FRAY VICENTE DE ARGÜELLES

RECETA INSTRUCTIVA Y UNIVERSALMENTE BENÉFICA DEL NUEVO INVENTO DEL

CHOCOLATE ZAMORENSE
Edición y estudios a cargo de: Miguel Anxo Pena González Ana Vivar Quintana Elena del Río Parra Germán Labrador Méndez María de los Ángeles Pérez Samper Arsenio Dacosta José Manuel Pedrosa Bartolomé

Instituto de Estudios Zamoranos «Florián de Ocampo» (CSIC) Diputación Provincial de Zamora

Zamora 2012
!5!

ARGÜELLES, Vicente de Receta instructiva y universalmente benéfica del nuevo invento del Chocolate Zamorense / de Fray Vicente de Argüelles, editor Arsenio Dacosta. Estudios introductorios de: Miguel Anxo Pena González, Ana Vivar Quintana, Elena del Río Parra, Germán Labrador Méndez, Mª de los Ángeles Pérez Samper, Arsenio Dacosta y José Manuel Pedrosa Bartolomé. Ed. anotada -- Zamora: Instituto de Estudios Zamoranos «Florián de Ocampo», 2012 152 p.; 17x24 cm Edición y estudio a partir de la edición de Salamanca: Manuel Rodríguez y Manuel de Vega, 1798. Antropología Cultural Chocolate- Recetas de cocina Chocolate-Zamora 5101 641.5 630.915(460.184)

© Los autores Instituto de Estudios Zamoranos «Florián de Ocampo» (CSIC) Diputación Provincial de Zamora ISBN: 978-84-96100-61-9 Depósito Legal: ZA-159-2012 Imprime: De la Iglesia, Impresores

!6!

NUEVO INVENTO DEL CHOCOLATE ZAMORENSE ÍNDICE PRÓLOGO EDICIÓN ESTUDIOS FRAY VICENTE DE ARGÜELLES: NOTA BIOGRÁFICA Miguel Anxo Pena González DE LOS INGREDIENTES AL PRODUCTO FINAL EN EL NUEVO INVENTO DEL CHOCOLATE ZAMORENSE Ana Vivar Quintana LA ADULTERACIÓN POR CONCIENCIA EN LA RECETA INSTRUCTIVA DE VICENTE DE ARGÜELLES Elena del Río Parra EL LORO DEL CHOCOLATE. OPINIÓN PÚBLICA Y DIVULGACIÓN CIENTÍFICA EN LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA. A PARTIR DE LA RECETA INSTRUCTIVA DEL CHOCOLATE ZAMORENSE Germán Labrador Méndez CHOCOLATE PARA TODOS Mª de los Ángeles Pérez Samper ORIGINAL Y SUCEDÁNEO: APROXIMACIÓN A UNA ANTROPOLOGÍA DEL GUSTO Arsenio Dacosta PEQUEÑO CANCIONERILLO HISPÁNICO DEL CHOCOLATE José Manuel Pedrosa Bartolomé 9 11 25 35 49 57 113 123 141 !7! . MEDICINA ÍNDICA.

MEDICINA ÍNDICA. botánica y metrópolis desde el Barroco tardío hasta la Ilustración consolidada. a partir de la lectura contextual de la polémica recepción de la Receta de Argüelles en el círculo ilustrado del Semanario Erudito salmantino. y a partir de la historia cultural de las solanáceas americanas. 1988. María Clementa Millán. Finalmente. OPINIÓN PÚBLICA Y DIVULGACIÓN CIENTÍFICA EN LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA. y en qué sentido. 143. p. se busca establecer de qué maneras la Receta se inscribe en un determinado mapa cultural y material de las relaciones imperiales entre colonia. particularmente del chocolate. como género letrado. Madrid: Cátedra. A PARTIR DE LA RECETA INSTRUCTIVA DEL CHOCOLATE ZAMORENSE Germán Labrador Méndez Princeton University “Y la gente buscaba las farmacias donde el amargo trópico se fija” Federico García Lorca1 Este trabajo se pregunta por el lugar que la Receta Instructiva del Chocolate Zamorense de Vicente Argüelles (Salamanca. la Receta dialoga con varias tradiciones sapienciales de modo problemático: el publicismo médico barroco. En Poeta en Nueva York. 1 “Paisaje de la multitud que vomita”. 1798) ocupa en los debates públicos del tiempo de la Ilustración desde la perspectiva de su inserción local en el ámbito letrado de una ciudad de provincias como Salamanca. Para ello.EL LORO DEL CHOCOLATE EL LORO DEL CHOCOLATE. ed. la literatura higienista preilustrada y la escritura de arbitrios. se propone un análisis simbólico del ámbito sociohistórico al que apelaba de la Receta. desde la noción de medicinas poéticas. ! 57 ! . conectando tal análisis con una secuencia de más largo alcance que articula modernidad. aceleración y producción-consumo de las drogas de Indias.

de singularidad o de excepcionalidad. el problema conceptual que enfrentamos a la hora de imaginar una entrada crítica en la Receta instructiva y universalmente benéfica del nuevo invento del chocolate zamorense (en adelante Receta). ve comprometida su referencialidad. un papel que. Este opúsculo se publicó en Salamanca en 1798 como un texto exento del Semanario Erudito y Curioso de Salamanca (en adelante Semanario). Formalmente. familiar. siempre agradable. o visibilidad prolongada en su época. se refiere al énfasis interpretativo que cabe imprimir sobre un texto marcadamente menor cuando nos interrogamos por su capacidad de remitir a un contexto de época y. desde la condición (local) que la Receta posee en tanto que papel curioso. se organiza y promueve la intervención académica colectiva en la que este artículo también participa. quedan vestigios bibliográficos de su existencia y circulación durante apenas cinco meses. sean el Instituto de Estudios Zamoranos Florián de Ocampo o la Universidad de Salamanca. a una problemática crítica asociada con el mismo. No se nos oculta que esta Receta constituye un opúsculo. la Receta consiste en un impreso de dieciséis páginas dedicado a la elaboración de un preparado bautizado como chocolate zamorense. por carecer de registro claro en los archivos más identificables de su época. sea ésta imaginada en términos de representatividad. Garantizar la capacidad de este escrito de remitir fuera de sus límites textuales. siendo éste.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ LA RECETA DE ARGÜELLES EN EL CONTEXTO GLOCAL DE LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y LA BOTÁNICA DE INDIAS Desde la perspectiva de la historia cultural. donde esa historia tuvo sitio. desde instituciones y agentes que gestionan el conocimiento de los saberes históricos producidos en tales ámbitos. después de los cuales cayó en el más absoluto de los olvidos. al que hoy se pretende hacer frente en este volumen desde la figura de su rescate crítico. zamorana–. legado hermenéutico. tradición crítica. contemporánea. Acudimos a la Receta en la medida en que su título parece animar una curiosidad nuestra. una pasta almendrada. efímera: vida de la hora. desamparado de cualquier vida social posterior. como veremos. vida del acontecimiento. y fue puntualmente recibido y ! 58 ! . suplemento e. se nos impone como un precondición metodológica. eventual sustituto del chocolate indiano. de una materia afable. Éste no puede obviar el hecho de que bajo la categoría de la curiosidad. que se propone como derivado. escrita por el misionero franciscano Vicente Argüelles. texto del día. protegida por el carácter espacial de una comunidad urbana y académica –salmantina. en realidad. La vida pública de la Receta fue. un texto anodino. al que hoy todavía es posible remitirse. consecuentemente. el chocolate. por la historia. incluso.

invertida. Madrid: Editorial Tecnos. desde el ámbito de la historia de la ciencia y desde los estudios culturales cabe apreciar una creciente multiplicación de las aproximaciones. tiempo y modernidad. De alguna forma. En Lenguaje. Volume 37. Fall 2003. mi proyecto concibe el estudio lo s desarrollos de lenguaje moderno vinculados a los ámbitos de la ciencia en estrecha relación con la cultura popular. Monográfico. 49-78. ed. 129-140. Jesús (eds). linternas mágicas y globos”. de un lado. las de la imaginación nacional o las de la emancipación política colectiva3. las de l reformismo borbónico. Razón. de esta interrogación. En esta investigación pretendo establecer un diálogo con las aportaciones realizadas en los últimos años relacionadas. Intervenciones de tipo panorámico a finales de los años 1990 siguen expresando semejante interrogación (v. Santiago de Chile: Globo editores. 81-212. cfr. sobre los que volveremos. p. Esta idea. Cuadernos dieciochistas. es necesario citar el estudio inaugural de FernandoRODRÍGUEZ DE LA FLOR sobre el Semanario Erudito y Curioso de Salamanca (1793-1798) (Salamanca: Dip. véase el trabajo de Pablo SÁNCHEZ LEÓN: “Decadencia y regeneración. interacciona con sus palabras claves. Imágenes del siglo XVIII. tradición y modernidad: re-visión de la Ilustración hispánica. articulación de esfera pública. 1988). 1996). Sobre la naturaleza sociológica y cultural de ese público y esa revista ilustrada. Gloria Mora. Ensayos de historia conceptual. que han marcado una dirección en el campo en la última década. en el ámbito de lo que he llamado “representaciones demoilustradas”. “Las Luces Figuradas. Incluso los trabajos de ampliación de archivo que reconfiguraron el campo de la literatura del setecientos en los años de la transición española y la primera democracia. con sus narrativas marco. propiamente fundacional (desde Maravall. como se puede establecer a partir del análisis de Philip DEACON en un valioso artículo panorámico: “Early Enlightenment and the Spanish World". por el modo en que ésta se introduce en el panorama de época. de Salamanca.EL LORO DEL CHOCOLATE 2 contestado en el ámbito avanzado del público ilustrado salmantino .. ha sesgado marcadamente las investigaciones y seleccionado el tipo de objetos que cabía estudiar en ese siglo y el tipo de preguntas que cabía hacerles. los arriba descritos han sido los enfoques que han enmarcado el siempre complicado campo de los estudios del siglo XVIII español.g. Javier Fernández Sebastián y Gonzalo Capellán de Miguel. con las discusiones en torno a la construcción de ciudadanía. 2009. marcados con frecuencia por la idea metahistórica de un diferencial deficitario que caracterizaría la modernidad española. de otro. en los estudios de la Ilustración temprana. sean éstas las de las Luces o las de sus crisis. manifiestan lógicamente la impronta. En ese particular cronotopo puede reformularse de nuevo la pregunta por la determinación epocal de nuestra Receta. p. La temporalidad en los conceptos fundamentales de la modernidad española”. 3 Por más que en los últimos años. Number 1. Sobre la influencia en la longue durée del par conceptual decadencia/regeneración. Incluso las importantes revisiones que han tenido lugar en el ámbito de la ciencia y del estudio de la famosa “mentalidad ilustrada”. las del desarrollo y modernización pendiente. p. cultura popular y paradigmas subalternos. 2 ! 59 ! . eds. LARUBIA-PRADO. TORDECILLA. Imágenes de dispositivos tecno-científicos y secularización en la España del siglo XVIII: retratos. Eighteenth-Century Studies. 9. con la construcción de redes de influencia y conocimiento en el siglo XVIII y. no dejan de verse obligadas a responder a estas mismas preguntas. 18. Francisco. al menos) del área d e los estudios en el ámbito del setecientos peninsular. enfoques que es posible reconocer como subtexto narrativo en muchos de los trabajos provenientes desde el ámbito de los estudios de literatura.

ni de historicidad moderna. London: Verso. Cfr. 155-179.C. tomo XX. quien establece la construcción de identidades letradas con carácter transnacional asociadas a la estructural funcionarial de los imperios. p.. en un mundo todavía no geosituado6. y serán el germen de las comunidades productoras de imaginaciones nacionales. nº 577. sábado 30 de junio de 1798. Conforme la situación geopolítica se vuelve más inestable. México: F. Op. en sus trabajos sobre cartografía social y espacialidades del poder. Imagined communities. New York. como. nº 551. pues. interioriza (y normativiza) las formas de vida de su comunidad letrada8. cit. se reterritorializan en ámbitos citadinos. cabe entender la circulación de la prensa ilustrada en los términos de primera articulación de comunidades imaginadas vinculadas sentimentalmente con un diseño proyectivo delpaís. Sin embargo. 7 La prensa ilustrada. Hanover: Ediciones del Norte. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. y en ellas manda con Semanario de Salamanca. tomo XIX. 209-210. enero-junio de 2007. 6 El término de geo-localización o geo-situación (geolocation) pertenece al ámbito técnico de las telecomunicaciones. Considerando de modo complementario el modelo descrito por Ángel Rama para el análisis urbano del funcionamiento de la cultura letrada en los tiempos del tardoimperio español. p. junto con referencias a la circulación de una literatura de tipo sentimental. 211-212. 4 5 ! 60 ! . 63. Reflections on the Origin and Spread of Nationalism. Su producción de temporalidad sobre el espacio obedece al ámbito citadino. La ciudad letrada. la aparición de noticias sobre la actividad de las Reales Sociedades Económicas4 y de las fábricas valencianas. pero carentes todavía de las condiciones de simultaneidad y contemporaneidad que Anderson reconoce como características estructurales de los imaginarios de nación ( ANDERSON. Su aplicación en el espacio de la teoría crítica es aún incipiente. el Semanario expresa una territorialización de la información de caracter pre-nacional7. cabe registrar cierta circulación de informaciones político-militares. a diferencia de la decimonónica. p. Silencios y gramática del poder en la cartografía”. Benedict. en su colapso.Universitas humanística. Semanario de Salamanca. pero resulta inspirador el uso que hace del término Valdimir MONTOYA ARANGO. por aquellas mismas fechas y en las páginas del mismo Semanario. RAMA. una novela moral y discusiones sobre asuntos de decoro en los espectáculos públicos5. no es menos cierto que ese tipo de determinación cabe obtenerla a través de su entorno textual. por otro lado. sábado 29 de septiembre de 1798.E. 8 Sigo a RODRÍGUEZ DE LA FLOR en este punto. asociado al desarrollo de tecnologías inalámbricas.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ Si una primera respuesta nos invita a considerar la Receta muy escasamente conectada con preguntas estructurales por el sentido de su época. resulta fácil averiguar referencias directas a la emergencia de sucesos históricos consustanciales a la producción de nuestro imaginario dieciochista: así en 1798 cabe referir la publicación del “Real decreto para que todos los franceses salgan de toda la península”. no se articula todavía en un claro sentido nacional. Ángel. “El mapa de lo invisible. Comunidades imaginadas. 1984. La vida local tiene definitivamente otra hora. no todo eran ejemplos de actualidad ilustrada en las páginas del Semanario. resultaría lógico esperar siguiendo a Anderson. que. cfr. y. 1983. 1993). así.

corresponde a la experiencia histórica intersubjetiva de la aceleración. y donde las cuestiones vinculadas con la medicina. emerge ese ámbito confuso y compartido de las preocupaciones ilustradas salmantinas. que este artículo tratará de apuntalar. 193-229. y. para Anderson. la higiene y la divulgación de conocimientos (para)científicos ocupan un papel muy relevante. Madrid: Siruela. ferias. homilías. se relaciona con la existencia de la nación como dispositivo institucional y narrativo) y los tiemp os circulares. El último carnaval. Anna María. El estudio del nacimiento del vocabulario cultural moderno y la posibilidad del estudio de los cambios semánticos en tanto que cambios en las mentalidades culturales. Fernando RODRÍGUEZ DE LA FLOR (“Arcadia y Edad de Oro en la bucólica dieciochesca”. 1983. El libro de Stoichita y Cordech resulta imprescindible para una entrada. lo glocalizamos?11 ¿Admite ese texto una entrada La reflexión sobre la temporalidad ilustrada resulta una preocupa ción clave en los estudios culturales del periodo.EL LORO DEL CHOCOLATE fuerza el tiempo local de lo litúrgico. 1999. a partir de un artículo de Robert Robertson que proponía considerar un doble vector tiempo-espacio para introducir en la sociología de 9 ! 61 ! . Valencia: Pre-textos. A la consolidación de esa temporalidad no secular contribuye. ampliamente integrado dentro del vocabulario analítico de l os fenómenos socioculturales relacionados con el neoliberalismo y la globalización. En ese ámbito. pues. entonces. p. STOICHITA. a la problemática experiencia estética relacionada con la vivencia histórica del conflicto entre “el fin del tiempo” y la “aceleración histórica” (los dos paradigmas de temporalidad futura que según Koselleck colisionan). 1982.íbid. tiempos locales de la vida urbana material y simbólica. p.) con sus articulaciones burocráticas (ordenanzas... 133-153. CODERCH. la abundante producción lírica contenida en sus páginas: sonetos. odas y poemas litúrgicos de la Escuela del Zurguén y sus estribaciones10. Anales de Literatura Española. ámbito de textos que mencionan construcciones y proyectos de construcciones de una noria. supuso una importante aportación a la teoría sociocultural. la Receta participaría de esos intereses difusos. garantizamos la referencialidad de este texto remoto? ¿Cómo. 10 De nuevo. 2. sagrados de la sociedad tradicional y de las instituciones del Antiguo Régimen. 11 El término glocalización. y aquí resulta pertinente en término tomado de la sociología. Un ensayo sobre Goya. pasa por la dotación de una teoría que explique las relaciones entre temporalidad y lenguaje. o unos baños. Y. o un ingenio. 6. litúrgicos. y tiempos acelerados de modernidad. en un clásico conflicto entre el tiempo lineal de la modernidad (que.noticias de vacantes. Cfr. prognosis y secularización. “Aportaciones al estudio de la Escuela Poética salmantina (1772-1789)”... a través de Goya. que articulan el espacio-tiempo ilustrado de la lectoescritura del Semanario. que constituyen parte de mi metodología de lectura en este trabajo. 2003) y los desarrollos que la historia conceptual ha producido a partir de la misma. Víctor. La producción discursiva de un mayor número de eventos en un menor número de tiempo. avisos. que habría de manifestarse de un modo epocal en los finales del siglo XVIII. del mismo. curiosos. la pregunta perdura: ¿cómo. y no poco. de lo ritual (procesiones de Semana Santa. en los límites de la temporalidad literaria y plebeya del carnaval que Goya capturaría en sus últimas luminarias premodernas. sin embargo.)9. Stvdia Philologica. según Koselleck. entre ambos tiempos. desde la inflexión producida por Reinhart KOSELLECK (Aceleración. Y.

texto en preparación). de periférico y de específico? ¿Qué nos puede enseñar tal entrada sobre problemas históricos relativos a la interpretación cultural de textos y problemáticas asociadas a la naturaleza epocal del siglo XVIII? ¿Y. Tomo pues de Rodríguez de la Flor esa temprana invitación a entrar en la Ilustración española por la puerta de servicio. la urbanidad ilustradas. 1995. entre lo local y lo global. contradictoria. una aproximación compleja y antigenealógica a la naturaleza histórica de fenómenos asociados estructuralmente con ficciones fundacionales y metanarrativas. Thousand Oaks. específicamente. “Ciudadanos sin que se les note. sin embargo. por todo lo que reúne de menor. a través de una noción biopolítica y glocal de la transición española desde la consigna de una reductio ad Pontevedram (LABRADOR MÉNDEZ. he pretendido demostrar la rentabilidad de semejante enfoque aplicada a la crítica cultural de la historiografía fundacional. 12 Cfr. en esa relación cronoespacial entre fenómenos macro y lógicas micro. 25-44. como conocimiento arqueológico. en qué consiste. sin embargo. London. p. Juan Carlos Monedero. con su dialéctica entre prognosis y secularización. op.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ que. precisamente a partir de su situación incierta. Mars 5. 984-1014. puede resultar muy productiva. se argumentaba a favor de un modelo semejante: la posibilidad de observar la materialización menor. asociadas a un discurso celebratorio y expansivo de la modernidad ultraliberal. Department of Spanish and Portuguese Languages and Cultures. tal y como he tratado de hacer ver en este texto. 2010. eds. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca (1793-1798). Ciudadanía y límites de la representación en la transición española". Para la fundamentación teórica de modelos interpretativos desde una aplicación de la óptica local con un enfoque sociológico r esulta inspirador el trabajo de Randall COLLINS: “On the Microfoundations of Macrosociology”. Princeton. Madrid: Trotta. en el ámbito de la ciencia. aquel que glocaliza este opúsculo médico-culinario. Germán. la globalización un tipo de análisis crítico que atendiese a fenómenos. 261-284. “Glocalization: Time-space and homogeneity-heterogeneity”. RODRÍGUEZ DE LA FLOR. Representation and Political Cultures in the Spanish Transition(s) to Democracy. ed. Robert. Vol. que a la sazón fue la edición de una tesis doctoral. qué garantiza una lectura glocalizada de la Receta?12 Pensamos. 5. ROBERTSON. que no es (o no a primera vista) el gran tiempo de la modernidad. en tanto y cuanto el estudio de las relaciones simbólicas y materiales que tenían lugar en el ámbito de los antiguos imperios. por definir su entorno en relación con la circulación cultural de las drogas de Indias. experiencias y regímenes de vida específicos que no necesariamente se amalgamasen en los flujos confluentes y homogeneizadores de las perspectivas macro entoncesdominantes. la medicina. p. 86. 1981. ! 62 ! . p. cit. permite. Creo que la aplicación del término al ámbito de los estudios históricos. Podemos comenzar. En este libro. California: Sage Publications. lo sitúe en una topografía identificable. En Global modernities. aquella que conduce no a sus salones. American Journal of Sociology. polimorfa de las problemáticas modernas en una publicación modesta y deslocalizada respecto de los (supuestos) teatros de la actualidad ilustrada. entonces. Mike Featherstone. sino a sus cocinas. 2003. qué sostiene. Una versión en castellano fue incluida en Cansancio del Leviatán: problemas políticos de la mundialización . En Lost in transitions. forzosamente debe afrontar una pregunta actual por su aportación teórica a las discusiones sobre globalización y altermundialismo. Scott Lash y Roland Robertson. Siempre en la misma perspectiva metodológica.

SWAN. la alimentación y el placer15. Éste será un marco útil para la articulación del concepto de “medicinas poéticas” que desarrollaré después. Londa. con el comercio transatlántico de las “drogas tropicales”13 y. sobre la historia cultural del chocolate y del tabaco.: Wiley. culture. El Dionisio moderno y la farmacia utópica (Barcelona: Anagrama. 14 Tomo el término de un estimulante libro de Enrique OCAÑA. El volumen colectivo editado por Londa Schiebinger y Claudia Swan nos sitúa en los debates que hacen interaccionar el desarrollo del estudio de la botánica con la articulación política y comercial de las redes imperiales del periodo colonial (SCHIEBINGER. en su historia cultural del azúcar. necesidades e investigaciones filosóficas. Claudia (eds). quien elabora conceptualmente la necesidad filosófica de los fármacos. Vermont: Viking. Sidney W. de las que el azúcar se separa. Elisabeth Sifton Books. a propósito de este grupo de sustancias. and heritage (Hoboken. en este contexto. relacionadas simultáneamente con la medicina.J. con un importante tratamiento del mundo ibérico (Sacred Gifts. a History of Tobacco and Chocolate in the Atlantic World.EL LORO DEL CHOCOLATE es decir. en un proceso de expansión compartida que se inicia a finales del siglo XVI. Se trata del grupo de excitantes modernos formado por tabaco. Con un amplio arco temporal en perspectiva. destacando entre ellas las referidas al estudio de la historia cultural de un conjunto específico de sustancias psicoactivas. p. experimenta su auge durante el siglo XVII. en las Indias Orientales). and Politics. 13 ! 63 ! . Es necesario mencionar. el trabajo de Marcy NORTON. con la producción discursiva y simbólica asociada a la aculturación metropolitana de dichas sustancias y de su tráfico. 1985. Philadelphia: University of Pennsylvania Press. 2009). Ithaca: Cornell University Press. N. por entrar en una regulación distinta sobre su consumo en el ámbito litúrgico (MINTZ. 1993). subsumiéndolo en el amplio caudal de prácticas culturales relaciona das con la vida material de las plantas indianas. Mintz. 2005). quien. derivadamente. El ámbito de la circulación imperial de la “farmacia utópica”14 de Indias ha contado con abundantes aproximaciones interdisciplinares. 2008). como figuras que existen en una trama de deseos. 15 El estudio de la circulación material y simbólica de las materias y mercancías americanas ha experimentando un desarrollo muy amplio en la última década. más específicamente. articulando decisivamente el campo de los Transtlantic Studies. resulta imprescindible para el estudio de la historia cultural del chocolate el volumen colectivo editado por Louis Evan GRIVETTI y HowardYana SHAPIRO. que recubren y prefiguran la materialidad (y la psicoactivad) d e las sustancias reales. Sweetness and power. café. chocolate y coca (y té. sólo superada por aquella que expresa el azúcar en su explotación y comercio. 99-100 y 108). Colonial Botany: Science. cuya compartida (aunque desigual) importan cia para la economía y para la conformación imaginaria de los imperios de ultramar. y alcanza su El concepto de “drogas tropicales” lo tomo de Sidney W. Commerce. The palce of sugar in Modern History. Chocolate: history. adquiere una densidad capaz de determinar una parte considerable del flujo económico colonial. Profane Pleasures. habla de “tropical commodities” (materias o mercancías tropicales) y “drug foods” (alimentos medicinales o drogas-alimento). y.

y las monografías de Antonio Barrera-Osorio o Jorge Cañizares-Esguerra. con unas identidades sociales garantizadas para sus autores. en 1798. según Nater. entonces. and nation: explorations of the history of science in the Iberian world . en un ámbito que. De este modo. Ello nos invita a leer la aparición de la Receta. véase el libro de William Gervase CLARENCE-SMITH. 2006. Si hemos de seguir a Nater. antes de estimular el desarrollo de pujantes ámbitos industriales ya en el siglo siguiente16. BARRERA-OSORIO. Nature. Ese es el marco histórico que sostiene el volumen colectivo editado por Daniela Bleichmar. 1765-1914 (London. Austin: University of Texas Press. subyace a los conflictos geopolíticos entre isla y península. en 1798. guerra de producción. el chocolate ilustrado seguirá siendo una mercancía imperial. acaba por imponer su lógica de preeminencia y pujanza sobre los Para una historia del comercio del chocolate en la edad moderna. Al cabo. Antonio. 1500-1800. Cfr. la historia cultural de las drogas de Indias vinculada a la imaginación imperial nos sitúa en una temporalidad más amplia. sin embargo.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ cénit en el siglo XVIII. 16 ! 64 ! . éstas tienen que ver con la guerra comercial. Experiencing Nature. 2000). que prioriza las experiencias del mundo anglosajón. en el espacio del Caribe y a hombros de esclavos. no evita que el tráfico de medicinas y alimentos indianos en el setecientos no desarrolle sus propias características específicas. con su vocabulario complejo y articulado. New York: Routledge. de tipo imperial (frente a una temporalidad epocal de clave barroca y postbarroca). ya contaba con más de doscientos años de registro y de archivo. Sobre este punto también resultan ilustrativos los trabajos ya citados de Mintz y Norton. Jorge. que entienda la estructura imperial en su larga duración. Ello. BLEICHMAR. Stanford: Stanford University Press. aunque sumergido. 2006. y con unos horizontes de expectativas dinámicos pero establecidos para sus públicos. y una relación simbólica de dependencia con los flujos libidinales que lo sostienen y dan fábula. Stanford: Stanford University Press. la necesidad de adoptar una temporalidad de más amplio alcance. guerra de precios. como han demostrado algunos autores17. pulso comercial que. 17 Desde la perspectiva de los estudios trasatlánticos y de la circulación de los saberes y prácticas sobre la botánica índica. como algunos pasajes del propio Argüelles me permitirán argumentar. empire. CAÑIZARES-ESGUERRA. en la península. Science in the Spanish and Portuguese Empires. que. es algo que los historiadores de la ciencia y de las exploraciones científicas han puesto de relieve. The Spanish American Empire and the Early Scientific Revolution. dentro de una tradición de prácticas culturales asociadas con la circulación de las drogas indianas. a la que nuestro tratado se incorpora. sostienen las monarquías inglesa y española por el control de los flujos de tabaco y de azúcar. 2009. una sustancia que mantiene una relación orgánica con la estructura material del Imperio. Daniela (ed). Cocoa and chocolate. que.

20 A partir de 1728. ed. en detrimento de la hegemonía española sobre el tabaco. dedica un capítulo de su libro al estudio del estanco del tabaco. procedentes del Venezuela. 1992. Coclanis. 20 Además de las fuentes citadas anteriormente. Cuadernos de etnología y etnografía de Navarra. Columbia: University of South Carolina Press. se organiza la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas. 18 ! 65 ! . p. dedicada la custodia. Si. pp. 225 y ss. practice.19 En todo caso. 2005. p. muy específico e ilustrativo. 1997. tienen lugar en el siglo XVIII. vid. importa conectarlo con el crecimiento exponencial de las importaciones de cacao a la península que. Sevilla: Publicaciones de la Universidad de Sevilla. 29. y menciona cómo. 1980. así como la articulación institucional de su comercio y negocio. ConsolaciónMARTÍNEZ GARCÍA afirma que en 1691 hubo un intento de organizar su estanco. 19 NORTON. transporte y comercio del chocolate desde Venezuela a España21. las demoras e incidencias propias del comercio trasatlántico se dejan sentir en los mercados. 77-79).EL LORO DEL CHOCOLATE teatros militares donde ambas potencias competían18. se establecen también tasas crecientes sobre el comercio del cacao. Estudio estadístico-farmacoterapéutico. 23. Organization. 206. véanse los estudios de Pérez Samper y el clásico de Lutgardo GARCÍA FUENTES: El comercio español con América 1650-1700. 167-208. 2005. Escuela de Estudios Hispanoamericanos. Ello puede ponerse en relación con varios intentos de organizar el comercio de chocolate a través de su estanco. p. 9). y como estrategia clave en ese tiempo de reordenación del comercio trasatlántico de materias primas. En The Atlantic Economy during the Seventeenth and Eighteenth Centuries. p. Laura. según el propio franciscano afirma (4. “The Spanish Empire and Cuban Tobacco during the Seventeenth and Eighteenth Centuries”. a finales de siglo. Una de las primeras consecuencias de estas medidas sería la de extender de modo notable el comercio del chocolate en las ciudades españolas. and personnel. 77-86. resulta el estudio local de Fernando SERRANO LARRÁYOZ y Margarita VELASCO GARRO sobre “El gremio de chocolateros de Pamplona (Los capítulos y ordenanzas de 1728-1729)”. y nuevamente de 1640. op. “La Real Compañía Guipuzcoana de Caracas. sí seguimos sus investigaciones a la hora de afirmar el crecimiento llamativo de las importaciones de cacao venezolano a comienzos del setecientos (Drogas importadas desde Nueva España. p. acaba por garantizar el papel rector que la corona inglesa adquiere en el control del NATER. Además de dar noticia del estanco del chocolate en Navarra en 1678. la hegemonía británica sobre el azúcar. a partir de 1629. hecho que animaría la composición de la Receta. 252-277. Documentación y Bibliografía. Crónica sentimental con una visión historiográfica. en el plano comercial y productivo. para ilustrar la demanda creciente del chocolate en ámbitos urbanos. cit. Fundación Sancho el Sabio. y el acceso de un mayor número de personas al mismo. pero no hemos podido comprobarlo. Peter A. que sufren desabastecimientos puntuales y eventuales variaciones en los precios. 21 Arantzazu AMEZAGA IRIBARREN ha dedicado varios trabajos a este asunto. Los años áuricos y las rebeliones (1728-1751)”. Sin embargo. Sevilla: Diputación Provincial de Sevilla.

2005) hasta. le mueven a comprometerse en la NATER. y sirve especialmente para alivio de las personas que son de complexión débil o enfermiza. subrayando la escasez y el alto precio del chocolate y la dificultad que ex iste en su acceso25. por otra parte. ya con la imaginación de una dulzura alternativa. podemos argumentar a favor de un movimiento análogo. de Olañeta. Ahora estoy explícitamente en el interior del argumento del conocido ensayo de Sidney W. La cultura visual y figurativa del Barroco (Madrid: Abada Editores. cit. 2004. a partir de la experiencia hegemónica del imperio inglés en la gestión global del azúcar y de otros edulcorantes. en el ámbito del imaginario. 2009) o Pasiones frías. Madrid: Iberoamericana. Sweetness and power23. la imaginación que contiene sobre el chocolate. un bloqueo de la libido imperial. ser este invento suplemento o equivalente mucho menos costoso. desde La Península metafísica. GARCÍA SANTO TOMÁS. La era melancólica. no dudándose. podemos argumentar sobre la necesidad en el ámbito español de desarrollar mecanismos simbólicos compensatorios: si también en el espacio de la monarquía católica la dulzura era poder. En el ámbito del tabaco. 25 Esa mención se incluye desde el mismo pórtico de la Receta: “Este invento del Chocolate es útil. eso sí. y que es posible descubrirla tras la insistencia del franciscano en enfatizar el carácter desprovisto. y más proficuo que el frecuentado hasta la 22 23 ! 66 ! . Op. Sobre el carácter amargo del barroco hispano es obligatorio citar una y mil veces los trabajos de Fernando RODRÍGUEZ DE LA FLOR. resulta esperable que el siglo XVIII tuviese que compensar simbólicamente sus crisis materiales. Espacio urbano y creación literaria en el Madrid de Felipe IV. proponiendo que una pulsión compensatoria lo anima y fija. sí se ha estudiado la discursividad que procesa el colapso imperial en el siglo XVII desde esta óptica. y de modo específico. Barroco: representación e ideología en el mundo hispánico..] como también (por ahorro) para toda clase de sujetos que hayan tenido la costumbre de tomar el Chocolate-Americano. literatura y pensamiento en la España de la Contrarreforma (Madrid: Biblioteca Nueva 1999). Así. podemos sentirnos tentados de leer la poética de la Receta. Enrique. en tal cruce epocal. Mintz. ese amargo trópico. Secreto y disimulación en el Barroco hispano (Madrid: Marcial Pons.. finalmente. Figuras del imaginario barroco (Palma de Mallorca: José J. Correlativamente. elementos todos que. op. diseñados. ya con una producción de discursiva de amarguras24. tratando de entender cómo. declara. que sostiene argumentos vecinos. Arte. 2007). arruinado.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ comercio transatlántico22. que tienen los territorios nacionales en lo alimenticio. donde una geopoética de lo dulce interviene reorientando la política simbólica de los imperios. 2002) a Imago. [. el humo opera como un signo poderoso de esa transferencia de energías. cit. desde todos los ámbitos de producción simbólica de la monarquía católica. y cuyo coste en las presentes circunstancias y en otras iguales se les haga insoportable. las drogas de Indias se convierten en poderosas metonimias del descalabro del imperio cfr. 1580-1680 (Madrid: Cátedra. 24 En un sentido más preciso. el Barroco representa una inmensa y sofisticada respuesta melancólica.

experimentando con sustancias y mezclas de sustancias. cuando insiste en entender la abundancia de almendras como una riqueza no sólo de posible explotación. teólogos. 13. que cuenta con actualidad. inmediatamente después. publicistas. en el primer tercio del siglo XVII. formado a base de almendras. poetas y dramaturgos distribuyen. de canela y de azúcar. cultura y territorio . este momento epocal (caracterizado por la pérdida de hegemonía comercial trasatlántica y por el de sarrollo de estrategias compensatorias en lo económico y en lo simbólico) se expresa. texto que participa de una tradición mucho más amplia de recetas parecidas y de pareceres semejantes. paneuropeo. p. “Baroque Toxicology: Smoke Discussions. y. dirigidos a una audiencia letrada. LABRADOR MÉNDEZ. hasta llegar a descubrir el chocolate zamorense. 127-162. Madrid: Nivola libros y ediciones. además. particularizado en las crónicas de Indias y. 41-58. en la corte y en las capitales universitarias. moralistas y cortesanos. Fernando. desde mediados del siglo XVI.EL LORO DEL CHOCOLATE imaginación de nuevos excitantes. Junto a ellos. dos fenómenos cuyo origen es barroco pero cuyo desarrollo nos trasporta hasta el siglo ilustrado. El tesoro natural de América. igualmente útiles para glocalizar nuestro texto. que recolectan opiniones y saberes alrededor de las solanáceas americanas. En Elena del Río Parra. p. que encuentra ecos en otros pasajes del texto. proliferan impresos en romance. me parece. 2006. Colonialismo y ciencia en el siglo XVI. véase PARDO TOMÁS. escritos por médicos. Estos textos. construyen la vida social de las drogas indianas y cristalizan algunas de las imágenes –con frecuencia negativas– con las que los excitantes ultramarinos inician su historia metropolitana. “El peso del humo. Al primer fenómeno que glocaliza nuestro texto ya nos hemos referido. South Atlantic Review. Desde comienzos del siglo XVII en el ámbito de ciudades portuarias. RODRÍGUEZ DE LA FLOR. Special Issue. Una polémica trasatlántica en el Barroco hispano”. Cultural Studies in the Spanish Golden Age. 2002. 26 En un estudio sobre la historia cultural del tabaco en el Barroco. Tiempos de América: revista de historia. con frecuencia movidos por un ethos polémico. hasta dotar a la botica indiana de su propio imaginario peninsular26. en el trabajo de estudio y compilación realizado por los médicos naturalistas. Germán. y que están directamente vinculados con esta geopolítica de Indias y con su archivo científico e imperial. corrigen o completan dichas imágenes. En la Receta. y habremos de visitarlo específicamente: se trata de la amplia tradición de discursos sobre las drogas tropicales. sino de explotación necesaria. además de la bibliografía citada. Estos forman parte inicial del archivo de la conquista. realizado en colaboración con Fernando Rodríguez de la Flor. chocolate sin chocolate. Este entorno discursivo. e. ed. José. hemos detectado y argumentado esa secuencia. en otros dos fenómenos (o subfenómenos).” (4) Es muy significativa. de los mismos. Para una consideración más general sobre la dialéctica entre producción de conocimiento científico y botánica de Indias. la mención a las “presentes circunstancias”. the Polemic surrounding Tobacco in the Hispanic XVII-Century”. ! 67 ! . 72 (2007).

y el doctor Torres Villarroel. Ahora. Para ello. la lucha por la opinión en el espacio público se relaciona con la disputa por establecer los criterios que regirán los modos de crear información y movilizar consensos alrededor de una incipiente noción de objetividad27. algo ha cambiado en el siglo XVIII en el espacio de la comunicación pública. pues articula conceptos que quieren interiorizar nociones de salud y bien públicos de carácter plenamente dieciochesco.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ sus flujos y reflujos en las ciudades letradas de las colonias. cuyas motivaciones y conexiones epocales han encontrado abundante estudio. Más adelante trataremos de inferir la complicada posición relacional que Argüelles ocupa en esta tradición. también se publican recetarios y textos destinados a la elaboración de preparados específicos a partir de las mismas. en la medicina barroca. Argüelles producirá una inflexión lingüística sobre los lenguajes del publicismo médico tardo barroco y proto-ilustrado. adoptará el esquema genérico al que le obliga la textualidad dieciochesca emergente: el parecer médicodivulgativo. en el ámbito novator. sigue demostrando su vitalidad peninsular a finales del siglo XVII. de fuerte implantación local. Sin embargo. Argüelles entra en relación arqueológica con dos figuras. apreciable en la aparición de opúsculos. opinión pública y economía moral en la ilustración española. Madrid: CSIC. pero cabe comenzar por señalar que la Receta. 27 PÉREZ VALVERDE. papeles eruditos y pareceres científicos que abordan aspectos muy particulares de los usos médicos o sociales de esas plantas y. y es que. sobre todo. como tendremos ocasión de comprobar. causando que se extreme el interés y la polémica que acompañó la circulación de estos impresos médico-curiosos desde su inicio. El segundo fenómeno que sirve para glocalizar más específicamente nuestro texto se refiere a la nueva oleada de exploraciones científicas que definen la naturaleza del proyecto borbónico para las colonias españolas. en cuyo contexto Vicente Argüelles aparece y desaparece en el verano de 1798. reproducirá residualmente el lenguaje de la botánica de Indias. muy pertinentes en el ámbito de la divulgación médica premoderna: el doctor Cristóbal Hayo. En ese cruce. Instrumentos científicos. que el franciscano emplea para tratar de insertarse en un cuerpo de saberes letrados. a pesar de su brevedad. este esfuerzo lingüístico resultará insuficiente. Actos de precisión. En esa operación. al menos en su retórica. Nuria. la Receta y el entorno polémico que expresa el Semanario salmantino resultan atravesados por vectores de lenguaje propios del mundo de la burguesía ilustrada de una ciudad letrada de provincias. como ilustrada resulta su apelación a “los amantes de la Humanidad” (9). en sus tramas de conceptos. ! 68 ! . 2007. con ellos. y. encuentra un lecho mullido en ella. para algunos de sus contemporáneos.

EL LORO DEL CHOCOLATE

generando una bibliografía que establece la centralidad histórica de las expediciones ilustradas en dos sentidos: en primer lugar, en su contribución al desarrollo de la ciencia moderna y el pensamiento secular en España y Latinoamérica y, en segundo lugar, en su carácter de vehículos eficaces para medir la temperatura de las relaciones políticas y culturales entre la metrópolis y sus colonias, constituyendo incluso instrumentos de lectura fundamentales de sus procesos de independencia, en sus planos discursivos, simbólicos y político culturales28. Las distintas administraciones borbónicas invierten recursos notables en una segunda penetración cultural en los territorios tropicales americanos, situados repentinamente en una amplia zona caliente en lo científico y en lo geopolítico, en lo militar y en lo económico, en lo racial y en lo letrado29. Los esfuerzos dieciochescos por reterritorializar el imperio, en sus diversos frentes, trataron de vincular decisivamente la medición del espacio y la apropiación de su flora30. Botánicos y naturalistas, geógrafos y cartógrafos, ingenieros y militares se empeñaron en un proyecto común por trazar mapas de límites, en un común esfuerzo de tocar frontera, dirigido a aumentar los recursos naturales del imperio aumentando su territorio31. En esta recapitalización metropolitana,
CAÑIZARES-ESGUERRA, Jorge. How to write the history of the New World : histories, epistemologies, and identities in the eighteenth-century Atlantic world. Stanford: Stanford University Press, 2001. Véanse también las notas 29-32. En este cruce, quiero remitir a dos trabajos in progress de prometedoras perspectivas, las tesis doctorales de Felipe MARTÍNEZ PINZÓN -Tierra Caliente: Transit Narratives and the Uninhabitable Nation in Colombia (1808-1924)- y de Daylet DOMÍNGUEZ -Viajeros y exploraciones al Caribe: ciencia, imperio y proyectos nacionales -. 29 El concepto de zona caliente es algo más que una metáfora, sino que constituye territorial e imaginariamente las políticas de emancipación de las élites letradas bogotanas. Sobre este asunto, remito al trabajo pionero de MARTÍNEZ PINZÓN, Felipe. “Una geografía para la guerra: narrativas del cerco en Francisco José de Caldas”, Revista de Estudios Sociales #38. Número Especial: Las oportunidades del Bicentenario. Bogotá: Universidad de los Andes, 2010, 38, p. 108-119. 30 PIMENTEL, Juan. La física de la Monarquía. Ciencia y política en el pensamiento colonial de Alejandro Malaspina (1754-1810). Madrid: Doce Calles, 1998; Testigos del mundo. Ciencia, literatura y viajes en la Ilustración. Madrid: Marcial Pons, 2003; GONZÁLEZ BUENO, Antonio. Tres botánicos de la Ilustración: la ciencia al servicio del poder. Madrid : Nivola Libros y Ediciones, 2002. 31 Entre las acciones destinadas a tal fin, resulta particularmente conocidas las encomendadas a las Juntas de Demarcación de Límites, en la demarcación de las fronteras entre la territorialidad imaginaria entre el Amazonas español y el Amazonas portugués, tarea donde destaca el Informe elaborado por Francisco Requena. Cfr. REQUENA, Francisco et al. [1782]. Ilustrados y bárbaros. Diario de la exploración de límites al Amazonas (1782) . Manuel Lucena Giraldo, ed. Madrid: Alianza Editorial, 1991. Y véase también de Manuel LUCENA GIRALDO, Laboratorio tropical. La expedición de límites al Orinoco (Caracas: Monte Ávila Editores Latinoamericana; CSIC, 1993).
28

! 69 !

GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ

la incorporación de nuevas plantas a la botica índica fue un factor clave: impulsaron tareas de rebusque, a la expectativa de obtener y explotar una segunda generación de excitantes americanos, que, entre sus miembros generalmente humildes, encontrará probablemente en la quina su aportación más exitosa32. Pero la inversión borbónica en el territorio americano está muy lejos de movilizar exclusivamente a un cuerpo de científicos y agentes ilustrados, formados en modernas instituciones de saber en el ámbito cortesano de una ciencia cada vez menos recreativa y más académica33, sino que afecta a todas las instituciones implicadas en la gestión colonial, y, entre las mismas, a los diferentes cuerpos eclesiásticos, particularizados en las órdenes misioneras. En las últimas décadas del siglo XVIII, sobre los territorios selváticos tropicales se proyecta una considerable energía militar, como prueban la existencia de los llamados informes de acceso, en los cuales la tarea misionera se concibe como la ocupación del territorio y reducción coercitiva de la población nómada al trabajo esclavo34. Como demuestra la abundante documentación reunida por Miguel Anxo Pena en este mismo volumen, Argüelles es un agente más en estas tramas institucionales, y cabe glocalizar la Receta en este contexto
Sobre la vinculación entre investigación botánicas y expectativas imeperiales, remito al libro de Mauricio NIETO OLARTE, Remedios para el Imperio. Historia natural y la apropiación del Nuevo Mundo (Bogotá: Instituto Colombiano de Antropología e Historia, 2000); y, en el ámbito específico de las investigaciones de Mutis, al de Marcelo FRÍAS NÚÑEZ, Tras El Dorado Vegetal. José Celestino Mutis y la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada (1783 1808) (Sevilla, Diputación Provincial de Sevilla, 1994). Sobre el debate de la quina, vid. VALVERDE, op. cit. 33 PUERTO SARMIENTO, Francisco Javier. Ciencia de cámara. Casimiro Gómez Ortega (1741-1818), el científico cortesano. Madrid: CSIC, 1992; y VALVERDE, op. cit. 34 Frente a una tendencia notable en los trabajos históricos producidos desde la Península a invisibilizar la estructura política y social de la dominación ejercida contra la población indígena por las instituciones coloniales en el siglo XVIII y continuada por las élites criollas, sobre el punto en particular que aquí nos ocupa resultan inapreciables los numerosos y vertebradores trabajos de la profesora Pilar GARCÍA JORDÁN: “Vías de penetración y métodos de conquista del territorio e indígenas amazónicos. Una lectura del informe Urrutia (1808) sobre el mejor acceso a la selva peruana, y una reflexión sobre su utilidad y vigencia en 1847”, Boletín Americanista, 1997, 47, p. 127-141; “La invasión simbólica del espacio indígena. Una reflexión sobre la apropiación ideológica del espacio en las misiones guarayas”. En Lo que duele es el olvido. Recuperando la memoria de América Latina . P. García Jordán, J. Gussinyer, et al., coords. Barcelona: Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona, 1998, p. 229 243; Fronteras, colonización y mano de obra indígena en la Amazonía andina, siglos XIX-XX. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú-Universitat de Barcelona, 1998; “El estado-nación boliviano, los Orientes y las misiones franciscanas, 1825-1939. Una propuesta investigadora”. En Sociedad, cristianismo y política. Tejiendo historias locales. C. Folquer, y S.G. Amenta, eds. Tucumán: Ed. Unsta-CEPHIA, 2010, pp. 13-31; y Cruz y arado, fusiles y discursos. La construcción de los Orientes en el Perú y Bolivia, 1820-1940. Lima: IEP; IFEA, 2001.
32

! 70 !

EL LORO DEL CHOCOLATE

específico. El propio Argüelles concibe su texto y su investigación como productos de esta experiencia: “estando yo en aquellos países de conversor misionero, llevado de la curiosidad, practiqué un ensayo [...]” (6). De este modo, en el comienzo de su Receta, introduce un párrafo completamente transparente en nuestra perspectiva:
Entre las varias calidades de cacaos que se han descubierto en ambas Américas desde sus primeras conquistas, conocidos con los nombres de Guayaquil, Caracas, Soconozco y Marañon, por producirse en estas regiones, como a mediados de este siglo se averiguó que en las conversiones de Caxamarquilla se criaba una calidad de cacao blanco tan sumamente crasiento y mantecoso que no daba lugar a la reunión que se deseaba de su masa, hasta que para verificarla se dio en mixturarlo con el áspero y agrio del de Guayaquil, y con cuya unión se le remitió al excelentísimo señor don Manuel de Amat, virrey del Perú, a cuya jurisdicción pertenecen dichas conversiones. Mas poco ha (cerca del año de 1782) se reconoció otra calidad de fruta en la misma América Meridional, hacia las partes Orientales fronterizas a la celebrada y gran cordillera de los Andes, por la derrota de la ciudad de León de Guanuco, sufragánea de la capital de los Reyes de Lima, cuando a los 9 grados y 57 minutos de la latitud Austral o Sur, forman unión los decantados ríos de Puzuzu, Ichasu y Mayro, confluentes y tributarios a engrandecer el navegable Ucayali, Marañón o Amazonas, que bañan inmensos continentes y terrenos de naciones idólatras hasta desembocar en el mar del Brasil (4-5).

En el fragmento vemos a Argüelles plenamente inserto (sumergido, incluso) en ese cruce entre historia natural y temporalidad imperial, sensible al papel específico que tienen los esfuerzos extractivos que las instituciones españolas están llevando a cabo en el ámbito de la botánica en el más amplio mapa de las rutas expansivas del imperio. En tal lugar, la historia natural de las Indias es, en realidad, la historia de los descubrimientos botánicos como reducción material de la historia colonial. En este sentido, Argüelles es cuidadoso al mencionar cómo los trabajos de identificación de las distintas especies de cacao datan de los primeros tiempos de conquista y cómo esos esfuerzos han tenido su continuidad a mediados del setecientos, al añadir nuevas variedades y nuevos modos de elaboración al capital vegetal del territorio, siempre fiscalizado por la administración española en la zona (“cuya unión se le remitió al excelentísimo señor don Manuel de Amat, virrey del Perú”). Esa voluntad de apropiación territorial, que en este texto se performa usando topónimos y coordenadas geográficas35, se despliega sobre una topología selvática, en la amplia terra
35

Uno de los críticos de Argüelles no dudará en burlarse de la territorialidad imperial q ue el franciscano ha querido explicitar en su tratado: [¿por qué se dedica a?] “liquidar [...]

! 71 !

sino su participación activa en las tareas de identificación y estudio de la riqueza botánica del lugar con vistas a su posible explotación. Receta. un híbrido entre cacabal y almendro. es donde Argüelles hace nacer para el archivo científico al árbol del zaspiri. y. inevitablemente. el chocolate. El chocolate zamorano. que no le tañen ni son de su don?” (en: “Carta firmada po r Antonio Molinillo”. prédica. ! 72 ! . árbol-frontera al que retrotrae sus experimentos con los derivados del cacao (5). pero no. relaciones caprichosas de mapas y otras extravagancias. el recuerdo de su aventura tropical le conduce a trasladar su deseo botánico al estudio y experimentación con la flora autóctona: “He aquí el motivo de haber emprendido la composición del nuevo invento del Chocolate Zamorense y darle este título porque en esta ciudad hice la combinación con la almendra amarga. En cierto sentido. Vuelve acompañado de toda la experiencia indiana. de una substancia. Argüelles presenta su tarea del límite como un ejercicio que incluye no sólo la conversión. por causa de su problemática inserción en el tejido institucional de su orden. maridada con azúcar. 36 ARGÜELLES. y control de la población colonizada. sino del propio autor. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca. DIVULGACIÓN CIENTÍFICA Y ARQUEOLOGÍA DEL SABER BARROCO EN LA RECETA Cuando Argüelles vuelve a la metrópolis. Es en ese límite nada casual. producía una mezcla que Argüelles defendía como sustituto del cacao. 170. en la confluencia de los ríos que conducen al corazón de los mundos idólatras.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ incognita amazónica. que re-proyecta su líbido de saber y de descubrimientos efímeros de minas y pedrejales. se va a instalar en el convento de San Francisco de Zamora. acude a la Receta convocado como un fantasma de las Indias. como argumenta Miguel Anxo Pena. 5. por cierto. como sería de esperar. como una memoria extraña. que conectan decisivamente dominación político-religiosa y descubrimiento científico. del recuerdo del árbol del zaspiri. toda la Receta es un acto de mediación. del Informe de Francisco REQUENA. nº 546. de cuyos frutos extrajo una harina que. ya suficientemente aculturizada para entonces. Op. él mismo convertido en un agente colonizador. canela y otras especies. como sus inmediaciones de Toro y otros lugares” (7 -8). en un proceso de progresiva expansión culturalterritorial (“Mas poco ha. de las mismas. martes 12 de junio de 1798. descompuesta. cit. de aculturación. cerca del año de 1782”36). de que abunda. Es la fecha. MEDICINA ÍNDICA. p. abierta hacia “inmensos continentes y terrenos de naciones idólatras”. en el confín actual del imperio. Una vez en Zamora. particularmente.

: Harvard University Press. en el siempre complejo juego de colonización de imaginarios y reflujos subalternos.EL LORO DEL CHOCOLATE reconocimiento. se concibe o representa como unas Indias suplementarias37. Como indiqué. ámbito que. y las consecuencias que ello tienen para una historia cultural. 39 “Así lo conceptúan los médicos. Argüelles quiere presentarse como un lector 39 familiarizado con la farmacología y la botánica. en la forma de una herida tropical en el imaginario mesetario. 37 ! 73 ! . el difícil acoplamiento de su voz dentro del género literario sapiencial del parecer médico. sobre el territorio peninsular. batalla por su aculturación. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca . realizando su propia conquista fantasmática. en sus réplicas polémicas. que cita autoridades en latín . desde sus propios paisajes sensoriales. Esta suerte de proyección fantasmal de la máquina científica imperial sobre el territorio castellano es. Cambridge. imitaciones descompuestas de saberes científicos de su época. como se puede ver en el folio 304. como se ha estudiado. la farmacia tropical habría de transformar para siempre la atmósfera metropolitana. y recomienda Palacios en su Pharmacopea Matritense. 38 “Carta firmada por Antonio Molinillo”. pero ninguno de estos ha producido al género humano un beneficio como el que experimentará con el chocolate de su nueva invención38. p. percibida por sus contemporáneos quienes. estructural respecto del propio proceso de fagocitación imperial de los productos indianos. me ha resultado completamente inspiradora la metodología del pensar que emplea Londa SCHIEBINGER. que constituyen. El carácter extraño de esta operación. La cuestión del efecto de las materias descubiertas por los europeos en América en su capacidad de intervenir culturalmente sobre los sentidos. el del chocolate de almendras amargas es preciso que sea efecto de unas meditaciones muy detenidas. iniciada desde el mismo momento en que los nuevos productos de las Indias llegan a la metrópolis.y Hecho. si bien no la nombran de este modo. Todos los siglos han producido inventores estrafalarios. En la compleja. nº 546. de alguna forma. 168. se deriva de la condición subsidiaria de las prácticas naturalistas que Argüelles reproduce. ha sido planteada de modo muy seductor por Enrique García Santo Tomás en su libro citado. como veremos. Mass. A la hora de imaginar la posibilidad de una territorialización quijotesca del lenguaje de la botánica extrac tiva de Argüelles. Plants and Empire: Colonial Bioprospecting in the Atlantic World. sí señalan el carácter extravagante del discurso y comportamiento de Argüelles. martes 12 de junio de 1798. de algún modo. nefríticos. urinambque pellendam commendatur. este desplazamiento marca también la entrada de Argüelles en el texto. de este modo. por otro lado. leniendam acrimoniam seri urinarii. 2004. cuya presentación satírica adquiere ribetes quijotescos: Aunque según el imponderable Kirker es casual el invento de todas las cosas. colicosque mitigandos. y en ocasiones feroz. que va a definir la poética de la Receta y su voluntad de estilo. ad alvum laxandam. nombre Almendra: Ad dolores pleuríticos.

vienen dirigidas por su voluntad de intervención polémica en el espacio público y apelan a una audiencia letrada. vestigios que el texto manifiesta de modo indirecto. El linaje de los Monardes cede terreno a personajes más discretos. protagonizado por tratadistas locales. de algunas de sus forma s residuales. La acumulación de esos restos y su reconfiguración como tecnología hábil para la construcción de una voz autorial nos hablan más de la imaginación letrada de Argüelles en su aparición en 1798. ! 74 ! . sucede un tiempo segundo. Mencionamos que el registro escritural de la botánica indiana estuvo dominado en sus comienzos por la visibilidad de las compilaciones de los grandes médicos humanistas. alliisque pectoris afectibus. entre los que destacó Monardes. Mencionamos también cómo. secundaria. como después veremos. ad dolores post partum inservit. sirven para expresar el momento de confluencia discursiva que el texto representa. peninsular. transformaciones y sentidos de los distintos momentos de las tradiciones publicistas que ya hemos presentado y que cabe reconocer fragmentariamente en la Receta. partum facilitat. por otro lado se figura como un galeno publicista salmantino. el texto incorpora arqueológicamente restos de la historia genérica de los tratados sobre usos y efectos de las plantas indianas. así como la falta de reflexividad del autor sobre el mismo. cuyas obras adquieren un progresivo carácter divulgativo.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ se expresa con alguna solvencia en el interior de un discurso autorizado. orientadas hacia una comunidad científica de reticulación transnacional. Las distintas y contradictorias imaginaciones autoriales que confluyen en el tratado de Argüelles. y por extensión de la cultura letrada donde irrumpe. Elena del Río Parra. En ese sentido. como fósiles barrocos. Argüelles no era un erudito. Argüelles por un lado se auto-presenta como un botánico de Indias. se expresa como un arbitrista. pero no especialista. también se hace cargo de la relación genealógica que sitúa en tratado de Argüelles en relación con el texto de Feijoo. que de lo que nos hablan de la pervivencia. de la búsqueda de mecanismos de autoridad y reconocimiento en su seno. mientras que. infantibus quoque recens natis propinatur” (8). No existen signos textuales claros que nos permitan afirmar el conocimiento por parte de Argüelles de la tratadística existente sobre las drogas tropicales. por último. aunque no alcanza a representar plenamente ninguno de esos tres papeles40. tras ese primer momento. aunque ello no tenga por qué representar un quiebre en la tradición botánica renacentista prodest etiam in raucedine tussi. Los distintos lenguajes que operan en el interior de su escrito nos hablan de una asimilación problemática. así como restos de la propia historia local del publicismo científico. su propia mise en fable como connaisseur. 40 En su artículo.

2005. Finalmente. y sus diversos mundos de lenguaje asociados. se van incorporando al tronco sapiencial de la moderna biología. en los usos médicos. Antonio. En Cañizares-Esguerra. ! 75 ! . Argüelles sueña con inventar el chocolate deshaciendo almendras amargas en Zamora. Así. cit. además. apelan con mayor énfasis a las prácticas. históricamente desarrollados durante siglo y medio. Véase CAÑIZARES-ESGUERRA. resulta elocuente resaltar que mientras Mutis en Colombia avanza decisivamente en el conocimiento de la botánica americana y Humboldt se prepara para comenzar sus viajes por las colonias españolas. y reclaman un entendimiento activo de su posición clave en la historia de las ciencias. se trató de la parcelación social de la historia natural en medicina moral. a lo largo del setecientos. al parecer. antes que agradable. a la receta médico-instructiva. movimiento que. se subraya además por el abandono del latín en beneficio del castellano. Experiencing Nature. son favorables. “Iberian Colonial Science”. The Spanish American Empire and the Early Scientific Revolution. 64-70. Austin: University of Texas Press. marcado por la aparición de monografías que. 96. esos conocimientos. y si. y BARRERA-OSORIO. suele marcarse por el paso de la compilación. si los tratadistas son contrarios a una determinada índica censurarán los primeros en nombre de los segundos. haciendo que. “Iberian Science in the Renaissance: Ignored how much longer?”. ya que aquellos saberes de los humanistas del XVI circulan editados por Europa y. retornan a su ámbito de origen a través de las instituciones científicas borbónicas. y con especial fuerza a partir de la cuarta. 12. con frecuencia. puesto que. se imagina un público y logra articular una medicina poética. según los historiadores de la ci encia41. Isis. y menos a las naturalezas de las solanáceas americanas. en mucha menor medida. Para observar la complejidad de las diversas cronotemporalidades científico-seculares coexistentes en el panorama ilustrado. la transición de un espacio discursivo constituido por una red científica humanista. op. Desde la segunda década del siglo XVII. Vemos así cómo se verificó. 2004. Perspectives on Science. se abre así el tiempo barroco de estos segundos tratadistas. En definitiva. para los autores panegiristas.) ha contado con estudios recientes que subrayan la importancia de las tareas de estudio y catalogación de la “experiencia natural” de las Indias. los mecanismos discursivos por los que éste se construye una identidad en tanto que autor. entre ojos de especialistas y ojos de curiosos. con carácter moral. p. Estos textos se centran cada vez más en los usos sociales y. sin 41 El estudio de las “raíces ibéricas de la revolución científica” (“The colonial Iberian roots of the scientific revolution”. redescribirán costumbres sociales como hábitos medicinales. usando palabras. desplazamiento que. con su imaginación global de la circulación del saber. en el periodo barroco. al ámbito discursivo de la ciudad. de la Historia natural. Lo más interesante de toda esa paraliteratura resulta frecuentemente el modo por el que el propio tratadista se introduce en el género. advierte o aconseja el uso de sustancias. por el contrario. Jorge.EL LORO DEL CHOCOLATE española. lo agradable sea. 2006. bueno. al opúsculo.

al mismo tiempo que su presencia en las ceremonias indígenas y la singularidad de su administración (habitualmente en polvos por vía nasal. en 1636. con novedad las antiguas. a la introducción de nuestra edición del tratado de Hayo. Germán. LEIVA Y AGUILAR. cit. hasta el punto en que. advirtiendo contra la vanidad de todo lo mundano. 173-200). los estudiosos reconocieron su extraordinaria psicoactividad. ellos mismos. Aprovecho para resaltar que la historia de la divulgación científica en el tránsito del mundo barroco a la primera ilustración parece carecer todavía de estudios concluyentes. Francisco de. y. Sevilla: Alonso Escribano. la Corona crea el estanco de tabaco para fiscalizar su comercio. asistimos a la intensa circulación de pareceres en romance. Si los naturalistas fueron capaces de ver en la nicociana una suerte de panakkenai. 65. 1628. aumentaba de modo exponencial el volumen de las importaciones de la planta. y sobre sus probables efectos destructivos sobre la vida colectiva. de la polémica del tabaco. el predicador Francisco Tomás Ramón llegó a dedicar al tabaco un elaborado tratado donde contraponía el polvo de salvación que unge la frente de los creyentes el miércoles de ceniza. y el polvo del tabaco que encarnaría por antonomasia toda la vanidad del siglo. llagas y otras cosas nuevas y particulares . 1571. de pronto disipada. fue el objeto principal de las tareas de aclimatación discursiva de las hierbas de Indias. 1634. en seguida de modo más virulento otros letrados. 5r. nos da un modelo muy específico para entender tal relación42. fundamentalmente. Tócanse muchas lecciones y trátanse al intento muchas dudas: con resolución las nuevas. RODRÍGUEZ DE LA FLOR. un mercado para esos textos.44 Mientras todo ello sucedía. Segunda parte del libro de las cosas que se traen de nuestras Indias Occidentales que sirven al uso de medicina. remito al trabajo inicial en colaboración con Rodríguez de la Flor. pendiente sólo de correcciones finales: LABRADOR MÉNDEZ. y.. al menos en el contexto peninsular. su Práctica y teoría de los apostemas en general y particular. incrementándolo. al mismo ritmo que su uso. o en humo por vía oral) planteó no pocas dudas sobre su naturaleza moral. desde mediados del siglo XVII. Córdoba: Salvador de Cea Tesa. En El tratado sobre las maravillosas propiedades del tabaco (1645) del Dr. por ejemplo. 44 Así. p. Nicolás. Cristóbal Hayo . Questiones y prácticas de cirugía de heridas. “El tratado de Hayo en el contexto de la polémica barroca sobre la introducción del tabaco”. de Pedro LÓPEZ DE LEÓN. f. sobre los cuerpos. 43 MONARDES. La experiencia del tabaco. Desde el principio. Si. capítulo 6. fármaco que todo lo cura. Desengaño contra el mal uso del tabaco. 42 ! 76 ! . Para las imágenes de los cuerpos chimeneas véase. Fernando. ya citado. Salamanca: Ediciones de la Universidad de Salamanca. Para un relato pormenorizado de la secuencia anteriormente descrita. y le imaginaron aplicaciones preventivas o curativas respecto de casi cualquier dolencia. convertidos repentinamente en chimeneas andantes. advirtieron sobre su eventual génesis diabólica43.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ que exista una clara referencialidad respecto de sus efectos. aún inédita. particularmente. pero. Norton en su capítulo “Consuming rituals” también ofrece abundante información sobre estas cuestiones (op. El tabaco. Sevilla. será la aparición de publicaciones periódicas en el siglo XVIII la que acabe por consolidar.

existe también el trabajo de Francisco COMÍN COMÍN y Pablo MARTÍN ACEÑA. que apuntan al conocimiento cristalizado del género al que El tratado sobre las maravillosas propiedades del tabaco pertenecía: el tratado divulgativo barroco sobre las drogas índicas. Tomás. en lo que nos interesa. 46 RAMÓN. No podemos afirmar. en Salamanca. 1635. para consuelo del género humano (1645)46. y grandes experiencias. pero NORTON. En un contexto multipolar de gran intensidad discursiva. guedejas. 1636-1998 (Madrid: Fundación Tabacalera. de manera puntual. ni consta que. fascinaciones. Zaragoza: Diego Dorner. calzado. aunque sí sabemos de él que se glosó y leyó. en algún sentido. y explicando los fundamentos de su nuevo nombre (“chocolate zamorense”). en 1645. pero con el humo que vende. ofreciendo una explicación del mismo.EL LORO DEL CHOCOLATE mientras proliferan las intervenciones. moñas. el modo de referir las diferentes características botánicas de la droga es completamente convencional. primero refiriendo su origen. El tratado de Hayo no constituyó tampoco una tradición. como es probable. El primero de esos rasgos tiene que ver con los modos de presentar las plantas. que el franciscano desconociese la obra de Hayo. necesidades. en nombre de la salud y del interés público. planta que “cura todos los males” y recomienda. 1999). verso y en el teatro. conforme a gravísimos Autores. trajes y excessos en el uso del tabaco . más allá del intenso tiempo polémico en el que circuló. en prosa. Nueva premática de reformación contra los detestables abusos de los afeites. un texto conocido por ciertos eruditos y curiosos. cit. guarda-infantes. y fue considerado. su uso para todas las edades y complesiones. p. op. En el caso de nuestra Receta. Hayo vende humo. imaginando un horizonte social donde enfermedades y daño sobre los cuerpos se vean detenidos en el mundo gracias a los efectos redentores de la nicociana. En él. el doctor Cristóbal Hayo da a la luz su Tratado de las excelencias y maravillosas propiedades del Tabaco. En una perspectiva que obvia la naturaleza de relaciones económicas entre gravamen fiscal y política de la corona (y que ignora las respuestas civiles y mercantiles –negativas– al estanco). resultando incluso extractado y reeditado. central en la imaginación antropológica barroca.. 45 ! 77 ! . a favor y en contra de la hierba45. 201-228. esperanzas sociales. gozase de una posteridad notable. lenguaje crítico. en épocas siguientes. vende social hopes. sí podemos. señalar algunos rasgos estilísticos compartidos. elabora deseos colectivos. El pensamiento humoral. agora nuevamente sacadas a la luz. destino en todo caso muy superior al que se le iba a conceder a la Receta de Argüelles. Fue. Hayo declara la utilidad del tabaco como “universal remedio”. En ese sentido hablo de medicinas poéticas. su nombre indígena. “Monopolizing Vice”. Tabacalera y el estanco del tabaco en España.

habría de encarnar analógicamente. abunda de un prodigioso árbol. sí cabe reconocer la huella barroca. naturalezas. la anticipación orgánica de las virtudes ocultas que iban a manifestarse durante la elaboración farmacológica. a que estos idólatras llaman zaspiri inchato camettini. que continúa en su cita de la Pharmacopea de Palacios (8). el zaspiri es ya una metonimia de esa posibilidad: “tiene notas de cacao y también de almendro” (5). 47 ! 78 ! . Manoita y Coniva. RODRÍGUEZ DE LA FLOR. esto es. en su propia morfología. véase: FOSTER. “las de complexión melancólica”48.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ ya en franco retroceso y rearticulación a mediados del siglo XVIII47. “Advertencias importantes para en buen uso del tabaco”. que a la hora de prescribir el medicamento. cit. George M. Calliseca. Los pasajes que siguen son muy explícitos en la natural hibridez de esa planta que presagia el Sobre la vida social del lenguaje humoral en el imperio hispánico. El retrato sería. a su vez. También se percibe esa impronta barroca en el vocabulario que Argüelles emplea para consignar los modos de mezclar los ingredientes de su pasta: al hablar de sus propiedades. Pasiones frías. cit. cuya natural bondad gentílica remite siempre a una plantatione Paradisi. la parte del texto que contiene esfuerzos poéticos dirigidos a construir imágenes de la poderosa virtud que el vegetal incorpora. por ejemplo. de este modo. Langhorne. presentándolo como un emblema. La planta. vid. A propósito del lenguaje farmacológico. Sobre la durabilidad de ese lenguaje en relación con las estructuras de conocimiento del imperio. Un lugar retórico habitual para los panegiristas de la medicina tropical consistía en recargar simbólicamente la descripción de la planta. que en su idioma bárbaro significa “la mejor fruta del más hermoso árbol (5). “las personas que son de complexión débil o enfermiza” (4). que la planta. subsiste muy residualmente en la Receta.). dice Argüelles: (…) en la mencionada conjunción y límites pertenecientes a las naciones gentílicas Amage. y si el chocolate zamorano es producto de la fantasía de extraer cacao de un almendro. Pennsylvania: Gordon and Breach. Hippocrates’ Latin American legacy: humoral medicine in the New World. es llamativo. Hasta bárbaros e idólatras reconocen la virtud natural de la planta. como ocurre en la descripción de los modos de preparación del chocolate zamorense (7). Argüelles prefiera una descripción fisiológica. La huella retórica de la tradición divulgativa barroca resulta más reconocible a propósito de lo que podemos llamar la imaginación poética del chocolate zamorano. en lugar de una tipología humoral. op. su retrato. op. por ejemplo. espíritus y conmixtos ofrece una selección de tecnicismos de genealogía hipocrática. Carapacho. 48 Como hace. incorpora en su forma su virtud. Hayo: “a los de complexión melancólica les es más provechoso en polvo con menos frecuencia” (cap. 1994. partes. Así.

p.. alimenta. es también una característica del género: en nuestro caso. y por otra almendro” (6). y el pecho. donde la fisionomía de la planta. más adelante. según Cárdenas. el que se refiere a la imaginación territorial de la organicidad de las sustancias (su devenir territorio): así. que. o el más peculiar provecho de ser “para los cantores y músicos famosísimo. por ejemplo. 50 El carácter benéfico del chocolate para la región glotal había sido señalado anteriormente. 1786. estableciendo sobre ellas una jerarquía. afirmaba que la planta tiene “tantas virtudes que ponen admiración”. cuyo «nombre es ya celebrado así por las Españas. Un ejemplo lo encontramos en Juan de CÁRDENAS. resulta finalmente difusa. Resulta habitual en los tratadistas barrocos la descripción por analogía para anticipar en sus narraciones. una majestad. op. De ese relato de realeza revelada se colige. 1591). que ya han construido socialmente un relato de deseo y esperanza. es decir. como por este nuevo mundo de las Indias» (CÁRDENAS. Este modo de operación creativa es bastante frecuente en los textos de la botánica de Indias49. en la sección que dedica a “La excelente y famosa planta del piciete” en su obra De los problemas y secretos maravillosos de las Indias (México: Pedro Ocharte. se constituye como pensamiento poético: del parecido externo se extrae la correspondencia de un parecido interno. 49 ! 79 ! . la inevitable confirmación de sus propiedades. el franciscano insiste: “por una parte el árbol del zaspiri parecía en muchas notas y caracteres cacabal. Cabe reconocer un último y más articulado topoi. también perteneciente a dicha tradición. fortifica y sustenta la voz”) en su Arte de reposteria (Madrid: Imprenta de Josef Herrera. por ejemplo. el pensamiento científico de Argüelles se basa en la derivación analógica. las virtudes que luego expondrían a propósito de la hierba. De la humildad de su origen («su semilla es menor que el grano de la mostaza») a su esplendor hay un proceso en el tabaco «olvida su naturaleza» y «se encumbra sobre las demás» plantas. Monardes. mantiene y restablece el calor natural. Finalmente. porque aclara la voz y fortifica el pecho” (4)50. Esa declaración de la utilidad múltiple de la planta. cit. del chocolate de Argüelles. a propósito del tabaco. se añade la riqueza de resultar un estimulante para letrados. por ello mismo. por el repostero Juan de MATA (“Es utilísimo hecho con la debida puridad para reconfortar el estómago. disipa y destruye los humores malignos. la Receta también resiente la penetración de esa tradición publicista en su modo de fabular las propiedades del fármaco. indefinida. y así. al beneficio del chocolate zamorense para tratar a los melancólicos. se carga de connotaciones metafóricas. desde la misma consideración de que la sustancia actúa tanto como medicina preventiva o como remedio curativo: “felices efectos que sentirán los que le frecuenten en su salud [uso preventivo] y achaques [uso curativo]” (14). 145). Como señala en este volumen Elena del Río Parra. ya desde la misma descripción de su semilla. 167v).EL LORO DEL CHOCOLATE carácter. también natural.

como prueba la aparición en 1796 de un volumen singular. aún otras “hartas virtudes las cuales descubrirá el tiempo”51. abusos. en una delicada transferencia en la cual la planta representa las Indias por sinécdoque.. como diciendo que lo mejor todavía estaba por venir52. De alguna forma. Madrid: Imprenta Real. Así. gracias al trabajo de sus imaginarios futuros seguidores. 1631. Madrid: Francisco Martínez. té y chocolate54. 54 Tratado de los usos.].. fórmula sistemáticamente repetida por el sevillano. las virtudes que las plantas indianas territorializan son sólo el comienzo de otras muchas virtudes por encontrar en ellas. extracta y colaciona pasajes de muchos de los autores que procesaron las drogas tropicales a lo largo del siglo XVII. 51 52 ! 80 ! . espero que los amantes de la humanidad adelantarán el discurso y llegará al colmo de su perfección. abusos. Antonio Lavedán. 53 Curioso tratado de la naturaleza y calidad del chocolate . Argüelles se muestra confiado de la posibilidad de acrecentar las propiedades de su mezcla. SETECIENTOS GLOCAL OPINIÓN Y RES PUBLICA EN EL Más allá de lo expuesto.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ y. para entender la distancia que existe entre el saber lingüístico de un médico barroco y la débil fundamentación conceptual con la que Argüelles articula su texto. y que otros panegiristas de la nicociana toman. té y chocolate : extractado de los mejores autores que han tratado de esta materia. propiedades y virtudes del tabaco. a finales del siglo XVIII ya era considerado arqueología. Basta con compararlo con nuestra Receta. su Curioso tratado de la naturaleza y calidad del chocolate (1631)53. cit. de manera que lo imiten y adapten otros reinos con distinguido aprecio” (9). Argüelles soñaba con crear escuela “Publicada esta [receta] [. cirujano militar. DIVULGACIÓN MÉDICO-CIENTÍFICA. Entre ellos.. Sin embargo. 32r-32v. un Tratado de los usos. con su densidad de tecnicismos. Así. Al cabo.. es particularmente conocido el temprano tratado del médico astigitano Antonio Colmenero de Ledesma. La experiencia histórica colonial enseña que lo ya descubierto debe ser sólo el inicio de todo lo que queda por descubrir. el lenguaje de la medicina barroca. propiedades y virtudes del tabaco. por más que podamos verificar en ella la actividad estructurante de categorías médicas fosi lizadas. en lo que aquí nos importa. del mismo modo. dividido en quatro puntos. Lavedán afirma en su prólogo. café. “Poca o Op. 1796. obra del curioso Antonio Lavedán. existe una tradición de pareceres relacionados específicamente con la aculturación del chocolate. café. hombre de las Luces. no de la necesidad o aprecio de un saber científico anterior.. entre cuyas páginas vemos reaparecer al doctor Colmenero o al quirúrgico Cristóbal Hayo. ese esfuerzo libresco surge de su curiosidad bibliófila.

esta misma tensión permitiría a algunos tratadistas abrirse a una noción más Op. sino [. en buena medida. en el que Leyva atacaba duramente al tabaco. 6. Tras el encuentro casual con otro bibliófilo experto en la tratadística de las solanáceas ultramarinas. a propósito de la consideración del tabaco. podríamos afirmar que. que podemos considerar pionera en la historia de la ciencia española. precisamente porque surge de la toma de conciencia de que. p. se ha producido un corte de lenguaje: “Bien observé que el dialecto era antiguo”56. p. junto con las de experimento y experimentación (3. la polémica del tabaco es la lucha por apropiarse del sentido de esa experiencia moderna llevando hasta su límite las categorías escolásticas57. Lavedán reúne el material suficiente para escribir esta obra. remito a la ya citada edición del texto de Hayo.. cit. 55 56 ! 81 ! . y es que. a pesar del cierre categorial que la contrarreforma efectuó sobre las disciplinas científicas. vemos cómo. Sobre el particular. desde una perspectiva médica y desde una perspectiva moral.. las experiencias psicoactivas de las drogas tropicales imprimieron desde sus orígenes una fuerte tensión en el lenguaje heredado de la escolástica. entraban en conflicto con las experiencias contemporáneas derivadas del efectivo consumo de tabaco. El cambio semántico indica un corte de mundo.. En el interior de la Península metafísica. Penetrado de esta pasión leía y devoraba quanto se me ponía por delante”55. Te y Chocolate. en la polémica entre Leiva y Hayo. fue un poderoso estímulo creativo para forzar la ruptura de un paradigma epistemológico. Consecuentemente. las nociones aristotélicas sobre la estructura elemental de la materia. Así. que dividen el mundo de las sustancias simples en escalas graduales de calor y humedad. donde las consideraciones derivadas del ejercicio de prácticas médicas o farmacológicas entran en inevitable disputa con la lógica relacional de los conceptos que estructuran el lenguaje escolástico. Aficionado yo a las producciones de la tierra siempre he mirado con atención particular las del Tabaco. precisamente. 9. Nada dejó escrito Galeno sobre el uso del tabaco en el arte médica. tensión que. y entre ambos tiempos han tenido lugar una serie de cambios semánticos relacionados con el concepto de experiencia.. por ejemplo. entre saber antiguo y moderno. cit. La ampliación del concepto de experiencia puede ya apreciarse en algunos de los tratados barrocos sobre la medicina índica. Café. categoría que veremos reaparecer en la Receta de Argüelles.EL LORO DEL CHOCOLATE ninguna aceptación merecería esta Obrita. Op. en el ámbito de la moderna medicina europea. 57 Bautizamos como “polémica del tabaco” la refutación articulada que Cristóbal Hayo dedica en su obra al ya citado texto de Leyva. 9).] [por] poder ver en ella junto lo que en varios libros y papeles se lee por separado.

Madrid: 58 ! 82 ! . sobre todo. En un momento determinado. 59 PÉREZ MAGALLÓN. basando su refutación de Aguilar en una imaginación moderna d el valor de la experiencia frente al lenguaje escolástico. Iris María ZAVALA (Clandestinidad y libertinaje erudito en albores del sigloXVII. md. Sevilla: Gómez de Blas. frente a una noción de revolución paradigmática. Perfiles de la misma situación que se registra en la península puede reconocerse en las sociedades letradas de las colonias. François LÓPEZ e Inmaculada URZAINQUI (La república de las letras en la España del siglo XVIII. se expresan también a escala local cuando. hacen que el género de la divulgación médico-científica mute vigorosamente. Construyendo la modernidad: la cultura española en el tiempo de Los Novatores [1675-1725]. también en España. “V. 2005. cit.. Todavía queda mucho por establecer a propósito de las relaciones entre espacio público. Este fenómeno resulta complementario a las impresiones de modernidad que. como demuestra en su ensayo Jaime Andrés PERALTA: Los novatores: la cultura ilustrada y la prensa colonial en Nueva Granada (17501810). Si la ciencia moderna despliega. Instituto de la Lengua Española. op. Una visión así hace hincapié en los cambios del lenguaje científico en un esquema de transiciones suaves y multifocales. Medellín. en el ámbito de los lenguajes sobre el cuerpo y la naturaleza. revistas y pronósticos. y que. 11). se estimulan desde otros focos de ciencia nueva al alba del setecientos. o fruncimiento en la boca. y para estas calidades sensibles no ay mas autores que los sentidos” (en: Opúsculo médico. El opúsculo de Lucas de Góngora sobre el tabaco ofrece un ejemplo inmejorable de lo dicho. higienistas y farmacológicos circulando intramuros efectúan un cambio categorial a la hora de dirigirse a sus audiencias locales. la apertura que significó el texto de Joaquín ÁLVAREZ BARRIENTOS. 2002. porque lo dize Dodonio: no ay tales Dodonios como los que lo mascan. 1661. Colombia: Editorial Universidad de Antioquia. diciendo. La noción de Península metafísica está tomada del libro homónimo de RODRÍGUEZ DE LA FLOR. al elaborar una casuística de fenómenos relacionados con los productos indianos58. Madrid: CSIC. a inicios del siglo XVIII. 1978) y. en mutación acelerada desde comienzos del siglo. 1978). 60 La nueva divulgación científica está relacionada con cambios estructurales del mercado editorial. aunque más tarde. en que responde a las instancias que contra su parecer ha hecho el doctor Don Gonzalo de Aguilar sobre lo malo y lo bueno del tabaco.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ creativa de la experiencia. en el caso de la literatura popular o de las culturas de la imagen. Jesús. notablemente novatores e higienistas59. de modernas configuraciones simbólicas de cuerpo y de mundo. mercado literario y formalización genérica después de los trabajos aurorales de Francisco AGUILAR PIÑAL (La prensa española en el siglo XVIII: diarios. a lo vivencial y lo contemporáneo.. demanda informativa. junto con el colapso del sistema lógico de la escolástica. se derivan de la reconfiguración de un mercado editorial en transformación60. El impacto de modernas nociones de saber. refuta una autoridad de Everto Dodoneo. por ejemplo. Barcelona: Ariel. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas. a lomos del águila bicéfala de la experimentación y la experiencia. los opúsculos médicos. tal cual. le añade al Tabaco astriccion. científicos. no es menos cierto que esos valores vinculados decisivamente a lo práctico. A nadie he oydo quexarse de astriccion.

vol. 2001. 139-156. interrelacionado esfera pública y construcción social del género ( Construyendo espacios: los "papeles periódicos" y la organización de la sociedad española a finales del Antiguo Régimen . En los últimos años. ! 83 ! . trabajos variados de Álvarez Barrientos y. el mismo con Jesús IZQUIERDO. publicación electrónica). 61 TORRES VILLARROEL. Nueva Revista de Filología Hispánica. el doctor Torres Villarroel expresa prototípicamente las tensiones de estos desplazamientos paradigmáticos. anotada de Manuel Mª Pérez López. requiere nuevos géneros para poder articular la nueva dimensión social de la opinión. Vitoria: Instituto de Historia “Valentín de Foronda”. 2009) sobre la génesis de la esfera pública en España en relación con la emergencia de identidades colectivas y antropologías modernas (de ciudadanía y también de multitud). Edición en CD.EL LORO DEL CHOCOLATE En el ámbito salmantino. p. “Ciudadanía y clase social tras la comunidad”. “Utopía y Astrología en la Literatura popular del setecientos: Los almanaques de Torres Villarroel”. Cfr. 42. modos y estéticas de los nuevos Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Ed. en el ámbito de la comunicación científica. Hispanic Enlightment. fundamentalmente. Bibliotheca Torres I. 2009 (6). 63 En este sentido. Madrid: Marcial Pons. 327-48. incluso las tematiza.63 Allí. Correo del otro mundo (1725). aquel agente que sea capaz de estructurar y definir las nuevas funciones. 62 ZAVALA. Sujeto y multitud en la España del siglo XVIII. en mutación acelerada desde el segundo tercio del siglo. Al asociar un cambio de léxico científico con una revolución editorial. Cuadernos de Relaciones Laborales. 2005. una operación tan eficaz e innovadora como la que lleva a cabo en el campo de la paraliteratura. El Argonauta Español. p. p. 2006). Salamanca: Fundación Salamanca Ciudad de Cultura.62 Torres parece entender que una cambiante esfera pública dieciochesca. seguiré de cerca las investigaciones de Pablo SÁNCHEZ LEÓN a propósito de la interacción entre emergencia de públicos y formación de nociones de opinión con el desarrollo por parte de las élites ilustradas de teorías mercantiles de la sociedad y de políticas de modernización a partir de las mismas. Iris. 23 (1984). resulta a este propósito completamente pertinente la carta de despedida que un Hipócrates literario envía al personaje Torres Villarroel en su satírica obra Correo del otro mundo61. 196-215. Torres efectúa. Política y Sociedad.2. en nuestra perspectiva. Universidad del País Vasco. “Ordenar la civilización. Dieciocho. 61-87. 1995). en este cruce de zonas culturales cabe mencionar las más recientes aportaciones de Rocío NOGAL FERNÁNDEZ. 2008. Estrategia y formas literarias en la escritura del sujeto moderno (a propósito de un almanaque de Torres Villarroel)”. Germán. 31. 21. Alberto MEDINA (Espejo de sombras. 1-35. La conciencia de un género nuevo de escritura periodística”. Tesis doctoral. 2003. Semántica del concepto de policía en los orígenes de la Ilustración española”. 1. 2006. Diego de. p. el vector de la vida pública que definirá la naturaleza e interpretación de las convulsiones políticas en la era ilustrada. Inmaculada URZAINQUI (“Periodista-espectador en la España de las Luces. “Ciudadanía e individualismo en la Ilustración Española (“opinión” e “interés” en la “ciencia de la economía civil”. Madrid: UAM Ediciones. En Actas del Congreso Internacional Ciudadanía y Nación en el mundo hispánico contemporáneo . y LABRADOR MÉNDEZ. “El lugar de la locura.

1737. Germán. Villarroel. 64 ! 84 ! . los Pronósticos y almanaques suponen la invención de una nueva voz autorial expresándose en el entorno de la emergente literatura vinculada a la expansión cultural de la esfera pública plebeya. un texto que. “La televisión del siglo XVIII. basado en su conocimiento del funcionamiento del mercado literario. 2007. 2. también en el ámbito de la comunicación científica. concibiendo la medicina como un saber colectivamente necesario. promoviendo una medicina aplicada que renuncie a la cosmovisión antigua y que se enfoque en una comprensión empírica del cuerpo. 75-84. que aborda directamente el carácter central que Torres adquirió en su época. Revista Hispánica Moderna. año 49. Pero reducir a Hipócrates es también reducir al dios de los galenos. 407-418. de qué tipo de relaciones se establecen con su público (y La cuestión de las nociones autoridad y autoría a propósito de Torres Villarroel y su relación problemática con el canon de la literatura española y los (malos) hábitos hermenéuticos de la filología española se ha escrito mucho. saberes históricos de doble dirección. debilitar el cuerpo articulado de lenguaje institucional del que emanaba la autoridad letrada de los médicos y que. Hipócrates chiquito. 65 Sobre la penetración de la cultura carnavalesca en Torres Villarroel. sostenía su economía. su Médico para el bolsillo.65 Correlativamente.°. voz que se corresponde con la enunciación de un rey del carnaval (un Pape des fous). “La astuta ciencia de Torres Villarroel”. y merced al entendimiento de cómo éste funciona. y. op. medicina breve66. p. señala una vocación nueva para el publicismo médico. los síntomas y de los remedios. “El lugar de la locura”.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ géneros editoriales podrá asociarlos en el mercado con una marca personal. del mismo.. Retablos de maravillas y linternas mágicas en un pronóstico de Torres Villarroel y un dibujo de Goya”. Como ejemplo de lo expuesto. expresado por un género médico-publicista de nuevo cuño que ocupa hábilmente el cruce entre demanda pública de información y nueva articulación de la cultura impresa. Ésta se propone reducir a Hipócrates a su expresión mínima. S IV. 1996. 4. es decir. p. por ejemplo. Una salida ingeniosa de las mismas. 157-185. 8. 66 Salamanca: A. Torres gestiona un imaginario cultural de nuevo signo y propone allí una medicina arcádica. marca de autor64. en el límite entre la ciudad letrada y la cultura popular. una medicina plebeya y una medicina humorística. véase LABRADOR MÉNDEZ. Tal parecía ser el proyecto de Torres. doctor a pie. 48 pp. En ese espacio editorial. Revista de Erudición y Crítica. Así. en sus opúsculos divulgativos. en último término. Torres imagina la transmisión de conocimientos médicos más allá de ámbitos académicos y colegiales. que gestiona. la encontramos en un ensayo de Randolph POPE. baste considerar el opúsculo que Torres Villarroel publicó en 1737. cit. hasta el punto de que han sido las cuestiones que han dominado las lecturas del salmantino durante muchos años. En su conceptualización. desde su propio título.

y. Es cierto que Torres mostró menor interés en las drogas La condición ecuestre de los doctores resulta una simple muestra de su posición social. 1726.EL LORO DEL CHOCOLATE del valor legitimador que tienen en su interior las relaciones económicas).67 Torres está así promoviendo una imaginación popular de la medicina que se corresponda con una medicina barata. y se conviertan en doctores a pie. llamados vulgarmente terremotos. Arte nuevo de aumentar colmenas. en ese particular. Juan de Moya. señales. sean éstas a propósito del origen de los terremotos y de los meteoritos. De sus causas. materias todas sobre las que Torres publicó papeles68. Su autor. profesor de filosofía y matemática en esta insigne univ ersidad. doctor a pie”. el cálculo de los ciclos estacionales y agrícolas. la noche del día 19 de octubre próximo pasado de 1726. según 67 ! 85 ! . Respondiendo a la curiosidad de una dama. auxilios e historias . Las referencias a los tratados de Torres. discutir e informar públicamente. reglas seguras para gobernar abejas y para coger con abundancia la miel y la cera. Number 1. o los efectos medicinales de las aguas sulfurosas. una medicina para el bolsillo. por tanto. La comunicación en la esfera pública del XVIII de asuntos relacionados con el cuidado del cuerpo y con la socialización de saberes científicos viene motivada en origen por la voluntad de arrebatar el monopolio de la producción de conocimiento sobre estos ámbitos a un cuerpo de profesionales autorizados exclusivamente por un vínculo institucional. Journal of the History of Medicine and Allied Sciences. ANDERSON. de reclamar que se bajen de la burra. Discurso del globo de luz que se vio en la esfera celeste. p. 68 Esos asuntos se convirtieron en el tipo de preocupaciones propias de las gacetas y semanarios a finales de siglo y comienzos del siguiente. o versen sobre el arte de las colmenas. del mismo modo que el opúsculo de Torres era también un escrito que resulta a un tiempo barato y circulable. Madrid: Imp. Francisco de Quevedo ya había dedicado un soneto al “Tabaco en polvo. Torres y Feijoo trabajan juntos. Ese desplazamiento pasa por una revolución en el lenguaje. del Convento de la Merced. para así tratar de conv ertir el cuerpo y el mundo natural en materia de res pública. 2000. pronósticos. que bien pueden situarse en el inicio de un modo de escribir. Medical Disenchanter of Spain”. a la que Torres contribuye no poco. “Benito Feijóo. son: Tratado de los temblores y otros movimientos de la tierra. el licenciado don Eugenio Jiménez de la Tarfal. Ejemplo de la actitud defensiva del colegio médico la encontramos en la polémica entre Feijoo e Ignacio Ameller y Ros a propósito del opúsculo que el quirúgico compuso bajo el nombre de Medicina vindicata. de comercio editorial. deseosa de saber su generación y efectosMadrid. La polémica con el estamento médico estaba plenamente de actualidad en la época y. 67-79. así en esta ciudad de Salamanca como en la corte de Madrid. en la ampliación del vocabulario existente para representar el organismo humano en sus interacciones con el medio o en el trabajo de crítica y cuestionamiento de la propia identidad social de los galenos. Volume 55. de donde sin duda Torres toma el título. Sobre la función de Feijoo en el ámbito de la divulgación médica popular como desencantador remitimos al artículo de Richard G. el hombre de ciencia es un sujeto que interviene en el espacio público para comunicar materias de utilidad compartida. En su nuevo perfil. 1748. Torres adquiere la autoridad de pedir a los médicos que desmonten.

en lo que aquí resulta pertinente. aglutina e identifica71.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ índicas que en la higiene y la medicina (a pesar de ser buen chocolatero. pero. La emergencia de esta curiosidad letrada. en lo que constituyó su primera salida a Madrid. en el agasajo de la tarde. Vida. médico de la real familia. hoy Contador Mayor de Millones. y PUERTO SARMIENTO. Y con este socorro y el que hallé después en casa de Don Agustín González. 136). al igual que aquellas compuestas a propósito de cuestiones médicohigienistas70. cristaliza en el tipo de época castigado por José Cadalso en sus Eruditos a la ! 86 ! . ahorrándoles tiempo y añadiéndoles beneficio. Una breve nota nos refleja el lugar central que ocupaba el chocolate. Francisco Moreno. Uso y provechos de las aguas de Tamames y baños de Ledesma. op.. Salamanca. ANDERSON. Villarroel y Torres. Diego de. pasé algún tiempo sin especial molestia las rabiosas escaseces en que me había puesto mi maldita temeridad” (TORRES VILLARROEL. y me servía de alimento de todo el día. del Convento de la Merced. Torres recuerda en su autobiografía su entrada en el mundo social de su juventud. A. que demanda información y papeles para ser saciada. ofrecen gran cantidad de información sobre cómo las novedades técnico-científicas estimulan y articulan una curiosidad pública. op. 1744. cit. 1747. determinadas por la voluntad de mostrar una experiencia que se puede compartir y publicar. 71 PIMENTEL en Testigos del mundo. 69 Así. Madrid. huyendo de las aulas salmantinas. En ésta hacían una tertulia virtuosa y alegre los criados del excelentísimo señor duque de Veragua y otros prudentes y devotos sujetos de los que fui tomando la doctrina de aborrecer el mal hábito d e mis locuras y desenfados. 2006. que puede resultar útil a los demás. la jícara de chocolate. condición que los nivela. y la de mi mayor confianza y veneración. los horizontes que Torres Villarroel imprime al género habrán de reconocerse en las matrices de pensamiento que sustentan las publicaciones de nuestro Semanario. Aseguraba en esta casa. ya en el primer cuarto del siglo. poderoso estimulante anhelado por pícaros estudiantes en busca de sustento: “Una de las primeras habitaciones. A propósito de las páginas elaboradas por Feijoo sobre el tabaco o sobre el chocolate. Es el triunfo de una nueva personalidad pública: la del curioso. sujeto nunca completamente desvinculado del ámbito eclesial ni del ámbito académico. pero que comparte con una pluralidad de lectores imaginarios la común condición de ser sujeto letrado. en el espacio de la sociabilidad. como consta en algunos pasajes de su obra narrativa69). 70 Richard G. de las tertulias que rodean la corte borbónica. cit. puede verificarse un proceso análogo de establecimiento de nuevas condiciones para la comunicación pública (la propia estructura escritural de Feijoo se asimila textualmente al modelo del parecer). Salamanca: Fundación Salamanca Ciudad de Cultu ra. las nuevas observaciones y práctica de D. que fue el desayuno de la mañana. Imp. vecino de la villa de Autol . Edición anotada de Manuel Mª Pérez López. cit. fuertemente relacionada con la condición cívica compartida de ser sujetos letrados. que traté en Madrid fue la de Don Bartolomé Barbán de Castro. op. siendo así que la divulgación científica comienza a ser concebida en términos económicos como incremento de conocimiento. p.

. dictamen crítico de sujetos terceros y autorizados. además. esta. como nos informa RODRÍGUEZ DE LA FLOR. y comunicarle al público por lo infinito que le interesará su frecuencia. se ha perdido. en ot ros. tomé la resolución de afinar el compuesto agradable y salutífero. Como dicen los editores de la Receta. y no sin exámenes muy prolijos. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca (1793-1798). al final de su presentación del violeta (1781).. Sobre este aspecto. al paradigma empírico de la ciencia ilustrada y a la imaginación de su función social. Argüelles llega a hablar de la necesidad de “instruir al público” (4) (es. pues. no se olvide.. 72 No negamos que la intervención de ciertos sujetos en esas discusiones no sucede del modo horizontal que proponemos. siempre en el espacio limitado de determinados círculos intelectuales. según sus palabras. Los criterios y circunstancias que se encuentran en la base de la conducta del franciscano se corresponden. como señala en este volumen Pérez Samper. que es estructuralmente deudora de la circulación editorial de papeles curiosos y de la existencia de un público que los consuma. Esta ! 87 ! . posible restablecer y.. una Receta instructiva). Sin embargo. también comienza a expresar activamente sus exigencias. con dictamen de sujetos juiciosos. ese público. cit. Cliente y destinatario de esas publicaciones. descantando el uso de pseudónimos e identidades literarias para la expresión de jeux d’esprit cuyo significado es.EL LORO DEL CHOCOLATE Estos rasgos se encuentran presentes también en la Receta de Vicente Argüelles. generando unas demandas y unas censuras que tienen su eco en la polémica del chocolate zamorense. en la medida en que. las interacciones en esa publicación se estructuran mediante códigos sociales articulados y juegos de disimulación y doblez.) (9). en algunos casos. publicación del descubrimiento e invitación a su verificación. sus criterios sobre el conocimiento que se le propone. a priori.. por efecto de su participación en esa esfera pública citadina (y por la progresiva interacción entre distintos centros de producción de conocimiento en la constitución de redes de intercambio y esferas públicas con progresivo alcance nacional). ese público letrado va apropiándose de esos conocimientos –se va instruyendo– y va. adquiriendo la posibilidad de intervenir en semejante arena. con los que se suponen propios de una mente ilustrada: Previstas. y sin e l menor recelo de aventurar las más felices consecuencias (. tal público y sus valores se convierten en árbitros últimos de las disquisiciones editoriales72. nos reenvían a cierta rudimentaria noción de método científico. En otro pasaje. son categorías que. vemos con claridad que Argüelles comunica su descubrimiento en relación con una fuerte idea de bien común y utilidad pública. op. Examen crítico de un conjunto experiencias repetibles y universalizables. remitiéndome a la experiencia.

resulta notable la frecuencia con la que los autores ocultan y desactivan sus identidades antes de entrar en el espacio público. la de la oscuridad y sobresignificación de las intervenciones en ese espacio. su segunda parte en Semanario de Salamanca. también invención de un religioso. Podemos mencionar cierta cantidad de papeles aparecidos defendiendo propuestas médicas. “Crítica de las píldoras julianas”. modelos de prácticas higienistas y preparados farmacológicos. sábado 4 de agosto de 1798. tendrá también su contradefensa. nº 577. cuando un “Farmacéutico crítico enmascarado” arremeta con argumentos farmacológicos y con argumentos publicistas. sábado 29 de septiembre de 1798. p. un compuesto que tiene por base polvos de mercurio y agua fuerte.G. nº 503. dudando de las propiedades de esas grageas y sustituyendo la cifra de curaciones y la cifra de víctimas76. nº 564. 101-105. ! 88 ! . De verdad muchos testigos Facultativos podría citar en apoyo. múltiples. “Sigue la crítica del número anterior”. 101102. martes 14 de agosto de 1798. Sirvan como ejemplo las páginas dedicadas a la “Noticia de un elixir y modo de usarlo en las varias enfermedades en que se puede aplicar”. porque los mas que las han tomado. 74 Fray Julián de SAN PASCUAL. otro remedio milagroso. Semanario de Salamanca. aún en lo que tiene de irónico ese gesto. ó no han conseguido alivio alguno. Parece no existir el número 562 (¿). es preciso rebaxar hasta dexarlos en el diezmo. nº 564.H. p. en nuestra encrucijada. preside mi análisis y somete todas mis conclusiones a un factor de incertidumbre importante. nº 504. encontrará su réplica semanas después75.M. Semanario de Salamanca. “Sigue la crítica del número anterior”. 73 Semanario de Salamanca. que vaya él de mi parte a los muertos y a los emperodados. s. p. p. quien le atribuye la milagrosa curación de más de ocho mil personas. y la censura de todas sus réplicas y contrarréplicas. Este papel. consideración general.d.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ texto de Argüelles: “Por último decimos que el público hará lo que guste de este invento” (3). 78-82. que aceptan intervenir en él en tanto que semejantes. “Medicina antigua y moderno método con que descubren las Píldoras Julianas. nº 563. sábado 11 de agosto de 1798. 76 “De las ocho mil personas que dice que ha curado con las julianas.D.. Semanario de Salamanca. nº 561. son en mucho mayor número. 212. 94-99. como certificando. Semanario de Salamanca. y. lo constituye la poderosa invención de las “píldoras Julianas”. tomo XX.73 Un ejemplo muy llamativo. Por último. Los ejemplos relevantes de divulgación científica aparecidos en las páginas del Semanario son. camino cierto y seguro para curar varias enfermedades”. sábado 13 de enero de 1798. en la medida en que sus fechas coinciden escrupulosamente con las de nuestra Receta. Semanario de Salamanca. martes 14 de agosto de 1798. formalmente. Sin embargo. p. 33-39. á preguntarles si yo tengo razon en lo que digo”. 75 D. el Padre fray Julián. pero ya que el Autor nos remite a preguntárselo a los curados. publicadas con nombres y apellidos74. p. ó se han ido a la sepultura.

la parodia) el género preferido para conceder réplicas también en las páginas de las revistas ilustradas78. op. burlescos y carnavalescos) en las disputas que tienen lugar en el ámbito de la paraliteratura primero y luego de la literatura de divulgación científica y. cit. Monarquía satírica. sobre la sátira. En ese sentido. nº 552. El tratado de las maravillosas propiedades del tabaco.). Se muestra así cómo no hay autoridad letrada preestablecida y que ni las eficaces estrategias persuasivas de la divulgación barroca no son lo suficientemente eficaces. en él pareceres y réplicas constituían dos actos textuales editorialmente autónomos. de nuevo TORRES VILLARROEL es responsable de un desarrollo genérico de cuño dieciochista. Un siglo después. y ese tono. y la tarea que antaño tenía reservada la poesía satírica en la red social que organiza el mentidero. Si el espacio barroco del publicismo médico admitía notables caracteres polémicos. en todo caso. significativamente. la posibilidad de replicar está garantizada de partida. El Semanario garantiza la capacidad de intervenir en igualdad de condiciones. más allá. la emergencia del ensayo 77 ! 89 ! . eds. aunque. Poética de la caída del Conde Duque de Olivares (Tesis doctoral. lo que comporta inflexiones importantes para el género: la fantasía milagrosa de los remedios medicinales que caracterizó la tratadística barroca será en tal contexto objeto sistemático de burla.Semanario de Salamanca. De este modo. Las democratiza. a partir del análisis performativo de las sátiras que acompañaron el gobierno y caída de Olivares. ni vale compadecer en la esfera pública con título de sacerdote.EL LORO DEL CHOCOLATE como veremos77. de la literatura periódica de gacetas ysemanarios. Castro demuestra la existencia de una esfera pública en Madrid ya en el siglo XVII. equipara las intervenciones que tienen lugar en ella. 78 Estoy siguiendo el brillante trabajo de Francisco Javier CASTRO IBASTETA. nos “Avisos á el Autor de la Crítica de las Píldoras Julianas”. 2008). del ámbito autorizado del tratado. A través del espacio articulado de una publicación periódica se constituye una noción de equidistancia entre autor y público. como ejemplifica su Sacudimiento de mentecatos havidos y por haver (Madrid: imprenta de don Gabriel del Barrio. la existencia de una esfera pública. En el seno de una cultura letrada. estableciendo un tipo de tratado erudito de carácter satírico. más específicamente. siga siendo la sátira (y. Su influencia sobre espacios de producción cultural letrada resulta notable. en la discusión científica. noción central en la organización de la opinión ilustrada. p. ahora encuentra adversarios por escrito en el mismo espacio y en el mismo género. Librería de Fernando Monge. Madrid: Universidad Autónoma de Madrid. martes 3 de julio de 1798. Ese género de polémica. de disputar el establecimiento de unos criterios u otros de opinión y juicio en un mismo espacio editorial y en un mismo entorno comunicativo. El planteamiento de Castro resulta estimulante para entender el valor estructurante de la sátira (y todos los registros paródicos. como se puede ver en el caso de las sátiras de las drogas tropicales (LABRADOR y RODRÍGUEZ DE LA FLOR. 1726) y otros textos vecinos. donde la sátira cubría una función estructural. quien establece el funcionamiento político -moral de la sátira en Madrid alrededor de la estructura de los mentideros. con sus limitaciones. 3-12. finalmente. ni hacerlo en calidad de experto boticario.

La frecuencia en la aparición y desaparición de recetas y preparados. de luchar por la opinión en el espacio público. 41-46. Hispania. metodológico. el que. debe organizar las tareas de crítica y apologética en el espacio público81. 1972). no sólo el publicismo médico-maravilloso. entonces. como un modo. hasta la A. a partir de una lectura del Fedro socrático. análogo al acto de medicarse (o envenenarse) con ellos. p. de darse a leer o a escribir en Semanarios80. acompaña todo acto de lecto-escritura en el espacio público. el desembarco de Argüelles en la esfera pública salmantina estaba llamado a resultar turbulento. subraya la propia práctica. que es como si dixera tres ó cuatro papeles de píldoras. y aun con tanto escrúpulo. esforzando toda mi curiosidad me echaba al coleto tres o cuatro párrafos.] otras sintiendo en mi un espíritu andantescoliterario. pues algo que tiene per se que ver con la fantasía. melancólica. me creía en la necesidad de enristrar mi enmohecida pluma. del escepticismo en la primera ilustración remito al trabajo de Alberto MEDINA “Torres vs Feijoo: “ensayos” y usos del escepticismo en el XVIII español”. y amigos míos [. qual infundio en don Quixote la lectura de aquellos malditos libros. en mi perspectiva. que la línea de lectura que Derrida sigue es aquella que relaciona la palabra pública del filósofo en el interior de la polis como famarkon con poderes tóxicos o tonificante en el ámbito de la opinión pública. mamándome Semanarios como así me las quiero. 2000. para muchos de estos autores.] hasta ahora he estado más serio que ratón en boca de gato. sábado 19 de julio de 1794. sino que ese escepticismo. como demostrará la desastrada recepción curioso habría de generar su dopplegänger grotesca. de poderosa raíz ilustrada. y es ese mismo principio. y salir a probar ventura por este necesitado siglo79.. De este modo.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ habla de la profunda penetración del estilo de Torres Villarroel. [. 81 Se trata de la idea desarrollada por Jacques DERRIDA “La pharmacie de Platon” en La disemination (Paris: Seuil. pero el Tratado del Farinato Beltissano con el que concluiremos estas páginas constituye una muestra excepcional. el mismo fármaco que daña es el fármaco que cura. ! 90 ! . 745-756.. con la delusión. El mérito que he tenido en esto sólo Dios lo sabe. 4. que subyace a la experiencia polémica del publicismo médico. Vemos así que un fuerte escepticismo rodea. 83. necesariamente burlesco. de medicinas de papel llega hasta el punto de que bajo ese signo se reconozca la propia circulación de los Semanarios.. pues unas veces mas atragantado que avaro. Veamos un ejemplo muy significativo: Señores Periódicos. La cursiva es nuestra. 80 Sobre el carácter estructural. su variante satírica y contrahecha. que he leído desde la S. Hemos ya mencionado algún ejemplo. 79 Semanario de Salamanca.. p. tal vez la más alta cima del género. Resulta particularmente interesante. Con Derrida. y el acto de leerlos se hace.

p. una figura que. 1999. Un arbitrista del Barroco: estudio histórico y diplomático del memorial de Rodrigo Fuenmayor. se empeñará en producir imágenes quijotescas de los arbitristas con el fin de desacreditar la validez de su retórica en el espacio público83. como Rodrigo Fuenmayor o el marqués de Varinas (LORENZO CADARSO. El arbitrista construye su imaginación proyectiva en el perímetro de la patria. op. y ello a pesar de que el franciscano había sido capaz de absorber. cabe destacar la revalorización del proyecto teórico del arbitrismo como disciplina de estudio del mercado ( GÓMEZ URDÁÑEZ. particularmente en su defensa del bien común como horizonte último de las tareas letradas. El diálogo arbitrista es un diálogo político entre la literatura utópica y el cuerpo del rey. Javier CASTRO. resulta pertinente seguir remitiéndonos al trabajo clásico de Iris M. derivadas del cuerpo gotoso (e insaciable) del conde -duque. estamentos y razas: España e Indias a través del pensamiento arbitrista del marqués de Varinas. el lenguaje de la comunicación científica ilustrada. ZAVALA. quien fue. Pedro Luis. La misma literatura satírica que se encargó de caracterizar el presente político monárquico como decadente y enfermo a través de la circulación de imágenes de poderosa penetración social. Centro de Estudios Históricos. 83 Sobre la sátira del cuerpo de Olivares.EL LORO DEL CHOCOLATE que ha de tener su Receta. desde principios del siglo XVI. A propósito de la construcción de una imagen satírica del arbitrismo. y la revaloración de figuras singulares del pensamiento de arbitrios. cálculos prácticos y nociones de gestión material de los recursos. Javier. “Teoría económica del arbitrismo”. 1988). En Arte y saber: la cultura en tiempos de Felipe III y Felipe IV. el El arbitrismo continúa siendo objeto de revisitaciones. vid. pues esta fue impulsada como un brazo administrativo a los dictados del valido en sus proyectos de racionalización y reforma de las estructuras gubernativas. tiene una historia específica. El arbitrista opera como miembro de un cuerpo al servicio de la razón de estado. op. pues la Escuela de Salamanca fue donde se establecieron. Sin embargo. 1999. en el espacio salmantino. Sin embargo mencioné que existe una tercera personalidad autorial expresándose en las páginas de la Receta. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid: Ministerio de Educación y Cultura. en un gesto poético que relaciona la solución de problemas estructurales con una noción de bien público que se despliega y se entiende en el ámbito de la administración de la monarquía absoluta. 117-130). José Luis. en algún grado. viene al caso. Logroño: Universidad de La Rioja.cit. de la que todavía no nos hemos ocupado: se trata del arbitrista. las bases ideológicas que articulan el pensamiento de arbitrios y la literatura memorialísitica que sele asocia82. cit. a la que ofrece fábulas futuras. el estudio clásico sigue siendo el de Jean 82 ! 91 ! . a partir de la puesta en espacio de creaciones compuestas mediante leyes geométricas. Clandestinidad y libertinaje erudito en albores del sigloXVII. Clases. En todo caso. un notable contrabandista de cacao y de tabaco. FALCÓN RAMÍREZ. La derrota del proyecto de Olivares supuso también el descrédito del arbitrismo como escuela de pensamiento.

Poesía e filosofía do mito sebastianista. VILAR. encarnan oscuros escritores que dirigen. de aquí a cinco años. 1982. Joel. puesto que propagando esta especie en los terrenos de Toro. infiriéndose que con esto se vitaliza un ramo interesantísimo. donde se desprecian en el día. en ocasiones. A evolução do Sebastianismo. 1984. Y es que. SERRÃO. La combinación de elementos de inspiración librecambista. como el sebastianismo portugués84. que será dentro de tres a cuatro o cinco años. cuando vemos los términos en los que Argüelles articula su propuesta. la Vera de Plasencia. a propósito del arbitrismo. la máquina satírica resulta igual de efectiva que a propósito del cuerpo de Olivares. son capaces de fecundar de tal manera que se pueda extraer a reinos extranjeros. la plantación masiva de almendr as en tierras castellanas hará emerger una industria de fábula que cura y alimenta la población de esos reinos y. 1973). Do sebastianismo ao socialismo. y aún siglos. 1983. como filosofía utópica portuguesa. Literatura y economía: la figura satírica del arbitrista en el Siglo de Oro (Madrid: Revista de Occidente. ! 92 ! . que se aliviarán las pesadísimas demoras de las conductas marítimas. sin que falte para el patricio. En el mejor de sus escenarios. sitúan nuestro texto en el ámbito típico del arbitrismo. libera a la nación de su dependencia material respecto del transporte trasatlántico y la producción ultramarina. como discursividad alternativa que. bien que de modo residual. y AZEVEDO. con este suplemento (…) (13). la Ribera del Duero. donde las dimensiones de la verdadera inversión sentimental de Argüelles en el proyecto salen a la luz. siguientes. monarca tras monarca. Dice el franciscano: (…) mientras [el chocolate zamorense] llega a la general aceptación. junto con la ausencia de todo cálculo material que caracterizan el párrafo citado. toda clase de informes hacia su ámbito para la realización de obras públicas quiméricas y el desarrollo de invenciones y ensueños. El argumento sería que. Extremaduras y Andalucías. justo en el melancólico contexto post-revolucionario de los años ochenta. João Lúcio. Argüelles no sólo resuelve el problema local del abastecimiento del cacao. Temas e documentos. Lisboa: Livros Horizonte. António. sino que ha calculado ya cuáles serán las siguientes fases de desarrollo del invento. y como lenguaje letrado subalterno. Este es el final de la Receta. 84 El sebastianismo. Zamora. hay elementos narrativos suficientes para considerar la permanencia de las huellas de aquella vieja corriente de pensamiento. Lisboa: Gimarães Editores. con lo que la fábula de O Encoberto se convierte en una alegoría del 25 de Avril.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ arbitrismo. en ausencia de escucha real y de articulación institucional seguirá presente en las décadas . cuyo mérito y valor estaba muerto. Entre esa bibliografía: QUADROS. mientras activa el comercio exterior. Lisboa: Editorial Presença. fue objeto de una importante producción académica en el ámbito portugués. Así. es fácil de que abunde con mucha mayor copia que tenemos del cacao de las Américas.

Sobre la poética de la ensoñación86 que se despliega a través del pensamiento arbitrista por aquel entonces.EL LORO DEL CHOCOLATE a finales del siglo XVIII. complejo. 13. 89 HABERMAS. 2002. proyectando sombras muy inquietantes sobre el destino de los proyectos reformistas contemporáneos85. En: VVAA. y en el engranaje de los hombres como máquinas orgánicas (niños-fuelle. 88 En esta línea resulta estimulante deslizar la idea de Francisco de Goya como pintor del inconsciente arbitrista de la Ilustración. 1960. Argüelles participa de esa esfera pública como “Autor”. se les aparecían propiamente como sueños de la razón . en su “Advertencia” (3). p. “La aeronáutica a través de la pintura”. no en vano. Madrid: Ministerio de Defensa. por sus trabajos sobre máquinas. por la penetración cultural de los elementos fantasmales que la Receta contiene.). presentándolo en las páginas del Semanario. MA: M. y. por la multivocidad de su enunciación retórica. The Structural Transformation of the Public Sphere . junio de 1996. aceptando las reglas del juego de la opinión pública. 242. esos proyectos estaban en diálogo con los sueños reformistas de Olivares. pero. mientras un sujeto inventaba ingenios voladores basados en elucubraciones desbocadas sobre la física de fluidos. De la Paz de París a Trafalgar (1763-1805). EL LARGO VERANO DEL CHOCOLATE ZAMORANO. de un invento y de un texto. 86 BACHELARD. las ensoñaciones poéticas. Press. basta con referirse al pintoresco ejemplo de un Proyecto de Pez Aerostático que planifica y expone el viaje poético realizado por un tal José Patiño entre Coria y Plasencia a lomos de un pez volador en 178487. Paula. el arbitrismo retornaba como fantasma. Para los proyectistas ilustrados. típicamente barrocas. DEMERSON. Jürgen. Gaston. y estructuras. 1991. Historia 16. Cambridge.I. en consecuencia. “El buque volante de Joseph de Válgoma”. 85 ! 93 ! . 87 ROLDÁN VILLÉN. ingenios. X Jornadas de Historia Militar. otro dilucidaba el cacao sin cacao desde la imaginación fisiocrática. En una distancia de apenas doscientos kilómetros. vagando como el recuerdo del colapso imperial. Paris: Presses Universitaires de France. Adolfo.T. y así se lo reconocen los editores del Semanario. hombres-batanes. en su serie de Disparates. p. Al cabo. Lo notable es que Argüelles no dirigiese el discurso de su invento al ámbito del monarca. por necesidad. El acontecer bélico y sus protagonistas. La poétique de la rêverie. como típicamente seguían haciendo los últimos arbitristas. sino que se decida a sacarlo a la luz pública. RECONSTRUCCIÓN DE LA RECEPCIÓN DE LA RECETA EN EL ENTORNO TEXTUAL DEL SEMANARIO Hemos planteado las razones por las cuales el desembarco de Argüelles en el espacio público del Semanario tenía que ser. de 88 los últimos arbitristas. como eran el derecho a réplica y la construcción de la opinión como esfera autónoma89. idea que tomo del trabajo de Zavala ya citado. etc. Por su relevante glocalización.

El propio Argüelles se hace cargo de la poca receptividad que le habría de acoger cuando. [. la que se refiere a las prue bas empíricas con el preparado real. curándose en salud. el fármaco universal que late en la arquitectura poética de todos los propagandistas médicos barrocos: “Casitodas nuestras enfermedades se pueden reducir y clasificar en las que nos refiere que ha curado: con que si estas curas fueran ciertas.. pues. anticipa la posibilidad de recibir críticas injustas. y varias veces. formada por su pequeña cadena de réplicas. p. contrarréplicas y menciones. nº 564. 102-103.. pero ¡qué en vano han trabajado! La basa era de arena. Mucho han trabajado los antiguos para hallar los remedios polycrestos que alargan la vida. y el edificio de su insaciable e indiscreta ambición se arruinó” (Semanario de Salamanca. la aparición de este texto no habría de pasar desapercibida. 90 ! 94 ! . En aquel papel polémico. desde una mentalidad ilustrada. martes 14 de agosto de 1798. sino a la medicina humoral y a las prácticas galénicas en su conjunto. de los cuales aún conservamos en nuestras oficinas para testimonio de este delirio. 91 Si hemos de creer a Argüelles y a sus posteriores apologetas. La Receta gozó de momentum durante el largo verano de 1798. una. merecia el Autor que le viviesemos eternamente agradecidos. y progresivamente militante en su escepticismo. diríamos hoy. una tintura llamada Elixir longe vitae.] y que le colocasemos en el Parnaso de la Medicina por haber hallado el medicamento universal. al hecho de que muchos de estos sujetos han realmente bebido. nuestro texto carece de autonomía discursiva respecto de aquella. 92 Sobre este punto. La Receta. afectaba no sólo a la mágica botánica de Indias. la del chocolate zamorano fue polémica estival. y también a sus más perennes mitos: los fármacos universales92. por la eficacia de su “medicina poética”. hace su aparición en un ambiente a priori escéptico91. Si la supuesta maravilla atribuida a las drogas americanas hacía tiempo que había perdido su virtualidad. este chocolate. como hemos visto. Es decir. unas veces con estudiad a resignación Ya nos hemos referido al carácter disimulador de esta cultura de coplas y pseudónimos (nota 72). tal y como quiero mostrar a continuación. este descrédito.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ sobre todo. caracterizado por una desconfianza en crecimiento ante los propagandistas de remedios prodigiosos. serpiente de verano. Ello permite sostener la hipótesis inicial de que la lectura que su época hizo de la Receta es completamente tributaria de la comunidad cultural articulada alrededor del Semanario. existe toda una zona de experiencia que este texto no interroga. como veremos. no poco agravado por los efectos instructivos de la divulgación médica de las décadas anteriores. ofrecía toda una poética reflexión sobre el sueño galénico de hallar el catolicón. pero ¡o Dios! quanto dista de nosotros esta venturosa invención. brillan los fragmentos de una crónica novelada de la sociedad letrada de su espacio-tiempo: son los letrados salmantinos los que se expresan mediante90. En algún sentido. En algún modo. el Farmacéutico Enmascarado. resulta muy pertinente volver sobre la crítica de las píldoras julianas. en las idas y venidas de esta polémica.

alude a su protagonista: un ave tropical que. 93 ! 95 ! . de ser “gentes opuestas a cuanto cede en interés general”. dedicada a una tertulia en la que se habló del chocolate con largueza93. cuyo premio era una tabaquera y donde algunos poemas presentados contenían alusiones a las drogas tropicales. martes 10 de febrero 1795. El Papagayo”. queridos compatriotas.A. Los versos en cuestión. de la R. “El papagayo”94. como por ejemplo una Justa en honor de San Juan de Mata y San Félix de Valois (c. nº 147. a sus enemigos in fabula. retorna a su nativa tierra. para acudir a una reunión de loros. quizás sus recelos expresen alguna relación con un precedente cercano en las páginas del mismo Semanario. p. Pero en vez de ofrecer un recuento ameno y variado. 90-92. acusando a sus refutadores por venir. ¿Qué hombre de bien no tiene enemigos? En la resignación valen más que pesan. estos animales sirven para vincular la facultad del habla a una circulación geopolítica en e l interior del imperio. Loros. una “Letrilla sobre el Semanario de Salamanca”. además. Son varios los textos ilustrados que recogen ejemplos.g. no es tampoco novedoso. no habiendo pensado jamás en mover sola una arista a favor de la humanidad. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca . todo lo censuran y afean” (4). que contiene. otra mención al chocolate (“De noche consigo / la mete [a su perrita] en su cama. donde un loro francés (en Haití) y un loro español (en Santo Domingo) mezclan sus lenguas hasta expresarse en criollo para horror de la cotorra que les impone la norma metropolitana. estos juegos literarios formaban parte de la atmósfera que rodeaba al Semanario. “egoístas que. 14) y otras con indisimulada ira. que estarían documentando como parodia una reunión ocurrida de verdad. p. Encontramos.”.EL LORO DEL CHOCOLATE cristiana (v. / la da chocolate/ y Lázaro clama / de cuanto con ella / consume y malgasta” (Semanario de Salamanca. Si el propio Argüelles ya estaba advertido de la opinión escéptica que muchos mostrarían hacia el intento de reactivar la danza embrujadora de las “medicinas poéticas” en la esfera pública ilustrada.E. por ejemplo. Kassel: Edition Reichenberger. guacamayos y papagayos forman parte del imaginario fabulístico. 94 “Fábula. usaban el formato de una fábula. a los que promete un pormenorizado relato de sus experiencias por el mundo. nº 351. donde solían publicarse versos satíricos en los que se aludía a los miembros letrados este círculo con seudónimos. 1668) (en MASS I USÓ. “Si acaso me pagaren en mala moneda los émulos. Además. 45). 152). A Tomás Iriarte se le atribuye una “Fábula de los dos loros y una cotorra”. y repentinamente se escapa de su jaula. Me refiero a una sátira publicada en 1795. donde. Pascual. alrededor de los efectos de una droga indiana en el seno de una academia poética. en ocasiones. 1996. tras mucho tiempo ausente. Academias y justas literarias en la Valencia Barroca. el pájaro aventajó la atención concedida para aturdir a sus oyentes con un discurso tedioso dedicado en exclusiva a glosar las propiedades del Este tipo de ejercicio satírico. Hay abundante constancia de justas poéticas y juegos florales desde principios del siglo XVII donde el tema de composición era el elogio o descrédito de alguna solanácea americana. p. martes 6 de septiembre de 1796. cuyo nombre.

91. necesario para garantizar la centralidad de la noción de decoro en el uso público de la palabra. Chocolate. también elSemanario.. que tomó por asunto el chocolate96. La moraleja de la fábula es. 92. así. Con recordar al Papagayo Orate. que siempre hay quien se aprovecha de disponer de la atención de los demás para abusar de la misma por su propio capricho. enfurecido: El demonio me tienta. Esta regla social. p. dirigida a desacreditar a los propagandistas de las solanáceas 95 96 Op. El papagayo prosigue su tedioso recuento de virtudes y experiencias chocolateras hasta que un segundo papagayo. y que tal sujeto no está actuando de modo civil entonces. como decimos. al ave le venían tentaciones de volver a sus rejas. cit. Chocolatera Chocolate al Lorito no se muera95. en el Barroco.. Íbid. que operan como un flujo normativo de carácter corrector. Termina el autor. así como la frecuencia y acidez de sus críticas internas y sus censuras mensuales. La sátira hace escuchar el diálogo imaginario entre loro y dueña. já. regla que la fábula de “El Papagayo” moraliza. La cuidadosa economía de la opinión que se despliega en los ámbitos ilustrados imprime sus normas de conducta a los modos en los que deben organizarse la atención y la escucha en los espacios públicos. francamente enojado. p. una cuestión de decoro la que obliga a que el interés prodigado por la audiencia sea respondido por un uso proporcional e inteligente del tiempo y de la información: no es el sermón el formato de intervención que domina en la génesis de la esfera pública moderna. já. ! 96 ! . filtrado por el aburrimiento de su nueva audiencia: Chocolate al Lorito. Chocolate. Ya indicamos que. que está malo. Es.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ chocolate. que regalo. la difusión de las drogas de Indias generó una rica respuesta en el ámbito de la literatura popular y de la cultura carnavalesca. amenazándole con abandonar la reunión de no hacerlo. sopitas. le invita a cambiar de asunto. sean estos tertulias o periódicos. Al recordar cómo su dama le daba chocolate durante su cautiverio. es decisiva para entender el carácter duramente satírico que pueden ofrecer las publicaciones ilustradas.

Así. facilitaba la actuación de la máquina satírica del Barroco que. op. retornado de las Indias. y repentinamente liberado de su celda. 91. por caso. BNE R-157. El carácter psicoactivo de tales plantas. Baeza: Juan de la Cuesta. si los fumadores tenían la boca o las narices sucias y estas se convertían literariamente en anos de niños97. cit.EL LORO DEL CHOCOLATE americanas y a producir imágenes negativas de sus consumidores. 98 MINTZ menciona el carácter psicoactivo del chocolate. op. con su indignidad moral.. con “Quien ve las narices sucias con la basura. p. podemos volver sobre un pasaje de la fábula: El Charlatán ladino Sin concierto ni tino. cit p. predicadores y misioneros. estimulando el habla. era porque. por ejemplo. su efecto más visible sobre el organismo era la hiperactividad. cit. NORTON es algo más específica al señalar el carácter vigorizante que la cultura barroca atribuye al chocolate desde finales del siglo XVII. 99 Op.. Escogió por asunto Hablar del chocolate. con gran facilidad. Que rápido corría. los apologetas del tabaco eran presentados como vendedores de humo. elaboraba como rasgos grotescos los efectos corporales de dichas sustancias sobre sus consumidores. que no imagina que son nalgas (de niño) llenas de caca? Ombre si quires conservar tu juicio arroja el tabaco. habían invertido el funcionamiento de su fisiología. porque si no perderas elseso. tales imágenes adquirían caracteres metaliterarios. y relaciona su uso con la potenciación de las habilidades de artistas. Habló veloz. De este modo. mostrando. No resulta difícil reconocer tras este loro propagandista del chocolate una figura familiar. y quedara tu cabeça vana” (Bartolomé JIMÉNEZ PATÓN en su Reforma de trages. 1638. Eventualmente. fº 61v). p. Desde esta perspectiva. Su lengua era un torrente. que se manifestaba en aparición de glosolalias o verborreas. atormenta a sus congéneres hablando de su vicio. y atropelladamente. Doctrina de frai hernando de talavera primer arçobispo de grnanada ilustrada por el maestro bartolomé ximenez patón. 196 y s. Y a todos los oyentes aturdía. cuando se aludía con una misma imagen tanto al panegirista como a los efectos que la hierba producía. siempre objeto de censura moral. ¿Será éste el papagayo que. regente de estudio de letras umanas en Villanueva de los Infantess enseñase el buen uso del tabaco. bello punto99. Consecuentemente era lógico presentar a los propagandistas del chocolate como loros pasados de revoluciones. en el empleo incontenido de la facultad del habla98. 100. Respecto del chocolate. cercana de la imagen que tenemos de fray Vicente Argüelles. 97 ! 97 ! .

destacando la importancia y difusión del Semanario (16). nº 489. 169. las consecuencias indecorosas de la misma sustancia que con análogo énfasis alaba? De ser así. p. 104 “Carta firmada por Antonio Molinillo”. cuando aparece. muy popular en el Semanario. sábado 25 de noviembre de 1797. 101 “Noticia interesantísima”. canela y azúcar como cualquier Lector Jubilado”105. que declara la pronta publicación de la Receta101. Pour une critique de l´économie politique du signe. 103 “Libros”. Tal uso nos remitiría a la historia cultural de las drogas tropicales (y a la génesis ideológica de sus necesidades100). Dos meses más tarde. Molinillo BEAUDRILLARD. firmada por el tal Molinillo104. La Receta. nº 529. París: Gallimard. 102 Como consta en el título del opúsculo “Receta instructiva y universalmente benéfica del nuevo invento del chocolate zamorense que se publicó en el Semanario de Salamanca número 489. Si la Receta incluye las cuentas detalladas del bajo coste del preparado. el autor-editor estaría acompañando a Argüelles en sus experimentos para mejorar su chocolate. 8. al menos.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ su labia desmedida. es decir. acusa a Argüelles de recetar el chocolate zamorano mientras él se lo toma “de tan buen cacao. 1972. La genèse idéologique des besoins. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca. obra de un fantasmal Antonio Molinillo. por ejemplo. 168-71. no en vano lleva una referencia a la publicación que la ampara. tal y como el Semanario registra103. cuando el franciscano recibe la visita de un mensajero portando una epístola. nº 546. será tres años después cuando por fin encontremos la primera mención explícita al tratado de Argüelles. Argüelles tendría. en las que se basa la potencial utilidad del mismo. que el autor-editor estaría transcribiendo punto por punto. en una breve nota del Semanario. Ésta tendría lugar al cabo de cinco meses. 100 ! 98 ! . pues estaría materialmente vinculado a la crítica de la tradición panegirista barroca y a su desplazamiento por una ideología basada en nociones modernas de opinión. sábado 14 de abril de 1798. martes 12 de junio de 1798. en las páginas del Semanario se publica una “Carta”. Tomando una fórmula que es propia de los escritos de Torres Villarroel. 105 Íbid. el escaso beneficio material que prestan al público las medicinas poéticas y sus propagandistas. año de 1798”. p. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca . En todo caso. por los impresores Manuel Rodríguez y Manuel de la Vega. Lo que se publicó fue la noticia de su pronta publicación. el chocolate del loro señalaría aquí la pingüe ganancia que se extrae de un chocolate que no es ni más ni menos distinto a pesar de lo que un loro diga de él. el dudoso honor de ser un inspirador de la popular expresión “el chocolate del loro” en un uso relativamente diferente al que damos hoy al dicho. y así. el licenciado Molinillo expone sus razones disolventes. de forma exenta102. p. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca . 32. p. Jean. entonces. En ese papel satírico.

mazapán de repostería”107. Allí. cita al autor de la “segunda parte de[l tratado sobre] las píldoras Julianas”) no contribuyen en absoluto a solucionar 109 problemas médicos reales con sus remedios literarios imaginarios. Molinillo recomienda a Vicente Argüelles que se dedique mejor al cuidado y salvación de su alma. 62-4 111 Íbid. cuyo poder retórico se basa en la eficacia de sus imágenes grotescas. 109 Íbid.. repasa de manera crítica las publicaciones últimas. una sección fija del Semanario que. Íbid. sábado 28 de julio de 1798.EL LORO DEL CHOCOLATE niega que sean ciertas y aún afirma que este chocolate del loro sale mucho más caro que el chocolate verdadero porque hay que añadir al coste de su preparación “4 reales de vomitivos. sabedor de que Argüelles no le hará caso. 170-171. p. dentro de la “Censura de los semanarios de junio”110. mientras que los autores como Argüelles (a quien Molinillo considera un continuador de otros nocivos propagandistas locales y. p. sino también. y que no sólo afecta a la pertinencia y economía de las intervenciones. 170.. 171. pero el lenguaje y giro de proponerlas ¡Jesús qué asco!”111. 169-170. Afirma Molinillo que los problemas médicos del país son reales y concretos como las bubas y la sífilis. del tono y del género al asunto. añadirle unas pocas de pasas.] y llamarle segundo chocolate Zamorense”108. 106 107 ! 99 ! . Y es que el problema consiste en que. que ya basta de “meterse a liquidar pasta de almendras amargas. raspaduras de corteza de limón. y que ése debe ser el objeto de la moderna medicina. en el ámbito de la esfera pública ilustrada. cremor de tártaro. 62. p. que. el decoro es un concepto multidireccional. una terrorífica indigestión de almendras . no menos chocolates del loro: Molinillo ve a Argüelles muy capaz de tomar “otro líquido del pan de higo. se le dice a Molinillo “que a fe que no tiene malas ideas. 16 reales de cuatro visitas de médico y una semana de refrescos”. 110 “[Censura] De los semanarios de junio”. con carácter mensual. Molinillo se teme la invención de nuevos fármacos. A finales del mes llega la primera. p. p. a la adecuación del estilo. p. Esta dura misiva. que “ya lo tienen adulterado con las malditas almendras y harina” y. recibe dos respuestas. Sostiene Molinillo que el único beneficio de la Receta es hacer competencia a los “vendedores fraudulentos” de chocolate. zarzapatilla y mercurio [. y abandone sus deseos de descubrirse pastelero de papel. entre ellos. que tiene que ver siempre con la proporción. ya que todo aquel que tomaba el chocolate zamorano 106 sufría. según Molinillo. no menos proveedores de ínfimas ganancias. en el país. lo que sobra es “gálico”. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca . nº 559. 108 Íbid. por último.. miel de cañas. y muy básicamente. Íbid. Y es que.

en una polémica entre pareceres críticos. los esfuerzos de Molinillo resultarían contraproducentes: “V. “pero tengo la grande satisfacción de tener mi voto (valiéndome de la expresión de un filósofo) como todos. éstas se sostienen con firmeza sólo haber sucedido tal ruptura indecorosa. cit. La segunda respuesta llega el 31 de julio. según la cual los numerosos detractores de la Receta serían propiamente “eruditos a la violeta”113. 114 La expresión. la utiliza FEIJOO en Ilustración apologética: “No es. Las cursivas son mías). de quien depende la riqueza de las naciones” y a “la utilidad y bien estar público”. Discurso XXI. Vicente. por ejemplo. Así. Mañer). pero con armas que cortan poco”112. Ambos conceptos sitúan a FSF dentro de la órbita lingüística ilustrada. el texto defiende la consistencia de la imaginación arbitrista que edificó Argüelles. 116 Sobre este punto me oriento a partir de un inspirador trabajo de Pablo SÁNCHEZ LEÓN. cuando FSF publica una refutación apologética de la sátira de Antonio Molinillo.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ Así. pues está desarrollando argumentos muy cercanos a tesis de Campomanes sobre la ciencia de la economía civil. p. imaginario) de la productividad nacional116. F. antes de fosilizarse en los manuales de filosofía como un epíteto épico kantiano (“Kant sometió la metafísica al Tribunal de la Crítica”) es relativamente común en el discurso filosófico de su tiempo. al sostener que. 115 Op. en tal lógica.. con independencia de sus resultados. a quien niega un hecho con razones propias del Tribunal de la Crítica responderle con la posibilidad física del hecho (como a cada paso hace el Sr. hay que amparar y premiar a los sujetos que. A continuación. destinan sus ingenios y energías al incremento proyectivo (y. hechos que harían a su autor digno de alabanza115. p. 70-71. sección 3. pp. “Señor editor”. De este modo. 70. “Fragmentos de otra ilustración. al contrario. pues ésta no permite ilación de la posibilidad a la existencia” (“El uso de la mágica”. pues “¿no es una virtud suplir Íbid. martes 31 de julio de 1798. del caso.S. antes es contra toda crítica. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca. afirma que el tratado contribuye “al aumento de la industria.F. nº 560. 63. como Argüelles. y aun contra toda lógica.. donde estudia el desarrollo y contradicciones del pensamiento teórico ilustrado sobre el comercio y su capacidad de transformar moralmente la sociedad española en un horizonte renovador de matriz moderna. en el vasto tribunal de la crítica”114. pues. La ciencia de la economía civil como camino histórico suprimido” (texto inédito). “[Campomanes] efectuó a fines de la década de 1750 un ajuste de cuentas con las diversas tradiciones de la incipiente economía política continental y la más larga tradición arbitrista 112 113 ! 100 ! . aunque de síntesis católica. aunque no por ello no deja de ser significativa. Expone FSF las condiciones democráticas que organizan la opinión en la génesis de la esfera pública moderna: muchas serán las voces opuestas. las razones satíricas no invalidan las razones sapienciales del género tratado. y. ha dado muy buenos triunfos a Fr. por tanto. Ésta comienza con una significativa recusación.

[. el papel refuta. y. frente a la ociosidad de que se acusa a Molinillo (ociosidad propia de “profesión reverenda”119). En este texto. sin los que indefectiblemente sucedería el dispendio y distracción de las riquezas nacionales y por último la absoluta destrucción de ellas?”. 117 Op. de manera galénica.. polilla de las Sociedades”. la Receta vendría a solucionar el problema central para los teóricos de la economía civil: la ociosidad. exposición de teoría aristotélica. p. 71. por otros. de nacional. argumento que se defiende con una clásica. para ofrecer toda una teoría de la restauración y renovación moral de los españoles por influencia de la acción del comercio sobre las costumbres. se plantea una conexión directa entre las fan tasías movilizadoras de la Receta y la ausencia real de “industria” en el país.. al menos no se le debe importunar con escritos que “propician la ociosidad.] Con Campomanes se produce una síntesis original que cuestiona la imagen convencional del permanente retraso de la Ilustración española: su identificación del comercio a la vez como causa y efecto de la remoralización nacional de súbditos “útiles” a la Monarquía desborda los marcos de la economía política continental pero para abrazar de un modo más radical. aquí se defiende que todos los individuos. afirmando que el hecho de que esa pasta de almendras haya intoxicado a alguno no quiere decir que intoxique a todos. Y. 118 Op. vivida o imaginada con los rasgos con los que se definía la religión. Por último. pero breve. el carácter nocivo del chocolate zamorense. en la que la redacción del Semanario expresa cierto hartazgo ante la aparición de tantos papeles del chocolate.. Continúa FSF: Argüelles debe ser contemplado como “modelo y exemplarísimo dechado de un buen Ciudadano”.EL LORO DEL CHOCOLATE industriosamente los medios necesarios para la satisfacción de determinadas necesidades. la razón última de la crítica de Molinillo. 119 Op. lo que ésta pudiera tener de ciencia.. cit.. 74. y es que “hace falta tener cerebro de Molinillo para deducir de este modo”. 72-73. ausencia cuyas consecuencias sólo cabe valorar “en proporción del aumento de la indigencia. cit. integrista. p. cit. parto de la inacción en la patria”117. Es el alumbramiento de una “ciencia de la economía civil” a la española. La historia de la recepción de la Receta terminaría con la publicación de la “Censura del mes de julio”. el hecho de que los súbditos no quieren vender su fuerza de trabajo. Es decir. junto a ellos. A continuación. relato de naturalezas y complexiones enfrentadas118. esto es. ! 101 ! . ya que no se le ha recompensado por semejante aportación. reverendos o no (refutando las indicaciones de Molinillo sobre la salvación del alma de Argüelles) están obligados de tratar de ser útiles a su patria. pero formalmente ciencia”.

según se nos dice. p. desde cuyos esquemas literarios se va a querer interpretar la intervención de Argüelles. en mi opinión. la máquina libidinal de la Receta. especulador hasta lo más nimio”. Así. se marca una opinión contraria tanto a la publicación de “medicinas poéticas”. el más interesante de cuantos papeles polemizaron con Argüelles. cit. 122 “Maravillosas virtudes y saludables efectos. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca. para garantizar que dicha publicación ocupa plenamente su lugar en el mercado. que se han descubierto en el conocido como Farinato Bletissano”. como quería el franciscano) se presenta adornado de todo el vocabulario de la utilidad pública (“persuadido de la obligación que tiene el hombre hasta la sepultura de ser útil a Op. nº 577. que se han descubierto en el conocido con el nombre de FARINATO BLETISSANO122. Todo en este texto es parodia del género del publicismo barroco de las drogas de Indias. porque la naturaleza de estos materiales vuelve improductiva la necesaria disputa pública. y de la réplica del 3 de julio a la “Crítica de las Píldoras Julianas”120. ya que es el único que llega a deconstruir. obra de un “Físico moderno y nuevo. porque el Semanario se ha llenado de textos indecorosos “que dan ganas de vomitar á quantos los lean. decidió ocupar su tiempo en algo. desde la sátira. Fustem praesta. 120 121 ! 102 ! . El autor de esta “Censura” se muestra molesto. esa Censura no se publica hasta finales de septiembre. Al cabo. en términos editoriales. 204. Semanario Erudito y Curioso de Salamanca. tras trece años de ocio en el convento. Éste deseo (fruto entonces de la ociosidad. El censor advierte a los editores del riesgo de deserción de los lectores. que todo el chocolate del padre Argüelles no basta á fortificarlos un tanto”. En buena lógica. y no su enemigo. Horat”. EL SUEÑO DEL CHOCOLATE ENGENDRA FARINATOS Sin embargo. y por tanto. en esta Censura. sábado 29 de septiembre de 1798. “Censura de los semanarios del mes de julio. p. 163-169. y explícitamente menciona la defensa de la Receta del día 31 de julio. los valores de decoro sirven para garantizar la relación de una publicación con sus lectores. nº 572. como al trabajo que se toman otros autores en defenderlas de críticas qu e cuestionan su validez y su eficacia121.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ tantos otros varios trabajos propagando singulares medicinas poéticas. Se trata de un delirante parecer sobre las Maravillosas virtudes y saludables efectos. y no puede hacerse cargo de un último escrito que resulta. por haberse traspapelado. martes 11 de septiembre de 1798. esta parodia comienza con una entradilla en la que se hace hablar a su autor (trasunto literario del propio Argüelles): éste declara que.

. sucedáneo y trampantojo gustativo. Desde su régimen irónico.] siguiendo así el ejemplo de infinidad de Sábios”). 167. describir literariamente la elaboración del producto... el farinato es una falsa longaniza que lo es sin pretender serlo. explícitamente. p.EL LORO DEL CHOCOLATE los demás [. nuestro falso Argüelles dirige su Receta a un Mecenas en busca de apoyos para promover el desarrollo de su invento: por medio de este rasgo se pretende desvelar al franciscano como un verdadero arbitrista. la estructura del género de los pareceres: se comienza por declarar el origen conocido de la sustancia y de su nombre (no hay noticia “de quien hubiese podido ser su autor”. Íbid. sin embargo. rellenos de miga de pan sazonado. aunque detrás de ese deseo altruista se esconda. Para acabar este prólogo. a continuación. y nos advierte de que “por su medio se curan y aún precaven muchas enfermedades”. 123 124 ! 103 ! .. pues los grandes descubrimientos culturales Íbid. y quieren decir nacido de la harina. resultó.. 164. untado con manteca de cerdo. la llama de la propia vanidad (“¡Y feliz yo si pudiese llegar a ocupar algún lugar entre Héroes tan esclarecidos!”)123. nuestro autor se dedica a describir el modo de composición. 164. esta parodia argumenta que el mundo plebeyo no había necesitado que viniesen los Argüelles del Siglo de las Luces a enseñarles a sacar el máximo partido de sus recursos. y con mucha propiedad”125). La deconstrucción es total. 125 Íbid. punto por punto. destinada tanto al engaño de los sentidos como al aprovechamiento de todo alimento. un honesto sucedáneo que expresa el lugar poético de una gastronomía que surge de la escasez. un tema singular. cualidades. Es así como este tratadista concibe su materia: “de repente se ofrece à mi imaginativa el Farinato de este País”. que. cabe reconocerlo. que tiene la ventaja añadida de haber sido poco estudiado. Es la cristalización de una economía local máximamente precaria. Ese sí es. como se nos dice. la parodia continúa suplantando.] me entregué [. p.] a buscar y proporcionar un proyecto que pudiese ser provechoso a la Sociedad [.. A continuación... y virtudes del farinato. Después. p. de una alimentación basada en la supervivencia. “la vozFarinato es derivada de dos latinas. alimento surgido del hambre y de la miseria. para. que ya estaba todo inventado y que nada quedaba por hacer (“no había materia que no hubiese dejado de tocarse y por consiguiente que me faltaba sugeto a que poder dirigir mi conato”124).. destinado a aprovechar restos de tripa de cerdo. quales son farina y natus. hace pasar la harina por verdadero embutido. Si el chocolate zamorano pretende ser chocolate sin resultarlo. Cuando el autor se determinó a concretar sus deseos en un proyecto.

desnudo.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ eran. contempla el territorio como bioprospectiva127. vemos que. trata de colonizarlo.. y tal y como. de reterritorializar ese campo en la lógica discursiva del imperio. el comercio y la industria” (Semanario. loro del chocolate. con registro escrito de décadas por parte de eruditos y científicos frente a la más vulgar y popular de todas las viandas plebeyas. por más que sea en las ciudades donde. 113). Cuesta identificar en el imaginario epocal una sustancia cuya mitología esté más enfrentada a la del chocolate que el propio farinato salmantino. op. Salamanca: Universidad de Salamanca. se concentra el rem ante de brazos. Se trata de una elección muy consciente que trata de marcar el radical contraste entre un producto de las Indias frente a un alimento del Campo Charro. desde esta imaginación simbólica. radiografiada la invención de su chocolate zamorano en tanto cristalización libidinal. Arguelles no ve el espacio de la cultura. que en mi concepto es enemigo capital de la agricultura: la falta de brazos para las labores. entre un lujo de letrados frente a una necesidad de analfabetos. la salmantina. p. de acompañarlo de un adjetivo de linaje latino (bletisano es el gentilicio latinizante de la localidad salmantina de Ledesma) es en sí provocadora. Reveladas por un contemporáneo las razones de Argüelles. desde las mismas páginas del Semanario habían denunciado numerosas veces los publicistas de la economía civil. 127 Tomo el término de Londa SCHIEBINGER. nº 448. el discurso “La agricultura.g. por entonces. baja en su demografía y depauperada126. martes 21 de noviembre 1797. no está interesado en vender su medicina poética a los productores y consumidores del farinato. El arte de cultivar no cuenta con un número regular de manos” ( íbid. numerosos pasajes de este texto apelan a la herida demográfica como causa del retraso y la pobreza en el desarrollo económico y comercial “Indica el señor Jovellanos uno. el comercio y las reales sociedades. como el hecho de que se le atribuya toda una mitología paródica alrededor. mientras en la Ciudad están ociosas” (íbid. sino Tal y como nos la muestra Benito GARCÍA MARTÍN (El proceso histórico de despoblamiento en la provincia de Salamanca. 113-119). Porque en realidad Argüelles. entre una medicina poética. según el autor. y no de la ociosidad bien alimentada de frailes retirados. cuyo encabezado es explícito “Faltan al campo manos laboriosas. agreste y dura. v. p. el chocolate zamorano lo sobrevuela como una fantasía letrada. La mera acción de escribir farinato en mayúsculas y cursiva. Hay algo más. cit. 126 ! 104 ! . p. El Farinato comparece en la ciudad letrada de los divulgadores de la medicina índica como el rey del carnaval hacía su entrada en la ciudad. 116). El sueño arbitrista de aumentar mágicamente su suministro calórico simplemente carece de base material. chocolate y farinato están operando sobre el mismo terreno: una geografía. fruto compartido y anónimo del ingenio y del hambre. borracho y sobre un asno. 1982). Es una ensoñación poética. Pero mientras el farinato surge de ese territorio como una respuesta subalterna.

para todos los que han de presentarse expeditos en los serios tribunales. y. todos los que forman o quieren formar parte de la máquina institucional que organiza funcionarialmente su ciudad? Argüelles insiste más adelante. más allá y a pesar de los límites que imponen sus propios organismos. proféticamente. se incluyó una crítica al hecho de que una parte desproporcionada de los hombres del país fuesen destinados a las letras.. generalmente. la lectura. tomando un poco de tabaco en polvo por las narices. frailes. Argüelles va más allá: “sirve especialmente para alivio de las personas que son de complexión débil o enfermiza. de ser. la verdadera carga 128 “Ansí mismo se ha experimentado que si uno está estudiando una cosa y se cansa de no acabar de entenderlo. y entre ellos. en realidad. Desde la ensoñación de ese fármaco se iluminan los deseos de sus consumidores potenciales.EL LORO DEL CHOCOLATE a aquellos que. lo que Argüelles quiere vender es una medicina diferente. el estudio. y de varios achaques que sufren por precisión los que viven vida sedentaria” (9). y más allá de sus fa ntasmas mayores. sobre su contribución o su carga a la res publica. acusando así a la pesada máquina institucional del imperio y a sus legiones de canónigos y de profesores universitarios. ven la relación entre el chocolate zamorano y el hambre como un problema abstracto. Los inventores de medicinas índicas siempre supieron identificar los deseos de su potencial clientela a la hora de cristalizarlos en sus tratados. que acogió debates diversos sobre la productividad e improductividad de las letras y los letrados. y ya fue Hayo el primero en decir del tabaco que ayudaba al estudio. vuelve sobre ello descanso y lo apercibe con más facilidad con que es visto que aviva los sentidos recrea naturaleza y la fortifica” (HAYO. op. En el número anterior a la aparición de la primera noticia de la Receta. p. cátedras y sus respectivos ministerios” (4). 12). ! 105 ! . lo que resulta significativo en una ciudad universitaria128. sacerdotes. en el interior de la ciudad letrada. y otros alifafes acarreados de las gravosas tareas literarias. cit. deseos de una droga que. entre ellos el de la apoplejía. hecha a su medida. un fármaco que recomponga los cuerpos molidos por la vida sedentaria. ¿Quiénes son los melancólicos si no son los letrados. de escribanos. Desde nuestra perspectiva resulta interesante que la naturaleza de esa ciudad letrada local estaba siendo puesta en cuestión desde las mismas páginas del Semanario. a ellos. licenciados y bachilleres. en vez de dirigirlos hacia industrias y ocupaciones que puedan producir incrementos de riqueza. y que tienen que sufrir las molestas tareas literarias. en esa conexión entre los beneficios de su invento y su target sociológico: “aventurar las mas felices consecuencias en desterrar diversas obstrusiones. sostenga e implemente la ciudad letrada en su estado actual. Y. una droga para letrados.

improductivo.. y que. de desarrollar la producción del cacao en una escala entonces “La agricultura. 131 “Maravillosas virtudes y saludables efectos. Así.GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ pública. el enunciador irónico que es el Inventor del Farinato Bletissano.. las críticas a la Receta de Argüelles aciertan a expresar que su inutilidad está directamente relacionada con el desarrollo de la ciencia de la economía civil. En el curso de la polémica sobre el chocolate zamorense. el hecho de que produce “inventores extrafalarios”. introduce nociones de biodisponibilidad y. p. como la carrera de las letras. Esos serían los naturales destinatarios de la imaginación poética de Argüelles. 169). se nos dice que el inventor del farinato “no perdía de vista las muchas y distintas fábricas. p. que la cultura y el adelanto de la Nación en la literatura. 164. Lo que estos críticos no le perdonan al arbitrismo es su carácter fantástico. 132 Íbid. El Artesano quiere que su hijo ennoblezca su casa con el estudio. quijotescos131. en la discusión sobre la utilidad pública de los saberes letrados y médico-científicos. a partir de su experiencia en los esfuerzos expansivos del imperio y su vivencia difusa de habitar en una temporalidad en secularización. 118). el contrafactum de Argüelles. op. capaces de hacer laboriosas miles de almas. Así. p. obtienen los escasos pero suficientes medios para su sustento130. como se interpreta con frecuencia. vemos cómo las críticas ilustradas sobre la ociosidad no tienen por objeto necesariamente al mundo plebeyo.] Acaso pasan de diez mil hombres los que se matriculan cada año. tiene que recorrer el paisaje de modernidad glocal con el que su Receta no interacciona. identifica la necesidad. todos los exercicios subministran discípulos á las Aulas. máquinas y otras industrias. cit. y sin tener que trabajar manualmente.. en esos mismos límites. cit. consiste en el número de gente destinada á ella. En este ámbito. el comercio y la industria”. Todas las clases del Estado. Parece que se tiene entendido. que se han descubierto en el conocido como Farinato Bletissano” (op. quimérico. En este sentido. “Ningún destino sustrae mas hombres en España á los exercicios útiles. para estudiar las diferentes facultades en todas las Universidades y Colegios del Reyno.. una materia sobre la que escribir.. resulta significativo que. afirmando que es a través de su productividad real (y no a través de su deseo de ser útil) cómo los hombres se convierten en ciudadanos. 129 130 ! 106 ! . Yo dixera que la muchedumbre era buena para el Exército [. cuando estaba buscando un objeto que inventar. producto de esa lógica moderna. sino que en ocasiones se refieren explícitamente al enjambre urbano de sujetos que viven encaramados a los límites letrados de esa máquina institucional. Es monstruoso el numero de los que anulamnete se dedican á ella. conviven imaginaciones modernas contrapuestas. el Labrador se goza extremadamente quando va á la Ciudad á ver á su hijo el colegial” (íbid. la verdadera clase ociosa129.”132 Ese es el drama arbitrista: Argüelles glocaliza la producción de cacao.

de modo que. una pasta de leche. El ingenio: complejo económico social cubano del azúcar (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales. el verdadero Argüelles es incapaz de ver las máquinas. that of a source of calories” (íbid. Argüelles entiende que existe un vínculo poderoso capaz de relacionar el cacao y la modernidad. en esa misma perspectiva. que. 108). su etnografía y su tranculturación (Madrid: Cátedra. 134 Se trata de un cambio estructural que se produce en el consumo de las plantas indianas. 1978).EL LORO DEL CHOCOLATE desconocida. 133 ! 107 ! . Y. resulta completamente ineficaz a la hora imaginar las circunstancias de producción adecuadas en las que el cacao. Donde el franciscano sí resulta proyectivo es a la hora de intuir el carácter secular del proceso a través del que es posible conectar efectivamente la aceleración histórica. Música Mundana Maqueda. es obligado citar la lúcida y terrible obra de Manuel MORENO FRAGINÁLS. económicos. nos dota de una perspectiva histórica de la llegada de la tecnología industrial al mundo colonial de las plantaciones y el comercio botánico. No será hasta el siglo XX cuando la explotación industrial del chocolate y las nuevas técnicas de elaboración y conservación de alimentos den lugar a una nueva generación de pastas de cacao. sí lo harán los cerebros liberales del siglo que ya alboreaba. el aumento demográfico y el cultivo masivo de las drogas indianas. p. Sobre la aplicación de los ingenios a la explotación a gran escala del azúcar. históricos y sociales. Otro tanto cabrá asegurar a propósito del lugar del cacao en la alimentación moderna. 2002). podrán 133 construir el paisaje demográfico del capitalismo decimonónico . como documenta MINTZ. se hacen rentables. tal y como habría soñado Vicente Argüelles. en nuestra perspectiva. ese gesto no tiene consecuencias porque. cuando. las prácticas asociadas a la prescripción médica de esas sustancias han cedido paso a una nueva función basada en su valor bioergético: “The former medicinal purposes of sugar were now assimilated into a new function. es obligado citar en ensayo de 1940 de Fernando ORTIZ. finalmente. con la introducción de los ingenios. CODA: PROGNOSIS.. en la Receta auténtica. MODERNIDAD Y LOS FANTASMAS DEL CHOCOLATE Pero cabría conceder una reconexión moderna al ingenio poético de Argüelles. a hombros de esclavos. Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar: advertencia de sus contrastes agrarios. de base láctea. Sin embargo. oscuramente reconoce el poder bionutricional del cacao y su productividad biopolítica134. como el azúcar. en el espacio del Caribe. cacao. La Receta no consigue ni vislumbrar las raíces industriales que alimentarán semejante fantasía. azúcar y frutos secos habrá de constituir un poderoso combinado energético apto para la nutrición a gran escala. reconociendo que sólo cabe cumplir dicha necesidad aumentando la rentabilidad de su explotación. quienes diseñarán globalmente los modos por los cuales plantaciones de gran extensión.

cabe mencionar la frecuente fabricación en la primera posguerra del “chocolate de algarroba” ( AGUIRRE SORONDO. corren por ahí los hombres fuertes de Nocilla”. en el ámbito de las drogas tropicales. “Los molinos en el tiempo del estraperlo”. El desarrollo de los derivados del cacao tiene lugar en relación con las demandas calóricas de una población en crecimiento. 10-13 octubre 2001. verdadera nueva generación de chocolates zamoranos135 que. 136 “Nocilla”. ¡qué merendilla!. Germán Coppini y Miguel Costas estallan repitiendo entre gritos psicóticos los escasos motivos verbales de la canción (“Nocilla. qué merendilla” (compuesto a partir del tema homónimo del disco Cuándo se come aquí)136. que afectará a una más amplia fabricación de una alimentación de reemplazo. Esos sonidos. se abrió. En III Jornadas de Molinología. Madrid: Estudos Colores. Antxon. Mejorada del Campo. ¡qué merendilla!. Texto presentado). en su conjunto. harina de trigo. junto con las En posguerra. con la aparición del videoclip “Nocilla. azúcar y malta. que retorna progresivamente in crescendo hasta llegar a expresarse en una afonía agónica y sobretonal. proceso en el que la empresa Nutrexpa tiene un papel clave con la comercialización del cacao en polvo (y su branding como Cola-Cao).GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ Hay una historia secreta del cacao. de una memoria poética. a partir del modelo de la italiana Nutella. El videoclip comienza por declinar con gran melancolía el slogan publicitario de la marca. después se escucha un temblor de baterías y guitarras y las voces desgarradas de Julián Hernández. esa historia secreta del siglo XX español de lo que no carece es de un relato sentimental. que relaciona íntimamente el importante desarrollo demográfico español de los años sesenta y setenta (el llamado baby boom) y el acceso masivo de los niños a las pastas chocolácteas. A ese respecto. Desconozco el estudio que señale la importancia simbólica y nutricional que tuvo una marca como Nocilla. que caracteriza las gastronomías del hambre. que suena de forma póstuma: “es la merendilla que nos gusta más”. ¡qué merendilla!”). 1982. Cartagena. un tiempo de invención popular de sustitutos y derivados del café. Cuándo se come aquí. En el mercado de los derivados del cacao bajo el franquismo no podemos obviar el papel que tenía la marca Nestlé. elaborado a partir del procesamiento de una pasta de cacao. Letra y música de Miguel Costas. 135 ! 108 ! . creada por la compañía Starlux. Nocilla. que acabó por convertirse en metonimia de todo un grupo de pastas de cacao. La Nocilla aparece ya en un contexto económico y demográfico distinto. basada siempre en el trampantojo. diría el anuncio televisivo de la marca en los contornos de la transición española). Sin embargo. Nocilla. del tabaco y del chocolate. constituyen un importante correlato material de la imaginación demográfica que el régimen franquista y sus productores simbólicos imprimieron sobre las nuevas generaciones de españoles (“desde que inventamos Nocilla –en 1967–. que elabora y transmite el grupo de punk vigués Siniestro total en 1982. cuyo título recoge el lema publicitario de la marca de pasta de cacao en los años sesenta.

se intercalan entre fotogramas fijos o en movimiento. Las palabras son lo de menos. p. la cámara se detiene en una doble secuencia: la del recortable móvil de un niño de papel. 2005. reprimida. en blanco y negro. cuerpos biopolíticos del subdesarrollo y cultura material de la pobreza. Vemos niños tratando de devorar grandes bocadillos de pan y dudoso contenido. justo por entonces. se supone que la Movida habría representado la definitiva superación del atraso nacional en materia de (pos)modernidades138. hambre. vemos las aulas. de posguerra. o se olvidan o se institucionalizan. p. cuya boca se abre y se cierra. tardes autoritarias. remito al lúcido ensayo de Rafael CHIRBES titulado “El arte de leer” dedicado a la memoria crítica y a la historia contrahegemónica de Blanco Aguinaga en 137 ! 109 ! . vemos secuencias de tardes de frío y de sopor. Y de pronto. El decoro social sofoca ese llanto. mamá. y desde luego. que corresponden a un retrato. que se está comiendo con pasión y cuchara alimentos precarios. estaban dejando de tener cabida en tanto que representaciones de una historia compartida. ¡qué merendilla! Mamá. pero también. niños rebuscando en el interior de un pocillo. aquella que se corresponde con pasajes colectivos que. de la pobreza. la letra muda para alcanzar su clímax (“Mamá. el llanto atávico e incesante de un niño. colas de racionamiento. La poesía de los jóvenes y de los adultos es a menudos este mismo llanto. y la de un niño de escaso pelo. quiero. La dura posguerra. niños apurando sus tazones de leche y comedores infantiles. de la música pop. Este lamento es un puro abismo. ¡más! Nocilla. Este llanto es eterno: vivo. como regla general. En el espacio cultural de los años ochenta. y ello. niños con bocadillos en hospitales. pues. es válido tanto en el ámbito de la literatura como del cine. ahogado en su pecho. Madrid: Árdora. Esa historia por entonces negada. quien ve debajo de la práctica poética de la bohemia la expresión desconsolada de un grito de desamparo primordial y fundante: “un adulto llora con el mismo y antiguo llanto del recién nacido. ¡más!”). ¡más! Nocilla. estoy enfermo” ( íbid. las conexiones explícitas del presente reformista con sus pasados de lucha y subdesarrollo se interrumpen. Vemos imágenes de hombres y mujeres con abrigos y cananas caminando en el invierno de una ciudad gris. Vemos la cultura del racionamiento y del estraperlo. ollas de leche no menos dudosa que se reparten públicamente. al cabo. ¡qué merendilla! Mamá.EL LORO DEL CHOCOLATE imágenes de la banda tocando en directo. de la miseria.137 ¿Será Nocilla el nombre del hambre? Es esta una historia española del hambre. es Sigo a Ossip MANDELSTAM en su texto “Ejércitos de poetas” (Sobre la naturaleza de la palabra y otros ensayos. los años del hambre. En este punto del relato. la demanda propagandísitica de la marca se funde inseparablemente con el grito regresivo: mamá. 27-35). Vemos al comienzo del videoclip a niños entrando en un colegio religioso.. Las imágenes escolares van especificando su temática: es que construyen un relato del hambre. 33-34). 138 Sobre este particular. la disciplina.

primero. Sus imágenes han sido convocadas desde el oscuro y desolado escenario post-transicional. 44. destruye. pues si toda esa colección de imágenes nos habla sin ambages de negra hambre.de blanqueamiento nacional en las historias literarias (en Riff Raff. “Dossier Blanco Aguinaga”. O Cenário Invertido da Eurolândia. S. 2010. por último. con sus familias de clase alta y con sus niños rubios (demográficamente improbables). la del placer sadista que surge de la satisfacción casual de esas necesidades extremas. con mismo su plato y su misma cuchara. A memoria e o fogo. 69-74). y el corte de memoria que sucede en sus ciclos neoliberales. Nocilla. Barcelona: Anagrama. En este sentido. y la voz desgarrada de una generación. p. En general cfr. la de unos niños creciendo en medio del hambre y que. tiempos –la transición. la realidad es que los niños que aparecen en ellas en ese preciso momento están comiendo. ! 110 ! . los ensayos de Por cuenta propia. VALADAS. del terror y de la miseria del primer franquismo (por citar el título de Sanchís Sinisterra).GERMÁN LABRADOR MÉNDEZ justamente la que el vídeo convoca poética y documentalmente: al final del videoclip encontramos. baste citar la poética del hambre que anima la serie Paracuellos de Carlos Giménez a partir de 1977. 2008. otoño 2010. y sus nuevas medicinas poéticas. la cámara se cierra sobre el enigma de la cara del mismo niño de pelo escaso antes aparecido. 139 Cfr. Sobre ese mismo corte de memoria es donde está operando Siniestro Total. ese es el estado emocional que configura toda una genealogía del odio. Este vídeo hace contrastar. sobrevivió al franquismo para morir de sobredosis en su entrada en la democracia139. Leer y escribir.: Letra Livre. Revista de Pensamiento y Cultura.vid. Germán. cuya mirada transmite una satisfacción alegre y cruel.L. qué merendilla) en el videoclip encarna una ambigua rabia. en esas imágenes. Poesía y química en la transición española. LABRADOR MÉNDEZ. después. Jorge. Madrid: Devenir. el mundo edulcorado de los anuncios de Nocilla. un plano-secuencia de una cola terrible de personas esperando su turno de distribución en el racionamiento en los años cuarenta. Nos hablan del contraste esquizofrénico entre las voces de la publicidad desarrollista. Mi inspiración para una genealogía cultural del hambre proviene de un fascinante ensayo de Jorge Valadas sobre las sociedades de la periferia mediterránea. 2009. la determinación de sobrevivir a cualquier precio. Letras arrebatadas. la genealogía subalterna de sus procesos de modernidad. en la biopoética de la pasta del cacao se expresa una poderosa memoria del subdesarrollo. y. que funciona como contrarrelato del discurso publicitario asociado con la modernidad española de los años sesenta. Es ese sarcasmo que Siniestro total transmite como rabia poética. Otros exponentes de la cultura cívica y la contracultura de los años setenta también operaban en esa misma franja. con su propaganda de los “hombres fuer tes de Nocilla” dispuestos a comerse el mundo. aparecen agarrándose a la vida de forma desesperada y cruel. Memorias del subdesarrollo: ese grito primordial (Mamá. que chocopasta mediante.

su relato de la cohesión social a través del acceso de las clases obreras a una alimentación adecuada. con la loca fantasía de un oscuro religioso que publicó en una revista de provincias hace más de doscientos años una breve y no menos peregrina noticia sobre un más que dudoso chocolate.EL LORO DEL CHOCOLATE y su imaginario de nutrición y normalización. en un archivo de voces y relatos espectrales. Esta memoria del hambre latiendo a través de las publicidades del cacao y de sus pastas derivadas. ! 111 ! . es un relato que se conecta poéticamente.