You are on page 1of 6

Página 1 de 6

Actividad nº 6: a-Se les llama costillas verdaderas a aquellas que se insertan con uno de sus extremos en la columna vertebral y con el otro en el esternón. Las costillas falsas se insertan en la columna con un extremo y el otro extremo se inserta con una costilla verdadera (es decir, no se inserta directamente al esternón), de ahí el nombre de falsas. Finalmente, las costillas flotantes solo se insertan en la columna vertebral y el extremo que normalmente se insertaría en el esternón esta "flotando" o libre. La longitud de estas costillas es menor que las anteriores.

Página 2 de 6 b- Los pulmones se encuentran en la caja torácica, delimitada en su parte anterior por las costillas y en la posterior por la columna. Las costillas están unidas a una membrana, que a su vez está unida a otra membrana, que está unida a los pulmones. Así, cuando se mueven las costillas, se mueven los pulmones. Cuando los músculos intercostales se contraen, las costillas suben y los pulmones se ensanchan. La cavidad torácica está delimitada por abajo por el diafragma. El diafragma en reposo tiene forma de bóveda. Cuándo se contrae, desciende y se aplana, para ello hace falta energía. El volumen de los pulmones aumenta porque entra aire por haber menor presión en el interior del aparata respiratorio. Al relajarse los músculos intercostales, y ser comprimidos por las costillas y el diafragma, su presión aumenta y expulsa el aire. • Inspiración: Contracción del diafragma y de los músculos intercostales, entrada de aire. Menor presión en el aparato respiratorio. • Espiración: Relajación del diafragma y de los músculos intercostales, expulsión del aire. Mayor presión en el aparato respiratorio.

Vértebras: a) Cuerpo vertebral: Las vértebras lumbares se caracterizan por presentar un cuerpo vertebral grueso en comparación con otras vértebras, más ancho de lado a lado que de adelante a atrás y más grueso en la sección anterior que la posterior. Las superficies superior e inferior son planas o ligeramente cóncava, por detrás son cóncavas y constreñidas en el frente y los lados. Agujero raquídeo: El agujero raquídeo tiene forma triangular, siendo más largo que las vértebras torácicas, pero más pequeñas que las cervicales. Los pedículos son muy fuertes, dirigidas hacia atrás, y cambian su morfología desde la primera vértebra hasta la última lumbar: • • • Aumentan su grosor, de unos 9 Mm. en la L1, hasta unos 18 Mm. en la L5. Incrementan la angulación del plano axial desde 10 grados hasta unos 20 grados a nivel de la L5. Los orificios vertebrales son considerablemente más profundos en las vértebras más bajas.

El pedículo es a veces usado como portal de entrada al cuerpo vertebral en los procedimientos de fijación de clavos o en la puesta de cemento óseo, así como en la kifoplastia o vertebroplastia. Las láminas vertebrales son las que conectan las apófisis espinosas de los pedículos y forman la porción posterior del agujero raquídeo. Son estructuras fuertes, cortas y amplías, siendo, en la región lumbar superior, más altas que anchas, mientras que en las vértebras lumbares inferiores, son más anchas que altas.

Página 3 de 6 Apófisis espinosa: Las apófisis espinosas son prominencias óseas o proyecciones que surgen de la parte posterior de las láminas de las vértebras. Protegen por delante al canal medular que alberga la médula espinal y a ambos lados se insertan potentes músculos del tronco. En el caso de las vértebras cervicales (excepto el atlas) son bituberosas, es decir, presentan una bifurcación.

Apófisis transversa: En las vértebras, dos apófisis, una derecha y otra izquierda que se dirigen transversalmente hacia fuera, y de ahí su nombre que llevan. Nacen junto a las apófisis articulares en la unión entre el pedículo y la lámina. En cada una de ellas hay: • • • • base, que la une a la vértebra vértice, que es libre dos caras, anterior y posterior, y dos bordes, superior e inferior.

b) Las vértebras presentan un agujero central, y en su conjunto delimitan el conducto espinal o raquídeo, en el que se aloja la médula espinal y que comunica con la base del cráneo mediante el orificio occipital. Entre dos vértebras y a cada lado se delimitan los agujeros de conjunción, por los que salen del raquis los nervios raquídeos.

c) Lordosis: Se refiere a la curvatura fisiológica de la columna en la región cervical o lumbar. Puede ser una enfermedad que se caracteriza por una rotación anterior de la pelvis (la parte superior del sacro toma una inclinación antero inferior) por las caderas, que causa un aumento anómalo de la curvatura lumbar. La columna vertebral se encorva hacia adelante. Esta deformación anómala por extensión suele acompañarse de una debilidad de la musculatura del tronco, en particular de la musculatura antero lateral del abdomen. Para compensar las alteraciones de la línea gravitacional normal, las mujeres experimentan una lordosis pasajera durante la fase final del embarazo. Esta curvatura lordótica puede ocasionar lumbago, pero la molestia desaparece de ordinario poco después del parto. La obesidad también es causa de lordosis y lumbago en ambos sexos, por el mayor peso del contenido abdominal, situado delante de la línea gravitatoria penil. El adelgazamiento corrige este tipo de lordosis.

Página 4 de 6 Se puede corregir haciendo ejercicios de abdominales a la altura de la columna lumbar, tanto en los rectos como en los oblicuos. Esto se hace para fortalecer la parte anterior a la afectada y así compensar la falta de uno con lo mucho del otro. Cifosis: En el sentido de deformidad se refiere a una enfermedad donde la columna vertebral se curva en 45 grados (sexagesimales) o más y partes pierden parte o toda su habilidad para moverse hacia dentro. Esto causa una inclinación en la espalda, vista como una mala postura. Los síntomas de la cifosis que pueden presentarse o no, dependiendo del tipo y extensión de la deformidad, incluyen dolor de espalda, fatiga, apariencia de una espalda curveada y dificultades para respirar. Si es necesario, esta deformidad es tratada con una férula y terapia física, o con cirugía correctiva. Casos severos pueden causar mucha incomodidad e inclusive la muerte. En pacientes con deformidad cifótica progresiva por un colapso vertebral, un proceso llamado cifoplastía puede detener la deformidad y aliviar el dolor. La escoliosis es la alteración de la columna vertebral caracterizada por una desviación o curvatura anormal en el sentido lateral, en una vista anterior o posterior de la columna.

Tipo de vértebra Cervicales

Esquema

Principales caracteristicas Cuerpo: es alargado tranversalmente. Página 5 de 6 Presenta las siguentes caras: cara superior, cara inferior, cara anterior, cara posterior, cara lateral. Agujero vertebral: es triangular y de base anterior ancha. Apófisis tranversa: es corta y bifurcada, además presenta en sus haces un agujero denominado agujero tranverso donde pasa la arteria vertebral. Apófisis articular: es plana y oblicua, se disponen caso horizontalmente. Apófisis espinosa: corta y bifurcada, el vértice puede estar inclinado hacia la derecha o a la izquierda

Dorsales

El cuerpo de cada vértebra torácica de la columna vertical soporta el peso de la vértebra que se encuentra encima (y del cráneo), mientras que el arco permite crear una zona en forma de canal a lo largo de la columna que protege la médula espinal. El agujero raquídeo o vertebral, es relativamente pequeño y de forma sensiblemente circular. La apófisis espinosa es larga, triangular y se dirige oblicuamente hacia abajo, terminando en una extremidad tuberculada. Esta apófisis espinosa se sobrepone una a la otra a partir de la quinta hasta la octava, perdiendo la dirección oblícua de las restantes. La apófisis articular superior, una a cada lado, son placas planas de hueso que se proyectan desde la unión de los pedículos y las láminas, se dirigen hacia atrás y levemente hacia afuera, por medio del cual se articula con el hueso adyacente por arriba. La apófisis articular inferior, una a cada lado, están también fusionadas con las láminas y sus facetas articulantes se dirigen hacia adelante y hacia el medio, para encajar con la apófisis superior de la vertebra por abajo. Las apófisis transversas —una derecha y otra izquierda— parten del arco detrás de la apófisis articular superior y los pedículos. Son muy anchas, fuertes, considerablemente largas, e inclinadas hacia atrás y abajo,

Página 6 de 6