You are on page 1of 2

CONCLUSIÓN: Basándome en toda la investigación bibliográfica trabajada, y analizando todos los contenidos al mismo tiempo que estableciendo relaciones

con los temas tratados en la Cátedra de Ciencias de la Tierra, puedo argumentar que la hipótesis que llevó a la realización del Trabajo Práctico de Investigación “el Himalaya es una barrera climática importante en la zona y sus aledaños” se comprueba. Los hechos que llevan a sostener dicha postura son: • Los vientos que afectan la zona, conocidos bajo el nombre de Monzones se ven afectados por la cordillera del Himalaya que actúa como una gran pantalla que intercepta y condensa toda la humedad que transporta el viento monzón. Esta humedad se deposita en la vertiente sur de las montañas (entendiéndose por sur las laderas de Pakistán, India y Nepal), que reciben anualmente una gran cantidad de precipitaciones; mientras que las laderas septentrionales (laderas del país Chino, Bután, Afganistán, Tibet) son áridas o semiáridas. • Teniendo en cuenta el postulado anterior se puede justificar la diferencia de biomas existentes en la región. Es por ello que del lado sur de la cordillera se observan bosques extensos que cubren buena parte de las laderas que miran hacia la India y Pakistán, mientras que las orientadas hacia el Tibet están cubiertas por estepas. En las primeras la población es mayor, así como la actividad agrícola; situándose mayormente tanto la población como las actividades agropecuarias en la llanura indogangética. En la norte la población es más escasa y vive fundamentalmente de la ganadería. • El arco montañoso del Himalaya actúa condicionando el aislamiento respecto al continente asiático y la apertura a las influencias oceánicas. Otro grupo de factores son de tipo atmosférico y están representados por las alternancias anuales de las altas y bajas presiones, que condicionan el desarrollo del mecanismo monzónico. • La cordillera del Himalaya contiene el mayor volumen de aguas dulces después de los polos ártico y antártico. Actualmente, debido a que la temperatura ha

elevado un grado promedio en la zona montañosa, gran cantidad de glaciares se derriten y desaparecen, lo que no solamente causa crecidas bruscas e inundaciones, sino que también sequías y problemas ecológicos. • El régimen de los ríos de la zona de esta cordillera, se caracteriza por su regularidad, que resulta excepcional teniendo en cuenta que gran parte de las áreas drenadas por ellos están situadas en el dominio climático de los monzones, con la consiguiente presencia de una estación seca junto a otra húmeda. El factor que determina la regularidad es la gran barrera montañosa del Himalaya, en la cual nacen la mayor parte de estos ríos y que con sus reservas de nieve y hielo mantiene constante su caudal; de este modo el Indo, Ganges y Brahmaputra desconocen los estiajes totales, presentando por el contrario dos periodos de aguas altas: uno correspondiente al monzón lluvioso, y otro en febrero-abril, resultante de la fusión de las nieves y hielos. Igualmente, pese al peligro de las frecuentes inundaciones y el carácter insalubre de muchas áreas, estas tierras bajas aluviales han atraído poderosamente a la ocupación humana. Concluyo este trabajo sosteniendo que luego de toda la investigación realizada para poder poner a prueba bibliográficamente la hipótesis, diciendo que los diversos climas no sólo dependen de la ubicación geográfica, sino también las diversas disposiciones del relieve; las cuales muchas veces, como en el caso de los Himalayas modifican el clima regional.