You are on page 1of 2

NO A LA COMPLICIDAD DEL GOBIERNO ESPAÑOL. ESPAÑOL.

Este lunes día 30 de marzo celebramos el Día de la Tierra Palestina, que simboliza la unidad un pueblo en lucha por la legítima defensa de su tierra. El origen de los acontecimientos del Día de la Tierra es la matanza perpetrada en 1976 contra la población palestina que se movilizaba para frenar la expropiación masiva de tierra palestina en el centro de Galilea para construir más asentamientos sionistas, dentro del marco de la política de judaización y de vaciamiento de sus habitantes árabes. Entre los años 1948 y 1972 Israel, respaldado por las fuerzas del mandato británico, ya había confiscado más de 100.000 Ha. de tierras de las aldeas árabes en Galilea y en Al-Mutalat (el Triángulo). Casi 800 mil palestinos fueron expulsados solo entre los años 1947 y 48 y obligados a vivir como refugiados. Hoy en día son más de 6 millones. En aquel 30 de marzo hubo una huelga en todo el territorio y se produjo una confrontación entre los ciudadanos palestinos-árabes y las fuerzas sionistas, en el que murieron 6 palestinos, y se produjeron además de 49 heridos y 300 detenidos. En este día queremos divulgar la respuesta de la Coordinadora de Apoyo a Palestina al Presidente de Gobierno en relación con su postura política ante Israel: Desde la Coordinadora de Apoyo a Palestina en La Rioja queremos responder a la carta que el pasado 18 de Febrero, la Presidencia del Gobierno nos hizo llegar como contestación a las reivindicaciones que le planteamos, respaldadas con la firma de 1.300 riojanos y riojanas. Lo hacemos con la indignación que nos provoca el hecho de que el Gobierno que Ud. preside se declare “amigo” del Estado de Israel que, en los últimos 60 años, ocupa militarmente un territorio que no le corresponde y plantea una limpieza étnica continuada de la población palestina. Que se declare “amigo” del estado que mayor número de Resoluciones de la ONU viola, como la 194 que reconoce el derecho de retorno a su tierra a los casi 7 millones de personas expulsadas de sus hogares; o la 242 que exige a Israel desocupar buena parte del 80% del territorio histórico de Palestina que hoy controla.

Que se declare “amigo” de quien viola la IV Convención de Ginebra sobre la debida protección a civiles en tiempos de guerra, de quien viola la decisión de la Corte Internacional de Justicia que en 2004 estableció que Israel debía paralizar y desmantelar la construcción del muro que rodea Cisjordania e indemnizar a la población palestina. Que se declare “amigo” de uno de los pocos Estados que no tiene problema en reconocer el uso de la tortura, las detenciones arbitrarias y el secuestro de la población palestina en sus cárceles, que apresa y suelta (si lo considera oportuno) a su antojo. Su gobierno debe explicar por qué mantiene un acuerdo preferencial con Israel y vende armas (por un valor mucho mayor del que oficialmente se reconoce y camuflado bajo otro tipo de partidas) a un Estado desatendiendo las recomendaciones del Código de Conducta sobre Comercio de Armas emitido por la UE en 1998. Reconozcan que, guste o no, Hamas ganó limpiamente unas elecciones y que este resultado fue inmediatamente menospreciado por Israel y la llamada comunidad internacional. Que la famosa tregua, supuestamente rota por Hamas fue, desde el primer momento, violada por el estado de Israel que seguía bombardeando impunemente Gaza y que se negaba a abrir el paso fronterizo de Rafah. Que desde la “retirada” del ejército israelí de la Franja hace tres años, los cohetes Qassam han provocado la muerte de 11 israelíes, mientras que las operaciones del ejército israelí se han cobrado 3.000 víctimas. Y, guste o no, le recordamos que la Resolución de Naciones Unidas A/RES/33/24 del 29 Noviembre de 1978, reconoce el derecho a la legítima defensa de todo pueblo víctima de una ocupación militar. Y que quien sufre la ocupación y expulsión de sus casas; el destrozo o apropiación de sus tierras y recursos acuíferos; la destrucción de infraestructuras sanitarias, educativas, de transporte, industria, energéticas; la prohibición de la libre circulación; el hostigamiento permanente de un ejército y unos colonos fuertemente armados... tiene derecho a la resistencia. Por supuesto que lo tiene. ¿Acaso negaría el derecho a la resistencia del pueblo francés ante la ocupación nazi? Responda, señor Zapatero. Por último, volvemos a insistirle en que nos dé oportuna contestación sobre las reivindicaciones que 1.300 ciudadanos y ciudadanas de La Rioja le planteamos. 1º: La expulsión inmediata del personal diplomático israelí en España. 2º: El impulso al establecimiento de nuevas Resoluciones en Naciones Unidas con objeto de condenar el hostigamiento al pueblo palestino que, aunque ya no ocupe primeros espacios en medios de comunicación, éste sigue sufriendo, y que reconozca expresamente el derecho del pueblo palestino a un Estado independiente y no amputado geográficamente. 3º: La ruptura de toda relación económica y comercial con Israel, en particular, su condición de socio preferencial de la UE. 4º: La expulsión de Israel de todos los certámenes culturales y competiciones deportiva dentro de la UE. 5º: El inicio de los trámites necesarios para promover la apertura de un procedimiento penal contra los actos de los mandos militares y políticos israelíes, bajo la acusación de crímenes de guerra. Señor Zapatero, le pedimos con toda la firmeza de la que somos capaces, sustentada en el coraje y la legitimidad de resistencia que asiste al pueblo palestino, que rectifique su política con respecto al Estado de Israel, por respeto a la ciudadanía a la que su gobierno representa, y a los valores democráticos y Derechos Humanos que dice defender.

INFORMACIÓN SOBRE VENTA DE ARMAS DE ISRAEL. ESPAÑA A ISRAEL.
La UE es el principal socio comercial de Israel, incluyendo la venta de armas con las que el Gobierno hebreo ejecuta sus crímenes contra la población civil palestina. 18 Estados miembros autorizaron más de 1000 licencias de exportación de armas a Israel por valor de 200 millones de euros. (Francia 126 millones de euros, Alemania 28 millones y Rumania 17 millones). Entre estos países también se encuentra España. Desde 2001 España exportó material armamentístico (1) y productos de doble uso (2) por valor de casi 4.300 millones de euros a países en conflicto y que vulneran los derechos humanos como Marruecos, Arabia Saudí, Kuwait, Malasia, Sri Lanka, Egipto, India, Filipinas, Argentina, Israel, Turquía, Pakistán, Colombia e Indonesia. En el caso concreto de Israel, entre 2007 y la primera mitad de 2008 España vendió a esta potencia ocupante material armamentístico por más de tres millones de euros y productos de doble uso por casi un millón cuatrocientos mil euros. Cabe reseñar que las ventas en el 2008 aumentaron de forma importante con respecto al 2007: Durante el primer semestre de 2008 se vendió la misma cantidad que en todo el año 2007. Además el Gobierno español colabora con Israel en maniobras militares e intercambios de información e inteligencia e importa material bélico. Denunciamos también el hermetismo, falta de transparencia y de rendición de cuentas hacia la sociedad civil con la que el gobierno ha realizado estas “operaciones” con Israel, que nos hace pensar que las cifras sobre volumen de exportación de armas a Israel arriba mencionadas, en realidad son muy superiores y que parte de las exportaciones de armas se hayan disimulado bajo etiquetas del tipo de equipamiento de doble uso, se hayan camuflado en programas de investigación tecnológica y militar europeos, de la OTAN y otras organizaciones, o se hayan situado en presupuestos, partidas y gastos de diferentes ministerios aparentemente ajenos a cuestiones militares. Muchas de las 1400 muertes y más de 5000 heridos víctimas de los últimos bombardeos perpetrados en Gaza por el Ejército Israelí fueron producidas por ataques nocturnos de carros y aviones de combate contra población civil, que requieren de esta tecnología llamada de “doble uso”. Varias empresas españolas de armas (3) exportan armas a países que incumplen el derecho internacional. La autorización de estas exportaciones corresponde la Junta Interministerial de Defensa y de Doble Uso formada pro miembros de diversos ministerios (Comercio, Exteriores, Defensa e Industria). Las consideraciones éticas de la venta de armamento a un estado asesino y opresor son ineludibles y sitúan al estado español en una posición partidista que no responde al sentimiento mayoritario de la sociedad civil. Además ha violado la legislación internacional, concretamente, el Código de Conducta de Exportaciones de Armas de la UE de 1998 cuyos criterios son de obligado cumplimiento para todos los estados miembros, en el

que se establece que los estados no pueden autorizar exportaciones a países donde se dan situaciones de conflicto o tensión, donde se violan los derechos humanos o no se cumple el derecho internacional humanitario. El estado español debe hacer suyo lo que dicen la población y la sociedad civil: no en nuestro nombre, no con la complicidad de nuestras armas. (1) Material armamentístico: Fusiles, carabinas, revólveres, pistolas, ametralladoras, silenciadores, visores, bombas, botes de humo, cohetes, minas, cohetes, minas, misiles, cargas de profundidad, cargas de demolición, “productos pirotécnicos”, granadas fumígenas, bombas incendiarias, cartuchos, simuladores, explosivos, propulsantes, combustibles, equipos de formación de imagine, cámaras, equipo fotográfico, equipo para la intensificación de imágenes, equipo sensor de imagen por rada, equipamientos de visión nocturna. (2) Productos y tecnologías de doble uso: “Materiales, sustancias químicas y toxinas” que incluyen máscaras antigás, trajes blindados, sulfuros y cianuros; “Electrónica” incluyendo detonadores explosivos accionados electrónicamente. (3) CASA (Construcciones Aeronáuticas S.A.), Madrid: Integrada dentro del consorcio EADS (European Aeronautic Defence and Space Company) y con participación de Daimler-Chrysler Aerospace (Alemania) y Aérospatiale Matra (Francia) Aviones de transporte militar, de combate y de entrenamiento./Izar Construcciones Navales S.A., Madrid Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI): Construcciones navales militares/Indra S.A., Alcobendas (Madrid): Simuladores para aviones, carros de combate y helicópteros, equipos electrónicos para la guerra y sistemas de comunicaciones/General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas, Madrid General Dynamics, Estados Unidos: Armas ligeras, vehículos blindados, explosivos y piezas de misiles /Industria de Turbo Propulsores, Zamudio (Bizkaia): Motores y turbinas de aviación/Gamesa Industrial S.A., Álaba-Araba: Componentes y subconjuntos en materiales compuestos para aviones militares/Explosivos Alaveses S.A., Madrid: Proyectiles, bombas, espoletas/ Iveco-Pegaso S.L., Madrid Iveco: Vehículos militares