You are on page 1of 112
Este libro esta dedicado a todas quellas personas que cuando me veían escribiendo me decían... !Pero usted que es lo que tanto escribe¡ Esto es lo que tanto escribí, para ustedes, para ellos y todos vosotros con todo el amor de cada palabra. 1 2 Devora Dante LOS CANTOS DE LA LLUVIA Ediciones Akerena 3 Los Cantos de la Lluvia ISBN: 978-958-96379-9-9 Primera edición: Enero de 2013 ©Devora Dante © Ediciones Ak er ena E.U . Aker erena E.U. ediakerena@yahoo.es Diseño de Portada: Arturo Alvarado Muciño Imagen central: Acuarela “Remembranzas” de la escultora Socorro Millán Diagramación electrónica de textos er ena E.U . Aker erena E.U. Ediciones Ak Esta obra está protegida por la ley 23/82 y ley 44/93 del Derecho de Autor, por lo que queda prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio reprográfico sin permiso de los editores. Hecho el depósito legal Impreso en Colombia Printed In Colombia 4 PRÓLOGO La posesión de la poesía, ese extraño milagro del corazón que anuda los refugios cerebrales con específica simetría, es dado en privilegiadas inspiraciones que acuden a los versos para esculpir, como Devora Dante, palabras que entrelazan la oportunidad de un sentimiento: «Mi último día es hoy y voy a vivirlo… Regalaré al viento mi sonrisa, sintiendo de la mar La suave brisa, escucharte en silencio. Hoy quizás quede sumida en la inmensidad de un sueño…» Y sin embargo en su profuso trasegar hay una alta y temporal devoción por la vida «Espuma blanda» o «Pluma blanca» que silencian el paisaje con toda la presencia de la eternidad: «Semilla de trigo crece aquí en mi vientre Crece como el agua en cristal vertiente. Semilla de trigo crece aquí en mi vientre Crece en mi mente y en mi corazón.» Y lógico, más allá del ser, o de sí mismo, ese Calor de invierno «Cae la lluvia»… Esa serena y a la vez inquieta puerta de silencios atados al cuerpo como pieles urbanas en los ciclos de la eternidad, son apenas las formas de una aproximada lejanía, punto de encuentro e inspiración que crece por todos los entornos de nuestro refugio: «Calor de invierno Cae la lluvia, tiembla mi cuerpo y yo te amo. Es el calor del invierno, en vez de ser calor de verano. Es tu abrazo que me llega despacio, tibio, calmado. Es mi pecho que se agita al sentir que estás amando. Es el brillo de tus ojos, es lo dulce de tus labios… Devora Dante ha llegado a la poesía para quedarse, no es una más de las mujeres que prenden en el pebetero de una ilusión, el aroma profuso e inspirado de un pensamiento, sino una mujer desnuda ante el verso y la forma cincelando con alma la poesía… «Déjame de todo al tiempo… «Hoy solo por hoy Todo mi ser tiene prohibido extrañarte. 5 Puedo recordarte, pero no extrañar tu Presencia, ni sentir nostalgia por tu ausencia. Hoy solo por hoy»… Probables cantaros de armonía bajaran por sus manos en abundante desasosiego y también con ansiedades tímidas o arrogantes, y allá estará todo el dulce y atormentado epíteto de su libertad y de su amor, porque «Yo lo inventé Inventé sus manos Inventé su piel Inventé sus brazos Inventé su cuerpo…» LOS CANTOS DE LA LLUVIA, son pedazos de piel disyuntados a la vida peremne y secreta del amor, en una sola respiración de ángeles que cruzan los caminos tan poco desbordados de la posesión y el extravío. Horas de luminosa inspiración, húmedas, azoradas, alegres, limpias, tristes, pero siempre fugaces para no declarar contra la toma, la posesión, ni el hallazgo de lo abandonado. La Mujer sigue creciendo en el espíritu del amor y de la poesía al igual que Juana de Ibarbourou, nuestras Dora Castellanos, Meira Delmar, Delmira Agustini o Alfonsina Storni o la inmortal Gabriela enajenada: «Cal de mis huesos, Dulce razón de la jornada, Gorjeo de mi vida, Ceñidor de veste…» Aquí lo grita Devora, viva y presente: «Un hombre, ¡tan hombre!, pasión que me llena Que juega, que encaja, corre por mis venas. Razón de mi canto, mi espanto y mi pena… Luz Estela Galeano, cruza los horizontes en un monologo intenso de búsqueda por la belleza. Más allá del punto perceptible, seguramente están todos los inspirados instantes de su amoroso corazón, cantando con la lluvia. Jorge Eduardo Pardo Durán Presidente Academia Iberoamericana de Artes, Letras y Ciencias Bogotá, D.E. Noviembre de 2012 6 Los Cantos de la Lluvia MI ÚL TIMO DÍA ES HO ÚLTIMO HOY Y Mi último día es hoy Y voy a vivirlo plenamente. Amando, siendo feliz, siendo valiente Mirando los colores de los pájaros tan vivos Oyendo los sonidos celestiales del silencio. Mirando lo profundo de tus ojos, de tu cuerpo Explorando de tu piel los sentimientos. Mi último día es hoy y voy a vivirlo… Regalare al viento mi sonrisa, sintiendo de la mar La suave brisa, escucharte en mi silencio. Hoy quizás quede sumida en la inmensidad de un sueño Sonrió pensando en vivir entero el paraíso del "ahora " El mañana se lo dejo a Dios que es conmigo tan bueno. 7 Devora Dante L A TORMENT A TORMENTA La tormenta arrasó con todo, todo menos su recuerdo, menos su presencia, menos su olor. La gente corría, los truenos caían con sus destellantes luces. Ruge, ruge el viento furioso y vuelan mis ansias. Nunca vi una lluvia tan fuerte, las inundaciones, los brazos de los árboles secos cayeron. La tormenta arrasó con todo, todo menos el palpitar de mi corazón. Los riachuelos de agua y barro corrían ondeantes por las calles. La niña de los cabellos ocres rezaba con sus manitas abiertas. Yo no temo a las tormentas y no conozco los huracanes. Cesó la tormenta y mi memoria está intacta. 8 Los Cantos de la Lluvia TE LO DIGO Yo no te guardo rencor Desde el fondo de mi alma Te lo digo. Porque la vida me ha enseñado Que es más fácil encontrar a lo Largo del camino, a un falso Amor que a un verdadero amante O amigo. 9 Devora Dante V OL VER TE A VER OLVER VERTE La lluvia me da ganas de café el café de amaretto. El amaretto por pensarte y pensarte un estrujón en el pecho. ¡Pero cómo cae la lluvia! Cae como tus recuerdos, húmeda como mis anhelos. Cómo te extrañan mis manos mi cuerpo en la luna llena. Cómo me gustaba amarte beber tu piel de café. Mirar tu boca sonriente tus labios de licor y miel. La lluvia me da por pensarte amarte y tomar café. La lluvia me hace desearte desearte y volverte a ver. 10 Los Cantos de la Lluvia C ONTRASTE Amor que todo lo perdonas, amor que todo lo condenas. Amor que todo lo liberas, amor que todo lo encadenas. Amor que suenas a alegría, amor que eres la tristeza. Amor que debieras de ser gratis, amor que a veces tanto cuesta. Amor que no sabes de colores, amor con sabor a yerbabuena. Amor que conoces mil caminos, amor que no sabes de fronteras. Amor que se juega por el todo, amor que se pierde en la nada. Amor con dolor te estoy pagando, por meterte en mi alma apasionada. 11 Devora Dante S ÁL VAME ÁLV Sálvame huracán de fuego envuélveme en tu dulce cuerpo. Regresa a meterte en mi nido vuelve a traerme su abrigo. Tormenta de amor que ahora caes, dame todo lo que traes. Baña mi noche de sueños dile que aún es mi dueño destrózale con tu furia. Sálvame huracán de luces le quiero aunque todo le acuse. Sálvame de este silencio dile que mucho lo pienso. El amor es loco y extraño ¿cómo no lo olvido, haciéndome tanto daño? Sálvame huracán de viento termina con mi tormento. Tráeme su amor o su olvido a eso... ¡te desafío! 12 Los Cantos de la Lluvia S OFÍA Sofía era su nombre Y reía a carcajadas. Su risa resonaba en los Verdes cafetales como Las campanas de una Iglesia. Morena era su piel por El sol y sus ancestros. Su cabello negro azabache Que cuando no tenía sombrero Jugaba con el libre viento. Sus labios no los pintaba, y sí, sí, no lo recuerdo. Pero recuerdo sus manos Que con azadón labraban La tierra de sus abuelos. Su cara siempre altiva la más bonita del pueblo. Mi abuela era Sofía y en Mi mente y corazón llevo Siempre su recuerdo. 13 Devora Dante A MÍ ME GUST A GUSTA A mí me gusta este amor de Primavera que visita mi jardín. A mi gusta A mí me gusta que me mire Con sus ojos que me elevan Y me quiera hacer feliz. A mí me gustan esos brazos Que me apresan, esos labios Que me besan cuan si fuera A ser el fin. A mí me gusta esa forma de sentirme Que quiera en mí morirse y que Viva para mí. A mí me gusta que me atrape en Pleno vuelo y que sienta que lo Quiero, que lo es todo para mí. A mí me gusta que dibuje con sus manos mis caminos, Que me haga su destino Que mi cuerpo haga vibrar. A mí me gusta, a mí me gusta... Y no entiendo nada más. 14 Los Cantos de la Lluvia I MA GÍN ATE MAGÍN GÍNA Imagínate unas manos divagando por mi piel. Imagínate un clavel y tus labios en los míos. Imagínate el edén de nuestros cuerpos ardiendo. Imagínate un motivo para amarme para siempre. Yo imagino no perderte, e imagino tu llegada Me acuerdo de tu mirada y todo mi cuerpo tiembla. Está pasando la niebla y está llegando el verano Espero yo aquí tus manos y están mis brazos abiertos. Te estoy guardando mi cuerpo, mi amor y el futuro. Te quiero entregar un mundo de sueños y de caricias. Ya sabes lo que te he dado y lo demás… Te lo imaginas. 15 Devora Dante S EMILLA DE TRIGO Semilla de trigo crece aquí en mi vientre Como espuma blanda, como sol naciente. Como luna blanca, luz intermitente. Crece como llama, como Dios presente. Crece como esperanza, como ilusión, como Río, como canción. Crece con confianza, crece con poder Crece como el gozo en todo mi ser. Semilla de trigo crece aquí en mi vientre Crece como el agua en cristal vertiente. Semilla de trigo crece aquí en mi vientre Crece en mi mente y en mi corazón. Ella es la razón de toda mi dicha, de toda mi lucha Y de la ilusión. Ilusión de verlo, besarlo, tenerlo junto al corazón. Semilla de trigo crece aquí en mi vientre Lo puso presente Dios en mi interior. Gracias te doy padre por darme la gloria de contar La historia de este gran amor. 16 Los Cantos de la Lluvia A LAS BLANCAS Es un amor de alas blancas es un amor aguerrido. Es un amor persistente es amor de un solo nido. Es amor que lo da todo y que todo lo ha tenido. Es un amor limpio y puro que no conoce el olvido. Es amor casi perfecto ese amor que yo ansío. Que sólo tiene un defecto y es... QUE ESE AMOR NO ES MÍO. 17 Devora Dante M IENTRAS ÉL DUERME Mientras él duerme Aquí llueve torrenciales de pasiones. Mientras él duerme su noche aquí es caliente madrugada. Mientras él duerme, ella dibuja a besos su cara y entre sus piernas aprieta muy fuerte su almohada. Recorre su cuerpo con su lengua mojada, sube y baja, baja y sube con su respiración agitada. Mientras él duerme, ella lo cabalga como potra desbocada. Lo llena de amores y mieles, y cae rendida en su pecho y lo besa enamorada. Mientras él duerme su noche, para ella es madrugada. 18 Los Cantos de la Lluvia DEJA Deja dormida tu piel ante un impulso lejano. Olvídate de sus manos, de sus ojos y su boca. Olvídate del corazón que se desboca ante el recuerdo. Repítele que nada es cierto que sólo es un juego absurdo. Domina tus sentimientos, oblígales a callar cuando te digan que olvidar no pueden. Dales del licor en que se embriaga el olvido. Cúbrelos con el manto con que se arropa al pasado. El amor no está a tu lado por más que la pasión lo invoque. Aunque se llene en derroche de lujuria tu piel. Arrúllala, haz que se duerma con el soneto secreto de lo que no puede ser. 19 Devora Dante Y SI… ¿Y si te digo que te extraño en la fría noche de este cruel Invierno? ¿Y si te digo que te amo aunque hace años que ya no te veo? ¿Y si te digo que esta ausencia solo ha logrado que te extrañe más? Que mi cuerpo tiembla y mi alma vibra siempre al recordar aquellas mañanas, los cálidos días, tu boca sonriente, tu piel en la mía. No puedo olvidarte, hoy te lo diría, si pudiera hallarte amor de mi vida. 20 Los Cantos de la Lluvia L OS VERSOS Fueron tantos versos escritos que viajaron con el viento. Tantos poemas de amor tantos bellos sentimientos. Le entregué mi corazón en veranos y en inviernos. Mis pasiones navegaron y atracaron en su pecho. En sus ojos me quedé eternizada, en su fondo. Como buscando una perla un tesoro en el mar hondo. Mi alma se unió a su alma sin razón y sin preguntas. Sus labios rezaron siempre no te abandonaré nunca. Pero el tiempo pasó y sus promesas se fueron. Como se fueron los poemas los versos, los escritos y los besos. Todo se fue con la brisa todo se lo llevó el viento. 21 Devora Dante T OCÓ Tocó una vez el amor a mi puerta, en una noche de lluvia. A ese amor le abrí la puerta, el corazón y los brazos. A ese amor até mis lazos, mis inviernos y veranos. A ese amor le guie los pasos hasta el jardín soñado. Yo lo sentí enamorado y pensé que se quedaría por siempre a mi lado. Pero ese amor orgulloso y aguerrido, a quien yo le brindé nido y que siempre había soñado, ese amor... sólo en mí había escampado. 22 Los Cantos de la Lluvia EL CALOR Tenía mucho calor y me tomé unas cervezas y se llenó mi cabeza de pensamientos de lujuria. Latía mi pecho con furia y toda mi piel temblaba. Tu presencia deseaba tu boca, tu cuerpo ardiendo. Eternizar los momentos metida entre tus brazos. Quería borrar nuestros pasos y que nadie nos encuentre. Se me subieron las cervezas como el calor por el cuerpo, pero esta vez de pasión. Se llenó de ilusión mi corazón travieso y latió fuerte y sincero. Diciendo mi amor te quiero con cerveza o sin cerveza... no sabes cuánto te quiero. 23 Devora Dante N O TE MIENTO Para qué te miento amor de mi alma yo no soy paz, tampoco calma. Yo soy volcán, no soy paloma ni soy el sol fuerte que asoma. Yo soy la luna que anda de noche y que te embriaga aunque no toques. No soy caricia, yo soy abrazo no soy camino, yo soy los pasos. Amo el invierno más que al verano, aunque arrase todo a su paso. Del ancho mar no soy la espuma soy la marea, la ola, la bruma. Para qué te miento entonces mi dulce niño, yo soy amor, nunca cariño. 24 Los Cantos de la Lluvia C OMO LOS G ATOS GA Me gusta llegar despacio, despacio como las sombras. Me gusta mirarte de lejos, de lejos como los gatos. Que no sepas cuando llego, que no sepas cuando parto. Pero me gusta verte, sentirte, me gusta quererte tanto. Aunque tú no me presientas, aunque no escuches mis pasos. No te fíes del viento que te abraza, que te roza. Que aunque tú no lo creyeses son mis manos que te tocan. Es mi boca que se bebe el elixir de tu boca, y que brindará contigo con el vino de tu copa. No te fíes del destino, de la distancia ni el tiempo, que nada puede borrar lo que vale un sentimiento. 25 Devora Dante L A MUJER Y LA NIÑA El canto y el llanto la rosa y la espina. No podrás separar la mujer de la niña. A veces la calma siempre mar bravía. Pero casi transparente como fuente cristalina. De la risa al llanto de nostalgia a la alegría. De la espera a la impaciencia y fiera melancolía. Pero estable en el amor que en ti encuentro vida mía. 26 Los Cantos de la Lluvia C UÁNT AS VECES UÁNTAS Tantas veces lo besé, que ahora no lo recuerdo, o quizás no las conté. Sólo contaba las horas para que corriera el día, y llegara a mis brazos. Para colgarme de su cuello, y quedar colgada a él, como cadena en su pecho. ¿Cuántas veces lo amé? Pues tampoco las conté, pero fueron muchas noches. Valió la pena amarlo, sentir y beber su amor. Valieron la pena las noches, los días de lluvia o sol. Tantos días han pasado, que quizás me olvidó. Muchas noches no ha regresado, que tampoco he contado. Sólo contaré un mañana el que lo amé y me amó. 27 Devora Dante Y O QUERÍA Que me mojaras con tu amor, que me mojaras con tu llanto. Que me cubrieras de pasión, que me cubrieras con tu manto. Que llegaras hasta mí, que calmaras mis enojos, que me metieras en tus brazos, que me besaras los ojos. Muchas noches te esperé, con el frío de la lluvia. Con la alegría del sol, con mi calma o con mi angustia. Mas tu beso no llegó, ni tu amor, ni tus abrazos, porque ya sabías bien, que rotos estaban los lazos. Yo lo sabía también, pero a ratos se me olvida. Que hace rato habíamos dado a este amor la despedida. 28 Los Cantos de la Lluvia N O ME JURÓ Él no tuvo que jurar lo que su piel me gritaba en las frías madrugadas cuando en mi cuerpo moría. Me decía su mirada que jamás me dejaría cuando sus labios gemían y a mi oído susurraban. Susurraban mil te quieros mil te amos angustiantes en mis brazos calcinantes Que de amor le derretían. Él no tuvo que jurar lo que mi corazón le creía. Ahora que no están sus besos ni su cara entre mi pecho. Ahora que no está en mi lecho el amante que adoré. No digo que fue mentira que fue un vulgar engaño. Diré a través de los años ¡¡¡Que fue verdad en su momento!!! 29 Devora Dante C ELOS Celos de frío puñal celos de caudal vertiente celos de golpes en la mente y en el corazón que late más a prisa. Celos de una caricia, de unos te quieros extraviados. Celos ¡amor que no ha llegado! celos de color café. Celos que no tienen fe, sólo absurda desconfianza. Celos de ver mover la balanza que sólo de un lado pesa. Celos del olor de la ausencia de la sentencia de lo imposible. Celos de azul tormenta celos que pierden la paciencia de no saber quién hay o por su mente pasa. Celos, celos que matan la esperanza y devora el sentimiento. Celos quizás sin razón, pero así es que los siento. 30 Los Cantos de la Lluvia ¿ Q UIÉN SERÁ? De qué color serán sus ojos de qué color será su piel. Rubio o castaño su cabello su porte altivo, varonil. Será alto o un poco bajo será su hablar muy seductor o hablará poco el señor. Será muy joven o de camino recorrido. Ojalá sea aguerrido ojalá entregado a su sentir. Ojalá se quede junto a mí en una tarde de lluvia. ¿Quién será? ¿Cuándo vendrá a apoderarse de mis sueños? A hacer latir mi corazón, a que vuelva a tener dueño. Miro siempre a mí alrededor, lo diviso, lo persigo. Quién será aquel que pueda al fin devolverme de este infierno al paraíso. 31 Devora Dante LOS SENTIDOS Demasiados sentidos en su piel y pocos latidos En su corazón... Demasiado dejárselo al destino Que pocas veces trae lo que tanto anhelamos. Si te estoy dando en bandeja de plata mi corazón, ¿Para qué se lo dejas al mañana? Era aquí El lugar, era la hora indicada. El vino estaba frío, la Piel estaba caliente, el corazón palpitaba su Milésimo galope. ¡Ahhh! confianza del que cree Que todo lo tiene y lo sabe. Confianza del que ve Brillar mis ojos llenos de amor y de deseo. Confianza del que escucha mi voz diciendo te quiero. Demasiada confianza, demasiados Sentidos en su piel y pocos latidos en su Corazón. No leíste lo que decían mis ojos, no Sentiste lo que mi piel sollozaba. Sólo escuchas Los sentidos de tu piel, pero nunca las palabras De mi alma. 32 Los Cantos de la Lluvia ¡ Q UÉ MÁS QUIERES! Qué más quieres que te dé si ya todo te lo he dado. Las mieles de mis amores, los frutos de mis pecados. Navegué siempre en tus mares ahogada de deseo. En tu cielo me perdí cuan gaviota dando tumbos, siguiendo siempre tus pasos aunque no tuviera rumbo. Qué quieres más que te dé si en mis labios ya no hay besos ¡Todos te los has bebido! Ya no tengo otro horizonte te di todo ¡mañanas y noches! Te entregué todos mis versos, mis canciones, mis reproches. Ya no tengo más que darte ya que tuya siempre he sido aunque me vaya a otro cielo, siempre regreso a tu nido. 33 Devora Dante ¡ C ALLE ¡ QUÉ NO SE VUEL VA SU P AL ABRA VUELV PAL ALABRA ¡Calle ¡ que no se vuelva su palabra Miel para mi oído. Qué no se vuelva su piel seda Para mi cuerpo. Qué no se repita la historia que Había olvidado. ¡calle! No quiero que remueva en mi Pecho las cenizas de mis ansias. No quiero que su boca susurre palabras Qué ya he oído. ¡Calle! No despierte mis sueños ya dormidos, Mis ilusiones ya descansan en paz. ¡Calle! No haga de sus ojos luz para mis ojos Qué su ausencia ya ha cegado. No me hable, no me toque que todo instinto De amor para usted he sepultado. ¡Calle! No diga la verdad ni la mentira, qué En usted no hay distinción. ¡Calle! Su regreso profana mi alma herida Y la historia cuando usted se fue… ¡Concluyó¡ 34 Los Cantos de la Lluvia Y O QUIERO Yo quiero que tus manos cierren mis ojos al morir Yo quiero que tu boca a mi oído pronuncie un te quiero Yo quiero que mi recuerdo cubra por siempre tu Memoria. Yo quiero, yo te quiero. Yo quiero que tu pecho lata fuerte al yo abrazarte Yo quiero que te desvanezcas al besarte Yo quiero que tu palabra sea verdad Yo quiero que la historia sea feliz Yo quiero que tus manos cierren mis ojos Al morir, y que tú al cerrarlos mueras en mí. 35 Devora Dante UN HOMBRE Una piel cálida camino, donde avance Mi cuerpo hasta su entrega. Paloma torcaz, juventud sin penas Que llega despacio como luna llena Como sol radiante ¡amante que quema¡ Eres trigo, juego limpio y primavera Eres cuerpo y alma mañana que llega. Un hombre ¡tan hombre¡ pasión que me llena Que juega, que encaja, corre por mis venas. Razón de mi canto, mi espanto y mi pena De no poder verte cada que yo quiera. Eres amor libre, no existe cadenas Que oprima egoísmos de falsas promesas. Un hombre tan mío que mi piel lo sienta Un hombre ¡tan hombre¡ que su amor No duela. Un hombre que me ame sin medir fronteras Y andemos caminos… ¡Hasta que Dios quiera¡ 36 Los Cantos de la Lluvia CALOR DE INVIERNO Cae la lluvia, tiembla mi cuerpo y yo te amo. Es el calor del invierno, en vez de ser calor de verano. Es tu abrazo que me llega despacio, tibio, calmado. Es mi pecho que se agita al sentir que estás amando. Es el brillo de tus ojos, es lo dulce de tus labios, es tu cuerpo que me llena poco a poco, palmo a palmo. Cae la noche, cae la lluvia, caemos los dos cansados. Es el calor del invierno, en vez de ser calor de verano. 37 Devora Dante LA MEMORIA Bien hace aquel que no vuelve A donde nada ha dejado. Si ya todo se ha llevado ¿para qué Ha de volver? ¡La que se va no hace falta¡ lo dice Con acento frío. ¡Qué hace falta la que llega¡ lo dice Con gran empeño. Es verdad toca aceptarlo, en su amor poco Y variable. En amores de momento, esa siempre Es la ley. A mí me toco perder día a día, paso a paso. Pero no puedo quejarme, si olvidarle no pude La culpa no ha sido de él. La culpa no es del corazón, no es del destino Y mucho menos de Dios. Si todo ya olvido, la culpa ha sido mía y de Mi fatal memoria, de no recordar la hora en Que todo esto acabo. 38 Los Cantos de la Lluvia O JALÁ Ojalá un día me extrañes, y te pregunte por mí tu piel. Y te sientas muy solo aunque con miles estés. Y te pregunte tu pecho que sería de aquel amor que fue tan tuyo, y ni el viento te conteste. Ojalá un día tu vientre sienta un vacío tan fuerte, que nada pueda llenarlo. Qué tus oídos jamás escuchen un te quiero igual, ni un te amo tan dulce como cuando yo te hablaba. Qué no vuelva a ver tu mirada, otra mirada de amor como te miraban mis ojos. Ojalá que un día de estos me extrañen mucho tus brazos, que me extrañe tu regazo, tus labios, tus ansias locas. Qué me extrañes en cuerpo y mente y lata tu corazón. Qué escuches esa canción que siempre me dedicabas, y sientas mucha nostalgia. Y vuelva tu piel ardiente de nuevo a preguntar, en dónde está aquel amor que tanto a ti te amaba. Y te responda el silencio lo que me responde a mí cuando por tu amor pregunto... Que no está, que se acabó, que los brazos de otro amor llena. Qué deje ya de añorar, lo que en el pasado... ¡SE ENCUENTRA! 39 Devora Dante DE REPENTE De repente y como espuma su amor se desvaneció. Quizás como leve bruma de mí se alejará, y como historia pasada jamás volverá. Su recuerdo pasará como los días, meses, los años. Como sueño de cristal que se quiebra, que se pierde, y como extraños quedaremos. Jamás ya sentiremos la hoguera calcinante. Aquel amor sofocante, aquella ternura mía. Todo quedó en el ayer, promesas, sueños y anhelos. Se secaron las rosas, aquellos verdes jardines. De repente y como espuma su amor se desvaneció. Se esfumó, cayó, se extinguió como lucero lejano. Se desligó de mí su mano, de mi pecho su corazón. La historia terminó, como termina todo. Como termina la bruma con el radiante sol. Como se desvanece la espuma, como se termina un amor... 40 Los Cantos de la Lluvia YO SO Y YL A QUE SO LA SOY SOY La que con la lluvia enciende una hoguera, la que con el frío hace una fiesta, y del invierno primavera. Yo soy los ojos negros de noche, boca roja, piel de seda. Soy tu amor de ayer, tu amor de hoy, tu luna llena. Lejana o cercana soy la misma que te ama, la que llega con el viento, la que con la bruma te aclama. Soy la que soy en tus brazos, que me toman, que me elevan, que me llevan, que me aman. Soy la magia que te envuelve, tu pasión de madrugada. Yo soy la que soy cuando partes, decidido a no volver. Pero luego tú regresas, a tu corazón devolver. Soy la lluvia que te moja, soy el frío que te abraza, soy tu amor de mujer que aunque quieras... ¡NO TE PASA! 41 Devora Dante A PRENDIMOS Aprendimos de traiciones, de caprichos lisonjeros. No sirvieron los te amo ni sirvieron los te quiero. Se jugó al triste juego de tristezas y de engaños. Así pasaron los días, así corrieron los años. Esperamos al destino, engañamos a la vida, y al final nada llegó ante la ilusión pérdida. Aprendimos a mentir, tan perfecto como a amar. Tan perfecto que algunos no supimos diferenciar lo uno de lo otro. Y así perdimos los unos, así perdieron los otros. Sólo quedan almas perdidas, sólo corazones rotos. Unos llenos de nostalgia, muchos llenos sólo de odio. Ninguno entregó la vida, pero sí perdimos el alma. Perdimos miles de sueños, muchos perdieron la confianza. Otros lo perdieron todo, hasta la dulce esperanza. Pero aprendimos al fin, que no hay príncipes azules ni princesas de cuentos de hadas. Y que por astuta que seas "seguro" en esta vida, aparte de la muerte... ¡NO HAY NADA! 42 Los Cantos de la Lluvia T ITINA Tenía la nariz fría como la nieve El pecho blanco y el resto acaramelado Su hocico como loba y sus orejas terciopelo. Titina era su nombre, cada día la recuerdo Parecía una niña, como el primer hijo que Tengo. Me miraba a veces tierna, arrogante, orgullosa Sabía que la amaba y se aprovechaba de eso. Le gustaba la leche dulce y las galletas con helado Y las tajadas de queso. Amaba tanto a mi padre, como mi padre a ella. Le daba de comer en su mano, echadita entre Sus piernas. Todos tenemos una historia, todos crecimos Con ella. Como te extraño Titina, ¡Titina mi perra bella¡ 43 Devora Dante NO FUI YO No fui yo quien te escribió Pero creo saber quién fue. Fue la melancolía y la nostalgia La acompañaba. Ellas siempre van atadas y juntas No se controlan. De vez en cuando se escapan Y salen a buscar tus pasos. Sin embargo me alegra saludarte, Que no vuelvan a molestarte no Te puedo prometer, porque no Hay quien las detenga. Ni la dignidad siquiera ha podido Persuadirlas de que más nunca te busquen. Así que te digo… ¡Hasta la próxima nostalgia¡ 44 Los Cantos de la Lluvia LIBÉLULA Quise besar tus alas libélula de colores cromáticos. Pero volabas tan pronto como vuela una esperanza. Quise tocar tus alas, quise seguir tu vuelo. Quise llegar tan alto como se elevan los sueños. Pero tu vuelo es de ángel, liviano, certero y ligero. Vuela pues libre arco iris, vuela feliz en tu juego. Vuela destello de luces. Vuela y llega hasta el cielo. 45 Devora Dante S ÓLO SÉ No sé si lo conocí en invierno o en verano, solo sé que tomó mi mano y se quedó hasta con mi alma... No sé si sería julio o sería agosto, si me arrullaba la alegría o la desesperanza. Sólo sé que en cada gota de lluvia que a mi ventana cae, es como si fuera su risa suave que a mi ser levanta. No sé si será la brisa la que mi piel acaricia, o serán sus dedos que recorren mis montañas. Será la noche, será la lluvia, será la magia de un juego de pasiones. Sería invierno, sería verano sólo sé que tomó mi mano, tomó mi cuerpo, tomó mi alma y desde entonces perdí mi calma. 46 Los Cantos de la Lluvia C AFÉ CON AMARETTO Déjame pensarte mientras tomo mi café con amaretto. Déjame te dibujo en lo profundo de mis sueños despiertos. No, no te muevas, quédate así como aquella última vez. Así con tu mano jugando con mis cabellos, luego recostado en mi pecho. Déjame anhelarte de nuevo como este café caliente embriagador, de licor azucaradotan parecido a tus besos. ¡Cómo me gustaba beberte! Tanto como a mi café caliente. Déjame buscar el brillo de tus ojos cuando decías quererme, esa sonrisa tan blanca, esa frescura de niño, la serenidad en tu frente. Déjame escuchar en el viento a ver si escucho de nuevo esas palabras de amor, esos susurros de amantes. Deja tomo mi café de licores de nostalgia, quizás un día no vuelvas con el aroma a café. Pero ahora en este sueño de café azucarado... QUISIERA VOLVERTE A VER. 47 Devora Dante T E QUIERO SIN SENTIDO Tantos te quiero sin sentido, tantos sentidos sin te quiero. Tantos sueños divagando, tantos amores ausentes. Tantas vidas, tantas muertes, tantos temores ocultos. Tantos juegos mal jugados, tantas guerras sin cuartel. Tantos no saber perder y morir en el olvido. Tanta grandeza en su pecho, tanta soledad en su lecho, tanto rencor sin motivo. Tanto no haberla querido, tanto morirse por él. Tanta flor, tanto clavel, tanto regar sus jardines y todo haberse secado. Tanto amor, tantos pecados y no tuvo compasión. No oirán más la canción de los amores ocultos. No se dirá la plegaria que se le ora al regreso. Tanto destino inconcluso, tanto querer sin medida. Es hora de despertar... Es hora de despedidas. 48 Los Cantos de la Lluvia EXCELENTISIMO SEÑOR AMOR Dónde estás excelentísimo señor amor Dónde estás con tus miedos, con tus dudas, Con tus pobres triunfos o grandes derrotas. Dónde excelentísimo señor amor, por qué te escondes, Si yo con humildad te llamo. Unos salen a buscarte, otros dicen que algún día llegarás. Los dos pueden funcionar pero yo quiero Preguntarte a la cara por qué es tan difícil Tenerte, tan difícil encontrarte. Por qué no puedo arrullarte con mi canción Dulce de amante. Por qué eres tan distante, tan orgulloso, tan débil Y luego te vuelves fuerte. Por qué un día eres pasión y al otro ya eres olvido Por qué entras a un nido y luego sin despedirte te marchas. Por qué te das a tus anchas y luego sin prisa te quitas. Te haces llamar amor y solo causas penas. Ni con sangre de mis venas he podido Complacerte ¿por qué no puedo tenerte? ¡Ven aquí te lo pregunto¡ Excelentísimo señor amor, sordo, ciego y mudo. 49 Devora Dante DISFRACES A veces soy una maravillosa rubia, a veces una extraordinaria mulata. Soy oriental. A veces inocente, a veces gata o extrovertida peliroja. A veces alta, otras baja, gorda o flaca. Con disfraces de mil formas y colores voy a diferentes lugares de variantes culturas e idiomas. Cómo es que entonces... ¿Siempre sabes quién soy melancolía? 50 Los Cantos de la Lluvia DEJAMOS Dejamos pasar la luna llena Los vientos de agosto, las frías Lluvias que han caído, dejé de Mirar su rostro, dejé de sentirlo mío. Dejamos pasar los inviernos, Los veranos asesinos. Puse barrera en el tiempo, Puso final a la historia. Puso poco, puso mucho, Puse mucho, puse poco Y sólo quedó en la memoria. Dejamos pasar las pasiones Ahogados en otras aguas, Prendiendo nuevas ilusiones, Apagando otras llamas. Dijimos que era el destino, Que era la vida la que nos Tocaba así. Cuando en verdad fuimos Nosotros, que no nos dimos al fin. Tentamos siempre al amor, A que se vaya a otros rumbos. Que si es verdadero, volverá de Nuevo a uno. Y así vamos divagando por diferentes senderos. Algunos sin recordar..... ¡A QUIÉN DIJERON TE QUIERO! 51 Devora Dante M AÑANA SERÁ OTRO DÍA Será otra ausencia, otro día de luz u oscuridad. Otro día de vencedores o vencidos, de tormentas o felicidad. Mañana será el camino, mañana será el olvido o la intimidad. Será tu paso vagabundo dejándome en soledad. Mañana será invierno, será verano, será otra faz. Será sonrisa de tiempo, será recuerdos... ¡Y NADA MÁS! 52 Los Cantos de la Lluvia LAS MANOS Las manos… tenga mis manos no Rehúya mi mirada aún le guardo El mismo amor. Las manos… tenga mis manos que Están abiertas, que están desiertas Y le aguardaban. Cada noche trajo su recuerdo, cada Recuerdo su calor. Las manos… tenga mis manos que le Buscaron a oscuras, en la lluvia, en el sol. Tenga mis manos palomas como prueba De mi amor. Recueste su cuerpo en mi cuerpo, vuelva Otra vez a soñar. Las manos…tenga mis manos desnudas Le llegarán. Llénela usted con sus manos, con el regalo Que es su piel. Sienta el amor que le tienen déjese Otra vez querer Las manos…tenga mis manos No las vuelva a dejar perder. 53 Devora Dante LA LUCHA Mi lucha no es su lucha, ni mi guerra su guerra. Sí mi nostalgia no es su nostalgia, ni mi tristeza su dolor. Sí mi fuerza no es su fuerza, ni mi amor su fuerte espada. Sí mi mundo no es su mundo, ni me incluye su destino. Sí no soy parte de usted... ¡No se cruce en mi camino! 54 Los Cantos de la Lluvia DUERMEN Duermen los sueños, duermen… Duerme el dolor, duerme el amor, los sentimientos duermen. Duerme la luna, duerme el sol, duerme el cielo y sus estrellas. Duermen las flores más bellas, duermen, duermen ilusiones mías. Duerme la noche sombría en un silencio absoluto. Duerme la melancolía, duerme la felicidad. Duerme el llanto y la euforia duerme el olvido y la memoria. Duerma todo lo existente ¡Despierta la inspiración! 55 Devora Dante LA CASA DE LA ABUELA La entrada a la casa estaba llena de hortensias azules y blancas Las cuales cortábamos y nos colocábamos en el cabello, y a los Santos de mi abuela. Tres perros salían a nuestro encuentro...Lolo, Guerrilla y Pá qué. Cada uno hacía honor al nombre que le colocó mi abuela. Se enredaban en nuestros pies, y los llenábamos de besos. Mi abuela, una matrona campesina, de pantalones, botas y Sombrero que llevaba muy bien puestos. Ella misma araba la tierra, cogía café y tumbaba las naranjas. Nosotros corríamos tras ellas ¡quien coge más gana¡ Luego de muchos besos y helados de leche, cada uno salía con Su perro halado por una cabuya. Corríamos y rodábamos por los verdes campos. "todo tiempo pasado fue mejor" dice, y para nosotros fue Verdad. Fueron los mejores tiempos, aunque mi abuela ya ha muerto, Mi niñez y nuestros perros. 56 Los Cantos de la Lluvia D IALECTOS DE AMOR Susurré un te amo suave a tu oído Un amor despierto siempre nos llenó. Te brindé mis brazos cuan gorrión herido Y con mi cariño tu frío cesó. Mi boca de fuego se posó en tu boca Que sentía hambre, que sentía sed. Nuestra sangre hierve, la pasión desboca Salen de tu boca susurros de amor. La piel diccionario y juego de amantes Nos da mil palabras que expresan igual. Un amor de invierno o sol de verano Que me dan tus manos y mi cuerpo Te da. Susurré un te amo suave a tu oído, un Dialecto que sólo un amante puede Entender. Con una mirada o un simple abrazo Se sella eternamente… ¡Un pacto de piel! 57 Devora Dante DEJE QUE FL UY A FLUY UYA Como clara fuente el sentimiento que hoy le llena. Sienta su corazón latir, como hierve la sangre en Sus venas. Le desafío a amarme, a perder o a ganar me someto. Pero deje que fluya… No se niegue a lo que su piel está sintiendo. Deje que mis manos libres recorran su cuerpo, si su Piel no tiembla yo me alejaré. Pero deje que avance, deje que en su cabeza vuelen las Ideas. Descubra, busque en su interior lo que en verdad siente. Dígame que no, o déjeme quererle. Deje que fluyan las palabras mágicas, encantadoras. Escuche del silencio la música y viva el ahora lo mejor. Le desafío a amarme… A perder o a ganar me someto. se rompe el texto 58 Los Cantos de la Lluvia ¿? S O N UN P AR DE INTERROG ANTES PAR INTERROGANTES Adiós son cinco dedos de arriba abajo. O es simplemente el silencio de unos ojos O un cuerpo solitario. O es la vida que se pierde O es la música que se apaga O es un beso que se extiende sobre una Piel muy helada. ¿? Son un par de interrogantes Es un corazón a la espera de que no suceda nada. Es divagar en la penumbra de la palabra olvidada. Adiós es terminar con el viento, es mutilar la esperanza Y la palabra. O es jugar con el destino… de los demás Sin temor a perder nada. ¿? Son un par de interrogantes De por qué fue o qué pasó. O son cinco dedos simplemente De arriba abajo… Diciendo adiós. 59 Devora Dante P ARA EL DESCO NOCIDO DESCONOCIDO Para el desconocido está la piel Está el nuevo juego de amor carnada Está la risa que tiembla en los labios. Para el desconocido está el volcán o Está la calma. Para ese él sin ojos, sin boca, sin nombre Está mi vida loca. Para el desconocido está la niña, la mujer Y la amante. Está la vejez, la compañía y la dama fiel Y constante. Para el desconocido está la fe, la diferencia "EL TODO" Vendrá porque yo lo espero, vendrá porque Yo lo quiero. Vendrá con los días, vendrá con el viento. Vendrá como pájaro, como sentimiento. Para el desconocido estará la última esperanza Se dará el último paso hasta su entrega. Para el desconocido…. ¡Estoy yo! 60 Los Cantos de la Lluvia QUISE SER... La cortesana en su lecho Pero la amante en su pecho La dueña de sus sentidos. Quise ser la llama que lo prende Pero la calma que lo enternece A la hora de dormirse. Quise ser el volcán que lo estremece Sus ojos negros, su boca roja. Ser el vino de su copa, ser locura Y ser razón. Quise ser esa pasión, pero también Quise ser motivo. Quise quedarme en sus brazos después De sus noches locas. Él las quería a las dos, pero no a las dos En mí. Estremecí su cuerpo pero no su corazón. Casi siempre soy volcán, pocas veces soy Paloma, pero quise quedarme en su nido. Quise, quise, quise y todo se me fue solo En haberlo querido. 61 Devora Dante AL POET A CÉSAR CAL VO SORIANO POETA CALV El bello pariente de los pájaros La verde selva La selva espesa El viento ruge suave Tu nombre... Vive, vive, César vive Vive el amigo ! Vive el poeta ¡ 62 Los Cantos de la Lluvia T RES CRUCES Tres cruces llevo en la vida Que me ha tocado cargar. La primera el no verlo La segunda el no poderlo abrazar. Pero la que más me pesa y no puedo Soportar, es que por más que lo intento No lo he podido olvidar. Tres cruces llevo en la vida, tres cruces Llevo en la vida y en el pecho un puñal. 63 Devora Dante I NTENSO Si no me quema la sangre que corre por mis venas Si no explota mi pecho regando lágrimas y flores Si no desboca mi alma, no sería el dueño de mis Amores. Porque desborda mis ansias, porque mis celos Provoca. Porque derramar hace almíbar en mi boca. Porque violenta mis sueños, porque en mi pasión Agoniza. Porque es el dueño absoluto de mi piel y mis caricias. Porque hay solo un guerrero que guía todos mis pasos. El dueño de mis mañanas, mis días y mis ocasos. 64 Los Cantos de la Lluvia P ARA SABER LO QUE ES… Para saber lo que es Amor hay que calcinarse En su hoguera. Quien no gusta de su olor No sabrá que es primavera. Puede ser flor eterna o de un día Puede ser vida o muerte. Pero es moneda de oro que todos Querrán poseerle. Para saber lo que es amor A nada habrás de temerle. Pues está lleno de fantasmas, De desengaños y de muerte. Estará lleno de obstáculos, de Pruebas y de desdenes. Qué solo un buen guerrero Es el que habrá de vencerle. Para saber lo que es el amor… ¡¡¡Él sabrá como envolverte!!! 65 Devora Dante MAND ATO ANDA Haz las cosas a tu modo Aléjame de tus brazos De tus ojos y tu vida. Da tres pasos adelante sin adiós Ni despedida. Déjaselo todo al tiempo que él Dé cuenta de las vidas. Oscurece nuestro cielo, no dejes Luz encendida. Calla todas nuestras voces, que el Silencio todo cubra. Que cuando no haya remedio El desamor nos descubra. 66 Los Cantos de la Lluvia SERÁ MEJOR… Será mejor acostumbrarme A las lluvias y tormentas Desatadas. Pues anoche llovió mucho Y toda la madrugada. Lo importante no son unos bellos ojos, Si no una profunda mirada. Que vea a través de fondo de un alma Enamorada. 67 Devora Dante L AS PRIMERAS ROSAS Las primeras rosas fueron rojas Rojas como sangre de mis venas. Rojas como la boca roja De un águila de día. Las primeras rosas se cruzaron En un vaso de agua fría. Y se veían tan hermosas que por Hoy no habrá melancolía. 68 Los Cantos de la Lluvia A DÓNDE MAND ARÉ MIS ROSAS MANDARÉ A dónde mandaré mis rosas A dónde mi llanto que no escuchará A dónde el suspiro de mi pecho herido Por su abrazo que no me dará. Se quedará su imagen prendida a mi recuerdo Se quedará la historia sin terminar. A dónde va el amor si el amante ha muerto Si su cuerpo yerto al sepulcro llevará. Nadie sabrá que le amé como a nadie Había amado. Qué me amó como a nadie ya amará. Nadie sabe que mi alma con su alma Por fin en la eternidad, juntas quedarán. 69 Devora Dante N I PRÍNCIPE AZUL NI ESCL AVO ESCLA Ni príncipe azul ni esclavo Sólo que me quiera amar Sólo que esté enamorado. Ni el cielo o las estrellas Ni que me entregue la vida Sólo que no tenga miedo A vivirme sin medida. Qué no jure para siempre Pero que eternice los Momentos en que siente Que me ama. Ni príncipe azul ni esclavo Sólo que se deje amar Sólo que esté enamorado. Ni que vea por mis ojos Ni que me entregue su Sangre, sólo que entre sus Amores yo haya sido el más Grande. Ni príncipe azul ni esclavo Sólo que yo vaya a su lado Y a mi lado vaya él. 70 Los Cantos de la Lluvia ME QUEDO Me quedo con el telegrama A mi nombre. Con la carta escrita a tinta China, con la llamada de Sorpresa, con el pétalo, con Tu rosa, con tu espina. Con el sabor de tu beso en mi Boca, con los helados y refrescos De mi esquina. Me quedo con la canción dedicada, Con el poema de Bécquer, con El cuadro de D´vinci, con tus Ojos, con tu cara, con tu risa. Con el viento jugando con mi Pelo, con tus dedos recorriendo Mis caminos. Me quedo con tu promesa no Cumplida, con tus sueños no Resueltos, con tu mundo revuelto Pero me quedo con tu vida que es mi vida. 71 Devora Dante YO QUIERO UN AMOR Yo quiero un amor que me extrañe Qué sienta que sin mí no puede respirar. Qué me lleve en su mente, en su sangre Qué sea mío y nada más. Quiero un amor que me busque en cada Momento que viva, que mi ausencia no Conciba, que nada lo pueda aplacar. Yo quiero quedarme en su mundo sea Muy triste o sea de gozo. Ser las lágrimas de sus ojos o ser su Eterna alegría. Quiero ser melancolía, ser pasión o Fiera rabia. Ser volcán o ser la calma, ser ese amor Qué nunca se olvida y en la piel siempre Se lleva. Quiero ser esa cadena que no se pueda Romper con otra piel u otros ojos. Quiero ser esos antojos y ser también Quien se los calme. Quiero ser y darlo todo porque solo esa Forma conozco de amar a un hombre. Así quiero que me amen y así solo amaré. 72 Los Cantos de la Lluvia N I LOS JUEGOS … Ni los juegos de pasiones ni las muertes shakespearianas ni revanchas mexicanas ni los sueños de Morfeo. Ni los cuentos de hadas tristes ni frasquitos de veneno. No respuestas en los astros ni plegarias a los cielos. Quiero dos que parezcan uno dos cuerpos que se fundan en un beso. Quiero tu vida encendida que arda en mi misma llama. Ni la eternidad del tiempo ni promesas no cumplidas. Ni la eternidad del tiempo ni promesas no cumplidas. Ni miedo a las despedidas ni tragedias venezolanas. Quiero un amor en mi pecho quiero un amante en mi cama. Aquí se juega con todo y no se le teme a nada. Aquí jugar conmigo no es jugar a amarme, a mí no temas dejarme ni decir ya no te quiero. Aquí puedes ser sincero porque yo soy transparente. En mí tienes una amante o un dulce y feliz olvido. 73 Devora Dante ¿ Q UIEN OSA TOCAR? ¿Quién osa tocar mi puerta cuando estoy en pleno duelo? ¿Quién osa tocar mi herida y además echarle sal? Si vivos no dicen «te amo» los muertos no lo dirán. Cómo te atreves viento, aún rugirme en mi oído. Cómo repites su nombre, si me dejo en el olvido. ¿Qué me quema las entrañas y me hace estremecer? Si dice que es amor, si dice que es amor ¿porque me hace padecer? Si dice que es amor, si dice que es amor ¿Por qué me hace padecer? 74 Los Cantos de la Lluvia L A COP A DE VINO COPA Tengo una copa de vino servida sobre mi mesa. Fría tengo la cabeza y caliente el corazón. Fresca tengo ahora la razón y con nuevo aire los sentidos. Abiertos tengo mis oídos expectante, alertas. Qué la vida me haga sus propuestas ¡ven destino heme aquí! Ven fortuna por mí, por mis sueños, por mis luchas. Ven viento que me escuchas ! elévame hasta las nubes ¡ Qué mi alma como blanca espuma sube, hasta sus máximas alturas. Mi alma inquieta se mueve como niño que a caminar aprende. Es mi corazón que se prende y con mi vino voy a apagarle. Por ti amor he de brindar y aquí amor he de esperarte. 75 Devora Dante O JOS NEGROS, OJOS TRISTES ojos coquetos, ojos claros. Ojos de dulce esperanza ojos de negra traición. Ojos de anhelos dispuestos ojos de clara ilusión. Ojos perdidos en el tiempo ojos picaros y verdes. Ojos de amores que se pierden ojos buscando un destino. Ojos de largos caminos recorridos y sufridos. Ojos de angustiantes quejidos y silenciosos asombros. Ojos de brillantes antojos ojos ancianos y de niño. Ojos de adolecentes bandidos ojos de sabiduría y destreza. Todos los ojos me miran y yo miro aquellos ojos. Las miradas se buscan, se rechazan se entrelazan y confunden. Y en un profundo pozo de complicidad absoluta se convierten en sonrisa. 76 Los Cantos de la Lluvia HOY Hoy te he extrañado tanto que quisiera no extrañarte más. Para no soñar despierta, para que no llueva más. Hoy ha hecho tanto frio, que quisiera ver el sol. Para que no haya nostalgia, y no desee tu amor. Hoy mi queja es un suspiro, mi suspiro una canción. Es mi amor una paloma, que en tu corazón no anido. Hoy quisiera que no llueva, para no extrañar tu amor. Para no contar las noches en que me duermo sin vos. 77 Devora Dante H OY SOLO POR HO Y HOY Hoy solo por hoy Todo mi ser tiene prohibido extrañarte. Puedo recordarte, pero no extrañar tu Presencia, ni sentir nostalgia por tu ausencia. Hoy solo por hoy Mis ojos no se humedecerán con amargas lágrimas Ni mi corazón se desbocará enloquecido. Hoy solo por hoy Mis manos no se lanzaran en tu búsqueda. Mis brazos no se enredaran en tu cuello, ni mi pecho Albergará tu cabeza porque tiene absolutamente prohibido Despertar mis sentidos. Hoy solo por hoy Me sumergiré en un sueño profundo donde no sueñe contigo Porque hoy, solo por hoy…todo mi ser tiene absolutamente Prohibido extrañarte. 78 Los Cantos de la Lluvia LE V OY A CO NT AR UN CUENTO VO CONT NTAR Les voy a contar un cuento Que usted ya debe saber… A mí me gustan sus ojos y más Me gusta su piel. Me gusta soñar despierta y en sus Brazos amanecer. Me gusta que usted me mire y me Haga estremecer. Le voy a contar un cuento Que usted ya debe saber… A mí me gustan sus manos, cuando Están en mis caderas. A mí me gusta su boca que me diga lo Que quiera. A mí me gusta la lluvia, me gusta La luna llena. A mí me gusta su aroma que huele A oscuro café. A mí me gusta la noche, para volverlo A tener. Le voy a contar un cuento Que usted ya debe saber… Le cuento que yo lo amo y que Dios lo sabe también. 79 Devora Dante INVENTOS Yo lo inventé Inventé sus manos Inventé su piel Inventé sus brazos Inventé su cuerpo Y mi cuerpo en él. Inventé su boca y Todos sus besos Inventé sus ojos y Hasta su mirada. Inventé la luna llena Que lo acariciaba. Inventé su olor entre mis Almohadas. Inventé el calor de sus Madrugadas Invente su alma fiel Enamorada. Inventé su risa, inventé Su amor Invente un lecho lleno De pasión. Yo inventé un mundo Solo de los dos, aunque Todo esto fuera una ilusión Que inventó mi mente y Mi corazón. 80 Los Cantos de la Lluvia DEJEMÉ Déjeme sentirlo poco a poco Yo quiero acariciarlo cada noche. Yo quiero su pasión toda en derroche Y quiero amanecer entre sus brazos. Yo quiero ver de tarde los ocasos, que Cierren a los dos un nuevo día. Yo quiero que su vida sea mía, y quiero Entregarme por completo. Yo quiero que su mano entre la mía Me lleve por caminos diferentes. Yo quiero que alto lleve usted la frente Llevando de su mano a su amada. Déjeme tenerlo entre mis brazos y Por siempre estará su alma de mi alma Enamorada. 81 Devora Dante L OS DESVELOS Los desvelos son hogueras calcinantes Son puñales angustiantes que reflejan De los celos los quejidos. Los desvelos son amores no vividos Son pesares que se guardan en la almohada. Son los gritos de un alma enamorada Son fantasmas que acechan nuestro nido. Los desvelos son las horas siendo siglos Son recuerdos que te pasan uno a uno. Son desvelos los ojos humedecidos Es el pecho en profundo desespero. Es el choque con la nueva madrugada Que se junta con el próximo desvelo. 82 Los Cantos de la Lluvia D E ESE AMOR De ese amor tranquilo Que no rompe el pecho. De ese amor que es tibio Que no enciende el lecho. De ese amor callado que No dice nada, que tan solo Escucha y no espera el alba. De ese amor que vive el hoy No espera el mañana. De ese amor que sientes yo Quiero sentir, del que ni se queda Ni quiere partir. Que cierra los ojos y duerme en las noches. Nada lo acongoja, nada lo desvela No huele las rosas, no enciende las velas. No siente nostalgias que lo Encadenan, no le llena el alma No corre por las venas. De ese amor que sientes yo quiero Sentir, ni morir por verme ni morir por ti. Que pasen los días igual que los años Nada lo conmueva, nada le haga daño. Ese amor como el que sientes yo quiero Sentir, y que tu sientas el que yo ahora Siento, para que conozcas… ¡Lo que es un tormento ¡ 83 Devora Dante E L CABALLERO Y LA ROSA Era la rosa más hermosa del jardín. Graciosa, vanidosa, convencida, ensimismada. Un caballero enamorado todos los días pasa a ver a su rosa roja. Pero ella se escondía, sus pétalos retraía ocultada entre las hojas. Pero había otro sujeto que por ahí mismo pasaba. Es que su jardín no miraba, ni sus perfumes olía. Aquella rosa rojo carmín, de él estaba enamorada y cada que aquel pasaba sus aromas desprendía. Sus pétalos extendían y se abrían como el sol. Se ensanchaba tan hermosa que su corazón mostraba. Pero él no la miraba y pasaba ignorando su cariño. El caballero enamorado iba a buscar a su rosa, solo quería mirarla y respirar su perfume. Pero ella vanidosa su amor no aceptaba sus pétalos cerraba hasta parecer capullo. 84 Los Cantos de la Lluvia Eso a él no le importaba, porque tanto la adoraba que solo seguía su juego. Pero un día el otro hombre volvía a pasar por allí... Ella a su encuentro sale con sus pétalos al rojo vivo. Con sus aromas tan dulces, abiertos todos sus sentidos. Aquel hombre la miró y sin pensarlo dos veces de un jalón la rosa desprende, del verde oscuro follaje. Algunos pétalos al suelo caen, pero eso no le importa. Él solo lleva en su mente halagar a su princesa. Ante ella su rosa presenta, pero al igual que él a su rosa ella lo ignora, no aceptando su regalo. Él la despedaza en su mano partiéndola en mil pedazos que dejo caer al suelo y sin piedad pisoteó. Allí quedo el orgullo de la rosa que entregó su amor y sus perfumes a quién nunca la amaría. El que tanto la quería volvió otra vez a buscarla pero nunca la encontró. Solo el verde follaje halló y unos pétalos en el suelo. Recogiéndolos muy triste los guardó en su corazón y como un niño lloró el amor que nunca tuvo. De la flor que nunca pudo entender quién la quería, pero esas son las ironías de eso que se llama amor. 85 Devora Dante L A SEÑORA DE L AS CU ATRO DECAD AS LAS CUA DECADAS Yo soy la señora de las cuatro décadas la del felino mirar la de los labios rojo fuego y del profundo pensar. Quizás tú no me conoces !pero me conocerás¡ O si no me recuerdas a tu memoria llegará, una canción, un soneto un verso ya leído. Ese poema de amor que un día fue compartido. Soy la señora de la prosa del expresarse sencillo. Del mar, del viento y la lluvia !señora de mil caminos¡ Mi verso llega a los amantes al desdichado o feliz. Con ellos he dicho todo lo que he querido decir. Porque el don de la palabra mi Dios me lo ha otorgado y sé también que a mis hijos ese don será heredado. Soy la señora de las cuatro décadas, la del hablar fluido. La que con sus pensamientos despertara tus sentidos. 86 Los Cantos de la Lluvia LA PROMESA Como el dolor del parto de un varón Como el dolor del parto de una hembra. El dolor de una laparoscopia El dolor de la muerte de un padre El dolor de la muerte de tu mascota. Como el dolor de una otitis El dolor de una migraña crónica. Como el dolor de una artroscopia Como todos los dolores anteriores juntos ¡Es el dolor de una promesa rota¡ 87 Devora Dante T ANT AS CAR TAS ANTAS CART Son tantas cartas escritas para el mismo personaje de una fábula de viajes y de amores increíbles. De romances que jamás se perderán con el tiempo y que los momentos tristes se irán a volar con el viento. Son tantos besos lanzados que viajan a Veracruz Esquivando tempestades y rayos llenos de luz. Pero con una fuerza tal que nada puede extraviarlos y llegarán a su destino y nada podrá borrarlos. Tanto latir de corazones que quieren explotar al verse, y que no dejan de amarse aunque no puedan tenerse. La vida dispuso así un amor tan libertario, que ni la gente ni las distancias podrán jamás acabarlo. Es una fábula de amor con personajes reales, porque no es una ilusión, eso los dos bien lo saben. Saben que esto es amor que traspasa mil fronteras y que se habrán de amar... ¡HASTA QUE DIOS LO QUIERA! 88 Los Cantos de la Lluvia R ÁFAGA DE VIENTO Lluvia, lluvia ráfaga de viento tráelo hasta mí. Dile que lo extraño con tu inmenso frío. Dile que lo espera mi cuerpo lleno de calor. Tráelo ¡oh lluvia! con toda su fuerza, que lo espera ansiosa toda mi pasión. Tráelo ráfaga de viento, que sea un tormento el estar sin mí. Dile que lo amo, que muero por verlo, que quiero tenerlo junto a mi pecho y en mi corazón. Que llegue furioso ¡oh volcán! sin calma, que lo espera mi alma llena de emoción. Tráelo pronto vendaval sin rumbo que no tengo mundo si no está su amor. Tráelo ¡oh lluvia! a que apague el fuego que me quema el cuerpo, alma y corazón. 89 Devora Dante QUIERO Quiero brisa y huracán quiero águila y paloma. Ser el tibio sol que asoma por esas tus verdes llanuras. Quiero ser piel y corazón ser tu verdad, tu razón. Ser confianza y fortaleza quiero llenarte la cabeza de sueños y de ilusiones. Juega al juego que siempre quisimos jugar. Donde los dos ponen todo y los dos suelen ganar. Donde yo te dé mi todo donde tú me des la paz. 90 Los Cantos de la Lluvia LA MUJER El vino rojo El Must de Cartier El soneto de Bécquer El rojo carmín La lluvia a cántaros El amaretto di soronno El negro pantera La noche fría y silenciosa Las manos abiertas La boca sedienta El cuerpo en llamas El arroz chino El kimono japonés El destino incierto El corazón valiente y palpitante El miedo a vencer La vida por vivir El amor intenso y por sentir. El día es hoy, la hora es ya Y la mujer… la mujer soy yo. 91 Devora Dante E STÁ LLOVIENDO Está lloviendo querido ¿Acaso no sientes frío? ¡VAMOS TE ESTOY ESPERANDO! Sí…siento que estás llegando, descubro Tu dulce olor. Cómo extraño tu sabor de menta y de Hierba buena. Tu boca que me encadena y no dejo de Besar. Ven no te vayas más, de mí no vuelvas A irte. ¿Escuchas el ruido que hace la lluvia? Me encanta oírla caer mientras mi piel se funde En la tuya. ¡Cómo me gusta la lluvia! Tanto como amarte a ti. Es como un vino que embriaga ¡el elixir de los Dioses! Es como sentir la danza de ilusiones y pasiones Es latir de corazones, es lujuria desatada. Es mi alma enamorada que te busca y que te Encuentra. Así llueva o no llueva, porque todo de mi te pertenece, mi lluvia, mi vino y hasta mi sangre. Así mi amor se desangre hasta que vuelva a llover. 92 Los Cantos de la Lluvia C ALMA Que no se inquiete mi alma Ni el corazón se desboque. Que el pecho no se ensanche Ni de tristeza se llene. El amor no se ha acabado pero Tampoco es el mismo. Se han abierto otros senderos Se tomaran otros rumbos. Se despertaran los sentidos Que durmiendo permanecen. Que se rompan las cadenas Que ataban a los fantasmas. Que vuelen mil ilusiones y que Despierten los sueños. Ya no luchare contra la corriente ¡Me he soltado¡ que me arrastre, que me Lleve, que me embriague. Que al final en la orilla, veré que brazos Me esperan. 93 Devora Dante E L PÁJ ARO MA YO PÁJARO MAY Como cada ritual matutino El pajarillo mayo llegó en la mañana de abril. Analizó el ventanal donde fiel se reflejaba. Sincronizó su volada y contra el vidrio suavemente se pegó. A la baldosa del balcón de la oficina cayó, y mirando tranquilamente a los ocupantes de ésta, que expectantes le Mirábamos. Volvió a subir a su punto de arranque a luchar su segundo intento, el cual también falló. Entonces de nuevo intentó cambiándose de lugar. Pero de nuevo el ventanal muy suave lo aparó. Él no se desesperó y analizando sensato, se dijo me voy pero ya volveré mañana. 94 Los Cantos de la Lluvia No te apures pajarillo mayo que vienes los días de abril si tu amada no responde y dejarte entrar no quiere. Pues es que aún tú no entiendes que el ventanal hace un reflejo de ti, por eso tu amor no responde. Ve a buscarla en las ramas de ese arbolito frondoso que ameniza este despacho. Qué seas feliz espero y te surta por fin tu conquista. Pero como ya te quiero y me gusta tu saludo mudo. No olvides que yo también a esperar este ritual, todos los días acudo. 95 Devora Dante ¡ L LUVIA! Lluvia que me vuelves loca Aquí estoy dueño absoluto de mi boca. Ven relámpago invencible Ven que me siento libre. Libre para amarte en silencio Ven que mi amor no ha muerto. Ven que te estoy esperando Ven que aun te estoy amando. Lluvia que elevas mi ser Lluvia vuélvelo a traer. 96 Los Cantos de la Lluvia C UANDO L A NOCHE CAE LA Miauuu maullaba la gata cuando la lluvia caía y cuando su amor llegaba. Cuando a ella se acercaba, ella en su cara le ponía su fría nariz y su mirada coqueta lo volvía medio loco. Lo rozaba poco a poco con su pelillo de seda. Miauuu maullaba la gata ¿Gata qué quieres de mí? Lo quiero todo de ti dicen sus ojos extasiados con su ronroneo felino. Cuando el amor lleva al camino de los amantes serenos, se puede encontrar la gloria. Las pasiones son pasiones, por eso es mejor el amor que pase por siempre a la historia. 97 Devora Dante LIVIANO Ese peso que usted siente y que no puede explicar, ese peso es mi amor y no lo puede evitar. Devuélvame mi corazón y quedará más liviano, y así nunca sabrá lo que le amo y le extraño. 98 Los Cantos de la Lluvia G UERRERO ¿Porque te quedas expectante? ¿En realidad no crees que sea tuya? Te gusta esperar a que mis enojos huyan y vuelva la princesa de tus cuentos. Sube a tu caballo oh guerrero, cabalga por desiertos y batalla. No esperes más y ven por mí, que las dudas y tristezas me avasallan. No esperes que el tiempo todo traiga, pues es a veces irónico y lisonjero. Puede llegar lo que quiero, o perderse en la distancia. Que me llegue tu aroma, eso quiero, que me tomes en tus brazos apacibles. Que me salves de dragones invencibles, que carcomen mi mente y mi alma. Que te olvides de la calma, eso quiero. Que me salves o de una vez me condenes eso espero. Que me ames o me olvides oh guerrero. Que te quedes o que de una vez te vayas. 99 Devora Dante N OCHES Noches blandas, noches frías, noches de azules desvelos. Noches blancas, noches desatadas, noches de quiero y no quiero. Noches sin sus ojos, noches sin sus manos, noches sin sus besos. Noches de lluvias heladas, noches de elevados pechos, noches de tristezas calladas, noches de mágicos sueños. Noches de fuertes sollozos, noches de llanto en los ojos, noches de traviesas penas. Noches de ausencia infinita, de ecos de dulces te amos. Noches de! cuanto te extraño ¡ noches de !amor te necesito¡ NOCHES QUE PASAN MUDAS, NOCHES QUE NO ESCUCHAS MIS GRITOS. 100 Los Cantos de la Lluvia ¿ Q UIEN ES? Noche de luna y pasión de sonetos y de libros. De caballeros Dantescos, de bohemias y espejismos. Desnuda la cama, sedienta el alma. ¿Quién me llama? ¿Quién es él? Quien me nombra entre sonrisas. Quién se juega cuerpo y alma, en tan lejanas caricias. Noche de juego y placer. De llovizna fría, rojo vino tinto. Quien me brinda su mano, me retira del abismo. Amarga como la hiel, se desliza la tristeza. Quien es él que a mi llanto, acude con su nobleza. Noche de luna y de frio, se aproxima gran invierno. Invierno de que has de llegar, invierno que tanto te amo. Dime quien llegará a cubrirme con su anhelado manto. 101 Devora Dante C ONTRASTE Amor que todo lo perdonas, amor que todo lo condenas. Amor que todo lo liberas, amor que todo lo encadenas. Amor que suenas a alegría, amor que eres la tristeza. Amor que debieras de ser gratis, amor que a veces tanto cuesta. Amor que no sabes de colores, amor con sabor a yerbabuena. Amor que conoces mil caminos, amor que no sabes de fronteras. Amor que se juega por el todo, amor que se pierde en la nada. Amor con dolor te estoy pagando, por meterte en mi alma apasionada. 102 Los Cantos de la Lluvia A MI MADRE Porque me diste agua cuando tuve sed. Porque tu cuerpo fue el abrigo, para el frio de mi piel. Porque me entrégaste tu destino y tu juventud. Porque lo entregaste todo hoy te doy mi gratitud. Porque sufrir te he hecho y me has perdonado. Porque siempre estás conmigo aun cuando te he abandonado. Porque tu paciencia no tiene límites, tampoco tu amor. Por todas esas cosas yo te doy mi corazón. Perdóname los enojos y el llanto de tus ojos. Perdóname madre mía por no ser lo que querías. Pero tú lo has sido todo para esta vida mía. Gracias por ser la madre, la abuela y la amiga yo le doy al creador. Que mi Dios te de la gloria madrecita de mi amor. 103 Devora Dante V OY A ENTREG AR TE ENTREGAR ARTE Voy a entregarte un corazón Sin habitante. Un alma limpia, una piel sin Huellas. Una mente fresca llena de ilusiones Nuevas. Sin fantasmas que me ronden, sin Tristezas que me embarguen. Y el día que te diga te quiero Es porque te quiero. Y en esa entrega de mi piel Irá mi alma, mi corazón… ¡Mi vida entera! 104 Los Cantos de la Lluvia L OS OJOS DE MI P ADRE PADRE Tus ojos me recuerdan a mi padre Tus gestos y los dedos de tus manos. Cuando comes, cuando enojas si yo Te regaño. Me gusta mirarte lentamente y verte Sonreír simplemente. Me gusta lo puro de tu frente, tu Limpia Cara de niño. Te amo tanto, tanto como a mi padre Amo y recuerdo. Mirándote de él me acuerdo, y regreso Al pasado cuando conmigo estaba. Él, como yo hoy te miró, así mismo me miraba. Me sonreía y abrazaba y me decía te quiero. Cuanto te amo hijo mío ¡y como extraño A mi padre ¡ 105 Devora Dante A CÁNT AROS CÁNTAROS Cuando te digo «Llueve a cántaros» No te miento «llueve a cántaros» Como a cántaros es esta pasión que mi piel desborda. Son tus manos riachuelos que inundaran Quisiera las montañas de mi cuerpo. Se reviven los momentos que juntos hemos Pasado. Tanto amor, tantos pecados, tantas idas y Regresos. Tanto calor, tantos besos, tanta miel y tanta hiel Sentimientos encontrados. Cuando te digo «Arde en llamas» es que prende Mi cuerpo al rojo vivo. Tu boca ansiosa y sedienta, la siento Como una hoguera. Estas aquí en primavera en todas Las estaciones. Estas en las canciones, en cada sonido Que escucho. Estas aquí y aunque lucho de mí no Puedo sacarte. Yo nunca podré olvidarte y la verdad… ¡No lo quiero! 106 Los Cantos de la Lluvia A MI LADO Un pijama azul Un soneto de Bécquer Una copa de anís El sonar de una fuente. Y sucumbió a mi antojo Calmándome el frio, besándome Los ojos. Y se vistió de fiesta para la luna Llena. Y derribo montañas y desato cadenas. Y se entregó a mi pecho cuan potro Desbocado. Y como todas las noches hoy también Durmió a mi lado. 107 Devora Dante G UAPO ¿Guapo me das fuego? dame tu fuego gitano si quieres me das tu mano y no te la soltaré nunca. Dame tus brazos moreno aférrate a mi cintura !como me gustan tus labios¡ Ven guapo dame fuego, ven y metete en mis brazos. Conocerás las estrellas, el cielo !el paraíso ¡ Te devuelvo tu pañuelo sácalo de mi pecho junto con mi corazón. Mira mis ojos gitanos, mira mi boca de fuego. Siente lo que yo te quiero y no te dejaré ir nunca. Ven te enseño mis secretos que te tenía guardados enséñame tú los tuyos. Dame tu mano gitano y no te la soltaré nunca. 108 ÍNDICE PRÓLOGO ...........................................................................................................................6 MI ÚLTIMO DÍA ES HOY.......................................................................................................7 LA TORMENTA ...................................................................................................................8 TE LO DIGO...........................................................................................................................9 VOLVERTE A VER...............................................................................................................10 CONTRASTE........................................................................................................................11 SÁLVAME............................................................................................................................12 SOFÍA....................................................................................................................................13 A MI ME GUSTA..............................................................................................................14 IMAGÍNATE.........................................................................................................................15 SEMILLA DE TRIGO ...........................................................................................................16 ALAS BLANCAS.......................................................................................................................17 MIENTRAS ÉL DUERME ..................................................................................................18 DEJA.....................................................................................................................................19 Y SI... ....................................................................................................................................20 LOS VERSOS ............................................................................................................................21 TOCÓ....................................................................................................................................22 EL CALOR..............................................................................................................................23 NO MIENTO.......................................................................................................................24 COMO LOS GATOS...........................................................................................................25 LA MUJER Y LA NIÑA......................................................................................................26 CUÁNTAS VECES..................................................................................................................27 YO QUERÍA ..........................................................................................................................28 NO ME JURÓ......................................................................................................................29 CELOS .................................................................................................................................30 ¿QUIÉN SERÁ? .....................................................................................................................31 LOS SENTIDOS ..................................................................................................................32 ¡QUÉ MÁS QUIERES! ........................................................................................................33 ¡CALLE ¡ QUE NO SE VUELVA SU PALABRA ................................................................ .........34 YO QUIERO ......................................................................................................................35 UN HOMBRE.....................................................................................................................36 CALOR DE INVIERNO ...........................................................................................................37 LA MEMORIA....................................................................................................................38 109 OJALÁ ..................................................................................................................................39 DE REPENTE .......................................................................................................................40 YO SOY LA QUE SOY ........................................................................................................41 APRENDIMOS ...................................................................................................................42 TITINA ................................................................................................................................43 NO FUI YO .........................................................................................................................44 LIBÉLULA ...............................................................................................................................45 NO SÉ ....................................................................................................................................46 CAFÉ CON AMARETO .........................................................................................................47 TE QUIERO SIN SENTIDO .................................................................................................48 .EXCELENTISIMO SEÑOR AMOR .....................................................................................49 DISFRACES ...........................................................................................................................50 DEJAMOS...............................................................................................................................51 MAÑANA SERÁ OTRO DÍA .................................................................................................52 LA MANOS ...........................................................................................................................53 LA LUCHA .............................................................................................................................54 DUERMEN ...........................................................................................................................55 LA CASA DE LA ABUELA ......................................................................................................56 DIALECTOS DE AMOR ........................................................................................................57 DEJE QUE FLUYA ...................................................................................................................58 ¿? SON UN PAR DE INTERROGANTES ............................................................................59 PARA EL DESCONOCIDO ....................................................................................................60 QUISE SER ........................................................................................................................ 61 AL POETA CESAR CALVO ................................................................................................62 TRES CRUCES ....................................................................................................................63 INTENSO ............................................................................................................................ 64 PARA SABER LO QUE ES ...................................................................................................65 MANDATO .......................................................................................................................66 SERA MEJOR .....................................................................................................................67 LAS PRIMERAS ROSAS .................................................................................................... 68 A DONDE MANDARE MIS ROSAS ................................................................................ 69 NI PRÍNCIPE AZUL NI ESCLAVO ..................................................................................70 ME QUEDO ......................................................................................................................71 YO QUIERO UN AMOR ..................................................................................................72 110 NI LOS JUEGOS ........................................................................................................... .. 73 QUIEN OSA TOCAR ............................................................................................ .......... 74 LA COPA DE VINO ..........................................................................................................75 OJOS NEGROS, OJOS TRISTES ................................................................ .....................76 HOY .................................................................................................................................. 77 HOY SOLO POR HOY .....................................................................................................78 LE VOY A CONTAR UN CUENTO ................................................................................ 79 INVENTOS ........................................................................................................................80 DÉJAME ................................................................................................................ .......... 81 LOS DESVELOS ................................................................................................................ 82 DE ESE AMOR .................................................................................................................83 EL CABALLERO Y LA ROSA ............................................................................................84 LA SEÑORA DE LAS 4 DÉCADAS ...................................................................................86 LA PROMESA ...................................................................................................................87 TANTAS CARTAS ............................................................................................................88 RÁFAGA DE VIENTO .....................................................................................................89 QUIERO ............................................................................................................................ 90 LA MUJER ........................................................................................................................91 ESTA LLOVIENDO ...........................................................................................................92 CALMA .............................................................................................................................93 EL PÁJARO MAYO ...........................................................................................................94 LLUVIA ..............................................................................................................................96 CUANDO LA NOCHE CAE ..............................................................................................97 LIVIANO.............................................................................................................................98 GUERRERO .......................................................................................................................99 NOCHES .........................................................................................................................100 ¿QUIEN ES? ...................................................................................................................101 PROCURA ...................................................................................................................... 102 A MI MADRE .................................................................................................................103 VOY A ENTREGARTE ...................................................................................................104 LOS OJOS DE MI PADRE ..............................................................................................105 A CANTAROS .................................................................................................................106 A MI LADO ....................................................................................................................107 GUAPO.................................................................................................................. ...........108 111 Este libro se terminó de imprimir en los talleres er ena. Litográficos de Ediciones Ak Aker erena. ediakerena@yahoo.es Bogota, Colombia 2013 112