Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo.

La identidad fisiculturista

Cátedra: Sociología Fernando Pequeño UNSa - 2002
Blake Little, Andrew, Profile, 1995

Autoridades: Decana Facultad de Humanidades Prof. Catalina Buliobasich Vicedecana Prof. Zulma Palermo Jefa de Cátedra Lic. María Angela Aguilar Auxiliar docente Lic. Dante Correa

Indice

Introducción

1

El Culturismo Estructura y Fisiculturismo Superestrucutra y estética y el Cuerpo del cuerpo

1

9

9 12 13 14 16
Pensando el fisiculturismo en el campo de los deportes División polí- Gimnasios y asociaciones tica del espaprovinciales cio fisiculturista: asociaciones
nacionales e internacionales

Otras fuerzas en el campo culturista

El fisiculturismo El culturismo profesional y como el ordinario actividad mimética

17 19 19 20 21 21 22
Control social de la emocion y autocontrol Narcisismo fisculturista Narcisismo, Conclusiones desvalorización y egoísmo

Notas 23 Bibliografía 25 Anexo 1 27 Anexo 2 43 Anexo 3 51

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

La gota de sudor resbaló del antebrazo flexionado y se estrelló en el suelo del gimnasio a esa hora despoblado. El bíceps se extendió al tiempo que el cuerpo exhaló un soplido de placer y de dolor, cuando se relajó la tensión con que agarraba la mancuerna, frente al espejo. Un espejo cristalino y eterno, que devolvía la imagen de ese cuerpo que hablaba del orden social que lo inventaba, lo instituía, lo consagraba y lo modelaba; pero que también lo controlaba, lo estigmatizaba, lo rechazaba al tiempo que lo idolatraba, en una ambivalencia que se extiende más allá del gimnasio, que permea todo el orden social de nuestro tiempo y que se originó hace un par de siglos.

5

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Introducción
Acercarme al fisiculturismo para entender la construcción de su identidad, me condujo abruptamente a la teoría antropológica del cuerpo y luego a indagar la práctica en el ámbito académico de los estudios deportivos. Fue grande mi desilusión cuando no encontré referencias directas sobre estudios del fisiculturismo desde las ciencias sociales. Consultando las editoriales argentinas y las publicaciones monográficas en la web, restringidas a mi español, solo obtuve referencias de trabajos centrados en el entrenamiento técnico del deporte, la nutrición y algunos intentos de abordaje social desde el ámbito del periodismo deportivo que lamentablemente, las más de las veces, carece de instrumentos teóricos capaces de brindar explicaciones profundas sobre la sociedad. Es oportuno rescatar la existencia en la red de cantidad de páginas personales y sitios destinados al intercambio de información a nivel del culturismo, las que denotan la emergencia de una identidad fisiculturista, esa en la que estoy interesado ahora. El único referente del que dispongo para Argentina y Sudamérica es el grupo “Deporte y Sociedad” de CLACSO. Y es interesante saber que su política se orienta a los deportes en general, aunque el eje se pusiera históricamente en el fútbol. Interés, por otro lado, puesto en los deportes como parte de la sociedad en la que están insertos, como manifestaciones que permiten entender mecanismos sociales, que es el interés de las todas las ciencias sociales; y que lo distancia de los estudios biomédicos ó del periodismo deportivo.

fuertemente individualista lo que confiere al culturismo1 su singularidad en el campo de los deportes.

Resulta ilustrativa la descripción del fisiculturismo que hace P.2 en la entrevista Nº5 (ver anexo): ... “Y me volví adicto al podio, al triunfo. Para mí el fisiculturismo es una forma de vida, un culto al cuerpo y una gran disciplina. Para trabajar vendo una imagen de biotipo de cuerpo ideal y no imposible. Imposible sería en este caso un fisiculturista de mucho volumen, con 120 kilos por ejemplo. Eso es muy difícil de lograr y más de mantener y no perderlo en la vejez. Por eso a mi me gusta ser flaco” ...
¿Desde que lugar y de cuál cuerpo resulta pertinente hablar para producir un conocimiento valioso a las ciencias sociales en torno al fisiculturismo? En la sociología y la antropología surgieron áreas cuyo campo de estudio es la corporeidad humana como fenómeno social y cultural, como materia simbólica y objeto de representaciones e imaginarios. (Le Breton, 2002: introducción) Entienden que el cuerpo está modelado por el contexto social y cultural en el que se encuentra el sujeto. Ven en él un vector semántico por medio del cual se construye la evidencia de la relación con el mundo: percepciones, expresiones y convenciones. La primera tarea del investigador consiste en distanciarse de la idea discutible de que el cuerpo es un atributo de la persona, un tener y no el lugar y el tiempo en los que se construye la identidad. El cuerpo es una dirección de investigación, no una realidad en sí. Aquí es conveniente marcar cierta distancia con la sociología de Durkheim para la que el cuerpo es estrictamente reducible a lo biológico. (Le Breton, 2002: III). Del cuerpo nace lo simbólico y los significados que estructuran la existencia individual y colectiva. Es el eje de la relación del hombre con el mundo, por medio del cual este último se apropia de la materia y comparte mediante sistemas simbólicos, con otros miembros de la sociedad.

El culturismo y el cuerpo Hablar de fisiculturismo conduce a reflexionar sobre lo que la Antropología y la Sociología tienen para decir a cerca del cuerpo. La práctica culturista como todo deporte conduce al cuerpo humano, pero de una manera particular que la diferencia: en el culturismo se entremezclan dialécticamente el esfuerzo muscular con el goce estético del propio cuerpo, en un sentido muy individual. Es la dialéctica entre el trabajo físico y el placer estético y sensual

7

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

El cuerpo es una construcción social, dice Le Bretón. Y reflexiona así en torno al dilema individuo -sociedad:

... «La expresión corporal se puede modular socialmente, aunque siempre se la viva según el estilo propio del individuo. Los otros contribuyen a dibujar los contornos de su universo y a darle al cuerpo el relieve social que necesita, le ofrecen la posibilidad de constituirse como actor a tiempo completo de la colectividad a la que pertenece. Dentro de una misma comunidad social, todas las manifestaciones corporales de un actor son virtualmente significantes para sus miembros. Únicamente tiene sentido en relación con el conjunto de los datos de la simbólica propia del grupo social. No existe nada natural en un gesto o en una sensación” ... (Le Breton, 2002: introducción).
El cuerpo no puede entenderse separado del hombre al que encarna, lo que tiende a suceder en sus interpretaciones biomédicas. Existen otras formas de ver al cuerpo; muchas sociedades identifican al hombre al mismo tiempo que su carne; ésta lo engloba en una totalidad en la que lo invisible se mezcla con lo visible de la naturaleza: no conciben al cuerpo separadamente. La visión moderna del cuerpo en las sociedades occidentales, simbolizada oficialmente en el saber biomédico a través de la anatomía y la fisiología, implica la separación del hombre de su mundo, de los otros y, finalmente, de sí mismo. El mundo que lo rodea ya no puede explicar por sí mismo la carne de la que se han apoderado la anatomía y la fisiología. El cuerpo es en nuestra cultura occidental la frontera de la persona, al tiempo que es algo ajeno y diferente en el sentido que pareciera poder separarse del sujeto. Esta concepción moderna del cuerpo sirve de punto de partida para la sociología en la mayoría de las investigaciones, y nació entre fines del siglo xvi y el xvii. (Le breton, 2002: II). El cuerpo tampoco es un universal, sino una realidad cambiante de una sociedad a otra.

tura canaca; red de energía, como en la medicina china que vincula al hombre con el universo que lo rodea a la manera de un microcosmos; bestiario que tiene en su seno todas las amenazas de la jungla; parcela del cosmos en ligazón estrecha con los efluvios del medio ambiente, campo predilecto para ser habitado por los espíritus, etc «...
En las sociedades que todavía siguen siendo relativamente tradicionales y comunitarias, el cuerpo es el elemento que liga la energía colectiva. A través de él, cada hombre está incluido en el grupo. A la inversa, en las sociedades individualistas, el cuerpo es el interruptor, marca los límites de la persona, es decir, donde comienza y termina la presencia de un individuo. Debe entenderse al cuerpo como un campo de fuerzas en el que se entrecruzan hechos sociales y culturales. En otras palabras el cuerpo denota un campo social coherente y con lógicas observables; es un observatorio privilegiado de los imaginarios sociales y de sus prácticas.

Cuando se pretende problematizar la realidad a partir del cuerpo, es pertinente investigar sus inscripciones3 .
Volviendo sobre el objeto de estudio, el cuerpo del fisiculturista es todo una gran inscripción. El sujeto que lo practica está precisamente interesado en modelarlo, en inscribir sobre él lo que nunca termina de comprender del todo: el deseo de una sociedad ambivalente, que premia el éxito, el poder y la fuerza, al tiempo que persigue y estigmatiza el goce del cuerpo y desvaloriza el placer estético. De esta manera el fisiculturista construye su identidad en un espacio en el que se entrecruzan dos poderosas fuerzas de la sociedad actual occidental y globalizada. Globalización que también lo resignifica particularmente en cada país y región. Cuando se aborda el cuerpo como campo de investigación es preciso reflexionar sobre los límites de la explicitación, porque existe un lenguaje corporal que va más allá de la conciencia del sujeto. Mucho es lo que se aprende por una comunicación silenciosa, práctica, de cuerpo a cuerpo. (Bourdieu, 1988: 182) En palabras de Bourdieu:

... «Según los espacios culturales el hombre es criatura de carne y hueso, regida por la leyes de la anatomo fisiología, redecilla de formas vegetales, como en la cul8

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

...» Existen cantidades de cosas que comprendemos solamente con nuestro cuerpo, más acá de la conciencia, sin tener las palabras para decirlo. El silencio de los deportistas [ ] obedece al hecho de que cuando no se es profesional de la explicitación, hay cosas que no se saben decir, y las prácticas deportivas son esas prácticas en las cuales la comprensión es corporal»...
Es importante aquí lo que el psicoanálisis tiene para decir. Veremos esto más adelante.

esta práctica por el lado del placer estético que proporciona; desplazándonos obligadamente al plano de lo superestructural y lo simbólico. David Leddieck es un prolífico fotógrafo alemán, autor de un análisis que desde la fotografía recorre la sociedad occidental de los últimos dos siglos, interesado en evidenciar la forma como fue evolucionando la estética del cuerpo humano, en especial la del hombre. Está interesado en un análisis del desnudo masculino, y la centralidad de su tesis radica en que hay un tránsito desde mediados del siglo xix hasta nuestra era postmoderna en la concepción y permisibilidad estética con que se vive el cuerpo masculino. Los cánones de belleza que pueden leerse en la fotografía y también en la moda; pasaron de una belleza corporal masculina imposible de disociarse de la antigüedad clásica, a una virilidad extrema desprendida de lo clásico que propicia el placer estético por el goce mismo. Voy a intentar en lo que sigue mostrar como la lectura de Leddick desde la fotografía puede ayudar a entender el surgimiento del fisiculturismo como práctica deportiva al tiempo que produce y refleja una nueva visión del cuerpo masculino.

Estructura y superestructura
Cuando se piensa en el surgimiento de los deportes modernos en general, resulta imprescindible poner el acento en lo estructural. De esta forma el eje de las explicaciones se montan siempre en las consecuencias de la revolución industrial inglesa temprana del siglo xvii o en la francesa, más tardía, de comienzos del xviii. Resulta entonces que uno de los hilos que conduce el análisis es la medicalización de la sociedad con el desarrollo de las ciencias modernas. En este sentido se puede mencionar que el fisiculturismo surgió asociado a la construcción de un sujeto biomédico sano que definió el perfil del ciudadano que las naciones más industrializadas pretendían fomentar. En otra dirección, siempre en el orden de lo estructural, es lícito centrarse en el desarrollo tecnológico que produce el capitalismo y en la repercusión que un aparato como la cámara fotográfica tuvo para el saber científico y para la sociedad moderna. Muchos profesionales de la imagen sostienen la tesis de que la liberación del cuerpo masculino solo se ha conseguido gracias a la fotografía (Leddieck, 1998). En lo que sigue voy a demostrar como se conecta esta liberación del cuerpo del hombre con el surgimiento del culturismo. Pero antes creo que es importante decir que si en los estudios de identidades culturales no abordamos también lo superestructural e intentamos dar cuenta de los modos en que se articula con lo estructural, reforzándolo; estaremos siempre a mitad de camino en la producción de conocimiento. Así, no puede explicarse el fisiculturismo solo por la cuestión biomédica y es mucho más provechoso indagar

Fisiculturismo y estética del cuerpo En la antigua Grecia, el cuerpo desnudo era el motivo predilecto de los escultores. El cuerpo del hombre estaba considerado en la época como objeto de deseo, más incluso que el de la mujer, que era esculpido con menos frecuencia y estaba, la mayoría de las veces, envuelto en telas. La tradición de embellecer los monumentos públicos y las villas de los patricios con esculturas de hombres desnudos perduró en la antigua Roma, pero acabó desapareciendo con el advenimiento del cristianismo. En realidad, toda representación humana desapareció bajo la influencia de la Iglesia oriental, que prohibía las imágenes. Esto no siempre fue así. A finales del siglo pasado era prácticamente imposible ver a un hombre desnudo, si exceptuamos a Sandow, (ver fotografías en el anexo Nº 3) un culturista rubio, antiguo modelo de estudio. Cuando emigró a Estados Unidos, fue promovido rápidamente como

9

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002 no como subalterno y lo interpreta en perspectiva masculina, condenando toda sexualidad que se aparte del modelo. (Guasch, 2000: 85) En la sociedad burguesa de principios del siglo xix, importaba el poder mucho más que el cuerpo. Para esos hombres pensar que podían ser amados por su cuerpo en vez de por su poder, era sencillamente imposible. Así, el dinero equivalía al poder y este debía ser mostrado. El hombre desnudo no podía mostrar absolutamente nada. La fotografía apreció hacia 1930 y su primera utilización fue el retrato. Por esa época recuperó el desnudo masculino. Nace asociada a los modelos que posaban para los pintores y escultores enfocados en la antigüedad clásica. Se fotografiaba a los modelos para vender su imagen a los artistas, para quienes los modelos vivos representaban a veces un elevado costo. Este uso de la fotografía comenzó en Francia, básicamente en París, a principios del siglo xix. Recién promediado ese mismo siglo, se encuentran similitudes en Norteamérica que van desprendiéndose de las fotos que evocaban la antigüedad griega. Muybridge estaba Interesado por el aparato locomotor humano y animal, inventó un sistema fotográfico que le permitía descomponer el movimiento. Fotografió hombres y mujeres desnudos corriendo, saltando, bailando, lanzando pesos, con el propósito de analizar la manera como se articulaba el cuerpo en acción. (Ver este un ejemplo en el anexo Nº3) Las primeras fotografías de desnudo masculino que no intentaban ser nada más que lo que eran fueron tomadas por el barón Wilhelm von Gloeden en Taormina, Sicilia. Exiliado y arruinado, el barón fotografiaba a adolescentes para vender luego las imágenes a los turistas. Antes de finales de siglo, otros fotógrafos romanos realizaban fotografías de desnudo masculino que ya no fingían imitar la antigua Grecia. También pasaba en Alemania. Hacia 1920, como consecuencia de la Primera Guerra Mundial la ropa pasó a ser menos formal. Los hombres, vestidos de uniforme, y las mujeres de la sociedad convulsionada por la guerra, no usaban ropas demasiado apretadas o sofisticadas. Antes de la guerra, los nudistas y los naturistas habían anticipado ya la liberación del cuerpo. Los hom-

«el hombre más perfecto del mundo». Las postales de la época, lo mostraban vestido simplemente con una hoja de parra. La desnudez masculina se ocultaba cuidadosamente, y se veía en la obligación de hacer referencia a la tradición artística clásica, para tener cierto grado de respetabilidad. A principios del siglo XIX Napoleón ocupó el trono francés y con él hubo una renovación del interés por el clasicismo, que fue usado por la corona con fines propagandísticos, asociando el poder lo máximo posible con las tradiciones del pasado. Después del gobierno de Napoleón y la llegada al poder de la burguesía industrial y comercial, las imágenes de hombres desnudos desaparecieron de escena. La identidad de la fuerte y rica burguesía que destrona a Napoleón en los albores de la formación de los Estados modernos, era incompatible con el goce estético y mucho menos con la libertad del cuerpo. Los principales rasgos del espíritu capitalista son la limitación del placer como finen sí mismo, en especial el placer sexual; el retroceso respecto del amor, con el acento puesto en cambio en reunir, poseer y ahorrar como fines en si mismos; el cumplimiento del deber como el valor más elevado; y el acento puesto en el espíritu de orden y la exclusión de la compasión al prójimo” … (Fromm, 1970: 229). En el mundo del arte, estos valores se tradujeron en el fortalecimiento del desnudo femenino y la desaparición del desnudo masculino. En las exposiciones de arte europeo se veían mujeres desnudas en los galpones ó acostadas a la orilla del mar como si fueran diosas, mientras era muy raro ver a los hombres mostrando su cuerpo. A los hombres que dirigían el mundo les gustaba ver a las mujeres desnudas, pero el cuerpo masculino exhibido así resultaba muy vulnerable para el orden establecido, y se volvió un tabú. Este tabú sobre el cuerpo masculino se instituye como una protección de su poder. Esta ligado a la construcción de un modelo heterosexual que marca la vida de las sociedad occidental judeocristiana en los últimos doscientos años, pero que en el postmodernismo ha caído en una profunda crisis al modificarse los modos de producción 4 . La heterosexualidad, como sistema que protege el poder hegemónico del hombre, defiende el matrimonio y la pareja estable, es coitocéntrica y reproductiva, define lo femeni-

10

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.
bres procuraban mejorar su físico cada vez más. Después de esforzarse para desarrollar la musculatura, tenían que mostrarse. Pero la idea de que los hombres pudiesen presenciar el cuerpo de un hombre desnudo daba todavía miedo y que las mujeres pudieran sentir placer al ver un hombre desnudo era inconcebible. Pero ya empezaban a resquebrajarse los valores que concedieron siempre el poder absoluto al hombre. Después de la guerra aparecieron revistas dirigidas a todos aquellos que se interesaban por el cuerpo humano. Esas publicaciones se hallaban colocadas generalmente en el estante más elevado de los quioscos de periódicos. Durante esa misma época surgen también las primeras revistas de fisiculturismo que intercambian consejos sobre alimentación y musculación. Hacia 1945 la Segunda Guerra Mundial produjo un mayor relajamiento del control social en las costumbres y la vestimenta. Ya hacia finales de los años 40, las publicaciones de culturismo mostraban cuerpos masculinos por el solo placer estético. Pero aunque la imagen del cuerpo masculino se vendía en producciones gráficas, no llegaba aún a las galerías de arte. Un hombre desnudo era muy vulnerable para los valores de la época. Con la libertad moral y en el vestir alcanzada tras la guerra hubo interés por los cuerpos más sanos. Además el entrenamiento militar a los que miles de hombres fueron dados, hacía hincapié en la forma física. El ejército alemán de los años 20 pensaba que la desnudez era sana y vigorizadora, que el ejercicio y el sol fortalecían el cuerpo. Lo que durante siglos se les ha exigido a las mujeres, se les exige ahora también a los hombres, quienes han perdido la imagen de protectores, pero ahora pueden ser tiernos. Los hombres desarrollan los pectorales en los gimnasios porque ahora sus mujeres y sus novias se lo exigen. En 1945 Bob Mizer fundó en Los Angeles la Athletic Model Guild, una agencia de modelos culturistas. Muchos hombres jóvenes después de la guerra se iban a Los Angeles, donde esperaban hacer carrera en el mundo del espectáculo. Mizer, vendía fotos por correo de esos modelos que buscaban hacer carrera en la gran ciudad; y en 1951, fundó la primer revista de fisiculturismo: «Physique Pictorial». Para sus editores, esto significaba reproducir la escultura clásica esculpiendo el cuerpo humano mediante ejercicios especiales y de musculación. Además de su propio trabajo, Mizer publicaba el de otros fotógrafos, y una rica actividad comenzó a florecer en aquellos momentos. La especialidd de algunos fotógrafos de New York y Los Angeles eran los retratos de los participantes en los concursos de culturismo. Sólo tenían que añadir algunos accesorios, como espadas, lanzas, arcos y flechas, utilizados habitualmente en «Physique Pictorial», para asociara sus modelos a la Antigüedad. Las autoridades hostigaban con frecuencia a estos fotógrafos, sobre todo a Bob Mizer y su «Physique Pictorial». Esto iba a seguir así hasta los 60, cuando un proceso llegó hasta el Tribunal Supremo. «Grecian Guild Pictorial» consiguió vencer en 1968. La desnudez dejaba de ser obscena.

Gene Thornton, crítico del «New York Times», expresó con precisión el punto de vista de la época: «Cuando el cuerpo desnudo es el de un hombre, se entiende mejor el interés de nuestro queridísimo y entrañable pudor. No se puede negar que el cuerpo del hombre pueda ser sexualmente atractivo para una mujer, así como para algunos hombres. Tampoco se puede negar que el desnudo masculino ocupe un lugar tradicional y honroso en la historia del arte. Sin embargo, hay algo de desconcertante en la visión de un cuerpo de hombre presentado como objeto sexual». (Leddick, 1998)
La euforia de los años 80 dio pie a un gasto descontrolado, sobre todo en el campo del arte. Los nuevos millonarios y multimillonarios querían invertir su dinero en algo que se viese, y así mostrar que ellos y sus esposas tenían buen gusto. Son los años de Mapplethorpe. Su obra abarcaba desde adolescentes, damas elegantes de la alta sociedad y flores delicadas hasta hombres desnudos con un físico impresionante, provistos de órganos igual de impresionantes. Pronto, algunos hombres desnudos se encontraron vendiendo ropa interior, perfumes y moda femenina. En los años 90, el desnudo masculino convirtió en una industria floreciente y continúa creciendo.

11

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002 y fuertes, adaptados a la carrera, al tiempo que muy potentes; quien practica atletismo moldea piernas menos voluminosas y más largas, adaptadas a la carrera; el bailarín, posee piernas muy definidas muscularmente pero nada voluminosas, adaptadas a la flexibilidad y la potencia. Las piernas del fisiculturista son diferentes a todas estas. Son piernas en donde cada uno de los músculos se a trabajado por separado, localizadamente, buscando su máximo desarrollo volumétrico al tiempo que su máxima armonía con el resto de los músculos de la pierna, y en el mismo sentido se piensa la armonía de toda la pierna, con el resto del cuerpo. Cuando se reflexiona sobre el fisiculturismo es más fructífero pensarlo como un espacio dentro de las prácticas deportivas y no como un deporte aislado 5 . En cada deporte, el esfuerzo de entrenamiento del cuerpo persigue fines específicos, como ya mencioné algunos ejemplos. En el fisiculturismo el cuerpo debe adaptarse al crecimiento muscular. ¿A cuánto crecimiento? es lo que divide a la práctica en por lo menos dos subcampos diferenciados. La búsqueda de la hipertrofia muscular ó crecimiento trae aparejada una buena cuota de fuerza, que no necesariamente es lo que el culturista busca. Este resultado articula actualmente la práctica culturista con casi todo el espectro de deportes conocidos. Pero no siempre fue así y es resultado de la mayor medicalización de la sociedad y el aparejado crecimiento de la medicina deportiva. ¿Qué tanto debe crecer el músculo? Es lo que determina dos tipos diferentes de atletas dentro del culturismo, de buenas a primeras llamados profesionales y no profesionales, de los que en verdad ambos tipos pueden encontrarse en los subcampos que voy a describir. Esto evidencia ya que el tamaño muscular que se logre no es un parámetro adecuado para categorizar a los profesionales en este deporte, o por lo menos no el único. Uno de esos campos es el de los atletas a los cuales el ejercicio les proporciona la posibilidad de estar físicamente en forma de acuerdo a los parámetros de la medicina moderna, lo que involucra también el aspecto psicológico. En pocas palabras, mantener bajo el colesterol, ser flexibles,

La transformación del cuerpo masculino en objeto sexual nos vincula estrechamente al Renacimiento y, si nos remontamos todavía más, a la Antigüedad. Resulta difícil decir si traduce la igualdad entre los hombres y las mujeres ó si anuncia una nueva forma de sexualidad polimorfa. Los que resulta claro es que el culturismo nace apoyado en el orden masculino y de su quiebre. Actualmente implica el goce estético del postmodernismo, pero no siempre fue así. En el siglo xix la estética del hombre está prohibida, sí es lícito admirar a la mujer. Pero el hombre solo podía admirarse por su fuerza y su salud. La masculinidad entonces es indisoluble de los cánones griegos. En el siglo xx, en cambio, el hombre puede ser bello, y la estética masculina no tiene que estar necesariamente asociada a la antigüedad clásica. El cuerpo masculino puede ser ahora un objeto de deseo. Pero existe una gran diferencia entre la concepción griega del hombre como objeto estético y la actual. Después de dos mil años de proceso civilizatorio, la violencia social se ha controlado en formas que permiten la existencia de nuevas identidades. Para los griegos el hombre, el ciudadano debía ser vigoroso y fuerte, un excelente luchador para un régimen violento y paternalista. Hoy, l hombre también puede ser tierno, y en muchas sociedades hasta es deseable que no ni tan fuerte, ni tan paternalista. El análisis de las prácticas fisiculturistas tiene mucho que decirnos al respecto.

Pensando el fisiculturismo en el campo de los deportes
El fisiculturismo es una práctica en la que el actor trabaja su propio cuerpo con sobrecargas para lograr un objetivo. Discutir sobre este objetivo es todo un objeto de investigación. Para aclarar el concepto voy a ser reduccionista y decir que básicamente ese fin es el desarrollo muscular. En términos muy generales, desarrollo muscular producto de un trabajo con sobrecarga que otros deportes no pueden lograr. El jugador de fútbol, desarrolla piernas y muslos voluminosos

12

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.
tener buena capacidad cardíaca y pulmonar, desestrezarse, y todo lo que pueda asociarse con la vida sana en términos médicos. Para estos atletas es importante el crecimiento muscular porque actualmente está asociado con la salud y los cánones de belleza masculina y, provisoriamente, voy a decir también femeninos, lo cual merece una discusión. Buscan un placer estético en el cuerpo. El núcleo del otro campo es el de los atletas que están interesados en la fuerza asociada al crecimiento muscular. También buscan un placer estético en el cuerpo, pero tiende a estar negativamente valorizado. Si bien la salud en términos biomédicos es importante para ellos, están más distanciados de esta en sus prácticas. Es importante la diferenciación entre fuerza y volumen muscular. Si bien el culturista de este segundo campo desarrolla ambas características por igual, la inclinación por una ú otra marca características diferentes de las prácticas y de la identidad. Tomando prestado del lenguaje bourderiano, voy a decir que en este juego social de la práctica culturista, estos intereses que acabo de describir en los agentes los ubican en posiciones diferentes dentro del campo fisiculturista y los posicionan también en el campo de los deportes en general. El agente que mayor capital físico a logrado en este juego ocupa posiciones centrales en el campo y a su alrededor van posicionándose el resto de los agentes. A nivel de la superestructura dos fuerzas poderosas se entrecruzan en la concepción de la masculinidad. Una es la que hace del hombre un macho fuerte, poderoso y dominante. Puede rastreársela en el imperio romano y recrudece en el renacimiento. Es la que usó la gran burguesía industrial y comercial hace doscientos años, para legitimar el poder del hombre sobre la mujer en todas las esferas de la vida social. La otra ve al hombre tierno y seductor, y nació con el cambio en los modos de producción después de la revolución industrial, pero solo en los últimos cincuenta años con los espacios abiertos por el feminismo está empezando a hacerse sentir en la construcción de las identidades sociales, y en lo que aquí atañe, deportivas. En los últimos años y de manera desigual según los países y su grado de desarrollo económico y tecnológico; se ha producido una relajación en los mecanismos sociales de control de los cuales estas concepciones del hombre son manifestaciones. Por ejemplo la sexualidad, pero no el único. El fisiculturismo se inscribe como práctica deportiva en el centro de esas fuerzas, y esto permea en toda la práctica en particular. En este sentido, el fisiculturismo revela contradicciones sociales no resueltas 6 . En un extremo la sociedad construye un hombre fuerte, poderoso y dominante, en el otro fabrica cada vez con más fuerza un hombre tierno y seductor. Lo mismo ocurre en el ámbito culturista y es la dinámica que caracteriza a este deporte.

División política del espacio fisiculturista
Asociaciones nacionales e internacionales El estudio de todo deporte puede abordarse desde varios ángulos diferentes. Uno de ellos es el sistema de federaciones 7 . El fisiculturismo mundial se divide en asociaciones internacionales que tiene sus cedes centrales en los países industrializados que colonizaron el planeta. A su vez estas asociaciones mantienen representaciones en casi todos los países del mundo de forma no excluyente. En cualquier país pueden coexistir asociaciones nacionales que respondan a una u otra asociación internacional. Pero ninguna puede pertenecer a dos al mismo tiempo. Esta división estructural sigue una lógica empresarial y comercial de la que ningún deporte se encuentra exento actualmente. Al interior de cada país las provincias responden primero a asociaciones nacionales que luego están nucleadas por las internacionales. Nada impide que en una provincia coexistan representantes de una asociación ó de otra. Pero la regla general es que las provincias respondan a la asociación internacional que contiene a la nacional. De cualquier manera nada impide la penetración comercial de ninguna asociación internacional, en publicaciones y venta de equipamiento, por ejemplo. Los entrevistados dicen al respecto:

... “Entre las asociaciones internacionales que conozco están Wabba y la I.F.B.B. Existen torneos mundiales en distintos países de la misma asociación. No todos los torneos de la 13

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

disciplina califican para mandar gente a un campeonato de nivel mundial organizado por estas asociaciones internacionales. Existen torneos provinciales, interprovinciales y nacionales. El campeonato argentino es el máximo nivel en el país. A nivel internacional, creo que el máximo nivel de competencia mundial es el campeonato anual organizado en diferentes partes del mundo por la I.F.B.B. Es el Mr. Olympia. Existen diferentes torneos mundiales organizados por diferentes organizaciones internacionales” ... ( A. entrevista Nº 1, ver pág. ) ... “Las asociaciones internacionales que conozco son :Wabba (francesa), Naba (inglesa), I.F.B.B. (norteamericana). Pero existen muchas otras y cada una tiene diferentes alcances y niveles de importancia. La Naba, por ejemplo se transformó solo en una asociación nacional, sin grandes alcances a nivel mundial” ... (F. entrevista Nº , pág. )
Gimnasios y asociaciones provinciales El espacio físico de la práctica culturista es el gimnasio. Y en las provincias estos se nuclean en asociaciones provinciales conectadas con las nacionales. En la construcción de las identidades de cualquier tipo el espacio físico juega un papel fundamental. En el campo del culturista moderno, es posible diferenciar dos tipos de espacios ó gimnasios. Me referiré a ellos con las mismas categorías usadas por los protagonistas: el gimnasio “fierrero” y el gimnasio “completo”. Un tercer tipo ha venido a sumarse en los últimos años, pero mantiene mucha distancia de las identidades culturistas de las que vine hablando hasta aquí, y es preciso estudiarlo por separado.

tiene mucha cantidad de pesas y máquinas para entrenar cada músculo que se te ocurra. Gimnasios fierreros netamente son el Libertad y el Mr, Olimpia del negro Elías. Los gimnasios completos son como un complejo. Ofrecen muchas cosas, como spinning, sauna, pileta, cinta, sala aeróbica y pesas. Ofrecen muchas oportunidades. Aquí son completos gimnasios como Full Center. Existe un tercer tipo de gimnasios orientados a la medicina deportiva. Aquí Simela es un ejemplo de lo que te quiero decir. Ahí los profesores son todos muy buenos y son profesionales y las máquinas son muy caras. Es otro tipo de cosa muy diferente a los gimnasios fierreros o a los gimnasios más completos de los que te hablaba” ... (P. entrevista Nº , p ) ... “ [el gimnasio] fierrero completo, no existe. Al fierrero van más culturistas de competición. Al completo gente que no piensa en competir, son más comerciales. Antes en el gimnasio fierrero la gente solo hacía entrenamiento con pesas. Hoy los gimnasios anexaron muchas gimnasias” ... ... “ El empresario es otra cosa, un gimnasio no es un empresario” ... (F. entrevista Nº , p. )
Ya dije que los atletas se acomodan en el campo de acuerdo a su capital físico. Existen además otros actores sociales que pueden tener o no un importante capital físico, pero si poseen capital simbólico. Son los dueños de los gimnasios, y los dirigentes de asociaciones en cualquiera de los niveles antes mencionados. Los propietarios pueden ser atletas que todavía están en carrera, en cuyo caso generalmente serán los directores del gimnasio; otros son atletas retirados en cuyo caso habrán tenido una buena carrera deportiva. Un tercer tipo lo constituyen quienes se acercan a la práctica y nunca han desarrollado un adecuado nivel de capital físico. A nivel internacional existen inversiones de capital importantes en cadenas de gimnasios, tiendas, deportivas, fabricación y distribución de suplementos alimenticios e indu-

... “En los gimnasios fierreros se ven que los tipos están avocados solo a las pesas. Tanto el dueño como los que van. El Pesao Gym es fierrero en el sentido que es muy completo para hacer pesas, tiene muchas máquinas. Pero también puede ser no fierrero porque ofrece otras cosas aparte de las máquinas y los fierros para hacer pesas; como el sauna, las bicicletas fijas, la sala de aeróbicas. O puede ser completo porque 14

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.
mentaria y demás. Este capital económico está en mano de empresarios que conocen el deporte pero que no tienen la misma ubicación en el campo que un atleta. Generalmente son también dirigentes de asociaciones, pero no necesariamente. Las identidades de los dos subcampos mencionados antes, implican elecciones diferentes a la hora de optar por el lugar de entrenamiento. Los deportistas del campo en el que prevalece el interés por la salud y la estética prefieren gimnasios “completos” en donde realizan además del ejercicio con pesas otras opciones que estos gimnasios brindan: sauna, aeróbics, spinning y demás. Los culturistas orientados en la fuerza y el volumen muscular, en general prefieren gimnasios “fierreros”. La gente interesada específicamente en la salud y en la rehabilitación, en general con un alto poder adquisitivo, opta por los gimnasios orientados a la medicina deportiva. Una sociabilización específica puede ser la causa de muchas elecciones. En las observaciones volcadas en su tesis, dice al respecto Valussi:

mo, muchas veces no tiene sentido si no se lo comparte y se lo vive con la gente que siente de igual manera; de allí ese deseo de estar dentro de un grupo, que genera un sentimiento de pertenencia y de superación. En relación al equipo existente comentan que pueden faltar máquinas o aparatos más sofisticados, pero que lo básico está presente y es suficiente” ... (Valussi, 1996: 70)
Entender como se ha transformado el gimnasio culturista desde sus orígenes en los países industrializados, y cómo se ha implantado en cada región al interior de las naciones puede arrojar mucha luz sobre el funcionamiento y la estructura de las sociedades en las que se lo estudia 8 . Es probable que el primer gimnasio fisiculturista se haya creado en alguna parte de Inglaterra, Francia ó Alemania, a fines del siglo xix.

... “el principal motivo que los indujo a entrenar aquí, en el estupendo grupo humano que se ha formado, donde prevalece la amistad, el compañerismo, el respeto y el sentido de pertenencia. Sobre todo porque muchos de ellos por diversas causas tuvo que entrenar en otros sitios, pero cuando la situación les permitió regresar o acercarse para compartir un momento con la gente que aquí permanece, lo hicieron. Uno de ellos agrega: «si bien las instalaciones no son las mejores comparadas con otros sitios, es el ambiente de competición y de sacrificio, el que estimula a entrenar, por el nivel logrado de los atletas que aquí surgieron, por eso lo considero el mejor de Salta»; otro entrevistado manifiesta: «aquí la gente no viene a perder el tiempo, realmente trabaja y no lo hace por moda, lo hace porque le gusta el deporte y eso me incentiva a entrenar». Esto explica que la práctica de un deporte por el deporte mis15

El primer gimnasio fisiculturista apareció a principios del siglo XIX, con el alemán Friedrich Jahn, quien admiraba a los antiguos helenos. Su sueño consistía en adaptar los ideales clásicos al modelo alemán. El sistema de Jahn llamado «Turnverein» u «Organización Gimnástica», favorecía la condición física general y la promoción de un estilo de vida sano y liberal. Esto era algo que los aristócratas locales no podían apreciar, [y] empezaron a perseguir a Jahn y a sus seguidores [ ]. Los gimnasios que a continuación se abrieron eran totalmente primitivos, muchos de ellos estaban unidos a tabernas, cervecerías y restaurantes. Los atletas levantaban algunas pesas y luego bebían grandes jarras de cerveza. Otro de los pioneros de los gimnasios fisiculturistas fue el francés Hipolyte Triat, quién abrió un gimnasio en Lieja, Bélgica, en 1833, en Bruselas y finalmente otro en París en 1847. Fue el primero que enfatizó el entrenamiento pesado. Era enorme, lujoso y ventilado; comenzó atrayendo a las elites parisinas, incluyendo al propio emperador Napoleón III. El resto de los gimnasios que abrieran en esa época eran muy primitivos, apenas había luz, el aire estaba lleno de polvo y el suelo de barro, las salas eran heladas en invierno y tórridas en verano, pero con la característica de que los hombres que

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002 categoría de “fierreros”. El gimnasio más antiguo para la ciudad que pude rastrear a través de las entrevistas es de 1960 aproximadamente. Se llamaba Izarduy. Posteriormente un par de entusiastas intentan otro en Villa Los Álamos que fracasó al poco tiempo. Hacia 1970 surge el antecedente directo de varios gimnasios actuales al juntarse tres o cuatro culturistas que contaban en sus casas con equipos que unidos formaron el gimnasio. Estaba ubicado en un club popular, el 9 de Julio. Este gimnasio también incorporaba el Judo en sus prácticas y desapareció porque sus integrantes fueron abriendo sus propios gimnasios. Así es como nacieron el gimnasio Libertad, en 1979, también en el interior de un club deportivo popular. El Pesao Gym, el gimnasio Fierro y uno que ya no existe destinado exlusivamente a un público selecto, denominado gimnasio Básquet. Posteriormente en la ciudad, después de 1980, la oferta se multiplicó con la aparición de los gimnasios “completos”. (Ver entrevista a F. Nº , p. ) Los gimnasios que acabo de mencionar tienen la particularidad de haber sido los pioneros en el rubro, y claro, todos con un perfil “fierrero”, todavía existen, aunque se fueron transformando. Esa transformación tiene que ver básicamente con la incorporación de máquinas que ayudan al entrenamiento muscular y en algunos casos también la diversificación en los productos para el cliente, como colchonetas para ejercicios libres. En cualquier caso distan aún mucho de los más recientes gimnasios “completos”, en equipamiento y también en inversión.

allí frecuentaban, profesaban una absoluta y fiel dedicación. Un gimnasio típico de este tipo fue operado en París por un «forzudo» llamado Noel Le Gaulois, que abrió el «Café Athletique de Montmartre» en 1892. Simultáneamente, cruzando el Canal de la Mancha los británicos, quienes manifestaron interés en el ejercicio y el deporte, también abrieron gimnasios; tal el caso de Archibald MacLaren, que lo hiciera en la universidad de Oxford. Aunque los gimnasios eran relativamente adecuados a la época, faltaban instructores con conocimientos que pudieran enseñar en forma personalizada y dar a conocer el entrenamiento progresivo. Uno de estos primeros hombres fue un americano llamado Dudley A. Sargent, de la Universidad de Harvard, que en 1880 fundó allí el Hemmenway Gimnasium y lo lleno con muchas máquinas curiosas y revolucionarias. Sin embargo la mayor contribución se debe a su creencia de que cada músculo podía desarrollarse a través del ejercicio idóneo. A pesar de haber sufrido fracasos, las ideas de Sargent encontraron la gloria en Harvard. En 1869, William Wood, intentó combinar la moralidad y el ejercicio abriendo el primer gimnasio YMCA (Asociación Masculina de Jóvenes Cristianos), convirtiéndose en una poderosa fuerza. En 1875, Boston tenía un excelente gimnasio YMCA dirigido por Robert J. Roberts, donde había incorporado las duchas (antes los baños eran algo inusual), aconsejando no dejar pasar un solo día sin trabajar el cuerpo hasta que sude, para luego lavarlo. [ ] en el año 1893; un amigo de Sargent, Eugen Sandow, quién en 1905 abrió el Instituto Sandow, en Londres, atrayendo una multitud de alumnos de las altas clases sociales, muchos de los cuales eran miembros de la realeza” ... (Chapman, 19919 en Valussi, 1996: 4)
En Salta los gimnasios fisiculturistas fueron emprendimientos personales de muy escasos recursos hasta bien entrado los ochenta, cuando aparecieron estructuras diversificadas que empezaron a ofrecer una diversidad de oportunidades para entrenar el cuerpo. Hasta entonces todos pertenecían a la

Otras fuerzas en el campo fisiculturista

10

Es frecuente ver que los gimnasios, fierreros y completos, ofrecen variedad de productos alimenticios, y en algunos indumentaria deportiva a su público. Entre los productos alimenticios hay que distinguir dos tipos. Los complementos nutricionales a base de carbohidratos y proteínas que vienen a completar la dieta básica de cualquier deportista, por un lado. Y los productos anabolizantes y otros tipos de químicos que actúan a nivel metabólico, acelerando e intensificando los procesos de asimilación de nutrientes. Estos últimos productos buscan optimizar los tiempos de recuperación en el entrenamiento y van siempre

16

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.
unidos a un aporte nutritivo muy cuidado al igual que el entrenamiento físico. Mal usados pueden resultar peligrosos para la salud. Los primeros son inocuos. Sobre este tema puede ampliarse en la tesis de Valussi (Valussi, 1996). Alimentación y esteroides son temas frecuentemente tratados en las publicaciones de culturismo. Estas publicaciones son revistas esepecializadas dirigidas al público culturista ó allegado. Reflejan lo que este público está dispuesto a consumir y algunos rasgos de su identidad. Abordan temas que pasan desde el entrenamiento, la alimentación, los esteroides y las figuras con alto capital simbólico en el deporte; hasta la sexualidad, las fiestas posttorneos, y la venta de todos los productos que pudieran asociarse a la actividad, desde máquinas para entrenar y complementos nutricionales, hasta indumentaria y cosméticos. En el anexo Nº 2 ofrezco el análisis de una serie de fotos extraídas de estas publicaciones, las que use a modo de recorrido etnográfico visual para mostrarles cosas que el cuerpo expresa que resultan muy difíciles explicar con las palabras, pero infinitamente esclarecedoras para entender la manera de ser culturista. Pido disculpas por el reduccionismo de la comparación y quiero aclarar que la proximidad a la gente que permite un recorrido etnográfico verdadero no tiene absolutamente nada que ver con la aproximación a fotografías que como descubrirán están ya cargadas de significados y tienen mensajes específicos para un público también específico. Pero vale aquí a los fines del análisis. Por otra parte, es importante observar en el campo de este deporte lo que tienen para mostrar las farmacias que compiten con los gimnasios en la venta de suplementos deportivos; los que en algunos países se venden también en los supermercados. Un ámbito más difícil de abordar por el disimulo con que las más de las veces se hace es el de las instituciones que venden anabólicos esteroides. No esta prohibida su venta por la ley, pero aún entre los culturistas resulta un rema tabú que es mejor no mostrar demasiado. Es altamente probable que un análisis sobre este objeto particular pueda evidenciar con mucha claridad la tensión entre esas fuerzas culturales a las que ya me referí antes: las del hombre fuerte y poderoso, y las del hombre tierno y seductor. También existen tiendas especializadas que oponen posiciones en el campo de juego. Venden desde máquinas hasta indumentaria deportiva y suplementos. La medicina como campo de fuerza que articula en el culturismo es todo un tema. Aún a nivel de alta competencias, por lo menos en Argentina, son pocos los atletas que se apoyan en los médicos deportólogos, lo que pone a la práctica en otro lugar respecto a deportes como fútbol. Lo mismo para con la nutrición. Me apartaré ahora de la visión general del campo fisiculturista para evidenciar, aunque más no sea superficialmente, las consecuencias del surgimiento del campo de la producción de bienes y servicios deportivos 11 . (Bourdieu, 1998: 181)

El fisiculturismo profesional y el ordinario
Antes dije que el interés específico en el desarrollo del volumen muscular no constituye por sí solo en indicador clasificatorio de culturistas profesionales y no profesionales. Más adelante intentaré evidenciar la manera que un rasgo de la personalidad, como el narcisismo, puede darnos la clave para entender parte de la identidad culturista y verán como puede diferenciar a profesionales de competidores ordinarios. Solo dos cosas quiero precisar ahora. La primera es que el narcisismo no debe ser entendido como un rasgo negativo de la personalidad y por tanto valorado negativamente, existen varios grados y formas de narcisismo. La segunda es que de ninguna manera debe homologarse narcisismo a atleta profesional y no narcisismo a atleta ordinario, porque siendo parte de la personalidad humana, se encuentra en todos los fisiculturistas por igual, y en todas las personas en general. Volveré pronto sobre esto. A nivel de la estructura social, el desarrollo del capitalismo aparejó la segmentación de todos los campos deportivos en unidades más especializadas al interior de cada uno de los deportes. En el culturismo la evidencia está en el surgimiento en nuestro país, sobre todo después de los ochenta, de mayor oferta de servicios deportivos, como los personal trainner, las dietas para adelgazar y otros; y por otro lado la

17

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002 deportistas. En las entrevistas algunos de ellos me han contado:

producción de bienes de consumo como los que ya mencioné antes y a los que agrego ahora el espectáculo fisiculturista, llamado “torneo” evocando a la antigüedad clásica que esculpía o torneaba las estatuas de hombres musculosos; o simplemente “competencia”. Entre los que participan de esta práctica compitiendo a niveles elevados y los que lo hacen en la base; y aun más entre los que compiten y los que no compiten, se produjo una escisión que coloca a los últimos en espectadores pasivos y a los primeros en creadores de las direcciones a seguir. Los culturistas profesionales manejan conocimientos reservados a los culturistas ordinarios, conocimientos que van desde las técnicas alimenticias, valores alimenticios, técnicas de entrenamiento y formas de superación del dolor; hasta reglamentos competitivos a niveles provinciales, nacionales e internacionales, gustos de jurados y muchos otros. ¿Cómo se llega de un lugar a otro? Es todo un tema que implica detenerse más de lo oportuno en este momento. Lo que debe quedar muy claro es que más o menos volumen muscular no hace a un fisiculturista profesional ó no. Sí, resulta más clarificador al tema de la identidad detenerme en la competencia fisiculturista. Al especto puede ampliarse en la descripción que realizo de una competencia fisiculturista a partir de mi observación de un concurso realizado recientemente en nuestra ciudad. (Ver anexo Nº1, pág. ) Apresuradamente puede deducirse, lo cual es totalmente cierto, que la competencia culturista permite al atleta progresar en la disciplina y brindarle parámetros para calificarse a si mismo e ir viendo los resultados de su esfuerzo, al tiempo que le devuelve el placer de verse estimulado por sus seres queridos y reconocido y valorado socialmente. Llegar a la competencia es algo gradual en el camino recorrido por los practicantes. Pero para muchos otros es una meta inicial, desde el primer día que van a un gimnasio. Después de los ochenta es probable que esto se incrementara por la influencia de los medios de comunicación a partir del proceso de espectacularización que se produjo no solo en el culturismo sino en todos los deportes. La profesionalizaron camina junto a la espectacularización y la alienación consumista. Así, se tiende internalizar la competencia como una necesidad que es vivida con mucha tensión por los

... “Existe una gran satisfacción personal cuando ganás y entonces pasás a una categoría más difícil y seguis avanzando. Sentís que estás bien y que valió el sacrificio del año. Cuando participé en el mundial casi me hago pís. Te das cuenta que tipos como vos hay un montón. No te puedo decir lo que es ganar la primara vez, después de dos o tres veces ya lo manejás. Cuando competís afuera no tenés a nadie cerca. Después de competir nos bañamos y nos juntamos para ir a cenar. Tenés muchas ganas de contarle a quien tenés al lado como te fue y solo querés agarrar un teléfono. Tenes ganas de compartir con la persona que querés. Por lo general al otro día ya viajás de regreso. También se dan muchas invitaciones sociales y te salen oportunidades de hacer cosas muy lindas” ... (P. entrevista Nº 5, pág. )
Se pueden ver sobre el mismo tema, el resto de entrevistas en el anexo Nº1. Pero una mirada más detenida sobre la competencia culturista, muestra la manera en que se entrecruzan en el campo esas fuerzas sociales que ya mencioné: la concepción del hombre fuerte y poderoso, y la del hombre tierno y seductor. El concurso culturista puede leerse como un rito de institución que consagra a algunos, excluye a otros y marca para siempre quienes podrán hacer algunas cosas y otras nunca 12 . Cuando un atleta culturista gana una competencia deportiva, la sociedad le confiere el derecho de poder seducir 13 . Puede ser el hombre tierno y seductor, sin el peligro que implican los mecanismos de control social al poder ser mucho más que un macho fuerte y poderoso. Se trata de un hecho ambivalente, como todo lo que en la sociedad occidental esta relacionado con la sexualidad y la seducción. Y por esa misma característica puede resultar un tanto difícil de comprender. Intentaré explicitarlo. La competencia culturista es un acontecimiento mimético

18

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.
que viene a regular la tensión de fuerzas que giran en torno al poder de seducción del hombre específicamente, y excluyo aquí expresamente a las mujeres. Ya regreso sobre esto. Antes es necesario que explicite algo que tal vez pase desapercibido en la competencia fisiculturista. Al disminuir aparentemente los diferenciales de poder entre hombres y mujeres hacia el interior de la práctica, recrudece al mismo tiempo los mecanismos de control sobre la mujer. La competencia culturista naturaliza las diferencias entre los sexos 14 , al tiempo que en el discurso diario entre los atletas, estas diferencias parecieran borrarse. La mujer que se masculiniza en el ámbito culturista es inmediatamente estigmatizada. En el imaginario culturista la mujer debe siempre ser femenina. En el espectáculo culturista los hombres celebran abiertamente las formas femeninas tradicionales y son menos obsecuentes a la hora de referirse a las mujeres cuyas formas y figuras pudieran asemejarse a la de los hombres. Muchas contradicciones pueden leerse sobre esta conceptualización de la mujer en las entrevistas que aquí adjunto, lo que me ahorrará algunas palabras. Si conviene decir que es uno de los campos de investigación más ricos en torno a la identidad del culturista, extremadamente ambivalente pero que puede ser muy clarificador de mecanismos sociales muy eficientes en el control del poder y de los sexos. Antes de desplazarme al concepto mimético, voy a apoderarme del discurso bourderiano para decir que la competencia culturista en un acto de institución en el que se comunica al atleta con la autoridad de los representantes, lo que es y lo que deberá ser:

expresándola frente a todos, notificándole así con autoridad lo que el es y lo que el tiene que ser [ ] asigna a su objeto todo lo que está inscrito en una definición social»... (Bourdieu, 1985: 79)

El fisiculturismo como actividad mimética
Voy a dejar por ahora la visión estructuralista de Bourdieu y enfocar el análisis en las reflexiones que sobre el deporte hace Norbert Elías. De su visión profunda de la realidad voy a tomar a los fines de mi investigación su propuesta de “actividades miméticas” en relación al control de la violencia social y el auto-control que se inscribe en la estructura de la personalidad de la gente en el proceso de la civilización. En la macro - sociología histórica de Elías el deporte pasa a ser un elemento importante en el análisis del proceso civilizatorio de las sociedades europeas a partir del siglo xix. Este proceso se caracteriza por el paulatino control de Estado del uso legítimo de la fuerza, por el atenuamiento de los conflictos abiertos entre las clases sociales y por la elaboración de códigos de comportamiento social orientados hacia el auto-control. El deporte pasa a ser una actividad de tiempo libre que históricamente cumple esas funciones. El deporte moderno establece reglas claras de igualdad entre los competidores, permite la maximización del placer, el relajamiento de las tensiones a nivel individual y la limitación de la violencia física en general. Así, el deporte se transforma en un campo privilegiado de análisis de las tensiones sociales e individuales no resueltas en las sociedades modernas. (Archetti en Alabarces,1998: 10)

...»La institución de una identidad, [ ] es la imposición de un nombre, es decir, de una esencia social. Instituir, asignar una esencia, una competencia, es imponer un derecho de ser que es un deber ser. Es significar a alguien lo que es y significarle que tiene que conducirse consecuentemente a como se le ha significado. El indicativo es en este caso un imperativo»... ...» Así, el acto de institución es un acto de comunicación., pero de un tipo particular: significa a alguien su identidad, pero a la vez en el sentido de que la expresa y la impone 19

Control social de la emoción y autocontrol En lo que sigue voy a reproducir el discurso eliasiano (Elías y Dunning, 1992: 83-97)en miras de desarrollar y explicitar lo que acabo de decir, para poder discutir luego algunos puntos en torno a la práctica culturista. El hecho de que en las sociedades se haya restringido cada vez más la capacidad de los individuos para actuar

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002 las de la clase mimética. La búsqueda de la emoción, es la otra cara de la moneda del control y de las restricciones que coartan nuestra expresión emocional en la vida corriente. No es posible entender la una sin la otra. Por medio de los acontecimientos recreativos, nuestra sociedad cubre la necesidad de experimentar el desdoblamiento de las emociones fuertes en público, proporcionando una liberación que no perturba ni pone en peligro el relativo orden de la vida social, cosa que sí podría hacer una auténtica tensión emocional de tipo serio. A estos acontecimientos los llamo actividades miméticas. En una sociedad en la que han disminuido las inclinaciones hacia la emoción de tipo serio y amenazador, aumenta la función compensadora de la emoción lúdica. Con la ayuda de ésta la esfera mimética permite refrescar el espíritu en el curso de lo más imperturbable de la vida ordinaria 16 . La emoción es por decirlo de alguna manera, lo que da sabor a todos los placeres relacionados con el juego.

emotivamente en público es solo, simple y llanamente, otro aspecto del proceso civilizatorio, en el curso del cual aumentan el control social y el autocontrol sobre las manifestaciones públicas de una emoción fuerte. Incluso cuando se presentan situaciones críticas importantes en la vida de las personas, las irrupciones repentinas de sentimientos poderosos se reservan casi siempre para la intimidad del círculo privado. Los ritos y ceremonias sociales que se celebran en bodas, entierros, con motivo de nacimientos o la llegada a la edad adulta de un hijo y en ocasiones similares, a duras penas propician ya –en contraste con los rituales de sociedades más sencillas- claras expresiones públicas de emoción. El miedo y la alegría, el odio y el amor grande no deben traspasar en modo alguno a la apariencia exterior. Para ser clasificados como normales, los adultos educados en sociedades como la nuestra, se supone que deben saber como manejar sus emociones fuertes. En general, han aprendido a no exponerlas demasiado ante los demás Con frecuencia sucede que ya no pueden mostrarlas en absoluto. El control que ejercen sobre sí mismos se ha vuelto en parte, automático. Entonces ya no controlan –en parte- su control. Se ha fundido con su estructura de personalidad. Pero un examen más detallado del largo proceso civilizador indica que los desarrollos sociales en esa dirección producen movimientos en sentido contrario tendentes a equilibrar la balanza mediante el debilitamiento de las restricciones sociales y personales. Es posible observar estas clases de movimientos en algunos campos de la vida contemporánea, entre ellos el del ocio, dentro de los cuales ubicaré a los deportes modernos. Sobre una ubicación precisa del deporte en el tiempo de ocio de las personas es conveniente ver la obra de Elías 15 (Elías y Dunning, 1992: 90). La excitación y la emoción compensadoras se hacen sentir en algunas actividades recreativas de las sociedades y son a su vez moderadas por restricciones civilizadoras. Al mismo tiempo el aumento general de la tolerancia con respecto a la demostración pública de la emoción en los últimos años solo indica de manera más clara y directa la función general que cumplen las actividades recreativas, en particular

Emergente de las restricciones sobre el cuerpo Puede entenderse al fisiculturismo como un emergente de las restricciones sociales sobre el cuerpo. Es una actividad mimética que permite actuar el goce del cuerpo masculino a través de la mirada. No hay el menor contacto físico en las prácticas culturistas, pero paradojalmente solo existe el cuerpo, de una forma inigualada por ningún otro deporte. La mirada del culturista y la mirada hacia el fisiculturismo tiene mucho que decirnos a cerca de la restricción social de la sexualidad y del placer estético. El control de la violencia social en la práctica culturista alcanza grados que distan mucho de todos los deportes inscritos en el tiempo de ocio. A la vez que el auto-control en la personalidad de estos deportistas conecta directamente con el narcisismo en donde se evidencia una de las mayores ambivalencias de la sociedad en que vivimos. Así, somos seres duales, herederos de un pensamiento dicotomizado que nos cuesta tanto superar, como al

20

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.
fisiculturista ser fuerte y tierno, hombre y seductor, al mismo tiempo. mo. Cuando se habla de egoísmo se tiene en cuenta la utilidad para el individuo, cuando se piensa en el narcisismo, se toma en cuenta también su satisfacción libidinal. Una colocación de la libido definible como narcisismo podía entrar en cuenta con un radio más vasto y reclamar su sitio dentro del desarrollo sexual regular del hombre, alejándose del concepto unido a la perversión. En esta dirección el narcisismo es el complemento libidinoso del egoísmo inherente a la pulsión de autoconservación, de la que justificadamente se atribuye una dosis a todo ser vivo. (Freud, Obras completas, Vol.xiv) Freud no modificó nunca su idea original de que el estado natural del hombre, en la primera infancia, es el de narcisismo (narcisismo primario), en que no hay todavía relaciones con el mundo exterior , que después en el curso del desarrollo normal, el niño empieza a aumentar en plenitud e intensidad sus relaciones (libidinosas) con el mundo exterior, pero que en muchos casos (el más agudo de los cuales es la locura) retira su vinculación libidinosa con los objetos y vuelve a dirigirla a su ego (narcisismo secundario). Pero aún en el caso de un desarrollo normal, el individuo sigue siendo narcisista en cierta mediada durante toda su vida. (Fromm, 1986: 69) La persona “normal”, “madura” es aquella cuyo narcisismo se ha reducido al mínimo socialmente aceptable”... (From, 1986: 70)

Narcisismo fisiculturista Adentrarse en la psicología para producir explicaciones antropológicas y sociológicas es un hábito que personalmente me seduce. Creo que los seres humanos no pueden simplemente disociarse entre individuo y sociedad, cuerpo y espíritu, estructura social y estructura de la personalidad. Debemos hacer el esfuerzo de superar la dicotomía e intentar explicaciones más abarcadoras usando todas las herramientas que las ciencias sociales puedan ofrecernos 17 . El estigma social del fisiculturista es ser narcisista. Y se valoriza al narcisismo negativamente asociándolo con el egoísmo, la falta de interés por los otros, con la baja estima y muchas veces también con la homosexualidad; en el sentido de quien quiere a su propio cuerpo, esta enamorado de sí mismo y bien entonces podría sentirse atraído por alguien de su mismo sexo. En lo que sigue voy a decir que existen muchos grados y formas de narcisismo, que es parte de la estructura de la personalidad de todos los seres humanos, hombres y mujeres, y por tanto todos de alguna manera somos narcisistas. Por lo pronto, los rasgos narcisistas que pudieran observarse en algunos fisiculturistas, no deben homologarse directamente con la práctica culturista, como esencia de la identidad Siguiendo el discurso de Freud, voy a decir que la libido está constituida por fuerzas pulsionales de la vida sexual. La sexualidad es la única función del organismo vivio que rebasa al individuo y procura su enlace con la especie... (Freud, Obras completas, Vol xvi: 376) Las pulsiones sexuales entran e n pugna con las de autoconservación. Ó dicho en término biológicos, aunque también más imprecisos: una posición del yo, en cuanto individuo autónomo, entra en conflicto con la otra, en cuanto miembro de una serie de generaciones... (Freud, Obras completas, Vol xvi: 377) ¿Cómo distinguir conceptualmente el narcisismo del egoísmo? El narcisismo es el complemento libidinoso del egoís-

Narcisismo

18

, desvalorización y egoísmo

Es necesario distinguir entre una persona narcisista y otra que tiene una baja autovaloración; esta última necesita con frecuencia que le digan lo buena que es y lo que vale, no porque no se interese por nadie más que por sí misma, sino a causa de sus dudas a cerca de si misma y de su baja autoestima. Hay otra distinción importante que no siempre es fácil de hacer: la que existe entre narcisismo y egoismo. El narcisismo intenso implica la capacidad para sentir la realidad en su plenitud; mientras que el egotismo intenso implica sentir poco interés por los demás, pero no implica necesariamente la sobre valoración de los propios procesos subjetivos. En otras palabras, el egoista extremo no es necesariamente narcisista; el egoísmo no es necesariamente

21

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

no poder percibir la realidad (Fromm, 1986: 81) El narcisismo tiene también una función biológica importante. Desde el punto de vista de la supervivencia, el hombre tiene que atribuirse a sí mismo una importancia muy por encima de la que da a cualquier otro. Si no lo hiciese de dónde sacaría la energía y el interés para defenderse contra otros. Así llegamos al paradójico resultado de que el narcisismo es necesario para la supervivencia, y al mismo tiempo es una amenaza para ella”. (Fromm, 1986: 82) Al estudiar la patología del narcisismo es importante distinguir dos formas de narcisismo, una benigna y otra maligna. En la forma benigna, el objeto del narcisismo es resultado de un esfuerzo personal. Así por ejemplo, el individuo puede sentir un orgullo narcisista por su trabajo como carpintero, como científico, como agricultor. En la medida en que el objeto de su narcisismo es algo que tiene que hacer, su interés exclusivo en lo que es su trabajo y su logro está equilibrado constantemente por su interés en el proceso del trabajo mismo y en el material con el que trabaja. Así pues, la dinámica del narcisismo benigno es autofrenadora. La energía que impulsa al trabajo es, en gran medida, de carácter narcisista, pero el mismo hecho de que el trabajo haga necesario relacionarse con la realidad, frena constantemente le narcisismo y lo mantiene dentro de límites. Este mecanismo puede explicar por qué encontramos tantos individuos narcisistas que al mismo tiempo son altamente creadores. En el caso del narcisismo maligno, el objeto del narcisismo no es nada que el individuo hace o produce, sino algo que tiene, por ejemplo su cuerpo, su apariencia, su salud, su riqueza, etc. El carácter maligno de este tipo de narcisismo está en que carece del elemento correctivo que encontramos en la forma benigna. Si soy grande por alguna cualidad que tengo, y no por algo que realizo, no necesito relacionarme con nada ni con nadie, no necesito hace ningún esfuerzo. Conservando la imagen de mi grandeza me alejo cada vez mas de la realidad y tengo que aumentar mi carga narcisito para estar mejor protegido del peligro de que mi ego narcisistamente inflado pueda revelarse como producto de mi imaginación vacía. El narcisismo maligno no es pues autolimitador. (Fromm, 1986: 87)

Conclusión
La identidad culturista se construye el centro de dos fuerzas poderosas de la sociedad occidental. Una que concibe al hombre como un macho poderoso y fuerte, la otra que lo va creando tierno y seductor. Una mirada desde la fotografía nos permitió entender cómo se fue abriendo el camino históricamente en los últimos doscientos años para convertir al hombre en un objeto estético. Pero ese objeto masculino es muy diferente del hombre concebido por lo griegos. Dos mil años de evolución social actuaron en el control de la violencia social y el auto-control de la personalidad. Ahora los hombres no necesitan ser violentos y fuertes luchadores. Pueden ser musculosos, fuertes y tiernos, al tiempo que seductores. Pero es un proceso que no ha terminado, es probable que recién este comenzando a desarrollarse en esta dirección. Es difícil saber. Lo que es seguro es que el estudio del fisiculturismo en las prácticas deportivas, no abordado hasta el momento en las ciencias sociales de habla hispana, puede ayudar a entender mucho de la ambivalencia de la sociedad occidental postmoderna y globalizada.

22

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

NOTAS
Culturista ó fisiculturista se usarán indistintamente para designar al sujeto fisiculturista ó al grupo que practica el fisiculturismo.
1

cuerpo, como la lucha o el rugby»... (Bourdieu, 1988: 174)

8 ...» La historia de las prácticas deportivas no puede ser sino una historia estructural, que tome en cuenta las transformaciones sistemáticas que entrañan por ejemplo la aparición de un deporte nuevo o la divulgación de un deporte existente»...

P. tiene alrededor de 25 años y es entrenador personal de culturismo. Trabaja en un gimnasio muy conocido y su formación en el deporte lo llevó a desarrollar la práctica de streeper como otra forma de ingreso.
2

...» El objeto de la historia es la historia de las transformaciones que no son comprensibles sino a partir del conocimiento de lo que era la estructura en un determinado momento (lo que significa que la oposición entre estructura y cambio, entre estática y dinámica, es completamente ficticia y que no se puede comprender el cambio de otra manera que a partir de un conocimiento de la estructura).» (Bourdieu, 1988: 176)

3 ... «llenan funciones diferentes según las sociedades. En tanto instrumentos de seducción, suelen ser un modo ritual de afiliación y de separación. Integran simbólicamente al hombre dentro de la comunidad, del clan, o lo separan de los hombres de otras comunidades o de otros clanes al mismo tiempo que de la naturaleza que lo idea. Humanizan al hombre al ponerlo socialmente en el mundo. [ ] Duplican de un modo visible por todos el estatus social [ ]. A la manera de una memoria orgánica, pueden trazar el lugar de la persona en el linaje de los antepasados. Recuerdan los valores de la sociedad y el lugar legítimo de cada uno en le estructura social” ... (Le Breton, 2002: III).

Chapman, David. “Evolución del gimnasio culturista”. En Muscle and Fitness, 1991. Nº 97: 116-118.
9

10 ... “El deporte es un campo de fuerzas que lo atraviesan, que no puede aislarse de otros campos en la estructura”...

4 Sobre los valores y crisis de la heterosexualidad puede verse Óscar Guasch, “La Crisis de la Heterosexualidad”. Alertes. Barcelona, 2000. 5 ...» Para que pueda constituirse una sociología del deporte, es necesario ante todo darse cuenta de que no se puede analizar un deporte particular independientemente del conjunto de las prácticas deportivas, es necesario pensar el espacio de las prácticas deportivas, como un sistema del cual cada elemento recibe su valor distintivo [ ] es necesario conocer la oposición que ocupa en el espacio de los deportes»... (Bourdieu, 1988: 174)

...» Está insertado en un universo de prácticas y de consumos también ellos estructurados y constituidos en sistema. Se tiene plana razón para tratar las prácticas deportivas común espacio relativamente autónomo, pero es necesario no olvidar que este espacio es el lugar de fuerzas que no se aplica a el solo. Quiero decir simplemente que no se pueden estudiar los consumos deportivos, independientemente de los consumos alimentarios o de los consumos del ocio en general»... (Bourdieu,, 1988: 176)

11 ...» la idea de que se constituye progresivamente un campo de los profesionales de la producción de bienes y de servicios deportivos (entre ellos, por ejemplo, los espectáculos deportivos), en el interior del cual se desarrollan los intereses específicos, ligados a la competencia, de las relaciones de fuerza específica, etc»...

… “La lectura del deporte que hacen los espectadores no puede reducirse a una aceptación pasiva de las ideología dominantes en el seno del capitalismo. El deporte es a veces visto como un campo privilegiado en el que se dramatizan un conjunto de valores morales y sociales) ... (Bourdieu, 1988: 173)
6

...» una consecuencia entre otras es la de la constitución de este campo relativamente autónomo , a saber, el ensanchamiento continuo de la escisión entre los profesionales y los aficionados, que va a la par con el desarrollo de un deporte-espectáculo totalmente separado del deporte ordinario»... ...»la constitución progresiva de un campo relativamente autónomo reservado a los profesionales se acompaña de una desposeción de los profanos, por a poco reducidos al rol de espectadores»... (Bourdieu, 1998: 180)

... “El deporte, de esa manera, tiene una característica importante ya que puede revelar y no solamente ocultar contradicciones no resueltas de la vida social” … (Bourdieu, 1988: 173)
7 «... Este puede ser constituido a partir de conjuntos de indicadores tales que, por un lado, la distribución de los practicantes según su posición en el espacio social, la distribución de las diferentes federaciones según su numero de adherentes, su riqueza, las características sociales de sus dirigentes, etc... Ó por otro, el tipo de relación con el cuerpo que favorece o exige, según que implique un contacto directo, un cuerpo a

12 ...» Puede uno preguntarse en efecto, si al hacer hincapié en el paso temporal - de la infancia a la edad adulta, por ejemplo- esa teoría no oculta uno de los efectos esenciales del rito, a saber, el de separar quines lo han sufrido no de quienes no lo han sufrido, sino de aquellos que no lo sufrirán de ninguna manera, e instituir así una diferencia constante entre aquellos a quienes concierne el rito y aquellos a quienes no concierne. De ahí

23

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002
ples referencias a las inclinaciones libidinosas de las personas. Lo que estas representaciones miméticas proporcionan es la renovación de la emoción específica asociada con la primera gran relación sentimental entre un hombre y una mujer”... (Elías y Dunning, 1992: 95)

que mas que ritos de paso, yo preferiría decir ritos de consagración, o ritos de legitimación, o simplemente ritos de institución»... (Bourdieu, 1985:78) ...» O incluso el conjunto de los niños no circuncisos y el conjunto de los adultos circuncisos. Pero en realidad lo más importante y lo que pasa desapercibido, es la división que realiza entre quienes son aptos para la circuncisión, los muchachos, los hombres, niños y adultos, y quienes no lo son, es decir, las niñas y las mujeres. Así pues hay un conjunto escondido en relación al cual se define al grupo instituido. El mayor efecto del rito es el de pasar completamente desapercibido: al tratar diferente a hombres y mujeres, el rito consagra la diferencia»... (Bourdieu, 1985: 79)
13 ...» En suma, uno de los privilegios de la consagración reside en el hecho de que confiere a los consagrados una esencia indiscutible e indeleble, una esencia que autoriza transgresiones de otra forma prohibidas: quien está seguro de su identidad cultural puede jugar con la regla del juego cultural, puede jugar con el fuego, puede decir, por ejemplo, que le gusta»... (Bourdieu, 1985: 86)

17 Al respecto dice Fromm: … “Al indicar la base libidinal de los rasgos de carácter, la caracterología psicoanalítica puede ayudar a explicar su función dinámica de fuerzas productivas de la sociedad. Por otra parte, también puede servir como punto de partida para una psicología social, que muestra cómo los rasgos de carácter comunes a la mayoría de los miembros de una sociedad, son condicionados por la naturaleza distintiva de ésta” … (Fromm, 1970: 219)

14 «observemos de paso que, como la institución consiste en asignar propiedades de naturaleza social en forma tal que aparezcan como propiedades de naturaleza natural, el rito de institución tiende lógicamente -como han observado Pierre Centlivres y Luc D. Hesuch- a integrar las oposiciones propiamente sociales como la de masculino-femenino, en series de oposiciones cosmológicas - con relaciones tales como la de el hombre es a la mujer lo que el sol a la luna- lo que constituye una manera muy eficaz de naturalizarlas.»... (Bourdieu, 1985: 79)

… “¿Cuál es la significación y la importancia de este tipo de psicología social para la sociología? Su valor principal consiste en el hecho de que nos permite entender las fuerzas libidinales que encuentran expresión en el carácter, en su papel de factores que funcionan para estimular (o para inhibir) el desarrollo social de una sociedad y de sus fuerzas productivas” … … “Esta influencia social sobre la formación del carácter opera ante todo por intermedio de la familia; ésta es el medio principal con que la formación psíquica del niño es orientada hacia la sociedad circundante. La forma y el grado en que las ansias pregenitales del niño sean reprimidas o intensificadas, y la manera en que son estimuladas las sublimaciones y formaciones reactivas, dependen en lo fundamental del proceso educacional, siendo este una expresión de la estructura psíquica general de la sociedad”… (Fromm, 1970: 220)

… “El primero, [ocio] según los usos lingüísticos actuales, es todo el tiempo libre del trabajo ocupacional. En sociedades como la nuestra, solo una parte de ese tiempo puede dedicarse a actividades recreativas. En términos generales, podemos distinguir en el tiempo libre de las personas cinco esferas distintas que se enciman y traspasan de diversas maneras, pero que, no obstante, representan actividades diferentes y plantean problemas hasta cierto punto diferentes también:
15

- Trabajo privado y administrativo familiar: Actividades domésticas y de la administración familiar - Descanso: Vagar por la casa, fumar, sentarse, tejer. No debe confundirse con el ocio. - Satisfacción de las necesidades biológicas: todas las cuales están socialmente estructuradas: comer, beber, hacer el amor, defecar, dormir. - Sociabilidad: actividades formales e informales, como visitar a los compañeros de trabajo, al jefe, hablar con los vecinos, etc. - Actividades mimética ó de juego: ir al teatro, al cine, pescar, hacer deportes, ver televisión (Elías y Dunning, 1992: 90)
16 ... “Probablemente nada ilustra tan bien la peculiar función de la esfera mimética en nuestra sociedad como el inmenso papel que la representación del amor desempeña en muchos de sus productos. La necesidad aparentemente inacabable de representaciones del amor en películas, obras de teatro y novelas no se explica suficientemente con sim-

18 Caracterología del narcisista normal: …”¿Cómo puede reconocerse a la persona narcisista? Hay un tipo que es fácilmente identificable. Es el tipo de individuo que presenta todas las señales de satisfacción de si mismo: puede advertirse que cuando dice algunas palabras triviales cree que esta diciendo algo de suma importancia. Por lo general no escucha lo que dicen los demás, ni se interesa realmente. (Si es inteligente procurará ocultar ese hecho haciendo preguntas y fingiendo parecer interesado). También puede reconocerse a la persona narcisista por su susceptibilidad a toda clase crítica. Es susceptibilidad puede manifestarse negando la validez de toda crítica, o reaccionando en contra o con abatimiento. En muchos casos la orientación narcisista puede ocultarse detrás de una actitud de modestia y humildad; no es raro, realmente, que la orientación narcisista de un individuo tome su humildad como objeto de su auto admiración. Aunque son muy diferentes las manifestaciones del narcisismo, es común a todas ellas la falta de verdadero interés por el mundo exterior…” (Fromm, 1986: 78)

24

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Bibliografía
Albaceres, Pablo Prólogo (pp.9-12) por Eduardo Archetti Introducción, (pp. 13-16) por Albaceres, Giano y Frydenberg. La construcción del deporte como objeto de estudio de las ciencias sociales. Fútbol y academia: recorrido de un desencuentro (pp. 259-278) en Deporte y Sociedad. Alabarces y otros. (Compiladores). Eudeba. Bs. As., 1998. Introducción: Los estudios sobre deporte y sociedad: objetos, mirada, agendas (pp.11-13) en Peligro de Gol. Estudios sobre deporte y sociedad en América Latina. CLACSO, Bs. As. 2000 Bourdieu, P. Programa para una sociología del deporte. En Cosas Dichas. Gedisa. Bs. As., 1988. Los ritos de institución. En ¿Qué significa Hablar?. Akal. Madrid, 1985. Elias, Norbert y Eric Dunning La búsqueda la la emoción en el ocio. (pp. 83-96) En Deporte y Ocio en el Proceso de la Civilización. F.C.E. México, 1992 (1986) Freud, Sigmund 26 Conferencia. La teoría de la líbido y el narcisismo. (pp 375 - 391) En Obras Completas. Vol XVI Introducción del narcisismo (pp 65-98I) En Obras completas, Vol XIV Fromm, Erich La caracterología psicoanalítica y su pertinencia para la psicología social. En La crisis del psicoanálisis. Paidós. Bs. As., 1970 Narcisismo individual y social. En El Corazón del Hombre. F.C.E. México, 1986 (1966)

Leddick, David. The Male Nude. Taschen. Italia, 1998. Traducción española de Alberto Rodríguez Romero, Barcelona. Le Breton, David Sociología del cuerpo. Nueva Visión. Bs. As. 2002 (1992) Valussi, Gustavo Fisicoculturismo y nutrición. Tesis de licenciatura en Nutrición. U N Sa, Fac. Ciencias de la Salud. Salta, 1996.

Revistas
Muscle World. Año 3, Nº 9. Editor Pablo Cabial. Córdoba. Jul/Ago 2002 Cultursimo. Año 3, Nº 13. Editor Rafael Santonja. Asociación Española de Fisicoculturismo. Madrid, 1986. Año 3, Nº 15. Idem. Madrid, 1987. Fitness Culturismo. Nº 77. Bs. As. Cultura Física. Año 7, Nº 77. Editor Hugo Velázquez. Bs. As. Mar/Abr 1986 Flex. Año II, Nº 21. Editor Rafael Santonja. Madrid. Muscle & Fitness. Vol. 45 Nº 9. Editor Joe Weider´s. Los Angeles, 1984

25

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

26

Anexo 1 Entrevistas

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Martes 17 Diciembre, 2002 Confitería Time. 11 hrs. Los alumnos son del gimnasio. Entre las asociaciones internacionales que conozco están Wabba y la I.F.B.B. Existen torneos mundiales en distintos países de la misma asociación. No todos los torneos de la disciplina califican para mandar gente a un campeonato de nivel mundial organizado por estas asociaciones internacionales. Existen torneos provinciales, interprovinciales y nacionales. El campeonato argentino es el máximo nivel en el país. A nivel internacional, creo que el máximo nivel de competencia mundial es el campeonato anual organizado en diferentes partes del mundo por la I.F.B.B. Es el Mr. Olympia. Existen diferentes torneos mundiales organizados por diferentes organizaciones internacionales. Los jueces internacionales hacen cursos aprobados internacionalmente. Algunos jueces son subvencionados y otros no. En EE.UU. casi todo el deporte fisiculturista es profesional, con esto quiero decir “pagado”. Acá existe un buen nivel, pero el deporte no es pagado. Se tiene suerte si se consigue un Sponsor que tampoco es lo mismo que el deporte pago profesional en EE.UU. Por ejemplo; este año el ganador del Mr. Olympia tuvo un premio de trescientos mil dólares, un auto, suplementos para la alimentación por todo un año por las firmas que los venden y que lo auspiciaban, además de los premisos que le dieron otros sponsors en plata y en indumentaria deportiva. El culturista en argentina tiene que ser muy estúpido ó apasionado. Yo era profesor de Paddle y estudié Educación Física. Fui muy conocido 29

en el medio cuando trabajaba en Paddle. También practiqué atletismo. Entonces tenía un buen torso, pero piernas... nada. Sí fuertes y ágiles, pero nada marcadas ni voluminosas. En los deportes en general, los que no involucran el culturismo, se desarrolla un buen torso porque se trabaja con el propio peso corporal y eso favorece más al torso que a las piernas. Cuando me interesé por el culturismo, buscaba nivelar esto que te cuento de mi cuerpo. Por la misma época que practicaba atletismo también hacía rugby en el equipo de Gimnasia y entrenábamos en la UNSa. Los chicos que hacían rugby también hacían complemento de pesas y me fueron marcando ese defecto que veían en mi cuerpo. Así fue más o menos como empecé. Cada deporte implica un programa especial de entrenamiento con pesas cuando se busca el complemento de fuerza que proporcionan básicamente las pesas. Me refiero a deportes como el atletismo, el rugby y el futbol, entre otros, que complementan con pesas. Es común escuchas entre los que hacen pesas decir que esta entrenando para lograr “volumen” ó para “definir”. En mi concepción eso no existe. Todos los ejercicios son básicamente los mismos, lo que cambia es el sistema ó la forma de hacerlos. No existe el ejercicio específico de marcación, porque a la marcación te la da la dieta. Entrenar para volumen significa hacer pocas repeticiones con mucho peso. Pero el peso que se usa en el entrenamiento depende de la fuerza que tengas en el momento. Por ejemplo, no se tiene la misma fuerza cuando estás con una dieta rigurosa baja en calorías, entonces naturalmente el peso que vas a usar, aunque busques volumen, va a ser menor, porque naturalmente tu cuerpo tendrá menos fuerza. Yo pasé desde chico, cuando tenía diez años, cosas muy jodidas. Mi papá la abandonó a mi mamá cuando yo tenía esa edad y quedamos en bola. Casi en seguida empezó el cáncer de mi vieja. Durante casi toda mi vida mi mamá estuvo enferma y yo la cuidaba. Ella fue un conejillo de indias para el cáncer. Por esos años salió una nueva droga, carísima: la crotosina. La probamos en mamá, pero se murió a las dos semanas. Yo tenía veinte años. Tuve que vender la finca que teníamos porque nos

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

habíamos fundido. Tengo dos hermanos varones menores que yo. Ellos ya están casados. Yo estuve casado y me separé, tengo un hijo y tuve muchos problemas en mi separación, mi ex mujer me quiso hacer mierda. Le dejé todo lo que tenía. Me acusó de homosexual y estaba muy celosa porque creía que yo tenía una pareja. Quiso quitarme la tenencia de mi hijo. Terminó quemándose ella sola. En un juicio se pueden decir muchas cosas, pero hay que probarlas, porque si no podés probarlas esas mismas cosas pueden jugarte en contra. Me metía los cuernos. Después de cierta edad del chico, cuando necesita estar con la madre, la ley siempre va a privilegiar la tenencia en el padre. Existen categorías definidas de clasificación de los atletas en los torneos provinciales, interprovinciales, nacionales y entre algunos campeonatos argentinos, que dentro de los nacionales tienen una proyección internacional. Estas son: cadetes, juvenil, promocional y primera. Las categorías promocional y primera a su vez se dividen por pesos límites; hasta 65 kg, hasta 70, 75, 80 y más de 85 kg. La separación de los atletas de esta manera está reglamentada por cada una de las asociaciones internacionales a la cual responda quien organice el campeonato. En la asociación Wafa, por ejemplo, estas categorías en vez de dividirse por peso se dividen por alturas máximas. En los campeonatos internacionales de nivel mundial solo existe la categoría primera. Además para participar en uno de estos campeonatos, los competidores deben haber clasificado antes para esto, compitiendo y siendo seleccionados en otros torneos de menor categoría. También ocurre que en algunos mundiales existen las categorías cadetes y promocionales, pero el nivel de los competidores es muy superior al de los campeonatos nacionales interprovinciales. Como te dije, todas estas cuestiones dependen de cada una de las asociaciones internacionales que hacen el reglamento. Existen ventajas y desventajas en las clasificaciones por altura ó por peso. Cada atleta tiene que descubrir qué le resulta mejor. A mi me resultó mejor ser clasificado por altura, porque de esta manera dejo de estar preocupado por el rigor del peso. Me quita presión y puedo pensar en llegar lo mejor posible. La desventaja de clasificar por altura es que te 30

podés encontrar con gente de tu misma altura y mucho más peso que vos, muy bien preparados. Entonces tienen mucho más volumen y eso te pone en mucha desventaja. En los campeonatos de los últimos años se han agregado a las categorías que te mencioné, unas categorías para hombres y mujeres: la fitness. Se puede hacer una gran separación entre categorías fitness y categorías de fisiculturismo. Estas últimas son las que ya te mencioné. Las categorías fitness en algunas asociaciones se dividen por peso y en otras por talla. En el fitness se ve la altura, la corografía y la figura. Se usa música y existen poses regalmentarias. Es una mezcla de aeróbics y gimnasia acrobática. Se arman coreografías para los desplazamientos y se muestran piruetas de la acrobacia. Volviendo al culturismo, el jurado puede tener criterios diferentes en la comparación. Unos se fijan más en la masa muscular, otros en la marcación, ó en la buena línea. Miran muchas veces la pintura y el slips que usas. Se supone que el jurado debe ser imparcial y no tener ningún tipo de relación con el atleta. Pero en general son bastante localistas. Por ejemplo, ser del interior en Bs. As. te pone en desventaja, porque ante dos cuerpos muy parejos, siempre van a darle el premio a uno de ellos. Lo mismo pasa en el interior cuando viene alguien de allá. El culturismo es arte puro. Porque tenés que mostrar lo que hiciste trabajando todo el año, en unos minutos. Y porque se trata, como en el arte de esculpir el cuerpo, de tallarlo. Es buscar la perfección del cuerpo humano y no ser unos sapos redondos. Cuando estuve en España, que fue casi durante tres años, me enseñaron que lo más importante en un cuerpo es la armonía. Por eso allá se fijan mucho más en la línea armónica general del cuerpo que en el volumen. Los españoles son mucho más estéticos. Existen dos tipos de gimnasios en los que podés hacer pesas. Los tierreros y los completos. En los gimnasios fierreros se ven que los tipos están avocados solo a las pesas. Tanto el dueño como los que van. El Pesao Gym es fierrero en el sentido que es muy completo para hacer pesas, tiene muchas máquinas. Pero también puede ser no fierrero porque ofrece otras cosas aparte de las máquinas y los fierros para hacer pesas; como el sauna, las bicicletas

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

fijas, la sala de aeróbicas. O puede ser completo porque tiene mucha cantidad de pesas y máquinas para entrenar cada músculo que se te ocurra. Gimnasios fierreros netamente son el Libertad y el Mr, Olimpia del negro Elías. Los gimnasios completos son como un complejo. Ofrecen muchas cosas, como spinning, sauna, pileta, cinta, sala aeróbica y pesas. Ofrecen muchas oportunidades. Aquí son completos gimnasios como Full Center. Existe un tercer tipo de gimnasios orientados a la medicina deportiva. Aquí Simela es un ejemplo de lo que te quiero decir. Ahí los profesores son todos muy buenos y son profesionales y las máquinas son muy caras. Es otro tipo de cosa muy diferente a los gimnasios fierreros o a los gimnasios más completos de los que te hablaba. Entrenar sin máquinas implica un poco estar limitado en el entrenamiento. Ahora las máquinas dan más oportunidades para trabajar partes musculares que sería muy difícil solamente con pesas. En términos generales es más cómodo trabajar con máquinas. La imagen de la máquina en el entrenamiento es también todo un tabú. El marketing las usa para vender cuerpos perfectos, y a veces se cree que por ejemplo, que hacer cinta es mejor que salir a correr. En realidad es lo mismo y todo es cuestión de gusto. Muchos van al gimnasio por indicación médica. La gimnasia es una receta de los médicos. Muchos hacen fierros no para tener “el” cuerpo, sino para enderezar posturas y mejorar la parte ósea. Creo que los por qué de venir a un gimnasio dependen de la persona, su necesidad y su estado de ánimo. Hay quienes vienen porque quieren ser grandotes; y otros porque está de moda ir, ó porque están al pedo. Y también porque sus conocidos van al gimnasio, su novia ó novio, sus amigos, sus compañeros de trabajo. En general pasa más por esto último. Existe una gran satisfacción personal cuando ganás y entonces pasás a una categoría más difícil y seguis avanzando. Sentís que estás bien y que valió el sacrificio del año. Cuando participé en el mundial casi me hago pís. Te das cuenta que tipos como vos hay un montón 31

No te puedo decir lo que es ganar la primara vez, después de dos o tres veces ya lo manejás. Cuando competís afuera no tenés a nadie cerca. Después de competir nos bañamos y nos juntamos para ir a cenar. Tenés muchas ganas de contarle a quien tenés al lado como te fue y solo querés agarrar un teléfono. Tenes ganas de compartir con la persona que querés. Por lo general al otro día ya viajás de regreso. También se dan muchas invitaciones sociales y te salen oportunidades de hacer cosas muy lindas. Muchos de los que van a las competencias de culturismo es porque les gusta el deporte, les gusta ver el arte de esculpir el cuerpo. En su mayoría el público de los torneos es familia directa y amigos de los competidores. Siempre te alientan y gritan marcándote qué marcas, que mostrar. Si hay peleas entre segmentos del público se debe al jurado y el localismo de los gimnasios. De la gente que entrena en los gimnasios casi siempre va toda la changada. A la gente grande no a todos les gusta. Acá no conocen lo que es el culturismo, por eso muchos no van. Para muchos se trata de un montón de tontos egocéntricos que se quieren hacer los bonitos. Esa gente por lo general son hombres, más que mujeres, que no han hecho nada por su cuerpo y por su vida. Hay mucha envidia. Respecto a las mujeres, no hay una a la que no le guste un tipo bien puesto. Algunas mujeres van a ver los torneos por curiosidad. Algunas te ven como profesor, otras como profesor y algo más. En ese sentido todo depende de hasta dónde das pie. En mi profesión siempre te mostrás divino y con buena onda, entonces muchas se confunden y se toman atribuciones que no les corresponden. Hay mujeres que te ven el cuerpo y piensan en qué las podés ayudar. Noté que con la difusión en los medios, sobre todo en el diario, que tuve este año, muchas mujeres y hombres buscan que los entrene. Muchas mujeres me paran en la calle y me preguntan - ¿dónde te encuentro a vos?. Un día, una mujer me dijo que tenía una imagen equivocada de mi porque pensaba que era inalcanzable y que se había dado cuenta que era muy sencillo, que le cebaba mate y que le había prestado mucha atención. Porque me encontraba en los diarios pensaba que era un triunfador, el profe, el campeón, y por eso un agrandado. Y porque en la calle me ven solo, piensan que no pueden llegar.

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

La parte más difícil de un torneo es la preselección. En el show de la noche ya está todo definido. En una oportunidad durante una preselección me llegué a descompensar de los nervios. Después de la presentación en la preselección nos comemos un kilo de helado, hasta hartarnos, coca cola, pizza. Globalmente el dolor se define como crecimiento. Yo diferencio dos tipos de dolor: el dolor por boludo y el dolor por entrenar bien. El dolor que sigue cuando entrenás bien es producto de un entrenamiento prolijo, cuando vas incrementando el esfuerzo paulatinmente a medida que está en mejor estado físico. El dolor es bueno en la medida que sea coherente. Es un síntoma de que entrenaste bien. Pero el músculo crece en el descanso. El dolor que ocasiona el entrenamiento boludo, el de los chicos que quieren verse grande ya mismo; es un dolo que atrofia el músculo, que no lo desarrolla. Un campeón dijo que hay que entrenar de modo de quedarse siempre con ganas de seguir entrenando. No comparto la idea de entrenar reventándote hasta llegar al fallo muscular. Este tipo de entrenamiento es bueno para el que suplementa y tiene los medios para ingerir lo que quema después de un entrenamiento tan intenso. Existe otro tipo de dolor que es el del principiante. Es un dolor que no ocurre porque trabaje mal o con mucho peso. Es un dolo fisiológico natural. Al avanzar en el entrenamiento el dolor se transforma en otra cosa. El placer que puede producirte el dolor es sentir que estás creciendo. Te sentís inflado y sentís que trabajaste bien. Te acostumbrás a sentir ese dolor muscular. Es un dolor placentero, no el dolor de estarte muriendo. Ahora si te pasás de rosca deja de ser placentero. Existe un tabú respecto del cuerpo de la mujer: no gusta ver una mujer extremadamente musculosa. La tildan de machona, trasvesti y de mujer rara. Yo creo que esto es como cualquier otro deporte para la mujer. La que lo practica no lo hace por egocentrista. Le tiene que gustar verse bien, tener buena cola y buenas piernas. Deben empezar así y luego en el ambiente del gimnasio las inducen a competir. Me llama la atención que una mujer muy linda ó una culturista tenga al 32

lado un hombre que no esté acorde con su belleza. Yo creo que la gente busca un igual. Lo igual tiende a unirse. En Buenos Aires los campeones tienen una igual al lado. Acá no hay. En una pareja estable busco alguien con quien estar en lo mismo. Compartir la dieta y el entrenamiento, por ejemplo. No apunto al buen lomo, me gusta la persona. Creo que una culturista bien puesta tiene al lado alguien bien puesto. Una mujer culturista tiene un perfil complicado: su vida, sus dietas. Las dietas también te cambian el sentido del humor.

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Jueves 19 de Diciembre 22 hs aproximadamente, en su casa particular. Después de un desencuentro por la mañana, pudimos conversar en la noche, a la luz de las velas en un ambiente cálido y agradable. Almohadones en el suelo, esos que invitan a distenderse, una amplia ventana hacia la calle esquina, abierta, cortina por medio, el aire atravesaba de a ratos recordando el calor de la tarde que ahora se había esfumado. Nos sentamos a la mesa, frente a las pequeñas velitas decoradas. Así supo acomodar esa campeona fisiculturista que tenía en frente la suspensión del servicio eléctrico. Cuando me explicaba, sentía en sus formas una filosofía subyacente de que en la vida, las cosas simplemente se van viviendo. Me contó de su forma de vivir el fisiculturismo, de su familia, se acercó a veces a su intimidad afectiva. En la hora y media que hablamos, supo hacer flotar en el aire su amor por el gimnasio y la vida culturista, como ella misa dijo. Fue más o menos así. Viví en Bs. As. hasta los 11 años y después me vine a Tucumán. Ahí a los 20 me casé con un estudiante de medicina y a los 23 perdí mi bebé. Hoy tengo 40 años. Desde entonces quería embarazarme de nuevo y no podía. El era rugbista y hacía complemento con pesas. Cuando me sugirió que yo también podía hacerlo me pareció que era algo para negros. La cosa es que después de tres meses de entrenar me quedé embarazada de mi hija que hoy tiene 15 años. Creo que sentir que era el centro de todo no me había permitido embarazarme, y cuando empecé a hacer otra cosa, pasó. Cuando participé en mi primer concurso estaba embarazada. Ahí fue cundo conocí a tu papá, en el campeonato Jardín de la República de Tucumán, por el ´86. Poco después hizo una exhibición en Bs. As. usando el tema “El Cóndor Pasa”. Ya me conocía y se acercó a saludarme. Para mi fue un orgullo que se acercara porque era un ídolo para todos. 33

En esa época en Tucumán iba al gimnasio un nivel de gente muy baja. Yo lo ví antes de empezar a entrenar porque acompañaba a mi pareja al gimnasio. No iban mujeres al gimnasio, y si alguna lo hacía, era muy de las orillas. Cuando me separé después de once años de convivencia, me vine a Salta y seguí haciendo pesas. Conocí a mi segunda pareja en el Pesao Gym, hoy ya no estamos juntos. Hice una exhibición con Peralta en el ´94. Usamos una zamba para posar y salió muy lindo. Cuando una mujer va al gimnasio lo primero que quiere es modelar su cuerpo, endurecer y sacarse la celulitis... esas cosas. Hay a las que después les gusta el ambiente y se sienten bien con sus músculos. En mi caso personal entrenar mi cuerpo me dio mucha seguridad. Yo no hago fisiculturismo para los demás, lo hago para mí. Creo que salir en Tinelli es de cuarta. Y no entreno para ser musculosa ó competir. Hoy es mi estilo de vida, sería imposible no ir al gimnasio. Siento que es mi segundo hogar. Es como mi casa. Ahí la gente se me acerca, me preguntan, me ven con mucha fuerza. Es mejor que mi casa. Como entrenadora trato que las chicas sientan el mismo amor que yo por las pesas. Es más fácil una entrenadora mujer para una alumna mujer porque le captás lo que te está pidiendo y lo que necesita mucho mejor que lo haría un hombre. Me pasó hace poco que un compañero de trabajo me dejó sus horas en el gimnasio y me las ví con un montón de chicos a los que él entrenaba. Al principio creo que pensaban que una mujer no los podría ejercitar, pero ahora les gusta como los entreno. Me fui acercando de a poco con pequeñas marcaciones hasta que fueron creyendo en mí. Pasé de ser una mujer a instructor. No compito con las chicas, sé lo que soy y lo que me costó mi masa muscular. Estoy cómoda conmigo y las alumnas se dan cuenta de eso. Las veo como mis niñitas, pienso en atraparlas con mi fuerza y enseñarles. Antes de estar en este gimnasio, trabajaba en otro en el que no me sentía muy cómoda. No había aparatos y tampoco intenciones de querer equipar el gimnasio. Me refiero a equiparlo con pesas. Estaba orientado a los

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

aeróbicos; y estoy convencida de que los que están en el aeróbics le restan importancia a las pesas. En Salta hay como un tabú para las pesas. Más que nada para las mujeres. En general las ven como un complemento. Casi todos creen que el que entrena con pesas es un narcisista porque se dedica a su cuerpo. Es cierto que quien hace pesas es un poco narcisista. Pero hay de todo. Fijate, si lo único que una persona hace es mirarse al espejo y decir que está espectacular, es enfermizo y termina molestándote. Esta situación me tocó de cerca alguna vez con una pareja. No quiso acompañarme al último torneo en el que competí en Buenos Aires. Empezamos a dejar de tener sexo. Y cuando lo teníamos, me agarraba, me traía hacia su cuerpo y se miraba los músculos; yo me quería morir. Creo que la competitividad es lo que lo llevó a que me dejara. A mí me encanta verme bien, pero en mi casa tengo el espejo del baño y nada más. En el gimnasio mis alumnos me martirizan porque no estoy siempre perfecta, me dicen cosas por algún rollito... Pero a mí me encanta ir a un lugar y comer todo lo que quiera. Estoy sola porque los hombres me tiene terror ... me dicen que avasallo; mi figura los intimida. Yo digo que M. es otra, no un físico armado. Tengo un amigo de la infancia que venía a tomar café conmigo. Esta mina de al lado le habló a la mujer y un día se vino a encararme. No tengo dolor. Ese dolor es un crecimiento muscular y me lo banco, a veces ni me doy cuenta. A mis alumnas les digo que hay que aguantarlo y no se lo bancan. Las chicas no tienen fuerza en los brazos porque no hacen ninguna tarea doméstica. Entreno al fallo cuando lo hago con compañeras ó compañeros. Y de acuerdo con quien lo haga, quiero decir si con quien entreno me puede ó no seguir en el peso que manejo.El entrenamiento hasta el fallo es el que permite crecer. El otro te mantiene. Los esteroides son importantes hoy si querés competir. Para estar armónicos no hacen falta. Pienso que no deberían usarlos los chicos menores de 25 años, porque hasta entonces hay cambios hormonales importantes en el cuerpo, después ya no. El daño que pueden causarte depende de la cantidad que te pongas, en ningún caso te van a matar. Pero un diurético mal usado te puede causar la muerte. O la insulina que usan muchos 34

durante el entrenamiento no se para qué... mierda. Yo empecé el culturismo como un deporte. Cuando te dedicás a competir podés hacer arte. Me desnudé para confundir mi cuerpo con el paisaje. Pero lo ves como un arte cuando tenés sensibilidad, sino solo es un deporte. También es arte porque estás tallando tu cuerpo, con las pesas. Lo más lindo de los torneos es cuando sos reconocida con el aplauso. Es terrible cuando el público es apático. Yo siempre me preparé muy bien: cuando aparecía en el escenario, aún antes de posar, ya me ovacionaban. Lo que más le gusta al público es cuando hacés una buena rutina de poses y usás una linda música en tu presentación. Y si podés hacer algunas piruetas, es mucho mejor. Hay algunas mujeres que hacen fisiculturismo para parecerse a un hombre y las que lo hacen como un arte. Yo en el escenario soy una mujer mostrando los músculos. Hay mujeres que se preparan igual que un hombre y pierden la esencia. Los jueces miran que seas femenina; pero también el trabajo en el gimnasio. Que no tengas una musculatura exagerada igual a la de un hombre, que no pierdas tus formas femeninas. Se fijan en la manera en que te movés en el escenario. Las rutinas de poses obligatorias para una mujer en el torneo son las mismas que las del hombre, excepto la “mamusculada”. Cuando competís y ganás, es muy lindo saber que sos “la mujer”. Es también un logro personal, en ese momento sabés que valió la pena el sacrificio. Cuando yo competí en Buenos Aires todavía vivía mi abuela y pudo verme salir campeona. Ahí estaban mi tío militar y mis primos. Todos contentos porque “su nenita” había salido campeona. Solo me pidieron que no usara anabólicos. Mi tío militar tiene el trofeo en su casa. Cuando salí campeona y me dieron el trofeo; peló al lado y se sacaba fotos... “mi sobrina tiene músculos, igual que un vago”, decía. Entre los hombres que ven a una mujer musculosa hay el culturista que está acostumbrado a ver músculos, no se asusta. Puede que compita. Los otros no, te admiran. La pareja para una mujer culturista debe ser cariñosa y fiel. Fiel, sobre todo. Se necesita mucho amor.

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

5 de Diciembre. 2002 Entrevista a M. Es periodista deportivo. Me atendió en su casa. El primer ambiente en que me recibió es una habitación donde tiene un equipo de entrenamiento de pesas. Contiguo está su escritorio, con una PC y un mundo de papeles encima de la mesa. Empezamos a hablar en su escritorio y luego me invitó a pasar al Living de su casa. La conversación derivó muy rápidamente al ámbito deportivo. - Estoy entrenando un equipo de fútbol en La Loma. Mi interés es obtener sus apreciaciones sobre el ámbito deportivo y el fisiculturismo desde su visión de deportista y de periodista. Cree que las mujeres compiten con el hombre pero con las armas equivocadas. Esas armas del hombre que no debiera usar: la fuerza, el egoísmo, el desprecio. -Las mujeres estuvieron subordinadas mucho tiempo por el hombre y porque ellas mismas se dejaron. Ahora quieren otra cosa. Piensa que hay un cambio en las relaciones de hombre y mujeres, pero que no se trata de algo que se verá en diez o quince años, sino por lo menos en cien. Piensa que el fisiculturista elige la práctica porque tiene siempre en el fondo algún complejo, algo que compensar con los músculos y mirándose al espejo. Algo como un complejo de inferioridad. No hay contacto con otro en el fisiculturismo, la meta es ser elegido el mejor por los jueces. En el gimnasio el fisiculturista no está interesado en comunicarse porque no tiene tiempo. Solo se interesa en él mismo. Los que hacen pesas asocian el dolor corporal con sufrimiento, el sufrimiento con crecimiento, y el crecimiento con placer. El mayor porcentaje de gente en Salta es de clase baja. Esto 35

repercute en las pesas. En su habla distingue los gimnasios fierreros de los que no lo son. Cree que el fisiculturismo es un deporte muy popular, tanto en Salta como en Buenos Aires. Full Center y Ciar, no son gimnasios fierreros. Su apreciación es que el gimnasio frente al Shopping tiene ese mismo ámbito social. A este gimnasio van los fisiculturistas diferentes. Va Maxi Clipper y Russo. Existen en Salta médicos deportólogos, la mayoría especialista en fútbol. La “chica de Simela”, es muy buena médica deportóloga. Respecto a los nutricionistas, cree que si hay, auque no conoce ninguno. En los gimnasios no se incorpora el servicio del médico deportólogo y el nutricionista porque, a su parecer, la condición económica actual no lo permite. Considera que el fisiculturismo no es un deporte sino un arte. Los astronautas que van a la luna también reciben un entrenamiento riguroso, alimentación especial y tienen objetivos específicos, pero no son deportistas. En ese mismo sentido el fisiculturista tampoco lo es. Cree que es un arte porque tiene que ver con la estética. En su mirada, el fisiculturista es percibido cuando pasa por la calle, en cambio otros deportistas no. Distingue entre fisiculturista y los que practican pesas. Los primeros son avanzados en la disciplina, son aquellos que tienen un cuerpo que llama la atención. Los que no llaman la atención son todos los demás, los que practican pesas. Los deportes usan el fisiculturismo como complemento para lograr hipertrofia muscular, y relaciona este uso con un gran avance en la investigación de la medicina deportiva y otras disciplinas. Cree que es algo científico. Cree que todos los deportistas profesionales en cualquier disciplina no tienen como objetivo la salud, porque buscan “ganar a cualquier precio”. Los ve comprometidos en el circuito comercial. Conversamos casi una hora, y nuestro diálogo se terminó porque lo pasaron a buscar. - Muy interesante la charla, vení cuado quieras. Fue su despedida.

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

Diciembre, 2002. F.P. De entrada solo querés parecerte a esos tipos. Poco a poco y sin darte cuenta llegas a competir. Otros de entrada quieren competir. Antes no conocíamos otras cosas. Ahora se conoce todo por la televisión y eso. Dolor muscular: el de una lesión que no es el mismo tipo de dolor que produce el entrenamiento. El dolor del entrenamiento puede ser el de cuando dejás un tiempo, ó el de cuando cambiás de ángulo de trabajo. (Acumulación de ácido láctico) Momentáneo de la limitación del esfuerzo muscular. (Ácido láctico). Es una guía de que se existió más al cuerpo. Es el límite del dolor muscular. El entrenamiento debe ser hasta el fallo muscular cuando estás en estado para exigirte hasta allí. De lo contrario se produce el desgarro muscular. Te enseña a autocontrolarte más tu cuerpo, pienso que más que otros deportes. Conjuntamente es un trabajo muscular y mental Los brazos es el músculo más fuerte, las pulseadas, la fuerza. Antes del gimnasio Unión, el Negro Elías y Ruedita intentaron un gimnasio en Villa Los Álamos. Este fue el primer gimnasio en Salta. Fracasaron y después Rueda lo puso en su casa por el Tribuno. En el 9 de Julio había judo. Fierrero completo, no existe. Al fierrero van más culturistas de competición. El completo gente que no piensa en competir, son más comerciales. Desaparecieron porque los integrantes fueron poniendo sus propios gimnasios. El Libertad es de 1979 Pesao Gym – Fierrero – Básquet: en su casa, para gente selecta, enseñanza privada. Antes en el gimnasio fierrero la gente solo hacía entrenamiento con pesas. Hoy los gimnasios anexaron muchas gimnasias. 36

Los medios económicos no permiten el asesoramiento médico y nutricional. Las personas que lo quieren deben pagar por aparte y en otro lugar. El empresario es otra cosa, un gimnasio no es un empresario. Umbral: tu propia meta, querer desarrollar el cuerpo al máximo. Se pasa con constancia y voluntad. Asociaciones internacionales: Wabba (francesa) Naba (inglesa) I.F.B.B. (norteamericana) Un baile también es arte, entonces Un escultor esculpe su figura. El fisiculturismo es escultor de su propio cuerpo. Lo enredan con las esculturas griegas. Para mi es deporte porque es competitivo. Esfuerzo constante. Característica: mostrar el desarrollo corporal en pocos minuto en un escenario. Mujer: mejorar su cuerpo pero no para competir. Quiere desarrollar su cuerpo femenino. Desviaciones para ganar una competencia. Exigencia de los jueces. Pasa la línea óptima de la mujer. Llega a la exageración en los momentos de la competencia, pero nova a ser el cuerpo que va a tener toda la vida. Lo que impresiona es la definición muscular en una mujer. Es músculo en el hombre y en la mujer tienen la misma forma. Lo que no es igual es el tenor graso que tiene una mujer, es mayor que el del hombre, por eso su exigencia es mayor para lograr la definición muscular. El hombre tiene menos porcentaje de grasa en su cuerpo. Dejemos lo anormal, hablemos de determinado medio a un nivel competitivo. Hay mujeres cuyas formas de nacimiento no son femeninas. Gimnasio Unión del Club 9 de Julio en Urquiza casi esquina Jujuy. Fue la unión de cuatro ó cinco personas que pusieron sus elementos básicos de entrenamiento por el año 1973. Ruedas, M.A. Peralta, Miguel Saenz, y tal otro que no recuerdo. Antes se

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

entrenaba en el patio de las casas, en la galería, en el fondo. Se encontraban en el parque y en las plazas para hacer barras, argollas y paralelas También acrobacia en los balnearios públicos. También había selecto pero en los clubes.

A continuación voy a reproducir la entrevista al mismo personaje efectuada por Valussi para su trabajo de Tesis en 1996.
En la ciudad de Salta vive una persona de amplia trayectoria en el ambiente fisicoculturista, se trata del señor Jorge Fernando Pequeño Paz, quién ha sobresalido en este ámbito no tan sólo por sus logros deportivos (que son muchos), sino también por calidez como persona. Hace unos años que no entrena regularmente pero mantiene su desarrollo muscular, aunque un poco oculto bajo un leve sobrepeso, pero siempre con la promesa de que «este año voy volver, ya van a ver como me pongo». De 1,65 mts. de estatura y 48 años, se presenta como una persona bien predispuesta aún para los que no tuvieron el agrado de conocerlo y compartir entrenamientos, torneos o asados. Siempre abierto al diálogo y a dar su opinión e inclusive a corregir a los atletas con su tradicional «están haciendo macanas, hace años que vienen al gimnasio y todavía no aprenden». El primer punto era conocer que lo impulsó a practicar este deporte, a lo que respondió: «comencé a los 10 u 11 años haciendo atletismo, a los 12 años cae en mis manos una ya desaparecida revista argentina del fisicoculturismo, llamada Músculo y Poder, donde podía ver a los fisicoculturistas argentinos y del exterior, esos físicos me habían impactado y a partir de allí comencé a comprar la revista». Comenta que el problema consistía en que en esos tiempos el deporte no era bien visto (las razones fueron ya mencionadas por él mismo); eso lo llevó a practicarlo de tanto en tanto entre amigos. Además le gustaba ejercitar con barras, paralelas y argollas, encontradas en las plazas y que siempre se levantaba media hora antes de ir al colegio (la Escuela Agrotécnica) para hacer ejercicios. «Poco a poco me fuí inclinando a las pesas, hasta llegar a tomarlas definitivamente a los 13 años, fabricando mis propias pesas de cemento, dentro de latas o tarros. La rutina consistía en entrenar tres o cuatro ve37

ces a la semana, además era común juntarse entre amigos a practicar pesas, hacer ejercicios en barra e inclusive acrobacia durante los fines de semana en plazas o balnearios». «Así paso el tiempo hasta que se abre el gimnasio «Izarduy», donde comienzo a entrenar; en el año 1963 ó 1964 realizan un torneo donde participamos los fisicoculturistas de la época, pero en ese entonces me gana Eduardo Bignón» (conocido actualmente en el ambiente, como el viejo fierro o fierrito). «Al tiempo realizan otro torneo y como Bignón no se presenta gano yo. Luego nos enteramos de que en Tucumán se estaba por realizar otro torneo; viajo con Angel Valé, pero este se suspende. Aún así conozco a otras personas del deporte, y regresamos al mes para poder competir, donde salgo tercero. Esto fue en 1965, cuando tenía 16 años». «Durante ese torneo quedamos en vernos al año siguiente con el atleta ganador, a modo de un desafío amistoso, por lo que regreso en 1966, con la mejor preparación lograda hasta ese entonces y gano el campeonato tucumano». Expresa que desde allí abrió un paréntesis por motivos personales de trabajo, regresando al deporte en 1973. Ese año se abrió un gimnasio en el club de Villa Primavera, al cual asistía ocasionalmente; comenta que durante ese tiempo de ausencia sus labores eran pesadas, lo que de alguna manera le permitió conservar la forma física. Esto favoreció para que durante el torneo que se realizara ese año saliera tercero, descubriendo entonces nuevas técnicas en cuanto a la preparación, donde ya se comenzaba a dar importancia a la definición muscular. En el año 1974 trasladan el gimnasio de Villa Primavera al club 9 de Julio, bajo el nombre de Gimnasio Unión; allí se vuelven a encontrar los viejos fisicoculturistas de la época y al poco tiempo se organiza el campeonato del Noroeste, para el cual se prepara y gana. Eso lo incentiva para competir al año siguiente en torneos regionales y llegar a Buenos Aires, donde obtiene el Campeonato Argentino del 1975 con 27 años. Desde entonces compitió en torneos argentinos y sudamericanos, logrando siempre el primer o segundo puesto. En 1980, al suspenderse un torneo sudamericano, decide viajar a competir a los EE.UU., en Columbus Ohio, donde obtiene el sexto lugar. Al año siguiente gana el campeonato sudamericano y en 1982 viaja a competir en el mundial realizado en Brujas, BELGICA, donde consigue el sexto puesto. En 1984 participa del mundial realizado en Las Vegas, pero no clasifica; en 1985 sale segundo en el torneo Iberoamericano; en 1986

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

gana el campeonato de campeones en Buenos Aires, (torneo nacional) y a partir de allí se abre otro paréntesis. Regresa a la competición en 1990, con vistas a participar en el campeonato mundial de Kuala Lumpur en MALASIA, pero por problemas de coordinación en los horarios de los vuelos, no había forma de llegar a tiempo. En 1991 lo intenta en POLONIA, pero tampoco clasifica (comenta que allí sólo compiten los seis seleccionados de cada categoría). Desde entonces a la fecha abandonó la competición, pero con la promesa de siempre regresar y su tradicional «ya van a ver como me pongo para fin de año». Agrega que él costeó todos sus viajes y preparación, que la Asociación Argentina de Pesas y Fisicoculturismo se encarga del trámite formal, que ocasionalmente consiguen una pequeña ayuda y que el país organizador corre con los gastos de estadía.

Entrevista a P ., Streepers e instructor de gimnasio Julio 2002.
En una confitería céntrica, por la mañana P. accedió a la entrevista. Vino con su novia, y ella hizo algunas aclaraciones que aclaran el sentido de las cosas que P. me cuenta. La idea de esta entrevista es mostrar como el streeper actúa y se ubica dentro de las identidades genéricas de la cultura gay como referente de identidad masculina. Si bien en este caso P. no es homosexual, tampoco existe en Salta hasta el momento la identidad de streepers gays. En ese trabajo voy a rescatar de la entrevista solo algunos pasajes que ilustran vivencias en torno a la identidad culturista.

Yo nunca fui a Porky´s pero algunos amigos me contaron que había vagos que hacían streepers. Abría los viernes y sábados. Donde antes era Iovi. Quedab en un pasaje entre la Av. Chile y la Paraguay, viniendo del Intersindical. Era un lugar para mujeres que se prestaba para el levante y la prostitución. ¿Cómo empiezo? Trabajaba en un gimnasio que se llamaba Acuario en el Barrio El Periodista. Tenía veintitrés años, unas alumnas me jodían para que hiciera streepers. Yo soy muy demostrativo, expresivo y sensual para bailar. Por eso creo que una alumna me contrató para una despedida de soltero. Así debuté y fue bastante duro: vestuario cero, coreografía muy improsvisada, pero eso sí, buena música, que me gustaba a mi. El Show Fuí bien vestido, onda sport elegante. No tenía noción de baile, solo improvisaba y lo que más me costaba era sacarme el pantalón. Generalmente la gente sabe que voy pero no me ve entrar. Es una sorpresa. Una vez fue algo groso a nivel de sorpresa, entré en una caja sin fondo llevada por dos amigos míos como si fuera un gran regalo. Las chicas no sabían y fue mucha la sorpresa cuando yo salí de adentro. Pero claro que 38

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

estaba arreglado, la dueña de casa sí sabía. Una vez actué para el último cumpleaños que le organizaban las amigas a una chica que estaba enferma de cáncer. Fue en el salón de Gimnasia y Tiro. Todas eran profesionales, juesas y abogadas. Mis amigos dejaron la caja y salieron. Los mozos también eran mujeres. El único hombre era yo. Los clientes Considero a la gente que me busca como “mis clientes” porque están contratando un servicio. La presentación es generalmente telefónica, en ese momento les explico cuánto cuesta el shows y en qué consiste, que dura casi una hora y media y que interpreto varios personajes. Muchas preguntan si también hay sexo y les aclaro que no. El peligro Nunca voy solo a una fiesta porque puede ser algo peligroso. A veces ocurre que te encierran con llave y te amenazan que no te vas si no “cumplis”. Con los años aprendí a ser frío. Es la regla número uno en esto. Manejás tus factores inhibitorios. La idea es generar la histeria en maza. La mirada es importante, la mirada fija es símbolo de posesión. Algunas veces cuando estoy actuando y me acerco a una chica tengo que calmarla explicándole que no se asuste y contándole que todo es simulado. Entre los juegos está el tocar. Parece que se toca, pero en realidad se insinúa el movimiento y apenas hay un roce y eso las mata. También durante el baile el hecho de mirar afuera es importante, es parte del juego. Mirar a los otros y seducir en ese momento es parte del juego y de mi sexualidad. Cuando no estoy trabajando y voy a bailar con mi novia, a veces jugamos en la pista, bailamos; y nuestro juego también erotiza a las chicas. - Sí se ponen muy locas por él (novia) Voy solo a un lugar únicamente cuando hay mucha confianza. 39

La seguridad es importante en esto. Una vez tuvimos un trabajo contratado por cuatro chicas. Cuando llegamos nos dimos cuenta que tenían una onda diferente. - A mí me invitaron a unirme al baile con ellas, me trataban muy bien. (novia) Cuando yo empecé a bailar tres de ellas se desnudaron y su ropa interior era igual, la otra seguía mirándonos por lo que creo que le “gustaba mirar”. Siempre en el trabajo la prueba de fuego que tenemos es al terminar. Hay una onda Kamikaze, te encierran y no quieren dejarte ir, te piden sexo. Generalmente no es la dueña de casa la que hace esto. Pero sí es la dueña de casa la que más participa en crear un clima de fiesta. Ahora estoy mucho mejor físicamente, mejoré el vestuario y me ayudaron mucho en el baile, me enseñó a contar la música y aprendí a jugar más con la ropa. Y también me volví más cuidadoso cuando me la saco porque generalmente se la quieren llevar. No sabés la plata que gasté comprando ropa porque no la encontrás más si cae en manos de las chicas. Creo que en mis shows se genera violencia porque se desatan los lazos inhibitorios y la gente se pone histérica. Es común que te pidan sexo durante el show y después. A veces me dan cosas para que me ponga, como dulce de leche y cosas así. La gente se entrega totalmente. Creo que todos tenemos perversiones diferentes. Uno de los juegos, por ejemplo es no cerrar el cinto y pasarlo por la garganta de una chica y traerla hacia mí. Otras veces le pongo mi miembro entre las lolas. Claro algunas se prestan más a esto tipo de juegos que otras y esto ocurre cuando surge espontáneamente por parte de ellas. Yo nunca me éxito. Algunos amigos sí cuando bailan y los tocan. Para mi la regla principal es estar frío. La gente espera que tengas todo grande porque lo asocian con nuestros músculos y con los fierros. Por esto a veces nos colocamos un anillo para lograr mantener la erección durante todo el baile sin que decaiga. Es importante porque causa curiosidad y quieren ver si es de verdad o

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

no. Hay una fantasía en torno al tamaño. Es el baile con lo que más seducís. Otros lo hacen con la carita y después con el baile pierden. Homosexualidad, taxiboy, envidia, competitividad Como es y se cree que es el streeper tiene que ver con la apretura mental y con el grado de cultura. A mí me gusta mucho el arte. Muchas veces se nos asocia con la homosexualidad. Hay streepers, más bien en Córdoba y Buenos Aires, que viven de noche y trabajan como taxiboys, en donde también corre mucho la droga. Durante el día solo hacen gimnasia y cama solar. Aquí muchos de mis compañeros también tienen que tomar alcohol par poder actuar. Te asocian más con el taxiboy que con la homosexualidad. Yo creo que todos tenemos algo de bisexuales. Te asocian las mujeres y los hombres, pero estos te envidian, además. En general las mujeres de clase alta te quieren pagar. A mí muchas me ofrecieron hasta quinientos pesos y una noche inolvidable en La Maroma. Pero yo no soy taxiboy. P., un streeper que actuó conmigo tiene un público diferente al mío. Son mujeres de 45 años para arriba. Mi gente es más bien joven. Todo esto te alimenta el ego. Hay mucha competitividad entre los streepers, todos se consideran buenos. Yo no digo si soy bueno ó no, pero es la gente la que lo dice. En mí alaban siempre mis coreografías. Entre mis compañeros nos respetamos mucho: siempre me piden que salga al último como broche de oro. El baile es parte de mi personalidad. Los hombres me envidian porque tienen el sueño de hacer un show y estar rodeados de minas. También la fantasía de toda chica es subirse a escenario y ponerse plumas: ser vedette. No ser modelo, porque eso es comercial. Una vedette acapara más. Yo no me considero discriminado, pero sí criticado, me creen taxiboy y muchas veces homosexual. Fisicoculturismo Hay cierta bronca hacia mí en el fisicoculturismo, soy como una especie de oveja negra: se dedica a armar su lomo para venderlo, opinan. Creo también que envidian mi estilo de vida cultursita, porque ellos tres 40

meses al año están bárbaros y el resto son unos chanchos. A mí no me sirve ser un monstruo de 100 kilos porque a las mujeres no les gusta. En el fisicocultursimo también hay mucha rivalidad y se cree que ser más grande es ser más fuerte y esto es ser mejor. Como instructor creo que tengo vocación para enseñar y no tengo fines comerciales en eso. Siempre les digo a mis alumnos que la calidad es mejor que la cantidad. Creo que verte en el espero te incentiva para entrenar. Te genera cierta agresividad y eso te da fuerza para el ejercicio. El fin es entrenar fuerte siempre. Cuando estás con una dieta estricta a tu cuerpo le cuesta más conseguir energía y todo lo que se aporte mentalmente para entrenar fuerte siempre sirve. Personalidad, intereses Yo de chico competía en atletismo aquí en salta y en Buenos Aires en un muy buen nivel, pero un día me caí y aunque en ese momento no sentí ningún dolor me fisuré la rótula en dos lugares y ese fue el fin de mi carrera. No podía seguir compitiendo en ese nivel, aunque si puedo ser un buen atleta. Después de la fisura tuve un año de rebeldía. Estaba muy enojado. Durante mucho tiempo para mí solo existió la pista de atletismo, mi casa y al último, bien al último, el colegio. Y me volví adicto al podio, al triunfo. Para mí el fisicoculturismo es una forma de vida, un culto al cuerpo y una gran disciplina. Para trabajar vendo una imagen de biotipo de cuerpo ideal y no imposible. Imposible sería en este caso un fisicoculturista de mucho volumen, con 120 kilos por ejemplo. Eso es muy difícil de lograr y más de mantener y no perderlo en la vejez. Por eso a mi me gusta ser flaco.

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Salta, 2002.
Observaciones en un torneo de fisiculturismo desarrollado en el mes de Noviembre.

Poses reglamentarias, jurado las va pidiendo, ´vocero. Comparaciones Tensión público: exclamaciones incentivando al atleta entre sus próximos afectivos del público Pose mamsuculada, máxima tensión para el atleta y para el público. Tensión del atleta: aprobación del público y del jurado. Falla de preparación en las poses de rutina. Atletas gordos: descubrir y estgmatizar. Edad. promedios, diferencias, adultez Poses reglametarias: AFFCA Los que ya ganaron no están participando Mostrale, mostrale, gritan. Bien... bien Edgar, si tenés una toalla para secar al atleta, por favor. Párense aquí, quédense allá. Secámelo al numero cuarenta, por favor. Categoría damas pesas, no hy tensión entre el público. Categoría fitnnes. Gran manifestación del público masculino. Vení pasa por aquí, aplausos, sos divina. Eso Exageración de la feminidad Primer round y segundo round coreográfico. Faltó clase alta de mas de un metro sesenta Rutina de poses, feminidad, musica lenta en ingles. Otra participante, no hay musica, el público la pide. Los atletas en el escenario estan hermandados Cateorías primeras. Tensión del públioc es muy superior. Incentivos y marcaciones en todas las rutinas de pesas. El público esta compitiendo junto a ellos. Existen bando diferenciados para el público para cada atleta. Mujeres aportan el ritmo y el movimiento 41

El torneo se realizó en el Teatro de la Ciudad y fue organizado por un gimnasio renombrado en el ambiente fisiculturista de Salta: Pesao Gym. Se trata de una competencia de nivel interprovincial que responde a las normativas de la asociación I.F.B.B. de nivel internacional. Esto significa que los atletas que resulten campeones están en condiciones de participar de campeonatos de nivel nacional de la misma asociación. Por otro lado es importante decir que este evento se cuenta con el respaldo de 10 ó 15 años de organizarse ininterrumidamente, lo que le confiere tradicionalidad y respeto en el circuito nacional. En el ámbito de la identidad, constituye el momento esperado por los practicantes salteños y algunos otros del noroeste argentino. Es el lugar y el momento para ver si el trabajo de entrenamiento del año fue fructífero. Es una de las puertas por la que los competidores del noroeste pueden acceder a espacios iguales en el ámbito nacional primero, para aspirar a rondas internacionales después. Participaron hombres y mujeres de Salta, Jujuy, Tucumán y Corrientes. Las que siguen son observaciones que pude realizar desde el sector del público, durante la preselección de atletas, que es el momento en que los participantes son evaluados, clasificados y seleccionados para los premios que se entregan ese mismo día, durante un show armado como un espectáculo para el público que incorpora algunos elementos que no están presentes en esta oportunidad, pensada si se quiere, como un poco más íntima. Competidor asustado Esa es tuya Pablo, esa es tuya Tensión en los grupos del público aumenta durante las poses de mayor fuerza Se pide aplausos del público para los deportistas El jurado está sentado en la primera fila Cuerpos pintados, depilados

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

Fuerza, combate, musica, son cosas muy festejadas. También la coordinación. Rutina clase de Step. Rutina, diversidad musical Golpe de tabla, fuerza, potencia, festejado Señores, si esto no es fisiculturismo, no se donde está.

42

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Anexo 2
Aproximación visual al fisiculturismo
La Antropología Visual es una práctica difícil de precisar, con límites poco claros y fronteras difusas. Para algunos, sería una sub-disciplina al interior de la Antropología, determinada por la utilización de medios audiovisuales en el registro de una investigación etnográfica. En este sentido, la Antropología Visual estaría ligada fuertemente a la producción de documentales con uso educativo e investigativo. Aunque también hay quienes sostienen que esta producción documental podría tener énfasis mas bien estéticos, pero de interés antropológico. Según otros, el ámbito de la Antropología Visual tendría dimensiones mayores, en tanto se preocupa principalmente de las imágenes interculturales, en donde una cultura representa a otra por medio de distintos soportes visuales. Dichos soportes varían de acuerdo a la época, pasando del trazo manual sobre papel, a la mediación mecánica en la producción-reproducción de la imagen en fotografía, cine y video; expresando de esta manera, las condiciones técnicas de cada periodo. (www.antropologiavisual.cl) Les presento el análisis de una serie de fotos extraídas de publicaciones fisiculutristas, las que use a modo de recorrido etnográfico visual para mostrarles cosas que el cuerpo expresa que resultan muy difíciles explicar con las palabras, pero infinitamente esclarecedoras para entender la manera de ser culturista. Pido disculpas por el reduccionismo de la comparación y quiero aclarar que la proximidad a la gente que permite un recorrido etnográfico verdadero no tiene absolutamente nada que ver con la aproximación a fotografías que como descubrirán, están ya cargadas de significados y tienen mensajes específicos para un público también específico. Pero vale aquí a los fines del análisis.

43

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

44

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Los dirigentes de las asociaciones internacionales de fisiculutrismo son atletas retirados que tienen un gran capital simbólico en las prácticas, ya sa por el capital físico acumulado durante su actividad, o por el carácter empresarial y de representación que esto les confiere.

Así vende el marketing internacional el estilo de vida fisiculturista. Hombres y mujeres son iguales, y se asocia la práctica con la salud a través de la carrera y el disfrute del aire libre. En esta imágen pareciera no existir el esfuerzo del entrenamiento culturista. En las publicaciones dirigidas al público culturista, estas imagenes evocan al publico más distanciado de los profesionales, vendiendo la fantasí que todos pueden llegar a ser así. Las pesas, barras y mancuernas son los «fierros» con los que los fisiculturistas entrenan el cuerpo. Son elementos con fuerte carga simbólica en la práctica. Se asocian directamnte a la fuerza, al crecimiento, el vigor y a la salud.

Los jueces en los campeonatos de fisiculutrismo se ubican delante, entre los atletas que en general están en una posición más elebada, y el público. Los jueces internacionales son nombrdos y fiscalizados por sus respectivas asociaciones. A nivel local los jueces se encuenan entre atletas prestigiosos o gente allegada a la práctica que sea representativo a través de sus actos.

45

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

El entrenamiento en el gimnasio, las camilla para poner el cuerpo en las mejores posiciones, y los espejos son cotidaneidades de esta práctica deportiva.

Es preciso diferenciar ente el entrenamiento con pesas fisiculutrisa y el orientado a lograr potencia muscular, como el que vemos aquí.

Así se consagran los campeones. El campeonato fisiculturista puede leerse como un rito de institución que naturaliza algunas diferencias, consagra otras cosas y comunica al atleta algunos valores sociales. Sobre este tema ver el El Fisiculturismo profesional y el ordinario, en el texto.

46

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

El músculo más simbolico de la fuerza culturista es el bíceps, y el brazo en general. Se usa para vender cantidad de productos.

El culturismo está representado en casi todos los deportes. Esta asociación es la herramienta para vender el deporte a un público cada vez más numeroso. El culturista se a comparado durante mucho tiempo a la feuerza poderosa de los animales. Hoy esta imágen ya no resulta tan representativa después de la estetización que viene creciendo en la disciplina desde los ochentas.

El momento del triunfo en la competencia deportiva está cargado de significados para el culturista que van más allá del reconocimiento público y de la valoración del propio deportista. Se inscribe en el cuerpo un poder social que lo autoriza a algunas cosas antes vedadas.

47

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

De esta manera se ven las mujeres en el fisiculturismo

La definición que puede logra el cuerpo de una mujer, como el de un hombre es pasajera, y está maximizada para las copeticiones. Estas imágnes no muestran a las mujeres de todos los días. En el culturismo se sige celebrando la feminidad en la mujer y se estigmatiza a la mujer que se aproxima al hombre en sus formas.

Este es el prottipo de feminidad en la imagen de los hombres y mujeres culturistas. Dista mucho de las formas que vemos hacia la izquierda.

La mujer es concebida y moldeada por el hombre. Los mecanismos de contro social de las diferencias sexuales actúan más de lo que una primera mirada pudiera observar en el culturismo.

48

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

El culturismo se piensa también en la adultéz, en esta dirección se asocia directamten con la longevidad y elplacer de poder esta en forma.

Siempre se asocia la práctica culutrista con el estilo de vida saludable y el aire libre en el lenguaje biomédico. No siemre ocurre lo mismo en el deporte de nivel profesional, donde los objetivos de salud, se quiebran ante la alienación del sistema social que lleva a la búsqueda de «ganar a cualquier precio». Por toro lado, la imagen es ilustrativa delorden subalterno que opcupa la muejre en relación al hombre: está apoyada en él, como un objeto frágil y de cuervas perfectametne consumibles; al tiempo que el hombre se muestra como una columna férrea que sostiene a la mujer. Imagen del culturista profesional que marca las tendencias en las prácticas. Existe una gran distancia entre profesionales y no profesionales. La representatividad de los atletas con alto cpital simbóico se usa para marcar direcciones. En este caso se venden productos de nutrición.

49

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

50

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Anexo 3
Evolución de la concepción estética del cuerpo masculino
Las fotografías que a continuación se reproducen fueron extraídas de la obra de David Leddieck.

51

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

52

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

SIGLO XIX

Eugène Durieu, Nu masculin debout, 1854

Anonymous, Eugene Sandow, 1890

Anonymous, Collectión Athlètique, 1890

Eugène Durieu, Nu masculin debout, 1854

Max Koch/Otto Rieth, Der Act, 1895

Eadweard Mubridge, AnimalLocomotion, Plate 113, 1887

53

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

1920 - 1940

Edward S. Curtis, The Bowman, 1915

Paul Martin, Hackenschmidt, Russian Wrestler, 1910

Anonymous, Eugene Sandow, 1900

Wilhelm von Gloeden, 1900

Anonymous, 1910

Theodor Hey, 1900

54

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

1940 - 1960
Clifford Coffin, Robert Bishop, 1954

Russ Warner, Steve Reeves, 1947

Tony Lanza, Steve Reeves, 1947 (arriba, derecha)

Clifford Coffin, Robert Bishop, 1954

Anonymous, French Bodybuilders Competition, 1955

Bruce of Los Angeles, late 1940

Steve Revere, 1950

55

Cátedra: Sociología

-

Fernando Pequeño

-

UNSa - 2002

1960 - 1980

Bruce of Los Angeles,1950

Wolfgang von Wangenheim, Aus der Serie Schwarz, 1976

Wolfgang von Wangenheim, Aus der Serie Schwarz, 1976

Dianora Niccolini, The Bodybiulder, from the series Male Nude, 1975

Dianora Niccolini, The Bodybiulder, from the series Male Nude, 1975

56

Aproximación antropológica al deporte y al cuerpo. La identidad fisiculturista.

Después

1980

Robert Mapplethorpe, Thomas, 1986

Ernestine, Ruben, Hunks, 1989

Patrick Sarfati, Starfish, 1990

Jim French, Jhon Pruitt, Splash, 1985

Bruce Weber, Brett - Adirondack Park, 1997

57

Blake Little, Andrew, Profile, 1995

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful