You are on page 1of 3

La gran depresión de 1929

Entre 1921 y 1929 EEUU difundía la imagen de ser un país con el mejor estatus social posible pese a la ley seca y al incremento del crimen organizado. Estaba en su auge industrial y era un país próspero que transmitía confianza. La industria del automóvil crecía imparable y la gente compraba cada vez más coches hasta existir un coche por cada cinco habitantes (a diferencia de Europa, donde sólo los mandatarios y jefes de empresas tenían), por lo que aumentaron los créditos. La sociedad se volvió más consumista y la gente empezó a invertir en bolsa (Wall Street) y a comprar acciones hasta el punto que en 1929 se invirtieron en bolsa 20000 millones de dólares. El mercado de valores tomó a formar parte de la vida cotidiana de la gente, un tercio de la población de EEUU confió sus ahorros a Wall Street incluso cuando no era necesario tener el capital disponible, los agentes de bolsa vendían crédito y todos amasaron grandes fortunas. No había motivos para pensar que algo malo iba a pasar, incluso los economistas más experimentados y reconocidos declaraban que la buena situación en la que estaban persistiría durante años. Los precios de las acciones alcanzaron valores irracionales y a pesar de todo, como ocurre en la prosperidad especulativa, la gente decía que todo estaba bien, el mercado de valores crecía a un ritmo muy rápido pero había muchos especuladores. El economista Roger Babson declaró poco antes de la gran depresión que antes o después los Estados Unidos sufrirían una enorme y trágica depresión, pero nadie le hizo caso. En octubre de 1929 la bolsa empezó a desplomarse y el jueves 24 de octubre (jueves negro) se desató la locura en Wall Street, en cuestión de horas los accionistas aterrorizados se deshicieron de 13 millones de acciones sin saber siquiera a qué precio las habían vendido y tras tres años de especulaciones la bolsa neoyorquina quebró y se hundió (no se clausuró porque su presidente estaba de vacaciones). A consecuencia de esto se desató el pánico financiero, la bolsa se desplomó y las pérdidas ascendieron a 30000 millones de dólares, llegaron a duplicar el presupuesto de la reserva federal de EEUU y a superar los gastos del país durante la primera guerra mundial, en seis días los precios promedios descendieron un 50% y siguieron cayendo, el crack de la bolsa continuo imparable. El presidente de EEUU, Herbert Hoover perdió toda credibilidad, ya que él dijo que la prosperidad estaba a la vuelta de la esquina y no fue así, además no se disculpó por sus

ya que el presidente Hoover decidió retirar los préstamos que EEUU estaba haciendo a Alemania para su reconstrucción tras la primera guerra mundial. la segunda guerra mundial (1936) beneficio enormemente a la recuperación de EEUU y fue vital para que saliera de la situación en la que estaba. También estableció un salario mínimo y defendió el derecho de los trabajadores a tener sindicatos (consecuentemente tuvo problemas con empresarios y mandatarios de empresas). las inversiones y las acciones cayeron en picado. Invirtió mucho en obras públicas y se construyeron numerosas escuelas. ya que Alemania quedo en una nefasta situación después de la guerra y la ayuda de EEUU era muy importante para su recuperación. la gente no podía pagar la hipoteca y entraba en bancarrota. Según muchos expertos. carreteras. Cuando la economía se hundió no quedaban reservas del poder adquisitivo de los consumidores para reflotarla. inició una política de recuperación que beneficio al país al principio y nombró a Kennedy presidente de la comisión del mercado de valores. Esta depresión atravesó el atlántico y afectó a Europa. etc. La situación fue más grave en el campo y muchos agricultores emigraron. no logro sacar al país de la depresión. sin embargo. ya que. además. el país vendió mucho material de guerra a Europa y obtuvo grandes ingresos. puentes.ineficaces políticas sino que se limitó a decir que la caída de la bolsa no era para tanto y que la economía seguía bien. esto perjudicó gravemente a Alemania. Roosevelt. El próximo presidente. . la gente empezó a perder su trabajo y las compras. algo que era totalmente incierto.