You are on page 1of 106

El que La Arqueología y los Patriarcas

Vive

en

la

Verdad:

PARTE II
Capítulo 17
"Bestia de (El Papel de la XXII Dinastía en el Egipto del Imperio Nuevo) Asociaciones de Nombres Nombres en la Torá Nombres en Reyes/Crónicas Salomón compuesto Jacob-Israel Lía (esposa de Jacob) Raquel (esposa de Jacob) De Raquel, dos hijos 1) (Amram) Asenat Manasés (Aarón) Efraín (Eleasar) Jocabed (Séfora) Siloh Moisés Eliezer Gersón/Josué José Abisalom ("Padre de Salomón") (esposa "egipcia" de José) Layo, Minos Yuya, Imram Tuya Aanen hijo de Yuya Amon-appa/ Amarnappa Ay, Sheshonq I Iuput A Jocasta, Meropea Tiye, Eurídice hija de Yuya Polibo/Polibio Amenhotep III Edipo, Hermao Amenhotep Faetón Akhenaton Abiam Etéocles (A) Smenkhara Etéocles (B) Tutankhamon Tutu/ Dadua Aakheprura Ahías, Ginat Atara Carga"

Nombres Griegos Nombres Egipcios Dakos Amenhotep II Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón

Jeroboam (el Viejo) (Kith-)Airon Amón, "Gobernador de la Ciudad" Amarías Asa/Saúl Asoqueo, Creón Josafat hijo de Asa Naama, Maaca, Abihail Salomón compuesto Roboam (hijo de Naama y Abisalom) Abías, (hijo de Roboam y Maaca) Atai (hijo de Roboam y Maaca)

IV

2) Benjamín De Lía, seis hijos y una hija (Dina) Uziel, Musi 1) Rubén 2) Simeón 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Silki/Silhi Osokor

Webensenu, Neby Siamon Khaemwast Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem IV A

El Hijo Perdido de Israel Las semillas del descontento que condujeron al fallecimiento de Akhenaton y a la caída de la XVIII Dinastía egipcia habían sido plantadas mucho antes de la muerte de Amenhotep III. De hecho, ya habían germinado antes de la muerte de Amenhotep II. La arqueología ha descubierto no menos de once príncipes pertenecientes al reinado de Amenhotep II (Jacob). Son Webensenu, Siamon, Khaemwaset, Menkheper/Thutmosis,a Amenhotep, Nedjem, Yuya, Aakheprura, Amenemipet, y los príncipes "A" y "B" de las inscripciones a Giza.b En el Libro del Génesis, ocho hijos de Jacob le nacen de sus dos esposas Lía y Raquel. Cuatro hijos adicionales de Jacob le nacen de las "concubinas" Bilha y Zilpa, haciendo que el número total de príncipes sea doce. Los nombres egipcios de Judá, José y Simeón han sido identificados como Thutmosis, Yuya y Siamon, respectivamente.c Una confirmación adicional de éstas y otras asociaciones aparecen disimuladas en las "bendiciones de Jacob" que se encuentran en Génesis 49. Jacob describe a Rubén como "mi primogénito, mi fortaleza, y el principio de mi vigor." Ésta es una traducción libre del nombre egipcio de Webensenu.d Como hijo mayor de Amenhotep II, Webensenu (Rubén) estaba siguiendo el ejemplo del hijo mayor del Jacob-Israel arquetípico, Sargón el Grande (Tudiya/Inyotef). El hijo mayor de Sargón, a saber Manishtushu, había sido descartado para la sucesión en favor de un hijo menor, Rimush.e Igualmente, Amenhotep II (Jacob) rechazó para el gran trono al Rubén del Imperio Nuevo, Webensenu. La bendición de Judá1 habla del "cachorro de león," "el león que se echó" y "el león viejo." Éstas son alusiones a la Esfinge, y sirven para reforzar la identificación de Judá con Thutmosis, el cuarto hijo de Lía.f Las bendiciones de Judá y José están entrelazadas. El texto hebreo de Génesis 49:11 revela que José engendró un heredero para Judá. Más sorprendente todavía, ¡el segundo pero más favorecido hijo de José realmente era el hijo natural de Judá! (Véase Nota 1.) Esto explica el enfado de José cuando Jacob bendijo a Efraín (Ay) por encima de su propio hijo natural Manasés (Aanen). El texto hebreo de la bendición de José (Gén 49:24) refleja la bendición de Judá explicando cómo José residió (yashab, "casado") en Judá, el cual era el eythan y abbiyr, literalmente, el "caudillo/corregente" y "Padre del Dios/Putifar." Como resultado, nació "el pastor y la roca (lit., "gobernante y constructor") de Israel." Este hijo, Siloh-Salomón (Amenhotep III) se denominó a sí mismo como el "Rey Pastor de Tebas," y fue por supuesto el constructor más grande del mundo antiguo. En el Imperio Medio, el Judá arquetípico (Rimush) fue asesinado por Leví (Montuhotep II). Él probablemente no actuó solo, sino confabulado con Simeón (Naram-Sin).g El Judá del Imperio Nuevo, el cual era Thutmosis IV, también murió joven y como resultado de un intento de asesinato. En Génesis 40, el copero y el panadero del faraón (Thutmosis IV) fueron encarcelados. El copero fue después absuelto. Sin embargo, el panadero fue colgado, lo que sugiere que fue encontrado culpable de intentar matar al rey. Thutmosis IV no murió inmediatamente, sin embargo el envenenamiento es la causa probable de la enfermedad que le debilitó y le produjo una muerte prematura. La momia de Thutmosis IV se caracteriza muy notablemente por su demacración. No sabemos qué papel jugaron Simeón y Leví en el intento de asesinato de Judá. Sin embargo, Jacob les deshonró después por el asesinato de otro príncipe, Hamor, y por matar a la nobleza de Siquem. Una única bendición se les da a Simeón y Leví. Como en el Imperio Antiguo, sus destinos estaban entremezclados. El nombre egipcio del Simeón ("hijo de la escucha") del Imperio Nuevo era Siamon, que significa "hijo de Amón," el dios que no sólo escucha sino que contesta. Debido a que Siamon es así una adaptación directa de Simeón, la "bendición" de Simeón y Leví que hace Jacob destaca el nombre egipcio de Leví. Casi todas las palabras 2 clave del pasaje contienen el fonema "kaw." En el reinado de Amenhotep II, esto corresponde muy estrechamente al nombre del príncipe Kha-em-wast ("presentado/coronado en Tebas") En la bendición de Zabulón, sexto hijo de Jacob y Lía, se repite deliberadamente la palabra "puerto." El nombre egipcio de Zabulón era Nedjem, que significa literalmente "a buen puerto" o "a salvo." El nombre egipcio de Benjamín es Aakheprura, que significa "Grande es la manifestación (ascensión) de Ra," el dios del sol. La corta bendición de Benjamín da énfasis al sol, tanto en su ascensión como en su puesta, y al poder devorador de su energía. Las palabras clave de la bendición de Benjamín posiblemente fueron elegidas también para destacar el fonema "aw." En el Libro del Génesis, Benjamín es muy querido por el patriarca Jacob, e indica que estaba siendo preparado para la realeza, probablemente en repetición del Benjamín del Imperio Medio, Gudea hijo de Sargón. Sin embargo, no debió de ser así. El Benjamín del Imperio Nuevo era muy enfermizo y murió en su juventud. Sólo uno de los principales ocho hijos regios de Jacob aparece todavía sin mencionar, Isacar, el quinto hijo de Lía. El nombre de Sekhemkara, el Isacar del Imperio Medio, no está en la lista de nombres de príncipes del 3 reinado de Amenhotep II actualmente conocidos. Por eliminación (y debido a su gran importancia), se sospecha que el nombre egipcio de este príncipe era Amenhotep, igual que su padre Amenhotep II. A pesar de esta incertidumbre, el Isacar del Imperio Nuevo es reconocido fácilmente por el nombre que él ostentó entre el pueblo de la patria de su madre. Como se discutió en el Capítulo 15, el padre de Lía (Tia/Mehtenweskhet) se llama Labán (~Libna/Libia), y era un jefe entre los "libios" de Mitani en Aram Naharaim, al noroeste de Mesopotamia. El Isacar del Imperio Nuevo fue conocido mejor por el nombre libio de Osorkon. Este príncipe Osorkon es designado generalmente por los egiptólogos como Osorkon "A" o como Osokor, que es la forma griega del nombre. Los padres de Osorkon son conocidos por la arqueología: Sheshonq "A" y Mehtenweskhet. Por

asociación, Sheshonq A y Mehtenweskhet deben ser los nombres "libios" de Amenhotep II (Jacob) y la reina Tia (Lía). Su hijo Osokor era el tío y suegro de Sheshonq I, el cual se considera como el fundador de la XXII Dinastía.h Por consiguiente, nuestro Isacar del Imperio Nuevo no está perdido, sino simplemente ha sido mal colocado en el tiempo. Como se muestra en el Cuadro 5, el principio de la XXII Dinastía fue contemporáneo del final de la XVIII Dinastía (y no cientos de años posterior como en la cronología académica prevaleciente). El hermano de Osokor y padre del faraón Sheshonq I era otro hijo de Sheshonq A y de la reina Mehtenweskhet llamado Nimlot A. Aidon Dodson escribe: "Mientras todavía era Jefe de los Ma, posiblemente asentado en Bubastis, en el Delta suroriental, Shoshenq I le había pedido al dios Amón establecer en Abidos un cenotafio para su padre, Nimlot A, como se registra en una estela de esta ciudad [Abidos]".i Los egiptólogos creen que Nimlot y otros nombres de la XXII Dinastía pertenecen a alguna lengua libia largo tiempo perdida, y por consiguiente no especulan acerca de sus significados. El nombre de Nimlot puede oponerse a las normas lingüísticas aceptadas, sin embargo puede traducirse fácilmente como "tomado al azar," esto es, "tomado por el oráculo."4 El nombre de Nimlot también se escribía a veces como Nimrat, que literalmente significa "tomar osadamente" o "conquistador fuerte." La variante Nimrat apunta a un héroe bíblico más antiguo con el mismo nombre, esto es, Nimrod, el "vigoroso cazador." Judá es el hijo que es comparado copiosamente en las bendiciones de Jacob con el cazador más poderoso del reino animal, el león. En la Esfinge, Judá (el príncipe heredero Thutmosis IV) fue elegido por su padre (en la apariencia del dios Ra-Herakhty) para convertirse en el siguiente faraón de Egipto. Éste habría sido el "oráculo" más asombroso e imprevisto para cualquier cuarto hijo de un rey. Thutmosis conservó el recuerdo este mágico momento colocando su famosa Estela del Sueño entre las patas despejadas de arena de la misma Esfinge. Tú Dices Shoshenk, Yo Digo Sheshonq
j La forma asiria del nombre de Osokor/Osorkon era Shilkanni o Shilheni. En el registro bíblico, la hija de Silki/Silhi (Osokor A) se casó con el rey Asa y es nombrada como la madre del célebre Josafat. La Biblia llama a la madre de Iuput por el apodo peyorativo (¿cariñoso?) de Azuba, que significa "traidora." Asa era el eterno enemigo del hermano de Azuba, Baasa hijo de Isacar. Tales eran las contradicciones en la vida de la antigua corte. Consistente con el registro arqueológico, el Asa bíblico (Sheshonq I) puede ser identificado como el hijo natural de Judá (Thutmosis IV) y como el sobrino e hijo político de Silki/Isacar (Shilkanni/Osokor). Una confirmación más detallada de esta asociación se dará en el capítulo siguiente, en el que se demostrará que Josafat hijo de Asa corresponde al rey del Alto Egipto y Sumo Sacerdote de Amón conocido como Iuput hijo de Sheshonq. El nombre de Asa, como tantos nombres de reyes de Israel y Judá, no se encuentra en ninguna genealogía. Esto no significa que estos prominentes reyes no estén incluidos en una o más genealogías, sólo que no están enumerados bajo los seudónimos usados en las narraciones bíblicas. La estela de Abidos es un fuerte indicio de que Asa pretendía que Judá era su padre. Sin embargo, como tan frecuente es el caso en la corte real, Asa fue considerado como el heredero legal de otro hijo de Jacob. Sheshonq ocupa la favorecida séptima posición en la lista de los hijos de Simeón.5 Aparece ahí bajo el nombre Saúl (7586), "pedido." El nombre de Saúl (Shaul) complementa la palabra hebrea asah (6213), que significa "hecho, designado." Según la Concordancia Strong, la etimología del nombre propio de Asa (609) es de procedencia incierta. También, las ortografías hebreas de Asa y asah son completamente diferentes. Sin embargo, son palabras homónimas y se pronuncian como asá. En el Imperio Medio, el príncipe heredero bajo Naram-Sin (Simeón) era el muy apreciado Shar-kalli-shari, "rey de reyes." El apodo hebreo de Saúl o Shaul parece haber sido adaptado originalmente de "Shar." En 1 Crón. 4:24-26 encontramos que Misma era un importante descendiente de Simeón a través de Saúl/Asa. Los Meshwesh (o Ma para abreviar) eran la tribu libia dominante en la época del segundo Simeón, Siamon. En el cumplimiento (repetición) de la antigua historia familiar, Siamon ambicionó el gobierno de los pueblos que descendían de su homónimo del Imperio Medio. Sin embargo, para ganar esta realeza, Siamon cometió asesinato y fue finalmente abatido así como lo había sido su homónimo. La identificación de Siamon hijo del Jacob del Imperio Nuevo (Amenhotep II) con Naram-Sin hijo del Jacob de la XI Dinastía (Sargón el Grande) parece haber sido tan completa que la genealogía de Simeón proporcionada en 1 Crónicas 4:24-43 es una combinación de los dos. En la genealogía de Simeón, la madre de Saúl (Asa) se dice que era una "cananea." Esto es, ella era una princesa nacida o residente en un harén real de Canaán. El Saúl del Imperio Medio (Shar-kalli-shari) pudo haber sido el "séptimo" hijo del Simeón del Imperio Medio (Naram-Sin) nacido de una reina o concubina "de Canaán." Sin embargo, el Asa/Saúl del Imperio Nuevo (Sheshonq I) era el hijo natural de Judá engendrado por una antigua esposa de Simeón. Después de la temprana muerte de su padre Judá (Thutmosis IV), fue entonces adoptado y educado por José (Yuya). Como el hijo biológico de Judá, Asa no fue favorecido por José, sino por su abuelo Jacob. La sutileza de la relación familiar sale a la luz en la Torá, en donde a Asa se le llama primero Efraín y está un poco resentido por su padre adoptivo José.

En la Cocina con Dina

La controversia asociada al nacimiento y nombramiento de Ay-Sheshonq como un rey de Libia (Judá) es fundamental para entender la dinámica de finales de la XVIII Dinastía egipcia, y el Periodo de Amarna en particular. La historia de Ay-Sheshonq (Efraín-Asa), fundador de la XXII Dinastía, empieza con el sórdido asunto de Simeón y los siquemitas que encontramos en Génesis 34. En el momento de la matanza de los siquemitas, el viejo Thutmosis III (Isaac) había decidido recientemente nombrar Amenhotep II (Jacob) como su sucesor. Mientras su padre Isaac viviera, Jacob no podía todavía coronar oficialmente a ninguno de sus muchos hijos como su propio sucesor, ya había un heredero visible. Después de la caída en desgracia de Rubén, se podría esperar que Simeón fuera el siguiente en la línea. Sin embargo, Jacob evidentemente se propuso pasar de Simeón, así como de su tercer hijo, Leví, y el cuarto, Judá, a favor de su quinto hijo Isacar. En la bendición de Isacar que se encuentra en Génesis 49:14-15, a Isacar se le llama "garamchamar," esto es, Hamar Fuerte, "Asno Fuerte" en RV, en definitiva, "Bestia de Carga." Éste y otros juegos de palabras en la 6 bendición lo identifican positivamente con el "príncipe Hamor de Siquem" de Génesis 34. Jacob compró tierra a la nobleza de Siquem e instaló a su hijo Isacar como gobernante de la región. El Siquem de la historia habría sido el noble de alto rango de entre el pueblo de la región, y un político designado durante el reinado de Thutmosis III (Isaac). En vez de deponer o matar a este hombre de privilegio e influencia considerables, Jacob parece que le ofreció un puesto en su propia administración y lo subordinó a su hijo Hamor/Isacar. Esto era parte de una transferencia "pacífica" de poderes. Jacob prefería la mediación a la guerra. Juntos, Jacob (Amenhotep II) y su nieto Siloh (Amenhotep III) del relato del Génesis, representan al Salomón amante de la paz en la narración de Reyes/Crónicas. Jacob se propuso pacificar este enclave real mediante la diplomacia y el matrimonio. En el Alto Egipto, la localidad más importante durante el periodo dinástico temprano era Nekhen (la Hieracónpolis griega).k Fue aquí donde Hor-Aha/Escorpión (Cus) y Narmer (Nimrod) establecieron su base de poder en Egipto. El "Depósito Principal" de artículos pertenecientes a Escorpión (Cus) y Narmer (Nimrod), incluyendo la Paleta de Narmer, fue encontrado en Nekhen. Este lugar seguía siendo una sede tradicional de la realeza faraónica y corresponde a la ciudad bíblica de Siquem. Los nobles de Siquem financiaron el golpe que convirtió a Thutmosis (Abimelec/David) en "Rey de Israel" y gobernante de Tebas (Tebes/Jerusalén). Y fue en Siquem, y no en Jerusalén, donde el rey David fue coronado. Roboam, el sucesor de Salomón, también fue a Siquem para ser declarado rey de Israel, sin embargo fue rechazado en resumidas cuentas. Según 1 Crón. 4:41, se nos dice que los descendientes de Simeón (Naram-Sin) habían desplazado a los camitas originales de Judá. Esto indica además que la Siquem referida aquí no estaba en la Palestina Central, sino en Nekhen, en el Alto Egipto. El gobernante de Siquem en la época de Jacob (Amenhotep II) se llamaba Siquem, y el príncipe de la ciudad l se llamaba Hamor. El nombre moderno (árabe) de esta ciudad es Kom el-Ahmar, "Montaña Roja," el cual puede ser ahora restituido apropiadamente como la antigua "Ciudad de Ham" y del posterior Hamor/Isacar. El mismo nombre de Siquem es una forma hebraizada de Kha-Sekhem-wy y Hotep-Sekhem-wy, que eran los nombres egipcios de Cam, el padre de Cus y abuelo de Nimrod, el fundador y progenitor de la línea faraónica. En la XVII Dinastía, Sekhem-ra era de nuevo el nombre de coronación (prenombre, de p're-nomen, "el nombre de Ra") más popular en el Alto Egipto. Era el nombre de coronación de Nacor (Obed/Ebed), el padre de Taré, y posiblemente también el nombre de coronación asumido por Nacor (Judá), el hermano de Taré. Aunque la línea del Nacor más joven finalmente se extinguió, podía haber un descendiente regio de Nacor superviviente en la ciudad de Siquem (Nekhem/Nachor) con quien Jacob negoció más o menos como un igual. La elección de Hamor/Isacar como príncipe de Siquem lo designa como el sucesor al gran trono de Israel bajo su padre Jacob-Israel (Amenhotep II). No había nada más que hacer para sus hermanos mayores que el convertirse en usurpadores. El flirteo prematrimonial de Siquem con Dina le proporcionó a Simeón una oportunidad para salvar algo de su orgullo, si no su perdida primogenitura. La supuesta violación de Dina es sospechosa en que, de cualquier modo, Jacob decidió dársela en matrimonio a Siquem. Probablemente, una hija de Siquem ya había sido desposada a Hamor/Isacar, y a cambio, una compañera de igual rango, probablemente Dina, había sido ofrecida a Siquem. Sin embargo, Simeón y su hermano Leví "tomaron cada uno su espada, y vinieron contra la ciudad, que estaba desprevenida, y mataron a todo varón... y saquearon la m ciudad, por cuanto habían amancillado a su hermana." La "bendición" de Simeón y Leví confirma que la víctima era Isacar (showr aqar, "el buey Eker"). Aunque maldecido por Jacob, el tono de la narración bíblica indica realmente que muchos consideraron que la acción de Simeón estaba justificada, y que no debería haber sido llevado ante un consejo de guerra a causa de ello.7 No obstante, su primogenitura, así como la del cómplice Leví, fue confiscada de manera permanente. Todos los hombres de nacimiento noble y real, incluyendo a Siquem y Hamor/Isacar, fueron asesinados. Sin embargo, Simeón y Leví perdonaron a las mujeres de Siquem. La ciudad de Siquem tenía fama de suministrar reinas. Antes, en la XVIII Dinastía, Gedeón/Mamre (Tao II) había sido el hijo de una princesa siquemita. Se discute si una "cananea," la cual inicialmente había sido desposada a Hamor/Isacar, fue tomada para el harén de Simeón. Para desgracia y castigo de Simeón, esta compañera se habría convertido entonces en la esposa de otro hijo de Jacob. El único ganador en este triste episodio era Judá. El heredero visible Isacar estaba muerto, sus tres hermanos mayores estaban descalificados, y una o más princesas de alto rango estaban desahogadas. Se puede deducir que el nombre de la princesa siquemita (la "cananea" y futura madre del Asa/Saúl del Imperio Nuevo) era Tuya. La momia de Tuya revela que esta princesa era en apariencia notablemente diferente

a otros miembros de la familia real de la XVIII Dinastía. Poseía rasgos egipcios más clásicos y representa la unión de una rama colateral de la familia real. Ésta es la princesa que después fue dada en matrimonio a Yuya (José) en su nombramiento como visir, y es llamada en Génesis 41:45 Asenat hija Putifera, sacerdote de On. La terminación femenina del nombre de Putifera relaciona a esta princesa con Thutmosis IV (Judá-Putifar). De hecho, Tuya se convirtió en la "hija" y esposa de Thutmosis IV después del asesinato de su familia en Siquem y de ser tomada para el harén de Thutmosis IV. Más aún, además de ser príncipe heredero, Thutmosis IV habría sido considerado sacerdote de Ra en Heliópolis. El autor del Génesis dio forma creativamente a las identidades del Imperio Nuevo para encasillar esta historia como una repetición de las personas y sucesos del Imperio Medio. Después de la muerte de Isacar a manos de Simeón y Leví, fue Judá el que fue nombrado príncipe heredero. Este cargo incluía el tradicional privilegio de engendrar a un heredero propio de su madre Lía. Sabemos que la reina Tia (Lía/Ahías) se convirtió en la Esposa Real de su hijo Thutmosis IV (Judá), porque los dos son mostrados juntos como tales en varios monumentos. Judá también pudo haberse convertido en la "cobertura" de su hermana carnal Dina. La historia de José y la mujer de Putifar (Génesis 39) sugiere que al menos una consorte destacada de Judá no podía tener un hijo de él y estaba buscando activamente otro compañero. Cuando Judá fue incapaz de engendrar a un heredero adecuado debido a una enfermedad o a la esterilidad, el sucesor al trono (Amenhotep III) fue con el tiempo engendrado por José en el nombre de Judá. Lo que no está claro es si Mutemwia, madre de Amenhotep III, corresponde a Dina, la hermanastra de Yuya (José), o a la reina Tia (Lía). Es bastante posible que Dina se convirtiera finalmente en la madre de Amenhotep III, y ésta es la razón por la que ella fue identificada inusualmente por su nombre en la historia de Hamor y Siquem. Lingüísticamente, Dina ("juicio") esta relacionado con Mutemwia, que significa "la (diosa) Mut en Wia/Via." (Wia/Via ~ "conocimiento/juicio") Por otro lado, Mutemwia podría ser una forma corta o egipcia del nombre libio de la reina Tia, Mehtenwesket. En este caso, Yuya habría engendrado a Amenhotep III de su tía Tia (Lía/Ahías). Dos años después del envenenamiento de Thutmosis IV, Yuya fue liberado de la prisión y se le dio en matrimonio a la princesa siquemita Tuya. Tuya y Yuya tuvieron como consecuencia un hijo, Aanen, y una hija, Tiye. Aanen (Manasés) ostentó los cargos muy influyentes de Sumo Sacerdote de On y Segundo Sacerdote (Profeta) del dios estatal Amón en Karnak durante al menos parte del reinado de Amenhotep III. En el reinado de Ahmosis, este cargo (Segundo Profeta) había sido prometido como una herencia permanente a los descendientes de la reina Ahmosis-Nefertari. Esto sugiere que Tuya pudo haber descendido de esta línea colateral, y por consiguiente tenía facultad para nombrar a su hijo Segundo Profeta de Amón. Tuya también se convirtió en la madre de otro destacado príncipe, Ay-Sheshonq. Sin embargo, no está claro si Ay nació antes del matrimonio de Tuya con Yuya (José) o cuando todavía estaba ella entre las esposas de Thutmosis IV-Nimlot A (Judá). El relato bíblico sugiere que Aanen era mayor, sin embargo pudo haber tenido sólo un rango menor, al menos ante los ojos de Yuya. En Génesis 48, José se enfada cuando su padre Jacob favorece más a Efraín por encima de Manasés, un hijo verdadero de José. José era ya el padre de SilohSalomón, el sucesor de Jacob. Jacob (Amenhotep II) intentó llegar a un equilibrio concediendo una posición más alta a Efraín (Ay), el hijo natural de Judá (Thutmosis IV), que a Manasés, otro hijo de José (Yuya). Después de que los nobles de Siquem fueran asesinados por Siamon (Simeón) y Khaemwaset (Leví), el pueblo de esta región "pidió" evidentemente otro rey que les protegiera y velara por sus intereses. Ay-Sheshonq, el hijo de Thutmosis IV-Nimlot A (Judá) nacido de la "princesa siquemita" Tuya, era una opción ideal como gobernante de Siquem y de los libios de esa región. A comienzos de la XVIII Dinastía, el pueblo de Israel había pedido un rey que les protegiera contra sus enemigos. "El Señor" en ese momento, esto es, Tao I (Taré), designó a su nieto Kamosis (Isca), el Saúl bíblico. Después, en esta misma dinastía, "el Señor" Amenhotep IISheshonq A (Jacob) designaba de forma similar a su propio nieto Ay-Sheshonq I (Efraín), nacido de Thutmosis IV (Judá), como el rey, y le dio el apodo de Asa/Saúl, "pedido." Como una concesión adicional para el pueblo del Alto Egipto, Asa no fue convertido meramente en un rey, sino en un faraón. Esto también sirvió para el propósito de perpetuar la línea de Judá (Thutmosis IV). Se declaró que un hijo (descendiente varón) de Judá se sentaría siempre en este trono faraónico separado. A pesar de autorizar a Ay para convertirse en faraón de Libia (Judá), Amenhotep II (Jacob) excluyó tanto a Ay como al hijo de Yuya, Aanen, como sucesores al gran trono. La madre de ambos, Tuya, no pertenecía a la línea más directa de reyes. En cambio, un hijo que le nació a Yuya después de que nacieran Ay y Aanen, a saber Amenhotep III (Siloh-Salomón), sería nombrado como ese sucesor.n A Yuya se le dijo evidentemente que engendrara un heredero de Mutemwia, la cual estaba nominalmente considerada como una de las esposas o anteriores esposas de Thutmosis IV. Lógicamente, esta mujer (la Dina bíblica o Lía) pertenecía a esa línea directa de reyes. La genealogía de Mutemwia era considerada superior a la de Tuya. Poco antes su fallecimiento, Amenhotep II eligió a Amenhotep III, hijo de Mutemwia engendrado por Yuya, como su sucesor al gran trono de Egipto. Amenhotep III era un poco más joven que Ay y Aanen. Esto es un fuerte indicio de que Yuya (José) no "pecó" con la mujer de Thutmosis IV (Judá-Putifar). Sin embargo, se requería oficialmente para convertirse en el "padre del faraón" (padre del sucesor Amenhotep III) mediante ésta u otra esposa de Thutmosis IV, y después de cumplir con su obligación de permanecer en prisión durante dos años y su matrimonio con Tuya.o Como hemos sabido, los príncipes regios se ofrecían rutinariamente entre sí a sus esposas designadas, o se les ordenaba que lo hicieran. La negativa a cooperar era una ofensa seria y se castigaba con la muerte. El

propósito oficial nunca era el placer, sino siempre la preservación de la línea real. Sin embargo, debe reconocerse que estamos tratando con personalidades muy inteligentes, inestables, y caprichosas, tanto varones como hembras. Las mujeres regias tenían una considerable (y a veces completa) independencia. Los enlaces dinásticos tenían que ser dispuestos tanto por las hermanas y madres regias como por sus padres y hermanos. La prerrogativa de los superiores y la rebeldía de los subordinados eran las verdaderas constantes del cortejo real y la sucesión. En el momento de su muerte, Isacar/Hamor no podría haber tenido más de 25 años de edad. Al menos le sobrevivió un hijo regio, el cual es llamado Baasa.p Baasa era muy joven cuando fue nombrado rey de Israel. Esto probablemente no fue por simpatía hacia su padre asesinado, sino debido a la continua influencia de su madre Lía (la reina Tia). Antes de su muerte, Isacar poseía todos los privilegios del heredero, incluyendo la oportunidad de engendrar a un heredero propio nacido de su madre Lía, a la cual se la llama Ahías en la narración de Reyes/Crónicas. Baasa, hijo de Isacar nacido de la reina Ahías, se convirtió un gran rey y en el eterno antagonista de Asa hijo de Judá.q Sin embargo, los tronos de Asa y Baasa estaban subordinados al de Salomón (Amenhotep III). a. b. c. d. El prenombre de Thutmosis IV era Menkheperura. Amenhotep III: Perspectives on His Reign, eds. O'Connor y Cline, p 39. Véanse Capítulos 15 y 16 de este libro. El nombre egipcio de Weben-senu significa "hombre/hijo del que brilla." Webenu connota la "primera luz sobre el agua." (Stephen Quirke, The Cult of Ra: Sun Worship in Ancient Egypt, p 29) Sin embargo, las raíces we/wei ("fuerza vital"), ben ("hijo") y sen ("mayor/primero") están asociadas a la bendición bíblica de Rubén. Se proporcionará un estudio lingüístico más completo de Rubén y su familia en el Capítulo 28. Véanse Capítulos 7 y 8 para una discusión anterior sobre Sargón y sus hijos. Véase Capítulo 15 para una discusión anterior sobre Thutmosis IV y la Esfinge. Véase Capítulo 5. Aidon Dodson, Monarchs of the Nile, pp 159-161. Aidon Dodson, Monarchs of the Nile, p 161. Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament (ANET), J. Pritchard, ed., Vol II, p 285 (c); Peter James, Centuries of Darkness, pp 255, 304. www.hierakonpolis.org Peter Clayton, Chronicle of the Pharaohs, p 16. Gén. 34:25-27 (RV) Génesis 48:5 Génesis 45:8 Véase Capítulo 19, Nota 1 para la genealogía de Isacar. La línea real de Isacar en el Imperio Nuevo se discutirá más detalladamente en el capítulo siguiente.

e. f. g. h. i. j. k. l. m. n. o. p. q.

Nota 1: "Judá, te alabarán tus hermanos; tu mano en la cerviz de tus enemigos; los hijos de tu padre se inclinarán a ti. Cachorrode león, Judá; de la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, así como león viejo: ¿quién lo despertará? No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos." - Génesis 49:8-10 (RV) alabar (3034) yadah; lit. usar la mano [como en el culto de Dios o un rey] mano (3027) yad; mano (la que está abierta [indicando poder, medios, dirección, etc.] a diferencia de kaf, mano cerrada) cerviz (6203) oref; nuca o la parte de atrás del cuello (como lo que muestra el que cada vez está más débil) (341) oyeb u owyeb; alguien al que se odia; adversario enemigos inclinar (7812) shachah; postergarse, esto es, postrarse (espec. reflex. en homenaje a realeza o a Dios) cachorro (1482) guwr o gur; cachorro (cuando todavía está en la guarida), espec. del león. El príncipe Thutmosis IV se tumbó al lado de la Esfinge y parecía pequeño respecto a su tamaño. quizás de (1481) guwr, apartarse del camino (para ir a un albergue o cualquier otro propósito), esto es, estancia (como un invitado). Thutmosis IV se apartó para descansar al lado de la Esfinge. (738) ariy o aryeh; león león de (717) arah; arrancar: acumular, arrancar (2964) teref; algo desgarrado: hoja, carne, presa, despojo presa de (2963) taraf; arrancar o hacer pedazos león viejo (3833) labiy o lebaowth; rugir; león: - león (grande, viejo, robusto). Cf Labayu "Atando a la vid su pollino, y a la cepa el hijo de su asna, lavó en el vino su vestido, y en la sangre de uvas su manto. Sus ojos, rojos del vino, y sus dientesblancos de la leche." - Génesis 49:11-12 (RV) atar (631) acar, pronunciado asár; uncir o amarrar; por anal. atar en cualquier sentido, unirse a la batalla: - atar, rápido, ceñir, sujetar, retener, organizar, disponer, preparar, prisión (prisionero), poner en cautiverio, poner en orden, nudo {El hijo natural de Judá estaba "atado/adjunto" como el hijo legal de José.}

vid (1612) gephen, pronunciado géfen; doblarse; una vid (cuando se retuerce), esp. uva: - vid, árbol {Una referencia a Yuya, véase la bendición de José, la vid.} pollino (5895) ayir, pronunciado áyir; prop. un asno joven (como el que lleva una carga); por lo tanto un pollino {Un juego de palabras que se refiere a Ay. Ay es asociado con el asno, tanto en la Escritura como en las Cartas de Amarna.} cepa (8321) soreq, pronunciado sorrék, o soreqah, pronunciado sorreká; rojez; cepa, una variedad de vid (prop. la que tiene unas sabrosas uvas tintas, la variedad más rica): - vino selecto (noble) {José era la vid, pero Judá era la cepa, la "vid más selecta," esto es, el rey.} hijo (1121) ben, pronunciado ben; hijo (como constructor del nombre familiar), uno que ha nacido, rama, chico, niño, ternero, potro, descendencia {Refiriéndose al rey constructor Siloh/Salomón, el hijo de José nacido de la esposa de Judá.} (860) athown, pronunciado azón; un asno hembra (por su docilidad) asna {Refiriéndose a la esposa legal de Judá.} lavar (3526) kabac, pronunciado kabás; pisotear; por lo tanto lavar (prop. golpeando con los pies) {Eufemísticamente se refiere al contacto sexual.} vino (3196) yayin, pronunciado yáyin; burbujear; vino (cuando está fermentado); por impl. intoxicación {Eufemísticamente se refiere al placer sexual.} vestido (3830) lebush, pronunciado lebús; vestido (lit. o fig.); por impl. (eufemísticamente) esposa {La esposa legal de Judá durmió con José para engendrar a un heredero.} sangre (1818) dam, pronunciado dam; sangre humana o de animal; por anal. el zumo de la uva: - sangre, + inocente {Ninguna culpa fue asociada a este acto, los participantes eran "inocentes."} uvas (6025) enab, pronunciado enáb; prob. significa llevar fruta; uva: - uva (madura), vino {Referencia al hecho de tener hijos/herederos.} manto (5497) cuwth, pronunciado suz; manto para cubrirse, velo para ponerse, esto es, ropa {Repetición para crear un efecto, refiriéndose de nuevo a la esposa de Judá, esto es, la "que está cubierta de velos."} ojos (5869) ayin, pronunciado áyin; ojo (lit. o fig.); por anal. manantial (como el ojo de un paisaje): - aflicción, aspecto exterior, [y otras muchas connotaciones] {Juego de palabras que se refiere otra vez a Ay} rojo (2447) chakliyl; volverse oscuro; enrojecerse (sólo refiriéndose a los ojos); en el buen sentido, brillante (como estimulado por el vino) {¿Una característica física de Thutmosis IV y/o Ay?} vino (3196) yayin, pronunciado yáyin; burbujear; vino (cuando está fermentado); por impl. intoxicación {Juego de palabras, destacando a Ay, y a sus muchas concubinas.} dientes (8127) shen; diente (cuando está afilado); espec. (por shenhabbiym) marfil [diente de elefante] {Aludiendo al amor de Ay (Acab hijo de Omri) por el marfil.} (3836) laban; blanco blanco (2461) chalab; leche leche {Ay (Efraín) encantado con sus muchos matrimonios políticos, y con el marfil.} Basándonos en el estudio lingüístico anterior, se puede deducir que Judá engendró a un hijo, Ay, en el nombre de José, y el hijo y heredero nacido de la misma esposa de Judá, el gran constructor Siloh/Salomón, fue a su vez engendrado por José. Esta mezcla de esposas se hizo por el inocente placer de engendrar hijos regios. Nota 2: La "Bendición" de Simeón y Leví en Génesis 49:5-7 (RV): "Simeón y Leví son hermanos; armas de iniquidad sus armas. En su consejo no entre mi alma, ni mi espíritu se junte en su compañía. Porque en su furor mataron hombres, y en su temeridad desjarretarontoros. Maldito su furor, que fue fiero; y su ira, que fue dura. Yo los apartaré en Jacob, y los esparciré en Israel." [N. del T. La versión inglesa del rey Jacobo que cita el autor dice "cavaron bajo una muralla" en lugar de "desjarretaron toros." Se trata de un error de traducción que el autor explica a continuación] (3629) keliy (pronunciado kelí) armas de (3615) kalah (pronunciado kalá) cesar, terminar, destruir absolutamente (2555) chamac (pronunciado kamás) violencia, crimen iniquidad (4380) mekerah (pronunciado mekerrá) apuñalamiento; espada armas de (3564) kuwr, cavar, excavar consejo (5475) cowd (pronunciado sod) sesión, esto es, compañía de personas (en deliberación cerrada); por impl. intimidad de (3245) yacad (pronunciado yasád) establecer (lit. o fig.); intens. sentar las bases; reflex. sentarse juntos, esto es, hacer una consulta (3519) kabod (pronunciado kabód) honor, gloria espíritu (3161) yachad (pronunciado yakád) ser (o convertirse) en uno juntar compañía (6951) qahal (pronunciado kajál) asamblea, compañía, congregación, multitud desjarretar (6131) aqar (pronunciado akár) tirar (espec. por las raíces); espec. desjarretar; fig. exterminar: cavar profundamente, mutilar, arrancar de raíz.

toro (7794) showr (pronunciado sor) buey (como cuando camina): - toro, toro castrado, vaca, buey, muralla [tomado por error de 7791, shuwr, por los traductores de la KJV] El toro desjarretado (showr aqar) por Simeón y Leví era la "Bestia de Carga" Aqar, esto es, ¡Isacar! (Véase también la Bendición de Isacar analizada en la Nota 6) Kha-em-waset ("Coronado en Tebas"), nombre egipcio de Leví Siamon ("hijo de Amón"), nombre egipcio de Simeón Nota 3: (1 Crónicas 7:1) Hijos de Isacar (1) Tola (8439) "gusano" (2) Fúa (6326) "brillo, resplandor," también conocido como Fuva (6312) "soplo, soplido, ráfaga" (3) Jasub (3437) "él volverá, se retirará, se marchará," de (7725) (4) Simrón (8110) "protector, el que conserva, el que protege," de (8105/8104) Hijos de Tola: (1 Crón 7:2) a) Uzi ("fuerza") b) Refaías c) Jeriel d) Jahmai e) Jibsam f) Semuel. En Jueces 10:1-2, Tola es un "varón de Isacar" y un "hijo de Dodo" (descendiente del "amado," esto es, el rey David). El rey David (combinación de Thutmosis I y su hijo Thutmosis III) era la repetición del Imperio Nuevo de Sargón y su hijo Gudea del Imperio Medio. Tola no es designado explícitamente como un rey en el libro de Jueces, sin embargo se dice que "se levantó para librar" a Israel "después de Abimelec [Thutmosis I]." Tras la muerte de Thutmosis I, Israel fue gobernado por Thutmosis III (Isaac) y Amenhotep II (Jacob). Así pues, hay un lapso de unos sesenta años en la narración de Jueces entre la muerte de Abimelec y la época en que Tola (Baasa), hijo de Isacar y nieto de Amenhotep II (Jacob), "se levantó" para librar a Israel. La genealogía de Isacar en 1 Crón. 7 es una genealogía del Imperio Medio, la cual está aplicada a Sekhemkara hijo de Senusret I (Efraín). En la genealogía de Efraín, Sekhemkara es denominado por la variante de Zabad. El Isacar del Imperio Nuevo (Osorkon A), hijo de Jacob (Amenhotep II), fue visto como una repetición del arquetipo del imperio Medio. La Biblia no da una genealogía separada para el Isacar del Imperio Nuevo. Osorkon A, el segundo Isacar, también se le nombra en la genealogía del Leví del Imperio Nuevo (Thutmosis III), en donde se le llama Izhar hijo de Coat (Jacob/Amenhotep II). Este segundo Isacar también es llamado Aminadab hijo de Coat en el Libro del Éxodo. La equivalencia de Aminadab e Izhar está clara en 1 Crónicas 6:2,22 y Éxodo 6:18,21. (En el Cantar de los Cantares, una amante habla de su corazón, que se agita como si ella estuviera entre los carros de Aminadab.) Izhar, "el que es ungido, como con aceite," de tsahar (6671) pronunciado tsajár, brillar: - hacer aceite Cf tsahar y sakar (7939) pronunciado sacár, utilizado para formar el nombre de Isacar (forma alternativa de Isacar/Osokor) (Éxodo 6:21) Hijos de Izhar (1) Coré, "suave, liso," "calvo" (2) Nefeg, "abalanzarse," "brotar" (3) Zicri/Zichri, "memorable" Zicri es destacado de forma prominente en la narración bíblica después de la muerte de Ela. El "hijo de Zuchru" también es una figura notable en las Cartas de Amarna, como apuntó Immanuel Velikovsky en Ages in Chaos. Hijos de Coré: Ex 6:24 a) Asir, "prisionero;" b) Elcana, "Dios ha ganado;" c) Abiasaf/Ebiasaf, "padre de la reunión" Hijo de Aminadab (nombre alternativo de Isacar/Osokor) Éxodo 6:23 (1) Naasón/Nasón Naasón (5177) "encantador," de (5172) nachash, pronosticar, observar diligentemente Naasón también es conocido como Baasa, Quidón y Nacón. Baasa, "de la casa de Isacar" (1 Reyes 15:27) El nombre de Baasa, "apestar," es un juego de palabras con el nombre dado a Naasón hijo de Aminadab, y lo relaciona con el nombre de Tola hijo de Isacar. Tola, que significa "gusano," está relacionado con shaniy (8144), "gusano o insecto rojo." La "larva carmesí" era un recurso de donde se extraía el tinte rojo. El rojo era el color de la realeza, por consiguiente el apodo no sería completamente negativo. Naasón también había sido un nombre del patriarca anterior Peleg/Nun, padre de Josué. Este Naasón más antiguo era un hijo político del Aminadab más antiguo (Moisés/Hammurabi). Quidón (3592) Kidon, "prop. algo con lo que golpear, esto es, dardo" de (3589) kiyd (pronunciado kid), "golpe; aplastar; fig. calamidad" Nacón (5225) "preparado" de (3559) kuhn (pronunciado kun), "poner derecho, erigir, establecer" cf (5221) nakah, "golpe"

Cf Jaquín (3199) uno de los pilares de Salomón, y un hijo de Simeón de (3559) "poner derecho, erigir, establecer" El hijo de Baasa (1 Reyes 16:6,8): Ela, ("roble, jefe, fuerza") El hijo de Baasa, Ela, tiene el mismo significado que Uzi, el hijo mayor de Tola. A Baasa se le denomina como el "hijo de Ahías (Lía/Tia), de la casa de Isacar." Más específicamente, Baasa/Tola era el hijo de Isacar (Osokor) y el hijo/nieto de la reina Ahías (Tia). Véase 1 Reyes 15:27. En esta familia, "todo es posible." Poco tiempo después, en esta dinastía, la reina Tiye se convirtió en la ¡madre y la abuela de Tutankhamon! El matrimonio dinástico entre Tiye y Akhenaton no fue de ninguna manera la primera vez ni la última que una reina se convertía en la consorte de su propio hijo. En Jueces 10:1, a Tola se le llama "hijo de Fúa," lo que indica que él era el hermano menor de Fúa, y por consiguiente, estaba subordinado a él, al menos inicialmente. En este caso, el hijo mayor de Izhar, Coré ("liso," esto es, brillante) corresponde al "segundo" hijo de Isacar, Fúa ("brillo, resplandor"). Igualmente, Tola/Baasa, el primer hijo de Isacar, probablemente corresponde al segundo hijo de Izhar, Nefeg ("abalanzarse, brotar"), un epíteto típico para un hijo menor que superó, o al menos sobrevivió, a uno o más hermanos mayores, o a su tercer hijo Zicri ("memorable"). La inclusión de Coré hijo de Izhar/Aminadab en la genealogía de Leví puede indicar que Fúa era el hijo natural de Leví, y sólo el hijo legal de Isacar. La variante Fuva, que significa "soplo, soplido, ráfaga," refleja su habilidad musical. Once de los Salmos tienen la dedicación: "Para los hijos de Coré." "Coré hijo de Izhar" también es el protagonista principal de la infame "Rebelión del Coré," una de las muchas estrofas discordantes en el "Aria de Moisés" (Números 16). La composición de la historia (y genealogías) de los Imperios Medio y Nuevo en la Torá hizo difícil establecer si la Rebelión de Coré se aplicó a uno o los dos periodos. Coré, el hermano de Baasa en el Imperio Nuevo, habría sido ciertamente un hombre de mucha edad en el momento del Éxodo de Akhenaton, y no estaría en condiciones para marchar por el desierto. El último cántico de Coré fue triste. Jueces 10 dice que Tola, un hombre de Isacar, fue enterrado en Samir. Este lugar parece ser el mismo que la Semer de la narración de los Reyes. Se dice que Semer era el nombre de la persona que poseía la colina en la que Omri (Yuya/José) construyó la capital provinciana de Samaria. El sincronismo de Jueces 10:1-2 es otra confirmación de que el contenido de Jueces es concurrente con la Torá y partes de la narración de Samuel/Reyes/Crónicas. Varios pasajes de Jueces tienen lugar antes, durante y después del Reino Unificado (y no completamente después del Éxodo de Moisés/Akhenaton). Nota 4: Etimologías de Nimlot y Nimrat (Raíces indoeuropeas tomadas del Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana de Joan Coromines) lot (3875) velo: -cubierta, de (3874) arropar: cubrirse, manto, Lot (3876) sobrino de Abraham kleu -. inglés antiguo hlot, porción; francés antiguo *lot, lote, porción; latín claudere, cerrar; griego kleiein, cerrar asignar, adjudicar; también tomar." nem-2. Griego nemein, repartir, Inglés antiguo niman, tomar, agarrar Inglés antiguo naemel, rápido en tomar, y numol, rápido en aprender y en agarrar: ágil, rápido y diestro en la acción o perspicacia" Nimlot, "rápido en aceptar y actuar ante un oráculo (favorable)," "aceptar un oráculo (favorable)" (de Amón, el oculto) Thutmosis IV (Judá) recibió de Amenhotep II (Jacob) un oráculo favorable en la Esfinge, y tomó la primogenitura de sus hermanos mayores. Rubén era un "hijo de la vista," Simeón era un "hijo del oído," pero Judá era el alabado "hijo de la perspicacia." Nimrat, "conquistador fuerte" Mismo nombre que Nimrod, "Vigoroso Cazador ante el Señor" reudh -rojo, colorado, duro, fuerte, robusto ret rot -irritado, rudo reu -reud/raud berrido, rugido reug -rugido, rotura, alboroto Cf latín ratus, calculado: confirmar, ratificar Cf nem bosque sagrado Cf nome - pradera, extensión, ley, costumbre, número Véase discusión del nombre bíblico de Nemuel en la Nota 4. Nota 5: Hijos de Simeón (1) Nemuel/Jemuel [Los "hijos" del Simeón del Imperio Nuevo sólo pudieron ser hijos suyos en un sentido político, esto es, hermanos menores, etc. En el Imperio Nuevo, Nemuel/Jemuel representa a Judá/Thutmosis IV.] (2) Jamín, "lado más fuerte (izquierdo o derecho), el sur." [Posiblemente representa a Rubén/Uziel o a Benjamín.] (3) Jarib, "contiende" [Nota: Jarib sólo es enumerado en 1 Crónicas 4:24. Cf Jerub-baal (Gedeón) y Jeroboam rival e Roboam.]

(4) Ohad/Ehud/Aod, "estar unido, unidad " [Compárese con Leví, "atado."] (5) Jaquín (3199) uno de los pilares de Salomón, de (3559) "poner derecho, erigir, establecer" [Cf Nacón (5225), hijo de Isacar. Nota: Sólo se enumeran a Ohad/Ehud/Aod y Jaquín en Génesis 46:10 y Éxodo 6:15.] (6) Zera, "aparecer" ["Zera el cusita," rival de Asa.] (7) Saúl, "pedir" [el rey Asa, el hijo de "una cananea," esto es, una princesa siquemita.] La genealogía de Simeón está anotada con material (1 Crón. 4:27-43) que pertenece claramente al Imperio Medio egipcio. Sin embargo la misma genealogía (versículos 24-26) parece ser una combinación de personas tanto del Imperio Medio como del Imperio Nuevo. No sorprende ahora que se caiga en la cuenta de que los príncipes del Imperio Nuevo deliberadamente tomaron como modelo a seguir a los arquetipos del Imperio Medio. Esto incluía los nombres que les ponían a sus hijos. Encontramos que el "hijo" mayor de Simeón se llamaba Nemuel, que posiblemente significa o connota "conquistador de Dios." La persona del Imperio Nuevo que se ajusta a esta descripción es Nimlot/Judá, el hermano menor y antiguo "hijo" de Siamon. En las otras dos genealogías de Simeón (Génesis 46:10 y Éxodo 6:15), el hijo mayor de Simeón no es denominado como Nemuel, sino por la variante Jemuel. El nombre de Jemuel contiene totalmente el significado del prenombre de Thutmosis IV, que es Menkheprura. Men es la raíz egipcia para "duradero" o "eterno." Kheper representa al sol en su subida diaria. Jemuel proviene de la palabra hebrea yowm, que significa "caliente," y connota "siempre, continuamente, diariamente, para siempre, eterno." El dios egipcio Ra no se habría preservado directamente en un seudónimo bíblico de Thutmosis. En cambio, se incorporó el más aceptable "El," lo cual también refleja mejor la traducción cananea del prenombre elegido de Thutmosis. La palabra hebrea nemar significa "leopardo," y el lugar llamado Beth Nimrah significa "Casa del Leopardo." Proviene de namar, "salpicar de manchas o manchar por goteo." En la tradición egipcia, la sangre del dios Sia (protector de las "joyas familiares" reales) goteó de su mutilado pene. Simeón (Siamon) exigió que todos los hombres siquemitas se circuncidaran, y después mutiló el resto de sus cuerpos. Al igual que la hormiga, el símbolo del leopardo (en una sutil distinción del león) parece relacionar a Sheshonq e Iuput con Siamon (Simeón). Sin embargo, Sheshonq (e Iuput más tarde) probablemente se identificaron menos con el desgraciado Siamon, y más con el trauma que soportó su madre, la heredera siquemita y los parientes siquemitas que tenía ella. Cf Nimrah, "aguas claras (filtradas/destiladas)" Cf Lemuel/Lemoel, "un nombre simbólico de Salomón" según la Concordancia Strong Las personas de la familia real de Siquem son llamados "hivitas." El nombre de hivita (Chivviy-2340) se deriva de chavvah (2332), "el que da la vida." Esta designación de hivita sugiere que los nativos de Siquem se identificaban con, o descendían de, un gran rey del pasado, como Inyotef II/Wah-ankh, Salitis (Josué I) o Apofis/Tao I/Senakhtenra (Isaí). El deseo del Leví bíblico de gobernar sobre la ciudad apunta al Leví del Imperio Medio, el faraón Montuhotep II, cuyo prenombre era Sankhara, que significa "El que Da la Vida al Alma de Ra." Como Siquem, la ciudad hivita de Gabaón era una ciudad importante, "tan grande como las capitales reales" -Josué 10:2 (Nueva Versión Internacional); Véase también Josué 9:1-26. En el Imperio Nuevo, el matrimonio de Simeón con la "cananea" (Gen. 46:12) representa el matrimonio con una princesa siquemita. Hablando estrictamente, ella no era una cananea, sino una princesa real (camita) con lazos regionales en Canaán. Este matrimonio representaba una reunificación de una línea regia colateral. Antes, Tao II (Gedeón/Baal) también había sido el hijo de una princesa siquemita llamada "Maaca." Véase Capítulo 10. Probablemente, el Simeón del Imperio Medio (Naram-Sin) también se había casado con una "cananea." Otro "hijo" de Simeón es llamado Ohad/Ehud/Aod, que significa "estar unido, unidad." Tiene el mismo significado que el nombre de Leví ("atado"). En el Imperio Medio, Leví era un nombre hebreo de Montuhotep II. En el Imperio Nuevo, Leví corresponde a Khaemwast. Era el tercer hijo de Jacob (Amenhotep II) y el hermano menor y constante compañero de Simeón (Siamon). En la estricta jerarquía de la corte real, tanto Leví (Khaemwast) como Judá (Thutmosis IV) habrían sido considerados inicialmente como subordinados, esto es, "hijos" de Simeón. Simeón era el segundo mayor, Leví el tercero, y Judá el cuarto. Por esta razón, pudieron ser recordados después como hijos verdaderos de Simeón, en vez de hijos políticos. También puede apoyar en el caso de Nemuel/Jemuel el hecho que el hijo de Judá nacido de la "cananea" pertenecía legalmente a Simeón. Sheshonq (Sisak/Saúl/Asa) se convirtió en jefe de los Ma después de la caída en desgracia de Siamon (Simeón). Nota 6: Génesis 49:14-15 (RV) "Isacar, asnofuerte que se recuesta entre los apriscos; y vio que el descanso era bueno, y que la tierra era deleitosa; y bajó su hombro para llevar, y sirvió en tributo." En las siguientes definiciones hebreas de la "bendición de Isacar" nótense los juegos de palabras que involucran a Hamor (chamar), Siquem (sekem), Zabad (abad/yah'abad), Asa (saw-bal), y la tribu libia de los Ma/Meshwesh (mas/mees/mish) (2543) chamowr/chamor; asno macho (por su color pardo): asno asno de (2560) chamar, acalorarse, por lo tanto fermentar (con espuma); brillar (con color rojo); . . . sucio, rojo, enojo. fuerte (1634) gerem/garam; hueso (como el esqueleto del cuerpo); por lo tanto, uno mismo, esto es (fig.) lo propio: - hueso, fuerte, cúspide.

recostarse ("echarse abajo" en el texto hebreo original) echarse (7257) rabats; agacharse (con las cuatro patas dobladas, como un animal reclinado); por impl. reclinarse, reposar, descansar, tenderse, echarse; -ponerse en cuclillas, prosternarse, hacer una inclinación, tumbarse abajo (7812) shachah; deprimirse, esto es, postrarse (espec. reflex. En homenaje a la realeza o a Dios): - hacer uno mismo una reverencia . . . adoración. (4942) mishpath; establo para el ganado (sólo dual): carga, aprisco prisco de (8192) shafah; desgastarse, esto es, expuesto: - alto, asomar El territorio tradicional de Isacar (establecido en el Imperio Medio) era Siria y Asiria, entre dos "apriscos" de Egipto y Babilonia, ver (7200) ra'ah; ver, mirar con respeto, espiar, mirar fijamente, vista, visiones descanso (4496) menuwchah/menuchah; reposo o (adv.) pacíficamente; fig. consuelo (espec. matrimonio); por tanto (concr.) morada: - confortable, cómodo, calmado, descanso (también lugar de descanso), calma. (2896) towb (pronunciado tóub); bueno, hombre bueno: bonito, dulce bueno de (2895) towb; alegría tierra (776) erets; la tierra, naciones, el mundo, deleitosa (5276) na'em; agradable (lit. o fig.): - entrar en la belleza, deleitoso, placentero, dulce. bajar (5186) natah; estirar o tender; por impl. doblarse (flexionar el cuerpo); tarde, declive, bajar, irse, abarcado, derribado, apartarse hombro (7926) shekem; cuello (entre los hombros) como el lugar donde se ponen las cargas; fig. la ladera de una colina: - espalda, x aceptación, parte, hombro llevar (5445) cabal (pronunciado sabál); llevar, ser fatigoso; espec. estar embarazada: - llevar, ser una carga, cargar, fuerte, trabajar servir ("convertirse en siervo" en el texto hebreo original) convertirse (1961) hayah; existir, esto es, ser o convertirse siervo (5647) abad; trabajar, el que trabaja tributo (4522) mac (pronunciado más) o mic (pronunciado mis); prop. carga (como la que causa un desmayo), esto es, un impuesto en forma de trabajos forzados: -desconcertar, tasa, tarea [también el capataz que encarga la tarea], tributo (tributario). de (4549) macac (pronunciado masás); disolver; fig. consumirse (por una enfermedad), desfallecer (estar con fatiga, miedo o pena): - desalentar, desmayarse, andar suelto, disolverse (esfumarse), rechazar Nota 7: La "bendición" de Jacob a Simeón que se encuentra en Génesis 49:5-7 no contiene nada más que condenación. Sin embargo, el orden de las genealogías en el libro de 1 Crónicas nos dice algo. La familia de Judá se enumera primero, seguida por Simeón, y sólo después viene el hijo mayor Rubén. Este orden sugiere que Simeón fue considerado, al menos por algunos, como el fundador por derecho de la XXII Dinastía, la cual se convirtió, después de la línea de Judá de la XVIII de la Dinastía, en la más importante del Alto Egipto (la tierra de Judá). La XXII Dinastía también fue anterior al auge de la XIX Dinastía, la cual fue fundada por un nieto de Rubén. (La línea de Rubén se discute en el Capítulo 28.) La proclamación de Sheshonq como rey coincidió de cerca con la prematura muerte de Thutmosis IV. Si Sheshonq hubiera sido el verdadero hijo de Simeón, esto probablemente no habría ocurrido. Después del incidente siquemita, Simeón fue condenado de nuevo por su plan para matar a José. José pudo perdonar a Simeón, pero no hay ningún indicio de que su padre Jacob restaurara el favor, o que pudiera establecer una línea regia duradera

Capítulo 18
"Guerras y Rumores de Guerras"
(Conflicto en el Reinado de Amenhotep III)

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en la Torá Nombres en Reyes/Crónicas Jacob-Israel Salomón compuesto Lía (esposa de Jacob) Raquel (esposa de Jacob) De Raquel, dos hijos Ahías, Ginat Atara Nombres Griegos Nombres Egipcios Dakos Amenhotep II Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón

1) (Amram) Asenat Manasés (Aarón) Efraín (Eleasar) Jocabed (Séfora) Siloh Moisés Eliezer Gersón/Josué 2) Benjamín

José Abisalom ("Padre de Salomón") (esposa "egipcia" de José)

Layo, Minos

Yuya, Imram Tuya Aanen hijo de Yuya Amon-appa/ Amarnappa Ay, Sheshonq I Iuput A

Jeroboam (el Viejo) (Kith-)Airon Amón, "Gobernador de la Ciudad" Amarías Asa/Saúl, Sisak Asoqueo, Creón Josafat hijo de Asa Naama, Maaca, Abihail Salomón compuesto Roboam (hijo de Naama y Abisalom) Abías, Abiam Atai

Jocasta, Meropea Tiye, Eurídice hija de Yuya Polibo/Polibio Amenhotep III Edipo, Hermao Amenhotep Faetón Akhenaton Etéocles (A) Smenkhara Etéocles (B) Tutankhamon Aakheprura

IV

De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Rubén 2) Simeón Zera (hijo "el cusita" 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Silki/Silhi Osokor de Simeón) Uziel, Musi Webensenu, Neby Siamon Ikheny de (de Nubia) Khaemwast Ta-Zety

Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem

IV A

El Truco 22 de Manetón
La reconciliación de la egiptología con el registro bíblico siguiente a Salomón comienza con reconocer la lógica utilizada por el sacerdote egipcio del siglo III a. C., Manetón, cuando ordenó en dinastías a los numerosos reyes del Egipto del Imperio Nuevo. A partir de la XVIII Dinastía, Manetón enumeró primero lo que él consideraba como la línea más directa de reyes. Esto continuó con las Dinastías XIX, XX y XXI. Se demostrará aquí que Manetón volvió entonces a la época de la XVIII Dinastía y empezó a a enumerar las líneas reales secundarias o colaterales. El método de agrupación de Manetón era simple, efectivo e incluso necesario. Sin embargo, con el tiempo fue mal interpretado. El Imperio Nuevo egipcio ha sido reconstruido hoy como una serie prolongada y ordenada de faraones autoritarios, los cuales raramente fueron desafiados por rivales de la familia. Todo lo contrario, el Imperio Nuevo realmente fue un periodo de vida cortesana muy volátil. El final de la XVIII Dinastía se convirtió en una contienda general entre los hijos y nietos de Amenhotep II, los cuales intrigaron para ampliar sus dominios personales dentro del gran imperio, y finalmente para establecer sus propias líneas como la preeminente. Además, la caída de la XVIII Dinastía no trajo un final para las intrigas en Egipto. Después del hundimiento del Periodo de Amarna se mantuvo un frágil equilibrio de poder entre los descendientes de dos casas reales interrelacionadas. En la historia egipcia, estas dos líneas empezaron con las Dinastías XIX y XXII de Manetón. En la Biblia son llamadas como los "Reyes de Israel" y los "Reyes de Judá." Cuando uno explica la narración bíblica, encuentra el mismo dilema al que se enfrentó el arquitecto bíblico cuando decidió cómo construir en primer lugar esta narración. Ésta es la dificultad para describir a dirigentes que fueron muy activos en términos de ambición política, influencia geográfica, e

interacción con rivales de muy diversas veteranías. La historia involucra la descripción de personas y sucesos que son coexistentes, pero el medio del historiador es intrínsecamente secuencial. Una narración escrita puede efectivamente tratar con sólo una persona o suceso al mismo tiempo. La tarea de registrar el final de la XVIII Dinastía se hizo incluso más compleja, porque los autores bíblicos quisieron dar énfasis a ciertos aspectos de la historia y quitar importancia a otros. Aunque uno no puede apreciar el prejuicio particular de estos autores, debe admirarse la sutileza de la presentación. A partir de la muerte de Salomón, la narración se mueve de lado a lado entre casas rivales, y de acá para allá en una progresión que se mueve en espiral a través del tiempo. Siguiendo al reinado de 40 años de Salomón (Amenhotep III), los libros de Reyes y Crónicas nos dicen que el Reino Unificado degeneró en las casas reales interrelacionadas de Judá e Israel. Roboam es denominado como el primer rey de Judá. Como al sucesor de Amenhotep III, Akhenaton, a Roboam se le atribuye un reinado de exactamente 17 años. Y como Akhenaton, los problemas de Roboam empezaron en su año 5. Según la arqueología, el sucesor de Akhenaton fue Smenkhara, cuyo reinado de tres años se extendió más allá del de Akhenaton por sólo aproximadamente tres meses El sucesor del Roboam bíblico, al que se le llama Abías, es el mayor de dos hijos nacidos de su segunda esposa, 1 pero más prominente, la reina Maaca. Igualmente, Smenkhara era el hijo mayor de Akhenaton, nacido b de su "segunda" esposa, pero más poderosa, Tiye. (Akhenaton tuvo sólo hijas de la reina Nefertiti.) El reinado de tres años de Abías también se superpuso con el de Roboam, como hizo el de Smenkhara con el de Akhenaton. 1 Reyes 15:6 (NVI) dice: "Durante toda la vida de Abías hubo guerra entre Roboam y Jeroboam." Después de Abías (Smenkhara), el siguiente rey de Judá es llamado Asa. Ya estamos bien familiarizados con Asa, el cual es llamado diversamente como Efraín, Itra (Jetro) y Eleasar en la Torá. En los dos capítulos anteriores se estableció mediante una síntesis de la narración de Reyes/Crónicas y la Torá con la arqueología que Asa era el hijo natural de Judá, pero que se convirtió en el hijo legal/adoptivo de José (Yuya). Aunque fuese hijo del príncipe heredero Judá (Thutmosis IV), Asa (Ay) no fue nombrado sucesor al trono de Egipto por Jacob (Amenhotep II), entonces todavía vivo. En cambio, tras la prematura muerte de Judá, un hijo engendrado PARA él por su hermanastro más joven José recibió esa elección. A este hijo de José se le llama Siloh en la Torá, pero es conocido como Salomón en la narración de Reyes/Crónicas. Siloh-Salomón (Amenhotep III) era el hijo natural de José (Yuya), pero era considerado como el hijo legal y heredero de Judá (Thutmosis IV). En memoria a Judá, su hijo natural Asa (Ay) fue colocado en un nuevo trono faraónico, el de Libia (Judá). En la narración de Reyes/Crónicas, Asa es sucedido a su vez por Josafat. Josafat es el apodo bíblico de Iuput hijo de Sheshonq I. Asa y Josafat representan el entrelazamiento de los reyes de la XXII de la Dinastía con los de la línea principal de la XVIII Dinastía. Asa no era el hijo literal de Abías. De hecho, Asa y su hijo Josafat tenían considerablemente más edad que Abías. Sin embargo, la muerte de Abías proporcionó un punto conveniente al cual insertar las descripciones de Asa y Josafat. Manetón llamó a Sheshonq por el nombre griego de Asoqueo, el cual es quizá una adaptación del popular nombre hebreo de Asa. Manetón también consideró a Sheshonq como el fundador de la así llamada XXII Dinastía "libia." Aunque su padre Thutmosis IV y abuelo Amenhotep II también asumieron nombres c regios libios, Nimlot y Sheshonq respectivamente , Ay-Sheshonq I se convirtió en el primer faraón de Libia. Para Ay y otros reyes selectos de la XXII Dinastía que le siguieron, el trono libio era un punto de apoyo para acceder a la corona mayor de Egipto, como se muestra en el Cuadro 18.

Un Amigo Más Unido Que un Hermanod
Como hijo natural de Nimlot A-Thutmosis IV, Sheshonq (Asa) era importante en Tebas a una edad temprana, y se convirtió en un aliado de toda la vida de Amenhotep III (Salomón), el cual era el heredero legal de Thutmosis IV. Sin embargo, a Sheshonq y a su hijo Iuput (Josafat) no se les dieron la soberanía sobre Tebas (Jerusalén) hasta el año 32 de Amenhotep III. Esto corresponde al fatal año 5 de Amenhotep IV/Akhenaton (Roboam), en el cual se le exigió que dejara Tebas (Jerusalén) y se construyera una ciudad de refugio para él en el Medio (Madián) Egipto. Akhenaton (Roboam) no estuvo permanentemente en desgracia, sin embargo fue obligado a representar un destierro simulado para seguir el antecedente que fijó Wah-ibra Hor (Heber/Moisés I) durante el Imperio Medio egipcio. Akhenaton fue puesto en un "periodo de prueba" indefinido. Durante el destierro de Akhenaton, Iuput (Josafat) se convirtió en el Sumo Sacerdote de Amón y Gobernador de Tebas (Jerusalén). Sin duda, Iuput se convirtió también en un mentor del joven príncipe Smenkhara (Abías), el cual permanecía en Tebas con su madre, la reina Tiye (Maaca). En la narración bíblica, la colocación de Asa (Sheshonq) después de Roboam (Akhenaton) y Abías (Smenkhara) no fue una opción arbitraria. En consideración a la grandeza de Amenhotep III, y debido a la gran complejidad de la familia real y su historia, el autor de la narración de los Reyes pospuso la introducción de Asa (Sheshonq) y Josafat (Iuput) hasta después de los relatos de Salomón, Roboam (Akhenaton) y Abías (Smenkhara). Esta opción también le permitió al autor ocultar el hecho de que

Salomón (Amenhotep III) no era el único rey de Israel, Judá o incluso Jerusalén, durante su vida. En la sucesión bíblica de sucesos cuidadosamente coreografiada, sólo se necesitaba divulgar que Salomón tenía adversarios preocupantes que amenazaban los límites exteriores de su inmenso imperio, y sólo al final de su largo reinado. Sin embargo, oculta el hecho completamente humillante de que él sólo ejerció el poder mediante una frágil red de alianzas familiares y la misma soberanía compartida de Jerusalén (Tebas), primero con Roboam (Amenhotep IV) y después con Asa (Sheshonq) y Josafat (Iuput). Aunque el trono de Asa estaba considerado subordinado al de Salomón, puede reconstruirse que el reinado de 41 años de Asa empezó en realidad aproximadamente cuatro años antes del reinado de 40 e años de Salomón. En un momento temprano de sus reinados paralelos, el rey mayor, Salomón (Amenhotep III, "Rey de Reyes"), ayudó a Asa (Sheshonq) a asegurar su destinado trono arrebatando a las tribus libias que seguían a un entrometido llamado "Zera el cusita." 2 Crónicas 16:8 (NVI) dice: "los cusitas y los libios formaban un ejército numeroso, y tenían muchos carros de combate y caballos, y sin embargo el Señor [Salomón] los entregó en tus manos [de Asa], porque en esa ocasión tú confiaste en él." 2 Crónicas 14:13 (NVI) dice: "cayeron los cusitas, y ni uno de ellos quedó con vida, porque el Señor y su ejército los aniquilaron," esto es, el ejército de Salomón (Amenhotep III). Dos conflictos en Nubia/Cus están documentados en el reinado de Amenhotep III. Uno fue llevado por Merymose, virrey de Nubia, y ocurrió después del año 30. La mayor de las dos campañas tuvo lugar en el año 5 de Amenhotep III, o aproximadamente diez "pacíficos" años después de que Sheshonq (Asa) se convirtiera en rey. El soberano Amenhotep III, poco más joven pero más grande, pretendía haber dominado personalmente una rebelión mayor en Nubia hacia ese momento. El líder de la oposición fue f llamado como el "jactancioso" príncipe Ikheny, el "derrocado de Cus y Ta-Zety." Se tomaron hasta treinta mil prisioneros. Una de las cuatro regiones sometidas fue denominada en la inscripción como Weresh. Este nombre de lugar corresponde al hebreo Mereshah, que es la localidad en la que el Asa bíblico se impuso sobre un ejército combinado de libios y cusitas con la ayuda directa del "Señor." Ikheny el cusita de la inscripción de Amenhotep III corresponde lógicamente a Zera el cusita, el cual no era un nubio estrictamente hablando, sino hijo del príncipe caído en desgracia Siamon (Simeón), hijo g de Amenhotep II (Jacob). El sexto hijo de Simeón es llamado Zera, y es sin duda el Zera "el cusita" con quien Asa estuvo obligado a librar batalla en un incesante duelo dinástico más. El gobierno de Salomón no fue tan pacífico como hemos llegado a creer. La decisión de Salomón fue probada por los adversarios de Mesopotamia y Siria (Véase Capítulo 20). También tenía la tarea poco envidiable de mantener la lealtad de muchos grandes príncipes desde dentro de su propia familia real. En un intento de hacerlo así, la política general era no tomar parte en las pequeñas disputas que se daban entre reyes subordinados. Sin embargo, en lugar de lograr la paridad, llevó finalmente a una descomposición del orden cuando los vasallos individuales empezaron a manejar los asuntos por su cuenta en vez de esperar que Salomón actuara. Hablando del reino de Asa, 2 Crónicas 15:5 (NVI) dice: "En aquellos tiempos no había seguridad para ningún viajero, sino que los habitantes de todos los países sufrían grandes calamidades. Las naciones y las ciudades se destrozaban unas a otras, porque 2 Dios las castigaba con toda clase de calamidades." Sin embargo, Asa fue exhortado: "El Señor [Amenhotep III] estará con ustedes, siempre y cuando ustedes estén con él … manténganse firmes y h no bajen la guardia, porque sus obras serán recompensadas." La palabra hebrea traducida como "recompensadas" es sakar. Esta misma raíz también se utiliza para i formar el nombre de Isacar. Se dice que el eterno enemigo de Asa es Baasa, de la casa de Isacar. La narración de Asa implica que el Señor, que es Salomón (Amenhotep III), hizo una promesa a Asa para que, si él permanecía fiel, entonces se le concedería el favor y las fuerzas necesarias para triunfar sobre Baasa. Más importante, le permitiría asumir la identidad y las posesiones del norte tradicionalmente pertenecientes a Isacar, incluso la soberanía de Israel. (El recuerdo de Ay como rey de Israel se discutirá a partir del Capítulo 20. El recuerdo de Ay en Israel era bastante diferente al de sus años jóvenes en Judá. No hay ningún intento por combinarlos en el tapiz que forma la narración de Reyes/Crónicas.) Alentado por la esperanza del gran favor político con Salomón, Asa lanzó una campaña de imperialismo religioso. Con moral, si no con el apoyo militar de su jefe supremo, también empezó haciendo más que su justa parte del "aplastamiento" de esos días.

Sisak, Opresor por Excelencia
En su año 36 como rey, se nos dice que Asa (Sheshonq) se impuso finalmente sobre su antagonista de toda la vida Baasa (Ba'sa/Milkilu) rey de Israel. Sin embargo, no lo pudo haber hecho solamente con el consentimiento y ayuda del Señor Salomón, sino mediante una polémica alianza con Ben-Hadad, rey de Damasco. No obstante, en ese mismo año de victoria final, Asa fue convocado en Jerusalén, no para ser castigado sino para ser premiado con el gobierno de la ciudad. El año 36 de Asa (Sheshonq) coincidió con el año 32 de Salomón (Amenhotep III) y el fatal año 5 de Roboam (Amenhotep IV/Akhenaton). En el quinto año de Roboam se proclamó en Jerusalén (Tebas) que "así dice el Señor

[Amenhotep III]: 'Como ustedes [Amenhotep IV] me abandonaron, ahora yo también los abandono, j para que caigan en manos de Sisak.' " En al menos una ocasión durante su reinado casi paralelo de 40 años, Salomón había ido en ayuda de Asa. En el año 5 de Roboam (Akhenaton), Asa (Sheshonq/Ay) fue obligado a devolver el favor. Con la ayuda de Asa, Roboam fue desterrado de Jerusalén (Tebas). Posponer la inserción de Asa hasta después del reinado de Roboam fue conveniente por muchas razones, pero también causó una desconexión obvia. Asa no podía ser denominado como el rey que k "subió" en el año 5 de Roboam y trajo consigo innumerables tropas de libios y cusitas. Asa todavía no había sido introducido en la narración. Sin embargo, el autor de Reyes/Crónicas fácilmente convierte un problema en una oportunidad para conservar otro de los muchos epítetos de Ay. Sisak es un evidente juego de palabras con el nombre libio de coronación de Ay, Sheshonq. Situar el ataque de Sisak (Sheshonq/Asa) en el año 5 de Roboam (en vez del año 32 de Salomón) también le permitió al autor desviar la desgracia desde el reinado de Salomón hacia el de Roboam. Akhenaton compartió una tormentosa corregencia de 12 años con Amenhotep III. El año 5 de Roboam (Akhenaton) habría sido 7 años antes de la muerte de Salomón (Amenhotep III), y no 5 años después. Sin embargo, la narración bíblica disimula deliberadamente la corregencia de Salomón con Roboam. Atribuir el ataque de Jerusalén al reinado de Roboam y realizado por "Sisak, el rey de Egipto" no sólo le permitió al autor de la narración proteger la reputación de Salomón, sino también la del "buen" rey Asa. 1 Reyes 15:14-15 (BJ) dice: "El corazón de Asa estuvo del todo con Yahvé [Amón en general, y Amenhotep III específicamente] toda su vida. Llevó a la Casa de Yahvé las ofrendas consagradas por su padre y sus propias ofrendas, plata, oro y utensilios." Las traducciones de la NVI y de RV de este versículo indican que estos artículos habían sido previamente consagrados, y por implicación, ya l habían sido llevados al templo. Si fuera necesario para Asa devolver los artículos consagrados al templo, entonces debieron de haber sido sacados antes por Amenhotep IV (Akhenaton) y utilizados m para sus propios propósitos. El prejuicio del autor de Reyes/Crónicas hacia el templo de Amón está claro. Llevarse artículos para ser utilizados en otros templos, como los templos de Atón construidos por Akhenaton en Tebas, fue considerado un acto de "infidelidad" y que merecía la ira de Dios. Asa libró la tierra de ídolos y declaró que "cualquiera que no buscase a Jehová el Dios de Israel, n muriese." Incluso destituyó a su propia abuela (paterna) Maaca (la reina Tia/Lía) por hacer una imagen o de Asera. Obviamente, habrían estado los que no apreciaron las extremas medidas que tomó el rey Asa, y mucho menos los que las consideraban buenas. La narración de Reyes/Crónicas admite que hacia el final de su reinado, Asa envió a Hanani el Vidente (¿Amenhotep hijo de Hapu?) a la prisión y 3 p "oprimió también a una parte del pueblo." Se dice que Hanani reprendió a Asa por su tratado con Aram, aunque Asa pretendía que era meramente una ampliación de un tratado preexistente o anterior q entre su "padre" y el "padre" de Ben-Hadad. (Asa y Ben-Hadad sirvieron al mismo padre político, Salomón, y también pudieron tener el mismo padre biológico, Judá. Véase Capítulo 20.) Asa evidentemente se cansó de esperar el favor prometido de Salomón, por lo que formó una alianza independiente con Aram. Sin embargo, en lugar de ser censurado por Salomón, la corona premió sus acciones. Sisak era un rey de Egipto, un lugar famoso todavía por su idolatría, así que les enseñó una lección a los eminentes y poderosos ciudadanos de Jerusalén con respecto a la pureza religiosa. Debería estar claro ahora que Sheshonq no era un extranjero estrictamente hablando. Era un miembro de la casa real, con un eminente linaje. Su tratamiento de nobleza tebana parecía brutal. Sin embargo, para un autor bíblico que escribe en retrospectiva, no fue más que un humilde precursor de las atrocidades que debieron de ser repartidas por los descendientes de la familia real, que trajo a los ejércitos de Asiria, Babilonia, e incluso Persia, contra la Jerusalén de Egipto.

Un Libio que Juzga a Otro
Después de que Akhenaton fuera desterrado de Tebas, Sheshonq (Sisak/Asa) designó a su propio hijo Iuput (Josafat) como el Sumo Sacerdote de Amón y gobernador del Alto Egipto. Además de nombrar a un nuevo Sumo Sacerdote (Primer Profeta), los cargos de Tercer y Cuarto Profeta también fueron ocupados o reemplazados. Al menos una de estas selecciones también era un hijo de Sheshonq. Esto pudo ser una seria ofensa para Hanani el Vidente, esto es, un sacerdote de alto rango de Amón y/o Ra. El nombre bíblico/hebreo de Hanani es una forma del nombre de Amón/Amén. La arqueología conoce a dos Segundos Profetas de Amón de la última parte del reinado de Amenhotep III. El primero es Aanen hijo de Yuya, cuyo nombre es una variante de Amón/Amén. El segundo es Si-Mut, cuyos antecedentes son desconocidos. Se cree que los tiempos de los cargos de Aanen y Simut se r solaparon, y se debe sospechar que Si-Mut ("Hijo de Mut") era un epíteto de Aanen. Se sabe que SiMut ostentó el cargo de Segundo Profeta en el año 34 de Amenhotep III. Otro profeta principal de esta

época llamado Hanan era Amenhotep hijo de Hapu, el cual consiguió una legendaria fama e incluso fue deificado en épocas posteriores. Tras el nombramiento de Iuput, Smenkhara, hijo de la reina Tiye y Amenhotep IV (Akhenaton), tenía sólo cinco años de edad. Se habría convertido en la misión de Iuput el formar al joven príncipe en un "profeta del Señor" y prepararle para convertirse en un faraón. Iuput evidentemente destacó en esta tarea, y también continuó con las reformas religiosas instauradas por su padre Sheshonq. Iuput fue venerado en la narración de los Reyes como uno de los reyes más "rectos" de Judá. Dice que Josafat s "puso jueces en todas las ciudades fortificadas de Judá, por todos los lugares." Esta iniciativa hizo que Iuput se ganara el apodo hebreo de Josafat, que significa "Dios (es) Juez." El mismo nombre de Iuput probablemente puede provenir de Amón/Yahvé, pues "Iu" era la forma "libia" del hebreo/acadio "Jeho/Iah/Iau." En la Biblia, Put o Fut está asociado con Libia, y la XXII Dinastía de Sheshonq e Iuput es conocida hoy como la "Dinastía Libia." Como implica el nombre de Libia o Libu, este pueblo era de piel clara, aunque probablemente no se asemejaban a ningún tipo caucásico moderno. Sin embargo, Iuput y otros miembros de la familia real no eran libios, sino interraciales, como se explicó en el Capítulo 4 de este libro. Podrían razonablemente pretender tener "todas las características de todos los pueblos." Entre nubios eran africanos, entre hebreos eran semitas, y entre libios eran caucásicos. Hacia la época de Iuput, las tribus de los "blancos" estaban distribuidas extensamente. Un grupo así eran los Tehenu del Delta t Occidental. Otro fueron los mitani o hurritas de Aram Naharaim (noroeste de Mesopotamia). Los mitani eran una tribu dominada y se habían reestablecido en Mesopotamia durante la I Dinastía de Babilonia u viviendo desde algún otro sitio desconocido. Basándose principalmente en su lengua, el pueblo mitani ha sido clasificado a grandes rasgos como una raza "blanca" o "indoeuropea." Después de la caída de la I Dinastía de Babilonia, el gobierno de Mitani (también llamada Hanigalbat) fue disputado encarnizadamente por los príncipes de Asiria y Hatti. Salmanasar I, príncipe nominal de Asiria, fue el primer vencedor en esta lucha. Según Amir Harrak, "ambas naciones buscaron la hegemonía sobre Hanigalbat, para esta tierra no sólo era un granero sino también una zona intermediaria para las dos partes antagonistas. Así, la tierra de Hanigalbat era un problema político v central que Asiria manejó defender a toda costa." Sin embargo, la línea de Salmanasar no lo sostendría por mucho tiempo. La meta de los faraones de la XVIII Dinastía era suplantar a sus rivales familiares en Mesopotamia al igual que sus antepasados del Imperio Medio habían hecho antes de ellos. En busca de este objetivo, se consideró necesario imitar el modelo y plan de ataque utilizados en w el Imperio Medio. En la captura de Mitani, Thutmosis I (y Thutmosis III después de él) no sólo ganó una posición estratégica al norte del Éufrates, sino también privó a Asiria de un recurso crítico. "El fértil área de Khabur [en Hanigalbat] debía de satisfacer la mayor parte de la necesidad de grano de x Asiria."

Equivalencia de Judá y Libia
En la tradición griega, una hija de Apofis (Taré) se llamaba Libia. Por consiguiente, éste era un epíteto de la reina Isis (Sara) o una de sus hermanas. El mismo Apofis parece que fue llamado Shattuara (o Shuttatarra) entre los mitani. Nótese la semejanza fonética entre tuara/tarra y el nombre hebraizado de Taré. Shattuara y su sucesor Wasashatta (¿Abram?) sufrieron una derrota por parte de Adad-narari I de Asiria, después de lo cual el rey de Asiria alardeó de que Shattuara "pagó tributo año tras año toda y su vida hasta morir." Aunque con frecuencia estaba decaído, Shattuara (como el Taré bíblico) nunca fue derribado. Adad-narari corresponde a Nacor, el "hermano" de Abram. Nacor se convirtió en jefe en Aram Naharaim, el nombre bíblico de Mitani. Aunque el Libro del Génesis hace de Nacor un "hijo" de Taré, evidentemente era el hijo verdadero de uno de los rivales de Taré. Adad-nirari afirmaba que Arikden-ili (Arioc), el enemigo de Taré y de Abram en Génesis 14, era su padre. Además del territorio de los mitani, en Aram Naharaim, Nacor estableció también una fuerte presencia en el Alto Egipto, en donde probablemente corresponde al faraón Sekhemra de finales de la XVII z Dinastía. Fue el padre de los faraones egipcios Ahmosis (el Tahas/Nahas bíblico) y Thutmosis II (el bíblico Efrón/Fares hijo de Zohar). Ahmosis, Thutmosis II u otro hijo o nieto de Sekhemra se convirtió en su sucesor en Asiria y Mitani bajo el nombre asirio de Salmanasar I. Zohar, uno de varios seudónimos bíblicos de Nacor, significa "blancura." Un notable nieto de Nacor se llamaba Labán. Rebeca, la hermana de Labán, le fue dada en matrimonio a Isaac, el hijo de Sara. Labán se convirtió después en un jefe de los mitani y en el suegro del hijo de Jacob, Isaac (el faraón Amenhotep II). Libna y Labán son variantes cercanas, y ambos nombres denotan "blancura." Esaú, el hermano de Jacob, aa fue hecho rey de Mitani y tomó el nombre de Sausatar hijo de Parsatatar (Thutmosis III). Él, a su vez, llamó a su hijo Libni. Durante el reinado de Amenhotep III, los libios bajo el control egipcio se convirtieron colectivamente en un grupo de población de tal importancia que al príncipe designado para gobernar sobre ellos se le dio derechos correspondientes a una posición faraónica.

Se ha supuesto que la Libna bíblica era una ciudad o región de la Palestina sur-central, cercana a las ciudades de los filisteos. Como se demostró en el Capítulo 11, la "Tierra de los Filisteos" original estaba en el Alto Egipto (meridional) y Nubia, no en Palestina. Igualmente, el emplazamiento original de Libna también estaba en el Alto Egipto. Más tarde se relacionó con Palestina mediante un "traspaso de topónimo." Los nombres de lugares de Palestina, así como incluso de tierras remotas como Grecia, se convirtieron casi en un reflejo de Egipto. Esto llevó a que lugares más antiguos de Egipto fueran confundidos con lugares más recientes de otras partes conocidos por los mismos nombres o similares. Es algo análogo al proceso por el que los peregrinos de América denominaron después a la Plymouth ab Massachusetts como la Plymouth de su anterior patria de Inglaterra, de la cual partieron. Libia finalmente llegó a ser asociada con todo el continente africano. En la XXVI Dinastía, el faraón Necao II encargó una expedición marítima para determinar los límites de Libia. El viaje partió del Mar Rojo y navegó hacia el sur por la costa oriental de África. ¡La nave tardó tres años en volver finalmente a ac Egipto a través del Mediterráneo! La aparición de los "libios" (Libu) en el Bajo Egipto está atestiguada primero en el Imperio Nuevo egipcio. La tribu libia dominante era conocida diversamente como Me/Ma o Meshwesh. Este nombre posiblemente está relacionado con el de Wash-shukkanni, la residencia real del rey de Mitani en Mesopotamia. Al menos una parte de la tribu de los Meshwesh se reestableció alrededor de una nueva "capital" libia del Delta llamada Tanis, en donde absorbieron con facilidad a los nativos Tehenu, que ad eran de un tipo racial similar. Normalmente la familia gobernante habría desalentado la unión de grupos tribales, pero en este caso se había hecho evidentemente una excepción. Probablemente parece que este nuevo grupo libio del Delta había sido traído o desde la Libia de Mesopotamia (Mitani) o desde la Libna del Alto Egipto. El gran antepasado de la tribu libia de Ma/Meshwesh se le llama Misma en la Biblia, y es el descendiente más notable del Simeón del Imperio ae Medio (Naram-Sin/Inyotef I). Hacia finales de la XVIII Dinastía, los libios se habían convertido en un significante grupo de población que vivía en sus propias ciudades, y eran gobernados por miembros de la familia real bajo nombres libios asumidos. Es interesante el hecho de que las montañas que forman el dramático telón de fondo del templo de Hatshepsut, en Tebas Occidental (Deir-el-Bahari), se llamen af las "Montañas Libias." Antes de quedar inundadas a causa de la Presa de Asuán, Grafton Elliot Smith sacó miles de esqueletos de las necrópolis de Nubia. Entre los muertos se encontraron cráneos con narices aquilinas y otros rasgos más consistentes con los que en ese momento eran considerados de ag raza armenia o caucásica. a. Véase Cuadro 5 para una representación gráfica de la ordenación de Manetón. b. Véase el Capítulo 16 de este libro para el matrimonio de Akhenaton y Tiye. c. Estos Sheshonq y Nimlot son designados como Sheshonq A y Nimlot A para distinguirlos de los faraones libios posteriores conocidos por esos mismos nombres.

d. Proverbios 18:24 e. Véase la Cronología en el Capítulo 19. f. David O'Connor, "Amenhotep III y Nubia, " en Amenhotep III, p 261-270.

g. Véase Capítulo 17, Nota 4. h. 2 Crón 15:2, 7 (NVI-Nueva Versión Internacional) i. j. k. l. 1 Reyes 15:27 2 Crón. 12:5 (NVI) 2 Crónicas 12:3 La palabra hebrea utilizada para "llevar" (Strong no. 935) está asociada con frecuencia a la conquista, por ejemplo, llevar prisioneros de guerra, botín, etc.

m. 1 Reyes 14:25-28 menciona los tesoros del templo que Sisak/Asa (Sheshonq) se llevó de Roboam (Akhenaton). n. 2 Crónicas 15:13 (RV) o. 2 Crónicas 15:16 p. 2 Crónicas 16:10-11 (NVI) q. 1 Reyes 15:18-19

r. s. t.

Amenhotep III: Perspectives on His Reign, eds. O'Connor y Cline, p 209-210.
2 Crón. 19:5 En hebreo, Hur (Chur) significa "blanco."

u. Véase Capítulo 10, Nota 2. v. Amir Harrak, Asiria y Hanigalbat, p 284.

w. Véanse Capítulos 7 y 8 de este libro. x. y. z. Amir Harrak, Asiria y Hanigalbat, p 272. Amir Harrak, Asiria y Hanigalbat, p 116-117. Véase análisis en el Capítulo 17. En el Alto Egipto, a Nacor se le llamó Judá, "alabado, favorecido." Es el tercero de cuatro príncipes bíblicos referidos por este nombre/título. Los otros son Rimush (Judá I), primer sucesor de Sargón, Amenemhet II (Judá II) del Imperio Medio, y Thutmosis IV (Judá IV) de la XVIII Dinastía.

aa. Véase Capítulo 15. bb. www.zephryus.demon.co/education/geog/swengland/pilg.html cc. Pierre Montet, Eternal Egypt, p 227. dd. Pierre Montet, Eternal Egypt, p 127. Para la caracterización de los libios egipcios, véanse también los libros de Alessandra Nibbi. ee. 1 Crónicas 4:24-43. El Simeón del Imperio Nuevo será discutido en los capítulos siguientes. ff. Pierre Montet, Eternal Egypt, Figura 1. gg. Grafton Elliot Smith, The Royal Mummies, El Cairo, 1912.

Nota 1:
Se le da más importancia a la segunda esposa de Roboam, "Maaca." Maaca es la madre del heredero Abías (Smenkhara). El nombre/título hebreo de reina, Maaca, es una forma hebraizada del nombre egipcio de Maat-ka-ra, naturalmente con el nombre del dios "Ra" omitido. Ma'at era un nombre alternativo de Isis. Ma'atkare había sido el prenombre elegido por Hatshepsut. Se convirtió gradualmente en un nombre popular o título para las mujeres regias influyentes que siguieron a Hatshepsut, especialmente a finales de la XVIII Dinastía y a lo largo de la XXII Dinastía. Con frecuencia, las reinas que portaban la designación de "Ma'atkara" también ostentaban el título de "Esposa de Dios." Posiblemente, los dos títulos eran, o se convirtieron en, sinónimos. Ma'atkara y el Maaca hebreo habrían sido equivalentes al título griego de reina Atenea. Corresponde al nombre libio de reina Karamat, y parece también que tomó la forma de Summu-ramat (Semíramis) en Asiria. "Maaca" se llamaban tanto la abuela de Asa (Sheshonq) como la madre de Abías (Smenkhara). En el caso de Asa, Maaca se referiría probablemente a su abuela paterna, Lía (la reina Tia). De la madre de Abías, Maaca, se dice que era la hija de Abisalom en 1 Reyes 15:2 y la hija de Uriel en 2 Crón. 13:2. Los nombres de Abisalom o Absalón ("padre de Salomón") se refieren a José (Yuya), el cual era el padre de Amenhotep III (Salomón). Por consiguiente, esta reina ("Maaca") es Tiye, hija de Yuya. En 2 Crónicas 13:2, a Maaca madre de Abías se la llama alternativamente hija de Uriel de Gabaa, el cual debe ser todavía otro seudónimo de Yuya. Uriel y Abisalom son dos nombres que se refieren a una única persona, a saber Yuya. Por otro lado, Maaca es un nombre aplicado a muchas mujeres. Sheshonq y Smenkhara no tenían la misma madre. Sin embargo, ambas madres fueron consideradas reinas. Maaca tiene más de título que de nombre. Desde al menos la época de Amarna, parece que se aplicó en general a la reina gobernante, esto es, a la Esposa Real Principal de un faraón. Sólo mediante una prudente superposición de la arqueología pueden resolverse confiadamente las ambigüedades y distorsiones de las historias bíblicas y griegas. Roboam y Maaca tienen dos hijos y dos hijas. Al segundo hijo se le llama Atai ("oportuno, adecuado," también conocido como Tutankhamon). Las dos hijas se llaman Ziza ("prominencia") y Selomit ("tranquilidad"). Eurípides confirma que Edipo y su madre tuvieron primero dos hijos y después dos hijas. Sin embargo, la arqueología sólo conoce a una hija, Beketaton. La segunda hija debió de nacer en un momento muy tardío del reinado de Akhenaton, o quizás no sobrevivió a la infancia.

La primera esposa de Roboam, Mahalat ("enferma, afligida," esto es, Miriam/Nefertiti) dio a luz a tres hijos, a saber, Jeus, Semarias y Zaham. 2 Crónicas 11:18-21 Como sabemos, Nefertiti y Akhenaton no tuvieron tres hijos, sino tres hijas, Meritaton, Meketaton y Ankhesenpa-aton(amon). El nombre que se le da a la madre de Mahalat es Abihail (Tiye), hija de Eliab (Yuya). Abi(c)hail ("padre de poder/riqueza") y Jocabed ("nobleza de Ya") son nombres muy similares. Chail proviene de una palabra que connota "penetrado," como lo son los nombres de reina Maaca (Ma'atkara) y Atalía. Jerimot (Ay) era un hijo natural de David (Thutmosis IV). Jeus Semarias Zaham Ziza Selomit hija 1st y Mahalat hija 2nd y Mahalat hija 3rd y Mahalat hija 4th y Maaca hija 5th y Maaca de de de de de Roboam Roboam Roboam Antígona Roboam Roboam Meritaton, hija Nefertiti y Akhenaton Meketaton, hija Nefertiti y Akhenaton Beketaton, hija Tiye y Akhenaton Ankhesenamon Nefertiti y Akhenaton No atestiguada de de de

Nota 2:
2 Crón 15:5 (citado anteriormente) fue adaptado para ser utilizado en el Nuevo Testamento. Mateo 24:6-8; Marcos 13:7; Lucas 21:9 (RV) "Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores." Este pasaje refleja las circunstancias de finales del reinado de Salomón (Amenhotep III). La guerra entre Asa y Baasa fue sólo el principio del fin de la XVIII Dinastía egipcia. Los traumas del Periodo de Amarna todavía estaban por delante.

Nota 3:
La palabra hebrea traducida como "oprimir" por la NVI es ratsats (7533), "destrozar o aplastar." Compárense ratsach (7523), "dar muerte" y retsach (7524), "asesinato, masacre." En su papel como "el aplastador," Asa recibe el seudónimo de Sisak. Este apodo, Sisak, está relacionado con Sheshonq/Asa en muchos niveles. La palabra hebrea asawk/ashowk significa "opresor, tirano" y puede estar relacionada con la forma griega del nombre de Sheshonq, Asoch-eus. El hebreo Asawkiah se traduciría como "opresor de Dios." David Rohl apunta que "Sisak puede proceder del nombre hebreo de Shashak, que significa 'asaltante' o 'el que aplasta [bajo el pie o bajo la rueda].' " Además, el nombre de Shisha es sinónimo de Libna (Libia). Se demostrará que el prenombre de Sheshonq en las Cartas de Amarna es Labayu. Tanto Libna como Shisha tienen el significado de "blanco." Añadir el fonema "k" al final de Sisa presta la connotación conveniente de "opresor libio." Añadir el fonema "sh" al hebreo asah produce la palabra hebrea sh'asah, que significa "destructor."

Capítulo 19
"Os He Dejado en Manos de Sisak"
(El Mural de la Campaña de Sheshonq en Karnak)

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en la Torá Nombres en Reyes/Crónicas Salomón compuesto Jacob-Israel Lía (esposa de Jacob) Raquel (esposa de Jacob) De Raquel, dos hijos Ahías, Ginat Atara Nombres Griegos Nombres Egipcios Dakos Amenhotep II Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón

1) (Amram) Asenat Manasés (Aarón) Efraín (Eleasar) Jocabed (Séfora) Siloh Moisés Eliezer Gersón/Josué 2) Benjamín

José Abisalom ("Padre de Salomón") (esposa "egipcia" de José)

Layo, Minos

Yuya, Imram Tuya Aanen hijo de Yuya Amon-appa/ Amarnappa Ay, Sheshonq I Lab'ayu Iuput A

Jeroboam (el Viejo) (Kith-)Airon Amón, "Gobernador de la Ciudad" Amarías Asa/Saúl, Sisak Asoqueo, Creón Josafat hijo de Asa Naama, Maaca, Abihail Salomón compuesto Roboam (hijo de Naama y Abisalom) Abías, Abiam Atai

Jocasta, Meropea Tiye, Eurídice hija de Yuya Polibo/Polibio Amenhotep III Edipo, Hermao Amenhotep Faetón Akhenaton Etéocles (A) Smenkhara Etéocles (B) Tutankhamon Aakheprura

IV

De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Rubén 2) Simeón Zera (hijo "el cusita" 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Silki/Silhi Osokor de Simeón) Uziel, Musi Webensenu, Neby Siamon Ikheny de (de Nubia) Khaemwast Ta-Zety

Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem

IV A

La Campaña de Palestina de Sheshonq
La campaña de Ay/Sheshonq, la cual fue tan grandiosamente conmemorada en la Pared Sur del Templo de Karnak, puede asociarse ahora con la lucha bíblica entre Asa y Baasa hijo de Isacar (Osokor). La Biblia destaca el hecho de que hubo una guerra entre Asa y Baasa "todo el tiempo de ambos." Se nos dice que en su año 36, Baasa sitió eficazmente el territorio que pertenecía a Asa. En respuesta, Asa recurrió a Ben-Hadad, el cual atacó las posesiones norteñas de Baasa. Ben-Hadad a "conquistó Ijón, Dan, Abel-bet-maaca, y toda Cineret, con toda la tierra de Neftalí." De manera extraña, la Biblia proporciona detalles de la campaña de Ben-Hadad contra Baasa, pero no la de Asa. Para la campaña de Asa, debemos confiar en el mural de Sheshonq en Karnak. El mural se conserva lo suficiente como para revelar que las campañas de Ben-Hadad y Sheshonq fueron complementarias. El lago Cineret (Galilea) era el término sur de las actividades de Ben-Hadad y el término norte de la b campaña de Sheshonq. Como resultado, Baasa "fortificó" el territorio desde Rama (de Efraín) hasta su fortaleza en Tirsa. La Biblia sitúa la campaña en el año 36 de Asa. Sin embargo, se nos dice previamente que Baasa se convirtió en rey en el año 3 de Asa y reinó durante 24 años. Esto significaría que su reinado debió de acabar en el año 27 de Asa. Baasa reinó durante 24 años antes de la designación de su hijo Ela como su sucesor. Ela fue asesinado en menos de dos años después. La muerte de su hijo y corregente acabó efectivamente con la dinastía de Baasa, pero no con su soberanía. En 1 Reyes 16:6, la muerte de Baasa es fijada en el año 27 de Asa. Sin embargo, 2 Crón 16:1 nos dice que Baasa está todavía vivito y coleando en el año 36 de Asa. [Un buen editor general era difícil de encontrar, incluso en la antigüedad!]

La identificación de Sheshonq con el Labayu ("Hombre León") de las cartas de Amarna no sólo hace posible resolver la aparente discrepancia en el registro bíblico, sino también una incertidumbre en la datación de la carta de Amarna. Labayu había sido acusado de tomar las tierras de Amenhotep III. Sin embargo, en tres cartas al faraón, Labayu reafirma su lealtad y justifica sus acciones. Pretende que Milkilu, el cual evidentemente también es su acusador, había iniciado la agresión. Por asociación, Milkilu, que significa "El Rey," es la identidad en la Carta de Amarna de Baasa/Naasón, hijo de Isacar. La Biblia también hace de Baasa el instigador del conflicto. 2 Crón. 16:1 (RV) dice: "subió Baasa rey de Israel contra Judá, y fortificó a Rama, para no dejar salir ni entrar a ninguno al rey Asa, rey de Judá." Sin embargo, Asa no pidió ayuda al "Señor" (Amenhotep III), sino a Ben-Hadad, rey de Aram. Esta oportuna alianza produjo el efecto deseado para Asa, pero motivó en el futuro intrusiones no deseadas en Palestina por parte de Aram. Por esto, Asa fue reprendido por Hanani el profeta. Amenhotep III también requirió una explicación para las actividades de Sheshonq, la cual se la proporcionó Asa (Labayu) en la correspondencia de la Carta de Amarna. En la carta EA 252, escrita al faraón Amenhotep III (Salomón), Labayu (Asa) responde a los cargos de agresión contra su rival Milkilu (Baasa): "He sido calumniado ante el rey, mi señor. Además, cuando una hormiga es atacada, ¿no c contraataca y muerde la mano del hombre que la atacó?" Otra carta de Labayu a Amenhotep III, designada como la EA 253, dice:

"Siendo yo un sirviente del rey como lo fueron mi padre y mi abuelo, un sirviente del rey desde hace mucho tiempo, no soy un rebelde y no soy infractor del deber. Aquí está mi acto de rebelión y aquí está mi delincuencia: cuando entré en Gazru, hablé como sigue: 'El rey nos trata amablemente.' No hay ahora ningún otro propósito (para mí) excepto el servicio del rey, y yo obedezco cualquier orden del rey."
Un tercer despacho enviado a Amenhotep III por Labayu, EA 254, proclama enfáticamente:

"¡Yo conozco las acciones de Milkilu contra mí!"
La pretensión de Labayu de que su padre (Thutmosis IV) y su abuelo habían sido fieles a la corona pudo haber sido una manera sutil de recordarle a Amenhotep III su orgullosa pero trágica herencia. Su padre Thutmosis IV y su abuelo paterno Amenhotep II fueron por definición fieles sirvientes de la corona. Su abuelo materno (el padre de Tuya) sin duda se consideró a sí mismo como un súbdito obediente, pero fue muerto por Siamon. Una referencia, incluso indirecta, a este hecho probablemente le dio a Sheshonq una considerable inmunidad diplomática.

Una Hormiga Viva es Mejor que un León Muerto
Labayu de Siquem se comparaba a sí mismo con la hormiga. Su defensa no sólo es hábil, sino que codifica dentro una información de una naturaleza muy personal. La palabra hebrea para hormiga es nemalah, "hormiga (probablemente por su forma casi bisegmentada)." Nemalah proviene de namal, "circuncidarse, o ser cortado/recortado." Mediante la identificación con la nemalah, Labayu alude tanto a su padre Nimlot, el cual fue "recortado" en la flor de su vida, y con los hombres de Siquem, los cuales se habían "circuncidado" sólo para ser brutalmente "cortados" por Simeón. Simeón (Si-Amón) había asesinado al gobernante del pueblo libio del Alto Egipto. Sheshonq (Labayu) fue hecho rey en su lugar. La metáfora usada por Labayu era una manera sutil de recordarle a Amenhotep III que la consideración por el pueblo libio y siquemita todavía estaba en regla, y para él mismo como el hijo verdadero de Nimlot. Se cree que la campaña de Sheshonq incluyó Gezer. En EA 253, Labayu admite a haber "entrado" en la ciudad real de Gazru (Gezer). Sin embargo, la entrada en la lista de ciudades conquistadas que corresponde lógicamente a Gezer (ciudad anillo no. 11) está dañada. Sólo se conserva el primer signo e jeroglífico. Por consiguiente, podría leerse como G[ezer], pero otros lo han reconstruido como G[aza]. f (Nota: La orilla oriental de Tebas fue llamada Ta-Geser, "la Tierra Sagrada." Ésta es probablemente la misma Gezer mencionada en los libros de Josué y Jueces, si no también la de Labayu-Sheshonq.) Al final de la XVIII Dinastía no había mucho en Judea para preocuparse por ello. Además, SheshonqLabayu pudo ya haber estado al mando de esta región. En conformidad, Judea fue ignorada en la campaña de Sheshonq. La Jerusalén de Palestina era una ciudad de sólo 5.000 personas. La antigua Jerusalén estaba involucrada en la industria del aceite de oliva, y estaba dominada en este respecto por la cercana Laquis. Jerusalén no conseguiría ninguna importancia hasta después de la destrucción g de Laquis en el periodo asirio. La Jerusalén que era importante durante la época de Sheshonq era indiscutiblemente Tebas. Como se demostrará en los capítulos siguientes, cuando Senaquerib de Asiria y Nabucodonosor de Babilonia hablaron de sus victorias sobre Jerusalén, estaban refiriéndose a Tebas, y no a un lugar de Palestina de menor importancia durante este periodo.
d

Fechando la Redención de Shoshenk
Moran apunta que la "etiqueta hierática" de EA 254, escrita por Labayu, puede leerse tanto como año 12 (de Akhenaton) o como año 32 (de Amenhotep III). Una fecha para esta carta de año 32 de Amenhotep III "pondría el nivel más antiguo del sur [Palestina] correspondiente con niveles comparables del norte [Siria] y correspondencias internacionales, como muy tarde en el reinado de h este faraón." Por consiguiente, año 32 de Amenhotep III es el contexto probable para la carta dentro del cuerpo de la Carta de Amarna. Además, el año 32 de Amenhotep III corresponde al año 36 de Asa, el cual era el año de su guerra con Baasa. La Biblia le atribuye a Salomón un reinado de hasta 40 años. La fecha más alta para el reinado i Amenhotep III es el año 38, sin embargo es probable que se prolongara hasta el año 39. Parece que era corriente para un rey asignarle el sobrante de su último año de reinado, que en el caso de Amenhotep III le habría dado un reinado de 40 años para los "libros de los Anales." Si Amenhotep III falleció en su año 39, entonces el año 32 de Amenhotep III correspondería como muy tarde al año 4 de Akhenaton o algún momento de su Año 5. El año 5 de Roboam es el año del "ataque" de Sisak. Hay otra manera de verificar el cálculo. Ela hijo de Baasa se convirtió en rey en el año 27 de Asa, y fue asesinado aproximadamente en el año 29 de Asa. Se nos dice en 1 Reyes 16:23 que Omri fue reconocido como rey en el año 31 de Asa, y reinó durante 12 años. Esto situaría la muerte de Yuya aproximadamente 2 años después del final del reinado de Asa, y probablemente menos de un año de la muerte de Amenhotep III, lo cual es consistente con la arqueología. Como se discutió anteriormente, el autor bíblico decidió continuar la narración de Salomón (Amenhotep III) con la de Roboam (Amenhotep IV) y su efímero sucesor Abías (Smenkhara). Con esto como un conveniente punto de ruptura, la narración bíblica regresa a la época del reinado del rey Asa (Sheshonq I) y su rival, el rey Baasa (Milkilu). En 1 Reyes 15:18-20 se dice que Asa hizo una alianza en un momento muy tardío de su reinado con "Ben-Hadad hijo de Tabrimón, hijo de Hezión, rey de Siria." Se demostrará en los capítulos siguientes que el reinado de Ben-Hadad acabó como muy tarde en el año 17 del reinado de Roboam (Periodo de Amarna), y que fue sucedido por el "usurpador" Haza'el. Velikovsky dedujo originalmente esto, y resulta ser correcto. Si el reinado de Asa no hubiera empezado hasta después de los reinados de Roboam y Abías, entonces el rey de Aram/Siria, con el que Asa hizo una alianza, habría sido denominado como Haza'el, o incluso como un sucesor de Haza'el. Por el contrario, el final del reinado de Asa realmente coincide con el principio del reinado de Roboam. Por consiguiente, la alianza del rey Asa con Ben-Hadad es anterior al año 5 de Roboam (Akhenaton). Fue en el Periodo de Amarna cuando Ben-Hadad, y después Haza'el, se convirtieron en las maldiciones de Israel. Estos dos reyes también fueron correctamente identificados por Velikovsky como los Abdi-Ashirta y Aziru de la correspondencia de las Cartas de Amarna.

Sheshonq y Jerusalén
Aunque las cartas de Labayu a Amenhotep son defensivas e impenitentes, no son abiertamente desafiantes o amenazantes. De hecho, en EA 254, Labayu escribe que envía voluntariamente a su propio hijo "Ia" (Iuput) al faraón. Éste es el mismo hijo que al poco tiempo fue nombrado Sumo Sacerdote de Amón y después Comandante de los Ejércitos del Alto Egipto. Amenhotep III estaba deseoso de pasar por alto cualquier infracción de Sheshonq y sus hijos. Tenía preocupaciones mucho más urgentes, principalmente la de mantener su propia soberanía sobre Tebas y el Alto Egipto. 2 Crón. 12:1-2 (RV) dice: "Cuando Roboam había consolidado el reino, dejó la ley de Jehová, y todo Israel con él. Y por cuanto se habían rebelado contra Jehová, en el quinto año del rey Roboam subió Sisak rey de Egipto contra Jerusalén." Roboam (Akhenaton) se había vuelto demasiado fuerte, y la posición de Amenhotep III estaba siendo amenazada. El profeta Semaías dijo: "Así dice el Señor [Amenhotep III]: 'Como ustedes me abandonaron, ahora yo también los abandono, para que caigan en j manos de Sisak.' " Las ofensas morales son citadas como la causa de la invasión de Sisak. Sin embargo, el cargo de infidelidad sólo se utiliza como un pretexto para la intervención. El propio k Salomón había dedicado en Moab un lugar alto a Quemos-Baal. La principal motivación era, como siempre, política. 1 Reyes 14:22-24 (RV) dice que Roboam y Jerusalén fueron humillados por Sisak porque "Judá hizo lo malo ante los ojos de Jehová… porque ellos también se edificaron lugares altos, estatuas, e imágenes de Asera, en todo collado alto y debajo de todo árbol frondoso." Se nos dice después que Asa "quitó todos los ídolos que sus padres habían hecho. También privó a su madre Maaca de ser reina madre, porque había hecho un ídolo de Asera. Además deshizo Asa el ídolo de su madre, y lo quemó junto al torrente de Cedrón. Sin embargo, los lugares altos no se quitaron. Con todo, el corazón de Asa fue perfecto para con Jehová toda su vida. También metió en la casa de Jehová lo que su padre había l dedicado, y lo que él dedicó: oro, plata y alhajas." La versión de la historia que aparece en Crónicas

modera la narración de Reyes diciendo que Asa quitó los lugares altos de Judá, pero "con todo eso los m lugares altos no eran quitados de Israel." Veremos después que Asa-Sisak realmente era el adorador de Baal en Israel. 2 Crón. 12:9 (RV) dice: "Subió pues Sisac rey de Egipto a Jerusalén , y tomó los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey; todo lo llevó: y tomó los escudos de oro que Salomón había hecho." En la narración de Asa nos enteramos de lo que Sisak hizo con esos tesoros. Roboam había tomado los preciosos artículos evidentemente del templo de Amón, y estaba utilizándolos en sus propios templos (de Atón). Se nos dice que Sheshonq (con el aspecto de Sisak) se "los llevó." Sheshonq (con el aspecto de Asa) los devolvió a su lugar original en el templo del Señor, esto es, el templo de Amón. Parece ser que la tesorería de templo estaba especialmente en la necesidad de llenarse, porque menos de un año antes el mismo Asa/Sisak sacó "la plata y el oro de los tesoros de la n casa de Jehová y de la casa real, y envió a Ben-Hadad rey de Siria." La Biblia afirma que "el corazón de Asa fue perfecto para con Jehová toda su vida." Está claro que Asa había estado atacando a la actividad de culto no oficial bien antes de su ataque en el año 5 de Roboam. Esto desmiente la afirmación de que la invasión de Sisak fue llevada solamente debido a la infidelidad espiritual. Encontramos que Sisak estaba actuando para proteger los intereses del Señor (Amenhotep III), y naturalmente sus propios intereses también. Antes, cuando Asa estaba en peligro de ser sorprendido por su rival familiar Zera, acudió al "Señor" (Amenhotep III) y Zera fue derrotado. Cuando el Señor Salomón (Amenhotep III) se encontró a sí mismo siendo intimidado por los miembros de su propia familia inmediata (como Yuya, Tiye y Amenhotep IV/Akhenaton), confió a su vez en Sheshonq para buscar ayuda. Salomón y Sisak asumieron conjuntamente el papel del "faraón que le buscó para matarlo," a Roboam/Moisés II. Quizás Roboam (Akhenaton) aguantó el tiempo suficiente para sustituir los escudos de oro de Salomón que antes se había llevado Sisak (Ay/Sheshonq I) por otros de bronce. Sin embargo, su propia sustitución por Iuput y el exilio forzado a Akhet-Atón también ocurrieron en este mismo año 5. La invasión del año 5 es el último suceso de la narración bíblica del reinado de Roboam. Con la expulsión de Akhenaton, Sheshonq instaló a su propio hijo Iuput (Josafat) como Sumo Sacerdote de Amón y Comandante de los Ejércitos del Alto Egipto. Iuput también se convertiría en Gobernador de todo el Alto Egipto, aunque evidentemente no reclamó títulos faraónicos. 2 Crón 12:12-13 (RV) dice: "Y cuando él [Roboam] se humilló, la ira de Jehová [con el tiempo] se apartó de él, para no destruirlo del todo ... Fortalecido [de nuevo], pues, Roboam, reinó en Jerusalén." Pasarían 7 años antes de que a Akhenaton se le permitiera romper su destierro y poner los pies en Tebas una vez más. Akhenaton pudo continuar como rey de Jerusalén (Tebas) sólo después de la muerte de Amenhotep III y con la considerable influencia de Tiye. En su año 12, Akhenaton regresó a Tebas el tiempo suficiente para presidir la ceremonia de la "apertura de la boca" de Amenhotep III. Sin embargo, su coronación tuvo lugar de vuelta a Akhet-Atón en su año 13. La Biblia le atribuye a Roboam un reinado de 17 años en Jerusalén, sin embargo hubo una interrupción claramente visible de 7 años en el medio que es encubierta en la narración de Reyes/Crónicas. Desde la perspectiva de un sacerdote amonita e historiador tebano, había poco más digno de informar sobre Akhenaton después de su año 5.
o

Sheshonq en Karnak
En 2 Crónicas 12:7-8 (RV), el profeta Semaías proclama que: "No se derramará mi ira contra Jerusalén por mano de Sisak. Pero serán sus siervos; para que sepan lo que es servirme a mí, y que es servir a los reinos de las naciones." Jerusalén no fue dañada estructuralmente por Sisak, pero se convirtió en una ciudad sometida a él. Sheshonq (Asa) instaló a su hijo Iuput (Josafat) como Sumo Sacerdote de Amón y Gobernante del Alto Egipto. Sheshonq e Iuput tenían libertad para construir (o demoler) en todos los recintos sagrados de Tebas, incluso en Karnak. Sheshonq no conmemoró su victoria sobre Tebas como habría hecho un rey extranjero. Más bien, para Sheshonq, Tebas era el lugar escogido en donde los triunfantes príncipes egipcios ganaban el derecho de alardear de sus logros en el nombre del imperio familiar. Con respecto al mural de Sheshonq en el Templo de Karnak, Donald Redford escribe, "La escena triunfal… se refiere a los asiáticos, 'los cuales habían atacado tus fronteras (del rey).' " Entre estos p asiáticos se incluían "batallones del ejército de Mitani." "La poca historicidad de sus [de Sheshonq] grandes pretensiones está clara por una declaración del dios Amón al faraón: ' Yo he sometido [para] ti a los asiáticos de los ejércitos de Mitani.' Mitani como una nación había dejado de existir al menos q cuatro siglos antes," esto es, al final de la XVIII Dinastía. Por consiguiente, los egiptólogos deben postular que Sheshonq I estaba iniciando meramente un renacimiento de las formas y lenguaje del Imperio Nuevo. El mural de Sheshonq incluye la escena obligada de "golpear la cabeza" a los asiáticos, así como la mención de una estela erigida en la tierra conquistada. Estas características del mural, así como la lista de ciudades conquistadas, son del estilo arquetípico del Imperio Nuevo. Según

Aidon Dodson, "la ambición militar del estilo del Imperio Nuevo está representada en la campaña r palestina de Shoshenq." Sin embargo, en la cronología convencional, Sheshonq vive y gobierna cerca de 300 años después del faraón del Imperio Nuevo Ramsés II, a quien pertenece el mural que se encuentra adyacente al suyo propio. Donald Redford concluía que la forma de la campaña de Sheshonq, y la descripción del mural (la lista de ciudades), son ambas del género de la XVIII Dinastía. Sin embargo, en la cronología actual, el mural de Sheshonq no existía en la época de Ramsés II. Los egiptólogos deben postular que no existía la sección del muro en la que también fue inscrito el mural. Si hubiera estado, ciertamente Ramsés lo habría utilizado. En lugar de eso, Ramsés construyó una extensión perpendicular al muro sur para crear el suficiente espacio para completar los detallados murales de sus propias campañas. Pero ¿por qué Ramsés no extendió el muro sur para cubrir completamente el Segundo Pilón? La parte ramésida del muro incluye menos que la mitad del Segundo Pilón. Además, el extremo occidental del muro sur habría estado expuesto en donde se une al Segundo Pilón. Aun así, este extremo del muro no sólo estaba inacabado, sino que contenía bloques con caras dañadas. El modelo actual de cómo evolucionó la arquitectura no tiene ningún sentido. La explicación más razonable es que el mural de Sheshonq ya estaba inscrito en el muro sur del templo antes de la época 1 de Ramsés II. Por consiguiente, a Ramsés se le impidió utilizar el área del muro sur ya inscrita por Sheshonq. Para crear un espacio adicional en el muro para sus propios murales, Ramsés no tenía otra opción que construir una extensión. Además, Ramsés colocó o reemplazó una pieza divisoria (una 2 moldura con forma de toro o rollo) entre sus nuevos murales y los de Sheshonq. La adición/modificación de este elemento arquitectónico requirió que los bloques del lado de Ramsés también fuesen reemplazados o remodelados. Las caras que estaban dañadas, o habían sido utilizadas para prácticas, fueron dirigidas hacia la parte del muro perteneciente a Sheshonq. Incluso con las caras dañadas ocultas, la calidad de los murales era inferior a los de Sheshonq, dos generaciones anteriores. El Epigraphic Survey compara el mural de Sheshonq a los "similares, aunque s menos ambiciosos, relieves triunfales de Ramsés II" que se encuentran inmediatamente a su lado. ¿Se nos está haciendo creer que el Sheshonq del empobrecido III Periodo Intermedio ¡pudo superar a Ramsés en sus propias formas de arte imperial!? Al contrario, fue Ramsés el que hizo una "pobre imitación" de los murales de Sheshonq. Sheshonq dejó un segundo registro de su campaña en una estela situada cerca de los anales de t Thutmosis III, en la sección Iput-isut del templo de Karnak. Los anales de Thutmosis III son anteriores en 500 años a los de Sheshonq I según la datación convencional. Por consiguiente, los egiptólogos deben concluir que Sheshonq de nuevo sólo estaba siguiendo el estilo de las inscripciones adyacentes, en este caso las de Thutmosis III. Sin embargo, como bisnieto de Thutmosis III, era teóricamente posible para Sheshonq haber tomado parte en una campaña en un momento tardío del reinado de 54 años de Thutmosis. Ciertamente, habría sido lo suficientemente mayor para unirse a su abuelo Amenhotep II en sus campañas de Siria y Aram Naharaim (Mitani). Su padre Thutmosis IV habría velado por las pretensiones egipcias en Siria y Aram, aunque no hay ningún registro arqueológico de esto. También debe ser reconciliada otra característica arquitectónica de Karnak, el Pórtico Bubastita. Esta apertura en el Gran Patio es una característica importante del muro sur, y se localiza justo al oeste del mural de la campaña de Sheshonq. Esta parte del muro habría sido construida por Sheshonq. Sin embargo, tras un minucioso examen está claro que el mismo Pórtico fue construido en una fecha mucho más tardía. Sheshonq originalmente situó las puertas parejas en los lados sur y norte del Gran Patio. La puerta del lado norte todavía está intacta. Sin embargo, la puerta que está frente a ella en el lado sur fue eliminada cuando Ramsés III eligió ese emplazamiento para anexar una pequeña capilla al Gran Patio. En algún momento posterior al reinado de Ramsés III se decidió abrir una nueva entrada en el muro sur del Gran Patio. El Pórtico Bubastita es una pieza de arquitectura declarada ilegítima, incluso para la norma de Karnak. En el lado interior del Pórtico se formaron dos nichos mediante columnas alineadas con pilastras (paneles). La pilastra oriental se une al Segundo Pilón y realmente tapa las inscripciones de Ramsés II. La pilastra oriental se une a la pared oriental del templo de Ramsés III, y tapa sus inscripciones. Esto parecería ser la prueba indiscutible de que Sheshonq debió de ser posterior a Ramsés III. Sin embargo, las pilastras obviamente fueron movidas de su posición original. El Epigraphic Survey dice: "Las tres escenas de cada una de las pilastras son notables principalmente por mostrar la gran importancia del hijo de Sheshonq I, el Sumo Sacerdote de Amón y Comandante en Jefe del Ejército, Iuput, el cual aparece detrás de su padre en cada una de las escenas. En la escena más baja de cada pilastra, el espacio era tan pequeño que él [Iuput] tuvo que ser literalmente empaquetado." En lo alto de una pilastra, un símbolo del ankh está truncado. En la parte media de otra pilastra, un cartucho también está "empaquetado" en el borde del panel. No sólo están truncados los relieves de

las pilastras, también hay grandes grietas e irregulares entre los bloques que comprenden las pilastras. u Iuput no habría permitido que su imagen fuera dañada en los murales. Él dirigió la construcción de estos murales. Este efecto y otros daños incurridos fueron debidos a que los bloques fueron separados con palancas, transportados, decorados y reensamblados en su posición actual. Los relieves fueron labrados por Iuput antes de la época de Ramsés II y Ramsés III. Sin embargo fueron movidos en algún momento posterior a estos reyes. Los paneles son demasiado anchos para haber sido tomados del muro sur en donde se abrió el Pórtico Bubastita. Sin embargo, podrían ciertamente flanquear la puerta original del muro sur, la cual fue desmantelada por Ramsés III. Pequeños bloques inscritos con los nombres de Amenirdis y Nitocris (la hija de Psamético I, fundador v de la XXVI Dinastía) fueron utilizados para formar una "pantalla" entre las pilastras y las columnas. Entre la época de Amenirdis y Nitocris, el faraón Taharqa construyó un kiosco en el centro del Gran Patio. Taharqa es el faraón más antiguo que pudo haber construido el Pórtico, con la pantalla de bloques posiblemente añadida por la reina Nitocris. Sin embargo, el Pórtico podría ser plausiblemente la obra de un tiempo muy posterior. La importante conclusión es que no hay nada inherente a la arquitectura del Pórtico Bubastita u otra parte que impida considerar a Sheshonq como un contemporáneo de Amenhotep III. a. 1 Reyes 15:20 (RV); también 2 Crón. 16:2-4 b. Había también una Rama en la Palestina Central, cerca de Gabaón (ciudad no. 17 en el itinerario de Sheshonq), y puede haber un poco de confusión en la narración bíblica entre esta Rama y la Rama de Efraín, al norte. No obstante, Tirsa es la última ciudad de importancia en el itinerario de Sheshonq. c. Extractos de EA 252-254 citados de W. Moran, The Amarna Letters.

d. Véase, The Harper Collins Concise Atlas of the Bible, ed. J. Pritchard, pp 62-63. e. Véase, D. Rohl, Pharaohs and Kings, p 126. f. Alberto Siliotti, Guide to the Valley of the Kings, p 8.

g. Véase, Thomas Thompson, The Bible in History. h. W. Moran, The Amarna Letters, p xxxvii. i. j. k. l. Aidon Dodson, Monarchs of the Nile, p 95. 2 Crón. 12:5 (NVI) 1 Reyes 11:7 1 Reyes 15:12-15 (RV)

m. 2 Crón. 15:17 (RV), 2 Crón. 14:2-5 n. 2 Crón. 16:2 (RV) o. 1 Reyes 15:14 (RV) p. Donald Redford, Egypt, Canaan, and Israel in Ancient Times, p 314. q. Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament (ANET), J. Pritchard. ed., pp 263-4. r. s. t. Aidon Dodson, Monarchs of the Nile, pp 164-5. Prólogo, p. IX. Nicholas Grimal, A History of Ancient Egypt, p 322.

u. En cada uno de sus seis murales de las pilastras del Pórtico Bubastita de Karnak, Iuput luce orgullosamente un manto hecho con la piel de un cachorro de león. v. El Epigraphic Survey, p. IX.

Nota 1:
Una inscripción en la cantera de Silsilah data o del año 21 de Sheshonq o del año 21 de su jefe supremo Amenhotep III (el cual correspondería al año 25 de Sheshonq). Dice:

"Fue su majestad el que dio las instrucciones para construir un pilón muy grande …, iluminar Tebas erigiendo su doble puerta de millones de codos, hacer un patio de festivales para la casa de su padre Amón-Ra, rey de los dioses, y rodearlo con estatuas y una columnata." [1]
James Breasted y Georges Legrain propusieron que el presunto pilón era el Primer Pilón. [1] Éste sigue siendo el candidato más adecuado. Sin embargo, la relación entre el Primer Pilón y su Patio (el Primer Patio o el Gran Patio) con la contigua Gran Sala Hipóstila debe ser reconsiderada ahora. El Gran Patio y la Sala Hipóstila están separados por el Segundo Pilón, el cual generalmente se atribuye a Horemheb. Un único muro rodea al Gran Patio, la Sala Hipóstila y el Segundo Pilón que separa las dos secciones del templo. A Sheshonq se le atribuye este recinto exterior, y el mural de Sheshonq realmente está en la parte del muro sur que abarca el Gran Patio y la Sala Hipóstila. El Segundo Pilón de Horemheb se sitúa directamente detrás de su mural. Un joven Horemheb fue con certeza una poderosa figura de Egipto durante los últimos años de Sheshonq y Amenhotep III. Sin embargo, su cargo como faraón concluyó al menos 30 años después del de Sheshonq, y al menos 15 años después de la muerte de Iuput, el cual se cree que completó los murales de Sheshonq en el muro sur. Inmediatamente contiguos al mural de Sheshonq en el muro sur están los murales de Ramsés II, los cuales cubren la parte restante del Segundo Pilón e incluso se extienden más al este para incluir el lado sur de la Sala Hipóstila. El reinado en solitario de Ramsés II no empezó hasta al menos 15 años después de Horemheb. Muchos faraones contribuyeron a la construcción del Gran Patio y la Sala Hipóstila al mismo tiempo, o casi al mismo tiempo. Esto hace muy difícil de reconstruir la evolución exacta de la arquitectura. Hay al menos algún indicio de que fue Amenhotep III quien inició el trabajo en la Sala Hipóstila. Sheshonq, como aliado de Amenhotep III, inició la construcción del Gran Patio, o en su año 21 (año 17 de Amenhotep III) o en su año 25 (año 21 de Amenhotep III), hacia la mitad del reinado de Amenhotep III. La referencia a "su Majestad" en la cantera de Silsilah, si se refiere a Amenhotep III, es una indicación más de que Amenhotep III encargó el complejo entero. El Gran Patio fue completado por Sheshonq. La Sala Hipóstila fue acabada después por Seti I y Ramsés II. Por consiguiente, la Sala Hipóstila, aunque posiblemente comenzada antes del Gran Patio, fue completada realmente algún tiempo después de que el mural de Sheshonq fuera puesto en el muro sur. Igualmente, el Segundo Pilón pudo haber sido completado por Horemheb después de que el muro exterior estuviera ya en el lugar.

Nota 2:
Hay un corte físico en el muro sur entre el mural de Sheshonq y los murales de Ramsés II que fueron puestos más tarde junto a él. La separación tiene una anchura casi despreciable, y se está inclinada desde la base del muro hasta la parte superior en la dirección de la Sala Hipóstila. Esta característica arquitectónica fue originalmente acentuada con una falsa columna decorativa conocida como "toro." Mirando desde el exterior, la mirada de desvía desde el este al oeste, o desde la Sala Hipóstila hacia el Primer Patio. La parte del mural de Sheshonq adyacente al toro está dañada de mala manera, y sólo un trozo pequeño del toro permanece intacto, dejando al descubierto el hueco sobre la mayor parte de su longitud. Posiblemente, el corte fue abierto por Seti I o Ramsés II. Más probablemente sirvió como una separación acordada entre las contribuciones de Sheshonq y las de Amenhotep III o sus inmediatos sucesores. Sheshonq e Iuput mantuvieron sus inscripciones correctamente hasta la línea divisoria. Esto sirvió para prevenir intrusiones por parte de sus rivales. Ramsés II remodeló la separación para satisfacer sus propósitos, pero no habría alterado substancialmente el mural preexistente de Sheshonq. Ramsés II pudo haber sido el faraón dominante de Egipto, pero durante su época, Tebas estaba gobernada directamente por sus contemporáneos de la XXIII Dinastía. (Nos ocuparemos de esto empezando con el Capítulo 28 de este libro) Las filas de bloques más altos en el lado de Sheshonq del muro sur fueron giradas en algún periodo posterior. Esto ha dejado al descubierto la esquina interior superior de la parte ramésida del muro sur. Unos pocos de estos bloques interiores fueron inscritos, y puede verse claramente un cartucho de Ramsés II. Sin embargo, las inscripciones son muy toscas, y no forman una escena coherente. Estas caras pudieron haber sido rechazadas o utilizadas para prácticas. Cuando estos bloques fueron montados, las caras utilizadas fueron giradas hacia el lado. Ciertamente, no había ninguna intención de "raspar" en el lado interior de la parte ramésida del muro para ser expuesta.

Capítulo
Imágenes de Referencia •

19
Ankh Truncado, Vista 1

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •

Ankh Truncado, Vista 2 Ankh Truncado, Vista 3

El rey Iuput "coronado" en su propio mural El rey Iuput "coronado" en su propio mural El rey Iuput "coronado" en su propio mural

Vista de la Parte Posterior del Pórtico Bubastita, Lado Izquierdo Pilastra Izquierda, Vista Superior 1 Pilastra Izquierda, Vista Superior 2 Pilastra Izquierda, Vista Inferior Pilastra Izquierda, Bloques Sobre la Figura de Iuput Pilastra Izquierda, Tramo Entre Pilastra y Columna, Vista 1 Pilastra Izquierda, Tramo Entre Pilastra y Columna, Vista 2

Pórtico Bubastita, Vista de la Parte Posterior Derecha Pórtico Bubastita, Parte Superior, Vista 1 Pórtico Bubastita, Parte Superior, Vista 2

Pilastra Derecha, Sección Media Pilastra Derecha, Rey Iuput "Coronado" Pilastra Derecha, Sección Inferior Pilastra Derecha, Cartucho "Coronado" Pilastra Derecha, Sección Superior

Vista del Gran Patio desde el Pórtico Bubastita Mural de la Campaña de Sheshonq, Vista 1 Mural de la Campaña de Sheshonq, Vista 2 Mural de la Campaña de Sheshonq, Vista 3 Mural de la Campaña de Sheshonq, Vista 4 Mural de la Campaña de Sheshonq, Vista 5 Mural Pórtico de la Campaña Bubastita, de Sheshonq, Vista Vista 6

Frontal

Separación entre el Mural de Sheshonq y el de Ramsés II, Vista 1 Separación entre el Mural de Sheshonq y el de Ramsés II, Vista 2 Separación entre el Mural de Sheshonq y el de Ramsés II, Vista 3 Separación entre el Mural de Sheshonq y el de Ramsés II, Vista 4 Separación entre el Mural de Sheshonq y el de Ramsés II, Vista 5 Separación entre el Mural de Sheshonq y el de Ramsés II, Vista 6

Separación entre el Mural de Sheshonq y el de Ramsés II, Vista 7

Capítulo 20
"Más Malo que Todos los Anteriores"
(Israel Durante el Periodo de Amarna)

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en Torá Jacob-Israel la Nombres en Reyes/Crónicas Salomón compuesto Nombres Griegos Dakos Nombres Egipcios Amenhotep Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón II

Lía Ahías, Ginat (esposa de Jacob) Raquel Atara (esposa de Jacob) De Raquel, dos hijos 1) José Abisalom, Uriel Layo, Minos (Reuel, Amram) Omri Asenat (esposa "egipcia" de José) Manasés (Aarón) Jeroboam (el Amón, "Gobernador Ciudad" Amarías Asa/Saúl, Sisak, Jerimot, Nabat Josafat hijo de Asa Jocabed (Séfora) Siloh Moisés Eliezer Gersón/Josué 2) Benjamín Naama, Maaca, Abihail Viejo) (Kith-)Airon de la

Yuya, Irhuleni Tuya Aanen hijo Amon-appa/ Amarnappa de Yuya

Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar)

Acab Asoqueo, Creón Ay, Sheshonq Lab'ayu, Addaya, Rib-Addi Iuput A, Ia

I Ayyab

Jocasta, Tiye, Meropea hija de Yuya Eurídice Salomón compuesto Polibo/Polibio Amenhotep III Roboam, Nimsi Edipo, Hermao Amenhotep (hijo de Naama y Abisalom) Faetón Akhenaton Abías, Abiam Etéocles (A) Smenkhara Atai Etéocles (B) Tutankhamon Aakheprura

IV

De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Reuben 2) Simeón 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Silki/Silhi Osokor Uzziel, Mushi Webensenu, Neby Siamon Khaemwast Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem IV A

Rubén Hanoch

(primer hijo de Uziel, Ram (primer hijo de ¿Elzafán?, Hanani Jehú hijo de Hanani

Lía) Uziel)

Webensenu Neby, Heby Visir Amenhotep Huy, Haya Visir Ipy (hijo de Amenhotep) Haip, Hatip, Haapi, Api, Appiha Thutmosis Nimlot A/Nimrat Ay, Sheshonq I Hadadezer/ Hadad-idri Abdi-Ashirta Ay, Sheshonq I Lab'ayu, Addaya,Rib-Addi Nefertiti Panehesy Iuput A, (hijo de Sheshonq I) Takelot I, Tagi Osorkon Matinu-bal'u I, IV

Judá (El-Yada/Eliada) Efraín Rezón

(cuarto hijo de Lía) Asa (hijo natural de (hijo adoptado de José) Ben-Hadad Judá)

Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Miriam Fineas II

Asa, Sisak, Acab Asoqueo, Creón Jerimot, Nabat (hijo natural de Judá) Mahalat hija de Jerimot ¿Euriganea? Jeroboam hijo de Nabat Polinice Josafat (hijo de Asa y Azuba) Ocozías hijo de Acab Joram/Yacas hijo de Acab

Ayyab

Ia

Mut-Baal

La casa de Omri
Tras la muerte de Jacob (Amenhotep II) le sucedió directamente no un hijo de Judá, sino SilohSalomón (Amenhotep III), el hijo natural de José (Yuya), del que se decía que "no será quitado el cetro a de Judá … hasta que venga Siloh." Después de la muerte de Judá (Thutmosis IV), el "derecho de b primogenitura fue de José." Aunque no asumió el título de Faraón, José no obstante se convirtió en "el c Señor" que bendijo a su joven hijo Salomón por escoger la sabiduría sobre las riquezas. La "Casa de José" era la casa gobernante del imperio y Salomón era nominalmente el "rey de reyes," incluido en Israel. Durante el reinado de Salomón, el Israel tradicional puede ser visto como una provincia semiautónoma dentro del imperio egipcio. La identidad tribal establecida durante el Imperio Medio y el Periodo de los Hyksos todavía era fuerte. Aunque José y Salomón tenían la soberanía nominal sobre todo Israel y otras muchas regiones, en la práctica gobernaban a través de una red de alianzas. El gobierno directo de Israel pertenecía a otro príncipe. Antes de su muerte, Jacob (Amenhotep II) había designado a Baasa (Milkilu), hijo del asesinado Isacar (Osorkon A), como rey de Israel. A su vez, Baasa nombró como su sucesor a su propio hijo llamado Ela ("fuerte"). Sin embargo, en la narración de Reyes, después de que Ela hijo de Baasa fuera atacado y muerto por Zimri, un nuevo personaje llamado "Omri, general del ejército" se instala rápidamente para reconsolidar su derecho. En lugar de rendirse a Omri, el asesino Zimri (también conocido como Carmi, hijo de Rubén) prende fuego al palacio de Tirsa y perece entre las llamas. Después de la muerte de otro rival, Tibni (Zabulón, sexto hijo de Jacob y Lía/Ginat), Omri es declarado "Rey de d Israel." No se da la ascendencia de Omri. Aunque se distingue como "general del ejército," Omri es un hombre que no necesita de ninguna introducción. En el Capítulo 15 se demostró que en la Torá, los últimos años de José responden bajo el seudónimo de Reuel. De forma semejante, en los libros de Reyes y Crónicas, el viejo José responde a la historia de Omri, cuyo nombre significa "El que Acumula" y "El que Recoge Grano." El derecho de Omri-José y su casa de gobernar directamente sobre Israel no fue reconocido totalmente hasta que la dinastía que su padre estableció en esa región llegara a su fin. Después de que sus seis hermanastros mayores fueran muertos o caídos en desgracia, se dice que Omri-José gobernó Israel durante 12 años. Estos doce años corresponden a los últimos doce años del reinado de Salomón (Amenhotep III) y los primeros doce años de Roboam (Amenhotep IV/Akhenaton). Estos doce años de

influencia directa de José sobre Israel son considerados con una extrema desaprobación por el autor de la narración de Reyes. "Omri hizo lo que ofende al Señor y pecó más que todos los reyes que lo e precedieron." Quizás es esta la razón por la que los últimos años de José no son mencionados explícitamente en la Torá. Se nos dice en el libro del Génesis que José fue odiado por sus hermanos. Sin embargo, hemos llegado a creer que todos fueron perdonados y que José disfrutó de una madurez universalmente famosa. En otra parte en la Torá, a José sólo se le menciona de pasada como Reuel, el "amigo de Dios," y suegro de Moisés. Así que resulta ser una sorpresa el que continuara siendo tratado con desprecio, no sólo por los hijos de sus hermanos, sino al final de sus días, incluso ante los ojos de sus propios hijos.

El Malvado Ay
Con el asesinato de su heredero Ela hacia el año 27 de Siloh-Salomón, la dinastía de Baasa acabó de forma efectiva. No obstante, Baasa se aferró al título de "rey de Israel" durante cinco años o más. Aunque no renunció voluntariamente a sus dominios, se los quitarían más tarde por la fuerza. Poco después de la muerte de Ela, Omri (José) nombró su hijo adoptivo Asa (Efraín) como corregente del trono de Israel. Asa habría actuado con estas funciones durante la mayor parte, si no todos, de los doce años siguientes. Como sucesor designado de José en Israel, se convirtió en el deber de Asa f aplastar lo que quedaba de la resistencia de Baasa, lo que hizo en el año 32 de Siloh-Salomón. Baasa no fue muerto, pero todos sus territorios fueron confiscados, con la posible excepción de la ciudad Tirsa. (Yuya había designado a Amenhotep IV, el futuro Akhenaton e hijo suyo nacido de la reina Tiye, como corregente y sucesor de Amenhotep III en Egipto. El trono secundario de Israel fue un premio de consolación para Ay.) En el Alto Egipto (Libia/Judá), Efraín fue el fiel protector de Yahweh-Amón, y fue recordado con cariño como el buen rey Asa. Con el nombramiento de Roboam, la presencia de Asa en Jerusalén (Tebas) ya no era requerida, al menos durante los siguientes cinco años. Al mismo tiempo, su influencia en Israel crecía rápidamente. Sin embargo, en Israel, Ay veneraba el dios principal de esa región y fue conocido por un nombre popular diferente, el de Acab hijo de Omri. Desde una perspectiva tebana, Efraín no era el mismo hombre "doblemente fructífero" que estaba en el Alto Egipto, sino un "malvado" adorador de Baal. Igualmente, su padre adoptivo no era el José-Reuel temeroso de Dios de la Torá. Más bien era Omri, ¡el cual fue calumniado como el peor de todos los reyes de Israel anteriores a él!

Los Adversarios de Salomón
Salomón no sólo tenía la tarea poco envidiable de mantener la paz dentro de la "Casa de Omri," sino que también se enfrentó a las recusaciones de las líneas reales colaterales. Al discutir sobre los enemigos de Salomón, la narración de Reyes primero nos devuelve casi al principio de la XVIII g Dinastía. Se nos dice que el rey David hizo campaña en Edom y dio muerte a los hombres de esta región. Sin embargo, un joven príncipe llamado Hadad(-ezer) y sus oficiales huyeron a Egipto. Hadadezer es probablemente el antiguo "hijo" y criado de Abraham, el cual es llamado Eli-ezer en la Torá. No sólo le dio refugio el "faraón," sino que además le dio como esposa regia a la hermana de la reina Tahpenes. En la Parte I se demostró que Tah-penes era un epíteto de Hatshepsut. Hatshepsut era la esposa de Thutmosis II (Efrón-Fares/Penes). Thutmosis I (Abimelec-David el Viejo) era el hijo del "hermano" de Nacor, Tao I (Taré-Isaí). Por otro lado, Thutmosis II era un hijo de Sekhemra (NacorJudá). Aunque eran rivales naturales, los dos reyes llamados Thutmosis permanecían más o menos en trato amistoso en virtud del matrimonio de Hatshepsut, hija de Thutmosis I, con Thutmosis II. Después de la muerte del rey David, a Hadad se le permitió dejar la corte egipcia y volver a "Edom." Se hace ahora evidente que la Edom a la que volvió Hadad no estaba en la Transjordania, sino que era en cambio la Edom de Mesopotamia. El retorno de Hadad representó la restauración de la línea de Nacor, y fue coronado rey por los que rechazaban el gobierno de la "Casa de Taré." Bajo un nombre asirio de rey, probablemente el de Adad-shuma-user, Hadad se habría convertido en el antagonista de Salomón el Viejo (Amenhotep II). Sin embargo, sería su hijo Salmanasar III, el siguiente gran rey de Asiria, el que causaría problemas en el reinado de Salomón el Joven (Amenhotep III). Este hijo de i Hadad recibe el nombre simbólico de Genubat, que significa "Robo." El otro "agitador" que venía de fuera de la Casa de Omri es llamado Rezón ("Príncipe") el hijo de Eliada (heb. El-Yada/Judá), el cual se las arregló para convertirse en rey de Aram. Se dice que fue un problema para Salomón y especialmente para Israel a lo largo del reinado de Salomón. Ya se ha demostrado que el reinado de Asa fue completamente paralelo al de Salomón. En la narración de Asa, a este mismo rey de Aram se le llama Ben-Hadad hijo de Tabrimón hijo de Hezión. Ben-Hadad y Rezón lógicamente son diferentes epítetos del mismo rey de Aram. Tabrimón ("El Buen Horus/Osiris") correspondería entonces a El-Yada/Judá (el asesinado rey Horus Thutmosis IV). El "padre" de Tabrimón es llamado Hezión, el cual podría ser un epíteto de Jacob (Amenhotep II) o de Isacar
h

(Osorkon A), la persona que Jacob designó originalmente como gobernante de Aram. En el Imperio Medio, la variante Hezrón era un epíteto de Sekhemkara (el Isacar arquetípico).

El Robo de Salmanasar
"Adversarios de Salomón" Nombres en la Torá 1) Eli-ezer Nombres Egipcios Adad-shuma-user Salmanasar III/ Shulmanu-ashared III Shalmaiati (EA 155) Sulum-Marduk (EA 256) "Rey de Hatti" (EA 157, EA 164167) Ben-Hadad hijo de Tab-Rimón hijo Hadad-ezer II/Hadad-idri de Hezión Abdi-Ashirta Nombres en Reyes/Crónicas Hadad/Hadad-ezer I Genubat hijo de Hadad

2) Rezón hijo de El-Yada

En el año 30 de Amenhotep III (Siloh-Salomón), aproximadamente tres años después de la elección de Amenhotep IV (Roboam) como corregente, Salmanasar (Genubat) se fue de ofensiva contra un rey de Siria llamado Irhuleni de Hamath. En la "Inscripción del Monolito" fechada en su año 6, Salmanasar escribió: "Partí de Alepo y me aproximé a las dos ciudades de Irhuleni de Hamath (Amat). Conquisté las ciudades Adennu, Barga (y) Argana, su residencia real … Incendié sus palacios … Trajo para ayudarle 1.200 carros de guerra, 1.200 jinetes, 20.000 infantes de Adad-idri (esto es Hadadezer) de Damasco (Imerisu), 700 carros, 700 jinetes, 10.000 infantes de Irhuleni de Hamath, 2.000 carros, 10.000 jinetes de Acab, el Israelita (A-ha-ab-bu mat Sir-'i-la-a-a), 500 soldados de Que, 1.000 soldados de Musri, 10 carros, 10.000 soldados de Irqanata, 200 soldados de Matinu-bal'u de Arvad, 200 soldados de Usanata, 30 carros, 1[0?].000 soldados de Adunu-ba'lu de Shian, 1.000 camell(er)os de Gindibu, de Arabia, […].000 soldados de Ba'sa, hijo de Ruhubi, de Ammón - (En conjunto) éstos fueron doce j reyes. Se levantaron contra mí [en una] batalla decisiva … Les infligí una derrota …" Irhuleni (escrito diversamente como Irhulena e Irhulina) es el nombre que Salmanasar (Genubat) le dio a Yuya (José/Omri) en esta inscripción del año 6. Irhuleni no es un nombre semítico, sino una identidad regional de Yuya en la tradicional "tierra de los Hatti" de Hamath. Este nombre de Yuya también es la fuente probable de uno sus epítetos bíblicos más oscuros, Uriel. En 2 Crón. 13:1-2, el rey Abías (Smenkhara) es denominado hijo de la reina Micaías (Maaca/Tiye) hija de Uriel (Yuya). No tenemos ninguna referencia de Salmanasar al nombre semítico de Omri hasta su año 18. Por entonces, Yuya había muerto hacía tres años y Ay (Acab) gobernaba en Israel. Sin embargo, hacia su año 18, Salmanasar registra el tributo recibido no de Acab sino de "Jehú hijo de Omri" (Ia-u-a mar Hu-um-rii),k un nuevo pretendiente al trono de Israel. Poco antes de esta inscripción del año 18 de Salmanasar, Akhenaton (Roboam), entonces en su año 15, intentó suprimir a Ay y colocar a su propio ministro Ipy (Jehú) en el trono de Israel. Los sucesos que llevaron al ataque sobre Ay y el subsiguiente derrocamiento de Akhenaton por parte de una coalición conducida por Ay se describen más adelante y en los capítulos siguientes. La batalla del año 6 de Salmanasar III se conoce comúnmente como la Batalla de Qarqar, por el lugar del conflicto. Después de sufrir la pérdida de Hamath y de Qarqar, Irhuleni (José/Omri) pudo contraatacar cerca de la ciudad de Qarqar con una impresionante lista de aliados. Aunque Salmanasar afirma haber ganado el día, parece que el combate acabó más o menos en tablas. El avance de Salmanasar se detuvo en Qarqar. Sin embargo, volvería cuatro veces más durante su reinado para enfrentarse a muchos de los mismos dirigentes de los estados sirio, palestino y árabe, de los cuales afirma en cada caso que "se levantaron" contra él. Estas batallas posteriores están datadas en los años de su reinado 10, 11, 14 y 18 (correspondientes a los años 7, 8, 11 y 15 de Akhenaton). Salmanasar afirma haber ganado la victoria en todas las ocasiones, aun así sólo en su año 18 dice haber anexado nuevo territorio en Aram. Wayne Pitard escribe en Ancient Damascus: "La famosa Inscripción del Monolito que describe la batalla de Salmanasar contra la coalición siria en Qarqar en su sexto año, enumera a Hadad-idri de Damasco, Irhulena de Hamath, y Acab de Israel como los tres aliados principales que se opusieron a él en la batalla. Acab, según el monolito, proporcionó al ejército aliado 2.000 carros, con mucho el contingente más grande de este tipo, y 10.000 soldados de a pie. Esto indica que Acab era muy poderoso y estaba en igualdad de condiciones con las mayores potencias del momento."

Salmanasar consideró que Acab era el rey más rico de la alianza enemiga. Se ha argumentado que Acab no pudo contribuir con una carrocería tan grande y costosa, y que Salmanasar debió de tener motivos para exagerar el tamaño de las fuerzas enemigas. Sin embargo, no es irrazonable pensar que un rey de la talla de Ay en el Egipto de finales de la XVIII Dinastía pudiera comandar este nivel de poderío militar. En la inscripción de su año 6, Salmanasar le da a Acab el epíteto de Sir-'i-la-a-a, que se traduce como "israelita." Si es correcto, esta es una buena indicación de que a partir del año 3 de Akhenaton (año 30 de Amenhotep III), Ay ya había asumido el cargo de príncipe heredero de Israel bajo Yuya. Como hemos visto, Ay empezó su regia carrera como el faraón de Egipto sobre las tribus libias. Ay no era estrictamente hablando un libio o un israelita, sino el gobernante designado sobre estas regiones y pueblos. La última aspiración de cualquier príncipe de alto rango era convertirse en rey de todas las regiones y pueblos - para gobernar como Dios sobre toda la tierra.

Las Nueve Vidas de Ay
Baasa hijo de Isacar es llamado Ba'sa (Baasa) hijo de Ruhubi en la inscripción de Salmanasar, y es el último de los doce reyes enemigos enumerados. Después de volver de Qarqar, se levantó una disputa entre Acab (Asa) y Ba'sa (Baasa). En los capítulos anteriores se demostró que Baasa y Asa también fueron conocidos como Milkilu ("Rey") y Labayu ("Hombre León/Ay el Libio") en la correspondencia de Amarna. Milkilu provocó a Labayu bloqueando el acceso a su territorio. Con la cooperación del rey de Aram, Labayu (Asa/Acab) contraatacó después y adquirió la mayor parte de los dominios de Milkilu (Baasa). Sus acciones fueron perdonadas por Amenhotep III, si no ordenadas directamente. Después de derrotar su castigo de toda la vida, Ba'sa/Milkilu, Ay fue convocado después en Tebas por Amenhotep III para forzar el exilio de Akhenaton. Teniendo éxito también en esto, Ay fue autorizado para instalar a su propio hijo Iuput como Sumo Sacerdote de Amón y Gobernador del Alto Egipto. Esto ocurrió en el año 5 de Akhenaton (Roboam) y año 32 de Amenhotep III. En este momento, Ay se convirtió claramente en un rey muy poderoso, sólo inferior a Amenhotep III dentro de la "Casa de Omri." En el mural de la campaña de Sheshonq, en Karnak, unas 50 ciudades son enumeradas como ciudades capturadas. La guerra de Sheshonq/Ay/Asa contra Milkilu debió de haberle convertido en una persona muy impopular, incluso odiada, especialmente entre los muchos nobles que él despojó. Una de las principales ciudades tomadas por Sheshonq era la de Meguido. En este caso, tenemos tres cartas que el expulsado alcalde Biridiya envió como protesta a Amenhotep III. De esta correspondencia nos enteramos de que a Labayu primero se le impidió tomar Meguido por la intervención de Satatna/Surata gobernante de Akka (Akko). Sin embargo, Labayu no fue entregado a su acusador, el comisionado Suta. En cambio, no sólo se le permitió pagar su propio rescate, sino también reanudar sus ataques sobre Meguido. Biridiya, el alcalde sitiado de Meguido, se queja con vehemencia de la situación a Amenhotep III. Le insta a Amenhotep III tener a Labayu arrestado y puesto a disposición m judicial por sus acciones. En una última súplica de piedad, Biridiya afirma no entender por qué sus "hermanos" están siendo ensalzados por encima de él o por qué Amenhotep III ha autorizado la captura de su ciudad. Poco tiempo después, un victorioso Labayu escribió a Amenhotep III para contestar a las muchas n acusaciones tejidas contra él por Biridiya y otros alcaldes. Aunque todavía conservaba mucho del favor de Amenhotep III, Ay, en la apariencia de Lab'ayu, se ganó para sí mismo la reputación de ser rebelde a la corona. Labayu afirma su inocencia y también pretende no tener conocimiento de ninguna otra alegación hecha contra alguno de sus hijos. Ésta era la acusación de crear una coalición con los rebeldes conocidos como "apiru." La identidad de este grupo y su dirigente será mostrada en el Capítulo 25. Labayu está de acuerdo en enviar a su hijo Ia (Iuput) a Egipto como petición. Añade que ¡no podría retener a su propia esposa si el faraón lo deseaba! El humor de esta línea no debería resultar extraño, pues la reina Tiye era la Esposa Principal tanto de Amenhotep III como de Ay. Como muestra de buena fe, Ay le dice a Amenhotep III que pone a su hijo "Ia" (Iuput) al cuidado de un tal Addaya. El nombre de Add'ayu es bastante intrigante en el sentido que proviene de una lengua incierta. La raíz add significa "incrementar." Después de vencer a Milkilu y tomar sus ciudades, la categoría de Ay fue incrementada incluso más por Amenhotep III. Fue convocado en Tebas para supervisar el exilio de Amenhotep IV (Akhenaton). Para hacerlo así, desempeñó el anterior papel del Imperio Medio de Jetro (heb. Ith-ra) como el suegro de Moisés en el desierto. Las raíces add e ith son equivalentes. Mientras tanto, su identidad anterior como Labayu fue abandonada. En este momento, el rey-serpiente Ay se despojó de p la piel de Lab'aya y se convirtió en Add'aya. Al parecer, gracias a sus hijos se extendió el rumor de q que Labayu había sido asesinado. Aunque pueda parecer extraño, ésta no sería la última vez en la que el león todavía vivo fuera suprimido de los escritos como un perro muerto, ya sea en las Cartas de Amarna o en la Biblia.
o l

El hombre que conocemos hoy como el faraón Ay se cree que gobernó como rey durante sólo cuatro años. Sin embargo, se puede decir ahora que ostentó la posición de faraón y rey durante unos 60 años de los aproximadamente 70 años de su vida. Durante esta extraordinaria carrera se enfrentó muchas veces a la muerte y a la destitución. Se recuperó milagrosamente al igual que el afligido y despreciado Job (heb. Ayyab). En el curso de siete décadas de volátil vida en la corte, asumió muchos nombres e r identidades. Los principales se enumeran debajo: 1. Ay/Lab'ayu. 2. Asa/Saúl. 3. Sheshonq/Sisak. 4. Efraín, bendito por ser "doblemente fructífero" en la realeza, matrimonio y paternidad. 5. Acab (Ayyab/Rib-addi). 7. Jetro/Itra (Add-ayu). 8. Eleasar el sacerdote, padre del Fineas del Imperio Nuevo (Panehesy). 9. Nabat, el padre "muy condecorado" y protector del disidente Jeroboam. Cuando era un joven muchacho, Ay hijo de Thutmosis IV (Judá) fue coronado rey sobre las tribus libias y asumió el nombre libio de Sheshonq. Como tal, comenzó a ser conocido más familiarmente en algunas partes como Lab-ayu, esto es "Ay el libio" y el "León (de Judá)" reinante. En la Jerusalén de Egipto (Tebas), este hijo de Judá fue llamado Asa rey de Judá. En las Cartas de Amarna, la palabra "asu, 'ir/salir hacia adelante,' cuando se dice de las tropas, siempre se refiere en EA [Cartas de El-Amarna] a t la partida de Egipto." Otro de los epítetos de Ay, "Jerimot hijo de David," también destaca su linaje natural a través del Judá del Imperio Nuevo, Thutmosis IV ("David IV"). Aunque siendo el hijo biológico de Thutmosis IV (Judá), Ay quizás fue mejor conocido como el hijo político y legal de Yuya (José). Por consiguiente, otros seudónimos de Ay lo identifican como un hijo leal dentro de la "Casa de José/Omri." Como identificó Ahmed Osman en Moses: Pharaoh of Egypt, Ay representa al segundo hijo de José, al cual se le llama Efraín en el Génesis. Mediante una hija de Osokhor (Isacar), el "doblemente fructífero" Ay se convirtió en el padre de Iuput (Josafat). Después de que la reina Tiye fuera incapaz de engendrar hijos de Amenhotep III, ella y Ay se convirtieron en los padres de Nefertiti (Miriam/Mahalat), Panehesy (Fineas/Jeroboam) y los herederos libios Osorkon I (Joram) y Takelot I (Ocozías). Ay tuvo otros muchísimos hijos que nacieron de sus otras muchas esposas. Evidentemente rivalizaba con el mismo Amenhotep III (Salomón) en el número de matrimonios. Sin embargo, fue su relación con la reina Tiye lo que aseguró su supervivencia real y su triunfo definitivo sobre todos sus rivales. En el libro del Éxodo, a Ay se le llama Jetro/Itra. Su padre adoptivo Yuya (José) reaparece ahí bajo el seudónimo de Reuel (Véase Capítulo 16). En los libros de Reyes y Crónicas, a Yuya se le llama en cambio Omri, "El que Recoge Grano." Primero es comandante del ejército y después rey de Israel durante doce años. Como hijo de Omri, Ay es conocido como Acab. Cuando Omri muere, es sucedido por Acab, el cual gobierna a su vez durante 22 años. Sin embargo, Acab gobernó junto a Omri durante la mayor parte los mismos 12 años de Omri, si no todos. Los 22 años de Acab (Ay) como rey de Israel se extendieron aproximadamente durante otros 10 años después de la muerte de Omri (Yuya), momento en el cual comenzó la preparación para su próxima y definitiva promoción a It-nejter, "Padre u Divino" de todo el imperio familiar. La muerte de Acab, situada de forma errónea en la narración bíblica de Reyes, se discute más adelante. La equivalencia de Ay, Sheshonq, Labayu y Acab se hace más obvia cuando se comparan los nombres de sus respectivos hijos. Después de la muerte de Omri, Acab se convirtió en el único rey en Israel y nombró corregente a su hijo Ocozías. El nombre hebreo de Acaz, "coger," corresponde al nombre libio 1 de Takelot. La raíz indoeuropea tak también significa "coger," literalmente, "tomar." Otro hijo de Acab llamado Joram (heb. Jehoram) también se convierte en rey de Israel. El vínculo entre el nombre hebreo 2 de Joram/Jehoram y el nombre libio de Osorkon no es directo, pero todavía puede hacerse. En las cartas de Amarna, "los dos hijos de Labayu" son llamados Mut-Baal y Tagi. Tagi ("Hermoso") es una obvia adaptación de Take(-lot), el hijo menor, pero más favorecido, de Sheshonq. Mut-Baal ("Hombre de Baal") es el nombre cananeo asumido de Osorkon. En la Inscripción del Monolito del año 6 de Salmanasar, Mut-Baal es denominado por la variante Matinu-bal'u. Iuput, el hijo de Sheshonq nacido de una esposa diferente, es llamado en las Cartas de Amarna como Puti-Heba (traducido diversamente como Abdi-Heba), y se le llama en una ocasión (EA 280) como "otro (hijo de) Labayu."
s

6. Je-rimot ("José de Arimatea") padre de Mahalat (Nefertiti).

Ay (como Asa) pudo haber muerto, como dice la Biblia, de una enfermedad "de los pies," sin embargo esto no ocurrió después de 41 años de realeza, sino unos veinte años después. Ay era un maestro del camuflaje. Era el último superviviente de la XVIII Dinastía. Con la ayuda de sus hijos y la dirección de Amenhotep III, la identidad de Ay como Lab'ayu fue sustituida por otra que fuera más digna de su "incrementado" estado dentro de la familia real. Ay hábilmente reemplazó una vieja y polvorienta piel por una nueva y reluciente. En sus más de 60 años de realeza, el "Hombre-León" tuvo "nueve vidas" y poseyó al menos otros tantos seudónimos. Su antagonista Milkilu/Ba'sa, aunque derrotado, tampoco murió en este momento. De hecho, Akhenaton le restauraría el favor y reanudaría su lucha con Ay como parte del plan de Akhenaton para destruir a Ay. Cuando Akhenaton fue destituido por Ay, Milkilu fue probablemente obligado a marchar con él en el Éxodo. Tras su primer triunfo sobre Milkilu (Baasa), Labayu/Ay (Asa/Acab) gobernó junto a su padre adoptivo Yuya (José/Omri) como rey de Israel. Para convertirse en rey de Israel, Ay dejó a un lado su identidad libia, pero no renunció al control sobre el mismo trono de Libia/Judá. Sin embargo, en su mayor parte delegó su gobierno a sus dos hijos principales. Tras la muerte de Yuya, Ay nombró entonces a estos dos hijos como sus corregentes en Israel. Había sólo un gran trono que Ay dejaría seguir. Después de sobrevivir a los peligros de la realeza subordinada durante 59 tensos años, Ay ascendió como el "rey de reyes" de la familia real. Indudablemente consideraba esto como un cumplimiento de la tradición anterior y al menos una compensación de todos sus problemas. (Después de la derrota de Naram-Sin en el Imperio Medio, el Saúl arquetípico, Shar-kali-shari, continuó gobernando durante poco tiempo más.) Aun así, considerando sus graves problemas de salud y una lucha política continuada, es dudoso si sus cuatro años como faraón de Egipto fueron satisfechos como algo más que una "victoria moral."

v

Cronología (Realeza de Ay)
+0 +3 +4 +29 +32 +32 +37 +37 +44 +44 +46 +46 +48 +49 +49 +50 +50 +59 Muerte de Thutmosis IV, Sheshonq I (Ay) se convierte en rey en Siquem. Milkilu (Baasa) declarado rey de Israel en Tirsa. Muerte de Amenhotep II. Sucesión de Amenhotep III en Egipto. Asesinato de Ela hijo de Baasa. Omri (Yuya) declarado rey de Israel. Amenhotep IV (Roboam) nombrado corregente de Amenhotep III (Salomón). Sheshonq I fuerza la sumisión de Tebas (Jerusalén). Amenhotep IV deja Tebas. Cambia el nombre a Akhenaton. Muertes de Amenhotep III (Salomón) y Yuya (Omri). Akhenaton (Roboam) recupera la soberanía de Tebas. Smenkhara (Abías) nombrado corregente de Akhenaton. Akhenaton suprime el culto de Amón. Smenkhara reabre el Templo de Amón. Akhenaton (Moisés/Roboam) abdica. Smenkhara asesinado aproximadamente tres meses después de la abdicación de Akhenaton Sucesión de Tutankhamon. Tratado (Alianza) que requiere que Akhenaton elimine a los enfermos del Delta, y el cambio del nombre de Tutankhaton a Tutankhamon. Muerte de Tut y sucesión de Ay.

El Ocaso de Salomón
A pesar de la caída de Baasa ante Acab, la coalición de la dinastía de Omri fue derrotada una segunda vez en el año 10 de Salmanasar, y de nuevo en sus años 11 y 14. Estas batallas correspondieron a los años 7, 8 y 11 de Akhenaton, y a los años 34, 35 y 38 de Amenhotep III. Era un momento muy tardío del reinado de Amenhotep III (Salomón), y Ay (Acab) todavía estaba actuando como el corregente del anciano Yuya (Omri/Irhulena) en Israel. Como la vitalidad de Yuya y de Amenhotep III empezaban a marchitarse, Ben-Hadad comenzó tomando las ciudades de Acab en Israel como un movimiento preventivo para la gran soberanía. La lucha interna entre príncipes egipcios también permitieron a BenHadad y a Salmanasar de Asiria anexar a su territorio las ciudades del norte de Siria antes de la muerte de Amenhotep III. Esto se refleja en el amenguamiento del "Reino Unificado" a finales del reinado de Salomón, como se registra en la narración bíblica de los Reyes. La ruptura de juramentos y la retención de tributos era la práctica convencional de los vasallos cuando se acercaba la muerte y sucesión de un gran rey como Amenhotep III. Todavía no estaba muerto, sin embargo probablemente no era ningún secreto que su fin estaba muy cerca. Akhenaton todavía estaba

en el exilio y no era ninguna amenaza para los vasallos rebeldes. Su misma sucesión habría sido seriamente cuestionada. La decisión del enfermizo Salomón y la de su anciano padre Omri-José fueron probadas. Poco antes del fallecimiento de Amenhotep, las ofensivas de Ben-Hadad de Aram contra Israel se intensificaron. La intención de Ben-Hadad parece que era destronar a Ay y tomar para sí mismo el trono de Israel. Sin embargo, con la ayuda de Yuya (Omri), Ay pudo derrotar a Ben-Hadad, rey de Aram, en dos ocasiones. En la segunda batalla, Ay capturó en realidad a Ben-Hadad. A cambio de salvar su vida, Ben-Hadad le ofreció a Ay (Acab) amplias concesiones en Aram y un tratado nuevo y más favorable. (El tratado anterior se hizo en el año 4 de Akhenaton/año 32 de Amenhotep III, como se discutió en los Capítulos 17-19.) En el año 38 de Amenhotep III (año 11 de Akhenaton), los "12 reyes" del Imperio egipcio fracasaron por cuarta vez en derrotar al renegado Salmanasar de Asiria, el cual estaba entonces en su año 14. Probablemente sea significante que Salmanasar describa su oposición como una coalición de reyes w independientes comandados por Irhulena (Omri) y Ben-idri (Ben-Hadad) y no como una fuerza unificada. Tampoco es sorprendente que la "alianza" Israel-Aram fuera ineficaz contra el rey asirio. Muchos de los reyes de la así llamada alianza estaban más preocupados por los ataques del uno al otro que por el cautivador Salmanasar. Las renovadas hostilidades y la captura de Ben-Hadad por parte de Acab habrían tenido lugar poco después de la batalla del año 14 de Salmanasar, y poco antes de las muertes de Amenhotep III y Yuya.

El Tío que Amaron hasta el Odio
Después de la muerte de Amenhotep III y la sucesión de Akhenaton, la mayoría, con mucho, de las cartas de Amarna es de un tal Rib-Addi de Samaria. Velikovsky escribió, "El nombre de Rib-Addi, escrito en ideogramas, significa 'el [hermano entre hijos] mayor del padre,' la primera parte del nombre significa 'hermano mayor' o 'hijo mayor', y la segunda parte 'padre.' Está construido como el nombre x hebreo de Acab, cuya primera parte significa 'hermano' (ah), y la segunda parte 'padre' (ab)". El seudónimo de Rib-Addi es ingenioso. Indica subordinación y veteranía con respecto a Akhenaton. Velikovsky proponía que el seudónimo de Rib-Addi ("Padre Mayor") era más que un título y correspondía al cargo egipcio de Gran Visir. Dedujo además que este ministro no debió de ser otro que Acab, el rey de Israel. Éste resulta ser el caso. Además, se puede decir ahora con toda confianza que Acab también es la misma persona que el "Gran Visir" Ay. En su correspondencia, Rib-Addi cumple el protocolo de la corte, sin embargo el tono de sus cartas está lejos de ser sumiso. Esta actitud condescendiente de "Rib-Addi" es una pista más de la verdadera identidad del autor. Había sido Ay el que antes expulsó a Akhenaton de Tebas y le obligó a exiliarse en la ciudad de AkhetAtón. Durante los últimos siete años del reinado de Amenhotep III, Ay era el segundo en el poder. Ay accedió a la voluntad de Yuya y de la reina Tiye con respecto a la sucesión de Akhenaton, sin embargo, había un pequeño amor perdido entre Akhenaton y Ay. Ay insistiría en retener su antiguo estado y tomaría precauciones para preservar sus títulos varios y los de sus principales hijos. Yuya y la reina Tiye probablemente pidieron y concedieron concesiones a Ay para afianzar su apoyo a Akhenaton. Ay no escribía a Akhenaton usando su antiguo seudónimo de Labayu, sino el de Rib-Addi, "Mayor (del) Padre." A pesar de ello, Akhenaton y otros ministros con frecuencia no se referían a Ay como Rib-Addi, sino con el epíteto menos halagador de Ayyab, que connota "Odiado" o "¿Dónde está el Padre?" Ay, como la anterior figura del Imperio Nuevo, Apofis/Tao, fue encasillado como la figura de un desesperado Job (heb. Ayyab). Eludió lo que parecía ser una muerte segura en más de una ocasión, proveniente de la intriga, la guerra y también la enfermedad. Acab está particularmente caracterizado en la narración de los Reyes como amenazado. Sin embargo, el mismo nombre de Acab no significa "Odiado," sino "Hermano (del) Padre," esto es, "Tío," y tiene una forma muy próxima al seudónimo de Rib-Addi de las Cartas de Amarna, como apuntó Velikovsky. El visir Ay también fue muy literalmente un tío, no sólo de Akhenaton sino también de Smenkhara y Tutankhamon. Tras la muerte de Tut, Ay accedió al cargo más elevado de las Dos Tierras y asumió el epíteto de It-Netjer, "Dios-Padre" o "Padre Divino/Santo." Ay era muchos años mayor que Akhenaton, y tenía mayor poder de hecho. Sin la aprobación de Ay, Akhenaton habría permanecido en el exilio y no habría accedido al gran trono tras la muerte de Amenhotep III. En las Cartas de Amarna, Rib-Addi ("Padre Mayor") le hace a su sobrino Akhenaton un discurso de la historia egipcia, le amonesta en ocasiones, e incluso procede a dar órdenes al joven y z faraón. A diferencia de sus días como Labayu, Rib-Addi nunca se refiere a la autoridad de ningún aa comisionado, con la posible excepción de Aman-appa (Aanen). La sumisión de Rib-Addi (Efraín/Ay) a Aman-appa (Manasés/Aanen) es en su mayor parte fingida, porque Rib-Addi quiere que Aman-appa le preste ayuda. Rib-Addi le recuerda a Akhenaton que había escrito anteriormente a su padre (Yuya) y ab recibió apoyo militar. Como consecuencia, Abdi-Ashirta (Ben-Hadad) había sido capturado. Ésta es una referencia en las Cartas de Amarna a la captura de Ben-Hadad por parte Acab, como se cuenta en

la narración de Reyes. Después de la muerte de Yuya, Ay recurrió a Aanen para mantener la política de su padre. Velikovsky también identificó a Aman-appa, un alto funcionario de Samaria mencionado en las cartas de Amarna, con el Amón bíblico (una variante del nombre de Aanen), gobernador/alcalde de la ciudad ac de Samaria en el reinado del rey Acab. Mientras que Aanen pudo haber sido el alcalde de la ciudad de Samaria/Sumeria, Ay (Acab) era el gobernante de la región entera. La identificación del Acab bíblico con el regente egipcio "Rib-Addi" de las Cartas de Amarna y futuro faraón Ay también tiene un profundo impacto en nuestra comprensión de la antigua cronología. Debido a su mención en las inscripciones del rey asirio Salmanasar III, Acab es el primer personaje bíblico que puede ser datado con un alto grado de certeza. Esto permite fechar a su vez el final de la XVIII Dinastía egipcia con igual (y en realidad mayor) precisión.

Compitiendo con Josafat
Después de la muerte de Yuya (Omri), Ay (Acab) le sucedió como rey de Israel y nombró a su hijo Takelot (Ocozías) como su corregente. Los egiptólogos creen actualmente que Takelot I era el hijo y sucesor de Osorkon I. Sin embargo, ahora está claro que Takelot no era el verdadero hijo de Osorkon, sino un hermano menor, y por consiguiente, sólo un hijo "político" con respecto al trono libio. En otras palabras, tanto Osorkon I como Takelot I eran hijos naturales de Sheshonq I. En las Cartas de Amarna son llamados Mut-baal (Osorkon I) y Tagi (Takelot I), los "dos hijos de Labayu." El Efraín del Imperio Medio, Senusret II, había establecido una corregencia doble con sus dos hijos Amenemhet II y Sekhemkara. Sekhemkara (el Isacar del Imperio Medio) era el hijo mayor. Amenemhet II (el Judá del Imperio Medio) era el hijo menor pero más favorecido. Igualmente, el Efraín del Imperio Nuevo, Ay/Sheshonq, estableció una corregencia doble bajo él mismo. Antes del nombramiento de Iuput como Sumo Sacerdote de Amón en el año 32 de Amenhotep III, Sheshonq ya había nombrado ad faraones del trono libio a sus hermanastros Osorkon y Takelot. Como "cumplimiento" o "repetición" del periodo anterior, Takelot y Osorkon caerían en una emboscada y serían muertos. En el mismo momento en que Takelot se convertía en corregente de Israel, a Osorkon I se le permitió empezar a educar a uno de sus hijos, Sheshonq II, como su propio sucesor al trono libio. Poco después de las muertes de Amenhotep III y Yuya, Osorkon I nombró a Sheshonq II Sumo Sacerdote de Amón en Tebas. Iuput, el Sumo Sacerdote anterior, retuvo el gobierno del Alto Egipto y Tebas durante los primeros tres años del reinado de Akhenaton, y escribió a Akhenaton desde Tebas (Jerusalén) 3 usando el seudónimo de Puti-Heba (traducido diversamente como Abdi-Heba). Sin embargo, hacia el año 15 de Akhenaton, Sheshonq II había engendrado a un heredero apto llamado Harsiese, "Horus hijo de Isis" (el Joás bíblico), y fue declarado debidamente como faraón del Alto Egipto. Esto desplazó efectivamente a Iuput, hermanastro de Osorkon I. Iuput, sin duda, protestó ante Sheshonq, su padre, el cual le había designado previamente para los dos puestos. Según la Biblia, hubo un alto el fuego que duró tres años tras la puesta en libertad de Ben-Hadad bajo las condiciones de un nuevo tratado. Como se apuntó antes, las Cartas de Amarna confirman que RibAddi (Ay/Acab) había capturado a Abdi-Ashirta (Ben-Hadad) en un momento muy tardío del reinado de Amenhotep III, y mientras el padre de Akhenaton (Yuya) todavía estaba vivo. Sin embargo, poco tiempo después de otro débil intento contra Salmanasar, se declaró la guerra una vez más entre los miembros de la alianza egipcia. La paz entre los príncipes egipcios terminó después de que Ay (Acab) e Iuput (Josafat) invadieran Ramot-Galaad. Como el hambre continuaba en Palestina y Siria, Ay se desesperaba más y más. Sus repetidas peticiones a Akhenaton de grano de Egipto eran ignoradas. Finalmente, decidió hacerse cargo del asunto por su cuenta y tomó la tierras de cultivo de RamotGalaad, en la Transjordania, las cuales pertenecían a Ben Hadad. Velikovsky identificó a RamotGalaad como la muy codiciada (Ya-) Rimuta de las Cartas de Amarna. Quizás estuviera en el ae emplazamiento actual de los Altos del Golán.

José de Arimatea
Las narraciones complementarias de 1 Reyes 22 y 2 Crónicas 18 describen la muerte de Acab. El análisis crítico del texto ha llevado a la conclusión de que el fallecimiento del odiado rey Acab fue interpolado en la narración de manera bastante prematura. Primero se nos dice que Acab le propone a Josafat atacar Ramot Galaad. Después, en la narración, el profeta Micaías hijo de Imla (¿José?) pregunta "¿Quién inducirá a Acab rey de Israel, para que suba y caiga en Ramot de Galaad?" Sin embargo, si Acab fue el rey que inició la acción, ¿por qué debería necesitar que le indujeran más? Esto no tiene ningún sentido. Además, siguiendo con la muerte de Acab descrita en 1 Reyes 22:29-40, la af narración de Reyes proporciona una serie de años de reinados entrelazados para los reyes de Israel y Judá, los cuales son claramente contradictorios independientemente de si postulamos o no corregencias entre los reyes bíblicos.

Wayne Pitard escribe, "Otra razón para sospechar del relato de la violenta muerte de Acab se encuentra en 1 Reyes 22:40, un pasaje del marco deuteronómico de Reyes. Aquí, el relato del reinado de Acab concluye con la fórmula, 'Y durmió Acab con sus padres,' una fórmula que en otras partes del Libro de los Reyes es utilizada sólo para reyes que murieron de muerte natural. Esto sugiere que el autor original de Reyes no incluyó en su trabajo el relato de la muerte de Acab en Ramot-Galaad, y de ag hecho no tenía ningún conocimiento de que Acab tuviese una muerte violenta." Puesto en el contexto histórico apropiado, ahora es posible resolver esta anomalía del pasaje bíblico. Hay en realidad tres reyes involucrados en la trama de esta narración, no dos. Está Acab (Sheshonq/Ay), está Josafat (Iuput), y está también un anónimo rey de Israel. No sólo fue Acab, sino también otro "rey de Israel" el que fue tentado para unirse a la campaña. Este anónimo rey, que fue muerto, resulta ser Sheshonq II, el recientemente designado faraón del Alto Egipto y receptor de los antiguos dominios de Iuput. Sheshonq acababa de ser elevado desde el puesto de Sumo Sacerdote de Amón al de faraón del Alto Egipto. Esto disminuyó en gran medida el poder del hermano de Osorkon, Iuput (Josafat). Sin embargo, cuando Ay propuso realizar una campaña para tomar Ramot Galaad, Iuput vio una oportunidad para salvar su herencia perdida. Se dispuso un modo de "tentar" a Sheshonq II para participar, y ¡mirad, una flecha "perdida" hirió al "rey de Israel" (Sheshonq II) por entre las junturas de su armadura y murió! De forma patética, parece ser que Sheshonq II no comprendió que había sido traicionado. Aunque el "rey de Israel" estaba malherido, permaneció con determinación en su carro hasta la tarde. Si la momia identificada como Sheshonq II es alguna indicación, entonces fue rematado con un golpe en la cabeza. En una época de hambre, Ay quiso cosechar en las productivas tierras de cultivo de Ramot-Galaad. Por otro lado, Iuput quería precisamente matar a Sheshonq II. Ay recuperó el valioso territorio de manos de Ben-Hadad de Aram. Quizás fue la fijación de Ay con este premio lo que le hizo ganar el epíteto de Jerimot, una variante de Ya-Rimuta. Al mismo tiempo, Iuput conspiró para ganar el premio de Tebas. Tanto Ay como Iuput lograron lo que empezaron a hacer, ¡pero tendrían un duro castigo! a. Gén. 49:10 (RV) b. 1 Crón. 5:2 (RV) c. 1 Reyes 3:1-15 d. 1 Reyes 16:22-24 e. 1 Reyes 16:25 (NVI) f. Este conflicto fue discutido en el Capítulo 19.

g. 1 Reyes 11:14-25. Cf 1 Reyes 8:3-14. h. Posiblemente se refiera a la muerte de Thutmosis III (David el joven) en lugar de la de Thutmosis I. i. j. k. l. Genubat (1592) robo, de ganab (1589) robar (lit. o fig.); por impl. defraudar;- arrebatar x supuesto, llevar en secreto, llevarse robado, llevarse a hurtadillas.

Ancient Near Eastern Texts, J. Pritchard, ed., pp 278-9. Ancient Near Eastern Texts, J. Pritchard, ed., pp 280.
Baasa se quedó huérfano de padre en una edad muy temprana, cuando Isacar (Hamar) fue asesinado. Ruhubi correspondería a un padre adoptivo o político de Baasa, y posiblemente sea una forma de Rubén, el hermano mayor de Isacar. De forma similar, Yuya se había convertido en el padre adoptivo de Ay tras la prematura muerte de Thutmosis IV.

m. EA 244, 245 y 246 n. EA 254 o. La expresión que se traduce como "mi hijo" es DUMU.MU-ia. Esta construcción ha confundido a los traductores. DUMU.MU es la expresión sumeria para "mi hijo", sin embargo el sufijo –ia parece que es incompatible. Véase Moran, Amarna Letters, EA 254, nota 4. Ay utiliza la expresión dos veces, evidentemente como una manera secreta de referirse a su hijo Iuput (IaPut). p. Addaya el comisionado es referido en EA 254, 285, 287 y 289. q. EA 250, 255. r. Según la tradición judía, el rey Ezequías también llevó nueve nombres. Estos nombres de Ezequías serán reconocidos en un capítulo posterior.

s. t.

Ayyab puede escribirse como Aya-ab ("El Padre Ay"). Véase, David Rohl, Pharaohs and Kings, p 223. W. Moran, The Amarna Letters, p 293 (EA 234, nota 2).

u. Ya en el año 3 de Tutankhamon, Ay había tomado ya la decisión de suceder al enfermizo Tut como faraón del imperio familiar más grande. En ese momento, Ay habría relegado los tronos menores de Israel y Judá/Libia a príncipes subordinados. v. 2 Crón. 16:12, hablando figurativamente de una enfermedad venérea. w. Velikovsky proponía en Ages of Chaos (pp 237, 310, 312, 313, 315, 323, 334) que Adad-idri rey de Imerisu en la inscripción de Salmanasar no era el mismo que Ben-Hadad rey de Aram/Damasco. Defendía que Adad-idri era en cambio el Bir-idri/Biridia de las Cartas de Amarna, el cual tenía su sede en la ciudad de Meguido. En este caso, Ben-Hadad/Rezón de Damasco causó problemas a Salomón por no ayudarle en la lucha contra Genubat (Salmanasar III). x. y. z. Immanuel Velikovsky, Ages in Chaos, p 236. EA 91 EA 254

aa. EA 85, 93, 94, 95 bb. EA 117 cc. 1 Reyes 22:26; 2 Crónicas 18:25 dd. Según la Oxford History of Ancient Egypt, p 346, "Los libios … preferían modelos de gobierno diferentes a los de sus predecesores del Imperio Nuevo. Un caso claro de esto es la aparente tolerancia de los libios ante el hecho de dos o más 'reyes' que gobernaban simultáneamente, cada uno con el título de 'Rey del Alto y Bajo Egipto', independientemente de sus esferas reales de influencia." ee. Zecharia Sitchin, The Cosmic Code, pp 12, 31. ff. 1 Reyes 22:51; 2 Reyes 1:17; 3:1; 8:16 gg. Wayne Pitard, Ancient Damascus, p 122, citando de Jepsen 1941-45: 155 y Miller 1966: 44243. Véase también, Immanuel Velikovsky, Ages in Chaos, Capítulos VI y VII.

Nota 1:
Cubríos, Aquí Viene Takelot El Latín lot, Cf Nimlot rey Takelot "silencioso," oráculo,"

tak,
"cobertura,

El nombre de Takelot parece ser una variante de la forma asiria ligeramente anterior de Tukulti, como en el nombre de los reyes Tukulti-Ninurta I y II. Posibles significados 1) "recibir/actuar según un oráculo 2) "silencioso, 3) "no oído ni visto" del (favorable)" pero nombre de (especialmente del dios (hablando) "oculto" Takelot: Amón) alto" inglés) "coger," cogido"

tak, "tomar, coger" (alemán, escandinavo antiguo, Indoeuropeo: Hebreo: achaz, Biblias españolas: rey Ocozías (heb. Ahaziah), "Yahvé ha El nombre de Takelot aparece en la Biblia como Ocozías

Hay tres reyes bíblicos llamados Acaz y tres reyes egipcios llamados Takelot durante este periodo. Definiciones de palabras indoeuropeas tomadas del Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana de Joan Coromines. Definiciones de palabras hebreas tomadas de la Concordancia Strong.

Nota 2:

Joram Consigue Armarse Silhi (7977) "armado." Heb Shilchi (pronunciado shilkí) de (7973) shelach, "arma arrojadiza de ataque, esto es, atravesar con una lanza," figurativamente un brote en desarrollo, esto es, rama de (7971) shalach, "enviar fuera, enviar a, o expulsar," en una amplia variedad de aplicaciones, por ejemplo, "retoñar" Joram (dos formas) (3141) yowram, una forma de (3088), esto es, Joram, "Yahvé alzó" y (3188) yachas (pronunciado yácas), "linaje o lista genealógica (como si creciera de forma espontánea): genealogía de (3187) yachas (pronunciado yacás), "brotar (en un sentido genealógico)" Yowram y Yachas son utilizados de forma intercambiable en la misma narración. 2 reyes 2:15-29
Hay realmente siete ejemplos de Yachas y sólo dos casos de Yowram (ambos en el versículo 16). Azar-iah también es una transcripción de Osor-kon Por consiguiente, Silhi/Silki (Osorkon) y Azarías son sinónimos de Joram.

Nota 3:
Las Cartas de Amarna indican que poderosos miembros de la familia continuaron, al menos, fingiendo estar de acuerdo con Akhenaton, como hicieron con su predecesor Amenhotep III. Esto incluía a Iuput, el cual aparece en las Cartas de Amarna bajo el seudónimo políticamente correcto de Puti-Heba o Abdi-Heba. Heba es una diosa del sol egipcia. Nótese la correspondencia entre los nombres de Iu-put y Put-i. No se sabe nada de ningún Sumo Sacerdocio de Amón en la XVIII Dinastía después del año 20 de Amenhotep III (en el marco cronológico actual). En el año 32 de Amenhotep III, Amenhotep IV fue desterrado de Tebas por Amenhotep III con la ayuda militar de Sheshonq. Iuput, un hijo de Sheshonq, fue nombrado Sumo Sacerdote de Amón y Gobernador del Alto Egipto. Siete años después, cuando Akhenaton sucedió a Amenhotep III, Iuput mantuvo su poder en el Alto Egipto, y escribió a Akhenaton bajo el seudónimo de Puti-Hiba, gobernante de "Jerusalén" (Tebas). La familia de Iuput también era importante en la ciudad de Bubastis (dedicada a la diosa Bastet) y en la ciudad de el-Hiba. El hermano de Iuput, Osorkon I, construyó o reconstruyó el templo de Bastet, la diosa con cabeza de gato, en Bubastis, e hizo mejoras en el templo de el-Hiba. (Véase, Nicholas Grimal, A History of Ancient Egypt, p 324.) Compárese Heba y la "Diosa del Sol" hitita, Hebat/Hepit/Hepa. La fortaleza de "el-Hiba" (Teudjai) se localiza cerca de Heracleópolis (entre Amarna y Menfis) El-Hiba también fue la sede de los faraones posteriores de las Dinastías XXII y XXIII, especialmente Osorkon III. Velikovsky apuntó (Ages in Chaos) que tres de los cinco "capitanes de Josafat" enumerados en la Biblia (2 Crónicas 17:14) tienen una fuerte presencia en las Cartas de Amarna. Por consiguiente, concluyó que el gobernante de Jerusalén que escribió a Akhenaton era Josafat, rey de Judá. Esto resulta ser correcto, excepto que el punto de origen de las cartas no era probablemente la Jerusalén de Palestina, sino la Tebas del Alto Egipto. Capitanes de Josafat identificados por Adna/Adaías delegado de Duma - Amasías hijo de Zicri es el "hijo - Jozabad es "Iahzibada" Velikovsky en las Cartas de Amarna: (Edom) es "Addu-dani/Adda-dami/Ada-danu" de Zuchru" de las Cartas de Amarna

Capítulo 21
"La Ira del Señor ha Caído Sobre Ti"
(Akhenaton Suprime a Amón)

ElSeñor ha Decretado el Mal Acerca de Ti.

Akhenaton ha sido considerado como un pacifista, sin embargo esto es completamente erróneo. Antes de su sucesión se había visto obligado a vivir en el exilio durante siete años. Durante este tiempo no pudo establecer el fundamento requerido para gobernar de forma decisiva. Las Cartas de Amarna indican una falta de liderazgo durante el reinado de Akhenaton. Sin embargo, esto también es engañoso. Las Cartas de Amarna reflejan el mismo sentido de anarquía durante el reinado de Amenhotep III. Habría sido siempre la política de la corona evitar favoritismos entre los gobernantes locales e ignorar sus insignificantes disputas. La posición preferida era una en la cual los ministros permanecieran puestos uno en contra del otro y dependientes del faraón, en vez de involucrarse en alianzas privadas e intrigar con sus semejantes. El faraón sólo tendría motivos para intervenir si un vasallo se hacía demasiado dominante. Cuando Akhenaton sucedió a Amenhotep III como faraón de Egipto, hizo frente a una situación casi imposible. Ay era el rey de Israel y su hijo Iuput era Sumo Sacerdote de Amón y rey del Alto Egipto. Otros dos hijos de Ay reinaban como faraones libios. Aunque la reina Tiye era la Esposa Principal de Akhenaton y madre de dos hijos y dos hijas engendrados por él, ella también fue la madre de al menos cuatro hijos de Ay. La reina Tiye favoreció a Akhenaton y aseguró su sucesión, pero su amor naturalmente estaba dividido entre los hijos de Akhenaton y los de Ay. Después de la muerte de Amenhotep III, la prioridad número uno de Akhenaton fue la de romper con el dominio de Ay. Aanen, hermanastro de Ay e hijo verdadero de Yuya, fue convertido en Sumo Sacerdote de Atón. Aanen también retuvo alguna autoridad en Israel. Sin embargo, esto no era suficiente para contrarrestar el poder de Ay. Por consiguiente, Akhenaton también desarrolló una fuerte alianza con el rey de Aram, el cual es llamado Ben-Hadad en la Biblia y Abdi-Ashirta en las Cartas de Amarna. En segundo lugar, Akhenaton trató de sacar provecho de una desavenencia entre los hijos de Ay. Iuput era probablemente el hijo mayor de Ay. Su madre era una hija del asesinado Osokhor (Isacar/Hamor). Sin embargo estaba siendo apartado por sus hermanastros Osorkon y Takelot, los hijos de Ay nacidos de una reina de mayor rango, Tiye. Como el favor y la autoridad de Sheshonq II hijo de Osorkon crecían en el Alto Egipto, así lo hacía la desesperación de Iuput y su confianza en Akhenaton. Akhenaton dependía de Iuput por la misma razón. Los hijos de Ay nacidos de la reina Tiye representaban también la mayor amenaza para su realeza. Aunque Akhenaton le odiaba, es dudoso que Ay tuviera un mayor poder efectivo. Ay tenía una posición muy buena dentro de la administración egipcia, y contaba con el favor de la reina Tiye. No podía ser eliminado sin antes ser declarado culpable de una ofensa muy seria. El asalto no autorizado de Ay sobre Ramot-Galaad le proporcionó a Akhenaton la excusa conveniente que necesitaba. Akhenaton no podía estar realmente furioso con Iuput para incitar a Ay a cometer un acto de a insubordinación, y por consiguiente preparó una "caída." De hecho, 1 Reyes 22:20-23 deja bastante claro que Ay fue la víctima de una trampa preparada deliberadamente por Akhenaton. "El Señor" (Akhenaton) había ordenado él mismo a Iuput y a otros consejeros inducir a Ay para cometer una b ofensa capital. A cambio de delatar a su propio padre, Iuput pudo haber recibido al menos el permiso no expreso para matar a Sheshonq II. Sheshonq II fue asesinado, pero con el tiempo la verdad salió a la luz. Contraria a la "ira" de Akhenaton, la de la reina Tiye hacia Iuput seguramente no era fingida. En consecuencia, Akhenaton tuvo que, al menos, aparentar que también estaba inclinado a castigar a Iuput por su intriga. Esto también servía a los propósitos de Akhenaton, como comprobaría el recién recobrado poder de Iuput. Cuando la batalla de Ramot-Galaad va "mal" y el rey de Israel (Sheshonq II) cae víctima del fuego amistoso, Josafat (Iuput) regresa a Jerusalén (Tebas). Recobrar control de Judá (Alto Egipto) y su anterior estado como sumo sacerdote y rey fue desde el principio el objetivo de la intriga de Josafat. Sin embargo, no se le permitió regocijarse de ello por mucho tiempo. Una vez de regreso a casa, se nos dice que Jehú hijo de Hanani fue convocado por el "Señor" y enfrentado a Josafat en Jerusalén. Jehú dice, "¿Cómo te atreviste a ayudar a los malvados, haciendo alianza con los enemigos del Señor? c Por haber hecho eso, la ira del Señor ha caído sobre ti." Iuput fue muy venerado en la tradición sacerdotal de la narración de Reyes/Crónicas, por consiguiente la naturaleza de la "ira del Señor" en contra suya habría sido disimulada. Iuput tentó a Ay en un acto incriminatorio. Sheshonq II había sido atraído a su muerte. Aparentemente los dos estaban autorizados. En la narración bíblica, el "Señor" (Akhenaton) no hace responsable a Josafat (Iuput) de la muerte del "rey de Israel" (Sheshonq II). Akhenaton probablemente encubrió a Iuput y mantuvo que la muerte del rey de Israel había sido accidental. En cambio, Iuput es acusado sólo de un crimen del corazón muy inferior, esto es, de haber mostrado mayor devoción por su padre Ay que por "el Señor." Akhenaton eligió no tomar medidas contra Iuput directamente, sino en lugar de eso, atacar el culto de Amón sobre el cual Iuput había regido antes como Sumo Sacerdote. La narración de 2 Crónicas 19 sugiere que Iuput, de regreso por "compasión," renunció públicamente a su lealtad por Ay y se sometió con afán a la voluntad de Akhenaton para salvar su pellejo y su realeza

en el Alto Egipto. Iuput fue amonestado públicamente por ayudar a Ay en la captura de Ramot-Galaad. Sin embargo, esto no habría sido un castigo suficiente para satisfacer a Tiye. Por consiguiente, Akhenaton ordenó lo inimaginable, que los templos de Amón, incluido Karnak, debían ser cerrados y el mismo nombre de Amón debía desaparecer de todo Egipto. No se escatimaron gastos en borrar el nombre de Amón desde las profundidades de las tumbas hasta lo alto de los obeliscos. Esto no sólo habría apaciguado a la reina Tiye, sino que también habría servido para satisfacer la historia del d Imperio Antiguo, en la cual Khufu suprimió los dioses de Egipto a favor de Ra. Si Iuput permaneció en el poder, lo cual no pudo ser posible a causa de la reina Tiye, habría sido su deber asegurarse de que este edicto fuera llevado a cabo en el Alto Egipto .

Contando con Ipy
La narración de Reyes indica que Josafat (Iuput) recibió sólo una señal de advertencia del Señor e (Akhenaton). La Biblia no revela cómo murió. De forma extraña, la Biblia apunta que "los demás acontecimientos del reinado de Josafat, desde el primero hasta el último, están escritos en las crónicas f de Jehú hijo de Hanani, que forman parte del libro de los reyes de Israel," y no en las crónicas de los reyes de Judá. Cuando Jehú hijo de Hanani se enfrentó a Josafat, lo hizo con la apariencia de un profeta. Jehú se convertiría más tarde en el rey de Israel por "la palabra del Señor (Akhenaton)." Como rey de Israel, a Jehú se le encargó destruir la Casa de Acab. Empezó atacando a Joram (Osorkon padre de Sheshonq II) y a Ocozías (Takelot). La arqueología indica que Osorkon murió sólo unos meses después de Sheshonq II. Lo cual habría sido sólo uso pocos meses después de que Iuput fuera g "amonestado" por su alianza con Ay en Ya-Rimuta (Ramot-Galaad). Dejando aparte a su esposa-madre Tiye, a su tío Aanen, y al disgustado Iuput, Akhenaton también ganó el apoyo de los ministros de alto rango que habían servido bajo su predecesor Amenhotep III. El más importante de ellos era el visir Amenhotep, también llamado Huy. Hacia el año 32 de Amenhotep III (año 5 de Amenhotep IV/Akhenaton), el visir Huy había transferido a su hijo Ipy al menos algunos de sus deberes, incluyendo el título de "Mayordomo de Menfis." En este mismo año, Ipy le escribió una carta a Amenhotep IV asegurándole que todo estaba bien en Menfis. Después del exilio de Akhenaton, Ipy se convirtió en Mayordomo y "Supervisor del Interior del Palacio del Faraón en Akhet-Atón." Ipy h también poseyó una "refinada casa y una tumba en Akhet-Atón." Como indican sus títulos, Ipy formaba parte del círculo interno de Akhet-Atón. Ipy (Jehú) era el hijo biológico del visir Amenhotep (el Hanoc bíblico, una variante de Hanún/Hanán/Hanani, "favorecido"). Políticamente, Jehú era el mayordomo y, por consiguiente, el "hijo" del Señor (Akhenaton). En la narración de Reyes, Jehú (Ipy) es llamado dos veces como el "hijo de Nimsi." Nimsi se deriva del verbo "sacar," y corresponde a Moisés Roboam. Otras dos veces se le llama a Jehú como "el hijo de Josafat hijo de Nimsi." No se trata de una genealogía en este caso, sino de una jerarquía de mandos. Josafat (Iuput), el rey al cual Jehú (Ipy) fue enviado para reprenderle, era técnicamente su superior dentro de la administración de Roboam (Akhenaton). No obstante, Jehú no amonestó a Josafat en su propia autoridad, sino como el profeta (portavoz) del "Señor." En todas las generaciones estuvo en boga entre la realeza el monopolizar los cargos de sacerdotes y profetas de alto rango. El Sumo Sacerdote de Amón era referido como el Primer Profeta de Amón; El Segundo Sacerdote de Amón era el Segundo Profeta de Amón, y así sucesivamente. Con frecuencia, el heredero visible servía primero como Sumo Sacerdote de Amón antes de convertirse en corregente y rey. Posiblemente Ipy también ostentó un cargo sacerdotal bajo Akhenaton o se le prometió uno a cambio de servicios prestados a la corona. Sin embargo, la inestabilidad y la brevedad de su posesión no pudieron haberle permitido el lujo de realizar inscripciones. Ipy es conocido mejor por la arqueología como el Mayordomo/Visir de Akhenaton. Se convirtió en rey de Israel, pero no reinó lo suficiente para dejar un registro arqueológico. Para conocer información acerca de su efímero reinado debemos contar con el registro cultural de la narración de Reyes. "Sólo uno de los altos comisionados nombrados en las Cartas de Amarna, Maya, es conocido con i certeza desde fuentes egipcias." No obstante, podemos estar seguros que el anfitrión de nombres extraños en las Cartas de Amarna representan un auténtico "Quién es Quien" de la realeza y nobleza egipcias durante el reinado de Akhenaton. Después de Maya, dos de las identificaciones más obvias son las del visir Amenhotep/Huy y su hijo Ipy. Amenhotep/Huy es llamado tanto Amenhatpe (Amenhotep) como Haya (Huy). El padre Haya es acusado de traición en múltiples ocasiones, pero no está claro si Akhenaton estuvo o no de acuerdo. Ciertamente, Ipy permaneció en una buena posición, j si bien Rib Haddi le pidió también a Akhenaton que le reemplazara. En las Cartas de Amarna, Ipy es diversamente llamado como Haip, Haapi, Api y Appiha. Se cree que la k forma Appiha significa, "Api brilla." Ipy se ganó especialmente el favor de Akhenaton mediante su temeraria obediencia. Se ocupó de los enemigos de Akhenaton con la rapidez de los rayos del sol concentrados, incluso si su fuego rápido no estaba siempre en el blanco. En hebreo, Ha es el artículo

definido. Haip puede interpretarse así como "El Ip." Ha era también "un antiguo dios egipcio de la fertilidad y de las regiones desérticas. En diversas épocas fue considerado como un defensor de las fronteras de Egipto y el protector del trono. En los periodos posteriores fue venerado en el séptimo l nomo del Bajo Egipto." La variante Ha'pi/Haapi era "uno de los cuatro hijos divinos de Horus e Isis," y m "el dios del Nilo." Las estrategias normales de la etimología no tienen aplicación en el ambiente multilingüe y multicultural del Egipto del Imperio Nuevo. Al crearse una identidad, los miembros de la familia real eran libres de adaptar raíces tomadas de múltiples lenguas, así como de sustituir referencias entre una multitud de deidades para satisfacer las necesidades de una localidad o circunstancia particular. Es difícil apreciar hoy el hecho de que la realeza de notable linaje asumiera seudónimos tan degenerados. Las transcripciones burdas de los nombres era la norma. Sin embargo, un nombre creado de tal modo podría llevar matices sofisticados. También parece lógico que en el mundo cotidiano de la antigua corte real, la mayoría de las veces un nombre nuevo fuera asignado en vez de asumido. Un ejemplo bíblico se encuentra en Números 13:16, en donde se dice que Moisés le puso a Oseas hijo de Nun el nombre de Josué (Jeho-shuah). Ipy era un ministro principal de Akhenaton, por lo que el dios patrón de Jehú no pudo haber sido Yahvé (Amón), al menos no en la ciudad de Akhet-Atón. Akhenaton no toleraba a Amón, sino que había compuesto una nueva formulación de lo divino alrededor de un dios relativamente nuevo, el Atón. Sin embargo, como portavoz de Akhenaton, Ipy pudo haber sido comparado favorablemente con Ihi, una forma egipcia de Thoth, la "lengua de Ra." Ihi/Ahi también puede escribirse como Iahu/Yahu (Jehú). La conexión entre el nombre de Ipy y el de Jehú también puede estar basada en parte en un sutil juego de palabras entre lenguas dispares. La raíz hebrea huw es a grandes rasgos equivalente a la raíz latina ip.1 Por supuesto que el latín no existía, de por sí, como lengua durante este período, sin embargo una lengua precursora del latín con certeza sí existía. El uso del nombre de Jehú en la inscripción del año 18 del rey asirio Salmanasar III confirma que el nombre de Jehú no fue meramente una adaptación realizada por un editor bíblico, sino la forma preferida de su nombre, al menos en regiones de habla semítica como Israel/Palestina. Hay una constante interacción entre los apodos hebreos y los formales nombres egipcios de nacimiento. Con frecuencia no está claro si el nombre hebreo procedía del egipcio o viceversa. Sin embargo, los nombres hebreos coloquiales eran utilizados más comúnmente en la interacción cotidiana. Los nombres hebreos o hebraizados de los oficiales egipcios de alto rango también fueron utilizados por los gobernantes de Mesopotamia de habla semítica. El nombre de Ipy sólo pudo haberse utilizado para salvar las apariencias en Egipto.

El que Sirve alSol
El nombre de Akhenaton es diversamente traducido como "Espíritu Glorificado del Disco Solar," "Eficaz n o para el Disco Solar, " "El que es Útil para el Disco Solar," y "el Criado de Atón." Entre los dioses, el ministro principal de Ra había sido Thoth. Un nombre semítico de Thoth fue Shamash, el cual connota 2 tanto "solar" como "criado." Thoth/Shamash sirvió al dios del sol Ra y finalmente ocupó el lugar de Ra. Por asociación, el nombre de Akhenaton puede ser interpretado como "Thoth del Atón." En consecuencia fue recordado en la tradición hermética como Hermes Trismegisto ("Thoth el Tres veces Grande"). El nombre de Akhenaton no sugiere pasividad, sino actividad enérgica y determinada en el "espíritu" de Thoth en el nombre del Disco Solar. En la metáfora solar, los rayos de luz hacen el trabajo del sol viajando a gran velocidad y surtiendo efecto en la vida y en los seres vivos de la tierra. Consistente con este modelo, Akhenaton permaneció tan distante como el sol y en cambio envió a sus hijos y a sus ministros como "espíritus" o "rayos de luz." Como pensador racional después de Thoth, Akhenaton no podía aceptar el falso eufemismo de la muerte asociada con Osiris y Ra, y que se había convertido en su época en algo así de fantástico en la p literatura y en el arte funerario egipcio. Esto no es para decir que Akhenaton consideraba inapropiado como rey y faraón el asumir el papel divino de los dioses mientras todavía vivía. No negó la existencia anterior de Ra, Osiris, Thoth o cualquiera de los demás dioses o diosas, sino sólo su poder permanente sobre los vivos. El cambio de su nombre desde Amenhotep (IV) a Akhenaton es una identificación muy fuerte con el Osiris "histórico" en vez de uno embellecido por la fe. La palabra egipcia akh fue utilizada q para designar a la "muerte bendita," esto es, los antepasados que tuvieron tanto la riqueza como la sabiduría para prepararse para muerte y, por consiguiente, unirse a los dioses como "seres r transfigurados" en la otra vida. En este sentido, una persona fallecida podría permanecer "efectiva" y poseer la habilidad para ejercer influencia en el mundo de los vivos, al igual que hacían los dioses mismos, según se creía.

En oposición directa a costumbres largo tiempo aceptadas, "la religión de Akhenaton ofrecía a los mortales únicamente la esperanza de continuar existiendo en la tierra bajo los rayos del sol. Se s evitaban imágenes y textos referentes a conceptos tradicionales de la otra vida." Para Akhenaton, akh llegó a representar una transformación conseguida en la vida mediante el poder del Atón y "el que vive de maat." No se realizaba tras la muerte, al igual que no había ya esperanza de vida después de la muerte. Como al desilusionado Djehuty de comienzos de la XVIII Dinastía, Akhenaton se identificó con t Osiris principalmente como un "sacrificio viviente." Éste fue un concepto que más tarde tomó prestado el Cristianismo. Si bien Djehuty no había sido literalmente muerto, él fue llamado "el Osiris." Para un príncipe heredero, la pérdida de la realeza era equivalente a morir. Amenhotep IV fue despojado de su poder en el año 5 de su reinado. En el "más allá" de los siguientes doce años, tuvo que convertirse en un Osiris como Djehuty (Abraham) y existir como si estuviera en un estado de muerto viviente. Esta raíz akh es también fundamental en la memoria griega de Osiris. Se encuentra en clave en los emotivos epítetos de Dionisos/Adonis, a saber Acteón, Baco e Iacos. Iacos connota llorar o aullar, por u asociación con la palabra griega iache. Sin embargo, está relacionada también por contexto con la v palabra semítica occidental yakke, "golpear, atacar, matar." El nombre de Baco no tiene una etimología griega significativa aparte de un grito difícil de describir, pero contiene la raíz semítica baku, w "llorar, gemir." De forma semejante, el "nombre no vocalizado" de Aqht, del cual Acteón es un x derivado, no es griego, sino que viene del poema semítico occidental de Aqht, una versión local de la historia Osiris. Aqht fue asesinado y no pudo ser resucitado. Su padre Danel ("el Juez", esto es, Ra) guardó luto por él durante siete años, y fue dotado de una inmortalidad simbólica. Otra connotación importante de akh en la antigua cultura egipcia es la "luz." Desde la perspectiva de la tierra, la luz irradiada es la cualidad efectiva, o "espíritu creativo," del sol. En una cantidad apropiada, la radiación del sol estimula la germinación, el crecimiento y la regeneración. Demasiada o muy poca luz solar acarrea la muerte. El arte de Amarna hacía énfasis en la naturaleza vivificadora de la luz. Aun así, durante el periodo de Amarna, se inventó o se perfeccionó un aparato que enfocaba los rayos del sol de una manera muy destructiva. Demostraciones de esta tecnología están descritas en Éxodo 19:1624; 20:18-21, 1 Reyes 18:22-38, y 2 Reyes 1:9-14. Los antiguos podían fabricar lentes ópticas, como evidencian las utilizadas para formar los ojos de las estatuas del Imperio Antiguo. También sabían, o aprendieron, cómo fabricar espejos reflectores que concentraban los rayos del sol. Según los registros y extrabíblicos, espejos así eran utilizados para incendiar barcos desde la lejanía. El resurgimiento del uso de la luz en la guerra puede ser rastreada hasta Djehuty (Abraham), en los inicios de la XVIII Dinastía. Djehuty (Abraham) sólo no había sido un astrónomo, sino también un maestro mago que se especializó en ingeniosos trucos de luz. Hizo uso tanto de la luz natural (la luna) como de la luz artificial z del fuego de las antorchas para "servir" a sus propios propósitos. La época de Djehuty, a principios de la XVIII Dinastía, había sido una época de gran adversidad y opresión en Israel por parte de reyes mesopotámicos (madianitas). En la desesperación, el destronado clan de Tao I (Taré) recurrió al examen de conciencia y a la reforma. El hijo de Tao, Djehuty aa (Abraham), y su hermanastro (Samuel) intentaron librar al país de la nigromancia y la idolatría. A finales de la XVIII Dinastía, Israel estaba amenazada otra vez por un "preocupante adversario" del norte, el rey asirio Salmanasar III. Esta vez Akhenaton, como Djehuty antes que él, sufrió una muerte simbólica en forma de derrota humillante y exilio. Emulando a Djehuty y a otros fundadores del Imperio Nuevo, Akhenaton se dedicó él mismo a librar la tierra de prácticas supersticiosas, las cuales fueron de nuevo consideradas como un obstáculo para el progreso. Akhenaton gobernó como un "dios viviente" durante 17 años. Su prueba con la realidad fue considerada en él no como rectitud, sino como sedición. El pueblo aceptó el regreso de los dioses. Se prefería la comodidad de las blancas mentiras a la oscura verdad. Para ilegitimar el culto de los dioses, Akhenaton y su nombre fueron oficialmente malditos. A partir del reinado de Horemheb, los monumentos de Akhenaton fueron desmantelados, e incluso se convirtió en un crimen pronunciar su nombre. Sin embargo, en vez de dejar que la memoria de Akhenaton simplemente se desvaneciera, fue reprimida y por consiguiente conservada permanentemente en un estado oculto. Muchas de las reformas de Akhenaton fueron consideradas válidas, y finalmente fueron asimiladas en el Amonismo/Judaísmo. Estos incluían la prohibición de fabricar y adorar a "ídolos," e invocar a "espíritus familiares." Akhenaton compartió la identificación de Djehuty (Abraham) no sólo con Thoth y Osiris, sino también con el Atón. La primera referencia conocida de Atón proviene de la tumba de Djehuty (Abraham), en Deir el-Bahari, en Tebas Occidental, en donde se refiere a la deidad como el "Atón viviente, señor de ab las dos tierras." Consistente con este descubrimiento arqueológico, el Abraham bíblico es el primero ac en dirigirse a Dios como "Adonai YHWH." Debemos sospechar al menos que el nombre de ad Akhenaton se derivó de "YHWH Adonai," o viceversa. Se considera que YHWH es una forma bíblica

tardía del nombre divino, y que tiene enlaces etimológicos plausibles con akh y Yahu (Thoth). El vestigio más convincente de la supresión de Amarna sería entonces la prohibición de pronunciar el nombre divino de YHWH.

ae

Mientras Viva Ay
En la batalla de Ramot-Galaad, Acab se vio en la necesidad de ocultarse. Tres años atrás, Acab había establecido una alianza con Ben-Hadad. A cambio de su vida, Ben-Hadad le ofreció a Acab un tratado, en el cual le proporcionaba a Acab concesiones significativas. Acab sabía que la captura de RamotGalaad podría poner en peligro su relación con Ben-Hadad, y finalmente lo hizo. La agresión de Acab permitió a Ben-Hadad desvincularse de las obligaciones de su tratado. Inmediatamente, Ben-Hadad reanudó las hostilidades hacia Acab, como aparecen documentadas tanto en las Cartas de Amarna como en la Biblia. Ben-Hadad capturó la ciudad fortificada de Samaria, forzando la retirada de Rib-Addi a Gubla (Biblos). En las Cartas de Amarna, Rib-Addi (Acab/Ay) informa a Akhenaton de que Abdiaf Ashirta (Ben-Hadad) envió a un asesino para matarle, y que había sido acuchillado nueve veces. Cuando Amenhotep III todavía vivía, Akhenaton permaneció en la ciudad de refugio que eligió, AkhetAtón, como prisionero político. Ay era el guardián. Durante el reinado en solitario de Akhenaton, Ay se convirtió en el asunto nominal de su antiguo prisionero. Akhenaton no confiaba en Ay, e insistía en que ag le mantuvieran informado sobre su paradero y acciones. En el mejor de los casos sólo le proporcionaba a Ay soporte simbólico, a pesar de la constante insistencia de Ay. Ay (Rib-Addi) escribía constantemente a Akhenaton, pero sus múltiples peticiones aparentemente eran siempre ignoradas. En una ocasión, Akhenaton en realidad se quejó a Rib-Addi por sus molestas cartas. Antes de que Rib-Addi pudiera volver de Gubla (Biblos) y ser rematado por Abdi-Ashirta (Ben-Hadad), el mismo rey de Aram se puso gravemente enfermo, permitiendo posiblemente a Rib-Addi reclamar Samaria. En respuesta, Akhenaton autorizó a otro príncipe para hacerse cargo de la lentitud de AbdiAshirta (Ben-Hadad) en perseguir a Rib-Addi. El agresivo nuevo rey de Aram es llamado Aziru en las ah Cartas de Amarna y Hazael en la Biblia. Hazael asesinó a Abdi-Ashirta y después reanudó las ofensivas arameas en Israel y el asalto de Ay. Hacia este momento, Akhenaton le escribió a Aziru una muy inusual y detallada carta, la cual era tanto amenazante como conciliatoria. La carta comienza con una acalorada amonestación de Aziru, evidentemente por haber mostrado simpatía hacia Rib-Addi ai cuando se le dejó fuera de la ciudad de Gubla (Biblos). Akhenaton pide saber por qué Rib-Addi no aj fue, en lugar de eso, arrestado y extraditado a Egipto. Se puede sentir el suplicio de Akhenaton y su desesperación por haber tenido otra vez tan tentadoramente cerca la oportunidad de librarse de su mayor enemigo. Después, en la misma carta, un Akhenaton casi moderado debe recurrir a adular a Aziru, "Si realizas tu servicio al rey, tu señor, entonces ¿qué no hará el rey por ti? … Así que realiza tu servicio para el rey, tu señor, y vivirás. Tú mismo sabes que el rey no decepciona cuando se enfurece ak contra toda Canaán." El "servicio" de Hazael era obviamente un componente crítico en la política de Akhenaton, y Hazael no le decepcionó en absoluto. Ay se vio obligado a "fortificar" todo el camino hasta Beirut, en donde aceptó la protección de un tal Hammuniri. Permaneció atrapado allí hasta doce meses. Al final Ay le escribe a Akhenaton "di tío." Le informa de que Beirut estaba en peligro de caer ante Aram. En la desesperación, Rib-Addi suplicó misericordia y asilo. Sin embargo, rechazó aparecer ante el ministro al de Akhenaton, Api (Ipy). También alegaba sufrir una grave enfermedad y no poder ir Egipto como se am le ordenó. Era ahora Ay el que afirmaba estar viviendo como el proverbial "pájaro en una jaula" y tener esperanza de un exilio administrado por Akhenaton. Incluso si se trataba de una táctica para ganar tiempo, estas palabras debieron de sonar a música celestial en los oídos de Akhenaton. La captura de Ben-Hadad por parte de Ay ocurrió antes del año 12 de Akhenaton. Ben-Hadad de Aram fue asesinado por Hazael antes del año 17 de Akhenaton, como indica la narración bíblica de Reyes. Su fallecimiento también está registrado en los anales del rey asirio Salmanasar III. En su año 18, Salmanasar se enfrentó a un nuevo rey de Aram, Hazael. Salmanasar registró en una estatua de basalto que "Hadadezer pereció. Hazael, un plebeyo (lit. hijo de nadie), tomó el trono, reunió un ejército an numeroso y se levantó contra mí." Por consiguiente, la muerte de Ben-Hadad (Abdi-Ashirta) puede situarse entre el año 14 y el año 18 de Salmanasar III, y probablemente más cerca del año 18. Salmanasar afirma que un hombre de linaje inferior llamado Hazael tomó su trono de Aram. Sin embargo, se puede determinar que Akhenaton ordenó a Hazael asesinar a Ben-Hadad de Damasco y asumir su realeza allí. Después del asesinato de Ben-Hadad, Hazael escribió a Akhenaton bajo el ao seudónimo de Aziru, y negó toda culpabilidad. En otras palabras, Hazael no era culpable de asesinato porque Akhenaton le había ordenado cometer dicho asesinato y convertirse en rey de Aram ap en su lugar. En efecto, el príncipe estaba autorizado para suceder a Ben-Hadad (Hadad-ezer), no sólo para tomar su trono, sino también para asumir su nombre/título, el de Ezer/Isacar. Hazael se convirtió en el siguiente Hadad-ezer y en la última encarnación de Isacar en Aram. El seudónimo de Aziru (Ezer) refleja este nuevo estado.

Salmanasar afirmaba que Hazael (el nuevo Isacar egipcio) se levantó contra él en su año 18, pero que le derrotó y sitió su residencia real de Damasco. Esto confirma que Hazael ya había matado a BenHadad hacia el año 18 de Salmanasar (año 16 de Akhenaton). Salmanasar III también pudo amenazar a Ay en este momento. Salmanasar afirmaba que recibió "el tributo de los habitantes de Tiro, Sidón y aq de Jehú, hijo de Omri (Ia-u-a mar Hu-um-ri-i). Según la secuencia de sucesos registrados por Salmanasar, este tributo fue aceptado después de su conflicto con Hazael y el asedio de Damasco. Se discute aquí si "Ia-u-a mar Hu-um-ri-i" debería traducirse como "Ay/Ayu/Aya Hijo de Omri" o "Jehú hijo de Omri." Es Ay (Acab) el que es más comúnmente referido como el hijo de Omri de Israel. Las Cartas de Amarna (EA 162) también le sitúan en Sidón hacia este momento. Sin embargo, en las siguientes secciones se muestra que la figura bíblica de Jehú también irrumpe en este momento en la escena política de Israel. Si el tributo fuera enviado por Jehú en lugar de Acab, entonces podía haber sido un motivo para que Salmanasar levantara el sitio de Damasco y comprara más tiempo para que Akhenaton "limpiara la casa." También habría servido para advertir que Acab ya no era el rey de Israel, sino Jehú. Por otra parte, Acab (Ay) también pudo haber sido motivado a pagar tributo a Salmanasar III para ganar tiempo.

UnLocoEntreLocos
En la primera batalla de Ramot-Galaad, Acab y Josafat son los agresores. En una segunda batalla, la cual ocurre aproximadamente tres meses después, Ramot-Galaad está siendo defendida del nuevo rey ar de Aram, Hazael. Además, no son Acab ni Josafat lo que defienden Ramot-Galaad, sino dos hijos de Acab, a saber Joram rey de Israel y Ocozías rey de Judá. Estos reyes corresponden a los históricos faraones Osorkon I y Takelot I. Las Cartas de Amarna se refieren a estos "hijos de Labayu" por los nombres de Mut-Baal ("Hombre de Baal") y Tagi ("Hermoso"). Aunque Mut-Baal y Tagi fingían estar de acuerdo con Akhenaton en sus cartas, está claro que ellos, junto con su padre, se las estaban arreglando para conseguir incluso una soberanía mayor, y se habían hecho dueños de Ramot-Galaad (Ya-Rimuta). En respuesta, Hazael evidentemente había recibido la orden de Akhenaton de eliminarlos. Los egiptólogos concluyen que Osorkon I murió sólo unos pocos meses después de su hijo Sheshonq II. Se sabe muy poco por la arqueología acerca de Takelot. Se supone que su reinado comenzó tras la muerte de Osorkon I. Sin embargo, ahora se hace evidente que nunca gobernó por derecho propio, sino como corregente de Sheshonq I y como el hermano menor de Osorkon I. Se hace también evidente ahora que ambos corregentes de Sheshonq fueron asesinados al mismo tiempo. El relato bíblico de 2 Reyes 8:28 – 9:29 proporciona los detalles. Osorkon I (Joram) fue herido primero por los arameos en Ramot Galaad, cuando combatía contra Hazael (Aziru). Fue Ipy (Jehú) el que después le siguió el rastro y le remató. Asimismo, en las Cartas de Amarna encontramos a Ha'ip trabajando de concierto con Aziru (EA 132 y 149). El cuerpo de Joram fue profanado, siendo arrojado a un campo y as quedando sin enterrar. Éste era un destino más temido que la muerte. Ipy atacó a Takelot (Ocozías) al mismo tiempo, pero se dice que alcanzó la seguridad de Meguido antes de morir. Cuando Jehú se enfrentó a Josafat, lo hizo como un profeta. Cuando condujo su carro "como un loco" hasta Ocozías y Joram, lo hizo como el recién ungido rey de Israel. Mientras que Iuput recurría a la intriga para deshacerse de su rival Sheshonq II, Ipy prefería el acercamiento directo. No hay en absoluto ningún pretexto en el ataque de Jehú contra Joram y Ocozías. Ipy les siguió el rastro como una presa, y saltó sobre ellos como las "maldiciones de Ibi." Jehú admite haber "conspirado contra su señor" Acab. De nuevo, no hay pretexto en las acciones del Jehú bíblico. Había recibido la palabra y la unción del "Señor" (Akhenaton). Cometió estos asesinatos por orden de una autoridad más alta que Acab (Ay).

Ojo por Ay*
Después de los asesinatos de Joram (Osorkon) y Ocozías (Takelot), Jehú volvió su atención a la administración de Acab (Ay). Como se discutió en el ensayo anterior, el autor describe de forma prematura en la narración la muerte de Ay. Ay estaba muy vivo, si no sano. Según las Cartas de Amarna, Rib-Addi (Ay/Acab) se vio obligado a abandonar a Samaria y después Biblos debido a los ataques de Aziru (Hazael). Según la Biblia, Ipy (Jehú) estaba en ese mismo momento ejecutando a todos los que estaban relacionados con él y le eran leales en Israel. 2 Reyes 10:11 (NVI) dice que "Jehú mató a todos los que quedaban de la familia de Acab en Jezreel, y a todos sus dignatarios, sus amigos íntimos y sus sacerdotes. No dejó a ninguno de ellos con vida." Cuando Aziru/Hazael atrapó a Ay como un pájaro en una jaula, Jehú asesinó primero a los hijos principales de Ay, a saber Osorkon I (Joram) y Takelot I (Ocozías). Después dio muerte a la administración ("los 70 hijos") de Ay por orden de Akhenaton, así como los "70 hijos" de Tao II (Jerobaal) habían sido ejecutados anteriormente por Thutmosis I (Abimelec). Durante la retirada de Acab, su "Casa" fue demolida. Aunque sus hijos biológicos y políticos fueron ejecutados por Jehú, el mismo Acab no fue muerto. Una variante cercana del nombre de Acab

encontrado en las Cartas de Amarna es Ayab/Ayyab ("Odiado"). Ayyab es la forma hebrea del nombre at bíblico de Job, y durante el periodo de Amarna este epíteto fue aplicado a Ay. Como Job, Ayyab-Ay fue despreciado y todo lo que le pertenecía destruido. Sin embargo, sobrevivió. Sus fortunas, si no su salud, fueron después recuperadas totalmente. Cuando su perseguidor Akhenaton-Moisés fue expulsado de Egipto, Ay (como Jetro) fue a su encuentro en el Monte Sinaí. Después de esto, Ay siguió siendo un mentor de Tut durante su reinado de nueve años. Además, Ay habría manejado con provecho su relación con Tutankhamon para hacer la reaparición política definitiva. Terminó sus días en el cargo más alto de la tierra, el de faraón de Egipto . La realeza en Egipto durante el Periodo de Amarna fue mucho más compleja de lo que alguna vez se imaginó. Sin embargo, ahora podemos decir con toda certeza que la narración bíblica de Reyes/Crónicas contiene el registro cultural del Periodo de Amarna, y describe la intriga dentro de la familia real de Egipto durante esta época con abrumadores detalles. Hay muchas confusiones y combinaciones en la narración bíblica. No obstante, clasificarlos será una tarea más que manejable ahora que conocemos el contexto histórico correcto y la arqueología aplicable. a. Esta trama se repite en 2 Crón. 18:19-22. b. En el versículo 23, compárese la traducción de RV, "Jehová ha decretado el mal acerca de ti," con la traducción de la NVI, "El Señor ha decretado para usted la calamidad." La expresión hebrea dabar ra puede traducirse también más literalmente como "disponer una calamidad." En la expresión "Jehová ha decretado el mal acerca de ti," nótese el juego de palabras entre "mal," heb. ra, y el dios Ra. Antes, en este mismo versículo, en la expresión "Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca," hay también un juego de palabras entre "poner," heb. nathan, y el dios Atón. c. 2 Crónicas 19:2 (NVI) d. Véase Capítulo 5. e. 2 Crón. 21:4 nos informa de que Joram (Osorkon II/Horemheb) mató a espada a todos los hijos de Josafat (Iuput) junto con los príncipes selectos de Israel. f. 2 Crón 20:34 (NVI) g. Los egiptólogos creen actualmente que el reinado de Takelot I comenzó en el momento de la muerte de Osorkon I, sin embargo el registro bíblico lo pone claro al decir que tanto Osorkon como Takelot fueron muertos al mismo tiempo, y precisamente poco tiempo después de ser asesinado Sheshonq II. h. Amenhotep III: Perspectives on His Reign, eds. O'Connor y Cline, p 214. i. j. k. l. William Murnane, "El Egipto Imperial y los Límites del Poder," en Amarna Diplomacy, eds. Cohen y Westbrook, p 108. EA 107. Véase W. Moran, The Amarna Letters. Margaret Bunson, A Dictionary of Ancient Egypt, p 105.

m. Ibid. n. Primeras tres definiciones en Donald Redford, Akhenaten: The Heretic King, pp 141, 176. o. Peter Clayton, Chronicle of the Pharaohs, p 120. p. John H. Taylor, Death and the Afterlife in Ancient Egypt, p 38, 146-7, 227. q. John H. Taylor, Death and the Afterlife in Ancient Egypt, p 38, 42, 185. r. s. t. John H. Taylor, Death and the Afterlife in Ancient Egypt, pp 31, 42-3. John H. Taylor, Death and the Afterlife in Ancient Egypt, p 152. Véase también p 122. Romanos 12:1, por utilizar la forma de hablar del Nuevo Testamento.

u. Michael Astour, Hellenosemitica, pp 192. v. Michael Astour, Hellenosemitica, pp 193.

w. Michael Astour, Hellenosemitica, pp 174-5.

x. y. z.

Michael Astour, Hellenosemitica, pp 163-8. Para el uso de lentes y espejos en la antigüedad, véase Robert Temple, "The Crystal Sun." Jueces 7:13. Véase comentario en el Capítulo 10 de este libro. Compárese también akh ("sirviente") con el fuego que distribuye la función del elemento central de la menorá, el cual es llamado shemesh ("sirviente").

aa. 1 Samuel 12:20-25; 28:3; Jueces 6 bb. Graham Phillips, The Moses Legacy: the evidence of history, p. 113. cc. Génesis 15: 2, 8 dd. Akh(u) puede escribirse como Aakh(u)/Iakh(u)/Yakh(u). Véase E.A.Wallis Budge, An Egyptian Hieroglyphic Dictionary, Vol I, 1978 edición reimpresa, pp 22-23, 77. ee. E.A. Wallis Budge, An Egyptian Hieroglyphic Dictionary, Vol I, pp 29, 75-76, 142 ff. EA 81 y EA 82 gg. EA 256 hh. Velikovsky hizo esta asociación en Ages in Chaos. ii. jj. Velikovsky proponía que Gubla correspondía a la ciudad bíblica de Jezreel. Véase W. Moran, The Amarna Letters, Notas de EA 162, p 250.

kk. EA 162, traducción de W. Moran, The Amarna Letters, p249. ll. Al Comisionado Api también se le llama Ha-api, Haip, Appiha y Appiha-a (DUMU-Bi-ha-a). EA 137 mm.

nn. Ancient Near Eastern Texts, J. Pritchard, ed.,p 280. oo. Immanuel Velikovsky (Ages in Chaos) fue el primero que hizo la identificación de Hazael con Aziru. pp. Véase EA 157. qq. ANET, J. Pritchard, ed., p 280-1. Véase también The Bible in History, p 182. rr. 2 Reyes 8:28 ss. Rib-Addi (EA 131) escribe al faraón que este mismo destino lo estaba sufriendo el funcionario de alto rango Pewuru, cuyo cuerpo fue "arrojado fuera" sin ofrendas funerarias. tt. Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament, J. Pritchard, ed. pp 329, 486. Génesis 46:13, iyowb (347) odiado (esto es) por su paciencia:- Job, de ayab (340) odiar. Cf yowb (3102). Definiciones tomadas de la Concordancia Strong.

Notas del Traductor:
* "Eye for an Aye" en el original, con un juego de palabras entre Eye (Ojo) y Aye (Ay), como si dijera "Ojo por Ojo."

Nota 1:
El nombre de Ipy es posiblemente la forma corta de Amenemipet, el cual no habría estado "autorizado" en Akhet-Atón. La forma corta de Ipy estaba evidentemente tolerada. Hay un posible camino lingüístico entre Ipy y Ye-huw, "Yahvé (es) Él Jehú (3058) hebreo Latín: Ip se dix it, "Él mismo lo Latín: Ip so facto, "Por el hecho mismo. En el (Tomado del Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana de Joan Coromines) Por lo tanto, Hu ~ Ip En egipcio, la raíz ip significa "cuenta." El Festival Ipet/Opet ("lo que se cuenta") era una fiesta de la cosecha. Jehú: " dijo." acto."

"Jean Berard ha sugerido otra conexión con el nombre de Epafos: el nombre de Ip-py era el de dos o tres faraones Hyksos, y fue convencionalmente transcrito al griego como Apofis." (Martin Bernal, Black Athena, Vol. I, p 92.) El Apofis griego es equivalente a Seth en Egipto y a Baal en Israel. La familia de los fundadores de la XIX Dinastía, de la que Ipy formaba parte (Véase Capítulo 28), veneraba especialmente al dios Seth/Baal.

Nota 2:
Tomado de la Concordancia Strong:

Shemash (8120) correspondiente a la raíz de 8121 a través de la idea de actividad implicada en la luz del día; servir: - ministro Shemesh (8121) ser brillante; el sol; por impl. el este; fig. rayo, esto es, (arq.) un muro almenado mellado: - + (el/del) lado oriental, sol Shemesh (8122) correspondiente a 8121; el sol: - sol

Capítulo 22
"Un
(Tiye, Reina de Egipto, Reina del Éxodo)

Dios

Celoso"

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en la Nombres en Reyes/Crónicas Nombres Torá Griegos Jacob-Israel Salomón compuesto Dakos Lía (esposa Jacob) Raquel (esposa Jacob) Ahías, Ginat de Atara de Nombres Egipcios Amenhotep Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón II

De Raquel, dos hijos 1) José Asenat Manasés (Aarón) Abisalom, Uriel, Omri (esposa "egipcia" de José) Jeroboam (el Amón, "Gobernador Ciudad" Amarías Asa/Saúl, Sisak, Jerimot, Nabat Josafat hijo de Asa Jocabed (Séfora) Siloh Moisés (Balac) Eliezer Gersón/Josué (Balaam) 2) Benjamín Naama, Maaca, Jezabel, Atalía Layo, Minos Yuya, Irhuleni Tuya Aanen hijo Amon-appa/ Amarnappa de Yuya

Viejo) (Kith-)Airon de la

Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar)

Acab Asoqueo, Creón Ay, Sheshonq Lab'ayu, Addaya, Rib-Addi Iuput A, Ia

I Ayyab

Abihail Jocasta, Tiye, Señora de Gubla, Yzebel Meropea Eurídice Salomón compuesto, Et-Baal Polibo/Polibio Amenhotep III Roboam, Nimsi Edipo, Hermao Amenhotep (hijo de Naama y Abisalom) Faetón Akhenaton Abías, Abiam Etéocles (A) Smenkhara Atai Etéocles (B) Tutankhamon Aakheprura

IV

De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Rubén 2) Simeón Zera (hijo "el cusita" 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Rubén Hanoc Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Silki/Silhi Osokor Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni (primer hijo de Uziel, Ram (primer hijo de ¿Elzafán?, Hanani Jehú hijo de Hanani Lía) Uziel) de Simeón) Uziel, Musi Webensenu, Neby Siamon Ikheny (de Nubia) Khaemwast de Ta-Zety

Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem

IV A

Sitri/Zitri

(segundo hijo ¿Palú/Falú?

de

Uziel)

Ramsés

Ocozías II/Joacaz

Adrastos

Joás Hezrón Hur (tercer hijo de Uziel) ¿Misael? Choragos Joram, Naamán, Hazael

Webensenu Neby, Heby Visir Amenhotep Huy, Haya Visir Ipy (hijo de Amenhotep) Haip, Hatip, Haapi, Api, Appiha Visir Ramose Setra/Sety "Sethos, el cual es llamado Rameses" Ramsés I Takelot II (hijo de Ramose/Sety) Seti I/Sheshonq III Itj-tawy Amenemhet/Surero (hijo de Horemheb/Haremhab (hijo de Pa-aten-em-heb Ya-nhamu Osorkon Azaru/Aziru No atestiguado

Itj-tawy) Neby)

II

Carmi/Carem

(cuarto hijo de Zimri, asesino de Ela Joiada

Uziel)

Iuwelot Nimlot B hijo de Sheshonq I Nimlot C hijo de

Osorkon II
Sibia, Josaba Nesitanebetashru B

¿Dama o Fulana?
Aunque la reina Tiye no pudo engendrar a un heredero para Amenhotep III, permaneció como la Esposa Real Principal durante todo el reinado de 40 años de su esposo, y durante muchos años después. La duradera fuente del poder de Tiye no venía de su fertilidad con Amenhotep III, sino con otras parejas. Tiye dio a luz a dos líneas separadas de faraones. Una era a través de su hermanastro a Ay-Sheshonq (Efraín), y la otra a través de su padre Yuya (José). De acuerdo con la tradición, los hijos principales de ambas líneas se convirtieron en sus consortes. Amenhotep IV (Akhenaton) era el b heredero de la línea de Yuya. Después de la caída en desgracia de Panehesy, Osorkon se convirtió

en el heredero designado de la línea de Ay. Tiye ostentaba el título de "Esposa de Dios," y en un sentido práctico significaba que ella era la esposa de todos los dioses vivientes de la casa real. El padrino de la familia (Yuya) y cuatro faraones (Amenhotep III, Sheshonq, Osorkon y Akhenaton) giraban en torno a una mujer pequeña pero dominadora. Ella se convirtió en la madre de todos los principales príncipes y princesas del reino. Después de la muerte de Amenhotep III, Tiye continuó gobernando como reina al lado de Sheshonq/Ay, Osorkon y Akhenaton. Había dos tronos faraónicos, uno libio y otro egipcio, pero una única mujer era la reina y la reina madre de ambos tronos. Consistente con esto, hay dos relatos de la reina Tiye en la narración bíblica de Reyes. Jezabel es su recuerdo en Israel. Atalía es su recuerdo como reina de Judá (Libia). Del mismo modo, Asa es el recuerdo de Ay en Judá (Libia), y Acab es su recuerdo en Israel. Ay fue recordado, al menos con cariño, en una tradición. En el caso de Tiye, ninguno de los relatos bíblicos principales son elogiosos. Sin embargo, esto puede ser tanto un comentario sobre una mujer como el tratamiento de todas las mujeres en la Biblia. La caricatura de Acab y Jezabel en el libro de los Reyes es particularmente extrema. "Y Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él. Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Etc baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró." Et-baal es un nombre genérico que significa d "Con Baal" o "Incremento de Baal." La expresión "hija de Et-baal" puede ser interpretada figuradamente como "querida de Et-baal." Tiye fue la esposa-niña del niño-rey Amenhotep III. Amenhotep III se convirtió en el "Rey de Reyes," lo cual le hacía al menos gobernante nominal de Sidón y de todas las demás ciudades de la esfera egipcia. Y como ésta incluía Fenicia, el rey y la reina de Egipto hicieron como los fenicios – asumieron nombres fenicios y rindieron homenaje al dios de Fenicia, Baal. En Fenicia, Amenhotep III fue conocido como Et-baal. Tiye, su amada esposa-niña, fue conocida en Sidón y en otras ciudades fenicias por el nombre de Yzebel. La narración bíblica de Reyes la llama en cambio Jezabel, que tiene el significado irrisorio de "Casta." Como "Esposa de Dios," Tiye era la consorte de al menos cinco reyes, y madre de hijos engendrados por al menos cuatro de ellos. A causa de esto es tachada de prostituta en la narración de Reyes. El adulterio, y más específicamente el adulterio incestuoso de Tiye y la casa real de Egipto, es también denunciado en los libros proféticos de la Biblia, especialmente Ezequiel y Oseas. Tiye era la reina poliándrica del rey politeísta Amenhotep III. No se encuentran defectos en Amenhotep III (Salomón) por su conducta sexual, salvo que él permitiese que sus 700 esposas y 300 concubinas "desviaran su corazón del Señor." En estos muchos matrimonios, Salomón probablemente estaba solo e "llevando adelante con la sencillez de Jonás" a su propia familia. Y si alguien pudiera reunir a más f mujeres enamoradas que Obed , entonces habría sido Acab (Ay). Como el Efraín del Imperio Nuevo, g emuló al Efraín del Imperio Medio (Senusret) en un prolífico "nido de amor." Aun así, Acab no es censurado por sus propias e incontables esposas y concubinas. Sólo se encuentra intolerable su matrimonio con la doblemente oportuna Jezabel. Se cree que un sello de estilo egipcio fechado en el siglo noveno a. C. perteneció a Yzebel. Aunque el artículo es fenicio, las imágenes representadas en él son egipcias, incluida una esfinge alada y un disco solar alado. Esto apunta a la identidad dual de Tiye como reina tanto de Fenicia como de Egipto durante este periodo. Para ocuparse de sus muchos esposos y propiedades, la reina Tiye viajó por todo el mundo. Durante los primeros dos o tres años del reinado en solitario de Akhenaton, Tiye se convirtió en una importante residente de Akhet-Atón. Durante los últimos años del reinado de Akhenaton, Tiye pasó evidentemente más tiempo con Ay en Fenicia e Israel. El nombre que se le da a Tiye en el Libro del Éxodo es Séfora, que significa "revolotear de un sitio a otro (como un pájaro h pequeño)." Casi todas las cartas de Amarna de Ay dirigidas a Akhenaton comienzan con el saludo: "Pueda la j k Señora de Gubla darle poder al rey, mi señor." Una carta de Ay escrita a Aanen también comienza l así: "Pueda la Señora de Gubla establecer tu honor en la presencia del rey, tu señor." Varias cartas de Amarna revelan que la Señora de Gubla (Biblos) tenía sirvientes así como posesiones que necesitaban ser protegidas. Los asuntos importantes tenían que ser llevados a su atención, y ella era apelada como m una testigo. Las peticiones de Ay a la "Señora de Biblos" no eran únicamente dirigidas a Astarté, n llamada Ba'alat Gebal en Biblos, sino a una reina de carne y hueso. Así como Isis había sido la consorte de muchos dioses regentes en muchos lugares, así la reina Tiye fue en su día la consorte de muchos reyes. En sus cartas, Ay invoca a Tiye como un espíritu meditativo. Ella era el lazo común y la pacificadora entre Akhenaton y su principal rival Ay. Tiye, como la "encarnación de Isis/Astarté," defendió el gobierno de Akhenaton como la "encarnación" de Ra en Egipto, y el de Ay en Fenicia e Israel como la "encarnación" de Seth-Baal.
i

La reina Tiye tuvo numerosos hijos regios de múltiples parejas. Esto no era sólo la fuente de su gran poder, sino también la de su ilimitado orgullo. Sin embargo, en la narración de Reyes, obtenemos la primera indicación de que el cargo de "Esposa de Dios," o su ejercicio por parte de la reina Tiye, no era considerado por todos como algo totalmente honorable. "En la lengua fenicia, el nombre de Jezabel podía significar '¿Dónde está el Príncipe?,' que era el grito de los súbditos de Baal. Pero la ortografía del nombre fenicio ha sido alterada en la Biblia hebrea, quizás para que fuera leído como '¿Dónde está el excremento [zebel, estiercol]? – una referencia a la predicción de Elías de que "en la heredad de o Jezreel comerán los perros las carnes de Jezabel" (2 Reyes 9:36)."

A Gran Prisa Más Vagar
La "palabra del Señor" que Elías pronunció a Acab (Ay) y Jezabel (Tiye) sirvió como una primera p advertencia. Una segunda ofensa sería castigada con la muerte. Cuando Acab fue inducido por "espíritus de mentira" para atacar Ramot-Galaad, y su hijo Josafat (Iuput) asesinó al "rey de Israel" q (Sheshonq II), el Señor (Akhenaton) tuvo entonces la justificación que necesitaba no sólo para matar a Acab, sino también a su familia entera. Se suponía que la dinastía libia de Sheshonq/Ay funcionaba como el departamento egipcio de guerra. En vez de derrotar al ruin príncipe Salmanasar III de Mesopotamia, los príncipes libios estaban más preocupados peleando y matándose los unos a los otros. Por consiguiente, el trono libio debía ser eliminado completamente. El proverbial "estanque de hipopótamos que está al este de Tebas" tenía que ser de nuevo despejado de sus bulliciosos ocupantes. De lo que Tiye no pudo darse cuenta era que Akhenaton intentaría ejecutar su veredicto contra todos los dioses y diosas de Egipto, vivos y muertos, incluyendo a su propia madre deificada. Varios años atrás, Akhenaton había dado muerte a su padre Yuya, presuntamente en defensa propia. Ahora estaba decidido a deshacerse también de su madre Tiye. Antes de matar a Osorkon I (Joram), la narración de Reyes pone las siguientes palabras en la boca de Ipy (Jehú): "¿Cómo puede haber paz mientras haya r tantas idolatrías y hechicerías [lit., adulterios y fornicaciones] de tu madre Jezabel?." Ipy dejó sus intenciones y las de Akhenaton perfectamente claras. La reina Tiye fue destinada a la destrucción junto a todos sus hijos engendrados de Ay. La unción de Jehú fue realizada en un cuarto interior. Su realeza en Israel no debía de ser hecha pública, al menos no hasta que sus órdenes fueran cumplidas. Esta operación incluía específicamente la muerte de los hijos de Acab y de su esposa. Además, Jezabel no tenía que ser sólo muerta, sino que su cuerpo debía quedar sin sepultura y devorado por los perros. Sin embargo, en la precipitación de sus hombres, Jehú divulga vanidosamente su designación. Sus hombres "tocaron la trompeta y t gritaron: '¡Viva el rey Jehú!' " Jehú monta en su carro y se dirige "impetuosamente" a Jezreel, y el u confiado rey Joram es muerto fuera de la ciudad. Su cuerpo es dejado expuesto en el campo. Ocozías está herido pero consigue llegar a Meguido antes de morir. Por consiguiente, se asegura de que al menos recibirá un entierro adecuado. Después, Jehú entra en Jezreel y se enfrenta a Jezabel, la esposa de Acab, sin embargo el elemento sorpresa está ahora perdido. Cuando Jezabel se entera de que Jehú ha entrado en la ciudad, se pone presentable y después provoca a Jehú desde una ventana alta. (Esto es una alusión bíblica a la diosa Hathor (Nin-Ti), madre arquetípica de dioses y hombres, y que es descrita con frecuencia mirando afuera desde una "Ventana de las Apariciones.") Jehú incita a los guardaespaldas de la reina a que la v traicionen. Entonces Jezabel es cogida por "dos o tres" de sus hombres y arrojada por la ventana para matarla. Se nos dice que mientras Jehú casualmente se tomaba la comida, la carne de Jezabel es w devorada por los perros en cumplimiento de las palabras de Elías. La descripción de la muerte de Jezabel está embellecida incluso más que la de su odiado esposo Acab. La bien conservada momia de Tiye ha sido identificada con un alto grado de certeza basándose en la correspondencia del cabello de la momia con una muestra de pelo tomada de la tumba de Tut. Con seguridad no fue devorada por perros hambrientos, sin embargo el relato de Jehú y Jezabel no es probablemente una total invención. Después de ser advertida de la "traición" de Jehú por centinelas u otros informadores, la reina Tiye tomó la precaución de utilizar a una doble. La Jezabel bíblica "se 1 pintó" la cara y apareció ante Jehú únicamente desde lejos. La palabra hebrea para pintar connota camuflaje y transferencia. La reina Tiye no se presentó directamente ante Ipy, sino que imputó su imagen a otra. Una suplente se aplicó maquillaje para engañar al impetuoso Jehú. Habría sido su doble la que sufrió el ignominioso destino deseado para Tiye. Es muy improbable que dos o tres de los muchos sirvientes que atendían a la verdadera reina hubiesen roto filas y la tirasen por una ventana para matarla. La reina Tiye estaba presente en el Monte Sinaí, por eso su muerte no pudo haber ocurrido antes de la abdicación de Akhenaton en su año 17. Su momia está en un buen estado de conservación, lo cual es
s

una indicación más de que no sufrió el ultraje de ser arrojada a los perros. Sin embargo, existe todavía una muy buena razón para creer que la reina Tiye estaba amenazada por Ipy (Jehú). También pudo haber sido este error táctico lo que finalmente le costó a Akhenaton el trono de Egipto y a Ipy el trono de Israel. Ipy le había dado a Tiye la prueba definitiva de que Akhenaton no sólo quería su muerte, sino que también había ordenado su ejecución y la profanación de su cuerpo. Tiye cambió de opinión y aceptó el plan de Ay para derrocar a Akhenaton y colocar en el trono a otro de sus hijos. Akhenaton se habría puesto muy contento al oír que Tiye había sido destruida. Por supuesto le pudo ofrecer a Ipy como compensación una dinastía de cuatro generaciones en Israel. No obstante, cuando Akhenaton fue depuesto, Ipy cayó con él. Es dudoso que Ipy recibiese un entierro regio después de la forma en que trató a Osorkon y al cuerpo del doble de la reina Tiye. La narración de Reyes lo entiende, "Jehú no cuidó de andar en la ley de Jehová Dios de Israel con todo su corazón, ni se apartó de los x pecados de Jeroboam." A Jehú se le atribuye un reinado de 28 años. Es al menos posible que un príncipe de su talla ostentara algún tipo de realeza durante este tiempo. Sin embargo, su gobierno como un rey de Israel habría sido excepcionalmente breve, posiblemente tan corto como 28 días. No se da ningún detalle de su reinado aparte de sus ataques a Joram, Ocozías y Jezabel. Fue el sucesor de Jehú, a saber Joacaz, el que gobernó durante unos 28 años combinados, 26 años como el faraón libio Takelot II y posiblemente más de un año como Ramsés I, faraón de Egipto.

HijadeJosé
Como se explicó arriba, Jezabel es llamada "hija" de Et-baal, esposa de Acab, y madre de Joram. Por y z otra parte, Atalía es llamada hija de Omri, esposa de Joram, y madre de Ocozías. La reina Tiye fue todo eso y más. Sólo conocemos una hija de Yuya (Omri-José), la reina Tiye. El nombre de Atalía es aa ab sinónimo del de Maaca, y es el epíteto de la reina Tiye como esposa de Roboam-Akhenaton. Como reina de Libia (Judá), Tiye era referida por el nombre o título de Maatkara/Karamat, el cual eligió emulando a la anterior Hatshepsut. (Ka-ra-mat es una transposición "libia" de Maat-ka-ra.) Tiye es descrita como la diosa Ma'at en la tumba del visir Ramose, y también en la tumba de Kheruef (TT 192). Cuando los dioses egipcios fueron degradados por Akhenaton, el nombre de Ma'at se libró. Esto se debió más probablemente a su asociación con la reina Tiye en vez de cualquier honramiento de la memoria de Amenhotep III (prenombre: Neb-Ma'at-Ra). Como reina libia, Tiye/Maatkara (Atalía/Jezabel) fue madre de Osorkon (Joram) y Takelot (Ocozías) por parte de Ay/Sheshonq (Asa/Acab). Según la arqueología, la madre de Osorkon y la madre del hijo de Osorkon, Sheshonq II, se llamaban Maatkara. Se ha supuesto que dos reinas diferentes compartieron un nombre común. Sin embargo, se hace ahora evidente que sólo una reina fue la madre de ambos. Esto es, la reina Tiye se convirtió en la esposa/consorte de su hijo Osorkon, y a través de él se convirtió en la madre de Sheshonq II. Puede resultar algo sorprendente enterarse de que Akhenaton no fue el primer hijo con el que la reina Tiye trató de engendrar herederos adicionales. Sin embargo, en la generación anterior, se puso la misma esperanza en la reina. La reina Tia/Mehtenwesket (la Lía bíblica) tuvo al menos un hijo, Milkilu (Baasa), engendrado por su hijo Osokhor (Isacar). Ella también intentó, quizá sin éxito, tener hijos de su hijo Thutmosis IV (Judá). Coincidiendo de cerca con la sucesión de Akhenaton en su año 12, Sheshonq II fue designado como Sumo Sacerdote de Amón en Tebas. Iuput renunció a este título a favor de Sheshonq, pero se le permitió retener el gobierno de Tebas. Hacia el año 16 de Akhenaton, Sheshonq II había sido declarado corregente de Osorkon I y faraón del Alto Egipto. Iuput fue en efecto desposeído igualmente de este privilegio. La subida de Sheshonq II primero a Sumo Sacerdote de Amen y después como faraón del Alto Egipto fue debido principalmente al favor y a la influencia de la reina Tiye. Era este ac príncipe, "Sheshi," el que esperaba la reina Tiye para interpretar el papel del Josué-Salitis del Imperio Nuevo. Sin embargo, el favor Sheshonq II en Tebas, en continuo aumento, habría sido percibido por Akhenaton como una traición, y se encargó de eliminar esta amenaza. Cuando Sheshonq II fue asesinado, la reina Tiye estuvo comprensiblemente furiosa. Más tarde, ella, y posiblemente con alguna renuencia, estuvo de acuerdo en darle a Tutankhamon el papel de Josué, pero es probable que él no lo deseara originalmente, al menos no por parte de ella. Los dos principales impedimentos para la dinastía de Akhenaton eran Ay y Sheshonq II. Estas dos mismas figuras también representaban un obstáculo en el camino de Iuput. Akhenaton y/o Iuput idearon un plan para eliminarlos a ambos, y en el acto. La narración de Reyes indica que Ay y Sheshonq II fueron "inducidos" a atacar Ramot-Galaad. Sheshonq II fue muerto directamente por Iuput. Iuput no esperaba matar a su propio padre, pero animó a Ay a cometer un acto por el cual Akhenaton le podría dar muerte. En público, era necesario para Akhenaton amonestar a Iuput por sus acciones. En privado, le habría alabado e incluso ofrecido una recompensa. Si Akhenaton estaba disgustado con Iuput por alguna cosa, sería que él no le dio muerte a Sheshonq II de modo que pareciera un accidente.

Según la narración de Reyes, después de enterarse de la muerte de su hijo Ocozías, la reina Atalía se ad pone a matar a toda la familia real de Judá (Libia). Sin embargo, si el asesinato de Ocozías fue lo que hizo explotar a Atalía, entonces no tiene sentido que también buscara la vida del propio hijo de Ocozías, Joás. Es más probable que el asesinato del "rey de Israel" (Sheshonq II) tres meses antes fuese lo que le provocara el arrebato asesino. Cuando Iuput asesinó a su amado hijo Sheshonq II, la reina Tiye naturalmente se vengó. Al principio, Tiye no pudo haber culpado a Akhenaton, sino solamente al asesino. Iuput y sus "profetas mentirosos" de Amón habrían sido sus objetivos principales. Aunque su relación con Akhenaton era obviamente muy tensa, o incluso enemistada, ella también podría inicialmente estar de acuerdo en ponerse del lado de Akhenaton en su feudo dinástico con Ay, y ordenó que todos los príncipes libios fueran ejecutados, incluyendo al joven hijo del todavía vivo Ocozías. La red de intrigas pudo haberla obligado a elegir entre sus dos familias. Sin embargo, esto habría ocurrido antes de que ella se enterara de la propia ambigüedad de Akhenaton y su determinación para darle muerte.

El León Arrinconado
Mientras que los jóvenes príncipes de Libia (Judá) eran muertos por Akhenaton y/o Tiye, la administración de Ay en Israel era masacrada por Ipy, el cual fue proclamado por Akhenaton rey de Israel en el lugar de Ay. Un asediado Ay escribió a Akhenaton: "Como un pájaro en una jaula, así estoy ae yo en Gubla [Biblos]." El hombre que una vez le había encarcelado estaba ahora atrapado en su "ciudad de refugio." Sin embargo, esto sería tanta satisfacción como la que recibiría Akhenaton. Resultó ser una victoria pírrica. En vez de resignarse a ser derrotado, deshonrado, y finalmente hasta muerto, Ay hizo las paces con Horemheb y Ramsés, y les ofreció la gran realeza a cambio de ayuda militar contra Akhenaton, Jehú e Iuput. Al hacer esto, Ay/Sheshonq sustituyó a sus caídos hijos con una nueva dinastía doble bajo su regencia. Horemheb asumió el título libio de Osorkon II y Ramsés se af convirtió en Takelot II. Akhenaton todavía podía prevalecer sobre Ay y asegurar su trono, sin embargo, el apresurado ataque contra su madre Tiye mediante Jehú resultó un desastre. Facilitó por completo que un humillado Ay convenciera a Tiye de que no era él sino Akhenaton el que necesitaba ser destituido del poder. Ramsés y Horemheb ya habían quedado convencidos de secundarle con un "nuevo tratado." Ay habría tenido una razón aún más convincente que ofrecer a Tiye. Según el precedente del Imperio Medio, el Éxodo y la muerte de Moisés (Akhenaton) debían ser anteriores a la reunificación de Josué (Tut). Además, Tiye debía tomar su lugar al lado de la Hatshepsut del Periodo de los Hyksos posterior, la reina Sobeknofru del Imperio Medio, la reina Nitocris del Imperio Antiguo, y la diosa Isis del Sep Tepi. Estas reinas precedentes habían gobernado Egipto durante un colapso dinástico y un éxodo de indeseables.

La Prerrogativa de una Reina
El primer Éxodo ocurrió al final del Imperio Medio egipcio, y fue dirigido por el exiliado príncipe heredero Auibra Hor (Hammurabi). Amenemhet III era el faraón que se opuso a él y su hija Sobeknofru era la reina gobernante. Como consecuencia de las devastadoras inundaciones y la evacuación que destruyeron esta civilización, Sobeknofru gobernó también durante poco tiempo como faraón, asumiendo el prenombre de Sobek-ka-ra. Había un claro precedente de esto. La misma "Era de los Dioses" había sido precedida por una inundación masiva y la llegada de la diosa Tefnut/Hathor (Gaia). Esta gran civilización llegó súbitamente a su fin en el Diluvio de Noé, durante el gobierno de la diosa Ma'at/Isis. Después del Diluvio, la madre de Narmer asumió el papel de Isis y el de la anterior Hathor en el restablecimiento de la cultura y la realeza. Cada el posterior renacimiento en la historia egipcia estaba también precedido por la subida al trono de un gobernante femenino. Durante el colapso del Imperio Antiguo, fue la reina Nitocris. Sobeknofru se hizo cargo del reinado de Egipto durante el Éxodo de Hammurabi-Moisés. Este acontecimiento fue visto especialmente como una repetición del Gran Diluvio que trajo el final de la época de los dioses. Cuando la dinastía de los Hyksos establecida por SalitisJosué se vino abajo, varias mujeres reales dieron un paso adelante para tomar el papel de la diosa en el restablecimiento del orden. Entre ellas estaban Tetisheri, Nefertari, Isis (Sara) y finalmente Hatshepsut. Se esperaba que cada "Nueva Era" debía de ser fundada por una mujer. El papel era codiciado y perseguido, al igual que los príncipes luchaban por los tradicionales papeles masculinos. Una base que Hatshepsut utilizó para justificar su posición faraónica fue que ella había expulsado de Egipto a personas indeseables, al igual que en el Imperio Medio había hecho la reina-faraón Sobeknofru. Como una identificación adicional con Sobeknofru (prenombre Sobek-ka-ra), Hatshepsut asumió el prenombre de Maat-ka-ra. Hatshepsut también dejó una inscripción muy reveladora. "El texto, tal como lo traduce Goedicke, habla de un pueblo llamado Amu (un término egipcio para los cananeos), entre los cuales había un grupo de extranjeros llamados shemau (¿semitas?), quienes disfrutaban de privilegios especiales que Hatshepsut había anulado, y que 'desatendían las tareas que

les asignaban.' Después de que ella permitiera que esta 'abominación de los dioses' se fuera, el 'padre de los padres (a quien Goedicke identifica con el dios de las aguas primordiales, Nun) vino de forma inesperada' y 'la tierra se tragó sus huellas.' Para Goedicke, esto es no es más que una versión egipcia ag del Éxodo." Hatshepsut estaba proveyéndose de la justificación para un cambio desde el gobierno babilónico sobre Egipto al que finalmente conduciría al gobierno egipcio sobre Babilonia. Los "asiáticos," esto es, los ministros babilónicos y los "leales," tenían que ser cesados. Los grupos de población que resultaban problemáticos tenían que ser exterminados o dispersados al mismo tiempo. Después, esto fue ah denominado genéricamente como la "expulsión de los Hyksos." En realidad era parte de la limpieza regia asociada con la fundación del Imperio Nuevo (véanse Capítulos 10-12). Como el "Padrino" de la familia, Tao I (Apofis) organizó la limpieza de la casa. No estuvo satisfecho con la cooperación que recibió de Tao II ni de Kamosis. Los dos corregentes fueron muertos y sustituidos por Thutmosis I, un hombre que no se echaría atrás en el derramamiento de sangre. Como hija principal de Thutmosis I, Hatshepsut reconoció su propia oportunidad para alcanzar la grandeza. Poco después de la muerte de Thutmosis I, hubo una lucha de poder entre Hatshepsut y Thutmosis III (hijo de Thutmosis I). Thutmosis III se impuso y Hatshepsut fue muerta. Por esta razón, Thutmosis III fue visto como una vengativa y unificadora figura de Josué. Después del Éxodo del Imperio Medio, Salitis (Josué-Reu) reunificó el imperio y fue sucedido después por Yakub-hor (el patriarca Serug). Asimismo, en el Imperio Nuevo, Thutmosis III fue sucedido por Amenhotep II, el cual fue encasillado como una figura de Jacob. Sin embargo, en algún momento del Imperio Nuevo, hubo un cambio en la filosofía conductora. Probablemente ocurrió hacia finales del reinado de Thutmosis III o durante comienzos del reinado de Amenhotep II. La legitimidad del papel de Hatshepsut como una repetición de la reina/faraona Sobeknofru, la "Reina del Éxodo," fue rechazada. Se alegó que un Éxodo verdadero debía ocurrir después de una restauración de la cultura egipcia, como en el Imperio Medio, y no después un prolongado periodo de negligencia en Egipto. Las estatuas y el recuerdo de Hatshepsut fueron literalmente sepultados. Después de eso, Amenhotep II no fue considerado como una repetición del rey hykso Jacob (YakubHor), sino del Jacob del Imperio Medio, Senusret II. Asimismo, Thutmosis III fue visto después como una repetición del gran conquistador del Imperio Medio, Senusret III, en vez de como Josué/Salitis del Periodo de los Hyksos. Como consecuencia, esto significaba que el Éxodo del Imperio Nuevo todavía no se había cumplido. En el año 17 de Akhenaton, la reina Tiye se convenció de que el momento del Éxodo del Imperio Nuevo había llegado. Con, o quizá incluso sin su consentimiento, Ay y otros miembros mayores de la familia real ya habían decidido destituir a Akhenaton. La reina Tiye pudo haber tenido una pequeña opción para apoyarlos. Aun así, después de que su propia vida fuera amenazada por Akhenaton, lo hizo así, probablemente de forma voluntaria. En la Torá figura el recuerdo de Jetro (Ay) acompañando a Séfora (Tiye) junto a sus hijos hasta el Monte Sinaí. Se nos dice en el Libro del Éxodo que Moisés (Akhenaton) previamente los había mandado lejos. Después de las muertes de Amenhotep III y Yuya, Tiye estableció su residencia en Akhet-Atón, no como Reina Madre, sino como Esposa Real Principal de Akhenaton. Sin embargo, la última evidencia suya en Akhet-Atón que conoce la arqueología data del año 14 de su hijo.

"Dios no es Hombre"ai
En el Monte Sinaí, "El Señor le respondió a Moisés: 'Sólo borraré de mi libro a quien haya pecado aj ak contra mí.' " Era la tarea de Isis-Sheshat-Maat registrar los sucesos de Thoth. "Ella estuvo estrechamente asociada con Thoth, el dios de sabiduría. Sus principales obligaciones estaban relacionadas con la escritura de historia. Un rey se consideraba muy afortunado si ella registraba sus al hazañas." Isis fue también una diosa de la guerra y una asesina de hombres. Con Isis como su modelo a seguir, la reina Tiye borró a muchos príncipes y profetas del "Libro de la Vida." Antes había decidido borrar a todos los varones regios del reino de Judá (Libia). Después de llegar al Monte Sinaí, se dio muerte a uno de los últimos príncipes por "pecar" contra la reina Tiye. Era el príncipe heredero Smenkhara. Con Smenkhara muerto y el cortejo real en luto, el Señor dice, "Mi nombre es Celoso." Éste es un juego de palabras que se basa en los nombres de Smenkhara y Maatkara con la palabra hebrea qana, "celoso." Smenkhara había estado celoso por su am padre Akhenaton hasta el punto de condenar a su madre. Ahora era el turno de la reina Tiye para mostrarse celosa. Y su furia quemó a Smenkhara y a Akhenaton. Para Smenkhara esto significaba su muerte inmediata. La única cosa que detuvo a la reina Tiye de matar a Akhenaton era el precedente. La reina Tiye estaba de acuerdo en ser la Reina del Éxodo del Imperio Nuevo. Con Smenkhara muerto en el campamento del Sinaí, Tiye dice que su "presencia," literalmente su "rostro," iría con el pueblo. La reina Tiye era implícitamente el Dios que requirió que

Akhenaton cumpliera con el papel de Moisés en la dirección de este Éxodo. Esto incluía la eliminación an de los enfermos egipcios/israelitas del Delta. La reina Tiye era también "el Señor y "el Todopoderoso" que no permitiría que Balaam (Tut) maldijera al pueblo por imposición de Balac y por consiguiente terminar su misión prematuramente. Si Akhenaton desempeñaba su responsabilidad de forma ao honorable, entonces se le permitiría "ver a Dios," esto es, que quizá recuperaría algún aspecto del favor, no necesariamente sexual, o quizá al menos se le proporcionaría un entierro regio. Si no, sería ejecutado y su cuerpo profanado, al igual que él lo había intentado con Tiye.

Una Razón para la Traición
El asesinato de Sheshonq II por parte de Iuput hijo de Ay se convirtió en el suceso divisorio del Periodo de Amarna. No se conoce el destino de Iuput, el asesino de Sheshonq II. Debido a que Iuput (Josafat) era un rey de Judá muy venerado y popular, habría habido suficientes motivos para obscurecer su papel en la muerte de Sheshonq II, así como su caída en desgracia y su pena capital por ello. El mismo nombre hebreo de Sheshonq II no aparece en el relato de la batalla de Ramot Galaad, en la cual fue asesinado Sheshonq II. Posiblemente Iuput se deleitó una vez más en el gobierno de Tebas durante poco tiempo, pero no debió de durar más que unos pocos meses. Pudo haber muerto de alguna enfermedad o por asesinato. Es más probable que Iuput (Josafat) perdiera el gobierno de Tebas y su vida cuando la reina Tiye (Jezabel/Atalía) se vengó por el asesinato de Sheshonq II. Tras la muerte de su hijo/nieto Sheshonq II, faraón del Alto Egipto, Tiye asumió personalmente el control del gobierno de Tebas (Jerusalén) como "Esposa de Dios." Incluso después de que Akhenaton fuera destituido, Tiye continuó en este cargo. No hay indicios de que ella asumiera títulos faraónicos para sí misma, sin embargo siguió el precedente de Sobeknofru cuando gobernó como un rey durante el Éxodo de Akhenaton. Se dice que la bíblica reina Atalía gobernó en Jerusalén (Tebas) durante seis años. Las muertes de Sheshonq II y Takelot I (Ocozías) tuvieron lugar en el año 16 de Akhenaton. Esto sitúa la muerte de Tiye en el año 4 o 5 de Tutankhamon. Hacia el año 4 de Tut, el Éxodo del Imperio Nuevo se consideró concluido, y la ciudad de Akhet-Atón fue abandonada. El papel, no sólo el de Akhenaton sino también el de Tiye, se había cumplido. Para entonces se hizo evidente también que Tutankhamon era físicamente incapaz de cumplir el papel de Josué. El apoyo adicional de su realeza por parte de la reina Tiye habría sido percibido por alguien como algo sin sentido y un obstáculo para la auténtica recuperación y el progreso. La pintada estaba en la pared para la legendaria Casa de José. Tiye fue apartada a un lado para dar paso a una nueva figura de Josué. Su nombre era Harsiese ("Horus hijo de Isis") hijo de Takelot I. Este príncipe Horus habría sido el nieto de la Isis del Imperio Nuevo, la reina Tiye. La Biblia le llama Joás hijo de Ocozías. El nacimiento de Harsiese (Joás) coincidió muy de cerca con el nombramiento de Sheshonq II como faraón. Aunque Harsiese es considerado como el hijo de Takelot I (Ocozías), puede ser que fuera engendrado realmente por Sheshonq II. De forma alternativa, pudo haber sido criado por Takelot I en el nombre de Sheshonq II. En otras palabras, era probablemente el heredero legal de uno y el hijo natural del otro. Independientemente de cuál sea el caso, Harsiese era un auténtico descendiente varón de Thutmosis IV/Nimlot A (Judá). Seis años antes, su propia vida había sido salvada de una orden de ejecución pronunciada por la reina Tiye. Esto habría servido para fortalecer su encasillamiento como una figura de Josué-Horus. Para derrocar a Akhenaton, así como también salvar su propia vida, Ay nombró a Horemheb y a Ramsés como sus sucesores en el trono libio. Sin embargo, parece que había una promesa (2 Reyes 11:12) que le hizo Amenhotep II/Sheshonq A (Jacob) a Thutmosis IV/Nimlot A (Judá/"David IV") para que un descendiente varón suyo estuviera sentado siempre en el trono de Libia (Judá). Ramsés y Horemheb eran ambos descendientes de David (Thutmosis III). Ramsés también pudo haber sido el nieto de Thutmosis IV a través de su madre. Sin embargo, ni él ni Horemheb podían pretender ser descendientes varones de Thutmosis IV. Cualquier descendiente varón superviviente de Thutmosis IV (Judá) se habría opuesto legítimamente a su elección como faraones de Libia (Judá). A la madre de Joás se la llama Sibia, de Beerseba. Este nombre parece ser una variante de Josaba/Josabet, la hermana de Ocozías que también actuó para ocultar a Joás. Probablemente, Sibia/Josaba hija de Joram (Osorkon II/Horemheb) había sido primero la esposa del asesinado "rey de Israel" (Sheshonq II). Después de dar a luz a Joás (Harsiese), enviudó y más tarde se convirtió en la esposa del sacerdote Joiada (Iuwelot/Nimlot B). Es Joiada, el padrastro putativo de Joás, el que saca al joven príncipe de su escondite. Iuwelot ("Joiada el sacerdote") pudo haber sido él mismo el hijo legal de 2 Horemheb y el hijo natural de Ay. En el año 4 o 5 de Tutankhamon, Iuwelot conspiró contra la reina Tiye (Atalía) y proclamó al joven Harsiese (Joás) como el legítimo rey del Alto Egipto (Judá). El hijo (legal o biológico) del antiguo Sumo Sacerdote Sheshonq II, que tenía siete años de edad, fue colocado en el cargo sacerdotal y en el trono regio de su caído padre. La narración bíblica menciona la reacción no oficial del pueblo cuando Joiada mató a espada a Atalía. El pueblo de la tierra se regocija al ver que había sido coronado un hijo verdadero de Judá (Thutmosis

IV), sin embargo un silencio cayó sobre la ciudad de Tebas. La "Reina del Universo" que gobernó durante los pasados 40 años estaba muerta. Ella habría sido la única reina que la mayoría de los tebanos había conocido en toda su vida, y un símbolo del esplendor de la ciudad, el cual no sería superado. A pesar de sus excesos, ella habría sido venerada a fondo, si no completamente amada. a. Tiye y Ay probablemente tenían la misma madre, pero diferentes padres. Yuya (José) era el padre de Tiye y Thutmosis IV (Judá) era el padre de Ay (Efraín). b. Panehesy es el tema del capítulo siguiente. c. 1 Reyes 16:31 (RV) d. Compárese el nombre de Jetro (Et-Ra). e. El nombre hebreo de Jonás significa, "el que es sencillo como una paloma," de yayin f. Obed, "atar, oprimir," es un epíteto de Salomón. En las cartas de Amarna, Ay se refiere a uno de sus muchos matrimonios políticos como un "enlace conyugal" con el rey de Tiro.

ap

g. Para la identificación de Senusret y Efraín, véase Capítulo 7. h. Uno de los jeroglíficos egipcios de un ave es utilizado como un determinativo de lo "malo o pequeño." Véase Barbara Mertz, Temples, Tombs and Hieroglyphs, p 252. i. j. k. l. Ay utiliza el seudónimo de Rib-Addi en las cartas de Amarna NIN sa URU Gubla, "Señora de la Ciudad de Gubla (Biblos)" EA 73, de Rib-Addi a Amon-appa Traducciones en W. Moran, The Amarna Letters.

m. Véanse EA 77, 86 y 109. n. The Oxford History of Ancient Egypt, Ian Shaw, ed., p 327. o. Janet Howe Gaines, "¿Cómo de Mala era Jezabel?" en Bible Review, Oct 2000, p 20. p. 1 Reyes 21:17-24 q. Este doble evento fue discutido en el capítulo anterior. r. s. t. 2 Reyes 9:22 (NVI) 2 Reyes 9 2 Reyes 9:13 (NVI)

u. Osorkon (Joram) es referido como Mut-Baal en las Cartas de Amarna durante el reinado de Amenhotep III. En el reinado de Akhenaton quizá sea el comisionado Pawura ("El Grande"), el cual fue asesinado y su cuerpo dejado sin sepultura. Véanse EA 124:41-52, 131:22, 132:45 y 362:69. v. 2 Reyes 9:32 w. La esposa adúltera del cuento egipcio "Historia de los Dos Hermanos" también fue devorada por los perros. x. y. z. 2 Reyes 10:31 (RV) La traducción de la NVI convierte a Atalía en la nieta de Omri en vez de su hija, debido a la aparente dificultad cronológica. Hay combinación y confusión entre los dos reyes bíblicos llamados Joram/Jehoram, así como con otros dobletes de la narración de Reyes, por ejemplo Joás/Jehoás, Ocozías/Joacaz, y Jeroboam el Viejo/Jeroboam el Joven. Cada uno de ellos se discutirá por turno.

aa. Ambos nombres, Maaca y Atalía, connotan "obligada, perforada," y tienen el significado de una princesa que se ha casado y convertido en reina. bb. 1 Reyes 15:2. Véase comentario detallado en el Capítulo 18, Nota 1. cc. Sheshi era un epíteto del rey hykso Salitis, el Josué arquetípico. dd. 2 Reyes 11:1, 2 Crón. 22:10 ee. EA 74, traducción en W. Moran, The Amarna Letters.

ff. Después de la muerte de Takelot I, se cree que Osorkon II le envió a Acab alabastro a Samaria. (Donald Redford, Egypt, Canaan, and Israel in Ancient Times, p 339) Osorkon II también se llamó a sí mismo "rey del alto y del bajo Retenu," lo cual incluía a Israel. gg. Robert Schiller, Distant Secrets, p 128, refiriéndose a la teoría del egiptólogo Hans Goedicke. hh. Los escritos de Josefo ayudaron a popularizar la idea de que el Éxodo se identificaba con la "Expulsión de los Hyksos." ii. jj. Números 23:19 Éxodo 32:33 (NVI) Anthony Mercatante, Who's Who in Egyptian Mythology, p 140. Esto será cubierto en el Capítulo 24.

kk. Esta diosa también fue llamada Sefkhet-Aabut. ll.

mm.

nn. Hebreo Shaddai, "Pecho." oo. Ésta es una expresión utilizada en el relato del Éxodo de Manetón. pp. 2 Reyes 11:20, 2 Crón. 23:21. las crónicas no mencionan a Jezabel, sino que repiten la historia de Atalía de los Reyes.

Nota 1:
pintar (7760) suwm/siym, una raíz primitiva; poner (usado fig., infer. y elip.): - de todos modos, destinar, llevar, llamar [por un nombre], cuidar, echar, cambiar, cargar, cometer, considerar, transportar, determinar, + ocultar, disponer, hacer, conseguir, dar, amontonar, sostener, imputar, colocar, guardar, dejar, parecer, distinguir, marcar, + nombrar, x decretar, ordenar + pintar, preservar el lugar, proponer, ponerse (encima), + respetar, practicar, gratificar, (hacer) levantar, mostrar, + firmemente, tomar, x decir, + pisotear, voltearse, girarse, x totalmente, trabajar. (6320) puwk, pintar; tinte (espec. el estibio para los ojos): colores bonitos y brillantes, pintura,

Nota 2:
El nombre de Iu-we-lot es una variante de Nim-lot. [We ~ Nim; Iu ~ Je ~ Amón] Nimlot A es el nombre libio de Thutmosis IV (Judá). Nimlot B se llamaba el hijo de Sheshonq I/Ay. Nimlot C se llamaba el hijo de Osorkon II. Nimlot B y Nimlot C ostentaron el puesto de Comandante del Ejército en Heracleópolis. Se supone actualmente, por razones cronológicas, que son personas separadas. Sin embargo, no hay ninguna necesidad de considerar dos personas en el marco propuesto aquí. Sheshonq I y Osorkon II eran contemporáneos. Nimlot B/C pudo haber sido un hijo de Sheshonq I engendrado de Mutnodjme para Osorkon II. Mutnodjme era la esposa de Horemheb/Osokon II y la hija de Ay/Sheshonq I. Fue Osorkon II el que se cree que designó oficialmente a Harsiese como Sumo Sacerdote de Amón. Sin embargo, esto sólo podría hacerse por aprobación o consentimiento de su propio señor supremo libio Sheshonq-Ay. Si la madre de Harsiese fuera una hija de Osorkon II, esto habría convertido a Harsiese en el nieto de Sheshonq-Ay y de Osorkon-Horemheb.

Capítulo 23
"Mi
(Panehesy: Antagonista de Akhenaton)

Amigo

Íntimo"

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en Torá Jacob-Israel Lía (esposa de la Nombres en Reyes/Crónicas Salomón compuesto Ahías, Ginat Nombres Griegos Dakos Nombres Egipcios Amenhotep II Sheshonq A Tia Mehtenwesket

Jacob) Raquel (esposa Jacob)

Atara de

Merit-Amón

De Raquel, dos hijos 1) José Abisalom, Uriel, Omri (Reuel/Amram) Layo, Minos Yuya, Irhuleni Imram Tuya

Nabat I

Asenat Manasés (Aarón)

(esposa "egipcia" de José)

Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Jocabed (Séfora) Siloh Moisés (Balac) Eliezer Gersón/Josué (Balaam) 2) Benjamín

Jeroboam (el Viejo) (Kith-)Airon Aanen, Mery-Ra I Amón, "Gobernador de la Amon-appa/ Ciudad" Amarnappa Amarías Asa/Saúl, Sisak, Acab Asoqueo, Creón Ay, Sheshonq I Jerimot, Nabat II Lab'ayu, Ayyab Addaya, Rib-Addi Naama, Maaca, Abihail Jocasta, Tiye, Señora de Gubla, Yzebel Jezabel, Atalía, Zerúa Meropea Eurídice Salomón compuesto, Et-Baal Polibo/Polibio Amenhotep III Roboam, Nimsi Edipo, Hermao Amenhotep IV (hijo de Naama y Abisalom) Faetón Akhenaton Abías, Abiam Etéocles (A) Smenkhara Atai Etéocles (B) Tutankhamon Aakheprura

De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Rubén 2) Simeón 3) Leví 4) Judá 5) Isacar (Hamor) Tola 6) Zabulón Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Miriam Fineas II Nemuel/Jemuel Izhar, Silki/Silhi Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Asa/Saúl, Sisak, Acab Nabat II, Jerimot (hijo natural de Judá) Mahalat hija de Jerimot Jeroboam hijo de Nabat (II) Jeroboam (el Joven) Joram/Yachas hijo de Acab Osokor Uziel, Musi Webensenu, Neby Siamon Khaemwast Thutmosis IV Nimlot A/Nimrat Osorkon A Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem Asoqueo, Creón Ay, Sheshonq I Ayyab, Rib-Addi Lab'ayu, Addayu ¿Euriganea? Nefertiti Polinice Panehesy, Nesy Príncipe Osorkon Osorkon I Mut-Baal, Pawura Matinu-bal'u Harsiese A Pedubastet I Aanen, Mery-Ra I Amon-appa Amarnappa

Joás hijo de Ocozías Amasías Manasés (Aarón) Jeroboam hijo de Nabat I Jeroboam (el Viejo) Amón, "Gobernador de la

Nadab Abías Itamar

Ciudad" Amarías Nadab Abías Teseo

Thutmosis V No atestiguado Aper-El Mery-Ra II

Ni Hijo NiHermano
"Palabras del Predicador, hijo de David, rey en Jerusalén: … engrandecí mis obras, edifiqué para mí casas, planté para mí viñas … fui engrandecido y aumentado más que todos los que fueron antes de a mí en Jerusalén ... mi corazón gozó de todo mi trabajo; y esta fue mi parte de toda mi faena." Este autorretrato, tomado del libro bíblico de la literatura de la sabiduría conocido como Eclesiastés, se atribuye generalmente a Salomón. Sin embargo, hay una obvia inconsistencia en esta identificación. Salomón tuvo centenares de esposas y concubinas, pero el autor del Eclesiastés se lamenta de la falta de un heredero: "Yo me volví otra vez, y vi vanidad debajo del sol. Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y b duro trabajo." Si reconocemos que Salomón es el nombre bíblico de Amenhotep III, se resuelve esta aparente incongruencia. Como Salomón, Amenhotep III se glorió de sus grandiosos proyectos de construcción. En un texto egipcio real del periodo se lee, "He aquí que el corazón de su Majestad estaba satisfecho con la construcción de monumentos muy grandes, como los cuales nunca se habían hecho realidad c desde las primeras edades de las Dos Tierras." El reinado completo de Amenhotep III fue consagrado a la construcción de monumentos a lo largo de Egipto, Canaán, Fenicia y Siria. Consistente con la descripción bíblica de Salomón, construyó las ciudades fortificadas de Hazor, Meguido, Gezer, Laquis y d Bet-seán. Amenhotep completó el Templo de Luxor, en la orilla oriental de Tebas, y en la orilla occidental de Tebas un templo funerario aún más glorioso y una nueva residencia real. El complejo e poseía todos los elementos del palacio de Salomón descrito en la Biblia, a saber:

(1) una casa fabricada casi completamente de cedros del Líbano (construida para la fiesta Sed ("Jubileo") de Amenhotep); (2) una sala de columnas con una terraza en la fachada y rodeado por un patio de columnas; (3) un salón del trono construido con muchas columnas de madera y cuyo suelo era la escena de un lago pintado (idéntico al que cruzó maravillada la reina de Saba cuando se acercó al trono de Salomón, como se describe en el Corán); (4) un palacio real (consistente en su propia residencia, la residencia de su Gran Esposa, Tiye, y una residencia para el harén real); (5) un palacio separado construido para "la hija del faraón" (la princesa Sitamon).
Sólo un rey enormemente rico de un imperio bastante estable pudo haber construido tan espléndidamente y en muchos sitios tan distribuidos en la antigüedad. Amenhotep III fue indiscutiblemente el rey más rico de la antigüedad. La realización de tales magníficos proyectos requirió el mantenimiento de una considerable y constante fuente de trabajo y de ingresos que se extendía a lo largo de un periodo de muchas décadas. La administración y el sistema de impuestos de f Amenhotep con sus 12 distritos es idéntico al de Salomón que se describe en la Biblia. A pesar de su gran sabiduría y habilidades, Amenhotep III y su reina Tiye no podían engendrar a un g heredero varón. Amenhotep III hijo de Yuya tampoco tenía un hermano carnal. Si Amenhotep III se hubiera casado con otras hijas de Yuya, entonces serían también incapaces de proporcionarle un hijo. Sus numerosas esposas secundarias y concubinas podían proporcionarle sólo placer temporal. Sus hijos no eran elegibles para la sucesión. Sin un hijo regio propio dentro de la Casa de Yuya, la fama y la fortuna de Amenhotep III dejaban mucho que desear. Su dinastía había acabado incluso antes de comenzar. El trono pasaría a un hijo engendrado para él en vez de por él.

Un Hombre Respetable
1 Reyes 11:28 (NVI) dice: "Jeroboam se había ganado el respeto de todos, de modo que cuando Salomón vio su buen desempeño lo puso a supervisar todo el trabajo forzado que se realizaba entre los descendientes de José." Esto significa que asumió la responsabilidad de todos los proyectos de

construcción de Salomón (Amenhotep III) – las maravillas del mundo antiguo. La designación de este príncipe Jeroboam para un puesto tan importante es un fuerte indicio de que era el "hijo" elegido para suceder en el trono a un Amenhotep III "sin hijos." Así como Judá (Thutmosis IV) había sido desafiado a despejar la Esfinge de la arena que la cubría, así Jeroboam recibió un trabajo hercúleo por el cual demostrar su merecimiento. La expresión "hombre respetable" también indica que Jeroboam tenía más que habilidad. Aunque no era el verdadero hijo de Salomón, él, como Judá antes de él, tenía el linaje necesario para ser considerado como el principal candidato para el gran trono. El profeta Ahías llegó incluso a ofrecerle una dinastía como la de David. El encantador matrimonio infantil entre Amenhotep III y su media hermana Tiye fracasó en engendrar a un heredero. Entre la antigua realeza, la fertilidad era un regalo que nunca podía darse por garantizado. Tiye y Amenhotep III, como tantas parejas reales antes que ellos, demostraron ser una pareja estéril. De acuerdo con la costumbre de la corte, un heredero fue entonces engendrado para Amenhotep por parte de un pariente cercano varón dentro de la "Casa de Yuya." Como se demostró en el ensayo anterior, Amenhotep III (Siloh/Salomón) era el hijo natural de Yuya (José) y el heredero legal de Thutmosis IV (Judá). Además de Amenhotep III, Yuya tuvo otros dos hijos importantes. El mayor, Aanen (Manasés), habría sido el hermano carnal de Tiye y por esa razón fue considerado probablemente como un consorte inadecuado para ella. Sin embargo, el hijo menor Ay (Efraín) era sólo el hijo legal de Yuya. Ay era hijo biológico de Thutmosis IV (Judá). El emparejamiento de Ay (Efraín) y Tiye resultó ser doblemente fructífero. En nombre de Amenhotep III, Ay/Sheshonq engendró al menos tres hijos, Panehesy, Osorkon y Takelot, y al menos una hija, Nefertiti. Panehesy era el nombre de un célebre príncipe del Imperio Medio. Este Panehesy arquetípico fue un héroe del primer Éxodo, y es llamado Fineas en el relato del Éxodo. Por sus hazañas, al Panehesy anterior se le concedió una posición faraónica y un "sacerdocio perpetuo." Se convirtió en el primer faraón de la oscura XIV Dinastía (véase Cuadro6), cuya realeza y cargo sacerdotal estaban subordinados a los reyes de la XV Dinastía (Hyksos), que más tarde los anularon. En el Imperio Nuevo, Ay (Sisak/Sheshonq) fue nombrado faraón de otra línea faraónica secundaria. Su hijo Panehesy era el heredero visible para este trono subordinado, como implica su nombre. El gran trono estaba reservado, naturalmente, a un descendiente varón de Yuya (José) en vez de un hijo de Ay (Efraín). Para engendrar a tal hijo, Yuya literalmente tomó el asunto con sus propias manos. Engendró a ese heredero, Amenhotep IV, de su hija, la reina Tiye. Esto debería haber acabado con toda controversia con respecto a la sucesión, pero no lo hizo. Hay pruebas de que Amenhotep IV era un lisiado y pudo tener otros impedimentos físicos, así como una vista pobre. En la opinión de muchos, esto le habría incapacitado para asumir la gran realeza. Consistente con esto, Amenhotep III y otros miembros mayores de la familia continuaron evidentemente favoreciendo a Panehesy. Sin embargo, en su apuesta por la realeza principal en lugar de la secundaria, Panehesy se extralimitó en su "predestinado" papel y cayó en desgracia. No sólo fracasó en la sucesión de Amenhotep III como faraón de Egipto, sino también en la Ay como faraón del trono libio.

Rivalizando con José, Dios del Pueblo
Amenhotep IV, el hijo de Yuya (José II), fue encasillado como un segundo Auibra-Hammurabi hijo de Inyotef IV (José I). Amenhotep IV tenía que ser el "Moisés Hijo de José" del Imperio Nuevo. Cuando el joven príncipe de Egipto maduraba, evidentemente también demostraba una destreza intelectual adecuada para esta designación. Auibra-Hammurabi (Moisés I) probablemente también tenía un defecto genético (un impedimento en el habla), por consiguiente cualquier deformidad de Amenhotep IV podía haber sido considerada realmente como la confirmación de su esperado papel. El príncipe Auibra del Imperio Medio fue nombrado sucesor de Senusret II en una edad muy temprana como parte de un compromiso político (véase Capítulo8). Sin embargo, era la costumbre esperar hasta que el heredero visible engendrara a un hijo suyo saludable antes de ser nombrado formalmente sucesor. En el año 27 de Amenhotep III, Amenhotep IV se convirtió en el padre de tal hijo, Smenkhara, nacido de la h reina Tiye. Habiendo engendrado a un hijo saludable, sus propias deficiencias físicas fueron pasadas por alto y fue designado oficialmente como príncipe heredero. Panehesy fue enaltecido. Su pretensión al trono habría terminado si no fuera por sus lamentaciones. ¿Qué había salido mal? Uno todavía puede oír a Panehesy gritando con acalorada rabia y perversa desesperación, "¿Por qué no a mí, Señor?" El favor de Amenhotep IV fue claramente un juego de poder realizado por Yuya para transferir el trono desde su hijo natural Amenhotep III a otro de sus hijos naturales, Amenhotep IV, en lugar de a un descendiente varón de Thutmosis IV. El nombre de Roboam significa "ensanche de Am." Am se refiere al "pueblo" en general, pero más específicamente a la persona y a la casa de Am-ram/José (Im-ram/Yuya). Por otro lado, Jeroboam es un nombre simbólico i que significa, "el pueblo protestará," o más libremente, "el que contiende con Am(-ram)." En el momento de su nombramiento como Ministro de Trabajo, Panehesy era el heredero visible y no tenía

ningún motivo para protestar. Sin embargo, la fortuna de este joven príncipe cambió de improviso con el nacimiento de Smenkhara y la elección de Amenhotep IV. Cualquier dinastía real permanecía al borde del desastre. El profeta Ahías le prometió a Jeroboam una "dinastía como la de David," esto es, una que durara cuatro generaciones. Una duración de cuatro generaciones era excepcional. Si sólo había un único príncipe elegible, entonces una muerte prematura, una enfermedad que le dejara incapacitado, o un defecto genético, podrían abatir la línea. Si había dos o más candidatos, entonces esto creaba otros problemas. Los hijos privilegiados a los que se les pasaba por encima siempre podrían encontrar motivos para protestar. Incluso si ellos no se rebelaban, sus vidas desde ese momento en adelante quedarían en peligro. La sucesión era una decisión subjetiva, pero no un asunto que apelar. Esto dejaba a los "Jerib" sin más recurso que el de encontrar a un miembro comprensivo de la familia, o incluso a un rey "extranjero," que estuviera dispuesto a ayudarles para tomar por la fuerza lo que creían que deberían haber recibido por derecho. Sin embargo, la ayuda invariablemente tenía un precio. Normalmente sólo tenía resultado en la parte comprensiva que les ayudaba hacia la gran soberanía. Hubo un buen número de notables Jerib en la XVIII Dinastía. Aunque Abram (Djehuty) soportó su degradación en su mayor parte en silencio, los que vinieron detrás de él no siguieron su ejemplo. Esaú (Sausatar) estalló de ira cuando su padre Isaac (Thutmosis III) le despidió de su cargo. En la siguiente generación, el favor de José (Yuya) por Jacob (Amenhotep II) ofendió a los hermanastros mayores de José. Aun así, José protestó cuando su propio hijo Manasés (Aanen) fue subordinado por Jacob a su hijo legal y menor Efraín (Ay). Génesis 48:17 (RV) dice: "Pero viendo José que su padre ponía la mano derecha sobre la cabeza de Efraín, le causó esto disgusto; y asió la mano de su padre, para cambiarla de la cabeza de Efraín a la cabeza de Manasés." (La palabra hebrea para disgusto es ayin (5869) y es un juego de palabras evidente con el nombre de Ay.) José estaba poco dispuesto a conceder el trono a un hijo de Efraín, el cual descendía de la línea masculina de Judá (Thutmosis IV). Después de la muerte de Jacob, José engendró a otro hijo de su hija (Tiye). Este príncipe recibió el glorioso nombre de Amenhotep (IV). José había encontrado una escapatoria en la bendición de su padre -una forma de reemplazar el "favor" de Efraín. Como se demostró en los Capítulos 9 y 15, el reinado de Amenhotep III dio comienzo con la muerte de su abuelo Amenhotep II, y no con la muerte de Thutmosis IV. Los reinados contiguos de Amenhotep II y Amenhotep III están combinados en la narración de Reyes como la historia del gran rey Salomón. El relato de Salomón está basado principalmente en Amenhotep III, sin embargo también asimila el reinado de su abuelo Amenhotep II. La residencia real y el templo funerario de Malkata, en Tebas Occidental, fueron concluidos en el reinado de Amenhotep III, sin embargo, los preparativos y probablemente la construcción inicial dieron comienzo en el reinado de su inmediato predecesor Amenhotep II. Los dos últimos pretendientes principescos de finales de la XVIII Dinastía también compartieron un epíteto común, Jeroboam, y ambos se habían rebelado contra un Salomón. Jeroboam el Mayor (Aanen) se rebeló contra Salomón el Viejo (Amenhotep II). Jeroboam el Menor (Panehesy) se rebeló contra Salomón el Joven (Amenhotep III). La combinación de Aanen y Panehesy (como Jeroboam) en el texto se corresponde con la combinación de Amenhotep II y Amenhotep III (como Salomón), y también permite que la progresión en espiral de la narración de Reyes surta efecto. El último Jerib, y también el más llamativo, de la XVIII Dinastía era Panehesy. Ay no propugnó inicialmente la causa de su enaltecido hijo Panehesy, sino que en lugar de eso respaldó obedientemente la decisión de su padre legal Yuya de hacer sucesor a Amenhotep IV (Roboam). Igualmente, Amenhotep III pudo haber preferido a Panehesy antes que Amenhotep IV, pero también accedió a la voluntad de su padre natural Yuya. El descontento de Panehesy no carecía de motivos, y el registro bíblico indica que Panehesy tuvo un respaldo considerable, si no de su propio padre. Sin embargo, la tenacidad de su caso y de sus otros seguidores sólo logró obtener una sentencia de muerte por parte de Salomón (Amenhotep III). Éste era el castigo corriente para la insubordinación política, especialmente después de que se diera una advertencia. Según la Biblia, "Por esto Salomón j procuró matar a Jeroboam, pero Jeroboam se levantó y huyó a Egipto, a Sisak rey de Egipto." Panehesy (Jeroboam) fue a Sheshonq (Sisak) porque Sheshonq era su padre biológico. Como tal, Sheshonq estuvo dispuesto a darle asilo, si no socorro.

Culpa por Colaboración
En el Imperio Nuevo, no sólo los nombres y los papeles de las personas del Imperio Medio fueron revividos, sino también su cultura material. La llegada de un Moisés del Imperio Nuevo señalaba el final de este ciclo prestado y el comienzo de otra variación en un tema. Desde el principio, el reinado de Amenhotep IV representó un audaz éxodo desde las formas tradicionales del arte y la arquitectura. También comenzó a destacar el culto de Atón, una forma de Ra, en lugar del de Amón. Valiosos artículos del Templo de Amón pudieron incluso haber sido sustraídos por Amenhotep IV del templo principal de Amón y vueltos a consagrar en los nuevos templos de Atón en Tebas.

Como benefactor del mismo culto de Atón, Amenhotep III no habría puesto objeciones a la construcción de nuevos templos de Atón, sino a la amenazadora actitud del príncipe heredero recién nombrado. Amenhotep IV no le debía su elección a Amenhotep III, lo cual es probablemente el origen de su falta de respeto. Esto a su vez le habría causado a Amenhotep III un creciente resentimiento hacia el hecho de que la elección de su sucesor no era suya, y posiblemente también que su legado en monumentos estaría comprometido por un sucesor que no compartía su sentido de la estética. Amenhotep III finalmente encontró un modo de recuperar el control de su destino, incluso si ello significaba desafiar a Yuya. En el año 5 de la corregencia, Amenhotep III acudió a Sheshonq para "humillar" al arrogante príncipe heredero Amenhotep IV. El tema central era, como siempre, el derecho a la soberanía y la sucesión, y no la religión. Esta controversia, como tantas disputas dinásticas antes de ésta, fue decidida no por la superioridad de los argumentos, sino con maquinaciones y la fuerza de las armas. En el primer capítulo del Libro del Éxodo, Amenhotep III es implícitamente el faraón que "no conocía [respetaba] a José." Por rechazar a Amenhotep IV, Amenhotep III también estaban rechazando a su padre común Yuya (José-Amram). Sin embargo, Amenhotep III y Ay-Sheshonq tenían una base sólida para su acción. Amenhotep IV había sido designado como el Moisés del Imperio Nuevo. Para que todo se cumpliera, el joven príncipe tendría que sufrir un exilio. No era necesariamente el deseo de Yuya el que se repitiera este aspecto de la historia del Imperio Medio, pero era un precedente conveniente para Amenhotep III y Ay. La "sabiduría" de esta decisión tampoco podría ser contradicha por Yuya o Tiye. Aun así, todavía se requería un pretexto. Amenhotep IV probablemente no podía ser acusado de mutilar a un príncipe rival como Waibra había hecho. Amenhotep IV mató a un egipcio, específicamente a su arrogante padre Yuya, pero esto no tendría lugar hasta siete años después. Según el relato de Reyes/Crónicas, Sisak invadió Jerusalén (Tebas Occidental) porque Roboam y todo k Israel "abandonaron la ley del Señor y le fueron infieles." El Señor de esta narración es SalomónAmenhotep III, y su palabra era ley. Este versículo implica que Amenhotep IV ignoraba la voluntad y los deseos de su superior y regente. Amenhotep III no estaba dispuesto a ser apartado por un sucesor que, en primer lugar, le había sido impuesto. El versículo también indica que había una desconsideración general hacia Amenhotep III entre la nobleza y el populacho general del imperio. En vez de imponer la sumisión al Señor Amenhotep III, Amenhotep IV estaba promoviendo activamente un espíritu de rebelión. Como el hijo de Yuya, y como la designada "segunda venida" del sabio Auibra-Hammurabi, Amenhotep IV probablemente sentía que podría hacerle poco caso al consejo de Amenhotep III con total impunidad. Sin embargo, ésta no era una postura que a un corregente de cualquier periodo se le pudiera ofrecer para asumir. Los príncipes herederos del pasado habían sido desheredados, e incluso ejecutados, por ofensas menores. En la rígida cadena de mando de la corte real, no había ninguna tolerancia para manifestaciones públicas de insubordinación. Aunque Amenhotep IV no pudiera ser muerto o caído en desgracia de forma permanente por "representar" su papel, su excesivo orgullo y la necesidad de transformar a Moisés en "el hombre más humilde de la tierra" proporcionaron motivos suficientes para provocar su exilio. El pasaje bíblico continua diciendo, "el Señor [Salomón] apartó su l ira de él [Roboam] y no lo destruyó por completo," aun así, la arqueología muestra que en el quinto año de su reinado perdió el derecho a la realeza de Tebas. En el Imperio Medio, el faraón Senusret III (Shashak) hizo cumplir el exilio de Auibra-Hammurabi (Moisés). En el Imperio Nuevo, Ay asumió este papel y es referido en la Biblia como Sisak. El castigo simbólico que Ay-Sheshonq (Sisak) le impuso a Amenhotep IV pudo permitir un indulto restringido para otro príncipe. Ay le había dado refugio a Panehesy anteriormente. La sentencia de muerte que pesaba sobre él fue probablemente levantada, pero no volvió a tener un favor completo. En lugar de eso, Ay nombró a otro de sus hijos, Iuput, Sumo Sacerdote de Amón y Gobernador del Alto Egipto. En este mismo momento, "Nesy" un jefe de los Libu (libios), fue nombrado Cuarto Profeta de Amón. Nesy, que significa "rey," es probablemente una forma abreviada o un apodo de Pa-Nehesy (N'esy). Indica que Pa-Nehesy había sido convertido en un rey menor (jefe). Sin embargo, no fue restituido como un candidato principal para el trono libio, y mucho menos para el trono de Egipto. El mismo nombre de Panehesy significa "el sureño, u hombre negro." Irónicamente, no parece que Panehesy fuera bienvenido en Tebas antes de la muerte de Amenhotep III. 1 Reyes 11:40 (RV) dice que "Jeroboam se levantó y huyó a Egipto, a Sisak rey de Egipto, y estuvo en Egipto hasta la muerte de Salomón." El cargo de Cuarto Profeta sólo pudo habérsele concedido como un título honorífico (sinecura), ya sea por Amenhotep III para acallar a los restantes seguidores tebanos de Panehesy, o como un favor adicional para Ay. Sin embargo, Panehesy no fue colocado en una posición para suceder ya sea a Amenhotep III o a Ay como faraón. Esto debió de ser todavía otro gran chasco para Panehesy. Pero el cargo de Cuarto Profeta ofrecía al menos alguna esperanza de futura gloria. La eterna ambición de Panehesy era la de ser sumo sacerdote y rey de la ciudad sureña de Tebas, al igual que lo había sido su arquetipo del Imperio Medio. En el cumplimiento de este papel, el poder de Tebas no le fue concedido a Panehesy libremente, y no hasta que primero tuviera lugar el Éxodo del

Imperio Nuevo. Tendría que esperar 22 años antes de vengarse de sus enemigos y tomar por la fuerza el cargo de Sumo Sacerdote de Amón.

Hacia la Ciudad Iluminada
Amenhotep IV todavía tenía poderosos aliados en su padre Yuya, su madre Tiye y su tío Aanen. Ellos perdonaron las acciones de Amenhotep III y Ay al exiliarlo con la comprensión de que dicho destierro finalmente sería levantado. A Amenhotep IV se le permitió continuar contando los años de su reinado como si su realeza no se hubiera interrumpido. También, en identificación con su modelo Wahibra-Hor, Amenhotep IV cambió su nombre por el de Wa-en-Ra Akhen-Atón. Con la aprobación y el respaldo financiero de los miembros mayores de la familia, pudo crear una confortable "ciudad de refugio" para él mismo, una Babilonia egipcia que llamó Akhet-Atón, "Refugio del Atón." Aanen en especial estaría identificado con la humillación de su sobrino. Una generación antes, y cerca de tres años antes de la muerte de Amenhotep II, Aanen audazmente manifestó su propia realeza en el cumplimiento de su presunto arquetipo, Amenemhet IV (Sem), del Imperio Intermedio. Sin embargo, menos de dos años después, su joven hijo y heredero Thutmosis V (Nadab), junto con otros miembros de la familia, fueron asesinados por Milkilu (Baasa), que era él mismo hijo y heredero de la línea rival de Osokhor (Isacar). 1 Reyes 15:28-29 (RV) dice: "Lo mató, pues, Baasa [Milkilu] en el tercer año de Asa [Sheshonq I] rey de Judá, y reinó en lugar suyo. Y cuando él vino al reino, mató a toda la casa de Jeroboam [Aanen], sin dejar alma viviente de los de Jeroboam." Las aspiraciones dinásticas de Aanen (Jeroboam el Viejo) fueron extinguidas, pero él mismo sobrevivió. Como el poder de su hermana carnal, la reina Tiye, crecía, su fortuna y su buena posición ascendían de nuevo con él. Aanen inició una familia nueva. Fue finalmente designado como Segundo Profeta de Amón en Tebas y Sumo Sacerdote ("El Más Grande de los Videntes") de Ra-Atum en Menfis. En las Cartas de Amarna, Aanen es identificado por el seudónimo de Amon-appa, "Amon está m en Luxor," y que connota "Amón es bello." La correspondencia de Amarna indica que este ministro dividía su tiempo entre Akhet-Atón y la ciudad de Sumeria (Samaria), en donde era gobernante. Es patrocinado incluso por Rib-Addi (Ay), lo que es una indicación más de su elevada posición. En una n ocasión Rib-Addi es llamado Amarnappa, lo que connotaría "hablador hermoso." Esto puede ser un antiguo "error" cuneiforme, pero también un juego de palabras que refleja su talento en la locución. La importancia de Amarnappa en la ciudad de Akhet-Atón también puede ser el origen del nombre árabe de la localidad, Amarna. En el Imperio Medio, Waibra-Hammurabi, el patriarca Heber y el Moisés arquetípico, recibió apoyo de Amenemhet IV-Sabium. Se demostró en el Capítulo 8 que Amenemhet IV era el patriarca Sem y el Aarón arquetípico del Imperio Medio. Juntos Sem II y Heber (Moisés y Aarón) fueron célebres como dos de los filósofos más grandes de la tradición judía. En el Imperio Nuevo, Akhenaton y Aanen habrían seguido intencionalmente ellos mismos el ejemplo que dieron estos dos importantes antepasados. Aanen era gobernador de la ciudad de Sumeria, en Israel, tal como Sabium había sido antes rey de Sumeria, en Mesopotamia. Aanen también asumió el papel del elocuente Sumo Sacerdote. El drama del Imperio Medio quizá no pudiera ser representado en la misma escala. Sin embargo, las condiciones y la geografía fueron adaptadas para "cumplir" con el precedente anterior. El "mundo" del Imperio Nuevo fue redefinido. Sumeria, Edom y Moab ya no representaban sólo a Mesopotamia, sino a regiones situadas dentro de las fronteras actuales de influencia egipcia directa. Como se apuntó antes, Aanen (Aarón II/Sem III) era Sumo Sacerdote de Ra en On/Heliópolis y era también Segundo Sacerdote de Amón en Tebas. Es de esperar que Aanen también fuese designado como Sumo Sacerdote de Atón bajo Akhenaton (Moisés II). Sin embargo, el nombre del Sumo Sacerdote de Atón en Akhet-Atón se sabe que es Mery-ra, "Amado de (el dios) Ra." El nombre de Aanen, como una variante de Amón/Amén, evidentemente no era aceptable para Akhenaton. Por consiguiente, en la ciudad de Akhet-aten, Aanen adoptó el nombre de Mery-ra. Allí estaba también otro alto funcionario de Akhet-Atón llamado Meryra, el cual es designado por los egiptólogos como Meryra o II. Este Meryra fue Supervisor del Harén y el Mayordomo Jefe de Nefertiti. Meryra II se refería a sí mismo como "Justificado en Akhet-Atón." Este título alude al hecho de que la línea de Aanen, antiguamente caída en desgracia, había recuperado el favor. En la Biblia, los dos hijos mayores de Aarón son "golpeados" por el Señor. Sin embargo, hay un hijo menor llamado It-amar p ("incremento de Amar") que sobrevive o los reemplaza. Thutmosis V, el primer heredero de Aanen, había sido golpeado por Ba'sa-Milkilu, probablemente por orden de Amenhotep II. La proclamación de Thutmosis V como faraón por parte de su padre Aanen fue un acto de desafío hacia Amenhotep II y hacia su nombramiento como sucesor de Amenhotep III. Meryra II estaba anunciando a todos que, a diferencia de Thutmosis V, su posición estaba autorizada dentro del presente régimen. Recientemente ha sido encontrada la tumba de un antes desconocido ministro de Akhenaton llamado q Aper-el, o Aperia. Este nombre tiene una forma similar al de Ipy, Mayordomo de Akhenaton, el cual es

llamado Haip y Apy en las Cartas de Amarna. Sin embargo, Aper-el se refería a sí mismo como r "Justificado en el Oeste de Menfis." Este epíteto indica que fue en cambio Meryra II el que era conocido como el visir Aper-el fuera de Akhet-Atón. Por la tumba de Aper-el nos enteramos de que tenía un hijo llamado Amenhotep. En las cartas de Amarna, el comisionado Merari (Aper-el) tiene un hijo llamado Hani, nombre que es una forma corta de Amenhotep. También en su tumba, de Aper-el afirma ser el Sumo Sacerdote del Atón. Este título parecería asociar a Aper-el específicamente con s Meryra I, sin embargo Meryra II posiblemente asumió este cargo tras la muerte de Meryra. Le incumbía a Hammurabi en su ciudad de refugio de Babilonia honrar a Sumu-abum (Senusret III) y a otros miembros mayores de la familia. Asimismo, Akhenaton respetaba a Ay, el cual le impuso su propio exilio. Un mural que se encuentra en la tumba de Ay, en Akhet-Atón, nos muestra a Ay (Sheshonq/Sisak) y a la reina Tiye siendo condecorados por Akhenaton con numerosos collares de oro ("oro de honor"). Es igualmente sorprendente encontrarse con que Panehesy (Jeroboam) hijo de Ay era también importante en la ciudad. Panehesy poseía una casa, una tumba (No. 6) y un título (Servidor Jefe) en Akhet-Atón. Un mural que adornaba la pared de la casa de Panehesy da al menos una impresión de devoción por su parte tanto a Akhenaton como al culto en desarrollo de Atón. En su tumba, Panehesy le dio un honor especial a su hermana carnal Nefertiti, la cual es representada llevando la corona real atef. También en su tumba, Panehesy ensalza a Akhenaton: "Hago mi alabanza a adoro al señor de dios del destino, que otorga luz que ilumina t en cuya mirada se vive." la las la vida, a altura Dos señor todas de los cielos, Tierras, Akhenaton: de los mandamientos, las tierras,

En la tumba de Panehesy, hay un énfasis adicional en el "pan." En una inscripción se lee:
"Pueda él [Akhenaton] conceder panes …"
u

Otras dicen:
"Te alabo, oh mi dios, … que … me diste pan …"
v

Akhenaton (Roboam) compartió su pan con Panehesy (Jeroboam) y su resentimiento hacia Amenhotep III. Según la Biblia, Amenhotep (Salomón) los había buscado para matarlos a los dos. Un mural encontrado cerca de la casa de Amenhotep describía a Panehesy III "con la cabeza inclinada, su corpulento cuerpo agachado, con una cierta blandura de carnes, y su mano colgando relajadamente a w la altura de su rodilla." La corte de Amenhotep III era extremadamente liberal, y reflejaba cada posible exceso de un reinado poderoso y seguro. El erotismo en el arte y en la vida de la corte alcanzó su plenitud durante el reinado de Amenhotep. La famosa pintura mural de las "bailarinas desnudas" (en la tumba del visir Nakht) data del reinado de Amenhotep. Al igual que Salomón, Amenhotep "no negó a x sus ojos ninguna cosa que desearan" y "apartó su corazón de cualquier placer." Sin embargo, los últimos años de los casi cuarenta del reinado de Amenhotep no fueron agradables. Cuatro décadas de decadencia habían pasado factura y tuvo muchas dolencias. A finales de su reinado le pidió a su cuñado mitani que le enviara un ídolo de Ishtar (la Asera bíblica), una diosa de la curación y la y fertilidad. Por esta razón fue más tarde censurado en el registro bíblico.

La Hermandad,unTrono Lejano
En la ultima década de su reinado, Amenhotep III pudo haberse quedado incapacitado por enfermedad. La momia etiquetada como la de Amenhotep III revela una enfermedad de la piel muy severa y abscesos dentales. La piel del rostro estaba tan deteriorada que no pudo ser momificada apropiadamente. Aunque Amenhotep III estaría sólo en la mitad de los cuarenta, su pronóstico no podía ser bueno y no permanecería en secreto dentro de la familia. "El padrino" Yuya estaría en la mitad de los sesenta y probablemente también sufriría un deterioramiento físico y mental. Amenhotep III no tenía hijos regios, y los dos principales príncipes de la gobernante "Casa de Yuya (José)" estaban a prueba. La misma sucesión fue cuestionada seriamente. Si Yuya moría primero, entonces la sucesión pasaría directamente a Ay como el favorito de Amenhotep III. En cambio, Ay tendría que esperar 15 años antes de reclamar la posesión de este premio. El "Gran Horus" Amenhotep III "voló para cielo" antes que Yuya, y Yuya pudo haberse asegurado de esto. El derecho de nacimiento permanecía siendo suyo y habría actuado para mantener viva su dinastía. Tras la muerte de Amenhotep III, Yuya y su hija, la reina Tiye, apoyaron la sucesión de su hijo Akhenaton. El esperado fallecimiento de Amenhotep III y/o Yuya había reavivado las disputas por el trono y llevó a Panehesy a distanciarse de su "hermano" Akhenaton. Mientras todavía estaba en Akhet-Atón, Panehesy había reconocido a Akhenaton como su superior, incluso como su dios. Tras la muerte de

Amenhotep III, Panehesy no rechazó inmediatamente la sucesión de Akhenaton. Sin embargo, como antiguo ministro de trabajo, Panehesy quería saber sobre todo si Akhenaton continuaría con el tiránico programa de construcciones de Amenhotep III. En 1 Reyes 12:4 (BJ), Jeroboam le dice a Roboam, "Tu padre ha hecho pesado nuestro yugo; ahora tú aligera la dura servidumbre de tu padre y el pesado yugo que puso sobre nosotros, y te serviremos." En su condición, Akhenaton (también conocido como z Moisés II) pide tres días para meditar sobre el asunto. Los ancianos le aconsejan que tenga "buenas aa palabras" para ellos. Sin embargo, los jóvenes que se habían criado con Akhenaton le instan a que no muestre debilidad. Este pasaje continua diciendo (versículos 10 y 11) que Akhenaton escucha "locamente" el consejo de los jóvenes y da una difícil respuesta: "Mi dedo meñique es más grueso que los lomos de mi padre … haré más pesado vuestro yugo. Mi padre os azotaba con azotes, pero yo os ab azotaré con escorpiones." Es Roboam (como Moisés II) del que esperaríamos que se hiciera cargo de la causa del sufrimiento del populacho. Sin embargo, declinó aceptar este papel, al menos en este punto de su carrera. En cambio, el injusto tratamiento de los "israelitas" se convertiría en un punto de encuentro para Panehesy y su "Partido Reformista." En la hambruna del reinado de Amenhotep II, Yuya había salvado al pueblo de ser esclavizado. Fue con el ánimo de Yuya cuando el siguiente faraón Amenhotep III (como una repetición de Amenemhet III del Imperio Medio) oprimió cruelmente a la mano de obra israelita para llevar a cabo los grandes programas de construcción del momento. Por consiguiente, la reverencia del pueblo hacia Yuya con el tiempo se volvió hacia el resentimiento y la rebelión. Rechazando la carga que Amenhotep III puso en la nobleza y los plebeyos por igual, Panehesy (Jeroboam) ganó un gran apoyo en su pretensión al trono. En la narración de Reyes, cuando el Roboam bíblico trata de cumplir su amenaza de continuar con la política de su predecesor, su propio ministro, designado como supervisor del trabajo forzado, Adoram, es muerto por una multitud enfurecida. Un asustado Roboam ac huye de la escena y busca el refugio de su ciudad. Si bien Roboam rechaza "locamente" su papel como liberador del pueblo, el autor de la narración de Reyes no le permite que escape de su destino. En un irónico enredamiento de sucesos del Imperio Medio, a Roboam se le hace responsable del asesinato de un "capataz." En la Biblia, el eterno enemigo de Roboam (Akhenaton) era Jeroboam (Panehesy). De hecho, Jeroboam es el único adversario de Roboam, aparte de Sisak, que es mencionado en la Biblia. Panehesy había estado muy cerca de Akhenaton, incluso en contacto íntimo con él. Había compartido ad del pan de Akhenaton, sin embargo Panehesy decidió tomar otro camino. Cualquier compañerismo que compartieran Akhenaton y Panehesy en el exilio sería descartado. Cuando Akhenaton eligió la realeza sin compromiso, Panehesy y sus seguidores no perdieron el tiempo en declarar su independencia. 1 Reyes 12:20-25 (BJ) dice: "Cuando todo Israel supo que Jeroboam había vuelto, enviaron a llamarle a la asamblea y le hicieron rey sobre todo Israel ... Jeroboam fortificó Siquem … y ae habitó en ella." De aquí en adelante, "hubo guerra entre Roboam y Jeroboam todos los días." a. Eclesiastés 1:1; 2:4; 2:9; 2:10 (RV) b. Eclesiastés 4:7-8 (RV) c. Leipzig, Urkunden des Agyptishcen Altertums, IV, 1648. Citado por Donald Redford, Akhenaten the Heretic King, p 43.

d. Ahmed Osman, House of the Messiah, pp 212-213, 218 (Apéndices H y I). e. Ibid., pp 214-218 (Apéndices F-J). f. Ibid., pp 210-211, 119-120 (Apéndices H y J). g. Yuya era el hijo de Amenhotep II y nieto de Thutmosis III (David). Amenhotep III también era considerado como el hijo legal y heredero de Thutmosis IV. h. Osorkon I, el hermano carnal menor de Panehesy, engendró un heredero de la reina Tiye. Panehesy evidentemente no lo hizo. Sin embargo, pudo tener un heredero de una esposa de menor rango. i. j. k. l. Hebreo Jerob/Jerib, "contender, luchar." 1 Reyes 11:40 (RV) 2 Crón. 12:2 (NVI) 2 Crón. 12:12 (NVI)

m. Definición de W. Moran, The Amarna Letters. n. EA 117, línea 23.

o. Donald Redford, Akhenaten: The Heretic King, p 150. p. Números 3:2-4 q. Aper connota "boca, apertura" y es a grandes rasgos un sinónimo de Amar. AperEl/Aperia/Aper-Ya también connotaría "Dios de los hebreos," un título anterior asociado a Yuya (José). r. s. t. Eric Hornung, Akhenaten and the Religion of Light, p 99. En las obras de Edipo, Teseo cuida del agonizante Edipo. Teseo corresponde lógicamente a Itamar hijo de Aarón. Erik Hornung, Akhenaten and the Religion of Light, p 56, traducido del alemán por David Lorton.

u. Joyce Tyldesley, Nefertiti, p 81. v. Erik Hornung, Akhenaten and the Religion of Light, p 56.

w. G. Steindorff y K.C. Seele, "When Egypt Ruled the East," Chicago, 1957, p 79. Véanse cita y comentario en Joyce Tyldesley, Nefertiti, p 32 y Figura 4. x. y. z. Eclesiastés 2:10 1 Reyes 11:1-5 Cf Éxodo 3:18; 5:3; 8:27; 15:22

aa. 1 Reyes 12:7 (BJ) bb. 1 Reyes 12:10-11 (BJ) cc. 1 Reyes 12:18 dd. Salmo 41:9 (BJ): "Hasta mi amigo íntimo en quien yo confiaba, el que mi pan comía, levanta contra mí su calcañar." (Compárese también con Juan 13:18) ee. 1 Reyes 14:30 (RV)

Capítulo 24
"Un Sacerdocio (Panehesy como el Fineas del Imperio Nuevo) Perpetuo"

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita) Nombres en la Torá Nombres en Reyes/Crónicas Nombres Griegos Nombres Egipcios Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Miriam Fineas II Asa/Saúl, Sisak, Acab Asoqueo, Creón Nabat II, Jerimot (hijo natural de Judá) Mahalat hija de Jerimot ¿Euriganea? Jeroboam hijo de Nabat (II) Polinice Jeroboam (el Joven) Josafat (hijo de Asa y Azuba) Ocozías hijo de Acab Joram/Yachas hijo de Acab Ay, Sheshonq I Ayyab, Rib-Addi Lab'ayu, Addayu Nefertiti Panehesy, Nesy Príncipe Osorkon Iuput A, Ia (hijo de Sheshonq I) Takelot I, Tagi Osorkon Mut-Baal, I Pawura

Matinu-bal'u Joás hijo de Ocozías Amasías Smenkhara el Marino* En el año 14 o 15 de Akhenaton, Smenkhara, el hijo mayor de Akhenaton y Tiye, engendró a su propio heredero de su hermanastra Meritaton,a y fue nombrado sucesor. En la Biblia, al faraón Smenkhara se le llama Abías, que significa, "Padre de (el) Dios." Este nombre genérico es equivalente a Potifar, "Padre de (el) faraón." Es el título tradicional del príncipe heredero en su papel procreativo como el siguiente "fabricante de reyes." Sin embargo, la mayoría de los textos hebreos llaman curiosamente a Smenkhara por el nombre de Abiam,b que significa "Marino." La duración del reinado asignada a Abías/Abiam es de 3 años, los cuales corresponden a los establecidos por la arqueología para Smenkhara. El corto reinado de Smenkhara llegó a su fin aproximadamente tres meses después de la abdicación de Akhenaton en su año 17. Consistente con esto, la mayoría de los manuscritos hebreos retrata a Roboam (Akhenaton) como una persona todavía viva durante el reinado de su hijo Abías (Smenkhara), e incluso sobreviviéndolo. En 1 Reyes 15:6 (NVI) se lee: "Durante toda la vida de Abías hubo guerra entre Roboam y Jeroboam." El relato más detallado de Abías que se encuentra en 2 Crónicas 13:4-18 (RV) dice, "Y se levantó Abías sobre el monte de Zemaraim, que es en los montes de Efraín, y dijo: '... Jeroboam y todo Israel ... en cuanto a nosotros, Jehová es nuestro Dios, y no le hemos dejado... y he aquí Dios está con nosotros ...' Dios desbarató a Jeroboam y a todo Israel delante de Abías y de Judá ... así fueron humillados los hijos de Israel en aquel tiempo: y los hijos de Judá prevalecieron, porque se apoyaban en Jehová el Dios de sus padres." Según el relato bíblico, Jeroboam es derrotado no tanto por Abías (Smenkhara) sino por "Dios." En un sentido práctico, el papel de Dios estaba siendo representado por Akhenaton, el padre y regente de Smenkhara. Sin embargo, otros miembros familiares deificados como la reina Tiye y Ay también habrían mostrado su favor por el príncipe heredero recientemente elegido. Después del asesinato de Adoram, su "recaudador de impuestos," Roboam fue disuadido por Semaíasc de conducir un ejército contra Jeroboam. Sin embargo, se enzarzó en una batalla contra Jeroboam tres años después, en la elección de Smenkhara. Como resultado de este conflicto en el monte Zemaraim, el pasaje dice que Abías le arrebató tres ciudades a Jeroboam. El Ciclo de los Cinco En el quinto año de su corregencia con Amenhotep III, Akhenaton fue expulsado de Tebas y obligado a un exilio preparado en Akhet-Atón. En su año 17, el quinto año de su gobierno en solitario, Akhenaton tuvo que huir una vez más. Después de un año completo en el Monte Sinaí, Akhenaton fue obligado entonces a conducir un "Éxodo" simulado de "israelitas" y otros súbditos egipcios castigados por la plaga. De forma extraña, este suceso principal y punto culminante de la Torá no se menciona ni siquiera en la narración de Reyes/Crónicas. La narración de Reyes/Crónicas no es una historia compuesta en el mismo sentido que la Torá. No intenta incorporar el periodo histórico de Hammurabi, el del Moisés arquetípico. Desde una perspectiva tebana, Akhenaton no era el sabio Moisés, sino el necio Roboam. El Éxodo de Akhenaton no fue un suceso notable en el Alto Egipto. Aparte de una referencia indirecta a Akhenaton bajo el seudónimo de Nimsi, que significa "desenredar o extraer," no hay ninguna mención Harsiese A Pedubastet I

suya después de la terminación de sus 17 años de realeza ni cuando vivía todavía durante el reinado de Tutankhamon. Después de suceder a Smenkhara, Tutankhamon mantuvo una residencia en la ciudad de Akhet-Atón hasta el año 4 de su reinado. Fue aproximadamente en este momento cuando se decidió el destino de las restantes víctimas del Éxodo. En el Capítulo 16 se demostró que Akhenaton (Moisés II) no condujo su marcha de muerte en el Sinaí, sino que volvió al punto de partida, a la Kades ("Ciudad Santa") de Akhet-Atón. Después de que la partida del Éxodo estuviera en Kades/Akhet-Atón durante aproximadamente un año, hubo una última matanza piadosa. Sin embargo, según la narración de Números 25, Fineas aparece de repente e impide que la "plaga" se cobrara a todo el pueblo. El texto implica que no habría habido ningún sobreviviente del Éxodo si Fineas no hubiese intervenido. Irónicamente, Fineas detiene este morir poco a poco matando a dos adúlteros. Zimri es el varón, y Cozbi es la mujer.d En lugar de ser maldecido por poner obstáculos "al Señor" en su misión de destruir a todos, Fineas es en cambio bendecido con "un sacerdocio perpetuo." En la narración de Reyes/Crónicas, Panehesy es llamado Jeroboam, "el pueblo contiende." Sin embargo, Panehesy es conocido en la Torá por el nombre de Fineas (heb. Phinehas), que es una transcripción directa del nombre egipcio de Panehesy al hebreo. En egipcio, Pa-Nehesy significa "El Sureño" o "El Hombre Negro." En hebreo, Fineas significa "Boca de la Serpiente," y habría sido un epíteto halagüeño durante este periodo. El Fineas arquetípico era el Panehesy de la XIV Dinastía egipcia, y considerado como el fundador de la XIV Dinastía. Este Panehesy más antiguo fue un héroe del primer Éxodo y se le concedió una posición faraónica por el papel que representó. A comienzos del Imperio Nuevo egipcio, "el Señor" (Tao I) anuló la herencia por línea paterna del Sumo Sacerdocio ostentada por Elí, un descendiente de Fineas. Designó a su hermanastro Samuel en su lugar. En 1 Samuel 3:14 se dice que "nunca" sería expiada la supuesta iniquidad de Elí.e No obstante, con el segundo Fineas, hay un intento de reavivar la institución del sacerdote divino. En Éxodo 6:25 dice, "Eleazar hijo de Aarón tomó para sí mujer de las hijas de Futiel, la cual dio a luz a Fineas." El primer Fineas probablemente era el hijo literal de Eleazar y nieto del Aarón arquetípico (Amenemhet IV). Sin embargo, en el Imperio Nuevo, no hay cabida para una generación extra entre Aanen (Aarón II/Jeroboam el Viejo) y Panehesy (Fineas II/Jeroboam el Joven). En el Imperio Nuevo, Eleazar es representado por Ay, que fue considerado "Sacerdote de Madián," esto es, sacerdote del dios Minh en la ciudad de Akhmin, en el Medio Egipto, así como un rey. Ay era el hermanastro de Aanen, y pudo ser considerado aproximadamente en algunas esferas como un subordinado político o "hijo" suyo. Sin embargo, como en el periodo anterior, el Eleazar del Imperio Nuevo (Ay) era el auténtico padre de Fineas (Panehesy). La genealogía de Fineas que se da en Éxodo 6:25 es una combinación, como lo es la misma Torá. Intenta describir las relaciones familiares de ambos periodos históricos. Jeroboam es llamado hijo de Zerúa y hombre de Efraín. El Efraín de la XVIII Dinastía era Ay.f En 2 Crónicas 13:6, al padre de Jeroboam se le llama directamente Nabat. Este epíteto también apunta específicamente a Ay como el padre.g La madre de Panehesy es referida con extremado desprecio como "la viuda Zerúa." Como candidato original para la sucesión al gran trono de Egipto, Jeroboam (Panehesy) era lógicamente el hijo mayor de Ay nacido de la reina Tiye. Zerúa significa "leprosa." La descripción de Tiye como una viuda leprosa es consistente con la denigración que tanto ella (como Jezabel) como Ay (como Acab) reciben en la narración de Reyes/Crónicas. Tiye únicamente se quedó "viuda" tras la muerte de Amenhotep III. El epíteto de Zerúa (heb. Zeruah) es un juego

de palabras con el nombre de Sara (heb. Sarah), e identifica a Tiye como la "estéril" reina Isis de su generación, la "diosa" que buscó a otras parejas con la esperanza de engendrar hijos. Zerúa también se relaciona con el nombre que se le da a Tiye en la Torá, Séfora.h Aanen (Aarón II, Jeroboam el Viejo) era un partidario constante de Akhenaton. Por otro lado, Panehesy (Fineas II, Jeroboam el Joven) era un antagonista. El Panehesy del Imperio Nuevo era más un corrupto que un verdadero héroe. El relato bíblico no sitúa a Fineas en el Monte Sinaí. Mientras que el viejo Aarón II estaba fabricando un becerro de oro al pie del Monte Sinaí, un Fineas II mucho más joven estaba erigiendo becerros de oro en Dan y Betel. De forma bastante interesante, un becerro de oro así estaba entre los tesoros encontrados en la tumba de Tutankhamon (Josué II). Con el objetivo de completar un ciclo sagrado, Tut pudo haber permitido a Panehesy tomar una parte simbólica en la marcha de muerte de Akhenaton, o quizás Panehesy era lo suficientemente fuerte como para haberlo impuesto. Tomando el Reino por la Fuerza En las tradiciones griegas, a Panehesy se le llama Polinice, que significa "mucha lucha." Polinice (en griego, Polyneices) es una ingeniosa adaptación de Panehesy,i la cual conserva también el significado del apodo hebreo de Panehesy, Jeroboam.j Se sabe que Panehesy (Polinice) se convirtió en el yerno de Ramsés (Adrasto), y por consiguiente es probable que representara un papel ayudando a Ramsés a forzar la abdicación de Akhenaton en su año 17. Según la tradición griega, parte del nuevo trato (la alianza bíblica) siguiente a la caída de Akhenaton era que Polinice (Panehesy) y Etéocles (Smenkhara) reinaran de forma alternada. "Polinice y su gemelo Etéocles habían sido elegidos correyes de Tebas después del destierro de Edipo, su padre. Accedieron a reinar durante años alternados, pero Etéocles, a quien le tocó el primer periodo, no renunciaría a su trono al final del año, alegando la mala disposición mostrada por Polinice, y lo desterró de la ciudad."k Como se apuntó en el Capítulo 16, Etéocles es el nombre de Smenkhara en las obras de Edipo. Los nombres separados de Smenkhara y Tut no fueron retenidos en el recuerdo griego. Los dos príncipes son combinados en uno.l Después del destierro de Akhenaton, Smenkhara fue muerto en menos de tres meses. Tuvo lugar entonces otra ronda de negociaciones. Finalmente, Tutankhamon sucedería a Akhenaton. A Akhenaton se le permitió también volver a Egipto, pero se le requirió eliminar a los enfermos del Delta. Por consiguiente, debió de ser Tutankhamon el que se negó a ceder el trono a Panehesy después de su primer año de gobierno. Sin embargo, no podemos decir con seguridad que Tutankhamon estaba rompiendo su propio tratado que involucraba a Panehesy o que el acuerdo fue anulado por la muerte de Smenkhara en el Monte Sinaí. Tut y los miembros mayores de la familia probablemente no le darían a Panehesy un sacerdocio o incluso una posición faraónica de mala gana. Esto habría sido visto como algo apropiado y necesario para reproducir el modelo más antiguo del Imperio Medio. Sin embargo, Tut no estaría obligado a compartir el gran trono de Egipto con Panehesy. No había ningún precedente de esto. En el Capítulo 27 se demostrará que Tutankhamon tenía una enfermedad crónica y que hacia el año 9 de su reinado se consideraba terminal. Esto más o menos puede deducirse de un mural que se encuentra en la tumba de Tutankhamon, el cual muestra a su sucesor Ay presidiendo como sacerdote sem en la ceremonia de la apertura de la boca de Tut. Realizar este rito funerario era la función del "hijo mayor" del faraón y su sucesor designado. Ay probablemente encargó este mural como un medio para ayudar a

garantizar su sucesión y para disuadir a potenciales entrometidos. Esta determinación de Ay está reflejada en el recuerdo griego. En Edipo en Colono, Escena II, Ismene (la princesa egipcia Mutnodjme) se dirige a Edipo (Akhenaton) con estas palabras: "Por esto era su [de los hijos de Edipo/Akhenaton] deseo, como era el de Creón [Ay], Que el trono debía pasar a él [Creón/Ay]; para que así la ciudad No fuera impura por más tiempo: tal era su razonamiento Cuando consideraron la antigua maldición de nuestro pueblo Y cómo esto cautivó a tu lamentable familia. Pero entonces la furia entró en sus corazones ¡Oh, lamentable otra vez! – ardientes de poder: Para tomar la prerrogativa y el trono; Y fue el más joven y el menos maduro El que despojó a su hermano mayor, Polinice, De su posición y de su realeza, y después le desterró."m En respuesta al intento de Creón (Ay) de tomar el trono, Polinice (Panehesy) reúne a un ejército y marcha sobre Tebas. Se supone que Polinice no sólo pensaba en derrotar a Etéocles (Tutankhamon), sino también en tomar el gran trono para sí mismo. Sin embargo, otra evidencia indica que Panehesy no estaba luchando por ese premio, sino únicamente para asegurar el Sumo Sacerdocio de Amón. El gravemente enfermo Tut había nombrado a Ay como su sucesor ya en su año 4. Panehesy no habría podido planear el derrocamiento de su padre Ay (el Creón griego), ni probablemente Ramsés (el Adrasto de las obras de Edipo) le habría proporcionado un ejército a Panehesy para ese propósito. A cambio de ayudar a ser admitido en el "nuevo orden mundial" de Ay, a Panehesy se le prometió el Sumo Sacerdocio de Amón y la restitución de su candidatura para el trono libio. En su camino se encontraban dos jóvenes figuras de Josué. La primera era Tutankhamon, que después de nueve años no pudo engendrar a un heredero cualificado y estaba sufriendo condiciones de salud profundamente degenerativas. La segunda era Harsiese (Joás) hijo de Takelot I (Ocozías). En el año 4 de Tutankhamon, este chico de siete años de edad fue entronizado como Sumo Sacerdote de Amón y rey del Alto Egipto (Judá) por el sacerdote Iuwelot (Joiada). Los miembros más ancianos de la familia no se opusieron a esta acción, y realmente pudo haber sido aprobada oficialmente por Osorkon II (Horemheb). Harsiese fue designado además como un sustituto de Tut en el papel de Josué. Al igual que Sheshonq II, su hijo Harsiese ostentó el título de Sumo Sacerdote de Amón durante sólo cuatro años antes de cambiar a la posición regia de faraón. A diferencia de su padre, su nombramiento como faraón libio no parece que estuviera autorizado. Era contrario a las reglas de sucesión establecidas por Ay, Horemheb y Ramsés. Sin embargo, el joven príncipe Harsiese fue persuadido por sus consejeros de desafiar a sus superiores y mantener la promesa de que un hijo de Thutmosis IV se sentaría siempre en un trono faraónico del Alto Egipto. Iuwelot (Joiada), el protector que se había rebelado contra la reina Tiye y había proclamado a Harsiese como rey, fue eliminado. Los tres mayores hombres de estado pasaron inmediatamente a la acción. A cambio de eliminar a Tut y a Harsiese, Panehesy se convertiría en Sumo Sacerdote de Amón y el siguiente en la línea, después de Seti (Sheshonq III), para la sucesión al trono libio de Ramsés (Takelot II). A pesar de sus propias y humillantes adversidades, Panehesy estaría por fin en posición de cumplir con el precedente de su homónimo del Imperio Medio.

Fue Polinice (el príncipe egipcio Panehesy) el responsable directo de la muerte de Tut. Sin embargo, Ay, Horemheb, Ramsés y Seti fueron todos responsable indirectos. Cuando Harsiese, Sumo Sacerdote de Amón, se proclamó a sí mismo faraón en Tebas, creó una crisis para los mayores. Harsiese tendría que ser eliminado a la fuerza. Este suceso también proporcionó el impulso para llevar el reinado de Tut hasta su final. Para cumplir la tradición, le tocó a Panehesy realizar el golpe de gracia. Panehesy no intentó reclamar el trono para sí mismo. Su única esperanza real de suceder a Ay como faraón de Egipto dependía de la longevidad de Ay. Si Horemheb y Ramsés tenían que morir antes que Ay, entonces Panehesy sería el sucesor lógico. Sin embargo, la expectativa más razonable de Panehesy era suceder con el tiempo al trono libio de Ay concedido a Ramsés (Takelot II). En un intento de establecer mejor esta pretensión, Panehesy adoptó un nuevo nombre libio, el de "príncipe Osorkon." El mismo nombre/título de Osorkon sirvió de por sí para designarle como si estuviera en la línea para la sucesión al trono libio. La Niebla de Fineas** En la Torá, Fineas hace una última aparición justo antes de la muerte de Moisés. "Jehová habló a Moisés, diciendo: 'Haz la venganza de los hijos de Israel contra los madianitas; después serás recogido a tu pueblo.' ... Y Moisés los envió a la guerra; mil de cada tribu envió; y Fineas hijo del sacerdote Eleazar fue a la guerra."n El Moisés del Imperio Medio (Hammurabi) pudo haber autorizado una venganza así. Sin embargo, éste probablemente no era el caso en el Imperio Nuevo. En Edipo en Colono, no es Edipo el que convoca a Polinice para enviarle a la batalla. En cambio, es Polinice el que se acerca a Edipo y pide su bendición para hacerle la guerra a Etéocles. Sin embargo, el acabado Edipo (Akhenaton) no siente más que desprecio por Polinice (Panehesy). Edipo se niega a darle una bendición, y en cambio maldice a Polinice y a su misión. Parece que Akhenaton había reconocido anteriormente que su disfuncional familia estaba atrapada en una "tragedia griega." Ésta no era la primera vez que se había negado a cooperar con el guión. El intento de emular a los antepasados del Imperio Medio era definitivamente contraproducente. La línea del Imperio Nuevo no sólo había fracasado en unificar el "mundo," sino que había llevado al mismo Egipto a la ruina completa. Akhenaton no quiso tomar parte en el acto final. En las inscripciones del Delta, el Panehesy arquetípico se había denominado a sí mismo diversamente como "amado de Seth", "señor de Avaris" e "hijo mayor del rey."o Ra había encargado a Seth matar a Osiris, y Hammurabi (Moisés I) había ordenado a Nehesy (Fineas I) vengarse de Yasmah-Adad (Balaam).p Por consiguiente, el Panehesy del Imperio Nuevo (Fineas II) esperaba no sólo que Akhenaton (Moisés II) entendiera la legitimidad de su ataque contra Tut (Balaam II), sino también la necesidad de que le encargara ese ataque. Con o sin la "bendición" de Akhenaton, Panehesy (ahora autodenominado príncipe Osorkon), marchó sobre Tebas en persecución de su destino personal. En el Libro de los Números, la batalla es declarada como una gran victoria. Se llevan enormes cantidades de oro, plata, esclavos y ganado. El malvado Balaam (Tutankhamon) es también pasado a cuchillo.q Sin embargo, el relato de Números olvida mencionar que Fineas (Panehesy) también es muerto en el conflicto. (La muerte de Fineas no se registra en ninguna parte en la Biblia.) De hecho, ni el Fineas arquetípico ni su imitador del Imperio Nuevo fueron muertos en sus respectivas guerras. Según la obras griegas,r Etéocles (Tutankhamon) y Polinice (Panehesy) murieron en la batalla de Tebas. Tutankhamon murió de hecho a manos de Panehesy, y fue enterrado con todos los honores, como se conserva en la tradición griega y está confirmado por la arqueología. Sin embargo, el recuerdo griego es confuso con respecto a la muerte y

difamación de Panehesy (Polinice). Panehesy no murió en este momento, sino muchos años después. En los capítulos siguientes de este libro se demostrará que no fue el entierro de Panehesy (Polinice) sino el de Smenkhara (Etéocles "A") el que Ay (Creón) había prohibido. Además, Ankhesenamon (Antígona) no enterró a Panehesy para desafiar a Ay, sino a su esposo Smenkhara (Etéocles A). El entierro no autorizado de Smenkhara fue atribuido después a su "gemelo" Panehesy.s El error fue compuesto por una combinación similar entre Smenkhara y Tutankhamon en el recuerdo griego. Sólo un nombre, Etéocles, fue el que se conservó y finalmente aplicó a ambos príncipes. Según 2 Crónicas 13:20 (NVI), "Durante el reinado de Abías, Jeroboam no pudo recuperar su poderío." Este versículo implica que Jeroboam/Fineas (Panehesy) recuperó el poder algún tiempo después de la muerte de Abías (Smenkhara). Había sido Abías el que fue "derribado" después de un reinado de menos de tres años y el que se le negó el entierro acostumbrado para un faraón.t En la narración de los Reyes, el reinado de Jeroboam termina entre dos y tres años después del de Roboam. La muerte de Jeroboam el Viejo (Aanen) ocurrió aproximadamente entre dos y tres años después de la abdicación de Akhenaton en su año 17. Esto corresponde a la muerte de Aarón en el relato del Éxodo. Por otro lado, Panehesy, también conocido como Jeroboam el Joven, vivió para convertirse en Sumo Sacerdote durante el reinado de Ay. Además, su hijo Harsiese B le sucedería después como Sumo Sacerdote de Amón. El ataque en Tebas por parte de Panehesy/Príncipe Osorkon fue sangriento. En su inscripción de Karnak, el príncipe Osorkon dice que todos los sacerdotes "rebeldes" fueron literalmente sacrificados en el fuego de Amón en Karnak.1 También escribió que sería colocado en el trono de su "padre" Takelot (Ramsés). Por razones que serán esclarecidas en el Capítulo 25, existía una considerable enemistad entre Panehesy (Jeroboam) y Ay (Sisak). Panehesy era una vez más un pretendiente al trono libio. Sin embargo, dependía más de su suegro Ramsés que de su verdadero padre Ay para el codiciado nombramiento como faraón libio. Sólo después de que Ramsés accediera al gran trono habría una vacante en el trono libio que él ocuparía. La asunción del nombre libio Osorkon había sido una medida adicional tomada por Panehesy para declarar públicamente su posición como el siguiente en el orden de sucesión. Con la muerte de Ay, la "Alianza de los Generales" se hizo pedazos. Horemheb se evadió de cualquier obligación adicional hacia Ramsés. Además, la memoria de Ay fue desacreditada y su hijo Panehesy (el príncipe Osorkon) fue destituido como Sumo Sacerdote. Sólo habría espacio suficiente en Tebas para un Osorkon. Horemheb (Osorkon II) designó a su propio hombre Nimlot/Iuwelot como Sumo Sacerdote de Amón en el lugar de Panehesy. Nombró a otro hijo (?) Pedubastet como corregente en su parte del trono libio.u Sin embargo, no nombró a Ramsés ni a ningún otro príncipe como corregente en el gran trono egipcio, lo cual llevó a la reanudación de la guerra civil. Hay al menos algún indicio de que Ramsés ganó con el tiempo la mano más alta y obligó a Horemheb a nombrarle sucesor a finales de su reinado. No obstante, Ramsés se las arregló para tomar el trono tras la muerte de Horemheb de acuerdo con el antiguo tratado, y Panehesy fue entonces reincorporado como Sumo Sacerdote. Panehesy (el príncipe Osorkon) continuó registrando sus ofrendas a Amón en Karnak hasta el año 5 de Seti I,v momento en el cual presumiblemente murió y fue sucedido como Sumo Sacerdote por su hijo Harsiese B. Este Harsiese era lógicamente el hijo de Panehesy nacido de la hija de Ramsés, el cual le habría hecho una oferta aceptable. En medio de una intensa adversidad, el Fineas del Imperio Nuevo ganó para sí mismo el Sumo Sacerdocio de Amón. Más tarde se declaró que a través de él se reestablecía el "sacerdocio perpetuo" que antiguamente se le había otorgado al Panehesy del Imperio

Medio. El sacerdocio de este Fineas había sido anulado sólo dos generaciones después. Igualmente, es dudoso que un nieto de Panehesy le sucediera como Sumo Sacerdote de Amón. El sacerdocio hereditario por línea paterna del Fineas del Imperio Nuevo probablemente no sería más duradero que el sacerdocio antecedente del Imperio Medio. La anulación de la antigua promesa habría sido un precedente para cancelar la posterior. No obstante, también proporcionó una base para futuras restauraciones de la institución. Jeroboam (Panehesy) es convertido claramente en un villano en la narración de Reyes. Sin embargo, en medio de un pasaje que le denuncia con vehemencia hay una misteriosa interpolación: "He aquí que a la casa de David nacerá un hijo llamado Josías ..."w En el Capítulo 31 de este libro se demostrará que la institución de la autoridad sacerdotal se restauró por tercera vez en el Alto Egipto durante el reinado de Josías. La "profecía" insertada en la narración de Jeroboam proporciona un enlace crítico que vuelve a las circunstancias previas ocurridas en la época de Jeroboam. Aunque Jeroboam fue considerado "malo," el autor (o editor) de la narración de Reyes reconoce implícitamente que el cargo por el que luchó Jeroboam era de hecho "bueno." La introducción de un "sacerdocio perpetuo," es quizás el primer intento por lograr una "separación de la Iglesia y el Estado." Sin embargo, la herencia del Sumo Sacerdocio de padre a hijo era en la práctica una amenaza para la realeza. Representaba un sistema de "controles y equilibrios" que era fundamentalmente incompatible con la dinámica de la realeza. Era de suma importancia para el rey controlar de forma rigurosa la inmensa riqueza y propiedades de los numerosos templos. Tradicionalmente, el rey controlaba tanto la Iglesia como el Estado designando a sus hijos o a otros parientes varones de confianza como sacerdotes de los diversos templos, incluyendo especialmente el cargo de Sumo Sacerdote de Amón. Se sabe que Sheshonq I, el padre de Panehesy (el príncipe Osorkon) había declarado él mismo que un hijo no debía suceder a su padre como Sumo Sacerdote de Amón. Sin embargo, Sheshonq pudo después haber revocado esta decisión cuando tomó el gran trono de Egipto como el faraón Ay. Muchas generaciones después, los descendientes de estos sacerdotes y faraones del Imperio Nuevo se encontraron a sí mismos derrotados y exiliados. Los reyes de Persia les permitieron volver a su hogar ancestral, no al propio Egipto, sino a una "nueva" Jerusalén en la Palestina Central. Sin embargo, estaban obligados por juramento a servir y obedecer a los gobernantes de Persia que autorizaron este nuevo establecimiento. Para estos "judíos," la realeza directa fue estrictamente prohibida, sin embargo se les permitió construir un templo y gobernar la tierra como sacerdotes. En esta aptitud miraban al pasado, a su gran antepasado Fineas/Panehesy por inspiración y legitimidad. En el Libro de Esdras se proporciona la genealogía del sacerdote Esdras. Se extiende hacia atrás hasta el Fineas del Imperio Nuevo. En 1 Crónicas 6 se proporciona una versión alternativa de la genealogía en la que se insertan generaciones adicionales en un intento de alcanzar un tiempo aún más lejano, todo el camino hasta el Fineas del Imperio Medio (véase Tabla debajo). Esdras 7:1-5 Aarón Eleazar Fineas Abisúa 1 Crón. 6:3-14 1 Crón. 9:10-12 Sumos de Amón Aarón Eleazar Fineas Abisúa [Aanen] (1) [Ay] (2) Panehesy / Nesy Príncipe Osorkon Harsiese B / Sacerdotes

Buqui Uzi

Buqui Uzi

Malquías

Nebneteru / ¿Takelot F? Nebwennef Osorkon III (3) / Wennofer Takelot (¿futuro Takelot III?) G

Zeraías/Azarías Zeraías/Azarías

Meraiot

Meraiot

Meraiot /Pasur

Paser II (4) Bakenkhonsu Roma-Roy (5)

(6) Azarías Azarías [Harim] (7) Haremakhet / Osorkon F / Usermaatra-nakht / ¿Rameses-nakht? Amenhotep / "Ourmai hijo de Khevi" (9) Herihor-Siamon Harkhebi (Khevi) Piankh-Sematawy Pinudjem I Masharta (10) Djedkhonsuefankh Hilcías Azarías Seraías Esdras Hilcías Azarías Seraías Hilcías Menkheperra Exilio Regreso Azarías / Jezera ¿"Osorkon el Viejo"?

[Urías] (8) Amarías Ahitob Amarías Ahitob Imer Ahitob

Sadoc Salum

Sadoc Salum

Sadoc Mesulam [Maasías]

1. Aanen era el Primer Profeta (El Más Grande de los Videntes) de Ra, pero sólo el Segundo Sacerdote/Profeta de Amón 2. Ay era Sumo Sacerdote de Minh en Akhmin 3. Tras la muerte de Seti, Ramsés II eligió a Nebwennef como Sumo Sacerdote de Amón. Sin embargo, este nombramiento fue realizado en secreto y Nebwennef se instaló en su cargo en Abidos, en vez de la Karnak de Tebas. Esto indica que otro príncipe, a saber Osorkon (Azarías), ya tenía el control del Templo de Karnak y presidía como Sumo Sacerdote de Amón en Karnak. Tampoco está claro si el Sumo Sacerdocio de Amón fue más tarde reconsolidado en el reinado de Ramsés II, o si un Sumo Sacerdote "libio" separado retuvo el control del Templo de Karnak. 4. Paser I era un hijo y el segundo heredero visible de Ramsés II. Es posible que él también sirviera como Sumo Sacerdote y fuera la misma persona que el Sumo Sacerdote Paser (Paser II). Un tercer Paser fue Alcalde de Tebas en el reinado de Ramsés IX. 5. Bakenkhonsu quizás sea la misma persona que el futuro faraón Bakenrenef (Bochoris). Su "hermano" Roma-Roy le siguió como Sumo Sacerdote. Sin embargo, no se sabe si estos sacerdotes tenían autoridad en Karnak, Tebas. 6. 1 Crón. 6:3-14 inserta a seis sumos sacerdotes entre Meraiot y Amarías. Estos sacerdotes pertenecen al principio del Imperio Nuevo:

Amarías Ahitob (sacerdote de David)

¿Hapuseneb? ¿Menkheperresonb?

Sadoc (sacerdote de David) Ahimaas Azarías Johanán

¿Meri?, ¿Amenemhet? ¿Ptahmose? ¿Meriptah? ¿Hapuseneb?

7. Parece probable que Haremakhet (Harim) y Osorkon F (Azarías) fueran el mismo Sumo Sacerdote. Se cree que el cargo excepcionalmente largo de Haremakhet se extendió a lo largo de los reinados de Shabaka (Acaz), Shebitku (Ezequías) y Taharqa (Manasés), pero puede que no fueran completamente seguidos. 8. Urías es denominado como un sacerdote principal en un momento tardío del reinado de Acaz. 9. Amenhotep (Amarías) fue "suprimido" a la fuerza como Sumo Sacerdote en el año 9 de Ramsés XI. Con el tiempo fue sustituido en el año 18 de Ramsés XI por el ilustre hombre de estado Herihor-Siamon, el cual pudo haber sido el padre de Amenhotep. 10. Pinudjem I parece que compartió el cargo de Sumo Sacerdote con Masaharta. Sin embargo, Masaharta fue removido de su cargo tras la muerte de Pinudjem. Fue sustituido durante poco tiempo por Djedkhonsuefankh, el cual o murió o claudicó ante Menkheperra (Hilcías).

a. Merit-Atón era la hija mayor de Nefertiti engendrada por Akhenaton. b. El origen del apodo de Abías es incierto. Quizás Smenkhara era aficionado a la navegación cuando era un joven príncipe en Tebas, la cual era como su ciudad hermana de Grecia, una ciudad con muchos barcos. De forma alternativa, la variante Abiam podría relacionar a Smenkhara con su arquetipo Samsu-iluna, que luchó para controlar a los pueblos "del Mar" del sur de Mesopotamia. c. Semaías probablemente es un epíteto de Aanen (Sem III). d. Quizás el Fineas arquetípico ganó su corona matando al gran rey Zimri-Lim de Mari. Al final del reinado de Hammurabi (Moisés I), la ciudad de Zimri-Lim fue atacada y su opulento palacio destruido. En el reinado de Akhenaton (Moisés II), una de las Cartas de Amarna menciona el asesinato de Zimredda príncipe de Laquis. e. Véase comentario en el Capítulo 11 de este libro. f. Véanse Capítulos 15-22. g. Yuya compartió muchos títulos y epítetos con su hijo legal Ay. En un sentido bíblico, uno de estos epítetos parece ser Nabat, que significa "estimación, respeto, favor." En este contexto, Nabat quizás pueda ser considerado como una forma variante/acortada de la palabra hebrea nabaioth/nebajoth, que significa "fertilidad." Yuya (José) fue llamado la "vid fructífera." Ay fue llamado Efraín, "doblemente fructífero." Primero, Yuya (José) fue favorecido sobre sus hermanos. Después, Ay (Efraín) fue favorecido sobre Aanen (Manasés). A Yuya se le concedieron insignias de honor (Gén 41:42). Era la gratificación por aceptar la posición de segundo en el mando. Yuya era segundo a su hermano Thutmosis IV (Judá) sólo en el gran trono de Egipto. Asimismo, la realeza de Ay se convirtió en segunda sólo a la de Amenhotep III. h. Por transposición de sílabas, Séfora (heb. Ziporah) es el mismo nombre que el de la viuda Zerefat/Sarepta (heb. Zerephath "refinamiento") de Sidón (1 Reyes 17:7-24). Compárese Zerúa y el nombre de una mujer regia más antigua, Sarvia, (heb. Zeruiah), la madre de Joab (2 Sam. 8:16). i. Las raíces griegas Pan y Poli son a grandes rasgos sinónimas. j. La raíz hebrea Jerob/Jerib significa "contender, luchar." k. Robert Graves, The Greek Myths, p 377, 106.b l. La base para esta combinación en el recuerdo griego será explorada en los Capítulos 25-27. m. Dudley Fits y Robert Fitzgerald, Sophocles: The Oedipus Cycle, p 104-5. n. Números 31:1-2, 6 (RV) o. Ian Shaw, The Oxford History of Ancient Egypt, p 190. p. Para la identificación de Yasmah-Adad con Balaam, véase Capítulo 27. q. Para el papel de Tutankhamon como el Balaam del Imperio Nuevo, véase Capítulo 16 de este libro. r. Sófocles, Esquilo y Eurípides. s. Véase Capítulo 26 de este libro para una discusión de esta combinación.

t. Éste será el tema del capítulo siguiente de este libro. u. Pedubastet puede tener de la línea masculina de Thutmosis IV (Judá) a través de Ay. v. En el Capítulo 21 se demostró que Sheshonq III era el nombre "libio" de Seti I, y que Seti se convirtió en el faraón de todo Egipto en el año 24 de su realeza libia. w. 1 Reyes 13:2 (RV)

Notas del Traductor: * "Seaman S'menkhare" en el original, con un juego de palabras entre Seaman (marino) y Smen[khara]. ** "The Fog of Phinehas" en el original, con un juego de palabras que hace alusión al personaje de Phileas Fogg creado por Julio Verne. Aunque se trate sólo de una coincidencia, el autor utiliza este juego para ilustrar la confusión asociada a la persona histórica de Panehesy en el Periodo de Amarna.

Nota 1: La Biblia le atribuye a Harsiese A (Joás) un reinado de 40 años, sin embargo habría sido más cercano a los cuatro. Hay una combinación en la narración de los Reyes entre Harsiese (Joás/Joash) y Sheshonq III (Joás/Jehoash). Fue Sheshonq III el que gobernó como faraón libio durante literalmente 40 años. Los últimos 16 años fue también faraón de todo Egipto. La combinación entre Harsiese A y Sheshonq II posiblemente incluía también a Harsiese B. Por ejemplo, no está claro cuál de los tres reyes llamados Joás (Sheshonq III, Harsiese A o Harsiese B) fue el que mató a Zacarías hijo de Joiada (Iuwelot).

Capítulo 25
"No Soy Mejor que Mis Padres"
(Smenkhara, Amado de Akhenaton)

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en Torá Jacob-Israel la Nombres en Reyes/Crónicas Salomón compuesto Nombres Griegos Nombres Egipcios Dakos Amenhotep Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón II

Lía Ahías, Ginat (esposa de Jacob) Raquel Atara (esposa de Jacob) De Raquel, dos hijos 1) José Abisalom, (Reuel/Amram) Nabat I Uriel, Omri Layo, Minos

Yuya, Imram

Irhuleni

Asenat Manasés (Aarón)

(esposa "egipcia" de José) Jeroboam (el Amón, "Gobernador Ciudad" Amarías Asa/Saúl, Sisak, Jerimot, Nabat II Viejo) (Kith-)Airon de la

Tuya Aanen, Mery-Ra Amon-appa/ Amarnappa I

Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Jocabed (Séfora) Siloh Moisés (Balac) Eliezer Gersón/Josué (Balaam) 2) Benjamín

Naama, Maaca, Jezabel, Atalía, Zerefat/Sarepta Salomón, Et-Baal Polibo/Polibio Amenhotep III Roboam, Nimsi Edipo, Hermao Amenhotep (hijo de Naama y Abisalom) Faetón Akhenaton Elías, Abías, Abiam Etéocles (A),Elías Smenkhara Eliseo, Atai Etéocles (B) Tutankhamon Aakheprura

Ay, Sheshonq I Lab'ayu, Ayyab Addaya, Rib-Addi Abihail Jocasta, Meropea Tiye, Señora de Gubla, Yzebel Zerúa Eurídice

Acab Asoqueo, Creón

IV

De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Rubén 2) Simeón 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Miriam Fineas II Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Asa/Saúl, Sisak, Acab Asoqueo, Creón Nabat II, Jerimot (hijo natural de Judá) Mahalat hija de Jerimot ¿Euriganea? Jeroboam hijo de Nabat (II) Polinice Jeroboam (el Joven) Josafat (hijo de Asa y Azuba) Ocozías hijo de Acab Joram/Yachas hijo de Acab Silki/Silhi Osokor Uziel, Musi Webensenu, Neby Siamon Khaemwast Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem Ay, Sheshonq I Ayyab, Rib-Addi Lab'ayu, Addayu Nefertiti Panehesy, Nesy Príncipe Osorkon Mesh el Rebelde Iuput A, Ia (hijo de Sheshonq I) Takelot I, Tagi Osorkon Mut-Baal, Matinu-bal'u Harsiese A Pedubastet I I Pawura IV A

Joás hijo de Ocozías Amasías

Durante Toda la Vida de Abías
En las Cartas de Amarna, Rib-Addi (Ay) se queja constantemente a Akhenaton de un enemigo al que se refiere como Apiru [sa-gaz-Mesh] o Hapiru [amelut-gaz-Mesh]. "En las traducciones de las cartas de el-Amarna nos encontramos con sa-gaz-Mesh puesto como 'pueblo-sa-gaz.' Poniendo estas palabras en español, sa-gaz, que también puede leerse ideográficamente como 'habutu,' se traduce como 'saqueadores' o 'asesinos' o 'bandidos rebeldes.' Mesh se entiende como el sufijo del plural. Se encuentra puntualmente en las cartas, siempre en relación con rebeldes saqueadores. A veces los salteadores intrusos son llamados amelut sa-gaz-Mesh, siendo amelut los hombres o el pueblo; a

veces el texto habla de gaz-Mesh como una persona única, y los traductores de nuevo descuidan 'Mesh' y traducen como 'ladrón.' 'Él toma tus ciudades, amel-gaz-Mesh, ese perro,' y las palabras se ponen como 'el hombre gaz,' siendo Mesh obviado. Pero el texto habla en estos casos de una persona a sola, y por consiguiente Mesh no puede ser aquí el sufijo para el plural." Las actividades de los Apiru tienen todas las características de un levantamiento popular, y parece ser obra de una milicia israelita. Está claro por las Cartas de Amarna que su dirigente, Mesh, es un príncipe de la familia real inmediata que ha ido por el mal camino. En la Carta de Amarna EA 67, RibAddi califica a Mesh de "perro fugitivo." El alborotador más importante para Roboam (Akhenaton) durante su corregencia con Abías (Smenkhara) era Jeroboam (Panehesy) rey de Israel. Por asociación, Mesh corresponde lógicamente a Jeroboam (Panehesy), de cual se nos dice que b continuaba en guerra con Roboam "durante toda la vida de Abías." Una connotación de la palabra c d Mesh es "Serpiente." En la Torá, Jeroboam (Panehesy) es llamado Fineas, "Boca de la Serpiente." En otros dialectos, Mesh connota en cambio "León." El padre de Panehesy era Ay, conocido en sus días jóvenes como el "Hombre-León" Labayu. La reina Tiye, la madre de Panehesy, le escribe a e Akhenaton una carta de Amarna bajo el seudónimo de NIN-UR.MAH.MES, traducido como "la Señora f de los Leones." Más libremente, este nombre se convierte en "Reina de los Leones de Judá." Cuando Salomón murió, Roboam fue a Siquem para ser confirmado como rey de Israel, pero fue rechazado allí. 1 Reyes 12:20-25 (BJ) dice: "Cuando todo Israel supo que Jeroboam había vuelto, enviaron a llamarle a la asamblea y le hicieron rey sobre todo Israel … Jeroboam fortificó Siquem… y habitó en ella." Antes de este suceso, Ay/Sheshonq/Labayu había sido rey en Siquem. Aunque Ay estaba de acuerdo en respetar la sucesión de Akhenaton, también era compasivo con su hijo Panehesy. Su candidatura para el gran trono de Egipto había sido denegada, pero a Panehesy evidentemente se le permitió convertirse en rey en Siquem como un consuelo. Esta decisión también fue apoyada por los hijos menores de Ay, e incluso por su gran rival Milkilu. Sin embargo, fue criticada después por su hijo mayor, el cual escribió a Akhenaton: "¿Estamos actuando g como Labayu cuando les entregó la tierra de Sakmu [Siquem] a los Hapiru [amelut-gaz-Mesh]?" h Aunque Puti-Heba (Iuput) se refiere a su padre Labayu en pasado, la implicación de Labayu en la transferencia del control de Siquem a Mesh y a los Apiru es una fuerte indicio de que Labayu no murió literalmente en el año 5 de Akhenaton (año 32 de Amenhotep III), sino que todavía estaba vivo durante y después del año 12 de Akhenaton. El uso del nombre difunto de Labayu en EA 287 y EA 289 fue quizás un desliz o un insulto por parte de Abdi-Heba (Iuput), el cual también llamaba a Ay por el epíteto más al día de Addaya en las mismas cartas. Iuput estaba intentando muy arduamente asegurarle a Akhenaton que él no estaba respetando a su padre natural Ay por encima de él. Aproximadamente tres años después de la muerte de Amenhotep III, Akhenaton designó a Smenkhara, su hijo mayor nacido de la reina Tiye, como su sucesor. Smenkhara gobernó como corregente durante dos años completos como mucho, y parte del tercer año después de la caída de Akhenaton. Su mismo reinado llegó bruscamente a su final aproximadamente tres meses después del final del reinado de Akhenaton. En la Biblia, la batalla con Jeroboam (Panehesy) es el primer y único suceso relacionado con el reinado de Abías (Smenkhara). Después de su incompetente carrera de obediencia al "Señor" y la decisiva victoria sobre Jeroboam que le concedió "el Señor," uno podría esperar grandes cosas del i nuevo rey. Sin embargo, no se registra nada más que el "Señor le derribó." Cuando Smenkhara fue nombrado corregente en el año 15 de Akhenaton, Ay evidentemente respetó también esta elección. Tres ciudades pertenecientes a Panehesy le fueron arrebatadas y entregadas a Smenkhara. Sin embargo, esto fortaleció la resolución de Panehesy y su fuerza combatiente israelita. Durante este tiempo, el enaltecido príncipe Panehesy (Jeroboam) no sólo había rechazado la autoridad de Akhenaton (Roboam) y de Smenkhara (Abías), sino también la de su padre y antiguo protector, Ay (Sisak). Anteriormente Ay se había aprovechado de los Apiru para sus propios propósitos. En sus días j como el gobernante libio Labayu, Ay capturó la ciudad de Meguido con su ayuda, pero cuando Panehesy se volvió contra Ay y se convirtió en "Mesh el Rebelde," los Apiru se volvieron contra Ay y se pusieron de su parte. Ay había rechazado a Panehesy, su hijo mayor nacido de la reina Tiye, a favor de Akhenaton. Ay por consiguiente esperaba, e incluso exigía, ¡que Akhenaton le apoyara en su lucha contra la rebelión de k Panehesy! El hecho de que Ay fuera tan inflexible sobre este asunto indica que sentía que Akhenaton le debía obediencia. Sin embargo, Akhenaton tenía poca o ninguna compasión por la difícil situación de Ay. Más bien se habría regocijado con ello. Akhenaton utilizó la estrategia de su modelo Hammurabi permaneciendo neutral cuando muchos poderosos príncipes de su propia época luchaban entre sí y se debilitaban.

Muy Celoso con el Señor

En las cartas de Amarna, es "Mesh el Rebelde" el que continuamente acosa a Acab (Ay/Rib-Addi). Sin embargo, en la narración de Reyes, el Señor (Akhenaton) envía al profeta Elías para poner a Acab en su sitio. Como en el caso de Ay y la reina Tiye, Smenkhara también tiene dos recuerdos regionales muy distintos en la narración bíblica de Reyes. En Judá, Ay y Tiye eran conocidos como Asa y Atalía. En Israel eran Acab y Jezabel. En Judá, Smenkhara fue recordado como el rey Abías, pero en Israel era el profeta Elías. Abías representa el recuerdo de Smenkhara como rey en la capital egipcia. Elías es el recuerdo de Smenkhara como el portavoz (profeta) y representante (corregente) de su padre Akhenaton en sus territorios. Como Abías de Judá, Elías de Israel ostentó el cargo durante al menos tres años completos. En 1 Reyes 17:1, Elías aparece en la narración de forma repentina. No se nos da el linaje de Elías. En cambio es presentado simplemente como "Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad." El hebreo Tisba es una forma bíblica de Tebas. La ciudad natal de Elías es nombraba además como Tisba de Galaad, o "tisbita de los moradores." El nombre de Galaad significa "lugar principal de l monumentos." Esta Galaad se refiere a lugar de Tebas, en el Alto Egipto. No había en ninguna otra parte del mundo antiguo una localidad con más monumentos. Aunque fue considerado un profeta de Israel, el lugar de nacimiento de Elías fue conocido como Tebas, en la Galaad de Judá, en Egipto. Abías de Judá también es llamado a veces Abiam ("Marino"). Como la ciudad hermana de Grecia, la Tebas de Egipto era también una "ciudad con muchos barcos." Sin embargo, el nombre griego de Tebas (y por consiguiente, el hebreo Tisba) generalmente se cree que procede del semítico teba, que m significa "arca." De forma alternativa, podría proceder originalmente de una palabra egipcia utilizada para designar al Templo de Karnak situado en Waset/Tebas, (Ta-)Ipet-Isut, traducido diversamente como "(El) Lugar Más Estimado" o también como "(El) Más Selecto de los Lugares." Michael Astour escribe, "… Este nombre [Tebas], según V. Berard, 'que no tiene nada de griego, pertenece a las onomásticas de la Escritura: Tisba, LXX Thisba.' Más precisamente, esta localidad sólo aparece en el n gentilicio de Elías hat-Tisbi …" Una variante de este nombre de lugar, Tisba, se encuentra también o en el Libro de los Jueces, la Tebes de Abimelec (Thutmosis I). A diferencia de Tutankhamon, a Smenkhara no se le proporcionó una tumba en Akhet-Atón. Un extraño retrato del niño Smenkhara en Akhet-Atón le muestra siendo acariciado con cariño por Akhenaton. Este mural ha desconcertado a egiptólogos y otros investigadores porque generalmente no se considera que haya sido el hijo de Akhenaton. Su retorno a Akhet-Atón como adolescente no fue puramente una visita familiar, sino que tenía propósitos dinásticos. Smenkhara y Meritaton, la hija mayor de Akhenaton y Nefertiti, son retratados juntos a partir del año 14 de Akhenaton. Hacia el año 15 de Akhenaton, Smenkhara fue proclamado corregente de su padre, lo que indica que él y Meritaton habían engendrado a un hijo. El reinado de tres años de Smenkhara (Abías) que siguió corresponde a los años 15-17 de Akhenaton (Roboam).

"Ahora lo Sé"p
Después de proclamar con osadía a Acab que no habría "rocío ni lluvia en los próximos años, hasta q que yo lo ordene," "el Señor" le ordena inmediatamente a Elías irse y "esconderse." Elías primero busca refugio en un barranco en donde es alimentado por "cuervos." A continuación se convierte en el inquilino de una viuda llamada Sarepta ("refinamiento") de Sidón. Sarepta representa sólo una de las pocas reminiscencias positivas o neutrales de la reina Tiye. Sarepta (Zarephath) es una transposición (metátesis) de Séfora (Zipporah), el nombre de Tiye utilizado en el Libro del Éxodo. La viuda Sarepta tiene un hijo joven, que corresponde a Tutankhamon, el hermano menor de Smenkhara. Mientras Elías está en la casa de esta señora, las provisiones de alimentos eran suministradas de forma milagrosa. Sin embargo, cuando el pequeño muchacho se pone enfermo y se le para la respiración, la señora r bruscamente le acusa a Elías de recordarle su pecado. (Smenkhara y Tutankhamon eran ambos fruto del incesto entre madre, Tiye, e hijo, Akhenaton.) Elías serenamente toma al niño (su hermano), lo lleva a un cuarto superior, y le aplica la reanimación boca a boca. Después de realizar esta maravilla, Elías es entonces efusivamente alabado por Sarepta como un "hombre de Dios." Se dice que el episodio siguiente en el que está involucrado Elías ocurrió "pasados muchos días" y "en s el tercer año" de intensa sequía. "El Señor" (Akhenaton) le ordena a Elías salir de su escondite y enfrentarse a Acab una vez más. Elías le pide Acab: "Envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de t Asera, que comen de la mesa de Jezabel." Una vez reunidos, Elías demuestra que el poder de fuego del "Señor" (Akhenaton) es superior. Esto se convierte en la justificación para, en pocas palabras, ejecutar a todos los profetas de Baal y de Asera. Las armas del sol estaban a la orden del día. La Biblia u registra su utilización para la intimidación y en la demostración de la autoridad divina. Elías lo utiliza en esta situación en un intento para convencer al pueblo de que debe seguir a su padre y regente "el v Señor" (Akhenaton), y que "ése sea Dios" en vez del rey-Baal Acab.

A continuación, Elías hace llegar a una gran lluvia. Demuestra entonces su destreza física corriendo todo el camino hasta llegar ante su madre Jezabel, en Jezreel. Acab viaja en carro y se retrasa por el barro. Aunque Elías llega antes que Acab, es Acab el que recibe una audiencia con la reina. En vez de estar contenta con Elías, Jezabel amenaza con estas palabras: "Así me hagan los dioses, y aun me w añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos." Esto es, ella intenta matar a Elías así como él había matado a los 450 profetas de Baal y a los 400 profetas de Asera que comían de su mesa. La mujer que no hacía mucho tiempo le había aclamado como un x verdadero profeta, ahora clamaba contra él una vez más. Sabemos que fue Tiye quien aseguró la sucesión de Akhenaton. Sorprende un poco averiguar que también fue Tiye, posiblemente incluso más que Akhenaton, la que promulgó la supresión total de Amón. Además, Tiye en Israel es descrita en la Biblia como la protectora de los profetas de Baal y Asera, y no como una defensora del Atón. Esta narración pide que se pregunte: ¿Por qué Smenkhara corrió para decirle a su madre Tiye que había matado a todos sus profetas, una significante fuente del poder de ella? ¿Sentía él la necesidad de justificar su acción? ¿Akhenaton o un ministro de Akhenaton le había dicho falsamente a Smenkhara que Tiye (Jezabel) quería que los profetas de Baal y Asera fueran ejecutados? ¿Pensaba él que su persecución de Amón era cosa del pasado, y que en cambio ella estaba lista para limpiar los cultos de Baal y Asera? ¿Le habían dicho a Smenkhara que sus padres habían arreglado su matrimonio y que estaban juntos otra vez? Si a Smenkhara le hubieran dado la oportunidad de hablar con Tiye, ¿qué le habría dicho? Nunca lo sabremos, y quizás por entonces no tenía importancia. Ya se había puesto en marcha un plan para destituir a Akhenaton. Después del atentado contra su propia vida realizado por Jehú, Tiye estuvo de acuerdo en que Akhenaton debía irse. El activo papel que tomó Smenkhara matando a sus sacerdotes hizo que ella decidiera destituirlo también.

Por el Humo se sabe dónde está el Fuego
El regreso de la lluvia era ciertamente un motivo de alegría. También debió de considerarse como una señal de que el tiempo de la tribulación y la poda estaba encima. Cuando Akhenaton escribió a Aziru (Hazael), no había decepcionado en su furor contra las tierras. Smenkhara había representado un papel principal. Los enemigos de su padre había sido derrotados. Smenkhara había completado su misión con honor en vez de con desgracia. La paz renovada y la prosperidad tenía que seguir. Sólo había un problema. La reina Tiye había sido amenazada y transfirió su lealtad desde Akhenaton de vuelta hacia Ay. Las lluvias torrenciales que Elías hizo llegar le dieron a Acab el combustible adicional para su propio fuego. Era la confirmación para Ay de que había llegado el momento para el "Éxodo" de Akhenaton. La nueva confianza encontrada en Elías desaparece cuando se entera del enfado de Jezabel. Huye lleno de miedo al desierto, cerca de Beerseba, y desea morir. Elías acababa de matar a cientos de hombres sólo para averiguar que se le había tendido una trampa. Jezabel no estaba contenta con él o con su padre. Elías había sido engañado y utilizado. De mala manera, el joven príncipe tenía la necesidad de sentirse seguro. Beerseba había sido el lugar en donde los príncipes rivales de comienzos de la XVIII Dinastía resolvían sus asuntos. En los alrededores de Beerseba, Smenkhara es alcanzado por un "ángel," esto es, un príncipe o ministro de un rey. Este ángel le obliga a Elías, probablemente con la promesa de una alianza, a seguir un viaje agotador de 40 días hacia "Horeb, el monte de Dios." Cuando Smenkhara dejó Beerseba, Akhenaton posiblemente ya había sido destituido. Se nos dice que y pasaron dos meses (60 días) entre la huida de Akhenaton y su llegada al Monte Sinaí. Su familia se unió a él poco tiempo antes de alcanzar el Sinaí. La llegada de Elías a Horeb es un sincronismo con la llegada de Séfora (Sarepta/Jezabel) y sus hijos Gersón (Eliseo) y Eliezer (Elías) al Monte Sinaí bajo la z compañía de Jetro. Se nos dice que Moisés anteriormente los "envió lejos" y que habían sido recibidos en la residencia de Jetro. No hay ningún registro de Tiye en Akhet-Atón después del año 14 de Akhenaton. Esto indica que Tiye y Smenkhara dejaron Akhet-Atón hacia el año 15. Pero ahora ella y sus hijos han vuelto. Moisés besa a su suegro, ¡pero no llega a saludar a su propia esposa e hijos! Esto pudo haber sido un encuentro alegre para Hammurabi durante el Éxodo del Imperio Medio, pero era extremadamente doloroso para Akhenaton. En la narración de Reyes, Elías está en el Monte Horeb. Cuando espera a que el Señor le hable, hay un poderoso viento, un terremoto y un fuego. Finalmente, el Señor (Akhenaton) pregunta "¿Qué haces aquí, Elías?" Se suponía que Elías estaba oculto. El comprensiblemente paranoico Elías responde, "los aa hijos de Israel han dejado tu pacto ... y me buscan para quitarme la vida." Se le dice a Elías que vuelva como ha venido y que encuentre refugio en el desierto de Damasco. Le pudo haber aconsejado que corriera por su vida, pero no lo hizo o no pudo hacerlo. Smenkhara no dejaría vivo el Monte Sinaí. Esta misma reunión entre el Señor (Akhenaton-Moisés) y Elías (Smenkhara-Eliezer) también está descrita en el Libro del Éxodo, sin embargo los papeles están invertidos. Elías es el Señor de la ab correspondiente narración del Éxodo. En el relato del Éxodo, Moisés (Akhenaton) huye al Monte Sinaí

(Horeb). Se convirtió una vez más en un "ser transfigurado," esto es, un Osiris viviente. Una vez allí ad recibe las órdenes de un "Señor" muy nervioso que insiste en la máxima seguridad. Nadie debe acercarse a la montaña. Después de tres días "vinieron truenos y relámpagos, y espesa nube sobre el monte ... Jehová había descendido sobre él en fuego; y el humo subía como el humo de un horno, y ae todo el monte se estremecía en gran manera."

ac

El Monte de la Transfiguración
Después de intimidar completamente al pueblo, el Señor le invita a Moisés a subir dentro de la oscura y af resplandeciente nube de humo que cubría la cumbre del monte. Moisés toma a Josué con él y permanecen con el Señor durante cuarenta días y noches. En los Evangelios, Jesús (la forma griega de Josué) también tiene un encuentro místico en la cima de un monte con Moisés y Elías, el cual es ag llamado "El Monte de la Transfiguración." En la traducción del Nuevo Testamento es Jesús, en lugar de Moisés o Elías, el que se "transfigura." Una voz declara que Jesús es el hijo amado y preferido. Jesús les dice entonces a sus discípulos que Elías ya había venido y había sido rechazado. Este pasaje refleja la historia anterior en la que Tiye rechazó a sus hijos Akhenaton (Moisés) y Smenkhara (Elías) y proclamó la selección de su hijo menor Tutankhamon (Josué/Jesús) como el siguiente rey. En el monte, Smenkhara tenía buenos motivos para temer miedo. Aunque sólo era un adolescente, sabía que la historia familiar más temprana imponía su fallecimiento. ¡Es digno de admirar que Elías estuviera del todo dispuesto a bajar del monte! Abías es descrito como un rey luchador. Sin embargo, Elías aparece más bien como un joven asustado. ¿Qué podría causar tal dramática transformación? ¿Y por qué debía ser este tebano temeroso de Dios "derribado por el Señor"? De forma audaz, Abías (Smenkhara) mantuvo su tierra ante Jeroboam (Panehesy). Sin embargo fue incapaz de defenderse ante una amenaza de muerte emitida por su propia madre. ¡La mujer que lo había traído al mundo se comprometió a sacarlo de él! La partida del Éxodo llegó al Monte Sinaí dos meses después de huir Egipto, y permaneció allí muchos meses. Sin embargo, Smenkhara sólo sobreviviría durante aproximadamente tres meses después de la abdicación de Akhenaton. Moisés y Josué/Jesús sobrevivieron a la transfiguradora experiencia del Éxodo. Elías no lo hizo. Cuando los tres bajaron del monte había cantos y bailes en el campamento. Aarón había hecho un becerro de oro para el pueblo, un símbolo del culto de Baal y de la reina Tiye (Jezabel). El Señor (Elías) está naturalmente disgustado por encontrar que el pueblo haya revertido tan rápidamente (desde el Atonismo) a la idolatría. Quiere destruir al pueblo, pero Moisés le disuade. Pero entonces, de ningún modo en consonancia, Moisés destruye de repente en un ataque de ira las tablas que contienen la ley contra la idolatría. La reina Tiye, adoradora de Baal, no se habría disgustado por la fabricación de un becerro de oro. De hecho, ella muy bien pudo haberlo ordenado. Ella estaba enfadada por algo más. Aunque Akhenaton fue destituido, los que eran leales a Smenkhara, incluso al mismo Akhenaton, se prepararon para confirmar su sucesión. Tiye no. Había jurado darle muerte y había elegido ese momento para cumplir su palabra. La narración de Elías indica que Smenkhara consideró que él mismo obedecía completamente a la voluntad de Akhenaton. Sin embargo, su madre, la reina Tiye, obviamente sentía ah que él no le había mostrado el respeto apropiado hacia ella. El pecado de Smenkhara no estaba en su disposición para rebelarse, sino que él representó su parte demasiado bien. Smenkhara era un hijo que se convirtió en un espía en una desagradable batalla entre sus padres. Ni padre ni hijo saldrían ganadores. Tiye, como la diosa Hathor, se volvió sanguinaria. Exigió dar muerte al pueblo rebelde, y que Akhenaton cumpliera el papel del celoso dios Ra ejecutando a su propio hijo. En contra de su voluntad, Akhenaton levantó la espada para escuchar la llamada de un tipo diferente de Señor, la reina Tiye. Después de caer "en su hijo y en su hermano," un afligido Moisés pide ver la "gloria" de Dios. La palabra hebrea traducida como gloria se refiere figuradamente a los órganos genitales. AkhenatonMoisés y la reina Tiye eran los padres de cuatro hijos. Uno estaba ahora muerto. En este pasaje, Moisés (Akhenaton) está proponiendo que tengan otro hijo para sustituir a Elías (Smenkhara). Sin embargo, "el Señor" se niega. Akhenaton quizás fue declarado inocente de tener relaciones conyugales con Tiye. Ella no podía condenarle sin condenarse a sí misma. Sin embargo, Tiye declaró a Akhenaton responsable de volver a Smenkhara contra ella, y por el atentado contra su propia vida. No había esperanza de conciliación matrimonial después de esto. Tiye le sólo le revela a Akhenaton su 1 espalda, y únicamente como señal de desaprobación e incluso de ira asesina. Tiye tampoco muestra ningún remordimiento por su hijo Smenkhara. "El Señor" (Tiye) dice: "Al que ak pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro." Por condenar a su madre, a Smenkhara se le denegó un entierro apropiado para un rey de este periodo. Después de servir a todos excepto a ella, nadie le respetó, aparte de su esposa Ankhesenamon. Fue la voluntariosa Ankhesenamon (la Antígona griega) la que se esforzó por proporcionarle a Smenkhara un exiguo entierro regio en el Valle de los Reyes,
ai aj

desafiando a su abuela Tiye. Además, ella puso su cuerpo en la tumba de la reina Tiye (KV 55), posiblemente por necesidad, pero probablemente por despecho. a. Immanuel Velikovsky, Ages in Chaos, pp 270-1. (Citando EA 68 y EA 91) b. 1 Reyes 15:6 (NVI) c. Véase Capítulo 4, Nota 8.

al

d. Véanse Capítulos 23 y 24. e. Compárese este seudónimo con uno de los epítetos bíblicos de Tiye, Naama, "Amabilidad." f. Traducción del nombre de NIN-UR.MAH.MES en W. Moran, The Amarna Letters. Esta señora ha sido identificada como la Reina Madre. Véase Moran, p 318, nota 1 (EA 273 y 274)

g. EA 289, traducción de W. Moran, The Amarna Letters. h. Al igual que en EA 289, en donde están implicados Milkilu y los "hijos de Labayu." i. j. k. l. Como se discutió en el capítulo anterior, Jeroboam continuaba en guerra con Roboam a lo largo del reinado de Abías. Jeroboam se recuperó con el tiempo. Roboam y Abías no. Véase EA 243 y 246. Compárese también EA 287. Véase EA 90 y 91. Galaad, heb. Gilead (1568/1569) "cabeza del testimonio."

m. Martin Bernal, Black Athena, Vol II, p 475. Véase también Capítulo 4, Nota 2. n. Michael Astour, Hellenosemitica, p 215 (j). o. Jueces 9:53. Para una discusión véase el Capítulo 12 de esta obra. p. 1 Reyes 17:24 (NVI) q. 1 Reyes 17:1 (NVI) r. s. t. v. x. y. z. 1 Reyes 17:18 1 Reyes 18:1 (RV) 1 Reyes 18:19 (RV) 1 Reyes 18:24 (RV) 1 Reyes 17:24 Éxodo 19:1, compárese también Éxodo 16:1 Éxodo 18:2-6

u. Éxodo 19:16-24; 20:18-21, 1 Reyes 18:22-38, y 2 Reyes 1:9-14 w. 1 Reyes 19:2 (RV)

aa. 1 Reyes 19:13-14 (RV) bb. Elías, el nombre griego de Elías (heb. Elijah, ambos nombres se escriben igual en español), era un epíteto de Zeus, el dios del trueno, del relámpago y de las nubes que cubrían la montaña. cc. Akhenaton estaba emulando al dios Ra, que también había huido cuando fue acusado de asesinato. dd. Éxodo 19:12; 24:1-2,13-14 ee. Éxodo 19:16-18 (RV) ff. Éxodo 20:18-21; 24:12-18 gg. Mateo 17:1-13; Marcos 9:2-13; Lucas 9:28-35 hh. En las Leyes de Moisés, un hijo debe morir por apostasía o desobediencia a sus padres. Det. 21:18-21; 13:6-11 ii. jj. Éxodo 32:29 (RV). Smenkhara era hijo y hermano de Akhenaton. También era su "hermano, compañero y vecino" en el culto del Atón. Éxodo 33:18

kk. Éxodo 32:33 ll. En el libro Oedipus and Akhenaten, Velikovsky proponía que había sido Meritaton. Sin embargo, Meritaton o murió o desertó antes del final del reinado de Smenkhara, y su hermana menor Ankhesenamon se convirtió en consorte en su lugar.

Nota 1:
En la mitología griega, "la ira de la diosa [Artemisa] fue provocada por Acteón, el cual la había visto bañarse; en tiempos posteriores se mostraba, entre Platea y Megara, una roca desde la cual Acteón miró furtivamente a la diosa, y la fuente de Acteón en la que ella se bañaba (Pausanias IX: 2: 3). Se decía que una ofensa similar había sido la causa de la ceguera de Tiresias. La diosa fue vista mientras se bañaba, en el caso de Tiresias, Atenea. La ceguera como resultado de haber visto un cuerpo divino en todo su brillante esplendor encaja bien en el contexto de esta historia. El motivo de una diosa bañándose en el mito de Acteón parece ser un préstamo del mito de Tiresias." (Michael Astour, Hellenosemitica, p 164.) Compárense los nombres de Acteón y Akhenaton. Compárese también la leyenda de Afrodita y Erimonto, Robert Graves, The Greek Myths, (126 a,1), pp 475, 477. Véase también discusión en el Capítulo 3 de La Arqueología y los Patriarcas.

Capítulo 26
"Una Doble Porción"
(Smenkhara Prepara el Camino a Tutankhamon)

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en Torá Jacob-Israel la Nombres en Reyes/Crónicas Salomón compuesto Nombres Griegos Nombres Egipcios Dakos Amenhotep Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón II

Lía Ahías, Ginat (esposa de Jacob) Raquel Atara (esposa de Jacob) De Raquel, dos hijos 1) José Abisalom, Uriel, Omri Layo, Minos (Reuel/Amram) Nabat I Asenat (esposa "egipcia" de José) Manasés (Aarón) Jeroboam (el Amón, "Gobernador Ciudad" Amarías Asa/Saúl, Sisak, Jerimot, Nabat II Viejo) (Kith-)Airon de la

Yuya, Imram Tuya Aanen, Mery-Ra Amon-appa/ Amarnappa

Irhuleni

I

Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Jocabed (Séfora) Siloh Moisés (Balac) Eliezer Gersón/Josué

Acab Asoqueo, Creón

Naama, Maaca, Abihail Jocasta, Jezabel, Atalía, Zerúa Eurídice Zerefat/Sarepta Salomón, Et-Baal Polibo/Polibio Amenhotep III Roboam, Nimsi, Safat Edipo, Hermao Amenhotep (hijo de Naama y Abisalom) Faetón Akhenaton Elías, Abías, Abiam, Mesa Etéocles (A), Elías Smenkhara Eliseo, Atai Etéocles (B) Tutankhamon

Ay, Sheshonq I Lab'ayu, Ayyab Addaya, Rib-Addi Meropea Tiye, Señora de Gubla, Yzebel

IV

(Balaam) 2) Benjamín De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Rubén 2) Simeón 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Silki/Silhi Osokor Uziel, Musi

Aakheprura

Webensenu, Neby Siamon Khaemwast Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem IV A

"Es Necesario Que Él Crezca, Pero Que Yo Mengüe"
Antes de presentar al profeta Eliseo y su ministerio, la narración de Reyes primero esboza la vida, e implícitamente la muerte, de Elías. Una técnica similar fue utilizada con respecto al gran rey Salomón. No comparte su tribuna con ninguno de sus muchos y notables contemporáneos. Sus historias son pospuestas en la narración hasta que la suya está terminada. Sin embargo, en la presentación de Elías encontramos un nuevo enredamiento. Su historia es narrada en dos pases. En el primero está solo ante el malvado Acab. En el segundo es asistido por Eliseo y le transfiere la unción profética antes de que un "carro de fuego" se lo lleve a la tierra de Moab. El primer relato de Elías concluye en 1 Reyes 19, después de que Elías se encontrara con el Señor en el Monte Horeb. Elías no dejó el Monte Horeb vivo, sino que fue "derribado" por insubordinación. Sin embargo, en el mismo punto es donde se espera una descripción de su muerte, se le dice a Elías: "¡Vuélvete por tu camino!" Como si de un hechizo mágico se tratara, tanto Elías como la narración regresan - no sólo a un lugar, sino también a un momento en el que tuvo lugar una reunión anterior a entre este mismo padre e hijo. En lugar de revelar la naturaleza de su desgracia, el autor trae a la mente la fatídica "palabra del Señor" dirigida a Elías aproximadamente tres años antes. Sería el celo de b Elías en llevar a cabo esta orden lo que le condujo a su prematura muerte en el Monte Horeb. El segundo relato de Elías comienza con la orden anterior del "Señor" (Akhenaton) dándole instrucciones a Elías (Smenkhara) para ir y proclamar a Hazael rey de Aram en Damasco, a Jehú rey de Israel, y finalmente a Eliseo como profeta. Sin embargo, en lugar de ir a Damasco, el quinceañero Elías encuentra primero a un Eliseo de seis años de edad (Tut). Elías es lo suficientemente mayor como para darse cuenta del peligro de su misión. Apresuradamente, echa su manto sacerdotal sobre la espalda de Eliseo y después se da la vuelta dejando atrás a su hermanito. Sin embargo, Eliseo se emociona al ver a Elías y naturalmente quiere irse con él. Elías accede con poco entusiasmo. Eliseo tiene una pequeña idea de lo que le queda por delante. Sólo piensa en besar su madre y a su padre, y decirles adiós antes de echarse a la aventura. Evidentemente, sus padres no están dispuestos a darle su bendición, pero de cualquier modo, Eliseo está determinado a seguir a Elías. Dos de los doce bueyes de Eliseo son sacrificados simbólicamente por el bien del pueblo local, y después se une a la compañía de Elías. Antes de ser nombrado sucesor, el hijo favorito de un rey ostentaba tradicionalmente el cargo de profeta-sacerdote. Era la progresión habitual desde el puesto de heredero visible hasta su coronación como príncipe. Cuando Elías le pasa a Eliseo la capa de profeta, lo hace así para aceptar la vocación superior de la realeza. El así llamado ascenso de Elías corresponde al nombramiento de Smenkhara como corregente de Akhenaton. Como tal, Smenkhara era considerado como un dios viviente. Sin embargo, el corto reinado de Smenkhara estaba lejos de ser divino. Se le pidió que simulara una rebelión contra su "Señor" y padre Akhenaton. Esto requería que se "ocultara" y dirigiera una resistencia armada desde el otro lado del Jordán. Cuando pretendía tomar las tierras de Akhenaton, en realidad estaba trabajando para derrotar a los grandes enemigos de su padre, más especialmente Ay.

Hijo del Sol
El nombre de Eliseo es una variante de Josué, y el principal epíteto bíblico del joven príncipe Tutankhamon. Su padre lo educó, probablemente desde su nacimiento, para ser la segunda venida del c Josué del Imperio Medio (Abi-eshuh/Salitis/Sheshi). Eliseo, y especialmente la forma más completa de

Eli-shua, habría sido un nombre más aceptable ante Akhenaton que el de Jo-shua (Josué). Eliseo es además designado como el hijo de Safat, de Abel-Mehola. Safat se refiere a Akhenaton, el padre de f Tut. El nombre de Safat significa "juzgar, castigar, suplicar, regir," y refleja la caracterización de Akhenaton como una repetición de Hammurabi-Moisés y del dios Ra. El prefijo convencional Jeho– es omitido en el caso de Akhenaton. En contraste con su ministro Iuput (Josafat), Akhenaton no era un benefactor de Amón. El nombre del lugar Abel-Mehola representa a la ciudad de Akhet-Atón. Abel es una "llanura o h pradera." Mehola significa "el que baila," y procede de la palabra hebrea chiyl, torcer o girar (en círculos o en espiral), esto es, (espec.) bailar, retorcerse de dolor (especialmente en el parto) o de miedo; figuradamente … tener dolor, (estar) dolorido, parir (con dolor), temblar, herir." El nombre de Abel-Mehola, que significa tanto "Campo de Fiesta" como "Llanura de Dolor," recoge bien la esencia de Akhet-Atón. El arte y arquitectura de la nueva ciudad experimental sugieren que un paraje desértico e inhóspito había sido transformado en una pradera de alegría, pero esto sólo disimulaba su verdadera identidad como un lugar de pobreza, una ciudad de tormento, y una meseta de locura. Isaías 53:3-4 (RV) describe a Jesús (Josué II/Tut-Osiris) como un "varón de dolores, experimentado en quebranto... herido de Dios y abatido." La NVI traduce "experimentado en quebranto" como "hecho para el sufrimiento." Como un niño que crecía en la ciudad de Akhet-Atón, Tut habría estado rodeado de sufrimientos. Además, el mismo Tut era un niño enfermizo. Aunque sólo era un muchacho joven, se le proveyó de una tumba propia en Akhet-Atón. A su hermano mayor Smenkhara no. Smenkhara era un "tebano." En su tumba, Tutankhamon es referido como Tutu para abreviar. Tutu o Utu era el nombre sirio de Thoth como el Dios Sol. Era un epíteto apropiado para Tut en Akhet-Atón, una ciudad dedicada al sol.
g

d

e

El Espíritu de Elías
Después de la "llamada" de Eliseo, el siguiente episodio que involucra a Elías ocurre dos capítulos después, empezando con 1 Reyes 21:17. Eliseo presumiblemente está con él, sin embargo esto no se hace explícito. Elías recibe una "palabra del Señor" que le ordena condenar a Acab y a Jezabel por el asesinato de Nabot y por tomar posesión de su propiedad. Akhenaton no quería que Ay ejerciera la prerrogativa real de quitarse la vida. Esto estaba reservado para él solo. Sorprendentemente, Acab se arrepiente de sus acciones y se humilla ante el "Señor" (Akhenaton). Esto provoca otro mensaje del Señor a Elías concediéndole un indulto temporal. A Acab se le permitiría vivir, sin embargo su "casa" debía ser destruida tras su muerte. El asesinato de Nabot y la denuncia de Elías coinciden con el año 15 de Akhenaton. El ataque no autorizado en Ramot-Galaad y el asesinato de un rey de Israel (Sheshonq II) a manos de Josafat ocurrieron como mucho un año después, pero están descritos en el capítulo siguiente (1 Reyes 22). Contrariamente a la narración, Acab no murió en esta batalla, sin embargo su participación en ella le dio "al Señor" el motivo para anular la suspensión de su ejecución. El autor bíblico no necesita mencionar que el Señor cambió de idea y siguió con su anterior amenaza de matar a Acab. No es necesario, porque en la narración de Reyes, la muerte de Acab ocurre (fuera del orden cronológico) antes de la destrucción de su "casa." La secuencia de sucesos, como se ha dicho, todavía es consistente con la "palabra del Señor" pronunciada a través de Elías (Smenkhara), esto es, que la muerte de Acab sería anterior a la de sus hijos. En realidad, los hijos de Acab fueron ejecutados bien antes de la muerte de Acab. Después de la batalla de Ramot-Galaad, "el Señor" (Akhenaton) hizo todo lo posible para destruir a Acab (Ay), a su familia y a su administración política. En la narración de Reyes, Jehú (Ipy, el Mayordomo de Akhenaton) desmantela la "Casa de Acab." Como incentivo por hacer un trabajo completo, Jehú es designado como el rey de Israel en el lugar de Ay. Aunque era un asesino muy motivado, tanto Acab (Ay) como Jezabel (Tiye) escaparían a su captura y a su ejecución. Poco después de la batalla de Ramot-Galaad, Elías habla de nuevo en el nombre del Señor (Akhenaton), esta vez contra un herido rey Ocozías (Takelot I). El suelo de una sala superior se había derrumbado y Ocozías se cayó. Esto demostró ser un mal presagio porque coincidió con la caída de su gracia con el Señor. Ocozías no tendría la oportunidad de recuperarse totalmente de su accidente. Después de ser sentenciado a muerte, Ocozías envía a mensajeros a Elías. Elías está en una colina y i abrasa a estos mensajeros de Ocozías con un "arma del sol." En cumplimiento de la palabra del Señor pronunciada a través de Elías, Ocozías pronto debía ser muerto por Jehú (Ipy). Ocozías sobrevivió a su caída, pero no a que Jehú cayera sobre él. La caída de la familia de Acab llevó no sólo al ascenso de Jehú, sino también al de otros dos príncipes de la casa de Rubén. Después de la muerte de Ocozías, se nos dice que no había nadie más en la familia de Acab lo suficientemente fuerte como para luchar en su nombre. Acab (Sheshonq I/Ay) fue obligado a sustituir a sus hijos caídos con Joram j II/Jehoram (Osorkon II/Horemheb) y Ocozías II/Joacaz (Takelot II/Ramsés).

La muerte de Ocozías registrada en 2 Reyes 1 es seguida por otro corte cronológico en la narración. El k siguiente episodio data de "cuando quiso Jehová alzar a Elías." La ascensión de Elías (Smenkhara) fue asociada con su elección como corregente (en el año 15) de Akhenaton. Esto ocurrió antes de los asesinatos de Ocozías y Joram a manos de Jehú (en el año 16 de Akhenaton). En 2 Reyes 2, Eliseo (Tut) sigue a Elías (Smenkhara) al otro lado del Jordán, en donde un "carro de fuego" toma a Elías de su lado y se lo lleva a la tierra de Moab. Cuando Eliseo regresa a casa, no pierde la oportunidad de l desarrollar su imagen como Josué. Eliseo, como Josué, divide las aguas del Jordán y lo cruza. Acepta la "sumisión" de profetas de Jericó, los cuales se postraron ante él en reconocimiento de su realeza y de su reciente ascenso al cargo sacerdotal que Elías dejara vacante.

Un Hombre Contra Su Padrem
En el siguiente capítulo, 2 Reyes 3, se emprende una acción disciplinaria contra el obstinado Mesa rey de Moab. Mesa parecería ser la misma persona que el rebelde Mesh de las cartas de Amarna, el cual quizás había desplazado su base de operaciones a una localización más lejana al otro lado del Jordán, en Moab. Sin embargo, esto resulta ser falso. En la narración de Reyes, es Elías/Abías el que precisamente ha sido transportado a esta región. Los miembros de la familia real de Amarna estaban "viendo doble." Estaban Jeroboam el Viejo y Jeroboam el Joven, estaban Joram y Jehoram, estaban Joás y Jehoás, y estaban Ocozías y Joacaz. Mesh y Mesa también representan a individuos diferentes. El Mesh de las cartas de Amarna era el príncipe egipcio Panehesy. El rey Mesa de Moab, como se le llama en la Biblia, era un alias de Smenkhara. Smenkhara era el primer sucesor de Akhenaton (Roboam/Moisés II). Como todas las demás figuras principales del Imperio Nuevo egipcio, estaba siguiendo el modelo de un arquetipo del Imperio Medio. El primer sucesor de Hammurabi (Heber/Moisés I) había sido Samsu-iluna, el Joctán bíblico ("disminuido"). Samsu-iluna sirvió como corregente de Hammurabi durante 30 años. Sin embargo, todos los numerosos hijos de Samsu-iluna fueron finalmente pasados por encima para la sucesión a favor de Abi-eshuuh (Josué I/Salitis). La familia real del Imperio Nuevo estaba ansiosa de que se repitiera la historia del Imperio Medio. Lo que le llevó al Samsu-iluna del Imperio Medio treinta años hacer, el Smenkhara del Imperio Nuevo lo logró en menos de tres. Él, como su modelo Samsu-iluna, estaba "destinado a ser disminuido." Como consecuencia, el Smenkhara del Imperio Nuevo fue sustituido por Tutankhamon, que estaba siendo educado como un segundo Josué (Abi-esuuh). Puede deducirse que el nombre egipcio de Samsu-iluna también había sido Smenkhara, y que, por consiguiente, el hijo mayor de Amenhotep IV/Akhenaton fue llamado deliberadamente como él. El n Smenkhara del Imperio Medio llevó el epíteto de Imyro-mesha, "El General." Emulando a su homónimo del Imperio Medio, Smenkhara hijo de Akhenaton también adoptó el epíteto de Mesa (Mesha). El "Señor" Akhenaton decidió utilizar el precedente del Smenkhara del Imperio Medio en su ventaja contra los familiares rivales. Smenkhara era un verdadero clon de su padre Akhenaton. Sin embargo, el papel designado de Smenkhara era interpretar al hijo rebelde. Se le dieron instrucciones a o Smenkhara para dejar de pagar su tributo a Akhenaton, actuar de forma insolente hacia toda autoridad, y empezar a hacer incursiones en las posesiones de otros reyes, especialmente las de Ay. Le motivaron para ser celoso y salvaje en su conducta. Adoptó una postura desafiante ante los mayores de la familia, y realizó campañas peligrosas y fuera de control. Padre e hijo también simulaban estar distanciados. Consistente con esto, el epíteto de "amado de Waenra (Akhenaton)" fue obviado del nombre de Smenkhara. En el recuerdo griego, Etéocles (Smenkhara) y Polinice (Panehesy) eran "gemelos." Compartieron un epíteto casi idéntico, Mesh/Mesa. En hebreo, Mesa (Mesha) tiene dos significados. Mesha (4331) significa "partida, salida" y procede de un verbo que significa "partir mediante la idea de alejarse por contacto." Mesha (4337/4338) significa "seguridad" y proviene de una primitiva raíz que significa "estar 1 abierto, ser amplio o estar libre." Panehesy se separó de la familia real, organizó un amplio levantamiento en el territorio egipcio de Israel, y consiguió en cierta medida una independencia. Sin embargo, Akhenaton decidió que este papel pertenecía más propiamente a su propio hijo, y dispuso que Smenkhara tomara la realeza de la Transjordania como el bandido Mesa de Moab. La vida de Smenkhara estaba siendo cuidadosamente escrita por "el Señor." Aun así, no está del todo claro en ningún momento dado si Smenkhara permanecía fiel a su padre, o finalmente se convirtió en un hombre verdaderamente libre (como hizo Panehesy) y en un rebelde en todos los sentidos. No podemos estar seguros de quién estaba interpretando o quién estaba manejando los hilos, y esto también habría sido una constante fuente de preocupaciones para los mismos protagonistas. El Moisés arquetípico se había enfrentado al desafío de tener un corregente muy celoso e incluso rebelde. Quizás Hammurabi (Moisés I) se las había arreglado para refrenar las acciones de Samsuiluna y mantenerlo más o menos en línea. O quizás no, y esto es la razón por la que Samsu-iluna finalmente cayó en desgracia. La sucesión le fue negada a un hijo de Samsu-iluna y pasó a otro príncipe, Abi-eshuh. Era el papel de Akhenaton hacer lo mismo que su arquetipo del Imperio Medio. Sin

embargo, como en otros casos, Akhenaton o no reconoce su parte asignada y se niega a aceptarla, o elige redefinirla de forma creativa.

Hermano Contra Hermano
Poco después de que Smenkhara comenzara con su programa engañosamente separatista, Akhenaton autorizó a una coalición de reyes subordinados para que supuestamente le hicieran volver a replegarse. Sin embargo, está claro que Akhenaton no quería que Smenkhara fuera amenazado en serio. Akhenaton en secreto le estaba mandando instrucciones y apoyándolo. Sólo intentaba aparentar que Smenkhara estaba actuando independientemente. En la narración de Reyes, la fuerza expedicionaria contra Mesa-Smenkhara es conducida por Joram (o Jehoram) de Israel, Josafat de p Judá y un rey anónimo de Edom. En lugar de tomar una ruta directa, marchan primero durante siete días a través del desierto, momento en el cual su suministro de agua se agota. Con razón, Jehoram empieza a sospechar que ha caído en una trampa preparada por "el Señor" para que Mesa de Moab le derrote. Josafat (Iuput) sabe lo que va a pasar a continuación. Sin embargo, en lugar de tranquilizar al mismo Rey de Israel, llama a Eliseo para que "prediga" el flujo de agua que surgirá para el ejército a la mañana siguiente. Eliseo se anima a adquirir práctica en el cargo de profeta q hablando en el nombre del "Señor" a los reyes de Edom e Israel. Josafat hace que uno de sus "oficiales" proclame que Eliseo hijo de Safat "servía a Elias." Esto sugiere que Elías está ahora muerto, sin embargo él sólo ha asumido una nueva identidad, la de Mesa. ¡Eliseo es invocado ahora para anunciar el flujo de agua que brotará para un ejército enviado a enfrentarse a su querido hermano Elías! El normalmente ansioso joven príncipe no quiere actuar para el Rey de Israel y se irrita. Le dice sin rodeos a Joram que debería consultarles a los dioses de su madre y su padre. Joram le repite su sospecha a Eliseo, quizás medio en broma y medio en burla: "Jehová ha reunido a estos tres reyes r para entregarlos en manos de los moabitas." El joven Eliseo entonces se pone nervioso y expone su devoción tanto al "Señor" (Akhenaton) como a Josafat (Iuput). Dice: "Le juro que si no fuera por el respeto que le tengo a Josafat, rey de Judá, ni siquiera le daría a usted la cara. ¡Tan cierto como que s vive el Señor Todopoderoso, a quien sirvo!." (¡Nenaza, nenaza, bu, bu!) Aunque Eliseo siente desprecio por Joram rey de Israel, sólo tiene la más alta estima para el mismo Iuput. Esto refleja la predilección del autor hacia Iuput, y las buenas relaciones que existían en ese momento entre Akhenaton e Iuput. La guerra era tanto un deporte de temporada como una conquista seria. La despreocupación de los reyes por la batalla es asombrosa. Había poca o ninguna misericordia para los plebeyos, sin embargo está claro que los reyes estaban jugando con unas reglas completamente diferentes. Si una persona regia era capturada, normalmente no se le daba muerte, a menos que sus acciones violaran de forma inequívoca las condiciones de un tratado. La pena de muerte se reservaba normalmente a una segunda y clara ofensa. Además, en estas reglas de compromiso, los hijos de un rey no eran castigados por los "pecados" de su padre. Era algo como una política de "capturar, retener y liberar." El rey perdedor estaría obligado a hacer concesiones al vencedor, sin embargo probablemente no pagaría con su vida. Quizá por esta razón los reyes estaban dispuestos a llevar en la batalla incluso a un niño pequeño. Durante esta época, Eliseo (Tut) no era un rey, sino un heredero (lit. tanist) muy joven que se estaba preparando. Sin embargo, debido al desafío planificado de Smenkhara (Elías) y su "destino de ser disminuido," la preparación del joven Tutankhamon fue apremiada. Además de su antepasado más distante Josué, Tut tenía una doble proclama como la última encarnación de David. El nombre de Tut se traduce al egipcio como "imagen," sin embargo también es una transcripción evidente de David (Dvd/Dod/Dud), el "amado." El pequeño y querido Tut fue llevado a Moab como algo más que un amuleto. No se podía perder la oportunidad de establecerlo como un David-en-proceso-de-preparación incluso en esta tierna edad. Eliseo no muestra ninguna animosidad directa hacia el anónimo rey de Edom, que probablemente representa a Acab (véase más adelante). Sin embargo, en vez de aliarse con Edom, Eliseo estaba más interesado en golpearlo como su modelo David había hecho. David [Thutmosis I] había sido particularmente severo en su relación con Edom y Moab. "Derrotó también a los de Moab, y los midió con cordel, haciéndolos tender por tierra; y midió dos cordeles para hacerlos morir, y un cordel entero u para preservarles la vida." Eliseo (Tut) fue animado a compartir la capacidad de David para ser v extremo en la tolerancia y en la ira, en la generosidad y en la severidad. El celo de David incluía matar a setenta de sus propios hermanos. A pesar del natural afecto de Eliseo por su gran hermano Elías, ahora estaba deliberadamente en contra suya, al menos en la práctica. Eliseo recita a los tres reyes una declaración que tenía preparada: "Y destruiréis toda ciudad fortificada y toda villa hermosa, y
t

talaréis todo buen árbol, cegaréis todas las fuentes de aguas, y destruiréis con piedras toda tierra w fértil." Los faraones llamados Amenhotep fueron descritos como intelectuales, moderados, y como aprensivos. Por otro lado, los que se llamaban Thutmosis eran vistos como fuertes, espontáneos, y como guerreros. El rey David bíblico (combinación de Thutmosis I y III) está caracterizado especialmente por su capacidad para ser extremo tanto en la generosidad como en la brutalidad. Tutankhamon no sólo asumió este conocido papel, sino que lo redefinió de muchas maneras. Los príncipes reales posteriores a Tutankhamon continuaron esforzándose para cumplir con su ideal regio en desarrollo, incluyendo uno del siglo I d. C. Este modelo representaba una combinación de los estereotipos faraónicos del Imperio Nuevo (Amenhotep y Thutmosis), el último gobernante, y especialmente el hombre-dios perfecto. En otras palabras, ¡una completa imposibilidad!

La Voz del que Clama en el Desierto
Las medidas de castigo tomadas contra Smenkhara tenían que ser convincentes. Según la narración de Reyes, la batalla fue bastante contundente y el inexperto príncipe heredero pudo haber sido presa del pánico. "Entonces arrebató a su primogénito que había de reinar en su lugar, y lo sacrificó en x holocausto sobre el muro. Y hubo grande enojo contra Israel; y se apartaron de él." Este acto ciertamente habría dado la impresión que la rebelión de Smenkhara no era fingida. El sacrificio de su propio hijo era la denuncia más fuerte que Smenkhara podría hacerle a su padre. Akhenaton naturalmente se habría sentido indignado de que los "tres reyes" enviaran una fuerza disciplinaria de muestra, la cual presionara tanto a Smenkhara que, en la desesperación, sacrificara a su hijo a BaalQuemos. El hijo mayor de Smenkhara representaba la tercera generación de la continuación de la dinastía de Akhenaton. Parece inimaginable que Akhenaton le exigiera a Smenkhara que hiciera esto, pero pudo haber tenido el precedente siguiente. Samsu-iluna, el Smenkhara del Imperio Medio (Joctán II) cayó en desgracia. No obstante, uno de su muchos hijos, posiblemente no su primogénito, Ammiditana (Serug/Booz), había recuperado el trono después de la muerte sin herederos de Abi-eshuh (Reu/Josué). Independientemente de si tenía o no un precedente el sacrificio del hijo mayor de Smenkhara, este acto habría tenido un efecto intensamente repulsivo en todos los que lo presenciaron. Los tres reyes suspendieron la batalla y volvieron a casa con una mueca de repugnancia. Los momentos de hambruna extrema y enfermedad, como los que se dieron en el Periodo de Amarna, habrían motivado la realización de ofrendas más grandes para aplacar a los furiosos dioses. Los padres también se habrían inclinado más al sacrificio de los hijos que no podrían mantener. El culto de Seth/Baal perdonaba, y quizás incluso requería, el sacrificio de los hijos. Sin embargo, el sacrificio de un hijo regio saludable, especialmente un príncipe, por parte del padre biológico debió de ser sumamente raro. Aun así, el sacrificio que Mesa realizó era sólo un preludio de los horrores que estaban por llegar. Poco tiempo después se darían muerte a docenas de príncipes de todas las edades. El mismo MesaSmenkhara habría sido "sacrificado" por sus propios padres, la reina Tiye y Akhenaton.

Las Famosas Últimas Palabras
A pesar de la reducción de su tierra y en sus fuerzas llevada a cabo por los "tres reyes," Smenkhara pudo pronto reanudar la misión que le encomendó Akhenaton, y empezó a trabajar de concierto con otros miembros de la familia real. En las cartas de Amarna, Milkilu, que antes había sido derrotado por Ay, es acusado de conspirar con los Apiru/Mesh, así como el visir de alto rango Amenhotep (Haya). El objetivo principal era, como siempre, Ay, y la implacable guerra de guerrillas de los "gemelos" MeshPanehesy y Mesa-Smenkhara era un factor importante para llevarlo al borde de la ruina. Ay (Rib-Addi) escribió a Akhenaton diciéndole que él y su pueblo estaban muriéndose de hambre. Al no conseguir ayuda, Ay realizó un ataque preventivo contra el granero de Ramot-Galaad para alimentarse a sí mismo y a sus restantes súbditos. En represalia, Ben-Hadad de Aram se volvió entonces también contra Ay. Juntos, Ben-Hadad y Mesa prepararon "una eterna perdición" para Ay (Acab) y la tierra de Israel, como se conmemora en la Piedra Moabita. La Piedra Moabita del rey Mesa dice: "Yo (soy) Mesa, hijo de Quemos-[…], rey de Moab, el dibonita -- Mi padre reinó sobre Moab durante treinta años y yo reiné después de mi padre, -- (quien) hizo este lugar alto para Quemos en Qarhoh [...] pues me salvó de todos los asaltos y me hizo triunfar sobre todos mis enemigos. Omri era rey de Israel y oprimió a Moab durante muchos años (lit. días), ya que Quemos estaba irritado contra mi país. Y su hijo le sucedió y dijo: "Oprimiré a Moab" En mis días habló (así), pero yo triunfé sobre él y sobre su casa, ¡e Israel quedó arruinado para siempre! (Ahora) Omri había tomado posesión de todo el país de Madaba y (su pueblo, Israel) había habitado allí durante sus días y la mitad de los días de su hijo (Acab), cuarenta años. y Pero Quemos lo abatió durante mis días."

Quemos es el nombre de Baal/Seth en Moab. La inscripción de Mesa nos informa de que el "lugar alto" en donde debía ser erigida su estela fue construido y dedicado al dios Quemos por su predecesor. z En la Biblia se nos dice que Salomón dedicó un "lugar alto" a Quemos en Moab. Mesa asumió la realeza de Moab aproximadamente tres años después de la muerte de Amenhotep III. Por asociación, este "padre" de Mesa se refiere lógicamente a Amenhotep III (Salomón), el cual es referido en la inscripción por el nombre moabita de Quemos-[…]. Desafortunadamente, el elemento distintivo del nombre se ha perdido. Como se apuntó en el Capítulo 22, a Amenhotep se le llama también Et-Baal rey de Sidón en la Biblia. Mesa afirmaba que su "padre" reinó durante 30 años sobre Moab antes que él. Amenhotep III (Salomón) gobernó durante 40 años, pero quizás sólo en Moab durante los últimos 30 años de su reinado. Mesa utiliza el convencional doble lenguaje político de la realeza. El rey anterior siempre es el padre, sea esto literalmente cierto o no. Si Smenkhara se convirtió en el rey de Moab, entonces el gobernante anterior (Amenhotep III) era por definición su "padre." Sin embargo, como hijo de la reina Tiye, la Esposa Real Principal y viuda de Amenhotep III, Smenkhara podría razonablemente pretender ser el "hijo" de Amenhotep III. Durante los últimos 30 años de Salomón, Omri (también conocido como Abisalom, el "padre de Salomón") rey de Israel "oprimió" a Moab. Después de la muerte de Omri, su "hijo" Acab decidió hacer lo mismo, pero Mesa afirmaba haber acabado con su dominación. Mesa tenía tan poco aprecio por este hijo de Omri que incluso negaba a mencionar su nombre. Sin embargo, el aludido era con certeza Acab (Ay), como se indica entre paréntesis en la traducción anterior de la Piedra Moabita. La Piedra Moabita era parte del plan de Smenkhara para "volverse nativo" de Moab. También sirvió como una desaprobación pública de Ay por parte de Mesa-Smenkhara. En la costumbre tradicional, Smenkhara convirtió su lucha personal (y la de Akhenaton) contra Ay en la orden del día (nacional, política y religiosa) de Moab. En vez de "yo contra él," se convirtió en "nosotros contra ellos." Mesa, benefactor de Quemos, y los moabitas se pusieron en contra de Acab hijo de Omri y los israelitas. Aunque el territorio y administración de Acab (Ay) fueron destruidos como consecuencia, él todavía aa estaba vivo y gobernaba, como se da a entender en la misma Piedra Moabita. La Piedra Moabita indica que Acab había intentado "oprimir" a Moab así como su "padre" Omri había hecho anteriormente. Probable sea Acab el anónimo rey que participa en la simulada acción disciplinaria tomada contra Mesa (Smenkhara) en la narración de Reyes. Sin embargo, no puede ser nombrado explícitamente como tal, porque su muerte esta insertada prematuramente en la narración de Reyes. Después de derrotar a Acab, Mesa dirigió su atención hacia Jerusalén y la Judá de Josafat (Iuput). El temor que expresa Josafat por su bienestar y el de Jerusalén (Tebas), que se encuentra en 2 Crón. 20, está reflejado en las súplicas de Puti-Heba (Iuput) en las Cartas de Amarna. Evidentemente, su temor no era fingido. Sin embargo, "el Señor" le prometió a Josafat la salvación. No le exigiría que luchara por segunda vez contra Mesa rey de Moab. Mientras que, a su manera, lo implicaba en la batalla, Moab y sus aliados de Amón y el monte Seir se volvían los unos contra los otros. Curiosamente, Josafat no intenta sacar provecho de esta oportunidad. En lugar de atacar a Mesa, vuelve al regocijo de Jerusalén. El fallecimiento de Josafat debió de seguir en rápida sucesión. En el último año de Akhenaton, Smenkhara entró en Tebas y volvió a abrir el Templo de Amón. Como fue el caso de su arquetipo del ab Imperio Antiguo, Menkhaura, la tolerancia de Smenkhara hacia el culto de otros dioses diferentes de Ra fue despreciada, al menos por la reina Tiye. Antes de que Smenkhara pudiera alegrarse formalmente de su conquista sobre Ay e Iuput, él y su padre Akhenaton fueron destituidos. La Piedra ac Moabita quedó sin acabar y sin dedicar. Sería Ay el que finalmente se impondría con palabras, si no con la guerra. a. Cf 2 Crón. 13:4. b. El Monte Horeb es un nombre alternativo para el Monte Sinaí.

2

c. Esto estaba en desacuerdo con los deseos de la reina Tiye, la cual favoreció a Sheshonq II, hijo suyo de la línea de Sheshonq I/Ay, para el papel del Josué del Imperio Nuevo.
d. Eliseo (heb. Elisha 477) es una contracción de Elishua (474), "Dios de las súplicas (o de las riquezas)"; Cf Elishua, un hijo del rey David que le nació en Jerusalén (2 Sam. 5:15; 1 Crón. 14:5) e. Jo/Jeho es una forma bíblica del dios egipcio Amón, el cual fue rechazado por Akhenaton.

f.

Moisés como Juez Éxodo 18:13-26 Moisés como Castigador - Éx. 2:12; 11:4-8; 16:20; 32:19-28; Números 31:3-4 Moisés como Suplicante/Intercesor - Números 11:2; 12:13; 14:13-19; 16:22; 21:7; 27:15-17 Moisés como Gobernante Éx. 2:14; 4:16 (Para Moisés como Gobernante, véase comentario en Jonathan Kirsch, Moses: A Life, pp 299-303.)

g. Strong (58) h. Strong (4246) de chiyl (2342) i. j. k. l. 2 Reyes 1:9-14 La identificación de Ipy, Ramsés y Horemheb como descendientes de Webensenu (Rubén) se hará en el Capítulo 28. 2 Reyes 2:1 (RV) 2 Reyes 2:13-15

m. Mateo 10:35; Lucas 12:53 n. Aidon Dodson, Monarchs of the Nile, pp 68, 207. o. Mesa dejó de pagar el tributo del "rey de Israel." Esto podría aplicarse o a Ay (Acab) o a su corregente Osorkon I (Joram), pero en este contexto probablemente se refiera a Akhenaton como el mayor rey de Israel y Egipto. p. 2 Reyes 3 q. 2 Reyes 3:11-12 r. s. t. 2 Reyes 3:13 (RV) 2 Reyes 3:14 (NVI) Un tanist era un hermano menor o un pariente varón del rey o del príncipe heredero que se consideraba que era el siguiente en la línea para la sucesión. Las Edom y Moab conquistadas por Thutmosis estaban en Mesopotamia. La campaña en la Transjordania era simplemente un ejercicio de prácticas para Tut. Aunque Josafat condujo un ejército contra el rey Mesa de Moab, se nos dice en otra parte (1 Reyes 22:47) que no había ningún rey de Moab durante la época de Josafat. Esto puede reflejar la confusión entre la Moab de Transjordania y la de Mesopotamia. 2 Reyes 3:27 (RV) Traducido por WF. Albright, ANET, J. Pritchard, ed., p 320 1 Reyes 11:7, 33

u. 2 Samuel 8:2, 13-14 v.

w. 2 Reyes 3:19 (RV) x. y. z.

aa. La victoria de Mesa sobre Acab ocurrió sólo a mediados del reinado de Acab, esto es, su gobierno no llegó a su fin como resultado. bb. Véase Capítulo 5. cc. Immanuel Velikovsky, Ages in Chaos, pp 268-276.

Nota 1: Meysha (4331) (pronunciado meisá) "partida, salida"; Mesha, un lugar de Arabia; también un israelita de muwsh (4185) una raíz prim. [quizás la misma que 4184 mediante la idea de alejarse por contacto];
quitar (lit. y fig., si intrans. muwsh (4184) tocar: --sentir, manipular o trans.):--cesar, partir, regresar, quitar, llevarte.

Mesha (4337/4338) "seguridad" de yasha (3467) estar abierto, ser amplio o estar libre, esto es, (por impl.) estar a salvo; causat. liberar
o socorrer: -X en todo, venganza, defender, entregar (el que entrega), ayudar, preservar, rescatar, estar a salvo, traer (el que tiene) la salvación, salvar (salvador), conseguir la victoria.

El Smenkhara del Imperio Medio pudo haberse fijado él mismo como modelo a seguir en el Mizraim bíblico, el salvaje, el libre y el rebelde Gilgamés/Meshkiaggasher. El "destino" de este antiguo Mesh también era rendirse a su hermano menor Cus (Hor-Aha). Cf Mash (4902, Mesac/Meshach), un hijo de Jafet, y un hijo del posterior Aram Cf Mesullam (4918) aliado Cf Mesammah (4923) pérdida o asombro Cf meshuwbah (4878) apostasía:reincidencia, el que rechaza Cf mashshuah (4876) ruina:desolación, destrucción Cf mashah (4871) arrancar:- sacar, extraer

Nota 2:
Quemos (3645) subyugar; el poderoso Seth/Baal era un luchador invicto. Nunca fue vencido por ningún otro dios, y nunca fue "azotado" por ninguna diosa. Casi todos reyes lo veneraron y emularon. Para otra referencia a Moab y Quemos, véase Jeremías 48:13.

Capítulo 27
"Ve
(La Restauración de Tutankhamon)

en

Paz"

Asociaciones de Nombres (asociaciones nuevas en negrita)
Nombres en Torá Jacob-Israel la Nombres en Reyes/Crónicas Salomón compuesto Nombres Griegos Nombres Egipcios Dakos Amenhotep Sheshonq A Tia Mehtenwesket Merit-Amón II

Lía Ahías, Ginat (esposa de Jacob) Raquel Atara (esposa de Jacob) De Raquel, dos hijos 1) José Abisalom, Uriel, Omri (Reuel/Amram) Nabat I Asenat (esposa "egipcia" de José) Manasés (Aarón) Jeroboam (el Amón, "Gobernador Ciudad" Amarías Asa/Saúl, Sisak, Jerimot, Nabat II Layo, Minos

Yuya, Irhuleni, Imram Tuya Aanen hijo Amon-appa/ Amarnappa de Yuya

Viejo) (Kith-)Airon de la

Efraín (Itra/Jetro) (Eleasar) Jocabed (Séfora) Siloh Moisés (Balak) Eliezer Gersón/Josué (Balaam) 2) Benjamín

Acab Asoqueo, Creón

Naama, Maaca, Abihail Jocasta, Zerefat/Sarepta, Zerúa Eurídice Jezabel, Atalía Salomón, Et-Baal Polibo/Polibio Amenhotep III Roboam, Nimsi, Safat Edipo, Hermao Amenhotep Faetón Akhenaton Recab Elías, Abías, Abiam, Mesa Etéocles (A), Elías Smenkhara Eliseo, Atai, Jonadab Etéocles (B) Tutankhamon Tutu/ Dadua Aakheprura

Ay, Sheshonq I Lab'ayu, Ayyab Addaya, Rib-Addi Meropea Tiye, Señora de Gubla, Yzebel

IV

De Lía, seis hijos y una hija (Dina) 1) Rubén Uziel, Musi 2) Simeón 3) Leví 4) Judá 5) (Hamor) Tola 6) Zabulón Nemuel/Jemuel Isacar Izhar, Aminadab II Baasa hijo de Isacar Ela hijo de Baasa Tibni Silki/Silhi Osokor

Webensenu, Neby Siamon Khaemwast Thutmosis Nimlot A/Nimrat Osorkon Shilkanni (Asiria) Ba'sa, Milkilu No atestiguado Nedjem IV A

Un Niño Pequeño Los Guiaráa

Como la parte de la formación de un príncipe, un buen número de hazañas fueron puestas en escena y después alardeadas por todo el mundo. La fe y la obediencia del populacho eran críticas para el futuro éxito del rey. Consistente con este modelo, Tutankhamon se convirtió en el amado de la corte y era favorecido en todos los lugares a donde iba. Y parecía que viajaba mucho para un chico de su edad. Se le asignó una sabiduría y una autoridad muy por encima de sus años. Su reputación como profeta y hacedor de maravillas también fue conscientemente labrada. Las representaciones que siguen a la "excursión" de Eliseo a Moab reflejan este desarrollo en curso. Levanta a los muertos, captura a los enemigos, unge a reyes menores, multiplica los alimentos y los hace aptos para el consumo, cura a un leproso, y restituye objetos perdidos. El desarrollo de Tut fue tomado muy en serio, y es tratado con gran cuidado en la narración de Reyes. Pero todavía había un lugar para la infancia, incluso para un príncipe de alto rango. En su regreso de la b Transjordania, su siguiente ejercicio implica un elaborado juego del escondite. Se le dice al rey de Aram que, "Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu c cámara más secreta." Esta "invasión de la intimidad" obliga al rey de Aram a mandar a sus soldados para arrestar a Eliseo. Van a su escondite, pero extrañamente son incapaces de reconocerle. De incógnito, Eliseo se ofrece para conducir al ejército de Aram hasta el mismo hombre que buscan, y así, a lo grande, continua marchando para Samaria. Una vez en la ciudad, el chico entrega a sus crédulos "enemigos" al rey de Israel (Acab-Ay), el cual grita entonces en broma y con una redundancia infantil, d "¿Los mataré, padre mío?" ¿Por qué responde Eliseo que no, por supuesto, como quien dice, e matarías tú a tus propios compañeros de juegos? Eliseo (Tut) habría sido muy joven, como cinco o seis años de edad, en el momento de este suceso. Cuando la travesura está acabada, Eliseo insiste en darles a los "enemigos" de Israel comida y bebida en abundancia antes de ser enviados a casa. Todos pasaron un buen rato. Pero lo más importante, el maquiavélico aprendiz ha aprendido el valor de reunir "datos de inteligencia" obtenidos por agentes en una "corte extranjera," y la necesidad de engañar utilizando un camuflaje y una astuta estratagema. También ha adquirido experiencia en dirigir una gran fuerza militar. La historia de "Eliseo y los arameos ciegos" es el recuerdo de cómo le enseñó Acab (Ay) a su protegido Eliseo (Tut) el arte del espionaje, y tácticas para atrapar a un adversario e imponerle las condiciones de un tratado favorable. Se nos dice que Aram suspendió sus incursiones al territorio de Israel después de que Eliseo capturara a los oficiales de Aram. Sin embargo, la tregua de tres años entre Aram e Israel fue debida realmente a la captura del rey de Aram, Ben-Hadad, por parte de Acab, y el tratado hecho entre ellos. De hecho, Acab (Ay) ganó un tratado tan favorable con Aram que podría esperar razonablemente de Ben-Hadad que cooperara plenamente en el extraño ejercicio de entrenamiento preparado para Eliseo (Tutankhamon). La sumisión de Ben-Hadad terminó con la toma de Ramot-Galaad por parte Acab (Ay). Como respuesta, Ben-Hadad reanudó sus ataques reales en Israel y Samaria.

Oh Ay, Hombre de Poca Fe
Incluso en las circunstancias más desesperadas, Eliseo fue animado a permitirse un poco de diversión, especialmente a costa de Acab. El siguiente episodio en la narración de Reyes es una descripción muy larga de una malvada chiquillada que Eliseo le jugó a Acab, el cual fue despreciado por "el Señor" f (Akhenaton). Durante un asedio de Samaria por parte de Ben-Hadad, dos mujeres van al "rey de Israel" con la historia más horrible que uno se puede imaginar. Son dos madres que habían accedido a comerse cada una el hijo de la otra para sobrevivir al asedio. Es posible que fuera cierto, pero en este caso probablemente no. Sin embargo, las condiciones eran tan deplorables como al menos concebibles. Se nos dice que no se podía comprar comida de calidad a ningún precio. Aun así, Eliseo se jactaba con impertinencia en el nombre del "Señor" de que la harina y la cebada serían baratas y g abundantes en el tiempo de un día. La reputación de Ay (Acab) al angustiarse públicamente, quizá con hipocresía, por el bienestar de sus súbditos, hizo la gracia más divertida todavía para Tut (Eliseo) y sus ministros, y verdaderamente dolorosa para Ay. Tut ya había sido informado de que el ejército de Aram se retiraba de Samaria y dejaban atrás sus provisiones. La misma presencia de Tut en la ciudad sería la razón probable. Aunque Akhenaton quería derribar a Ay de la peor forma, no habría arriesgado la vida de Tut para hacer esto. Akhenaton le envió directamente a Ben-Hadad la orden de levantar el asedio. Los ministros h que acompañaban a Tut también habrían sido notificados. Sin embargo, para añadir ofensa al daño, a Ay no se le dijo nada sobre esta decisión. ¿Refleja esta anécdota la genialidad o la locura de los reyes bíblicos? De nuevo, para nosotros, también es una gracia. Ay no fue el único que se hizo el tonto.

Consuelo para el Condenado
En el siguiente capítulo, Ben-Hadad está aquejado de una grave enfermedad. Cuando Eliseo va a visitarle a Damasco, el enfermo Ben-Hadad le solicita inmediatamente al chico un oráculo. Esto además refuerza la imagen de Eliseo como sanador. El envío de Tutankhamon como emisario de
i

Egipto en Aram indica que Ben-Hadad era considerado como un vasallo de Akhenaton, pero no uno de j los más favorecidos. Tut habría estado acompañado por consejeros mayores ("los ancianos"), los cuales eran en la práctica los representantes de Akhenaton. Sin embargo, la presencia de Tut reflejaba la gran importancia de la misión. Aunque Tut pudo haber sentido aprecio por Ben-Hadad, el propósito de su visita era instalar a un nuevo rey en Aram. Ben-Hadad no había cumplido toda la voluntad de Akhenaton, ni en tratar con Ay, ni en otros asuntos. Además, su enfermedad facilitaba a Ay empezar a recuperar sus territorios perdidos. Akhenaton tomó una acción preventiva. Aunque había sido ElíasSmenkhara a quien le ordenó "ungir a Hazael rey sobre Aram," es Eliseo-Tut el que realmente realiza la tarea. Si Smenkhara estaba con Tut, entonces el narrador elige no mencionarlo. Poco después de su encuentro con Eliseo, Hazael asesina a Ben-Hadad y se convierte en rey en su lugar. Naturalmente, los otros ministros se quejaron por esta acción. En las cartas de Amarna, Hazael (que escribe bajo el seudónimo de Aziru) proclama su inequívoca inocencia con relación a cualquier pecado de comisión o de omisión. Esto incluiría la acusación hecha por personas no informadas de k que él era culpable de la muerte de su antecesor Ben-Hadad (Abdi-Ashirta). Hazael podía hacer esta declaración porque había sido autorizado para hacerlo así por la delegación de Eliseo. Ben-Hadad fue muerto por orden ("profecía") del Señor (Akhenaton) a través de Eliseo, por consiguiente ¡Hazael no podría ser culpable de ello! Hazael sólo hacía la voluntad de su superior. Que el gran rey "profetizara" o "previera" un suceso era lo mismo que ordenarlo. Sin embargo, el uso de la "profecía" absolvía al mismo rey de cualquier culpabilidad asociada al asesinato. Hazael/Aziru se había asegurado fielmente de que la visión y la palabra del rey no se permitieran fallar. El fortalecimiento de Hazael, a quien Salmanasar califica como un "hijo de nadie," y su nuevo título, el de Azaru, debía de ser especialmente difícil de aceptar para Ay (Rib-Addi). Su hijo Azaru (Osorkon) había sido ejecutado por orden de Akhenaton. Además, Akhenaton le ordenó al nuevo Azaru mantener los ataques contra Ay y finalmente matarle también. Muy probablemente, (H)azaru y la variante Hazael eran epítetos sirios de Horemheb hijo de Neby. El padre de Horemheb pertenecía con certeza a la nobleza de Egipto, pero no era un faraón. Esto le convertía en un "don nadie" ante los ojos de Salmanasar. Eran tiempos desesperados, y obligaban a Ay a tomar medidas desesperadas para sobrevivir. A cambio de ayudarle a derrocar a Akhenaton, Ay le dio a Horemheb el puesto y el nombre faraónico de su caído hijo Osorkon. Además, Horemheb retendría el tradicional papel de Isacar (Ezer/Azar) como rey de Aram que le fue concedido por Akhenaton. En una de sus inscripciones, Osorkon II afirmaba ostentar el título de "Rey del Alto y del Bajo Retenu," una región geográfica que l incluía tanto la tradicional Siria/Aram como Israel. En la narración de Reyes, Horemheb/Osorkon II es llamado Joram (Jehoram) rey de Israel.

De la Boca de los Niñosm
Antes de su deserción y alianza con Rib-Addi (Ay), Aziru le escribió ocho cartas de Amarna a Akhenaton. Aunque a Aziru se le ordenó volver a Egipto, afirmó que no podía debido a la constante amenaza del rey de Hatti (Salmanasar III), y la necesidad defender el territorio de Akhenaton en Aram. En sus cartas, Aziru le pide a Akhenaton tropas y carros en el empeño de la guerra en curso. Dos de sus "hijos" fueron enviados a Akhenaton como una muestra de buena fe y como fianza durante su n o ausencia. Con el tiempo Aziru accede a acompañar a Egipto al comisario Hatip. Sin embargo, en otra carta dirigida a Tutu (Tut), dice que sólo irá si Tutu y todos los ministros del rey (Akhenaton) juran por sus dioses y por Aman (Amón) que no sería detenido al entrar en Egipto y sometido a algo que no p fuera "nada bueno." Las cartas de "Azaru/Aziru de Amurru" (Hazael) a Akhenaton también mencionan la visita de "Tutu" (Tutankhamon) a Damasco. En estas cartas, Aziru promete devolver el favor visitando a Tutu y a Akhenaton. Por definición, la visita de Tutu a Damasco debió de tener lugar antes de la abdicación de Akhenaton y la muerte de Smenkhara. Por increíble que parezca, aquí tenemos la confirmación de una visita estatal de un emisario-profeta-príncipe de seis años de edad, Eliseo. Él habría estado acompañado de consejeros mayores que atendían no sólo al joven príncipe, sino también a la mayoría de los negocios reales, si no todos. Aun así, el papel de Tut en esta tierna edad, aun siendo una figura decorativa, era no obstante asombroso. En la Torá, Tutankhamon es descrito como "el joven ayudante" de Moisés. En las Cartas de Amarna se revela como Tutu, el "Chambelán" de Akhenaton. Aziru (Hazael) le envía cuatro cartas de Amarna a Tutu. En estas cartas, Aziru hace todo lo posible para conservar el afecto del joven príncipe. Escribe de forma muy tierna y utilizando un lenguaje apropiado para un chiquillo. Por ejemplo, en EA 167, complace al joven Tutu como sigue: "No te preocupes de nada. Estaré allí, sano y salvo, y veré la graciosa cara de mi señor … puedes estar contento porque yo, por supuesto, estaré allí, sano y q salvo."

Ninguno Escape para Ir a Dar las Nuevas

En el siguiente episodio en el que se involucra a Eliseo, Jehú es ungido rey de Israel por la "palabra del Señor (Akhenaton) a Elías (Smenkhara)." Eliseo no habla con Jehú cara a cara como hiciese con Hazael. En lugar de eso le dice a un criado que realice la unción en privado y que después se dé a la fuga. Eliseo tiene miedo de Jehú, y por una muy buena razón. Sin embargo, Jehú está satisfecho con la designación y no trata de "matar al mensajero." Fracasa al mantener completamente en secreto su unción como se le ordenó. Al igual que con el recién nombrado Hazael, Jehú inmediatamente procede a matar a la persona que está en el cargo que él acaba de recibir. El confiado Joram rey de Israel es muerto de un flechazo. Después de asesinar a una mujer que cree que es Jezabel, Jehú exige entonces que los setenta de hijos de Acab sean ejecutados y sus cabezas enviadas a él en Jezreel. En este punto en la narración se introduce un nuevo personaje llamado Jonadab hijo de Recab. El s nombre de Nadab ("generosidad") había sido un epíteto del rey David/Abimelec (Thutmosis I). Durante el proceso de la fundación de la dinastía del Imperio Nuevo, fue este anterior Nadab el que había t matado a los setenta hijos de Jerobaal/Gedeón (Tao II) por orden del "Señor" (Tao I). El joven Tut estaba siendo encasillado como el David de su generación. Jehú actuaba no sólo para establecer su propia dinastía, sino la de Tutankhamon como el nuevo David. Independientemente de su edad, se consideraba apropiado para Eliseo mostrar celo por su propio padre y acompañar a Jehú en su misión u de destruir a todos los que se oponían al Señor (Akhenaton). La utilización del nombre de Nadab disimula un poco la implicación del joven príncipe en los brutales asesinatos de Jehú y deja sin macha la imagen de Eliseo. Elías todavía era un adolescente impresionable cuando Akhenaton le ordenó ungir a Hazael rey de Aram y a Jehú rey de Israel. Eliseo todavía no era un adolescente cuando llevó a cabo esta orden y puso en marcha auténticos baños de sangre en Aram e Israel. Jonadab hijo de Recab tiene que ser aupado al carro de Jehú. Ésta es una indicación de su juventud y w de su minusvalía física. Akhenaton, alias "Pie Cojo," era también minusválido. El nombre de Recab refleja su propia incapacidad y su afición a pasar revista en su carro, un tema notable en el arte de Amarna. Con Jonadab como su observador oficial y confirmación de su autoridad, Jehú mata a todas las personas que quedaban en Samaria y que estaban relacionadas o asociadas con Acab. Admite que conspiró contra su "amo" Acab. Acab (Ay) era con mucho el superior de Jehú (Ipy) dentro de la familia real. Por consiguiente, afirma repetidamente que sus acciones sólo sirven para cumplir las palabras del x Señor pronunciadas por medio de Elías. (Ipy tenía la representatividad de Tutankhamon y una comisión proveniente de una autoridad no menor que la del Señor Akhenaton y su corregente Smenkhara. La autoridad individual y colectiva que tenían ambos era mayor que la de Ay.) Finalmente, Jonadab (Tut) presencia la trampa y la matanza de los profetas de Baal, los cuales fueron y convocados desde todas partes de Israel. A los profetas de Baal supuestamente se les dieron muerte z a todos ellos en una emboscada anterior preparada por Elías. Sin embargo, no es necesario suponer que sus sustitutos cayeron en la misma trampa poco tiempo después. Lo que tenemos aquí es una segunda versión del relato de Elías, en la cual cientos de ministros de Baal y Asera son reunidos juntos y masacrados. El primer relato presenta a Elías-Smenkhara, y el segundo, a Eliseo-Tut. Los dos pasajes son complementarios. Recombinándolos, se hace claro que cuando Elías salió de su escondite para una última confrontación con Acab (Ay), no se enfrentó a él solo, sino que estaba acompañado de Jehú (Ipy) y los mejores soldados del Señor (Akhenaton), así como también de su hermano menor Eliseo y su contingente.
v

r

Le Veo, pero no Ahora: Tut como Balaam
Tutankhamon estaba siendo aclamado como el Josué del Imperio Nuevo y la última encarnación de David. Como ambos, Tut se quedó corto. Sin embargo se destacó en el impopular papel de Balaam y fue bien recordado. El Balaam del Imperio Medio probablemente era un apodo de Merneferra Ay aa (Yasmah-Adad), la legendaria patada en el trasero de los chistes de burros. El mismo nombre de Ay ab era muy similar a la palabra hebrea (¿y egipcia?) para burro. El Ay del Imperio Nuevo era demasiado viejo para ser encasillado como el Balaam del Éxodo conducido por Akhenaton. En cambio, el joven Tut asumió esta función y su anciano tío Ay hizo el papel del intratable burro. Incluso bien antes del Éxodo, Ay fue ensillado como un burro en su perfil regio. Está codificado en una amonestación que Rib-Addi recibió de su padre en las Cartas de Amarna (EA 94 y 96), y en la Biblia, en el interés especial ac de Acab por sus burros. Tut no superó con la edad sus enfermedades infantiles. En cambio, empeoraron continuadamente. Su momia revela una grave curvatura de la columna vertebral y las vértebras de su cuello estaban soldadas. Estos y otros problemas de salud relacionados habrían hecho progresivamente difícil para el recién coronado faraón ocuparse de los asuntos de estado. Una leyenda del Talmud dice: 'Mientras él estaba en esta agonía, le trajeron un informe según el cual los hijos de Israel instalados en Gosén eran descuidados y perezosos en sus trabajos forzados. Las noticias agravaron su sufrimiento,

y dijo: 'Ahora que estoy enfermo, van y se burlan de mí. Preparad mi carro, iré yo mismo a Gosén, y veré el sarcasmo con el que los hijos de Israel me ponen en ridículo.' Y le tomaron y le pusieron sobre un caballo, pues él no podía montar por sí mismo. Cuando él y sus hombres llegaron a la frontera entre Egipto y Gosén, el corcel del rey pasó por un lugar estrecho. Los otros caballos, atravesando rápidamente el paso, se apretaron entre sí hasta que el caballo del rey se cayó mientras él estaba montado, y cuando cayó, el carro se volcó, y también el caballo le pasó por encima. La carne del rey estaba desgarrada ... los sirvientes le llevaron en sus hombros, le trajeron de regreso a Egipto, y le colocaron en su cama. Supo que su fin llegada, y la reina Alfar'anit y sus nobles se reunieron alrededor ad de su cama, y lloraron mucho con él.' Esta historia contiene elementos comunes a los relatos bíblicos de Eliseo y Balaam. El faraón enfermo está particularmente alterado debido a las burlas de (otros) chicos. Quiere viajar al Delta para regañarles en persona, pero no puede montar un caballo (o burro) sin ayuda. En el camino tiene un accidente intentando cabalgar por un pasaje estrecho. Al regresar a Egipto, el faraón se resigna al hecho de que no se recuperará. Se pone a llorar, y sus servidores con él. En los primeros años de su reinado, Tut todavía estaría establecido en Akhet-Atón. Desde allí era (en el papel de Balaam) convocado repetidamente por Akhenaton (Balac) para proporcionar ayuda en la eliminación de personas enfermas del Delta. En uno de esos viajes al campamento de muerte, Tut tuvo su accidente. Era obvio de forma inmediata que Tut no podría mantener unidas por mucho tiempo a las Dos Tierras de Egipto, mucho menos reunificar el mundo mayor que incluía Egipto y la Moab de Mesopotamia. Un Tut críticamente herido sólo pudo "profetizar" que otro Horus vendría detrás de él y ae completaría su abortado papel. Los "supervivientes de la ciudad" (de Kades/Akhet-Atón) serían af rematados. Además, Balaam (Tut) profetiza, "Aplastará las sienes de Moab y el cráneo de todos los hijos de Seth [Baal]." Ésta es la retórica convencional de la escena del rey-Horus atacando. Tutankhamon fue patéticamente incapaz de asumir el doble papel de Josué y David. Sin embargo, en el papel del joven Balaam, anticipa la llegada de otro Mesías. Este futuro rey debe castigar a Moab, Edom, y a todos los "hijos de Seth," estos son, los farsantes y alborotadores seguidores de Seth/Baal. El modelo era muy familiar. Horus fue muerto por Seth y después sería conocido como "Horus que está en Osiris." Con el tiempo fue sustituido por Horus el Joven, momento en el cual Seth fue vencido. Dentro de la familia real había siempre un príncipe joven que estaba deseoso de tomar el papel del joven Horus. Todos los príncipes recién coronados eran un Mesías al estilo de Horus, uno que tomaría su asiento en el trono a toda costa, y para salvar al mundo de la oscuridad y el caos que precedían a la llegada de su virtuoso reino. En sus anteriores días como el jovencísimo profeta Eliseo, Tut había estado deseoso de complacer a su Señor y padre Akhenaton. Esto habría incluido apoyar la prohibición de todos los dioses ag tradicionales del mundo antiguo. Sin embargo, con relación al culto de Rimón ("granada"), un epíteto sirio de Osiris, Eliseo hace una excepción. Después de producir efecto la cura para la lepra que Eliseo le prescribió al gobernante sirio Naamán, Naamán hace una peculiar petición. " 'En esto perdone Jehová a tu siervo: que cuando mi señor el rey entrare en el templo de Rimón para adorar en él, y se apoyare sobre mi brazo, si yo también me inclinare en el templo de Rimón; cuando haga tal, Jehová ah perdone en esto a tu siervo.' Y él [Eliseo] le dijo: 'Ve en paz.' " El último episodio en la narración de Reyes sobre Eliseo comienza así, "Cuando Eliseo cayó enfermo ai de muerte." Joás va a visitarle a su lecho, se echa sobre él y llora por su lamentable estado de agonía. Eliseo no puede dejar el cuarto en el que está, por lo que le da instrucciones a Joás para que dispare unas de sus flechas por una ventana. Eliseo entonces le dice a Joás, "herirás a los sirios en aj Afec hasta consumirlos." A continuación le dice a Joás que tome las flechas restantes y que las golpee contra el suelo. Joás sólo golpea el suelo tres veces, por consiguiente Eliseo profetiza que Joás sólo sería victorioso sobre Aram en tres ocasiones (batallas). Los eruditos bíblicos creen que las tres ak al campañas de Joás tuvieron lugar durante un período de cinco años. Asimismo, las tres campañas sirias de Seti fueron dirigidas en los primeros cinco o seis años de su reinado. En este momento Tut estaba muerto desde hacía tiempo y Seti era demasiado viejo para asumir el papel de un joven Josué. En cambio, empezó a educar a uno de sus hijos, Ramsés (Jeroboam II), apodado Sese/Sheshi, para am que finalmente cumpliera este papel en el Imperio Nuevo egipcio.

Raquel Llora a La Muerte de Tut y el Final de la Casa de José

Sus

Hijos

Como una figura "amada" de David, el dios protector de Tut era naturalmente Amón. Aun antes de que an su nombre se cambiase de Tutankhaton a Tutankhamon, es mostrado adorando a Amón en Menfis. La Carta de Amarna EA 164 indica además que durante los últimos años del reinado de Akhenaton, el dios protector de Tut era Amón, y no Atón. Después de convertirse en faraón, uno de los trabajos más

ambiciosos de Tut era la Mansión de Nebkheprura, amado de Amón, en Tebas. Aun así, como faraón adoptó también el nombre Halcón de Oro de "El que … Propicia a los Dioses." En completo contraste con el régimen de su padre, su reinado estaría marcado como un reinado de liberalidad. Tut sería querido por el pueblo por reinstaurar una política de tolerancia religiosa y saneamiento cultural. Sin embargo, para los aristocráticos e intransigentes atonistas, Tut estaba deshaciendo el trabajo de Akhenaton. No sólo estaba permitiendo sino también alentando el regreso de la brujería y la idolatría. Según el Talmud, "Pinhás le mató [a Balaam]," porque "practicó la brujería y llevó a Israel por el mal camino." A pesar de sus agudas limitaciones físicas y las críticas atonistas, los dioses de Egipto fueron propicios en su nombre desde el Delta hasta Kawa y Faras, en Nubia. "Con certeza fueron iniciadas durante el reinado de Tutankhamon una gran cantidad de obras de reconstrucción y restauración de los antiguos templos, y el epíteto que se le aplica en uno de los sellos de su tumba, "el que pasa su vida haciendo ap imágenes de los dioses", podría servir muy bien como epitafio suyo." "El rey puede referirse a 'sus padres, todos los dioses' y mezclar a Amarna y la jerga pluralista en el mobiliario que lo siguió a la tumba: "El hijo de Amón, descendiente de Kamutef, a quien Mut, señora de cielo, crió y amamantó con su (propia) leche, a quien el Señor de Karnak creó para gobernar lo que abarca el disco solar, dejándole en herencia el trono de Geb, el eminente cargo de Atum … imagen de Ra, PRIMOGÉNITO aq DEL DISCO SOLAR QUE ESTÁ EN EL CIELO." Hubo efectivamente un intento dentro de la familia real para dejar a un lado sus diferencias y buscar una reconciliación durante su reinado. Se esperaba también que Tut pudiera de algún modo, incluso milagrosamente, convertirse en la figura Horus/Adad de la clase de Josué (Salitis) y David (Thutmosis ar I/III) que se requería. Tut pudo engendrar hijos (no regios). Sin embargo, considerando la naturaleza de su nacimiento como "hijo de Kamutef," y sus problemas crónicos/genéticos de salud, no es de extrañar que no pudiera tener hijos regios saludables nacidos de su hermanastra Ankhesenamon. Después de dos nacimientos prematuros en los que los niños nacieron muertos, la pareja pudo haber desistido. El Josué del Imperio Medio también había muerto con un heredero, así que esto no habría sido considerado inaceptable. La verdadera cuestión era la falta de vigor para continuar la conquista militar según el patrón establecido por el Josué arquetípico (Salitis). Después de que Tut se convirtiera en un inválido, ya no podía ser útil ni siquiera como un símbolo. La familia real no podría permitirse cruzarse de brazos y perder la iniciativa ante líneas colaterales de otros lugares. La tradición exigía que el mundo fuera reunificado por un príncipe de la casa real de Egipto. Tut no pudo estar a la altura de esa expectativa y en cambio cayó víctima de las figuras setianas de su época. Los jefes de estos "Adoradores de Baal" eran Ay (Acab), Panehesy (Jeroboam el Joven), y Ramsés padre de Seti. Estos ancianos, junto con Horemheb (Joram), fueron todos ellos responsables de impartir el golpe de gracia a Tut. Sin embargo, en el cumplimiento de la historia anterior del Imperio Medio, le concernía específicamente a Panehesy llevar a cabo el asesinato de Balaam. En su primer oráculo dice Balaam, "¡Sea mi muerte como la del justo! ¡Sea mi fin semejante al suyo!" Después de haber dado muerte a todos los enfermos terminales que estaban con Akhenaton, pasaron de cuatro a cinco años más antes de alguien tuviera el coraje para rematar a Tut. No obstante, como su vida se estaba prolongando, los "buitres" de la familia empezaron a revolotear sobre él. Finalmente, Ramsés y Horemheb dotaron a Panehesy de un ejército. Aunque Tut estaba siendo cuidado en Menfis, Ay dispuso para él estar en Tebas a tiempo para el acto final. Tut habría entrado en la ciudad, como at era su costumbre, en un burro y aclamado por los gritos de agradecidos y devotos súbditos. A la hora señalada, Ay engañó a Tut para colocarle en una posición vulnerable. Tut fue inmediatamente atacado y muerto por Panehesy. Las "legiones extranjeras" que estaban con Panehesy también tomaron posesión de la ciudad y del Templo de Amón. Habían terminado nueve años de relativa paz. El autor, o editor, de la narración de Reyes eligió no atribuir su muerte ni al ataque de Panehesy ni a la traición de Ay, sino en cambio a su enfermedad terminal. Se nos dice, muy apegado a los hechos, que "Eliseo murió y fue enterrado, pero no en las tumbas de sus padres." Durante estos nueve años, Tut todavía no había empezado a trabajar en una tumba del Valle de los Reyes. Esto parece casi impensable. De ordinario, esto era el primer acto de un nuevo faraón. Sin embargo, pudo haber tenido la intención de ser enterrado en las tumbas de su padre Akhenaton, en Akhet-Atón. La ciudad de Akhet-Atón fue abandonada en su año 4, y no se ha descubierto (todavía) ningún preparativo de otro entierro en Menfis ni en otro sitio. Un epílogo a la historia de Eliseo concierne a la resurrección de un hombre cuyo cuerpo fue colocado au sobre los "huesos de Eliseo." Su cuerpo fue enterrado rápidamente debido a la amenaza de las av "bandas armadas de moabitas." La cámara funeraria de Ramsés VI yace directamente sobre el aw pequeño complejo de la tumba de Tut. En el corto reinado de Ramsés VI, el miedo a la llegada de un
as

ao

enemigo hizo que se suspendiera el trabajo en la tumba del faraón. Esto estaba documentado en los registros de los constructores de tumbas de la aldea de Deir-el-Medina, contigua al Valle de los Reyes: "Año 1, en el primer mes del invierno' informaba el parte diario de trabajo que 'los enemigos han alcanzado Pernabi [presumiblemente una ciudad al norte de Tebas] y han destruido todo lo que había allí y quemado a su gente,' y que el Sumo Sacerdote de Amón, Ramessesnakht, había tomado el control de la defensa del valle real ..." Otra entrada de este mes dice: "No hay trabajo por miedo al ax enemigo." Con el tiempo, Ramsés VI fue enterrado en su tumba, evidentemente con prisa debido a la confusión del momento. Fue puesto en su cámara funeraria, la cual estaba directamente encima del cuerpo de Tutankhamon. Al igual que con todos los demás faraones, se creía que el espíritu de Ramsés VI ¡se levantaba y salía de su momia para alcanzar la resurrección en la otra vida! La mención de este suceso en el relato de Eliseo indica que la localización exacta del lugar del enterramiento de Tut todavía se conocía en un momento tan tardío como el reinado de Ramsés VI. La tumba de Ramsés VI y todas las demás del Valle de los Reyes fueron saqueadas muy poco tiempo después, pero sólo se libró la tumba de Tut. Esto parecería entonces no haber sido una omisión, sino una singular muestra de respeto. Mucho se ha dicho del mural de la tumba de Tut que representa a Ay presidiendo la ceremonia de apertura de la boca. Una peculiaridad adicional de esta inusual escena es la presencia de dos azuelas. La azuela era una herramienta especial utilizada para forzar simbólicamente la apertura de la boca del difunto y permitir que su espíritu saliera. Eliseo había pedido una doble porción del espíritu de Elías. Esta petición fue recordada en su tumba. Las dos azuelas representan una doble abertura de la boca, y simbolizan la "resurrección" del "doble espíritu" de Tut. En la historia de Reyes/Crónicas, escrita desde una perspectiva tebana, Eliseo/Tut no recibe una identidad regia. Esto está en contraste con Elías/Smenkhara, el cual es recordado también como el rey Abías. Tut es un profeta y no más, lo cual es notable considerando la estima en la cual la institución de Amón le mantuvo. Posiblemente refleja su tolerancia a otros cultos durante su regio cargo. De forma alternativa, podría ser debido a su juventud, sus profundas dolencias, y el predominio de Ay y otros ministros durante su reinado. Finalmente, podría ser que el autor simplemente no le importó asociarle con los malos de la realeza.

La Rama Legítima: Eliseo "Regresa" como el Jesús de los Evangelios
Tut era joven, pero no fuerte ni hermoso. Su temprana muerte como un Osiris no fue trágica en este sentido. El físico malamente deformado de Tut habría evocado la imagen del torturado y mutilado Osiris, cuya belleza fue convertida en un horrible cadáver. La palabra tut también significa en egipcio az "momia." Muchos jóvenes príncipes Horus habían sido muertos en luchas dinásticas antes y después de Tut. Precediéndole inmediatamente en el Imperio Nuevo, Thutmosis IV fue envenenado y Thutmosis V fue "derribado" por un celoso tío. Smenkhara, el hermano mayor de Tut, también fue muerto por obedecer la orden de su padre Akhenaton de rebelarse contra otros miembros mayores de la familia, incluyendo su madre, la reina Tiye. Smenkhara no sólo era joven, sino en contraste con Tut, también era evidentemente saludable y vigoroso. Su nombre griego Elías es un epíteto del poderoso Zeus. En su muerte fue más que un puro Osiris, en la que su padre, como Ra, (Akhenaton) fue responsabilizado de su muerte. Su madre Tiye era la figura adoradora de Baal ("setiana") que insistía en su ejecución. Sin embargo, fue Tutankhamon, el joven último rey de la XVIII Dinastía, el que se convertiría en el principal Osiris de su tiempo, y para siempre. Como en el caso de Osiris, había algo en Tut que evocaba el amor y la empatía de otros. Su aflicción y su muerte pudieron ser inevitables, pero llevó esta inmerecida cruz con valor y con gracia. Tut poseía la fe de un niño y la temeraria dejadez de un hombre agonizante. Resultó ser una combinación inolvidable. Su alegría y sus lágrimas trajeron una liberación emocional a una edad dolorosa pero estoica. Después de nueve años, el joven rey Tut y su reconciliación habían dejado paso a un renovado seguimiento de la dominación del mundo. Era un retorno a los asuntos, como siempre, de la familia real. En las generaciones que seguirían, las luchas internas se incrementarían hasta que los ejércitos extranjeros estuvieron preparados para invadir Israel y Egipto, y los últimos reyes que abogaban por un gobierno nativo en estas regiones fueron muertos o exiliados a Babilonia. En los últimos años de tribulaciones, los desilusionados miembros de la familia real (profetas) empezaron a anticipar la llegada de un rey-dios verdaderamente digno, y específicamente uno que terminaría lo que había comenzado Tut-Eliseo. Consistente con esta visión, Malaquías llegó incluso a escribir que este futuro Mesías ba también sería precedido por una figura de Elías. En el exilio, los judíos se vieron obligados a renunciar a sus pretensiones de soberanía, lo cual les llevó a muchos a rechazar de una vez por todas la validez de esta forma de gobierno. Sin embargo, cuando el gobernante griego Antioco IV (Epífanes) insistió en que el templo judío de Jerusalén tenía que ser helenizado como un templo de Zeus-Amón, esto condujo a una sublevación y a una eventual
ay

independencia. En el período romano, la esperanza mesiánica alcanzó un nuevo nivel de expectación, e incluso de desesperación. Era el momento para otro rey salvador, un rey de la clase de Eliseo-Tut (Josué II), que expulsaría el espíritu de Pax Romana y lo sustituiría por una conquista del corazón. Su trono, como el de Eliseo-Tut, sería establecido no por la fuerza sino por el amor y por derecho. Así como Elías precede a Eliseo, así Juan el Bautista prepara el escenario para el Jesús de los evangelios. Concerniente a Juan el Bautista, Jesús ofrece, "Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que bb había de venir." Juan el Bautista no era literalmente Elías-Smenkhara. Jesús no era literalmente Eliseo-Tut. Sin embargo, estas personas del Nuevo Testamento (si fueron reales, ficticias o un poco de los dos) siguieron definitivamente el modelo de Smenkhara y Tut. Todo lo que está registrado en la narración de Reyes acerca de Eliseo encuentra una expresión equivalente en la vida de Jesús. Como el Josué del Imperio Nuevo egipcio, el Josué del Nuevo Testamento multiplica la comida y alimenta a los pobres. Cruza el Jordán para estar con Elías. Una vez ungido, puede caminar sobre el agua, y hace bc que un valioso metal suba hasta la superficie del agua. Convierte comida sucia en comida apta para bd el consumo. Restablece la salud, propiedades, e incluso almas. Acepta la insignificante contribución de una viuda, pero rechaza, e incluso castiga, la toma ganancial. Tiene la virtud de abrir los ojos ciegos, y también de cerrarlos. Predice acontecimientos futuros. Levanta a los muertos y él mismo se levanta de entre los muertos. Tut no vivió para alcanzar la edad adulta. Se le dio muerte aproximadamente durante el tiempo de su decimoctavo aniversario. Era una deidad hija. El Cristianismo, una religión que siguió su modelo, se bee convirtió en una religión del hijo. Jesús, como Tut, es descrito como un niño precoz, y que acepta bf completamente el papel que sus padres le dieron en una temprana edad. Como adulto, hay un bg continuado énfasis en una capacidad infantil para la emoción. No sólo tolera sino que también anima a los niños a que se acerquen a él. En la narración de Reyes, el joven Eliseo naturalmente desea la compañía de otros niños y que le acepten. Cuando una compañía de niños profetas (otros niños de la bh nobleza) se burla de él, está muy dolido y se venga. En los evangelios se encuentra la maldición de Jesús hacia un árbol joven que no produce fruta precoz (figurativamente, evidencia de madurez). Sin embargo, con respecto al pueblo, enseña a bendecir cuando uno es ultrajado y prestar ayuda a los bi bj enemigos. Exige a sus seguidores una fe de niño y la capacidad para perdonar. Jesús, bk análogamente a Eliseo, tiene un poco aprecio, como un niño, por la riqueza material y la seguridad. Aunque no está terminalmente enfermo, Jesús tiene la confianza de Eliseo cuando está frente al peligro. Aconseja al pueblo de no temer a los que tienen el poder de matar el cuerpo de uno mismo, bl sino que se debe temer a Dios, que puede destruir el alma.

Vosotros, ¿Quién Decís que es Él?
La resurrección de Eliseo ocurre cuando todavía es un chico muy joven. En el relato de cómo se le bm paró la respiración y fue resucitado, su nombre no se da. Sin embargo, se ha demostrado que Eliseo era el chico al que Elías llevó a un cuarto superior y reanimó. Los evangelios proporcionan una confirmación adicional de que se sabía, o se creía, que este pasaje, y no sólo este pasaje sino también 1 pasajes similares de la narración de Reyes, estaba relacionado con Eliseo. Por ejemplo, los bn evangelios destacan la curación de Jesús a un hombre con una mano paralizada. En la narración de bo Reyes, un innominado "hombre de Dios" realiza este milagro. El mismo profeta, montado en un burro, es más tarde involucrado en un engaño por un viejo profeta y muerto por un león (un príncipe rival de Judá). El león y el burro están todavía junto a él cuando el mismo viejo profeta que había engañado al hombre de Dios viene a por el cuerpo. El viejo profeta se lamenta por la muerte de "su hermano" y le entierra en su propia tumba. Esto es, por supuesto, una versión alegórica de la "muerte piadosa" de bp Eliseo-Tut a manos de (el león) Panehesy y su entierro por parte de ("el viejo profeta ") Ay. El nombre de Eliseo no se utiliza nunca en los evangelios ni en todo el Nuevo Testamento. Aunque Jesús era considerado específicamente como la segunda venida de Eliseo/Josué II, también era la personificación de una divinidad mayor. Representaba todo lo que los profetas consideraron bueno de bq la realeza, y nada de lo malo. Como en el caso de Eliseo, la realeza de Jesús no se hace explícita, al menos en un sentido terrenal. En Cristo, la realeza está reformada e idealizada. Se consideraba que Tut era simultáneamente el Josué, David, Osiris, Horus y Thoth de su generación. El Mesías del Nuevo Testamento tenía que ser lo mismo, no sólo en su generación sino también en todas las generaciones br bs futuras que vinieran. Cumple todo lo relativo a la vida de Eliseo (Josué II), incluyendo su juventud, bt bu bv ser precedido por "Elías," su ministerio de curación, y su traumática muerte sacrificatoria. Es un bw descendiente legítimo de David, que no impone la letra de la ley, sino que en cambio comprende el bx by espíritu de la ley. Como Thoth, el Espíritu Santo se sitúa en él para hablar y actuar por la Divinidad.

Jesús es también el Siervo, la Luz, el Mensajero que viene súbitamente, cc de Paz, todos ellos rasgos de Thoth.
cd

bz

ca

cb

el Consejero y Príncipe

Cuando es un niño, Jesús es llevado a Egipto y alejado del celo asesino de Herodes, al igual que Horus el Viejo y Horus el Joven habían sido ocultados de los enemigos que trataron de destruirlos. Bajo la conducción y la instrucción del Espíritu Santo (Thoth), Jesús "crecía en sabiduría y en estatura." Cuando llega a la edad adulta, Jesús decide lo que se puede hacer legalmente en el Sabbath, porque él es, como Thoth, autor del sábado. Después de llevar a cabo un corto ministerio de curación y reconciliación, es condenado a muerte al igual que Osiris. Antes de su "pasión" y "ascensión" al cielo, Jesús también predice su regreso triunfal, ya no como un siervo doliente sino como un rey ce conquistador. Volvería para derrotar a Satán en una "revancha" de la antigua batalla del Valle de cf Armagedón entre Seth y Horus el Viejo. El ciclo mítico entero no sólo tenía que repetirse, sino que también completarse en este hombre. La vida de Eliseo-Tut había sido trágica desde principio a fin. Se decía que había curado a otros, pero finalmente fue incapaz de curarse a sí mismo. En contraste, el Jesús de los evangelios tiene la virtud de efectuar su propia "resurrección" desde un cuerpo con heridas que se creerían incurables. Es el cg amo de todas las situaciones. Los ángeles no permitirán que Jesús tropiece con su pie en piedra, mucho menos caer de cabeza (como le ocurrió a Tut). No se le puede quitar la vida, pero la ofrece sólo en el momento y en el lugar que él elija. Aunque perseguido injustamente, Jesús no podía ser, y no lo sería, una víctima. La representación era una parte integral de la antigua cultura judía referente a la historia. Por consiguiente, todo lo que se conocía del anterior Jesús/Josué II tenía que ser tramado cuidadosamente en los relatos evangélicos. Muchas, si no todas, de las "profecías" relevantes del Antiguo Testamento fueron probablemente coreografiadas como una repromulgación, incluyendo su muerte desafiando a la crucifixión y una resurrección simulada. Sin embargo, habría requerido más que valor para escenificar estos últimos acontecimientos. El Jesús de la vida real era un pretendiente de buen linaje al difunto ch trono de David. Pertenecía a una aristocrática familia judía con influencia considerable. Al menos un miembro del sanedrín estaba involucrado en el movimiento. Tales contactos fueron utilizados para "apurar la muerte" de Jesús y bajarle de la cruz tan rápido como fuera posible. No sólo sirvió para que la historia anterior se cumpliera, sino que también mejoró de manera dramática sus oportunidades para una plena recuperación. En la redramatización del Nuevo Testamento, el Sumo Sacerdote Caifás representa al Sumo ci Sacerdote Panehesy del Antiguo testamento (Fineas II). El sacerdocio sadoquita de la época de Jesús pretendía descender y haber recibido autoridad divina de Panehesy. El asesinato de Tut (Josué II) por parte del fundador de la orden sadoquita propició un conveniente punto de partida. El Jesús del siglo I d. C. se disponía a probar que, si le daban la oportunidad, Caifás haría tal como Panehesy había hecho. No había ningún camino mejor para la orden mesiánica que hacerse entender, aparte de demostrar que los sadoquitas estarían dispuestos y serían capaces de matar una vez más a Tut (y por asociación, a Osiris). Tropas "extranjeras" habían ayudado a Panehesy en la ejecución de Tut. Asimismo, Caifás no intentó crucificar personalmente a Jesús, sino que lo organizó para que los soldados romanos lo llevaran a cabo.

Un Arma de Dos Filos
Después de la abdicación de Akhenaton y la sucesión de Tut, el culto a todos los dioses fue de nuevo permitido. Sin embargo, no es la política liberal de su cargo real, sino el apasionado carácter del anterior ministerio profético de tres años de Eliseo lo que se recuerda mejor en el Cristianismo. Durante su ministerio de tres años, Jesús elige "poner la otra mejilla" contra el acusador. También reprende a Pedro por "levantar la espada" para defenderle, pero dice que la hora llegaría cuando sus discípulos se convirtieran en combatientes. La tolerancia también era alentada inicialmente en la perseguida Iglesia, pero perdió calidad cuando el Cristianismo se convirtió en un utensilio del estado romano. La súplica de pureza y libertad del corazón sería transformada aun así en otro culto que facilitaba el predominio de una aristocracia gobernante. Los que se negaban a aceptar a Jesús como el Mesías, o aceptar la autoridad de la Iglesia, eran no sólo condenados en la otra vida, sino que también eran rápidamente eliminados de ésta. Durante la mayor parte de los dos últimos milenios, el Cristianismo se convirtió en guía, guardián, e incluso guillotina. Fueron dos pasos cortos hacia adelante y al menos un paso largo hacia atrás. Y ahora debemos responder otra vez a la pregunta, Quo Vadis? Si está buscando un santo en toda esta historia, ¡aquí no está! No todo el mundo pensaba que Tut era un ángel bien amado. Aunque su máscara funeraria es una de las obras de arte más hermosas jamás vista, Tut en realidad era un poco monstruo, al menos físicamente. Su cuerpo tenía forma de pera, de medidas 80-74-110. Además de ser Josué, el joven ayudante de Moisés, también es caracterizado en la Torá como una repetición del "malvado Balaam," que practicaba la magia y tentó a Israel para que cometiera un error. El Nuevo Testamento no oculta la otra cara de su héroe. Emulando a Tut, era necesario que el niño Jesús fuera visitado por magos de Oriente, y que bajara a Egipto, la tierra de los dioses de piedra y de los encantadores de serpientes. Como adulto, Jesús no se vanagloria de su fuerza física ni de su destreza sexual, sino que es descrito como un poco delicado y afeminado. No trabaja durante el día, sino que dirige iniciaciones místicas que duran toda la noche. A través del Jesús de los evangelios vino una renovación del culto al rey-dios y la creencia en el mundo de los espíritus. Aunque en una forma nueva y saneada, estas prácticas habían sido denunciadas desde hacía mucho tiempo como idolatría y brujería en el Judaísmo. Además, el Cristianismo ofrecía a las masas la falsa ilusión regia de inmortalidad como una motivación en la que confiar y a la que obedecer. Con esto fue impuesta la peculiar forma de lucha mutuamente destructiva que también estuvo reservada una vez cj para la realeza. Evidentemente, Jesús sobrevivió a su dura y diseñadora experiencia, sin embargo pudo haberle producido un daño permanente, no sólo física sino también mentalmente. Después de aparecer ante sus discípulos, Jesús se retiró, presumiblemente no sólo por su protección sino también para buscar una terapia adicional. Era necesario que Jesús viviera, pero no era suficiente. Sin el apoyo popular y político, no sería más dios o rey que cualquiera de sus antepasados. A los dirigentes cultos, sus principales rivales, no les hizo gracia su redramatización de las Escrituras. El pensamiento de la escuela de la Torá estaba cansado y receloso de figuras salvadoras, en el caso de que no rechazara categóricamente la idea entera de la realeza judía. Reconocieron la intriga cuidadosamente elaborada de Jesús por lo que era. Los que favorecían el regreso de la independencia judía probablemente miraban a los Macabeos como ejemplo. Sin embargo, llevaría tiempo y suerte llegar a un acuerdo con un gobernador romano, como Judas Macabeo había hecho antes con un contendiente griego al trono seleúcida. La gente común estaba demasiado dispersa, confundida y asustada para unirse en pos de Jesús. Él no tuvo otra opción que marcharse, observar, y esperar la oportunidad para regresar con poder y gloria. El milagro final no ocurrió. Esa generación pasó, pero no llegó el fin de la era ni de esa raza actual de ck hombres. Su Iglesia sólo podría perpetuar la esperanza mesiánica. Las antiguas profecías fueron revisadas para que concernieran al inevitable y catastrófico fin de la era, cuando Josué apareciera una vez más. Si se mantenían en lo cierto, él nacerá de nuevo como la semilla (nueva raza) de una gran diosa. En su infancia, él debe escapar milagrosamente de ser muerto por las fuerzas que se oponen a cl su venida. En la madurez, él se levantará con animosidad contra los dirigentes de la antigua y cm malvada raza y les derrotará. La ingeniosa y audaz representación de Jesús para lograr la autodeterminación judía no creó una insurrección espontánea de parte de su nación. Su pasión finalmente cambió el mundo romano, pero no como los arquitectos pudieron haberlo imaginado. Aunque valerosas, las insurrecciones, que ocurrieron finalmente en los años 70 y 132 d. C., fueron brutalmente aplastadas, y cualquier esperanza de autonomía perdida. Aun así, una rama de la realeza davídica ciertamente pudo haber echado raíces cn en la Europa Occidental en virtud de la concurrente Diáspora. Además, el Evangelio de Pablo, hecho a medida, sería ampliamente aceptado por los no judíos de los estados mediterráneos. Fuera de Israel, los súbditos romanos ya estaban predispuestos favorablemente al Cristianismo gracias a los cultos

"predecesores" de Osiris, tales como Serapis, los cuales ya habían conseguido una amplia popularidad co en la época de Jesús. Aunque el cumplimiento de la "profecía" de Jesús tenía poco o ningún significado cultural para los "gentiles," la súplica de vida eterna concedida libremente y la liberación de los temores mundanos era irresistible. a. Isaías 11:6 (NVI) b. 2 Reyes 6:8-23 c. 2 Reyes 6:12 (RV) d. 2 Reyes 6:21 (RV) e. 2 Reyes 6:22 [Un rey como Ay haría que sus soldados capturaran enemigos auténticos.] f. 2 Reyes 6:24-7:20 g. 2 Reyes 7:1 h. 2 Reyes 6:32 i. j. k. l. 2 Reyes 8 Véase otra vez 2 Reyes 6:32 Abdi-Ashirta, el seudónimo de Ben-Hadad en las Cartas de Amarna, significa "siervo de (la diosa) Astarté/Asera." Posiblemente refleje esto una especial lealtad a la reina Tiye. El siguiente notable rey de Hamat después de Irhulena (Yuya) se llamaba Zakkur, un rey de procedencia desconocida que disputó a Hazael el papel de Isacar. Para una discusión de la estela de Zakhur, véase Wayne Pitard, Ancient Damascus.

m. Salmos 8:2, Mateo. 21:16 n. EA 156. Hatip es probablemente o Jehú-Ipy o Haya-Amenhotep hijo de Aper-el. o. EA 165. p. W. Moran, The Amarna Letters, EA 164. q. Traducción en W. Moran, The Amarna Letters, EA 167. r. s. t. 2 Reyes 9:1-10:14. La expresión "ninguno escape para ir a dar las nuevas" que se encuentra en 2 Reyes 9:15 es una alusión a una masacre anterior de David. Véase Capítulo 10, Nota 9. Jueces 9:5. Para la asociación de David y Abimelec, véanse Capítulos 9-12 de este libro.

u. A Tut también se le habría atribuido un ataque contra el eterno chivo expiatorio de Israel, los amalecitas (Éx. 17:8-16), en un momento muy temprano de su reinado, como Thutmosis I había hecho (1 Samuel 30; 2 Samuel 1:1), otra hazaña que fue puesta en escena para el joven príncipe como una repetición deliberada. v. 2 Reyes 10:15 w. (7394) de rakab, "montar (en un carro)" x. y. z. 2 Reyes 9:36; 10:10,17 2 Reyes 10:18-29 1 Reyes 18:19-40

aa. Joan Oates, Babylon, p 64. Véase también pp 57, 63, 70-1 para la caracterización de Ay. bb. ayir (5895) (pronunciado áyir), un asno joven (como el que lleva una carga) athown (860) (pronunciado azón), un asno hembra Para la etimología egipcia, véase Jan Assmann, Moses the Egyptian, p 37. 1 Reyes 18:5. Los mulos son llamados aquí pered/parad (6505/4) (pronunciado péred/parád), y behmah (929) (pronunciado bejmá). cc. Ginzberg, 'The Legends of the Jews,' Vol. II, p. 297. Véase también comentario en A. Collins y C. Ogilvie-Herald, Tutankhamun: The Exodus Conspiracy, p 285. dd. Núm. 24:17-19

ee. sariyd (8300) "superviviente"; iyr (5892) "ciudad" Cf Ur/luz ff. Parece razonable que la innominada ciudad se refiera a Akhet-Atón, la Kades ("Ciudad Santa") a donde Akhenaton llevó a los supervivientes del Éxodo. gg. Robert Graves, The Greek Myths, 27.10, p 110. Véase también discusión en el Capítulo 3 de La Arqueología y los Patriarcas. hh. 2 Reyes 5:18-19 (RV). (Naamán es llamado Ya-nhamu en las Cartas de Amarna y es uno de los nombres bíblicos del futuro faraón Horemheb.) ii. jj. 2 Reyes 13:14 (NVI) 2 Reyes 13:17 (RV) W. Pitard, Ancient Damascus, p 169.

kk. 2 Reyes 13:20-25 ll.

mm. En los evangelios, Jesús dice, "Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas." Mateo 24:28; Lucas 17:37 Cf Job 39:27-30. Las "águilas" representan a los príncipes rivales que querían tomar el trono para ellos mismos. Jesús (como Eliseo) es llevado por Satán (como Seti/Joás) a un monte muy alto (más bien que un cuarto superior). Seti recibió esta obligación, pero rechazó la oportunidad de ser Josué. Asimismo, Satán fue rechazado por Jesús. Mateo 4:8-10 nn. Donald Redford, Akhenaten: The Heretic King, p 209. oo. Nebkheprura era el prenombre de Tut. pp. Cyril Aldred, Akhenaten, p 295. qq. Donald Redford, Akhenaten: The Heretic King, p 210. rr. Jeremías 35 ss. Núm. 23:10 (NVI) tt. En los Evangelios, esto volvió a representarse en la entrada de Jesús en Jerusalén el Domingo de Ramos. uu. 2 Reyes 13:21 vv. Se demostrará en un capítulo posterior que durante la época de Ramsés VI, se trajeron tropas de Mesopotamia desde el Éufrates a Egipto y fueron utilizadas en batallas por la sucesión. ww. Véase diagrama en Nicholas Reeves, The Complete Tutankhamun, p 55. xx. John Romer, Ancient Lives, p 145. yy. El desfigurado cuerpo de Tut fue eufemizado por su nombre de Horus: Ka-nakht tut-mesut, "Toro poderoso, que se adapta a las formas creadas." (Definición de Nicholas Reeves, The Complete Tutankhamun, p 25.) zz. Además de ser una variante del nombre de Thoth/Tutu, que perfeccionó el proceso de la momificación. aaa. bbb. ddd. eee. ggg. Malaquías 4:5 Mateo 11:14 (RV) Mateo 22:21; Marcos 12:17; Lucas 20:25 Lucas 1:17, Malaquías 4:6 Cf Juan 11:35, Juan 15:11 y Juan 16:20

ccc.Cf 2 Reyes 6:1-7 y Mateo 17:24-27

fff. Lucas 2:41-52 hhh. Además de su físico singular, el joven Tut tenía la cabeza afeitada y el mechón del lado de la cabeza típico de los jóvenes egipcios, una visión extraña en Israel. Se nos dice que los niños que se burlaban de él fueron destrozados (heb. baqa (1234) destrozado/maltratado, no necesariamente muerto) por un "oso." iii. Mateo 5:44; Lucas 6:28

jjj. Mateo 18:22 kkk.Mateo 6:25-34; Lucas 12:22-34 lll. Mateo 10:28; Lucas 12:4 mmm. nnn. ooo. 1 Reyes 17:17-24 (Véase discusión en el Capítulo 26 de La Arqueología y los Patriarcas.) 1 Reyes 13:6 Cf Lucas 6:6-1; Mateo 12:9-14; Marcos 3:1-6 1 Reyes 13

ppp. Ay hijo de Yuya (José) es llamado diversamente como Jerimot (Ya-rimuta de Aram). En el Nuevo Testamento, su papel es interpretado por "José de Arimatea." qqq. Lucas 24:27, 44; Mateo 26:56 rrr. Proverbios 8:22-31; Salmos 102:23-28; Salmos 45:6-7; 2 Samuel 7:13-16; Isaías 9:6, 41:4, 44:6, 48:12 sss.Isaías 7:14-15, 9:6, 53:2 ttt. Isaías 40:3, Mal 3:1, 4:5 uuu. www. Isaías 32:3-4, 35:5-6, 53:5 Salmos 132:11, Isaías 9:7; 11-3-5, 32:1, 42:3-4; Jeremías 23:5 vvv.Samuel 7:14, Isaías 53:3-12 xxx.Isaías 11:6-9, 16:5, 40:2, 11, 42:2-3, Zacarías 9:9 yyy.Isaías 11:2, 42:1, 61:1 zzz.Isaías 42:1, 49:3, 6, 52:13, 53:11 aaaa. bbbb. cccc. Isaías 9:2, 43:6, 49:6, 60:3 (Véase también Mateo 4:16) Isaías 16:5, Malaquías 3:1 Isaías 9:6

dddd. Se supone que el lugar de nacimiento Tut es Akhet-Atón, sin embargo Miqueas 5:2 sugiere que la reina Tiye le dio a luz realmente en la Belén de Egipto, esto es, Akhmin. eeee. gggg. hhhh. Mateo 24; Marcos 13; Lucas 21:5-36 Salmos 91:11-12 Mateo 1:1-17; Lucas 3:23:37 ffff. Como se detalla en el Libro del Apocalipsis

iiii. Técnicamente, Panehesy fue elegido Sumo Sacerdote sólo en el momento de la muerte de Tut. jjjj. Mateo 10:34-36 kkkk. Según la NVI, la palabra griega genea (1074) de genos (1085) que se encuentra en Mateo 24:34; Marcos 13:30; Lucas 21:32 puede traducirse como "raza." llll. Apocalipsis 12 mmmm. nnnn. oooo. Apocalipsis 16-18. (Armagedón es mencionado en Apocalipsis 16:16.) Laurence Gardner, Bloodline of the Holy Grail. Ahmed Osman, Out of Egypt.

Nota 1:
La combinación entre Eliseo y Elías es comprensible si consideramos su frecuente compañía, y la similitud de sus nacimientos y sus nombres hebreos populares. Se les atribuyen a los dos, Elías y Eliseo, los milagros de multiplicar la comida y resucitar al hijo de la viuda. En lugar de elegir entre tradiciones opuestas, el autor/compilador conservó ambas. Existe también una confusión obvia relativa a la ausencia de siete años de la mujer sunamita. Probablemente ella abandonó su propiedad en el reinado de Smenkhara (Elías) y se la había restituido en el reinado de Tut (Eliseo).

El origen de la combinación entre los "gemelos" Mesa-Elías y Mesh-Jeroboam también se hace evidente ahora (véase Capítulo 26). Para confundir todavía más, los nombres de Abías (otro epíteto de Smenkhara-Elías) y Nadab (otro epíteto de Tut-Eliseo) son utilizados, como es de esperar, para los hijos de Moisés (Akhenaton). Sin embargo, a los hijos de Aarón/Jeroboam el Viejo (Aanen) y Fineas/Jeroboam el Joven (Pa-nehesy) también se les dan estos nombres. Esto sirvió para complicar todavía más la combinación de tradiciones entre Elías y Eliseo. Una declaración realizada acerca de Abías, uno de los hijos de Jeroboam, está obviamente desplazada y se debió de aplicar en cambio a Eliseo. Dice: "Todo el Israel llevará luto por él y lo enterrará. Es el único perteneciente a Jeroboam que será enterrado, es el único … el Dios de Israel ha encontrado algo bueno."

FIN * * *

Este libro fue reeditado para distribución libre y gratuita a través de la red Digitalización: http://www.domainofman.com/esindex.html Revisión y Edición Electrónica de Hernán Bado(Tai) y Nascav 13 de Enero 2004 – 15:30