Daniel Medvedov

NOMBRES

Madrid
2015

Ningún nombre pertenece de modo inexorable a algo en particular, sea ello un ser,
una criatura, un objeto, un hecho, o Dios mismo.
El nombre es dado, ofrecido y dedicado a través de una convención basada en la
perspectiva del sujeto que nombra y utiliza un mínimo arsenal de sonidos que son
cargadores de sentido fenoménico: cielo, tierra, montaña, mar, viento, agua, rayo, fuego.
Cada uno de estos fenómenos naturales conlleva hacia un proceso sonoro común a
la entera humanidad.
Elegir uno de estos sones para nombrar lo que sea es una arbitrariedad.
Pero una vez establecida la convención en el marco de una visión completa,
natural y en el marco de una cultura, llega a ser usual, funcional, operativa y plimecánica.
Por ello mismo, se puede declarar que el nombre es propio para la cosa: objeto,
ser, criatura objeto, Dios.
No se puede insistir en el hecho de que tal o cual fenómeno, objeto, noción,
criatura, o ser, tiene tan sólo ese nombre en particular, y no otro.
La elección de un nombre depende del usuario y de su ángulo de visión y
consideración.
La misma consideración es un término curioso: aparecido en los documentos
escritos en el siglo XIV, la palabra es tomada del latín considerare - “examinar
atentamente”, lo que primitivamente sería “examinar los astros en busca de agüeros”, a su
vez derivado de sidus “constelación”.
Tales operaciones son arcaicas: pertenecen a la visión primordial que se contenta
con una mera exclamación: AAAAA, BAAAA, GAAAA, LAAAA, DAAAA, IAAAA,
HAAAA, MAAAA. El proceso sigue y se vuelve complejo: ABA, AGA, ADA, ALA,
AMA, AHA, AIA.
Siguen las combinaciones sonoras: ABAGA, ALADA, AHALA, ADABA,
AMAGA, etc.
Y así llegamos a las lenguas naturales. El comienzo de la lengua ha sido un
proceso de nombrar a las cosas más lejanas y a la vez a las cosas más cercanas.
He aquí a los griegos:











ANAKATAMETAPARADIAHIPERHIPOEPIENDOEUDYSHOMO-

2










ANTIBIOEX
FITOGEOMONOPOLIZOOKALIFONO-

Etc.
Con los nombres ha ocurrido lo mismo:















ZAMOLXIS: ZAM - OL – XIS
ZEUXIS: ZE – U – XIS
GEBELEIZIS: GEB – EL – EI - SIS
ELEUSIS: EL – EU – SIS
DECENEU: DEC – E – NEU
DECEBAL: DEC – E – BAL
SCORILO: SCOR – ILO
SARMISEGETUSA: SARM – I – SEGET – USA
MIRCEA: MIR – CEA
MODORCEA: MOD – OR – CEA
STEFAN: STEF – AN
ARMAND: AR – MAND
DURANDAL: DUR – AN – DAL
EXCALIBUR: EX – CAL – I – BUR
ODISEUS: OD – IS – EUS
ULISES: UL – I – SES

Había que instituir patronímicos, categorías familiares, estados, aspectos, formas:
hijos, padres, madres, altos, bajos, viejos, valientes, amorosos, etc. Hay una ambición
para adecuar el nombre al ser, a la criatura, al objeto, a la persona, al hecho, a la acción.
Se crean fórmulas y acuerdos basados en la proyección de la perspectiva natural de las
cosas.
Si tales designaciones se consideran impropias, quedan en el ámbito de la lengua
y del habla como formas inadecuadas a través de las cuales se llega por defecto al
verdadero nombre. Nada se descarta.
Si las cosas necesitan de una explicación, se usa la técnica y el método de ensayo
y error. En ello consiste el progreso de las definiciones.
¿Qué hay?

3

Esa pregunta es crucial: con ello, aunque sea una sola palabra, somos capaces de
responder a una duda existencial y cósmica.
Hay cosas. Y las cosas son de distintos tipos: seres, criaturas visibles e invisibles,
objetos, fenómenos, hechos . . . Tal vez sea “cosa” la palabra más importante del
lenguaje, pues logra concentrar en su sentido la totalidad de lo visible y de lo invisible.
Recuerdo que mi maestro respondía, cada vez que yo le preguntaba ¿Qué es eso?,
con lo siguiente: “Eh, ¡Es una cosa!”.
Con ello como respuesta, me quedaba contento por un largo tiempo, hasta que
lograba ver, por fin, y por mi mismo, qué tipo de cosa era aquello.
Para comunicarnos, nos bastaría a todos los humanos emplear tan sólo los 23/24
principios universales con sus operadores simbólicos, metáforas y prototipos, en total
unos 120 términos:
1. La VERDAD
2. La REALIDAD
3. La FICCIÓN y el MISTERIO
4. La CONSIDERACIÓN
5. La COSA
6. La JUSTICIA
7. La CERTEZA
8. La FALSEDAD
9. El JUÍCIO o el VEREDICTO
10. El CASO
11. La BELLEZA
12. Lo BURDO o lo NATURAL
13. Lo FINO o lo ARTIFICIAL
14. La ARMONÍA
15. El ARTE
16. El BIEN y lo BUENO
17. Lo POSITIVO
18. Lo NEGATIVO
19. La DIFERENCIA de POTENCIAL
20. La ACCIÓN
21. El TODO
22. ALGO
23. ESO
24. El VACÍO
25. El SER
26. Lo MASCULINO O EL HOMBRE
27. LO FEMENINO O LA MUJER
28. Lo ERÓTICO o la ATRACCIÓN
29. El CUERPO HUMANO o la PERSONA
30. La LIBERTAD
31. PARTIR
32. LLEGAR
33. REGRESAR

4

34. El VIAJE
35. SABIDURÍA
36. INGENUIDAD
37. MADUREZ
38. CIENCIA
39. EDUCACIÓN
40. El CONOCIMIENTO
41. BUSCAR
42. ENCONTRAR
43. La INVESTIGACIÓN
44. El ESTUDIO
45. El CRITERIO
46. La PAZ
47. La CALMA
48. La TEMPESTAD
49. El MOVIMIENTO
50. El SILENCIO
51. La VIDA
52. NACIMIENTO
53. CRECIMIENTO
54. MUERTE
55. El LATIDO
56. La ETERNIDAD
57. PASADO
58. PRESENTE
59. FUTURO
60. El TIEMPO
61. El INFINITO
62. Lo CERCANO
63. AQUÍ
64. LO LEJANO
65. EL ESPACIO
66. LO SUBLIME o DIOS
67. El ESPÍRITU
68. El ALMA
69. La CONCIENCIA
70. La NATURALEZA o la SUSTANCIA
71. El AMOR
72. La ATRACCIÓN
73. El RECHAZO
74. El DESEO
75. El CARIÑO o el QUERER
76. La IMAGINACIÓN
77. La FORMA
78. La MEMORIA
79. EL CONTENIDO

5

80. La IMAGEN
81. La INTELIGENCIA
82. CREAR
83. DESTRUIR
84. El INTELECTO, o la RAZÓN y el INGENIO
85. El ENTENDIMIENTO
86. La SALUD
87. El PLACER
88. El DOLOR
89. AGUANTAR o SOPORTAR
90. El OPTIMISMO o el CONTENTAMIENTO o el BIENESTAR
91. El CAMBIO
92. Lo ACTIVO
93. Lo PASIVO
94. La CRISIS
95. El CICLO o el RITMO, o el NÚMERO
96. La MENTE
97. PENSAR
98. CALLAR
99. HABLAR
100.
El MUNDO
101.
La ENERGÍA
102.
ENTROPÍA
103.
NEGUENTROPÍA
104.
TROPÍA
105.
El COSMOS
106.
La TRADICIÓN
107.
El MAESTRO
108.
La INICIACIÓN
109.
EL DISCÍPULO
110.
El MITO
111.
La FAMILIA
112.
PADRE
113.
MADRE
114.
La UNIÓN
115.
HIJO/HIJA
116.
El CONFLICTO o la CONTIENDA
117.
El ATAQUE
118.
La DEFENSA
119.
La ESTRATEGIA
120.
La TÁCTICA
Con estos 120 conceptos a la mano, no hay cosa que no pueda ser descrita y
comunicada.

6

Entre los 120 términos hay 23/24 principios universales, o nociones primigenias
llamadas ideas fundamentales o arquetipos, 48 símbolos, o elementos complementarios
que al unirse forman el todo sugerido por el principio del cual se han fracturado, 23/24
metáforas o fenómenos de “transporte” y unificación y unos 23/24 prototipos, en total
120 elementos: 24 + 48 + 24+ 24 = 120.
Cuando el ser humano se encuentra cara a cara con un concepto, se puede
preguntar lo siguiente: ¿Es eso un principio universal? ¿Es un símbolo?
Es acaso una metáfora?¿Es un prototipo?
Si el término es un principio universal, no hay nada que se le pueda
oponer, aunque se han inventado unos 24 elementos llamados contra-principios o antiarquetipos que pretenden formar pareja de contrarios con el principio fundamental. Ello
son los siguientes:
- La MENTIRA
- El MAL
- Lo FEO
- La HOMOSEXUALIDAD
- El PECADO
- La COACCIÓN
- La NECEDAD
- La IGNORANCIA
- La GUERRA
- El SUICIDIO
- La CADUCIDAD
- Lo FINITO
- El DIABLO (El ENEMIGO)
- El ODIO
- La FICCIÓN
- La ESTUPIDEZ
- La ENFERMEDAD
- El ESTANCAMIENTO
- La LOCURA
- La ANTI-ENERGÍA
- La SUPERSTICIÓN
- El CELIBATO
- La COBARDÍA
Los usuarios de la lengua pasan demasiado pronto a usar parejas del siguiente
tipo:
1. La VERDAD y la MENTIRA
2. El BIEN y el MAL

7

3. Lo BELLO y lo FEO
4. El SER –y el ERROR
5. La JUSTICIA y lo TORCIDO del PECADO
6. La LIBERTAD y la ESCLAVITUD
7. La SABIDURÍA y la NECEDAD
8. El CONOCIMIENTO y la IGNORANCIA
9. La PAZ y la GUERRA
10.La VIDA y el SUICIDIO
11.La ETERNIDAD y la CADUCIDAD
12.El INFINITO y las FRONTERAS
13. Lo SUBLIME (DIÓS) – y el DIABLO (el ENEMIGO)
14.El AMOR y el ODIO
15.La IMAGINACIÓN y la ILUSIÓN
16.La INTELIGENCIA y la IMBECILIDAD
17.La SALUD y la ENFERMEDAD
18.El CAMBIO y el ESTANCAMIENTO
19.La MENTE y la LOCURA
20.La ENERGÍA y la FLOJERA
21.La TRADICIÓN y la SUPERSTICIÓN
22.La FAMILIA y el CELIBATO
23.La COMBATIVIDAD y la COBARDÍA
Día a día asistimos a una lucha lingüística entre los principios universales y sus
oponentes:
1. La Verdad es atacada por la Mentira
2. El Bien es atacado po el Mal
3. Lo Bello es atacado por lo Feo
4. El Ser es atacado por el Error
5. La Justicia es atacada por el Pecado y lo Torcido
6. La Libertad es atacada por la Esclavitud
7. La Inteligencia es atacada por la Estupidez
8. El Conocimiento es atacado por la Ignorancia
9. La Paz es atacada por la Guerra
10. La Vida es atacada por el Suicidio
11. La Eternidad es atacada por la Caducidad
12. El Infinito es atacado por las Fronteras
13. Lo Sublime es atacado por el Diablo
14. El Amor es atacado por el Odio
15. La Imaginación es atacada por la Ilusión
16. La Inteligencia es atacada por la Imbecilidad
17. La Salud es atacada por la Enfermedad

8

18. El Cambio es atacado por el Estancamiento
19. La Mente es atacada por la Locura
20. La Energía es atacada por la Flojera
21. La Tradición es atacada por la Superstición
22. La Familia es atacada por el Celibato
23. La Valentía es atacada por la Cobardía

El Juego también es atacado por la Seriedad enfermiza . . .
Ninguna de estas “parejas” tiene validez en el lenguaje, aunque los segundos
términos puedan tener presencia en el habla y en la lengua del diario convivir.
En la realidad pura del lenguaje no existen ni tienen validez los siguientes
inventos lingüísticos:
1. La Mentira
2. El Mal
3. Lo Feo
4. El Error
5. Lo Torcido El Pecado
6. La Esclavitud
7. La Estupidez
8. La Ignorancia
9. La Guerra
10. El Suicidio
11. La Caducidad
12. Las Fronteras
13. El Diablo
14. El Odio
15. La Ilusión
16. La Imbecilidad
17. La Enfermedad
18. El Estancamiento
19. La Locura
20. La Flojera
21. La Superstición
22. El Celibato
23. La Cobardía
24. La Seriedad enfermiza

9

Algunos de ellos han entrado ya a conformar aspectos materiales de su existencia,
y son considerados como reales, cuando carecen de toda realidad. He aquí ejemplos como
las fronteras, la enfermedad, la locura, la superstición, la esclavitud, la guerra, la mentira.
Me hace reír lo feo, el odio, la cobardía o la imbecilidad pues son cosas que no
existen.
Si el término es símbolo de algo debe, necesariamente ser un complemento de
aquello, y juntos tienen que llevar por un proceso de encaje complementario, hacia el
principio universal.
Si es metáfora tiene que ser una unión de dos símbolos y si es prototipo tiene que
representar la proyección de lo tangible y de lo palpable del principio universal en el
mundo de las formas.
Sólo al respetar la fórmula de los principos universales que no tienen ni opuestos,
ni complementos, ni contrarios, y se proyectan en el mundo de las cosas como un modelo
lógico teórico de lo visible, sólo así podemos rectificar nuestra visión de las cosas.
A diferencia de la práctica analítica, que es un tipo de operación extensiva y no
limitada cuantitativamente, pues va de lo desconocido hacia lo conocido, el modo sintético
va de lo conocido a lo desconocido
Este modo de conocer las cosas es restrictivo, y conlleva hacia la esencia, es
sintético y unificador, pues al descartar relaciones impropias opera con un modelo lógico
minimalista y deja de lado, sucesivamente, las adquisiciones colaterales que puedan
oscurecer el camino para acceder al nudo primario de la verdad. Es la verdad ya constituida
en una lógica teórica reflejada en la práctica de los prototipos tangibles, generados por
unas nociones intangibles pero comprensibles y absolutamente necesarias para la
construccion de un mundo operativo del lenguaje.
Esta visión pone las bases de un mundo ordenado por principios inmutables y
edifica al hombre en la búsqueda continua de las raíces del árbol invertido del sentido,
cuyas raíces están en los principios y cuyos fines se manifiestan en lo visible a través de
los prototipos tangibles de lo inefable. Cuando se olvida la red que se usa para pescar o
atrapar a los peces, una vez con el pez en la mano asimismo dejo de lado a las palabras.
Si la palabra me ayuda a entender el sentido primordial y por ello esencial de las
cosas, me olvidaré de las palabras, una vez comprendido el sentido de la verdad. Cuando la
idea ha sido captada ya no hay necesidad de estacionar en el muno de las palabras, me
quedo en silencio.
Pero si las palabras comienzan a complicarme cada vez mas el camino hacia el
nudo sutil de lo originario, no sólo me cuidaré de usarlas, sino que intentaré obviar e
ignorar su presencia, aunque hagan alarde de un gran ruido en el habla de los demás
usuarios.
Para mi no existen la mentira y lo feo, ni el odio, ni las fronteras. ¡Oh! - Si pudiera
encontrar un sujeto que pueda olvidar las palabras inventadas para anular los principios
universales!
10

Con ese sujeto hablaria en silencios primarios y nombraría el crepitar del fuego, el
rumor del agua, el pálpito de la montaña, el fragor del rayo, la vorágine de los vientos, la
música de las nubes, el rigor del abismo y el sonido de las olas del mar.
No es un esfuerzo inútil pues se que hay muchos que desean entender y
ser comprendidos.
Cuando me encuentro frente a un nombre, entro en su templo de rodillas y solicito
comprensión y entendimiento. Pero no me basta con comprender la verdad de las cosas:
debo luego aplicarla y practicarla para generar espacio a la comprensión del otro, pues el
otro necesita una apertura para entender, un abismo para arrojar todas sus inadvertencias.
Una maestra de la India, Tara Devi, me decía esto: “amigo mío, creeme, no hay pecado,
sólo inadvertencia . . .”
Sentarse en silencio, recobrar el orden, parar y meter el mundo entero en un grano
de mostaza y luego estar listo para considerar los entuertos, es la máxima experiencia de la
verdad.
Desde la raíz de las cosas, la diversidad aparece unitaria. De tal modo, cuando
designo a las cosas, hago que las palabras sean conformes al modelo al cual pertenecen por
lógica natural, y trato de realizar mi hablar en la acción correspondiente.
El pensamiento no es verbal, es una acción de empleo del ser y una implicación
ética en lo que estoy diciendo. La experiencia humana es un acto creador de mundos y de
sentido: el poeta crea un mundo real.
Me refugio en los principios universales y desde allí contemplo las palabras y su
sentido. No necesito recibir confirmación de los sabios: me basta con los modelos, soy
independiente, autónomo, libre, maduro, realizado.
Existe en la historia de la humanidad un objeto modesto que esconde un secreto
excepcional: el dado. En sus caras, los puntos no necesitan de una lengua para nombrar los
números con palabras. A la vez, la suma de dos caras opuestas siempre suma siete. Pero el
siete no está escrito en ninguna parte: descansa virtualmente en el medio del dado.
La cara superior siempre gana: es la realidad de las cosas, lo actual, lo presente.
Por más que yo vea desde los laterales un número cualquiera, pues es mi ángulo, o sea mi
opinión, esa cara no está ganando ahora. Detrás de toda cara está su misterio, pero junto,
las dos caras opuestas suman la verdad. Necesito del misterio de la realidad para
comprender a la verdad de las cosas. Hay más:

11

-

El

Intelecto

………………………………………………
- El Alma

……………………………………………………

- El Cuerpo

- La Persona

-

-

- El Ser

…………………………………………..

La Consciencia

12

El Intelecto

El Ser
5

1

6

El Cuerpo
3

3

2

4

La Conciencia

La Persona
El Alma

1+6 = 7
2+5 = 7
3+4 = 7

El dado es un objeto tradicional que hace las veces de modelo teórico para
comprender la estructura del Ser.


13

14

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful