You are on page 1of 4

Transferencia de masa en los bioprocesos

Existen muchas situaciones en los bioprocesos donde la concentración de compuestos no es uniforme. Los mecanismos de transferencia de materia transportan materia de las regiones de alta concentración a aquéllas de menor concentración. Un ejemplo lo constituye el suministro de oxígeno para el cultivo aerobio en fermentadores. La concentración de oxígeno en la superficie de las burbujas de aire es alta en relación con el resto del fluido. Este gradiente de concentración promueve la transferencia de oxígeno de las burbujas al medio de cultivo. Otro ejemplo es la transferencia de materia en la extracción de la penicilina del licor de fermentación mediante disolventes orgánicos como el butil-acetato. Cuando se añade el disolvente al caldo de fermentación, la baja concentración de penicilina en la fase orgánica es la causa de la transferencia de penicilina al disolvente. La extracción con disolventes es una técnica eficaz de recuperación del producto ya que separa de manera selectiva el producto deseado del resto del fluido de fermentación. La transferencia de materia representa un papel fundamental en muchos sistemas reaccionantes. A medida que aumenta la distancia entre los reactantes, la velocidad de transferencia de materia ejerce una mayor influencia o control sobre la velocidad de reacción. Tomando como ejemplo el oxígeno en un cultivo aerobio, si la transferencia de oxígeno desde las burbujas es lenta, la velocidad de metabolismo celular dependerá de la velocidad con que se suministra el oxígeno desde la fase gas. Como el oxígeno es un componente crítico en las fermentaciones aerobias y es tan soluble en las soluciones acuosas, gran parte del interés de la transferencia de materia recae en la transferencia de oxígeno a través de la interfase gas-líquido. Sin embargo, la transferencia de materia líquido-sólido puede tener también su importancia en sistemas que contienen agregados, «pellets», floculos o películas de células o enzimas. En estos casos, los nutrientes de la fase líquida deben ser transportados a la fase sólida antes de ser utilizados en la reacción. A menos que la

El cultivo empieza siendo newtoniano pero rápidamente se transforma en pseudoplástico . Esta información se ha obtenido utilizando diferentes viscosímetros y técnicas de medición. si existe tensión. la reología de los caldos diluidos y cultivos de levaduras y bacterianos sin formación de cadenas es generalmente newtoniano. En un flujo turbulento. la transferencia de materia se debe a la difusión molecular. Sin embargo. las características reológicas del caldo dependen fuertemente de las propiedades y concentración de estos materiales. Por ejemplo en el cultivo discontinuo de Endomyces. En un sólido o fluido estancado. en muchos casos se han ignorado problemas de operación como la separación de las partículas y la centrifugación. los resultados son válidos únicamente en un pequeño intervalo de condiciones que vienen dictadas por la elección del viscosímetro. Propiedades reológicas de los caldos de fermentación Existen en bibliografía numerosos datos reológicos para una gran variedad de caldos de fermentación. Por otro lado. La mayoría de las suspensiones de micelios se han modelado como fluidos pseudoplásticos o. Cuando la fermentación produce polímeros extracelulares como en la producción microbiana de pululano y xantano. el suministro de nutrientes limitará la velocidad de conversión biológica. Factores que afectan a la viscosidad del caldo La reología de los caldos de fermentación cambia a menudo durante el cultivo en discontinuo. Existe una gran variedad de circunstancias en las que se produce la transferencia de materia por convección. la transferencia de materia por movimiento molecular se complementa con la transferencia por convección. En la mayoría de los casos. en la mayoría de los sistemas de transferencia de materia existe movimiento de fluido.transferencia de materia sea rápida. Sin embargo. como plásticos Bingham o Casson. .

La mayoría de las fermentaciones se producen entre 30 y 37 °C. En este proceso. utilizándose posteriormente agua de refrigeración para volver a la temperatura normal de operación. En las operaciones de los biorreactores se suelen utilizar principalmente dos procesos basados en la transmisión de calor. Muchas de las . el cual debe eliminarse para evitar un aumento de la temperatura.Los cambios en la reología de los caldos de fermentación se deben a la variación de una o varias de las siguientes propiedades: (i)concentración celular. Los fermentadores a pequeña escala presentan otras necesidades de intercambio de calor. El primero de ellos es la esterilización discontinua «in situ» del medio líquido. En las operaciones a gran escala se utiliza agua de refrigeración para mantener dicha temperatura con variaciones inferiores a 1 °C. La actividad metabólica de las células genera una cantidad apreciable de calor en los fermentadores. también las pérdidas de calor a través de la pared del recipiente. (vii) velocidad de cizalla. incluyendo tamaño. (ii)morfología celular. La otra aplicación de la transmisión de calor es la del control de la temperatura durante la operación del reactor. Intercambio de calor en biorreactores. ya que debido a que en estos casos la relación superficie externa a volumen es mucho mayor y. (iii) flexibilidad y deformabilidad de las células (iv) presión osmótica del fluido de la suspensión. por tanto. las unidades a escala de laboratorio necesitan normalmente ser calentadas más que refrigeradas. forma y masa. (vi) concentración del producto polimérico. el recipiente del fermentador que contiene el medio de cultivo se calienta utilizando vapor y se mantiene a la temperatura de esterilización durante un cierto tiempo. (v) concentración del sustrato polimérico.

Otras posibilidades consisten en colocar internamente un serpentín helicoidal o de tipo deflector.reacciones enzimáticas necesitan también calentamiento para mantener la temperatura óptima. El equipo utilizado para el intercambio de calor puede ser una camisa o un serpentín externo a través del cual circula vapor o agua de refrigeración.   . o se bombea líquido desde el reactor hasta una unidad de intercambio de calor separada del mismo.