You are on page 1of 4

ANIVERSARIO DE LA BATALLA DE ARICA Charla de: Prof.

Mónica López Roque La batalla de Arica que enfrentó a nuestro ejército con los invasores chilenos el 07 de Junio de 1880, es un ejemplo inolvidable de heroísmo y honor que honra a nuestro pueblo y a nuestros soldados, pero que enaltece, fundamentalmente, la figura del heroico coronel Francisco Bolognesi, jefe de la plaza, y a sus más cercanos colaboradores que decidieron entregar su vida en defensa de nuestra integridad territorial. La guerra iniciada en abril de 1879 se desarrolló inicialmente en el mar, hasta la muerte gloriosa del almirante don Miguel Grau en el combate de Angamos. Sin la defensa de nuestra armada, ya aniquilada, los chilenos se aprestaron a invadir los territorios apetecidos. Primero fueron derrotados en Tarapacá, pero luego se recuperaron y derrotaron a nuestro ejército en Tacna. La ciudad peruana de Arica había quedado aislada y el coronel Bolognesi en gran inferioridad numérica se prestó a defenderla. Asediado por tierra y por mar, Bolognesi escuchó el pedido de rendición que le hacían los chilenos a quienes toda resistencia les parecía inútil; pero la respuesta de Bolognesi al emisario chileno fue la inmortal: "Tengo deberes sagrados, y los cumpliré hasta quemar el último cartucho", respuesta que fue ratificada por sus jefes y oficiales. La batalla se realizó inexorablemente el 07 de Junio de 1880 en el morro de Arica y Bolognesi, junto a la mayoría de sus jefes, incluyendo al heroico coronel Alfonso Ugarte, murieron defendiendo el honor nacional. " Las defensas de Arica En la cumbre de aquella plaza natural, de unos 10,000 metros cuadrados, los peruanos habían construido frágiles cuarteles y colocado nueve cañones para defender el avance de la escuadra. Estos eran conocidos como las Baterías del Morro, divididas a su vez en batería Alta y batería Baja. La primera contaba con un cañón Blakely 250 Mm. dos cañones Parrot de 100 Mm. y dos Voruz de 70 Mm. La segunda disponía de cuatro Voruz de 70 Mm. Asimismo, para defender la rada se habían colocado tres baterías rasantes en el flanco norte, considerado el más bajo de la plaza. Las baterías, un Parrot de 150 Mm. y dos Blakely de 250 Mm. que se encontraban cobijados en los fuertes bautizados como Santa Rosa, San José y Dos de Mayo, respectivamente. Estos cañones tenían un alcance máximo de tiro de cinco kilómetros. Bajo cada uno de ellos, protegidos por muros de barro, reforzados y solidificados con césped, yacían cinco quintales de dinamita para hacerlos volar en caso de que el enemigo tomase las posiciones. Como característica particular, el Vavasseur del fuerte Dos de Mayo poseía una base circular que le permitía disparar indistintamente hacia el mar o al valle de Chacalluta. El sector este de Arica, es decir el segundo flanco de defensa, ubicado en la parte alta y escarpada de la zona, contaba con un total de siete baterías y era defendido por dos fortines, llamados Este y Ciudadela. El último era un reducto cuadrado, fosado por los lados y sus muros estaban construidos en base a sacos de arena solidificados por la humedad y el césped. Su defensa estaba constituida por tres cañones -dos Parrot de 100 Mm. y un Voruz de 70 Mm.- y un conjunto de casamatas con mechas de tiempo e hilos eléctricos. El fortín Este se ubicaba a 800 metros al sur-este del Ciudadela. Era también cuadrado y fosado e igualmente protegido por sacos de arena. Sus cuatro cañones Voruz -dos de 100 Mm. y dos de 70 Mm. eran estáticos, y según la orientación podían disparar bien hacia el mar o hacia el valle del Azapa. Detrás del fuerte Este se levantaban un total de 18 reductos y trincheras unidas entre sí. Más atrás se ubicaba Cerro Gordo, y tras él, la ciudad de Arica. En total la plaza estaba protegida por diecinueve cañones de tierra. Contaba adicionalmente con dos potentes cañones Dahlgren de 15 pulgadas, pertenecientes al monitor clase Canonicus Manco Capac, inmovilizado hacía más de un año en la rada del puerto. Además de las baterías, la considerable cantidad de dinamita y el sistema eléctrico de minas, eran considerados el principal obstáculo para contener un asalto. Oficiales y soldados Sobre el papel, la fuerza defensiva de Arica, incluyendo al personal naval del Manco Capac, la lancha torpedera Alianza, ayudantía y comisariato, representaba unos 2,000 hombres. Sin embargo, excluida la marina y la ayudantía,

jefe del batallón Iquique.650 soldados. hundida en Iquique. En total. estaba uniformada con bayeta blanca. estaban ya retirados. un total de 529. prisionero. Esta plaza estaba defendida por 1600 soldados. servían de artilleros en las Baterías Norte. Varios de los oficiales de la plana mayor pertenecían al ejército regular del Perú -algunos como el coronel Bolognesi. Ambos jefes perecieron en el fragor del combate. cuerpo a cuerpo. a fin de evitar un inútil cerramiento de sangre. comenzaban el avance con tropas muy superiores a las que defendían el morro. 960 efectivos. Consultó con sus oficiales y volvió a reiterar lo expresado. algunos de fortuna. y armada indistintamente con fusiles Peabody. La batalla fue sangrienta. lo que dificultaba la distribución de munición y que los oficiales instruyeran a la tropa sobre un manejo uniforme. comandante de la Séptima División. Le solicitó al parlamentario unos minutos. La tropa se agrupada en dos divisiones. 200 heridos y el resto. La resistencia fue heroica. y los cumpliré hasta quemar el último cartucho”. que en términos reales no lo eran por ser muy reducidas en número. Ricardo O'Donovan por ejemplo era abogado. más numerosa aunque conformada casi en su mayoría por voluntarios. La Batalla de Arica. jefe del batallón Tarapacá. jefe de Estado Mayor de la Séptima División. La dotación del monitor Manco Capac y de la torpedera Alianza ascendía a 157 hombres. en lo porcentual. mientras que Alfonso Ugarte y Ramón Zavala eran ricos salitreros que armaron y equiparon sus batallones con recursos propios. seis mil soldados chilenos invadieron el morro de Arica. constituyó un holocausto consciente por el honor nacional. Al amanecer del 7 de junio. No contaba con un tipo unificado de fusil. era un veterano militar profesional. El coronel Alfonso Ugarte. el general Baquedano. Un día como hoy 7 de junio de 1880. fue el saldo de esta heroica batalla. el Chassepot reformado conocido como “rifle peruano” y Comblains. con 219.pero un buen número eran civiles asimilados voluntariamente a quienes se había otorgado rango militar. Un Emisario chileno propuso al Coronel Bolognesi. sacrificio mayor: Batalla de Wagran 38% muertos 24% muertos y Batalla de Waterloo liciados Batalla de Gravelotte 8% muertos Batalla de Arica 60 % de muertos . Ramón Zavala. Remingtons y Chassepots. Chassepots antiguos. Baterías Este y las Baterías del Morro y sumaban unos 200. que sumaban unos 580 hombres. El coronel Bolognesi respondió “ Arica no se rinde”. un sacrificio colectivo unánimemente aceptado y enfrentado con singular denuedo. cogió la bandera que flameaba en la cima del morro y sobre su caballo. Las cifras que siguen. en su mayoría noveles guardias nacionales estaban en capacidad de hacer frente a un ataque terrestre. con 310 hombres y el Tarapacá. 900 muertos. Ricardo O'Donovan. que se habían incorporado voluntariamente al ejército y recibieron grados militares. y el argentino Roque Sáenz Peña. incluyendo una dotación de marinos de la fragata blindada Independencia. que defendía el fuerte Este. responsables de la defensa del fuerte Ciudadela y el Artesanos de Tacna. Francisco Bolognesi rindió su vida por el Perú. La Octava División estaba compuesta apenas por dos batallones: El Iquique. se arrojo al abismo. en nombre de su jefe. con 380 soldados. lugar que era considerado como el más probable para un ataque enemigo. La Séptima División por su parte. También poseía carabinas Evans. La Batalla de Arica La tercera acción de armas fue la batalla de Arica. las tropas de asalto chilenas. Estaban aislados del reto del país. muestran en forma elocuente que no hay en la historia de las guerras del mundo. eran civiles jóvenes. Sus integrantes si eran soldados fogueados en combate al haber participado en la campaña del sur y su misión era defender los fuertes ubicados al norte de Arica. al mando del coronel Pedro Lagos. Winchisters. al mando del Coronel Francisco Bolognesi Cervantes. La tropa. cayendo herido y rematado por un culatazo en el cráneo hecho por un soldado chileno. la rendición de la plaza. mientras que los coroneles Alfonso Ugarte. El coronel José Joaquín Inclán. “ Tengo deberes sagrados de cumplir. El resto de soldados.alrededor de 1. comandante de la Octava División. tenía tres batallones: El Granaderos de Tacna y el Cazadores de Piérola.

El bautismo castrense de Francisco Bolognesi ocurrió en julio de 1844. al tiempo que la ciudad era conquistada. en junio del año siguiente. actual jirón Caylloma N° 125. lo cual fue rechazado por Bolognesi. pues pensaba que su futuro debía seguir en el comercio. FRANCISCO BOLOGNESI Nace en Lima el 4 de noviembre en la antigua calle de Afligidos. Iniciado el asalto y bombardeo marítimo chilenos el día 5 de ese mes. Más adelante.Hay que agregar asimismo que en la Batalla de Arica. se enfrentan en la batalla de Carmen Alto o Acequia Alta (Arequipa). interviniendo en la defensa ante el bombardeo del Callao (2 de mayo de 1866). Bolognesi falleció dos días después. en este caso frente a Chile. acción que decidió su destino. Der Rese © . Combatió en la primera guerra del Pacífico que. entrando a trabajar a la casa Lebris y Violler. trasladándose presumiblemente a la ciudad del Cuzco. El 27 de noviembre de 1879 sufrió la derrota peruana de Tarapacá. desde 1864 hasta 1866. Luego sigue los pasos de su padre dedicándose al comercio. cuando las fuerzas vivanquistas y castillistas (por las que peleaba). donde mostró coraje. (1816-1880). por lo cual Castilla le ofreció un puesto cerca suyo. militar y héroe nacional peruano. en su calidad de jefe de las tropas peruanas acantonadas en ella. Ante el decidido avance chileno en el territorio peruano. luchó en la segunda guerra del Pacífico (1879-1883). del efectivo total de los batallones "Granaderos de Tacna" y "Cazadores de Piérola" fueron muertos casi todos. hubo de defender la ciudad de Arica. Sus primeros estudios fueron cursados en el Seminario Conciliar de San Jerónimo de Arequipa desde los 8 a los 16 años. enfrentó a su país con España. luego de encabezar una intensa resistencia ante las muy numerosas fuerzas atacantes.