You are on page 1of 2

TEXTO Colosenses 3:1-4

1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

TEMA MI VIDA EN CRISTO OBJETIVOS  
Reconozcamos el verdadero estado de nuestra relación con nuestro Señor Jesucristo. Hagamos los ajustes necesarios para vivir conforme a la voluntad de Dios.

INTRODUCCION
Un hombre que conducía su auto de noche se accidento, y el salió disparado del automóvil y quedo colgado de la rama de un árbol, este al estar en esa oscuridad rogaba a Dios, “Señor sálvame” después de mucho rogar, el Señor movido en su misericordia acude a la suplica de aquel hombre y le pregunta a su oído, ¿Confías en mi? El hombre extrañado por la voz que hablo a su oído, exclamo “Si, Si confió” entonces el Señor le dijo, “solo suéltate”, pero el hombre lleno de temor mas se aferraba a la rama del árbol, porque decía en su corazón si me suelto moriré; finalmente en la mañana los ofíciale de policía hallaron en el accidente a un hombre que pendía muerto de la rama de un árbol a tan solo a medio metro de altura, y ellos comentaba entre si tan solo se hubiera soltado este hombre estaría vivo.

PRESENTACION
¿Qué es? Vida: El término hebreo hayyim se traduce como vida en el AT. El origen de la vida
está en Dios (“... contigo está el manantial de la vida” (Sal_36:9). Uno de sus nombres es “el Dios viviente” (Deu_5:26; Jos_3:10), con el cual se le distingue de los ídolos, dioses muertos, o que no son dioses. él es el Dios que actúa, el cual “no desfallece ni se fatiga con cansancio” (Isa_40:28). La v. es movimiento, acción. Los hebreos no tenían el concepto de un v. contemplativo, sino aquella que se expresaba en actividad.

¿Qué es? Vida en Cristo: Este nuevo estado de nuestra vida es nuevo estilo de vida, donde
nuestro ser se llena de Cristo, y podemos declarar juntamente con el apóstol Pablo: “Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia (Filipenses 1:21)” “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” (Gálatas 2:20). Así que, si Cristo vive en mí, debemos tener el mismo sentir de Él, (Filipenses. 2:5). Es tener sentimientos de amor, de bondad, humildad y compasión por los demás.

Si mi vida está en nuestro Señor Cristo Jesús tenemos tres cosas que experimentar:
1.-Cambio de vida, 2.- Poner nuestros ojos en las cosas celestiales, 3.-

1. Cambio de vida: Desde el día que nos entregamos a Cristo estamos en vida nueva pues hemos sido santificados (Santificación posesiva) por la sangre del Cordero (Romanos 6:4) Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como

17 Y si tú anduvieres delante de mí como anduvo David tu padre. haciendo con sus manos lo que es bueno. 6 para que unánimes. o qué beberemos. a una voz. 27 ni deis lugar al diablo. pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. y todas estas cosas os serán añadidas. a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras. 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente.Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre. pues. que está viciado conforme a los deseos engañosos. 18 yo confirmaré el trono de tu reino. y mis ojos y mi corazón estarán ahí para siempre. porque somos miembros los unos de los otros. despojaos del viejo hombre. y oraren. no hurte más. y se entregó a sí mismo por nosotros. tengamos esperanza. así también nosotros andemos en vida nueva. misericordiosos. 30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios. a fin de dar gracia a los oyentes. hablad verdad cada uno con su prójimo. glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. 12. o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas. 26 Airaos. sino trabaje. para que esté en ella mi nombre para siempre. y sanaré su tierra. y se convirtieren de sus malos caminos. . 31 Quítense de vosotros toda amargura. Romanos 15:4-6 4 Porque las cosas que se escribieron antes. al Señor Jesucristo. sino la que sea buena para la necesaria edificación. enojo. con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. 15 Ahora estarán abiertos mis ojos y atentos mis oídos a la oración en este lugar. (Efesios 4:22-5:2) 22 En cuanto a la pasada manera de vivir. 16 porque ahora he elegido y santificado esta casa. ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. de donde también esperamos al Salvador. 29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca. pues. y guardares mis estatutos y mis decretos. pero no pequéis. Andad como hijos de luz 5:1-2 1 Sed. diciendo: No te faltará varón que gobierne en Israel. creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. ira. para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. no se ponga el sol sobre vuestro enojo. gritería y maledicencia. como pacté con David tu padre. para nuestra enseñanza se escribieron. como también Cristo nos amó. 28 El que hurtaba. y toda malicia. imitadores de Dios como hijos amados. Humillación para después recibir Exaltación (Filipenses 2:1-11) 2 Crónicas 7:14-18 14 si se humillare mi pueblo. 33 Mas buscad primeramente a Dios y su justicia. entonces yo oiré desde los cielos. desechando la mentira. (Mateo 6:31-33) El afán y la ansiedad (Lc.22-31) 31 No os afanéis. 3. (Filipenses 3:20) Mas nuestra ciudadanía está en los cielos. 25 Por lo cual. Poner nuestros ojos en las cosas celestiales: Ante todo debemos buscar la voluntad de Dios poniendo nuestra mirada en la cosas del Reino de los cielos. diciendo: ¿Qué comeremos. e hicieres todas las cosas que yo te he mandado. 2 Y andad en amor. sobre el cual mi nombre es invocado. y perdonaré sus pecados. 24 y vestíos del nuevo hombre. perdonándoos unos a otros. 5 Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús. y buscaren mi rostro. 2. 32 Antes sed benignos unos con otros. como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.