Manual del Alterador

Amaia Villafañez Nana

4.- Otros materiales
Antes de nada, aclarar que todo este material no es necesario para alterar cartas ya que con cuatro o cinco tubos de acrílico y un pincel podemos perfectamente realizar nuestras creaciones. Sin embargo, nos ha parecido interesante compartir experiencias con aquellos a quienes guste probar y experimentar. El material de bellas artes es caro, así que es cuestión de marcar prioridades. En mi caso, dispongo de mucho material porque además de alterar cartas asistí a una escuela de arte y diseño dónde me pedían mucho material y, actualmente, sigo haciendo pintura e ilustración y cómo me encanta probar, pues utilizo todo lo que pillo. Además mi familia tiene solucionado el tema regalos para todas las celebraciones, ya que prefiero mil veces una caja de lápices que un bolso, unos zapatos o un vestido. Es importante también tener en cuenta que lo que funciona con una forma de trabajo no funciona con otra. Aquí expongo mi experiencia, pero no tiene porque coincidir con la vuestra. Así que ser cautos a la hora de adquirir productos y, sobretodo, probad en cartas sin valor antes de lanzaros.

Óleos Lápices de colores Lápices acuarelables de colores Lápices de grafito Tintas de modelismo Tintas de caligrafía Plumillas Acuarelas Pasteles Pan de oro Medium metalizado Rotuladores Goma líquida para reservas Gouache

4.1 Óleos
El óleo, por su propia naturaleza, permite unos degradados y fundidos que, ni por asomo, permiten los acrílicos. Así que esta técnica puede resultar muy adecuada en paisajes, marinas, retratos, etc., o simplemente si no os gusta pintar capa sobre capa. 1

Manual del Alterador
Amaia Villafañez Nana

Una de las formas más habituales de usar los óleos es por capas siguiendo el principio "graso sobre magro". Eso significa que la primera capa se da diluida con esencia de trementina para que seque antes, y la segunda y posteriores se mezclan con algún médium oleoso tipo aceite de lino o similares. Pero eso no podemos hacerlo en las cartas. La trementina resulta demasiado agresiva para el cartón y los aceites provocarían un retraso infinito del secado. Así que la primera mancha e incluso las primeras capas las daremos con acrílicos y los óleos los dejaremos para matizar en una capa final o en las dos últimas capas, tal como podemos hacer con cualquier lienzo o ilustración.

Pintada con óleos

Pero seguimos teniendo el problema de que el óleo es un medio muy denso y que además tarda muchísimo en secar. En consecuencia necesitamos adelgazarlo y acelerar el proceso de secado de un modo adecuado. Partimos de la base de que los óleos son de buena calidad y frescos, para evitarnos residuos de pigmento, y utilizaremos un secativo alquídico para no correr riesgos con otros secativos más agresivos. Este secativo cumplirá con nuestro doble propósito: aumentar la fluidez y transparencia de la pintura y precipitar el secado. Los secativos alquídicos con los que he trabajado son Liquin Original y Liquin Light Gel de Winsor&Newton, el primero no altera el aspecto de la pintura y el segundo le añade un efecto brillante o vidrioso. Son líquidos con textura de gel y lo venden en botes desde 75ml hasta 1 litro, pero con el pequeño tenemos para toda la vida. Cuesta unos 7€ y podemos usarlo también para hacer ilustraciones en tela, papel con acabado de lino, etc. La forma de aplicación del secativo es añadirlo directamente al óleo tal y cómo añadimos agua o cualquier otro médium a los acrílicos. Ponemos un pequeñísimo pegote de óleo en la paleta, lo chafamos bien con una espátula para eliminar posibles grumos y residuos. Si no tenéis espátulas de pintura podéis usar cualquier cosa a la que no se adhiera la pintura y tenga un mínimo de flexibilidad, una cucharilla de esas malas podría servir. Entonces mezclamos el secativo con el óleo y vamos probando hasta conseguir la fluidez requerida. Personalmente me gusta que quede más o menos como los acrílicos diluidos. Y ya está, a matizar y dar el aspecto final. Tarda 24 horas o menos, dependiendo de la densidad, en secar. Algo realmente impresionante si tenemos en cuenta que un lienzo al óleo necesita entre 3 y 6 meses para secar correctamente, e incluso más. Finalmente, una vez seco, sellamos con un barniz en spray que sirva para oleos y acrílicos.

2

Manual del Alterador
Amaia Villafañez Nana

4.2 Lápices de colores
Los lápices de colores resultan geniales para matizar, fundir y sombrear. Pero debemos elegir aquellos que tengan una mina cremosa y suave ya que en caso contrario levantaremos la pintura al aplicarlos encima. Que se “agarre” el pigmento a la pintura dependerá de la cremosidad del lápiz, por lo que los lápices escolares sólo la rayarán. La forma de uso es la convencional, deslizar muy suavemente el lápiz encima de la zona pintada evitando las puntas muy afiladas. Desgraciadamente, en nuestro país los lápices de colores de calidad son muy caros, así que personalmente recurro a Ebay dónde me compro muchísimo material por la gran diferencia de precios. La marca de lápices de colores que utilizo es Prismacolor, ya que tienen una alta calidad de pigmentación, una gran densidad y un alto nivel de saturación del color, además, ofrecen varios tipos de lápiz según el propósito. Premier y Lightfast son los que yo tengo. Lightfast ofrece una mayor resistencia a la luz, pero vamos que los uso porque me los regalaron en el pack cuando compré los Premier y eso que me costaron como cuatro veces menos comparados con los precios de aquí. Si os equivocáis, pasáis una goma de borrar y listos. En el apartado 4.4 se detalla cómo mantener la goma en buenas condiciones.
Lápices de colores en el cuerpo y grafito en las alas

4.3 Lápices de colores acuarelables
Lo mismo que los lápices de colores normales, pero éstos cuentan con la ventaja de que, al ser solubles en agua, si aplicamos el pincel húmedo podemos matizarlos y fundirlos mucho más logrando mayor transparencia e integración. En este caso también uso los Prismacolor: tipo Watercolor.

4.4 Lápices de grafito
Estos son los lápices de toda la vida. Podemos encontrarlos de grafito recubierto con madera, de grafito puro, o en finas minas para usar con portaminas. Cómo nuestra pretensión es que pinten sin dañar la carta utilizaremos densidades altas, de 2B para arriba. Yo suelo utilizar un 6B o un 9B. En el caso de portaminas con un 0,9 será suficiente, pero tened cuidado de que no esté muy afilada la mina. Para ello, con cualquier 3

Manual del Alterador
Amaia Villafañez Nana

lápiz, lo único que hay que hacer es frotarlo en bisel sobre un papel hasta que enromemos la punta. Podemos utilizarlos para varias cosas, el uso que yo les doy es el siguiente: - Para dibujar en la carta como paso previo a la pintura. En este caso, no tengo ni idea de porque, hay cartas en las que se ve muy bien el lápiz y otras en las que no hay forma. Es como si unas estuviesen más enceradas que otras. Pero si imprimáis la zona antes, siempre se verá y puede facilitar mucho el trabajo si, como yo, no sois grandes dibujantes. - Para realizar sombras proyectadas. Marcamos la sombra muy suavemente con el lápiz y con un difumino acabamos de extenderla o matizarla. La sombra que nos quede será semitransparente y por tanto su efecto será bastante realista. - Para dar brillos con efecto metálico. El lápiz de grafito aplicado encima de negro y grises nos ofrece un perfecto aspecto metálico sin esfuerzos. - Para cercar la pintura. Si una vez que tenemos la carta ya barnizada, nos apercibimos de un error y para evitar desagradables corrimientos de pintura, podemos cercar con lápiz la zona a repintar ya que el polvillo impedirá que la pintura se deslice por el barniz. Lo bueno que tiene el lápiz es que se borra fácilmente, con lo que si os equivocáis con pasar una goma de borrar no agresiva, será suficiente. Pero cómo tratamos con zonas muy pequeñas, tendremos que preparar la goma para ello. Cortarla en diagonal, dejando picos muy marcados es efectivo, barato y fácil. Cuando se nos desgaste, le pasaremos una lima de las uñas para volverle a dar forma en punta. Esta misma técnica de la lima podemos utilizarla con los difuminos para tenerlos siempre limpios y bien formados. Difuminos hay también de todos los tamaños, el más pequeño que he encontrado es el del 1.
Grafitos en las sombras proyectadas y matizando los tubos

4.5 Tintas de modelismo
Las tintas Game Ink de la marca Vallejo son mucho más brillantes que los colores normales y más transparentes, con lo que nos vendrán muy bien para hacer veladuras, sombras, reflejos y matizaciones de color. Hay quien dice que si diluyes pintura con mucha agua es lo mismo. Pero yo no estoy de acuerdo, el brillo y transparencia que tienen las tintas no es igual a un color muy diluido. Valga como ejemplo la tinta roja. Ésta tiene un color rojo puro muy intenso y es bastante transparente, ningún color rojo de Vallejo presenta esa tonalidad y saturación, además de que no empapan el cartón como una pintura tan aguada. 4

Manual del Alterador
Amaia Villafañez Nana

Se presentan en botecitos de 17 ml con un precio entre 2 y 2,30€ y puedes mezclarlas entre sí o con otros colores sólidos.

4.6 Tintas de caligrafía
Son tintas solubles en agua con un alto brillo y transparencia. Se pueden mezclar entre sí y rebajarlas con agua destilada. Su uso es similar al de las tintas de modelismo, pero yo las uso encima de la carta una vez que ya está barnizada con una fina capa, ya que si pasas el pincel más de una vez por un mismo sitio se hacen grumos, por lo que su aplicación es muy delicada. Pero si las empleas encima de barniz puedes quitarlas fácilmente con un trapo ligeramente humedecido. Una vez acabado el trabajo con la tinta, vuelves a barnizar con una fina capa en spray y listos. No recomiendo hacerlo sobre barniz con las tintas de modelismo porque no se remueven tan fácilmente.
Teñida con tinta verde después de un primer barnizado

4.7 Plumillas
Las plumillas se utilizan con tinta y nos ofrecen un montón de posibilidades pero, ojo, no son fáciles de dominar. Si no tenemos la suficiente práctica con ellas se nos correrá la tinta, rayaremos la carta o haremos unos trazos de lo más desgarbado. Así que sólo las recomiendo para gente experimentada en su uso. Tamaños, modelos y durezas hay miles, por lo que posibilidades no nos faltarán. El uso más interesante que yo les veo es el de escribir texto en una carta sin los problemas que nos ofrece el pincel.

4.8 Acuarelas
Las acuarelas son un medio transparente y como tal hay que tratarlo. El color variará dependiendo de la cantidad de agua que les añadamos, pero no olvidemos que no hay que duchar la carta. Cómo cualquier medio transparente, matizará el color sobre el que se aplica sin taparlo, lo cual nos ofrece posibilidades muy interesantes. Son más brillantes que los acrílicos y la gran ventaja que ofrecen es que con un trapo o un trocito de papel humedecido las haces desaparecer muy fácilmente si no te gusta el resultado, sin borrar la pintura de fondo.
Matizada en general con acuarelas

5

Manual del Alterador
Amaia Villafañez Nana

Ideales para veladuras, matizaciones, sombras, brillos, reflejos y otros efectos. Se pueden utilizar sin problemas sobre la pintura ya barnizada o sin barnizar. El pigmento ha de ser bueno, por lo que no recomiendo las acuarelas escolares. Personalmente uso unas económicas, pero con cierta calidad, en medio godets o pastillas de la serie Cotman de Winsor&Newton.

4.9 Pasteles
Los pasteles son ideales si quieres crear atmosferas brumosas, neblinosas, nubladas, sombrías o cualquier efecto difuminado. Los pasteles que utilizo son los Nutpastel de Prismacolor, primero porque son los que tengo y segundo porque los pasteles blandos de toda la vida me dan un poco de respeto por lo polvorientos que son. Se pueden utilizar tanto sobre la pintura ya barnizada como sin barnizar y se quitan con un trapo humedecido. En cuanto a la forma de aplicación y, dependiendo de la extensión de la zona, podemos hacerlo con el dedo o frotando primero suavemente un pincel sobre el color pastel y aplicándolo posteriormente sobre la pintura. Pero si lo hacéis sobre la pintura sin barnizar, hay que tener en cuenta que al aplicar el barniz en espray el efecto disminuye porque parte del polvillo se absorbe.
Matizada la atmosfera de la parte del fondo con acuarelas y pasteles después de un primer barnizado

4.10 Pan de oro
Podemos utilizar pan de oro falso, pan de oro auténtico, pan de plata, de cobre, irisado… Desde luego es un material para utilizar discretamente, pero siempre puede resultar efectista en el borde de la caja de la ilustración o del texto o en pequeños detalles. Para aplicarlo tenemos que extender una capa muy fina de mixtión con el pincel, lo dejamos secar hasta que esta mordiente y entonces ponemos encima la lámina o trocitos de lámina de pan de oro, pasamos el pincel muy suavemente por encima para que se fije y entonces, a contrapelo con un pincel algo más duro, quitamos lo sobrante.

6

Manual del Alterador
Amaia Villafañez Nana

4.11 Médium metalizado
El médium metálico de Vallejo se puede utilizar principalmente de tres formas: - Mezclándolo directamente con la pintura para que ésta adquiera un efecto metalizado - Aplicándolo sólo sobre la zona ya pintada o sin pintar - Mojando el pincel en él, retirando lo sobrante y esparciéndolo sobre la zona a modo de pincel seco para obtener un leve efecto de brillo metalizado. No olvidéis que contiene mica, por lo cual hay que ser cautos.

Médium mezclado con pintura en la copa y la luz

Pincel seco sobre abanico y nudo espalda

4.12 Rotuladores
Evidentemente, para pintar sobre la carta, los rotuladores han de ser permanentes. El problema es encontrarlos con una punta cuyo grosor se adecue al tamaño de las miniaturas. Eso sin contar que no se pueden rectificar cómo en el caso de los acrílicos u otros medios. Lo que rotules, ahí se queda de por vida, a no ser que pases alcohol o acetona y destroces la ilustración de fondo o lo tapes con pintura. Los que yo conozco que dispongan de una extensa gama de colores y una punta relativamente fina son los Sharpie de Sanford de punta ultrafina (empresa madre también de Prismacolor, entre otras tropecientas) con una escala de 39 colores, pero a mí, me sigue resultando gorda esa punta, prefiero el pincel. Así a bote pronto, calculo que el grosor de la punta estará entre 0,5 y 0,7, desde luego mucho más finos que la mayoría de rotuladores. El problema es que no es fácil encontrarlos en la península, aunque algunos sitios especializados si los tienen. Aunque eso va a gustos, porque Ron Spencer utiliza frecuentemente los rotuladores permanentes de Prismacolor que son más gordos que los citados anteriormente. Los rotuladores podemos utilizarlos no sólo para pintar sino también para rebordear o para hacer nuestro boceto previo en la carta. Para remarcar en negro hay rotuladores permanentes más finos que los sharpie, los que yo conozco con la punta más fina son los Itoya de 0,1, pero, como siempre, no los encuentro aquí.
Bordes de la figura repasados con rotulador

7

Manual del Alterador
Amaia Villafañez Nana

Para realizar el boceto previo en las cartas, si el lápiz me falla, nunca utilizo rotuladores permanentes por si me equivoco, en su lugar uso rotuladores totalmente borrables, incluso con el dedo. El que mejor me hace el servicio es el Pigment Liner de Staedtler con punta de 0,05. Esta punta es realmente muy fina y me permite trabajar con comodidad y, por suerte, los encuentro en la papelería de enfrente de mi casa.

4.13 Goma líquida para reservas
Este material se utiliza normalmente para hacer reservas de color cuando pintamos con acuarelas, pero podemos utilizarlo también en nuestras cartas. Es una pasta parecida al pegamento que lo que hace es preservar una zona para que no entre la pintura. Se aplica a pincel sobre la zona que no queramos que se pinte y esperamos a que se seque. Una vez seco se quita fácilmente frotándolo con el dedo. Pero no lo utilicéis para zonas que tengan que estar delimitadas perfectamente porque no obedece milimétricamente. Es sólo una opción más a tener en cuenta sobre todo si alguien trabaja con aerógrafo. Graphigum de Lefranc&Bourgeois es una buena elección.

4.14 Gouache o témpera
Nunca he probado este medio que funciona como la acuarela pero en opaco. Sin embargo lo referencio por el gran interés que dicho material produce en Amy Weber, ilustradora oficial de Magic: The Gathering. Los pigmentos están aglutinados con cola o con pigmento blanco y no tiene el mismo brillo que la acuarela pero en contrapartida tapan completamente. Nana

8

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful