You are on page 1of 3

Análisis de la escuela inclusiva

Primero deberíamos definir escuela inclusiva, porque creo que a veces damos por echo lo que significa, una de las definiciones que más me ha convencido es la siguiente. “Una escuela inclusiva desde el punto de vista educativo, es aquélla donde se considera que la enseñanza y el aprendizaje, los logros, las actitudes y el bienestar de todos los jóvenes son importantes. Las escuelas eficaces son escuelas educativamente inclusivas. Esto queda demostrado no solamente en sus rendimientos, sino además en su carácter distintivo y en su disposición a ofrecer nuevas oportunidades a aquello alumnos que puedan haber experimentado previamente dificultades…Las escuelas más eficaces no dan la inclusión educativa por sentado. Estas escuelas hacen un seguimiento y evalúan constantemente el progreso de cada estudiante. Identifican a los alumnos que pueden encontrarse perdidos, que encuentran dificultades para seguir el ritmo, o que de alguna forma se sienten fuera de lo que la escuela pretende proporcionar.' Definición elaborada por la Ofsted, la agencia inglesa responsable de realizar la labor de inspección educativa. Esta definición nos hace pensar que la inclusión no es algo que se trabaje a parte por un grupo de profesionales, sino que debe convertirse en el elemento central de la escuela, en torno al cual se debe desarrollar la organización escolar. Cuando se ha hablado de inclusión siempre sean referido a alumnos con necesidades educativas especiales, y primeramente se ha planteado la integración y más recientemente la inclusión. Pero no debemos olvidar que cuando hablamos de alumnos con necesidades educativas especiales abarca un amplio abanico de alumnos que se encuentran al margen del sistema educativo, sin embargo actualmente la preocupación se ha centrado en alumnos con algún tipo de discapacidad. Pues bien, el traspaso de a.n.e.e. desde centros específicos a centros ordinarios , no ha tenido éxito que se esperaba, no quiere decir que yo no crea en la inclusión, debido a que estos alumnos se han mantenido al margen de sus compañeros, denominándose alumnos de integración y no alumnos comunes, a veces también ocurre, que el alumno con una discapacidad asistan a una escuela en la que la solución que planteen a este alumno sea suministrar simplemente materiales, y que no se preocupe verdaderamente por desarrollar modalidades adaptadas a estos alumnos. ¿Cuál sería la solución? Nadie tiene una receta idónea, pero creo que sería adecuado, pensar en hablar de escuela inclusiva abarcando a alumnos de una amplia diversidad, por lo que se exige un cambio desde lo más profundo del centro.

Cómo podríamos crear escuelas, o mejor dicho contextos educativos que llegaran a todos los alumnos, algunos de los ingredientes serían los siguientes:
1

• •

Partir de los conocimientos previos. Aprovechar lo que el alumno sabe, y promover una mayor interacción entre alumno y profesor. Considerar las diferencias como oportunidades de aprendizaje, en donde exista una retroalimentación, que consistiría, en que el docente debería modificar la enseñanza dependiendo de las características del alumnado. Evaluación de las barreras de participación. Sería muy útil evaluar las posibles dificultades que pueden presentar el alumnado, para participar en diferentes actividades, y así proporcionar los apoyos necesarios. Los mismos alumnos pueden ayudarnos como fuentes de información sobre las barreras que pueden encontrar. El uso de los recursos disponibles. Con esto se hace referencia sobre todo a los recursos humanos, una organización colaborativa entre maestros, alumnos, familia., se consigue un contexto más inclusivo, contribuyendo de esta manera a un mejor aprendizaje. Desarrollo de un lenguaje de prácticas, se basa en la posibilidad de los maestros de observar el trabajo de otros compañeros, y después reflexionar y aprender de los demás. Es necesario correr riesgos, es decir, los maestros deben introducir cambios, si quieren una escuela inclusiva.

Desde diversas investigaciones se ha comprobado que las escuelas, que han conseguido acercarse a lo que es una escuela inclusiva son aquellas donde se han creado condiciones en las que todos los miembros se convierten en aprendices, ¿qué quiere decir? Pues que todos debemos estar aprendiendo continuamente, de maestros a maestros, de alumnos a maestros y viceversa. Todo ello contribuiría a una mejora de la escuela globalmente. Esto no es fácil, pero no imposible, sería necesario un cambio bastante profundo de la escuela que conocemos hoy, capaz únicamente de responder a una minoría de la población. La transformación comenzaría en la eliminación de la creencia que son contradictorias la mejora de una escuela y la inclusión social. Según Senge la escuela debe ser una organización de aprendizaje "una organización que está constantemente ampliando su capacidad para crear el futuro", o como define Susan Rosenholtz, se convierte en una "escuela en movimiento", una entidad que busca continuamente desarrollar y refinar las respuestas a los desafíos que enfrenta. A medida que avanza la escuela en este sentido, se crea una cultura diferente, en la que el docente percibe de otra manera, considerando al alumnado con alguna dificultad como algo positivo. Claro estos alumnos se ven como una fuente de retroalimentación para mejorar las estructuras existentes, y perfeccionar la atención del alumnado. El cambio hacia una escuela inclusiva también exige una transformación del liderazgo tradicional, trasladándonos hacia un liderazgo repartido, en el cual el conjunto de responsabilidades no se encuentra en unas pocas personas, y además se requiere a docentes que utilicen sus conocimientos adquiridos en las practicas con los alumnos, y que estas experiencias se han difundidas a los demás compañeros. Por tanto, podemos decir que el liderazgo educativo resulta ser un elemento clave en la creación de culturas escolares más colaboradoras, en la que los individuos
2

deben ser valorizados al igual que los grupos, de los que son parte, fundamental para una escuela que quiere ser inclusiva.

Bueno este trabajo ha sido un pequeño análisis, de todo lo que he podido analizar hasta la actualidad de la escuela inclusiva, me he basado en investigaciones, y he ido subrayando lo que me ha parecido más significativo. Espero que os ayude para que podáis sacar mas ideas sobre qué es realmente la escuela inclusiva, y qué camino debemos seguir. Referencia Bibliográfica Angelides, P. y Ainscow, M (2000) Making sense of the role of culture in school improvement. . School Effectiveness and School Improvement 11(2), 145 – 164. Booth, T. y Ainscow, M (1998) (Eds) From Them to Us: An International Study of Inclusion in Education. Routledge.

3