^ ••••••••••••••••••••••••••••••

Texto:CarlosRomaní

En otoño nos encontramos con cantidades de hojas caídas sobre el huerto que es muy interesante recoger. Además de ser una fuente de materia orgánica, aunque requiere una técnica a la hora de conseguir que se descompongan adecuadamente, es también una oportunidad de disfrutar, de tomarse un tiempo para recogerlas y observar la paleta o gama de colores que nos ofrecen todos y cada uno de los árboles, por su belleza cromática y también porque nos ayudará a conocerlos mejor
or ejemplo los frutales, en particular los melocotoneros, manzanos y sobre todu perales, tienen hojas de colures rojos, ^ranates, naranjas, amarillos, como si las hojas se volviesen también fruta. Es una característica de la familia de las rosáceas, a la que pertenecen los principales frutales. apelmazarse y resistirse a la descumposición, pero sólo tenemos que seguir unas patrtas ^enerales.

EI abedul, con su bella corona alar^ada vestida de amarillo-oru nos muestra su característica luminosa, aérea, que encontrarás también en el porte erguido de sus ramas, con sus finas semillas aladas setnejantes a las mariposas, etc. Prbximo al aliedul, el fresnu. Amarillentu también pero un poco más uscuro. Cotnparad los matices de amarillo. A la inversa, las hojas del roble para descompunerse "se tuman su tiempo", como si se resistieran. Pasan de un verde oscuro denso a un pardo rojizo más terrestre. En cuantu al haya, muestra tamhién su característica densa, cerrada, con una culuracicín que va del verde oscuro al amarillo, naranja, pardu. Todavía más asombrosas, las hojas de la falsa acacia o Robinin pseudo-acacia planta rica en nitrógeno. Lo capta a través de sus nudusidades. Pasa directamente del amarillu pálidu al negro, como si nu hubiese un proceso de "maduración" en las hojas. Los árboles

Si no tenemos ánimo de triturar los materiales y hacer un compost especial, podemos apilar simplemente las hojas muertas al lado de dicho montón de compost y añadir regularmente un puñado sohre Ios desechos de cocina a lo largo de todo el invierno. Cómo compostar según el tipo de hojas

Las hujas caídas no se transforman de la misma manera. Las de abedules, arces, fresnos, y la mayor parte de los árboles frutales, se descomponen fácilmente, pero como se compacran habrá que tnezclarlas cun materiales triturados para evitar una putrefacción anaeníbica, lo que dará lugar a un compost asfixiado. Para evitarlo alternaremos una capa de hojas (en torno a los 25 cm. de espesor) con otra de ramas trituradas (una capa de dos dedos será suficiente) y otra de residuos vegetales procedentes de la cocina. También sirven cortes de césped o la harina de cuernos (1 kg. de harina de cuernos por metro cúbico de compost de extraen hojas). Ohservad rambién - esto se ve hien en el La última capa será de hojas. Luego cubrid castaño- la manera en que la vida se retira nutrientes del subsuelo bien el munt^ín de compust para evitar que de la huja: primeru se encoge, pierde su briel viento de otoño se lo lleve todo. Al final llantez, su forma, su porte, y después se y los Ilevan a las hojas del mes, este montón lo mezclaremos y desintegra. Estas observaciones nos enseñaairearemos con ayuda de una horca. rán a cumprender mejor cbmo ejercen las fuerzas de la vida. Las hojas que se descomponen fácilmente son también Mirad de qué manera los árboles pierden sus hujas: alguun material ideal para cubrir los harbechos o zonas sin cultinos cumien^an por el exterior, por ejemplo Los arces, hayas, ^•os, con una capa ligera de 10 a 20 cm. sobre la cual disponetc. Otros por el interior, como el abedul, el sauce, el dremos algunas ramas para evirar que las hojas vuelen. Ayuálalnu... dará al suelu a pasar un buen invierno. En primavera recogeTodas estas observaciones y descuhrimientos nus pueden rcmus cun un rastrillo lus restos y lus pondremos en el monayudar a cumprender la naturaleza de nuestros árholes. tón del compost. La ahundante fibra yue contienen ayuda a mejorar la aireLas que se descomponen con mucha más dificultad: si aci^ín y la estructura de la mayuría de las tierras. Muchas pertenemos muchas hojas de haya, no^al u álamo, las trituraresonas no utili_an las hojas en el cumpost porque tienden a mos con la rrituradora -y, en caso contrario, con ayuda del

22

1 La fertilidad de la [ierra n^ 6

cortacés^ed. Esto desmenuzará su dura epidermis y se ^jescump^^n^rán m<ís r^í^i^lamente. Aportar ^olvo ^e ruca (hasalto) neutraliza l^^s ácidus tanin^is ^1e las esencias siguientes: rohle, ^lamo, ahedul, castaño. Añadir desechos de rea^lección y materiales trituradus también acelera la descom^^^,iciún. En eac cas^^ i^ualmente furmaremos el m^^nC^ín en ca^^as sucesi^^as. Las hojas difíciles de descomponer pueden servir para cubrir l^^s muntunes de cumpost (a excepciún de las hujas de nc^Ral yue pue^len contener antihióticus, con el ries^o de }^erjuúicar una huena ^lescompusici^ín). Una preparacibn especítica, por ser unas hojas muy ^1it^íciles ^le descomp^mer, es el llam^ado compost de coníferas, en el qur sulamente se utilizan hojas y ramas de plantas resinosas (^^in^^s, ahetus, cipreses, etc. ) sin mezclarlas cun otros matcriales. Previamcntc hay yue sumergirlas en agua durantc siete días. Cun esta inmersiún habrem^^s iniciadu su predescomposici^ín: fin^liza^los lus siete días de impregnaciún, el marerial se amunrona y deja fenncntar úurantc 21. Transcurridus esos dí^is ^1e fermentación, desharemos cl montón, lu airearemus y f^^rmarem^^s un montón ^efinitiv<^ de tc^rma trapezoi^lal, a^n las si^;uientes proporcianes: para una base mayur úe 5 m, una altura de i,5 m y^ una hase men^^r de 2,5 m. Finalizaúa la construcción ^lc dichi^ muntón, lo cubriremus con tierra y ramas, deján^l^^lo madurar durante tres meses.

El mantillo enriyuecido cun nitrú^;enu exn^a pur^le me^clarse direct^mente con tierra o aiia^jirlu al numtún de a^mpost.

Si dej^^s las hojas en el suel^^ y se secan, con el tiem^^^ perderán tu^j^^ el nitró^;eno que cuntienen. Est^^, combina^^^ am la ^eshidratación de las células, las hace much^^ m^ás resistenres a la ^lescomp^^sici^ín que cu^^ndo se usan trescas.
Una malla de alambre cul^^cada cn círcul^, e^ el mejur recint^^ para fabricar mantillu de hujas. Rcúne h^^jas y^ m^íjalas a cunciencia; lue^;o aplástal^is en el recintu. Lus h^^jas s^^n li^eramente ácidas. Si tus ^lanras no necesitan un aculcha^i^^ ;ícid^^, añade al^^^ ^le cal antes ^3e apla^t,irlas.

t 2, 5wa-^

-

5w^ --s

Qué aporta el compost de hojas L^^s árbules tienen un sistema radicular muy largo cun el yuc extraen nutrienres ^3^1 subsuelu y lo llevan a las h^^jas, cum^irtiéndolas en un excelente recurso para el huert<^, pues c^mtienen ^us veces el ^°olumen mineral del estiércul. EI estiércul es el mejur suplemento de nitrógeno. Una mezcla d^ cina^ partes de hojas por una dr estiércul favurecer^í la descum^^^sici^ín r^ípidamente. Si crías aves o ganado, utiliza tu suministro de hojas para esparcirlu a>mo cama con hen^i y Faja.

Estas hojas nu se ^3escom^^cmdrán durante el im^iernu. Obtendretnos ^ma inateria oscura. Manrill^^ de hojas muy desmenu_^^^lu I^^ encontrarás en el suelo ^lel bosque. P^^r prima^•era o^•eranu se ^jescumpondrá lo suficiente para servir com^^ acolch^ido. Algunos ^uar^ían las hujas en el recint^^ durante vari^^s años. Cuando van u recogerlas, l^^ encuentran negr<^, cual humus desmenu^ado. El mantillo de hojas se encuentra en el husyue en una capa anterior al suel^^ mincraL Tiene I^^ cuali^jad de descomponerse lentamente, propurci^mando nutrientes ,^ I,^s planras hradualmente, y ^le esa forma mejura I.a estructura del suelu. La capacidad del mantillu de hojas para reten^r I^^ hume^l.^^{ es asumhrosa. El subsuelo pue^le retener sóh^ un 20%, ^e ,u peso en .^gua; la su^erficie retendrá un 60`%; peru cl mantillu de hojas puede retener del 300`%, al 500`% úe su pesu. Las hujas recién caídas atraviesan varias fases: ^lesde un manto superficial a un humus hien desc^^mpuest^^ en ^arte mezcladu con la tierra mineraL El m^^ntillu de árh^^les ^Ir hoja ca^iuca es algu más rico en sustancias minerales cum^^ p^^tasi^^ y fósf^^ro yue el de las conífer^». E( nitní^enu yuc contiene varía ^3e10,2 al 5`%,. s

La fertilidad de la tierra n° 6

^

23