You are on page 1of 2

EL TRATAMIENTO NATURAL DEL CÁNCER

Se puede afirmar que en la actualidad todos llevamos a cuestas el germen del cáncer, debido a la multitud de agresiones y contaminaciones a que estamos sometidos (aditivos alimentarios, pesticidas, fungicidas, tabaco por activa y por pasiva, alcohol, estrés, competitividad, problemas afectivos, contaminación electromagnética y atmosférica, etc.). ¿Porqué entonces unas personas desarrollan un cáncer y otras no, aun viviendo en un mismo techo? En primer lugar, porque la fuerza de la agresión no es la misma, ya que cada individuo tiene costumbres y problemas diferentes. En segundo lugar, porque el progreso del desarrollo de las células cancerosas se ve favorecido por un terreno personal propicio por falta de defensas (tanto físicas como mentales), exceso de intoxicación, radicales libres, etc. Por este motivo es importante aprender a respirar a fondo y bien, en ambiente soleado y alegre, libre de contaminación, por ejemplo practicando algún deporte suave, jardinería, agricultura ecológica, etc. En la actualidad es posible la prevención, detención o curación del cáncer, siempre que se sigan con rigor y confianza las normas que detallamos seguidamente. Es prioritario descubrir las agresiones y contaminaciones causales a las que nos referíamos y eliminarlas rigurosamente. Por ello es indispensable eliminar los hornos microondas de la cocina, evitar lar carnes, los fritos, los huevos, la leche animal y los quesos, el tabaco, el alcohol y los picantes, el café, el azúcar y la pastelería, la margarina, los aceites refinados, los espacios cerrados, los productos antitransparentes, los teléfonos móviles y otras fuentes de contaminación electromagnética. Reducir el consumo de sal de cocina. Eliminar los focos infecciosos dentales. Substituir el azúcar por miel. Combatir la hipercolesterolemia, la obesidad, el estreñimiento y el estrés. Consumir únicamente frutas, ensaladas, verduras, legumbres (en especial soja), y cereales integrales (en especial arroz integral) de origen eco-biológico. La dieta totalmente cruda es ideal para combatir el cáncer. Al mismo tiempo iniciar un serio tratamiento de desintoxicación que puede ser a base de una cura de uvas negras, ricas en resveratrol, (incluyendo pepitas y piel), dirigido por un profesional, para continuar con un régimen crudívoro (ensaladas verdes, hortalizas de todas clases y frutas a placer), recordando que la abundancia de las vitaminas C, A y E y de fibra vegetal es fundamental para la curación del cáncer. Hay cuatro tipos de hortalizas especialmente recomendables en la prevención y en el tratamiento del cáncer: 1) Las crucíferas (col, coliflor, brécol, berros, nabos, grelos, rábanos, etc.) por su riqueza en indoles, flavanoides y compuestos sulfurosos. 2) Las zanahorias, remolachas, calabacines, espinacas, pimientos, perejil y tomates maduros (licopeno), por su riqueza en beta-carotenos o provitamina A. 3) Ajo y cebolla, por sus compuestos sulfurados y su riqueza en germanio-132. 4) Germinados de soja verde o de alfalfa, por su gran riqueza en enzimas. Todas ellas a ser posible en estado crudo y aliñadas con un poco de aceite de oliva virgen extra.

1

Las cataplasmas de arcilla son de gran eficacia cuando se emplean siguiendo los consejos de un profesional. el aloe-vera y el romero. de dos a cuatro tazas diarias. melatonina. acompañados de secreción de mocos. cerezas. desde los cotidianos que parecen poco importantes hasta los más serios que parecen difíciles de superar. que no deben faltar en abundancia cada día. cuidando de no mezclar las dulces con las ácidas. la cúrcuma. Al contrario.). y hace desaparecer las falsas ilusiones y fantasías. No hay duda que se necesita mucho coraje para afrontar una travesía difícil. las de lino y las de ajonjolí o sésamo. así como las algas marinas Kelp y Wakame. La respuesta a estas crisis está en una dieta de zumos sin forzar. etc. Después de la gran batalla que implica el tratamiento. Periódicamente se pueden producir crisis de depuración o de eliminación que se manifiestan con procesos agudos febriles. Con estos suplementos. piña americana. que pueden tomarse cada día con las ensaladas. tomadas junto con ensaladas verdes. coenzima Q10. 2 . se puede montar un tratamiento complementario en el que se vayan alternando los productos de acuerdo con los resultados y las preferenicas individuales. etc. cloruro de magnesio. papaya. el selenio y el germanio.En cuanto a las frutas recomendables citaremos las uvas negras. manzanas. limones melocotones. pero que hay que saber asumir y relativizar con ayuda de expertos y de la bibliografía existente. Por lo que se refiere a las plantas medicinales. infusiones de uña de gato o de pau d'Arco. Hay cuatro semillas que tampoco deben escatimarse: las nueces. ya que rompe los hábitos que hasta ese momento llenaban el día a día de la persona afectada. No hay que olvidar el tratamiento mental para lograr una evolución positiva en cuanto al enfoque de los problemas. Para aumentar las defensas. cada día más alentadora y estimulante. granos. Es muy recomendable tomar una sauna o el lavado de la sangre (Lezaeta) varias veces a la semana. También se recomiendan el ginseng. Son muy eficaces las setas shiitake y maitake. ácidos grasos esenciales omega 3. zarzamoras. el propóleo. (miso. aceite de onagra. alternando periodos de descanso. albaricoques. higos frescos o secos. ya que gran parte del éxito va a depender de la determinación y la voluntad de vivir de la persona afectada. algas Kelp y espirulina. todos ellos muy recomendables. tamari. la equinácea. diarreas. etc. hacer reposo absoluto y sudar mucho y a la vez abluciones con agua fresca. las semillas de girasol. existe en el mercado una amplia serie de suplementos dietéticos. como son la soja y sus derivados. arándanos. puede comenzar una nueva etapa en la que muchas cosas han de cambiar para poder aprovechar la vida plenamente. melones y sandías. se está iniciando el buen camino. No hay que alarmarse. indispensables para eliminar toxinas. En todo este proceso el apoyo moral de la familia y amigos y la ayuda puntual de psicólogos especializados forman el soporte necesario para el éxito de la terapia. aceite de primula. Una nueva etapa Toda enfermedad grave provoca un cambio determinante en la forma de vida.