Viajo, narro, existo

Pero ahí estaban los viajes, que eran un relato antes de que hubiera relato: ellos sí tenían principio y fin, por definición: no hay viaje sin una partida y un regreso. La estructura misma del viaje ya es narrativa. Y como salir de la realidad cotidiana ya tiene algo de ficción, no había que inventar nada – lo que permitía inventarlo todo. César Áira, “El viaje y su relato”. Not so much ‘Where are yo from?’ as ‘Where are you between?’ James Clifford, Routes. Entiéndase bien: aquí como en cualquier otra parte, las ausencias dicen tanto como las presencias. Eliseo Verón

Viajo, narro, existo. Son esas las tres acciones que, concatenadas una después de la otra, constituyen esta tesis. Pero, ¿qué es lo que quiero decir al colocar esos verbos uno detrás del otro? Al más puro estilo de Julio César con su “Veni, vidi, vinci”, asumo y quiero dar a entender que cada uno de ellos, sin la existencia del anterior no tiene ningún sentido. Así, porque viajo puedo narrar y no sólo eso sino que, narro, ergo, existo. La primera pregunta que me gustaría responder con respecto a esto es ¿por qué? La intrincada e íntima relación existente entre el relato de viaje y América comenzó en el momento en que los españoles pisaron por primera vez tierras americanas. Y si se quiere ser más preciso, la relación empieza un poco después, en el momento en que esos españoles, que habían partido de su tierra en búsqueda de nuevas rutas comerciales, regresaron y comenzaron a narrar aquello que se habían encontrado del otro lado del océano.

-El viaje: esa narración antes de la narración.

aquí lo que entra en cuestión es el hecho de que eso determina la existencia. al autor como el elemento que sintetiza todo esto. -Mencionar las condiciones en las que se posibilita el viaje de humboldt.-Cómo quiero entender el viaje: la unión de esos tres sintagmas. lo que a mí más me importa. como lo dice González Requena. -América y el viaje con Humboldt y después. desde donde lo está diciendo Áira. Si los cronistas de indias fueron los primeros en llevar a cabo una configuración de lo que era el territorio americano. . al narrador y. Pero esta existencia la entiendo en varios niveles: existo. porque me narro en el discurso. Es él. que eliminan al sujeto de la ecuación. ¿qué implica? Si primero desarrollo la relación entre la narración y el viaje. en el juego tripartita que existe en el pacto de lectura inicial. pero no tanto porque es a partir del viaje que se encuentran los mundos. sino porque es a raíz de ese viaje que los enviados de la corona española comienzan a narrar e inventar América. a raíz de sus expediciones y con ayuda de unas crónicas sumamente sistemáticas. y existo porque. es a partir de todo esto que América se ve nuevamente inventada por los europeos. lo que en realidad buscaban las metrópolis con esta reinvención. América surgió como ente comprensible para los europeos de la pluma de estos conquistadores que lo que buscaban era llevar a cabo el intento de poner en palabras aquello que nunca se había visto. las relaciones problemáticas que había para ese momento entre las colonias y España. -El viaje y América: tienen un vínculo que comienza con la llegada de los primeros conquistadores. y que lo único que dejan es la descripción científica que busca ser completamente objetiva. al momento de narrar lo que hago es visibilizar esas tres partes del sujeto: al personaje. existo porque soy el cuerpo atravesado por la experiencia y construido a partir de la experiencia. que nunca se había narrado. la segunda oleada de invención no puede ni siquiera entenderse si no es de la mano de Humboldt.

Si bien es cierto que comparte muchos de los rasgos que tienen los viajeros europeos post humboldt. No obstante. El caso de la condesa es particularmente llamativo debido a varias cuestiones: es . Humboldt se constituyó a ojos europeos como la leyenda y el paradgima tanto de lo que era América como de lo que implicaba ser un viajero europeo en tierras americanas. el texto de la condesa está determinado tanto por el género que decide emplear. la realidad es que las estrategias discursivas que utiliza la condesa hablan de una mujer consciente de la enorme sombra que sobre todos ellos representaba el prusiano. clara en la necesidad de presentar un producto novedoso en el ámbito editorial que le permitiera vender. ya no viajar. también es cierto que seguía resultando sumamente complicado. L. La condesa. y como analizaré en el segundo capítulo de esta tesis. deja ver a lo largo de su obra la infinita influencia que sobre ella ejerció la obra del prusiano. si bien es cierto que el siglo XIX es el gran siglo de lo que M. madame de Merlin buscó estrategias que le permitieran. Pensando entonces en términos bajtinianos. construirse discursivamente como una autora con algo nuevo que decir. al más puro estilo moderno. se trata de un género discursivo secundario que se constituye a partir de múltiples géneros discursivos primarios. ¿Por qué elegir la carta? Hay que tomar en cuenta que se trata de una mujer escritora que. -Ahora bien. el viaje. si no desbancar a humboldt como el gran narrador de América. A raíz de sus expediciones y de sus múltiples crónicas de lo que había en el nuevo mundo. junto con un grupo bastante grande de viajeros europeos. Pratt denomina las exploratrices sociales. conocedora de lo que el público europeo deseaba leer acerca de América. obtener ganancias de su trabajo. más allá de todas estas condiciones de producción del discurso. hija indirecta de la visión humboldtiana. en el contexto de las colonias recién emancipadas.-La condesa. la carta. como por el formato con que decide realizar su narración. sino publicar sus relatos.

sino que recurrían a géneros menores. de su viaje. el elegir la carta. emparentados con lo femenino.aristócrata. es el hecho de que es precisamente porque estos son los espacios típicamente femeninos. sujetos completamente dueños de su propia narración. de la mano de lo que dice el autor de los dominados. que es aquí donde las mujeres más ampliamente se desenvuelven como individuos. Como ya dije. Lo que interesa con respecto a esto en el caso específico de la condesa es el hecho de que. En este sentido. el elegir el viaje van de la mano con el hecho de que la condesa está escribiendo una especie de autobiografía. que llega hasta tierras americanas. y reconocida en los ámbitos literarios de París gracias a su salón literario. la condesa sabe que las mujeres a principios del XIX no escribían en los considerados géneros mayores. No obstante contar con todas estas condiciones favorables de producción. permite que las autoras hagan cosas que en otros espacios de enunciación tenían si no prohibido sí mal visto. a ojos de sus lectores puede entonces ser considerada y . es el discurso oculto. como lo hciera Humboldt con América. en el momento en que ella se construye discrusivamente como autora en el viaje. cuenta con un amplio prestigio. totalmente configurados y comprensibles en el panorama de la hegemonía patriarcal. no se trata tanto acerca de lo que no podía decir y que pudo decir aquí. debido a su condición socio-económica. narrar es textualizar un cuerpo. un texto que habla “verdaderamente” de su vida. Se trata de espacios de subversión velada en los que se pueden decir cosas que en otros lugares no se podían decir. y la condesa sabe que. como bien ha trabajado esta mujer. El género autobiográfico. Lo que yo defiendo. lo privado. narrar es existir. sino de quién logra ser en el discurso de su viaje. que le llama. por lo que cuenta con libertades que mujeres de otros estratos sociales de la época no tenían. es una autora ya publicada en Francia. todo aquello que configuraba el territorio de la mujer.

Lo que busca entonces en este espacio de subversión es. . a qué se refiere en el caso concreto de la condesa. no decir lo que seguramente sí podía decir. Mencionar aquí la cita de Verón. sino construirse y presentarse. como autora. después de tres obras publicadas.contemplada como tal.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful