You are on page 1of 2

Colato Rocío S. Instituto Superior de Profesorado A. M.

Sáenz Profesorado de Biología con Trayecto en Ciencias Naturales Espacio de la Práctica Docente II Titulo: Reconocimiento de glúcidos Marco teórico: Forman un grupo de compuestos que contienen carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno (O). Son los compuestos orgánicos más abundantes en la naturaleza. Las plantas verdes y las bacterias fotosintetizadoras los producen en el proceso conocido como fotosíntesis, durante el cual absorben el dióxido de carbono del aire y, por acción de la energía solar, producen glucosa y otros compuestos químicos necesarios para que los organismos sobrevivan y crezcan. De los glúcidos más sencillos, monosacáridos, el más importante es la glucosa. Dos monosacáridos unidos producen un "disacárido", cuyo ejemplo más importante encontramos en la sacarosa, la lactosa y la maltosa. Los polisacáridos son enormes moléculas formadas por uno o varios tipos de unidades de monosacáridos. En los organismos vivos los hidratos de carbono tienen funciones estructurales y de almacenamiento de energía. En la función estructural tenemos como ejemplo: la celulosa que es el principal glúcido estructural en las plantas, hasta un 40% en las paredes celulares, mientras que en los animales invertebrados el polisacárido quitina es un componente básico del exoesqueleto de los artrópodos y en los cordados las capas celulares de los tejidos conectivos contienen hidratos de carbono. Entre los glúcidos de almacenamiento de energía las plantas usan al almidón y los animales al glucógeno; (cuando se necesita la energía, las enzimas los descomponen en glucosa). Los principales puntos a recordar y comprender respecto a los azúcares son: • • • Son importantes metabólicamente. Son la mayor fuente de energía almacenada de los seres vivos. Sus anillos de carbono contienen grandes cantidades de energía.

Objetivo: Identificar el azúcar presente, aplicando reacciones que reconocen determinadas propiedades de los azúcares. Materiales: • Tubo de ensayo

Página 1 de 2

Colato Rocío S. Instituto Superior de Profesorado A. M. Sáenz Profesorado de Biología con Trayecto en Ciencias Naturales Espacio de la Práctica Docente II • • • • • Reactivo de Molisch (Etanol al 95 %, α-naftol) Azúcar Pipeta Acido sulfúrico Gradilla

Procedimientos: Se prepara la solución de Molisch, en un tubo de ensayo, la cual se obtiene disolviendo 0.5 g de α-naftol en 10 ml de etanol 95 %. Luego Coloque en un tubo de ensayo 2.0 ml de la solución del carbohidrato y agregue 0.2 ml de α- naftol al 10%, mezcle bien y luego adicione cuidadosamente por las paredes del tubo, 1 ml de ácido sulfúrico concentrado, la formación de un anillo violeta en la interfase es prueba positiva para carbohidratos. Resultados: Se observa una interfase de color púrpura en forma de anillo. También se notó un calentamiento en el tubo. Conclusiones: La presencia de carbohidratos en una muestra se pone de manifiesto por la reacción de Molisch, que a cierto punto es la reacción universal para cualquier carbohidrato. Se basa en la acción hidrolizante y deshidratante del ácido sulfúrico sobre los hidratos de carbono. En dicha reacción el ácido sulfúrico cataliza la hidrólisis de los enlaces glucosídicos de la muestra y la deshidratación a anillo furfural (en las pentosas) o hidroximetilfurfural (en las hexosas). Estos furfurales se condensan con el alfa naftol del reactivo de Molisch (reacción de Molisch) dando un producto coloreado de color púrpura. Positivo: Anillo violeta oscuro en la interfase. Es un carbohidrato Negativo: Solución incolora. No es un carbohidrato

Página 2 de 2