You are on page 1of 5

Por qué está sobrevalorada la autodisciplina Si hay un rasgo del carácter por cuyos beneficios hayan abogado tanto

los educadores tradicionales como los progresistas, bien pudiera ser la autodisciplina. Casi todo el mundo quiere que los estudiantes hagan caso omiso de sus impulsos no constructivos, resistan a la tentación y hagan todo lo que haya que hacer. Es cierto que esto nos lo recomiendan con particular fervor ese tipo de personas que desdeñan cualquier referencia a la autoestima y deploran la, según ellos, laxitud actual. Pero incluso quienes no se definen a sí mismos como conservadores están de acuerdo en que imponer disciplina a los niños (bien sea para mejorar su comportamiento, bien para que se apliquen en sus estudios) no es tan deseable como conseguir que los niños se impongan esa disciplina a sí mismos. Es atractivo para los maestros –de hecho, para cualquiera que esté en posición de relativo poder– que la gente sobre la que tienen autoridad haga por sí misma aquello que se supone que tienen que hacer. La única duda es cuál es el mejor modo de conseguir esto.

La autodisciplina se puede definir como el control de la propia fuerza de voluntad para cumplir cosas que generalmente se ven como deseables, y el autocontrol como la utilización de esa misma fuerza de voluntad para evitar hacer cosas que se ven como indeseables o para posponer una gratificación. En la práctica, a menudo funcionan como dos aspectos de la misma maquinaria de autorregulación, así que utilizaré los dos términos más o menos como intercambiables. Una búsqueda de estos términos en índices de libros publicados, artículos académicos o sitios de Internet permitirá descubrir lo difícil que es encontrar el más mínimo cuestionamiento sobre el valor de estos conceptos. Aunque admito que es bueno ser capaz de perseverar en tareas que merezcan la pena – y algunos estudiantes parecen carecer de esta capacidad– me gustaría sugerir que el concepto, en realidad, resulta problemático desde tres perspectivas fundamentales. Preguntarse por aquello que subyace en la idea de la autodisciplina supone desvelar importantes errores acerca de la motivación y la personalidad, suposiciones polémicas sobre la naturaleza humana, y consecuencias inquietantes sobre nuestra organización en la sociedad y en la escuela. Hablaremos de retos psicológicos, filosóficos, y políticos, respectivamente. Todos ellos se aplican a la autodisciplina en general, pero son especialmente relevantes para lo que
La autodisciplina nos da el poder de atenernos a nuestras decisiones y seguir a través de ellas, sin vacilar, y es por tanto uno de los requisitos importantes para lograr los objetivos. La posesión de auto-disciplina nos permite elegir, y después perseverar con acciones, pensamientos y conductas, que conducen a la mejora y el éxito. También nos da el poder y la fuerza interior para superar las adicciones, la desidia y la pereza y dar seguimiento a todo lo que se hace.

Es atractivo para los maestros –de hecho. De hecho. como el control de uno mismo. Se expresa como la perseverancia. y el autocontrol como la utilización de esa misma fuerza de voluntad para evitar hacer cosas que se ven como indeseables o para posponer una gratificación. la pérdida. Pero incluso quienes no se definen a sí mismos como conservadores están de acuerdo en que imponer disciplina a los niños (bien sea para mejorar su comportamiento. Es cierto que esto nos lo recomiendan con particular fervor ese tipo de personas que desdeñan cualquier referencia a la autoestima y deploran la. filosóficos. y políticos. Es un ingrediente muy importante para el éxito en todos los aspectos de nuestra vida. Por otro lado. la falta de autodisciplina puede conducir a problemas de fracaso. la obesidad y otros más Por qué está sobrevalorada la autodisciplina La (inquietante) teoría y práctica del control desde dentro Por Alfie Kohn Si hay un rasgo del carácter por cuyos beneficios hayan abogado tanto los educadores tradicionales como los progresistas. pero son especialmente relevantes para lo que ocurre en nuestras escuelas. para cualquiera que esté en posición de relativo poder– que la gente sobre la que tienen autoridad haga por sí misma aquello que se supone que tienen que hacer. resulta problemático desde tres perspectivas fundamentales. Una búsqueda de estos términos en índices de libros publicados. . la autoestima y la fuerza interior. artículos académicos o sitios de Internet permitirá descubrir lo difícil que es encontrar el más mínimo cuestionamiento sobre el valor de estos conceptos. Preguntarse por aquello que subyace en la idea de la autodisciplina supone desvelar importantes errores acerca de la motivación y la personalidad. bien para que se apliquen en sus estudios) no es tan deseable como conseguir que los niños se impongan esa disciplina a sí mismos. resistan a la tentación y hagan todo lo que haya que hacer. Aunque admito que es bueno ser capaz de perseverar en tareas que merezcan la pena –y algunos estudiantes parecen carecer de esta capacidad– me gustaría sugerir que el concepto. y como la capacidad para resistir las tentaciones y distracciones que tienden a interponerse en el camino para alcanzar las metas. la autodisciplina no es un comportamiento grave y limitado o un estilo de vida restrictivo. la capacidad de no renunciar a pesar del fracaso y retrocesos. a menudo funcionan como dos aspectos de la misma maquinaria de autorregulación. respectivamente. y en consecuencia a la felicidad y satisfacción. y consecuencias inquietantes sobre nuestra organización en la sociedad y en la escuela. Esta habilidad conduce a la confianza en uno mismo. La autodisciplina se puede definir como el control de la propia fuerza de voluntad para cumplir cosas que generalmente se ven como deseables. Todos ellos se aplican a la autodisciplina en general. la salud y las relaciones. laxitud actual. Casi todo el mundo quiere que los estudiantes hagan caso omiso de sus impulsos no constructivos. así que utilizaré los dos términos más o menos como intercambiables. La única duda es cuál es el mejor modo de conseguir esto.Contrariamente a la creencia común. según ellos. en realidad. suposiciones polémicas sobre la naturaleza humana. En la práctica. bien pudiera ser la autodisciplina. es uno de los pilares más importantes de éxito real y estable. Hablaremos de retos psicológicos.

Formatted: Font: (Default) Times New Roman. Los asquelmintos constituyen un grupo heterogéneo. 12 pt. con la boca en un extremo y el ano en el extremo opuesto. -Absorción de nutrientes de líquidos corporales. muchas de sus características estructurales y organizativas varían de unos grupos a otros. nematomorfos. en la ingestión de sangre. aunque hay algunas especies de vida libre. Font color: Blue Ensayos relacionado        NEMATODOS Nematodos Nematodos Nematodos Nematodos Nematodos Nematodos Las diferentes especies de nemátodos han evolucionado en diversas adaptaciones alimenticias. nemátodos. mientras que los nematodos son más bien producto de una adaptación a las condiciones parasitarias o edáficas (del suelo). que le permite asir firmemente a su presa y succionarle el líquido interno. Son de vida libre generalmente. -Fásmidos: Nemátodos que poseen anfidios y fasmidios. Clasificación: El filo se divide en dos clases: -Afásmidos: Nemátodos que poseen anfidios y no fasmidios. Los nemátodos depredadores de otro nemátodos poseen una boca o cavidad denominada “estoma”. Se ha convenido que los asquelmintos constituyen cinco clases: rotíferos. -Absorción de contenido intestinal. .Los Asquelmintos O Nemátodos Los Asquelmintos o Nemátodos Alimentación: Poseen un tubo digestivo completo pero muy simple. En el caso de las especies zooparásitas (parásitos de animales) tenemos: -Aspiración: por ejemplo. precisamente por eso su sistemática es muy compleja y problemática. Se estima que derivan de organismos semejantes a los tuerbelarios. Generalmente son parasitos. -Absorción de tejidos destruidos: como en el caso de los gusanos incrustados.

-Nematodos: Son animales fusiformes. -Rotíferos: Los rotíferos son una clase de asquelmintos de forma variada (cilíndricos. de los cuales los rotíferos y nemátodos son los más conocidos. alargados.gastrotricos y quinorrincos. como sucede con muchos artrópodos. pero se conocen formas de reproducción por partenogénesis (hembras de cuyos huevos no fecundados por un macho nacen de todas formas otras hembras). o generar corrientes de agua para capturar las partículas alimenticias. El tronco finaliza en un pie estrecho y retráctil provisto de apéndices que les permiten adherirse al suelo.). que utilizan para desplazarse (moviendo los cilios con rapidez).. etc. Su cutícula no es elástica motivo por el cual.. . simetría bilateral y externamente segmentados. En su parte anterior poseen un órgano ciliado rotatorio llamado corona. Tienen formas diferentes según su método de desplazamiento: de gusano si reptan o nadan. Los rotíferos se reproducen sexualmente de forma habitual. En su mayoría viven en aguas dulces Leer Ensayo Completo Suscríbase . que surgen con frecuencia en épocas que les son favorables (con temperaturas suaves en primavera o verano). cilíndricos y no segmentados. necesitan mudar per . de saco si flotan en el agua. de vaso si viven fijos al suelo. A esta clase pertenece el género Hydatina.