PLURALISMO JURÍDICO El pluralismo jurídico ha adquirido una gran magnitud en los estudios socio-legales.

Sin embargo, detrás de un concepto tan amplio se esconden muchas tendencias diversas, las cuales no comparten mucho más que la idea básica según la cual, lo jurídico es mucho más que ley estatal. A pesar del carácter ecléctico de las muy distintas concepciones del pluralismo jurídico, éstas comparten sin embargo algunas premisas fundamentales relativas a la naturaleza de la ley, su función y su relación con el entorno cultural. Uno de los autores pioneros en utilizar el argumento del pluralismo jurídico ha sido Boaventura de Souza Santos, quién a partir de investigaciones en la favelas brasileras concluye que en esas experiencias se desarrollaban procesos sociales de pluralismo jurídico como alternativa a la legalidad. Para Souza Santos, el derecho de las favelas incluye normas del derecho oficial y otras que no pertenecen a él. Según este autor, en la favela por él estudiada –Pasargada en Río de Janeiro- se produce una especie de inversión de la norma básica de propiedad: la ocupación ilegal de las tierras (según el derecho estatal) pasa a ser propiedad legal (según el derecho de la favela). A partir de esta inversión, las normas del derecho estatal se aplican en la comunidad: se puede comparar, vender, arrendar, etc. Tal derecho es aplicado por la asociación de vecinos, quien además de dirimir los posibles conflictos, asume una especie de actividad "registral" pues ratifica las relaciones de compra ó alquiler que se produzcan. Pero no nos interesa tanto presentar los mecanismos vigentes en Pasargada sino aludir a las argumentaciones desarrolladas a partir de esa experiencia. Según Souza Santos, los lugares retóricos del discurso jurídico del asentamiento marginal, son el equilibrio, la cooperación y la buena vecindad. Las decisiones de los “jueces" de la favela tienen visos de mediación más que de condena. Aunque una parte gane más que la otra, no se da la fórmula vencedor / vencido, probablemente porque el aparato coercitivo en que se basa es precario, aunque en realidad -según el autor- debería ser más eficiente que el oficial ya que se basa en un consenso y en una aceptación

1

de la competencia del juez. ya que consideran que constituye una decisión arbitraria del legislador violatoria de los convenios internacionales suscritos por Colombia y aprobados por el Congreso de la República. En este caso. muchas veces desmentido en la práctica. el Congreso de la República especialmente en su artículo 7º. la sentencia Constitucional 155 de 2007. Para que esta modalidad sea posible. Otros rasgos que destaca el autor es la no separación entre lo legal y las consideraciones éticosociales. el autor rescata otro rasgo típico: la formalidad no existe y nadie es perjudicado en su pretensión por haber omitido un requisito procesal o formal. no se atomiza en los procesos y deja de ser el elemento exclusivo para basar la posible solución. Teniendo en cuenta lo anterior. que lo convierte en inaccesible a personas no especializadas. 2 . Así. El derecho. el objeto de la litis (a diferencia de los Códigos Procesales) no queda circunscripto al inicio. pues un punto de partida puede ser reducido ó ampliado en el curso del proceso. los demandantes encuentran irregularidades en la norma. Otro elemento relevante del espacio de este discurso es que no presenta una ruptura lingüística que es tan común en el lenguaje del derecho. entonces el discurso no está limitado por la propuesta. Lo que importa es resolver la hostilidad. que en el sistema oficial es sólo un "presupuesto” del sistema jurídico. que por ejemplo no se menciona por ignorancia. se establecerá un tribunal de arbitramento nacional regido exclusivamente por las leyes colombianas. SENTENCIA C-155 de 2007 y Ley 963 de 2005 Partiendo del hecho en el que la Ley en cuestión habla de estabilidad jurídica para los inversionistas en Colombia. el cual establece que los contratos de estabilidad jurídica podrán incluir una cláusula compromisoria para dirimir las controversias derivadas de los mismos. ya que el juez puede entender que el objeto principal es otro.

considero que fue un total desgaste actividad procesal el haber demandado el artículo en cuestión. 3 . se establecerá un tribunal de arbitramento nacional regido exclusivamente por las leyes colombianas” . Estoy totalmente de acuerdo los cargos despachados negativamente y en consecuencia con la decisión de la Corte Constitucional. Posteriormente y luego de muchas intervenciones en la toma de la decisión.Soportan su argumento. lo expresó cabalmente. para lo cual finalmente declara EXEQUIBLE la expresión “En este caso. debido a que la expresión es clara teniendo en cuenta que la Constitución Nacional es la gran norma ó norma de normas. los demandantes citan las normas violadas en la constitución Política. Para argumentar su acusación. los artículos de la Constitución que argumentan los puntos de los demandantes. corresponde al problema de la aplicación de la ley. no tienen fundamento ya que la interpretación que le dieron a la ley fue totalmente dudosa. Por tanto. VALORACIÓN PERSONAL En lo que concierne a mi opinión personal. haciendo referencia a que la norma acusada limita el carácter voluntario del arbitramento el cual lo ratifico la Corte Constitucional en pasadas sentencias. la Corte resuelve que si aún existiera contradicción entre tales regulaciones y la expresión acusada. ya que se tomaron (según lo interpreté) la norma muy arbitrariamente.