únicamente una formación profesional aplicada. trastornos de la conducta. La educación inter pares Es preciso fomentar todo tipo de actividades y programas de aprendizaje mutuo constructivo entre reclusos.. son más bien sesiones de trabajo económico.12.10. aislamiento. Debe proponerse una formación específica y un seguimiento socioeducativo a las mujeres que salgan del centro y “recuperen” a sus hijos. El internamiento de uno de los padres (generalmente el padre) conlleva una mayor inestabilidad del núcleo familiar: pobreza más acentuada. la resolución de conflictos. la educación sobre la salud. 4. 4. riesgo de falta de escolarización y abandono escolar de los hijos. pérdida de intimidad. 4.

La educación sobre la ciudadanía No todos los reclusos tienen derecho al voto. La educación de los jóvenes Los jóvenes adultos deben poder acceder a la educación básica. gratuito e impartido por personal cualificado. 4. en otros. similar a la escolarización de los jóvenes del exterior. El internamiento despoja al padre o a la madre de la autoridad parental.14. Las visitas de familiares deben ser momentos educativos y el padre recluido debe (siempre que sea posible) seguir ejerciendo su papel de responsable de la educación de sus hijos. En algunos países. Los menores recluidos deben recibir la educación escolar obligatoria. Para los menores. los procesados y/o los condenados conservan este derecho. que a veces arrastran un largo historial judicial. el derecho a la educación debe ser efectivamente accesible. debe organizarse una formación sistemática. incluso aunque muchos de ellos no perciban la educación como un derecho sino como una obligación.15. El papel de las universidades y los centros de investigación . la educación sobre la diversidad adquiere su sentido pleno.deben colaborar a este respecto para convertir el centro penitenciario en un centro educativo. En este contexto. 4. la alfabetización y la formación profesional. La visibilidad política del recluso es esencial ya que recuerda que el derecho al voto es un derecho inherente a toda persona. 4.13. Para ello. este derecho se pierde (de derecho o de hecho) en el momento del ingreso en el centro penitenciario.

redlece. evaluación de sus efectos directos e indirectos. Formar y evaluar: las universidades que forman a los enseñantes y al personal social. coste económico y humano y programas sociales y educativos puestos en práctica. programas sociales y educativos. así como mecanismos de evaluación.org/spip. junto con las partes afectadas. organización del centro penitenciario. Las posibilidades que ofrece la educación a distancia deberían permitir ampliar la oferta educativa en los centros penitenciarios. médico y directivo pueden elaborar o contextualizar. Debe fomentarse la cooperación entre las universidades y los centros de formación.La investigación debe llevarse a cabo en estrecha colaboración con los participantes.php?article51 . Por ejemplo. Fuente : http://www.